Algunas nociones básicas de morfología

Leonardo Peluso y Carmen Torres 2009-2012

En el capítulo anterior vimos algunas nociones básicas de fonética y fonología. Ahora presentaremos nociones básicas de morfología y haremos algunas referencias a cuestiones de semántica y sintaxis. Para esto nos ocuparemos de presentar algunas clases de palabras con sus correspondientes morfemas, clasificaremos los morfemas y veremos, de modo muy elemental, cómo se componen las palabras.

Definición de morfema
Para entender qué es un morfema y diferenciarlo de los fonemas resulta útil el concepto de doble articulación. Como hemos visto, para autores como Martinet (1969), una propiedad básica de las lenguas es que están doblemente articuladas. Cada nivel de articulación está compuesto por unidades de diferente naturaleza: las del primer nivel serían los monemas o morfemas (unidades mínimas con significado) y las del segundo nivel serían los fonemas (unidades mínimas sin significado, pero que pueden operar cambios en el significado). Los morfemas o monemas, en la terminología de Martinet, corresponden a la primera articulación. A partir del nivel morfológico a todas las unidades puede atribuírseles significado, por lo que pueden ser objeto de estudio de la semántica lingüística. Tenemos entonces que las mínimas unidades lingüísticas que poseen significados son los morfemas. Ciertas palabras de nuestra lengua están habitualmente compuestas por más de un morfema. Pero existen, también, varias que no permiten la subdivisión en más de un morfema. Veamos, por ejemplo, algunas de las siguientes palabras com su clasificación habitual: a. leona  sustantivo b. amoroso  adjetivo c. y, que, aunque ...  conjunciones d. ante, de, por, detrás ...  preposiciones

Para identificar estos morfemas en la palabra “gatito”. No confundiríamos nunca “gatito” con “perrito”. Por ejemplo. mientras que. tampoco con “niñito”. y b. Comencemos por el análisis fonológico que. Si solo conociéramos este tipo de unidades de la lengua. sin embargo. Comenzaremos viendo los nombres sustantivos. para nuestro caso. Los sustantivos Vamos a comenzar por una categoría de palabras que es básica en el sistema de cualquier lengua. por distintas clases de palabras y de distintas relaciones entre las palabras que pueden analizarse desde el punto de vista morfológico y sintáctico. “gatito” estaría compuesto por seis unidades fonológicas o fonemas: /g/ /a/ /t/ /i/ /t/ /o/ Para el análisis morfológico necesitamos algunas nociones más. Seleccionemos uno de éstos para analizar y ver cómo puede entenderse la distinción entre fonemas y morfemas y luego entre morfemas entre sí. Necesitamos. permitirán un análisis plurimorfémico. En la oración previa seleccionada para el análisis hay dos sustantivos: “gatito” y “leche”. felino y doméstico. respondería a la pregunta simple de cuántos fonemas podemos identificar. ¿Dónde estaría alojado en la palabra el significado diferencial en estos términos que nos hace señalar seres vivos o especies distintas de animales si escuchamos o decimos la palabra? .. no permiten identificar más que un único morfema. poder identificar mínimas unidades con significado. como son los sustantivos. La intuición nos ayuda a distinguir significados que conocemos por ser hablantes del español. Está compuesta. puesto que los fonemas representan unidades sin significado: ni la /g/. por oposición. ni la /a/ o /t/ etc. Sabemos que a esta palabra le podemos hacer un análisis fonológico e identificar cuántos fonemas corresponden a los fonemas de nuestro sistema lingüístico y también le podemos hacer un análisis morfológico. Esta oración es muy fácil de reconocerse y comprenderse como parte de las secuencias formulables en nuestra lengua. De acuerdo con lo trabajado en el material sobre fonología. porque para entender los enunciados de cualquier lengua necesitamos segmentos a los que pueda corresponder algún tipo de significado diferenciable. sabemos inmediatamente que “gatito” refiere a un animal.2 Mostraremos que las palabras consignadas en a. poseen significado. Vamos a partir de la siguiente oración: El gatito tomó la leche. Esto es independiente de que se compongan de uno o más fonemas. que son los morfemas. No nos alcanza la segmentación en fonemas. El sustantivo que seleccionamos es “gatito”. pues. no tendríamos ninguna posibilidad de entender lo que se dice. podemos partir de nuestra intuición. c. y d.

