Está en la página 1de 24

-- - --~~

._

--.-"-'-

._

-

_._

-'-~~-'-'--

~~ ._

---~

- - -~-, -------

Vidas por el Derecho

© 2012 Esteban Conde, editor © 2012 Autores

©

2012 Esteban Conde,

para la traducción de 4, 5, 7 Y 11

© 2012 Carlos Petit, para la traducción de 6

Venta: Editorial Dykinson cj Meléndez Valdés, 61 - 28015 Madrid Tlf. (+34) 91 544 28 46 E-mail: info@dykinson.com http:j jwww.dykinson.com

Diseño: TALLERONCE

ISBN: 978-84-15455-27-1

Depósito Legal: M

Versión electrónica disponible en e-Archivo http://hdl.handle.net/10016/135 6 5

Las Novelas y la escuela. Vidas de textos y biografía (colectiva) de la Historische Rechtsschule

Cristina Vano Universidad de Nápoles

r. PRESENTAcrÓN*

Muchos cánones de investigación, metodologías de estudio y técnicas de edición, puestos a punto en la Alemania del primer cuarto del siglo XIX y fijados en límpidas fórmulas por Savigny en su modo de aproximación a la tradición medieval impresa y manuscrita de las fuentes justinianeas, re- sultan sorprendentemente persistentes y siguen en uso por la historiogra- fía jurídica hasta nuestros días l. "Die Rechtsgeschichte des Mittelalters, deren Begriffhier begrundet worden ist", la Historia del derecho medieval entendida como disciplina, de la que, con tales palabras, Savigny se atri yó sin más la paternidad, permanece en resumen bastante fiel a ciertas

prescripciones del

fundador 2

* Traducción

de Cristina Vano, "La Scuola Sto rica tedesca, le Novelle e un appun-

to ritrovato: 'nuovi' approcci alla tradizione dei testi", en Luca Loschiavo y otros, Novellae

Constitutiones. L'ultima legislazione di Giustiniano tra Oriente e Occidente da Tribonia-

no a Savigny, Napoli, Ed. Scientifiche Italiane, 2011, 303-320.

  • 1 Cfr. por todos E. CaNTE, Storia interna e storia esterna. Il diritto medievale da

Francesco Calasso allafine del XX secolo, en «Rivista internazionale di Diritto comune»,

17 (2006) (pero 2007), pp. 299-322.

  • 2 Véase, por ejemplo, la Vorrede a la primera ed. del 1 vol. de la Geschichte des romischen Rechts im Mittelalter (Heidelberg 1815, p. VI), incluida en la segunda edición, 7 vol., Berlin 1834-51 (= Darmstadt 1956); pero sobre todo las indicaciones formuladas desde 1802, repetidas y perfeccionadas a lo largo de los sucesivos decenios en sus cur- sos de metodología jurídica, disponibles en edición crítica: F. C. VON SAVIGNY, Vorlesungen

243

CRISTINA VANO

Esta simple constatación, unida a otra, que ha visto en los últimos decenios alejarse cada vez más los caminos de la historia del derecho me- dieval y los de la historia del derecho moderno, ha sugerido la idea de que bien podría intentarse poner en relación, al respecto de objetos precisos, las competencias hasta ahora "separadas" de medievalistas y contempo- raneístas, con un doble objetivo: de un lado, hacer más intelegible el para- digma disciplinar en cuyo seno, con razón o sin ella, siguen moviéndose in- vestigaciones complejas y eruditas de las fuentes medievales; de otro lado, relanzar algunas perspectivas de estudio sobre la Forschungsgeschichte y la Wissenschaftsgeschichte que nos suministren intrumentos para co- nocer mejor las dinámicas de construcción de los saberes jurídicos en el siglo XIX (la historia del derecho medieval entre ellos). Evidenciando y poniendo en valor algunos "estratos" de la pesquisa medievística acaso podamos responder, en último análisis, a interrogantes más generales de la historia cultural del derech0 3 • Las vidas de textos que promete el título de este breve trabajo se refieren, pues, a dos planos distintos: en cuanto al contenido, quisieran destacar -ilustrando algún matiz- el carácter basilar y resistente de la impostación savignyana de la investigación histórico-jurídica relativa a las fuentes antiguas y medievales, así como la carga de novedad radical que tuvo en su tiemp04; en el plano prospectivo aluden a una idea de cola-

iiberjuristische Methodologie 1802-1842, hg. u. eingel. v. A. lVIAZZACANE, Neue, erw. Ausg., Frankfurt a. M. 2004; en particular véase también F. C. VON SAVIGNY, Beytrag zur Geschichte des lateinischen Novellentextes, en «Zeitschrift für geschichtliche Rechtswissenschaft», 2 (1816), pp. 100-136, republicado y modificado en parte en Vermischte Schriften, Bd. 3, 1850, pp. 95-121.

