Está en la página 1de 4

«CNT«CNT MancheManchegg

«CNT «CNT Manche Manche g g a» a» Bolet í n Bimensual del Sindicato de Oficios
«CNT «CNT Manche Manche g g a» a» Bolet í n Bimensual del Sindicato de Oficios

Boletí n Bimensual del Sindicato de Oficios Varios de Albacete de la CNT­AIT, Mayo­Junio 2013.

La represión y la criminalización al movimiento libertario, un nuevo caso de terrorismo de Estado

libertario, un nuevo caso de terrorismo de Estado Editorial Hemos presenciado y sentido, c ó mo

Editorial

Hemos presenciado y sentido, c ó mo la Solidaridad se impone hoy tambi é n inexcusable. Son muchos los casos de compañ eros/as susceptibles de recibir muestras de solidaridad. La maquina­ ria represiva (c árceles, jueces, fuerzas de seguridad del estado, prensa ) avanza a todo gas apuntando a movi­ mientos sociales, colectivos y organi­ zaciones libertarias. Lejos de ser una actuación puntual estamos viviendo un rebrote del terrorismo de Estado en toda su desfachatez m ás evidente. Tenemos la necesidad de hacer efec­ tiva la defensa de nuestros espacios e ideas, y contra el terrorismo de estado enfrentamos la Solidaridad anarquis­ ta. Detenciones injustificables como las del compa ñ ero Joaqu ín del SOV de Madrid o los ú ltimos 5 compa ñeros (Yolanda, Silvia, Juan, Xabier y Jos é ) por orden del juez Pedraz junto al

registro del Ateneu Llibertari de

Sabadell (entre otros locales), los pro­ cesos abiertos contra tantos compa ñe­ ros tras las huelgas del pasado a ño (Tarragona, Gij ón, Madrid, Barcelo­

na

cució n ideoló gica como en el caso del compañ ero de CNT Alicante, las cade­ nas perpetuas contra presos anarquis­ tas (Gabriel Pombo de Silva ahora en Villena, Pirla Oliv án en Granada, etc. só lo ellos dos juntan 60 a ñ os de c árcel) o las recientes torturas y vejaciones contra Noelia Coltelo por

sus carceleros

La informaci ón est á

multas indiscriminadas y perse­

),

en nuestros medios, no esperes a que te llueva c ómodamente en tu sof á viendo canal 24h o leyendo el Pa ís o la Raz ó n, só lo el esfuerzo y el compromiso hacen posible y eficaz nuestro apoyo solidario. La solidaridad es tan inexcusable

como el apoyo mutuo y el respe­ to horizontal y la ruptura con viejas, por costumbristas, formas y hábitos que adolecen de in­ fluencias burguesas y parece se asuman por la cercan ía temporal del “estado del bienestar”: desi­ dia, individualismo, reformismo finalista, conformismo, mediocri­ dad, consumismo y superficiali­ dad ya no son c ómodos asientos, la ciudadan ía de todo color ha de dejar de ser ciudadana y vol­ ver al origen popular de su esen­ cia, recuperar la historia de los desheredados, los sin papeles, sin archivos y raramente docu­ mentados, env é s de hojas poli­ ciales, v ínculos historico­emocio­ nales lejos del m étodo historio­ gráfico. Alguna vez tambi é n fui­ mos historia acad é mica y pugna­ mos a veces por llegar a ese estatus, pero siempre malinter­ pretados y prejuzgados, nadando contra corriente, no hay m ás opció n m ás propia y consecuente para el pueblo que el tramo peligroso, el que le hace responsable de si mismo. Curvas dibujadas, tomadas, perfiladas con la maestr í a del movimiento cotidiano que se reivindica sus­ tancial a lo revolucionario.

Tenemos que crear un mundo nuevo, diferente al que estamos destruyendo y ese mundo est á creciendo en este instante”

Salud y anarquia

An á lisis: Sindicalismo de Estado y Sindicalismo Corporativo; Consecuencias, problemas y alternativas para salir de la Crisis del Sindicalismo. Alfonso S.

