Dos Poemas y un Café dospoemasyuncafe@yahoo.

es

Editor: Javier Ocaña Gallego jogjsjcb@yahoo.es Edición electrónica: Raquel Bullón http://tuencuentrame.blogspot.com.es/p/dos-poemas-y-un-cafe.html © de las obras: sus autores
Todos los textos y las imágenes se reproducen con permiso de los autores

Ilustración cubierta: Edu Barbero Coordinan: R. Bullón Acebes y J. Seafree Madrid, julio 2013

2

Enciclopedia Autodidáctica de vuelo (Libro de artista)
(1) El pájaro bate las alas antes de emprender el vuelo para tomar impulso. Y con ese

gesto no solo manifiesta su intención de volar; sino que aleja y se desprende de todo aquello que se lo impide. Las personas suelen calzarse antes de emprender el camino. La posición vertical requiere de un modelo de paso previo. Incluso nos calzamos de forma diferente dependiendo del lugar hacia el que nos dirigimos. El calzado modela el paso. Comencemos por descalzarnos, es decir, quitarnos aquello que encorseta el paso y que en ningún momento nosotros elegimos.
(2) Planear es desplazarse conociendo e interactuando con el medio. Cuando el pájaro

siente el aire, aprovecha las corrientes para mantener su dirección. La brújula es el cuerpo. El diálogo entre el cuerpo y el viento es el movimiento. El cuerpo interroga al viento, y el viento traza una posible dirección.
(3) El esqueleto cuando camina es armazón. Su resistencia y flexibilidad son cualidades

esenciales para desplazarse. En el aire, el cuerpo se arquea y el esqueleto olvida su peso. Volar es el sueño que yace en la rigidez del esqueleto.
(4) En el vuelo el ojo se acostumbra a ver y enfocar en la distancia. La lejanía no es un

obstáculo, sino un modo diferente de reinterpretar la realidad. Volar es explorar los posibles límites para agrandar un poco más el campo de visión. El vuelo inventa espacios y genera tiempos.
(5) Estira tu cuerpo buscando una perfecta vertical, aspira, dobla las rodillas con decisión,

toma impulso y 1. da un salto, 2. prueba de nuevo, 3. una vez más, 4. otro salto, 5. y uno más, 6. un nuevo intento, 7. el salto final… Así hasta perder el equilibrio.

Mar Lozano

3 3 2

Juanje Sanz

4 4 2

Poema carcelario
Amor (resto censurado) (verso tachado) (indescifrable) (censura) (borroneado) creo (palabras tachadas) (imposible de leer) en (tachado) (todo censurado) (ilegible) ti

Clemente Padin

5 5 2

Modelo estándar
Hoy tengo una cantidad significativa de leptones down que me liberan de mis cargas de colores, que anulan mi poder de interacción electromagnética, que hacen que tenga la boca cargada de un extraño sabor. Mi modelo estándar desestabilizado a día de hoy define mi materia y mi antimateria de forma asimétrica dándole una gravedad que nunca tuvo. En esta jornada tengo una serie de constantes todas fundamentales que creen ser radicales libres lo que marca más aún mi insuficiencia. Mi modelo estándar ya predijo hace tiempo que mis átomos están casi por completo vacíos debido al raquitismo de mis bosones. Mi vacío, paradójicamente me llena con un punto cero de energía.

José Naveiras

6 6 2

Juanje Sanz

7 7 2

Decido que el amor sea un contrapunto doble. Lumbre de un solo hogar, fuego que amenaza la extinción. Decides que hable la duda, decides que hable la ceniza. Entremedias, tantos días de amor desperdiciados.

Eva Hiernaux

8 8 2

Letanía para un desahucio
Aquietado en el tiempo, en la alcayata se ahorca el calendario. Tiritando la escarcha del desaliento, el horno clama calor. Purgan los cuencos de la sopa su orfandad, mientras perecen de hambre. Espejos que reflejan tristeza, no tienen a quien imitar. Silenciados, los grifos escupen óxido. No hay diálogo, las habitaciones pleitean con la luz. Ventanas cerradas a cal y canto, ignoran los maullidos del gato. Silencio: armarios acallados por el abandono de las vestimentas. Sin la intimidad de los cuerpos, el lecho padece de insomnio. Huecos llenos de dolor, vagan de un lado para otro. Habitada por fantasmas, la soledad masculla su infortunio. Latidos desalojados sin contemplaciones, deambulan a saber por dónde. De los aleros del amor, cuelgan las decepciones. Buitres atiborrados, sobrevuelan desgracias. Tras la puerta. Nadie contesta. Nadie respira. Ausencia.

Emilio Polo Vilches

9 9 2

Ola irisada
Salubre transparencia encabritada, que muestras tu ostentoso poderío. Toda vez que decides sublevarte, no hay nada que detenga tu bravura. Encrespas en tu avance la melena, teñida de irisado colorido, y el bucle portentoso de tu furia, se apodera del aire y lo licua. Como amante que a punto de partir requiere del amado los suspiros, te entregas sin reservas a la arena y en tu abrazo de espuma la posees. Agotada, retornas a tu lecho, donde un sueño de peces te acaricia provocando tu líquido deseo y de nuevo te elevas irisada.

Emilio Polo Vilches

10

Dies Irae

Dino Valls

11

Cruzarse con la gente
Antes cada rostro me contaba una historia. Después fueron relatos breves. Más tarde, un verso apenas. Hoy cada cara, un punto final. ¿Cómo interpretar esta experiencia mía de lo humano cuando hasta un paseo es un telegrama urgente?

Miguel Agudo Orozco

12

Óscar al mejor milagro
El tiempo que todo lo oxida plateará tus cabellos.

Miguel Agudo Orozco

13

Deconstructio

Dino Valls

14

Servicio a domicilio
Tengo un hambre que tiembla el misterio, me muero por tragar tu saliva, por nutrirme de ti, por masticar tu alma como bola de chicle, por contar las estrellas halógenas de tu esperma. Amor degustación: sashimi de pez labio, tempura de pezón, chirashi de marisco, tu pelvis, ¡si Dios existe andará por tu pelvis! Quiero abrirte a diario mi dulce huevo Kinder.

Ángel Petisme

15

Primavera valenciana

Antoni Miró

16

Instrucciones íntimas para una huelga general
Hoy, amiga, no acudas a tu empleo, no hay más empleo que el deseo de vernos en las plazas sin hambre, hoy, hermano, no abras tu negocio, no hay más negocio que el ocio de sabernos soñando lo mejor. NO TRABAJAMOS, ¡hostias!, por los seis millones que no pueden trabajar ni dar un palo al agua. Hoy, mi amor, no iremos a comprar ni a rezar a las grandes superficies, templos calientes del capitalismo, no hay más cesta que las telarañas y estómagos vacíos del comedor social, NO CONSUMIMOS, ¡mierda!, hoy nos consumaremos, por la sangre en picado de todos los desahucios. Te pondré para desayunar al Celentano del 64: Chi non lavora non fa l´amore. Pero hoy sí, hoy no nos duele la cabeza, toca follar y prender fuego a este inmundo submundo, hoy toca morir matando y peleando en barricadas que nunca sospechamos, en los ríos que fluyen al revés, en los sótanos de la inteligencia.

17

Hoy nos quitamos el collar anti-pulgas y las palabras como deuda, silencio, soledad, que se inventaron para acojonarnos. Cuelga mareas en ventanas y balcones. Hoy, camarada, no es día de morirse de infarto ni tristeza, no me jodas, chaval, ni se te ocurra pisar ambulatorios, no hay más Urgencias que los vicios mínimos ni más sirenas en las ambulancias que la piel que grita bajo la ropa. Hoy, cariño, no vengas al cajero, no hay más crédito que el de mi amistad, ni más trueque que mirarnos a los ojos. No metas tu tarjeta salvo en los labios menores y el esfínter de mi corazón. ¡BOICOT al asesino, SALTA LA BANCA YA! Hoy solo estoy para los otros, quizás mañana termine este poema, ¿la vida es un poema inacabado? HUELGA decirlo: siempre hay un mar para soñar mañana.

Ángel Petisme 18

Governo Ladro

Antoni Miró

19

Gracias a:
Edu Barbero (Barcelona) Mar Lozano (Madrid) Juanje Sanz (Sestao, Bizkaia) Clemente Padin (Montevideo) José Naveiras (Madrid) Eva Hiernaux (Madrid) Emilio Polo Vilches (Móstoles, Madrid) Dino Valls (Villanueva de la Cañada, Madrid) Miguel Agudo Orozco (Baeza, Jaén) Ángel Petisme (Madrid) Antoni Miró (Alcoi, Alicante)

*****
"Dos Poemas y un Café" julio 2 0 1 3
20

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful