Está en la página 1de 3

Sin Ataduras Podemos Avanzar. Génesis 13-14 Abril- 14-2013 Tal vez tenemos

Sin Ataduras Podemos Avanzar. Génesis 13-14 Abril- 14-2013 Tal vez tenemos las cosas nos están saliendo

las cosas nos están saliendo bien, lo

todo,

pero

cuando

pudiéramos

lograr más significa que no estamos avanzando.

Muchas veces nos acostumbramos a

calificación

excelente.

bien

y

no

luchamos

por

la

el

Que

una persona de

80 años diga que logro

una gran Azaña,

Caminar

3

cuadras sin

cansarse esta muy bien, pero el que diga esto

sea un niño sano y de 14 años, ya no está muy

bien. Porque el

si puede

dar

más, solo

es

cuestión de esforzarse. Que un cristiano diga que está muy bien con lo que tiene pudiendo alcanzar más

bendiciones y sobre todo porque Dios se las haya prometió no está bien.

Pregúntate a ti mismo que es lo que en realidad te impide avanzar, crecer y llegar a superarte en tu vida. Puede que digas que son los obstáculos o quizás el miedo que nos rodea en la vida. Pero el principal obstáculo que tenemos y que nos impide avanzar y superarnos somos nosotros mismos. Nuestros prejuicios.

Abraham era un hombre que tenía una perfecta relación con Dios, por eso siempre le iba

bien en todo lo que emprendía. V 2 “Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro.” El no era

rico…era riquísimo.

Una persona con buena relación con Dios y que este bendecida trasmite bendición a los

que están a su lado. V 5 “También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas.

Pero Abraham podía tener más bendiciones de las que tenía, que era lo que lo tenía atado, a pesar de que le iba muy bien.

Llego un momento en que las bendiciones, las promesas de Dios se empezaron a convertir en realidad, la atadura se rompió en la vida de Abraham. ¿Cuál era esa atadura? V 14 “Y

Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente.” Si… así esla atadura era Lot su sobrino.

En ese momento cuando se rompió la atadura la bendición fue total. V 15- 17 “Porque toda

la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre. 13:16 Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. 13:17

Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré.

¿Por qué Lot se convirtió en una atadura que no dejaba que Abraham disfrutara a plenitud la promesa hecha por Dios? Cual fue la orden de Dios. Génesis 12: 1 “Pero Jehová había dicho

a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.Pero

Abraham cargo con su sobrino.

Tal vez por tu esposo(a) y tus hijos podrías vivir feliz, pero porque no lo haces, muchas veces por la atadura que tienes, sufres por todo el mundo y en tus fuerzas tratas de ayudar y no dejas que ellos dependan de Dios porque dependen de ti. O simplemente cuando deberías estar en tu casa cumpliendo con tus deberes de esposa o esposo, estas metida(o) en la casa de tus padres, por eso tu hogar está a punto de destruirse.

Dios empezó la separación. A romper las ataduras. V 6 “Y la tierra no era suficiente para que

habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar.

Dios permitió que tuvieran contienda entre los dos. V 7 “Y hubo contienda entre los pastores del

ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra.

Lot creía que la prosperidad estaba en las buenas tierras y no en Dios por causa de la

bendición de Abraham. V 10 “Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra.

La ambición hizo que Lot tomara una mala decisión. V 12-13 “Abram acampó en la tierra de

Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. 13:13 Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera.

La bendición no está en las cosas, la bendición consiste en lo que Dios hace con las cosas.

14: 9-12 “esto es, contra Quedorlaomer rey de Elam, Tidal rey de Goim, Amrafel rey de Sinar, y Arioc rey de Elasar; cuatro reyes contra cinco. 14:10 Y el valle de Sidim estaba lleno de pozos de asfalto; y cuando huyeron el rey de Sodoma y el de Gomorra, algunos cayeron allí; y los demás huyeron al monte.

14:11 Y tomaron

toda

la riqueza

de Sodoma

y

de Gomorra, y

todas sus provisiones, y

se fueron.

14:12 Tomaron también a Lot,

hijo del hermano de Abram, que moraba en

Sodoma, y sus bienes, y

se

fueron.

Cuando Abraham fue libre de la atadura de Lot paso muchas cosas en su vida:

1. Pudo sentir más el respaldo de Dios. 14: 14-16 “Oyó Abram que su pariente estaba prisionero, y

armó

a

sus

criados,

los

nacidos

en

su

casa,

trescientos

dieciocho,

y

los

siguió

hasta

Dan.

14:15 Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al norte de

Damasco.

14:16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot

su pariente y sus bienes, y a las mujeres y

demás gente.” Dios hizo que convirtiera unos simples criados en todo unos soldados de guerra. Y pudo lograr lo que cinco ejércitos no pudieron.

Al sentirse libre Abraham pudo honrar. V 18-20 “Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote

del Dios Altísimo, sacó pan

y vino;

14:19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo,

creador de los cielos y de la tierra; 14:20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu

mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

Pudo confiar verdaderamente en

Dios, no

es

el

hombre

ni

las

cosas las que

nos dan

riquezas es Dios. V 21-23 “Entonces el rey de Sodoma dijo a Abram: Dame las personas, y toma para ti los bienes. 14:22 Y respondió Abram al rey de Sodoma: He alzado mi mano a Jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, 14:23 que desde un hilo hasta una correa de calzado, nada tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: Yo enriquecí a Abram;

A qué cosas te estás atando, suéltate para que puedas disfrutar de la plenitud de las promesas de Dios.