Está en la página 1de 2

En mi opinión este escrito es producto de un estudio profundo organizado en sus tres partes: en la primera se analiza el marco jurídico de las

universidades y del personal a su servicio, para evidenciar que las Normas de Homologación están vigentes y que deben aplicarse para determinar el sueldo y los beneficios adicionales de los profesores, la segunda parte que aborda las cláusulas contenidas en el proyecto de Convención colectiva que no se refieren al régimen laboral y que violan la Constitución y la tercera parte donde se incluyen recomendaciones para traer paz y justicia a la familia universitaria, en beneficio del país. Entre ellas: se pide se supriman las Clausulas 5ª y 6ª de la contratación y que el sueldo y los beneficios adicionales de los profesores se determinan conforme a las Normas de Homologación.

Y surgen muchas dudas al respecto, ¿Puede una contratación colectiva sustituir lo establecido en la Ley de Universidades vigente?, ¿Una contratación colectiva no únicamente es para regular las relaciones laborales?, ¿Acaso el sistema electoral no forma parte de las normas de gobierno y funcionamiento que se dan las Universidades sobre la base de la autonomía consagrada en el artículo 109 de nuestra constitución?

Este informe indica que las normas de homologación (NH) de sueldos del personal docente y de investigación de las universidades nacionales son válidas y de obligatoria aplicación, pero las mismas no se han aplicado en más de 15 años, y no se han revisado cada dos años de acuerdo con la inflación que presenta el Banco Central, además desde el dos mil dos la (OPSU) no entrega un presupuesto justo que permita el desarrollo de las universidades en la investigación, en la docencia, en la cultura, en el deporte, en la extensión, en las providencias estudiantiles, becas, pasantías, comedores, transporte ya que lo asigna unilateralmente y no interviene el consejo nacional de universidades (CNU). Como ejemplo se coloca “que para el año 1982, cuando se dictaron las NH, el sueldo y los beneficios adicionales de un profesor instructor a tiempo completo eran equivalente a 18 salarios mínimos, mientras que al presente ambos conceptos se han igualado: el sueldo del profesor mencionado es de Bs. 2.677,

sino que no se puede permitir que un profesional preparado que es la base de la formación de futuros profesionales sea desmejorado y colocado al nivel de alguien que no se toma el tiempo y la inversión de él para moldearse.mientras que el salario mínimo.456” y no es que la persona con salario mínimo no tenga derecho a aspirar mejoras. . En conclusión las NH son aplicables a los docentes universitarios la normativa especial que los rige y por tanto su ley especial y la normativa del CNU es la que regula lo relativo a la prestación de servicios y la relación existente entre la administración universitaria y el personal docente o académico. 2. con el aumento otorgado en mayo pasado. llegó a Bs.