diferentes tipos de informaciones que nos dio la palabra por su forma. si no tenemos algunas nociones gramaticales se nos dificulta saber. y sabemos que no se trata de una hembra. al igual que como sucedía con la identificación y el análisis de las unidades fonológicas. Ubicaremos. Reconocemos aquí categorías aprendidas desde la enseñanza primaria. La inspección de las palabras nos hace saber que “gatito” no solo informa sobre un contenido semántico definido como ser el de ”felino doméstico”. una segunda división en la palabra que pueda contener en los sustantivos esta información específica. entonces. sino de un macho. Tenemos. Agreguemos pues.3 Este significado parece que se concentra en la primera parte de la palabra. en cuyo caso sería “gatitos”. Si no estuviera la secuencia “gat-”. Sabemos que es un solo “gatito” y no varios. y de “gatita” y “gatito”. por ser singular y plural. Sin embargo. Sin embargo. gat /ito perr /ito niñ/ita La barra que agregamos separa una parte de la palabra de otra parte. efectivamente. . Podríamos realizar entonces. pues. claramente. “pequeña niña”. Nuestra intuición como hablantes de Español. el segmento “it”. de la palabra completa. dos cosas. en este segmento común a estas palabras el morfema diminutivo. Nos ha quedado la segunda parte de las palabras sin analizar. Este significado de “pequeño” parece depender más de lo que viene después de “gat”. por referir al género. nos ayuda mucho a obtener estas informaciones automáticamente cuando escuchamos o leemos. pues. una primera segmentación de estas palabras. o cuando buscamos expresar esos significados en alguna forma audible o leíble. ni “gatazo” o “gatote”. “perr-” o “niñ-” no seríamos capaces de comprender diferentes significados cuando usamos estas distintas palabras. fundamentalmente. y que están representadas de algún modo en la palabra que seleccionamos para analizar. “gatito” es semejante a “perrito” e incluso a “niñito” en cuanto a esta información. Nos quedan aun otros datos que obtenemos a partir de la forma de la palabra y que sugieren otras divisiones. aunque no podamos intuitivamente determinar cuánto abarca. gat /ito perr /i to niñ/ita Notamos que. De modo tal que. “pequeño perro”. se repite en todas los sustantivos anteriores agregando el mismo significado: “pequeño gato”. La información que otorga este primer segmento de la palabra es definida y semánticamente cargada. Llamaremos morfema léxico a este primer tipo de morfema. sino que nos tra smite la idea de que se trata de un gato pequeño. “gatito” no es “gato”. “Gatito” se diferencia de “gatitos”.

Estos morfemas componen una palabra junto con otros y nunca pueden funcionar separadamente. puede compararse con “gatote”. La idea de “gato pequeño”. Los morfemas bases o raíces. el género nos remitirá a la diferenciación sexual. “gatito” puede compararse con “gatitos” con marca de plural. El morfema que se relaciona con este tipo de información semántica es denominado lexema. el morfema base es “gat-” /niñ-“. . El significado léxico es la base de cualquier diccionario y sirve para caracterizar lo que se denomina “vocabulario” de una lengua. En Español. A la vez. mientras que todos los otros son optativos. Así. sin alterar la relación significativa con “felino doméstico”. son aquellos que recogen el contenido semántico de la palabra. La palabra nos daba una información sobre dos tipos de morfemas y de significados a ellos asociados: a. La información que dan estos morfemas no está determinada por el contenido semántico léxico. el significado o información gramatical.cuáles son todas las unidades de la lengua que llamamos morfemas. pues. ya que es la parte de la palabra que introduce el significado de animal felino o ser humano no adulto. por tratarse de un animal. a la mayoría de los sustantivos y adjetivos puede atribuirse género y número. De modo tal que “gatito”. precisamente. ni oposición con otra variante. Palabra Lexema Morfemas gramaticales o flexivos Diminutivo Género Número . Se trata. el género permanece en la sola identificación gramatical.cómo se segmentan o analizan dentro de una unidad más compleja como puede ser una palabra o un sintagma. La siguiente tabla ubica las categorías de morfemas que identificamos a partir de algunos ejemplos contrastantes. b. en este caso. de morfemas dependientes o ligados que van unidos o fusionados a otro morfema para completar la palabra y su significado. “gatitos” podría ser “gatitas” y obtenemos la determinación de género. no tiene “caso” como su contraparte masculina. Por ejemplo. Las palabras que seleccionamos para el análisis son sustantivos. la de género y de número. Podemos extraer aquí las siguientes conclusiones. el significado léxico. pues. sin correspondencia. mientras que en los casos de objetos.4 . “casa”. a los efectos de ver esta diferencia. Ordenemos ahora lo que fuimos encontrando en la palabra “gatito” y las palabras similares “perrito” y “niñita”. nos dan información gramatical. por tener algún tipo de significado. o morfema lexical (o base para el caso de sustantivos y adjetivos y raíz para el caso de verbos). en la palabra “gatos” o “niños”. sino que simplemente refleja un género gramatical requerido para las relaciones de concordancia. o morfemas gramaticales o morfemas flexivos. por el cual teníamos una idea de “felino doméstico”. Los morfemas que trasmiten estos significados gramaticales se denominan gramemas. o sin ella y. por último.

