Revista Mensaje N°478 Mayo 1999

Poder y responsabilidades compartidos EL RÉGIMEN “DE” PINOCHET Carlos Huneeus1 La detención del general Pinochet está evolucionando en una dirección dominada por un doble reduccionismo: la historia del largo y duro régimen autoritario se reduce a la persona de Pinochet, y en ese período hubo una sola institución, el Ejército. Ahora se nos quiere convencer de que gobernó sólo, sin que hubiera existido un sistema político con instituciones que cumplían ciertas funciones y con personas que las dirigían y tomaban sus decisiones. Y que comparten, por tanto, las responsabilidades. La reducción de la historia pasada al papel del general Pinochet pone un manto sobre la complejidad del sistema político y libera de responsabilidades a sus principales colaboradores. Esto trae como consecuencia una impunidad que perjudica a Pinochet, porque a él se le atribuyen todos los males. Esto contrasta con la interpretación de los éxitos de su régimen, cuya autoría se la atribuyen numerosas personas que se cuidan de aclarar que nada sabían de lo que ocurría en el campo de los DD.HH. o que se esforzaron por impedirlo. Este reduccionismo ofrece una visión simplificada de nuestra historia reciente, sin cuyo adecuado conocimiento no se podrá comprender la pregunta central de ese período: ¿por qué hubo tan alto nivel de violencia?¿Cuáles fueron las causas de optar por un estilo político confrontacional, con tan altos costos humanos, afectando el destino de miles de familias chilenas? ¿Para qué se creó la DINA, dotándosela de tan amplios recursos institucionales que le permitió cometer los excesos atroces? No hubo guerra civil Hay una justificación implícita de lo ocurrido cuando se repite que en 1973 hubo un estado de guerra civil. Ello no fue así. No hubo una sublevación de una parte del Ejército contra el gobierno, como en España en 1936, sino una iniciativa institucional. Tampoco había grupos guerrilleros como los montoneros o el ERP de la Argentina de Isabel Perón, con capacidad militar para atacar exitosamente instalaciones castrenses. Hasta el 11 de septiembre de 1973 funcionaron todas las instituciones, con enormes dificultades, como el Poder Judicial, pero ellas tomaron decisiones, incluso la Cámara de Diputados. Nada justifica el empleo de la violencia que conoció Chile. Los militares controlaron el país a escasas horas de haber iniciado la marcha al poder. A partir del 11 de septiembre de 1973, los nuevos detentadores del poder,
Estas notas son el resultado de una investigación sobre el régimen de Pinochet apoyado por Fondecyt, proyecto Nr.196-02-97.
1

incluyendo la intervención de un distinguido colegio de Santiago pedida por algunos apoderados. Sus decisiones eran apoyadas por un equipo asesor integrado por militares y civiles (el Comité Asesor de la Junta de Gobierno) y a partir de 1976 hubo cuatro Comisiones Legislativas. Sin embargo. subsecretarios o altos funcionarios—. una por cada miembro de la Junta. de cuya existencia no se supo en ese tiempo. La interrelación de factores institucionales y liderazgo político explica que el régimen autoritario haya durado un largo tiempo. declararon una guerra sin tener un enemigo. En los primeros cuatro años. sino también el poder ejecutivo. el principal centro decisorio fue la presidencia. logrando en diciembre de 1974 que se le dotara de la facultades que la Constitución de 1925 establecía: las de presidente de la República como “jefe supremo de la nación”. los auditores de las instituciones castrenses y los invitados —ministros. Una Secretaría de Legislación coordinaba la labor de la Junta. según el caso. las decisiones de la Junta fueron colectivas y ejerció no sólo el poder legislativo. Juzgado por el largo tiempo en que dirigió el país. Hasta mediados de 1974. aunque parciales. Esta rama también tuvo una organización ilegal de carácter terrorista destinada a combatir al “extremismo”. Hubo una dirección colegiada. constan en sus Actas todavía secretas. fue una figura excepcional. y el director general de Carabineros. La Junta fue una institución que funcionó de dos maneras. En esas reuniones participó un amplio número de personas: los asesores legales de cada uno de sus cuatro miembros. sin necesidad de contar con la . La Junta de Gobierno La comprensión del carácter del régimen militar requiere un análisis no satanizado del rol desempeñado por el general Pinochet. Hubo una segunda manera de funcionamiento de la Junta para tratar los temas políticos no propiamente legislativos y de lo cual no hay rastros. la máxima autoridad del régimen fue la Junta de Gobierno. La expulsión de sacerdotes extranjeros por “marxistas” fue acordada por la Junta. Después de la “consulta” de 1978. Pinochet fue el único de los jefes militares de los “nuevos autoritarismos” de América Latina de los años 60 y 70 que se mantuvo en el cargo durante todo el período. Hubo reuniones formales. en las cuales se tomaron decisiones y cuyos debates. El control del poder por el general Pinochet durante todo el régimen demuestra que tuvo una fuerte voluntad política que le permitió ser el actor clave del orden político.militares y civiles. contra lo cual Pinochet se impuso. sino que continuó disfrutando de una importante fracción de poder e influencia después de 1990. Esa fue una decisión tomada después del golpe y no tiene que ver con las condiciones que precipitaron la crisis y caída de la democracia. formada por los tres jefes de las FF. compartió el poder y la autoridad con otros jefes militares y con personalidades civiles que ocupaban posiciones en el sistema político.AA. Los miembros de la Junta se reunían constantemente. así como también múltiples decisiones en contra de personas. también formada por civiles y militares. La Junta autorizó la creación de la DINA como una organización todopoderosa y dependiente del general Pinochet. También aprobó la arquitectura jurídica del autoritarismo. y que su jefe de Estado no haya sido derribado por un golpe de estado. que apoyaban la labor legislativa. nombrando a un oficial de la FACH como “rector”.

Esto le permitió a Pinochet afirmar que había sido elegido por el pueblo. y la convocatoria a “extirpar el cáncer marxista”. que apoyaron eficaz y fielmente al general Pinochet y lo han acompañado después de haber entregado la Presidencia. de carácter institucional. El régimen tuvo la capacidad de atraer a centenares. con un liderazgo decidido y un coraje similar al que tuvo durante el último gobierno democrático. Los civiles de la coalición gobernante Junto a los militares colaboraron grupos y personalidades civiles. como lo hizo durante el gobierno del presidente Allende. concentró las funciones de jefe de Estado y jefe del Gobierno como Presidente y. como jefe de Estado. es porque perdió la lucha de poder contra el jefe del Ejército y sólo después de su derrota manifestó su preocupación por el retorno a la democracia. En tercer lugar. El presidencialismo de Pinochet En 1978 el régimen cambió hacia un presidencialismo personalizado en el general Pinochet. Lo anterior no puede llevar a exagerar el papel de Pinochet. se identificó con una cierta tradición política del país —Portales y la “república autoritaria” del siglo XIX”. Tampoco ejerció la supervigilancia sobre los tribunales militares que le imponía la Constitución de 1925. La Corte Suprema no levantó su voz para exigir el cumplimiento de sus resoluciones por parte del Gobierno y para defender los derechos de las personas. El “duro” de los primeros meses no fue el general Pinochet. Como consta en las Actas de la Junta. tal vez miles. después de la guerra civil de 1891. requerida por Pinochet por tener un doble papel: uno. Hasta 1980 integró la Junta de Gobierno. Si éste último ahora tiene una mejor imagen. sino el general Leigh. general Gustavo Leigh: el bombardeo de La Moneda. además. de . y otro político. por lo cual era miembro del poder legislativo y constituyente y después estuvo representado en ella por el vicecomandante en jefe del Ejército. como lo hizo en momentos más dramáticos. en su calidad de líder de la coalición cívicomilitar. el ministro de Justicia que primero ocupó el cargo planteó que la Corte Suprema cumpliera esta función e hizo presente los excesos que se estaban cometiendo. Según la legitimación legal. que anunció a los chilenos el nacimiento de un nuevo régimen. como en la Argentina del régimen militar conocido como el Proceso (1976-1983). sino que siguió funcionando con plena independencia. mantuvo la comandancia en jefe del Ejército. sino por el comandante en jefe de la FACH. El Poder Judicial no fue intervenido.presencia de los colaboradores y tomaban decisiones. convocando en dos oportunidades al pueblo a elecciones no competitivas de Presidente de la República: ”la consulta” de 1978 y el plebiscito de 1980. recurrió a una legitimación electoral. que proclamó la opción por un estilo político confrontacional. De acuerdo a la legitimación histórica. Ello fue el resultado de una estrategia de legitimación múltiple. Hubiera sido muy distinto el régimen de Pinochet si hubiera habido un Poder Judicial independiente. El perfil institucional del nuevo régimen en Chile en 1973 fue marcado por dos decisiones de las primeras horas que no fueron tomadas por él.

formado por un amplio número de economistas e ingenieros que ocuparon la dirección económica del gobierno desde 1974. Para efectos del análisis. Sin embargo. toleró el funcionamiento de los partidos y una amplia movilización política. operador y asesor político. Conservador y Liberal. fue el “gremialismo”. cuando el ex presidente del PN.jóvenes profesionales que se entregaron a trabajar con mística en las más variadas tareas públicas. fue nombrado ministro del Interior en momentos de una delicada situación política gatillada por la crisis económica. No tenían afiliación partidista. que incluyó ocupar una amplia cantidad de posiciones de autoridad e influencia en el sistema político. Tuvieron su mejor oportunidad en 1983. un ideario que les proporcionó argumentos sustantivos para justificar su comportamiento político y el liderazgo de Guzmán. en que Pinochet debió recurrir a una política de liberalización que implicó el regreso de muchos exiliados. un elemento que fue central en el modelo de democracia protegida y autoritaria asumido en la Constitución de 1980. En tercer lugar. Además. el más influyente. en que destacaba la historia común antes del golpe. quienes entorpecieron su gestión política. fundado por Jaime Guzmán en la Universidad Católica en los años 60 y que era el más importante grupo de derecha en el movimiento estudiantil al momento del golpe. estaban los “alessandristas”. En segundo lugar. quienes los consideraban como otros de los responsables de la crisis de la democracia. el Consejo de Estado. comunicador. Como el régimen enfatizó un discurso contra los partidos y condenó la historia política antes de 1973. El “gremialismo” logró una alta cohesión entre sus miembros con normas informales. la Comisión de Estudios de la Nueva Constitución y numerosas alcaldías. “los Chicago boys”. se encuentran personalidades que pertenecieron al Partido Nacional. que reunía excepcionales condiciones de organizador. El cuarto grupo. con una breve interrupción en 1983/84. incluso desde las universidades. Tenían una similar formación profesional y una común socialización política en las luchas de la reforma universitaria y la oposición al gobierno de Allende. surgido en 1966 por la confluencia de los partidos tradicionales de la derecha. junto a Acción Nacional. Jarpa no tenía un proyecto político y no dispuso de un equipo económico que reemplazara a “los Chicago boys”. colaboraron a la legitimación histórica del régimen precisamente en el rechazo a los partidos y al rol del Congreso. . En primer lugar. con un sentido de misión que se consigue con incentivos políticos y no sólo materiales. estos civiles pueden considerarse a través de su vinculación o afiliación a cuatro grupos. el ex senador Sergio Onofre Jarpa. de orientación nacionalista y que era heredero de las ideas políticas desarrolladas en la revista Estanquero de comienzos de los años 50. especialmente en ODEPLAN. estaba el equipo económico. Los que venían de la Universidad Católica habían pertenecido al “gremialismo” y tuvieron una activa participación en las disputas políticas al interior de esa casa de estudios y contra el gobierno de Allende. que eran ex-ministros y colaboradores del gobierno del expresidente Jorge Alessandri (1958-64) y que lo acompañaron más tarde en su actividad política. eran muy críticos hacia los partidos y el parlamento y ocuparon diversos cargos de autoridad y de asesoría política en el autoritarismo. incluyendo su fracasada campaña presidencial de 1970. la Secretaría General de Gobierno. Este fue el único grupo que tuvo una clara estrategia de poder. los dirigentes del PN no fueron bien recibidos por los militares.

Von der politischen Haftung Deutschlands.19. Mientras no ocurra. München: Piper.Fue Guzmán quien dio coherencia e impulso a las acciones del “gremialismo” y al propio régimen. sino también la de carácter moral. No le corresponde al Ejército ser el primero en pedir perdón por los excesos. con sus luces y sus sombras. Por todos estos motivos. 2 . Mientras no miremos el pasado con esta complejidad. La verdad. miles de chilenos tendrán opiniones muy tajantes respecto del general Pinochet. En 1946. sino también mucho coraje. Chile no podrá superar las divisiones. que no se aprecia a través del análisis idealizado o demoníaco del comportamiento del anciano general. antes lo deben hacer importantes colaboradores civiles. Durante generaciones. “el gremialismo” se convirtió en un referente obligado de la elite gubernativa y un actor de enorme importancia a lo largo de todo el período. que tuvieron una revista política. 1996 (primer edición de 1946). otros. Karl Jaspers. Para dar ese paso se requiere no sólo generosidad. cuando se colaboró “en el surgimiento de la atmósfera pública que hace posible el mal” 2 . Realidad. Eso no se conseguirá con la cómoda respuesta de atribuir las responsabilidades a una persona o de creer que el paso del tiempo cerrará las heridas. admitiendo que en ese tiempo se produjo una transformación económica que causó el despegue de la economía. entre 1973 y 1990 hubo un orden político con diversas instituciones y grupos de poder. no se puede reprochar a los familiares de las víctimas exigir verdad y justicia. Algunos lo recordarán como el salvador de Chile y el padre del desarrollo económico. Fue tan amplia la influencia de este sector en la juventud y entre los adherentes del régimen. que le dieron al régimen “de” Pinochet una gran complejidad. Jaspers recordaba a los alemanes que el único camino para reconstruir la nación a través del diálogo y la concordia civilizada era asumiendo no sólo las responsabilidades políticas y penales. p. sólo la verdad En consecuencia. Die Schuldfrage. como un dictador en cuyos años se cometieron atrocidades. para difundir sus posiciones y antes de que el régimen autorizara la aparición de revistas políticas.