Está en la página 1de 10
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALPARAÍSO FACULTAD DE INGENIERÍA ESCUELA DE INGENIERÍA AUMENTO DE PUNTO DE EBULLICIÓN

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALPARAÍSO FACULTAD DE INGENIERÍA ESCUELA DE INGENIERÍA

AUMENTO DE PUNTO DE EBULLICIÓN

OBJETIVOS

Determinar el peso molecular de una muestra problema a través del aumento del punto de ebullición de un solvente conocido.

INTRODUCCIÓN

Podemos definir que un líquido hierve cuando su presión de vapor se hace igual a la presión que soporta.

Cuando

un

soluto

no

volátil

se

disuelve

en un disolvente,

disminuye la presión de vapor de este último; consecuentemente, el punto de ebullición de la solución es mayor que el del disolvente puro. La magnitud de la elevación θ depende de la concentración del soluto y, para soluciones diluidas e ideales, se puede demostrar que

Donde

T b – T o = θ = K b m

 

2

 

RT

Kb =

0

1000 v

T o = punto de ebullición del disolvente puro T b = punto de ebullición de la solución de m, a la misma presión. Λ v = entalpía de vaporización del disolvente puro por gramo, a la temperatura T o K b = constante molal de elevación del punto de ebullición

K b es una constante característica del disolvente.

Esta relación

permite calcular el peso molecular del soluto, ya que puede

transformarse de la forma:

PM =

1000 Kb Ms

Ml T

de peso molecular PM en M l gramos de disolvente, con una constante de elevación del punto de ebullición K b , M s gramos de muestra problema y un cambio en el punto de ebullición ΔT.

Si tomamos como

ejemplo que

cuando solamente

uno

de

los

componentes de un sistema

es volátil,

tanto

las medidas como

los

cálculos teóricos se simplifican,

la presión

total del sistema

da,

al

instante, la presión parcial del componente no volátil. El o los solutos no

toman parte en las medidas, excepto en la proporción en que puedan afectar la tendencia a escapar, es decir, la presión de vapor del solvente.

Puesto

que

la

presión de vapor

es disminuida,

el

punto

de

ebullición aumenta y el punto de congelación disminuye.

Desde el punto de vista cinético, la disminución de la presión de vapor puede explicarse como debida a que las moléculas del soluto reducen la concentración efectiva del solvente. En efecto, es el número de moléculas separadas, más que su tipo o clase, quien determina la disminución de la presión de vapor.

La

ley

de Raoult

es la relación fundamental que relaciona la

concentración del soluto con la presión de vapor del solvente, es más, Raoult la aplicó en principio a la disminución de la presión de vapor para varios solutos no volátiles y la expresó por la afirmación de que la disminución de la presión de vapor dividida por la presión de vapor del solvente puro, es igual a la fracción molar del soluto.

Como la presión

de vapor

de un solvente

es

disminuida por la

adición de un soluto no volátil, es evidente que la solución debe ser

calentada hasta una temperatura superior a la del solvente puro para obtener la misma presión de vapor.

Esto

demuestra

que

para

soluciones

diluidas,

el

ascenso

ebulloscópico es proporcional a la concentración del soluto y esta

proporcionalidad directa, ha sido verificada en muchos experimentos.

Sin embargo, debe recalcarse que esta constante molar del punto de ebullición no es la elevación efectiva para una solución n molal, puesto que para una solución de tal concentración, el desprecio de m en el denominador produce un error aproximado del 1.8%. Kb es más bien un valor hipotético calculado a partir de una solución n molal en base a las leyes de las soluciones diluidas. Además Kb puede ser evaluado a partir de datos termodinámicos o experimentales, midiendo el ascenso ebulloscópico producido por una concentración pequeña y conocida de un soluto cuyo PM es también conocido. Los valores de Kb termodinamicamente obtenidos concuerdan estrechamente con los datos experimentales.

LISTA DE MATERIALES

Aparato para aumento del punto de ebullición

Plancha para calentar

Tubo de enfriamiento

Termómetro

Benceno

Naftaleno

Balanza Analítica

Vasos Precipitados

Pipetas

PROCEDIMIENTO

Se escoge un solvente de propiedades conocidas y además se escoge un soluto que no sea volátil. Para iniciar el experimento se coloca un volumen conocido de solvente puro dentro del instrumento que se utiliza para realizar la experiencia, para luego calentar hasta su punto de ebullición el solvente puro. Una vez anotada la temperatura de ebullición del solvente, que se identifica fácilmente por que se mantiene constante la temperatura durante el calentamiento.

Se agrega una cantidad conocida de soluto al solvente que esta en el aparato se disuelve mediante agitación o por simple solubilización y luego se repite el procedimiento anterior, una vez obtenida la temperatura de ebullición de la solución se calcula el cambio de la temperatura de ebullición, y luego se procede a realizar los cálculos correspondientes al PM del soluto.

Uno de los instrumentos usados sería similar al que aparece en la figura, que corresponde al aparato de Mc Coy.

PROCEDIMIENTO ∑ Se escoge un solvente de propiedades conocidas y además se escoge un soluto que

CÁLCULOS

Disolvente: Tetracloruro de Carbono

Soluto: Ácido Benzoico

K b =5.03 Tº de Eb. del CCl 4 = 76.5ºC

Nº de muestra

Masa de

Masa de disol.

Masa soluto (gr)

% peso de

 

disolvente (gr)

 

+ soluto (gr)

soluto

  • 1 57.4013

 

58.6450

1.2437

2.12

  • 2 45.4401

 

45.8911

0.451

0.983

  • 3 43.9620

 

44.509

0.547

1.23

 

Nº de muestra

Tº ebullición

Δ Temperatura

 

PM

muestra

   
  • 1 77.3

 

0.8

136.2

  • 2 76.9

 

0.4

124.8

  • 3 77

 

1.1

125.2

Al extrapolar estos resultados a cero, tenemos el valor del peso

gr

molecular para una solución ideal, esto es: 118,41 gmol .

INTERPRETACIÓN Y OBSERVACIÓN A LOS RESULTADOS

Si observamos estos resultados obtenidos en comparación con el valor real ya conocido que es de 122.12 gr/gmol podemos decir que para este método es bastante aceptable.

El termómetro utilizado

tiene una

graduación

muy gruesa

y

podemos

ver

en

los

cálculos

que con pequeñas

variaciones de la

temperatura, la

determinación

del

peso

molecular varía

sustancialmente, por lo que para mediciones más exactas se debería

disponer

de

algún

elemento

de

medición

más

exacto

como

una

termocupla.

 

Por otra parte debido al estado del equipo es difícil tener un valor más preciso de posibles fugas por evaporación del disolvente, además de que cuando se preparaban las soluciones también hay posibilidad de volatilización.

CONCLUSIONES

Cuando una sustancia se disuelve en un disolvente líquido, en general, el punto de ebullición de éste disminuye. Esta conducta es una de las llamadas propiedades coligativas, que no dependen de la naturaleza del soluto presente, sino sólo del número de moléculas de soluto con relación al número total de moléculas presentes; en este caso se llama aumento del punto de ebullición ( T f ). Otras propiedades coligativas son: el descenso de la presión de vapor, el descenso del punto de ebullición y la presión osmótica.

Estos tipos de propiedades son aprovechadas para este tipo de experiencias que deben ser siempre utilizadas bajo estrictos controles de las condiciones ambientales debido a su gran influencia en este tipo de situaciones.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Daniels – Curso Experimental De Físico – Química

J.R. Partington Universitarios

– Química

General E Inorgánica Para Estudiantes