De acuerdo con Lyons (1981) las palabras pueden clasificarse en palabras que son segmentables en sus morfemas. donde aparece el morfema flexivo /a/ señalando género femenino y el morfema flexivo /0/ o casilla vacía señalando singular. o en alemán “Bruder/Schwester (hermano/hermana). se empleó la diferenciación entre palabras antes que la variación entre a/o para indicar diferencia entre género femenino y masculino. Así. que no tiene nada que ver con el sexo del referente (porque. En cambio en el caso de “carro”.5 Aumentativo Gatito Casitas perrazo /Gat-/ /Cas-/ /Perr-/ /-It/ /-It/ /-az/ (aum) /-o/ /-a/ /-o/ /-o/ sing /-o/ sing /s/ plur Aclaraciones sobre los morfemas flexivos de género Encontramos los morfemas de género (/o/ para masculino y /a/ para femenino). esta palabra se puede oponer a “niña”. “brother/sister” (hermano/hermana). en realidad éste se diferencia en el hecho que en el caso de “niños” el morfema indica el sexo del referente y tiene la posibilidad de aparecer en femenino. Se habla de esta caracterización morfológica en términos más generales como moción. o en ot ras lenguas como el inglés. y palabras que no son segmentables en sus morfemas. “son/daugther” (hijo/hija) . obviamente. ¿Cómo sabemos en qué género o en qué número está “crisis” o está “caos”? “Crisis” o “caos” terminan en una “s”. Cabe señalar que si bien “niños” y “carros” contienen similar morfema de género. No hay que confundir los casos de distinción a/o de género de los casos en los que esta distinción morfológica ofrece otro valor semántico. etc. entre otros aspectos este no tiene sexo) por lo que. en la palabra /niños/ tenemos el morfema /o/ que introduce el género masculino y el morfema /s/ que introduce el plural. históricamente. Antes de pasar a hablar de los adjetivos que son parientes cercanos de los sustantivos. No todas las palabras que pueden ser portadoras de género y número lo expresan en los morfemas que la componen. “Crisis” y “caos” son palabras que son no segmentables o analizables como lo era el caso de “niño”. el morfema de género indica exclusivamente el género gramatical. Nótese que. por ejemplo. “naranjo/naranja”. Así. expresión que reconocemos habitualmente como morfema de número plural. pero no podríamos decir que siempre que hablamos o escuchamos hablar de “crisis” y “caos” se trata de varias “crisis” y de varios “caos”. mostremos algunas diferencias en la forma de los sustantivos que escapan a las regularidades expuestas antes. como es el caso de la diferencia entre “padre/madre” en Español. como sería el caso de los que indican la diferencia entre árbol y fruto como es el caso de “manzano/manzana”. por lo que no se pueden encontrar los morfemas . o bien cuando indica distinciones de tamaño o categoría: leño/leña. no existe la posibilidad de decir “*carra”. los morfemas de número (/0/ para el singular y /s/ o /es/ para el plural).

