Está en la página 1de 17

ES

ES ES
COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS

Bruselas, 5.2.2009
COM(2009) 40 final

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL


CONSEJO

relativa a un Plan de acción de la Comunidad Europea para la conservación y


gestión de los tiburones

{SEC(2009) 103}
{SEC(2009) 104}
{SEC(2009) 106}

ES ES
COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL
CONSEJO

relativa a un Plan de acción de la Comunidad Europea para la conservación y


gestión de los tiburones

1. INTRODUCCIÓN

Prevalece la idea de que los tiburones son los depredadores supremos de mares y
océanos. Y sin embargo, se trata en realidad de especies muy vulnerables, cuyas
poblaciones están experimentando un declive importante y, en algunos casos, se
enfrentan a una amenaza real de extinción en las aguas de la UE.

Desde un punto de vista biológico, los tiburones, rayas y quimeras –denominados


colectivamente condrictios– se reparten en dos grandes grupos: elasmobranquios y
quimeras, e incluyen más de mil especies1. Se encuentran en todos los mares y
océanos, y en particular en el Océano Atlántico septentrional, donde se concentra
más del 50 % de las capturas efectuadas por buques comunitarios.

Aun cuando la pesca del tiburón siga representando un porcentaje limitado de la


producción mundial, viene experimentando un rápido crecimiento desde mediados de
los ochenta. Esta tendencia se ha debido a una mayor demanda de productos
obtenidos del tiburón (sobre todo aletas, pero también carne, piel, cartílagos, etc.),
especialmente en los mercados asiáticos, y se ha visto propiciada por varios factores,
entre ellos los avances en tecnología, transformación y comercialización de la pesca
y la reducción de otras poblaciones de peces. Todos estos elementos han contribuido
a convertir a los tiburones en un recurso pesquero más valioso. Entre 1984 y 2004,
las capturas mundiales de tiburones pasaron de 600 000 a más de 810 000 toneladas
métricas.

Las poblaciones de tiburones son particularmente vulnerables a la pesca no


reglamentada e intensiva, dadas sus particulares características biológicas. Su bajo
potencial reproductor y la baja capacidad de aumento de la población se traducen en
una capacidad limitada de recuperación tras un período de sobrepesca u otra
incidencia negativa. Por consiguiente, y a fin de garantizar su explotación sostenible,
resulta necesario un marco estable y eficaz para la gestión de la pesca del tiburón.

Existen ya actuaciones a nivel internacional para garantizar una gestión coordinada


de la pesca del tiburón.

En el marco del Código de Conducta para la Pesca Responsable, la FAO adoptó en


1999 el Plan de Acción Internacional para la conservación y la ordenación de los
tiburones (PAI Tiburones). Este plan de la FAO no es vinculante, pero se propone
ofrecer a todos los Estados afectados un punto de referencia y unas orientaciones

1
Salvo que se especifique otra cosa, se entenderá que las referencias a «los tiburones» contenidas en el
presente documento cubren todas las especies de la clase Chondrichthyes.

ES 2 ES
para diseñar sus propios planes de conservación, gestión y explotación sostenible a
largo plazo de los tiburones.

Pese a la importancia de la pesca del tiburón para las flotas comunitarias, dicha pesca
no está sometida a un marco de gestión global a nivel comunitario. A lo largo de los
años, se han ido adoptando varias medidas destinadas directa o indirectamente a la
conservación y gestión de los tiburones. No obstante, parece que debe reforzarse el
abanico de medidas existentes para permitir la recuperación de numerosas
poblaciones mermadas que son objeto de pesca por la flota comunitaria dentro y
fuera de las aguas de la CE. Además, dado su compromiso con la pesca sostenible y
su peso a nivel internacional, la Comunidad debe asumir un papel de liderazgo en la
elaboración de políticas cuyo objetivo sea la explotación racional de los condrictios.

Resulta, por lo tanto, oportuno y adecuado desarrollar y aplicar a nivel de la CE una


política global, eficaz e integrada y un marco regulador de la pesca del tiburón.

La presente Comunicación establece un Plan de acción al respecto. Presenta el


trasfondo en el que se ha redactado el Plan, esboza los principios básicos en los que
se basa y describe sus principales elementos. El cuadro que figura en el anexo
presenta una panorámica de las acciones previstas.

El Plan se apoya en las enriquecedoras aportaciones efectuadas por las partes


interesadas con motivo de una consulta pública e institucional que concluyó en
marzo de 2008 y está respaldado por el análisis presentado en la evaluación de
impacto aneja. En consonancia con los requisitos del Plan de acción internacional de
la FAO, acompaña a la Comunicación y al Plan de acción un informe de evaluación
sobre los tiburones, que se presenta en anexo como documento de trabajo de los
servicios de la Comisión.

2. SITUACIÓN ACTUAL

2.1. La pesca del tiburón en la CE

2.1.1. Atlántico Norte

El Atlántico Norte incluye varias pesquerías de tiburón importantes, en aguas bajo


jurisdicción tanto de la UE como de terceros países (Noruega, Islas Feroe, etc.), así
como en aguas internacionales reguladas por distintas Organizaciones Regionales de
Ordenación Pesquera (OROP). Figuran entre ellas las pesquerías de tiburón y raya en
aguas someras de Europa nororiental, las pesquerías demersales y de profundidad
media del Atlántico nororiental y las pesquerías de tiburón de aguas profundas (la
gran pesquería pelágica tropical se examina por separado en la sección siguiente).
Los buques de la UE capturan unas 56 000 t de elasmobranquios en esta región
(Atlántico noroeste y noreste, incluido el Mediterráneo), que consisten
principalmente en rayas y pequeños tiburones demersales, con capturas de grandes
tiburones pelágicos relativamente escasas.

Uno de los principales problemas que plantea la gestión del tiburón en esta zona es el
carácter mixto de las pesquerías demersales, que dificulta la adopción de medidas
específicas para proteger a los tiburones que no tengan sensibles consecuencias para
las demás especies capturadas. Además, la considerable sobrecapacidad de las flotas

ES 3 ES
que capturan rayas y tiburones pequeños como captura accesoria en la pesca
demersal constituye también una causa importante de los problemas de gestión
planteados en la zona.

2.1.2. Atlántico central y meridional

Pesquerías de tiburón pelágico en el Atlántico central: Siendo las especies objeto


principal de pesca el atún y el pez espada, estas pesquerías de superficie de atún, y en
cierta medida la captura accesoria más importante, el tiburón pelágico, son
gestionadas por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico
(CICAA). Aun cuando las redes de cerco y los artes de caña y línea rara vez capturan
tiburones, los palangreros de superficie tienen un elevado índice de capturas, situado
en torno al 68 %, comparado con el 30 % de las especies a las que está dirigida la
pesca, es decir, el pez espada y el atún. Se capturan en total unas 31 000 t de
tiburones al año, principalmente tintoreras (Prionace glauca) y marrajos (Isurus
oxyrinchus), representando solo la tintorera el 75 % de dicho total.

Además de la del atún en esta parte del Atlántico, hay varias pesquerías costeras
explotadas por buques comunitarios en aguas bajo la jurisdicción de terceros países.
Las capturas por buques comunitarios notificadas (presumiblemente las capturas
conservadas a bordo) son relativamente modestas, pues representan
aproximadamente 2 300 toneladas anuales durante los últimos cinco años.

2.1.3. Océano Índico

Los dos grupos de especies principales encontrados en las capturas son el pez espada
(45 %; aprox. 7 000 t anuales) y el tiburón (40 %; aprox. 6 100 t anuales). Entre estos
últimos destaca la tintorera (Prionace glauca), que representa hasta el 88 % de las
capturas totales de tiburones. La otra especie importante es el marrajo (Isurus
oxyrinchus), que supone aproximadamente el 9 % de dichas capturas totales.