Sindicalismo de Estado y Sindi­ calismo corporativo;Evaluaci ó n de una enfermedad.

Una de las principales necesidades

y primordiales tareas que tuvo la

Transacción “democr ática” fue la de trabajar para aumentar y diversificar las organizaciones sindicales. Por

esto es por lo que sindicatos como la UGT salieron de su letargo, y se pusieron a la altura de CCOO. El tardofranquismo y la democracia tem ían evidentemente que el movimiento obrero quedase organizado bajo algunas pocas organizaciones sindicales que pudieran hacer frente al Gobierno y

a una organizaci ó n unitaria de la

patronal. Por ello, impulsaron un fen ómeno que hasta la fecha no hab ía existido de manera generalizada y de una magnitud tan exagerada, como el aumento de los sindicatos corporativos y del Sindicalismo de Estado. Pero el problema es que el sistema democr ático entiende por democracia solo la apariencia de diversidad. Al igual que el aumento de los partidos pol íticos, frente al partido ú nico del Movimiento Nacional, la creaci ó n de fuerzas pol íticas en todos los niveles del Estado se vio como un fen ó meno derivado de la democracia. Realidad que fue tambi én aplicada al sindicalismo. Sin embargo, el problema fundamental es que la organizaci ó n sindical se vi ó afectada

por lo que podr í amos llamar “las

influencias del parlamentarismo en el Sindicalismo”. De esta manera se consolidaron dos tipos de sindicalismo que en la actualidad se han convertido en nuestro mayor problema. Para entender la diferencia entre el Sindicalismo de Clase y Sindicalismo corporativo como expresabamos en

el t ítulo de este art ículo, consiste en

que el Sindicalismo de clase, es un típo de Sindicalismo en el que aparecen integrados todos los sectores profesionales, mientras que el Sindicalismo corporativo es un sindicalismo desde el que s ó lo se defienden los intereses profesionales y relativos a un determinado sector

profesional, como el de funciona­ rios, administraci ó n p ú blica, enfer­ meros, etc. Esta cuesti ó n fundamental es important ísima para comprender el nivel por un lado de desestructu­ ració n del tejido social y por otro, y como consecuencia de este, de la destrucci ón de la solidaridad y de la conciencia de clase, sustituy é ndo esa conciencia con una identidad nueva íntimamente relacionada con la profesió n, y no con una conciencia que supere los l ímites del inter é s estrictamente profesional, como la conciencia de clase, independiente­ mente de la mera profesi ó n. Pero adem ás, el Sindicalismo corporativo ha conseguido no solamente destruir y eliminar la noció n de solidaridad que era inherente a la conciencia de clase, sino que ha integrado, por falta de esa conciencia, la identidad que le ha ofrecido la sociedad del consu­ mo, consiguiendo crear en el traba­ jador una relaci ón con su sindicato m ás parecida a la relaci ón que éste podía tener con su seguro del coche que con una organizaci ón de apoyo mutuo y solidaridad como las que exist ían en el pasado. Sin embargo, si esto no era del todo posible con el Sindicalismo de clase, el parlamentarismo ha conse­ guido tambi é n el mismo resultado con los sindicatos de clase, ha conseguido la desmovilizaci ón de la clase trabajadora y la inacapacita­ ció n de los trabajadores a organizar­ se por s í mismos. De esta manera, la clase trabajadora se convirti ó en masa trabajadora, sin conciencia de su propia condici ó n. De esta manera, una parte del Sin­ dicalismo de clase, ha ca ído justa­ mente en las redes del Estado, ha acabado siendo subvencionado por el Estado, asumiendo todas y cada una de sus finalidades, aunque algu­ nos sindicatos se nieguen a afirmar tal realidad. Por ello, han aceptado las Elecciones Sindicales y la forma­ ció n de los Comit é s de Empresa. Hemos de recordar que los Comit é s de Empresa actuales no son sino causas de las influencias parlamen­ tarias en el Sindicalismo. Los comit é s de empresa son organismos creados ú nica y exclusivamente por

trabajadores que dejan de serlo parcial o totalmente, para otorgarse legalmente la capacidad de decidir por los trabajadores de la empresa. De esta manera, el ejercicio coti­ diano de decidir sin tener que contar con la opini ón de los trabajadores, o contando con ella, pero decidiendo en última instancia por s í mismos, ha incapacitado a los trabajadores a tomar decisiones y no ha conseguido desarrollar herramientas adecuadas para la lucha sindical, cuesti ó n que en estos momentos de crisis y ata­ que sobre las clases populares est án siendo de primordial necesidad, por­ que ha integrado la pasividad a la clase trabajadora, acostumbrado a ser meramente objeto de moviliza­ ción y no sujeto de ellas. De esta manera, el Sindicalismo de Estado, subvencionado y parlamentarista ha conseguido ser, no una herramienta, sino una mordaza y un obst áculo para el movimiento obrero. Estos sindicatos se han convertido en el sucedáneo de una empresa de servi­ cios sindicales, creando una incli­ nación al clientelismo y a creaci ó n de una organizaci ó n burocr ática que ya no defiende los derechos de los trabajadores sino que lucha por mantenerse a s í misma, inclusive aplicando la Reforma Laboral que supuestamente ha denunciado en la calle, a sus trabajadores. El anarcosindicalismo Por tanto, si el Sindicalismo de Estado formado por todos los Sindicatos que reciben subvenciones y participan en Elecciones Sindicales son el problema, la única alternativa existente al Sindicalismo de Estado y al Sindicalismo corporativo ser í a el anarcosindicalismo de la CNT, que rechaza completamente las Eleccio­ nes Sindicales, los Comit é s de Em­ presa y la existencia de liberados y subvenciones en la organizaci ó n, manteniendo una independencia en el discurso y en la direcci ó n y orien­ tació n de su organizaci ó n, impul­ sando las Secciones Sindicales y las asambleas de trabajadores con capa­ cidad de decisi ó n, impulsando y de­ sarrollando la capacidad de ofrecer mediante la acci ó n directa respues­ tas contundentes contra el Estado y el capitalismo.

La necesidad de la propaganda y de la reorganizaci ó n del anarcosindicalismo.

y de la reorganizaci ó n del anarcosindicalismo. La necesidad de la propaganda y de la

La necesidad de la propaganda y de la reorganiza­ ció n en toda la provincia de Al­ bacete hemos de empezar a sen­ tirla como una tarea principal e irremplazable. Creo que es importante que los/as anarcosindicalistas se tomen con seriedad la situaci ó n actual, y asuman el papel que se nos ha reservado tener en la reorganizaci ó n de un movimiento libertario y anarcosindicalista desagre­ gado, inconexo, que ya no responde a consider ársele como un peligro para el Estado, no ya por falta de coordinaci ó n, organizaci ó n, propaganda y acci ó n colectiva, sino por el mero desconocimiento de nuestras verdaderas fuerzas y de las personas con las que llegamos a contar en este cercano espacio en el que impulsamos nuestra actividad. Sin embargo, nuestra organizaci ó n anarcosindicalista no es una organizaci ó n de la asistencia sindical, sino una organizaci ó n para la revoluci ó n y la transformaci ó n de la sociedad con una finalidad: el comunismo libertario. Por ello, no sirve solamente con impulsar una labor y una actividad local, que es necesaria, sino llevar nuestros principios, t ácticas y finalidades, as í como una labor de propaganda y reorganizaci ó n del movimiento libertario a nivel municipal, comarcal y provincial, sin precedentes en estos 15­20 a ños.