Así. crisis } caos indivisibles menor -es reloj . esto ocurre porque es una palabra introducida de otra lengua . no podríamos estar seguros del género al cual pertenecen. Asimismo. Analicemos qué cantidad de morfemas tienen las palabras: “crisis”. como puedo fácilmente hacer en “niños” o en “carros”. y el sustantivo “menor”. Diremos “las crisis”. Como la palabra no se puede segmentar no se puede saber dónde está un morfema y dónde está el otro. Del mismo modo pasa con la relación entre singular y plural. no es posible decir “*el crisis”.6 flexivos de género y número. igual sabemos que es de género femenino porque en el adjetivo se mantiene el femenino “el agua blanca”. Si no fuera por nuestro conocimiento de la lengua o por el aprendizaje de las reglas y excepciones que suponen algunas palabras en la definición de su género.es } divisible en número No todas las palabras admiten subdivisión de género como vemos en algunos de los casos anteriores. sin embargo. sartén y mar Pueden ser masculinos o femeninos según la variedad de español. En este caso se usa el artículo . “relojes”. dado que la palabra tiene género gramatical femenino. el número no varía. por lo que se sabrá si contiene información de plural o de singular por las palabras con que se relaciona. Algunos ejemplos: reloj Sabemos que es de género masculino porque se dice “el reloj” y no “la reloj”. “caos”. muerte Sabemos que es femenino porque se dice “la muerte” . agua Si bien se dice “el agua”. el género y el número de la palabra se refleja a través de la concordancia y de la moción de artículo: los adjetivos y los artículos serán los encargados de mostrar los morfemas de género y número que no aparecen en palabras como “crisis” o “caos”. “las crisis positivas”. Pero veamos como nos auxilian las relaciones de concordancia con otras categorías de la lengua. pentagrama Sabemos que es masculino a pesar de su terminación en /a/ porque se dice “el pentagrama”. en oposición a “la crisis”. sino que se debe usar el artículo en femenino (“la crisis” “la aguda crisis” “una crisis espantosa”).

que algunos criterios de definición de una oración exigen que cuente con un verbo conjugado. no es una oración) “La casa estaba en el borde del camino” (con verbo conjugado) Los morfemas flexivos del verbo en las formas conjugadas del verbo se diferencian claramente de sustantivos y adjetivos. la oposición del morfema /o/ y el morfema /a/ funciona de forma bastante regular en los adjetivos (rojo/roja. cantado bebido Gerundio saliendo. Los adjetivos Otra categoría de palabras que reciben morfemas gramaticales semejantes a los sustantivos son los adjetivos. al punto. Estos morfemas se clasifican también entre los morfemas flexivos. cantando. pequeño/pequeña). persona y número. El verbo El verbo constituye una clase de palabra que puede conjugarse adoptando morfemas de tiempo. potente.7 masculino porque es una palabra que comienza con la vocal /a/ acentuada y si se usara el artículo femenino quedaría difícil de pronunciar. Por ejemplo: verde. aun cuando esto no sea siempre visible. cantar beber Participio salido. Los infinitivos. De modo que tenemos: el monstruo verde la nube grande el potente viento la mancha verde el cometa grande la potente granada En todos estos casos el sustantivo y el artículo especifican el adjetivo pero este no modifica su morfología en cuanto a la caracterización de género o moción sino que se mantiene inmodificado. esto significa que acompañarán el mismo género y número. número y modo. hay de hecho. sin embargo se definen como formas no personales del verbo. El verbo conjugado es de fundamental importancia en la oración. lindo/linda. distintas versiones gramaticales sobre cómo especificarla. el monstruo rojo la nube pequeña la mancha roja el cometa pequeño Sin embargo cuando los adjetivos terminan en /e/ no tienen esta variación morfológica. por ejemplo. Analizar la morfología del verbo es muy complejo. “La casa en el borde del camino” (sin verbo conjugado. Así. gerundios y participios. bebiendo . aspecto. puesto que no adoptan morfemas gramaticales de persona. que en nada alcanza a mostrar estas dificultades. modo. grande. En nuestra lengua los adjetivos hacen concordancia con los sustantivos. Infinitivo salir. Por eso nosotros nos limitamos a una referencia muy general.