2.1.4. Océano Pacífico

Dos OROP gestionan la pesca del atún en el Pacífico: la CIAT en la parte oriental y
la WCPFC en las partes central y occidental. La Comunidad es parte contratante de
la segunda, pero solo tiene rango de observador en la CIAT. De 2001 a 2005, los
desembarques de tiburones se incrementaron paulatinamente, pasando de unas 400 t
a 6 100 t. Este hecho refleja un aumento de su conservación a bordo debido al
creciente potencial económico de estas especies y sus derivados en los mercados
internacionales. También se debe a la ampliación de la pesquería hacia el oeste a
partir de 2004.

Al igual que en los océanos Atlántico e Índico, la tintorera (Prionace glauca) y el


marrajo (Isurus oxyrinchus) son los tiburones pelágicos prevalentes en las capturas y
desembarques de los palangreros de superficie que operan en el Pacífico.

2.2. El mercado del tiburón en la UE

La mielga (Squalus acanthias) y la pintarroja (Scyliorhinus spp.) son especies


cubiertas por la organización común de mercados en el sector de los productos de la

ES 4 ES
pesca y de la acuicultura establecida por el Reglamento (CE) nº 104/2000 del
Consejo2 y pueden ser objeto de medidas de intervención. Entre 2005 y 2007, las
intervenciones de retirada de mielga en relación con la producción de la EU25
oscilaron entre el 0,76 % y el 1,46 %. Por su parte, las retiradas de pintarroja
crecieron del 4,04 % en 2005 al 6,54 % de la producción de la EU25 en 2007.

En lo que se refiere al comercio exterior, las importaciones de mielga y otros


tiburones (enteros, frescos, refrigerados y congelados) de la EU25 se cifraron en
19 439 toneladas en 2005, descendiendo a 18 756 toneladas en 2007. Por otra parte,
las exportaciones de mielga y otros tiburones (enteros, frescos, refrigerados y
congelados) de la EU25 se incrementaron de 696 toneladas en 2006 a 2 704 en 2007.

2.3. Marco legislativo aplicable a los tiburones en la UE

Los tiburones son recursos acuáticos vivos y, por lo tanto, el Plan comunitario entra
en el ámbito de aplicación de la política pesquera común (PPC), según se define en el
artículo 1 del Reglamento (CE) n° 2371/2002 del Consejo, de 20 de diciembre de
2002, sobre la conservación y la explotación sostenible de los recursos pesqueros en
virtud de la política pesquera común.

Existe ya legislación comunitaria que regula la gestión de la producción, las medidas


técnicas, el control, la política de flotas y la política comercial, que podría garantizar
eficazmente la utilización sostenible de los tiburones. Otras medidas, no destinadas
en particular a estas especies, podrían tener gran influencia sobre ellas, en especial en
el caso de los tiburones capturados accesoriamente. Estas medidas se toman en virtud
de planes plurianuales de conformidad con el Reglamento (CE) nº 1967/2006.

En términos generales, en lo que se refiere a las posibilidades de pesca de los


tiburones, son dos los tipos de Reglamento que establecen las normas relativas a su
pesca dirigida y como captura accesoria:

a) Reglamentos bienales del Consejo por los que se determinan las posibilidades de
pesca por los buques comunitarios de ciertas poblaciones de peces de aguas
profundas cada dos años, referidos a las aguas de la UE y de la CPANE (Comisión
de Pesquerías del Atlántico del Nordeste);

b) Reglamentos anuales del Consejo por los que se determinan las posibilidades de
pesca de determinadas poblaciones y las condiciones asociadas, aplicables en aguas
comunitarias y, en el caso de los buques comunitarios, en las aguas en las que existen
limitaciones de pesca, incluidas las administradas por la CPANE, la NAFO y la
CCAMLR.

Además, el Reglamento (CE) nº 2347/2002, de 16 de diciembre de 20023, establece


las modalidades específicas de acceso y otras condiciones aplicables a la pesca de
poblaciones de aguas profundas, incluida una amplia variedad de tiburones.

2
Reglamento (CE) nº 104/2000 del Consejo, de 17 de diciembre de 1999, por el que se establece la
organización común de mercados en el sector de los productos de la pesca y de la acuicultura (DO L 17
de 21.1.2000).
3
DO L 351 de 28.12.2002.

