Está en la página 1de 148
ARTURO JAURETCHE 44.399 F.O.R.J.A. ae eae ) )DECADA 7 INFAME Con un Apéndice de a“ EL SIGNIFICADO HISTORICO DE F.O.R.J.A. Hernéndez Arregui dedicé a F.O.R.J.A. un ca- pitulo de su libro “La formacién de la conciencia nacional (1930-1960)”, cuya introduccién me aho- rra hacer la pequeiia historia de los origenes del movimiento, Se trata.en este caso de una simple relacién de hechos objetivos y ajenos al juicio del escritor en cuanto a la critica historica. Ganaremos = tiempo reproduciéndola para los fines que el edi- tor persigue, al pedirme este trabajo que servird de introduccién y, tal vez, de conveniente explica- cién. Tendré que pedir al lector que perdone las redundancias en que incurriré constantemente al reiterar la posicién mental de los grupos que taculizaron nuestra tarea con sus opuestas ages gandas, todas ellas servidas por el apar: : ___ blicidad, pues es indispensable en cada a _ sefialar el “clima’” mental de esa época. Dice J. J. Hemdndez Arregui: “ Yo significado es Fi Orie su Targa casera de conductor. El Yeigoyen: «Todo taller de forja parece un m que se derrumba>. Los rasgos tipificadores del movimiento son los Biguientes) 19) Un retorno.a Ia doctrina naciona- lista, aunque-vacilante, de Yrigoyen, fi ‘orden de lis conexiones: historicas tradiciones federalistas del pais, ante 2°) Retoma en su contenido originario, Tacos fdeolégicas de la{Reforma Universitaria de 2) Su pensamiento no muestra influencias oa oe argentino por sy enrai- t as ie ianeectnadedMneaal Ugar- ; Hail Haya de In Torre y el aprismo, 4) Sos- lel gobierno”. En rrientes, Arturo jeron Jaspal a la necesidad de idea de F.O.R.J.A. fue lanzada por Artus ro Jauretche y antecedia por conversuciones con viejos luchadores del radicalismo como Manuel Or tiz Pereyra, Gabriel del Mazo, Juan B. Fleitas, Ho- mero Mancione (Manz. xrez Diez, ete. A poco del movimiento: revolucionario de Bosch, y tos a la accidn politica, reunida la Convencién lacional de la U.C.R. =de la que se habla més adelante—y- que habria de levantar la abstencién revolucionaria, Luis Dellépiane tuvo una descollan- te actuacién. En tales circunstancias se lanz6 el Hamado «Manifiesto de los Radicales Fucrtess, enér- gico cnjuiciamiento a la politien de Marcelo T. de Alvear, y que puede considerarse el antecedente hist6rico inmediato de F.O.R.J.A/ En el docu- mento, dirigido « las autoridades partidarias, se ha- ‘Dldba de «connivencia de Jos falsos dirigentes con Jag fuerzas imperialistass, En una invocacién a Ta Convencién Nacional a punto de reunirse se Tefaz -..desde el 6 de scticmbre, el pais llegé a ser desembozadamente la factoria de los trusts que hha- Bian pagado ese alzamientos, A tados, Teyes 0 Sentencias por Tas cuales Se ha, Feconocida cancesiones a empresas ¢ TASS, Ry fos cradicales fuertes> se consideraban < Desitanias P acy oo sete cen ¥ guardianes de! pensamiento nacionalista de y,; ais, c prend. Boyen. El fuego se habii ‘i década>. puede entender eh eeiit fa abierto y durariy tea i una i 7 ia, desde Repiiblica al még modesto de sus “eolube, no “Duntes” de su parcoquia, sus palances, ga palanquetas. F.O.R.F. A. impl nbiéa ética do Ia politica, incomp para tun pragmatismo de cortn dl Mucho Spa: riciéa estelar del eritico, « lo que en Ia hist sefialando este fen de la absc sino mma especie de pre presente; que implica toda revolucis Esl une aparente ‘ph, ; ae a Bee Alcanza amabiemen. _ : todos modas tina al to dem li oo muestra realidad a poco 0s profetas del odio”), én del pasado en el he dicho: ‘calls ‘Yrcomo tales, na piieden de Steen sus.escalas do valores, su gto gu eatétion y go Gta. Ocarre quo cuando cl hecho revoluelondila. sap, Guce, 2 la par de los. frutos esperados apareven otney oor feet Y sorprendentes.:. Et viejo revolucionario ‘se. excuse ‘tra.cnfrentado a hechos anevos que no estaban en sus lo y termina. por ser que se adectian efectos respondia a fas hibitas: adyui We el vieio oes debe recur gongcimientos de la histor para re er que Hemindez Arregui h clasista: de epecindor doaile crey ser actor de primera F.O.R.J.A., li é del esau FS actitud do ese momento es In prucba de ela tcha que F.O-RJ.A. 90 eome thos dice vi al fuchuclor stabs ex lo profunde , pars al aire lecinientos. que reclmabs 0 silo en lo superficial, jy auc cont: debe resimare al drama del silencio, tironeady nize jy em unidalvert Be gh cordate gues poe See, deoligica de la “ Perey woes si fo combate, puts pronto cs arrasis! oligo del “in te Ua pociotin de sus adversarios ireductibles. cidir jams validez. teérica, pore lanteo de unidad naefonal para ‘ el ascenso social y nacional, (Yrigoyenismo primero, k f parave oa cora, son las criticas a lay ipa” ReJvA, y peronismo después.) Es aquelk ¥.olma el plan revanchista de los toc Lenia.y-que cito en “Prosa de Hack Eh este momento esti en riesgo de i A €l-macionalismo de las burguestas de las naciones oprimt. das, Rosa Luxemburg favorece en real nacionalismo ultra yeaccionario de los grandes ruses”. No es, desde nes #0, éstala posieiéa de Herniindez Arregui, pero su. sefialg. miento de ln posa penetraciin de F.O.R.J.4. en el cam: Po-corero podria indueir a enor al lector superficial y des. ‘prevenido. Bln minder Arregui, en su anilisis del momento histirico,-expliea que: la aceién de F.O.R.J.A. éfa sélo permeable a los estratas Sociales de clase media, fea la inmadurez del proletariado, que en ese moment afig sélo-se expresaba por un sindicalisma y partidos de impor tacién correspondientes exclusivamente a la estructura’ ure Sana_e inmigratoria de la época anterior, en lo que esthm contestes. Jorge A. Ramos y toda la izquierda nacional, deg- de ue aparece en accion. Sin embargo, F.0.R.J.A. grace vitaba. yaen Ins nuevas promociones sindicales; en la me. dida'en que esto cra posible. Reeuerdo. asi, al pasar, el Sindicato del Vidrio, uno de los mis combatives da la én, cuyo Secretario General era el fonjista Lazaro Capards, acompaiiado. por un nicleo de compaiies de la misma formaciin. A. Ejivoji, de importante sige entre los portuarios, a Pedro Amaldi y Oschipin- jetiom social, en progresién ascendents oo, ee logrado a tnedida que lq ie" oe P cionalereaba 1o¢ covdlictones dle produccién y qigeif Nn a riqueza, linpedlidas en nucstro pais stoma a do la estructura imperial ton ‘mais altos niveles sociales clentro ; tal gomo las condicione stro de Tos Benefioias de ese progreso en el seqtiie™ ¥ no solamente de los individuos cole, spaivilogiadas. No otra cosa, por un ace’ fundo, que lo que han hecho sortear los impedimentos desarrollo”. +i Aauel tiempo esto del desarrollo. tg ahora; y su modesto programe “ ba im la Ta Glvorificacién, de le pe “€l proceso inelustritl fnieas vias posibles, eo? he tbc términos la observeein: Hemindez Arregui a2 1a falta de una enuneis 2 Sigue siendo cl Tas hombres como cok Fexperimentos, © intenty ¥ medios posibles, siteras_a una eo nada al ideal, dad, No: satista- de nuestros paisanos ‘que los ideslogcs Pa rescilera ol Beento mae his Tos. paige Que obstrases los ‘ma os de la asune st ner P sido por Ia voluntad del uiés de un larga interregno de ¥ antes habianos creado destle las: colummas de periodiquito de Martinez del Castillo, ae F mas iniciaron Ie primers cam serit del esclarecimiento 8 argentines, sa peia 3a Gindolos del_vage anti-impert las izquierdas, ex perto. en. raices cancretas del mal. Nadie en esa multitid 1 ié, Me sonres, pensando de que de ha- ber pasadi columna adversaria, gran parte de ella me hubiera identificado, para agraviume. Y esa situacién pac radojal, de ser desconocido por mis amigos » conocido por Jos enemigos, me confirmé en aquellas reflexiones politicas que he dicho: antes y en la certidumbre de que una nueva Argentina de-came y hueso, estaba de pie. Muy feliz era en desapareeer con los escombrot politicos de la otra que yo habia Iuehado,por desmummbar, para preoeuparime por mi Jugar ea la nueva”, ~—— Era uno de los triunfudores, pero no estaba en la Casa dé Gobierno, sino'en la esquing: de Avenida’ de Mayo: ¥. Perd, entre Ia multitud. EV sefior Frigerio-no puede enten- deena vida politica coneebida de esti manera, Tampoco podiia entender en 1959 que quien habla sido un factor de elerta importancia en Ja victoria, se alejese el mismo. dia de Ja ‘misma, por una diferencia conceptual, Nunca pO dri entender que, ademds de las ideas, la obra de una vida anterior obliga y que hay muchas cosas més que: cuidar que-el triunfo material y sus provechos y que una docen- cia’ politiea no es una ‘carrera polities, Pero cada uno mide con su propia vara, nismo a la Union Democritica, Rogelio Frigerio al in it .y olvida deliberads Adems, testigo de la vereda de enfrente, desde el stall= SATA. ¥ podria 1 ee hacer hijos, con diate yo quiera recone Fi gg, ane confwoncia Pinoohictto sobre Ta resurreceiin Telema del comsin. Kn eva conferencia, Ia sabiduriy ahwesino x fu seuticlo bh rise a de eo ¢ terismo, para. poner en li in e und madre de la iputldad do tm recurso salvador. Tal vor y, pelle Frigerio conoceria esti toniea, cuando pretende |” Pes sisucttudo al grupo KORDA, a través de la incorpo ay pluinas de Soalibrin Ortiz y la mala al ok mig “li revista “Qué” en tan momen SU -Vidu, Dosa, Fe penton doyle Munnidad det sabi, ‘en | dis. eenOEMeS eigiones compra, (¥ con. en FORA, ni ol rs =posieiin del Se gros no colabora- eee la escena politica ha- t hacia a dar el ivucl- a los dispemos y ir tas bases del pen samiento nacional momentineamente en derrota, ante el es truendo vietoriso. del c « y fublstas, en to atrés all pensanilento an os ideolégics de nacionalistas lie tativa de hagerle dar un’ sale ntine, No salimos a defender un partido politico determinado, aunque ello resultara de los hechos cancretos, sino k bases del pensamiento al en peligro, Ahi estin las pig 45” y “El Lider”, Sravitacidn © importancia circunstancial tampoco sé le comprender si no se comprende aquel memento, en Hitiéstra desesperada busqueda de nentes para defen- der. lo A eso fuimos, y continuando esa aco la revi " en cuanto dsta se adapts al pensamicnte Que sostenfamos, y no a la inversa, como pretende Rogelig Prigerio. Y asi fue también como la dejamos y lo que oct, tid con, "Qué" cuanda nos fuimos, no porque nos Fubra ding poRaat tts as tunis quo of sie Frigerion, sata pontue Con nosotros se fue el pensamicnto que repre. sentibamos. Y me a los lectores de “Oust, pay to- tlavia' Son recientes, yell defunclén de Ia reviste for a de lectores: y soba. chiquilin conc: Fecursos, que e§ nna cosa que 8 otras cosas de papel: cl barlete, que pachaba” de engrudo, En polities iuere de “empacho", LA DECADA INFAME Y LA FUNDACION DE F.O.R.J.A. La aceién de F.O.R.J.A. se desarrolla entre el a 29 de junio de 1 fecha de su fundacién y de- claracién de principios, y la declaracién de octu- "bre de 1945, en que la mayorfa de sus miembros se incorporan al movimiento revolucionario macio- “nal, ya en la calle, Los diversos documentos que contiene esta publicacién son la parte que ha po- ‘dido salvarse