Se constituye el Nucleo Confederal de Monte Ib é rico de la CNT­AIT

Se constituye el N úclepo Confederal de Monte Ibé rico de la CNT­AIT, dependiente del Sindicato de Oficios Varios de Albacete. El motivo principal por el que algunos/as compañeros/as del Sindicato decidimos lanzarnos a la constituci ó n de un N úcleo Confederal en esa comarca, es la de reforzar y consolidar los contactos con personas afines a las ideas libertarias y al anarcosindicalismo e impulsar una labor de propaganda y reorganizaci ó n del movimiento libertario. El objetivo fundamental de este N úcleo Confederal de Monte Ib é rico sea el de extender la acci ó n sindical y social de nuestra organizació n, as í como nuestros Principios, Tácticas y Finalidades en otros municipios de la Comarca: Chinchilla de Montearag ó n y sus pedan ías, Pozo­Ca ñada, Higueruela, P étrola, Montealegre, Corral­rubio, Alpera, El Bonete, Almansa, Hoya­Gonzalo y Caudete. De esta manera, aunque la figura del N úcleo Confederal no es una realidad independiente de nuestro Sindicato de Oficios Varios de Albacete, el nucleo confederal hace m ás cercano y ofrece una identidad diferente para personas afines en nuestra Comarca que entiendan la necesidad de organizarse y pero tambi é n que consideren las distancias entre su lugar de residencia y la sede de la CNT­AIT de Albacete. ncmonteibericocnt@gmail.com ncmonteibericocnt@blogspot.com

Cró nica de la concentraci ó n del 1 de Mayo, de la CNT­AIT de Albacete.

A media ma ñ ana, los/as compa ñ eros/as del Sindicato de Oficios Varios de Albacete de la CNT­AIT nos acercamos al local a recoger las banderas y la pancarta, y preparar la salida para concentrarnos en la Plaza de la Constituci ó n, lugar dondse hab ía convocado el acto. Sobre las 12:30 empezamos a reunirnos, desplegando la mesa con materiales y libros de la Fundaci ó n Anselmo Lorenzo, nuestro peri ó dico CNT­Manchega, nuestras banderas rojinegras y nuesta pancarta "Contra la Reforma Laboral Defiende tus Derechos; Organ í zate y Lucha". Durante el transcurso de la jornada de lucha, estuvimos repartiendo nuestro panfleto propio, y con el meg áfono estuvimos gritando nuestras consignas. "CCOO y UGT: Sindicatos del Poder", "Que viva la lucha de los trabajadores, sin liberados y sin subvenciones", "Uni ón, acci ó n y autogesti ón", "Contra Estado y Capital:

anarcosindical". Tambi é n varios compa ñeros/as usaron el meg áfono y se ley ó el comunicado que escribimos. Adem ás de los/as compa ñeros/as del Sindicato de Oficios Varios de Albacete, se han acercado bastantes personas a nuestra concentraci ó n, calculando en nuestro acto, alrededor de medio centenar de personas. Esta cifra, como representaci ón de los asistentes, la

Esta cifra, como representaci ó n de los asistentes, la valoramos positivamente, puesto que faltaron muchos

valoramos positivamente, puesto que faltaron muchos compa ñ eros y compa ñ eras de la provincia que no pudieron conseguir desplazarse hasta aqu í, por lo que podr íamos llegar haber sido m ás de medio centenar de personas. Pese a los Sindicatos amarillos y subvencionados, la fecha que representa el 1 de Mayo todav ía significa una convocatoria de lucha para muchas personas, m ás all á del mero espect áculo. Este tipo de actos, como el 1º de mayo, vendr án de la mano de un trabajo diario para conseguir mejorar la implantaci ó n un movimiento anarcosindicalista y libertario en nuestra provincia de considerable significaci ó n. Un saludo y anarcosindicalismo.

Jornadas de Apoyo a Adarga Con motivo de la campa ñ a de financiaci ó

Jornadas de Apoyo a Adarga Con motivo de la campa ña de financiaci ó n de la revista Adarga os presentamos las siguientes activida­ des para apoyar a esta publicaci ó n:

­22 Junio, 18:30/ Debate: Crisis del Sindicalismo; nuevo desaf ío para los anarcosindicalistas; (artículo

aparecido en la revista Adarga, para descargar: albacete.cnt.es Ó ncmonte­ ibericocnt@blogspot.com

­22 Junio, 21:30/ Cenador de apo­ yo: Dos platos y postre: 5 euros. ­27 Julio, 12:00/ Charla­Debate:

Posibilismo o Revolució n; la disyun­ tiva en el momento actual. ­27 Julio, 14:00/ Comedor de apoyo:

Dos platos y postre: 5 euros.