“cant/aba” o “salió”. por ejemplo. en “cantaba”. “Cantar hace bien a los niños y a los adultos”. sirve para diferenciar el contenido semántico que puede atribuirse a las palabras y su distinta morfología. “Salir” es el nombre del verbo. Los morfemas pueden estar ligados a otros o pueden constituir palabras independientes. Esta palabra está compuesta por dos morfemas: el morfema lexical o raíz /sal/ y el morfema derivativo /ir/ que señala que el verbo está en infinitivo. Una distinción que clásicamente se ha solido hacer para distinguir clases de palabras es la que separa palabras llenas o de contenido y palabras vacías o gramaticales. La conjugación del verbo supone agregar a la raíz del verbo los morfemas flexivos que implican su conjugación. No todas las palabras poseen un significado léxico. Veamos algunas consideraciones generales que sirvan para comprender en mayor profundidad algo de nuestra lengua y de las complejidades que implican nuestros procesos de comprensión. en el infinitivo “salir”. tiempo. No todas las palabras están compuestas por más de un morfema. el morfema flexivo agrega las informaciones de persona. así como “venir”. que son parte de un análisis morfológico elemental. número. Aunque esta distinción actualmente pueda resultar muy esquemática. . producción y adquisición del lenguaje. En el ejemplo que dábamos. artículos y otras partículas. podemos analizarlos en: persona: tercera (él/ella) número: singular modo: indicativo tiempo: pasado simple aspecto – perfectivo (muestra la acción como concluida) voz – activa Relaciones entre morfemas: morfemas gramaticales y léxicos Hemos visto hasta ahora algunas distinciones básicas.8 Formas no personales del verbo Se da una posible dualidad en la pertenencia en las formas no conjugadas del verbo que pertenecen a la forma “infinitiva”. Esta es una característica de lo más relevante para estudiar los procesos de adquisición y las patologías o alteraciones del lenguaje. “cantar”. Estas palabras pertenecen también a la categoría de sustantivo ya que puede adoptar funciones de sustantivo e ir acompañados de los mismos complementos. Por ejemplo. modo y aspecto que mencionamos anteriormente. “La verdadera razón para cantar es el bienestar que se logra”.

como ser conjunciones y preposiciones. sin posibilidad de división morfológica. infijos Tendremos pues las siguientes relaciones que representamos en el siguiente cuadro y que muestran morfemas asociados a algunas clases de palabras. raiz o lexema morfemas flexivos } nominales  número. A grandes rasgos podemos dividir los morfemas en las grandes clases que se visualizan en el recuadro. que no podían analizarse más que considerando su unidad. modo. en el punto siguiente explicamos los morfemas derivativos que completan el cuadro y las clases de morfemas que podemos encontrar. Morfema base. aspecto. tiempo. número. En cambio. voz morfemas derivativos  sufijos. Clase de palabra Poseen contenido léxico Lexema No poseen contenido léxico Flexivos Nominales Número Género modo tiempo número persona aspecto x x x No variables en género y número x x x x x x x X Permiten un análisis de los siguientes morfemas Flexivos verbales Derivativos sufijos.9 En este capítulo comenzamos por señalar que había palabras. prefijos. algunas de las distintas clases de palabras que poseen significado léxico se componen de distintos morfemas gramaticales. Hasta el momento explicamos los morfemas léxicos o lexemas y los morfemas flexivos. género verbales  persona. prefijos infijos X X Ejemplos Sustantivos Adjetivos Verbos Adverbios articulos Conjunciones Preposiciones . algunos pueden ser comunes entre ellas y otros diferentes.