  • 3 Sobre las tendencias y los métodos de la historiografía jurídica modernística

italiana, cfr. A MAZ7~"'CANE, Neuere Rechtsgeschichte in Itafien, en «Zeitschrift fiir Neuere

Rechtsgeschichte», 14 (1992), pp. 243-259 (= Tendenze attuali della storiografia giuridi- ca italiana sull'eta moderna e contemporanea, en «Scienza e politica», 6 [1992], pp. 3-26) yel recentísimo I. BIROCCHI, Neuere Arbeiten zur Privatrechtsgeschichte in Itafien (1992-

2011), en «Zeitschrift für Neuere Rechtsgeschichte», 33 (2011), pp. 42-71. A la luz de los recientes estímulos ministeriales hacia la convergencia de las materias formativas de base para el jurista, no se puede menos que desear una vuelta colectiva a las reflexiones sobre el estatuto y la identídad disciplinares. Cfr. I. BlROCCHI, Pl'esentazione, en P. CARONI, La

solitudine dello sto rico del diritto. Appunti sull'inerenza di una disciplina

altra, Milano

2009, pp. 1-39.

  • 4 Para esta perspectiva, me permito enviar a C. VANO, «Il nostro autentico

Gaio». Strategie della scuola storica alle origini della romanistica moderna, Napoli

244

VIDAS POR EL DERECHO

boración sobre la que se ha montado hace poco un ambicioso proyecto de carácter más bien instrumental que, girando sobre el estudio de manus-

critos jurídicos medievales, intenta combinar

competencias diversas 5 Ahí

ha encontrado su lugar, entre otras cosas, un núcleo temático dedicado al Authenticum que atiende especialmente a su tradición manuscrita prea.c- cursiana y a la historia de los estudios que de ella se ocuparon. Las líneas que siguen han nacido de algunos datos recopilados y organizados en el marco de tal investigación.

n. UN APUNTE DECIMONÓNICO (COMO TANTOS OTROS) EN UN MANUSCRITO MEDIEVAL DEL AUTHENTICUM

Pasando las hojas de un manuscrito miniado que se conserva en la Biblioteca universitaria de San Petersburgo, datable eh la segunda mi- tad del siglo XII, con el texto del Authenticum glosado en época preacur-

2000, a donde también remito para la bibliografía sobre Savigny y la Escuela en relación a la investigación sobre las fuentes, puesto al día en edición alemana: ID., Del' Gaius del'

Historische Rechtsschule. Eine Wissenschaftsgeschichte des Romischen Rechts, Frankfurt

2008. Otras actualizaciones ulteriores en J. RÜCKERT, Die Historische Rechtsschule nach 200 Jahren - Mythos, Legende, Botschaft, en «Juristen Zeitung», 65/1 (2010), pp.

1-52; así como en M. AVENARIlTs, L' 'autentico' Gaio e la scoperta del Codice Veronese. La percezione delle Institutiones sotto l'influsso della Scuola Storica, en «Rivista Storica

dell'Antichita», 38 (2008), pp. 177-197 (= Quad. Lupiel1si di Storia e Diritto», 2009, pp.

9-36), ÍD., Das "gaiozentrische" Bild vom Reclit del' klassischen Zeit. Die Wahrnehmung del' Gaius- Institutionen unter dem Einflufl von Vorverstéindnis, zirkuléirem Verstehen und Überliefenmgszufall, en M. AVENARlUs (Hg.), Hermeneutik del' Quellentexte des Romischen Rechts, Baden-Baden 2008, pp. 97-131; ID., Gustav Ernst Heimbach und das Authenticum. Bemerkungen zur Editions-geschichte del' Novellen- Vulgata, en N. BENKE

- F. S. MEISSEL (hg. v.), Antike - Recht - Geschichte. Symposion zu Ehren von Peter E. Pieler, Frankfurt a. M. 2009, pp. 9-30.