(Los beneficios de las jornadas se destinar án a la publicaci ó n del segundo n úmero de Adarga)

Grupo Apoyo a Adarga de Chinchilla de Montearag ó n

Depó sito Legal: AB­304­2011

Crónica de las Jornadas de Inauguraci ón del Local; Sindicato de Oficios Varios de Albacete CNT­AIT y Ateneo Anarquista de Albacete

Como ya hab í amos anuniado, las jornadas de inauguraci ó n dieron comienzo el dia 13 de abril, y durante ese d ía, hasta el d ía 10 de mayo, se realizaron una gran cantidad de actividades que ten íamos programadas. Las charlas y los debates estuvieron orientados a tem áticas y cuestiones muy variadas, en las que queremos trabajar algunos compa ñ eros/as del Sindicato a partir de ahora. Las charlas se elaboraron y programaron con la intenci ón de reunirlas en bloques tem áticos, que nos ayudaran a relacionar algunas cuestiones con otras y mejorar el an álisis y nuestras reflexiones de cara a una gran cantidad de cuestiones. Adem ás, las actividades se realizaron tocando tem áticas como: anarcosindicalismo, con la charla "Perspectivas de anarcosindicalismo en la provincia de Albacete"; ecolog í a, con la charla "Trang énicos ¿Alimentos peligrosos"; historia, con la charla "La Desamortizaci ón en la provincia de Albacete"; represi ó n y c árceles, con la charla "Introducci ón a la sociedad carcel: los sistemas penitenciarios y la privaci ó n de libertad"; econom ía, con la charla sobre el Grupo de Consumo Autogestionado; cultura con la charla sobre "la Fundaci ó n Anselmo Lorenzo y el futuro de la cultura libertaria"; y autogesti ó n de la salud con la charla "La sexualidad robada y la liberaci ó n de oxitocina", que nos ofreci ó incluir y dar, una buena compa ñ era. También, durante el primer d ía se celebr ó la apertura de la exposici ó n que un compa ñero nos ofreci ó para que se pudiesen ver durante todas las jornadas. Adem ás, durante todos esos d ías los compa ñeros/as organizamos para muchos de esas charlas, comidas, cenas y meriendas, para

muchos de esas charlas, comidas, cenas y meriendas, para autofinanciar las actividades, los desplazamientos y todo

autofinanciar las actividades, los desplazamientos y todo lo relativo a los/as compa ñeros/as que vinieron a participar en esta actividades. En cuanto a la asistencia y p úblico a nuestras jornadas, podr íamos decir que ha sido muy dispar, y a muchas de las actividades nos hemos encontrado con un numeroso pú blico. Llegando a asistir a algunas charlas y debates, alrededor de unas 35­40 personas, y otras, sin embargo, que nos hemos juntamos 10­15. Sin embargo, todas ellas han conseguido armarnos de ideas y de herramientas para impulsar nuestra acci ó n en la provincia y ayudarnos a defender nuestras propuestas y alternativas p úblicamente con la palabra. Podríamos decir, que las jornadas de inauguraci ó n ten í an una finalidad: la de hacer p úblico nuestro local, e inaugurarlo. Sin embargo, la labor normalizada de nuestra organizaci ó n, tanto en nuestro local como fuera de é l, que pronto comenzare­mos a desarrollar, es, en definitiva, la labor cotidiana y la m ás importante de todas, la que entendemos como labor la cotidiana. La ú nica que m ás puede crear a medio y largo plazo una conciencia social y una acumulaci ó n de experiencias de lucha que hagan sólidas conciencias, capaces en la lucha social y capaces tambi é n de arrancar conquistas sociales en un futuro.