de la desaparicién, propia de los es-~ €asos recursos y publicidad con que el movimiento contd. Las ideas y puntos de vista que el lector encontrara en ¢ constituyen hoy casi un lugar comin. Ser dificil apreciar su significacion si el tor no se empapa preyiamente de y de los antecedentes histéricos de éste. Ni - consti- _tuyen el Jenguaje orgaénico de una ideologia ni ‘una doctrina. Podrian ser a Jo sumo su bal Pero precisamente esta ahi su mérito. mente, es m4s importante descubrir el energia atémica y el hecho de 4 Trataremos, pues, de aunque mejor fuera remitirnos historia el proceso de la TOalgo miis que una déeada, y especialme,: © pintura que Jorge A. Ramos ha hecho de jy Ge manera magistral, en “Revolucion y Cony Wolieion en Ta Argentina’, y que también y°° Doles documentos.clo que’ es materia este | reconstruir ose rat la infame”, ; ibro, No Pasé th tolato de’ la aceién combstien,, Tes attivitas de F.0.2.J.A., esa machachon’ @ ip sis mijotes ates a nuesira accion, y ya Gal tengo uk ecterdo emocionado, ni” is indvidusles, porque lo iinportanrt EE.OR).A. fhe I, cardcter colectivo de su ecién, que no resulté, aunque algunos hayan influido mi _ de fotos, del penstmiento individual det sino que fue obra de cly. cada uno sacrifics pare latie nacional"? admite bastante latitud, p > -entende- Te ca que oblige a pensar y diri jel pais en vineulacién directa eon. los int Jas masas populares, la afir independencia politica en. ¢l ional y la aspiracién de una realize cién econdmica sin sujecién a intereses imperiales dominante posicion no es una doctrina, sino. el abecé, el planteo elemental y minimo que re- quiere la realizacién de una nacionalidad, es decir, Ja afirmacin de su ser. No supone ni una doctrina 1 Tnteresa cdifereneiar la posiciéa nacional del “naciona- lismo” en quel momento, histérico. Lo que caracteriza al “naelonalismo” en ese momento es, precisamente, que la pésicion nacional le es sdlo adjetiva. A las ideologias y doc- trinarismos de origen liberal 0 marxista oponen también doc inarismos de importaciém. Salido ya del “patriotisme” oll- girquico tipo “Liga Patridtica’” y dé su posterior expresiém septembrina en ln “Lezién Civica”, que expresan esencial« mente fobias anti-populares y anti-democriticas, y rechi- tan sut cuadros en los declassé de la Tamada “clase ditie gente” —los primos pobres de la oligarquia— esta infludo. Por el pensainiento de Maurras, carece de pensamionito eco lémico, ‘ye materia social profes um anticmetequising de arecida filiacién historica al anticriollismo de los unitarioe, Frente a la aparicién de la nueva burguesia y el ascenso al plano politico de los descendientes de inmigrantes y crios lls, que tipifieaba el radicalismo, desvincula Ia idea de Nacién de Ja vida del pueblo y propone en sustancia pe a ohare Bobiemo que See eeondmica o social, de cari mils que no pueda ni deba prese de conjunto en el mundo, ni ta institucional, pues todas son mento histérico y sus condiciones Ta posibilidad del desarrollo de Gional 6 de una doctrina de eondicién de que ésta sca histd Meee Ge-1s nabiialeza misma deta naciss” Proponga fines acordes con la misma. ¥ eta nas, sidad primaria era la que F.O.R.J.A. ving a . Facer: Promoverel modo nacional ide voy Tas ca Como punto de partida previo a toda doctrin, pol tea para el pais, precisamente lo inve: contingens Esto n, una doetri cardeter geno, rica, es decis y. el fotalitarisme con exclusion de toda No inolestan-a la politica de la oligarquia Si lit e contrafigura que ella necesita para "SO de lo que | liberal y Ie faciitan la conti o partidos i tener fencias de cea. fals: opoién, opatien Taste Teepe; de: doctrine [Big ecemcins ikon, cote i jedé"'sbr maz!’ qué comunista, siempre que ea Nil para ; Ertar el plato’ de lor problemas neciouales de ku taee nera concreta y en razin de la realidad. En exe sentido: es Ga ais vilrce we, |) fo tee asian un papel parcobla al que ocinpe ae etened Ja imisma medida enfrenta la das. ] Pretendo, que, en el tiempo, en sa relative paraleHemo Pent Saeed Le oe dé naturaleza romintica ‘Tampoco vere sit nese I omgrenain deo napa, de a nina nm es” ee tan arb chet ne cela obs : at Debs, sin embargo, sefalar que el macloviana es Sang 1 pectin to! SS Tooele, tyva reaver ape pate Gmeee Te an ee eee ds fue Eee de 1015, pose reoaed uct ane Batrins wlta, siperanda su, prevencida Aatiparuisa cos gue 0 ron jerdas, par sn internacionalismo. mental, ~ ee eee extranjero el “aluvién lrgentinas. Desde luego, sin ‘propaganda Imperial, que creaba IA DEL PUEBLO JORICA ® El radicalismo en su version yrigoyenista fue acu- sado, precisamente, de carecer de programa y de doctrina, lo mismo que los movimientos federales que fueron su rafz remota, por su falta de defini- cién en cl plano formal y por el predominio de. so- Juciones intuitivas dictadas por los acontecimientos ~y las aspiraciones nacionales, y que contrariaban gencralmente el pensamiento tedrico de las Mama- B das ilustradas”, No se traté de una “teal politica” en cuanto esta parte a su vez de una doctrina concreta de realizaciones, en que los fines Justifiean los medios, 1 EH] pensamionto politico de. la oligarquia gober- nante, Como él de los initarios que le habian pre- evdido antes de Gaseros, partia de supuestos nece- farios, quo erin la adaptacidn del pais a institue — Clones politicus y sistemas econdmicos. ys , previeterminacos, moldes dentro de los cuales dosarrollarse. la nactonalidad, que se co LA DEMOCRAC YLAT el pats cada ver que éste c ‘sus propias razones, Ia nec previstas por los tedricos, que impuesto a a realidad. mas de expresién, nocra que como cn los ? Mederales, desbordaban las previsiones de |, tucionalistas, demandas y resistencias, ce ban el pla previsto en el orden social y « 9 Wa voluntad de afirmacién nacional . cierto del mundopque contrariaba. tamb ‘Pel asignado'a Ja Argentina. Entre | _ -Greacién autentica y original de las» itudes, nifestadas segim los modos de sti realic i de que esa realidad $0 ajustase a los tho. Breestablecidos, conflict que se ¢ Ta demoeracia real, presencia fado, se pone en contradicei demuestros titulades de. “antigua, decir que jy sus mentores habituales, nece Aptitud, como ereacién ay Presar Ia realidad viva del ella Aportaba soluciones ¢o, may que contrariaban las doctri Vmiento de las clases ilustradas en tractéh : - “era y queria ser” y I cr, dentro del supuesto importado. La idea unitaria que p. “cémo ser” del pais antes qu r, era ¢ a las dos sastrerias, Fl cuerpo. debia ser para el vestido y no ell vestido para el cuerpo. Si unos exigian que el pais se con- e a las dic mas y los fines preestablecidos, los otros preferian mantenerse dentro de ellas hasta que llegase el momento de confeccionar los nuevos trajes de la realidad. De ahi su. coalicion constante frente al radicalismo yrigoyenista —como, después frente al peronismo— frente a una realidad en mar- tha que no se condicionaba a lo preestablecido; Coalicién que en el pasado habia unido a los jé- yeneside la Asociacién de Mayo con los viejos uni= tarios y que en el futuro unirla a izquierdas y derechas eada vez que la. democracia efectiva pi- a en riesgo el esquema. politico, social y ecq- némico prefigurado. Peyorativamente la democra- cia era ‘demagogia para los oligarcas y “politica criolla” para la izquierda, Si. el radicalismo eaido del Sobierno en 1930 carecia de una programiitica doctrinaria, posefa Ia uténtica del pueblo, de ex: pais y en funcién de rrespondientes a la mis- Pero después de 1930 el radicalis:, ificaeién al caer sus comandos = Sninorias Vamadas “antipersonalistas Expr, palin del pats, el radicalismo Nevaig °° 1 Ses contradiociones que he sefialads y 4,\" BO © yrigoyenismo hablan expresag. dinternas Ja oposicion entre las tende,-;° %s Sy que velan en el mismo instrument's" DLA PA ace Y los que se diferenciaban sig” % YAANCIA DE LA POSICION NAV 0 formal ‘del pensamiento de la oligarquia libeisaes Con Ia clandicacién radical la posicién nacional queda sin representaciin. F.O.R.J.A, nace enton- ees, como tiltima de las resistencias operadas en el seo del radicalismo contra su desnaturalizaci En 1935 esa desnaturalizacién esta consumada y se nos impone el deber de tomar la posicién vacante. ‘La pequefia minoria que lo hace intenta primero re- cuperar el radiealismo para su funcién: histériea; intentard después, en pasos. sueesiyos, conformarse como fuerza politica de substitucién, pero en nin- * guna de las dos tareas tiene éxito material. Com- prende oportunamente que su tarea fundamental es aportar al pensamiento argentino el métedo y los | modes de conocer nnestra realidad y sefialar los rumbos necesarios de una politica nacional Sem- brar un pensamiento critico y constructive que Hene el vacio dejado por la claudicacién del radioalis. ‘tm parte, su vigenoia en parte del msn J.A. era también esa Argentina fr mente sin mexlios ¢ Ja base de las coin ino puede excluirse totalment yerar sobre He zantoctmlentos. Un ojenm nos opera eo al radiealisino y7 Hh ultima gran guerra la unanimidad ¢ ‘hes \ los intereses permancntes Bis politicas de derecha y do izq y vimos sobre Ia ions © populares, fue belicista : a Nolin y cl ive comin sobre of andlisis de Castillo mantuyo sin embsi a aeetas y las soluciones conerctas, i as roblemas cone as fuerzas politieas que lo sustent Tos Beado In accién politica como tal y no como © i Bl pueblo en sn = 2s, Compro- presion de ideologias o li Gobierno y sin ¢ Prtigique Ios hechos unifican y Ins ubstracciones Tdge y que sobie la enrmadura do los aconte » & pesar de ty. s divergencias del nivel ideolégico pier- Tas reducidos grupes ante la demanda de las soluciones, Ia posicién neutralise, > nog fue facil comprobar eémo Jas Teatiesinciplenies de un par tee Meson ate y &e ‘oponian al desa- Tas formas. politicas. habia wrollo auténtico del pats utilizaban las doctrinas de d averendo svar, Bs cicoten, ny aun las mismas diferencias religiosas dé demostrar que en cu 7 y aun tas clasistas, para quebrantar 1a. Gabi Jourado calocarse 1 ‘unidad de tinos en Ia defensa del interés : al indica ae utilizando paca’esta tarea hasta las fueraas: : @ pueblo y partido s opuestas, aparentemente, pero utiles en cuanto que arrojasia servian para dividir, por lo. extra > 8, © 0 por lo gente, Comprobamos asi el servicio age gentzia” de filiacién mas 0 menos socialista, al coloniaje, haciendo con las doctrinas ae que en la g do que gozaban lus 1 Gislerda y clo In dere. prehend ino en funeicn « dintox, de Ideal pueblo ol con, nes, Asi la peu ade Espasa, Ja poe low japaneses, y is Feridas al excon, irl funeibn do acquetins, jer ome Ia prolongacign ‘de tog Pi", Por otras eausis yon torrenos situactones i i el rt oe ne ee vaneonens oe ote Yonlatios w establocee, quick nite meee s @ alerts an oe PONG nunea estavieron tan 1 ‘“l, eatdependencia. Toco a F.O,R.J.A. sacar el amie antinasionales , 1 Rio de la "t ¥hunea ¢]_aparas A Tisis del. ialismo actuante en = ¥ Ia propaganda se moviling ie Plata deta Wectiecs que, deliberadamente 5x que em una politic to no, era conducida por los antiimperialistas. Es- fda tos no habjan visto hasta entonces otro fenémeno imperialista que el norteamericano, como’ sigue ocuitiendo, en una época en que, como veremos mils adelante, Ja Gran Bretafia actuaba en el Rio de Ja Plata casi sin rivales y cuando a raig de Ja revolucién de. setiembre de 1990, se conformaba dé i resquebrajado por las con- sectieneias e¢ondmivas de Ta Primera Guerra Mun dial, que habia facilitado en Gierta medida la diy producci Bacional con oj IIMPERIALISTAS TEORICOS ¥ LA on LUCHA EMANCIPADORA Liificultad en el andlisis TA par. ty exigian Nueitra tarea fue demostrar ¢, de 1990 no era un sim aa fendian muchos radi tendian muchos demé«: totilitaria, para emplear ly Posi. Que no 80 trataba de exper SP eebierno por el simple apetito de pore? hb 6 devuna clase local desplazadat "mg Factores. profundos de lo ae estaba nee ane Uaailiesto iniclal de F.0.R.J.4. 