  • 5 Me refiero al PROGETIO MOSAIco: Manoscritti giuridici medievali: descrizione, digitalizzazione, fruizione informatica in standard XML per la loro diffusione in rete. La

1'icomposizione di un mosaico (Firb: RBNE067SML), en curso de ejecución, del que pue- den obtenerse noticias y resultados en <http://mosaico.cirsfid.unibo.it>. Aquí me limito a remitir a la bibliografía actualizada últimamente por 1. Loschiavo, Il codex graecus e le

origini del Liber authenticorum. Due contributi alla sto1'ia dell'Autenticum, en ZSSt. RA

127 (2010), pp. 115-171

245

  • --- -----------,-----_

..

-------~--

_._

--------

CRISTINA VANO

siana6, al final del códice, tras un pergamino decorado con una hermosa Imago Christi de corte bizantino, aparecen dos folios sueltos de papel, también manuscritos, de un tiempo muy posterior. Con anotaciones en alemán, compiladas pulcramente en cursivafraktur y bajo el enunciado, un poco a modo de título, "Codex Manuscriptus Authenticorum", descri- ben de manera esquemática el contenido y varias características del texto al que van unidos 7 • Se trata de notas anónimas y sin fecha, que sin em- bargo pueden adscribirse a simple vista al circuito de la Escuela histórica alemana y, en particular, a la intensa labor realizada por sus miembros en la catalogación y análisis de testimonios manuscritos o viejas ediciones de obras jurídicas, no sólo para fines personales de estudio, sino casi siempre también con propósitos ulteriores, más generales. Hay que recordar que desde inicios del siglo XIX, acompañando al programa y las actividades de la Escuela histórica 8 , se había abierto paso la convicción de la necesidad de proceder a una recuperación sistemática del mayor número posible de manuscritos y ediciones para contar con versiones "correctas" y precisar la historia de la tradición de los textos, al objeto de lograr un cuadro, lo más completo y fiable que fuera posible, de las fuentes históricas del derecho. Si algo antes, las bibliografías y la historia literaria de Christian Gottlieb Haubold y el río de manuales e índices producidos por Gustav Hugo representaron importantes intentos en esa dirección 9 , si la Geschichte de Savigny constituyó finalmente el ar-

  • 6 SANKT PETERSBURG Cantea LENINGRAD), Gosudarstvennyi Universitet Naucnaja

Biblioteka, Lat. S. Para la descripción sigo a L. Loschiavo, que ha puesto a mi disposición

los resultados de su autopsia, aún no impresos pero disponibles online: <http://mosaico. cirsfid.unibo.itjindex.php?page=authenticum&lib=2>. Debo agradecerle también el ha- berme "obligado" a ocuparme del anónimo apunte y de su atribución.

  • 7 Sigue en apéndice la transcripción íntegra; infra en el texto ilustro su conteni-

do. Para las imágenes se reenvía por el contrario al sitio del PROGETIO MOSAIco, dt.

  • 8 F. C. VON SAVIGl\'Y, Ueber den Zweck dieser Zeitschrift, en «Zeitschrift mr ge- schichtliche Rechtswissenschaft», 1 (181S), pp.1-17.

  • 9 C. G. HAUBOLD, Institutiones iuris Romani litterariae. Partem biographicam et bibliographicae capita priora, ma;t:ime quae ad ius anteiustinianeum spectant, con- u'nens, Bd. 1, Leipzig 1809; ID., Institutionum iuris Romani privati historico-dogmati- carum lineamenta, obsel'vationibus maxime litterariis distincta. In uswn praelectionum

adumbravit, Chríst. Gottlieb Haubold, Leipzig 1814. De la compleja obra de G. HUGO

nos limitaremos aquí a recordar el Lehl'buch del' Geschichte des Romischen Rechts seit Justinian, oder del' juristischen und meist civilistischen gelehrten Geschichte ( = Lehrbuch

eines civilistischen Cursus, Bd. 6), Berlin, 2., sehr verand. Versuch 1818; 3., sehr verand.

246

---------- -----

VIDAS POR EL DERECHO

quetipo, desde luego no se trataba de unos objetivos de logro instántaneo

ni individual. El precio de la EÍnsamkeÍt en esta clase de trabajos fue oportuna y lúcidamente calculado en las "enormes dificultades" que separarían del "éxito". Savigny intuyó y anotó el único remedio: «so ist die allmahliche Erganzung des fehlenden nur van den vereinten und anhaltenden Sorgfalt Vieler zu erwarten» ("la paulatina integración de lo que falta tan sólo pue- de esperarse del esfuerzo colectivo y constante de muchos investigado- res"). Era indispensable contar con múltiples aportaciones, ya fuera para aumentar el potencial cuantitativo de una investigación que parecía di- ficilísima sobre todo en relación a las fuentes medievales, ya fuera para

mantener vivo el cotejo, el disenso, el control recíproco de los resultados lO

El estudio de los archivos y los epistolarios de los juristas de la Escuela histórica, Savigny principalmente, tan intenso en los últimos de- cenios, más allá de la diversidad de propósitos y métodos de los especialis- tas ll nos ha enseñado que sus indicaciones no sólo se quedaron en buenos deseos. Por el contrario, produjeron un cambio sustancial en la forma de entender y realizar las investigaciones mismas, progresivamente llevadas y coordinadas con la adopción de métodos comunes que transformaron búsquedas aisladas en verdaderas exploraciones sÍstemáticas y organÍza- das. Si tenemos presente este aspecto al leer las dedicatorias, los prólogos,

las notas de manuales y aparatos críticos de ediciones, las portadas de

Versuch 1830. Sobre Haubold y algunos aspectos de las obras citadas y su carácter vistosa- mente bibliográfico, también en relación con las iniciativas paralelas de Gustav Hugo, cfr. C. VANO, «Il nostro autentico Caío», cit., espec. pp. 9-13 Y 65-82.

  • 10 F. C. VON SAVIGNY, Geschichte cit., vol. 1, p. XII: «diese Einsamkeit worin sich

der Verfasser bey seiner Forschung befunden hat, muBte dem Erfolg groBe Schwierigkeiten in den Weg legen» ("el aislamiento en el que el autor se sumó durante su investigación te- nía que dificultar en gran medida su éxito").

  • 11 En este género de fondos archivísticos se han elaborado en estos tres últimos

decenios trabajos numerosos, si bien bastante separados en sus objetivos y en el modo de considerar los materiales: pertinentes al objeto de estas páginas sobre todo los estudios de J. Rückert, A. Mazzacane, L. Moscati, M. Avenarius, (todos en C. Vr'u"<O, «Il nostro au-

tentico Gaio» cit., ad indicem), a los que se añade últimamente M. VARVARO, Le Istituzioni di Gaio e il Ms. lato fol. 308, en «Seminarios complutenses de derecho romano», XXII (2009), pp. 435-514 (allí está la indicación a dos contribuciones precendentes del autor sobre el mismo tema). Con especiale atención a las Novelas véase ahora el importante

artículo de M. AVENAIUUS, Gustav Ernst Heimbach und das Authenticum cit.

247

CRISTINA VANO

más y menos célebres empresas vinculadas a cierto autor, encontraremos una multitud de nombres pertenecientes a otros juristas y filólogos de la Escuela. Hoy parece claro que reconstruyendo los contactos, persiguiendo el intercambio de libros, manuscritos y noticias, ojeando cartas y consi- derando el modo en que la correspondencia era utilizada, copiada, colec- cionada y archivada, nos encontramos en condiciones de simular el fun- cionamiento del sistema circulatorio que mantenía unida la Escuela: una potente máquina operativa que hizo posible proponer y, con frecuencia, conseguir metas y objetivos comunes y colectivos 12 y, al mismo tiempo, ejecutar poco a poco partes singulares del ambiciosÍsimo proyecto savig- niano de restituir en su totalidad y "autenticidad" el corpus de las fuentes. La progresiva mejora de la organización de la investigación funda- da sobre la gemeischaftliche Arbeit se tradujo en una serie de consecuen- cias prácticas, entre otras la producción de una masa infinita de apuntes con transcripciones y descripciones de manuscritos que debían constituir las teselas diminutas del imponente mosaico en construcción. Teselas que se cortaban según criterios precisos para que pudieran encajar en el dise- ño del conjunto. Por eso fue necesario adoptar unas directrices uniformes. Savigny, sobre todo, se encargó de dictarlas, ya veces con sorprendente penetración: sus minuciosas instrucciones se distribuían de varias mane- ras entre los colegas y los colaboradores - a veces ad personam 13 , a veces

  • 12 Valgan ejemplos de la empresa 'imposible' de Schrader para la edición del

Corpus iuds, y el del índice de fuentes a cargo de J. L. W. BECK, Indicis codicum et edi-

tionum iuris Iustinianeí prodromus, Lipsiae 1823 (el ejemplar de LEIPZIG, UB, Font. Jur. 270-a, contiene notas manuscritas de Biener). La posibilidad de la publicación del index

bajo el nombre de Savigny fue asunto de varias cartas. Beck aportó también una edición de todo el Corpus iuds en concurrencia con Schrader: Corpus Iuris Civilis, recognovit et brevi annotatione instructum edidit ,Jo. L. G. BECK, Lipsiae, 1825-1836 (2 voll.). Sobre las pesquisas en torno al Corpus iuris y las vicisitudes de proyectos de índices y ediciones en los cuatro primeros decenios del siglo XIX cfr. e. VANO, «Il nostro autentico Gaio», cit. especialmente pp. 79-80 e 88-98.

  • 13 Entre tantos posibles ejemplos, véanse las Instrucciones dadas a Niebuhr

en 1816, en la víspera del viaje a Italia: UB MARBURG, Savigny-Nachlaj3, Ms. 830/92: [F. e. VON SAV1GNY, Mitteilung an B. G. Niebuhr, Berlin 1816. Hinweise und Auftriige betr. Handschriften in verschíedenen italienischen Bibliotheken (Bologna, Florenz, Mailand, Monte Cassino, Pavia)]; ibid., Ms. 830/93: [F. C. VON SAVIGNY, Mitteilung an B. G. Niebuhr, Berlin 1816, betr. Handschriften del' Justinianischen Rechtsbücher], publicado este últi- mo en C. VANO, «Il nostro autentico Galo», cit., app. 1, pp. 322-25 (= ed. alemana, pp. 269- 71). Mientras tanto, la Biblioteca Universitaria de Marburg ha digitalizado las imágenes de

248

VIDAS POR EL DERECHO

como cartas circulares que especificaban los standards exigidos por la ti- pología de la fuente a describir, manuscrita 14 o impresa 15 Con frecuencia reproducidas, esas instrucciones pasaban de un destinatario a otro y en algún caso terminaron por encontrar un lugar en las bibliotecas a dispo- sición de cuantos las visitaran en viaje de estudios: de modo que sucedía, valga el ejemplo, que un Friedrich Clossius, buscando palimpsestos en San Petersburgo, pudiese un buen día reconocer de un vistazo «la cali- grafía» de Savigny en una «Vorschrift» que estaba allí mismo, donde se

la mayor parte de los documentos que constitutuyen el Nachlass Savigny; me limito aquí a indicar la dirección del banco de datos, sin recoger la de los documentos: http://savigny. ub.uni-marburg.de,ldb,l. 14 WLB STUTIGART, Codo Jur. 4°, 1:35: 2, C. 76r-v, Savigny a Haubold, Berlín 26.7.1816: «Bey den Handschriften stelle ich anheim, ob es nicht besser seyn dürfte weni- gel' Unterabtheilungen zu machen, da doch Z. B. Handschriften weIche nur einzelne Stücke des Codex p. enthalten, nicht auf eine soIche Beschranktheit angelegt waren, sondern aus abgerissenen Stücken vollstandiger Handschriften bestehen. Ein anderes ist es freylich, wenn Z. B. einzelne Novellen in ganz anderen Werken stehen, obgleich diese vielleicht überhaupt auJ3er dem Plan des Werks liegen» ("A propósito de manuscritos me pregunto si no sería mejor utilizar un número menor de subdivisiones pues, por ejemplo, los que sólo contienen partes del Codex no estaban destinados a tal limitación; derivan de frag- mentos de manuscritos más completos. Pero otro es el caso de novelas singulares insertas en textos del todo diversos, que tal vez son excluidas del plan de la obra").

  • 15 Ibid.: «Bey den Ausgaben verdient eine eigene Aufmerksamkeit das Format,

welches gewohnlich ganz wil1kürlich und unsicher angegeben wird. Bey den Büchern, die ich gesehen habe, habe ich mich um genaue Ausmittlung bemüht. Die einzig sicheren Kennzeichen sind: a) die groJ3en Parallellinien in Papier (bey Folio, Octav und meist auch bey Duodez perpendicular, bey Quart und Sedez horizontal) b) das Papierzeichen (bey Folio steht es in del' Mitte des Blattes, bey Quart in del' halben Hohe hinten im Band, bey Octav ganz oben hinten im Band). Die Signatur ist vollig entscheidend zwischen Octav und Duodez und zvvischen Duodez und Sedez, alles andere laJ3t sich ungewiJ3, weil oft auf einen halben Bogen, oft auf zwey oder drey Bogen eine Signatur fehlt» (en relación a las ediciones hay que prestar especial atención al formato, que normalmente se indica de modo arbitrario e incierto. En los libros que yo he visto, me he preocupado de dar una descripción precisa. Los únicos signos seguros son: a) las grandes líneas paralelas sobre el papel (perpendiculares para el folio, el octavo y el doceavo; horizontales para el cuarto y el sexto); b) la señal del papel (que está a la mitad de la hoja tratándose de folios, en el cuarto en la mitad superior al final del tomo, en el octavo arriba del todo al final del tomo). La signatura es decisiva en el octavo y doceavo y entre éste y el dieciseisavo; cualquier otra

cosa es incielta, porque frecuentemente en la media hoja, y muchas veces en dos o tres hojas, falta la signatura").

249

CRISTINA VANO

explicaba el "modo de empleo" de los manuscritos ~ como si fuera un verdadero manual de US0 16 Las indicaciones de Savigny se detenían incluso en detalles que iban más allá de los aspectos filológicos, bibliográficos y científicos del tra- bajo y se atrevían incluso a regular cuestiones externas y aparentemente secundarias, hasta el extremo de sugerir, por ejemplo, colocar cierto tipo de apuntes -particularmente las descripciones de códices manuscritos- «cada una en folio aparte» y no directamente en el cuerpo de la carta que los transmitían 17 Sirvieron para uniformar el "producto de grupo" desde luego en la fase de investigación, pero también en la fase editorial y de constitución de los textos. Las dos hojas encontradas en el Ms. lato 5, de San Petersburgo per- tenece a este género específico e instrumental de la producción cotidiana de los juristas de la Escuela histórica: son, en una palabra, dos hojas como tantas, tantísimas otras. Y por eso precisamente resultan aquí relevan- tes: interesan en cuanto elementos de un sistema comunicativo, no por la información específica que nos transmiten. Lo mismo que las cartas (a las que iban frecuentemente unidos) esta clase de apuntes, considerados como partes de un todo (teselas del mosaico) mejor que como ejempla- res aislados, pueden asumir un significado en el interior de estructuras de comunicación complejas -así los epistolarios- inherentes al momento constitutivo de un saber y a las modalidades de su constucción y difusión.

  • 16 UB MARBURG, Savigny-Nachlqf3, 1'1s. 925/446, Clossius a Savigny, Dorpat 30

settembre 1825: «

...

nach Palimpsesten zu suchen. Eine Vorschrift iiber ihre Behandlung

lag, und ich entdeckte sogleich Ihre Handschrift. Palimpseste sind aber keine auf der Bibl[iothek], ausser einem einzigen Bande, der in der unteren Schrift vom XII Saec., wie

ich glaube, moralische Sentenzen eines neueren Philosophen enthalt» ("

en busca de

... palimpsestos. Hay una instrucción sobre el tratamiento que esos textos merecen, y he des- cubierto incluso la propia letra de Vd. Pero no hay palimpsestos en la biblioteca, a excep-

ción de un volumen que contiene en la escritura inferior, del siglo XII en mi opinión, las sentencias morales de un nuevo filósofo").

  • 17 Cfr., también como ejemplo típico de 'circular', WLB STUTfGART, Cad. Jur.

4°, 135, 2: 2, ce. 159r-162v, Savigny a Haubold, Hugo, Heise, Eichhorn, Cramer, Berlin, 20.61817: «lch bitte alles, was sieh auf Interpretation und Kritik unseres Codex bezieht, nicht in einem gewohnlichen Brief, sondern jedes mal auf eÍn abgesondertes Blatt zu schreiben, damit alle diese Beytrage unmittelbar gesammelt werden konnen» ("Por favor, para todo lo relativo a la interpretación y crítica de nuestro Codex hay que escribir cada cosa en hoja aparte, no en una carta ordinaria, de modo que esas aportaciones puedan ser coleccionadas sin más").

250

VIDAS POR EL DERECHO

con Weis, el especialista indiscutido. Hay que atribuir además a Weis un papel de primer plano, como inspirador de las sucesivas intervenciones de Savigny en relación a las Novelas latinas 22 En las cartas de Haubold y Savigny -que contienen, a propósito de las Novelas, numerosos intercambios y preciosas informaciones 23 - se refiere la aventura, acompañada de serias preocupaciones, que entre 1818 y 1819 siguieron las apetitosas notas de Weis desde las manos de su viuda hasta las de Wenck. Quien, a pesar de su predisposición a dar todas las garantías requeridas 2 4, acabó por defraudar las expectativas del mismo

  • 22 En la biografía intelectual de Savigny el caso de las Novelas rapresenta uno

de los pocos elementos ciertos de emersión del vínculo, relativamente poco indagado, con su maestro de Marburg; cfr. F. C. v. SAVIG}.¡'Y, Beytrag cit., p. 102. CfI'. además E. Lfu"lDSBERG,

Geschichte cit., 3, 2: Text, p. 187, quien destaca el interés de Weis por los desarrollos me- dievales de la tradición romanÍstica. Del resto, los años de formación universitaria de Savigny coinciden con un período en que Weis dedicaba especial atención al estudio de las Novelas justinianeas. El Beytrag savignyano se publicó sin embargo después de la muerte del maestro.

  • 23 Para comprender los acentos léase, como mero ejemplo, ál menos UE

MARBURG, Savigny-Nachlaj3, Ms. 925/1021, Baubold a Savigny, Leipzig 11.5.1816, 21':

«Dagegen will ich jetzt versuchen, ob ich Ihnen etwa eine kleine Freude mit folgender

Mittheilung machen kann. Vor kurzem namlich fin de ich beym Durchbliittern eines al- ten, doch von Hugo wieder ins Leben zurückgerufenen Journals die auf beyfolgendem

Zettel fuI' Sie abgeschriebene Notiz. Sind wirklich Novellen Justinians darunter zu verste- hen (Nicht etwa, was ich jedoch kaum glauben mochte, Extravagantes del' Dekretalen):

so scheint mil' die Sache alle Aufmerksamkeit zu verdienen. Denn an del' Richtigkeit der Angabe erlaube ich mir kaum zu zweifeln. Oder sollte gar Julian gemeint seyn?» ("vaya procurar, por contra, a darle una pequeña alegría con la siguiente información. Hace poco me he encontrado, al hojear una vieja revista, que ya Hugo había recuperado, la ficha ad- junta con una nota destinada a Vd. Si se trata realmente de Novelas de Justiniano, y no de extravagantes de las Decretales, como apenas quisiera creer, entonces me parece que la cosa merece la mayor atención. Sobre la corrección del dato casi no me permito dudar. ¿o es que habría que entenderlo referido a Juliano?").

  • 24 Cfr. la declaración de Wenck, en una carta de Haubold a Savigny, ibid.,

Ms. 925/1110: «Die durch den Herrn Geheimen Justizrath van Savigny an den Oberhofgerichtsrath D. Haubold zur weiteren Beforderung an mich abgesandten Colloctaneen des sel. Professor Weis zu Marburg liber die Novellen sind mil' dato van D. Haubold zur Fassung eines Entschlusses über deren Ankunft zugestellt worden. Leipzig, den 22. November 1818. D. Wenck» ("los materiales sobre las Novelas del Prof. Weis de Marburgo, enviados a través del Sr. Consejero Savigny al Consejero Haubold en vista de una ulterior difusión, me llegaron gracias a Haubold para elaborar un informe sobre sus orígenes").

253

VIDAS POR EL DERECHO

Recorriendo el texto en busca de una confirmación basta llegar a la mitad de la primera carilla para conjurar una duda: cuando, al observar una concordancia con otro manuscrito en la colocación de la N. 128 tras la N. 131, se precisa: «Siehe meine Geschichte der Novellen p. 541» ("véase mi Geschichte der Novellen, p. 541")28. Con esto los apuntes se colocan además en el tiempo: en un año desde luego posterior al 1824 y, quizá, antes del 1829, cuando el manuscrito del Authenticum salió de Alemania. Si entramos luego con mayor atención en la estrucura y el conteni- do, nos topamos con el esqueleto de las "instrucciones" de la Escuela. En efecto, Savigny, en el ámbito de los esfuerzos colectivos encaminados a realizar repertorios y ediciones del Corpus iuris, había establecido cier- tas reglas también a propósito del Volumen, escribiendo por ejemplo a Niebuhr en 1816: «In den lateinischen Novellenmanuscripten ist nach- zusehen, ob sie mehr Novellen enthalten als die gewohnlichen, was nur durch Vergleichung mit alten, glossirten Ausgaben»2 9 En realidad, así se sintetizaban las más extensas y documentadas indicaciones que ha- bía realizado por entonces en su fundamental Beytrag zur Geschichte des lateinischen Novellentextes y que Biener había aceptado de un modo consciente como base de sus propias investigaciones en la Geschichte der Novellen Iustinian's. y su apunte, ahora descubierto, era un fruto típico: presenta, en pri- mer lugar, las observaciones sobre el número y el orden de las Novelas se añaden anotaciones sobre las Abweichungen respecto a la gewohnliche Ordnung, registra luego la parcialidad -tenida por insólita- de la N. 3, destaca la presencia de ungewohnliche Novellen (11, 13, 21) Y finalmente señala alguna particularidad del manuscrito analizado relativa a la nume- ración consecutiva de las leyes, interrumpida en la Nov. 53 (considerada

entre otras cosas, los Justiniani Institutionum libri IV. Recensuit et indicem editionum adiecit Friedrich August Biener, Berlin 1812. En 1832 abandonó la cátedra y se dedicó por entero a la investigación, uniendo a los romanísticos los estudios sobre el proceso crimi- nal. Particularmente rica e interesante fue su contribución a los epistolarios científicos del momento. Noticias biográficas en E. UNDSBERG, Geschichte cit., 3, 2: Text, pp. 300-303, Y Noten, pp. 134-35.

  • 28 La cit. se repite también a otro objeto: dI'. infT'Cl, en la transcripción en apén-

dice.

,

  • 29 UB MARBURG, Savigny-Nachlaj3, Ms. 830/92 (cursivas mías) ("en los manus-

critos latinos de las Novelas hay que comprobar si contienen un número mayor del acos- tumbrado por comparación con las viejas ediciones con glosas").

255

CRISTINA VANO

en este códice como Costo XXX), así como en el hecho que las diversas pmtes de la Nov. 8 tengan numeración propia 30 La descripción continúa dedicando gran atención al aparato de glosas, a cuyo propósito exhibe el autor admirable competencia y experiencia: reputa la glosa, preaccursia- na, compilada con gran cuidado y equilibrio, la juzga coetánea al manus- crito, datando una y otro a finales del siglo XII o inicios del XIII. Pasa después al análisis de las siglas, clasificándolas por su aparición como más frecuentes, más raras y muy raras. Entre las últimas coloca la Y de Irnerio, del cual, añade el autor todavía, no hay restos en las glosas interlineales sigladas 31 El segundo folio, escrito solo al recto, considera finalmente signifi- cativa la presencia di Notabilia en los márgenes, señalados de un modo particular por el miniaturista y siempre acompañados de un símbolo que el autor se esfuerza en reproducir de forma apógrafa, en el cual "con sumo gusto" el autor quisiera reconocer de nuevo a Irnerio, si no estu\'Íera obli- gado a admitir que la sigla del magister se reproduce en el manuscritto constantemente mediante un signo de forma diversa. El apunte se cierra con una explícita remisión a Sm'Ígny, recogien- do los resultados de la comprobación de las glosas de las constituciones eliminadas por los glosadores, en las cuales el Beytrag savignyano había centrado la atención y, en la primera versión (1816) del trabajo, también había dado su edición 32

IV. PARA VOLVER AL COMIENZO

Nuestras dos hojas como tantas otras, examinadas más de cerca, en de- talle, revelan finalmente una diversidad especial, suya propia: describen un manuscrito del Authenticum que, de manera increíble, entró y salió de la red de las investigaciones de la Escuela sin dejar rastro en los prin- cipales productos del momento - ni en la Geschichte de Biener (1824),

  • 30 Véase ínfra el texto publicado en apéndice: Codex Ms Authenticorum, f. Ir.

  • 31 rbid., f.lV. Un fuerte interés de Biener por la glosa irneriana ya se documenta

en la Historia Authenticanun codici 1'. p. Iustiniani a. insel'tarum '" defendet F. A. Biener,

sectio prior, Lipsiae 1807; y sobre todo en la sectio posterior (Leipzig 1807), especialmente

pp. 27-38.

32

Cfr.

F.

C.

V.

Geschichte cit., p. 247 s.

SAv1GNY, Beytrag cit., pp.

105-108 e 111-112 y

F.

A.

BIENER,

256

VIDAS POR EL DERECHO

[21'] Merkwürdig sind aueh die viele Notabilia am Rande, welche vom Miniator immer besonders ausgezeiehnet sind, bey allen steht am Ende das Zeiehen? j was ieh gern von Irner erkUiren moehte, wenn nicht seine Sigle in dieser Handsehrift im- mer -, gesehrieben würde.

Von den sehr merkwürdige Glossen zu den Novellen, welehe Savigny in die Zeitsehrift herausgegeben hat und welehe we- ggelassenen Novellen betreffen, habe ich hier nur eine gefun- den bey der Rubrik der N. 107.

261

}r...

>

....

>;".,,>

~

..

,~f, ,·,~ ¡. '¡:;:

..

,~·k

:,»

...

'" ¡,

l

(\

..

J

...

f!~,

Manuscrito del Authenticum de la Universidad de San Petersburgo lato 5, con apuntes de Friedrich August Biener.

Intereses relacionados