Está en la página 1de 3

REINO FUNGI

Este reino incluye a los hongos (fungus, hongo), seres eucarióticos y


heterótrofos absorbedores. Para alimentarse, secretan enzimas
digestivas a sus alrededores; posteriormente el hongo absorbe los
productos y los asimila.
La mayoría de hongos son saprofitos, es decir, viven de restos
muertos y desperdicios de otros organismos desintegrándolos y
transformando las sustancias químicas simples en aminoácidos,
carbohidratos y ácidos grasos, los cuales son aprovechados por ellos
y el resto, ya descompuesto puede ser utilizado por plantas y
animales.
La mayoría de los hongos están formados por filamentos individuales
o tubos llamados hifas, las cuales contiene citoplasma con varios
núcleos, en algunos hongos las hifas están divididas por paredes o
tabiques transversales llamadas septos.
Al crecer las hifas, se ramifican formando una red compleja llamada
micelio o cuerpo del hongo el cual se extiende en todas las
direcciones en la fuente de alimento.

Al madurar el hongo, parte del micelio se puede convertir en una


estructura especializada para la reproducción llamada cuerpo
fructífero.
Los aminoácidos y vitaminas que contienen los hongos comestibles,
son valiosos para el humano, pero algunos hongos generan venenos
como la “muscarina”.
No existe ninguna “receta” para distinguir entre hongos venenosos y
comestibles. Algunos hongos son tóxicos para ciertas personas,
algunos más llegan a serlo si se comen varios días seguidos. La única
seguridad está en diferenciar las especies de hongos que existen.
En ocasiones, los hongos se asocian con un alga azul-verde, un alga
protista o un alga verde, en una relación mutualista (ambas especies
se benefician), el resultado es lo que se conoce como líquen,
organismo colonizador en un ecosistema terrestre que ha sido
perturbado. Otro tipo de asociación mutualista entre un hongo y las
raíces de una planta es la micorriza, el hongo recibe azúcares de la
planta anfitriona y le brinda a ella sustancias que estimulan su
crecimiento, además de ayudarla a obtener agua y minerales.
A pesar de que los hongos atacan productos útiles, muchos otros
productos son valiosos al ser el resultado de su actividad, como por
ejemplo el pan y los quesos Roquefort y Camembert (Penicillium
roqueforti y Penicillium camemberti) los hongos hacen que los quesos
tengan un sabor especial. La fermentación de azúcar por la levadura
(Saccharomyces cerevisiae) forma bióxido de carbono y alcohol
etílico. El bióxido de carbono hace que la masa de pan “suba”, y el
alcohol etílico se emplea para la fabricación de vinos y cervezas.
Los hongos como el Penicillium notatum, producen sustancias
importantes de las que se obtiene el antibiótico penicilina.
Las levaduras producen la droga efedrina que se emplea para tratar
el asma y las alergias; las vitaminas del complejo B y ácidos
orgánicos como el ácido cítrico.
La mayor parte de los hongos se reproducen sexualmente
(intercambio de material genético) y asexualmente por fragmentación
de las hifas, o por esporas.
El método de producir esporas y la clase de estructuras
reproductoras, son las características empleadas para clasificar a los
hongos. En algunos hongos, las estructuras reproductoras son
microscópicas, en otros como las setas, se observan a simple vista.