ES 5 ES
El Reglamento (CE) nº 1185/2003 del Consejo4 prohíbe e impide la práctica del
«cercenamiento», consistente en cercenar las aletas de los tiburones y arrojar al mar
el resto del cuerpo, disponiendo que el peso de las aletas que se conserven de la
captura no sea en ningún caso superior al peso teórico de las aletas que corresponda a
las partes restantes de los cuerpos que se hallen a bordo, o que hayan sido
transbordados o desembarcados. Para garantizar el cumplimiento de esta obligación,
el Reglamento dispone que en ningún caso el peso teórico de las aletas pueda ser
superior en más de un 5 % al peso vivo de las capturas de tiburón.

También es importante señalar que se han dado varios pasos a nivel internacional y
en la Comunidad Europea para regular el comercio internacional de tiburones y
productos derivados del tiburón. Estos pasos se han dado bajo los auspicios de la
Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y
Flora Silvestres (CITES).

Varias especies de tiburón, en particular el tiburón peregrino (Cetorhinus maximus),


el tiburón blanco (Carcharodon carcharias) y el tiburón ballena (Rhincodon typus),
están incluidas en el apéndice II del CITES, lo que significa que su comercio está
estrictamente regulado.

Además, el peregrino y el tiburón blanco figuran en los apéndices I y II de la


Convención sobre las Especies Migratorias (CEM). El tiburón ballena figura en el
apéndice II de dicha Convención.

3. EL PLAN DE ACCIÓN

3.1. El Plan de acción de la Comunidad: propósito general, ámbito de aplicación y


objetivos operativos

El punto de referencia de este Plan de acción es el PAI-Tiburones de la FAO, cuyo


objetivo es garantizar la conservación y gestión de los tiburones y su utilización
sostenible a largo plazo en todo el mundo.

El propósito del Plan de acción comunitario es contribuir al logro de ese objetivo


general garantizando la recuperación de muchas poblaciones mermadas que son
objeto de pesca por la flota comunitaria dentro y fuera de las aguas de la CE. El Plan
de acción resume lo ya hecho y lo que todavía queda por hacer para garantizar un
marco legislativo y una política legislativa globales y coherentes para la
conservación y gestión de los tiburones dentro y fuera de las aguas de la CE.

El ámbito de aplicación del Plan de acción propuesto incluye la pesca dirigida


comercial, las capturas accesorias comerciales, la pesca dirigida recreativa y las
capturas accesorias recreativas de todos los condrictios en aguas de la CE. También
incluye cualquier pesquería cubierta por actuales o futuros acuerdos y asociaciones
entre la Comunidad Europea y terceros países, así como las pesquerías de alta mar y
las que cuentan con OROP que las gestionan o emiten recomendaciones no
vinculantes fuera de las aguas de la CE.

4
DO L 167 de 4.7.2003, p.1.

ES 6 ES
El Plan de acción persigue los tres objetivos específicos siguientes:

(a) aumentar los conocimientos tanto sobre la pesca del tiburón como sobre las
especies de tiburones y su función en el ecosistema;

(b) garantizar que la pesca dirigida al tiburón resulte sostenible y que las capturas
accesorias de tiburones resultantes de otros tipos de pesca estén adecuadamente
reguladas;

(c) fomentar un planteamiento coherente entre la política comunitaria interior y


exterior con respecto a los tiburones.

3.2. El Plan de acción comunitario: principios rectores y acciones principales

3.2.1. Una estrategia gradual para abordar los problemas relacionados con los tiburones
apoyándose en datos científicos sólidos

Como principio general, la pesca de peces cartilaginosos debe gestionarse, como


cualquier otra, de acuerdo con sólidos dictámenes científicos. Sin embargo, dadas las
características biológicas y ecológicas específicas de la mayor parte de las especies
de estos peces, su gestión exige más cautela. Las medidas de ejecución deben
basarse, pues, en el principio de precaución descrito para la gestión de la pesca con
base monoespecífica en la Comunicación de la Comisión COM(2000) 803 final5.

Conviene señalar que el grupo de trabajo sobre los tiburones (WGEF) del CIEM va a
llevar a cabo la evaluación de la situación de las poblaciones de las principales
especies en el periodo 2007-2009. Dado que los resultados de estas evaluaciones
servirán de base para cualquier actuación futura en relación con poblaciones
concretas, no será posible aplicar simultáneamente todas las acciones deseables en
relación con la conservación de los tiburones.

Además, toda vez que está viendo la luz un volumen creciente de datos científicos y
de vigilancia, parece prudente abogar por un planteamiento gradual. En lo que a esto
se refiere, conviene señalar que, mediante su Decisión de 6 de noviembre de 2008, la
Comisión adoptó un programa comunitario plurianual en virtud del Reglamento (CE)
n° 199/2008 del Consejo relativo al establecimiento de un marco comunitario para la
recopilación, gestión y uso de los datos del sector pesquero, que incluye el caso de
los tiburones dentro de los planes de muestreo para la recogida de datos (poblaciones
del grupo 1).

En lo que se refiere a la prohibición del cercenamiento, existe un posible riesgo de


que los Estados miembros de la CE eludan el Reglamento correspondiente aceptando
justificaciones demasiado generales de la necesidad de separar la transformación a
bordo de las aletas de los tiburones y de las demás partes de los mismos. Por
consiguiente, parece adecuado reforzar y aclarar los elementos de la justificación
prevista en el artículo 4, apartado 2, del Reglamento (CE) nº 1185/2003.

5
Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo - Aplicación del principio de
precaución y mecanismos plurianuales de determinación de los TAC. COM(2000) 803 final.

ES 7 ES
En este contexto, la Comisión ha tenido también en cuenta otros elementos
pertinentes, tales como las recomendaciones de expertos internacionales sobre el
tema, según las cuales el Reglamento sobre el cercenamiento, para resultar eficaz y
práctico, debe imponer el desembarque de los tiburones con sus aletas sin cercenar,
así como las respuestas a la consulta abierta puesta en marcha por la Comisión sobre
el proyecto de Plan de acción comunitario.

3.2.2. Hincapié en la cooperación regional

Algunas especies de tiburones son altamente migratorias y están presentes en vastos


territorios en aguas internacionales. Por ello, la responsabilidad de gestionar la pesca
de estas poblaciones debe recaer principalmente en las correspondientes
Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera. Estos organismos son los que
deben determinar las medidas adecuadas para las aguas bajo su responsabilidad. Por
tanto, es importante respaldar su trabajo en lo que a esto se refiere, reforzar las
OROP ya existentes y colaborar en la rápida creación de otras nuevas en las zonas
aún no cubiertas.

Existen actualmente pocas recomendaciones vinculantes para la gestión de los


tiburones adoptadas por OROP de las que sea parte contratante la Comunidad. En los
casos en los que no existen recomendaciones o no está previsto ningún plan de
gestión, la Comunidad debe instar a los comités científicos correspondientes a
elaborar propuestas que permitan mejorar la disponibilidad de datos y efectuar
evaluaciones preliminares.

Un componente esencial del Plan de acción comunitario es consolidar las funciones


de las OROP en su política de gestión de la pesca, contribuyendo a garantizar que sus
respectivos comités científicos aporten dictámenes altamente cualificados. En la
medida en que no existan recomendaciones y dictámenes claros en materia de
gestión de los tiburones facilitados por las OROP, el presente Plan de acción se
centraría principalmente en mejorar el conocimiento tanto de la pesca dirigida al
tiburón como de las capturas accesorias de los mismos. Por lo tanto, la Comunidad
seguirá trabajando con las OROP y respaldando sus esfuerzos por obtener datos
sobre los tiburones y adoptar las medidas de gestión adecuadas.

La prohibición de las prácticas de cercenamiento contenida en el Reglamento (CE) nº


1185/2003 se aplica a todos los tipos de pesca en aguas de la CE y a todos los buques
comunitarios que faenan en aguas no comunitarias. Además, en los últimos años
dichas prácticas han quedado prohibidas en la mayor parte de las OROP competentes
en cuestiones de conservación de los tiburones. A menudo estas prohibiciones han
sido aprobadas sobre la base de propuestas comunitarias respaldadas por otras partes.

Las normas correspondientes adoptadas por las OROP prohíben el cercenamiento de


las aletas y prevén que las partes contratantes prohíban a sus buques conservar a
bordo aletas de tiburón que totalicen más del 5 % del «peso de los tiburones a
bordo», hasta el primer punto de desembarque (en tanto que la legislación
comunitaria actual hace referencia al 5 % del «peso vivo de las capturas de tiburón»).

La Comisión seguirá trabajando para garantizar la aplicación de las medidas sobre


cercenamiento adoptadas a nivel comunitario en todos los convenios internacionales

ES 8 ES
pertinentes, incluidos en particular los de las Organizaciones Regionales de
Ordenación Pesquera.

Por último, la Comunidad tratará de mejorar la cooperación internacional a través de


la CEM y la CITES a fin de controlar la pesca y el comercio de tiburones.

3.2.3. Un marco de actuación integrado

La Comisión entiende que la adecuada gestión de los tiburones exige un conjunto


integrado de diferentes medidas de insumo/consumo y técnicas. Globalmente, el
contenido que se propone para el Plan de acción comunitario se ha estructurado de
conformidad con el apéndice A del Plan de Acción Internacional de la FAO para la
conservación y la ordenación de los tiburones (PAI-Tiburones).

El Plan de acción incluirá medidas encaminadas a mejorar la recogida de datos y los


dictámenes científicos, medidas técnicas y de gestión y otras de fortalecimiento del
control de la prohibición del cercenamiento. Se aplicarán a nivel de la Comunidad y
de los Estados miembros y la Comunidad tratará de que sean respaldadas por todas
las OROP pertinentes.

3.3. Conclusiones

El Plan de acción propuesto contiene una amplia gama de medidas jurídicas y


políticas, que incluyen la modificación de algunos reglamentos existentes. Parte de
estas medidas puede aplicarse a nivel de la Comunidad, mientras que otras precisan
de actuaciones a nivel de Estado miembro o deben ser respaldadas por distintas
OROP. Además, el Plan de acción prevé tanto acciones que pueden llevarse a cabo
de inmediato como otras que exigen un compromiso a largo plazo y deben basarse en
los datos y dictámenes científicos de que se vaya disponiendo progresivamente. En
consecuencia, el calendario de ejecución del Plan dependerá de las aportaciones de
todas las partes implicadas. La Comisión presenta el presente Plan de acción al
Consejo y al Parlamento y les insta a respaldar las actuaciones propuestas.

ES 9 ES
Plan de acción para los tiburones

Objetivo específico

Profundizar los conocimientos tanto sobre la pesca del tiburón y las especies de tiburones como
sobre su función en el ecosistema.

Objetivo Nivel de Acción Parte Calendario


actuación responsable

Contar con Nivel Aumentar la inversión en Comisión, Aplicación


datos comunitario: recogida de datos sobre Consejo y gradual para
cuantitativos y los tiburones en los Estados obtener
biológicos lugares de desembarque y miembros resultados
fiables y las industrias de concretos a los
detallados por transformación y tres años.
especie sobre comercialización.
las capturas y
los Establecer sistemas que
desembarques, permitan verificar la
así como con información sobre
datos sobre el capturas por especie y por
comercio para pesquería.
las pesquerías
de prioridad Imponer una cobertura
media y alta. representativa de los
buques pesqueros
comunitarios por
observadores a bordo para
los buques de más de
24 m y con cifras
recientes de capturas
accesorias de más de un
10 % a 15 %
(dependiendo de la
pesquería) de tiburones en
la captura total.

Para todas las flotas de Aplicación


aguas distantes no gradual para
afectadas por la anterior obtener
medida, pero que pescan resultados
tiburones como capturas concretos para
accesorias, imponer una 2013.
cobertura por
observadores de al menos
el 10 % para 2013.

Para las pesquerías de

ES 10 ES
aguas someras de alta
prioridad en el Atlántico
nordeste, imponer un
régimen piloto de
observadores (p. ej., del
orden de 25 observadores)
para 2013.

Garantizar que todos los Aplicación


desembarques y el gradual para
comercio de aletas, carne obtener
y aceites de tiburón se resultados
registren separando estos concretos a los
elementos y, cuando sea tres años.
posible, a nivel de
especie, en las pesquerías
principales y para las
especies principales.

Medidas que Fomentar la mejora de los Comisión, Aplicación


deben datos sobre capturas y Consejo, gradual
promoverse en desembarques por Estados
las especies y la vigilancia de miembros y
Organizaciones las capturas de tiburones OROP
Regionales de por pesquería.
Ordenación
Pesquera: Mejorar, en cooperación
con la FAO y los
organismos de ordenación
pesquera pertinentes, la
vigilancia y notificación
de las capturas, capturas
accesorias, descartes y
datos sobre el mercado y
el comercio internacional,
a nivel de especie cuando
sea posible.

Solicitar a través de la
FAO o de las
Organizaciones
Regionales de Ordenación
Pesquera, cuando proceda,
que estas organizaciones
elaboren y apliquen unos
planes regionales para los
tiburones, junto con
medidas asociadas para
facilitar la identificación y
vigilancia de las especies,
según se solicita en el

ES 11 ES
PAI-Tiburones, para
mediados de 2009, a fin
de poder informar a la 15ª
reunión de la Conferencia
de las Partes de la CITES.

Fomentar la
determinación y
notificación de datos
biológicos y comerciales
por especies, al menos
para las especies
principales.

Fomentar una cobertura


representativa en los
buques pesqueros por
observadores a bordo para
los buques de más de
24 m que pescan en alta
mar y con cifras recientes
de capturas accesorias de
más de un 10 % a 15 %
(dependiendo de la
pesquería) de tiburones en
la captura total.

Para todas las flotas no


afectadas por la anterior
medida, pero que pescan
tiburones como capturas
accesorias, fomentar una
cobertura por
observadores de al menos
el 10 % para 2013.

Nivel de Vigilar las capturas Estados


Estado recreativas y distinguir miembros
miembro: entre la mortalidad por
pesca ejercida por la pesca
recreativa y comercial.

Estar en Nivel Potenciar los programas Comisión, Aplicación


disposición de comunitario y de investigación de la Consejo, gradual para
vigilar y evaluar de OROP: Comunidad y las OROP Estados obtener
con eficiencia para facilitar la miembros y resultados
las poblaciones recopilación de datos, la OROP concretos a los
de tiburones a vigilancia y la evaluación tres años.
nivel de especie de las poblaciones a nivel

ES 12 ES
y elaborar de especie.
estrategias de
explotación
conformes con
los principios de Nivel de Desarrollar los Estados Aplicación
sostenibilidad Estado conocimientos técnicos miembros gradual
biológica y uso miembro: nacionales
económico
racional a largo
plazo.

Mejorar y Nivel Facilitar la sensibilización Comisión, Aplicación


elaborar marcos comunitario y consulta de las partes Estados gradual
para el interesadas en la gestión miembros y
establecimiento de los tiburones y mejores partes
y la prácticas asociadas a fin interesadas
coordinación de de reducir las capturas
una consulta accesorias no deseadas a
efectiva de las través de los programas de
partes los Consejos Consultivos
interesadas en Regionales (CCR).
las iniciativas de
investigación,
gestión y
educación. Nivel de Instar a los Estados Comisión y
Estado miembros a permitir el Estados
miembro acceso público a los datos miembros
agregados pertinentes
referidos a las flotas y a la
información sobre la
pesca del tiburón,
protegiendo siempre el
derecho a la
confidencialidad.

Poner en marcha Estados


programas educativos miembros
destinados
específicamente a dar a
conocer a los pescadores y
al público los programas
de conservación relativos
a los tiburones y rayas y
las restricciones vigentes.

Objetivo específico

Garantizar que la pesca dirigida al tiburón sea sostenible y que las capturas accesorias de
tiburones resultantes de la pesca de otras especies estén adecuadamente reguladas.

ES 13 ES
Objetivo Nivel de Acción Parte Calendario
actuación responsable

Ajustar las Nivel Limitar o prohibir las Comisión, Aplicación


capturas y el comunitario: actividades de pesca en Consejo y gradual para
esfuerzo zonas que se consideran Estados obtener
pesquero a los sensibles para las miembros resultados
recursos poblaciones concretos a los
disponibles, amenazadas. tres años.
prestando
particular – Limitación más
atención a las estricta del esfuerzo
pesquerías de pesquero por las
alta prioridad y pesquerías
a las pertinentes.
poblaciones de
tiburones Nivel Establecer límites de Comisión, Aplicación
vulnerables o comunitario y capturas para las Consejo, gradual
amenazadas. de poblaciones de Estados
Organizaciones conformidad con los miembros y
Regionales de dictámenes del CIEM y de OROP
Ordenación las OROP pertinentes.
Pesquera:
Prohibir todos los
descartes de tiburones a
medio o largo plazo y
exigir que se
desembarquen todas las
capturas (incluidas las
accesorias). Los tiburones
capturados
accesoriamente que
tengan alguna posibilidad
de sobrevivir deben
devolverse al mar.

Incrementar la
selectividad para reducir
las capturas accesorias.

Establecer vedas
espaciales y temporales en
zonas en las que abunden
los juveniles o
reproductores,
especialmente en el caso
de especies vulnerables o
amenazadas.

Promover programas y
análisis para ajustar el

ES 14 ES
esfuerzo pesquero a nivel
internacional.

Establecer programas de
reducción de las capturas
accesorias para las
especies de tiburones
consideradas «en peligro
crítico» o «en peligro» por
las organizaciones
internacionales
pertinentes.

Favorecer la cooperación
internacional en la CEM y
la CITES con vistas a
controlar la pesca y el
comercio de tiburones.

Examinar el posible
impacto de los
mecanismos de mercado
sobre las medidas de
conservación, también
para las especies de
tiburones en el marco de
la evaluación en curso de
la organización común del
mercado de productos de
la pesca y la acuicultura.

Minimizar los Nivel Confirmar la prohibición Comisión, Aplicación


residuos y los comunitario y de las prácticas de Consejo y inmediata, tras
descartes de las de cercenamiento6. Como Estados la recepción de
capturas de Organizaciones regla general, se prohibirá miembros las
tiburones Regionales de cercenar las aletas de los conclusiones
exigiendo la Ordenación tiburones a bordo y del Consejo y
conservación de Pesquera: transbordar o desembarcar el PE.
los tiburones aletas de tiburón. Las
cuyas aletas se excepciones a esta regla
cercenan y tendrán que justificarse
reforzar las plenamente aduciendo
medidas de motivos sólidos y
control. objetivos y documentarse
antes de que el Estado
miembro expida el
permiso especial. Los
Estados miembros no

6
Práctica consistente en cercenar las aletas de los tiburones y arrojar al mar el resto del tiburón.

ES 15 ES
expedirán permisos
especiales a los buques
que no cumplan esta
condición.

Estudiar una posible


revisión de la regla del
5 % exigiendo que el peso
de las aletas no supere en
ningún caso el 5 % del
peso de la canal limpia
(eviscerada y
descabezada) de las
capturas de tiburón. No
obstante, los Estados
miembros que hayan
establecido y aplicado
programas de recopilación
de datos que permitan
demostrar que dicho
porcentaje puede
incrementarse en
determinados casos,
podrían autorizar hasta un
porcentaje
correspondiente al 5 % del
peso vivo de las capturas
de tiburón.

En el caso de los buques


de los Estados miembros
que estén exentos de la
obligación de
desembarcar tiburones
con aletas, introducir la
obligación de
desembarcar las aletas y
las canales de tiburón al
mismo tiempo y en el
mismo puerto.

ES 16 ES