9°" mn Mishies Tossadvorsarios puramcitc’ noi Bebierno del general Justo y sus ‘Continuadorn, at ines Fraginentarfamente tas leyes que cx levaba de Ja mano a una. posicién ea del eon mien Pai ci Eee le trios: ave rae ri comprensi at Re 2 . To bl ons ae eee ran cea Weiecaies ee TOsotg GFR 9 de la verdad, que Ios oto ee Zl establecida esta coheres cia histérica, js. ao Gravitantes En el plano econdmito, la disgregacién del J i Virreinato del Rio de la, Plata. signifies para la Ar- aan <] Uruguay su. caracterizacién definit Ope ‘ pa pean as clima templada, is condieionados para _constituirse: 16a, les, ni tampeas”’ ° Pee fas, nple matin termin clon tte DESNUDA LAS DIRE! NICAS DE LA POLI OLIGARQUICA F.O.RJA BRE Simplistas de tn @conomia. Al mis, Fegiones de poblaciin oa.” Miue'también cstablecis a, Gon el resto de Hispanoamé: Asi el Rio de M SUS estructuras so ales Fac ae de. tipo, exropeo es vie pee on. pred , rf ian roqiidtidg ian sPltciin ¥ el dese i die esté al domini AIK lo. percibid perfec ai perfect e intermedia de acta, profésionsle 8 en ese tipo de pm va investic Te Jas Malvic mg por ase BO st Monroe le friceiones esta Zona a de joctrina " jnexistencia a itanicos e eu tox als, ¥ ae amor es también fe ecsiremente por, sot MEGTESS as gutdintos. Eo Inglaterra estan concicey Sg 1 : i i ellos i: itica mundial. Aqui pee provecho inimediato, que necesita en América | templado que # Estados Unidos le ‘exceso su amplio y propio “hinterland” geografico. (Para esta parte el trabajo de Radl Scalabrini Onin editado por F.O.R.J.A.. “Argenti arma de abastecimiento britanico” es conveniente). Pero nada mas flustrati a Sfhtesis 4 tetos ex ey tc encore | a ligencin ge , es ition y Auest; HO eittisal, no Be separaci ne var in de NIZIA? ¥ EL COLONIAJE LA “INTELLIGE 2 buscé la bal- plimien- i por una-parte la politica ingl canthoién del Rio de Ia Plata para el cur to de sus objetivos, esta Iinea politica coineidia com fl pensamiento de las “minorias ilustradas", suce- sivamente directori ios, -mitristas y “ré- por civilizacién frente a Ia realidad ‘eomo ‘barbaric. El achicamiento del pie cenit ‘era necesario para redueirnos ala: facil : de en poco tiempo se podia ey ‘propuesta. El pais grande estorbaba esa te fortificaba las bases de una realidad que ba las dificultades de la C en este la ideologia g, aquella politica imp a tales y de to, cién nacional, esas dos politi porque cl pensamiento, atin honestamente sado por Jas “minorfas ilustraday”. levaba mente a al achicamiento del hinterland ge grafico, para facilitar la desnaturaliza to, destinado a crear un pais nuevo, de La caida del partido federal es la ' de la presencia del pucblo en el Estado, enel politico, y la victoria de los hombres de B tes importa el establecimiento de una olig, que cumpliré Ja politica del el largo perfodo del régimen el pats Progr 1 direccién querida por ein, J0 Vécico | i intentar esas versiones nacio- rales del liberalismo que eran las que correspon un @ nuevo, Esto lo he sefialado en “Politica nacional y re- tisioni: Por el contrario, el pais fue adscripto Bil liberalismo econémico cosmopolita, fundado en la division del trabajo, c nogotros nos tacaba cumplir las condiciones dle anja queridas por Gran Breti De Bhi provino la caracteristica de nuestro “progresismo” par- ‘eializado en una sola direccion, el desarrollo sélo agricolo- lero, que contrasta con el progresismo de Estalos Uni- , que, como punto de partida bisico de su politica eco- liberal enfrenta la divisin internacional del trabajo, constituirse en un pais suministrador exclusivo primas y emprende su desarrollo integral. La y la victoria del Norte sobre el Sur, iva de las ultimas posibilidades del 1 al en los Estados Unidos y la victoria { capitalismo nacional, asi como Caseros.reciproca- , ©, a la inversa, Ja derrota de las posibilidades del ollo capitalista nacional en beneficio. de un liberalismo cional. No importa que los constituyentes reunidos en Fe hayan creido copiat la Constitucién de Estados S6lo dos constituyentes norteamericanos no eran (0508 ‘capitalistas, mientias los constituyentes de Santa © tenian ni para pagar la pensién-en la Confiteria Merengo. Copiaron una Constitucién para un capita- inexistente y, queriéndolo o no, la hicieron para el mo extrinjero que estaba en condiciones de pro- | ese progreso, capitalista si, pero ajeno, Esto habria g tro destino econémico, social y politico. El ‘ajo Ja dependencia rural del capitalismo in Bretafia; las comunicacion: y la financlera aniz la produceién y la poblacién para p, ecg nos como franja abastecedora ‘ma. Pero ¢ imité constantemente Ja Be , lo integral, Ia diversifiencién de Iq te ypecuaria y desde luego todo pr. industrial, Si el cow la Independen les del interior creando 5 ginando los problemas s a y oiaad que la “minorfa ilustrada” Hamé de barbarie, el © clo libro y la direccién imperial de nuestra por Nitica econdmica y finangicra estrangularon toda tativa de desarrollo capitalista propio que no _ tuviera dirigido a la funcién abastecedora ; ido consumo interno para los pro- ee, Se cvarice un reducido poder de com- pra interno para que este mercado Tig incidiera en el precio de las exportaciones. Asi se llamaban “saldos exportables” a los faltantes del consumo popular. Era el paraiso de la divisa fuerte y el pueblo débil, que ahora pintan como la edad de oro, los que afioran la époc a en que los rastacue- ros argentinos tiraban manteca al techo en los _tal vez Ja manteca que faltaba entinos. Y 1910 es sy momento granja constituida como EL YRIGOYEN ISMO ha crecido en poblacién nigrantes que suplan- multiplican, con Jos restos del que ya no tienen cabida llegada a su nivel anto el pais Pero entret s de los int By los descendiente on a los nativos se riollaje, en los sin trabajo, Ja sociedad agropecuaria, mientras también piden su papel en el Estado Jos de las clases intermedias, necesarias a la econo- mia de granja, y que quieren consolidarse. "Estas nuevas multitudes viven al escenario politi- co en ‘al momento en que la estructura agropecua- ria ya no tiene soluciones de avance. Encuentran | su cauce en el radicalismo y, por él, de nuevo el pueblo tiene presencia en el Estado. “El radicalis- mo de entonces es un hecho historico. Garece de una doctrina . concreta, de una ideologia como quieren los extrafios, pero expresa una ynueva for- de la realidad nacional con la conciencia im- de lo que le conviene y no le convi encuentra su conductor. de una transformacion €c nomi: cando de la monoprodu jnterno, ocupacién y la diversificacién tividades. Paralelament Ja neoesidad de una polit c — pular que el gobierno estimula y la a ann pais hacia una forma de pensar ios de sus frutos en Ja politica externa y que i que da) conquista de Jos instrumentos de cutee kh cuyos episodios es la Reforma Universal hegemonia econémica de G: aeaae A (Gran Bretaiia se ha ‘quebrajado con la guerra y ha perdido el co LA TENTATIV A DE RECONSTRUIR ; LA GRANJA s] poder en 1930, la oligat- el intervencionismo de Es- beneficio del Imperio Excluido el pueblo de fa restaurada utiliza lado, sdlo que lo hace en 7 ico. Estamos ya en la década infame, cuyo hecho ca- es lo que EO taJ-A. denomind “estatuto le gal del coloniaje”. Sobre el tratado Roca-Runci- “man $e articulan los instrumentos legales para el Fetorno a [a economia colonialista de dependencia. Banco Central, las juntas reguladoras, las coor- jones de transportes, todos los instrumentos en el manifiesto inicialde F.O.R.J.A. lector encontrara en esta publicacién, persi- en €sa _ a — papanatas ide 4 orey los grandes enunciados ofesores de ideas abstractas, todos ialis. , todos especialis- burto de Ja realidad, tienen aqui una i. gnekes de Estado, como ¢ como el socialismo, como casi to on ol paaw mania wouonitielye elie i oho Nom del Batad ww lelgleing ‘oa . WA" we eran centre el Tileevenelanlinnge Jotado, cuando low inelrumenton per allen aia wa oonvienin & HOOT neonomnta naclonal, Porrue Verda hive won niteryenelonial en la moyerta de tow enon, tevertie Ton iit inotruinenion, tantornande lia honibin olden on Ment jiyeotorin Come deb Nie wal, de leo Juntis Newiladorns, olde Yow ele one lin condone eallejorna de aqiellie To | pustdenyy le Veh Lemke ieienil o a ih ida dled circunstancias son. La cues- in era y sigue siendo actual: desde la realidad , realidad argentina, © prescindiendo de ella, neces te en su contra, Después de 1955 : fos han abrumado con la importacién de confe- ncistas y articulistas destinados a derramar sobre Ig, © el pensamiento argentino sus panaceas importar e das, hijas de otras circunstaneias, y generalmente iVog a para fines opuestos a nuestros intereses, como si € Fellas tuvieran valor universal y olvidando aquella ® maxima elemental de la medicina de que no Nihay enfermedades sino enfermos. Colocados del o lado del mostrador pretenden que en lugar erear nuestras normas apliquemos la del mar- En otro lugar he dicho que se pretende luefia de casa vaya al almacén con el al del comprador escrito por el almacenero. esti que el manual del almacenero esté 0 de tecnicismo y formulas m4gicas, que cuanto mas oscuras, resultan m4s “paquetas” para una igentzia” de tilingos que hace del esoterismo. base de su prestigio. Estas ideas generales forman parte hoy del fondo comin del pensamiento nacional, pero ese no era | panorama de 1930 y afios subsiguientes. Mientras direccién britanica la oligarquia en el po-— en, © hijas de qué establecidos por el liberalismo extranjero, a oposicién el radicalismo, que en la. linea ae goyen habia expresado su cardcter nacio, en manos de las direcciones antipersonalistas. P, comprender esto, recordemos de nuevo que el; dicalismo tuvo siempre en si dos fuerzas latens y Opuestas; una que se detenia en lo formal litico, pero que en materia econémica ¥ social g ajustaba al patrén impuesto después de Caseng 'y la otra representada por el yrigoyenismo intentaba _expresar las nuevas tendencias : que lo nacional NECESIDAD DE F.O.R.J.A. Los hombres que constituimos F.O.R.J.A. ini- ‘cialmente veniamos combatiendo la nueva direc- én radical alvearista, después de 1930, En el mo- que se Jlamé “continuidad juridica”, des- en el denominado “legalismo”, veniamos coin- endo parcialmente y paralelamente con los res- del yrigoyenismo que respondieron mas tarde a denominacién genérica de “intransigencia”. el momento inicial nuestra tentativa se limita propésito de reencauzar el radicalismo para de- erlo a su sentido nacional y de enfrentamien- de dependencia colonial. Pero esto exigia nueva estrategia y nuevas tacticas porque ya tadicalismo, después del levantamiento de la _abstencién, se ha convertido en una fuerza colabo- de la tarea que cumple el justismo en el go- mos claramente que el problema iacién absoluta con lo que en el seno d 7p pues gj ado de constituir parte activa de la misma, de continuar siendo vehiculos de nuestro r miento en el campo de las ideas. No aloanga desyinculacién a constituir una crisis en FLOUR J.A., pues no afecta a los com: undos del mot toy pero, perfil: amiento de sectores radicales esta la tentativa de F.O.R.J.A. del radicalismo. Percibimos es de mucha mayor profun- ) i) fidad y que Jo que hay que enfrentar son los modos de ay “ntelligentzia”. Digo modo deliberadamenr \ te, porque lo que 7.0.R.J.A. aportara a la for- it, Fmacién de Jas ideas argentinas no ¢s, como lo he ky sefialado ya, una ic ologia o una doctrina. Es esen- una manera, un método para ¢ialmente un modo, encarar nuestros problemas. De ese modo, de ese iétodo, surgird cl pensamiento de F.O.R.J.A. fdose sobre la marcha. Y ese modo y ese Hin este alej tenido el fra realizarse que el proble Jos partidos que habian quedado como lo, sin pereibir que el pueblo los aban- y sblo volveria a la escena frente a un hecho y “nuevos que expresaran la inquietud de esa Argen- umergida” que estaba operando, junto con su” evo- n mental, su evolucién social, y sdlo se encuadraria Jas: bases de 1a posicién nacional que se iba elabo- sectores dispersos y cuya expresién central de FORJA crefa expresar. ‘Consideramos necesario reformar él estatuto de FORJA, e exigia la afiliacién radical previa, para exc luirla en apertura hacia el hecho nuevo que percibiamos, y ¢n nuestra labor se cumpliria. Triunfamos con Scalabrini | mayoria de los militantes originarios y la 3 Tos jévenes, y esto motivd el. alejamiento de la primera nera hora, entre ellos ‘a la politica desd. de ideole cién de = oad asumnit Ia presidencia del ®O.R.j.A. Y EL REVISIONISMO HISTORICO Para llegar a esto hubo que determinar en pri- mer término qué somos y cémo somos, y ya esto hos ponia en presencia del problema histérico. Esta elemental de conocer la falsificaciém de la mo fue iniciada por nosotros; dentro ‘Yiejo radicalismo de Yrigoyen existia una con- de la tradicién federal de las masas argen- ichos dé sus hombres sostenian la revi- ica; pero esa comprensién estuvo siem- ida por las exigencias electorales inmedia- ami en el mismo Yrigoyen, pues una fuerza joritaria no se atrevia a enfrentar las ideas he- el pensamiento del comin elaborado por la la universidad, el libro y el periodismo. ia de esa tradicién federal y ese re- nismo latente eran como un culto secreto, aje- Pensamiento comin de los argentinos, El do en las armas y en los comicios ravita en comin de nuestros paisanos, redy. 2 ia exclusivamente @ los sectores sondo su influenc! cs de la oligarquia y sus bufones de |, “telligentzia’. Ks la superestructura cultural de} pais, a Ja que sigue dominando completamente, pero ya no al pais, que salid de esa cascara vacta, En cierta manera yo diria que la obra fundamen- tal de F.O.R.J.A. tiene cierta similitud con el mitrismo, pero de signo inverso. F.O.R.J.A., que no se logro como formacién politica, triunfé —co- mo en el pensamiento de una época perimi- ., ene] pensamiento del nuevo pats, El enfren: eee el pensamiento nacional y fuerzas de distinto ae voncurrieron hombres y F.ORJ.A. ol na Y procesenans, Sia kk ONC CaS Rate BOR DE LOS REVISIONISTAS LA LA 1 revisionismo histérico fue em- la mayor contribucién a su las, ni en investi- es, ni en divulgadores, sino del nacionalismo. mas atm; que al fundar F.O.R.J.A. éramos ‘yagamente revisionistas y que Tos fuimos ha- ciendo paulatinamente y en Ja medida en que nues- "tro método de aferrarnos a la realidad nacional fue _poniendo en evidencia la necesidad de esa revisién. como base de toda politica constructiva para el pais. En esto, como en todo, los forjistas no inven- “tamos nada. Sometimos las contribuciones de todos los sectores al anilisis de la realidad y sus .exi- i y las fuimos filtrando y captando, a medi- ‘da que componiamos el rompecabezas de la reali- dad argentina. Asi en materia hhistorica los aportes del revisionismo nos sirvieron para_ir adquiriendo visién panordmica del ayer y descubrir al tra- verdad ‘histérica los hilos ocultos que En esta tarea ¢ fundamental y no proviene de nuestras fil mid con € “descubridor de En los parrafos qu Ja politica imperial brit estd en substancia el producto de conciencia popular, en el pensamiento de la mayp ria de los argentinos, el fruto logrado de su esfuge zo. F.O.R.J.A. instrumenté la divulgaci6n de andlisis y aprendié también de él la manera de que no fueran piezas muertas de. laboratorio yehiculos captables por el pensamiento popu inaugurando un estilo y un modo de difusion sible a la multitud, 9 una punta del erroviario 0 de uno o dos frigorificos, s o de determinada actividad siquiera del beneficio de de ricos, de nuevo solventados a través [til del Instituto Movilizador, ni tampoco del benefi- de unos cuantos industriales con la limitacién Horoducaién al través de las Juntas Regulado- Se trataba de una politica integral destinada a 4 rrollo del pais, mantenerlo como mo- restringirle sus posibilidades de co- ior con libre competencia, e im- LOS ANTHMPERIALISTAS Y FLOUR Aa Esto no quiere decir que el fenémeno imperialis- ta, Ja comprobacién de que las apariencias politicas mo hacen la soberanfa, y las relaciones de depen- Meneia con las metrépolis, de los pueblos en esta- ‘dios inferiores de desarrollo, no hubiera sido hecha La expresaban los diversos Grupos naciona- desde luego, pero actuaban, quisiéranlo 9 no, prolongacién de los procesos eriticos al libe- usmo de proecdencia extranjera. Tenfan un vicio origen, pues habian partido de sectores despren- dos y cnfrentados al campo oligarquico y estaban idos por las ideas de antilibertad de moda en jmomento._Veian la Nacién como ‘a, desvinculada de la vida del puel fondo pensaban en una tutoria rectora. y romantica revancl pudo ser y no fue b tivos. cuando coinciden dije: “El nacioi se parece al amor del hijo junto a la tumba del y dre; el nuestro, se parece al amor del padre a la cuna del hijo, y esta e j cia. Para ustedes la Nacién se realizé y fue dep gada; para nosotros, sigue todavia naciendg”, _ Menos aun entendian Ja realidad Jas Hamadas uierdas, con todos sus matices. Existia un anqui, que fanta: Rio de la mces s0l pe 1 hee inico, que servia | A 0. iba asi la izquierda del pel unico : de la e d: amplio espacio iblicaciones an- p izquierda Breil yf funcién de dima a tae s propios roble smas con un lengua- a sealidad. 1 r otra parte, esa iz- F abe y profesa—salvo los sectores nue- empiezan a llamarse de izquierda nacio- misma Ee eocion histérica que la oligar- xdo marxista no les ha servido para Rae: & b wie, en el +. que intenta aplicar Jas at compendia, 2 otras realidades, que ’ oe nes, ee inate de aquellas y subestinag, de ésta, Ante un hecho local busca su reflexij, el espejo extraiio y no Jo ve como lo ensefia dal jeto, sino como lo devuelve la luna biseladg j ‘es més clegante y perfecta. Parte de la doch ideologia y no del hecho nuevo y distinto qu: e elaborarla parcialmente hasta integrarla, Uj el método deducti: un trab: jo mio, “Politicé juesto una vision del mundo de ae el her tico y dentro de ¢ t 2 En primer término, invertir la repre- , desde nuestro espacio del globo terraqueo, en undo. centrar ra desde nosotros. Ello nos ayudaria do desde nuestro propio 4ngulo y com- nuestro papel. Principiamos asi por com- en el orden geopolitico nuestra ubicacién eon respecto a los problemas del hemis- en el hemisferio sur, predominante- 0, la necesidad de nuestra integra- el cono sur de la América me- ye _ situacién Bae de ese cono sur, . que en el He na Mer lo habit. > americano en el ¢ furopa a la izquierda, en la d apas Pas repre en de log Oriente que ellos se han origin do misferio Norte; al heredar la cultura, heredado sin adecuarla a nuestra propia y la incapacidad para crear un punto de yista pio que revela la pos que un indice de que 1: nO se asimila . que se copia, La actitud de dependencia de en razon de su pro: fas tlamadas “minorfas ilus Sieuia; vinculadas al mantenimiento de ) Beeolonial del pais, veian los problem desde fingulo de una cultura de importacic¢ 9 porque coincidia con sus interc econdmi- s ¥ sociales, pero esto cra inexpli en quie- tte enfrentaban, pero ja en los profesada, Veamnos algunos. Las pacifistas, teéricamente, en cas: oportunidades la condi- de ee militares”, las dos ve- T tal de la “intelligentzia” Sectores intelectuales de] cirse que sdlo una re mentalidad colonial, en 1 versa. La unanimidad de las transferia nuestros problemas a] exterior con él, adscribiéndose a y rehuyendo sistemdticamente plan 7 “onflicto en términos argentinos, A sy vez dl dicalismo bajo la direccién alvearista habig do como instrumento Politico las ¥rigoyenismo en cuanto a expresid ¥ s¢ sumaba al coro-de las ment a0} r €s0 J is Colonia] IA NACIONAL ARCHA asta en nosotros mismos, y en pri- nto en qu nos habia io de publicidad, de informacién y mes ellos estaban en manos de los ins- le dominacién, empefiados en ocultar Ja Fue labor humilde, porque tuvimos que a todas Jas doctrinas ¥Y a todas las so- ue daban las bibliotecas y las catedras nstruyendo nuestro pensamiento exclu- €.con los aportes concretos de Jo propio len sentido. Era asi como andar con el flecha en medio de ametrallade: poeta. Una tarea humilde. do comin, que nuestros r Porque era su leng Su misma humild. = intelectuales. necesitadas de} bri citas y la erudicién, universitario, a sy discipulo démicos del bombo reci Prensa, y a los bufones de Sur yla “comprometidos” de las ideology los “comprometidos torre de marfil, Sobre este Particular diré que de 4.000 e Fencias que F.O-RJ.A. dio en diez afios j Vito a verificarlo en las colecciones de los gj mos—; ni cien tuvieron ef favor de Ia informaciéa Me 10 Se niegaba ni a'le inquiendadl h Por mas. extremas He de te iad, inase quible ) pole; ibles fubista , iproco, mani egy an al prop Y al ipuladog “7 SADE ly a8 importa a no comprometerse” impresc ee estros que les partidos. mplia infor urteles anun- el dia sobre ur : un cartel Ja esquina y con el la mafiana ent ; una base d rel comité de zona o de parroquia, y el solo ant » dos arbol lo con los diez muchachos de la guardia titud, porque nuestros temas y ista atraian y retenian al tran- andes partidos terminaban turas culturales habia ya un nuevo pen- en marcha, con el que no coordinaban I; $ pensando— que si contrib nsamiento, nuestra. earl ened sélo esperaba un momento histéricg Ys cién para manifestarse. © Condy Por eso Ja revolucién de 1943 no : Sotpresa y F.O.R.J.A. fue la Unica fuergy 4 que estuvo en la calle e] 4 de junio de 1943 an panando el movimiento militar, ey J. J. Herndndez Arregui, en SU anilisis de contribucién de F.O Rel Agee formaciéy deh conciencia nacional, ha sefialado su sign icactiy | que otros retacean midiéndola sdlo DOF su impo tancia politica. No tienen en cuenta estos tlti la vacancia total Nos orden econémico Y social de es tia exclusiva de} pais. Esta situacién. se en el plano de Ja inteligencia por la adseri ‘ea . ‘stores a las belig oe Repetia |8 F ellas co! » ha dicho nas y de INIV ORMA UNI Barer EL APRA. a senalado, Arregui lo bi Arreg io los Hernandez 3 rand amo J.J. 5 tenido originarlo * iB J-A,zetom® ots Seforail universitaria. eol6gico: forma universitaria no fue nosotros la Reform ow dad “cosa que Ja impronta en Ja Universidad de ta al poder del pueblo por el yrigoyenismo, emento en ese terreno del proceso politico seraba en la Nacién. Un punto de partida ¢ ala Universidad el contenido nacional, eonsecuencia americano, que contribuyera a acién de un modo y un pensamiento propio ‘inteligencia. Pero la Reforma universitaria : 98 de dirigentes que expresaban el ala la del pensamiento fordneo y en 1 ( 2 ar de uit al desarrollo del pensamiento i ! a — la vision colonial Pi vision colonialista de la ‘ional en Jos €pisox uvante y de lo nacion al, Ser neutr; abla que ; cuando habiq NM cuando h; oligarqui ue estas Oo de inguietug, al en e] momento de Su iendo toc A hunea acierta cuando se hoy y aqui. Durante tod. mos el fubismo al frente. tener después. en otros campos pol EOF Jae vit iticas, 1945, cumplid. la su tarea, se gy % a J. Hernéndez influencia de A.P.R obreros en cuanto onal del mismo; se ovenismo —que le dio Jas catedras estro: de la Juv omtud—, 0 de peronismo, Jas quité, en beneticio de los “flor de ceibo ; expresaban un nucvo momento histérico, Reforma no supo entender, como no habia do al que le dio origen. i asi ue el fruto mas positivo que la Reforma litica ocurrid mas alld de nuestras fron- aqui de resistir, en su pimpollo, el da cuyo calor nacia. es la influencia de A.P.R.A. a de sus andlisis generales sobre o imperialista, porque en la misma A-P-R.A. expresaba una visién perua- a una de las tantas fugas de la concre- d rioplatense, que se iba perfilando a JOS Con caracteristicas completamente dis- PITULANDO RECS ‘ado mi propésito: explicar la ac- ia” argentina —ré ida al social— en el tiempo en que COH aecion de F.O.R.J.A. Fuera de las ma- intuitivas y espontdneas del ra- yrigoyenista, todos los planteos politicos nm de las opuestas ideologias, con m del pais de afuera hacia adentro. Se eral, se era marxista 0 se era nacionalista sto que el pais debia adoptar lismo 0 el nacionalismo sélo en su valor ea ‘ 2 del pais ys los argentinos y para los de los latinoamericanos 9 Latino, sucesivamente, en e] orden coneé; que en el agua promueve |; “\Elemental, mi querido Watson!” Sherlock Holmes. Pero esta estaba vacante en e] per noy F.O.R.J.A. vino argentinos, mds > UNA Di > dirfa Ott 4 Posicién gy umiento politic a a cubrir esq vacante, De ahi su trascendencia y | tenido en el pensamiento politi ya hace afios dejamos cumplid: tamos nuestra labor realizada, ya liberales, pero liberales des, la Argentina, e j a influencig be Ip CO Y por qué Jog 4 Sa tarea consi) Nos bastara que de la Argenting » © igualmente socialistag © nacion, eon en funeién ¢ que hubiéramos t ido el mabe Ps sta nacional, } ramos vi s weed que nos corr Toe istas qe ee = ae rtamiento acia de nu continuacién de opia realic am ncia de] interés extrar al sustraer la revale € iidad no punto de partic 6 ariables consignas de politicas @x- Ja o condicionando bién ulta muy ¢la- ro no entonees— graduar la nifieacién de hos en funcién de lo propio y no de su tud exterior, pues los acontecimientos exterio~ ian entonces mas resonancia ¢ influencia en én que los internos y asi nuestra “intelli- postergaba todas las reclamaciones argen- los reclamos que venfan de afuera, en una veces deliberada de la responsabili- Jo propio, relegada a segundo término, intentado. hacer una historia de F.O. Ry criticos que, ya pasados inmediatos, son cada vex nte me faltarfa la nee Creo que F.O Bajos vista histérico, el an, de nuestra historia Y Puso en evidencia lo gy labrini € Ilamaba “la Doliticg invisible? mano extranjera que manejaba sus hilos, Rug ci la conexién de esa dindmica con Ia acontecimientos contemporaneos y las iniquig. que combatia en defensa del interés nacional, ‘i a la politica argentina un lenguaje Y UN métodg , clarecedor que a su vez hizo coherente eal miento nacional y lo delimité en dos campos, ta les y locales, que las divisiones ideoldgicas se Pefiaban en ocultar. No claboré una doctrina que entendid que ésta tenia que realizarse desq realidad y por el conocimiento de la misma vi6 de enlace entre log ™movimientos de Tas m tudes argentinas, que se habian expresado en el yrigoyenismo, y que surgian de nuevo en : peras de 1945, Contribuyé asi a impedir p oprimidos, con | manifestaciones voluntad argentina, y cumplié medir la transfo! desde el an pa en que aparec vita nacional es slo la expr , ya sin gravitacion politica, desde que su expresién, que consciente, ha desaparecido con la des- m del Sap ae Su linea mentai,. fuera pacionali: y forjistas, slo pasa por algunos intransigencia radical, pero el panorama ideo- amatica de los partidos estan adscriptos de importacién, liberales, socialistas o ‘pinto de vista nacional como enunciado basi- ausente pricticamente de la militancia politica. s - ui F.O:R.J.A. fue frontalme nte una superestructura cultural de Re que desviaba la visién ¥ el planteo de . : mas argentinos. Al centray en el beam ereé la necesidad de analizar naciong r ment, lidez y la eficacia de las doetri ’ zy la acia E NAS Y solueig, J Nes sar argentino que habiamos contribuido a clabome tentativa de restaurar las ideologias correspondienteg 4 ft condicién colonial del_pais. Y. ese resultado lo obeug cualquiera fuera la posterior orientacién del gobierng 1 tante y su quehacer concreto. He dicho alguna vez (“Profetas del Odio"), que una volucién no triunfa hasta que no ha logrado ocupar sus alas toda la escena. Saavedristas y morenistas ry a los realistas en Ja hora de nuestra Revolucién, como fe eobinos y girondinos a los Borbones, coma. bolcheviques y mencheviques a los zaristas, Tal vez una falla fundamental plano politica, ta D y con los pero d yndmico ¥ | que taba, cuando éste compre lo pr trinario ” a toda ter ot hos hechos por la toda ten ativa _ Contribuyd también a dotar § a de una concienc sacandolos de la primar én intuitiva, y para hacerlo tuyo que ir pre la marcha como s¢ dicho, atis- y sobre un método y hasta un voca- er nacional para ser politica- unk ideoldgico del CION APROBADA ITUYENT amblea Constituyente de la Fuerza de ucién Radical de la Joven Argentina, con- al proceso histérico Argentino en particu- americano en genercl, revelan la exis- lo puede realizarse por la accion de Io, Si 9° — Que correspondé a la Unién Ci; cal, ser el instrumento de esa t fs hasta su totalidad la obra truncada por |, paricion de Hipédlito Yrigoyen. 3° — Que para ello es necésario en e] orden i. eno del Partido, dotarlo de un estatuto gua tableciendo el voto directo del afiliado atuténtieg , cotizante, asegure la soberanta del pueblo rag y en orden externo, precisar las Causas dei damiénto argentino al privilegio de los exiranjeros, proponer las -solucione’s reivi tas y adoptar una tdetica_y los métodos adecuados ala naturale: los ob: 8¢ oponen a la realizacién nales, — Que es impre’sci Lartido, para que. éste pismo @ intransigenoia que lo car Origenes, tinicg ¢ mente Tos idegh que' de: SY perduracign histo, ntina, rica Dentro dp C est Ce ,Orientacién conceptos Y partioyg? re pe PREAMBULO a O entadora Radical de la Joven Ar- eR ).A- conforme a la misién que S© d de pla ra s de toda la Rept- creada a la Unién ci Radical, por ys de sus direcciones, = Henden a_destruirla por el abandono de los que le dieron origen, y por el debilitamiento de los valores morales que han definido iento histérico del radicalismo. el 6 de setiembre de 1930, las oligar- tes desarrollan un plan sistematico i soberania del pueblo, transfi- ee el goce de los. reses de la soberania nacional). dado, con favor, todos Jos sfc, St Mg ‘que ellas auspiciaron 0 condujerop, ““ liber,» Después, esas _direociones han abana deberes, al propiciar la salida de la 5 ‘Mhady que se mantuvo la austera protesta ane soberano-contra todo Jo que se hacia, i en su nombre. Y, de renuncio en remm direeciones han Hlegado a ser fomentadon “ signaciones _y acomodamientos. By Fd No sin amargura hem de los que fueron, mente q Argentina seria insignificante arate 1a Radical estuviera en su en- la en oa custodia del patrimonio de eza ied porque ella sabria poner, por sus Rept edios, la reparacion y el freno necesario Ee etios sucedidos y a los que se avecinan. los a cual, a fin de mantener la vida y unidad “ae de la Unién Civica Radical, en la cual O.R.J.A. ba nacido y vivird, debemos lamar, Heomo Hamamos, & todos los radicales, a trabajar wor Ia rehabilitacion de sus cuerpos representativos. Se ha de ilustrar concretamente el criterio de todos, con Ia revelacién de Jos hechos y expec- s que definen el actual momento de Ja vida , y para ello se citard nombres de perso- y Estados, sin los cuales la exposicién de causa perderia la claridad necesaria para al juicio publico. No nos muéve hacia esas s y naciones, prevencién ni desafecto.. A., al denunciar el caracter de lel actual gobierno y la ineficacia al de Ja Nacién ig ones parlamentarias, acusa a la autoridades Unién Civica Radical, por mantener silencio gravedad de los siguientes problemas: _ Creacién del Banco Central de la ) Instituto Movilizador de Inversiones 9. — Intervenciones militares arbitrarigg 10 — Restriceiones a la libertad dias, 11. —Arbitrios discrecionales en ef Pini, I ft rentas ptiblicas. —Sujecién de la ensenanza @ Organizacion, } Tas. 13.—Incerporacion a la Liga de las No 14.—Stpresion de las relaciones con Rusia, nee 15. — Investigaciones parlamentarias sobre tn mentos y comercio de carnes, la iz ese | el Ferroca El éxito prudencia de sus ¢ gosidad que los amilane. S i La confianza en si mismo | estado afectivo més pernicioso para el hom- fada da intrepidez y voluntad ejecutar proyectos mas grandes. En algunos wlos se comenta Ja posibilidad de expropiar la a del Ferrocarril del Sur, que ha. inaugurado ner ramal a Chascomris, con beneficios su- todo calculo, pero el directorio del Fe-— icial; ampliando simplemente Ios horizontes. del 18 de noviembre de 1868 ordena, asi, inmediatas cos AS utiles w + 1 Oeste J , “1 IMPresei, 9, Musmea de Ie 'ndily.. los Andes, que se yergue ae 108 Ia crate h kilémetros de distancia "Fat Pohten get tanto, poblando las |] Vineia: Mercedes, Chivileay, Braret) eal Julio, Pehuajo, Trenque Lauq des etapas de esa ma ahi lesa patria interrumpir anuras de] Oar El Ferrocarril Oeste, ¢ ja de ahorros Vineia, comienza a cot use como un bien més aprecio cas que Mismas_tierras mostren cas, Los capitales invertidos suman en 1868. 4 millones de pesos; en 1869, 102 millones de naam papel. Los rendimientos hetos, su excelente administracién son: ro en 1870, el 9,7 %, Resumamos. El 25 de junio } ‘ ee ae a re ¥ Julio. ne de di. adel $e abre al servicio estacién, 1 ¢ we de Setiembre, Ja misma iea_-estacién de cabecera Tombre que hubo en Ja KEL 13 do , te cial de de | ct demostrativos de n 1869, e} 1.75 %, de 1887 se inaugura fees tril re Bran, on la \ Fetrocarril Oeste no « YE ihiportancia, sino que rince pingues La om Tvicies Beado en consecvencia, un elemento el pais y una fuente de rents pro . de mayor importancia 0 Oeste figura catre los Es ei que o> rele vias cucnta Gon mayor con sus estaciones, talle sery valor de su compra es de 8.114699 libra ae La mayor parte de 2 suma es ¢ Western Raily ty tomando a su cay, titos de Ia provincia Por un. tot, libras, que pagard tranqui te en 33 ag, el uno por c zacion anual por lo tanto no exig ningtin desembolso inm, Al contado, la Western R; way diferencia, o sea 3.179 libras, 1g dias y la otra mitad en letr SO pagarés, al tomar posesién del Ferrocarril Oeste Iq paitia Western Railway vende la tension ferrovaria que ha adqu: ‘ANcelag 80 tres al de 4, Tes Central Argentino, Sud y Ensenada, un m de libras esterlinas “for Promotion”, para _prg ver el negocio. Ese millén de libras para ¢cién. Esa venta se realiza en libras abonada con titulos debentur pe descontados en Lo: yen administrar ferroc sifica operacion fue ejecu- un solo centa ay tal. Al ari apital rtido en la Republica Ar- Bien 1803 es de ) libras, es decir Jiones de pesos papel, que el pueblo en el 6 6 el 7% apital imaginario, rente. eren saber Uds. por qué se vendié el Oes- mensaje del Gobierno lo dice textualmente: el favor acordado a los productores de gona que recorre la linea del estado, se tra- ‘en una injusticia notoria desde que perju- ios productores de las demas zonas que no competir en precios con Jos que tienen. Es decir, se vende el Oeste, por- - is que los iles in- ‘las mismas razo- actualmente el Ferrocarril xazén dada por el Gobier- : ilidad, ella seré in- a Granville, citada por H. Témper- later América Policy of George Can- su inspiracién e instrucciones, la diploma- nos segregd la Banda Oriental del Uru- Alto Pert. Los financieros ingleses Ba- _endeudaron sin ie ma ; a voluntades que mi SAS son las 2 Ce age el crédito desde el Banco Et. § son las dixectivas 4 Gig t politic srior e interior. nios de Canning se han eu negocio! ne cidade en con “habilidad . POR ESO CANNING TIENE UNA EN BUENOS AIRES! UDADANO: Reflexione que tal on pueblo —tipico de toda politica ta, cualquiera sea su bandera— 0 mente durante un siglo por Gran ha sido posible por la permanente trega del pais, realizada por En consecuencia, nuestra h debe ser doble: contra el enemigo invade y contra el enemigo de mientras el fascismo. intenta. lay Sane britanico por el de otras arxismo trabaja por destruir Ja sional, las direc, I empecinadas ns de la Unién opone, SU oporhanteee ee linea de inter oe RA. pees exp . dical, desde PoNcita al 5 “son” las Islas Malvinas y Tas an eumplido, Lo Jeses se han conducido y Se cond, Pe NTINO ANTE LA GUERRA O.R.J. A. ante Jos yacancia en que se halla la representaci6l eblo_ en el Estado, en las actuales tircuns- i yl posibi d de concertacion de com- os internacionales con un pais que, aunque neutral, tiene imtereses Y politica a 5 naciones en guerra; abandono hecho de la politica internacio- Hipdlito Yrigoyen por los dirigentes electo- as de la U.C.R., en reiteradas manifesta- actitudes parlamentarias y partida- cidiendo con una agitacién de otras fuer: politicas, tendientes a perturbar la prescinden- en el conflicto; itn oie resguardo y defensa de la Nacién Ja que el radicalismo fue y anente, asumir la re Volante, AL DE TUL UNIVERSITARIOS, 4 PUEBLO DE LA REPUBLICA de Estudiantes Univer- rando la actual situacién internacio- obre los intereses y el desti- de la Nacién, cor tes de la extraordinaria lad de la hora presente y de los peligros que azan a los pueblos del continente americano, la actitud adoptada por el gobierno naci 1 ultimos acontecimientos eu- c ¢ a los poderes de la Re- a la opinién del pais a fin de hacer co- ion y claridad el pensamiento y la. s estudiantes universit legitima y superior represen liendo asi el imperativo c esclarecimiento posicién neutralista ante la guerra europea, finica politica a seguir en salvaguardia de la j gridad, el bienestar y el porvenir de los pueblos América. Tal conducta se inspira en la auténtieg trayectoria internacional de la Republica y es con cebida como condicién primera y principal de Jq empresa emancipadora que deben cumplir lag nye. vas generaciones. Ni egoismo ni indiferencia deben mediar en Iq comprensién del problema arg) ntino. Antes fundamentales principios de justicia universal y respeto del derecho de los pueblos, despiertan la coniciencia de la juventud de América la esponténea condenacién de toda agresién. Com 4 igual espontancidad y firmeza de convicciones lq Ilevan a ratificar la execracién del uso flegitimo — de la fuerza, puesta en Ja emergencia al servicio de planes cxpansionistas, Pero por cierto ¢ intimo’ que sea el mevo ultraje a sus humanitarios sentimien- — tos, la juventud universitaria, una vez més vigia de la defensa del pueblo, no se presta a Bie llama poderosamente Ja atencién a la opinion libre. , tbre los grandisimos peligros que entra- ~ —S>S— 4n Nacional de Estudiantes Uni- E Convencit E cal, 2 ggitarios Jiar la } ruerra imperialista y toda y tive de « - a costa de los neutrales el entativ’ x frente de batalla Que es deber de los poderes publicos mantener ja Iinea de conduc adicional del pais en su ‘tica exterior defendiendo la neutralidad ar- poli gentina en la presente contienda. Que la responsabilidad de la gue ‘sobre quienes la proyecaron: los diver: rialismos en pugna. a debe caer s impe- r la realizacién de un Congreso Ameri- rsitarios para que el nio de lo autéctono tefirme la voluntad uni aria del continente de lograr la realizacién “propio destino, liberandose de todo tutela; ico y econdmico, vigente o futuro. Que ratifica su fe en que la democracia es el régimen politico que asegura_la_ a ignidad humana y el progreso de lo en consecuencia, repudia todos los s y no acepta la intromisién en nues ci Sie ee extremism sector politico, nacional o internacional, as : repudia como ajenas a todo auténtico seni, , versitario. FEDERACION UNIVERSITARIA ARGENTINA (Durante un breve periodo, los estudiantes forjistas quistaron la direecién de la FUA durante la segunda rra_imperialista,) « re el presidente nal de la Unidn : Pueyrredén el pre- » del llamado Comite Nacional, Dr. Marcelo ear, ha motivado palabras de éste que O.R.J.A. @ puntualizar hechos. tal distanciamien- destinadaa llevar a via muerta adicalismo- ante la traicion de sus creer en el desacuerdo del Dr. indo éste Wega en nombre de la conclusion que e otro en primer lugar que : 2 para la sancién de inacién de Transportes, que constituye el el radicalismo eligiera Shade tuvierastt concestén, de la que usted es responsable en mayor da que los concejales, simples disetpulos ap ados, para lo del gas, para ese des sobre teléfonos que Ieva la firma de suyos. .. mae de sumisién que ha ' ce se vuelvan a Ta Casa Rosada. 2° ots. t A, Csperandy tne le candidatos como en Tueumin ¥ com en Buenos. Aires sus ; corifeos, y ha creado a de Ortiz un unicato cien Weees peor que el mt mo, pues éste cuenta hasta con a incondicionge dad de Jos simulados opositores? eQuien?... jPero a qué seguir, si risimo! el plan ey cs UNO DE LOS DOS BANDOS ANINGT raMOS UNIDOS ai recrudecimiento de las campanas y pre- A sstinadas 4 perturbar la politica de neutra- si e _ por ahora, manticnen gobiernos de las eiicas de esta parte de America, F.O.R.J.As antes de que se iniciara la actual con- cid que esas influencias se pondrian a hora, vuelve a sefialar la necesidad | pueblo concierte sus esfuerzos “ques mucho tienda, anun juego en est: ente de que ¢ yesistinlas. ninguno de los bandos en lucha ést4 unido el lo argentino por obligacién alguna de_asisten- sus necesidades bélicas, ni por peligros ana- i por ideales comunes, ni por aspiraciones identes, comprensién del derecho de gente justificar la desviacién-exigida a los movilizarlos en una guerra sin d acula la sujecion a las « aie fa, Jos nuevos, SI nos fie oe dus io destino. Pues los va ilo nat? su ciclo no le son ; ne nonden 2 las inminentes facultades ‘de , , humana que obra sus creaciones a ge’ Jas restrieciones de cualq “ Pes a slo nos V nuestro PYOP! les surgides de que Tr natura pecho de politico. z Heo Nuestra preseindencia en los conflictos de ey civilizacién est dictada desde las horas. iniciales de nuestras naciones por el espiritu de redencién que ha animado a las sucesivas migraciones que, Huyendo del Viejo Mundo, han concurrido a defi- nir sus caracteres; por la vocacién. solidaria sus generaciones abolidas; por Jas deten ¢ ja tierra misma, separada por anchos mares” continentes de opresién: y te abren ilimitados horizontes a pirituales y materiales del jh ze ulterior : ee! foram le una incondicional ad venir , prover es base, ni apoyo, ni ejem- _ ni tampoco puede serlo en su reemplazo i lo nuevo un cambio de de coming pues jacion, no afianzame tencia de sales de ser comu- la personalidad e ‘ana, donde la libertad no se traduzca en expo- ; libertinaje, y la fuerza s6lo sea medio a social y el tho de "¥iendo ajenos en esta guerra en Jo moral y en oe no ee temog. de sus. consecuencias con Cnjustial esquicra sean sus resultados, sere eidos si no se establece la politica na fina la personalidad de la Republica en ct con su propio ser y en consolidaci pueblos americanos de la misma esti estro derecho en la paz y en la guerra, los factores extrafios toda posib en dp determinacién de la base ta o en cualquier contienda a que nos destino. S Abocase d Pero no es ese el ambiente en que viy, blo y el gobierno de Buenos Aires, donde ty ie te de recursos econémicos se dejan sentir Sere Shey. var la conciencia publica y para ener. : 5 , arrancar Tesohy ciones inconsistentes con la preservacién de 1 Nacién. h No. ignoramos las amenazas siniestras que s¢ aducen para persuadir al Gobierno a fin que en: tre en entendimientos y actos de uno de los belige. rantes, ni e6mo se esgrime el anuncio de supuesta ataques eventuales de parte de paises vecinos y \y referencia a nuestra falta de preparaciin par afrontarla . * Pero Ja verdad es que a los gobietnos de esos también se Jes procura intimidar con la sedad de posibles agresiones en que la Argen tina seria el instrumento activo, cuando sabemos bien que en todas nuestras naciones tiene muchos amig ¢ : que nos im 8 emnan E or y & gic es se encuentran tan débiles ¢ nuestro, . gobierno tn los mismos que han com- . son tambic no solyentar jo el crédito de la Nacién de armamentos, y que lue; an cOmpra- 1 ejéreito o se guar- mente de tales mentes corrompidas no ide esperar consejos la_Reptiblica, porque ellas ‘disciernen sino los peligros personales que na- sade Jas causas de su propio desasosiego, No representan yoluntad popular ni fuerza de ie alguna, privados como estan de toda cau- prestigio. normas de relaciones entre los pueblos no estar libradas, tampoco, en su aplicacién a itud de financistas y especuladores en quie- fan de lucha ha cegado Ja fuente de raz6n que, si en toda capacidad y funcién de -be iluminar el camino y causar las so- en ninguna es tan gravemente y constan- necesaria como en lo que atafie a la pre- sién de Ja personalidad nacional, de los fun- os de la paz de las bases éticas de s los. d comprende también la absten- de prestar a los beligerantes auxilios que, no tengan cardcter especificamente militar n estipulados en tratados anteriores a la orden de cuestiones en el que una sincera y j diversas formas y - b la El pueblo argenting No da , lca tendida a SU entendin: diarios, empresas extranjeras Tantes, En sy Tepugnancia as tendencias banderizag de Ia Suerra y, cen el Sobierno, | apoyo ecesarig cualquier presién, m Los que por minos ex: cir al pais a una Militang fios y subalternos inte lidad en el terreno d nian que nuestras Profanadores del nombre de la liberta 'ganizado en su beneficio Ja opresién resores ni oprim dos y sin exclusi- de raza. lad sera fecunda en bie- comenzando a des- 5 s, cuya voluntad e -sto a los propios del pue- ‘or nacional para la fensa. int ctores disolventes de tra unidad; para la promocién de la industria, tencia y desarrollo estén hostigados por corruptos del Estado, y para la recons- as armadas, cuyo plan, ura y medios necesarios sélo pueden metodizar- -adquirirse sobre la base de la unién militar paises vecinos, de la restaurada comprensién defensa comin con ellos y.del consiguiente ‘0 de los externos hizacién nacional, 7 0s ast definida po la Republica, conforme a. ina del radicalismo segtin fue concebido, partido politico, sino como ule ; para realizar radicalmente la Nai a, sin OP! ; ngre ml neutrali LA 18 EDIC REVC " REVOL retarfa de Publicaciones de F.O.R.J.A. imprenta la carta que hace un afio dirigi . Arturo M. Jauretche al Dr. José B. Aba esa oportunidad se hizo una corta tirada a rafo cuyos ejemplares fueron’ distribuidos Igunos dirigentes del clectoralismo del Co- nal, en la esperanza de influi lel momento que vivia el pais inmediatas. hos ocurridos el = yen el cuentero, lel diario. iba a ocurrix un substitutivo; aro 2 que sy difama- mente, de ses de la finan- ionales # tipos de re- 5 que mn todas las ba- at an » las antipodas, pero 1 el vigilan- de la esquina. Como somos dicales de ver- ademas de buena memoria, que es Cosa que si sndar mal en el radicalismo, no nos jemos olvidado de que a Yrigoyen le lami cista 0 algo por el estilo —ya que él fascisme o existia—, cuando la semana de enero, ani a por las huelgas. ferroviarias, y onekeito a lad. A los radicales que gritan viv: doctor Ortiz y que defienden tanto la nor institucional, hay que recordarles oviembre de 1918 hubo que meterl Avenida de May e ar el triunfo alia La cosa es séneilla: se nos quiere hacer pasar democracia el mantenimiento del Parlement, , , las instituciones, en una palabra, lo formal que el Régimen maneja, P. tros la democracia es e gobierno del pueblo © sin parlamento, con 0 sin jueces, ¥ si el pueblo no gobierna, las instituciones no son mas que las alcahuetas de la entrega. Bueno, doctor Abalos. Quiero llegar a esto: hay. dos Argentinas, una conservadora, que no quiere — que ocurra nada, y en la cual esta incluido ¢ actual radicalismo, Esa Argentina tiene una apa. riencia poderosa porque maneja las estructuras ofi- ciales de los partidos, el periodismo, la radiotele. fonia, los gobiernos, pero esa Argentina no tiene vitalidad ninguna, es un edificio caduco, subsiste por inercia porque en ella ya no ereen ni los ¢ la forman, Y hay una Argentina subterrdnea, jo- ven, vigorosa, caética atm, pero que pronto se ya : a orientar, que se esté ya orientando a pesar del desorden que introducen banderias extrafias tu seno, como el comunismo y el fascismo; la ma: yoria de“los jévenes que sé creen comunistas o fascistas no son tal cosa; son. radicales que ifo pre idencial, como no sé re- rgon de cola. , no va. a apoyar ningund de esas solu- el Régimen ya ha prescindido del que el pais sé pacific j, El eje da, pero no sera sostén del existe y revine las dos con- reine la bandera de F.O.R.J.A.t la reivindicacién de lo nacional el pueblo por la rei indica- cistas pretenden ofre- We Ja primera parte, pero jes cierran el camino Ja segunda que cs una obsesién de la milicia; dicalismo a secas podria ofrecerle lo segun- pero no le ofrece lo primero, porque se ha at ple gycit¢ amerite nO hara na men si giones Ue Bacionalista por de conciliacion con de lo popular. Lo fe bande fdado. de sti postura inicial. Son tan torpes los es que asustados por J. B, Molina y algunos mes que el mismo Régimen levanta para wna formacién nacionalista auténtica, aca- también, se ponen en antimilitaris- él ejército a los cuarteles, que € recisamente les conviene a los gobiernos. ; Recuerdo que Yrigoyen a la yuelta de M. Gar- me dijo una vez que para el 4 de f licalismo era mas fuerte en mimero es en las filas del ejército que en las del eee gave en este sentido se amente con mozos aliens: ‘os estancieros Yrigoyen, todo nacion: el proceso inverso a u social, es facil ver distribucién justa de alismo devi ene n hombre eng jada, p, que el problema ran tietug io los bienes a as eS que 56 hk fios de ellos, de manera que la ee 05 ya, tiene que ser entre nosotros sing C ae levard, asi toda demanda de justicig hae log tifica con el nacionalismo y no hay posible cepcién nacionalista en un pais colonial que Neve implicita la demanda de justicia social, jParece mentira, doctor Abalos! Esto que: deg. mos en F.O.R.J.A. en 1942 era lo que se deel en toda Jas tribunas radicales en 1926 y 197 Recuerde Ud. y vera cémo es grave la crisis dd Partide. Y no puedo acusar a los hombres dd antipersonalismo que al fin y al cabo han sidg leales a su pensamiento de fondo. Mosca en 192 piensa como Mosca en 1927. Son: los yrigoyenis- tas los que se than vuelto atras para poder hablar __ el mismo Mosca y los -—a ee Se hE HSH “suyos. no se atreven a decir ido. politico sino ,do, como en z 4 tegoria his- sn Rusia, no nemos ha- r de la libertad del hombre ce en plenitud, es decir, vuelta al vigilante que la libertad del > lo econdémico, ‘uide de 4 onen la libertad di anto esperamos en usted que ni en esa pro- ig ni en Cérdoba hemos querido actuar por- hay alli reservas que pueden moverse espo1 mente. Pero Santa Fe esté. en situacién a Cérdoba. Cérdoba vuelve a tener la respecto del interior, que tuvo cien) e empalme’ en Ia hora histérica o del litoral. En el interior, que Cé1 movilizacién con gente forjista de aqui en ia de sélo quince dias, y vera Ud. el viejo f de las multitudes argentinas que Cree apagado, Su affmo, Arturo M. JAURETCHE, IN DE F.O.R.J-A. ; LOS ‘GIMIENTOS DEL 4 DE JUNIO ontecimientos a@ que en de Orientacién gentina ) considera imperio- 1 pueblo y ante las nuevas idades que rigen los destinos naciona eza de su posicién traducida en las siguien- mandas: i. derrocamiento del “régimen” constituye la era de toda la politica de reconstruc- cionalidad y de expresion auténtica ién de un sistema moral que rie olvimiento institucional del pais y fi _sus hombres y dirigentes, es pr ‘en que debe asentarse toda cién nacional basada en el pueblo y sus anhelos de y de justicia social. rogresiva y arménica eco! ve clara que contempla con serenidad no exenta esperanza la constitucion de las nueyas ae des nacionales, en cuanto las mismas Surgen 4. un movimiento que derroca al “régimen™ has adquirido compromiso de reparar la disolucién i ral en que se debatia nuestra politica y de cres, un sistema basado en normas éticas y en clan, principios de responsabilidad y soberania. F.O.R.J.A. considera esenciales’a la repar. | cién cardinal del pais el cumplimiento del doble compromiso asi traducido y ratifica su demank total de emancipacién nacional y de soberania po pular, a cuyos dictados espera no seran indiferen tes las personas que constituyen el gobierno re- volucionario. 2 S sta Arata de la public ne | Ramirez, fue- durante el gobierno del Ge ron detenidos el Presidente y Secretario de la Junta Nacional. de F .O.R.J.A, Dres. Arturo Jauretche y Oscar Meana, y el delegado uni- versitario, Sr. Mario Pascale; a pesar de ha- se prohibido su publicacién circulé profu- ente en copias mimeogrdficas. jotivo de realizar la Universidad del Li- omenaje al General San Martin, su In- -el profesor Giordano Bruno Genta— ido ante una asamblea de profesor en. ‘de aquella | términos que exigen a F.O. ectificacién. viecién de fe en las : cre, pais. aciones aig utentic, as lel Dijo entonces el orador que « ‘ Héroe constituye el fine eee Jes tetg del pedagogia nacional”, afirmacién a la raat mos sin vacilar, pero en el texto de la externas ae tacion, esta idea no aparece desenyuelta nj mS lada con la exposicién del profesor Cents, a se apoya exclusivamente en Ja pos cin filosety que profesa, y de ningin modo en el ejemplo ij mano del Libertador, a Se pretende, de tal manera, hacer de aquelly la base sobre la que asiente la nueva Universidad argentina y orientar asi la cultura nacional, gs. forzada por liberarse no sélo de positivismo, sing también de colonialismo, hacia objetivos pura- mente intelectuales, que si bien pueden obtener al primero, son én el mejor «de. los» casos, inope- antes con respecto a lo segundo. Para el profesor Genta, lo esencial es devolver a la Universidad su jerarquia, y sefiala como inca posibilidad para ello, la disciplina de Ja inteligen- cia dentro de la cultura greco-romana y Ja restau- racién de Aristételes en las aulas, No admitimos que la verdad sea exclusivo de una determinada linea étnica 0 ral, y menos atin de una escuela dentro de Por otra parte, aspiramos la nutre en todos han concurri- Mas atin, fuera del con- desarro! demografico, es también justo ‘merain' nte m esta veracion snes Je asignan una fisonomia y un des- porque como nacién Bsoics, independizados no s6lo politicamen- culturalmente de los troncos coloniales, nos ‘en Ja formacién de la nueva cultura que 3 d Anica y romana, § esta sometida a Ja necesidad de soportar ausado la de- pero padeciendo el error de no adoptar yj ver medidas eficaces de acrisolamiento, por ie Dre. ha Megado a ocurrir que personajes XSticos, cual mados de ideas exdticas sirviendo interescs sien a nuestra nacionalidad, alcancen inconcebibles fe cumbramientos y emitan sus ideas direct; Se AV i tamenes gringos hasta desde la rectoria ue taria. Hay en la Argentina algo mas que lo Erecorro. mano y el 80. Hay un continente que ha signifi. cado un nuevo horizonte espiritual a las migracig- nes curopeas. Hay una gesta de libertad no ime buida en ninguna de las doctrinas de la vieja Eu. ropa, despertada en los eabildos, campos y montes de Suramérica, sin doctores que explicasen sus en- tronques en supuestos precursores milenarios reali- zada en campaiias y combates que nada tienen de comin en sus méviles, sus fines Y sus tdcticas con las luchas europeas, proclamadas tos y se 1807 i los que pe- de Giiemes, ni_L6- wudillos fede- de la libertad pién fueron baluar 5] pueblo armado para el cumpli- es nacionales del orden en la paz El pueblo que lo be al is como funcién propia Ja més le resguardar la existencia, integridad y honor | ¥ no es necesario buscarle falsos atri- ‘a rendirle el ‘homenaje del respeto que le uenos argentinos. Planteo es el del ex- otra parte, conducente a fines di unidad del pueblo argentin: Wy xe* civilismo que sirve a por nuestro comin debilitamiento, 1 jército. no ha sido nunca esta-— casta separada ee oe : - ciones de voluni tes auténticos, Ii a la Repabl cual quisieran res y héroes verdadero amor al arin por la sober- de los intele 3 lo "Hema ade por la sot e el profesor Genta que “el problema de la acién del pais es principalmente el problema Doe sdlo por la inteligencia capaces de brar or de Wiubea orden a los fines rque la inteligencia cee Pe ace os la justicla fue subordinada 9 nx mis abyectos. En las universidades, low terre aleceionamientos preparatorios de toda } dad. En la vida social de las clases Cia al pais; el ¥ la inteligencia pj.A. Y LA REVOLUCION F.0- olucién del 4 de junio ha abierto un i fi argentina y €se parente- js en Ja poli : nt a poblado de interrogantes. No me refiero esos que plantean a diario los que ajenos a los splemas sustanciales del pais sélo viven para la ula preocupacion de sus problemitas electo- urgidos por el pronto retorno a la norma- nstitucional, gQué normalidad? pregunto: Justo, Ortiz, Castillo, la de las actividades -monopolistas? A estos es bueno re- se encaminaba el pais por la ru- idad, Con un poco de me- lo fue mejor” ne- del mismo modo que no sé justificaba tal « : de esperanzas. exces que la Junta Nacional ge la declaraciin 4 cone A. dio a publicidad en la misma tarde del 4 de junio, se hizo un preciso distingo entre la labor posible del gobierno que surgia —como forma transitoria y desesperada de Jas | ae cias— y la obra permanente que incumbe a Ja fuerzas politicas y en particular a F.O.R. destinada a elaborar una voluntad cuyo respaldo es imposible empresa de to como la de la emancipacién inte dejamos establecido —ampliando el ci la declaracién del 29 de julio del co limitaciones a que estaria sometido el bierno, como cualquiera. que no boracién mas profunda y de un durada on la_especializacion « co argentino. Para nosotros, u previsto —asi se lo sefalé Abalos, aetualmente 9 de julio | ‘ necesario como nites ceeeeha ta uct = a el Ee ; u de un reorden me araban por el Ca imperante. t r se ha hecho necesario gl golpe °° iviles. Ni mas yg inoperanc Lo que incap: Ja incapacidad de los partidos opo- a desalojarlo y sustituirlo con un orden 7 es falencia de las fuerzas , no es la falencia de los part “menos municipales que medran en algunas re- entaciones, sino la de la U.C.R. transformada pra de sus dirigentes en un partido a imagen z Jos, con sus mismos vicios y con carenci ido nacional permanente. Sencillamente ha tomado el poder porque el radicalis lo hacerlo y tomandolo no hubiera con él, como fuerza argentina. Bone y oe i EE tenemos jerosos de la armas sutiles snetas y las espa 1 brazo, sino la vo can de agotan. tienen s que no ata Jesorientan Y veces nos quedamos per nientos cuyos aspectos €x- no coincidir con la légica del ie estas perplejid des facilmente, hace ocho ¢ estamos ndizaje de las tée- ada creacién de 5s mismos ™ po en.vano desde ‘yn guro y permanente ap y habilidades de esa alquil igencia que es el imperialismo. Qué no a quienes son movatos en la materia y pes por su formacién técnica los toman de imodalidades y situaciones completamente o ast que hayan podido tomar . pre- t ientaciones propaladas por grupitos Tee literarios que politicos, de ane ie ; ay » 1e continuando con la ntido, sin embargo, sor delante, a ilusior les | Or contrario, hab sacrific momento mirar h e ores posi- este o seno estan eS en 4 que el pais demanda. F.O.R difaria la 0 garse @ aa a su reconstruccién se trata, | lase que se habla de su reconstruccion mora frinaria, con exclusion de las preocupaciones gricas, y con F.O.R.J.A- than de colaborar a ello multitud de inquietudes jdvenes, cuya gia nacional es la del radicalismo que tal vez sin encontrarla, oculta como: estaba por figuraciones de los Ultimos afios, esto para contestar a una pregunta que mmula con frecuencia desde los euadros 1 Ja obra de su reconstracc mcia partidaria es porque buscdba- mas radical. biees = ahora de llegar a lo més radical pode- juntos. Pero nada tenemos que ha- trata de poner un comin denominador trumentar lo hecho para que la vo- tenga poder de ejecucion. Esa i sasado se llamé U.C.R. Pue- a. , vez si se depura y limpia de sus des- ge serio < : desviadores. En tal caso F.O.R.J.A. SB eentro de ella. Pero si tal no ocurre, sera simplemente que lo formal prevalece definitiva- Hpente sobre el espiritu; éste trascendiendo del cuer- po que lleva su nombre, vive en nosotros y noso- fos no lo abandonarfamos. Asi podremos contes- rel interrogante tinico que importa, en el parén- is politico que ha abierto el 4 de junio. del doctor Arturo M. Jauretche, 1943). asariO ins q resultante ntacion en ¢! J 108 CONSERVADORES sobre la que se establecid en nuestro inacién politica de la oligarquia fue idad cultural, Las clases do- s des, que mantenian contacto ediante el comercio, los viajes _y los con un derecho indiscuti- isputaron por todos los me- iperior Europa m se considera Ibe al gobierno y lo jncluso con Jas armas en la mano, a las ma- inas. No nos interesa ahora entrar al fondo del debate, sino sefialar el hecho. La ver- des que, de aceptar el principio que imvocaban ai Lae es is 1> por la borda todos sus valores | ado F 7 s efectos de la co- sItas clases de Is edad y a una gran reaceién na- esa forma nuestra aristo- acuerdo con la ley } gO muestra lo: prtarse rocedia de las las clases dirigen- i ¢ scibn de tod vada en el caso por desvineul or entre nuestros oligarcas y el pi némeno curioso de que, asi como jos abuelos renegaban del criollo por .europeismo jntelectual, los nietos, por lo que tenian ellos mis- mos de criollismo heredado, renegaban ahora con- ta el inmigrante. En uno y otro caso sé trataba M solamente de marcar la diferencia_—y la superiori- " gad— con respecto a Ja masa de la poblacién. En ; a Club del Progreso se injuriaba al pueblo argen- tino llamandolo “gaucho”, y un cuarto | después, en el Circulo de Armas, se pueblo argentino Iaméndolo “gringo”, ae herederos, cada uno de los cuales es- a taehepente to cgeremte inelé: Como la in- S oligarquia ya clinacién pues cl pueblo argentino habia do su bandera i % e y su caudillo, las protestas unm tono de amargura patridética. Gra’ J que habian vivido vendiendo el pat nal, declaraban so m re m cada f yet jue se dio el fe puede comprovarse por Presentantes, hasta ¢] advenj. del radicalismio y atin podria decirse tevolucién de septiembre. Eran un part or_serlo podria resultar any mantenia no obstante, una innegable autenticidag Representaba a una fraccién de la Argentina tradi cional, con sus muchos errores y al vi ega al extranjero (y bien pecaminosa, ya era tradi 2 de la mentalidad y la sastreria. conservaban pujos patridticos (el cult ria quimérica, poblada de dejasen gobernar por cellos ellidos evocaban a yee 5] desplazamiento de los caballeros. del gut do je Armas, que, con toda su inmoralidad greulo ve entido de elegancia y_ las n, aunque maltre- , convertides en una politic a el 4 de junio, -dad es que los nombres cumbres rismo actual distan mucho de ser ‘Ahi esta don Alberto Barcelé, don Uber- gnart, don Groppo y los Frescos, Miguez y Solanos, etc., ete, con olor a mostrador, cuando no "a algo menos sancto, y si hay olor a rodeos también seri de vacas ajenas, La explicacién de este fend- meno es clara. Los intereses financier : 7.0.RJ A. Y EL 17-2 OCTUBRE entos en que vive el pais, la ) dio a conocer una declara- osicion. La misma expresa te a los mom ocr. (f.0.R.J.A. 4, en la que fijan su P' a siguiente: “J Junta Nacional de F.O.R.J.A. em presencia de la agitacion oligarquica promovida por las fuer- fas de la reaccién en convivencia con Jas izquier- gas extranjerizantes Y de la inquietud reinan- entre los trabajadores ante el riesgo de una re- acion de los sistemas de opresion. econémica y dominacién imperialista establecidos desde el le septiembre de 1930 por la_ misma confabula- e ideologias. DECLAR = Que en el debate planteado en el sen opinién esta perfectamente deslindado él 0 entre la oligarquia y el pueblo, banderas momentaneas que se agiten y que en encia y en cumplimiento de su del dominaciones extranjeras, corresponde Civica Radical asumir la direceién de 3° — Que el Comité Nacional de facto buye la representacién de la U.G.R. se al campo de la oligarquia al desotr Ta orientaciones de las figuras representativas calismo yrigoyenista, 3 : 4° — Que frente a la vacancia de’ partidaria, es deber de esos hombres yos el asumirla para que ésta sea expr del pensamiento revolucionario d. que encuentran solucién integral 1 actuales del pueblo a pIsoLUCION DE F.O.R.J.A. 15 de diciembre de 1945 Asamblea General de FO Rij Act Considerando: _ 10 La resoluciin de la misma, de fecha 17 de ‘octubre de 1945, en solidaridad con el movimiento popular de esa jornada y las siguientes. " 9? La identidad de la gran mayoria de sus miem- pros con el pensamiento y la acci6n popular en marcha y su jncorporacién al mismo. Declara: ue el pensamiento y las finalidades persegui- s R.J.A. estan cumplidos al de- nto popular en condiciones po- 2 que son la expresién colectiya de untad nacional de realizaci¢ } ia politico motivé la formacion . ante su abandono por el radicalismo. z resuelve: de F.O.R.J.A. dejando en liber- CADO HISTORIGO ao ron IFT ORJA . Los antiimperians padora FORJA d politica oligtrquica . i teligentzia” y el colon EL. yrigoyenismo La tentativa de cette | la poe _ Necesidad de FORJA . ba de los revisionistas . antiimperialistas y FORJA . todo: ver el mundo desde a motor aetare y el Ribs La Convencién Nacional de Estudiantes Unj. versitarios, al pueblo de la Republica ut éQuién perdona a quién? Alvear a Yrigoyen 9 Yrigoyen a Alvear? . 2.<.49see see 12] A ninguno de los dos bandos estamos unidos ,. 195 Radicalismo y nacionalismo 133 Carta del presidente de FORJA al Dr, Abalos 135, Declaracién de FORJA ante los acontecimientos del 4 de junio La falsa opcién de los colonialismos FORJA y Ja Revolucién . Los Conservadores FORJA‘y el 17 de Octubre ey: Disolucion de FORJA