Básicamente. Los afijos producen un cambio en el significado del lexema primitivo.10 Por último. se puede realizar con el agregado de “s” o “es”. Ejemplos De verbo a sustantivo Proponer  proposición En este caso se sustituyó el morfema “er” que señala infinitivo por un sufijo que cambia la palabra de categoría. El plural en español. por ejemplo. sufijos e infijos (o interfijos) se catalogan dentro del grupo de los afijos. podemos formar palabras que van agregando variaciones de significado al mismo tipo de palabra o permiten cambiar de categoria o clase de palabra. Hemos analizado hasta el momento la composición de tres categorías de palabras: sustantivos. cabe señalar que. en el caso de los morfemas contamos con alomorfos que son las diferentes realizaciones de un determinado morfema. Los prefijos. revés-es Composición de palabras: los morfemas derivativos La productividad de nuestra lengua es tal que. Los afijos que introducen otros significados a la palabra en español pueden presentarse de dos maneras: como prefijos que se colocan antes de la base (prefijo + lexema o base) Por ejemplo “a” en “agramatical”  a / gramatical Los sufijos se colocan después del lexema o base (por ejemplo “ -ez” en “niñez”. ya sea porque: . Sin embargo. número y persona (para el caso de los verbos). como ya mostramos para el caso de “niñez”. porque tiene toda la información léxica de la palabra y cuentan con un segmento o varios segmentos que son los morfemas gramaticales. Los afijos son morfemas que se unen al lexema y le otorgan nuevos significados manteniendo la misma categoría de palabra o cambiándola. las mismas cuentan con un segmento que llamamos lexema. a través de la combinación de distintos morfemas. adjetivos y verbos. como en el caso de los fonemas teníamos alófonos. “-s”  casa-s. base o raíz. tiempo. perro-s “-es”  pec-es. aspecto. podemos componer palabras con otros morfemas. que brindan la información de género y número (para el caso de sustantivos y adjetivos) o la información de modo.

en el caso de “niñez” se observa como el sufijo “ez” transforma a la base primitiva “niñ-” en una unidad de significado más abstracta y general que refiere a una etapa de la vida. abstracta. en el caso de el sufijo “-ar”  pinar. El prefijo “a-” introduce la idea de “ausencia de” al lexema primitivo. en el caso del prefijo co. En el ejemplo de “gramatical” en contraposición a “agramatical”. comparada con todas las que nos ofrece la lengua.negatividad o carencia.11 a. o tendência pro + lexema Sin cambio en la categoria de la palabra Pro-demócrata pro-candidato pro-ministro Realización simultânea co + lexema cooperación co-instalación co-variable Carencia u oposición a + lexema a-gramatical a-moral a-lógico in+lexema in-viable in-visible Por o hacia afuera con respecto a un momento anterior ex + lexema ex-senador ex-pareja ex-invitado Con prefijo Cambia la categoria de la palabra La siguiente tabla es de palabras con sufijos . La lista de posibilidades es mínima.de lugar. idea de: Algunos ejemplos pueden ser la . Comenzamos por algunas series de prefijos. A favor de. palmar. Los cuadros siguientes muestran algunas composiciones de palabras con sus respectivos significados. agregan una idea al lexema originario. . cooperación .realización simultánea o colectiva. Por ejemplo. porque transforman el lexema primitivo en una noción más general. b.

“baraja” pasa a “barajar” y últimamente los cocineros comenzaron a usar “emplatar” a pa rtir del sustantivo “plato”. También puede ocurrir al revés. la transforma en verbo. La posibilidad de creación de nuevas palabras. aún se mantiene la independencia de los lexemas. por ejemplo. etc. que originariamente se formaron por la unión de dos lexemas distintos. “hombre-rana”. En nuestra variedad de español se observan uniones que están en vías de lexicalización. un adjetivo o un sustantivo. aún. de “torta frita”. ya indiscutiblemente lexicalizadas en nuestra lengua. Esto ocurre. “endiablar”. lo que no ocurre en el caso de “tortas fritas” en oposición a “torta de manzana”. “medialunas” son una clara muestra de palabras. ya que para el caso de “torta frita” hay un mayor corrimiento de los significados de los lexemas de origen. se acompañan de una abundante creación léxica en la que colaboran mecanismos de afijación. por ejemplo. con “papas fritas” donde en general. Esta unión que hace que cada lexema pierda gran parte de su significado originario para producir un nuevo significado en conjunto. para mencionar algunos. con el morfema de infinitivo “ar” el que. Por ejemplo. Por ejemplo: “jabón” pasa a “jabonar”. en nuestra variedad. pero resulta uno de los espacios más fermentales para apreciar la productividad lingüística. “camposanto”. que típicamente se usa en español junto a la terminación verbal como otra forma de producir verbos: “enfilar”. tal es el caso. para otros ya existiría la idea de un único lexema y usarían “dos tortafritas”. En muchos casos. Por ejemplo “bacapear”. a partir de un verbo. “googlear”. . por ejemplo. agregado a una base sustantivo. Así.12 Con sufijo Posibilidad Lexema+ able Sin cambio en la categoria de la palabra Ej : soci-able amig-able Cualidad abstracta Lexema+ idad suav-idad cordialidad Despectivos Lexema+ ucho Perr-ucho Gent-uza pajarr-aco libr-aco Doctrina Lexema+ ismo Femin-ismo Chav-ismo social-ismo psicolog-ismo Inclinacíón Lexema+ izo verd-oso roj-izo Cambia la categoria de la palabra Lexema+ ible entend-ible aprend-ible Lexema+ izo Resbala-dizo Hui-d-izo Producción o creatividad léxica Otra función que pueden tener los afijos es la de transformar la categoría de la palabra a la que pertenecía inicialmente el lexema. Lo mismo ocurre. y obtenerse. pero en menor medida. tiene ciertas restricciones. También existe la posibilidad de crear nuevas palabras a partir de la unión de dos lexemas. los campos semáticos que se van abriendo. Podemos oponer fácilmente “papas fritas” a “papas al horno”. Para algunos persiste la idea de dos lexemas separados y usarían “dos tortas fritas”. Algunos de estos casos sufren además el agregado del prefijo “en”. tomando palabras extranjeras y aagregándole los afijios españoles. Tales son los casos de “cansador” (en “este fue un día cansador”) a partir del verbo “cansar” o de “abertura” a partir del verbo “abrir”. a raíz de los cambios tecnológicos o de nuevas tendencias en la ciencia.

El punto crítico es que. La sintaxis opera sobre las palabras de dos maneras simultáneas: por un lado otorga valor de categoría a cada palabra. en cambio al tener reglas sobre categorías o clases de palabras se disminuye enormemente la cantidad de reglas necesarias para producir o comprender una oración. artículo. ha representado serias dificulades para ser definida. pronombre. descompuesta en sus constituyentes. esto es. Esto es la sintaxis. habría unidades lexicales que reunirían más de una palabra. De esta manera no existe una regla para utilizar la palabra sustantivo “mesa” dentro de una oración. Un ejemplo de frase lexicalizada con valor sustantivo es “mesa de luz”. aplica reglas de combinación sobre las categorías. Así por ejemplo. frases que no se pueden modificar y que funcionan como unidad o palabra (verbos. morfológico o semántico indiscutible. Así. Sería un lenguaje muy poco económico si la sintaxis tuviera que tener una regla para cada palabra. Por ejemplo. a juicio de algunos autores.13 Algunas perplejidades y curiosidades sobre nuestras categorias de sentido común Aunque la categoria de palabra es muy útil y cuenta con una lagra tradición en los estudios lingüísticos. Sintaxis Si salimos del nivel de la palabra. ya que la frase lexicalizada tiende a restringir la posibilidad de modificación.). sino que existe una regla sintáctica que se aplica a los sustantivos. “morder el polvo” es una frase lexicalizada. llegamos al nivel de segmentos independientes que pueden combinarse para formar oraciones. la palabra no puede ser explicada por ningún criterio de tipo fonológico. sustantivos. y de hecho. Se puede decir que es una unidad lexicalizada porque no tiene posib ilidad de ser analizada. como adjetivo. con la idea de “morir”. conjunción o adverbio) y por otro lado. etc. sustantivo. es decir. hay poco acuerdo sobre qué se puede entender por palabra. en la lengua se observan frases lexicalizadas. No sería muy habitual decir “mordió brutalmente el polvo” para decir “murió brutalmente”. Esto supone que a cada palabra le va a asignar un valor como verbo. en el seno de distintos paradigmas lingüísticos y cognitivos. . que es el nivel que está conformado por los morfemas y las reglas morfológicas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful