ESPAÑA, DEL ABSOLUTISMO AL LIBERALISMO (1814-1845

)

Ya vuelto a España, en marzo de 1814, Fernando VII fue acogido con enormes esperanzas por un pueblo que, además de ver en él la encarnación de los ideales por los que había luchado contra los franceses, creía que su rey (el ‘Deseado’) le proporcionaría paz, orden y bienestar. Pero la situación del país no permitía augurarlo: estaban arruinadas las fuentes de riqueza y anulado el comercio exterior; no había posibilidad de obtener recursos en Hispanoamérica, tanto porque España acababa de perder su flota como porque las colonias se hallaban en conflicto abierto con la metrópoli; la deuda pública había aumentado de 7.000 a 12.000 millones de reales. Restauración del absolutismo (Sexenio absolutista, 1814 – 1820)

·

Apenas llegado a España, el Congreso Nacional le hizo saber a Fernando VII que no sería reconocido rey de los españoles si no juraba la Constitución de 1812. Ante tal situación, Fernando VII no sólo dejó de cumplir esta disposición, sino que, por deseo propio, varió el itinerario trazado para su entrada en Madrid, yendo a Valencia por Zaragoza, en vez de seguir el camino de la costa.

En Valencia, se reunió con diputados absolutistas que le presentaron un escrito (? el ‘Manifiesto de los Persas’, aludiendo a una costumbre de los antiguos persas por la cual se toleraba la anarquía durante cinco días después de la muerte del soberano) que reconocía la monarquía absoluta y el derecho divino del monarca.

El 4 de mayo de 1814, Fernando VII suscribió un Real Decreto en el cual se derogaba todo lo legislado en Cádiz y se decretaba la nulidad de las disposiciones de los regentes y de las Cortes. De este modo, su gobierno se limitó a restaurar el Antiguo Régimen -la sociedad y el mecanismo de gobierno anteriores a 1808-, de acuerdo con el punto de vista de los conservadores.

Se siguió una política de represión y de venganza contra todo sospechoso de liberalismo o simpatía a la obra de las Cortes: los jefes liberales fueron condenados por no someterse a la autoridad del soberano.. Fernando VII resucitó el antiguo sistema de gobierno y escogió a sus ministros en función de sus posiciones reaccionarias. grupo de individuos allegados al monarca que constituían una verdadera organización paralela de gobierno (don Antonio Ugarte. La pésima situación económica en que dejó a España la pérdida de sus colonias americanas. Además de los militares. produjo además un malestar creciente entre la burguesía de negocios. El verdadero gobierno del país era llevado por la camarilla del rey.). : Los militares. que después de la guerra de la Independencia. se consideraron relegados (además. numerosos intelectuales que habían estado prisioneros en Francia establecieron numerosas logias masónicas en España (? La masonería siempre había estado opuesta a la Iglesia y al gobierno absolutista). Sólo Martín Garay fue competente (? era un liberal al que apelaron los absolutistas para sanear las finanzas. el canónigo Escoiquiz. . estaban impregnados ya de la mentalidad liberal y de la sensibilidad romántica. Se restauró el Tribunal de la Inquisición y el restablecimiento de los jesuitas en España. tan dada a las conspiraciones). considerados como indispensables para mantener la seguridad de la monarquía y de la Iglesia. su misión se vio seriamente dificultada).. pero dada la crisis que atravesaba el país.

La nobleza y el clero no . Napoleón reconoce a Fernando VII como rey de España. que entra el 22 de marzo de 1814 camino de Valencia con el apoyo general de la población y recibe de la mano de un grupo de diputados afectos al rey. el llamado Manifiesto de los Persas que representa una declaración en favor de la restauración absolutista. Problemas derivados del Antiguo Régimen: Se mantienen los privilegios. Cuando Fernando VII regresó existían en el país gravísimos problemas que sólo una reforma enérgica habría podio resolver. Ruina de la agricultura y paralización del comercio con América. las Cortes se reúnen en Madrid en octubre de 1813. Durante la guerra los altos cargos del ejército dejan de estar en manos de la nobleza. La incapacidad para encontrar soluciones se convirtió en un lastre que arrastró el país durante su historia contemporánea. La Restauración de Fernando VII El Tratado de Valencia (11-12-1813) restituyó en el trono a Fernando VII a cambio de romper la alianza con los ingleses. Poco después. Problemas derivados de la guerra: Económicos: Descenso demográfico y hambre. Este ejército tendrá gran influencia en la historia posterior. También en ellas se produjo un vació de poder debido al cual se forman juntas que dependen de la Junta Central.SUCESOS 1814 Y 1815 EN ESPAÑA RESTAURACIÓN ABSOLUTISTA EN ESPAÑA Tras la Guerra de la Independencia. Los dirigentes proceden de las clases populares. Favoreció la independencia de las colonias americanas. Cuando la Junta Central se disuelve se inician movimientos separatistas para alcanzar la independencia. Favoreció la formación de un ejército liberal.

como nunca. Aislamiento español en Europa (? Inglaterra y Francia no estaban de acuerdo con la política represiva en España). . Caída del Antiguo Régimen (Trienio liberal. 1820-1823) La opinión liberal. Problemas políticos: Se produce una progresiva radicalización del enfrentamiento entre absolutistas y liberales.pagan impuestos. hizo avances enormes en los años que van desde éste al de 1820. No se hace una reforma fiscal y esto dificulta la industrialización. La acción de las logias masónicas se hace. Pérdida de Chile. desprestigiada en 1814. Este proceso de enfrentamiento da nombre a las tres etapas del reinado de Fernando VII: Oposición al régimen Movimientos independentistas en las colonias americanas: Fernando VII (sin tropas nacionales) pidió la intervención de la Santa Alianza sin éxito (? se debilita la posición española a nivel internacional). porque el equilibrio financiero sólo se puede mantener reduciendo los presupuestos. Abolición de la trata de negros. Nueva Granada y parte de Venezuela. intensa y eficaz.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful