INTRODUCCIÓN

El proceso judicial, es la satisfacción de los intereses jurídicos socialmente relevantes, siendo este el medio constitucionalmente instituido para ello, teniendo en cuenta su actuación de forma constitucional previendo la tutela de los intereses legítimos de las personas. De manera que cuando se acude a los diversos órganos jurisdiccionales a los fines de exponer una controversia cierta y seria, el juez como operador de justicia debe resolver la misma mediante un fallo definitivo apegado a la justicia y las leyes, así enalteciendo los derechos y garantías constitucionales no solo de las partes que componen el proceso si no también de toda la sociedad. En efecto, se puede presentar un proceso que cumpla todas las formalidades legales de forma, pero que esté predestinado, en el fondo, a engañar a una de las partes, teniendo esto como consecuencia una ineficaz administración de justicia, debido a que se desvirtuaría el fin que persiguen las instituciones, no solo se falsearía el objeto y la finalidad del proceso, sino que también quedara descompuesto los principios que rigen todos los procedimientos accionados en los órganos jurisdiccionales, inspirados en la integridad y supremacía de las garantías acogidas por nuestra carta de derecho. Debido a esto, las normas procesales que rigen la materia, establece que todas las partes que operan en el proceso deben obrar con probidad y lealtad, teniendo como premisa el principio de buena fe exigible a quienes accionan el aparato jurisdiccional en la búsqueda de la defensa de sus intereses. Tomando en cuenta estas ideas, no encontramos que el valor de la justicia es un servicio público que no puede ser menoscabado, ni mucho menos vulnerado por la premeditación de las partes mientras que cometen un abuso procedimental, debido a esto el legislador previo en el artículo 17 del Código de Procedimiento Civil el deber que tiene el juez de tomar de oficio o a petición de las partes, medidas necesarias establecidas en la ley, orientadas a prevenir y sancionarlas faltas a la lealtad y probidad en el proceso, las contrarias a la ética profesional, la colusión y el fraude procesal, o cualquier otro acto contrario a la majestad de la justicia y al respecto que se deben los litigantes.

lealtad y probidad. perjudicando a terceros y resquebrajando la transparencia de un sistema de justicia donde se ve afectado una sociedad en pleno. esto efectos en muchos casos. trascienden a terceras personas y a la sociedad también. sin dejar de olvidar que el juzgador será el destinatario de las normas legales. no solo para hacerlas cumplir a instancia de partes. configurándose uno de los deberes procesales del juez. haciendo una reflexión a la realidad. .Por lo antes expuesto. para obtener por vía judicial lo que no pueden lograr por otros medios. se toma en cuenta lo instaurado en el artículo 257 de nuestra carta magna. Asimismo tomando en cuenta lo referido. No obstante. todas las partes intervinientes en un proceso deben actuar bajo el principio de la buena fe. dando así a conocer casos en los cuales un proceso judicial es utilizados para obtener fines ilícitos. que los efectos que se producen en el momento de sentenciar de forma definitiva recaen sobre las partes controvertidas en un juicio. es decir. el administrador de justicia siempre debe tener presente. Por lo tanto. con el propósito de defraudar la ley. para que en el momento de que el operador de justicia resuelva el hecho controvertido dicte sentencia definitiva y logre la cualidad de cosa juzgada. se ha podido demostrar que los sujetos procesales no siempre actúan siguiendo los patrones de la buena fe. donde prevé que el procedimiento es un instrumento para la realización de justicia y que las leyes procesales se simplificaran para conferirle a los juicios y sentencias mayor fluidez y rapidez. sino para que este de oficio las instaure y obedezca. la aplicación de justicia estará por encima de formalidades engorrosas.

que se establece que una de las prioridades en el proceso es la protección del buen desenvolvimiento del mismo y así evitar que se configure conductas que estatuyan el . orientando su actuación para obtener un fin justo. que es materia de orden público. la actitud de tolerancia.FRAUDE PROCESAL El proceso judicial es concebido como una relación jurídica en el cual un sujeto. esa libertad de acción de las partes. se establece el principio de cooperación que permite la interacción directa del órgano jurisdiccional como árbitro de la litis. “Se entiende. es razonable considerar que estas diatribas deben guardar los límites establecido por las leyes y la compostura. Cuando se hace referencia a una relación jurídica en el proceso. la astucia. haciendo vencedor a quien hace uso de su destreza. Es por esto. muchas veces a costa de la verdad. entre otros. la habilidad. y sus poderes y deberes respecto de los diversos actos procesales. entonces. La relación procesal. no nos referimos al ligamen que relacionan a los sujetos procesales. ejerce su poder determinado por ley. En este mismo orden de ideas. en un aspecto del derecho como relación. según Couture (1987). Teniendo en cuenta que el proceso. constituyéndose así una figura necesaria para la litis. como relación jurídico procesal en el sentido apuntado de ordenación de la conducta de los sujetos del proceso en sus conexiones recíprocas. Es la particular condición que asume el derecho en la zona restringida del proceso. Por estas conductas. está ideado como una pugna entre partes. no permitían una arremetida directa a la buena fe. se ha observado que el proceso se ha venido transformando al pasar del tiempo. la ética o el empleo deliberado del dolo o fraude. No obstante. Enfatizando una serie de principios como el dispositivo. la pericia de las formas en el proceso no es solo responsabilidad únicamente de las partes en defensa de sus derechos e intereses. al cúmulo de poderes y facultades en que se hallan unos respecto de otros”. debemos entender que en toda relación procesal. Sin embargo. sino también del juez en el ejercicio de sus obligaciones inherentes a su cargo y actuando como garante de la buena administración de justicia.

pueden utilizar las pruebas de los hechos. recordando que el proceso comprende una integración compleja de elementos ético sociales. dolo procesal. o también la provocación de incidencias para conseguir lapsos probatorios o solicitud de términos extraordinarios. que atañen en primer lugar a la buena intención que acompañan a la conducta leal.fraude procesal. simulación o apariencia de juicio. que las partes intervinientes en un proceso.” Es por esto. El Deber de Lealtad y Probidad El deber de lealtad y probidad en el proceso son manifestaciones del principio de buena fe con el que deben obrar las partes en el momento de accionar los órganos jurisdiccionales. opina que “en los últimos tiempos. mediante la promoción insensata y dolosa de medios de pruebas no idóneos. que las partes en el proceso no pueden deformar y obstaculizar la dinámica del proceso. Es por ello. y en segundo lugar. impertinentes no adecuados. el autor Couture (1948). pudiendo tener esto como consecuencia la anulación o invalidación del acto procesal. . escenario este que conlleva la configuración perfecta de fraude procesal. Al respecto. así como la estafa procesal. se ha producido un retorno a la tendencia de acentuar la efectividad de un leal y honorable debate procesal. no buscan la solución del conflicto y el libre desenvolvimiento de la justicia. Según Gozaíni. abuso del derecho. los recursos y demás sucesos que puedan causarse. que ha producido un agravio y un error trascendental ocasionando un estado de indefensión a una de las partes intervinientes en la litis. refiere que la buena fe abarca la lealtad y la probidad. compone elementos accesorios que dependen de política y de técnica jurídica. no significando esto que en proceso no pueda dar pie la utilización fraudulenta y de forma dolosa de medios o recursos procesales ilegales que. teniendo como finalidad demorar el juicio. fraude a la ley. honesta. lo que persigue es lesionar un sujeto procesal para obtener así un beneficio. pertinentes y necesarios que auguren la mejor defensa de sus derechos e intereses. pues las partes tienen derecho de utilizar todos los medios procesales útiles.

El juez debe tomar de oficio o a petición de las partes. sin preferencias. y que la violación de forma dolosa de estos conllevan irremediablemente al establecimiento de un fraude y esto a su vez a la nulidad de las decisiones emitida por el juez. escuda la igualdad y la lealtad de las partes en el proceso. las contrarias a la ética profesional. tendentes a prevenir o a sancionar las faltas de lealtad y probidad en el proceso. Es por ello que acudimos a la definición de fraude procesal de la Sala Constitucional.Nuestro Código de Procedimiento Civil vigente. un principio de derecho. nuestro código de procedimiento civil lo acoge en su articulado el cual reza lo siguiente: “Articulo 17. todas las medidas necesarias establecidas en la ley. o cualquier otro acto contrario a la majestad de la justicia y al respeto que se deben los litigantes. delimitando que este principio. un valor jurídico. que la importancia que tienen los principios y deberes de las partes en el proceso. es menester saber que se concibe como fraude procesal. la colusión y el fraude procesal. El Fraude y su Vinculación con otras Figuras Jurídicas Con ocasión a realizar semejanzas y diferencias del fraude procesal con otras figuras jurídicas. tomándose en cuenta que estos principios son pieza fundamental para el debido desarrollo del juicio. . según decisión del 04 de agosto de 2000. es una norma fundamental de convivencia humana. una regla de interpretación de normas y contratos. una forma de integración del derecho o una fuente de derechos y que está ligada íntimamente con el principio de moralidad y buenas costumbres que es base fundamental del ordenamiento jurídico. En cuanto a la lealtad y probidad en el proceso. sino la igualdad de oportunidades que deben tener las partes controvertidas en un juicio. para así evidenciar cuales son las conductas contrarias al principio de buena fe.” Es por esto. para realizar todo lo atinente para obtener justicia. No solo se habla de la justicia como institución de justicia gratuita. instando al operador de la justicia que debe mantener a las partes en los derechos y facultades comunes a ellas.

que actuando como demandante. En suma. y que procurarán al concurrir con ella en la causa. maniobras y manipulaciones que un sujeto emplea con relación a los actos procesales para provocar una determinada consecuencia jurídica sobre otro sujeto durante la tramitación de un proceso judicial. mediante el engaño o la sorpresa en la buena fe de uno de los sujetos procesales. o de terceros ajenos al mismo. en beneficio propio o de un tercero y en perjuicio de parte o de tercero…(…) El fraude consistir en el forjamiento de una inexistencia litis entre partes. entendiéndose que este es un vicio de la voluntad. astucia o maquinación que se emplee con ese fin. también demandada.puede nacer de la intervención de los terceros…”. convine con otra u otras a quienes demandan como litisconsortes de la víctima del fraude. por lo que debe reconocerse como el hecho ilícito cometido “a sabiendas y con intención de dañar”. también concebido como un elemento del delito civil. En este mismo orden de ideas. maquinación subterfugios. expediente N°00-1724. Es por esto. o puede nacer de la colusión de una parte. o por medio de este. que es la acción de un sujeto que provoca error en el otro. se busca manipular. como toda artimaña. que establece lo siguiente: “ El fraude procesal puede ser definido como las maquinaciones y artificios realizados en el curso del proceso. que el dolo procesal es el engaño determinante de la voluntad ajena a través de un proceso judicial. cualquier artificio. Se entiende. crear al verdadero codemandado situaciones de incertidumbre… También. Jesús Cabrera R. caso INTANA. El Fraude y El Dolo Procesal El dolo es un factor subjetivo de atribución. con el fin de crear un proceso dirigido a obtener fallos o medidas cautelares en detrimento de una de las partes.sin que con ellos se agoten todas las posibilidades. así encontrando una desviación de los propósitos de la verdad y justicia que debe imperar en todo proceso. engañar o persuadir. es dolo cualquier forma de engaño que se utiliza para determinar a una persona a celebrar un acto jurídico. Entendiéndose así.. se denota que en el ejercicio del dolo procesal. y así destruye su voluntad jurídica. es toda aserción de lo que es falso o disimulación de lo que es verdadero. a impedir la eficaz administración de justicia. lo que constituye la simulación procesal. en estos . un engaño para conseguir la ejecución de un acto. destinados.ponente Magistrado Dr.

en concierto entre las pates en perjuicio de una de las partes. o por el concierto de dos o más sujetos procesales. subterfugios. o fechas que no son verdaderas. o han querido establecer derechos distintos de los aparentes constituidos. y por tanto. Con fines de engaños. emitido conscientemente y de acuerdo entre las parte. como las conductas realizadas con dolo consistente en artimañas. maquinaciones. La simulación tiene lugar cuando se encubre el carácter jurídico de un acto bajo la apariencia de otro. caso en que surge la colusión. En tal sentido. para producir. maniobras y manipulaciones con la finalidad de aparentar un proceso judicial y. El Fraude y la Simulación La simulación es una falla del acto jurídico que consiste en el carácter ficticio de la manifestación de voluntad de las partes que. con las finalidades de aparentar un proceso judicial o de violentar con fines ilícitos normas procedimentales. en verdad.supuestos nos encontramos con el fraude procesal. teniendo en cuenta que puede cometerse en un solo acto o en todos los actos del proceso. o cuando el acto contiene cláusulas que no son sinceras. no ha querido constituir los derechos a que se refiere su declaración. se entiende el fraude desde el punto de vista doctrinario. y al cometerse en varios actos se configura un proceso fraudulento. lo que constituiría un dolo procesal en stricto sensu. El autor Ferrara (1960). el que se requiere para que se establezca la relación jurídica”. que no es más que la manifestaciones del dolo procesal y que es una conducta procesal contraria al principio de buena fe con el que deben actuar todas las partes del proceso. define la simulación como “la declaración de un contenido de voluntad no real. o . Estas maquinaciones y artificios pueden ser realizados unilateralmente por un litigante. la apariencia de un negocio jurídico que no existe o es distinto de aquel que realmente se ha llevado a cabo… Si hay consentimiento para la ficción falta el necesario para la obligación.

se establece como la prestación patrimonial realizada por el dueño con voluntad viciada por el modo de proceder del autor. del fraude toma la conciencia de obrar en contra del ordenamiento jurídico. a través de la directa violación al principio de buena fe y a la moralidad. La posesión de la cosa se obtiene con el consentimiento del dueño. teniendo como fin un resultado ilícito. debe acompañar: el propósito de inducir a error al sujeto pasivo. si bien es cierto. A pesar de estas similitudes existe . y la otra forma constituye un proceso aparente. defraudando la ley. partiendo que en el momento de constituir un proceso simulado. Teniendo en cuenta que en el momento que en apariencia se produce un fraude en el proceso y estafa. por cuanto se engaña al juez con un motivo lícito que esconde un fin ilícito. Mientras que el elemento objetivo constituye una expresión concreta de la voluntad de engañar. que no son aquellas para quienes en realidad se constituye o transmiten. Debido a que el elemento subjetivo exige la intención de engañar o persuadir. esto es. Partiendo de esto. además del propósito de obtener un beneficio.cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas interpuestas. cuando utiliza mecanismos del proceso para desarrollar válidamente un negocio jurídico que las mismas partes reconocen como cierto. aunque esto sea un destino mediato. que ese consentimiento está viciado ya que se consiguió por medio de artimañas y engaños. que se representa a través de la artimaña. se deduce que la simulación en el proceso puede adoptar una dualidad de formas. La estafa procesal se asemeja con el dolo en sus elementos subjetivos y objetivos. La estafa se caracteriza y distingue de las otras modalidades de la defraudación por el elemento subjetivo que. cuando una de las partes utiliza una formas procesales desenvuelve un negocio fraudulento convenido entre partes en perjuicio de terceros. aunque mediante este negocio se vulneren y afecte el interés jurídico de otro. sin importar que esto pueda acarrear daños. El Fraude y la Estafa Procesal La estafa en sentido estricto.

Tampoco le interesa la participación de la contraparte ni el daño a terceros. según el cual.una distinción común que no es más que: a la estafa no se interesa por el resultado. debido a que no puede concebirse la estafa procesal sin que medie una acción judicial en curso. solo tiende a conseguirlo desenvolviéndose en un proceso. Se permite señalar que la estafa procesal. restricciones que no rige a la estafa procesal. la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. Con ocasión al dolo procesal o fraude procesal. quien llega a una conclusión injusta que es distinta a la verdad perseguida. se encuentra establecido en el artículo 17 del Código Procesal Civil (1986). y b) con el proceso (proceso fraudulento). El Fraude Procesal El fraude procesal. el operador de justicia está en la obligación o deber de tomar oficiosamente o a instancia de partes aquellas medidas necesarias para prevenir y sancionar la falta de lealtad y probidad en el proceso. y los medios utilizados para engañar en este último delito. las contrarias a la ética profesional. se pronunció con respecto a esta figura como las maquinaciones o artificios realizados en el curso de un proceso o por medio de este. no solo una etapa . en beneficio propio o de un tercero y en perjuicio de parte o de tercero (Sentencia del 04 de agosto 2000). a impedir la eficaz administración de justicia. en todo caso. mientras que la desobediencia procesal es un fin. que también son diferenciables. La estafa procesal es un medio y se abusa de él sometiendo con continuadamente engaños y malicia la voluntad determinante del órgano jurisdiccional. lo que sí es aceptable en el fraude procesal. es un medio de engaño. la colusión y el fraude procesal. En el proceso fraudulento. o cualquier otro acto contrario a la majestad de la justicia y el respeto que se deben a los litigantes. solo puede recaer sobre los objetos taxativamente enunciados en la ley. El fraude puede producirse: a) en el proceso (mediante una notificación falsa). destinados mediante engaños o la sorpresa en la buena fe de uno de los sujetos procesales. si existe daño a estos se configura un fraude colusión fraudulenta o dolo procesal.

aquellos que no componen un litigio real. En este orden de ideas se debe señalar que la conciencia propia de la temeridad provocada por ambas partes agrega como elemento característico la colusión. cuando el acuerdo entre las partes persigue distraer derechos de terceros o evadirlos directamente mediante un proceso. Entendiendo esto. 2. que se incline a conseguir o a dictar una sentencia con o sin valor de cosa juzgada. o por parte del operador de justicia o sus auxiliares. sino que todo él es falso o simulado y cuenta con la complicidad de ambas partes en perjuicio de un tercero. la colusión. Clases de Fraude Procesal El fraude procesal o dolo genérico tiene varias formas. tales como. o a la homologación de un acuerdo procesal u otra resolución judicial. el dolo especifico. perjudicando a un tercero o burlando la ley. puede producir responsabilidades civiles y penales. tercero. permite sustraer judicialmente la acción de los acreedores. Este puede plantearse de estas dos formas: 1. derivado la posibilidad de procesos aparentes: es decir. con fines ilícitos. como infracción al deber de lealtad procesal. utilizan su investidura para .o acto del mismo es ilegitimo. que existe fraude en el proceso cuando los auxiliares de justicia lejos de efectuar su deber de coadyuvar el proceso. o a impedir su pronunciamiento o ejecución. el orden público o fiscal. y los procesos fraudulentos propiamente dichos en los que se emplea la estructura adjetiva con el fin de provocar daño a terceros. los auxiliares de la justicia pueden ser agentes del desvió de la verdad a través de la multiplicidad de actos que cumplen en el desarrollo del procedimiento. el que calificado en su entidad ilícita. Bilateralmente: por medio de la actitud engañosa que dirigen las partes. así pues. por sus consecuencias. Existe la posibilidad de defraudación por vía de los funcionarios judiciales. Unilateralmente: mediante el acto llevado a cabo por una de las partes del proceso. la simulación y hasta el abuso de derecho. Es por esto que se debe entender al fraude procesal toda maniobra de las partes. sino que buscan una finalidad diversa a la natural eficacia de la justicia. que.

y no la simple mentira. Cuando el fraude procesal es cometido por una sola de las partes. un artificio o una maniobra destinada a desfigurar la realidad. en tanto ambos coincidan en la intención de general el engaño. de modo tal que todo aquel que participe en la provocación. constituye el ilícito. las partes de un proceso judicial pueden ser sujetos activos del fraude procesal. que es más propio del dolo procesal. el obrar fraudulento asume conscientemente la malicia de su intervención y sabe que con su actuación está engañando a alguna de las partes sin importar el daño que se pueda ocasionar. sino la intención de evitar el cumplimiento de la ley aplicando artimañas y medios desviados para conseguirlos. limitándose al órgano jurisdiccional. el demandado y el juez. De esta forma el sujeto activo será quien con su actividad maliciosa engaña a la otra parte en busca de fines ilícitos. La alteración intencional y consciente de la verdad. En este orden de ideas. Ahora bien. si el fraude procesal no se refiere a su situación respecto de otro. de manera que lo característico de esta institución no es la voluntad de dañar a otra persona. un acto contrario a la pauta moral. Sujetos de Fraude Procesal Durante el proceso judicial intervienen el actor. existiendo en este caso un dolo unilateral. sino a su relación con el instituto en que opera. Así. debe concluirse que el acto fraudulento es. sistemáticamente. contrarios a la justicia. En este caso el sujeto pasivo es el órgano jurisdiccional. el engaño se dirige al juez y hacia el oponente. . o quien comete error provocado al dictar una decisión desajustada de la realidad por el dolo del sujeto activo.desviar la misión y finalidad del mismo logrando una decisión jurisdiccional que pueda ser oponible a terceros. por definición. mientras que el sujeto pasivo será quien mediante dolo o engaño es sorprendido en su buena fe por su contrario. Presupuestos del Fraude Procesal En el fraude procesal existe el conocimiento de la acción contraria al orden adjetivo.

y que las actuaciones judiciales están dirigidas principalmente a resolver controversias entre partes que requieren la declaratoria de derechos. como se dijo. de libertad. en el cual establece lo siguiente: “La constitución. ha sido clara al abordar el tema de fraude procesal. 49 y 257 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. mentira. estableciendo los valores de justicia y ética. señalando así el carácter general de impugnación de esta figura jurídica. 12. 14. así como en los artículos 11.En resumen. no es sino fraude que convierte a la jurisdicción . Cuando la constitución regula al Poder Judicial. Vías Procesales para Sustanciar y Decidir el Fraude El fundamento jurídico de la acción de fraude procesal se encuentran en los artículos 20. 17 y 170 ordinal 10 del Código de Procedimiento Civil. por ello una constitución no explica los conceptos de justicia. de los principios y garantías constitucionales procesales de tutela judicial efectiva por parte del estado. debido proceso y del proceso como instrumento ideal para la realización plena de la justicia. inmerso en tal regulación se encuentra el que el ejerce la jurisdicción (potestad de administrar justicia). artificio. fijando posición la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. pronunciando fallos que han resueltos casos concretos y han permitido establecer una suerte de procedimientos y de criterios jurisprudenciales. y de oficio por el órgano jurisdiccional. la vía incidental. con ponencia del Magistrado Jesús Eduardo Cabrera Romero. no solo está formada por un texto. motivo por el cual existe el proceso contencioso…No utilizar al proceso contencioso para dirimir conflictos entre las partes. sino que ella está impregnada de principios que no necesitan ser repetidos en ella. Sentencia No. de democracia y otros valores. desnaturalizándolo. el fraude procesal es la intención de engañar y emplear en el proceso desviándolo de su fin natural presupone y caracterizan a este. a través del cual se le impide la defensa al adversario y a su vez imposibilitando al juez tome una decisión justa. 26. porque al estar existe. Apuntando que el estudio de estas vías de sustanciación de este recurso ha sido tratado particularmente por la jurisprudencia. las vías establecidas son las autónomas o juicio ordinario. Así. 77 de fecha 9 de marzo de 2000. pudiendo ser definido como todo engaño.

o por medio de este. caso en el que surge la colusión. en sentencia No. El fraude procesal. y puede perseguir la utilización del proceso como instrumento ajeno a sus fines de dirimir controversias o de crear determinadas situaciones jurídicas (como ocurre en el proceso contencioso). En este mismo orden de ideas. Estas maquinaciones y artificios pueden ser realizado unilateralmente por un litigante. o perjudicar concretamente a una de las partes dentro del proceso impidiendo se administre justicia correctamente. con ponencia del Magistrado Jesús Cabrera Romero. si se constatan los vicios. si ha originado una cosa juzgada y su posible corrección. 910 de fecha 04 de agosto de 2000. mediante el engaño o la sorpresa en la buena fe de uno de los sujetos procesales. por ser contrarios al orden público. considerando que la cosa juzgada producto del fraude puede ser revertida mediante pretensión autónoma nulificatoria. con mucha más razón procederá a instancia de partes. todo el sistema de justicia perdería la seguridad para el cual fue creado. que con toda razón tiene que existir antes de que se consolide el fraude a través de las sentencias firmes. 77 de fecha 09 de marzo de 2000 de la sala constitucional. la Sala estableció lo siguiente: “El fraude procesal puede ser definido como las maquinaciones y artificios realizados en el curso del proceso. se hace pertinente y necesario referir el criterio de la sala constitucional del tribunal supremos de justicia. permitir tal situación.en una ficción y. destinados. o por el concierto de dos o más sujetos procesales. sobre esta materia. Tal situación resulta contraria al orden público. han declarado de oficio en procesos de amparos constitucional la existencia de procesos aparentes. y se regresaría a la larga vindicta privada.” Posteriormente. y mediante la apariencia procedimental lograr un efecto determinado. en beneficio propio o de un tercero y en perjuicio de parte o de tercero. ya que las instituciones no se utilizarían para el fin que fueron creadas. a impedir la eficaz administración de justicia. 910 de la Sala Constitucional de fecha 04 de agosto de 2000. la Sala Constitucional y la de casación de la extinta corte suprema de justicia. que puntualiza que el fraude . es propender al caos social. reflejado en sentencia No. lo que constituye el dolo procesal stricto sensu. en cuanto a la existencia de acciones autónomas para debelarlo.” Ahora bien. ya que de permitirse y proliferar. en fallos citados en la sentencia No.

no tiene regulado en su contenido la vía incidental como procedimiento especial para denunciar y decidir el fraude procesal. la Sala Constitucional en la precitada decisión No. si estos actos son dolosos y que puedan ser encuadrados en tales supuestos. si a pesar del interés que persiguen las partes de evitar el perjuicio que tal colusión les causa no pudieran acudir antes los órganos jurisdiccionales para pretender así la ineficiencia de los procesos. 910. pudiendo así traer como consecuencia la solicitud de acumulación del proceso. Por último. si el fraude es advertido por el juez durante la pendencia de un proceso. señala que en un proceso judicial en curso “cuando el dolo es puntual. que se van desarrollando para formar con todos ellos una unidad fraudulenta. la sala considera que la existencia de un fraude puede hacerse durante la disputa de un proceso . si se trata de actos aislados para lo cual bastará la articulación probatoria prevista en el artículo 607 del Código Procedimiento Civil. que cuando se haya la situación de un fraude múltiple o multilateral pues como se trata de varios procesos aparentes. Por otra parte. sin embargo. Cuando el fraude procesal es cometido mediante varios juicios. La legislación adjetiva nacional establece que uno de los medios para detectar el fraude es a través de un juicio extraordinario de invalidación cuya base legal se encuentra en los ordinales 1° y 2° del artículo 328 del Código de procedimiento Civil. también es criterio de la Sala Constitucional del Máximo Tribunal de Justicia. para lo cual resultaría pertinente acudir a la vía ordinaria. De igual forma. dirigida a que en una o varias causas la victima quede indefensa o disminuida en su derecho. la referida sala ha establecido que el derecho a la defensa de las víctimas se haría ilusorio. esta vía incidental para denunciar. la única manera de revelar es accionando una demanda contra todos los intervinientes en los procesos simulados. aunque los procesos parezcan desligados entre sí. puede declararse el fraude de oficio sin importar la ausencia de instancia de partes o de terceros. según lo previsto en el artículo 17 del código de procedimiento civil. dirigido hacia determinados . sustanciar y decidir el fraude procesal. fraudulentamente instaurados en su contra.procesal puede ocurrir dentro de un proceso o mediante la creación de varios juicios. aparentemente independientes. El Código de Procedimiento Civil.

las partes perjudicadas pueden atacarlo dentro del proceso y no es necesario ni siquiera acudir al amparo constitucional. que en los casos en que se denuncien actuaciones de dudosa probidad producidas en juicio. como lo ha aclarado la Sala Constitucional: “También ha sido criterio sostenido de esta sala. dentro de un determinado proceso judicial.actos procesales. en los cuales no exista decisión con autoridad de cosa juzgada.” . ya que el dolo a el fraude van a surtir efectos en la sentencia definitiva y antes que ella se dicte dentro del proceso. Esta forma incidental de impugnar el fraude procesal. en ejercicio de la función jurisdiccional y en resolver con respecto a la existencia de fraude procesal denunciado. corresponde al juez de la causa. pueden repelerse sus efectos perjudiciales”. puede efectuarse en cualquier estado y grado del mismo.

no desviar la finalidad del proceso para obtener fines ilícitos. una falta al principio de buena fe. estableciendo los mecanismos de defensa que tiene el sujeto afectado para defender su esfera de custodia y llevando a la reflexión que se debe incorporar un procedimiento especial para tramitar esta figura jurídicas y ofreciendo lapsos y mecanismos de defensa y sanciones para que no quede ilusoria esa conductas desleales en el proceso. . De igual forma. es la jurisprudencias reiteradas por parte del Tribunal Supremo de Justicia en esta materia. moral y de lealtad que debe prevalecer en una contienda para encontrar un fin único que es el esclarecimiento de los hechos que no es más que la verdad. garantizando el derecho a la defensa y un debido proceso.CONCLUSIÓN El fraude procesal ocurre como consecuencia de una conducta dolosa de las partes intervinientes del proceso. siendo que el marco normativo más tangible a la hora de enfrentarse a una situación de falta de lealtad y probidad por alguna de las partes. es decir. producidas por el fraude al momento de perpetrarse. se ha desprendido en lo largo de esta monografía la austeridad de doctrina y de leyes formales que regulen los procedimientos y los diferente medios que se pueden utilizar para dirimir estas situaciones de indefensión.

910 de fecha 04 de agosto de 2000. Trabajo de Grado para optar al título de Magister en Derecho Procesal Civil. (2006). Sentencia No. P. La conducta en el Proceso. E. Gozaini. (2010). Caracas Venezuela. Universidad Católica Andrés Bello. Venezuela. Estudio de Derecho Procesal Civil.gov. R. (2006). Ediciones Paredes. Boniato). M. F. Código de Procedimiento Civil Venezolano. .N° 8. La Simulación de los Actos Jurídicos. Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.gov. Librería Editora Plántense S. (2002). (1987). Disponible en www.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Couture. Argentina. Leyes y Sentencias Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). (1960). El Fraude Procesal y El debido Proceso en el Ordenamiento Jurídico Venezolano. Caracas.L Velandia. Baudin. L. Separata de: Nuevos Estudios de Derecho Procesal homenaje a José Andrés Fuenmayor. Madrid. Primera Edición. presentado como requisito parcial para optar al grado de especialista en derecho procesal.tsj. Colección Libros Homenajes.ve Sentencia No. Venezuela. Del Dolo Civil al Fraude Procesal. Venezuela. O. Disponible en www. Caracas. Universidad del Zulia. Editorial Revista de Derecho Privado. La Vía Incidental: ¿Procedimiento Judicial Apropiado para Sustanciar y Decidir el Fraude Cometido Con el Proceso? Trabajo Especial de Grado. (Edición al ciudadano de Enrique H. Venezuela.R. Gaceta Oficial No. Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. Caracas. Para el año de su impresión. Tribunal Supremo de Justicia. (1998).ve Trabajos de Grado Rojas. Ugarte.tsj. 77 de fecha 09 de marzo de 2000. Ferrara. 5453.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful