Está en la página 1de 3

LEY DE MURPHY

La Ley de Murphy es una forma cómica y mayoritariamente ficticia de explicar los infortunios en todo tipo de ámbitos que, a grandes rasgos, se basa en el adagio siguiente: «Si algo puede salir mal, saldrá mal.» Esta frase, que denota una actitud “pesimista”, resignada y burlona a la vez ante el devenir de acontecimientos futuros, sería aplicable a todo tipo de situaciones, desde las más banales de la vida cotidiana hasta otras más trascendentes.

La ley fue enunciada por Edward A. Murphy Jr., que trabajó en experimentos con cohetes sobre rieles puestos en práctica por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1949. Existen diferentes teorías sobre el origen de la Ley de Murphy y sobre los detalles de cómo fue formulada inicialmente. Durante el período de 1947-1949 se desarrolló un plan denominado MX981 en campo Muroc (llamado más tarde Base Aérea Edwards) destinado a probar la resistencia humana a las fuerzas G durante una desaceleración rápida. Las pruebas usaban un cohete sobre rieles con una serie de frenos en un extremo. Las pruebas iniciales usaban un muñeco humanoide, atado a una silla en el trineo, pero las que siguieron fueron hechas con John Paul Stapp, capitán en ese entonces, reemplazando al muñeco. Con esto se cuestionó la precisión de la instrumentación utilizada para medir las fuerzas G que el capitán Stapp experimentaba. Edward Murphy propuso utilizar medidores electrónicos de esfuerzo sujetos al arnés de Stapp para medir la fuerza ejercida sobre ellos por la rápida desaceleración. El asistente de Murphy cableó el arnés y se hizo una primera prueba utilizando un chimpancé. Sin embargo, los sensores dieron una lectura de cero. Entonces se advirtió que se había producido un error en la instalación: cada sensor se había cableado al revés. En este momento Murphy formuló su famoso enunciado. Según George Nichols, otro ingeniero que estaba presente, Murphy, frustrado, le echó la culpa a su asistente, diciendo: «Si esa persona tiene una forma de cometer un error, lo hará». La versión de Nichols es que la «Ley de Murphy» salió en una conversación entre otros miembros del equipo; fue luego condensada a «Si puede ocurrir, ocurrirá» y llamada la ley de Murphy de forma socarrona por lo que Nichols percibía como arrogancia por parte de Murphy. Asimismo, hay otras versiones. Algunos, incluyendo a Robert Murphy, el hijo de Edward, niegan la versión de Nichols, y sostienen que la frase se originó por parte de Edward Murphy. De acuerdo con Robert Murphy, la frase de su padre fue algo así como «Si hay más de una forma de hacer un trabajo y una de ellas culminará en desastre, alguien lo hará de esa manera».1 De todas formas, la frase salió a la luz pública por primera vez durante una conferencia de prensa en la que a Stapp se le preguntó por qué nadie resultó con heridas de importancia durante las pruebas con el cohete. Stapp replicó que fue porque se tomó en consideración la

En realidad es la Ley de Finagle de los Negativos Dinámicos. Irónicamente. saldrá mal"). En 1952 se cambió la frase a «Todo lo que pueda salir mal. Luego citó la ley y dijo que en general significaba que era importante considerar todas las posibilidades antes de hacer una prueba. posiblemente el primer uso impreso del nombre de Murphy en relación con la ley está en el libro de 1955 de Lloyd Mallan Men. Rockets and Space Rats. pasará» en un epígrafe del libro The Butcher: The Ascent of Yerupaja de John Sack. la frase con la que se suele citar esta ley ("Lo que pueda salir mal.ley de Murphy. Esta frase fue popularizada por el escritor de ciencia ficción Larry Niven en varias historias sobre mineros de asteroides. . que tenían una religión y cultura que incluía el miedo y la adoración del dios Finagle y su "profeta demente" Murphy. nunca fue pronunciada por Edward Murphy.

formulado por el catedrático de ciencias de la educación de la Universidad del Sur de California en su libro The Peter Principle. hasta que alcanzan su nivel de incompetencia. C. porque han sido ascendidos hasta volverse incompetentes".2 afirma que: En una jerarquía. El trabajo es realizado por aquellos empleados que no han alcanzado todavía su nivel de incompetencia. Potter y Putt. todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia: la nata sube hasta cortarse. hasta que el proceso de ascenso eleve a los recién llegados a sus niveles de incompetencia. también conocido como el principio de incompetencia de Peter. estoy preparado para el puesto». en mis empeños actuales. Este principio. que abarca las obras de Peter. Como última reflexión en su libro. estar capacitado.1 está basado en el «estudio de las jerarquías en las organizaciones modernas».PRINCIPIO DE PETER El principio de Peter. Laurence J. todo puesto tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones. según el cual el incremento de personal se hace para poner remedio a la incompetencia de los superiores jerárquicos y tiene como finalidad última mejorar la eficiencia de la organización. . de 1969. Peter manifiesta su esperanza de que algún filántropo le facilitará una cátedra de «jeraquiología» en una universidad importante: «Al haber demostrado. o lo que Laurence J.3 Como corolario de su famoso principio. Northcote Parkinson.2 Afirma que las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad. Lawrence J. Con el tiempo. b.4 y que pretende explicar cómo funcionan las jerarquías sociales. Peter Según algunas fuentes. El principio de Peter fue deducido del análisis de cientos de casos de incompetencia en las organizaciones y da explicación a los casos de acumulación de personal. Peter denomina «hierachiology» («jeraquiología»). el primero en hacer referencia a este concepto fue José Ortega y Gasset quien en la década de 1910 dio forma al siguiente aforismo: "Todos los empleados públicos deberían descender a su grado inmediato inferior. Peter deduce los dos siguientes: a.2 El principio de Peter forma parte de la llamada «Literatura P».