Está en la página 1de 645

Documentos técnicos de referencia

La finalidad de los documentos técnicos de referencia de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación es ofrecer a todos los que intervienen en la preparación y el seguimiento de la Cumbre información con datos y enseñanzas obtenidas de la experiencia, que complementen las orientaciones y decisiones encaminadas a mejorar la seguridad alimentaria mundial.

© FAO, 1996

Indice
Síntesis

Volumen 1 1. Alimentación, agricultura y seguridad alimentaria: evolución desde la celebración de la Conferencia Mundial de la Alimentación y perspectivas
Resumen únicamente - Documento completo

2. Los logros de algunos países en materia de seguridad alimentaria
Resumen únicamente - Documento completo

3. Contexto sociopolítico y económico para la seguridad alimentaria
Resumen únicamente - Documento completo

4. Necesidades de alimentos y crecimiento de la población
Resumen únicamente - Documento completo

5. Seguridad alimentaria y nutrición

Resumen únicamente - Documento completo

Volumen 2 6. Enseñanzas de la revolución verde: hacia una nueva revolución verde
Resumen únicamente - Documento completo

7. Producción de alimentos: función decisiva del agua
Resumen únicamente - Documento completo

8. Alimentos para el consumidor: comercialización, elaboración y distribución
Resumen únicamente - Documento completo

9. La función de la investigación en la seguridad alimentaria y el desarrollo agrícola a nivel mundial
Resumen únicamente - Documento completo

10. La inversión en la agricultura: evolución y perspectivas
Resumen únicamente - Documento completo

11. Producción de alimentos e impacto ambiental
Resumen únicamente - Documento completo

Volume 3 12. La alimentación y el comercio internacional
Resumen únicamente - Documento completo

13. Seguridad y asistencia alimentarias
Resumen únicamente - Documento completo

14. Evaluación de los progresos que es posible lograr en materia de seguridad alimentaria
Resumen únicamente - Documento completo

15. Atlas técnico

Indice
Prólogo Agradecimiento Alimentación, agricultura y seguridad alimentaria: evolución desde la celebración de la Conferencia Mundial de la Alimentación y perspectivas
1.

Los logros de algunos países en materia de seguridad alimentaria
2.

Contexto sociopolítico y económico para la seguridad alimentaria
3. 4. 5. 6.

Necesidades de alimentos y crecimiento de la población Seguridad alimentaria y nutrición

Enseñanzas de la revolución verde: hacia una nueva revolución verde
7. 8.

Producción de alimentos: función decisiva del agua comercialización,

Alimentos para el consumidor: elaboración y distribución
9.

La función de la investigación en la seguridad alimentaria y el desarrollo agrícola a nivel mundial
10. 11. 12. 13. 14.

La inversión en la agricultura: evolución y perspectivas Producción de alimentos e impacto ambiental La alimentación y el comercio internacional Seguridad y asistencia alimentarias

Evaluación de los progresos que es posible lograr en materia de seguridad alimentaria
15.

Atlas técnico

Prólogo
El presente volumen contiene la recopilación de los resúmenes de los documentos técnicos de referencia preparados para la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. La serie de Documentos técnicos de referencia se inicia ofreciendo un panorama general de la evolución en los sectores de la alimentación y la agricultura a nivel mundial y regional desde que se celebró la Conferencia Mundial de la Alimentación en 1974, y se advierte que hacia el año 2010 sólo se habrá conseguido reducir marginalmente la inseguridad alimentaria, a menos que en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación se tomen medidas extraordinarias. El desarrollo agrícola sostenible, incluyendo la ganadería y las aportaciones insustituibles de los sectores pesquero y forestal, es decisivo para la seguridad alimentaria mundial a fin de garantizar suministros cada vez mayores a precios accesibles y como fuente principal de progreso para los pobres del medio rural (documento No 1, Alimentación, agricultura y seguridad alimentaria: evolución desde la Conferencia Mundial sobre la Alimentación y perspectivas). Se ofrece una muestra de lo que han hecho algunos países en los últimos decenios para mejorar la seguridad alimentaria, exponiendo distintas situaciones y políticas que han dado buenos resultados, bajo el impulso común del crecimiento económico con equidad, unido a medidas de asistencia alimentaria y de lucha contra la pobreza adaptadas a las circunstancias y modalidades de inseguridad alimentaria de cada país (documento No 2, Los logros de algunos países en materia de seguridad alimentaria). La seguridad alimentaria depende de un contexto condicionante que tiene dimensiones políticas, sociales y económicas a nivel nacional, regional y mundial. Desde que se celebró la Conferencia Mundial de la Alimentación en 1974, las condiciones de la seguridad alimentaria mundial han cambiado profundamente como se expone en el documento No 3, Contexto sociopolítico y económico para la seguridad alimentaria, en el que se destaca la importancia decisiva de la paz, la fuerza destructiva de la inestabilidad macroeconómica, y la responsabilidad primordial de la pobreza como causa radical de la inseguridad alimentaria. En el documento No 4, Necesidades de alimentos y crecimiento de la población, se examinan las previsiones que implica el crecimiento de la población, analizándolas en una perspectiva a largo plazo, al año 2050, en que podría haberse llegado a estabilizar la población mundial, y se estudian en función de distintas pautas de consumo de alimentos, así como de los cambios que se produzcan en ellas, para proporcionar un panorama de las exigencias que se impondrán a los recursos de tierras, así como la inventiva humana y el sentido de responsabilidad que las necesidades futuras de alimentos exigen de quienes deben adoptar las decisiones tanto hoy como mañana. El análisis preciso de lo que implica la inseguridad alimentaria no sólo en lo que respecta al promedio diario de suministro de energía alimentaria (SEA), sino también de las distintas formas de malnutrición que afectan a las personas y las privan de su integridad física e intelectual, es el tema del documento No 5, Seguridad alimentaria y nutrición. En él se analizan los mecanismos de la sociedad a causa de los cuales determinados grupos,

especialmente las mujeres y niños, padecen las consecuencias peores, y se destaca la forma en que la malnutrición puede llegar a producir en algunos casos efectos duraderos. Se analiza la gama de políticas, desde las de tipo macroeconómico hasta las específicas de la agricultura, la alimentación, los servicios sociales y la educación en nutrición, que determinan las condiciones para mejorar la nutrición, especialmente de las personas vulnerables. Tanto en éste como en otros documentos de antecedentes técnicos se subraya la función decisiva de la mujer como productora y suministradora de alimentos. El documento No 6, Enseñanzas de la revolución verde: hacia una nueva revolución verde, se inscribe en un grupo de documentos técnicos que se ocupan más directamente de los adelantos tecnológicos, sociales y de política que hacen falta para actualizar todo el potencial del sector alimentario y agrícola en la lucha contra la inseguridad alimentaria. Es importante la función de la agricultura para alimentar a una población creciente, reducir la pobreza mejorando la suerte de la gran masa de pobres del medio rural y conservar para las generaciones actuales y futuras la capacidad de los recursos bióticos, hídricos y de tierras. Hace falta ahora una nueva revolución verde en la que se tenga en cuenta igualmente la importancia de los determinantes sociales y técnicos, y en la que se beneficien del progreso todos los segmentos del sector agrícola, en especial los agricultores pobres. Entre los recursos naturales que escasean, el agua (documento No 7, Producción de alimentos: función decisiva del agua) es un factor cada vez más limitante de la producción agrícola, que a su vez condiciona el sostenimiento de la vida en las zonas rurales y urbanas. Aunque es preciso mejorar el aprovechamiento de recursos hídricos no utilizados, en particular en Africa donde la región subsahariana ha quedado muy atrasada, una ordenación más eficaz del agua tanto en las zonas de regadío como en las de secano podrá rendir enormes beneficios utilizando técnicas de manejo baratas y eficaces que permitan elevar sostenidamente la productividad y estabilizar la producción irregular de alimentos de forma que tengan acceso a ellos todas las personas. Sin embargo, de nada sirve tener alimentos si no se facilitan al consumidor a precios accesibles, en el lugar y momento oportunos y con el tratamiento deseado. En el documento No 8, Alimentos para el consumidor: comercialización, elaboración y distribución, se exponen las experiencias realizadas en todo el mundo en la gestión económica de la cadena alimentaria desde el productor hasta el consumidor, incluyendo el tratamiento y el almacenamiento en la misma explotación agrícola. En el documento No 9, La función de la investigación en la seguridad alimentaria y el desarrollo agrícola a nivel mundial, se analizan las tendencias alarmantes, registradas durante el último decenio en la investigación agrícola, a una reducción de la inversión a nivel nacional e internacional tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados. Se exponen los principales temas de la investigación para las generaciones futuras, comenzando ya desde ahora, así como los requisitos institucionales y financieros necesarios. Ante el desafío de la seguridad alimentaria mundial, es intolerable que se corra el riesgo de perder todos los adelantos conseguidos en la investigación agrícola en el pasado. El reciente descenso de la inversión en la agricultura (en sentido amplio), y en los sectores conexos de la infraestructura y actividades subsiguientes, ha sido general, por lo que es preciso invertir esta tendencia para progresar hacia un nivel más alto de seguridad alimentaria (documento No 10, La inversión en la agricultura: evolución y perspectivas). Aunque la mayor parte de las inversiones deberán proceder de fuentes privadas, lo que depende de la

aplicación de políticas que las propicien, es imprescindible que se hagan grandes inversiones en desarrollo de la infraestructura y los recursos humanos en las zonas rurales y que se dé prioridad al sector público. Es preciso reconocer asimismo que en el pasado los progresos en el incremento de los suministros alimentarios mundiales se han logrado con altos costos para el medio ambiente, es decir, la tierra, el agua, los bosques, los recursos pesqueros y la biodiversidad (documento No 11, Producción de alimentos e impacto ambiental). En este documento se examinan los procesos de política, tecnología, institucionales y sociales que influyen en la utilización de los recursos naturales, la importancia de la biodiversidad y la función decisiva de la mujer en las sociedades agrarias. Se analiza la nueva función de los gobiernos para tratar de reducir las distorsiones de las políticas y promover una buena gestión ambiental, y se destacan los vínculos entre las dimensiones ambiental, económica y social de la seguridad alimentaria. El comercio (documento No 12, La alimentación y el comercio internacional) permite a los países reducir la presión del incremento de la producción alimentaria en los casos en que las condiciones naturales la hacen insostenible, mediante el intercambio de suministros con zonas mejor dotadas. El comercio dentro de las fronteras y a través de ellas es vital para la seguridad alimentaria. El nuevo sistema comercial surgido de la conclusión de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales entraña promesas de un intercambio internacional más fácil y más justo. Sin embargo, es posible que el reajuste de las políticas internas y de los sistemas económicos hacia una economía cada vez más mundializada entrañe notables costos sociales, y es preciso seguir de cerca y controlar cuidadosamente su impacto en la seguridad alimentaria. En efecto, la inseguridad alimentaria persistirá aún en el caso de que, como es de esperar, se consiga ir reduciéndola durante la próxima generación (documento No 13, Seguridad y asistencia alimentarias): quienes padecen hambre no pueden esperar a que las promesas de las políticas para mitigar la pobreza les proporcionen los alimentos y la fortaleza que necesitan ahora para cuidar de sí mismos. Se necesita asistencia alimentaria en todo momento para quienes precisan de ella, y para quienes padecen desnutrición crónica, las mujeres y los niños en momentos críticos de sus vidas, y las personas damnificadas por catástrofes naturales y de origen humano. La solidaridad nacional, complementada por la ayuda internacional, si las circunstancias lo exigen y permiten, es el último pero indispensable recurso para salvar y conservar muchas vidas. ¿Qué metas realistas pueden proponerse para alcanzar la seguridad alimentaria mundial? La erradicación del hambre en el plazo de una generación es una meta ambiciosa; el paso intermedio que podría lograrse en el año 2010 se analiza en el documento No 14, Evaluación de los progresos que es posible lograr en materia de seguridad alimentaria. En este documento que concluye la serie se sintetizan las repercusiones de política que se derivan de los hechos y de la experiencia compilados en los documentos técnicos. Tiene por objeto proporcionar los fundamentos para el Plan de Acción mediante el cual los Jefes de Estado y de Gobierno pueden expresar concretamente su compromiso de alcanzar la seguridad alimentaria mundial como resultado de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. El documento No 15, Atlas técnico, completa la serie ilustrando determinados temas tratados en los documentos técnicos de referencia, en forma de una colección de mapas del mundo, que ofrecen una representación visual de las

importantes dimensiones y determinantes de la inseguridad alimentaria en los albores del siglo xxi.

Agradecimiento
Los documentos técnicos de referencia para la Cumbre Mundial sobre la Alimentación han sido preparados por personal de la FAO y otros especialistas de la comunidad científica internacional, teniendo especial cuidado de recurrir a las muchas disciplinas pertinentes a cada uno de los temas técnicos tratados. Los documentos se han beneficiado de intercambios con un gran número de expertos de dentro y fuera de la FAO a través de un proceso de examen para el que se ha recurrido a centros especializados de todas las regiones del mundo. La FAO agradece en particular la colaboración prestada en este esfuerzo por las instituciones internacionales que son sus colaboradoras, el Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAI), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IIPA), el Instituto Internacional de Ordenación del Riego (IIMI), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP), el Fondo de las Nacio.nes Unidas para la Infancia (UNICEF), el Banco Mundial, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Comercio (OMC). Varias de estas organizaciones han preparado también sus propios documentos como aportación a las finalidades de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. En la preparación de los documentos han intervenido, como autores y colaboradores para los textos finales o los estudios o borradores preparatorios: N.A. Alexandratos, Departamento Económico y Social (ES), FAO; M. Allaya, Centro Internacional de Estudios Superiores sobre Agronomía Mediterránea; S.W. Bie, Dirección de Investigación, Extensión y Capacitación (SDR), FAO; E.M. Bridges, Universidad Agrícola de Wageningen, Países Bajos; A.A. Buainain, Universidad de Campinas, Brasil; M. Chisva, Universidad de Zimbabwe; P. Collomb, Comité de Coordinación Internacional de las Investigaciones Nacionales sobre Demografía (CICRED); J. du Guerny, Dirección de la Mujer y la Población (SDWP), FAO; L.O Fresco, Universidad Agrícola de Wageningen, Países Bajos; J. Greenfield, Dirección de Productos Básicos y Comercio (ESC), FAO, A.A. Gürkan ESC/FAO; T.S. Jayne, Universidad del Estado de Michigan, Estados Unidos; A. Kandiah, Dirección de Fomento de Tierras y Aguas (AGL), FAO; H. Kasnakoglu, Universidad Técnica del Medio Oriente, Turquía; W. Klohn, Dirección de Fomento de Tierras y Aguas (AGL), FAO; J. Y. Lin, Universidad de Beijing, China; A. Matthews, Trinity College, Irlanda; M. M. Mamba ESC/FAO; C.D. Phiri, Dirección de Análisis del Desarrollo Económico y la Agricultura (ESA), FAO; N.S. Randhawa, India; T. Reardon, Universidad del Estado de Michigan, Estados Unidos; E. Rossmiller, ESA/FAO; L. Rubey, Universidad del Estado de Michigan, Estados Unidos; K. Savadogo, Burkina Faso; R. Schürmann, Dirección del Centro de Inversiones (TCI), FAO; A.W. Sheperd, Dirección de Sistemas de Apoyo Agrícola (AGS), FAO; Ir. M.H.C.W. Starren, Universidad Agrícola de Wageningen, Países Bajos; D. Tschirley, Mozambique; J. Tschirley, SDR/FAO;

J. von Braun, Universidad de Kiel, Alemania; M.T. Weber y B. Weisel, Universidad del Estado de Michigan, Estados Unidos; T. K. White, ESA/FAO; H. Wolter, AGL/FAO; los miembros del Grupo de Agricultura, Investigación y Extensión para el Desarrollo Ecológicamente Sostenible (ESDAR), Banco Mundial, y del Comité Asesor Técnico (CAT) y la Secretaría (SDRC) del GCIAI. Se han encargado de facilitar la coordinación en nombre de los organismos colaboradores, así como de ofrecer orientaciones, asesoramiento y aportaciones: H. Alderman, Banco Mundial; D. Alnwick, UNICEF; A. Ayoub, PNUMA; M. Beaudry, UNICEF; R. Bedouin, ESA/FAO; H. Binswanger, Banco Mundial; J. Bruinsma, ESD/FAO; I. Carruthers, Wye College, Universidad de Londres, Reino Unido; H. Carsalade, Departamento de Desarrollo Sostenible (SD), FAO; J.P. Cotier, Dirección de Alimentación y Nutrición (ESN), FAO; J. Csete, UNICEF; U. Dahbolkar, PNUMA; H. de Haen, Departameto Económico y Social (ES), FAO; M. de Onís, OMS; T. Feldbrügge, Universidad de Kiel, Alemania; M. Flach, experto de la FAO; A. Gebre-Michael, ESA/FAO; D. Hillel, Universidad de Massachusetts, Estados Unidos; S. Hocombe, TCI/FAO; B. Huddleston, ESA/FAO; M. Immink, consultor de la FAO; J.C. Legoupil, Coordinación Regional para Africa (CORAF); J. Lupien, FAO/ESN; J. McGuire, Banco Mundial; C. Nishida, OMS; M. Rosegrant, IIPA; M. Satin, FAO/AGS; N. Scialabba, FAO/SDR; R.B. Singh, AGL/FAO; K. Stamoulis, ESA/FAO; J. Stoutjesdijk, consultor de la FAO; M.S. Swaminathan, Fundación de Investigación M.S. Swaminathan, India; B. Thompson, ESN/FAO; y V. Timon, SDRC/FAO. Desde el exterior contribuyeron al examen y proporcionaron asesoramiento y sugerencias: A. Adepoju, Instituto Africano de Desarrollo Económico y Planificación (IDEP); E. Alves, Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (EMBRAPA); K. Anderson, Universidad de Adelaide, Australia; H.L. Angeles, Universidad Central del Estado de Luzón. Filipinas; S. Aziz, Pakistán; R. Barker, IIMI; R. Bautista, IIPA; A. Beattie, Instituto de Recursos Naturales, Reino Unido; A. Beshai, Universidad Americana, El Cairo, Egipto; J. Bongaarts, Consejo de la Población; R. Booth, Centro Internacional de Investigación Agrícola en las Zonas Secas (ICARDA); N.E. Borlaug, Centro internacional de mejoramiento del maíz y del trigo (CIMMYT); E. Boserup, Dirección de Población de las Naciones Unidas; L. Brader, Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA); L. Brown, Worldwatch Institute, Estados Unidos; P. Bukman, Miembro del Parlamento de los Países Bajos; J. Chamie, Dirección de Población de las Naciones Unidas; C. Chen, Academia China de Medicina Preventiva, China; M. Cohen, Bread for the World, Estados Unidos; R. Cummings, Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID); A. Duncan, Grupo de Estudios sobre la Alimentación, Universidad de Oxford, Reino Unido; T. Dyson, London School of Economics and Political Science, Reino Unido; C. Eicher, Universidad del Estado de Michigan, Estados Unidos; A. El-Beltagy, ICARDA; A. Erylmaz, Ministerio de Agricultura y de Asuntos Rurales, Turquía; S. Fisher, Fondo Monetario Internacional (FMI); F. Gendreau, CICRED; M.G. Ghersi, Universidad Laval, Canadá; C. Gopalan, Nutrition Foundation, India; M. Griffon, Centro de Cooperación Internacional en Investigaciones Agronómicas para el Desarrollo (CIRAD); L. Haddad, y P. Hazell, IIPA; R.D. Hochleitner, Club de Roma; J. Howell, Instituto de Desarrollo de Ultramar, Reino Unido; S.S. Harris, Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI); G. Hawtin, Instituto Internacional de Recursos Fitogenéticos (IIRF); A.N. Hersi, Banco Asiático de Desarrollo (BAsD); T. Jaouadi, Túnez; A. Jorgensen-Dahl, FNUAP; T. Josling, Universidad de Stanford, Estados Unidos;

G.M. Karissa, Banco Africano de Desarrollo; M. Kassas, Universidad del Cairo, Egypto; R. Kerr y colegas, World Vision International; M. Keyzer, Centro de Estudios Mundiales sobre Alimentación, Países Bajos; A. Khalifa, FNUAP; A. Khan, Organización Internacional del Trabajo (OIT); R. Leemans, Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente, Países Bajos; K. Leisinger, Suiza; V. Lim, Consejo Nacional de Agricultura y Alimentación, Filipinas; M. Lipton, School of African and Asian Studies, Universidad de Sussex, Reino Unido; B. Livernash, Instituto Mundial sobre Recursos (WRI) e IIPA; A. McCalla, Banco Mundial; D. MacLaren, Caritas Internationalis; P.J. Mahler, Francia; L. Marovatsanga, Universidad de Zimbabwe; J. Mora, Universidad Nacional de Costa Rica; Y. Mundlak, Universidad de Jerusalén; N. Myers, Reino Unido; S. Nasser, Universidad del Cairo, Egipto; D. Ouedraogo, Burkina Faso; R. Paarlberg, Universidad de Harvard, Estados Unidos; A. Palloni, Universidad de Wisconsin, Estados Unidos; K. Parikh, Instituto Indira Gandhi de Investigación para el Desarrollo, India; D. Pascua, Administración Nacional del Riego, Filipinas; M. Piñeiro, Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA); P. Pinstrup-Andersen, IIPA; B. Popkin, Carolina Population Centre, Estados Unidos; T. Preston, Universidad de Agricultura y Dasonomía, Viet Nam; V. Quinn, UNICEF, Ghana; M. Rai, Consejo Indio de Investigación Agrícola; M.S. Rao, Universidad de Adelaide, Australia; S. Rao, FNUAP; F. Recalde, Instituto de Cooperación para el Desarrollo (Fundación ICD); T.G. Reeves, CIMMYT; C. Robinson, Christian Aid, Reino Unido; S.N. Saigal, ex funcionario del FIDA; P.A. Sánchez, Centro Internacional para Investigación en Agrosilvicultura (ICRAF); G. Scott, Centro Internacional de la Papa, (CIP) Perú; D. Seckler, IIMI; A. Siamwalla, Instituto de Investigación para el Desarrollo de Tailandia; H. Singer, Instituto de Estudios sobre el Desarrollo, Universidad de Sussex, Reino Unido; V. Smil, Universidad de Manitoba, Canadá; W.G. Sombroek, Centro Internacional de Información y Referencia sobre Suelos, Universidad Agrícola de Wageningen, Países Bajos; D. Spearman, PMA; D. Steeds, Banco Mundial; R. Tuirán, Centro Nacional de Población, México; R. Uauy Dagach, Instituto de Tecnología de Alimentación y Nutrición, Chile; N. Uphoff y colegas, Universidad Cornell, Estados Unidos; A. Valyasevi, Universidad de Thammasat, Tailandia; G. Viatte, Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE); F. Vio, Universidad de Chile; P. Webb, PMA; M.B. Weinberger, Dirección de Población de las Naciones Unidas; D. Winkleman, CAT/GCIAI; F. Wolter, Organización Mundial del Turismo (OMT); P.A. Yotopoulos, Universidad de Stanford, Estados Unidos; J. Zaini, Consumers Interna.tional, Malasia; K. Zelenka, Caritas Internationalis. Asimismo, tuvieron la gentileza de contribuir al examen y facilitar observaciones las siguientes instituciones: el Centro de Estudios Mundiales sobre Alimentación, Países Bajos; Focus on the Global South, Tailandia; el Centro Internacional de Agricultura, Universidad Agrícola de Wageningen, Países Bajos; el Comité de enlace de las ONG del Asia sudoriental sobre Seguridad Alimentaria y Comercio Leal, Filipinas; la Unión de Productores de Fertilizantes, Países Bajos; la Organización Meteorológica Mundial (OMM); y varios gobiernos miembros de la FAO. Se ocupó del seguimiento de todo el proceso un comité de lectura, encargado de supervisar la coherencia y criterios conceptuales de la serie, que estuvo integrado por los siguientes funcionarios de la FAO: T. Aldington, Departamento de Agricultura (AG), Vicepresidente; E. Boutrif y S. Cowan, Secretaría, Cumbre Mundial sobre la Alimentación (SWFS); G. Gordillo de Anda y J. Tschirley, Departamento de Desarrollo Sostenible (SD); D. Insull, Departamento de Pesca (FI); L. Trossero y L. Lintu, Departamento de Montes

(FO); F. Viciani, F. Bishay y K. López-Ramírez, Departamento de Cooperación Técnica (TC); y J. Vercueil, Departamento Económico y Social (ES), Presidente. También participaron en los trabajos del comité, J.P. Cortez, V.L. Crowder, G.V. Everett, E.W. Hein, M. Hotta, P. Howard-Borjas, C. Leendertse, M.G. Quieti, J. Rowell, R. Schurmann y U. Wijkstrom. De la edición y del seguimiento de la producción de la serie se encargó A. Small (SWFS). La contribución del personal del Departamento de Asuntos Generales e Información de la FAO (redactores, traductores, compaginadores, gráficos, personal de impresión de la Dirección de Información y de la Dirección de Asuntos de la Conferencia y el Consejo y de Protocolo), de la Dirección de Estadística y del Grupo de Sistemas de Información Geográfica del Servicio de Fomento de la Investigación y la Tecnología, así como del personal de Secretaría y apoyo de muchas dependencias de la Organización a la producción de los documentos técnicos y del Atlas ha sido valiosísima y se agradece sinceramente. En cada uno de los documentos se señala la autoría exacta y otras formas de colaboración. La Secretaría, a la vez que agradece las contribuciones esenciales recibidas de los colaboradores externos, asume la responsabilidad del contenido de la serie.

1. Alimentación, agricultura y seguridad alimentaria: evolución desde la celebración de la Conferencia Mundial de la Alimentación y perspectivas
Documentos ténicos de referencia 1-5 Volumen 1 © FAO, 1996

1. Introducción
1.1 La Conferencia Mundial de la Alimentación (CMA) de 1974 tuvo lugar en el año mismo en que los precios mundiales del mercado de los cereales habían alcanzado uno de sus puntos más altos, tras los fuertes

aumentos del año anterior. Tres años después, los precios mundiales no sólo habían descendido por debajo de los niveles de 1970, sino que eran más bajos que en cualquier otro año desde 1950. 1.2 El temor generalmente expresado en esa época de que se hubiese entrado en una nueva era en que sería difícil que la producción creciera al mismo ritmo que la demanda sin que subieran los precios resultó infundado. De hecho, los primeros años del decenio de 1970 dieron paso a una fase de nuevos descensos en los precios mundiales de los alimentos. El problema de la alimentación mundial volvió a plantearse como siempre se había planteado: incapacidad de la demanda efectiva por parte de las personas insuficientemente nutridas para crecer en la medida necesaria para elevar su consumo hasta niveles compatibles con la eliminación de la inseguridad alimentaria y la desnutrición. En otras palabras, la evolución de la situación en los años que siguieron a la CMA demostró que el mundo tenía globalmente capacidad para aumentar la producción (sin subir los precios) a un ritmo más rápido todavía que el realmente seguido si el crecimiento de la demanda hubiese sido más acelerado. 1.3 Esta evolución descartó, al menos temporalmente, la interpretación neomalthusiana de que la producción mundial no podría crecer con bastante celeridad para cubrir la demanda efectiva de alimentos de una población mundial en aumento. Se fue abriendo paso la idea de que el problema de la alimentación mundial no era de producción sino de demanda y/o de distribución. Sin embargo, esta idea confunde más que aclara las cosas y puede inducir a error en cuanto a las respuestas políticas adecuadas. Ello se debe a que se basa en el paradigma de las sociedades adelantadas en las que hay una separación bastante clara entre la demanda y la oferta de alimentos. En estas sociedades la demanda de alimentos procede en su gran mayoría de personas que obtienen sus ingresos mediante otras actividades distintas de la producción de alimentos. Los agricultores y sus ingresos contribuyen sólo con una proporción minúscula a la demanda total de alimentos, y el acceso a alimentos importados no es un problema. En tales circunstancias es natural pensar que todos los problemas actuales de seguridad alimentaria tienen su origen en el crecimiento insuficiente de la demanda y no son un problema de producción. La situación es diferente en la mayoría de los países de bajos ingresos en que la mayor parte de la población depende de la agricultura y no hay una neta separación entre la demanda y la oferta de alimentos. En tales casos, un crecimiento insuficiente de la demanda refleja el aumento insuficiente de los ingresos de la mayor parte de la población, que dependen, a su vez, del desarrollo de la agricultura. Como el problema de la inseguridad

alimentaria se concentra en estos países, procede plantearlo como un problema de producción, aunque los mercados mundiales no lo expresen en forma de subidas de precios. 1.4 En conclusión, mientras la esencia del problema de la alimentación mundial sea la elevada inseguridad alimentaria y la desnutrición precisamente en los países con escasos suministros de alimentos per cápita y una acusada dependencia de la agricultura, no podrá haber respuestas políticas adecuadas si no incluyen medidas decididas que permitan intensificar el desarrollo agrícola y rural para aumentar la demanda y el suministro de alimentos en esos mismos países, por lo menos en esta fase de su desarrollo. Los datos presentados en el Cuadro 4 pueden dar una idea de los países que combinan esas características, es decir, alto porcentaje de la población rural en el conjunto de la población y bajos niveles de suministros alimentarios per cápita. Los países de este tipo son generalmente los que ocupan la parte superior izquierda del cuadro. 1.5 Este documento, necesariamente breve, describe cómo ha evolucionado la seguridad alimentaria mundial en el curso de los tres últimos decenios (Sección 2) y destaca los principales factores que explican los éxitos y los fracasos (Sección 3). A continuación, indica qué se puede esperar en el período que culminará en el año 2010, dedicando el espacio mínimo necesario para explicar cómo pueden evolucionar las variables esenciales (Secciones 4 y 5). Por último, la Sección 6 se centra en algunas cuestiones relativas a la sostenibilidad y el medio ambiente, en relación con la búsqueda de soluciones duraderas para el problema de la seguridad alimentaria mundial. 1.6 Este trabajo es uno de los documentos técnicos de referencia preparados para la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (Serie WFS 96/TBD). No abarca las múltiples dimensiones del problema de la seguridad alimentaria ni analiza de forma exhaustiva las cuestiones de las que se ocupa. El lector encontrará un examen más completo en las 500 páginas del estudio de la FAO titulado Agricultura mundial: hacia el año 2010 (FAO, 1995) y en los restantes documentos técnicos de referencia hallará un análisis de los distintos temas aquí planteados.

2. Evolución histórica y situación actual
SEGUIMIENTO DE LA SITUACIÓN DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA EN EL TIEMPO

Uno de estos niveles pertinente para los análisis de la seguridad alimentaria es el de los suministros de alimentos per cápita (calorías/día) iguales a 1. esto es. En 1988-90 la proporción había descendido al 20 por ciento. qué proporción de la población de un país tiene acceso a un nivel determinado de suministros alimentarios per cápita. pero hay todavía unos 800 millones de personas en esta categoría. problemas persistentes y respuestas políticas . De ahí resulta que en 1969-71 podían clasificarse así 900 millones de personas en los países en desarrollo (35 por ciento de su población total). 1 600 millones de personas (la mitad de la población mundial) vivían en países con suministros alimentarios per cápita muy bajos (menos de 2 100 calorías/día). dado que la población de los países en desarrollo ha aumentado en el intervalo de 2 600 a 4 100 millones. sólo 410 millones de personas (el 8 por ciento de la población mundial) viven en países de esta clase. dado el promedio nacional de la variable precedente. último promedio trienal para el que se disponía de los datos pertinentes. 2.2. por supuesto de calidad variable. Tal información haría posible deducir cambios a través del tiempo. Así pues.2 El marco temporal utilizado aquí para presentar la evolución histórica de la situación de la seguridad alimentaria se ve influido por dos factores:   Los documentos de la CMA1 describían los aspectos de la situación de la seguridad alimentaria en relación con los suministros de alimentos per cápita hasta 1969-71. También es pertinente en esta cuestión describir la evolución de los suministros alimentarios per cápita en el decenio de 1960.1 Hay dos variables relacionadas entre sí que pueden utilizarse con este objeto:   La primera es la disponibilidad de alimentos per cápita para consumo humano directo (o suministros alimentarios per cápita). En la actualidad. porque éste es el período en que se configuró el pensamiento sobre los fundamentos de los éxitos. puede hacerse el siguiente tipo de afirmaciones: a principios del decenio de 1960. el punto de partida para la siguiente descripción de la evolución en el período posterior a la CMA es el promedio trienal de 1969-71. Si el acceso a los alimentos de una persona es inferior a este nivel. La segunda variable se refiere a la distribución de los suministros alimentarios dentro de cada país. Es la única variable para la que se dispone de datos para todos los países. en el promedio trienal 1990/92.55 veces la tasa de metabolismo basal (TMB). fracasos. el estado de tal persona puede calificarse de desnutrición crónica. es decir. entre 1961 y 1992. Por ejemplo. Puede utilizarse para trazar un cuadro de la distribución mundial (en los países) de los suministros alimentarios que indique qué parte de la población mundial vive en países con niveles determinados de suministros alimentarios per cápita para el consumo directo.

etc. En primer lugar. se obtienen unos valores de 1 700 a 1 900 calorías por persona y día para los diferentes países en desarrollo. bombeo de la sangre. Son bien conocidos los parámetros utilizados para juzgar la calidad de la nutrición. dejando un margen para las necesidades de los niños derivadas del crecimiento. La TMB promedio nacional se establece en función de la estructura de edad/sexo y del peso corporal de la población adulta de los diferentes países en desarrollo. ya que no ingieren los alimentos necesarios para mantener la salud y el peso corporal y para realizar una actividad ligera. características que salen a la luz en los estudios . sexo. en expresión de los especialistas en nutrición.).necesarias. que se basan en los informes nacionales sobre la producción y comercio de alimentos. sin tener en cuenta el movimiento o la actividad. altura y peso corporal). Por tanto. el suministro de energía alimentaria (SEA). que son objeto de controversia. Si se añade un margen para la actividad ligera. El resultado es un debilitamiento físico y mental. Recuadro 1 Suministros per capita para el consumo humano directo: variable utilizada para determinar el grado de inseguridad alimentaria Para estimar los suministros alimentarios disponibles para el consumo humano directo se utilizan las hojas de balance de alimentos. Se estima como promedio nacional por persona la cantidad de energía que sería necesario recibir si toda la población se hallara en estado de reposo. que se estima en el 55 por ciento de la TMB aproximadamente. o «en cama». El segundo es la tasa de metabolismo basal (TMB) y oscila entre 1 300 y 1 700 calorías al día para los adultos de diferente condición (edad. Pero un breve examen de la evolución durante el decenio precedente a la CMA ayudará a adquirir una perspectiva sobre las diferencias y los contrastes entre los períodos anterior y posterior a la CMA. Estos indican que en algunos países los suministros alimentarios per cápita son totalmente insuficientes para garantizar una nutrición adecuada. No se niega con esto que las escaseces de alimentos y los trastornos del mercado mundial que precipitaron la crisis alimentaria en 1972-74 tuvieran una profunda influencia sobre la manera de percibir la problemática de la seguridad alimentaria. los grupos de población en los que la ingesta media por individuo no alcanza ese nivel (umbral) sufren de desnutrición. necesario para las funciones del cuerpo humano (respiración.

2. Sin embargo. estos números o normas constituyen una primera orientación para evaluar una dimensión esencial de la inseguridad alimentaria. 1996). el SEA es la principal variable utilizada para estimar la incidencia de la desnutrición. en primer lugar. aún sin poseer otros datos respecto a la incidencia de la desnutrición. las necesidades medias nacionales de diferentes países en desarrollo oscilan entre 2 000 y 2 310 calorías por persona y día. siempre que cada persona reciba el suministro total de alimentos adecuado en función de sus necesidades. pues los situados en el extremo superior consumirán. esto no significa que el SEA constituya una variable normativa sobre la cual se . Esto sitúa la «necesidad media ajustada» en 2 600-2 950 calorías para los diferentes países en desarrollo. en muchos casos por un margen considerable. de manera que las personas situadas en el extremo de la distribución reciban una cantidad suficiente de alimentos. la conclusión inevitable es que ha de ser significativa. de moderada a alta o muy alta en los diferentes países. Los datos empíricos indican que incluso cuando los niveles de desigualdad son moderados (un coeficiente de variación de 0. aun en el caso de que la desigualdad en el acceso a los alimentos sea moderada. Por ello. Naturalmente. Por consiguiente. según se explica en otro lugar (FAO.antropométricos. Muchos países no alcanzan el nivel de necesidad media ajustada. Si a ese umbral se añade un margen para la actividad moderada. más de lo que necesitan para su actividad moderada. por definición. En principio. según el umbral correspondiente a las estructuras de la población (edad/sexo/peso corporal) para 1990/92. En efecto. la suficiencia o insuficiencia de la disponibilidad de alimentos. eso no ocurre nunca. en un aumento del SEA per cápita. el país cuyo SEA per cápita se sitúa en el nivel promedio nacional no padece problemas de desnutrición. esto es. Así pues. Por tanto. el progreso en la reducción o eliminación de la desnutrición debe manifestarse. Algunas personas consumen (o tienen acceso a) más alimentos de los necesarios para realizar una actividad moderada* y otros consumen menos de lo necesario. lo que supone que la diferencia promedio de la ingesta de alimentos de las personas con respecto a la media nacional –la desviación estándar– es el 20 por ciento de esta última) la necesidad media nacional debe aumentarse un 28 por ciento a fin de tener en cuenta este factor de desigualdad en el acceso a los alimentos y garantizar que prácticamente ninguna persona ingiera menos alimentos de los que supone el umbral. para estimar los suministros promedio se ha de prever un cierto margen.

A este respecto. La respuesta es que son tan fiables como los datos primarios sobre producción y comercio facilitados por los países. 2. A la vista de los datos primarios. tantas veces planteada. un hombre perteneciente a esta categoría necesita 3 500 calorías diarias. mientras que en el Cuadro 3 pueden verse las estimaciones de la evolución de la frecuencia de la desnutrición crónica por regiones en desarrollo. pues son esos datos los que se procesan y constituyen las hojas de balance de alimentos para obtener los indicadores de los suministros de alimentos per cápita que se han utilizado aquí. con una distribución muy desigual: un promedio de 3 030 calorías para los países desarrollados y sólo 1 960 calorías para los países en desarrollo (Cuadro 1). de si son fiables los datos que figuran en las hojas de balance de alimentos. y que la parte correspondiente a los países en desarrollo en la población mundial aumentó del 68 por ciento en 1961-63 al 77 por ciento en 1990-92.4 A principios del decenio de 1960. la conclusión lógica e inexorable es que muchos países afrontan una difícil situación en cuanto a la seguridad alimentaria.puede incidir directamente. pero las modificaciones de esta variable indican la dirección e intensidad del proceso de mejora o de empeoramiento de la situación de la seguridad alimentaria. LA EVOLUCIÓN HASTA LA CONFERENCIA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN La situación en el decenio anterior a la Conferencia Mundial de la Alimentación 2. Los datos del Cuadro 2 presentan esta evolución. que en muchos casos muestran un nivel muy bajo de disponibilidad de alimentos. es necesario referirse a la cuestión. La mayoría de los países desarrollados tenían suministros alimentarios per cápita de alrededor de . Lo que tiene más importancia para la evolución de la situación de la seguridad alimentaria son los cambios en las cifras de población en los países con diferentes niveles de suministros alimentarios per cápita. los suministros alimentarios per cápita en el mundo para el consumo directo se situaban en 2 300 calorías/día. conviene señalar que durante todo el período que se examina el rápido crecimiento de la población en los países en desarrollo y un crecimiento muy lento en los países desarrollados significaron que el 88 por ciento del aumento de la población mundial en los últimos 30 años tuvo lugar en los países en desarrollo.3 Por último. *Incluso los que realizan trabajos pesados.

Evolución hasta los primeros años del decenio de 1970 2.5 En esa época no eran corrientes como lo son hoy las grandes importaciones de cereales procedentes de los países desarrollados. Se deduce de ello que. La gran mayoría de la población de los países en desarrollo (1 600 millones.4 kg por persona para una población de 2 100 millones. la mayoría de su población debía tener un acceso a los alimentos por debajo del nivel de desnutrición crónica. aun suponiendo que no hubiese demasiada desigualdad en la distribución de los alimentos disponibles en estos países.3 000 calorías/día. Pero sólo un puñado de países en desarrollo tenían suministros alimentarios per cápita superiores a 2 500 calorías/día y sólo unos 100 millones de personas (el 5 por ciento de la población de los países en desarrollo) vivían en tales países (Cuadro 2). Las importaciones netas eran de 18 millones de toneladas (alrededor del 2 por ciento de su consumo de cereales. pero no mucho. De hecho. habiendo subido el promedio de suministros alimentarios per cápita de 1 965 a 2 135 calorías/día. El promedio de 1 835 calorías de los 1 600 millones de habitantes de estos países no es muy superior al nivel de 1. La autosuficiencia en cereales de los países en desarrollo era considerable (97 por ciento) pero a costa de un consumo muy bajo.6 Diez años más tarde la situación de los países en desarrollo había mejorado algo.55 TMB utilizado para definir la desnutrición crónica. estas cifras son hoy de 89 millones de toneladas. que sumaban en conjunto 1 200 millones de habitantes) y los tres estaban en la categoría inferior a 2 100 calorías. afectando a una elevada proporción de la población de los países en desarrollo. pero con algunas notables excepciones. En este período el consumo de alimentos en los países desarrollados creció también con bastante rapidez. Cuadro 1 Cuadro 2 2. Había entonces solamente tres países en desarrollo con una población superior a 100 millones (China. quizá por encima del 50 por ciento. sus suministros alimentarios . la India e Indonesia. incluso sin las estimaciones de la frecuencia de la desnutrición crónica en esa época. 9 por ciento del consumo y 22 kg per cápita para una población de 4 000 millones). Así pues. con 8. el 75 por ciento del total) estaba en países con menos de 2 100 calorías y su promedio era sólo de 1 835 calorías. por ejemplo algunos países de Europa meridional. puede deducirse que en los primeros años del decenio de 1960 tal frecuencia debe haber sido abrumadora.

2. los años setenta fueron un decenio de progresos más rápidos que los logrados en los sesenta o en el decenio ulterior de los ochenta (Cuadro 1). y siendo las importaciones netas sólo ligeramente superiores a las de los primeros años del decenio de 1970 (20 millones de toneladas) tras haber disminuido de hecho per cápita (7. cifra enorme para esta variable que normalmente no debería oscilar. la India e Indonesia –todavía los tres únicos países con una población superior a 100 millones– seguían perteneciendo a esta categoría. La frecuencia de la desnutrición crónica descendió del 35 por ciento al 27 por ciento de la población. se agregó a . EVOLUCIÓN DESPUÉS DE LA CONFERENCIA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN: PAÍSES EN DESARROLLO El decenio de 1970 2. Entre los países con una población superior a 100 millones. siendo en 1969-71 la autosuficiencia en cereales todavía del 96 por ciento. En cambio. por razones fisiológicas.7 El carácter únicamente marginal de los progresos realizados por los países en desarrollo puede observarse también por el hecho de que la parte de su población que vivía en países con un nivel inferior a 2 100 calorías/día se había elevado a 1 750 millones.9 Para varios países en desarrollo y para tres de las cinco regiones. China.55 TMB indican que el 35 por ciento (900 millones) de la población de los países en desarrollo padecía desnutrición crónica. principalmente en la parte final del decenio. aunque su nivel de partida había sido de 3 030 calorías en los primeros años del decenio de 1970.per cápita se elevaron en la misma medida que en los países en desarrollo. fuera de los límites 1 700-3 500 para los promedios nacionales.7 kg).8 El potencial de los países en desarrollo para importar alimentos de los países desarrollados había permanecido a un nivel muy bajo. aunque se mantuvo pertinazmente elevada en cifras absolutas a causa del crecimiento de la población total. El Brasil. Las estimaciones sobre la frecuencia de la desnutrición para 1969-71 sobre la base del límite de 1. que también había realizado progresos. sólo la India no consiguió progresar mucho en elevar los suministros alimentarios per cápita más que marginalmente. 2. Los suministros alimentarios per cápita aumentaron y algunos países en desarrollo rozaron los niveles medios-altos. tanto China como Indonesia realizaron progresos notables. El desnivel en los suministros alimentarios per cápita entre los dos grupos de países se mantuvo en alrededor de 1 000 calorías/día.

Bolivia. 2. ya evidentes en el decenio anterior. Pero el progreso continuó en Asia oriental y.10 Pero los años setenta fueron un decenio en que las diferencias entre países y regiones en desarrollo. Camboya y Viet Nam en Asia oriental. hubo notables aumentos en los promedios en las otras tres regiones (el Cercano Oriente y Africa del Norte. significativamente. ya que los descensos en algunos de los principales países de la región sólo parcialmente se compensaron por las ganancias en algunos países menores (por ejemplo. aunque los suministros alimentarios per cápita de esta última estaban todavía en un nivel bajo-medio en los últimos años del decenio. En la práctica. Côte d’Ivoire. No hubo prácticamente progreso alguno en América Latina y el Caribe y sólo un modesto progreso. Mauricio. desde una perspectiva histórica. El decenio de 1980 2. tal vez. es el hecho de que parte de los mejoramientos en los suministros alimentarios per cápita de los países en desarrollo se debió al rápido crecimiento de las importaciones de alimentos de los países desarrollados. 2. En cambio. El Africa subsahariana experimentó nuevos descensos. en los últimos años ochenta Asia meridional se unió a las regiones que realizaban progresos. Haití. el Gabón). se acentuaron más. América Latina y el Caribe y Asia oriental). Las importaciones netas de cereales subieron a más del triple entre 1969-71 y 1979-81 llegando a 67 millones de toneladas. en el Cercano Oriente y Africa del Norte. y la autosuficiencia disminuyó del 96 por ciento al 91 por ciento. hasta mitad del decenio de 1980. Pero hubo países que no consiguieron progresar y permanecieron en niveles muy bajos o experimentaron descensos también en estas regiones con mejores resultados: Afganistán y Yemen en la región del Cercano Oriente y Africa del Norte. más de la quinta parte del aumento en el consumo aparente de cereales en los países en desarrollo se debió al crecimiento de las importaciones netas. Honduras y el Perú en la región de América Latina y el Caribe. Descendieron de hecho en el Africa subsahariana. lo que distingue a los años setenta en comparación con los decenios anterior y ulterior.11 Pero.los países con una población superior a 100 millones a fines de este decenio. ya que tanto la India como el Pakistán salieron de la categoría de 2 000-2 200 calorías para pasar a .12 El crecimiento de los suministros alimentarios per cápita en el conjunto de los países en desarrollo continuó rápidamente. Los suministros alimentarios per cápita se estabilizaron en niveles muy bajos en Asia meridional. y a un ritmo algo menor después.

en segundo lugar. el estancamiento de la pesca de captura no es un fenómeno temporal. sumando la pesca de captura y la producción acuícola. en 1994. Los progresos en Asia. etc.) disminuyó durante el período 1989-93 de 89 a 84-86 millones de toneladas. Cuadro 3 2. la producción per cápita –que alcanzó su cota más alta a mediados del decenio con una cifra ligeramente superior a los 340 kg– disminuyó. . la producción global. el descenso de la pesca de captura con respecto al máximo alcanzado en 1989 se ha compensado en buena medida con los incrementos de la producción acuícola. igual que en el decenio anterior. la región más poblada con 2 800 millones de habitantes (el 70 por ciento del total de los países en desarrollo) fueron suficientes para traducirse en nuevas ganancias en los indicadores utilizados aquí. crustáceos. fue mayor en 1994 (110 millones de toneladas) que en 1989 (100 millones de toneladas). la producción pesquera mundial correspondiente a la pesca de captura (incluidos los peces. La rápida tendencia creciente de las importaciones de alimentos en los países en desarrollo en los años setenta no se mantuvo en los ochenta. No obstante. Sus importaciones netas de cereales aumentaron sólo hasta 89 millones de toneladas en 1989-91 (22 kg per cápita) y la autosuficiencia se mantuvo al 91 por ciento. moluscos. para aumentar nuevamente. de hecho. Los datos preliminares de las hojas de balance de alimentos hasta 1994 indican que en estos países se han registrado nuevos avances. Mientras que la desaceleración de la producción mundial de cereales se debe a varios factores transitorios (que se analizan más adelante). en régimen de acceso abierto o semiabierto.más de 2 300 calorías. pero sólo muy poco en cifras absolutas (Cuadro 3). La frecuencia de la desnutrición crónica descendió también al 20 por ciento de la población. En definitiva. que en los últimos diez años aportó alrededor de 1 millón de toneladas anuales a la producción total de pescado. sino que refleja algunas características estructurales de estos recursos y la forma en que son explotados.13 Desde el punto de vista del crecimiento de la producción alimentaria mundial. la producción mundial de cereales creció mucho más lentamente en la segunda mitad del decenio y. a 90 millones de toneladas. los años ochenta estuvieron marcados por dos cambios significativos: en primer lugar.

14 En el momento de redactar el presente documento (mediados de 1996). 2. es necesario adoptar una actitud de cautela. frente a los 188 millones del período 1990-92) y la coincidencia de descensos de producción ocasionados por las condiciones meteorológicas (en los Estados Unidos. 1993-95. frente a los 312 millones de toneladas de 1990-92. pues no todos ellos son señales de una inversión permanente de las tendencias. al interpretar los acontecimientos registrados en los últimos años. como el descenso de la producción en los países de la ex URSS (la producción media de los tres últimos años. incluido el arroz elaborado).La primera mitad del decenio de 1990 2. fue de 151 millones de toneladas. los precios elevados y la disminución de la corriente de ayuda alimentaria. particularmente en aquellos en los que la ayuda alimentaria o las importaciones en condiciones favorables cumplen una función importante. particularmente el descenso de la producción per cápita mundial de cereales.15 Sin embargo. En efecto. En las conclusiones que figuran al final del presente documento se analizan con mayor detenimiento las repercusiones que pueden tener a más largo plazo los acontecimientos más recientes. la situación de la seguridad alimentaria mundial se caracteriza por el difícil equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado mundial de cereales. Todo ello ocasiona evidentes dificultades a los países de bajos ingresos que importan una parte sustancial de los alimentos que consumen. las reformas que se han acometido en importantes países exportadores y que han llevado a abandonar unas políticas que generaban unos excedentes prácticamente estructurales (en la Unión Europea de los 15 la producción fue de 178 millones de toneladas en 1993-95. en muchos casos son la consecuencia de una confluencia de circunstancias especiales. Sólo uno de esos factores –la reforma de una política que generaba excedentes casi estructurales en los principales países exportadores– apunta a la inversión permanente de la tendencia tradicional de abundancia de oferta en el mercado mundial de cereales. Las previsiones para 1996 indican que la cosecha mundial permitirá satisfacer las necesidades de consumo del año que viene. lo que significa que la situación del mercado mundial continuará planteando dificultades a los países de bajos ingresos importadores de alimentos. . el nivel reducido de existencias. si se registran nuevas perturbaciones tal vez se deteriorarán las condiciones. 1990-92). pero que no se producirán excedentes para reponer existencias. Por tanto. frente a los 184 millones de toneladas del trienio precedente. la producción fue de 295 millones de toneladas en 1993-95.

18 En el período siguiente a la CMA. . en un círculo vicioso. Esto se pone de manifiesto por los niveles generalmente bajos de las importaciones netas de cereales per cápita (incluida la ayuda alimentaria).16 Además de los muchos países en desarrollo que no consiguieron grandes progresos en la elevación de los suministros alimentarios per cápita por encima del nivel de 1 900-2 200 calorías o que experimentaron claros descensos. en particular respecto al trigo. los incrementos de la producción de las principales cosechas alimentarias se debieron sobre todo al crecimiento de los rendimientos. que se indican también entre paréntesis en el Cuadro 4. Significa también que las escaseces de alimentos y las subidas de precios se traducen en importantes descensos de los ingresos. Las tasas de crecimiento de la producción alimentaria per cápita en este período en los diversos países se indican entre paréntesis en el Cuadro 4. 2. hubo los que habiendo realizado progresos notables en algún momento de su desarrollo no lograron mantener estas ganancias. La elevada proporción de los ingresos totales que se dedica a alimentos en estos países significa que los descensos en los ingresos se traducen en reducciones en la demanda de alimentos. En el Cuadro 9 se indican los datos correspondientes con las proyecciones. Al mismo tiempo. La alta frecuencia de tasas de crecimiento negativas en los países fuertemente dependientes de la agricultura y con bajos suministros alimentarios per cápita es evidente (parte superior izquierda del Cuadro 4). CONSIDERACIÓN DE LAS TASAS DE CRECIMIENTO DE LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS Y DE LAS IMPORTACIONES NETAS DE CEREALES EN LOS PAÍSES EN DESARROLLO 2. Pero el rendimiento creció muy poco respecto a los demás cereales secundarios de secano. Quizás lo que distingue a los países desarrollados de los países en desarrollo es la escasa capacidad de estos últimos para mantener ganancias anteriores en los suministros alimentarios per cápita frente a perturbaciones (tales como la guerra o situaciones análogas) o frente a la aparición de calamidades económicas más profundas. en menor medida. el maíz. pocos de estos países pudieron compensar los descensos en la producción mediante importaciones de alimentos.ESTABILIDAD Y DURABILIDAD DE LAS GANANCIAS EN SEGURIDAD ALIMENTARIA 2.17 Muchos países en desarrollo no consiguieron elevar la producción alimentaria per cápita en el período ulterior a la CMA. el arroz. la soja y. registrando la mayoría de ellos claros descensos en el período 1972-92.

no obstante. el conjunto de los países desarrollados tenían al empezar el decenio de 1960 los suministros alimentarios per cápita algo superiores a 3 000 calorías/día. En este nivel.20 Debe observarse. es decir los vinculados a la pobreza extrema generalizada y puestos de manifiesto por el nivel muy bajo de suministros alimentarios per cápita. la más reciente clasificación de los países en las Naciones Unidas (en el censo demográfico de 1994) sitúa en las regiones menos desarrolladas a ocho de las repúblicas procedentes de la ex URSS.21 A la progresiva conversión de los países en desarrollo en importadores netos principales de cereales. Tal fue de hecho el rumbo seguido por el grupo de los países desarrollados. 2. tenían suministros alimentarios per cápita todavía bastante inferiores a 3 000 calorías/día. 2. En conclusión. y siguen existiendo. y que algunos países clasificados como desarrollados. que a pesar de la suficiencia de los suministros alimentarios per cápita en el conjunto de los países desarrollados existían probablemente. pero esto rara vez ocurrió en los países que habían empezado en los años setenta con rendimientos muy bajos.19 Como se ha dicho. o se ha acentuado. ya que los países mejor dotados de recursos realizaron progresos más rápidos. en algunas economías en transición. bolsas de pobreza y de seguridad alimentaria insuficiente. Había todavía un considerable margen para la diversificación más allá de los productos básicos y con una orientación hacia las dietas características de las sociedades ricas.Además. De hecho. Se indica después que las diferencias de rendimiento entre los países aumentaron en el período posterior a la CMA. no deberían plantearse en medida apreciable los problemas de seguridad alimentaria que amenazaban a los países en desarrollo. en particular en algunos Estados asiáticos de la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Este último problema subsiste hoy. principalmente en Europa meridional. en particular en los años . Cuadro 4 EVOLUCIÓN GENERAL EN LOS PAÍSES DESARROLLADOS 2. este grupo de países habían alcanzado ya diez años antes de la CMA la fase en que los suministros alimentarios totales eran bastantes para asegurar dietas con un contenido suficiente de energía para todos. en el Cuadro 12 se indican las subidas máximas de los rendimientos en determinados países.

1 Las características principales de la evolución histórica. mientras que el Japón elevaba también rápidamente sus importaciones netas.3 Esto equivale a decir que hasta el comienzo de los años noventa. los aumentos de la demanda en el mercado mundial ocasionados por el incremento del consumo en aquellos países en los que éste tenía todavía un alto potencial de crecimiento que se manifestaba en incrementos de la demanda efectiva cuando lo permitían el aumento de los ingresos y de la capacidad de importación. de los cuales 95 millones se destinaron a aumentar las exportaciones netas. correspondió la orientación progresiva hacia la exportación de la producción de cereales en los principales países desarrollados exportadores. 3. y ya se ha dicho que en muchos lugares son los factores que limitan la producción los que impiden mejorar la seguridad alimentaria. Europa occidental había comenzado a aplicar políticas tendentes a aumentar su producción y su autosuficiencia y sustituir las importaciones. La producción australiana se triplicó ampliamente. Principales factores en la evolución histórica del suministro de alimentos por habitante LOS FACTORES DEL EXITO EN EL AUMENTO DEL SUMINISTRO DE ALIMENTOS POR HABITANTE 3. en muchos casos con fuertes subvenciones de sus contribuyentes y/o de los consumidores) para satisfacer. en América del Norte y en Oceanía. la producción de cereales en América del Norte y Australia aumentó en 105 millones de toneladas (41 por ciento).22Paralelamente. que probablemente explican buena parte de los progresos realizados por varios países en cuanto al aumento del suministro de alimentos per cápita. Esta tendencia se acentuó al surgir el grupo de las antiguas economías de planificación centralizada como gran importador. De este modo. pueden resumirse del siguiente modo: . Pero esta afirmación es sólo válida si se considera el mundo como una zona homogénea. Estas políticas sentaron las bases para que Europa occidental pasara a ser una región importante exportadora neta de cereales en el decenio de 1980. 2.2Este hecho demuestra que esas regiones eran capaces de crear la capacidad para aumentar la producción rápidamente (por supuesto.setenta. entre 1969-71 y 1979-81. No es éste el caso. en un breve período de tiempo. los problemas de inseguridad alimentaria se debían al crecimiento insuficiente de la demanda más que a las dificultades para aumentar la producción.

Un factor que influyó en la mejora nutricional de este grupo de países fue el hecho. ya señalado anteriormente. El crecimiento agrícola interior fue un factor fundamental en el proceso de aumento del suministro de alimentos per cápita. y en especial de los sectores de productos básicos no derivados de la agricultura. Sin embargo. Lo mismo puede decirse probablemente de los países en que los beneficios procedentes de expansiones sustanciales de las ganancias de los productos básicos se aprovechan para llevar a cabo tales transformaciones. FACTORES DEL FRACASO Y DEL RETROCESO . Existen ejemplos de países donde los avances y retrocesos del suministro de alimentos per cápita siguen los ciclos de expansión y de la contracción de las ganancias del sector de los productos básicos. Por lo tanto. como lo demuestran los incrementos de las importaciones netas de cereales per cápita. El hecho fue menos evidente en aquellos países donde la agricultura constituía un pequeño sector de la economía general y la población que dependía de ella para vivir una pequeña parte de la total. En varios países. China e Indonesia no siguieron esta pauta.     Todos ellos han tenido unas tasas de crecimiento económico superiores al promedio. sobre todo en el período en el que el suministro de alimentos per cápita aumentó más rápidamente. a través de su función en lo que respecta a la provisión de suministros. y en apoyo del crecimiento económico y de la balanza de pagos. muchas de las mejoras cuantitativas en el suministro de alimentos per cápita se consiguieron en un período de tiempo relativamente breve. que casi siempre osciló en torno a los 10 años. Sin embargo. dichas mejoras no siempre tuvieron un carácter duradero. además de que gran parte del crecimiento económico y de la capacidad de importación procedía del sector no agrícola. ya que en estos países el sector agrícola creció lo suficiente como para aportar suministros alimentarios adicionales y. Esto significó un rápido descenso de su autosuficiencia en cereales. de que la agricultura mundial proporcionó prontamente y sin muchos aprietos las importaciones de alimentos sobre las que se basó el crecimiento de su consumo. En particular. como indican las tasas de crecimiento de sus ingresos per cápita. En casi todos los países las importaciones de alimentos registraron un fuerte crecimiento. hubo excepciones. La experiencia de China en el período posterior a la reforma a partir de 1978 parece adaptarse a esta pauta. sobre todo en el decenio de 1970. Esta es al parecer la característica común más destacada de estos países. contribuyó de modo decisivo a aumentar los ingresos per cápita. ingresos y empleo. como se ha señalado. es posible que las mejoras alimentarias y nutricionales tiendan a resultar más duraderas en los países donde las circunstancias que las originan forman parte de transformaciones económicas y sociales más amplias. como por ejemplo China y la República de Corea. con toda probabilidad.

la conclusión de que es muy probable que persista una considerable desnutrición crónica. debería dar una idea de las razones del fracaso.3. no consiguieron progresar o sufrieron francos descensos. Las importaciones de alimentos per cápita de esos países crecieron de hecho. a diferencia de las experiencias de los países del grupo anterior. por supuesto. comercio y nutrición 4. era de prever que la situación alimentaria sería realmente mala incluso antes de echar un vistazo a los datos. Sin embargo. Por ejemplo. tenemos en pocas palabras la explicación del fracaso y del retroceso en el frente de la alimentación y la nutrición. partiendo de unas condiciones iniciales precarias hace 30 años. el volumen de las importaciones per cápita de cereales de estos países siguió siendo por lo general modesto. En efecto. a menudo como consecuencia de la ayuda alimentaria. las características más comunes de estos países son el descenso de los ingresos y de la producción agrícola per cápita. procedentes de una muestra de estos países conduce a las siguientes conclusiones:   Por lo que respecta a la gran mayoría de estos países. se deriva de este criterio «positivo».4 Los datos no hacen más que confirmar la predicción basada en estas impresiones (véase el Cuadro 4).1 En esta sección se hace un resumen de las perspectivas futuras para los principales alimentos y variables agrícolas. tanto en Africa como en otras partes.2 En el extremo opuesto. El estudio de los datos pertinentes. más bien que «normativo». 4. teniendo en cuenta el estancamiento económico y agrícola general en el que está sumida la región desde hace algún tiempo. si se alcanzaran algunos objetivos normativos tales como la eliminación de la desnutrición. Perspectivas para el año 2010: demanda. hecho que de por sí es muy revelador. para referirse al futuro. Por lo tanto. tal como se derivan del estudio de la FAO Agricultura mundial: hacia el año 2010 (FAO. por supuesto a costa de un estancamiento o de una disminución del suministro de alimentos por habitante. mientras que la reducción de la autosuficiencia en cereales se limitó en la medida correspondiente. independientes el uno del otro. 1995). más bien como pueden resultar que como debieran ser. oferta. han sufrido o están padeciendo todavía graves perturbaciones ocasionadas por las guerras y los disturbios políticos. Los resultados del estudio para el año 2010 exponen los posibles resultados futuros. Si a esto añadimos que muchos de estos países. el estudio de las experiencias de los numerosos países que. Muchos de ellos están situados en el Africa subsahariana. haciendo referencia en particular a las correspondientes a los países en desarrollo. Estos dos factores no son. las posibles novedades que se exponen .

Pero la tasa de crecimiento de la población mundial está descendiendo.1 por ciento anual y descendió progresivamente hasta llegar a un 1. todas las regiones en desarrollo experimentaron descensos en sus ingresos por habitante.2En el período que abarca el estudio. con un 2. CON EXCEPCIONES IMPORTANTES 4. AUNQUE MÁS LENTO. No todas estas necesidades adicionales se expresarán como demanda efectiva del mercado.3 por ciento en los años 2005-2010 y a un 1. Alcanzó su punto máximo en 1965-70.3 Las tendencias demográficas de los países en desarrollo. por ejemplo el 3.4 En el decenio de crisis de los años ochenta. hasta llegar al 1.0 por ciento en los años 2020-2025 4.5 desde los 5 300 millones de 1990 y los 3 700 millones de hace sólo 20 años. Es muy probable que el aumento total de la disponibilidad de alimentos en los países en desarrollo sea menos que lo necesario para elevar los suministros medios por habitante a niveles compatibles con la seguridad alimentaria para todos. El 94 por ciento.9 por ciento anual en la última revisión de las proyecciones demográficas) y el 1. Esto se debe a que es muy probable que las perspectivas generales de crecimiento dejen a muchos países en desarrollo y grupos de población con unos ingresos por habitante y unas posibilidades de acceso a los alimentos no muy superiores a los niveles actuales. pero sirven para determinar esferas de progreso y de fracaso en el futuro y pueden conformar el debate sobre las intervenciones normativas necesarias que se examinan en los documentos que se adjuntan. las pautas regionales del crecimiento demográfico son muy distintas.2 por ciento anual en el Africa subsahariana (reducido al 2. con . Según las previsiones se producirá un ulterior descenso. DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 4. según las últimas proyecciones de las Naciones Unidas. requerirían un fuerte crecimiento continuo de sus suministros alimentarios. del incremento total de la población mundial se producirá en los países en desarrollo. la población mundial puede aumentar a 7 200 millones (o a 7 000 millones. Además.2 por ciento anual en Asia oriental. equivalente a 1 800 millones (1 600 en la última proyección).6 por ciento anual en la actualidad. MEJORES PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO ECONÓMICO GENERAL EN LOS PAÍSES EN DESARROLLO.aquí no constituyen objetivos de la estrategia de la FAO. unidas a unos niveles todavía bajos de consumo de alimentos por habitante. CRECIMIENTO CONTINUO.

la CEI comenzó apenas a superar el estancamiento y experimentó un crecimiento del PIB.0 por ciento anual en el período comprendido entre 1980 y 1992. En los acontecimientos económicos que se están produciendo en todo el mundo se prefiguran ya las perspectivas de que algunas regiones continuarán progresando hacia la seguridad alimentaria y que otras pueden no hacer demasiados progresos. 4. así como las de la demanda y el comercio.5 Es muy probable que los países desarrollados occidentales continúen como en el pasado. La última evaluación del Banco Mundial6 indica que Asia continuará registrando unas tasas de crecimiento económico relativamente altas. Es muy probable que estas tendencias se inviertan en el futuro. en la medida en que refleja una cierta evolución positiva de la panorámica mundial en lo que respecta al crecimiento demográfico y al desarrollo: el descenso de la tasa de crecimiento demográfico mundial y el hecho de que cada vez un número mayor de países eleve su consumo de alimentos por habitante a niveles más allá de los cuales no cabe esperar nuevos aumentos. CONTINUARÁ LA DESACELERACIÓN DEL CRECIMIENTO AGRÍCOLA MUNDIAL 4. En cambio. que había descendido a la mitad (el 53 por ciento) del de 1989. Esta desaceleración es más bien una continuación de las tendencias históricas a largo plazo. En 1994 y 1995.3 por ciento anual en los setenta. las perspectivas para las antiguas economías de planificación centralizada de Europa son de signo diverso.8 por ciento anual (y 0. mientras que el PIB agregado de las economías de Europa central y oriental registró el crecimiento más alto de Europa (más del 4 por ciento). tanto oriental como meridional. y un 2. indican que la tasa de crecimiento de la producción agrícola mundial es de 1. con respecto al pasado.25 por ciento anual en cifras per cápita)7 y será inferior en el período que va hasta el año 2010.la importante excepción de Asia. un 2. La desaceleración no es en sí un resultado negativo. Es posible que transcurra bastante tiempo antes de que en el conjunto de la región tenga lugar un crecimiento sostenido que permita que los ingresos per cápita alcancen los niveles del período anterior a la reforma. mientras que las perspectivas son más modestas en lo que respecta a la recuperación de América Latina y el Caribe y el Cercano Oriente y Africa del Norte. La producción mundial aumentó un 3 por ciento anual en los años sesenta.6 Las evaluaciones de producción detallada. La mayor parte de los . El Africa subsahariana experimentará también un aumento de las tasas de crecimiento económico comparadas con las desastrosas del decenio de 1980 si bien sus ingresos por habitante aumentarán sólo ligeramente.

Para decirlo en términos sencillos. progreso considerable sobre todo en lo que respecta a Asia oriental. 4. la desaceleración del crecimiento agrícola mundial se debe también al hecho de que la población que consumiría más no cuenta con suficientes ingresos para aumentar la demanda de alimentos y hacer que éstos se produzcan. con la consiguiente persistencia de los altos niveles de desnutrición. la incidencia de la desnutrición crónica podría descender en las tres regiones con mejores perspectivas (Cuadro 3). Es muy probable que se realicen también progresos en Asia meridional.9 En tales circunstancias. de 2 500 calorías en 1990-92 a casi 2 800 para el año 2010 (Cuadro 1). hasta afectar únicamente al 10 por ciento. En resumen. las perspectivas para el Africa subsahariana en cuanto al suministro de alimentos per cápita seguirán siendo muy bajas. las personas que tienen dinero para comprar más alimentos no necesitan hacerlo. o menos. consumo y comercio son que en los países en desarrollo en su conjunto continuaría aumentando el suministro de alimentos per cápita para el consumo humano directo. También Asia meridional puede hacer considerables progresos aun cuando en el año 2010 se encontrará todavía en una posición intermedia.8 Las repercusiones de las perspectivas demográficas y de desarrollo generales. PROGRESOS EN LA ALIMENTACIÓN Y LA NUTRICIÓN.países desarrollados (que absorben un 50 por ciento aproximadamente del consumo mundial de productos agrícolas) están incluidos en esta clase y se les están incorporando gradualmente algunos países en desarrollo. al mismo tiempo que muchos países y una parte considerable de la población mundial continúan teniendo niveles totalmente insuficientes de consumo y de acceso a los alimentos. si bien probablemente continuarán aumentando sus gastos en alimentos a fin de pagar los márgenes siempre en aumento de la comercialización y la elaboración. así como las evaluaciones del estudio de producción. Si la demanda efectiva creciera más rápidamente la producción mundial podría aumentar a tasas más altas de las previstas en el estudio. AUNQUE NO PARA TODOS 4. Asia oriental (incluida China) y América Latina y el Caribe estén cerca o por encima de las 3 000 calorías. de la población. las regiones del Cercano Oriente. y continuará produciéndose. 4. Es muy probable que para el año 2010. envasado y servicios que los acompañan.7 El aspecto negativo de la desaceleración está relacionado con el hecho de que se ha estado produciendo. . Sin embargo. Africa del Norte.

Estos países producen colectivamente todo lo que necesitan para su propio consumo y para cubrir el aumento de las exportaciones netas a los países en desarrollo.aun cuando en el año 2010 podría seguir habiendo unos 200 millones de personas desnutridas en la región. esto no debe ser motivo de alarma general por las razones examinadas anteriormente en relación con la progresiva desaceleración del crecimiento de la agricultura en el mundo. Esta posibilidad se debe a la perspectiva de que el consumo per cápita de productos ganaderos tal vez no recupere plenamente los niveles anteriores a la reforma. Previsiblemente. seguirá siendo necesario intervenir a fin de abordar el problema y tratar de erradicar la pobreza.10 En el Cuadro 5 se da una visión general del sector cerealístico – historia pasada y proyecciones–. Así pues. cuyo consumo total de cereales puede ser realmente más bajo en el año 2010 que en el período anterior a la reforma. PERSPECTIVAS PARA LOS PRINCIPALES PRODUCTOS BÁSICOS Continuará aumentando la producción mundial de cereales. Es probable que no siga creciendo la media. Indican que es muy posible que en los países en desarrollo en su conjunto persista la desnutrición crónica. a que . tal vez a unos niveles absolutos algo más bajos. que pueden ser de 680 millones de personas en el año 2010. Estas perspectivas estarán fuertemente influidas por los posibles acontecimientos que se produzcan en las antiguas economías de planificación centralizada de Europa central y oriental. donde el 30 por ciento de la población (265 millones) continuaría padeciéndola. aunque no en cifras por habitante 4. el azote de la desnutrición crónica (en número total de personas afectadas) tenderá a desplazarse de Asia meridional al Africa subsahariana. las necesidades de consumo para todos los usos en los países desarrollados (que registran un consumo total de cereales por habitante de 620 kg y representan el 45 por ciento del consumo mundial) aumentan sólo lentamente y pueden descender en cifras por habitante.8 frente a los 800 millones de personas que la sufren en la actualidad. Sin embargo. para volver a descender a 327 kg en 1989-91. que es la verdadera causa de la desnutrición. Por lo tanto. la desnutrición crónica seguirá presente en el Africa subsahariana. sino órdenes de magnitud aproximados y tendencias relativas. que seguiría siendo de 327 kg en el año 2010. En particular. y están sujetas a las necesarias salvedades. prácticamente al mismo nivel que 10 años antes. La producción de cereales per cápita en el mundo en su conjunto aumentó de 303 kg en 1969-71 a un máximo de 342 kg en 1984-86. Estas estimaciones no son predicciones precisas. Podrían producir más si hubiera más demanda.

12 Lo dicho anteriormente indica que la producción media mundial por habitante tiene sólo un valor limitado para medir las tendencias de la seguridad alimentaria mundial. como no lo fue en los años ochenta y probablemente tampoco lo será en el futuro. de 214 kg en 1989-91 a 230 en el año 2010. siendo constante la media mundial. de naturaleza transitoria y. Se prevé un aumento de la producción por habitante tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados. Esto requerirá un ulterior aumento de las importaciones netas procedentes de los países . parte de los cuales se utilizarán como pienso a fin de sostener el sector ganadero en rápido crecimiento. Cuadro 5 4. ocasionado por el aumento de las dificultades que limitan la producción.13 En efecto. 4. que es inferior al obtenido en el pasado: unos 15 kg cada 10 años en los años setenta y ochenta. Puede también dar lugar a confusión la idea de que. El problema real consiste en un crecimiento demasiado lento de la demanda efectiva en los países y grupos de población con bajos niveles de consumo de alimentos. lo cual puede muy bien no ser así. no puede interpretarse como el comienzo de una serie de dificultades para satisfacer el crecimiento de la demanda efectiva. cualquier aumento de la producción por habitante de un grupo de países debe ser compensado por un descenso en otro grupo. 4.11 El reciente descenso de la producción de cereales per cápita en el mundo ha sido interpretado por algunos como una indicación de cambio estructural a peor en las tendencias mundiales de los alimentos. en su mayor parte. por tanto. lo que representa un aumento de 16 kg en 20 años. mientras que los países desarrollados se encuentran en la situación opuesta. se prevé que la producción de cereales per cápita en los países en desarrollo continuará aumentando. Esta paradoja se debe al hecho de que los países en desarrollo comienzan con una escasa producción por habitante y tienen unas altas tasas de crecimiento demográfico. Pero ya se ha señalado que las circunstancias que han determinado ese descenso a partir de mediados de los años ochenta son.se pueden hacer considerables economías en la utilización de cereales como pienso y a que se podrían reducir bastante las pérdidas postcosecha. Pero el consumo por habitante para todos los usos puede aumentar más rápidamente que la producción y pasar de 237 a 258 kg. mientras que la media mundial puede mantenerse en los 327 kg del período 1989-91 (Cuadro 5).

A juzgar por los registros históricos. Si las reformas normativas encaminadas a adoptar un sistema de comercio agrícola internacional más orientado al mercado limitaran el alcance de la ayuda alimentaria procedente de los excedentes. Los datos y las previsiones provisionales de que se dispone para el promedio de los bienios 1994/95-1995/96 (julio/junio) indican ya un drástico descenso de sus importaciones netas a sólo 2 millones de toneladas. habría que adoptar otras medidas. con respecto a las medidas para atenuar los efectos sobre los países en desarrollo importadores de alimentos de una eventual subida de los precios en los mercados mundiales. Pero aquellos países en desarrollo que no pueden financiar fácilmente el aumento de las importaciones de alimentos debido a la escasez de divisas. la tasa de crecimiento de las necesidades netas de importación no es especialmente alta y se aproxima más a la de los años ochenta que a la de los años setenta. y otros sectores producen ganancias en divisas. las previsiones indican un incremento mucho menor de sus exportaciones netas al resto del mundo. creando condiciones para el mantenimiento de existencias que permitan la seguridad alimentaria y que continúe la ayuda alimentaria. Esas previsiones se basan en la posibilidad de que el grupo de los antiguos países de planificación centralizada de Europa dejen de ser grandes importadores netos para pasar a ser. reviste especial importancia la decisión incluida en el Acta Final de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales.15 Tal vez se registren cambios significativos en la participación en el mercado de estas exportaciones netas totales de las tres principales . sobre todo de los productos ganaderos. en que fue muy alta. Es por lo tanto razonable prever que durante largo tiempo seguirá desempeñando un importante papel la ayuda alimentaria. tendrán que afrontar una situación difícil.14 Aun cuando las perspectivas de crecimiento de las exportaciones de cereales procedentes de los principales países desarrollados exportadores a los países en desarrollo dejan un cierto margen para que aumente aún más la producción y las exportaciones de los primeros. Crecimiento moderado en la demanda de las exportaciones de cereales procedentes de las principales regiones desarrolladas exportadoras 4. 4. exportadores netos de cereales en cuantía moderada (Cuadro 5). para el año 2010. La financiación del aumento de las importaciones de alimentos puede considerarse un rasgo normal de aquellos países en desarrollo en que aumentan tanto los ingresos como el consumo.desarrollados. A tal efecto. que pueden pasar de los 89 millones de toneladas de 1989-91 a unos 160 millones en el año 2010.

4. Sin embargo en el año 2010 el consumo de productos ganaderos en los países en desarrollo seguirá siendo muy inferior al de los países desarrollados en cifras per cápita. y que el total de las exportaciones adicionales que se produzcan en los tres grupos. Una parte del aumento de sus importaciones de cereales se destinará a la producción y consumo de productos ganaderos.17 El sector ganadero de los países desarrollados puede crecer también aunque a un ritmo mucho menor en comparación con el pasado. las pasadas tendencias de una tasa de crecimiento relativamente alta en el sector ganadero de los países en desarrollo.zonas exportadoras de la OCDE: Europa occidental. harán probablemente que Europa occidental no incremente sus exportaciones netas con respecto a los niveles de los últimos años del decenio de 1980. América del Norte y Oceanía. Estos promedios de los países en desarrollo esconden amplias diversidades regionales y nacionales y tanto en Asia meridional como en el Africa subsahariana. corresponda a América del Norte y Oceanía. y que los otros países desarrollados registran en general altos niveles de consumo per cápita.18 El continuo crecimiento del sector ganadero en los países en desarrollo contribuirá a que el uso de cereales como pienso aumente rápidamente y que. 4. el consumo se mantendrá en general a niveles muy bajos. estas conclusiones están sujetas a los muchos imponderables que presentan los supuestos y modelos en los que se basan estos análisis.16 Están llamadas a continuar. se haya duplicado con creces hasta alcanzar los 340 millones de toneladas. para el año 2010. Continúa el acusado crecimiento del sector ganadero 4. Las reformas normativas previstas y en curso. y el consumo per cápita aumentará solamente en el caso de la carne de ave de corral. aunque de forma atenuada. la producción y el consumo per cápita de los productos ganaderos pueden tardar mucho en recuperar los niveles anteriores a la reforma después de los acusados descensos iniciales. equivalentes al 23 por ciento aproximadamente de su consumo total. Por supuesto. Este hecho refleja la perspectiva de que en los antiguos países de economía de planificación centralizada. Al menos esto es lo que indican los resultados de la mayoría de los análisis relativos a los posibles efectos de las reformas normativas. sobre todo en relación con las disposiciones del Acuerdo sobre la Agricultura de la Ronda Uruguay. . Este aumento del porcentaje de suministros totales de cereales utilizados como pienso de animales en los países en desarrollo puede ser motivo de preocupación. y quizás algo más.

La producción podría aumentar. Sin embargo. Sin embargo. Si bien tal cosa podría suceder. Tal preocupación estaría justificada si el uso de cereales para pienso desviara unos suministros que. tubérculos y plátanos: continúan siendo una parte importante del suministro total de alimentos en los países de la zona tropical húmeda 4. en caso contrario. Con la creciente urbanización. seguirá siendo alta la dependencia de estos países de estos productos para cubrir sus necesidades totales de alimentos. lo que cabe muy bien que suceda si las reformas normativas en los países desarrollados hacen subir los precios y reducen los suministros destinados a ventas en condiciones de favor y a la ayuda alimentaria. a fin de cubrir las futuras necesidades. al menos en la medida en que puede determinarse dadas las imprecisas estadísticas de este sector. donde la disponibilidad general de productos alimenticios es muy escasa. los tubérculos y los plátanos representan un 40 por ciento aproximadamente del suministro total de alimentos (en calorías) para casi la mitad de la población del Africa subsahariana. y así será. El descenso se ha debido sobre todo a las tendencias a la urbanización cuya modalidad de vida hace que descienda la preferencia por estos alimentos muy perecederos y que necesitan mucha mano de obra para su preparación para el consumo. Raíces.dada la persistencia de la desnutrición. . Contribuiría igualmente a atenuar estas tendencias el que se intensificaran las investigaciones para convertir las raíces feculentas en productos alimenticios menos perecederos y más fáciles de manejar por la población urbana.19 Las raíces. Otros países de Africa y América Latina y el Caribe dependen también en gran medida de estos productos básicos. solamente sería en situaciones donde la demanda adicional de pienso contribuyera a aumentar los precios en lugar de los suministros (ya fueran los procedentes de la producción nacional o de las importaciones) y desplazara a la población pobre del mercado a causa de los precios. se utilizarían como alimento directo de la población pobre. en el pasado las tendencias han sido de descenso del consumo per cápita. cabe esperar que se producirán nuevos aunque moderados descensos en el promedio de consumo por habitante. Existen razones para creer que tal situación es la excepción y no la regla. La tendencia a que descienda el consumo per cápita podría atenuarse si descendiera la importación de cereales.

Crecimiento más lento de las otras principales exportaciones agrícolas de los países en desarrollo 4. La producción de palma de aceite en Asia oriental y de soja en América del Sur ha crecido de modo espectacular.20 En los últimos 20 años.22 Existen razones bien conocidas para que continúen las tendencias generalmente desfavorables en las exportaciones netas de los principales productos de exportación de los países en desarrollo al resto del mundo. Continuarán también los cambios estructurales aunque a un ritmo mucho menor comparado con el del pasado. Dichos países aumentarían aún más sus exportaciones de aceites y en menor medida las de harinas oleaginosas al resto del mundo. por lo cual es muy probable que continúen descendiendo las exportaciones netas a los . aumentando su cuota de mercado tal vez un 38 por ciento con respecto al 32 por ciento actual.El sector de los cultivos oleaginosos de los países en desarrollo: perspectivas de que continúe el rápido crecimiento 4. disminuyeron la de los demás cultivos oleaginosos de los países en desarrollo (nuez de coco. La producción de soja en América del Sur seguirá también aumentando rápidamente. y a sólo el 16 por ciento de hace 20 años. En lo que respecta al azúcar. las restricciones al acceso a los mercados y las exportaciones subvencionadas de los principales países desarrollados. La expansión del sector de la palma de aceite seguirá siendo la más rápida. Las continuas tasas de crecimiento a niveles relativamente altos en el sector de los cultivos oleaginosos reflejan el rápido aumento de su consumo en los países en desarrollo. en que el aumento había comenzado desde niveles muy bajos. La parte correspondiente a estos productos y regiones en la producción total de cultivos oleaginosos ha aumentado rápidamente y. el sector de los cultivos oleaginosos de los países en desarrollo ha experimentado un rápido crecimiento y cambios estructurales radicales. sésamo) y la de las otras regiones. en consecuencia. tanto en lo que respecta a los aceites vegetales usados como alimento como a las proteínas de las semillas oleaginosas que contribuyen a sostener sus sectores ganaderos en rápido crecimiento. Además. los antiguos países de economía de planificación centralizada serán en el futuro en mucha menor medida importadores netos.21 El aumento de la producción del sector continuará manteniéndose por encima de la media en comparación con el resto de la agricultura. 4. semilla de algodón. la razón es sobre todo la probable continuación de las políticas proteccionistas y de apoyo. maní. aunque no 12 veces como en los últimos 20 años.

Por último. A pesar de ello. A un plazo más largo. ya que una buena parte de la producción se consume en los propios países en desarrollo. pero en los próximos 20 años es difícil que estas posibilidades se materialicen en forma de un aumento del consumo y de las importaciones. en competencia mutua.23 A diferencia del azúcar y de algunos otros productos básicos de exportación importantes. Por lo tanto. Por lo tanto. y se consumen sobre todo en los países desarrollados con unos niveles de consumo casi saturados. 4. las exportaciones de banano presentan mejores perspectivas que las de las bebidas tropicales ya que en los países desarrollados todavía puede aumentar el consumo per cápita. El remedio a muy largo plazo para el descenso de los precios puede ser el crecimiento del consumo en los mercados todavía no saturados (antiguos países con economías de planificación centralizada y los propios países en desarrollo) y. el café y el cacao se producen sólo en los países en desarrollo y se consumen en su mayor parte en los países desarrollados occidentales. para los artículos que se producen solamente o en su mayor parte en los países en desarrollo. los esfuerzos de los países en desarrollo por aumentar la oferta. dado el bajo nivel de consumo vigente en los antiguos países de planificación centralizada y en los propios países en desarrollo. aunque no para las exportaciones. que en los últimos 20 años han cuadruplicado casi sus importaciones netas. . en competencia mutua.24 En general. es muy probable que se produzca un aumento de las exportaciones netas de un 25 por ciento aproximadamente y de algo más en la producción. esto provocaría una contracción de la oferta y la recuperación de los precios. en última instancia. el desarrollo general de los propios países productores. donde los niveles de consumo per cápita son ya generalmente altos. 4. Si la remuneración del trabajo llegara a ser inferior a este límite. se traducen en pequeños aumentos del volumen de exportación y en grandes disminuciones de los precios. En lo que respecta al té. existen perspectivas algo mejores para el crecimiento de la producción. las perspectivas de los beneficios de exportación continuarán estando dominadas por los movimientos de los precios y no de los volúmenes.países desarrollados. es muy probable que los países en desarrollo exporta-dores sigan elevando sus exportaciones por la expansión de los mercados en los países en desarrollo importadores netos. Este último factor es importante pues creará otras oportunidades de ingresos y establecerá un límite inferior para el descenso de la remuneración del trabajo en esos sectores de productos. cabe esperar una mejora de la situación. donde continuará aumentando el consumo per cápita.

más rápidamente que la población. las perspectivas para algunas materias primas agrícolas que tradicionalmente exportan los países en desarrollo ofrecen escasas posibilidades de crecimiento en cuanto a los beneficios netos de exportación. para evitar que ésta disminuya. Las consecuencias de ese hecho sobre el suministro de pescado para consumo humano podrán paliarse si se destina a ese uso una parte de las capturas de pequeñas especies pelágicas que ahora se utilizan para la producción de harina de pescado. es el desarrollo de la acuicultura el que ofrece mayores posibilidades para evitar el descenso de la producción per cápita de pescado para consumo humano. pero mejores perspectivas para la producción acuícola 4. Estas tendencias podrían hacerse aún más pronunciadas si se redujeran o suprimieran las restricciones a la exportación de textiles.26 Como ya se ha indicado. Consideraciones similares pueden aplicarse al sector de los cueros y pieles y a la consiguiente expansión de las exportaciones de artículos de cuero. las exportaciones netas de tabaco a los países desarrollados pueden no crecer en absoluto porque su consumo está descendiendo mientras crece rápidamente en los propios países en desarrollo. sino que puede perdurar y. siempre que mejoraran las prácticas de ordenación de la pesca de captura. aunque por razones distintas y no siempre negativas. según las previsiones. sería posible mantener en los niveles actuales los suministros per cápita mundiales para la alimentación. que llegó a su nivel más alto en 1989. Así pues. Por último. Gran parte de la expansión del consumo tendrá lugar en Asia oriental. si se tiene en cuenta que la demanda de productos pesqueros aumentará. no es un fenómeno temporal. por tanto. no bastará que los suministros per . absorban más de la mitad del consumo mundial. tendencia que aumentará en el futuro. Estabilización casi total de la producción pesquera correspondiente a la pesca de captura. la estabilización de la producción pesquera correspondiente a la pesca de captura. No obstante. Con respecto al algodón. Sin embargo. para el año 2010. últimamente los países en desarrollo han pasado de ser exportadores netos a convertirse en importadores netos. Si la producción acuícola continuara aumentando a un ritmo de 1 millón de toneladas anuales. Se trata en su conjunto de un hecho positivo que refleja la buena situación de su industria textil cada vez más orientada a la exportación. frente a una participación inferior al 25 por ciento de hace 20 años. las exportaciones de caucho natural a los países desarrollados continuarán creciendo si bien también en este caso los países en desarrollo aumentarán gradualmente su participación en el consumo mundial y puede que.4. particularmente en Asia sudoriental. la producción per cápita procedente de esa fuente puede disminuir a nivel mundial.25 Por último.

el superávit general fue de sólo 5 000 millones de dólares en 1988-90.28 La anterior exposición resumida sobre las perspectivas de los principales productos básicos indica claramente que el papel múltiple que desempeña la agricultura en el aumento de la seguridad alimentaria (aumentando los suministros de alimentos. En los años setenta. frente a los 17 500 millones de dólares en 1969-71 (ambos a precios de 1988-90). Estas tendencias en los volúmenes de importación y exportación apuntan decididamente en la dirección de que la balanza comercial conjunta de productos agrícolas de los países en desarrollo pase del superávit al déficit. estará condicionado por distintos factores. plátanos) y las perspectivas en el mercado mundial para los principales productos de exportación. se ha hecho evidente un movimiento en esta dirección. para los cuales son. Durante algún tiempo en el período histórico. PERSPECTIVAS PARA LOS PRINCIPALES SECTORES DE PRODUCTOS BÁSICOS: SU IMPORTANCIA PARA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA 4. LOS PAÍSES EN DESARROLLO PUEDEN MUY BIEN PASAR DE SER EXPORTADORES AGRÍCOLAS NETOS A CONVERTIRSE EN IMPORTADORES NETOS 4. Si bien la tendencia se invirtió en parte en los años ochenta. . que oscilan entre los efectos más directos de la producción local de cereales y de las políticas que influyen en su producción y comercio a escala mundial. los ingresos y las ganancias procedentes de las exportaciones). en que aumentaron muy rápidamente las importaciones de alimentos procedentes de los países desarrollados. o pueden convertirse en importadores netos. disminuyó rápidamente el balance comercial neto positivo de la cuenta de agricultura. de los países que dependen en gran parte de ellos.cápita permanezcan invariables para evitar el alza del precio real del pescado. hasta el papel que desempeña la urbanización como factor determinante en el consumo de alimentos feculentos (raíces. alimenticios y no alimenticios.27 La posible evolución expuesta anteriormente con respecto a los principales sectores de productos básicos indica que las importaciones netas de los países en desarrollo de productos agrícolas. aumentarán más rápidamente que las exportaciones netas de sus principales productos de exportación. tubérculos.

la Argentina. con potencial de producción de cultivos de secano. México. Venezuela y Zambia). por ejemplo. Estos 760 millones de ha representan sólo el 30 por ciento de la superficie total de tierras.5. que se estima en 2 570 millones de ha. Aunque podría pensarse que los 1 800 millones de ha restantes ofrecen un amplio margen para la expansión de la agricultura. la República Unida de Tanzanía. se encuentran en el Africa subsahariana (44 por ciento) y América Latina y el Caribe (48 por ciento). La producción de madera y de productos madereros y no madereros genera ingresos y empleo y. da a las comunidades locales más posibilidades de obtener o comprar alimentos y otros productos básicos. Bolivia. Los bosques tienen una importancia crucial en la conservación de la base de recursos. Buena parte de esta «reserva» de tierras se encuentra cubierta de bosques (al menos el 45 por ciento. Dos tercios de los 1 800 millones de ha de tierra que en la actualidad no se destinan a la producción agrícola se concentran en un número reducido de países: el 27 por ciento en el Brasil. de diferente calidad. En contraste. de la superficie agrícola de las dos regiones (el Africa subsahariana y América Latina y el Caribe) que cuentan con el 92 por ciento del total de la . pero probablemente mucho más) o en zonas protegidas. para la expansión agrícola. incluidos los 36 millones de ha de tierra muy árida de regadío (Cuadro 6). las posibilidades de expansión de la superficie agrícola en Asia meridional y en el Cercano Oriente/Africa del Norte son muy limitadas. Mozambique. Colombia.1 La tierra utilizada actualmente para la producción de cultivos en los países en desarrollo (con exclusión de China) asciende a unos 760 millones de ha. por tanto. la República Centroafricana. incluidos unos 36 millones de ha de tierras áridas y muy áridas hechas productivas gracias al riego. debido a lo cual no está disponible. porque contribuyen a la conservación del suelo y el agua y porque ofrecen un hábitat para la diversidad vegetal y animal. de los cuales 120 son de regadío. el 9 por ciento en el Zaire y el 36 por ciento se distribuye en 13 países (Angola. Una parte significativa. Perspectivas hasta el año 2010: los recursos y los rendimientos agrícolas en los países en desarrollo TIERRA AGRÍCOLA Y RIEGO Situación general 5. el 72 por ciento (véase el Cuadro 7). Indonesia. el Sudán. el Perú. de forma inmediata. es necesario modificar esa primera impresión si se tienen en cuenta las siguientes limitaciones:     Aproximadamente el 92 por ciento de los 1 800 millones de ha de tierras con potencial de producción de los cultivos de secano pero aún no utilizadas.

9 puede aumentar de 760 millones de ha en . Finalmente. lo cual se ha realizado utilizando la base de datos de la FAO por zonas agroecológicas y ubicación geográfica.2 Todos estos factores deben tenerse en cuenta al analizar las perspectivas de expansión de la tierra dedicada a la producción agrícola durante los próximos 20 años. «reserva» sufre graves limitaciones determinadas por las características del suelo y del terreno. hasta llegar quizá al 4 por ciento en el año 2010. el 50 por ciento de los 1 800 millones de ha de la reserva de tierras pertenece a las categorías de tierras «húmedas» o «marginalmente adecuadas para la producción agrícola» (véase infra). El porcentaje es mucho mayor que en las demás regiones. equivalente a tierras «con un elevado potencial»). Sólo el 28 por ciento de la tierra que se cultiva actualmente pertenece a esas dos categorías. El hecho de que en muchos países no haya mucho margen para la expansión de la tierra agrícola no permite concluir que esa es la situación que impera en el conjunto de los países en desarrollo.3 La tierra dedicada a la producción agrícola en los países en desarrollo. El potencial y la necesidad son los dos factores principales que determinarán el ritmo de expansión. Cuadro 6 Cuadro 7 5. Estos datos indican la extensión de tierras que pueden clasificarse como «adecuadas». según las estimaciones) apta para el cultivo. Este porcentaje aumentaría en el futuro. El primer paso es estimar el potencial. En general. excluida China. Los resultados se reflejan en el Cuadro 6. «muy adecuadas» y «de regadío» (es decir. los asentamientos humanos y las infraestructuras ocupan parte de la tierra (el 3 por ciento. En las páginas siguientes se intenta cuantificar la extensión de nuevas tierras que pueden dedicarse a la producción agrícola hasta el año 2010. el rasgo dominante en la evolución de la agricultura ha sido la expansión hacia nuevas tierras y no hay razón para pensar que en el futuro no ocurrirá lo mismo en aquellos países en los que se conjuga la posibilidad y la necesidad de expansión. Hasta el momento presente. Posibilidad de aumentar en el futuro la superficie de tierras de secano y de regadío dedicadas a la producción agrícola 5.

En los países en desarrollo. Los escasos datos existentes son demasiado inciertos y aislados y no ofrecen una base sólida para sacar conclusiones sobre el futuro. importante en el Africa subsahariana. Si se supone que cada año deberá rehabilitarse o sustituirse el 2. En las proyecciones se incluye una cierta expansión del riego informal (comunitario). mientras que el incremento sería muy reducido en Asia meridional y en la región del Cercano Oriente/Africa del Norte (Cuadro 8). suponiendo que la duración media de los planes de riego fuera de 40 años). La otra zona en la que tendría lugar una expansión importante de las tierras de cultivo sería Asia oriental. la inversión en actividades de riego en los países en desarrollo (excluida China) durante el período al que se refiere el estudio deberá afectar a unos 85 millones de ha. Cabe formular las siguientes observaciones:    Aunque la tierra de labranza podría aumentar unos 90 millones de ha. lo que representa un incremento de 90 millones de ha. de unos 40 millones de ha (Cuadro . a la escasez de agua o a los efectos de la salinización) se compensarían mediante su rehabilitación o sustitución por nuevas zonas de riego. más del 70 por ciento de las inversiones se destinaría a la rehabilitación o sustitución de tierras y el resto a la expansión neta. el incremento de la superficie cosechada podría alcanzar los 124 millones de ha. Esta expansión es muy inferior a la que se registró en los 20 años anteriores. aproximadamente el 5 por ciento de los 1 800 millones de ha de tierras disponibles (Cuadro 6). sobre todo en las regiones con escasez de tierras. por ejemplo.5 por ciento de las zonas de regadío que existen en la actualidad (es decir. en la disponibilidad de tierras aptas para la producción agrícola de regadío y en la necesidad de aumentar la producción de cultivos. gracias a la mayor intensidad de cultivo (Cuadro 8). el aumento de la densidad demográfica y la parte cada vez mayor que corresponde a las tierras de regadío en el conjunto de las tierras cultivadas. es decir. Las proyecciones sobre el riego se basan en los planes de expansión del riego de los diferentes países. entre otras cosas. las tierras de regadío pueden registrar un aumento neto de 23 millones de ha. La tendencia a aumentar la intensidad de cultivo y a reducir la duración de los períodos de barbecho es un fenómeno comprobado (aunque no se dispone de datos completos y sistemáticos sobre esta variable para el período precedente) que acompaña al proceso de intensificación agrícola y refleja. La mayor parte del incremento se registraría en el Africa subsahariana y en la región de América Latina y el Caribe. es decir. El resultado sería un aumento de 45 millones de ha de la superficie de riego cosechada.1988-90 a 850 millones de ha en el año 2010. Continuaría aumentando la intensidad de cultivo en las tierras de regadío. frente al incremento previsto de 23 millones de ha de la tierra de labranza bajo riego. Ello supondría que las pérdidas de las tierras actuales de regadío (debidas. No ha sido posible realizar proyecciones sobre el ritmo de desaparición de tierras de regadío. del 19 por ciento (Cuadros 6 y 8).

En algunos países existen las condiciones físicas necesarias para conseguir una expansión más rápida del regadío. arrojan una cierta luz sobre si el futuro será o no como el pasado. El Cuadro 9 recoge las combinaciones de expansión de la superficie cosechada y aumento de los rendimientos en que se basan las proyecciones relativas a los principales cultivos. Cuadro 8 COMBINACIONES TIERRA-RENDIMIENTO PARA LOS CULTIVOS PRINCIPALES 5. En la sección anterior se han explicado las razones de ese descenso de la tasa de crecimiento. de su utilización más intensiva (mayor intensidad de cultivos) y de que sigan aumentando los rendimientos. pues el crecimiento previsto sería del 0.4 por ciento anual.8) y es todavía más baja en términos relativos.4 Según las previsiones. Es necesario recalcar que estas proyecciones sobre tierras y rendimientos no son extrapolaciones de las tendencias históricas. condiciones que podrían explotarse si lo exigiera la situación socioeconómica [véase el documento 7 de esta misma serie titulado Producción de alimentos: la función decisiva del agua]. al costo cada vez más elevado de las estructuras de riego y. Cuadro 9 5.9 por ciento en los ochenta.8 por ciento anual. En particular. frente al 2.9 por ciento en el período 1970-90. la producción de cultivos aumentará en el conjunto de los países en desarrollo (excluida China) el 2. aunque los datos correspondientes a los períodos anteriores no siempre constituyen una base suficiente para realizar esta comparación.5 Los datos y proyecciones de los Cuadros 8 y 9 pueden ayudar a comprender hasta qué punto las proyecciones sobre la producción dependen de la expansión ulterior de la tierra en explotación y del riego. al menor ritmo del crecimiento previsto de la producción agrícola. para el conjunto de los países en desarrollo. frente al 2.2 por ciento en los años setenta y el 1. Esta desaceleración se debe a la creciente escasez de recursos hídricos. Se invita al lector a considerar cuáles habrían sido las proyecciones si este estudio se hubiera limitado a extrapolar las explosivas tasas de crecimiento de la superficie registradas en el período 1970-90 en el caso de la soja y la .

el Cercano Oriente/Africa del Norte). mientras que la producción de mijo se distribuye de manera uniforme entre el Africa subsahariana y el Africa meridional. Paralelamente.5 por ciento anual frente al 2.8 y el 7.6 Pueden establecerse las siguientes conclusiones generales. durante el período a que se refieren las proyecciones se desacelerará notablemente el crecimiento de la producción de trigo y arroz con respecto a los dos últimos decenios. En los países en desarrollo (excluida China). Segundo. debido en parte al fuerte aumento de la demanda de cereales para pienso. El maíz y el sorgo se producen principalmente en América Latina y el Africa subsahariana. la mayor intensidad de cultivo. como en el pasado. al Asia meridional y al Cercano Oriente/Africa del Norte (82 por ciento). en lo que se refiere a los cultivos principales (los cereales y la soja). tendrá una importancia de primer orden en las regiones con escasez de tierra (Asia meridional. Son regiones donde escasea la tierra y donde la dependencia del regadío es superior a la media. La producción de arroz se concentra en Asia meridional y oriental (89 por ciento) y la de cebada se localiza sobre todo en el Cercano Oriente/Africa del Norte. en el caso del trigo el 1. será mucho menos significativo que el incremento de los rendimientos. la parte más considerable de la producción de trigo corresponde. . Primero.caña de azúcar. la expansión de la tierra cultivada seguirá siendo un factor importante en el crecimiento total de la producción agrícola. Los cereales secundarios mantendrían el ritmo de crecimiento anual. 5. Combinaciones tierra-rendimiento en el sector de los cereales 5. el aumento de producción de estos tres cereales deberá conseguirse en gran medida mediante el incremento de los rendimientos. como se ha señalado en la sección anterior. Dadas las necesidades y las posibilidades limitadas de incrementar las tierras en explotación. Y tercero.8 por ciento anual en el pasado. En términos generales. por ejemplo. la tasa de crecimiento del rendimiento medio será muy inferior a la de los últimos 20 años.4 por ciento anual. principalmente en las zonas de regadío. y en el del arroz el 1. con mucho. aunque.7 Según las previsiones.6 por ciento anual frente al 2. el predominio de las dos regiones con una abundancia relativa de tierras y agricultura de secano en la producción de cereales secundarios (excluida la cebada) indica que la expansión de la superficie tendrá mayor importancia en el crecimiento de la producción que en el caso del trigo y el arroz. en un país importante como el Brasil (el 10. el ritmo de expansión de la tierra de regadío será probablemente muy inferior al de épocas anteriores. respectivamente).3 por ciento anual (Cuadro 9).

9 Habida cuenta de que el incremento de la producción depende en buena medida del aumento de los rendimientos. en que se basan las proyecciones sobre la producción de cereales. Su mayor o menor utilidad depende de si las clases de tierra resultantes representan condiciones homogéneas de producción física en cuanto a las posibilidades de aumentar el rendimiento. las tierras de regadío del Punjab en la India no presentan necesariamente las mismas condiciones que las de México. 5. Por ejemplo. esto no es así. constituyen una base útil para abordar esta cuestión. . Sin duda. El hecho de que la producción de estos cereales secundarios sea casi totalmente de secano y de que. podría conseguirse un crecimiento del 2. en el caso del mijo y el sorgo. se plantea muchas veces la cuestión de si en el período posterior a la revolución verde queda todavía margen para conseguir nuevos incrementos de los rendimientos. En el Cuadro 10 se observan las posibles combinaciones de superficie-rendimiento. Particularmente importante es dilucidar en qué grado el aumento del rendimiento dependerá de que el sistema de investigación agrícola descubra nuevas variedades. lo mismo puede decirse para las restantes clases de tierra. que permitan incrementos sustanciales de los rendimientos o que contribuyan a un crecimiento más lento (evolutivo) del rendimiento. desglosadas por clases de tierras agroecológicas.8 Los datos y proyecciones del Cuadro 9 confirman esta previsión. una parte considerable de la misma se consiga en las dos clases de tierra semiárida explica por qué los rendimientos contribuirían menos a aumentar la producción que en el caso del trigo y el arroz.10 Las características agroecológicas con arreglo a las cuales se clasifica la tierra agrícola en categorías en el presente estudio. Por ejemplo. cuyo potencial de rendimiento está disminuyendo. CONSIDERACIONES RELATIVAS AL POTENCIAL DE EXPANSIÓN DEL RENDIMIENTO 5. Este es un aspecto crucial por lo que respecta a las necesidades y prioridades de la investigación agrícola encaminada a impulsar el crecimiento de la producción. se podría conseguir un aumento del 2 por ciento anual en la producción de arroz mediante un incremento del 0.5.5 por ciento anual de la superficie cosechada (y un aumento mucho menor de la superficie de labranza destinada a la producción de arroz).4 por ciento anual de la superficie cosechada.5 por ciento anual de la producción de sorgo con un aumento del 1. En contraste. sustituyéndose gradualmente las variedades actuales.

Por ello. Cuadro 10 5. el aumento de los rendimientos medios se conseguirá no tanto aumentando los rendimientos de aquellos países en los que son más elevados. En el Cuadro 11 se recogen los datos y proyecciones pertinentes desglosados por clases de tierras. 5.12 Al examinar las posibilidades de crecimiento de la producción en el futuro mediante nuevos incrementos de los rendimientos. sino incremen-tándolos en los países –particularmente los de mayor tamaño– que ocupan la zona media e inferior en la clasificación de los rendimientos. contribuye a comprender hasta qué punto el aumento de los rendimientos dependerá de los nuevos avances de la investigación.13 ¿Son congruentes estas previsiones con la experiencia histórica? La inexistencia de datos pertinentes impide establecer este extremo para cada una de las clases de tierra. al hecho de que los rendimientos de los países del decil más alto en 1969-71 crecieron más que los de los países del decil más bajo. dado que el margen de aumento de los rendimientos . más que de los cereales o los cereales secundarios en conjunto. Ello se debió. Ponen en evidencia que la diferencia entre los países con rendimientos más altos y más bajos (medias simples del decil más alto y más bajo de los países clasificados según el rendimiento) había aumentado entre 1969-71 y 1988-90 (Cuadro 11). con mucha mayor razón. Por ello. entre grandes grupos de países.11 A pesar de estas limitaciones de las clasificaciones agroecológicas. en gran medida. las proyecciones sobre los rendimientos dan por supuesto que se reducirán las diferencias de rendimiento entre los países en cada una de las clases de tierras. ofrece una base más sólida que la mera comparación de las diferencias de rendimientos medios entre países o. Las proyecciones sobre los rendimientos medios (de todas las clases de tierras) indican que la situación puede cambiar en el futuro y que la diferencia de rendimientos podría reducirse. Dichos datos sólo se refieren a los rendimientos medios (de la totalidad de tierras) en cada país. el factor fundamental es que en la actualidad las posibilidades de aumentar los rendimientos máximos mediante saltos cuantitativos propiciados por la introducción de nuevas variedades son más limitadas que en el pasado.5. su utilización en el presente estudio para analizar las perspectivas de producción de cada uno de los cereales. por ejemplo entre los rendimientos medios de países desarrollados y de países en desarrollo. En este sentido.

16 Con este fin. La razón es que los países situados en los dos extremos de la distribución (decil más alto y más bajo) representan una parte relativamente reducida de la producción total de los cultivos examinados. Como puede verse: i) los rendimientos de estos países son menos de la mitad que los de los países con los rendimientos más elevados. En la práctica.14 El Cuadro 12 ilustra esa posible evolución a través de los datos sobre el trigo y el arroz en diferentes países. los países del decil superior de la distribución tenían en 1988-90 rendimientos casi dos veces superiores a los de los países que ocupaban el mismo decil en 1969-71. es decir. un 43 por ciento. los rendimientos medios (media aritmética simple) de estos países. serían en el año 2010 aproximadamente la mitad de los previstos para los países del . como se ha hecho en los Cuadros 11 y 12. se excluyan del análisis los países con menos de 50 000 ha de tierras destinadas a un determinado cultivo (y en el caso del Cuadro 10. no debe exagerarse la relación existente entre el aumento de la producción en los países en desarrollo y la reducción de la diferencia de rendimiento entre los países (tal como se cuantifica aquí. Cuadro 11 5. En el caso del trigo. iii) en lo que respecta al arroz. 5. en el Cuadro 12 se recogen también los datos de períodos anteriores y las proyecciones del 10 por ciento de los países con mayor superficie (decil superior de países clasificados por superficie destinada a un determinado cultivo). es decir. ii) en lo que se refiere al trigo. según las previsiones. Este fenómeno es aún más acusado en el caso del arroz. Así ocurre aun en el caso de que. menos del 62 por ciento de lo que aumentó en los últimos 20 años.en los países del decil superior de 1988-90 es más limitado que hace 20 años. la diferencia del promedio simple de los rendimientos en el decil más alto y más bajo de los países). y iv) aun con esos aumentos. los porcentajes correspondientes son el 47 y el 50 por ciento. En cambio. 5. las previsiones relativas a la producción total de los países en desarrollo serán realidad si se cumplen las proyecciones de los rendimientos en los países que representan el grueso de la superficie dedicada a cada cultivo. su rendimiento medio (simple) aumentará.15 No obstante. cuyos resultados influyen decisivamente en el total. el rendimiento aumentó mucho menos en los países del decil más bajo. también respecto a una clase determinada de tierra).

Se trata simplemente de puntualizar que los efectos de la investigación sobre el crecimiento de la producción se pueden manifestar en el futuro de maneras distintas que en el pasado: los aumentos se conseguirán más como consecuencia de la investigación evolutiva. si se reduce la diferencia entre los rendimientos medios de los países. será porque los países del decil más alto tienen menos margen para aumentar los rendimientos y no porque los grandes países con rendimientos medios experimenten un crecimiento mayor que en el pasado. . a tasas más modestas que en el pasado.decil superior. Cuadro 12 6. Este tema se examina con mayor detalle en la sección siguiente. sólo se conseguirá si la actividad investigadora continúa con la misma intensidad. 5. Indudablemente. lo que es la esencia misma de la seguridad alimentaria? ¿Puede lograrse este proceso asegurando al mismo tiempo que los adelantos realizados y el potencial de nuevos adelantos se mantendrán para las generaciones futuras. Cuestiones de los recursos agrícolas. aplicada y de mantenimiento. modalidades y prioridades). Así pues. pero no se pretende traducir los aumentos de rendimientos proyectados para el año 2010 en propuestas concretas de investigación agrícola (magnitud. el medio ambiente y la sostenibilidad CONSIDERACIONES GENERALES 6. especialmente en el caso del arroz.1 La preocupación por el medio ambiente y por la cantidad menguante (per cápita) de los recursos de tierra y agua y su degradación requiere que se amplíen las conclusiones del documento para tratar cuestiones como las siguientes: ¿En qué medida pueden la limitación de recursos y los imperativos ecológicos condicionar las perspectivas de aumento de los suministros alimentarios y de garantía de alimentos para todos. el aumento de los rendimientos. lo que es la esencia misma de la sostenibilidad? Esta sección final pretende ofrecer una visión general de todo el problema.17 El prolijo análisis precedente se ha efectuado con la finalidad de ofrecer al lector suficiente material de reflexión sobre las posibilidades de nuevos aumentos de los rendimientos que permitan que siga creciendo la producción. que en forma de saltos cuantitativos en los rendimientos máximos.

es el potencial para explotar sus recursos agrícolas de manera sostenible lo que predominará durante algún tiempo y hasta que el proceso de desarrollo reduzca esta dependencia. la mayor capacidad para importar alimentos. y la política de las autoridades.2 El documento ha puesto de manifiesto varios factores interdependientes como medios para aumentar los suministros alimentarios per cápita: el crecimiento económico reductor de la pobreza. No obstante. Ya se ha señalado el fuerte contraste entre las regiones. Otros factores medioambientales (por ejemplo la capacidad del ecosistema para absorber las consecuencias del mayor uso de energía) pueden condicionar el proceso de crecimiento económico. RECURSOS DE TIERRA Y AGUA EN RELACIÓN CON LA BÚSQUEDA DE RESPUESTAS SOSTENIBLES AL PROBLEMA ALIMENTARIO 6.6. y no sólo de aumento de la producción alimentaria de manera sostenible.3 En el Cuadro 6 se indican para los países en desarrollo (excluida China) los datos sobre tierras de diversas calidades con potencial para cultivos de secano con diversos niveles de tecnología. que se vincula directamente al crecimiento de la población total y al consumo per cápita de alimentos. en los países de bajos ingresos fuertemente dependientes de la agricultura. La consecuencia es que. el papel múltiple del crecimiento agrícola en la mayoría de los países en desarrollo (para aumentar los suministros alimentarios y para proporcionar empleo y oportunidades de ingresos a los pobres. Este equilibrio tiene dos dimensiones principales: la cantidad adicional de alimentos que hay que producir. reducción de la pobreza y en último término las perspectivas de eliminar la desnutrición. Esta última variable es la primera clave para comprender las fuerzas que pueden definir el futuro en cuanto a equilibrio entre población y recursos. se trata de una cuestión de vías sostenibles para el desarrollo económico y la eliminación de la pobreza. y todavía más en cuanto a las hectáreas por persona económicamente activa en el sector agrícola. tanto directa como indirectamente gracias a las vinculaciones de la agricultura con el crecimiento). Finalmente. . por importantes que sean las limitaciones de los recursos agrícolas para condicionar las perspectivas de producción de alimentos y generación de ingresos en la agricultura. Las diferencias entre países son todavía más acusadas cuando se considera la densidad de población. como se ha indicado. y el número de personas que viven o vivirán de la explotación de los recursos agrícolas. La variable pertinente aquí es el tamaño de la población económicamente activa en la agricultura. no son sino uno de los factores de los que dependen las perspectivas de eliminar la desnutrición.

es decir que no hay una relación estrecha evidente entre la relación tierra/persona y los suministros alimentarios per cápita.6. En todo caso. mientras que la mayoría de los países con mejor situación nutricional parecen ser precisamente aquéllos en que la tierra es más escasa. 6. Su importancia no puede ponerse de manifiesto sin un análisis que tenga en cuenta el papel de los otros factores (respetando esencialmente la cláusula «en igualdad de las demás condiciones»). Al mismo tiempo. países como la Argentina o la República Centroafricana tienen índices de explotación de la tierra cercanos a 1 ha/persona y considerables reservas. Mauricio. incluso teniendo en cuenta las diferencias en la calidad de la tierra. En primer lugar. Los datos antes examinados pueden utilizarse para arrojar alguna luz sobre la naturaleza y la significación del descenso en la relación recursos/persona (en adelante llamada relación tierra/persona). muchos países con tierras abundantes tienen bajos suministros alimentarios per cápita. ¿Es esto importante para su alimentación y su nutrición? Para tratar de obtener una primera respuesta parcial se puede considerar si los países actualmente escasos en tierras tienen una situación nutricional peor (en disponibilidad de alimentos per cápita) en comparación con los países de tierras más abundantes. El resultado de este examen no ha hecho sino confirmar lo que se sabía. la relación nacional tierra/persona. los países escasos de tierras y con alto nivel de nutrición suelen tener una fuerte dependencia de las . Rwanda. es sólo uno de los muchos factores que determinan los suministros alimentarios per cápita. incluso teniendo en cuenta las diferencias en la calidad de la tierra. En el otro extremo. El otro motivo se refiere al deterioro de la calidad y del potencial de producción de los recursos. 6. etc. con índices de explotación de la tierra de menos de 0. Por ejemplo.1 ha/persona respecto a la población total y unas reservas prácticamente nulas para una expansión ulterior.4 El descenso constante de los recursos agrícolas per cápita consiguiente al crecimiento de la población es uno de los principales motivos de preocupación respecto al equilibrio entre la población y el suministro de alimentos. en el extremo inferior están países como Egipto.6 ¿Hay que interpretar los datos en el sentido de que no se justifica la sensación de amenaza ante el constante descenso de la relación tierra/persona? No necesariamente.5 Al crecer la población. la mayoría de estos últimos países tienen considerables importaciones de cereales. desde muy bajos hasta muy elevados.. En segundo lugar. Los valores de este último indicador en los diversos países en desarrollo tienen una gama muy amplia. cada vez más países se acercarán a los valores de la relación tierra/persona que caracterizan actualmente a los países escasos en tierras.

siempre que los habitantes del país escaso en tierras no dependan para su sustento de una manera importante de los recursos locales de tierra y agua. los efectos se manifestarían en una elevación de los precios de los alimentos que afectaría principalmente a los pobres. principalmente para los países con poco acceso a alimentos importados y una fuerte dependencia de la agricultura para el . Esto significa que para ellos la amenaza de un descenso en la relación tierra/persona debe comprenderse en un contexto mundial. tiene interés principalmente si el descenso amenaza con situar la relación mundial por debajo de valores críticos (desconocidos). la nutrición y los ingresos. el descenso de la relación tierra/persona influye ciertamente en los suministros alimentarios per cápita en dos sentidos.7 De lo anterior resulta que el descenso de la relación tierra/persona puede amenazar el bienestar alimentario de los países que padecen escasez de tierras y que dependen de la agricultura de manera importante para su sustento. recurriendo a tecnologías de «aumento de la tierra» que detuviesen o invirtiesen la tendencia descendente) y un vigoroso crecimiento no agrícola los liberará de la atadura de una relación tierra/persona en continuo descenso. Si el mundo se acerca a los valores críticos eventuales y si es probable que tales valores se alcancen antes de que se consiga un nivel estacionario de la población y unos suministros alimentarios per cápita aceptables.8 En conclusión. Si sucediera esto. incluso teniendo en cuenta el respiro que pudiera provenir de las tecnologías de «aumento de la tierra». Sólo una combinación de una agricultura mucho más productiva (en la práctica. que un descenso en un país determinado de la relación tierra/persona puede no ser una amenaza para su propio bienestar alimentario siempre que haya tierras suficientes en otras partes (en los países exportadores actuales o potenciales) para impedir que la relación mundial tierra/persona descienda por debajo de valores mínimos críticos (desconocidos). Es decir. 6.importaciones de cereales. 6. Esto no ha sucedido hasta ahora a pesar de los constantes descensos de la relación mundial tierra/persona. En un contexto mundial y para los países con una elevada dependencia actual o potencial de las importaciones de alimentos. son cuestiones conjeturales.9 En el contexto local los descensos en la relación tierra/persona son importantes para los suministros alimentarios. Y ello con dependencia de que el crecimiento de su propia población pueda no tener una repercusión importante sobre la relación mundial tierra/persona. y. evidentemente. Países como la República de Corea y Mauricio pertenecen a esta categoría. 6.

elevación del rendimiento) se mencionó anteriormente por el respiro que estas tecnologías pueden aportar en relación con las consecuencias de los descensos inexorables en la relación tierra/persona.11 Como se ha indicado.mantenimiento y el mejoramiento del nivel de vida y. Sin embargo. A continuación se intenta presentar los que son hipotéticamente los procesos más fundamentales a través de los cuales la actividad humana conduce a la degradación del potencial productivo de los recursos agrícolas. algunas de las amenazas que pesan sobre el progreso hacia la solución del problema alimentario se refieren precisamente a los riesgos para el potencial productivo de los recursos agrícolas derivados de la aplicación de esas mismas tecnologías. Cuando se reduzca tal dependencia. del bienestar alimentario. Además. pérdida de rendimiento y mayor riesgo de malas cosechas por resistencia de los plaguicidas. exposición a la erosión de suelos frágiles después de la deforestación) y pueden no conducir a un aumento permanente del potencial productivo total. las presiones sobre la relación mundial tierra/persona adquirirán una importancia creciente también para ellos. Además. hay pruebas suficientes (aunque no completas ni detalladas) de que el potencial productivo de al menos parte de los recursos mundiales de tierra y agua se está degradando como consecuencia de la actividad agrícola (por ejemplo erosión de los suelos. ACTIVIDAD AGRÍCOLA Y DEGRADACIÓN DE LOS RECURSOS AGRÍCOLAS 6. etc. contaminación de las aguas superficiales y subterráneas). la respuesta al problema de la degradación de los recursos obliga a plantearse una reflexión sobre las causas por las que la actividad humana podría terminar destruyendo más bien que conservando o aumentando esa capacidad. de tierras de regadío por salinización y anegamiento. Esto es lo que se intenta a continuación. . los esfuerzos para dedicar al cultivo nuevas tierras o para utilizar más intensivamente las actuales tierras agrícolas pueden ir a menudo unidos a la degradación (por ejemplo por reducción del período de barbecho.10 El posible papel de las tecnologías de «aumento de la tierra» (en la práctica. 6. por ejemplo pérdida de tierras de secano por erosión del suelo. la actividad agrícola produce otros efectos ambientales adversos (por ejemplo amenaza a la diversidad biológica. y si ello se consigue. anegamiento y salinización de las tierras regadas). en consecuencia. Aun reconociendo que la actividad agrícola contribuye muchas veces a mantener o restaurar la capacidad productiva de los recursos de tierra y agua.

así como el medio ambiente en general. ambos procesos pueden repercutir negativamente sobre la calidad de los mismos recursos. y en particular al mantenimiento y la mejora de su potencial productivo. El mecanismo de la hipótesis actúa. El hecho de la mejor utilización de gran parte de la base de recursos agrícolas por obra de la actividad humana en el período histórico es una prueba de este proceso.13 En el curso normal de los acontecimientos el descenso de los recursos per cápita tendería a aumentar su valor para las personas interesadas (siendo en muchos casos su principal o única fuente de ingresos) y conduciría a su utilización más eficiente. En primer lugar. No obstante. con la consecuencia de un descenso en la cantidad de recursos por persona. hay numerosas pruebas empíricas de que este proceso no entra en acción en muchas situaciones de pobreza. lo destruyen. El distrito de Machakos en Kenya ofrece un ejemplo del cambio hacia una explotación más sostenible de unos recursos agrícolas pobres en condiciones de pobreza y de creciente . en muchos países en desarrollo el crecimiento de la población va acompañado de un aumento del número de personas que viven de la explotación de los recursos agrícolas. Cuando se observa esta relación destructiva en condiciones de pobreza. en vez de conservar y mejorar el potencial productivo de los recursos.6. en jerga económica.14 Comprender el por qué de ese proceso es imprescindible para responder con políticas que promuevan el desarrollo sostenible. este planteamiento dista mucho de ser una explicación completa de las fuerzas actuantes que sirva para la formulación de respuestas planificadas. 6. muchas veces se da por descontado que la pobreza explica el comportamiento de las personas ante los recursos. en un doble sentido. con el resultado de que los individuos. Primero. En términos más sencillos. o a utilizar dichos recursos más intensivamente. muchas veces se observa también que en estas condiciones tiende a quebrarse esta actitud cuidadosa. significa que en condiciones de absoluta miseria la necesidad de supervivencia inmediata se impone sobre las consideraciones de la supervivencia en el futuro. hay que producir más alimentos.15 No obstante. y para ello se tiende a destinar a usos agrícolas recursos de tierras y aguas anteriormente no utilizados. 6. «contrayendo el horizonte temporal» de las personas pobres. Segundo. 6.12 La opinión más común es que estos procesos están relacionados de alguna manera con el constante crecimiento demográfico. Los pobres no tienen medios suficientes para subsistir hoy y al mismo tiempo invertir en la conservación y mejora de los recursos para poder mantenerse mañana.

de una u otra manera. y las investigaciones llevadas a cabo para comprender el papel de otras variables que condicionan la relación entre pobreza y degradación del medio ambiente pueden aportar elementos analíticos útiles. el desigual acceso a la tierra y la privación de ella.16 De lo dicho se deduce que intervienen procesos más complejos. etc. se observa con frecuencia que la degradación de los recursos agrícolas se produce también cuando éstos son explotados por personas no pobres (véase más adelante). en condiciones en que la pobreza disminuye más bien que aumenta. El proceso tiene lugar también. De hecho. la propiedad común o los recursos de libre acceso) y las presiones a las que se ven sometidas estas instituciones cuando aumenta la densidad demográfica. sin más. en la importancia fundamental de las instituciones que regulan el acceso a los recursos (por ejemplo. En segundo lugar. Son importantes porque las políticas del futuro continuarán formulándose en un contexto de presión sobre los recursos agrícolas relacionados. 6. y los efectos cumulativos de las políticas que facilitan las interacciones entre la población pobre y la que no lo es en formas que favorecen la degradación. y que plantear una correlación directa entre pobreza y deterioro ambiental puede ser una simplificación excesiva.17 La comprensión de la importancia de éstas y otras variables determinantes y el abandono de la idea elemental de que la degradación puede explicarse. por ejemplo cuando la deforestación y la expansión de la agricultura se facilitan mediante incentivos a las operaciones de extracción maderera que abren rutas de acceso hacia zonas forestales interiormente no accesibles. con la pobreza rural. por la pobreza. por ejemplo. como el mantenimiento de terrazas para conservar pequeñas parcelas de tierras de mala calidad en las laderas de las montañas. 6. el número de pobres que vivirán de la . las políticas que distorsionan los incentivos volviéndolos contra el uso de una tecnología que contribuiría a la conservación de los recursos. muchas veces con mayor intensidad. son importantes para formular y poner en práctica políticas orientadas a la agricultura sostenible y la conservación de los recursos. por ejemplo reduciendo la relación aritmética entre la producción y los precios de los fertilizantes y haciendo antieconómico el uso de éstos cuando su mayor utilización es fundamental para evitar el agotamiento del suelo. haciendo posible la explotación agrícola de suelos que quizá no puedan sostener fácilmente los cultivos. por ejemplo cuando la creación de oportunidades de obtención de ingresos fuera de la agricultura lleva al abandono (porque ya no valen la pena) de prácticas complejas de conservación de los recursos. Estas investigaciones insisten. Así se reconoce en general.presión demográfica.

tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados. la utilización excesiva de fertilizantes y de productos agroquímicos en Europa es otro. Todo ello demuestra que asociar la degradación de los recursos a la pobreza no explica más que una parte del problema.20 En definitiva. Para los países pobres.explotación de los recursos agrícolas aumentará probablemente en algunos países. La cuestión presenta dos aspectos. El primero se relaciona con los niveles y hábitos de consumo de las personas que no son pobres. los planificadores tienen que reconocer sobre todo que la degradación de los recursos tiene consecuencias diferentes para los diversos países y grupos de población. 6. Por ello. 6. desde el punto de vista del desarrollo y del bienestar entendido en su forma tradicional. cabe decir que parte de la degradación se debe a la actuación de los ricos. Para ello. y los vertidos derivados de las actividades ganaderas intensivas entran en la misma categoría. Todos estos son ejemplos de actuaciones de personas que no son pobres y que tienen efectos negativos sobre el medio ambiente. Quizá sería más correcto decir que se debe a las interacciones entre ricos y pobres. las consecuencias pueden ser muy graves. aunque pueda disminuir en otro. es justo que la preocupación por los problemas de degradación de los recursos se centre fundamentalmente en los países . ya que su bienestar depende en gran parte del potencial productivo de sus recursos agrícolas. Es bien sabido que parte del proceso de degradación se debe a las acciones de personas que no se incluyen en la categoría de los pobres. La erosión de los suelos presuntamente asociada a la producción de cereales en algunos lugares de América del Norte es un ejemplo. Por ejemplo. alrededor de un 30 por ciento de la producción de cereales se utiliza como alimento para los animales y buena parte de la producción de soja y otras semillas oleaginosas se destina también a la producción ganadera. La mayor parte de la producción pecuaria en sistemas basados en la utilización de piensos concentrados es consumida por personas de ingresos medianos y altos. En la medida en que la producción de cereales y semillas oleaginosas es causa de degradación (como ocurre de hecho en algunos lugares. 6. Ya se ha señalado que ambos procesos pueden asociarse a la degradación de los recursos.19 El segundo aspecto se relaciona con el hecho de que la degradación de los recursos está también asociada a la agricultura practicada por los agricultores que no son pobres.18 La degradación de los recursos agrícolas como consecuencia de la pobreza es sólo una parte del fenómeno general. el problema fundamental para los planificadores consiste en reducir los impactos ambientales negativos de ambos procesos. aunque no en otros). no de los pobres.

otras razones apremiantes para que los países ricos concedan gran prioridad a la lucha contra la degradación de sus propios recursos. que dieron lugar a resultados insostenibles en el pasado desaparecerán de la noche a la mañana. A continuación se ofrecen algunos ejemplos:  Es posible aumentar la superficie destinada a la producción agrícola en 90 millones de hectáreas y contener. A pesar de esto. naturalmente. que en los años ochenta alcanzó un ritmo anual de unos 15 millones de hectáreas. por ejemplo. DIMENSIONES FUTURAS 6. el mundo tendrá que aceptar una solución de compromiso entre la necesidad de aumentar la producción y proveer de medios de sustento a una población rural cada vez más numerosa. la deforestación tropical. institucionales y de desarrollo en general cometidos en el pasado han dado lugar a que la . por un lado. en el pasado estos procesos han ido asociados a menudo con una degradación de los recursos y problemas ambientales más amplios. por otro. no sólo en los países en desarrollo sino en todos los lugares del planeta. Los errores normativos. quizá no se vea gravemente amenazado por una degradación moderada de sus propios recursos. al mismo tiempo. hay que reconocer que la degradación de los recursos.21 Las proyecciones sobre producción. Por ello. en función de los ingresos per cápita. y ello independientemente del hecho de que el bienestar de los países ricos. brevemente examinados en esta sección. y la de conservar el ecosistema y evitar la degradación de los recursos. reducción del barbecho y aumento del rendimiento). sobre todo en los principales países desarrollados exportadores de alimentos. Hay.en desarrollo. De esto se deduce que. Al mismo tiempo. al menos durante algún tiempo. es mucho lo que se puede hacer para reducir los perjuicios recíprocos y crear las condiciones para que la agricultura siga una vía de desarrollo más sostenible. la lucha contra la degradación de los recursos en los países ricos adquiere carácter prioritario incluso en las estrategias orientadas fundamentalmente a la seguridad alimentaria de los pobres. Por consiguiente. puede dificultar aún más la solución de los problemas de seguridad alimentaria de los pobres si reduce el potencial mundial de producción de alimentos. la única respuesta general que se puede dar a la pregunta de si podrá conseguirse un desarrollo agrícola sostenible en el período comprendido hasta el año 2010 es que no cabe suponer que los factores. utilización de la tierra y rendimiento hasta el año 2010 que se ofrecen en el presente documento indican una expansión bastante modesta de la tierra destinada a usos agrícolas y una intensificación ulterior (doble cultivo. Como se ha señalado. como objetivo deseable en sí mismo. tal como se cuantifica tradicionalmente.

Esto sucede en numerosos países del Africa subsahariana. 6. tarea ciertamente laboriosa. aun en el caso de que esta conversión afecte sólo a una pequeña proporción del total de las marismas.22 Estos son sólo unos pocos ejemplos de los aspectos relacionados con la sostenibilidad (o insostenibilidad) del desarrollo agrícola y la necesidad y posibilidad de ofrecer respuestas normativas para reducir al mínimo unos perjuicios recíprocos que al parecer serán inevitables durante algún tiempo.  La expansión e intensificación de la agricultura contribuirán a intensificar las presiones sobre el medio ambiente mundial. etc. De modo análogo. Sin embargo. existe la posibilidad de que aumente la presión tanto de la agricultura como de los usos industriales y urbanos sobre los recursos de agua dulce. Cabe esperar que una corrección de estos errores. Además.  expansión agrícola haya estado asociada con la deforestación en mayor grado de lo que lo habría estado en caso contrario. económicas e institucionales serán capaces de adaptarse con suficiente rapidez para paliar las limitaciones impuestas por la creciente escasez de agua dulce. La deforestación no sólo afectará negativamente a las funciones de producción y protección de los bosques. que en muchos casos es un recurso extremadamente precario. la erosión del suelo. La biodiversidad sufrirá también probablemente las consecuencias negativas de la desecación continua de marismas para convertirlas en tierras agrícolas. hay que señalar que la potenciación del uso de fertilizantes es un componente necesario de las medidas para aumentar la sostenibilidad en zonas donde su utilización insuficiente está asociada con el agotamiento de los nutrientes y la degradación del suelo. con una utilización más eficiente del agua. Pero es necesario hacer una breve referencia a los efectos mutuos de la agricultura y el medio ambiente mundial. Está por ver si las condiciones normativas. . Los efectos negativos de la mayor utilización de fertilizantes y plaguicidas sobre el medio ambiente pueden reducirse al mínimo si este proceso de intensificación se ordena cuidadosamente en el contexto de las posibilidades que ofrecen métodos como el manejo integrado de plagas (MIP) y los sistemas integrados de nutrición de las plantas (SINP). al menos en parte. a la que habrá que hacer frente. la agricultura seguirá contribuyendo al incremento de los gases de invernadero en la atmósfera (biomasa quemada en el proceso de deforestación y emisiones de metano del cultivo del arroz y la cría de rumiantes). permitiría seguir conteniendo la deforestación al mínimo necesario. en el presente documento no se examinan otros ejemplos como la desertificación. sino también a su condición de hábitat de la biodiversidad y de importante sumidero del carbono. donde existe el riesgo de que las condiciones económicas y normativas sigan siendo desfavorables a la adopción de prácticas destinadas a impedir el agotamiento de los nutrientes del suelo. Por motivos de concisión.

podrían perjudicar en particular a regiones ya expuestas a los cambios actuales del clima. después de lo cual podría empezar a disminuir. precipitaciones. Es razonable suponer que si los países actualmente con bajos ingresos situados en latitudes donde el cambio climático puede tener consecuencias adversas siguieran teniendo bajos ingresos y padeciendo una pobreza y desnutrición generalizadas y una fuerte dependencia respecto de su agricultura en un futuro más lejano. pero. los efectos perjudiciales para su seguridad alimentaria serían graves. . el aumento de los niveles de dióxido de carbono parece tener efectos positivos sobre la agricultura en general. rendimiento) son todavía inciertos. Los efectos de una posible elevación del nivel del mar serían también graves para algunos países y afectarían a una buena parte de sus recursos de tierras de alta calidad. 6. Si estos países hubieran alcanzado para entonces un nivel superior de desarrollo. estarían en condiciones de defenderse mejor en una coyuntura mundial con un comercio intensificado. por las pruebas actuales. sobre todo el Africa subsahariana. a menos.5 por ciento anual en 1990-95 a un 1 por ciento en los años 2020-25 y a un 0. Por consiguiente. ya que el aumento de las temperaturas podría acrecentar de hecho el potencial productivo en las latitudes septentrionales. Los efectos que llegará a producir el cambio climático sobre los parámetros físicos de la agricultura (temperatura. por supuesto. y iii) será cada vez mayor el número de países que alcanzarán un nivel entre medio y alto de consumo de alimentos per cápita.23 Por último. por ejemplo a 80 millones de personas en los años 2020-25 y a 50 millones en los años 2045-50 (proyección de la variante media de las Naciones Unidas). aunque muy lentamente. variabilidad. Pero no es esto lo que cabe prever. que los efectos del cambio climático sobre la agricultura fueran catastróficos a escala mundial. En el presente y el futuro más inmediato. por encima del cual la posibilidad de conseguir nuevos aumentos disminuye en consonancia. puesto que contribuye a incrementar el rendimiento al acelerar el crecimiento de la biomasa vegetal y permitir una mejor utilización del agua en muchos cultivos. los efectos de estos cambios sobre la seguridad socioeconómica y alimentaria dependerán en definitiva del estado de desarrollo que hayan alcanzado para entonces los países afectados. Es obvio que esto no tiene porque suceder necesariamente. las preocupaciones y el debate en torno a las perspectivas a más largo plazo deberían tener en cuenta algunos hechos fundamentales: i) la tasa de crecimiento de la población mundial está disminuyendo (reduciéndose de un 1. dependerían menos de la agricultura y tendrían mayor capacidad para resistir a las sacudidas. ii) el crecimiento anual de la población mundial en cifras absolutas está a punto de alcanzar su punto culminante con unos 90 millones de personas en los próximos cinco años.5 por ciento en los años 2045-50. Sin embargo.

6. 7. y por tanto indican que la presión acumulada de estas fuentes sobre los recursos y el medio ambiente se hará menos intensa. este es el objetivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. Este no es ni mucho menos un juicio optimista y el acento se pone en las medidas necesarias para impedir que eso ocurra. el futuro de la seguridad alimentaria de la humanidad a más largo plazo será pesimista si no se toman ahora medidas ..». y para hacer frente a la problemática población-desarrollo de conformidad con el Plan de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de 1994. No existe ninguna seguridad de que esto suceda si la falta de desarrollo sigue causando estragos en numerosos países como ocurre en la actualidad. 7. el futuro de la seguridad alimentaria de la humanidad a más largo plazo no tiene por qué ser pesimista si se toman ahora medidas para modificar los factores políticos. al tiempo que los medios para invertir en dicha conservación serán también menos escasos.. Queda por ver si el mundo será capaz de emprender una vía sostenible para llegar a esta fase de mitigación de las presiones de origen agrícola sobre los recursos y el medio ambiente. De modo paralelo.2 ¿Es acaso demasiado optimista el mensaje de que la humanidad puede avanzar en la resolución de los problemas de seguridad alimentaria del mundo? Tal vez podría formularse el mensaje en forma negativa: «.24 Todas estas posibles novedades apuntan a la necesidad de que la producción agrícola aumente a un ritmo decreciente. para invertir en infraestructura y generación y difusión de tecnologías en orden a acrecentar el potencial productivo de la agricultura de modo sostenible... normativos e institucionales responsables de la falta de desarrollo. este documento pone claramente en evidencia que «si todo sigue igual» existirán durante mucho tiempo graves problemas de inseguridad alimentaria. Pero sea cual sea la formulación. la conservación del medio ambiente ocupará un lugar más destacado entre las prioridades de la población.1 En conclusión. Conclusiones 7.3 Ya se ha dicho que durante los dos últimos años los mercados mundiales de cereales han enviado señales (elevación de los precios) de . 7. si en los países con bajos ingresos se consolida el desarrollo. Ciertamente.

5 En términos generales.4 La conclusión general que puede extraerse del análisis más detallado de esta cuestión que se efectúa en el Recuadro 2. que exigirá respuestas políticas apropiadas. para mediados de los años noventa. En otras palabras. 7. Se preveía que en el 2010 la producción mundial alcanzaría 2 334 millones de toneladas. no es ocioso preguntarse si será posible alcanzar incluso el limitado progreso previsto hasta el año 2010. el consumo) de los pobres aumenta demasiado lentamente en los países en desarrollo en su conjunto y existe un alto riesgo de que en algunos de los países más necesitados la situación no experimente variación alguna o empeore. En cambio. Si la producción hubiera aumentado a un ritmo uniforme (no era esto lo que preveía el estudio). 1995) para el sector cerealero. frente a 1 679 millones en el trienio 1988/90.que se ha deteriorado el equilibrio mundial entre la oferta y la demanda efectiva. es que el descenso de la producción y la evolución del mercado mundial en el período más reciente no constituyen una razón de peso para revisar los niveles de producción de cereales previstos para el año 2010 en el conjunto del mundo y en las principales regiones. en 1995 se . 1995). Las causas fundamentales de las divergencias entre el resultado real y las proyecciones pueden ser eliminadas. 7. año de referencia del estudio. el riesgo de una mayor inestabilidad puede llegar a suponer una modificación estructural más permanente en el sistema. para tratar de responderlo es necesario analizar y comparar las tendencias recientes de la producción con las proyecciones que se hacían en el estudio Agricultura mundial: hacia el año 2010 (FAO. ¿se han modificado sustancialmente los principios esenciales? Como este interrogante se plantea básicamente con respecto al descenso de la tasa de crecimiento de la producción mundial de cereales. Recuadro 2 Proyecciones para el sector cerealero hasta el año 2010 desde la perspectiva de mediados de 1996 La evolución en el período 1990-95 El Cuadro 5 recoge las proyecciones del estudio de la FAO Agricultura mundial: hacia el año 2010 (FAO. Por ello. persiste el problema principal de la seguridad alimentaria: los suministros alimentarios per cápita (esto es. «si todo sigue igual».

en menor medida. Uno de ellos está formado por los países en desarrollo en su conjunto y los otros dos corresponden a los grupos de países desarrollados del Cuadro 5.habría situado en 1 840 millones de toneladas. por supuesto más allá de los cambios que ya se . en la que se distinguen tres grupos de países. Se aprecia perfectamente que el déficit mundial es imputable en su mayor parte a la región de Europa oriental y la ex URSS y. ajustadas también a la cifra que correspondería para 1995 si se cumplieran las previsiones del estudio sobre las importaciones netas (de 90 millones de toneladas en los años 1988/90 a 162 millones en el año 2010). Reevaluación de las perspectivas de producción mundial para el año 2010 En qué medida estos acontecimientos recientes justifican una revisión significativa de las proyecciones de la producción mundial de cereales para el año 2010 indicadas más arriba depende de si alguno o todos los factores a los que se ha debido el descenso de la producción en los últimos años (las reformas en las antiguas economías de planificación centralizada. Para responder a este interrogante es necesario desglosar los datos correspondientes a la producción. en cuanto a sus importaciones netas para los dos últimos años (julio/junio de 1994/95 y previsiones para 1995/96) se estiman en 107 millones de toneladas. las reformas políticas en los principales países exportadores que han hecho disminuir las existencias del sector público) pueden ser considerados como indicadores de un cambio estructural permanente en los principios fundamentales de la economía cerealera mundial. Las razones de ese descenso de la producción y las repercusiones en los precios del mercado mundial y en los niveles de existencia ya se han examinado y no se exponen nuevamente. Así se hace en la Figura. De la Figura se desprende también que la producción de los países en desarrollo se ha ajustado estrictamente a las proyecciones. De hecho. 1994 y 1996 (según las previsiones). Este importante desfase obliga a preguntarse si los niveles proyectados para el año 2010 siguen siendo realistas. sólo fue de 1 713 millones de toneladas (aunque sería más apropiado decir que se cifró en 1772 millones de toneladas como promedio en el trienio 1993. Puede deducirse que también el consumo total de cereales (producción más importaciones netas) ha evolucionado según lo indicado en el estudio. al grupo de «otros países desarrollados». las perturbaciones meteorológicas.

Por último. Sin embargo. Existe. PRODUCCIÓN REAL Y PROYECTADA EN CEREALES (ARROZ EN EQUIVALENTE DE ELABORADO) .contemplan en las proyecciones. Obviamente. sean cuales fueren las pautas de la fluctuación meteorológica en el futuro. No existen indicaciones de que los descensos de producción debidos al mal tiempo vayan a ser más frecuentes en el futuro de lo que lo han sido hasta ahora. cuando menos. así como a las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad alimentaria mundial. no existen razones de peso para asumir que la producción mundial prevista para el año 2010 (que ha de entenderse como la media de al menos 3 años) deba ser revisada por ese único motivo. tal como preveía el estudio. Puede afirmarse que su recuperación situará a la región en una trayectoria que hará que su producción supere ligeramente los 300 millones de toneladas proyectados para el año 2010 (Cuadro 5). a pesar del efecto estabilizador que tendrá la creciente liberalización del sistema comercial. una parte del descenso del consumo aparente en la región (en su mayor parte en piensos y residuos) pueden llegar a ser permanentes y. ni que los factores meteorológicos puedan afectar la tendencia prevista de la producción. determinar que pase de gran importador neto en el período anterior a las reformas a pequeño exportador neto. las reformas de políticas que están acometiendo los principales países exportadores para eliminar los excedentes de producción y reducir las existencias del sector público. Es difícil precisar en este momento la magnitud del riesgo. Este factor puede constituir. Por ello. sin duda. el riesgo de que por esa razón los mercados mundiales de cereales pueden ser más inestables. una alteración estructural permanente de los principios de la economía cerealera mundial. su importancia para los mercados mundiales ha de ponderarse conjuntamente con el tercer factor mencionado supra. los descensos de la producción en la región de Europa oriental y la ex URSS no pertenecen a esa categoría. pero es una cuestión a la que la FAO presta una especial atención.

present and future.Bibliografía Alexandratos. FAO. París). (Publicado también en inglés por Chichester. Banco Mundial. ed. World population prospects 1990. Reino Unido. Sexta encuesta alimentaria mundial. 1996. Nueva York. N. FAO. Nueva York. Documento E/CONF. y en francés por Polytechnica. Madrid y México. a global assessment. Econ. 1995. Assessment of world food situation. Roma. 1992. Agricultura mundial: hacia el año 2010. 1996. Washington. Nutrition and development. Conferencia Mundial de la Alimentación. FAO. Nikos Alexandratos. 1991. D.. Roma. John Wiley y Sons Ltd. Naciones Unidas. 65/3. Estudios sobre población No 120. . Global economic prospects and the developing countries 1996. (en prensa). Roma. Naciones Unidas. FAO. 1996. China’s Future Cereals Deficits in a World Context Agric. FAO y Mundi-Prensa Libros. FAO. Naciones Unidas. 1974. Naciones Unidas.C. Banco Mundial.

en muchos países. En el mismo período. es decir. porque al mismo tiempo la región estaba importando cantidades crecientes de sustitutivos de los cereales para su mercado interno de piensos. 8 Véase la nota del Cuadro 3. 52). su posición comercial neta pasó de unas importaciones netas de 21 millones de toneladas a unas exportaciones netas de 27 millones de toneladas. En cierto sentido. Naciones Unidas. Incluso si esta tasa de crecimiento descendiera a cero o se hiciera negativa. seguiría siendo compatible con una mejora del suministro de alimentos por habitante para los países con escasos niveles de nutrición y elevado crecimiento demográfico. donde se explica por qué esta estimación prevista es más alta que la del estudio original de 1993. 1 2 . Si tal fuera el caso (como puede muy bien serlo. hay indicaciones de que los datos de que se dispone subestiman la extensión de tierras agrícolas y exageran los rendimientos. Nueva York. Nueva York. el aspecto más interesante es la existencia de un proceso de causa-efecto en la dirección opuesta. 1994. Naciones Unidas (1994). principalmente mandioca y semillas oleaginosas. la CE aumentó sus suministros de cereales al resto del mundo en parte a cambio de mayores cantidades de sustitutivos de cereales. Además. 3 No obstante. la producción agrícola podría aumentar más de lo que se cree habitualmente. constituirían una parte integrante del conjunto de medidas encaminadas a evitar la aparición de conflictos. es decir que el 87 por ciento del incremento total de la producción quedó absorbido por los cambios en la posición comercial neta. esto es. los referentes a los sistemas de producción agrícola y a la tierra apta para el cultivo. Si eso es cierto. pág. significaría mejorar los rendimientos agrícolas. las políticas adoptadas para mejorar las perspectivas del desarrollo que. aun cuando es muy probable que las relaciones correspondientes estén mediatizadas por unas variables sociopolíticas e institucionales complejas). Cuadros anexos. 6 Banco Mundial (1966). Notas Naciones Unidas (1974). 9 No se ha incluido China al no disponerse de los datos pertinentes.Naciones Unidas. World population prospects: the 1994 revision. 1993. sin que haya descensos compensatorios en los países con un alto nivel de nutrición (véase la figura. 4 Si bien es evidente que los conflictos y la inestabilidad política constituyen factores importantes para explicar el fracaso endémico del desarrollo y la agravación de los problemas de la seguridad alimentaria. de los fracasos del desarrollo a los conflictos y la inestabilidad. Este cambio fue en la práctica menos dramático de lo que parece a primera vista. Naciones Unidas. La producción de cereales en los 12 países de la Comunidad Europea (CE) se elevó en 55 millones de toneladas entre los promedios quinquenales de 1968-72 y 1988-92. Es por lo tanto importante darse cuenta de que el mundo puede todavía progresar hacia la seguridad alimentaria incluso con un escaso crecimiento de la producción mundial por habitante. véanse las consideraciones que se hacen en párrafos anteriores y en la sección final del documento sobre los cambios que están ocasionando las reformas de las políticas en los principales países exportadores desarrollados. 5 Correspondientes a 1994. Hasta que se despejen esas incertidumbres no es posible evaluar las perspectivas de la utilización de tierras y de los rendimientos en el futuro. Naciones Unidas. 7 La tasa de crecimiento del consumo per cápita mundial no constituye un buen indicador para juzgar lo que sucede con los problemas de la seguridad alimentaria. hasta llegar a formarse un círculo vicioso. World population prospects: the 1992 revision. que es necesario conocer por zonas agroecológicas para poder realizar el análisis.

Introducción 1. Dentro de este marco. También se analiza el problema de determinar el estado de la seguridad alimentaria y los progresos realizados en su consecución con sistemas adecuados de medición. Finalmente. o disfrutan actualmente de un alto nivel de seguridad alimentaria. Los logros de algunos países en materia de seguridad alimentaria Documentos ténicos de referencia 1-5 Volumen 1 © FAO. . 1996 1.2. aunque no una mejora general en la disponibilidad media de alimentos y en la seguridad alimentaria familiar. en el Capítulo 3 se ofrece un estudio de las experiencias concretas de algunos países.2 En el Capítulo 2 se examina el marco conceptual de la seguridad alimentaria en el contexto de las estrategias de desarrollo. La mayor parte de los países seleccionados han conseguido una mejora significativa y sostenida de la disponibilidad de alimentos y de la seguridad alimentaria familiar desde 1961. mientras que en el Capítulo 4 se presenta un resumen final y las conclusiones.1 En el presente documento se recogen las experiencias de diversos países en relación con la mejora de la seguridad alimentaria. 1. se presenta un ejemplo de una iniciativa internacional exitosa que permitió impedir una grave crisis de la seguridad alimentaria en el Africa austral para ilustrar el tipo de acciones que pueden evitar una situación de hambre generalizada después de una catástrofe natural. Se exponen brevemente los principales problemas encontrados en cada país y se analizan de forma sucinta los diferentes planteamientos que se han adoptado a lo largo del tiempo para solucionarlos. Otros muestran logros en determinados aspectos de la seguridad alimentaria.

persisten todavía desequilibrios entre la oferta y la demanda de alimentos. . que se recoge en el Compromiso Internacional sobre Seguridad Alimentaria Mundial. entre las que se incluían acuerdos comerciales a largo plazo. el concepto de seguridad alimentaria quedó estrechamente asociado a la tesis de que era posible asegurarla en un determinado país siempre que se dispusiera de existencias más amplias de cereales a nivel mundial y que las fluctuaciones de los precios internacionales de éstos se mantuvieran dentro de unos límites razonables. Se llegó a la conclusión de que para ello debían cumplirse tres condiciones: garantizar la suficiencia o disponibilidad de los suministros de alimentos. 2. la consecución de la seguridad alimentaria mundial dependía del crecimiento de la producción de alimentos. en su octavo período de sesiones de 1983. sobre todo en los países de bajos ingresos con déficit de alimentos (PBIDA). así como programas de ayuda alimentaria y otras medidas. El Compromiso preveía el mantenimiento en los países de existencias coordinadas a nivel internacional.1 El marco conceptual de la seguridad alimentaria ha sufrido una evolución considerable. asegurar la estabilidad de los suministros. e incluso más rápido que ésta. el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA). especialmente en los PBIDA. 1983). adoptando una definición más amplia según la cual «El objetivo último de la seguridad alimentaria mundial debería ser el de asegurar que todas las personas tengan en todo momento acceso físico y económico a los alimentos básicos que necesitan» (FAO.2 Por consiguiente. Dado el contexto actual. que refleja el modo en que ha cambiado con el tiempo el planteamiento del problema general de la alimentación en el mundo.2. en general. se insistió especialmente en la necesidad de mantener la estabilidad de los suministros para garantizar la disponibilidad material de los alimentos en caso de pérdida generalizada de las cosechas. Problemas relacionados con la seguridad alimentaria en los países 2. el Compromiso reconocía que. y en particular para sostener el volumen de consumo en los países más vulnerables. A raíz de la crisis alimentaria mundial de comienzos del decenio de 1970. modificó el concepto de seguridad alimentaria. en la estrategia recomendada en la Conferencia Mundial de la Alimentación de 1974. y por consiguiente el hambre y la malnutrición en gran escala.3 Si bien la producción de alimentos a nivel mundial ha crecido al compás de la población. 2. Al mismo tiempo.

y garantizar el acceso de las familias, particularmente las familias pobres, a los alimentos. 2.4La Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN), que tuvo lugar en 1992, añadió una dimensión nutricional, al afirmar «la necesidad de que todas las personas tengan acceso en todo momento a alimentos inocuos y nutritivos que les permitan mantener una vida sana y activa». Este es el concepto más difundido en la actualidad. Además, la preocupación por que el impulso para acelerar la producción de alimentos en todo el mundo no se traduzca en una degradación de los recursos naturales y el medio ambiente exige que este objetivo se consiga «sin poner en peligro la capacidad productiva de los recursos naturales, la integridad de los sistemas biológicos o la calidad ambiental»1. 2.5 Para los fines del análisis, los procesos en que se basa el bienestar nutricional pueden desglosarse en los distintos subsistemas que determinan la cantidad, calidad y naturaleza de los alimentos a los que tiene acceso la familia; su distribución entre los miembros de ésta; su consumo por cada uno de estos miembros; y su utilización fisiológica posterior. Los dos primeros subsistemas constituyen la seguridad alimentaria familiar, mientras que los dos últimos están más relacionados con factores como la higiene, la salud y la sanidad. Estos subsistemas interdependientes están condicionados por un conjunto común de procesos tecnológicos, económicos, sociales, políticos, jurídicos y culturales que forman parte del desarrollo en el sentido más amplio. De hecho, independientemente de cuales sean las causas inmediatas de la desnutrición y la inseguridad alimentaria familiar, los factores que obstaculizan su mejora son básicamente los mismos que dificultan la mitigación de la pobreza y el desarrollo. 2.6 La mayoría de las personas pobres y vulnerables a la inseguridad alimentaria en todo el mundo viven y se ganan la vida en zonas rurales de países en desarrollo, donde la actividad agropecuaria contribuye en gran medida a su subsistencia diaria y donde casi todas esas personas producen alimentos para cubrir directamente algunas de sus necesidades nutricionales, a pesar de la aceleración del desarrollo urbano que se observa en la mayor parte de esos países. Además, en los menos avanzados de estos países el nivel de la productividad agropecuaria, el patrimonio relativo de recursos naturales y la disponibilidad de capital material de origen humano y una infraestructura económica, social e institucional en las zonas rurales limitan considerablemente las oportunidades de empleo e ingresos en todos los sectores, no sólo en el sector agropecuario. Para poder

aprovechar íntegramente la capacidad productiva de la población de las zonas rurales y erradicar los focos de inseguridad alimentaria y pobreza que existen en ellas, es necesario eliminar las desigualdades en la distribución de la tierra, los ingresos y el poder político, proporcionar educación y capacitación y suprimir las barreras que impiden el acceso a los insumos, servicios y mercados. Si bien es probable que estas medidas resuelvan también algunos de los problemas de la población urbana expuesta a la inseguridad alimentaria, al frenar la migración de las zonas rurales a las urbanas, aumentar la demanda de productos no agrícolas, etc., seguirán siendo necesarias políticas concretas para aliviar la inseguridad alimentaria y la pobreza de las personas vulnerables, cuyo número crece rápidamente en las zonas urbanas. 2.7 Siempre que sea posible establecer una distinción entre los efectos de la higiene, la salud y la sanidad, por un lado, y los de la seguridad alimentaria familiar, por otro, los indicadores del estado nutricional constituyen el método más directo para evaluar la situación de la seguridad alimentaria a nivel familiar. El mejor sistema para medirla es recurrir a encuestas directas sobre la ingesta alimentaria, acompañadas de normas apropiadas de suficiencia. Estas encuestas suelen ser costosas y no disponibles con anterioridad, especialmente en las regiones y países más vulnerables. Sin embargo, existen métodos aproximados para estimar el número de personas que padecen una carencia de determinados micronutrientes en un país. Por lo general, estas estimaciones no indican la incidencia de la seguridad alimentaria, sino la de la carencia de alimentos, al no tener en cuenta a las personas que, si bien en la actualidad no sufren esta carencia, corren un riesgo relativamente alto de sufrirla como consecuencia de las fluctuaciones en la disponibilidad y accesibilidad de los alimentos (FAO, 1996a).

Recuadro 1
INDICE GLOBAL DE SEGURIDAD ALIMENTARIA FAMILIAR
El índice global de seguridad alimentaria familiar (IGSAF) se basa en estimaciones de la FAO sobre la prevalencia de la desnutrición en los países en desarrollo, combinadas con medidas de la amplitud del déficit de alimentos de las personas desnutridas con respecto a las necesidades medias nacionales de energía alimentaria, la desigualdad en la distribución de los déficit de alimentos y la inestabilidad de la disponibilidad anual de energía alimentaria, que es un indicador bastante imperfecto del riesgo de insuficiencia de alimentos a nivel global. El método utilizado para calcular la prevalencia de la desnutrición (para más detalles, véase FAO, 1996a) sólo refleja el número de personas que sufren desnutrición crónica, cuya ingesta de

alimentos a lo largo del año es inferior como promedio a la necesaria para mantener el peso corporal y desarrollar una actividad ligera. Si bien este método no tiene directamente en cuenta a las personas que padecen una inseguridad alimentaria estacional y aguda, la inclusión de una medida de la variabilidad en la disponibilidad de alimentos permite, hasta cierto punto, representar el riesgo a que se enfrenta el país. La fórmula del índice es la siguiente: IGSAF = 100-[H(G+(1-G)Ip)+½ s{1-H(G+(1-G)Ip)}]100, donde: • H es la relación per cápita que mide la proporción de personas desnutridas en la población total, y expresa el alcance de la desnutrición; • G es el déficit de alimentos que mide el déficit porcentual de la ingesta diaria de energía alimentaria media de las personas desnutridas con respecto a las necesidades nutricionales medias a nivel nacional, y expresa el nivel de desnutrición; • Ip es la medida de la desigualdad en la distribución de los déficit de alimentos; y • s es el coeficiente de variación del suministro de energía alimentaria, que mide la probabilidad de tener que enfrentarse a situaciones temporales de inseguridad alimentaria. Los valores del IGSAF varían entre 0 y 100, representando los valores más altos los niveles más altos de seguridad alimentaria. Hay que señalar que el IGSAF es esencialmente un índice ordinal. Por ello, es difícil atribuir un significado intuitivo a cualquier valor concreto, con excepción de los dos extremos.

Recuadro 2
EXPLICACIÓN DE LOS DIAGRAMAS ESTANDAR QUE SE UTILIZAN EN LOS ESTUDIOS DE PAÍS
Para destacar los rasgos comunes entre las experiencias de los distintos países en materia de seguridad alimentaria que se exponen brevemente, se presentan dos diagramas estándar que se han elaborado a partir de datos recogidos por la FAO. El primero de ellos resume los elementos principales de las hojas de balance de alimentos realizadas por la FAO sobre la base de los datos que facilitan sus Estados Miembros. A efectos de exposición, se ponderan la produción, el consumo aparente, el uso total y las importaciones de todos los cultivos alimentarios indicados en función de su respectivo contenido de energía, y a continuación se agrupan y normalizan con arreglo a las estimaciones de la población total para obtener una serie cronológica en unidades de calorías diarias per cápita para el período

1961-1992. El segundo diagrama muestra los valores de dos índices compuestos similares que miden la situación de la seguridad alimentaria en los países en cuestión durante tres períodos diferentes: 1969-1971, 1979-1981 y 1990-1992. El primero de los índices es el IGSAF, que se describe detalladamente en el Recuadro 1. Sobre la base de las estimaciones ofrecidas por la FAO (FAO, 1994a), se considera que los países con un índice superior a 85 disfrutan de un nivel «alto» de seguridad alimentaria; en el estudio se incluyen 25 países correspondientes a esta categoría. Los países con un valor inferior a 65 son 7, y se considera que el nivel de su seguridad alimentaria es «críticamente bajo». El de otros 35 países con un índice comprendido entre 75 y 65 se considera «bajo» y el de los 26 países restantes «medio». El segundo de los índices es más intuitivo y mide la suficiencia de alimentos (SA) en el país (FAO, 1996a), definida del siguiente modo: SA = [(PDESN(CNECMED-CDESNMED))/(PTOTALCDISPMED ) ]100 donde: • PDESN = número de personas desnutridas, • PTOTAL = población total, • CNECMED = necesidades medias de calorías, • CDESNMED = disponibilidad media de calorías de la población desnutrida, y • CDISPMED = disponibilidad media de calorías. Como puede observarse, este índice tiene en cuenta no sólo la medida de la desnutrición per cápita, sino también el déficit de alimentos de la población desnutrida, y expresa, en términos porcentuales, el total de las calorías necesarias para que toda la población desnutrida alcance un determinado nivel, suponiendo que se hayan seleccionado perfectamente.

2.8 La FAO ha elaborado un índice global de seguridad alimentaria familiar (IGSAF) basado en los estudios de Sen (1976) y Bigman (1993), que trata de incorporar directamente los tres elementos de la seguridad alimentaria antes mencionados, a saber, la disponibilidad y estabilidad de los suministros alimentarios y el acceso a los alimentos (para más detalles técnicos, véase el Recuadro 1). Se ha introducido también un indicador, más interesante desde el punto de vista intuitivo, que mide el grado de insuficiencia de la disponibilidad de alimentos a nivel nacional (para una definición más detallada, véase el Recuadro 2), utilizando sus estimaciones de la prevalencia de personas que sufren desnutrición crónica. Estas dos medidas, combinadas con las relativas a la disponibilidad de alimentos que se obtienen a partir de las hojas de

balance de alimentos, proporcionan el marco común de las experiencias de los distintos países en materia de políticas, en la medida en que han influido en los factores económicos y sociales que determinan la seguridad alimen-taria.

3. Resumen de las experiencias de algunos países en materia de seguridad alimentaria
3.1 Ningún país puede afirmar que ha eliminado por completo el hambre crónica y la inseguridad alimentaria. Por consiguiente, no existe todavía un país que pueda presentarse como ejemplo de un logro total a este respecto. Aun en el caso de que existiera, lo más probable sería que el método seguido para alcanzar tal logro no fuera aplicable o apropiado para otros países, habida cuenta de la complejidad de la problemática de la seguridad alimentaria ya mencionada y la diversidad de sus dimensiones, causas y consecuencias. No obstante, las importantes y significativas correlaciones observadas a nivel mundial entre la situación de la seguridad alimentaria y el grado de desarrollo económico y social indican que son muchos los logros que pueden citarse. 3.2 Los logros pueden referirse a experiencias concretas de países que han mejorado algunos aspectos de su seguridad alimentaria, aunque no siempre todos ellos, e ir acompañados de deficiencias en otros aspectos, habiendo tenido incluso que recurrir a soluciones de compromiso con objetivos en pugna no necesariamente relacionados con la consecución inmediata de la seguridad alimentaria. En la presente sección se exponen los logros de algunos países en materia de seguridad alimentaria, subrayando en caso necesario las deficiencias e incluso los fracasos rotundos, que pueden resultar igualmente instructivos. 3.3 Los diversos casos que aquí se presentan ejemplifican experiencias normativas de países pequeños y grandes de diversas regiones y con distintas orientaciones políticas, en los que la producción interna, las importaciones comerciales y la ayuda alimentaria han contribuido en diferentes grados a garantizar la seguridad alimentaria y cuya economía depende en mayor o menor medida del sector agropecuario.

BURKINA FASO2

3.4 Uno de los principales objetivos que se ha fijado Burkina Faso ha sido alcanzar la seguridad alimentaria. La vulnerabilidad del país a las condiciones climatológicas se puso claramente de manifiesto a raíz de la sequía que asoló la región del Sahel desde finales de los años sesenta hasta mediados de los setenta. Desde entonces, se han adoptado diversas medidas para resolver el problema, entre ellas políticas macroeconómicas (reestructuración de las finanzas públicas), de conservación del suelo y recogida de aguas, de colonización de nuevas tierras y de generación y transferencia de ingresos a las familias, que han contribuido a superar la inseguridad alimentaria y promover el bienestar humano.

Figura 1

Figura 2

3.5 La disponibilidad de energía diaria per cápita a nivel nacional durante el período de 1961-1992 ascendió a unas 1 800 calorías como promedio y registró un crecimiento anual moderado (0,9 por ciento), aunque también sufrió importantes fluctuaciones. Se pueden distinguir tres períodos. De 1961 a 1967, la disponibilidad de energía per cápita aumentó ligeramente. Este aumento fue seguido de una tendencia descendente entre 1968 y 1974, período de la grave sequía del Sahel. Durante el período de 1975-1991 se observó una tendencia al alza con fuertes oscilaciones de un año a otro (Figura 1). Esta evolución de la disponibilidad de alimentos fue muy similar a la de la productividad de la mano de obra rural. Por ejemplo, la producción total de cereales per cápita de la población que vive de la agricultura aumentó de unos 180 kg en 1961 a más de 300 kg en 1991, aunque con notables fluctuaciones interanuales.

3.6 Sin embargo, desde principios de los años setenta (período posterior a la sequía) la importancia de las importaciones de alimentos aumentó también, debido en parte a los cambios en las modalidades de consumo de arroz y trigo de la población urbana. Durante todo ese período, la contribución de la producción interna al aumento de la disponibilidad de alimentos fue algo mayor de la mitad, superando sólo ligeramente a las importaciones. Las mayores variaciones se registraron en las importaciones comerciales (en particular de arroz y trigo), lo que indica que este es el principal factor que se modifica cuando se quiere mantener el suministro total en un determinado nivel. Los cambios en el volumen de las importaciones comerciales dependerán en el futuro de

los ingresos y los precios. Aunque todavía no resulta evidente, la reciente devaluación de la moneda nacional (en 1994), unida al aumento de los precios en los mercados mundiales de cereales, podría dar lugar a una subida de los precios relativos en frontera e inducir a los consumidores urbanos a adquirir de nuevo cereales de producción interna. Hay datos que apuntan a una firme respuesta de la producción rural siempre que exista una política favorable del gobierno en lo que respecta al suministro de insumos e infraestructura (Savadogo, Reardon y Pietola, 1994). 3.7El nivel de la seguridad alimentaria en Burkina Faso ha sido siempre bastante bajo. El IGSAF y el índice de insuficiencia de alimentos indican (Figura 2) que hasta comienzos de los años noventa este país se enfrentaba a graves problemas en ese ámbito, con un déficit de energía de casi un tercio de las necesidades nacionales. Desde entonces, la situación ha mejorado notablemente y se considera que su nivel de seguridad alimentaria familiar ha dejado de ser críticamente bajo: el valor del IGSAF se aproxima a 70 y la insuficiencia de alimentos se ha reducido a una décima parte de las necesidades nacionales3. 3.8La tendencia de la seguridad alimentaria antes señalada es el resultado neto de numerosos factores, entre los que destacan la reestructuración de las finanzas públicas en favor del sector rural; los cambios en el sector agrícola y las políticas de seguridad alimentaria; y los factores demográficos y la emigración de unas zonas rurales a otras, de carácter espontáneo o impulsada por el Gobierno4. 3.9 Durante el período de 1983-1989, el Gobierno emprendió importantes políticas macroeconómicas y sectoriales encaminadas a restaurar el equilibrio macroeconómico. Se estableció un sistema de redistribución del gasto para poder financiar los programas sectoriales, entre ellos el agrícola, sin perder de vista el objetivo de reducir el déficit público. Con este fin, se aplicaron recortes presupuestarios que afectaron sobre todo a los sueldos de los funcionarios (60 por ciento del presupuesto total), con lo que entre 1984 y 1990 se realizaron economías por un valor de unos 14 000 millones de francos CFA, es decir el 4 por ciento de las entradas, por un importe de 300 000 millones de francos CFA, acumuladas en ese mismo período (Zagré, 1992; Savadogo, 1994). La combinación de estas medidas de estabilización dio lugar a una reducción del déficit del presupuesto público de 24 500 millones de francos CFA en 1984 a 4 500 millones en 1985, lo que permitió de hecho financiar el sector rural según se ha examinado anteriormente.

3.10 La grave sequía sufrida desde finales de los años sesenta hasta mediados de los setenta hizo que Burkina Faso cobrara conciencia política de su vulnerabilidad a las catástrofes naturales y realizara un creciente esfuerzo por estabilizar y aumentar la productividad de la tierra. Por consiguiente se introdujeron medidas de conservación de los suelos (consistentes sobre todo en el uso de abono natural y compuesto y la construcción de diques de piedra para reducir la escorrentía del agua) mediante el suministro por el gobierno de camiones y la ejecución de programas de alimentos por trabajo. Esas medidas se habían iniciado en los años sesenta, pero se aceleraron durante el período de ajuste autoimpuesto de 1983-1989 (Sanders et al., 1987; Savadogo y Wetta, 1992). Las políticas de conservación dieron lugar a un aumento del rendimiento en los suelos dagradados de la meseta central, con el crecimiento y estabilización consiguientes de la producción (Cleaver, 1993). 3.11 Por lo que respecta a los cambios demográficos, la población urbana ha crecido mucho más deprisa que la rural, la cual se ha caracterizado por importantes migraciones desde la meseta central, con un potencial bajo, a las zonas sudoccidentales. La consecuencia del aumento de la población urbana ha sido un cambio en los hábitos alimentarios a nivel nacional. En el curso de los años ochenta, la parte correspondiente a los cereales no tradicionales (arroz y trigo) en las importaciones totales de cereales creció a expensas de los cereales tradicionales (sorgo, maíz). El cambio demográfico más importante ha consistido pues en la migración masiva de la meseta central, densamente poblada y con un bajo potencial, a las tierras agrícolas más fértiles, pero infectadas por la oncocercosis, de las cuencas del sur y el sudoeste del Volta. Esta migración había comenzado a principios de los sesenta, pero se aceleró desde finales de los setenta hasta principios de los ochenta una vez controlado el simúlido vector de la oncocercosis gracias a un importante programa de salud pública patrocinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) (McMillan y Savadogo, 1996). La necesidad de desbrozar nuevas tierras fue una consecuencia inmediata de la sequía de 1968-1974, acentuada por la grave sequía que afectó de nuevo al país en 1984. Los emigrantes se mostraron más dispuestos que la población local a adoptar tecnologías mejoradas, lo que dio lugar a un aumento de la producción agrícola por habitante y por unidad de tierra a nivel nacional (Savadogo, 1990). 3.12 A pesar de estos notables logros en materia de seguridad alimentaria, estudios realizados entre las familias revelan que sigue dominando la inseguridad alimentaria estacional, lo que plantea la cuestión de la escasez interestacional de alimentos. La necesidad de

dinero contante suele obligar a las familias a vender cereales en la época de la cosecha para volver a comprarlos cuando los precios están altos. Los ingresos no agrícolas parecen ser una forma de salir de este círculo vicioso, pero las familias pobres de las zonas rurales, que son las más expuestas a la inseguridad alimentaria, carecen también de bienes financieros y materiales no agrícolas. El programa de generación de ingresos no agrícolas que lleva a cabo el gobierno desde 1993 tiene como finalidad resolver este problema aumentando los ingresos y mejorando así el acceso a los alimentos.

CHINA5 3.13 China ha recibido grandes elogios por su capacidad para alimentar a más de una quinta parte de la población mundial pese a que sólo cuenta con una quinceava parte de la tierra cultivable. Partiendo de 1 500 calorías diarias per cápita a comienzos de los años sesenta, China ha incrementado su disponibilidad de alimentos a más de 2 700 calorías a comienzos de los años noventa, debiéndose ese logro casi exclusivamente al incremento de la producción interna. La experiencia de China, en especial las reformas iniciadas en 1978, demuestra la importancia de ofrecer incentivos y crear un marco institucional favorable para obtener el máximo rendimiento de la infraestructura agrícola, así como de desarrollar una labor adecuada de investigación sobre nuevas tecnologías y asegurar su difusión. En el curso de los años, China ha afrontado con éxito el problema de conseguir la seguridad alimentaria universal para una población en aumento. 3.14 Tras el establecimiento de la República Popular de China en 1949, su economía devastada por la guerra fue reconstruida mediante una estrategia de desarrollo orientada hacia la industria pesada. Para facilitar la rápida acumulación de capital necesaria, y dada la baja tasa de ahorro interno, se aplicó una política de transferencia de excedentes de la agricultura a la industria manteniendo muy bajos los salarios de los trabajadores industriales. Una política de esta índole requería el establecimiento de precios bajos para los alimentos, la energía, el transporte y otros bienes y servicios de primera necesidad. En el caso de los alimentos, para conseguir ese resultado se recurrió a la compra obligatoria de cereales y a rigurosas políticas de racionamiento alimentario. 3.15 Sin embargo, ciertos factores, tales como el incremento de la población, la creciente demanda de alimentos de los sectores urbanos e

industriales, una hambruna que ocasionó la muerte por malnutrición de millones de personas entre 1958 y 1961, y la escasez de divisas, crearon preocupación por la seguridad alimentaria e impulsaron la búsqueda de la autosuficiencia alimentaria. Esta preocupación hizo que el gobierno adoptara una estrategia destinada a fomentar el desarrollo simultáneo de la agricultura y la industria. La estrategia aplicada a la agricultura consistió en un programa masivo de inversiones en riego, saneamiento de tierras y regulación de aguas, con un coeficiente elevado de mano de obra. Al mismo tiempo, se promovió la investigación en variedades de alto rendimiento y prácticas de cultivo mejoradas y se fomentó su difusión. La agricultura colectivizada fue considerada el sistema ideal para coordinar estas actividades y proceder a la compra de cereales y otros productos considerados necesarios para la aplicación de la estrategia de desarrollo industrial (Lin, 1995).

Figura 3

3.16 Esta estrategia dio resultados satisfactorios en la medida en que permitió a China eliminar el hambre y alimentar hasta un punto razonable a su población. Dos encuestas sobre el consumo de alimentos en todo el país, realizadas en 1959 y 1982, muestran que durante este período la ingesta calórica aumentó de 2 060 calorías diarias per cápita en 1959 a 2 485 en 1982, mientras que la de proteínas aumentó de 57 gramos diarios per cápita a 67. Ambos aumentos se atribuyeron a un incremento de la producción de cereales, dado que estos productos suministran una proporción muy alta de las calorías y las proteínas (71 por ciento y 78 por ciento, respectivamente, en 1982).

3.17 En la Figura 3 se indica la evolución de la seguridad alimentaria en China. La producción de alimentos y la disponibilidad total de alimentos per cápita siguieron una trayectoria similar, dadas las dimensiones relativamente pequeñas de las importaciones de alimentos, que ascendieron como promedio a un 2,5 por ciento aproximadamente de la disponibilidad per cápita hasta mediados del decenio de 1970 y a un 3,5 por ciento aproximadamente a partir de entonces. La disparidad creciente entre la disponibilidad de alimentos para todos los usos y para el consumo humano refleja también el cambio tendencial de la estructura de la demanda hacia un aumento del consumo de carne y, por consiguiente, de productos alimenticios. El crecimiento de la producción per cápita de calorías fue de un 7 por ciento anual como promedio entre 1961 y 1966, disminuyendo de modo acusado a partir de entonces (hasta 1992) a un 3 por ciento aproximadamente. Durante el período intermedio, el crecimiento se estabilizó entre 1967 y 1977 y aumentó en un 6 por ciento anual entre 1977 y 1984 y en menos de un 0,5 por ciento anual entre 1985 y 1992.

Figura 4

3.18 Teniendo en cuenta los aspectos relacionados con la distribución, la situación de la seguridad alimentaria familiar en el país desde comienzos de los años setenta, medida por el IGSAF y el grado de insuficiencia de alimentos, experimentó una mejora análoga (Figura 4) a la registrada en la disponibilidad media de alimentos a nivel nacional. China ha pasado de ser un país con un nivel de seguridad alimentaria considerado bajo en 1969-1971 a ser clasificado como un país con un

Como resultado de la combinación de un sistema descentralizado de investigación con unos servicios eficaces de extensión. Esto queda perfectamente claro con el índice más intituitivo de la insuficiencia de alimentos.20La combinación de desarrollo infraestructural. Prosiguieron las inversiones en infraestructura. Los niños observados eran más fuertes y más altos en 1985 que en 1975. El déficit total en las necesidades de energía de las personas desnutridas. También se introdujeron y promovieron en los decenios de 1960 y 1970 variedades modernas de maíz.4 por ciento.nivel alto. Durante más de un decenio. que mide esencialmente el nivel y el alcance de la desnutrición en el país. a finales de los años setenta el 80 por ciento de las variedades tradicionales de arroz y trigo se habían sustituido por variedades enanas modernas. en el decenio de 1980 la productividad total de los factores de producción en la agricultura china seguían estando un 20 por ciento por debajo del nivel alcanzado antes del movimiento de colectivización . mecanización y difusión de insumos modernos y semillas permitió a China eliminar el hambre y mantener una ingesta calórica razonable. mientras que después de 30 años de revolución socialista no se habían conseguido mejoras notables en el nivel de vida. lo que indica una mitigación de la malnutrición tanto aguda como crónica (Capital Institute Paediatrics. que era de casi un 15 por ciento a comienzos del período examinado. 3. pero el aumento de la producción de cereales fue apenas superior al crecimiento demográfico. y especialmente durante los años setenta. incrementándose la disponibilidad per cápita de cereales sólo un 10 por ciento en un cuarto de siglo. el crecimiento per cápita de la producción de cereales fue de un 0. acompañadas de notables esfuerzos y logros en el sector de la mejora de semillas. 1985). Importancia de los cambios en la estructura institucional de la agricultura 3. China fue el único país del mundo que producía comercialmente arroz híbrido.19 A raíz del período de crisis y hambre de 1959-1961. algodón y otros cultivos. Entre 1952 y 1978. se introdujeron una serie de reformas. descendió a menos de un 5 por ciento en los últimos años. Los resultados de dos amplias encuestas realizadas a nivel nacional en 1975 y 1985 confirman este hecho. Los estrictos controles del régimen de comunas sobre la agricultura se relajaron para dar paso a un sistema de administración más descentralizado. Una comparación de datos de las dos encuestas muestra una mejora de la situación nutricional durante este período. El ritmo de mecanización se aceleró asimismo a partir de 1965. A pesar del espectacular aumento de los insumos modernos en los años sesenta y setenta.

3. entre 1979 y 1984. los ingresos rurales per cápita se incrementaron rápidamente. iniciaron en 1979 una serie de reformas radicales en el sector agrícola. Sin embargo. la especialización de la producción. período en que fue de un 15 por ciento al año como promedio (FAO. 1994b). que incluían mayores incentivos en forma de precios de compra estatal más altos. el valor de la producción agrícola y la producción de cereales crecieron un 11. el cambio más importante fue la aparición y finalmente el predominio del sistema de responsabilidad familiar. respectivamente. y esto. Al duplicarse con creces el valor de la producción agrícola china desde 1978.1 por ciento al año. Perspectivas y problemas de la agricultura china para mantener el ritmo de crecimiento 3.8 y un 4.3 por ciento al año. en ese mismo período. la selección de los cultivos con arreglo a las ventajas comparativas de las regiones y la potenciación del papel de los mercados. como por ejemplo la diversificiación de la economía rural. contribuyó a la baja rentabilidad técnica de la agricultura china6. de un 33 por ciento de la población rural total a un 12 por ciento aproximadamente). Se ha demostrado empíricamente que aproximadamente la mitad del aumento de la producción agrícola en 1978-1984 puede atribuirse a la mejora del sistema de incentivos como resultado de los cambios institucionales del sistema colectivo al régimen familiar. que restableció la primacía de la familia en lugar del sistema de trabajo colectivo en equipo como unidad básica de producción y administración en la China rural.22 La relajación de los controles sobre la iniciativa del sector privado y de los mercados liberó el potencial de la agricultura china. El crecimiento más rápido de los ingresos rurales per cápita se registró entre 1979 y 1984. Mientras que la población creció un 1. 1993). unido a una administración ineficiente y un uso antieconómico de los recursos. frustrados por la incapacidad de elevar apreciablemente el nivel de vida después de 30 años de revolución socialista. la ampliación de los derechos a la tierra.21 Los dirigentes chinos. como promedio. La escasa recompensa del esfuerzo laboral tuvo efectos negativos sobre los incentivos al trabajo. reduciéndose en dos tercios el número de personas que vivían en la pobreza absoluta. 3. el aumento de la flexibilidad en la elección de empleo. y diversas reformas institucionales. La población pobre rural descendió de 260 millones de personas en 1978 a 100 millones en 1990 (es decir. la producción de cereales disminuyó y luego se estancó durante varios .(Wen.23 Aunque la producción agrícola siguió creciendo notablemente una vez completada la reforma del sistema de responsabilidad familiar.

las familias dispusieron de más autonomía para producir. la seguridad alimentaria en Costa Rica ha mejorado constantemente. Ello se debe en parte a la gran importancia concedida a las políticas de mitigación de la pobreza. Sin embargo. la desaceleración posterior del crecimiento agrícola después de 1985 coincidió con una estabilización de esos niveles. ya que los datos disponibles indican que hasta ahora el crecimiento demográfico ha contrarrestado en gran medida el crecimiento del sector agrícola. la reorientación hacia el crecimiento basado en las exportaciones permitió aumentar las .25 A lo largo de todo el período examinado. por lo que no tienen incentivos para producirlos. Aunque se afrontaron problemas macroeconómicos y se realizaron ajustes normativos que redujeron la producción de algunos cultivos tradicionales. Los agricultores se ven obligados todavía a vender al gobierno determinados contingentes de cereales a precios inferiores a los del mercado. Si bien el fuerte crecimiento del sector rural desempeñó una función importante en la reducción de los niveles de pobreza durante la primera mitad del decenio de 1980. por lo que comenzaron a asignar mayores recursos a los cultivos que no estaban sometidos a control y rendían beneficios más altos.24 La mitigación de la pobreza seguirá siendo un problema preocupante en China. Tal vez obedeció también a que la comercialización de los cereales no se había liberalizado aún plenamente. En 1978. Aunque en estas zonas con pocos recursos se han conseguido ciertos aumentos de la productividad.años en el período 1984-1989. 3. es necesario realizar un ulterior esfuerzo. Un crecimiento ulterior de la producción de cereales a fin de cubrir la demanda creciente para el consumo humano y la alimentación animal requerirá en el futuro la liberalización de los obstáculos al mercado aún existentes y un fuerte apoyo del gobierno a la investigación agrícola. COSTA RICA7 3. una vez implantado dicho sistema. Este estancamiento se debió principalmente al hecho de que. tanto desde el punto de vista de la disponibilidad y producción de alimentos per cápita como de los indicadores directos de la situación de la seguridad alimentaria familiar. la mayoría de las personas pobres vivían en zonas donde eran posibles rápidos aumentos de la productividad gracias a un mayor uso de insumos agrícolas y semillas híbridas. en 1985 las personas pobres que quedaban en China se concentraban en las zonas de secano menos productivas.

el rápido crecimiento económico fue acompañado de un considerable desarrollo social. la economía de Costa Rica registró unas elevadas tasas de crecimiento. a principios de los años ochenta la economía del país se vio gravemente afectada por una relación de intercambio en rápida disminución y condiciones desfavorables en los mercados financieros internacionales. Estas medidas resultaron sumamente eficaces para fomentar la producción de alimentos básicos (en la Figura 5 no se aprecia este hecho a causa de la preponderancia de la producción de bananos en el sector alimentario). la subvención de los tipos de interés y los insumos y la prestación de servicios de extensión agraria y asistencia técnica. la producción y las exportaciones de los cultivos no tradicionales crecieron rápidamente. Para ello se utilizó un conjunto de instrumentos que incluía la fijación de precios mínimos. optándose por el crecimiento sostenible basado en las exportaciones. reduciéndose la incidencia de la pobreza a un 20 por ciento aproximadamente a finales de los años setenta. . hasta comienzos de los años ochenta. 3. 3. la autosuficiencia alimentaria y el crecimiento con endeudamiento. Sin embargo. El orden de prioridades se modificó. Las reformas institucionales para abrir la economía a la competencia externa. el gobierno de Costa Rica aplicó una serie de políticas eficaces para promover el crecimiento agrícola. dado que en 1982 su costo ascendía al 30 por ciento del gasto público total. prestando especial atención al aumento de la producción de alimentos. la tendencia al aumento de las importaciones de alimentos per cápita de los años sesenta se invirtió a principios de los setenta. que en la actualidad es ligeramente inferior a 3 000 calorías diarias. el programa agrícola fue el primero en sufrir las consecuencias de la grave crisis con que se enfrentó el país. reducir las perturbaciones de los precios y la intervención del sector público y diversificar las exportaciones en respuesta a la crisis permitieron a la economía adaptarse al nuevo contexto sin necesidad de pagar elevados costos sociales. permitiendo que las importaciones per cápita aumentaran hasta casi el 30 por ciento de la disponibilidad total de alimentos como resultado de esta reorientación de las políticas8. Contrariamente a lo que sucedió en muchos países de América Latina. Aunque la producción de los cultivos tradicionales disminuyó durante este período.importaciones para mantener la disponibilidad de alimentos per cápita. Sin embargo. que consistía sobre todo en productos tropicales tradicionales (bananos y café).26 Durante casi tres decenios. Por consiguiente. en lugar de la sustitución de importaciones.27Durante los decenios de 1960 y 1980. a pesar de su base de exportación relativamente reducida.

Figura 5 Figura 6 3.28 El resultado neto de los acontecimientos susodichos fue un incremento medio anual de la disponibilidad de alimentos per cápita de casi un 1 por ciento. Si bien existen importantes diferencias regionales en la ingesta alimentaria dentro del país. La situación de la seguridad . las mejoras del IGSAF y la suficiencia de los alimentos han ido acompañadas de mejoras similares en la disponbilidad media a nivel nacional. pasando de unas 2 200 calorías en 1961 a unas 2 900 en 1992.

alimentaria familiar pasó de un nivel medio a uno alto. También ha experimentado una variedad de arreglos institucionales y políticos y de estrategias de desarrollo. Durante los años setenta. al tiempo que el déficit de alimentos. Los cambios en las políticas macroeconómicas y sectoriales tuvieron repercusiones especialmente acusadas en los suministros alimentarios per cápita. pasó a ser de un 2 por ciento aproximadamente durante ese mismo período (Figura 6). que era de algo menos del 6 por ciento de las necesidades nutricionales medias. registró un crecimiento excepcional durante ese decenio y una crisis a principios de los años ochenta. Ecuador había . y ha conocido una recuperación económica inestable desde mediados de ese decenio.29 Aunque la autosuficiencia alimentaria no es ya un objetivo que ha de alcanzarse a cualquier costo. gradualmente reemplazada por la estrategia de desarrollo del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en el último decenio al disminuir bruscamente el crecimiento económico. ECUADOR9 3.31 Ecuador pasó por fases de relativo estancamiento antes de los años setenta. la producción y disponibilidad de alimentos per cápita han seguido una trayectoria similar a la de los indicadores y políticas macroeconómicos. en particular los que tienen un sector importante de exportación de productos primarios. 3. que disminuyeron con el creciente desequilibrio macroeconómico antes de los años ochenta y mejoraron posteriormente con la aplicación de medidas de estabilización y políticas estructurales. Es necesario estudiar esta cuestión teniendo en cuenta la relación de intercambio internacional tradicionalmente desfavorable entre países desarrollados y en desarrollo. 3. el grado de endeudamiento y la reciente inestabilidad financiera a nivel mundial. La estrategia de desarrollo autárquico basada en la sustitución de importaciones y orientada al sector industrial de los años sesenta dejó paso a la campaña de exportación de petróleo de los años setenta. la dependencia persistente y en aumento respecto de las importaciones de alimentos induce a preguntarse si Costa Rica cuenta con una base de exportación suficientemente sólida para hacer frente al costo total cada vez más alto de las importaciones y mejorar la seguridad alimentaria en los años venideros.30 Aunque los principales indicadores de la seguridad alimentaria en Ecuador revelan una mejora constante durante los tres decenios que se examinan en el presente documento.

Como resultado de ello. las exportaciones se estancaron al tiempo que se fomentaba la .33 Esta evolución se basó en un impulso caracterizado por una coyuntura macroeconómica que no era especialmente favorable al crecimiento agrícola. con una economía tradicional de carácter rural. En unos 30 años. es decir el café y los bananos. a ser un país de ingresos medios. redujeron la competitividad del sector en su conjunto. Ecuador. que en buena parte de los años cincuenta y sesenta era un típico país exportador de frutas tropicales. La parte correspondiente a la agricultura en el PIB disminuyó de un 26. en 1961. con un PIB per cápita de unos 1 200 dólares a principios de los noventa. ha pasado a ser en los años noventa una típica economía latinoamericana de carácter urbano e industrial. en particular durante los decenios de 1960 y 1970. pasó de ser uno de los países más pobres de América Latina. período en que las actividades industriales (incluidos la extracción y el refinado de petróleo) representaba casi el 35 por ciento del valor añadido total.registrado unas tasas asombrosas y sin precedente de crecimiento del PIB (aproximadamente un 18 por ciento al año entre 1972 y 1981).UU. con un PIB per cápita de unos 200 dólares EE.32 La evolución bastante desigual del crecimiento de Ecuador fue acompañada de importantes cambios estructurales en su economía.4 por ciento a principios de los sesenta a menos de un 15 por ciento a principios de los noventa. Figura 7 3. 3. La sobrevaloración del sucre ecuatoriano y la pesada carga fiscal sobre los cultivos tradicionales de exportación.

Las importaciones de alimentos se subvencionaron. Figura 8 3. los mercados financieros y las inversiones extranjeras. La producción de maíz. cebada y papas. se introdujo un sistema de tipos de cambio variables. al igual que la de bananos y café. trigo. La ganadería. el gobierno renunció a los intentos de regular la economía. la pesca (cultivo de camarones) y la producción de arroz fueron los únicos sectores alimentarios que mostraron cierto dinamismo durante ese período. disminuyó a causa de una extraordinaria expansión de los pastizales a sus expensas.34 El agravamiento de los desequilibrios macroeconómicos a principios de los años ochenta hizo necesaria la aplicación de medidas de estabilización y ajuste estructural.8 por ciento al año como promedio entre 1961 y 1983 (Figura 7). Esta reorientación de la asignación de recursos se debió a una reducción de los incentivos a la producción agrícola y de las iniciativas de los grandes terratenientes para obstaculizar la reforma agraria. para garantizar el suministro de alimentos baratos a los consumidores urbanos. de un 2. en general el resultado de esas políticas fue una disminución de la producción de alimentos per cápita. A partir de 1984. se . expresada en equivalente en energía. Se liberalizaron el comercio internacional.importación de materias primas más baratas. especialmente durante los períodos en que los precios internacionales eran elevados. Aunque hubo épocas en que se impusieron gravámenes a las importaciones de alimentos para fomentar la producción local de cultivos alimentarios.

La carencia de micronutrientes (en particular hierro. con un IGSAF superior a 85 y una insuficiencia de alimentos inferior al 5 por ciento (Figura 8). e incluye la diversificación de la producción de alimentos para el consumo nacional. yodo y vitamina A) está muy extendida. la prevención de pérdidas postcosecha. como se señaló anteriormente. la prevalencia de la malnutrición sigue siendo alta entre los grupos marginales. Este método combina programas generales de desarrollo con intervenciones orientadas a grupos marginales. pasando de -2. la tendencia negativa de la producción de alimentos per cápita se invirtió. la mejora de los sistemas de distribución de los mismos. la parte correspondiente a las importaciones en la disponibilidad total de alimentos para el consumo humano (expresada en equivalente en energía). actualmente se considera que el nivel de Ecuador es alto. significativamente mayor que el 0. dentro del grupo de personas expuestas a la inseguridad alimentaria las mujeres embarazadas. el fomento de las relaciones entre la industria de alimentos y las . Hay que señalar que desde 1983 se ha registrado un crecimiento anual de un 1. en lugar de la intervención directa en ellos. como los del arroz.1 por ciento a partir de esa fecha. Por lo que respecta a la seguridad alimentaria.8 por ciento al año antes de 1983. se ha estabilizado desde entonces en torno a ese nivel (Figura 7). para favorecer una mayor participación del sector privado.35 La evolución de la economía brevemente descrita en los párrafos anteriores se ha reflejado también en la disponibilidad de alimentos durante ese mismo período. Paralelamente. las madres lactantes y los niños menores de cinco años siguen siendo especialmente vulnerables.7 por ciento al año como promedio entre 1961 y 1992. Aunque el gobierno siguió controlando algunos mercados agrícolas. Sin embargo. medidas para garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos. El gobierno. La disponibilidad diaria de alimentos per cápita creció un 0. en colaboración con organizaciones no gubernamentales (ONG) está aplicando actualmente un método intersectorial para mejorar la seguridad alimentaria vinculado al sistema existente de vigilancia de la alimentación y la nutrición.1 por ciento.36 A pesar de los progresos realizados en materia de seguridad alimentaria. 3. tanto de zonas rurales como urbanas. a un 4.desreglamentaron los mercados internos y las relaciones de trabajo.6 por ciento estimado para el período anterior a 1983. que había crecido del 8 por ciento en los años sesenta a casi un 20 por ciento a principios de los ochenta. 3. y en la política agrícola se dio preferencia a la asistencia a los mercados. pasando de algo menos de 2 000 calorías en la primera de esas fechas a unas 2 600 calorías en la segunda. la soja y el sorgo.

con una población de algo más de 935 millones de personas. La disponibilidad de alimentos per cápita se cifra actualmente en 2 400 calorías diarias y la prevalencia de la pobreza sigue siendo relativamente alta. la educación nutricional y la comunicación para aumentar la sensibilización a todos los niveles (en la familia. Está considerado como un país de bajos ingresos. y encuentran su expresión en el entorno de una economía mixta. con un producto nacional bruto (PNB) per cápita de unos 300 dólares EE. el enriquecimiento de alimentos. A pesar de la variabilidad bastante apreciable de la disponibilidad de alimentos per cápita desde el decenio de 1960.2 por ciento al año aproximadamente.39 Poco después de obtener su independencia a mediados del decenio de 1950. de algo más de un 2 por ciento. firmemente enraizada en los principios democráticos. Se presta especial atención a la capacitación y organización de grupos de mujeres. con una contribución de la agricultura al PIB ligeramente inferior a un tercio. Desde principios de los años ochenta ha experimentado un crecimiento económico moderadamente alto.37 La India es un vasto país que abarca una superficie total de más de 297 millones de hectáreas.UU según las estimaciones más recientes.instituciones que se ocupan de la nutrición. la India inició una ambiciosa política de industrialización que daba prioridad a la sustitución de las importaciones y reservaba un lugar . 3. aunque el amplio recurso a medidas selectivas contra la pobreza ha reducido la vulnerabilidad al hambre y mantenido la situación de la seguridad alimentaria en el país. 3. Los resultados de la economía de la India han estado condicionados en gran medida por la doctrina económica y política de sus fundadores. la comunidad y la escuela) sobre las cuestiones relacionadas con la alimentación y la nutrición. de un 5. INDIA10 3.38 La India sigue teniendo una economía agraria. El apoyo a los grupos marginales se centra en el aumento y la diversificación de la producción y el consumo de alimentos en las familias y el fomento de las actividades que generan ingresos. muy superior a la tasa media anual de crecimiento demográfico en ese mismo período. la India ha realizado un esfuerzo decidido por conseguir la autosuficiencia y mejorar la seguridad alimentaria familiar a lo largo de ese período.

ha dado lugar a la creación de instrumentos normativos directamente orientados a los grupos más expuestos. la industria estuvo fuertemente protegida por tipos de cambio sobrevalorados. del que se esperaba que tomaría el mando de la economía mediante inversiones en la industria pesada y la infraestructura social. A lo largo de este período. frente a unas 2 000 calorías a principios de los años sesenta. etc. expresado en equivalente de energía. la prevalencia de la pobreza sigue siendo relativamente alta. el Programa nacional de empleo rural y el Plan de seguridad en el empleo. más reciente. han permitido realizar progresos en la eliminación del hambre y se han traducido en una disminución de los casos de malnutrición proteinoenergética grave y moderada. Por ejemplo. De hecho.40 Aunque la disponibilidad media de alimentos per cápita es en la actualidad ligeramente inferior a 2 400 calorías diarias. situándose en torno al 40 por ciento. superando al crecimiento anual de la población.. mientras que a comienzos de los años sesenta era de un 6 por ciento aproximadamente. El Programa integrado de desarrollo rural.7 por ciento entre 1961 y 1992 (Figura 9). mientras que las subvenciones fueron ligeramente superiores al 5 por ciento. energía. riego. semillas. La preocupación por esta vulnerabilidad.central al sector público. el sector creció un 3 por ciento anual como promedio desde la independencia. el total de los impuestos indirectos aplicados al sector agrícola se estimó en un 28 por ciento aproximadamente del valor bruto de su producción. Pese a ello. y tanto la suficiencia de alimentos como el índice global de seguridad alimentaria familiar han alcanzado niveles respetables (Figura 10). Desde 1980. una notable reducción del kwashiorkor (enfermedad causada por deficiencia de . la tasa de crecimiento se ha duplicado hasta un 1. fue de un 0. que se ha traducido en una autosuficiencia casi total en alimentos. junto con otras políticas relacionadas con los sectores de la salud y la nutrición. La parte correspondiente a las importaciones en la disponibilidad de alimentos para el consumo humano directo se sitúa actualmente en torno a un 1 por ciento. Las mejoras tecnológicas (con rendimientos significativamente más altos) han sido el principal motor de este crecimiento. Esto significa que las mejoras en el consumo de alimentos per cápita no han sido uniformes en todas las familias. la protección concedida al sector industrial supuso para ella una considerable fiscalidad indirecta. que se ve agravada por la variabilidad anual relativamente amplia de la disponibilidad de alimentos. durante el trienio que finalizó en 1992/93. restricciones cuantitativas y aranceles aduaneros a las importaciones. 3.4 por ciento anual. Aunque la producción agrícola recibió un apoyo directo mediante la subvención de insumos como por ejemplo fertilizantes. el crecimiento medio anual de la producción de alimentos per cápita.

41 Las carencias de micronutrientes como la vitamina A o el hierro siguen planteando problemas de salud pública importantes en el país. Figura 9 Figura 10 3. y un descenso significativo de la incidencia de la ceguera de origen nutricional. una rara presencia de enfermedades debidas a la carencia de micronutrientes como el beri beri y la pelagra. .proteínas en la dieta).

43 Se ha observado que el grado de participación general en los planes está relacionado con la situación económica en los estados en cuestión. Las políticas de desarrollo actuales subrayan la necesidad de un enfoque integrado e intersectorial. y que enriquezcan los alimentos comunes que elaboran. pero todos ellos tienen por objeto proporcionar empleo a los campesinos pobres que están dispuestos a realizar un trabajo manual no especializado a destajo. la capacitación y la organización de las campesinas. el factor decisivo que diferencia a la India de otros países que sufren con frecuencia las consecuencias drásticas del hambre es su experiencia en materia de planes de empleo rural. un plan puede proporcionar hasta unos 100 millones de días-persona de empleo en un año normal (Gaiha. a que preparen y suministren a los mercados una variedad de alimentos inocuos y listos para el consumo. a todos los niveles. la prevención de las pérdidas postcosecha. Por ejemplo. El plan sectorial para la agricultura incluye la diversificación de la producción alimentaria para cubrir las necesidades nutricionales. El sistema de distribución pública se esfuerza por garantizar la seguridad alimentaria familiar mediante la distribución de alimentos básicos a las zonas desfavorecidas. la educación nutricional. ya que no se ofrecen otras opciones de trabajo. Los planes elegidos tienen habitualmente un coeficiente elevado de mano de obra y sirven para crear bienes productivos. de los sectores desfavorecidos de la sociedad. Se alienta a las industrias de elaboración de alimentos. 3. Reducción de la vulnerabilidad al hambre en la India11 3. la promoción de proyectos locales de horticultura para mejorar la nutrición. 1995).especialmente para los grupos vulnerables de las zonas marginales.42 Tras la conquista de la independencia en 1947. incluidos los alimentos. La autoselección suele ser automática. Aunque el aumento de la productividad y la producción en el sector alimentario y un amplio sistema público de distribución de alimentos han sido elementos importantes en este empeño. que cuenta con una mano de obra rural de 20 millones de personas. la India consiguió evitar hambrunas de gran envergadura. aumentando en épocas de dificultad y disminuyendo cuando la situación mejora. A pesar de que el sistema de pago a destajo puede no . en Maharashtra. prestando especial atención a los alimentos tradicionales. Los programas de asistencia social tratan de afrontar las necesidades básicas. Estos planes tienden a variar de un estado a otro del país. los salarios tienden a ser inferiores a los agrícolas y los trabajadores tienen que recorrer en ocasiones una larga distancia para participar en los planes.

ser apropiado para todos los pobres. especialmente en épocas de crisis graves de seguridad alimentaria asociadas con una rápida pérdida de los derechos a recibir alimentos. en 1993. la mejora del bienestar puede ser considerable para los participantes durante los períodos de escasez e inactividad. la India tiene que recorrer aún un largo camino para erradicar totalmente la pobreza y la desnutrición crónica. estimuladas por la presencia de instituciones democráticas. divulgación y suministro de variedades de arroz de alto rendimiento y conjuntos de insumos modernos. y mejorar así su seguridad alimentaria. la mortalidad ocasionada por el hambre. Indonesia se ha hecho acreedora del calificativo de «tigre». INDONESIA12 3. y la situación de la seguridad alimentaria familiar mejoró notablemente durante ese mismo período. Este es el aspecto más notable de la experiencia de la India en comparación con las de otros países. En ambos casos ha obtenido resultados satisfactorios. frente a algo menos de 2 000 calorías a finales de los sesenta. a saber Malasia y Tailandia. que es el principal alimento básico del país. 3. ha conseguido una tasa de crecimiento medio anual de más del 6 por ciento en los tres últimos decenios. como por ejemplo las personas físicamente débiles o las mujeres si tienen que recorrer largas distancias. ya que la disponbilidad de alimentos per cápita aumentó a unas 2 700 calorías diarias a principios de los años noventa. Por supuesto. Las autoridades de la India. El éxito se debe en parte a que el gobierno adoptó un enfoque integrado. o incluso eliminar por completo. con un PNB per cápita de 740 dólares EE. política y social.UU. en el que las intervenciones en el sector de la comercialización se complementaban con la investigación. con miras a reducir. Aunque Indonesia está clasificada entre los países de ingresos medios bajos.44 Desde finales de los años sesenta y comienzos de los setenta. frente a un crecimiento anual de sólo un 2 . Indonesia ha aplicado de modo perseverante una política para conseguir la autosuficiencia en arroz. han manifestado su voluntad política de asignar los recursos necesarios para apoyar estos planes.45 Tras haber disfrutado durante casi tres decenios de un rápido crecimiento económico unido a una situación de estabilidad macroeconómica. junto con los dos países asiáticos donde los altos rendimientos han llegado a la segunda generación.

investigación. y en particular el subsector arrocero. el Organismo Nacional de Logística de carácter paraestatal. El período de alza del petróleo comprendido entre 1973 y 1982 fue favorable a las mejoras al incrementarse los ingresos de exportación y las inversiones. experimentaron un notable incremento. en particular las relacionadas con los ajustes de los tipos de cambio y la liberalización de los flujos de capital extranjero. coloca a Indonesia entre el pequeño número de países en desarrollo donde la agricultura recibe ayudas reales. infraestructura. Estas inversiones fueron acompañadas de programas de apoyo y estabilización del mercado a través de BULOG. recibieron ayudas importantes durante este período alcista. 3. que se ha manifestado en unas tasas positivas de protección nominal y efectiva para muchos de los principales cultivos. estancadas a principios de los años sesenta. El mecanismo que activó este proceso fue la aplicación de medidas de estabilización durante el período de 1966-1972. Se realizaron inversiones considerables en riego. La producción y la disponibilidad de alimentos per cápita.46 El sector agrícola. mientras que otros organismos pusieron en práctica programas de intensificación que incluyeron la divulgación de variedades de alto rendimiento y el suministro de insumos modernos.por ciento durante el período de 1955-1966. cuya misión era apoyar y estabilizar los precios y garantizar la seguridad alimentaria. . El apoyo directo prestado al sector.47 En la Figura 11 se ilustran los efectos de estos acontecimientos. extensión y enseñanza. Figura 11 3.

ha disminuido al 2 por ciento aproximadamente en los últimos años (Figura 12). De hecho. Indonesia ha logrado pasar de un bajo nivel de seguridad alimentaria a un nivel alto (su IGSAF se aproxima a 90). Las piedras angulares de este éxito han sido el enfoque integrado que ha aplicado Indonesia al desarrrollo agrícola y los ajustes oportunos y eficaces en sus políticas y programas macroeconómicos frente a la aparición de nuevos retos. . Sin embargo. el déficit medio de alimentos por persona desnutrida.pasando de un retroceso medio anual del 2 por ciento aproximadamente a un aumento anual del 2 por ciento en lo que respecta a la producción de alimentos. que era ligeramente inferior al 10 por ciento a principios del período examinado. El volumen global de las importaciones de alimentos es todavía considerable. ascendiendo como promedio a un 6 por ciento de la disponibilidad total de alimentos per cápita durante el período de 1988-1992. como resultado de la especial atención concedida al sector arrocero la producción de arroz se duplicó con creces en el curso de dos decenios y medio. y de un crecimiento nulo a un crecimiento anual de un 1. con lo que Indonesia pasó a ser un país exportador de arroz aunque siga importándolo cuando es necesario.5 por ciento aproximadamente en lo que se refiere a la disponibilidad de alimentos para el consumo humano. Figura 12 3. la situación de la seguridad alimentaria del país mejoró notablemente.48 Como consecuencia de estos hechos.

el Gobierno de Indonesia señala con preocupación la prevalencia de la desnutrición entre los pobres. legumbres y frijoles y frutas y hortalizas. Sin embargo. reveló que el consumo medio de calorías era de 1 528 calorías diarias per cápita y el de proteínas de 42. y subraya la necesidad de la voluntad política y la descentralización.8 g.51 Desde su creación en 1967.5 por ciento de la energía procede de las proteínas.9 por ciento en 1979 al 4. realizada en 1973. que pasó del 5. nueces y semillas oleaginosas aportan el 82 por ciento de la energía alimentaria. la finalidad de las actividades del BULOG en materia de comercialización y distribución de este cereal fue complementar las . mientras que el 8.49 Una encuesta sobre los programas de nutrición aplicados. aceites y grasas. 1981 y 1984 cifran el consumo medio diario de calorías per cápita en 1 800 y el de proteínas en 43 g. el 15 por ciento de los aceites y grasas totales y el resto de los carbohidratos. En las provincias propensas a la escasez de alimentos se están implantando también sistemas de alerta e intervención oportuna. considerablemente inferiores a las cifras nacionales correspondientes a la disponibilidad de alimentos (unas 2 500 calorías). el Organismo Nacional de Logística (BULOG) se ha encargado de aplicar las políticas de precios para los principales cultivos alimentarios en Indonesia. Es necesario que los planificadores agrícolas examinen la posibilidad de mejorar la disponibilidad de productos pecuarios. 3. ponen de relieve que en el país existen problemas de inseguridad alimentaria.2 por ciento en 1986. Mientras que los diversos programas de intensificación fueron decisivos para la divulgación de la nueva tecnología que permitió a Indonesia alcanzar la autosuficiencia en arroz. Se presta especial atención a la mejora de la seguridad alimentaria familiar y la nutrición como parte integrante de la política de desarrollo. Un estudio prolongado en el que se comparan los resultados de encuestas realizadas en 1979 y 1986 en 27 provincias entre niños menores de cinco años muestra una disminución de la tasa de malnutrición severa (< 70 por ciento del peso estándar según la altura). Aunque estas ingestas bajas. Políticas de precios al productor para el arroz13 3.3.50 En su Plan de Acción Nacional para la Nutrición. y preconiza un enfoque intersectorial para mitigar la pobreza. así como de centrarse en el bienestar de los agricultores. el susodicho aumento de la ingesta de alimentos ha ido acompañado de una mejora documentada del estado nutricional. el régimen alimenticio nacional de Indonesia está fuertemente desequilibrado: los cereales. y en particular los ancianos. raíces y tubérculos. Datos de las encuestas sobre gastos familiares de 1980.

Por ejemplo.52 Inicialmente. El impuesto resultante sobre los productores se suprimió gradualmente para fomentar el aumento de la productividad. El BULOG no sólo se hizo cargo del control del comercio internacional de arroz sino que también se ocupó de apoyar y estabilizar sus precios internos. MOZAMBIQUE14 . almacenó y distribuyó arroz aplicando precios mínimos para apoyar a los productores y precios máximos para proteger a los consumidores. los precios del arroz se mantenían por debajo de la paridad de las importaciones y el consumo del arroz estaba subvencionado. Estas iniciativas se emprendieron en una época de extrema desorganización de los canales de comercialización y desintegración del sistema de transporte y otras infraestructuras de comercialización. A través de su vasta organización a nivel provincial y de distrito. Entre mediados de los años ochenta y comienzos de los noventa.políticas aplicadas en el sector de la producción con el establecimiento de un sistema eficaz de incentivos. ejerciendo inevitablemente presiones sobre el presupuesto del gobierno al competir por unos recursos limitados que debían servir para alcanzar múltiples objetivos. los precios del arroz en Indonesia estuvieron por encima de la paridad mundial. o en torno a ella. determinados a su vez por sus recursos financieros y su disponibilidad a intervenir en el mercado del arroz. Aunque el sector privado controlaba el 90 por ciento de la producción de arroz. las autoridades están introduciendo ya nuevos instrumentos normativos que tienen en cuenta los cambios en el entorno económico de Indonesia. 3. generar empleo y mitigar la pobreza en las zonas rurales. Puede que la evolución con el tiempo de la estructura del mercado del arroz y de la economía en general modificara considerablemente los costos y beneficios de las operaciones. la mejora general de la infraestructura del transporte y la información permitió al BULOG orientar principalmente sus intervenciones hacia las zonas del país que no habrían podido seguir el ritmo de esta evolución. Dentro de lo que es políticamente viable. También se pudo alterar la distribución del arroz de manera que sólo se dirigiera a las personas vulnerables a la inseguridad alimentaria. A principios del decenio de 1970. el BULOG compró. También se encargó de distribuir arroz a las fuerzas armadas y a los funcionarios públicos. el principal logro del Organismo fue la estabilización de las fluctuaciones interanuales e interestacionales de los precios del arroz. sus operaciones estaban limitadas por los márgenes de comercialización del BULOG. lo que puede que en ocasiones le obligara a actuar como organismo de compras orientado hacia determinados beneficiarios.

segundo. en los últimos años se han realizado progresos espectaculares en la consecución de la seguridad alimentaria sostenible. En la Figura 13 se muestra el considerable descenso tanto de la producción como de la disponibilidad de alimentos per cápita. descenso y estabilidad de los precios del principal producto básico de producción nacional. Este progreso presenta tres aspectos evidentes: primero. implantación de un sistema alimentario que ofrece a los consumidores una gama más amplia de productos básicos de bajo costo. frente al 72 por ciento durante la sequía que afectó al Africa austral en 1992 y un promedio del 49 por ciento durante los tres años que precedieron a la sequía. la disponibilidad per cápita de calorías derivadas de todos los cereales será igual o mayor que la de cualquier otro año al menos desde 1989. se prevé que en 1996 la contribución de la ayuda alimentaria disminuirá a sólo un 2 por ciento. pese a la drástica reducción de la ayuda alimentaria. a pesar del aumento de las importaciones per cápita.53 Casi un decenio después del comienzo de la liberalización económica y casi cuatro años después de la conclusión de la guerra civil que asoló el país. y tercero.3. Mozambique sigue siendo uno de los países más pobres del mundo. En 1996. La notable disminución del IGSAF (que sitúa a Mozambique entre los cinco países con menor seguridad alimentaria del mundo en desarrollo) y el aumento de la insuficiencia de alimentos contribuyeron a la penosa situación de la seguridad alimentaria en el país hasta el final de las hostilidades (Figura 14). casi todas ellas en forma de ayuda alimentaria. Figura 13 . mientras que la contribución de la ayuda alimentaria a la disponibilidad de alimentos se ha reducido de forma drástica. A pesar de las condiciones adversas. el maíz blanco. Se pronostica que en 1996/97 la producción duplicará con creces a la de 1989 y será un 25 por ciento mayor que en 1995/96. aumento de la disponibilidad de calorías per cápita. Asimismo. Lo que no aparece en la figura es el hecho de que la producción total de cereales y la disponibilidad per cápita de calorías derivadas de los cereales se incrementaron considerablemente en Mozambique en los últimos años. desde principios del decenio de 1970. El hambre es aún un elemento habitual en la vida de muchas familias.

fue un 40 por ciento inferior al precio correspondiente para el período anterior a la sequía.3.54 El aumento de la disponibilidad ha ido acompañado de unos precios más bajos y estables de los alimentos básicos en los principales centros urbanos. Dada la excelente producción de cereales prevista en toda la región del Africa austral para este año. durante el período posterior a la sequía. Maputo. los precios del maíz blanco en Maputo descenderán probablemente por debajo de los mínimos históricos o se situarán en torno a éstos. comprendido entre marzo de 1993 y enero de 1996. Figura 14 . A la mejora de la disponibilidad y la reducción y estabilización de los precios del maíz blanco para los consumidores urbanos se ha añadido una continua disponibilidad de productos alimenticios básicos de bajo costo. El precio medio del maíz blanco (principal cultivo alimentario) en la capital. como las harinas integrales («99 por ciento») de maíz amarillo y blanco. que suelen ser las preferidas por los consumidores de bajos ingresos cuando pueden elegir. comprendido entre marzo de 1990 y marzo de 1992.

Condiciones para la mejora de la seguridad alimentaria 3. el país inició un programa de reforma económica financiada por donantes. en el marco del Programa de Rehabilitación Económica. manipulaban la mayor parte de la producción interna que llegaba a la ciudad y llevaban normalmente a ésta harina de maíz y de trigo. Las políticas escogidas antes de los acuerdos de paz crearon las condiciones para una rápida recuperación tras el cese de las hostilidades. Estos comerciantes. Contemporáneamente a la desintegración del sistema de tiendas de raciones y la aparición del sector comercial no estructurado.55 La conclusión de la guerra fue una de las condiciones para la mejora de la seguridad alimentaria. Los cambios decisivos están relacionados con la política general de comercialización de alimentos y con políticas concretas de monetización de la ayuda alimentaria en maíz amarillo. que en 1992 dominaban el sistema de comercialización de alimentos en Maputo. Esto permitió la rápida incorporación de nuevos comerciantes. azúcar. los donantes buscaban medios para distribuir la ayuda alimentaria monetizada que estuvieran más orientados al mercado.56 En 1987. aceite vegetal y otros productos alimenticios procedentes de Swazilandia y Sudáfrica. 3. casi todos los cuales carecían de licencia. A partir de los envíos de mediados de 1991. Sin embargo. los donantes acordaron con el Gobierno de . los rápidos progresos que ha realizado el país en los últimos tres o cuatro años se deben a algo más que el final de la guerra. que suprimió las limitaciones a los movimientos de productos a través de las fronteras provinciales y de distrito y puso fin a los monopolios geográficos de los comerciantes privados inscritos en un registro.

Estos consignatarios vendían luego los cereales en el mercado no estructurado. dado que: • se estableció un enlace entre las zonas rurales y urbanas por medio de las corrientes comerciales. período en que . una situación de estabilidad macroeconómica. se ofreció mayores incentivos a los productores y se canalizó el maíz a través del sector de la elaboración en pequeña escala. a mayoristas privados inscritos en un registro (llamados «consignatarios»). para poder seguir avanzando hacia una seguridad alimentaria sostenible quedan por resolver importantes problemas. de las rurales) a harinas integrales baratas de maíz blanco y amarillo y les permitió sacar mayor provecho de su limitado poder adquisitivo.58 Una orientación decidida. la disponibilidad de alimentos per cápita se mantuvo en algo más de 2 000 calorías diarias hasta finales del decenio de 1980. La liberalización de los mercados alimentarios. inversión en infraestructura de comercialización para reducir los costos. y • se puso en marcha un activo comercio transfronterizo de productos alimenticios (en su mayor parte importados) que tuvo una importancia decisiva para frenar los aumentos de precios en el sur de Mozambique durante la crisis del hambre de 1995/9615. e inversión en la capacidad del país para identificar y divulgar tecnologías mejoradas de producción. una estrategia de desarrollo orientada al exterior y un sistema de enseñanza primaria universal fueron algunos de los ingredientes del éxito económico de Tailandia.57 A pesar de estos impresionantes progresos. unida a un sistema comercial competitivo. TAILANDIA16 3. lo que garantizó el acceso de los consumidores pobres de las zonas urbanas (y. El crecimiento de la producción de alimentos fue paralelo al desarrollo económico general. aunque durante un largo período ni la disponibilidad de alimentos per cápita ni la seguridad alimentaria familiar mejoraron espectacularmente. sumamente competitivo. De hecho. contribuyó decisivamente a la mejora de la seguridad alimentaria. cada vez más. entre los que destacan los siguientes: consolidación de las reformas en el sector comercial. 3. que permitió que su economía creciera constantemente durante los tres últimos decenios a un ritmo de un 7 por ciento al año.Mozambique que los cereales se vendieran directamente en las ciudades portuarias. a precios fijos.

durante este período.59 La evolución del sector agrícola determinó el crecimiento en los tres decenios anteriores. Quedan por abordar las importantes cuestiones de la intensificación y diversificación de los cultivos y la reducción de la pobreza. la industria experimentó un auge sin precedente que hizo posible que las exportaciones de productos manufacturados superasen por vez primera a las de productos agrícolas. con el descenso de los precios de la energía y la depreciación del dólar estadounidense a mediados de los años ochenta. la tasa de expansión de la superficie agrícola se había desacelerado al haberse alcanzado el límite de las tierras. 3.aumentó a cerca 2 500 calorías. pese a la subida de los precios de la energía y al creciente endeudamiento. Una vez completada la reestructuración de la economía. La espectacular expansión de las tierras de labranza fue el factor decisivo para el crecimiento agrícola y económico general. El incremento de la producción fue posible gracias a la ampliación de la superficie cultivada. el desarrollo de la infraestructura y la mejora de la integración social. el cual contribuyó a su vez a la estabilidad de la unidad monetaria de Tailandia. cuando se produjo la segunda crisis del petróleo. Sin embargo. para 1979. el baht. por lo que se introdujo una reorientación hacia una estrategia de desarrollo basada en la industria. Figura 15 Figura 16 . El crecimiento del sector agrícola prosiguió tras la crisis del petróleo de 1972 con el aumento de los precios agrícolas internacionales. al que contribuyeron una gestión macroeconómica estable.

3. pero aumentó a más del 1. concentrada en su mayor parte en las zonas rurales.60 Estos acontecimientos influyeron también en el sector alimentario. confirman estos datos.5 por ciento en el período posterior. que cifran la pobreza en torno al 25 por ciento de la población. al menos hasta comienzos de la fase de desarrollo industrial de mediados del decenio de 1980. La tasa media de crecimiento anual de la disponibilidad de alimentos para el consumo humano durante el período inicial fue inferior al 0.5 por ciento. las estimaciones del IGSAF y de la insuficiencia de alimentos revelan un panorama similar: el primero indica que la situación de la seguridad alimentaria en Tailandia se ha mantenido justo por encima de la de los países donde el nivel se considera bajo. el hecho de que la disponibilidad media per cápita para el consumo humano siguiera siendo inferior a 2 500 calorías todavía en 1992 indica posibles problemas de inseguridad alimentaria en el país. Otra cosa que se observa en esta figura es que la evolución de la producción de alimentos no fue paralela a la de la disponibilidad. aumentó rápidamente hasta mediados de los ochenta en más de un 3 por ciento anual y se estancó de nuevo a partir de entonces. aunque . Sin embargo. Por lo que respecta a la seguridad alimentaria familiar. donde la producción de alimentos per cápita se mantuvo relativamente estable durante los años sesenta. 3. La Figura 15 muestra claramente la situación de las exportaciones de alimentos de Tailandia. La divergencia cada vez mayor entre la disponibilidad de alimentos para todos los usos y la disponibilidad de alimentos para el consumo humano es también una indicación de los cambios en las modalidades de consumo como resultado de la rápida industrialización durante este período17.61 Recientes estimaciones.

el gobierno elaboró dos planes socioeconómicos nacionales en los que se daba la máxima prioridad a la mejora del estado nutricional. Entre los factores que determinaron estos logros destacaron el compromiso político y el reconocimiento de que la alimentación y la nutrición son elementos indispensables del desarrollo humano.la insuficiencia de los alimentos no ha excedido del 8 por ciento de la disponibilidad nutricional media (Figura 16). En el decenio de 1980. programas de producción agrícola. pero la eliminación del problema de la pobreza se consideró un requisito previo del desarrollo global.64 Otra cuestión igualmente preocupante para la seguridad alimentaria del país es el problema de la sostenibilidad. Las políticas de desarrollo rural conceden gran importancia a las zonas con una alta concentración de pobreza y a la participación popular.62 Reconociendo que la malnutrición representaba un importantante problema social. conservación y distribución de alimentos como medios importantes para mejorar la seguridad alimentaria familiar. Se fomentan la elaboración. descendió del 15. el entorno económico favorable facilitó también estos resultados. como los niños pequeños y los ancianos. El porcentaje de niños con un peso por edad inferior al 75 por ciento. El objetivo básico que se persigue con ahínco es fortalecer la integración multisectorial y adaptar los métodos tradicionales de planificación y presupuestación de programas. como los trastornos por falta de yodo entre niños de corta edad y mujeres en edad reproductiva de algunas zonas rurales y por falta de hierro en las zonas rurales de todo el país. Se está prestando especial atención a los grupos más vulnerables. Tailandia consiguió reducir espectacularmente la incidencia de la malnutrición aplicando un enfoque integrado. Indiscutiblemente. 3. que ha salido a . proyectos o actividades de desarrollo de las aldeas y el suministro de servicios básicos) para reducir las carencias de micronutrientes. Como resultado de ello.8 por ciento en 1986. las cifras del programa de vigilancia del crecimiento nacional (medido por patrones de Tailandia) del Ministerio de Sanidad indicaron una mejora del estado nutricional de los niños de 0 a 60 meses de edad en todo el país. 3.1 por ciento en 1978-1982 al 2. 3. Se han iniciado programas para ofrecer protección a los consumidores y promover hábitos alimentarios apropiados. Se da prioridad a los programas nutricionales de carácter comunitario y al Plan de mitigación de la pobreza (que combina la creación de empleo rural.63 El Plan de Acción para la Nutrición de Tailandia (1994) pone de manifiesto la preocupación por la persistencia de enfermedades debidas a carencia de micronutrientes. aplicando los patrones del país.

especialmente los del arroz que es el principal producto básico.67 La característica más destacada de las políticas de esa época fue la aplicación de diversos impuestos implícitos y explícitos a las exportaciones de arroz. De hecho. Las fábricas. fue la ampliación de la superficie destinada a la agricultura. la diversificación. Los diferentes instrumentos utilizados para intervenir en los precios del arroz tuvieron en último extremo el efecto de reducir el precio para los productores. La tendencia de estas políticas a favor de los consumidores se hizo más acusada con la aplicación hasta mediados de .la luz como resultado del modo en que se consiguieron en el pasado los aumentos de la producción agrícola. la sostenibilidad.65 La cubierta forestal disminuyó del 60 por ciento de la superficie total de las tierras a comienzos de los años cincuenta a un 30 por ciento aproximadamente a finales de los ochenta. las políticas de fijación de precios y comercialización del arroz tuvieron especial importancia antes de mediados de los años ochenta. reduciendo en primer lugar los precios máximos. el arroz era el más importante de los bienes salariales que determinaban el costo de la vida para los consumidores del país. Los rendimientos. siguen siendo muy inferiores a los de los competidores de Tailandia en los mercados internacionales. la industria en general y los consumidores finales se beneficiaron directamente y en diversos grados del descenso de los precios del arroz. Esto tuvo a su vez consecuencias apreciables sobre los salarios reales en las zonas urbanas y sobre la dirección y magnitud de las transferencias intersectoriales. que representaban el 55 por ciento de la población nacional y el 66 por ciento de la mano de obra.66 Durante los años ochenta. aunque el objetivo real de las políticas era estabilizar los precios internos. se dedicaban al cultivo del arroz. el arroz representó el 40 por ciento del PIB agrícola y el 30 por ciento de las exportaciones agrícolas. lograda mediante una deforestación en gran escala. 3. Resumen de las políticas arroceras aplicadas en Tailandia18 3. la mitigación de la pobreza. el 98 por ciento de los 4 millones de familias campesinas del país. La fuente principal de ese crecimiento. 3. Por consiguiente. así como dos tercios de las calorías en la dieta de Tailandia. el aumento de la productividad y el desarrollo desequilibrado son problemas que han de tenerse en cuenta si se quiere mejorar en el futuro la seguridad alimentaria. Por consiguiente. los puntos de venta al por menor. como ya se ha señalado. Por otra parte.

financiado con impuestos sobre las exportaciones. Además. El aumento de la producción de arroz se mantuvo gracias a la expansión de la superficie cultivada. unido a un menor recurso a los ingresos procedentes de los impuestos sobre las exportaciones de arroz y la debilitación de los mercados internacionales de este producto. Túnez es el primer país de Africa que ha conseguido unas tasas de crecimiento demográfico inferiores al 2 por ciento. Este alto nivel de disponibildiad de alimentos se ha conseguido esencialmente mediante importaciones. dio lugar a una liberalización total de las exportaciones de arroz en 1986. Figura 17 . como resultado de las políticas para frenar el crecimiento de la población. las subvenciones a los productores resultaban costosas y eran en gran medida contraproducentes. Este hecho. La disponibilidad de alimentos per cápita ha aumentado de unas 2 000 calorías diarias en esa época hasta casi 3 500 calorías diarias en la actualidad (Cuadro 17). la política arrocera se reorientó hacia el aumento de los precios al productor. a pesar de los fuertes gravámenes impuestos a los productores de arroz. sobre todo para fomentar la intensificación y promover el incremento del rendimiento.68 Al llegar a su límite la expansión de la superficie. TÚNEZ19 3. Sin embargo.69 La seguridad alimentaria en Túnez ha mejorado muy rápidamente desde comienzos de los años sesenta. que han sido necesarias como consecuencia de las graves limitaciones naturales con que se enfrenta la producción agrícola. La intervención del gobierno ha logrado que el aumento de la disponibilidad de alimentos se tradujera en una mejora de la seguridad alimentaria para la mayor parte de la población gracias al establecimiento de amplios sistemas de protección social a nivel familiar. porque se financiaban con impuestos sobre las exportaciones de arroz. 3.los años setenta de un programa de ventas de arroz a bajo precio.

3. Asimismo. como lo indica el aumento del valor del IGSAF durante el período de 1961-1992. Al mismo tiempo. la esperanza de vida es de 68 años y la desigualdad de los ingresos ha disminuido. El estado nutricional. . mientras que el gasto de las empresas públicas era superior al 40 por ciento del PIB.71 La considerable reducción de la incidencia de la pobreza trajo consigo importantes mejoras en la situación de la seguridad alimentaria familiar. lo que representó una tasa de crecimiento medio ligeramente mayor del 1. aunque persisten importantes disparidades regionales (Banco Mundial. El resultado de ello es que actualmente la tasa de alfabetización se sitúa en el 65 por ciento. 1995). la disponibilidad media de alimentos per cápita aumentó de unas 2 000 calorías diarias a casi 3 500. Durante ese mismo período. Las estimaciones de la pobreza derivadas de encuestas sobre el gasto en consumo indican que su incidencia es en la actualidad bastante baja.5 por ciento (Figura 17). el gasto del Estado en políticas sociales era mayor que en casi todos los países de ingresos medios. tanto de los niños como de los adultos. la insuficiencia de los alimentos es actualmente inferior al 1 por ciento (Figura 18). 3. la parte correspondiente al sector público en el total de las inversiones fijas era casi del 60 por ciento y su contribución al valor añadido casi del 50 por ciento. ha mejorado también de forma gradual. los funcionarios públicos representaban un 25 por ciento aproximadamente de todos los asalariados. A finales del decenio de 1980. frente a un 22 por ciento en 1975. ligeramente inferior al 7 por ciento de la población total. el sector público pasó a desempeñar una función de gradual importancia en la economía.70 A raíz de la independencia del país.

Se prevé que a finales de este siglo los recursos hídricos disponibles serán objeto de un aprovechamiento íntegro. 3. desde 1971 la ayuda alimentaria recibida ha representado como promedio un 8.72 El aumento de las importaciones de alimentos. Sin embargo. como promedio. Se han iniciado actividades para mejorar la comercialización.5 por ciento de las tierras agrícolas (Banco Mundial. la degradación del suelo afecta al 60 por ciento de los recursos de tierras aprovechables del país y ocasiona cada año la pérdida permanente de un 0. 1995).Figura 18 3. Por otra parte. La ayuda alimentaria se suministró para compensar en parte los efectos de las sequías. La vulnerabilidad de Túnez a la sequía se debe principalmente a sus graves limitaciones de tierras y aguas. Se considera que el fomento de la industria alimentaria es un medio esencial para crear empleo y producir alimentos de gran aceptación. que incluyen la redefinición de la política agrícola para satisfacer las necesidades de alimentos locales de la población y reducir el consumo de alimentos importados. la agricultura de regadío representa el 30 por ciento de la producción sectorial. Aunque sólo el 6 por ciento de las tierras de labranza reciben riego.5 por ciento (llegando hasta un 50 por ciento) de las disponibilidades de alimentos para el consumo humano. incluida la ayuda alimentaria. distribución y control de calidad de alimentos. ha contribuido en gran medida a estos logros. Se presta especial . La parte correspondiente a las importaciones en la disponibilidad de alimentos para el consumo humano ha aumentado.73 Se están haciendo ulteriores intentos por mejorar la seguridad alimentaria familiar y diversificar la alimentación. en un 1 por ciento al año durante el período examinado.

se han liberalizado por completo los precios . se están llevando a cabo intervenciones integradas a nivel local (por ejemplo para ofrecer protección social y aliviar la pobreza) con el fin de prestar ayuda a los grupos vulnerables de la población. su déficit. Por lo que repecta a los productores. plaguicidas y herbicidas. ya existentes. Las políticas de estabilización y ajuste estructural adoptadas a partir de 1986 estaban concebidas para corregir esos desequilibrios insostenibles mediante la reducción del gasto público y la demanda. los centros regionales de empleo para la juventud rural. Las subvenciones a los fertilizantes.atención a la educación nutricional como medio para influir en el consumo. que utilizan los centros de maternidad y salud. la reavivación de las tendencias inflacionarias y una desaceleración del crecimiento económico. destinándose una cantidad relativamente mayor de recursos al sostenimiento del consumo de cereales. etc. que había contribuido a la crisis financiera de mediados de los años ochenta. También se han elaborado programas de lucha contra la pobreza orientados a las personas vulnerables. está ahora bajo control. riego y servicios mecanizados se han reducido considerablemente desde 1989. los comedores escolares. La privatización y liquidación de las empresas públicas. la amplia participación del sector público en la actividad económica había ocasionado la aparición de desequilibrios bastante acusados en las cuentas internas y externas. Paralelamente. organismo creado en 1971 para sostener los precios de los alimentos tanto para los consumidores como para los productores sigue funcionando. semillas. Aunque la Caisse Générale de Compensation (CGS). 3. las reformas bancarias y la liberalización del comercio internacional y de los mercados internos permitieron alcanzar un grado notable de estabilidad macroeconómica. piensos. Compatibilidad entre el ajuste estructural y las preocupaciones relativas a la seguridad alimentaria20 3.2 por ciento en el período de 1981-1986 al 2.4 por ciento en el período de 1987-1994. Por otra parte. una reducción de la inflación a niveles similares a los registrados en los países de la Unión Europea y un aumento de la tasa de crecimiento del PIB per cápita de un promedio anual del 1.74 A mediados de los años ochenta. se ha producido un cambio notable en la estructura del apoyo ofrecido por la CGS. También se están elaborando programas para mitigar los efectos de las catástrofes naturales (como la sequía). Túnez es uno de los pocos países de Africa que ha establecido sistemas de protección social paralelamente a los programas de ajuste estructural.75 El cambio en la orientación de las políticas se reflejó también en la agricultura.

ya que los esfuerzos conscientes por alcanzar ese objetivo comenzaron más o menos en la misma época en ambos países. Aunque lo que se buscaba con la autosuficiencia en el sector agrícola era la seguridad desde el punto de . 3. Sin embargo. en lugar de un desarrollo económico basado en la exportación. café y leche reconstituida siguen estando controlados por organismos paraestatales.76 La constante presencia del gobierno en el sector alimentario y el importante cambio en las prioridades normativas parecen ser los principales factores que explican la tendencia positiva de la disponibilidad de alimentos y la seguridad alimentaria en Túnez. mientras que los mercados de trigo. los problemas de seguridad alimentaria están más relacionados con la consecución de una alimentación equilibrada desde el punto de vista nutricional que con el aumento o mantenimiento de la disponibilidad de energía. Muchas de las mejoras en este ámbito tuvieron lugar antes de esa fecha. No obstante.78 Turquía inició muy pronto sus tentativas de industrialización. Es habitual comparar la modernización de Turquía con la de Japón. la extremada inestabilidad de la producción agrícola21 es aún un motivo de preocupación. té. TURQUÍA22 3. la base de recursos naturales de Turquía era bastante amplia y ya en las fases iniciales del proceso de industrialización se optó por una vía de desarrollo que implicaba la persecución del objetivo de la autosuficiencia agrícola y la sustitución de las importaciones. sino también en el conjunto de la economía) será crucial para el futuro de la seguridad alimentaria en Túnez. aceite de oliva.de algunos productos. 3. la intervención del sector público sigue siendo importante.77 Turquía es un país en desarrollo que ha mantenido un nivel relativamente alto de disponibilidad de alimentos y seguridad alimentaria desde los años sesenta. como la carne de aves de corral y de bovino. En la actualidad. a pesar de la intensificación de los esfuerzos por liberalizar los mercados agrícolas. gracias a la amplia intervención del sector público en todos los aspectos de las operaciones en los mercados agrícolas más importantes. y seguirá siéndolo en el futuro mientras persistan las limitaciones de tierras y aguas. En consecuencia. la diversificación (no sólo en el sector agrícola. Sin embargo. azúcar. por lo que el presupuesto y los niveles generales de los precios se ven sometidos a fuertes tensiones.

Gracias a la conclusión del importante proyecto de riego para la región sudoriental del país.5 por ciento como promedio) fue modesto. ya a comienzos de la Gran Depresión.79 El impulso hacia la autosuficiencia agrícola se puso en marcha con el apoyo a los precios del trigo. en los primeros años del decenio de 1930. El programa de apoyo se amplió posteriormente a más de 20 cultivos. las primeras fábricas creadas a principios de la época republicana eran de carácter agroindustrial. que era el principal cultivo básico. ya que Turquía ha figurado de modo sistemático entre los países con un alto nivel de seguridad alimentaria durante los últimos veinticinco años (Figura 20). no es probable que se enfrente en el futuro a problemas importantes de inseguridad alimentaria. que era ya muy alta (más de 2 800 calorías per cápita) a principios del período. El consiguiente aumento de la producción agrícola. fue muy superior al crecimiento demográfico y se basó primero en la ampliación de la superficie cultivada y más tarde en la mejora del rendimiento. siguió subiendo hasta llegar a unas 3 400 calorías en 1992 (Figura 19). Figura 19 3. esta autosuficiencia proporcionó también una buena base para la industrialización.5 por ciento anual. Aunque el crecimiento de la producción de alimentos per cápita para el período de 1961-1992 (menos del 0. .80 La evolución de la seguridad alimentaria familiar ha sido paralela a la de los suministros. 3. que ascendió como promedio a más de un 3. la disponibilidad de alimentos para el consumo humano.vista estratégico. De hecho.

pasando por el fomento de la producción y la satisfacción de la demanda. El uso sostenible de los recursos naturales.82 Turquía ha suministrado alimentos de produción nacional a otros países en épocas de necesidad urgente y está aplicando una política cuyo objetivo es compartir con ellos su experiencia teórica y práctica y otros recursos. el Cercano Oriente. carne y productos cárnicos y huevos. las desigualdades en la distribución por grupos socioeconómicos.83 Para conseguir objetivos que van desde la estabilidad de los ingresos y los precios a la mejora de la balanza de pagos. distribución de tierras. los Balcanes y el Cáucaso para conseguir la seguridad alimentaria por medio de la capacitación. los hábitos alimentarios inadecuados y la calidad deficiente de los alimentos a causa de la contaminación siguen siendo un problema en muchas zonas. Se estima que la mejora de los sistemas de distribución de alimentos.3. entre ellos empresas . mediante prácticas agrícolas más apropiadas. Se han emprendido iniciativas para aumentar la protección de los consumidores reforzando la legislación alimentaria. en particular hierro. Se ha prestado especial atención a la prevención de catástrofes tanto naturales como de origen humano. la educación y el aumento de su producción y su productividad.81 Aunque las hojas de balance de alimentos indican una disponibilidad de alimentos satisfactoria a nivel global. y en particular los que se venden en la vía pública. Persisten las carencias de micronutrientes. 3. pero es todavía elevada en algunas pequeñas zonas del país. Turquía sigue apoyando los esfuerzos de los países con déficit de alimentos de Africa. Cinco ministerios y unos 20 organismos semiautónomos. como precios de sostenimiento de la producción. Se han establecido zonas de desarrollo prioritario para promover el desarrollo autosostenido en las regiones desfavorecidas. inversiones en infraestructura. impuestos. servicios de extensión. contingentes. se ha recurrido en Turquía a todo tipo de medidas. La prevalencia de la malnutrición ha disminuido en los diez últimos años. atribuidas a una ingesta insuficiente de leche y productos lácteos. es uno de los medios para facilitar el acceso a una alimentación sana y diversificada. extremadamente pobres. edades y sexos. aranceles aduaneros. aplicando programas de control y ofreciendo información adecuada a los consumidores. calcio y riboflavina. Se está fomentando el enriquecimiento de los alimentos con arreglo a las necesidades locales. subvenciones de insumos y créditos. Panorama general de las políticas de ayuda a la agricultura en Turquía 3. se considera una condición previa para garantizar en el futuro la segurdiad alimentaria. etc.

UU. la productividad agrícola y los ingresos (Kasnakoglu. el gobierno producía. mientras que también han aumentado la demanda de mano de obra agrícola. sobre el nivel de los precios. A través de inversiones en infraestructura. 1996b). gracias a esas medidas se han fomentado la adopción y el uso de nuevas tecnologías. Akder y Gürkan. que representaba más del 90 ciento del valor total de la producción agrícola. distribuía o fijaba los precios de casi todos los insumos modernos. estos logros han tenido un costo muy elevado. 1990). en 1992 (FAO. En concreto. alcanzando un punto máximo de 8 900 millones de dólares EE. con excepción de las frutas y hortalizas frescas. el gasto público en agricultura a través de las medidas de sostenimiento de los precios representó un 35 por ciento aproximadamente del PIB agrícola. Los datos indican que en 1991-1993. posteriormente. se sigue proporcionando a la agricultura insumos gratuitos o a precios subvencionados. proyectos de riego. fomento y conservación de tierras y servicios de extensión. por lo que se están haciendo esfuerzos para reducir el grado de intervención a fin de eliminar las perturbaciones del mercado y orientar mejor la ayuda hacia los grupos que más la necesitan. Figura 20 . casi todos los principales productos agrícolas. es innegable que contribuyeron en un alto grado a su consecución. recibían algún tipo de apoyo público. Asimismo.y monopolios estatales y uniones de cooperativas (de ventas. A principios del decenio de 1980. No obstante. de crédito y mixtas) han participado en la formulación y aplicación de políticas de fijación de precios agrícolas. Los responsables de la formulación de polítcas reconocen la presión ejercida por esta intervención masiva sobre los recursos presupuestarios del gobierno y.84 Aunque estas medidas no obedecieron sólo a preocupaciones relacionadas con la seguridad alimentaria. 3.

Figura 21 .85 En Zimbabwe no se han registrado mejoras importantes en la disponibilidad media de alimentos y la seguridad alimentaria familiar en los últimos tres decenios. Los desequilibrios económicos y financieros que se crearon a raíz de la plena independencia nacional en 1980 hicieron necesaria la aplicación de un programa de ajuste estructural a principios del decenio de 1990. principal cultivo alimentario. Aunque el país se enfrentó a dos graves sequías durante el mismo período (1991-1992 y 1994-1995). estas crisis se resolvieron sin que se produjera una situación de hambre y malnutrición en gran escala. gracias a la ayuda de la comunidad internacional y a una coordinación notable de las actividades con otros países de la subregión del Africa austral. Por otra parte. al reducir el precio del cultivo alimentario básico. También se tradujeron en una considerable mejora de la situación de la seguridad alimentaria de los grupos más vulnerables de la población. lo que sitúa al país entre los que pueden ser considerados vulnerables.ZIMBABWE 3. los cambios estructurales introducidos a partir de 1993 en la comercialización del maíz. eliminaron algunas de las limitaciones de los mercados. La productividad del sector alimentario ha disminuido desde principios de los años setenta.

entre 1980 y 1985 la contribución de las zonas comunitarias a la producción de maíz comercializada en el país aumentó del 7 al 50 por ciento. En 1985.86 Zimbabwe adquirió la plena independencia en 1980. los programas para la agricultura y las oportunidades de comercialización (en particular el número de almacenes). en virtud de la cual se había concedido la independencia al país. y por la necesidad de consolidar su base política. En los cinco primeros años se incrementaron las facilidades de crédito. los servicios de extensión. no modificó inmediatamente las políticas agrícolas aplicadas por la administración de la minoría blanca en los años anteriores. aunque no se registró una mejora perceptible de las tendencias subyacentes en la producción per cápita. el Gobierno dedicó buena parte de sus recursos y esfuerzos al crecimiento de la producción agrícola en las zonas comunitarias existentes (las antiguas reservas nativas). limitado por las condiciones impuestas en la Constitución de Lancaster House.3. El nuevo gobierno. Durante los primeros años de independencia. Como resultado de ello. Figura 22 . los agricultores comunitarios producían y vendían más algodón que las grandes explotaciones agrícolas.

87 A partir de 1985.3. El objetivo de la intervención del gobierno en el mercado de los cereales era garantizar un suministro constante de harina de maíz a las zonas urbanas a unos precios que pudieran ser controlados y. Sólo la GMB podía vender maíz a precios oficiales subvencionados. por lo que a menudo el maíz debía recorrer una distancia considerable desde el punto de compra hasta el lugar de almacenamiento antes de ser transformado en harina superrefinada en una de las cuatro grandes empresas elaboradoras. el cual no podía ser trasladado a zonas comunitarias que no fueran contiguas ni comercializado en ellas. en particular. Esto limitaba el desplazamiento de los excedentes de cereales a las zonas deficitarias. El maíz blanco. El gobierno intervino los precios del maíz y se establecieron subvenciones. no podía cruzar las fronteras comerciales y comunitarias. . Estas empresas suministraban casi toda la harina de maíz disponible a escala comercial tanto a las zonas urbanas como a las rurales. Aunque se suministraron más insumos a las zonas rurales comunitarias y remotas. Un sistema de esta índole implicaba el transporte del maíz vendido por los agricultores comunitarios a las zonas urbanas para ser elaborado. Este tipo de organización de la comercialización demostró ser sumamente ineficaz. se impusieron graves restricciones a la comercialización del maíz. y su transporte de vuelta a las zonas rurales para ser vendido de nuevo. en caso necesario. siendo mínima la función desempeñada por los comerciantes privados. La Junta de Comercialización de Cereales (GMB) controlaba rigurosamente la compra de maíz. subvencionados. el partido dirigente adquirió mayor dominio e introdujo algunas de las políticas socialistas que había preconizado en la época anterior a la independencia.

Este descenso se acentuó como consecuencia de la sequía de 1991/92. 3.90 En octubre de 1990 se anunció el inicio del programa económico de ajuste estructural (PEAE). especialmente para los pobres. entre 1961 y 1974. Durante el primer decenio que siguió a la independencia. Las subvenciones a la harina de maíz . el Gobierno de Zimbabwe reconoció que la economía presentaba graves desequilibrios. reducción y restructuración del personal del sector público y creación de las condiciones para atraer inversiones extranjeras. en particular las relativas a la comercialización del maíz.89 A principios de los años noventa.5 por ciento al año aproximadamente. la producción de alimentos per cápita ha disminuido como promedio en un 4 por ciento al año. tuvo efectos positivos importantes sobre la seguridad alimentaria familiar. reducción del déficit fiscal. con la excepción de algunos aumentos de breve duración. Unos déficit fiscales de un 10 por ciento aproximadamente de los ingresos nacionales impedían la afluencia de inversiones privadas y creaban presiones inflacionarias. Sin embargo. 3. Zimbabwe fue capaz de producir más alimentos de los que se consumían en el país. Pese a las amplias oscilaciones. inspirado en el Fondo de Desarrollo Social24. permaneciendo invariados los ingresos reales per cápita. la economía se estancó de hecho. la disponibilidad media de energía y la situación de la seguridad alimentaria familiar (Figura 22) no fueron muy notables ni mejoraron significativamente en el curso del período.88 En la Figura 21 pueden observarse los resultados de estas políticas. y hasta 1992. Mejora de la seguridad alimentaria familiar mediante la reforma del mercado23 3. y había acumulado una importante deuda externa. de un 2. Zimbabwe había importado más de lo que había exportado.3. El constante endeudamiento era necesario para financiar los déficit del sector público. el gobierno estableció en noviembre de 1991 el Programa sobre las dimensiones sociales del ajuste. Durante cierto número de años. La disponibilidad media de alimentos se ha mantenido en torno a 2 100 calorías diarias per cápita y el nivel de la seguridad alimentaria familiar en el país ha sido bajo durante gran parte de ese período. la producción de alimentos per cápita registró un importante crecimiento.91 La suavización de las restricciones. Los recortes del gasto público causaron penalidades. Las medidas adoptadas fueron similares a las aplicadas en otros países: liberalización de la economía. Con el fin de abordar este problema. A pesar de ello. desde entonces. Durante la mayor parte del período de 1961-1992.

Estudios realizados después de las reformas revelaron que: primero. el Ministerio de Agricultura preconizó la eliminación de los controles sobre el transporte de maíz desde las pequeñas explotaciones a las zonas urbanas en junio de 1993. debido a las políticas vigentes que restringían el acceso de los consumidores al maíz. ampliamente consumida en las zonas rurales y fabricada de encargo con el maíz producido por los propios agricultores. las cuales consideraban que la harina de maíz integral no refinada. era un producto ordinario del que había poca demanda. Por ejemplo. mientras que. los pequeños fabricantes que trabajaban por encargo y los consumidores urbanos tenían dificultades para procurarse las cantidades de maíz necesarias para la producción de harina integral a causa de las políticas restrictivas. segundo. que costaba al gobierno el equivalente anual del 2 por ciento del PIB. se suprimió la subvención a la harina refinada.93 Las investigaciones llevadas a cabo antes de la liberalización del mercado alimentario predecían que la eliminación de los controles sobre el transporte de maíz a las zonas urbanas mejoraría considerablemente el acceso de los pequeños fabricantes y las familias urbanas de bajos ingresos a este producto. Por esa misma época. antes de la aplicación del PEAE. pequeñas fábricas que trabajaban por encargo empezaron a producir harina integral. las reformas del mercado permitieron a las familias urbanas comprar harina de maíz al 60-70 por ciento del costo de la harina de maíz fabricada por las grandes empresas. y tercero. 3. en 1991 pequeñas fábricas de Harare elaboraron el 8 por ciento de las necesidades de harina de maíz de la ciudad (Jayne et al. Datos de encuestas realizadas entre familias indicaban también que la demanda de harina integral era mucho mayor que el consumo efectivo. no producían harina integral. En consecuencia.antes del PEAE se limitaban exclusivamente a la harina refinada producida por las grandes empresas. 3. El precio de la harina refinada sin la subvención aumentó rápidamente en un 53 por ciento. La harina de maíz integral deja unos márgenes brutos notablemente menores que la harina refinada25. Teniendo en cuenta estos resultados.92 Cuando se pusieron a disposición de los consumidores suministros de cereales. 3. el ahorro para los consumidores equivalía al 7-13 . la proporción de harina de maíz adquirida a través de canales de distribución no estructurados había aumentado vertiginosamente. 1991).94 Los consumidores urbanos fueron exhortados públicamente a que evitaran los efectos de la supresión de las subvenciones comprando el maíz en grano y llevándolo a las pequeñas fábricas locales para que lo transformaran en harina integral. pasando del 8 al 50 por ciento aproximadamente. en un plazo de dos años..

las más recientes de las cuales datan de 1991/92 y 1994/95. Las necesidades de importación de cereales de la subregión se duplicaron con creces y unos 18 millones de personas se vieron enfrentadas al espectro de la inanición. .95 El Africa austral sufre periódicamente los efectos de las sequías. Por suerte. la sequía de 1991/92. causando pérdidas generalizadas de las cosechas o reduciendo fuertemente su rendimiento potencial. 1995).. a la rápida coordinación regional y al apoyo internacional fue posible evitar la escasez generalizada de alimentos y la amenaza del hambre. las condiciones prolongadas de tiempo cálido y seco en enero y febrero. especialmente en Sudáfrica. durante las fases cruciales de la polinización. Evolución de la crisis de 1991/92 3. Sin embargo. Malawi.96 La estación de las lluvias de 1991/92 comenzó puntualmente en varios países de la subregión (en octubre de 1991). Las autoridades competentes y el público en general consideran que estas reformas del mercado de maíz son uno de los aspectos más satisfactorios del programa de ajuste estructural aplicado en Zimbabwe. Namibia. afectaron gravemente al crecimiento de los cultivos en toda la subregión. gracias a un sistema de alerta eficiente. y normales en otras partes. LA SEQUÍA EN EL AFRICA AUSTRAL 3. que tuvo consecuencias devastadoras para la producción agrícola de la subregión y elevó las necesidades de importación a un nivel sin precedente será recordada probablemente como la más grave de los últimos decenios. Jayne et al. la producción global de cereales de la subregión se redujo a menos del 50 por ciento de la cosecha normal. Si bien las lluvias registradas en marzo llegaron demasiado tarde para salvar los cultivos en la mayoría de los países. en algunos de ellos beneficiaron a los pastos y limitaron los efectos de la sequía en el sector ganadero. pero en casi todas las zonas los cultivos alimentarios y el ganado habían sufrido ya daños irreversibles. 1995. No obstante. Como resultado de esta catástrofe. las condiciones de los cultivos fueron satisfactorias en Angola. Harare (Rubey. pero las precipitaciones posteriores fueron inferiores a la media. Zimbabwe y zonas del centro y el sur de Mozambique. Hasta principios de enero de 1992. con la excepción de Angola y la República Unida de Tanzanía. la República Unida de Tanzanía y Zambia.por ciento de los ingresos medios familiares entre el quintilo de ingresos más bajos de la capital. lo que ocasionó un fuerte retraso en el desarrollo de los cultivos.

Además de la grave escasez de alimentos. en una medida muy inferior. La mayor parte de los déficit de cereales secundarios de los países de la subregión se han cubierto tradicionalmente con exportaciones de Sudáfrica y Zimbabwe y. La pérdida casi total de las cosechas en muchas zonas del país se tradujo en desplazamientos en gran escala de personas afectadas por la sequía y desplazadas por la guerra. que recibe apoyo de la FAO. mientras que unos tres millones de personas quedaron expuestas al hambre. Las necesidades globales de importación . También llevaron a cabo una amplia evaluación logística de todos los principales puertos de la región. tras las mediocres cosechas de 1991. el sistema de alarma de la región. había detectado ya señales de que se estaban creando las condiciones para la sequía. en cooperación con los gobiernos y la Comunidad para el Desarrollo del Africa Austral (SADC). Las cosechas fueron algo mejores en Tanzanía. se confirmó que la situación era crítica. incluidos los de Sudáfrica. Zambia y Tanzanía. Sudáfrica y Zimbabwe habían agotado sus existencias de maíz. en busca de alimentos y agua. 3. de Malawi. pero este país no disponía de excedentes para la exportación. La escasez de alimentos creada por la sequía se vio agudizada por el bajo nivel de las existencias de cereales en la subregión.100 Las misiones confirmaron que la sequía. la peor en varios decenios. Medidas adoptadas y resultados obtenidos: la sequía de 1991/92 3. la sequía representaba un peligro para los suministros de agua.97 En diciembre de 1991. varias misiones conjuntas de la FAO y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de evaluación de las cosechas y los suministros alimentarios visitaron la región en marzo/abril de 1992.3. había tenido efectos devastadores para los cultivos de casi todos los países de la región. Estas misiones.98 Mozambique fue el país más gravemente afectado. 3. cuando los cultivos estaban llegando a su madurez. El resultado fue que estos países exportadores se enfrentaron a la perspectiva de tener que importar cantidades apreciables de maíz en 1992/93. ya reducidos. A finales de febrero de 1992.99 A raíz de las primeras señales de alerta sobre la inminente sequía. Sin embargo. examinaron los resultados de la cosecha de cereales de 1992 y evaluaron las necesidades de importación de cereales y de ayuda alimentaria para el ejercicio comercial de 1992/93. dado que la sequía agudizó los efectos negativos de varios años de guerra civil sobre la producción de alimentos. el sector ganadero y el bienestar general de la población. y además se habían visto afectados también por la sequía.

3. distribución y transporte de los alimentos importados. Además. 3. mientras que eran necesarias otras 232 000 toneladas de alimentos complementarios para programas de alimentación de grupos vulnerables.de cereales de los diez países de la SADC se estimaron en 6. de 4 millones de toneladas. hubo que realizar esfuerzos especiales a fin de movilizar la asistencia internacional necesaria para el Africa austral. incluían 1. se estableció un Centro regional de asesoramiento sobre logística. Las necesidades totales de ayuda alimentaria. carreteras y otros medios. con la participación del sector privado.104 La colaboración entre las Naciones Unidas y la SADC para evaluar las necesidades de ayuda alimentaria de emergencia y de ayuda no alimentaria y planificar las operaciones de entrega culminó en el .6 millones de toneladas en concepto de asistencia urgente. con la participación del PMA y financiación de varios donantes. ferrocarriles.101 Era evidente que la mayoría de los países afectados no estaban en condiciones de comprar en forma de importaciones comerciales el volumen sin precedente de alimentos que necesitaban para el período de 1992/93. Las misiones FAO/PMA llegaron a la conclusión de que sólo una iniciativa internacional de socorro en gran escala podía evitar una escasez generalizada de alimentos y una situación de hambre posteriormente. incluidos la compra.103 Los países de la SADC reaccionaron prestamente en abril de 1992 creando un grupo de acción regional para coordinar sus actividades de socorro.102 La consiguiente alerta especial lanzada por el Sistema Mundial de Información y Alerta de la FAO en abril de 1992 hizo que la comunidad de donantes cobrara conciencia de la gravedad de la sequía y sirvió de base para preparar un llamamiento unificado Naciones Unidas-SADC. se consideró que Sudáfrica (que en esa época no era miembro de la SADC) necesitaría importar 4.1 millones de toneladas.5 millones de toneladas de maíz y 1 millón de toneladas de trigo. Europa oriental y el Cuerno de Africa. 3. Se constituyeron seis grupos encargados de los servicios de transporte a través de puertos. Además. Dado que la atención internacional estaba centrada en el deterioro de la situación alimentaria en la ex Unión Soviética. 3. para recoger y divulgar sistemáticamente información sobre todas las cuestiones relacionadas con las actividades portuarias y de transporte de la región y evitar congestiones de tráfico y otros problemas conexos. cuya tarea era coordinar los esfuerzos para hacer llegar a la región el volumen masivo de importaciones destinadas a aliviar los efectos de la sequía. frente a unos 2 millones de toneladas en un año normal.

105 El llamamiento logró sensibilizar a la opinión pública mundial sobre la difícil situación en que se encontraba la región. 3. fue acogida con menos interés. Las contribuciones para el transporte y la logística fueron más que suficientes.108 En general. asistencia sanitaria e insumos agrícolas.UU. así como asistencia para coordinar el transporte y la logística. ONG e instituciones interesadas participaron activamente en las diversas actividades de socorro. y 2. 3. así como a la reacción muy positiva de los donantes. 3. programación y transporte. . pero las iniciativas para movilizar recursos destinados a este tipo de ayuda se prolongaron hasta mucho después de 1992 y se recibieron fondos de varias fuentes bilaterales y multilaterales. la crisis ocasionada por la sequía en el Africa austral se resolvió y la amenaza del hambre se despejó gracias a la eficaz coordinación entre los países de la subregión y con el sistema de las Naciones Unidas. ya que las ofertas cubrieron el 82 por ciento de la ayuda alimentaria selectiva solicitada y el 89 por ciento de la ayuda alimentaria para programas. incluidos 1. ya que se recibió el doble del volumen que habían pedido los países de la SADC. Se pidió asistencia internacional por un total de 4. Los préstamos en condiciones muy favorables de instituciones como el Banco Mundial permitieron a los países realizar importaciones de carácter comercial.Llamamiento unificado Naciones Unidas-SADC en favor del Africa austral. En consecuencia.8 millones de ayuda alimentaria selectiva. asistencia sanitaria e insumos agropecuarios. y muchos donantes. 3.3 millones de toneladas de ayuda alimentaria para programas.107 La petición de ayuda no alimentaria para el suministro de agua. las tasas de entrega de los productos fueron en general satisfactorias. aunque se advirtió que el costo de la distribución habría podido reducirse si se hubieran organizado mejor las operaciones de planificación. El llamamiento incluyó también 223 millones de dólares EE. realizado en 1992.1 millones de toneladas de ayuda alimentaria. así como para actividades de rehabilitación. En estas iniciativas participaron también el Banco Mundial. el Fondo Monetario Internacional y diversas ONG. de ayuda no alimentaria para suministrar agua.106 La respuesta de los donantes al llamamiento Naciones UnidasSADC fue muy positiva.

3. Estas alertas fueron seguidas de una serie de misiones conjuntas FAO/PMA de evaluación de las cosechas y los suministros alimentarios.114 En junio de 1995. en cooperación con los gobiernos y la SADC. Estas misiones confirmaron las advertencias anteriores y facilitaron estimaciones cuantitativas de las necesidades de alimentos de la subregión. tanto desde el punto de vista del déficit de producción interna de alimentos como de las pérdidas de exportaciones. los efectos de la sequía de 1994/95 en el Africa austral fueron importantes pero mucho menos devastadores que los de la sequía anterior. 3. los agricultores y los sectores comerciales de varios países. 3. Zambia y Zimbabwe. en particular Sudáfrica y Zimbabwe.112 Los gobiernos de los países afectados y la comunidad internacional prestaron atención a estas señales de alerta sobre el inminente déficit de alimentos y elaboraron planes oportunos y adecuados para afrontar la situación. Otros países sufrieron también en diversos grados los efectos de la sequía. que visitaron la subregión durante marzo y abril de 1995. La sequía tuvo consecuencias graves en Lesotho. 3.111 Las alertas especiales del Sistema Mundial de Información y Alerta de la FAO en diciembre de 1994 y enero de 1995 dieron a conocer la crisis a la comunidad mundial. 3. Las grandes existencias remanentes de la cosecha excepcional del año anterior que tenían en su poder las juntas nacionales de comercialización. y serias en Sudáfrica.Enseñanzas adquiridas: la sequía de 1994/95 3. constituyeron un amortiguador eficaz entre la recolección y la llegada de las importaciones. la SADC hizo un llamamiento internacional a los donantes para combatir la grave sequía en ciertas partes del Africa austral y superar la escasez de alimentos prevista en sus países .113 La FAO y el PMA tomaron la iniciativa de anticipar la aprobación de las operaciones de emergencia para los países gravemente afectados con el fin de evitar probables retrasos en la movilización de la asistencia de socorro. donde se destruyó prácticamente toda la producción.109 Como resultado de la experiencia de la crisis de 1991/92. Los países de la subregión adoptaron diversas medidas para prevenir las pérdidas causadas a los cultivos por plagas y enfermedades.110 Diversos factores favorables contribuyeron a amortiguar las consecuencias de la sequía de 1994/95 para la situación de los suministros alimentarios en los países de la subregión.

el decenio de 1980 fue un período en que los obstáculos financieros y económicos condicionaron el programa de las políticas. Conclusiones 4. en última instancia. algunos de los cuales todavía no se habían recuperado plenamente de los efectos de la sequía de 1992.115 Desde la crisis de la sequía de 1991/92. 4. Estos acontecimientos están contribuyendo a una firme recuperación de la producción de alimentos y facilitando notablemente la comercialización y el comercio en la subregión. en cualquier período son los obstáculos que los encargados de formular políticas en un país consideran insoslayables los que tienden a determinar la orientación y el carácter de las políticas aplicadas. organismos de las Naciones Unidas. determinan la situación de la seguridad alimentaria de la población de cualquier país. Además.miembros.1 En esta breve colección de estudios monográficos se exponen los diversos modos en que una variedad de países con diferentes estructuras económicas y sociales. patrimonios de recursos naturales y sociales y orientaciones políticas han conseguido resolver algunos de los problemas que plantea la inseguridad alimentaria nacional y familiar. social y económico si se quiere que tengan posibilidades de éxito. que han . ONG y otras partes interesadas a nivel local.2 Sin embargo. adoptaron una variedad de medidas en toda la región para ayudar en particular a los grupos vulnerables. Los donantes. la multitud de objetivos que han de perseguir las políticas en cualquier contexto deben ser viables desde el punto de vista político. en colaboración con los gobiernos. como China. Estos ejemplos ilustran la contribución del entorno normativo a la configuración de los procesos económicos y sociales que. Para casi todos los países que se examinan en el presente documento. se han registrado también en la subregión diversos cambios institucionales y económicos positivos. Sudáfrica entró a formar parte de la SADC en 1994. en definitiva. 3. Angola y Mozambique consiguieron la paz y varios países han instaurado políticas de mercado más liberales. Pese a la diversidad de las políticas concretas aplicadas en diferentes países y en diferentes épocas. Algunos de estos países. Turquía e Indonesia. Varios donantes respondieron generosamente a esta petición de asistencia. 4. es evidente que las medidas para garantizar la seguridad alimentaria a la población vulnerable implican siempre una compensación entre ventajas e inconvenientes.

Bibliografía . En la medida en que estas políticas reducen el apoyo prestado a los productores y consumidores vulnerables. han mejorado considerablemente la situación de su seguridad alimentaria. donde el camino hacia el fortalecimiento de la seguridad alimentaria ha implicado la adopción de medidas directamente orientadas a la población vulnerable. tienden a reducir también las distorsiones y los desequilibrios. cuando se complementan con políticas apropiadas que ofrecen sistemas de protección a las personas vulnerables. las políticas destinadas a la población vulnerable. Ecuador. eliminando algunas de las políticas que se oponían a un funcionamiento más libre de los mercados alimentarios. promoviendo la investigación.concedido siempre gran importancia a las medidas encaminadas a aumentar la productividad en los sectores agrícola y alimentario. la fuerte protección concedida a los productores agrícolas y/o a los consumidores de alimentos contribuyó de manera considerable a la aparición de esos desequilibrios. en particular. Mozambique. Costa Rica. En algunos de ellos. 4. Además. las mejoras tienden a ser más apreciables. como Tailandia. el aumento de la eficiencia económica puede tener más adelante efectos beneficiosos sobre la seguridad alimentaria en general. entre principios del decenio de 1960 y el de 1990.3 En términos generales. Zimbabwe y Burkina Faso. aun siendo relativamente más vulnerables que los ya mencionados. casi todos los países examinados en el presente estudio tuvieron que afrontar en algún momento desequilibrios financieros y macroeconómicos que pusieron en peligro la sostenibilidad de su gasto público y afectaron a sus resultados económicos. No obstante. Las experiencias relativas a la aplicación de programas de ajuste estructural y liberalización económica para corregir esos desequilibrios parecen haber sido contradictorias. Sin embargo. la extensión y la adopción de nuevas tecnologías de producción. Las experiencias de Burkina Faso. es probable que sus efectos iniciales sobre la seguridad alimentaria sean negativos. han sido capaces de aliviar las preocupaciones relativas a la seguridad alimentaria de los grupos vulnerables. De hecho. ha habido otros. como por ejemplo Mozambique. como los programas de alimentos por trabajo en la India. Túnez y Costa Rica. Y por último otros países. Túnez y Zimbabwe antes descritas indican que programas de ese tipo han mejorado realmente la seguridad alimentaria.

1992. FAO. Hunger and public action. A strategy to develop agriculture in sub-Saharan Africa and a Focus for the World Bank. Clarendon Press. 1984. FAO. 1995. Roµa. pp. Banco Mundial. FAO. Capital Institute Paediatrics. 1994b. Poverty and hunger: issues and options for food security in developing countries. Docuµento CFS: 94/2. Roµa. eds. Inforµe del octavo período de sesiones del Coµité de Seguridad Aliµentaria Mundial.. Alexandratos. Republic of Tunisia . Inforµe sobre los progresos efectuados en la elaboración de un índice de seguridad aliµentaria en los hogares. Washington. Banco Mundial. Washington. Banco Mundial. Bigµan. Reino Unido. 1993. Banco Mundial. D. FAO. Miµeografiado. D.C. El estado µundial de la agricultura y la aliµentación 1994. A. 1993. Estudio de la FAO. Evaluación de la situación actual en µateria de seguridad µundial y evolución reciente pertinente. FAO. 1993. Roµa. Food security and food inventories in developing countries. 1989. Bigµan. Technical Paper No.C. Indonesia: agricultural transforµation challenges and opportunities. Madrid. K.C. Reino Unido. Drèze. 238-251. en P. Cleaver. Docuµento CFS: 93/2. . Roµa. Country Econoµic Meµoranduµ. Inforµe No 4963-TH.C. Investigation on the physical developµent of children under 7 years of age in the rural districts of ten provinces of China. y Mundi-Prensa. Thailand: pricing and µarketing policy for intensification of rice agriculture. Oxford. 1986. Back y D. Washington. Washington. D. 1995a. 203. Wallingford. D.. The µeasureµent of food security: chronic undernutrition and teµporary food deficiencies. J. N.C.towards the 21st century. y Sen. Washington. D. FAO. CL 83/10. 1985. ed. D. Agricultura µundial: hacia el año 2010.Banco Mundial. CAB International. 1983. Roµa. 1994a.

Mozaµbique: food security success story. por K. FAO. Reardon. FAO. 1992. Evolution de la sécurité aliµentaire en Tunisie. 1996c. FAO. 1995d. eds.S. Roµa. Planning coµµodity exchanges . por A.S. Roµa (µiµeografiado). por A. 1995b. Roµa (µiµeografiado). Roµa. por N. FAO. por N. FAO. R. . 1995h. 1995e. FAO. Agricultural policies and food security in China.Y. Docuµento ICN/92/INF/7. participation and targeting . 1995. Roµa (µiµeografiado). Weber. 1995f. FAO.agricultural support policies in Turkey. Genesis of agricultural and food developµent in Indonesia. N. achieveµents of outward oriented developµent strategy for food and agriculture in Thailand. 1996b. Huddleston. FAO. por J. Eleµentos principales de estrategias nutricionales. FAO. Costa Rica: food security success story. FAO. FAO. Savadogo y T.the case of the Eµployµent Guarantee Scheµe in India. Burkina Faso: food security success story. Kasnakoglu. Food policy: fraµeworks for analysis and action. 1996d. Allaya. Randhawa. Nueva Delhi (µiµeografiado).FAO. Buainain. Randhawa. Docuµento AG:TCP/TUR/4451.S. Wages. Roµa. Roµa (µiµeografiado). Sexta encuesta aliµentaria µundial. Ecuador: food security success story. por M. por J. Food security concerns in Turkey.Y. China: food security success story. Roµa (µiµeografiado). Buainain. Roµa (µiµeografiado). FAO. 1995c. Roµa. 1996e. Roµa (µiµeografiado). FAO/Organización Mundial de la Salud (OMS). Randhawa y B. por H. Developµent of food and agriculture in India: a µoderate perforµance. Roµa (µiµeografiado). 1995i. Roµa. 1996a. Gaiha. Tschirley y M. Lin. por D. 1995g. Roµa. Lin.

A. Mukuµbu.. Structural adjustµent and food security in Ziµbabwe. 1993. 1995a.Y. Wyckoff y M. Baltiµore. Série A: Séµinaires Méditerranéens.S. y Gürkan.. 26: 91-109. Estados Unidos. Wildbad Kreuth.. and shirking in the theory of cooperative teaµ: A reply. Towards an integrated national food policy strategy: proceedings of the second national consultative workshop. L. Econ.S.. Francia. Baviera. en Centre international de hautes études agronoµiques µéditerranéennes (CIHEAM). A. Coµp. Schiff y A. 1995. M. Kluwer. pp. Aleµania. D. Michigan State University. Rukuni. 1990. M. P. Collectivization and China’s agricultural crisis in 19591961. Harare. Hajek. The political econoµy of agricultural pricing policy . pp. La sécurité aliµentaire en Méditerranée. Valdés. J. exit costs. G. H. 1991.García. en D. Options Méditerrané-ennes. East Lansing. The role of agriculture in the transition process in China. 22 (3-4): 51-65. eds. J. Labor and rainfed agriculture in West Asia and North Africa. Akder. Estados Unidos. 1991. M. 144-202.O. Weber M. Docuµento presentado en el Siµposio sobre La función de la agricultura en el proceso de transición hacia una econoµía orientada al µercado. y Diskin. . Lin. Gürkan. En A. Rubey.Y. International Developµent Paper 19. T.G. Kasnakoglu. J. Krueger. T. A. Lin. Agricultural labor and technological change in Turkey. Chisvo. Exit rights. J. 103-133.. Jayne. Deterµining the structure of food insecurity at the global level: A cross country fraµework for analysing policy issues for the agro-food sector. J. 2-6 de µayo. Santos. eds. J. The Johns Hopkins University Press para el Banco Mundial. M. Países Bajos. 27 (2): 31-33.A.. 98: 1228-1252. Econoµie et Sociétés. y Naili. University of Ziµbabwe. 1995b. Khaldi. M. 1990. H. y Mudiµu.. Effects of µarket reforµ on access to food by low-incoµe households: evidence froµ four countries in Eastern and Southern Africa. Lin. G.. Econ. en J.. Analyse des politiques de la sécurité aliµentaire en Tunisie. ed. 1995. Tschirley. Rukuni..Latin Aµerica. A. Sithole. Jayne. Montpellier. The µatheµatics of hunger.. Gürkan.A. 17: 504-520.A.Y.. R. Tully. CERES. A. Polit. Coloµbia. 1995. Dordrecht.

Inforµe final para la Dirección para el Africa Occidental del Banco Mundial. y Wetta. Pinstrup-Anderson. The deterµinants of agricultural productivity and supply response in Burkina Faso.I. Wright. Ouagadougou. D. indicators.. R. Froµ stagnation and adjustµent to huµan developµent. Nueva York. The iµpact of self-iµposed adjustµent: the case of Burkina Faso. Maize µarket reforµ in Ziµbabwe: linkages between consuµer preferences. 55-66. en J. en C..H. Baltiµore. C. St. J. 1995. T. Docuµento presentado en la Conferencia USAID/Universidad de Cornell sobre la Pobreza. 1983-89. Maxwell. Sanders. Nueva York. Accra. Estados Unidos. Household food security: concepts. Endogenously induced adjustµent and poverty alleviation in sub-Saharan Africa. Reardon. Purdue University. K. Food policy: fraµeworks for analysis and action. Estados Unidos. K. 1987. y Frankenberger. eds. 1992. West Lafayette. Blooµington. K. Shapiro y S. T. K. Production systeµs in the southwestern region of Burkina Faso. 1990.McMillan. Universidad de Ouagadougou. The econoµics of agricultural technology in seµi-arid sub-Saharan Africa.a technical review. µarzo. K.A. 1986. eds. 1994. Savadogo. Estados Unidos. Lansing. Resource µanageµent and new technologies in Burkina Faso: a stable agricultural developµent. Rubey. µeasureµents .K. Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). 1996.. Huddleston. B. . Sanders. 1994. P. Mann y B. Indiana University Press. L. Burkina Faso.H. Martin Press. P. new land settleµent and tecnological change. y Savadogo. y Savadogo. Raµaswaµy. pp. East Lansing. 1992. K. Africa’s recovery in the 1990s. Tesis doctoral. sµall-scale enterprise developµent and alternative µarketing channels. K. Savadogo. An analytical fraµework for assessing nutrition effects of policies and prograµs. en G. Michigan State University Staff Paper. Cornia. Estados Unidos. Mkandawire. Savadogo. y Roµa.E. Disease control. Facultad de Econoµía. The Johns Hopkins University Press. Departaµento de Econoµía Agrícola. Van der Hoeven y T. eds. S. Granier. Michigan State University. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Ghana. Estados Unidos. P. y Pietola. Savadogo.

y por consiguiente la vulnerabilidad. que en la región meridional del Sahel. y Setboonsarng. Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (GCIAI). Cult. D. USAID (Agencia para el Desarrollo Internacional). septiembre de 1994. 1992. UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia). Etude des grandes étapes de la croissance et de la relance éconoµique au Burkina Faso: Le prograµµe d’ajusteµent structurel. en la populosa meseta central.. 2 En esta sección se ofrece una versión corregida y resumida de un estudio de la FAO (FAO. Strategy for iµproved nutrition of children and woµen in developing countries . Valdés.a UNICEF policy review. Econoµetrica. 3 Hay que señalar que la vulnerabilidad no es uniforme en todo el país. World Food Day Report. Además. Washington. 1992. más productiva. el suministro diario de calorías per cápita (2 000) era menor. como promedio. confirmaron esta disparidad. 1990. Change. pp. 1993. era mayor en la meseta central. Zagré. eds.J. los datos indican un mayor acceso a los suministros de energía. Dev. de un programa de ajuste con el Fondo Monetario Internacional/Banco Mundial. datos del CEDRES basados en una comparación entre esta zona y la región sudanoguineana. Schiff y A. J. 1976. Coopération Canada/Burkina Faso. A. Diez años más tarde. En A.C. Total factor productivity change in China’s farµing sector: 1952-89. 44: 219-31. ses faiblesses. 1993. Econ. The Johns Hopkins University Press para el Banco Mundial. recogidos en 1985 (que fue un año bueno).Sen. pero no discrepan de los datos nacionales. Towards sustainable food security. en 1991. M.O. Wen. Según datos del Instituto Internacional de Investigación de Cultivos para las Zonas Tropicales Semiáridas (ICRISAT). Thailand. ses forces. D. 206-281. Sir John Crawford Meµorial Lecture. El promedio anual del consumo de calorías de la zona guineana (2 900) era superior al de la meseta central (2 500). En general. 1992. Poverty: an ordinal approach to µeasureµent. propensa a la sequía y dedicada a la ganadería (3 200). Burkina Faso. por lo que no se se han tenido en cuenta los posibles efectos del nuevo entorno macroeconómico sobre la seguridad 1 . la variabilidad. Nueva York. P. Estados Unidos. 1996c). 4 El período examinado en este estudio (1961-1991) es anterior a la firma. Krueger. A. S. G. Office of Food for Peace. Speth.Asia. 42: 1-47. zona de carácter agrícola pero degradada. Siaµwalla.K.C. y subrayan la necesidad de tener en cuenta los factores tanto regionales como estacionales al formular programas de seguridad alimentaria. The political econoµy of agricultural pricing policy . Notas Acuerdo de Cooperación FAO/PNUD. Washington. Ouagadougou. Baltiµore.

17 Hay que señalar que el acusado aumento de la producción de yuca para uso industrial y para pienso contribuyó también a la evidente disparidad entre la disponibilidad de alimentos para todos los usos y para consumo humano. 9 En esta sección se ofrece una versión resumida y corregida de un estudio de la FAO (FAO. 1995). 21 El coeficiente de variación de la producción de alimentos per cápita en Túnez. 19 En esta sección se ofrece una versión muy corregida y resumida de un estudio de la FAO (FAO. pero una vez iniciado se hizo obligatoria. Las actividades encaminadas a generar ingresos se dirigen sobre todo a las mujeres.1995g). 13 Texto basado en el estudio del Banco Mundial (1992). 14 Esta sección se basa en un estudio de la FAO (FAO. 10 En esta sección se ofrece una versión resumida y corregida de un estudio de la FAO (FAO. 8 Un aspecto interesante de las importaciones de alimentos en Costa Rica es la importancia de la ayuda alimentaria. Tanto bajo el régimen colonial como bajo el FRELIMO (Frente de Liberación de Mozambique). 16 En esta sección se ofrece una versión resumida y corregida de un estudio de la FAO (FAO. 5 En esta sección se ofrece una versión corregida y resumida del estudio de Lin (1995). Asimismo. 1996e). 1995d). 6 Dada la dificultad de supervisar el trabajo agrícola en equipo. el comercio privado estuvo sometido a un fuerte control. 1995i). 24 Es de lamentar que el país haya sufrido dos graves sequías desde la introducción del PEAE. 1990. 1995b). el coeficiente más alto que viene a continuación corresponde a Turquía. gracias en gran medida al sistema de almacenamiento de cereales de la Junta . la ayuda alimentaria en cereales representa todavía un 6 por ciento de la disponibilidad de alimentos per cápita para el consumo humano. Aunque la respuesta a las primeras advertencias de la sequía fue tardía en ambos casos. 1995h). el país logró aplicar varios programas de ayuda alimentaria que evitaron sufrimientos e inanición a la población. con apoyo del Banco Mundial.5 por ciento.alimentaria. 15 Es importante señalar que antes de finales de los años ochenta no existían en Mozambique mercados privados libres . 1993. el gobierno ha emprendido recientemente (1993) programas concretos de seguridad alimentaria para reducir la pobreza en determinadas zonas rurales. Durante el período comprendido entre 1971 y 1991. con un 7. 1995c). Sin embargo. es demasiado pronto para evaluar los efectos netos de estos programas. 11 En esta sección se ofrece un resumen muy esquemático de las conclusiones del estudio de Drèze y Sen (1989). Entre los países incluidos en el presente estudio. expresada en equivalente de energía. 23 En esta sección se ofrece una versión resumida y corregida del estudio de Jayne et al. 7 En esta sección se ofrece una versión resumida y corregida del estudio de la FAO (FAO. 12 En esta sección se ofrece una versión resumida y corregida de un estudio de la FAO (FAO. (1995). El coeficiente de variación es la relación entre la estimación de la desviación típica de la producción de alimentos per cápita en torno a una línea tendencial compleja y su media para el período de 1961-1992. en el supuesto de que los ingresos que controlan servirán para aumentar la seguridad alimentaria en mayor medida que los ingresos controlados por los hombres. la ayuda alimentaria en cereales constituyó más de un cuarto de las importaciones de alimentos expresadas en su equivalente en calorías. la cual sólo puede mantenerse si la formación del equipo es voluntaria. es de un 30 por ciento aproximadamente. 18 Para preparar esta sección se ha hecho amplio uso de los estudios del Banco Mundial (1984) y de Siamwalla y Setboonsarng (1992). El resultado fue que el contrato autoimpuesto no pudo mantenerse y la productividad agrícola sufrió una caída vertical (Lin. Antes del movimiento de las comunas en otoño de 1958. Aunque esta proporción ha disminuido recientemente (1990-1992) a un 23 por ciento. 20 Esta sección se basa en los estudios del Banco Mundial (1995) y de Khaldi y Naili (1995). el éxito de una colectividad agrícola depende de la disciplina que se imponga. la participación de los agricultores en las colectividades agrícolas era voluntaria. que incluía el mantenimiento de precios fijos en todos los niveles del sistema. 1996c). 22 En esta sección se ofrece una versión resumida y corregida de un estudio de la FAO (FAO.

Sin embargo. Sin embargo. desean una más amplia cooperación internacional y un desarrollo sostenible. nuevos problemas y nuevas instituciones están alterando las formas de las relaciones internacionales en los órdenes político. junto con las estructuras políticas adecuadas para promoverlos y apoyarlos. 1. Apretarse el cinturón e introducir reformas en las políticas se convirtieron en medidas absolutamente necesarias. una disminución de la intervención del gobierno . las cuales exigían una reducción del gasto público.2 Los cambios en el contexto sociopolítico y económico se caracterizan por los elementos siguientes:  En primer lugar. muchos países en desarrollo habían llegado al decenio de 1980 tras haber contraído una deuda externa muy voluminosa en el decenio de 1970 a tipos de interés real bajos y a menudo negativos. 1. unos tipos de interés real en aumento y una apreciación del dólar estadounidense en el que se expresaba prácticamente toda la deuda externa. subsistan de algún modo. 25 Las cantidades limitadas de maíz de fuentes «oficiales» de que se disponía en las zonas urbanas para su elaboración por las pequeñas fábricas se complementaba con cantidades adicionales de maíz llevadas ilegalmente a esas zonas. aun cuando las antiguas. Introducción y panorama general 1. los cambios experimentados tienen consecuencias importantes para la seguridad alimentaria. Nuevos Estados. muchos de ellos no eran ni siquiera capaces de hacer frente al pago de su servicio.paraestatal de comercialización. con arreglo a las condiciones impuestas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI). ha sido difícil distinguir entre los efectos del PEAE y los de la sequía. las nuevas tendencias son claras: la mayoría de los países buscan políticas económicas más orientadas hacia el mercado.1 El mundo hace tan sólo un decenio está evolucionando de manera notable e imprevista. de hecho. No les era ya posible mantener la pesada carga de la deuda. económico y ambiental. aunque atenuadas. A comienzos de los años ochenta. su situación económica se había invertido a causa de unas tasas de crecimiento más lentas.

estimaron que el costo presupuestario de la ayuda a la agricultura se había hecho intolerable. la privatización de los antiguos organismos paraestatales y la corrección de los tipos de cambio sobrevalorados. Ello se ha debido en parte a la necesidad de los propios gobiernos de aumentar la eficiencia de los recursos frente a unos déficit crecientes y en parte a las demandas de los contribuyentes. mientras tanto. Se inició un proceso de reforma de las políticas para limitar la exposición presupuestaria orientando con más precisión los beneficios de aquéllas.   en los mercados. incluso los países que no pueden clasificarse en ninguna de las tres categorías anteriores se han visto arrastrados por el movimiento en favor de la reducción de la presencia del sector público y la liberalización de los mercados y del comercio. se puso en marcha un proceso difícil y penoso de transición a economías más abiertas y orientadas al mercado. redujo drásticamente los ingresos per cápita. En segundo lugar. cuyos ingresos reales permanecen estancados y que culpan a los gobiernos de los insatisfactorios resultados económicos.3 La búsqueda de nuevas políticas para dar forma a las instituciones contemporáneas tiene lugar paralelamente a un examen más amplio del papel básico de los gobiernos. Las relaciones internacionales cambiantes y una situación económica mundial profundamente alterada lanzan nuevos desafíos a la estabilidad nacional y mundial. En este proceso. Este proceso alteró las modalidades tradicionales de comercio. elaboración y distribución. ha habido que crear incluso las instituciones jurídicas y económicas más elementales para permitir y alentar al sector privado a actuar como parte integrante de una economía de mercado eficaz. desconectando los pagos en concepto de ayuda de la producción corriente y reduciendo en general la presencia del gobierno. es decir. En tercer lugar. provocó la caída de la demanda y trastornó los sistemas de producción. que se reduce respecto al que tenía en el pasado. Esta definición contiene .4 Seguridad alimentaria significa esencialmente que todas las personas tengan en todo momento acceso a alimentos sanos y nutritivos para mantener una vida sana y activa. fijar los precios de forma realista. especialmente en el mundo desarrollado. cuya recuperación no se ha efectuado todavía. con el derrumbamiento de las economías de dirección y control centralizados de Europa central y oriental y de la ex Unión Soviética. muchos países. En cuarto lugar. disminuyendo la cuantía de las ayudas. 1. los problemas y los conflictos locales no se resuelven1. 1. Todas estas cuestiones condicionan la seguridad alimentaria.

políticas. es obvio que el logro de la seguridad alimentaria universal a nivel individual. Primeramente. la transformación de la tecnología agrícola vincula cada vez más el mercado de insumos a otros sectores de la economía. ningún otro sector tiene efectos tan amplios sobre la sostenibilidad del medio ambiente y los recursos naturales: la agricultura y la ganadería afectan a los bosques. que supone su alcance en los niveles superiores. siendo razonable esperar un aumento del desarrollo económico y la seguridad alimentaria. Lamentablemente. familiar e individual). 1. esa misma integración abre la posibilidad de repartir por el mundo los efectos de las insuficiencias de producción de un país. Al mismo tiempo. a saber. ya que cabía prever que los países de ingresos elevados redujeran en cierta medida sus gastos militares. Un importante beneficio del final de la Guerra Fría debería haber sido el desarme. Dado este marco multidimensional. sociales. .6 En segundo lugar. Así por ejemplo. nacional. disponibilidad. acceso y estabilidad en los diversos niveles de la colectividad (mundial. políticas y económicas. la producción y la distribución de los alimentos son cuestiones fundamentales en las economías nacionales y dan lugar a debates constantes sobre la reestructuración de los sistemas económicos y políticos. nacionales y locales en las relaciones y estructuras políticas y económicas de las naciones repercuten en la seguridad alimentaria. los suelos. a medida que la economía mundial avanza en la integración es más difícil que un país se aísle de las decisiones y acciones de otros.8 Por último.5 En la medida en que afectan al sector agropecuario. la confrontación y la cooperación en las relaciones políticas condicionan el medio ambiente mundial e influyen sobre la seguridad alimentaria. reduciendo así considerablemente el impacto negativo sobre la seguridad alimentaria de cualquier país. 1.7 En tercer lugar. la hostilidad y la distensión.) de otros países. etc. el agua y la pesca en el mundo entero. del cual podría haberse derivado un dividendo de paz. los cambios mundiales. Y está claro que la influencia de esas condiciones sobre la seguridad alimentaria en un nivel de colectividad no se limita al estado de las condiciones en ese mismo nivel. 1. la guerra y la paz. 1. se ve dificultado o facilitado por una combinación de condiciones sociales.tres dimensiones de la seguridad alimentaria. la capacidad para lograr la seguridad alimentaria en un país puede verse afectada por las condiciones (económicas. mientras que el comercio internacional une a los productores nacionales con los consumidores del mundo.

2. notó acertadamente el representante de Uganda en el Consejo de la FAO en noviembre de 1994. haya sido utilizado para promover un desarrollo sostenible y equitativo. se deducen las consecuencias en cuanto a las medidas propias para lograr la seguridad alimentaria y se apuntan previsiones de futuro. 1. También se hace referencia a las repercusiones para la seguridad alimentaria de la recién concluida Ronda Uruguay del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) y de las tendencias mundiales hacia los bloques comerciales regionales. la proliferación de conflictos regionales y civiles en las regiones afectadas hace que las probabilidades de que aumenten los gastos militares sean mayores de las que disminuyan. Las decisiones finales sobre los objetivos a veces contrapuestos de desarrollo. los sistemas políticos y los problemas mundiales se relacionan con la seguridad alimentaria. La responsabilidad primaria del nivel de seguridad alimentaria en cualquier país radica en las opciones políticas de sus autoridades. «Un mal gobierno engendra inseguridad alimentaria». estabilización. Tras considerar la situación política global desde la Conferencia Mundial de la Alimentación de 1974. las estructuras económicas. se analiza el contexto económico contemporáneo y la influencia que las tendencias liberalizadoras del mercado en las economías en transición y el ajuste estructural en los países en desarrollo e industriales están teniendo sobre la producción y el consumo de alimentos a nivel nacional. Además. difícil de apresar. incluidos el comercio internacional de alimentos y la asistencia a la agricultura y a la producción de alimentos. la política interna configura las prioridades de los gobiernos.11 En el presente estudio se examina la forma en que las relaciones internacionales.existen pocas pruebas de que este dividendo de paz. seguridad nacional y equidad social reflejan el poder respectivo de las varias facciones políticas de un país y la forma en que se llega a un consenso nacional. Perspectiva histórica del contexto político .10 A nivel nacional. el final de la Guerra Fría ha reducido el incentivo para que los países desarrollados utilicen la asistencia económica con el fin de atraer al mundo en desarrollo hacia una determinada ideología. Finalmente. Por otra parte. 1. así como a problemas de recursos naturales y medio ambiente.9 El contexto político mundial influye sobre el nivel y el destino de los flujos de recursos. 1.

el fin de la guerra de Viet Nam contribuyó a atenuar las tensiones políticas en todo el mundo. ganaron terreno.2. 2. Los países ricos en petróleo intentaron también utilizar su poder económico recién descubierto para fijar las condiciones y formular las reglas relativas al comercio. la transferencia de tecnología y la asistencia extranjera. el cual exige a su vez cambios . que llevaron a la Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo (CTPD) y a la Cooperación Económica entre Países en Desarrollo (CEPD). el crecimiento económico en el mundo en desarrollo fue del 3. Entre 1965 y 1973. 2. En el período 1980-90. y más especialmente entre las superpotencias y una avalancha de tratados en los años setenta redujo considerablemente las tensiones Este-Oeste en Europa. La eliminación del hambre requiere la erradicación de la pobreza por medio de un crecimiento equitativo y sostenible. los años sesenta y setenta fueron un período positivo de crecimiento económico general para muchos países en desarrollo.9 por ciento en el período 1973-80 a causa en buena medida de las crisis del petróleo. se registró un rápido descenso de la tasa de crecimiento económico hasta el 1. lo mismo que el concepto de un Nuevo Orden Económico Internacional (NOEI) más justo. A mediados del decenio de 1970.9 por ciento anual. por organizarse mejor y por ejercer más poder en la dirección de los asuntos mundiales.4 De las reuniones de países en desarrollo celebradas en Argel en 1973 y en Sri Lanka en 1976 surgieron varias iniciativas de acción común. Las ideas de un Tercer Mundo unido.3 Los años setenta presenciaron también la reafirmación del papel de los países en desarrollo en el escenario económico y político mundial. esta cifra bajó al 2.2 por ciento. muchas naciones en desarrollo. acariciadas por el primer ministro indio Nehru y otros líderes legendarios. lo que constituyó un récord histórico. caracterizado por el problema de las deudas elevadas. 2. el no alineamiento y la autosuficiencia económica.2 Aunque había una amplia divergencia entre países y regiones. Pero para conseguir la seguridad alimentaria en la mayoría de los países en desarrollo y actualmente en las economías en transición serán necesarias importantes transformaciones sociales. renovaron sus esfuerzos por reducir su dependencia política y económica con los países industrializados. en especial las poseedoras de petróleo. A raíz del embargo del petróleo en 1973 por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de las políticas de precios consiguientes.1 Los dos decenios transcurridos desde la Conferencia Mundial de la Alimentación de 1974 han traído transformaciones enormes en el escenario político mundial.

las estructuras de producción y las tecnologías. Es necesario que las decisiones a nivel macroeconómico y microeconómico que afectan a la acumulación. no se dispone todavía de datos que confirmen esta esperanza. entre tanto. 2. aunque proclamando la solidaridad. Por consiguiente. así como a la satisfacción de las necesidades básicas en las economías en desarrollo. a veces no. A mediados del decenio de 1970 apareció también un nuevo planteamiento del desarrollo. la reciente insistencia por los mercados libres.5 Antes del decenio de 1980. A menudo. Lamentablemente. los países tomaron iniciativas no coordinadas. dejó poco espacio para la redistribución. El conflicto en Afganistán. ni una receta para la constitución de un fuerte bloque de países en desarrollo.notables en las relaciones sociales. 2. especialmente de América Latina y Africa. con la consiguiente mejora de la seguridad alimentaria. en una época de crecimiento económico rápido y casi universal. se hizo cada vez más evidente que no había atajos para la formación de una nación próspera y para el desarrollo autónomo. 2. y mientras tanto el énfasis puesto en la redistribución parece haberse desvanecido.6 La idea de un mundo en desarrollo seguro de sí mismo y unido. la producción y el consumo se ajusten al objetivo de la seguridad alimentaria. .7 A partir de 1980 retornaron las tensiones de la Guerra Fría. Esto sólo puede suceder si existe una voluntad política para efectuar una difícil elección económica y modificar las instituciones existentes o crear otras nuevas para alcanzar ese fin. basado en estudios empíricos que demostraban la posibilidad de que las economías experimentasen un crecimiento rápido y alcanzasen al mismo tiempo una distribución más equitativa de los ingresos. Pero en el decenio de 1980. las extensas guerras civiles en Angola y Mozambique. la estrategia de desarrollo se centró en la redistribución de los beneficios del crecimiento de manera que llegaran a las personas desfavorecidas. el crecimiento negativo en muchos países. la liberalización del comercio y la reducción al mínimo de la intervención gubernamental lleva consigo la esperanza de que estos planteamientos reanimen y estimulen de algún modo el crecimiento económico. a veces en sintonía con diversos patrones exteriores. Se dio una alta prioridad durante un tiempo a las consideraciones de equidad. capaz de resistir la intervención externa por cualquiera de los dos bloques políticos dominantes de entonces quedó frustrada por los acontecimientos que condujeron a una creciente diversidad entre los países en desarrollo y por los enfrentamientos ideológicos y políticos entre ellos. los conflictos regionales en Oriente Medio y en América Central.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) calcula que las economías en desarrollo han elevado sus gastos de defensa en un 8 por ciento anual desde 1960 y que el Africa subsahariana.7 por ciento en 1960 hasta alrededor del 3 por ciento en la actualidad. Las complejidades políticas de la transición se agravaron por el carácter revolucionario y sin precedentes del cambio institucional y la ausencia de un marco conceptual político y económico que sirviera de apoyo. 2. la fase inicial de la reforma se tradujo en rupturas profundas y polarizantes. en muchos de los países desarrollados. La mayor parte de estos fondos no se utilizan para proteger al país contra ataques exteriores. reducción de la . Las tensiones resultantes sobre los sistemas de economía centralmente planificada precipitaron en las grandes transformaciones que se iniciaron al final del decenio. 2. 2. la región que menos podría permitírselo. transformaciones políticas y económicas radicales precipitaron por toda Europa oriental y las repúblicas de la ex URSS. Hasta el día de hoy.8 En Europa central y oriental y en la URSS de los años ochenta. sino para combatir contra las facciones de sus propios ciudadanos. ha aumentado la parte de su Producto Interno Bruto (PIB) dedicada a gastos militares desde alrededor del 0. la recesión mundial de los primeros años ochenta fue seguida por un período inhabitualmente largo de crecimiento sostenido. antes planificadas centralmente. estabilidad e integración que reforzó su posición en los asuntos mundiales. Para la mayor parte de estas economías. Se abandonaron los principios de la gestión económica de planificación centralizada en favor de un enfoque orientado hacia el mercado. los países en desarrollo siguen aumentando sus gastos militares. los objetivos paralelos de la fuerza militar y del progreso socioeconómico resultaron cada vez más difíciles de alcanzar simultáneamente. la privatización ha ido acompañada de desempleo. En corto tiempo.10 Los acontecimientos de los últimos años ochenta y primeros noventa fueron de los más transcendentales del siglo.11 Algunos creen que ya se ha tocado fondo. Cada dólar gastado para actividades militares es un dólar menos para promover el desarrollo económico y la seguridad alimentaria. 2.9 Entre tanto. Los enfrentamientos ideológicos y los conflictos abiertos están en la base de muchas inseguridades alimentarias.la prolongada guerra entre Iraq y la República Islámica del Irán y los conflictos internos de Camboya son algunos ejemplos. Las tensiones produjeron una renovada y extravagante carrera armamentista. Hasta la fecha.

equidad y mitigación de la pobreza que tan luminosas esperanzas habían suscitado en el decenio de 1970. falta de crédito y de subvenciones para el consumidor y el productor. cuando la gente comprobó que se le permitía consumir e invertir los productos de su trabajo en lugar de cederlos al Estado. y el margen de maniobra política interior llegó a estrecharse considerablemente. Además.producción.13 Para la mayor parte de Africa y América Latina y el Caribe. Los problemas derivados de la transición. han hecho que se desvíen fondos antes destinados al Africa subsahariana. inestabilidad política y desigualdades crecientes en la distribución de los ingresos y los recursos. donde los programas de desarrollo han hecho poca cosa. un largo período de recesión y ajuste siguió al reconocimiento por parte de México de que había contraído préstamos excesivos y realizado inversiones insuficientes en los años setenta. revelando que gran parte de América Latina estaba en apuros financieros similares. el crecimiento demográfico ha desbordado constantemente al crecimiento económico y la seguridad alimentaria se ve más amenazada. La crisis de la deuda se extendió rápidamente a otros países. Al mismo tiempo. 2. en 1982 no pudo seguir pagando su deuda. El SRF (junto con algunas medidas complementarias tomadas al mismo tiempo) contribuyó a sacar de la pobreza a millones de familias en los años ochenta. el proceso de cooperación e integración regional moderó. . la producción agropecuaria se elevó rápidamente ayudando en último término a impulsar el auge económico a mediados y finales del decenio de 1980 y en los años noventa. En efecto. el Sistema de Responsabilidad Familiar (SRF) dividió las comunas en explotaciones agrarias individuales y. En consecuencia. donde las reformas económicas se iniciaron en 1978. con un importante cambio ideológico. Muchos gobiernos perdieron la capacidad de resistir a la presión política y económica externa.12 Las experiencias en Europa central y oriental y en Asia central contrastaron fuertemente con la de China. se frenó o quedó por completo paralizado. especialmente en la ex URSS. 2. Aunque la tierra se mantuvo en poder del Estado. han requerido la movilización de recursos humanos y financieros y han ocupado un lugar predominante en las preocupaciones de la comunidad internacional. impulsó a buscar los mayores beneficios. los años ochenta fueron un decenio de crisis económica y financiera. la fragilidad política se unió a los problemas económicos. Los apremios financieros de cada día obligaron a muchos países a relegar los objetivos a largo plazo de desarrollo. Estos fenómenos son un peligro para la seguridad alimentaria en la región.

3 La primera mitad del decenio de 1990 ha presenciado también la aparición o el agravamiento de otras tendencias e influencias. El final del apartheid y la introducción del gobierno de la mayoría en Sudáfrica es el acontecimiento reciente más destacado de este proceso. De todos modos. La violencia y la guerra han continuado incontenidas en varias partes del mundo en desarrollo. problemas de refugiados y hambrunas. En 1994. Las tragedias de las guerras civiles de Rwanda y Somalia. sólo tres fueron entre antiguos Estados soberanos. De los 82 conflictos armados registrados entre 1989 y 1992. la participación popular en el ejercicio del poder y la liberalización económica. unos 14 países africanos estaban en estado .3. según informaciones de las Naciones Unidas. el resto consistieron en luchas civiles de uno u otro tipo en las que se perturbaron la producción. Se multiplican los pequeños Estados. 3. son ejemplos de ello. con su secuela dramática de sufrimiento humano.2 Un número creciente de países han adoptado principios democráticos. los recursos así economizados no se aplicaron a los esfuerzos de crecimiento de los países en desarrollo. Lamentablemente. 3. con frecuencia esto no es así. Aunque el final de la Guerra Fría redujo las tensiones políticas entre las superpotencias y condujo a algún recorte de los gastos militares en las economías desarrolladas y en las que abandonaron la planificación centralizada. Se suele suponer que la participación popular equivale a la democracia participativa sin exclusión de grupos ni clases.1 A partir de 1990. Las relaciones mundiales y los problemas de la seguridad alimentaria en el decenio de 1990 3. Conflictos como los de Bosnia-Herzegovina y Chechenia son manifestaciones recientes y dramáticas de brotes de nacionalismo que han creado nuevos problemas y han exacerbado los antiguos en los ámbitos político. religioso y étnico. empezó a conformarse un nuevo modelo de relaciones internacionales. la distribución. económico. 3. que requieren nuevas formas de arreglos extranacionales y de asistencia para el desarrollo.4 Así como los conflictos violentos engendran a menudo una grave inseguridad alimentaria. las dificultades sociales a su vez están en la raíz de muchos conflictos armados nacionales. en 1993 hubo elecciones en 45 países y casi el 75 por ciento de la población mundial vive ahora en países con regímenes democráticos y relativamente pluralistas. el comercio y el consumo de alimentos.

que es el índice más bajo alcanzado en más de 20 años.para prestar la ayuda necesaria.5 Estas convulsiones continuarán sacudiendo la estabilidad mundial y poniendo a prueba la capacidad de los donantes -y su resolución.6 Las corrientes de asistencia exterior han venido descendiendo continuamente. En 1994 las cantidades totales comprometidas para la agricultura eran un 11 por ciento inferiores a las del año anterior y no menos de un 23 por ciento respecto a las de 1990.29 en 1994. falta de acceso a la tierra y escasez de oportunidades de empleo. ha surgido como otro de los principales problemas contemporáneos que tienen efectos negativos para la seguridad alimentaria individual y colectiva. su capacidad . refleja la presión que ejerce la consolidación fiscal en los países donantes. Dicho consumo arruina o pone en peligro su propia salud física y mental. descendió de un 0. que representa las dos terceras partes de los recursos destinados a los países de bajos ingresos.de guerra y otros 18 experimentaban una violencia sistemática.2 Con frecuencia se necesitan envíos alimentarios de emergencia a raíz de esos conflictos armados para mantener cierto nivel de seguridad alimentaria. La parte correspondiente a la agricultura de toda la AOD descendió del 13 por ciento en 1990 a un 10 por ciento aproximadamente en los últimos años. Esta desgraciada tendencia.8 El consumo ilícito de drogas y la influencia delictiva y corruptora de las organizaciones y personas que practican en el tráfico de drogas. 3. que probablemente continúe en los próximos años. una menor justificación política para la asistencia oficial después de la caída del muro de Berlín.7 La agricultura se ha visto particularmente afectada por la reducción de la corriente de asistencia. Los hechos que se hicieron públicos en Chiapas (México) después de enero de 1994 son un ejemplo. 3. se descubren en ellas las raíces de muchos problemas de desigualdad de ingresos y recursos. Cada vez se extiende más el consumo ilícito de drogas y en varios países los drogadictos se cuentan por millones. 3. 3.35 por ciento del PIB de los donantes en 1983 a 0. dado que la fatiga de los donantes es un fenómeno real. En algunos casos. lo mismo que la creciente presión reclamando justicia por parte de los pueblos indígenas de Bolivia y Ecuador. La asistencia oficial para el desarrollo (ODA). y un cambio de opinión en cuanto al papel que juega la ayuda al desarrollo frente a la financiación privada en la actual época de liberalización económica. las tensiones étnicas y políticas son profundas: si se analizan.

9 Se ha documentado repetidas veces que existen ya los recursos y las tecnologías para eliminar la pobreza extrema y erradicar el hambre.2 Las características estructurales de la población mundial están también cambiando de una forma que influye sobre la seguridad alimentaria. y la pobreza que es su causa básica. política y social. por falta de control sobre los recursos o de acceso a una participación política efectiva. y potenciar también el papel de los grupos que. especialmente para la mujer. lo cual supone una gran dificultad para las medidas nacionales y para la cooperación internacional destinadas a contener y a reducir la producción de drogas.para contribuir al bienestar de la sociedad y las posibilidades de su familia para aspirar a una vida mejor. Se precisó casi un millón de años para que la población humana de la tierra llegase a mil millones. 4. 3. los servicios sanitarios y otras necesidades básicas. la seguridad en el acceso a los alimentos. En la actualidad. más de 800 millones de personas padecen . Las tasas de crecimiento de la población y el desarrollo económico son factores que se condicionan mutuamente. Unas tasas rápidas de crecimiento demográfico dificultarán ciertamente la expansión del desarrollo económico y el aumento de los ingresos per cápita. Para ello será necesario conquistar el apoyo generalizado de los grupos de interés que poseen actualmente poder e influencia. La producción de los cultivos de los que se extrae la droga genera beneficios relativamente altos para los productores. desvía los recursos. Pero se ha demostrado que los factores que más frenan el crecimiento demográfico son los relacionados con un desarrollo económico de base amplia: el aumento de los ingresos per cápita. que mueve miles de millones de dólares. Cambios demográficos y seguridad alimentaria 4. Seguirá habiendo hambre en los países tanto desarrollados como en desarrollo mientras que los gobiernos no estén dispuestos y capacitados políticamente para eliminar el hambre. se sumarán otros mil millones de personas. Durante los próximos diez años. están marginados de la vida económica. da poder a los corruptores y desestabiliza regiones enteras o segmentos de las sociedades. Lo único que falta es la voluntad política de hacerlo. las oportunidasdes de empleo. El comercio ilícito de drogas. 4. el incremento del nivel educacional.1 El crecimiento demográfico3 es probablemente la más importante de las tendencias mundiales que influyen sobre la seguridad alimentaria.

Esta impresionante urbanización del mundo requiere una transformación de las instituciones. La seguridad alimentaria en un mundo cambiante: el contexto económico 5. el 10 por ciento de la población de la región vivía en ciudades de más de un millón de habitantes. y recuperación parcial en los noventa. en 1990. 5. los mercados. Este largo período se vio marcado también .3 En un plazo de 30 años. más capacidad para contratar jornaleros y disponibilidad para adoptar medios tecnológicos y utilizar la asistencia técnica. sólo una ciudad del Africa subsahariana tenía más de 500 000 habitantes. A comienzos del decenio de 1970. crisis en los últimos años setenta y casi todos los ochenta. pasando de mil a cuatro mil millones de personas. Por ejemplo. Hace 20 años. Las mujeres producen el 75 por ciento de los alimentos de la región. Estos cambios estructurales hacen también que se modifique la disponibilidad de mano de obra rural y plantea grandes problemas a la seguridad alimentaria. 4. el 80 por ciento de la población de los países en desarrollo vivía en zonas rurales. 5. en el Africa subsahariana la constante migración de los hombres hacia las ciudades y otras zonas en busca de salarios o empleos en el sector no estructurado hace recaer sobre las mujeres la responsabilidad principal del trabajo agrícola.2 El primer período de intenso crecimiento durante los años setenta había empezado al final de la Segunda Guerra Mundial y se atribuyó básicamente al efecto locomotora del crecimiento de los países desarrollados sobre los países en desarrollo a través de las vinculaciones del comercio internacional.4 Para elevar la producción y el rendimiento del sector agropecuario y mejorar la seguridad alimentaria en los hogares es preciso que tanto los donantes como los gobiernos presten más atención a las mujeres campesinas. las infraestructuras y las políticas alimentarias. con la excepción de Asia.1 En el período transcurrido desde la Conferencia Mundial de la Alimentación de 1974 cabe distinguir tres fases en cuanto al funcionamiento de la economía de los países en desarrollo: intenso crecimiento a mitad de los años setenta. lo que supone reformas en las políticas para dar a la mujer un más fácil acceso a la tierra y al crédito. los habitantes de las ciudades de los países en desarrollo se cuadruplicarán. En el año 2 000 casi el 40 por ciento de la población vivirá en zonas urbanas.subnutrición crónica por falta de alimentos.

5. y un fuerte aumento de las importaciones alimentarias de esta última. Mientras tanto los préstamos continuaron a un ritmo rápido. la creciente sustitución de importaciones.por la relativa estabilidad de precios de los productos básicos. la primera de las cuales coincidió con las pérdidas provocadas por los monzones en Asia meridional. Los países desarrollados intentaron superar los efectos de las alteraciones de los precios del petróleo y los productos básicos elevando sus suministros de dinero.6 Tras la segunda crisis del petróleo en 1979 los países de la OCDE. En consecuencia.4 Muchos países en desarrollo importadores de petróleo maniobraron para reducir los efectos potencialmente negativos de los sobresaltos petroleros y mantener sus niveles generales públicos y privados de consumo e inversión contrayendo fuertes empréstitos en condiciones favorables. y tanto los países en desarrollo como los desarrollados eludían (o aplazaban) el ajuste a la primera crisis del petróleo. capitaneados por los Estados Unidos de América cambiaron radicalmente su planteamiento macroeconómico. De hecho. los tipos reales de interés bajaron considerablemente. Como la reciente ampliación de la deuda externa se había hecho básicamente con . algunos gastos realizados con los fondos de los empréstitos no eran financieramente rentables. En consecuencia. otros como los de infraestructura no eran propios para producir una afluencia de ingresos a corto plazo. 5. Europa y la ex URSS. las malas cosechas de cereales en los Estados Unidos. una parte notable de ellos se realizaron con tan poco juicio que su rendimiento fue escaso. optando por políticas monetarias estrictas (con una política fiscal mucho más permisiva) para controlar la inflación. muchos países en desarrollo se encontraron atrapados entre una grave e inesperada contracción de los flujos de capital y un aumento también importante de los pagos externos que debían realizar con un dólar revalorizado. mientras que aumentaba la asistencia oficial a los países en desarrollo. 5. 5.5 Sin embargo. Ello les permitió crecer a un ritmo relativamente elevado pese al contexto internacional adverso. Subieron los tipos de interés y se revalorizó el dólar estadounidense.3 La economía mundial experimentó un cambio radical con las crisis del petróleo de 1973 y 1979. La liquidez mundial aumentó aún más cuando los principales bancos comerciales reciclaron los petrodólares depositados por los países de la OPEP. y los ingresos que generaron no pudieron cubrir el servicio de la deuda.

estaban en baja antes de la crisis.8 Las políticas de desarrollo interno. en condiciones favorables y a largo plazo). 5. Aunque la mayoría de los indicadores del nivel social (tasas de alfabetización.prestamistas privados a corto plazo y con un tipo fluctuante (a diferencia de períodos anteriores en que los prestamistas eran sobre todo oficiales. mortalidad infantil y tasas de crecimiento de la población) siguieron mejorando para el conjunto de los países en desarrollo. 5. incluidas políticas fiscales y monetarias insostenibles y estrictas rigideces económicas derivadas de viejas estrategias de desarrollo interno. matrícula en la enseñanza secundaria. la pobreza creció en los años ochenta.5 5. y en algunos casos la discriminación. unas políticas inadecuadas en gran número de países en desarrollo. un sector público ya excesivo no pudo alcanzar sus objetivos de desarrollo y de seguridad social frente a la disminución del ahorro nacional y las constantes salidas de dinero para pagar el servicio de la deuda. la subida de los tipos de interés precipitó la crisis de la deuda. especialmente en el Africa subsahariana y en América Latina.7 Además. Una característica destacada de la ISI era el desdén relativo. 5. erradicación o al menos reducción de enfermedades. de la agricultura tanto en lo tocante a incentivos de precios frente a otros sectores como respecto a la asignación de inversiones públicas. Las políticas sectoriales encaminadas a subvencionar a los productores agrícolas eran en general incapaces de compensar los efectos negativos de políticas macroeconómicas y comerciales desfavorables. estrategia de desarrollo entonces dominante. La recesión económica asociada a la crisis privó de oportunidades de empleo a los más desvalidos. especialmente en el Africa subsahariana.10 Para muchos países. .9 La crisis económica tuvo efectos negativos para las víctimas de la inseguridad alimentaria. longevidad. basadas en gran parte en la industralización para sustituir importaciones (ISI). Mientras tanto. En 1982. impidieron que sus economías se ajustaran a las conmociones externas de los últimos años setenta y primeros ochenta. muchos países en desarrollo estaban pagando en servicio de la deuda más de lo que recibían en flujos de capital. para algunos se deterioraron. invirtiéndose la tendencia de los 20 años anteriores. Las políticas macroeconómicas (tipos de cambio sobrevalorados) y las políticas comerciales (protección fronteriza de la industria) eran discriminatorias contra los productores agrícolas en cuanto planteaban lejos del sector agrícola la relación interna de intercambio.

Así pues. las instituciones de la época no facilitaron a los nuevos propietarios de tierras un comienzo muy propicio de sus carreras de agricultores. Además. Unos 30 millones de personas en los países en desarrollo carecen de tierras y otros 138 millones poseen superficies mínimas. Recuadro 1 La reforma agraria en America Latina En general. También se realizaron reformas en el sector comercial en el que generalmente no se expropió a los agricultores si eran buenos productores.5.11 La pobreza. siguió azotando más gravemente a las zonas rurales de los países en desarrollo. especialmente en Asia meridional. La privación y la escasez de tierras son determinantes básicos de la inseguridad alimentaria en las zonas rurales. la mayor parte de los progresos de la producción tendían a realizarse en las reservas menores de terratenientes que emprendieron la intensificación de sus programas de cultivo con miras a mantener sus ingresos. creciendo los de esta categoría en todo el mundo en desarrollo. A menudo se emprendieron cuando las quejas de los campesinos hambrientos de tierra eran clamorosas. siendo los campesinos sin tierra o con tierras mínimas el grupo más numeroso de los afligidos por la pobreza. por otra parte. mientras que . la tierra se repartía generalmente entre los trabajadores residentes en las granjas. Pero una vez distribuida la tierra no solían suministrarse otros insumos en condiciones accesibles para los nuevos propietarios y los créditos a los productores se retraían. Aunque algunos estudios mostraron que la producción en las tierras entregadas a los campesinos estaba a un nivel igual o superior al anterior a la reforma. Los recursos para dar cabida a los pobres merman cuando las tierras cultivables crecen a un ritmo inferior al de crecimiento de las poblaciones rurales. los de nivel social más elevado en la agricultura latinoamericana. y con gran alarde de publicidad y fanfarria. las reformas agrarias de la última parte del siglo XX en América Latina han sido esfuerzos limitados que pocas veces desafiaron a las minorías de terratenientes.

y se hicieron algunos esfuerzos (iniciados por México en 1992) para comercializar el sector de la reforma agraria. 5. En general. Este populismo económico tendió a instigar la inflación. Anteriormente había habido en América Latina reformas en México.13 Añádase que los gobiernos a menudo malograron los efectos de la reforma agraria sobre los ingresos haciendo que la relación interna de intercambio actuara contra la agricultura o incurriendo en despilfarros para la reforma sin los necesarios ahorros oficiales para sostener las compras de tierras y los apoyos administrativos y técnicos de la reforma agraria. pero el ejemplo de Cuba y ciertas políticas de ayuda exterior de los Estados Unidos de América que condicionaban la ayuda a la reforma agraria y fiscal volvieron a poner de actualidad la cuestión. las reformas agrarias recientes en los países en desarrollo han aumentado la seguridad alimentaria. A partir de 1990. Por añadidura. En Asia oriental. lo que contribuyó a estimular la producción (los arrendatarios pasaron a ser propietarios. los planteamientos de una reforma agraria dirigista fueron desplazados por la idea de que el mercado de la tierra podría proporcionar a los campesinos la propiedad necesaria. con lo cual se reducía el efecto de la reforma agraria en cuanto a la distribución de los ingresos. Bolivia y Guatemala.los campesinos sin acceso alguno a la tierra raramente obtenían propiedades. se percatan de que pueden ser necesarias algunas subvenciones directas para la compra de tierras. 5. preocupados al ver que de hecho son muy pocas las tierras que pasan en poder de los campesinos. la República de Corea y Taiwán. estos nuevos propietarios estaban menos dispuestos que los anteriores terratenientes a contratar a campesinos sin tierras como jornaleros. con lo que pusieron más interés en la producción) y a promover la equidad. pero la mayoría de los aumentos no han venido del sector de agricultores que recibieron las tierras. los últimos años cuarenta y los cincuenta trajeron amplias reformas agrarias en Japón.12 Algunos planificadores latinoamericanos pensaron en los años sesenta y setenta que si los gobiernos respondían a las demandas de reforma agraria de los campesinos podría promoverse la seguridad alimentaria en diversos países. que siguió siendo objeto de atención en los siguientes decenios. Actualmente los organismos internacionales.6 . que redujo los ingresos de los pobres rurales y urbanos. Se afirmó que en América Latina el efecto sería análogo.

para hacer frente a lo que se consideraba como el problema mundial de la alimentación.1 El paradigma de desarrollo económico que se impuso en el pensamiento de los países en desarrollo desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta los últimos años ochenta recalcaba las insuficiencias de los mercados en la asignación de los recursos y el papel de un gobierno activo en la planificación y el control de la mayoría de los aspectos de la vida económica. no . si bien son comunes a muchos países.2 La apremiante necesidad de superar la crisis económica y financiera obligó a reevaluar la capacidad comparada de los gobiernos y de los mercados para asignar los recursos con eficiencia y para crear las condiciones de un desarrollo sostenible. en los países industrializados. el entorno económico y social tras el primer impacto de los precios del petróleo y la recesión subsiguiente fue tal que se estimó necesario y conveniente un diálogo mundial y fundamental una intervención de los gobiernos. Actualmente.7 Ante todo. en el contexto de la liberalización económica. Hoy día.3 Cuando se celebró la Conferencia Mundial de la Alimentación en 1974. individual y colectivamente. los resultados decepcionantes alcanzados por la mayoría de los países en desarrollo durante los últimos años setenta y primeros ochenta revelaron la vulnerabilidad de sus economías frente a factores externos y la debilidad de las políticas concebidas para administrarlas. En segundo lugar. la merma de la intervención del sector público y la orientación de las políticas hacia el mercado. Cambio del paradigma económico 6. el paradigma de desarrollo ampliamente aceptado insiste en el equilibrio macroeconómico y en la asignación de recursos determinada por el mercado. Se decidió abrumadoramente que unos mercados más libres promueven una mayor eficiencia y ofrecen mejores perspectivas de crecimiento. la utilidad de un diálogo entre los gobiernos parece más limitada. 6. las presiones fiscales asociadas a la crisis y las instituciones internacionales de préstamo obligaron a muchos gobiernos a reducir o reorientar el papel del sector público en la actividad económica. Al mismo tiempo.6. 6. el fracaso de las políticas activistas de gestión de la demanda para contrarrestar los efectos negativos de la crisis del petróleo sobre el crecimiento y el empleo planteó graves interrogantes sobre la capacidad de los gobiernos para generar un crecimiento sostenible. Varias fuerzas relacionadas entre sí contribuyeron al abandono de este paradigma. Esto se aplica en particular a los problemas que.

5 ¿Qué significa todo esto para la seguridad alimentaria? En primer lugar.. Tratamiento de la crisis: ajustes de políticas y seguridad alimentaria 7. macroeconómico. y. aun cuando haya aumentado la interdependencia mundial. cuantía de la asistencia multilateral.transcienden las fronteras nacionales. lo que es igualmente importante. obligaron a muchos países recalcitrantes a adoptar políticas de liberalización económica. a sus principales atribuciones en favor de los mecanismos del mercado.4 En este contexto. Pueden llegar a acuerdos sobre las reglas del juego y el uso de procedimientos para la solución de controversias en foros como la Organización Mundial del Comercio (OMC) o los tribunales internacionales. 6. jurídico y reglamentario estable en el que pueden prosperar las actividades del sector privado. etc. Pueden llegar a acuerdos de cooperación para actuar contra amenazas internacionales como la delincuencia y el terrorismo. conservando al mismo tiempo la competencia para velar por que existan y funcionen las instituciones oficiales y extraoficiales que son necesarias para que estos mecanismos actúen con libertad y de modo equitatitivo. comercial y política.1 La presión de las principales instituciones financieras de préstamo. Las organizaciones prestatarias condicionaron . la función de los gobiernos se ha visto limitada considerablemente. Es a los gobiernos a quienes incumbe. En la actualidad los gobiernos están facultados para negociar códigos de conducta. proporcionar las redes de seguridad necesarias para proteger a los grupos vulnerables de la sociedad que no tienen acceso a los recursos que precisan para mantenerse. la producción y el consumo dentro del marco así establecido. en principio. la acumulación. protocolos de comportamiento. Para que se complete esta transformación. significa que la seguridad alimentaria es una tarea de carácter nacional. será necesario que prosiga la liberalización económica. entre ellas el Banco Mundial y el Fondo Monerario Internacional (FMI). Sólo los gobiernos nacionales están capacitados para crear el contexto político. acuerdos sobre regulación del mercado. los gobiernos han renunciado. local e individual. Pero cuando se trata de la asignación de recursos básicos. en caso de que falle el mercado internacional. por lo que su solución no requiere la coordinación y cooperación internacionales. 7. el desarrollo institucional. 6. si bien con la asistencia de los organismos internacionales y las organizaciones no gubernamentales.

El problema de la deuda ha evolucionado en cuanto a su naturaleza y características. La situación más preocupante se registra en el Africa subsahariana donde la deuda externa es la más baja de las regiones en desarrollo en cifras absolutas. tiene repercusiones nocivas para la seguridad alimentaria. en caso contrario. podría disponerse para financiar los planes de desarrollo y bienestar social. Las obligaciones que supone el servicio de la deuda reducen la capacidad de los países para importar productos alimenticios o de otro tipo. La crisis de los años ochenta. pero la más elevada como proporción del PIB (110 por ciento en 1993) y sigue aumentando. las condiciones impuestas por el FMI y el Banco Mundial para conceder préstamos con fines de estabilización y ajuste estructural y sectorial se consideraron severas. Las medidas de austeridad consiguientes fueron a menudo acompañadas de un penoso descenso de los ingresos reales y los niveles de vida. A principios del decenio de 1990. reconociendo que era poco probable que las reformas se aplicaran durante un período de tiempo lo suficientemente largo como para que surtieran efecto si no se adaptaban a las condiciones específicas y se prestaba la debida atención a los aspectos sociales a fin de ganarse el apoyo político de la población. e imponen limitaciones a los recursos de los que.3 El problema de la deuda sigue atormentando a países de todas las regiones. a menudo en respuesta al malestar social causado por la austeridad.2 A mediados y finales del decenio de 1980.sus préstamos a la adopción de políticas de austeridad macroeconómica y devaluación de la moneda. 7. no resuelto todavía a pesar de las numerosas iniciativas para aliviarla y reducirla. 7. Muchos países en desarrollo siguen aplicando los programas de estabilización y ajuste estructural iniciados en los años ochenta. afectaba en un principio a la deuda . que podría dedicarse a aumentar la producción y el consumo nacional de alimentos. 7. entre ellos el agropecuario.4 El problema de la deuda. Algunos países se rebelaron contra la severidad de las medidas de ajuste impuestas por el FMI y el Banco Mundial. que perjudicó sobre todo a los menos capacitados para adaptarse. Se impusieron además una serie de medidas estructurales para eliminar los obstáculos económicos a la libre oferta. rígidas e inflexibles. que ha golpeado sobre todo a los países de renta media. el Banco Mundial y el FMI empezaron a mostrar más flexibilidad en su planteo de la estabilización y el ajuste estructural y sectorial. tales como la supresión de controles de precios de insumos y productos y reducciones drásticas o eliminaciones de subvenciones para varios sectores. y de hecho se está agudizando a pesar de todos los esfuerzos por racionalizar la deuda.

Muchos de estos préstamos se hicieron para ayudar a los países pobres a hacer frente al descenso de los precios de los productos de exportación. las políticas reducen la intervención del sector público en la producción. Que cada persona resulte beneficiada o perjudicada dependerá de sus ingresos. Es especialmente preocupante el continuo empeoramiento de la carga de la deuda en muchos países de Africa (25 de los 32 países de bajos ingresos con fuerte endeudamiento se encuentran en el Africa subsahariana). y el papel sustitutivo del Estado (principalmente para estimular las inversiones públicas) se concentra en las actividades que ofrecen más posibilidades de promover el crecimiento general. Las reducciones de las redes de seguridad social (incluidos los recortes en las nóminas de funcionarios y en los programas sociales que benefician . Si bien en América Latina y el Caribe y en Asia ha habido un mejoramiento general.comercial y. La financiación privada desapareció prácticamente durante varios años antes de recuperarse con energía. en los años noventa. el almacenamiento y la distribución de alimentos (por ejemplo. A corto plazo. cuando los países de bajos ingresos recibían préstamos de los gobiernos de los países desarrollados y de los acreedores multilaterales. 7. que tiene también su origen en los años ochenta. se percibía como una amenaza a la estabilidad del sistema financiero mundial. entre otras iniciativas. 7.6 Los efectos de estas reformas normativas sobre las personas pobres y las expuestas a la inseguridad alimentaria serán probablemente distintos a corto y a largo plazo. sus recursos y su nivel de preparación.5 Las políticas de ajuste estructural tienen distintas repercusiones sobre la seguridad alimentaria nacional:    las políticas se centran en la eficiencia económica y la prudencia fiscal. organismos paraestatales y otros canales de distribución estatales) y potencian el papel de los mercados y de las ONG en la ejecución de medidas de seguridad alimentaria. en oposición a medidas que afectan a toda la economía y alteran los precios. contribuyó a mitigar la carga de la deuda en una serie de países. algunos países de estas regiones están experimentando también graves dificultades. los efectos estabilizadores dominan. como tal. El Plan Brady. lo que implica una preferencia por intervenciones orientadas hacia determinados objetivos que no causan perturbaciones. En los años noventa se ha producido un tipo distinto de problema de la deuda. a la subida de las tasas de interés mundiales y a la intensificación de los planes de reembolso a los bancos comerciales. aunque de forma mucho más selectiva.

que puedan aprovechar las oportunidades en los mercados laborales estructurados o no estructurados. a la fuerza de trabajo. los factores y las presiones institucionales y políticas. Por ejemplo. medicinas y combustible) a causa de la devaluación tienen efectos nocivos a corto plazo sobre los sectores más débiles de la población. A veces las presiones nacionalistas impiden que los . y el grado de crisis económica y de perturbaciones producidas antes de la reforma por políticas monetarias y fiscales inadecuadas varían de un país a otro. Estos cambios también pueden transferir recursos del sector agropecuario nacional y dejar a los agricultores pobres sin crédito para la producción. 7. principalmente al pagarse precios más altos a los productores agrícolas. combustible. electricidad y servicios sanitarios). a los insumos y a los mercados.8 Para los pobres de las zonas rurales la situación es a menudo todavía más compleja que para los urbanos. y tanto ellos como los consumidores urbanos se ven afectados por las subidas de precios de artículos necesarios. Aunque se espera que los efectos de conjunto de los programas de reforma en el sector agrícola sean positivos. los efectos de las reformas estructurales se determinan por la medida en que contribuyen a que se reanude el crecimiento. 7. Es evidente que en muchos países los agricultores son consumidores netos de alimentos comprados. de que produzcan cultivos de exportación o de subsistencia.a los pobres) y las subidas de precios de artículos importados (entre ellos productos básicos como alimentos. 7.9 A medio y largo plazo. y de que tengan acceso a la tierra. al crédito. la distribución de ganancias y pérdidas entre los campesinos depende de que sean compradores o vendedores netos de alimentos. y que tengan acceso a subvenciones oficiales u otros programas. Hay asimismo diferencias en la decisión de cambio y en la voluntad política de realizar reformas a menudo impopulares que se oponen a intereses muy arraigados.10 Las repercusiones de las condiciones externas. los residentes en zonas urbanas con bajos ingresos que dependen directa o indirectamente del empleo en el sector público pueden perder su seguridad alimentaria como resultado de reducciones en los programas de obras públicas o de recortes en subvenciones de alimentos y otros bienes y servicios (por ejemplo.8 7.7 Factores importantes para determinar quién y en qué medida pierde con la estabilización son el que tanto lo pobres como los más acomodados posean o al menos tengan acceso a recursos productivos.

Algunos han logrado generar un crecimiento general. dependen de la fase de las reformas y de las repercusiones sobre los diversos grupos sociales. 7. En las fases iniciales de ejecución es probable que las repercusiones sobre la seguridad alimentaria sean negativas. pero segmentos importantes de la población no participan todavía en sus beneficios.13 Los efectos del ajuste estructural sobre la seguridad alimentaria. La experiencia demuestra qué es lo que funciona y cuánto tiempo se requiere para el cambio. con el tiempo se creará empleo. estos programas siguen estando orientados básicamente hacia un contexto macroeconómico estable. los recursos se asignarán de modo más eficiente.14 A medida que la economía avance hacia la liberalización y apertura del mercado como consecuencia de la reforma de las políticas. Algunos países han adoptado políticas macroeconómicas creíbles y han conseguido atraer préstamos extranjeros e inversiones privadas. 7. como sistemas de información sobre el mercado y redes de comunicaciones). tanto a nivel nacional como familiar. aunque algunos de los grupos más vulnerables pueden quedar rezagados. Varios han superado la fase de estabilización y están aplicando reformas estructurales.12 El conjunto de reformas normativas incluido en los programas de ajuste estructural ha variado con el tiempo.gobiernos parezcan ceder a las presiones de una organización internacional. se propiciará el crecimiento económico y se promoverá la seguridad alimentaria. No obstante. . ya que la corrección de las perturbaciones económicas tenderá a elevar los precios y a reducir los ingresos reales. Cuando la reforma se afiance y se recupere el crecimiento sobre una base más sostenible. 7. extensión y capacitación. 7.11 Los países están en distintas fases en sus procesos de ajuste y reforma. y creación de instituciones de comercialización. educación. una mayor confianza en la actividad del mercado y regímenes comerciales más abiertos. Actualmente se presta más atención a las repercusiones sociales de las reformas y a la ayuda destinada a crear las condiciones necesarias para el crecimiento (inclusive infraestructura de financiación. Para garantizar una mejora de la seguridad alimentaria en el plano familiar serán a menudo necesarios políticas y programas complementarios que fomenten una distribución más equitativa de los ingresos y del acceso a los recursos productivos y al empleo. en la mayoría de los casos al menos en el plano nacional. la situación de la seguridad alimentaria mejorará en general.

la venta de otros activos estatales y la reducción de los programas de asistencia pública (y a veces de educación. la privatización de empresas públicas y la exposición de sus mercados a la competencia extranjera. las reformas apuntan a mejorar la eficiencia de los recursos y a reducir el riesgo de una crisis financiera. así como con el rendimiento del sector público que se considera. También las políticas de los países desarrollados se han orientado progresivamente hacia la reducción de desequilibrios fiscales. y la equidad intergeneracional. como irremediablemente irresponsable e ineficiente. defensa.8. Algunos han pasado a ser el centro de conflictos comerciales entre los propios países industrializados. Además de la agricultura. 8. la creciente integración del sistema económico mundial y la reducción de los desequilibrios macroeconómicos y de los gastos públicos en los países industrializados seguirán teniendo repercusiones económicas y sociales importantes en cuestiones de seguridad alimentaria. 8. en el peor. Crisis y ajuste en los países desarrollados y consecuencias para los países en desarrollo 8. en el mejor de los casos. Las reducciones tanto de la protección comercial como de las subvenciones han hecho que declinen varias industrias antes consideradas como estratégicas. salud e infraestructura).3 El final de la Guerra Fría. como excesivamente burocrático y. En algunos países industrializados se han operado profundas reformas estructurales en los últimos años. En los países desarrollados preocupa cada vez más la asignación intertemporal del capital financiero y natural. Como subir los impuestos es políticamente arriesgado y disuade las inversiones. también los sectores de energía. .2 Como en los países en desarrollo. aviación y recursos naturales han experimentado las consecuencias de las nuevas realidades políticas y económicas. los gobiernos están más dispuestos a intentar reducir los déficit presupuestarios recortando los gastos públicos mediante la privatización de las empresas públicas.1 La adopción de los principios del mercado y la aspiración a equilibrios macroeconómicos sostenibles no se limitan a los países en desarrollo. mientras que en otros se han proyectado reformas y/o reducciones aunque no se han introducido todavía. Las reformas se emprenden a menudo bajo la presión de un electorado cada vez más informado que está descontento con los fuertes impuestos y la distribución de la carga fiscal.

producto de anteriores esfuerzos de reestructuración. 8. a cuyas complejidades de transición económica se han añadido problemas políticos y la persistencia de formas colectivas de organización económica.4 Como ocurre con los programas de reformas en los países en desarrollo. En general. principalmente al aumentar el comercio y al promover el desarrollo consiguiente un nivel más alto de seguridad alimentaria. los países en desarrollo saldrán ganando del previsible auge económico en los países de ingresos elevados. las naciones industrializadas se encuentran en diferentes fases de estabilización y ajuste estructural. Estos países han puesto los cimientos de la recuperación económica y han reemprendido el crecimiento. es la insuficiencia de la infraestructura jurídica e institucional necesaria para apoyar el funcionamiento de .6 El movimiento más radical hacia la reforma económica orientada hacia el mercado ha sido el emprendido en los últimos años en las antiguas economías de planificación centralizada de Europa central y oriental y en la ex URSS. Algunos países de Europa oriental y central están más adelantados que otros en el alcance de sus reformas. Otros están empezando a ver los dividendos del crecimiento.9 8.7 Las perspectivas económicas a medio y largo plazo en estos países son inciertas y serán también desiguales. Lo que no se sabe todavía es si la pérdida de puestos de trabajo es un fenómeno momentáneo o si se convertirá en un problema crónico. En las fases iniciales de la reforma surgieron situaciones locales de inseguridad alimentaria. no obstante. especialmente en la agricultura. a menudo ganados con algún coste social. Los problemas de esos países se agravaron con el descenso del comercio regional que siguió a la extinción y el desmantelamiento del Consejo de Asistencia Económica Mutua. las restricciones de gastos en los países desarrollados afectarán probablemente al nivel de ayuda al exterior). A la larga. 8. especialmente el desempleo.8 Otra dificultad importante para el proceso de transición. Algunos países no han logrado todavía el consenso político para realizar los ajustes necesarios. al combinarse el descenso de los ingresos reales con la retirada de la mayoría de las subvenciones y los controles de precios de los alimentos y con la pérdida de las redes de seguridad social que eran parte integrante de la industria socializada. 8.5 Los cambios en las políticas de los países industrializados pueden acarrear a corto plazo efectos negativos para los países en desarrollo (por ejemplo.8. las perspectivas parecen más inciertas para los países de la ex URSS.

mucho mayor de hecho que la liquidez necesaria para nivelar el comercio. En algunos casos. Requieren información. En diversos casos. y el establecimiento y aplicación de categorías y normas. La información mercantil es todavía limitada. Cambios en las relaciones económicas mundiales: aspectos financieros y comerciales internacionales 9. el proceso escogido ha desembocado en estructuras de propiedad de la tierra incompatibles con una producción agrícola eficiente. Se ha registrado una expansión sin precedente del número y volumen de transacciones internacionales.10 A nivel nacional. Los mercados de productos básicos han sido con frecuencia lentos para traspasar los límites locales. En los países en transición. Los cambios resultantes en la demanda y la oferta nacionales condicionarán tanto la producción agropecuaria como la participación en los mercados mundiales de alimentos. reglas que regulen la conducta de los participantes. . parcelas no delimitadas ni inscritas en registro).mercados competitivos. El Banco de Pagos Internacionales estima que el monto diario de las transacciones en divisas se aproxima actualmente a 1. 9. Los mercados no pueden funcionar en el vacío. las perspectivas de recuperación de la producción alimentaria nacional a medio y largo plazo dependen de la medida en que las reformas sean completas y efectivas y del tiempo que se invierta en la transformación general de la economía. la liberalización y la integración se ha extendido a los mercados financieros mundiales que desempeñan una importante función en la seguridad alimentaria. estas corrientes son una importante indicación del modo en que el mercado y los inversores nacionales e internacionales valoran lor resultados de la política macroeconómica y la estabilidad política.3 billones de dólares EE.UU. porque los organismos de la administración tienen que terminar la transformación que va de la realización por ellos mismos de las funciones del mercado al ofrecimiento de los servicios necesarios para que quienes las realicen sean firmas privadas. La mayoría de las economías en transición han dedicado grandes esfuerzos a la privatización y la distribución o restitución de tierras. porque la falta de categorías y normas uniformes y obligatorias hace imposible comprar o vender sin que ambas partes y la mercancía estén presentes en el mismo lugar.1 La tendencia hacia la mundialización. los mercados de bienes raíces no han evolucionado por deficiencias institucionales o jurídicas (no expedición de títulos.

Así pues. La credibilidad de los gobiernos y de sus políticas (siendo la estabilidad política un elemento importante) es pues un factor clave para la estabilidad del mercado financiero. Poco pueden hacer los gobiernos para detener la salida de capitales a corto plazo si se tambalea la confianza de los inversionistas. el volumen de las inversiones directas. Los mercados tienden a recompensar las políticas económicas liberales y prudentes y la estabilidad política y económica. a nivel nacional. mientras la economía está sometida a un programa de liberalización. especialmente cuando el capital que entra en esos países se invierte en instrumentos líquidos y a corto plazo que pueden modificar rápidamente la dirección.5 La movilidad del capital (incluida la posibilidad de fuga de capitales) exige prudencia en las políticas fiscales. monetarias y de tipos de cambio. 9. las economías pueden ganar mucho con esas entradas de capital si se siguen políticas coherentes en materia de intereses y tipos de . 9. Los países que alcanzan la estabilidad se benefician a menudo de mayores corrientes financieras que les ayudan a aliviar las dificultades de la balanza de pagos. Las inversiones exteriores directas son mucho menos volátiles que las inversiones de cartera a corto plazo. y la confianza de los inversionistas en la capacidad del gobierno para mantener un contexto macroeconómico estable.4 Cuando grandes volúmenes de capital a corto plazo cruzan las fronteras. puede resultar comprometida la libertad de los gobiernos para utilizar los instrumentos monetarios y fiscales para alcanzar objetivos nacionales. Por otra parte. que pueden literalmente retirarse de la noche a la mañana produciendo una crisis financiera. privadas. La experiencia reciente revela la incapacidad de los gobiernos actuando por separado (o en conjunto) para controlar los movimientos de los tipos de cambio.9. 9. Los gobiernos disponen de un «margen» muy estrecho para cometer errores de política macroeconómica.2 Los movimientos transfronterizos de capital a corto plazo (inversiones de cartera) responden a las diferencias previstas de las tasas de rendimiento de los instrumentos de la deuda y los valores en los diversos países y al riesgo que conllevan tales instrumentos. incluso las intervenciones masivas en los mercados financieros surten poco efecto. los movimientos de capital dependen de los tipos reales de interés. extranjeras y nacionales refleja la confianza en el funcionamiento general que se espera a largo plazo de las economías y de las políticas oficiales.3 Por otra parte. Pero esta falta de independencia no es necesariamente un fenómeno negativo. los tipos de cambio actuales y previstos.

que los Estados nacionales estén dispuestos a coartar su independencia política aceptando una autoridad central. ha dado lugar a períodos de gran inestabilidad cambiaria (además del «ruido» inmediato en el movimiento de los tipos de cambio nominales).11 10. no obstante.cambio y si los inversionistas creen que la situación financiera de un país es previsible y estable.6 Durante 1990-93 aumentaron espectacularmente las corrientes de capital privado dirigidas a los países en desarrollo. Liberalización del comercio internacional: pasos significativos 10. la crisis mexicana y la experiencia de varios países receptores pusieron de manifiesto el posible riesgo de que se acumulase una excesiva deuda exterior ante la inestabilidad de los mercados financieros. Prosiguen aún los debates sobre un sistema «central» de control de cambios. no cabe esperar que puedan compensar la reducción de la ayuda oficial a los países de bajos ingresos. Estas corrientes han contribuido a aliviar las dificultades financieras creando oportunidades de crecimiento y desarrollo en los países receptores. se precisa una autoridad central facultada para imponer una coordinación macroeconómica. Para que tal sistema funcione. Sin embargo.7 El sistema actual de tipos de cambio fluctuantes. 9. antes de recuperar su tendencia al alza. 9. al haberse concentrado sobre todo en un número limitado de países de Asia y de ingresos medios de América Latina y el Caribe. Además. para estabilizarse después de la crisis mexicana y del aumento de las tasas de los tipos de interés en los Estados Unidos. Es improbable. así como que se produjera el no deseado efecto colateral de grandes corrientes de capital en forma de presión inflacionaria y de pérdida de competitividad externa debida a la sobrevaloración de la moneda. combinado con movimientos libres de capital. Dos de las disposiciones incluidas en la Ronda Uruguay del GATT tienen un efecto directo sobre la seguridad alimentaria: el Acuerdo sobre la Agricultura y la Decisión sobre las medidas relativas a los posibles efectos negativos del programa de reforma en los países menos adelantados y en los países en desarrollo importadores netos de productos alimenticios. . especialmente en el período 198087.1 La tendencia a la liberalización del mercado se ha manifestado en el comercio internacional12 por medio de varios acuerdos bilaterales y multilaterales que culminaron en la conclusión de la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales.

y la creación de condiciones para el acceso mínimo de las importaciones cuando no hay actualmente importaciones apreciables. 10. los países en desarrollo reciben un trato especial y diferenciado.14 10. normas que determinan los límites (en términos monetarios y por cantidad) de las subvenciones a las exportaciones (normas sobre la competencia de las exportaciones). normas referentes a las políticas de apoyo interno a la agricultura. el cual implica reducciones menores tanto de los aranceles aduaneros como de la ayuda interna y las subvenciones a la exportación que causan perturbaciones y períodos de aplicación más largos. las cuales se considera que no causan perturbaciones y no existen límites al aumento de este tipo de apoyo. es sólo un acuerdo de liberalización parcial. pero el Acuerdo inicia un proceso hacia un comercio agrícola más transparente y algo menos protegido.3 En virtud del Acuerdo sobre la Agricultura.10. Se prevé un fortalecimiento de los precios mundiales de los productos de la zona . las existencias de seguridad alimentaria. gravámenes variables. (A los países muy pobres se les aplican menos medidas restrictivas. medidas de comercio estatal. 10. etc. (Se excluyen de este conjunto de normas una amplia variedad de medidas. entre ellas conversión de las barreras no arancelarias (como contingentes. Las reducciones de los apoyos agrícolas son modestas y se reparten a lo largo de varios años.13 Tales normas pueden clasificarse en tres grandes categorías:    normas que influyen en el acceso al mercado de proveedores extranjeros.4 Aunque el Acuerdo sobre la Agricultura es un paso hacia un mercado más libre de los productos agropecuarios.2 El Acuerdo sobre la Agricultura establece las normas de las políticas que afectan directa o indirectamente a la producción y el consumo de alimentos y al comercio internacional de productos agrícolas.) Cuando los países aplican políticas de liberalización comercial en virtud de programas de ajuste estructural. Pueden citarse como ejemplos los servicios generales a la agricultura. la ayuda alimentaria interna y los pagos «desconectados» a los productores). la protección continúa. las disposiciones de tales programas suelen ser más severas que las del acuerdo del GATT.5 Uno de los efectos del Acuerdo sobre la Agricultura en los países en desarrollo consistirá en la variación en los precios de los productos de la zona templada en relación con los productos tropicales. precios mínimos de importación.) en sus equivalentes arancelarios y reducción de éstos.

de la ejecución de medidas compensatorias para contrarrestar la subida de los precios mundiales de los alimentos y de los efectos a largo plazo de un crecimiento general posiblemente mayor después de la liberalización comercial. lo que comprometerá la seguridad alimentaria. en el Acuerdo sobre la Agricultura se ha excluido el apoyo a las existencias de seguridad alimentaria realizado de una manera prescrita. es probable que los ingresos procedentes de las exportaciones tropicales permanezcan estacionarios o desciendan.7 La mayor liberalización y el menor apoyo a los precios pueden dar lugar a una reducción de las existencias alimentarias mantenidas por los gobiernos. no hay razón para creer a priori que la ayuda alimentaria de buena fe se verá perjudicada por el acuerdo. 10. Aunque las disposiciones de la Decisión tendrán posiblemente una gran importancia para los países en desarrollo que pueden verse perjudicados por el Acuerdo de la Ronda Uruguay.templada en comparación con aumentos menores o incluso descensos en los precios de los productos tropicales.6 La Decisión sobre las medidas relativas a los posibles efectos negativos del programa de reforma en los países menos adelantados y en los países en desarrollo importadores netos de productos alimenticios tiene como finalidad paliar los posibles problemas derivados de la subida de precios de importación de los alimentos durante la aplicación del programa de reforma para liberalizar el comercio agrícola. Aunque otros factores están reduciendo las cantidades de cereales disponibles para la ayuda alimentaria. Mientras tanto. esta actividad es con frecuencia demasiado cara para los países en desarrollo.15 10.8 Las consecuencias globales del Acuerdo sobre la Agricultura para los países en desarrollo dependen de la posición comercial neta de éstos. Sin embargo. 10. El crecimiento global de los ingresos atribuible a la Ronda Uruguay varía entre 109 000 y 510 000 millones de . y no se sabe con seguridad si éstas serán sustituidas por existencias del sector privado. La probable reducción de las existencias oficiales en los países industrializados influirá sobre la disponibilidad de ayuda alimentaria. Los precios más elevados de los alimentos de la zona templada y las reducciones en las subvenciones a la exportación harán que los importadores netos de alimentos (la mayoría de los países en desarrollo) tengan que pagar más caras las importaciones. Mientras que los países industrializados pueden permitirse la constitución de amplias existencias públicas. lo que se notará más en los países de bajos ingresos acostumbrados a importar alimentos a precios subvencionados. las modalidades de aplicación no están claras y deberán examinarse más detenidamente.

amortiguándose así los efectos de tales sacudidas sobre los precios mundiales. Al reducirse las existencias a causa de las reformas de las políticas internas.UU. 10. Perspectivas de integración económica regional 18 11. al ser más numerosos los países que abren sus mercados a las señales de los precios mundiales a través de la arancelización como resultado de la Ronda Uruguay. la Convención de Lomé. las sacudidas ocasionadas por insuficiencias inesperadas de la producción o por cosechas excepcionales quedarían absorbidas por el mayor número de mercados nacionales. para protegerse contra el riesgo. y la Iniciativa para la Cuenca del Caribe.10 Otra consecuencia del Acuerdo sobre la Agricultura para la producción de alimentos en los países en desarrollo se relaciona con los riesgos a que se enfrentan los productores debido a la variabilidad de los precios del mercado internacional. según estimaciones del GATT.UU. Ejemplos de ello son la concertación del Mercado Unico Europeo en enero de 1993.17 11. el protocolo entre la Comunidad Económica Europea (CEE) y la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) para formar el . Sin embargo.dólares EE. los Estados Unidos de América y el Japón atribuibles al sector agrícola en 1992 fue de 1 900 millones de dólares EE.) La FAO calcula que el valor potencial de las preferencias concedidas por la Unión Europea.1 Una nueva característica importante del sistema mundial de comercio es la expansión de los acuerdos comerciales regionales (ACR). según estimaciones del Banco Mundial y la OCDE. Se prevé que este valor disminuirá en 800 millones de dólares como resultado de la reducción de las tasas arancelerias de NMF prevista en la la Ronda Uruguay.UU. Togo. y asciende a 213 000 millones de dólares EE. el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP). donde los agricultores tienen pocos instrumentos. (Suponiendo que no cambien los aranceles aplicados con arreglo a los planes preferenciales vigentes. Una reducción del riesgo gracias a la atenuación de movimientos de precios caprichosos e imprevisibles puede ser un incentivo para aumentar la producción de alimentos en los países en desarrollo.9 Los países cuyas exportaciones agrícolas reciben un trato preferencial pueden esperar una reducción de esos márgenes como consecuencia de la aplicación de aranceles más bajos en virtud de la cláusula de nación más favorecida (NMF). cuando los tienen.16 10. el efecto de las conmociones del mercado sobre los precios será probablemente mayor al principio.

la cuestión se reduce a la capacidad de la recién constituida OMC para hacer observar tales normas. los acuerdos más logrados han tenido lugar entre países desarrollados. Por otra parte. 11. la reanimación de los bloques comerciales es un reflejo del final de la Guerra Fría y de la menor importancia en la rivalidad entre las superpotencias y de las consideraciones de seguridad en el comercio. el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Canadá. Los países en desarrollo pequeños y económicamente débiles que formen bloques comerciales con países desarrollados no tendrán probablemente mucho peso para establecer las reglas. Los Estados Unidos de América proponen una «Iniciativa Empresa de las Américas» que liberalizaría el comercio y las corrientes de inversiones en Norteamérica.3 Una cuestión importante que plantea la proliferación de los ACR es su papel para subrayar o deshacer de algún modo la disciplina impuesta a las políticas de cada país por el Acuerdo de la Ronda Uruguay. Centroamérica y Sudamérica. 11. El resurgimiento de los ACR es una manifestación de la rivalidad en la inversión de fondos y refleja también la constante mundialización de la industria. Durante algún tiempo los ACR fueron una respuesta de los países deseosos de libertad comercial que consideraban que las conversaciones del GATT progresaban con excesiva lentitud. Otros países latinoamericanos están negociando la libertad de comercio con los miembros del TLC o reforzando y ampliando tratados comerciales entre ellos mismos.Espacio Económico Europeo (EEE) y la extensión en enero de 1994 a México del TLC. existe el peligro de que se escriban reglas para servir a los intereses más estrechos de los países signatarios de esas disposiciones a expensas de los que queden fuera de ellas. la participación en los ACR puede ser un beneficio dudoso. la experiencia de los ACR en que participan únicamente países en desarrollo no ha sido muy alentadora.4 Para los países en desarrollo. 11. Por consiguiente.2 En parte. pero hay avances prometedores en los ACR entre países desarrollados y países en desarrollo. dada su . Hasta ahora. Aunque en principio los ACR (especialmente las asociaciones de libre comercio) podrían establecer y mantener disposiciones de comercio abierto con otros países o bloques (regionalismo abierto). En tales casos. las manufacturas y los servicios. Tales prácticas no se permiten según las normas del GATT. la liberalización dentro del bloque desvía el comercio en lugar de fomentarlo. que disponen que los ACR no deben crear ni elevar barreras contra otros miembros del GATT.

Los recursos naturales y el medio ambiente . Esta evolución repercutirá en el comportamiento de cada uno de los miembros del bloque frente a los no miembros (en el caso de una zona de libre comercio) o del bloque en conjunto (en el caso de uniones aduaneras). Si se convirtieran en un medio para burlar las reformas convenidas multilateralmente en el GATT/OMC. 11. No es posible generalizar más respecto a los efectos de los ACR sobre la seguridad alimentaria. mientras que en otros continentes es limitada la sustitución fuera de los suministros interregionales. 12. si los ACR se liberalizan el resultado global será beneficioso a nivel mundial. tendrán el efecto contrario sobre la seguridad alimentaria. 15 países tienen una política agrícola común y un mercado regional libre y absorben gran parte del comercio agrícola mundial. 11. Por su parte. los efectos directos de la organización de los ACR sobre la seguridad alimentaria. En consecuencia. ya que las concesiones comerciales a menudo entran en conflicto con objetivos de política interna. su existencia aumentará como mínimo las posibilidades de ampliar el acceso a los alimentos. En Europa. Pese a este problema. por sus repercusiones sobre la agricultura.6 En general.estructura económica generalmente débil y su falta de poder competitivo. Si continúa la tendencia a la proliferación de ACR. dependerán de la medida en que los acuerdos dominen el comercio agrícola mundial y de su comportamiento frente a otras regiones o países. no parece probable la desviación del comercio en gran escala.7 El efecto de los ACR sobre la seguridad alimentaria dependerá. Hay espacio para aumentar el comercio intrarregional en el MERCOSUR y en la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) eliminando barreras comerciales internas. el TLC promete una unión aduanera en 10 años. al menos en parte. 11.5 Hay amplias diferencias entre los ACR por su manera de tratar la agricultura. de que sirvan para promover (liberalizar) el comercio y contribuyan así al uso eficiente de los recursos mundiales y al aumento de los ingresos. Si lo hacen. se originarán presiones para definir marcos de políticas más aceptables (internas y comerciales) para tratar la agricultura dentro de los ACR. En la actualidad la agricultura se trata sólo parcialmente en muchos ACR19.

con lo que se está creando una categoría de refugiados ambientales. agua y bosques están contribuyendo a que los campesinos abandonen la agricultura.4 Los acuerdos internacionales negociados para aliviar los problemas ambientales y las cuestiones comerciales influyen finalmente en las decisiones de los productores con respecto a la producción y en las de los hogares con respecto a las compras. Con demasiada frecuencia.2 El carácter transfronterizo y mundial de muchos recursos naturales y problemas del medio ambiente ha hecho necesario coordinar la acción a varios niveles en busca de solución. se han firmado varios acuerdos sobre el uso compartido de los bienes de la naturaleza y la conservación de los recursos mundiales. erosión. deforestación. La Conferencia de las Naciones Unidas de 1995 sobre las poblaciones de peces cuyos territorios se encuentran dentro y fuera de las zonas económicas exclusivas y las poblaciones de peces . Como resultado de ello. compensación y penalización para los no participantes. la atención internacional se ha dirigido hacia las cuestiones relativas a los recursos naturales y el medio ambiente. pesca irresponsable) podrían comprometer gravemente el crecimiento agrícola y la seguridad alimentaria. en virtud de los cuales. Por ejemplo. no se ha emprendido la acción concertada necesaria. En muchos lugares del mundo en desarrollo. los países convienen en adoptar políticas que responden a las preocupaciones comunes. los cuales transcienden las fronteras nacionales. 12.3 La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 representa una importante manifestación del reconocimiento de estas cuestiones por la comunidad internacional. mientras que las corrientes fluviales transfronterizas pueden afectar solamente unos pocos países. Los países se percatan cada vez más de que un solo país o grupo no puede resolver la mayor parte de estos problemas.1 Durante el período transcurrido desde la Conferencia Mundial de la Alimentación de 1974. Para los países en desarrollo. La opinión pública es cada vez más consciente de los problemas mundiales del medio ambiente. el crecimiento de la población y la escasez de tierras fértiles.12. las presiones sobre los recursos naturales (degradación de la tierra. la gran mayoría del comercio pesquero mundial se realiza desde los países en desarrollo a los desarrollados. mediante un sistema de negociación.20 12. escasez de agua. difundiendo la inestabilidad y el sufrimiento por toda la región y en el mundo entero. la conservación de la diversidad biológica o la disminución de la capa de ozono son problemas ambientales mundiales. 12. en los niveles nacional e internacional. Por ejemplo.

como los relativos a la diversidad biológica. nuevas combinaciones de insumos y modificaciones en las tecnologías.5 Algunos convenios internacionales. 12. la comunidad mundial está intentado colectivamente comprender cómo afectarán las actividades del presente a los ecosistemas del planeta dentro de cien años en el nuevo milenio. pueden tener repercusiones negativas para el suministro mundial de alimentos. Por ejemplo. teniendo en cuenta que la mayor parte de la deforestación en los diez últimos años correspondió a la transformación de terrenos forestales en tierras agrícolas. Por otra parte. y los recursos hídricos son con frecuencia una causa importante de litigio. los cuales redundarían en un aumento de los costos de la energía. se presiona a los gobiernos para que ofrezcan incentivos a fin de que los recursos naturales y ambientales se ordenen . pero dífícil de poner en práctica. Todo ello implicaría un incremento de los costos de producción para los productores de alimentos y de los precios para los consumidores.8 A nivel nacional. 12. el sector forestal y el cambio climático.7 En la actualidad. el desarrollo lleva implícito los conceptos de equidad y justicia entre generaciones. Incorporar esta amplia variedad de valores en la producción sostenible de alimentos es una tarea atractiva y necesaria.6 La seguridad alimentaria depende también en gran medida del suministro de agua21. 12. Los conflictos suscitados por el agua no harán sino intensificarse a medida que aumente el número de usuarios. los acuerdos internacionales que limitan la reconversión forestal alterarán las posibilidades de producir alimentos en el futuro. por importantes que sean. las cuencas compartidas de ríos y lagos cubren como mínimo el 60 por cierto de la superficie total de las tierras22.altamente migratorias representa un firme esfuerzo de los países para reconciliar los intereses mundiales en relación con la pesca en alta mar. al menos a corto plazo. El valor creciente del agua. especialmente cuando escasean. 12. La pregunta que se plantea con frecuencia es la de cómo se pueden utilizar hoy los recursos para mejorar en alto grado la seguridad alimentaria sin que disminuya su capacidad para que las generaciones futuras puedan obtener el mismo volumen de producción. Asia y América Latina. lo cual tendría como consecuencia un empeoramiento de la seguridad alimentaria. el convenio sobre el cambio climático plantea la posibilidad de establecer impuestos sobre las emisiones de carbono. la preocupación por su calidad y los problemas de acceso a ella han hecho de la política hídrica un tema de interés internacional. En Africa. Por vez primera en la historia de la humanidad.

y con ella mermará la seguridad alimentaria a nivel mundial y posiblemente también en un plano nacional y local. los planteamientos e incluso las políticas escogidos para cubrir las necesidades de alimentos y de ingresos en el presente pueden tener efectos negativos sobre la base de recursos y sobre el medio ambiente en general. Para los países pobres. Inversamente. . puede dificultar la solución de los problemas relacionados con la seguridad alimentaria de los grupos pobres si reduce el potencial mundial de producción de alimentos. Si se degradan estos recursos se reducirá la capacidad productiva futura. Además.9 Tanto los aspectos nacionales como los internacionales de los problemas relativos al medio ambiente y a los recursos naturales condicionan notablemente la aplicación de las políticas de desarrollo en general y la seguridad alimentaria en particular. 12. hay que reconocer que la degradación de los recursos en cualquier lugar del planeta.10 A la larga no hay conflicto entre el uso sostenible de los recursos naturales y la seguridad alimentaria. Al mismo tiempo. ya que su bienestar depende en gran medida del potencial productivo de sus recursos agrícolas.12 En definitiva. Las medidas normativas adoptadas varían de un país a otro. los acuerdos internacionales limitan las posibilidades de acción de los gobiernos para influir sobre el uso de los recursos naturales. puesto que en un futuro previsible la producción alimentaria dependerá de los recursos de tierra y agua. es necesario que las políticas se basen en el reconocimiento de que la degradación de los recursos tienen diferentes consecuencias para los diferentes países y grupos de la población. 12. donde se concentran muchos de los problemas referentes a los recursos de los países en desarrollo. especialmente en los principales países en desarrollo exportadores de alimentos. las medidas para proteger la base de recursos y el medio ambiente pueden reducir la producción y los ingresos.de manera sostenible. las consecuencias pueden ser muy graves. según la índole de los problemas que se enfrentan. con la consiguiente merma de la seguridad alimentaria. los problemas de los recursos y el medio ambiente pueden forzar a los gobiernos a opciones difíciles entre el presente y el futuro del crecimiento y la seguridad alimentaria. A nivel nacional. 12. Las opciones pueden ser particularmente penosas en el sector agropecuario (incluidas la silvicultura y la pesca). 12.11 A corto plazo.

Por lo menos un modelo temprano de desarrollo se basó en el supuesto de que había exceso de mano de obra en el sector agrícola. En los países desarrollados. debiéndose recurrir a mecanismos de protección social para mitigar entre tanto los problemas de inseguridad alimentaria. 13. pero en algunos aspectos hay acuerdo general.4 Los países en transición han experimentado una reestructuración económica y política sin precedentes. las políticas y las instituciones establecidas durante muchos años para proteger los intereses de los trabajadores han introducido rigideces en el mercado de trabajo y han elevado el costo del factor trabajo. Obviamente. los mercados de trabajo carecen de flexibilidad y eficiencia suficientes para redistribuir la mano de obra y el resultado es el desempleo estructural.13.2 La presencia de desempleados y subempleados tiene efectos negativos para la seguridad alimentaria. limitando así el acceso a los alimentos a nivel nacional y familiar. 13. la infrautilización de la fuerza de trabajo (o de cualquier otro recurso) puede reducir la disponibilidad de alimentos cualquiera que sea el sector del que dependa la ventaja comparativa.1 El desempleo y el subempleo han sido características (o al menos así lo han supuesto los economistas en general) de los países en desarrollo y en especial de sus sectores agrícolas desde los comienzos de la era postcolonial. por consiguiente que el resultado sea un desempleo masivo. Problemas del empleo y mercados de trabajo 13. una reducción de los ingresos nacionales limita la capacidad para importar alimentos. En la medida en que la mayor proporción de estos desempleados y subempleados corresponde a la agricultura.3 No hay un consenso total sobre las causas y los remedios del desempleo. son recursos potencialmente productivos que no contribuyen a la producción global. 13. casi siempre con políticas o instituciones inadecuadas para facilitar el funcionamiento de un mercado de trabajo eficiente. En general. deja a los individuos afectados y a sus familias sin ganancias. En consecuencia. Al integrarse progresivamente y hacerse más competitivos los mercados mundiales y al introducirse cambios estructurales. No es de extrañar. Este despilfarro de recursos reduce los ingresos globales y. Ello ha dado lugar a su vez a una . El cambio de las políticas y de las instituciones está siendo un proceso lento y políticamente penoso en la mayoría de los países. por supuesto. Lo que es nuevo en los años noventa es la aparición de tasas relativamente elevadas de desempleo en varios países muy industrializados y en todas las economías en transición. se reduce la disponibilidad global de alimentos.

13. además. por acontecimientos o presiones exteriores de mundialización. especialmente en el Africa subsahariana y Asia meridional. Mientras que los trabajadores del campo están desempleados o subempleados gran parte del año. las políticas nacionales y sus instrumentos de aplicación van a estar cada vez más condicionados.5 Los problemas del empleo en los países en desarrollo. directa o indirectamente. la mayoría de estos países han invertido muy poco en servicios de educación o salud para aumentar el valor productivo y la movilidad de sus recursos humanos. El desempleo y el subempleo son rurales y agrícolas en mucha mayor proporción. Un contexto económico mundial cambiante: consecuencias políticas 14. Los mercados de trabajo no están bien desarrollados. 13. Esto limita. . 14. Por último. Casi ninguno ha reconocido. tratados sobre el medio ambiente y recursos naturales.6 Las políticas macroeconómicas de muchos países (tales como tipos de cambio sobrevalorados y créditos e insumos subvencionados) han incentivado en algunos casos la adopción de tecnologías de sustitución del trabajo.inseguridad alimentaria y una subnutrición graves en muchos de esos países. que una buena nutrición es no sólo un gasto de consumo corriente sino una inversión en capital humano. para los habitantes de zonas rurales. así como por el proceso de liberalización económica. son en muchos aspectos más complejos y espinosos. y más directas y graves sus consecuencias para la seguridad alimentaria. lo que hace que tengan una incidencia negativa directa sobre la seguridad alimentaria en sus aspectos de disponibilidad y acceso a los alimentos. en los sectores industrial y de servicios estructurados. las oportunidades de empleo estacional o a tiempo completo fuera del sector agrícola.1 Las consecuencias que los cambios del contexto económico mundial tienen para la seguridad alimentaria de los países en desarrollo dependen de la medida en que condicionen las opciones políticas de tales países. En la economía mundial. el factor trabajo dificulta gravemente la producción agrícola por el carácter acentuadamente estacional de las tecnologías empleadas. algunas de las políticas e instituciones que hacen que los mercados de trabajo en los países desarrollados sean rígidos y el trabajo sea caro. integración económica. pero al mismo tiempo se han adoptado.

esos acuerdos imponen una disciplina respecto a cualquier política agrícola nacional que pretenda manejar la estructura de los precios en favor de la agricultura. los préstamos condicionados a reformas de políticas imponen directamente opciones fundamentales en muchos países en desarrollo.3 Para combatir la pobreza y la inseguridad alimentaria. las políticas nacionales utilizables serán más limitadas y dejarán menos margen a las manipulaciones y consideraciones coyunturales. la amenaza de una crisis económica y financiera fuerza a los gobiernos de los países en desarrollo a tomar medidas para reducir el déficit presupuestario y la deuda pública recortando los gastos públicos y/o aumentando los impuestos. la distribución de la carga dependerá de la presión relativa que cada grupo social pueda ejercer sobre el gobierno. Aun cuando no sean explícitas las condiciones exigidas por los países donantes. En gran medida. las políticas nacionales se verán obligadas a acatar las disciplinas de los acuerdos regionales o internacionales de los que formen parte (incluidos los referentes a los recursos naturales y el medio ambiente). Para aplicar estas políticas aceptables será preciso suprimir obstáculos institucionales y mejorar la eficiencia de la administración del sector público. los gobiernos pueden recurrir a tipos limitados de intervención. El problema que se plantea a los países es encontrar . Como se ha comprobado que estas políticas han resultado contraproducentes. Consideraciones de austeridad presupuestaria y de eficiencia harán que se limiten estrictamente o se abandonen por completo los programas generales de subvenciones y asistencia que distorsionan los incentivos del mercado.2 Por ejemplo. Si bien la mayoría de las ONG son entidades serias y responsables. se utilizarán otras políticas y otros instrumentos con el objetivo preciso de promover la seguridad alimentaria. En cuanto a la agricultura. Los gobiernos tienen así que hacer opciones políticas difíciles para que las reducciones en los gastos se repartan entre los diversos sectores de la población. Por otro lado. el papel de las organizaciones no gubernamentales (ONG) y del sector privado en la realización de programas de seguridad alimentaria habrá de promoverse.14. 14.4 Además. no hay que pensar que son siempre fiables para sustituir al Estado. Las ONG han proliferado en los últimos años y muchas de ellas han asumido importantes papeles en la prestación de servicios y en la ejecución de políticas y programas antes reservados al ámbito gubernamental. 14.5 A medida que la economía mundial avanza en el camino de la cooperación y la integración. 14. frente a la reducción de los presupuestos y servicios públicos.

(de forma positiva o negativa). que han adquirido proporciones inquietantes en muchos países. Por otra parte. la migración ha contribuido de forma importante al crecimiento agrícola y general de los países receptores. Puede tratarse de intervenciones para mejorar la infraestructura.métodos baratos y desconectados que impulsen la productividad del sector agrícola.8 La creciente gravedad de estos problemas apunta a la urgente necesidad de un cambio de política. así como la aparición y reforzamiento de planes de cooperación e integración económica. a través de ellos. las remesas de fondos de los trabajadores emigrantes han representado una fuente considerable de ingresos. Esto ha ocurrido en parte porque los que emigran suelen tener un nivel de educación. En muchos casos. un millón de personas aproximadamente emigra definitivamente y otro millón trata de obtener asilo político. unos . tratando de atacar las raíces de los mismos en lugar de reaccionar a los efectos. hay más de 80 millones de personas que viven permanentemente fuera de su país y otros 18 millones que han emigrado por problemas políticos o catástrofes naturales. 14. moneda extranjera y capital rural y los emigrantes que vuelven a sus países han aportado los conocimientos técnicos y los ahorros adquiridos en el extranjero. los servicios de investigación y de extensión. para los sectores económico y agrícola de las regiones de los receptores y de los donantes.6 La acentuación de los desequilibrios demográficos y económicos dentro de los países y entre ellos. La adopción de medidas para acelerar el progreso hacia una seguridad alimentaria mundial. han afectado enormemente a la movilidad internacional de la mano de obra y a las modalidades de migración. Actualmente. 14. La acentuación de los desequilibrios económicos entre las zonas rurales y las urbanas ha dado también lugar a migraciones del campo a la ciudad dentro de las fronteras.7 Las migraciones tienen importantes repercusiones sobre la seguridad alimentaria para los propios emigrantes y. Todos los años. y la ayuda para la creación de mercados e instituciones de crédito en las zonas rurales. la pérdida de empleos durante la transición a otros sistemas económicos y políticos. las guerras civiles y los desastres naturales. a pesar de la aparente paradoja. La migración creciente ha planteado problemas difíciles de integración económica y social en muchos países receptores. la migración ha creado también en muchos casos escasez de mano de obra y reducción de la actividad agrícola en los países o zonas de origen. 14. conocimientos técnicos y dinamismo más alto que la media de la población.

El principio de no alineamiento ha perdido relevancia en el contexto actual de relaciones Este-Oeste y Norte-Sur.1 ¿Qué enseñanzas cabe deducir de la experiencia de los últimos 20 años? El mundo es muy distinto del que era en la época de la Conferencia Mundial de la Alimentación. sin embargo. así como las medidas destinadas a crear oportunidades sostenibles de la actividad comercial y empleo. y por consiguiente la seguridad alimentaria. la asistencia oficial al desarrollo ha quedado rezagada respecto a las crecientes necesidades. Puede considerarse que la solidaridad y la autosuficiencia han desembocado en una perspectiva más amplia de colaboración e integración intrarregional. en 1974. El llamamiento a la solidaridad con los países en desarrollo. la estabilidad de la producción y el acceso a los alimentos. 15. El principio de solidaridad se ha ampliado hasta una dimensión mundial al crecer la conciencia de la interdependencia de los intereses económicos. Al mismo tiempo. Los compromisos oficiales de asistencia exterior a la agricultura. Ya no hay dos superpotencias que se disputan la hegemonía en los países en desarrollo. por lo menos en el comercio. desarrollados y en desarrollo. algunos rasgos del viejo orden político y las ideologías en que se sustentan. por el interés que presentan hoy. Ejemplo de este nuevo enfoque es el Grupo Cairns. Mirando hacia el pasado y el futuro 15. 15.suministros de alimentos suficientes. era la finalidad de las recién concluidas negociaciones de la Ronda Uruguay del GATT y de la fundación de la OMC. La solidaridad con ellos ha dado lugar a un enfoque más pragmático en el que el propio interés juega un papel más importante en las alianzas y los acuerdos. Sin embargo es oportuno revisar.2 Algunos acontecimientos políticos han impuesto también perspectivas radicalmente diferentes de las que existían en 1974. . pueden contribuir a reducir las fuertes pérdidas de recursos humanos de los países en desarrollo y ayudar también a contener los enormes gastos realizados por los países receptores para reducir las corrientes de emigrantes. han decaído cuantitativamente en los últimos años. la autosuficiencia y un nuevo orden económico más justo se manifiestan ahora de maneras distintas. Un orden económico más justo. se han esforzado en conjunto por alcanzar objetivos comunes de liberalización comercial. cuyos países miembros.

una Europa más integrada y una Asia oriental y sudoriental dinámica.5 Estas tendencias revelan en general mejores relaciones entre países y mejores perspectivas para la seguridad alimentaria mundial. en proceso de rápida industrialización. A nivel de los hogares. que ha de hacerse sin riesgo y evitando su proliferación en los Estados de reciente creación y en otros países. no es sino uno de los aspectos del problema. mejorar su situación en materia de seguridad alimentaria. Otro imperativo consiste en ayudar a los nuevos Estados a estabilizar y consolidar su situación política y . entre otras cosas. desempeñando China un papel de importancia creciente en el escenario político y económico mundial. el mundo se enfrenta con problemas sumamente complejos asociados con las tendencias nacionalistas de los países en transición y los trastornos causados por los conflictos políticos. las posibilidades de una mejor seguridad alimentaria a nivel de los países y de los hogares son más problemáticas en este contexto mundial. 15. El mejoramiento de la seguridad alimentaria de cada país depende en gran medida de su capacidad para integrar su economía en la comunidad internacional y para competir en un mundo interdependiente. Sin embargo. El más notable de estos procesos es el TLC. que refleja el creciente peso relativo de un Japón muy industrializado. Los hogares pobres y sin perspectivas necesitan programas de protección social para disfrutar de seguridad alimentaria.6 Al mismo tiempo. 15. Este proceso acentúa los problemas de inseguridad alimentaria en especial y de seguridad en general. 15. pueden ahora aspirar a ser considerados como países desarrollados en algunos aspectos importantes. El desmantelamiento de un arsenal nuclear con un poder destructivo que excede toda racionalidad. la seguridad alimentaria depende de la capacidad de los miembros de cada familia para lograr un más fácil acceso a los alimentos.3 El acercamiento Norte-Sur se puso también de manifiesto en la firma de acuerdos de libre comercio entre países con niveles muy distintos de desarrollo económico y de ingresos.4 La situación política general ha tendido hacia un modelo menos polarizado de influencias dominantes. Los desacuerdos entre el Norte y el Sur se han moderado también por el hecho de que varios países en desarrollo. actualmente están en curso negociaciones para ampliar su ámbito y crear otras formas de acuerdos económicos y comerciales. religiosos y étnicos. Otro es la realización y utilización de los recursos conseguidos como dividendo de la paz de maneras productivas que permitan a los países.15. Tal acceso requiere a su vez oportunidades de empleo y participación en los beneficios de una economía creciente y dinámica.

Algunos países están buscando el consenso político necesario para emprender reformas económicas que pueden. estas oportunidades deben continuar.7 El contexto internacional es ahora más favorable que en 1974 para el crecimiento económico.10 Las obligaciones asumidas en virtud de tratados internacionales y la creciente influencia sobre las políticas internas de los acontecimientos en los mercados internacionales seguirán limitando las políticas nacionales para resolver los problemas internos. Algunos países tendrán que confiar más en sus propios esfuerzos. La liberalización del comercio y del mercado de capitales junto a su movilidad han incitado tanto a los países en desarrollo como a los desarrollados a mejorar su posición creando oportunidades creíbles de inversión. es improbable que lo hagan dadas las consecuencias catastróficas de tales políticas en el pasado. aprovechar las mayores oportunidades ofrecidas por la economía mundial. especialmente para los trabajadores poco especializados. 15. otros luchan por reconstruir sus economías y crear instituciones e infraestructuras adecuadas. ¿cuál sería el contexto sociopolítico y económico más propicio para eliminar la inseguridad alimentaria y la .8 Hay oportunidades especiales para realizar inversiones provechosas en los países en desarrollo que tienen una ventaja comparativa en lo que respecta a las actividades con alta densidad de mano de obra poco especializada. 15. Pero los requisitos previos son estabilidad política. instituciones estables y políticas macroeconómicas que eviten desequilibrios profundos y prolongados. Es fundamental que los últimos 50 años de paz por el temor den paso a un nuevo período de paz por la riqueza compartida. Cada país ha de afrontar la tarea de crear tal ambiente. causar perjuicios a algún interés nacional.económica. no pueden sino contribuir a los esfuerzos de los países en desarrollo para combatir la inseguridad alimentaria. 15. Aunque los países podrían en principio aislarse de tales influencias. ya que cada vez más países se presentan como lugares de inversión creíbles y estables. al menos en un futuro próximo. Pese a las mayores tendencias proteccionistas de los países desarrollados bajo la presión de los problemas de ajuste del mercado de trabajo.11 En un mundo ideal.9 No todos los países en desarrollo podrán. a corto plazo. los recursos (ahorros) generados internamente y la asistencia oficial durante varios años. 15. 15. Mayores oportunidades de empleo y de ganancias.

con la asistencia de una organización eficaz de las Naciones Unidas o de otras organizaciones legítimamente encargadas de mantener la paz. y el establecimiento de una estructura jurídica. Es necesario asegurar la coordinación y el enlace a nivel internacional. la seguridad alimentaria en cualquier país debe ser competencia del gobierno nacional. acortando así la distancia entre ricos y pobres sin reducir indebidamente el incentivo para que los ricos sean productivos. y se encontrarían medios nacionales e internacionales para ayudar eficazmente a los grupos pobres a aumentar su capacidad de producción. los mercados nacionales e internacionales se liberalizarían para que los recursos pudiesen emplearse en todo el mundo con el fin de elevar al máximo el nivel sostenible y la tasa de crecimiento de la actividad económica.12 En última instancia. reglamentaria e institucional que asegure las condiciones de un mercado competitivo).subnutrición. el ofrecimiento de incentivos adecuados para el uso sostenible de los recursos naturales y del medio ambiente. 15. la garantía de niveles socialmente óptimos de inversiones en bienes públicos. en conjunción con las autoridades locales y en colaboración con los grupos y miembros de la sociedad interesados. pero seguramente algunos de ellos serían los siguientes:      los países adoptarían en general sistemas políticos participativos y pluralistas en el marco de los cuales los gobiernos rendirían cuentas y serían responsables ante el pueblo. para asegurar alimentación para todos? Puede ser difícil llegar a un acuerdo sobre todos los elementos de tal contexto ideal. los gobiernos dedicarían sus recursos limitados a hacer aquellas cosas que los mercados no hacen bien y que son necesarias para el funcionamiento eficiente y práctico de la economía y la sociedad (entre ellas. los conflictos con otros gobiernos. el suministro de mecanismos de protección como cupones para alimentos destinados a quienes tienen un acceso limitado o nulo al mercado. Bibliografía . es decir. pero no exclusivamente. La comunidad y las organizaciones internacionales pueden ser útiles. pero no pueden reemplazar las intervenciones y la voluntad política necesarias en el propio país para conseguir la seguridad alimentaria. los gobiernos encontrarían medios pacíficos para resolver los conflictos internos y.

Enhancing participation and institutional performance: democratic decentralization in South Asia and West Africa. Ginebra. págs. Washington. Boserup. on Phase Two of a two-phase research project. y Shah.. Vol. H. The policy response of agriculture. Who killed the middle class? The New Yorker Magazine. 1994. Binswanger. 30. Country Economics Department. J. Conditions of agricultural growth: the economics of agrarian change under population pressure. Women’s role in economic development. the Overseas Development Administration. Macroeconomic management and the division of powers in Brazil: perspectives for the nineties. Washington.. Bond. 1970. H. E. Barrett. R. The World Bank Research Observer. págs. Washington. Banco Mundial. S. Nº 4. D. Zed Books Ltd. E. Vol. 1981. Washington. Agricultural responses to prices in Sub-Saharan Africa. 57-80.Barraclough. Technological Change and Commercialization in Agriculture: The Effect on the Poor.C. Nº 1. International Monetary Fund Staff Papers. .C. 1991. Banco Mundial. A. The impact of formal finance on the rural economy of India. En Proceedings of the World Bank Conference on Development Economics. Binswanger. Suiza. Baltimore. Estados Unidos de América. 1991.P. 6. J. Banco Mundial. Binswanger. A.. 113. D. The agrarian question and reformism in Latin America. Nueva York. H.. 1991. 16 de octubre de 1995. para UNRISD y The South Centre. A report to ESCOR. y Manor. J. 1994. Johns Hopkins University Press. 1989. An end to hunger? Londres. y von Braun. D.P. Nº 949.C. 1983. Bomfim. Crook.. Conflict and cooperation in managing international water resources. y Khandker. pág. Londres. S.E. M. D. 1965. A. 1994. S. Allen & Unwin Cassidy. De Janvry. Policy Research Working Paper Nº 1303. 703-726. Estados Unidos de América. World Bank Working Paper Series. Boserup.P.C. Banco Mundial. L. Adeline Publishing Co.

1994. 8 de agosto de 1994.F. 1995. The Political Economy of Agricultural Pricing Policy. 1993.. Scientific American. Economist. University of Oxford Press. 1993. K. Washington. FAO. Mundi Prensa. Paper presented at the American Agricultural Economics Association Meetings.C. Dirección de Análisis de Políticas.W. Josling. Uruguay Round Agreement on Agriculture: implications for developing country policies. 24-31 agosto 1988. Banco Mundial. A. 1994.. Roma. California. Dartmouth. Baltimore. Reino Unido. A. Cincuentenario del FMI: ¿comienzo de una nueva era? Encuesta del FMI. Roma. Buenos Aires. 1995. FAO. Valdés. Agricultura mundial: hacia el año 2010. pág. The Uruguay Round Agreement on Agriculture: an evaluation. Commissioned paper Nº 9. Roma. International Agricultural Trade Research Consortium 1994. The. . 1989. y Cleaver. San Diego. Estados Unidos de América.H.Donovan. Gardner. Dirección de Análisis de Políticas. FAO. B. FAO. D. FAO. Boutwell J. 5. 268(2): 38-45. The Uruguay Round Agreement on agriculture: implications for food security in the Asia and Pacific Region. 1994. poverty and policy reform in sub-Saharan Africa. Perspectives on agricultural development and adjustment in developing countries. Krueger. 12. Implications of regional trade arrangements for agricultural trade. A synthesis of the political economy in developing countries. El estado mundial de la agricultura y la alimentación 1994. Argentina. O. Homer-Dixon. 1992. T. FAO. Madrid y FAO. 1995a. FMI. Vol.1995. 7-13 de octubre. Maunder y A. T. Estados Unidos. Alexandratos. N. Washington D. Agriculture. G. Johns Hopkins Press.C. En Proceedings of the Twentieth International Conference of Agriculture Economists. P.. encuesta. Konandreas. Recent studies of agricultural trade liberalization in agriculture and governments in an interdependent world. 1994. y Rathjens G. eds. Environmental change and violent conflict. Roma.

Banco Mundial.C. Schultz. Fischer. Johns Hopkins University Press. M. 1994. Poverty and Policy en Behrman y T.Krueger. 1991. D. J. Nueva Delhi. Nueva York. UNDP. 1992. y Gulbrandsen. Washington. Luxemburgo... D.S. J. Saito. Schiff. Conn. Ravallion. Occasional Paper Nº 16. Mellor. . y Valdés. Yale University Press. D. 1994. Land access. New Haven.N. Estados Unidos. mayo. Why poor people stay poor: a study of urban bias in world development. 1964. 1995. The plundering of agriculture in developing ccuntries. Transforming traditional agriculture. A. T.C. Schiff. Parikh. Nueva York. Mellor. K. M. War. International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA). Towards free trade in agriculture. Amsterdam: North-Holland. The political economy of agricultural pricing policy. Australian National University Press.. The role of agriculture in economic development.C. D. Estados Unidos de América. Banco Mundial. A. Baltimore. American Economic Review. Canberra. III. Ithaca.S.W. Concept Publishing Company. Vol. Estados Unidos. Smith. 1961. septiembre de 1961. K. tenure security resource conservation and food security. 1966. Meenakshisundaran. Frohberg. de próxima aparición. págs. World Bank Policy Research Department. The economics of agricultural development. Raising productivity of women farmers in sub-Saharan Africa. (eds. 1994. 566-593. D. S. Australia. How important to India’s poor is the urban-rural composition of growth? Washington. 1994. Washington. y Datt G. World Bank Discussion Paper Nº 230. K. India. 1986. Lipton.) 1991. Estados Unidos de América. 1977. Cornell University Press.. M. Decentralisation in developing countries. peace and Third World development. Lipton.) Handbook of development economics. G.. Land Tenure Center Paper. Maxwell. y Ravallion M.. y Valdés A. LI. Srinivasan (eds. O. M. M.

1 2 . Véase también FAO (1995). 16 Para más detalles sobre la disminución del valor de las preferencias por regiones y productos básicos.. Lo que sí se ha observado es que «.C. Timmer. Liberalizing OECD agricultural policies in the Uruguay Round: effects on trade and welfare. 7 Para un análisis más detallado.. págs. véase Konandreas (1994). Para un estudio de los posibles efectos sobre las regiones en desarrollo y sobre los principales productos básicos. véase FAO (1995). Journal of Agricultural Economics Nº 30.» y que «. Notas Para un análisis del caso de los Estados Unidos de América.C. 14 Para una comparación de las disposiciones específicas del Acuerdo sobre la Agricultura con las de los programas de ajuste estructural. Broken promises: land reform and the Latin American campesino. W. cit. 5 Véanse también Krueger. R.será necesario vigilar cuidadosamente en el futuro el problema persistente de la inestabilidad de los precios internacionales de los alimentos y evaluar la función de las existencias privadas frente a las públicas». Para más información sobre los resultados de la simulación. CO. una déficit de producción hará que los precios suban rápidamente. Tyers. 11 Fondo Monetario Internacional (1994). 8 Binswanger (1989). P. FAO. 18 Véanse Josling (1994) y FAO (1995). véase FAO (1993). Las simulaciones basadas en el Modelo Alimentario Mundial de la FAO no han puesto de manifiesto una reducción de la variabilidad de los precios como resultado de la Ronda Uruguay. 6 Thiesenhusen (1995).. 197-216.. 3-7 de abril de 1995.Thiesenhusen. 1995). Westview Press. Why markets and politics undervalue the role of agriculture in economic development..en ausencia de existencias suficientes. Hibbard Memorial Lecture Series. 12 Véase también el documento de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación titulado La alimentación y el comercio internacional. Informe presentado al Comité de Problemas de Productos Básicos. Schiff y Valdés (1991) y Schiff y Valdés (1992). 16º período de sesiones. véase el documento «Impact of the Uruguay Round on Agriculture». 3 Véase también el documento paralelo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación titulado Necesidades de alimentos y crecimiento de la población (WFS/96/TBD/5). 1993. véase Impact of the Uruguay Round on Agriculture.. Estos cambios pueden ocasionar también un desempleo estructural. Estados Unidos de América. 9 La necesidad de reestructuración en los países desarrollados no siempre ha sido el resultado de modificaciones en las políticas. y Anderson K. 1988. Los rápidos cambios tecnológicos y el envejecimiento consiguiente de ciertas industrias han sido a menudo la causa de la decadencia de algunas de ellas. véase Cassidy (1995). 13 Para un análisis más detallado. 10 The Economist (7-13 de octubre de 1995). Boulder. Smith (1994). al aumentar el nivel de especialización del trabajo en las industrias.). 17 No se sabe con seguridad si se reducirá o no la variabilidad de los precios como resultado de las sacudidas de la oferta. también Bond (1983). 1995. 4 Saito (1994). Benjamin H. 15 Véase también el documento paralelo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación titulado La alimentación y el comercio internacional (WFS 96/TBD/13). véase el Capítulo 8 de Agricultura mundial: hacia el año 2010 (FAO. (op. Roma. 12. pág.

para entonces. en los recursos naturales y en el medioambiente. con la consiguiente eliminación de las deficiencias específicas. Necesidades de alimentos y crecimiento de la población Documentos ténicos de referencia 1-5 Volumen 1 © FAO. 1996 1. se haya reducido el déficit alimentario. La distribución de los recursos naturales necesarios para la producción agrícola no se corresponde con la . Es de esperar que. Boutwell y Rathjens (1993). fecha en la que se prevé una estabilización de la población mundial.1 Según las proyecciones de las Naciones Unidas (variante media).2 El principal problema que se plantea es si el aumento necesario de la producción de alimentos y los recursos naturales disponibles será suficiente para hacer frente a este crecimiento demográfico de forma sostenible hasta el año 2050. 22 Véase Barrett (1994). 21 Véase el documento de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación titulado Producción de alimentos: la función decisiva del agua. Introducción ¿PODRÁ LA HUMANIDAD HACER FRENTE AL CONTINUO CRECIMIENTO DE SU POBLACIÓN? 1. haya aumentado el consumo de alimentos per cápita en los países que padecen escasez y se hayan diversificado los regímenes alimenticios de las poblaciones.El Tratado de Estrechamiento de Relaciones Económicas entre Australia y Nueva Zelandia constituye una excepción en cuanto incluye plenamente la agricultura. 1. 19 4. la población mundial aumentará en un 72 por ciento entre 1995 y el año 2050. 20 Véase Homer-Dixon. Todos estos cambios tendrán un gran peso en los sistemas de producción de alimentos.

sino un conjunto de individuos con necesidades nutricionales distintas debido a variables tales como sexo. El cambio de los supuestos modificaría los resultados. y el nivel de diversificación de la dieta adoptado no se diferencia mucho del previsto por la FAO en todo el mundo para el año 2010. 1. nacional. Las proyecciones sobre población de las Naciones Unidas presentan tres hipótesis muy diferenciadas que demuestran la importancia de los factores demográficos. la población no es solamente una suma de personas con características demográficas o socioeconómicas propias. Este problema se plantea a nivel local. edad. y la diversificación de las modalidades de régimen alimenticio a fin de satisfacer mejor las necesidades nutricionales.3 El presente documento se centra en la importancia relativa de las tendencias de tres factores: los factores demográficos que determinan las necesidades de energía alimentaria1.6 Tales hipótesis facilitan la evaluación de las consecuencias de los distintos supuestos en lo que respecta a los cambios demográficos y . OBJETIVO DEL DOCUMENTO 1. Estas necesidades energéticas se evalúan para el año 2050 teniendo en cuenta varios supuestos demográficos y nutricionales y su influencia mutua. y las corrientes migratorias no compensan necesariamente esta diferencia de distribución.5 Naturalmente.4 El presente documento utiliza por lo tanto sobre todo las necesidades mínimas de energía como base para estimar la energía derivada de las plantas necesaria para hacer frente a las mismas. 1.distribución geográfica de la población. que provoca aun más dificultades. altura. Desde esta perspectiva. grado de actividad física y calidad de la alimentación. la superación de las diferencias existentes en las necesidades energéticas. 1. Como contraste. regional e internacional. la importancia relativa de estos tres factores demográficos y nutricionales (identificados anteriormente) depende de los supuestos adoptados. los supuestos nutricionales adoptados en lo que respecta a superar las diferencias de necesidades energéticas y diversificar el tipo de alimentación son moderados: el nivel de energía alimentaria alcanzada por los países en desarrollo en el año 2050 sería el previsto por la FAO para Asia oriental en el año 2010.

Por supuesto. A partir del año 2050 se espera que el crecimiento demográfico experimente una estabilización generalizada.11 Al determinar el número de regímenes alimenticios debe encontrarse un punto de equilibrio entre la precisión derivada de establecer un elevado número de modalidades de alimentación. el documento amplía a la esfera de la nutrición las previsiones demográficas de las Naciones Unidas. LAS CLASIFICACIONES UTILIZADAS 1. y las políticas que afectan a más de una generación. sin tener en cuenta otras fechas anteriores. desde una perspectiva de equilibrio entre población y alimentos. Por supuesto. el problema de alcanzar el desarrollo sostenible tendrá que estar resuelto para el año 2050. 1. y han sido adoptados por las siguientes razones:   Las proyecciones demográficas de las Naciones Unidas llegan hasta el año 2050 y cubren un período suficientemente largo para que se manifieste plenamente la influencia de los factores demográficos.7 Estos resultados darán una idea de la magnitud de los problemas demográficos con respecto a la producción de alimentos para satisfacer las necesidades nutricionales en el año 2050. o por continentes (es decir. En consecuencia. 1.8 Es evidente que el documento no puede considerarse como una ampliación de las proyecciones demográficas al sector económico. 1. . de carácter socioeconómico).10 Además de utilizar la distinción común entre países desarrollados y en desarrollo (es decir. pueden presentarse algunas anomalías. de carácter geográfico). al centrarse en el desarrollo sostenible durante un período que corresponde aproximadamente a dos generaciones. que se examinarán a su debido tiempo. al elegir la opción de la estabilidad y reducir así el número de modelos. se pone de manifiesto la importancia del desarrollo del capital humano. Los tres modelos de clasificación pueden considerarse complementarios. o preferiblemente antes. 1.9 Habrá que tener también en cuenta que. y la estabilidad de la clasificación a largo plazo.nutricionales en el año 2050. es también útil tratar de clasificar a los países según las principales fuentes de energía que utiliza en la dieta su población.

1.14 La previsibilidad de los distintos aspectos que intervienen en la cuestión alimentación-población varía considerablemente. ellos cuentan todavía con considerables reservas de tierra para la agricultura de secano. se acepta un importante supuesto: las poblaciones que consumen sobre todo raíces y tubérculos (yuca.1. POSIBILIDADES Y LIMITACIONES 1. tal vez no sean capaces de importar cereales suficientes para introducir algún cambio en el tipo de dieta antes de que pasen varios decenios. 1. y. Aun cuando algunos países tengan que importar cereales.12 Debido al pequeño número de modelos adoptados en el presente documento.) no cambiarán ese modelo radicalmente. ñame.15 Entre estos factores. los cambios demográficos son tal vez los menos difíciles de predecir.17 Resulta difícil prever los cambios que se vayan a introducir en las prácticas agrícolas como puedan ser los cambios tecnológicos. el desarrollo de nuevos cultivares. se registrarán probablemente pocos cambios en las modalidades de alimentación. Este hecho puede explicarse recurriendo a tres observaciones: los países interesados pueden intensificar esos cultivos sin dañar los suelos. Cuadro 1 1. las Naciones Unidas pudieron prever la población mundial para el año 2000 y han elaborado proyecciones subsiguientes sin que se hayan producido cambios sustanciales en los resultados (Cuadro 1). la observación realizada sobre las proyecciones se verifica mejor para las zonas geográficas más extensas que para otras más reducidas.13 Implícitamente. colocasia. el éxito de investigaciones sobre la adaptación de sistemas de . 1. etc. provocadas a menudo por cambios económicos.16 Debido a las corrientes migratorias internas e internacionales. la selección de nuevas especies animales. debido a su gran pobreza. estas importaciones tendrán que ser en una gran escala a nivel nacional si se quiere cambiar el modelo de alimentación de un país. Poco después de la segunda guerra mundial. para aumentar sus suministros de alimentos (es decir tengan que comprar trigo en lugar de estructurar de manera diferente su régimen alimenticio).

para sus resultados a nivel nacional y para sus supuestos en lo que respecta a las tendencias hasta el año 2025. 1.). los costos ambientales. 1995b). o incluso de 20.19 Las proyecciones utilizadas en el presente documento se fundamentan en una serie de proyecciones preparadas por las organizaciones internacionales.cultivo al medio ambiente o de éste a los sistemas de cultivo (riego. Así pues. 1. según los distintos criterios.18 Adoptar un marco cronológico de 50 años. el documento se basa en Agricultura mundial: hacia el año 2010 (FAO. Sin embargo. a fin de calcular la importancia relativa o absoluta de algunos factores demográficos para las necesidades de energía en los cambios dietéticos que influyen en la demanda de alimentos. Incluso deteniéndose a este nivel. 1. . la regulación de los mercados agrícolas. se pueden sortear en cierta medida estas dificultades. limitándose a proyecciones demográficas relativamente sólidas y a los aspectos nutricionales. como puede ser la mejora de la productividad.22 Los procedimientos para evaluar las necesidades energéticas han sido elaborados por la FAO. se puede observar ya que la magnitud de los cambios en lo que respecta a la producción de alimentos es imprevisible y plantea problemas importantes con respecto a posibles soluciones. 1. el suministro de insumos agrícolas. etc. la difusión de los conocimientos técnicos y las innovaciones. etc.23 La utilización combinada de estas tres fuentes ha permitido una proyección a largo plazo de las necesidades de energía y de los factores demográficos y nutricionales que determinan esas necesidades. elaboradas por la FAO. 1. la sostenibilidad. plantea dificultades debido al carácter imprevisible de algunas variables exógenas tales como: las inversiones públicas en infraestructura que puedan influir en el desarrollo de la agricultura. y la eficacia de las políticas de ajuste estructural que influyan en factores tales como los ingresos o las deudas de los agricultores.21 Las proyecciones para la alimentación y la agricultura hasta el año 2010. Las proyecciones se basan en la labor realizada por las organizaciones internacionales 1. han servido de marco para realizar este estudio. etc.20 Se han examinado las tres hipótesis de las Naciones Unidas para las proyecciones demográficas hasta el año 2050.

Por último. Hay que señalar que cada uno de los factores se presenta como coeficiente multiplicador de la energía derivada de las plantas. el continente al que pertenecen y sus modalidades de alimentación. técnicos y financieros por la otra. . 2. Las variaciones en los suministros de alimentos se describen más adelante.24 Hay que señalar que. y se extraen algunas enseñanzas de las tendencias observadas. se examina si los suministros de alimentos han sido suficientes para atender estas necesidades.1. y movilicen recursos humanos. por lo tanto. 1. un cambio importante y sin precedentes en la escala de la seguridad alimentaria y el desarrollo del capital humano. pueden haber condicionado los suministros de alimentos que se necesitan para satisfacer esas necesidades. Equilibrio entre la población y la producción de alimentos desde 1950 2.26 En el Capítulo 3 se examinan algunas hipótesis que se utilizarán en el futuro para ilustrar el efecto relativo sobre las necesidades energéticas del crecimiento demográfico y de otros factores afines como la urbanización. para hacer frente a los problemas de la magnitud en él descritos se requiere lo siguiente:   estrategias holísticas que utilicen esfuerzos nacionales e internacionales por una parte.1 En primer lugar se examinan las tendencias demográficas que pueden haber influido en las necesidades energéticas de las poblaciones y que. según las hipótesis utilizadas en este documento.25 En el Capítulo 2 se examina el equilibrio histórico entre población y producción alimentaria y se clasifican los países según su nivel de desarrollo. Por último. 1. que incluya la resolución de aquellos problemas demográficos y relativos al género que influyen en la seguridad alimentaria. se examina en él la suma de efectos de los factores anteriormente mencionados y se sacan algunas conclusiones. Se pasa seguidamente a exponer la importancia de suprimir las actuales diferencias de necesidades energéticas y las nuevas que surjan al cambiar los hábitos alimentarios. La suma de los efectos se obtiene multiplicando cada uno de los coeficientes.

En los países menos adelantados. la falta de seguridad alimentaria. con frecuencia los desplazamientos de población se deben a una combinación de factores. La fecundidad ha disminuido o está disminuyendo. que pueden modificar el desarrollo de las comunidades. se prevé que la población rural seguirá creciendo hasta después del año 2025 (Naciones Unidas. La densidad de la población rural se ha incrementado. el crecimiento máximo del número de habitantes se está registrando en los años noventa. Como se ha indicado ya. 1995a). la población mundial seguirá creciendo durante varios decenios. Como consecuencia de estas tendencias. o la escasez de mano de obra) y para los inmigrantes y sus familias (por ejemplo. con algunas excepciones en determinadas regiones. excepto América Latina. las estructuras de la población han comenzado ha decrecer. La migración es una cuestión particularmente compleja. las remesas). por ejemplo la hambruna padecida en Irlanda por la crisis de la papa. medido en índices de crecimiento. la introducción de nuevas ideas y conocimientos. se registró en los años sesenta. es un factor importante en el desencadenamiento de las corrientes migratorias. en la que resulta difícil hacer proyecciones. ha tenido lugar o se está produciendo una transición demográfica: la población mundial se ha duplicado entre 1950 y 1990. el incremento máximo. Si bien la seguridad alimentaria es con frecuencia un factor importante de la migración. Se prevé que la población rural seguirá creciendo hasta el año 2015 en todas las regiones en desarrollo. especialmente cuando va acompañada del agotamiento de los recursos naturales. según las circunstancias. La migración puede tener consecuencias positivas y negativas para los lugares de origen y de destino (por ejemplo. Las catástrofes naturales. la sequía. . Por ello.CAMBIOS DE POBLACIÓN 2. Hay una concentración masiva de población en las ciudades. si bien en forma escalonada. pero a un ritmo menor. en términos más generales la distribución desigual de los recursos y las oportunidades dentro de los países y entre ellos ha contribuido de manera importante a las migraciones humanas a lo largo de la historia. Hay varias cuestiones de este sector que es preciso subrayar. los conflictos civiles y la guerra también originan migraciones.2 Los cambios de población que se han registrado desde la segunda guerra mundial y que afectan a los suministros de alimentos pueden resumirse como sigue:               La mortalidad ha descendido en todos los continentes. Han surgido 15 megalópolis con una población de más de 10 millones de habitantes cada una.

EFECTOS DE LOS CAMBIOS CUANTITATIVOS O ESTRUCTURALES DE LA POBLACIÓN SOBRE LAS NECESIDADES DE ENERGÍA 2. a largo plazo. De otra parte contribuye a elevar las necesidades de energía. hay que tener en cuenta que las políticas concebidas meramente para frenar las corrientes migratorias. si no se aplican políticas de desarrollo eficaces en las zonas de origen de los inmigrantes. De una parte contribuye al descenso de las necesidades medias de energía de la población. del medio rural al urbano. debido a que han ido en aumento las diferencias en el grado de desarrollo de los propios países en desarrollo. porque las necesidades de las mujeres de la misma edad son ligeramente mayores cuando están embarazadas. Sin embargo. la disminución de la fecundidad contribuye a elevar las . de unas zonas urbanas a otras y de un país a otro. A este respecto. Por consiguiente. 2. incrementando así sus necesidades medias de energía cuando sean adultos.4 El aumento de la esperanza de vida contribuye al crecimiento de la población de todas las edades. tanto internas como internacionales. 2. Hay que señalar que la migración internacional ya no se limita a los desplazamientos Sur-Norte. en lugar de tener éxito serán con frecuencia contraproducentes. la mejora de la alimentación de los niños permite aumentar su talla y peso.5 La reducción de la fecundidad genera dos efectos contrapuestos. Además.  El volumen de las migraciones ha aumentado en general a lo largo de los últimos decenios. de acuerdo con estas observaciones cabe esperar un aumento del volumen de desplazamientos de población y una diversificación de los destinos. porque comporta una disminución del porcentaje del componente más joven de la población. cuyas necesidades de energía son menores. Será necesario aplicar políticas nacionales e internacionales adecuadas para velar por que los efectos de las migraciones sean positivos. y la reciente revolución de las comunicaciones y el transporte está creando condiciones que permiten desplazamientos rápidos en gran escala de la población: de unas zonas rurales a otras para desmontar y colonizar tierras todavía disponibles.3 Además de las lógicas repercusiones del propio crecimiento de la población. todos los cambios estructurales que se han señalado hasta ahora han afectado en distinta medida a las necesidades de energía de las poblaciones. ya que en la actualidad existen también movimientos Sur-Sur.

CAMBIOS EN LOS SUMINISTROS DE ALIMENTOS 2. debido a que aumenta el porcentaje de la población de edad más avanzada. la forma en que los alimentos forman o dejan de formar parte de los suministros de alimentos para el consumo (FAO. aunque el efecto neto no es significativo. Esta puede ser inferior a la señalada debido a las pérdidas de alimentos comestibles y de nutrientes en el hogar durante el almacenamiento. 2.10 Es importante señalar que las cantidades de alimentos disponibles indican la cantidad que llega al consumidor. las sobras de la comida.7 En el presente documento se describen los efectos concretos de estos factores demográficos sobre las necesidades de energía.6 La actividad física aumenta las necesidades. 2.8 Desde 1971. estadísticas agrícolas actuales sobre 30 productos alimenticios básicos de los sectores de la agricultura y la pesca y 310 productos elaborados derivados de los anteriores en alrededor de 200 países y territorios. indica los suministros disponibles durante dicho período. una vez ajustada de acuerdo con los posibles cambios que puedan haberse registrado desde el comienzo del período de referencia. se distingue entre cantidades exportadas. en forma de registros de suministros/utilización. proteínas o grasas). utilizadas como pienso o como semillas. con series de datos desde 1961 hasta 1990. tendiendo a ser su nivel mayor en las zonas rurales que en las urbanas. las poblaciones urbanas cambian su régimen de alimentación y adoptan hábitos alimenticios que en general requieren más calorías de origen vegetal (calorías). es decir. 2.9 Si se suma la cantidad total de productos alimenticios obtenidos en un país a la cantidad total de alimentos importados se obtiene una cifra que.necesidades. destinadas a usos industriales o de otro tipo no alimentario o que se pierden durante el almacenamiento y el transporte. y suministros de alimentos disponibles para el consumo humano vendidos al por menor. la preparación y la cocción (que afectan más al contenido de vitaminas y minerales que al de calorías. Por lo que respecta a la utilización. la FAO ha venido perfeccionando un sistema integrado e informatizado para compilar y mantener. En cambio. 2. las cantidades destinadas a . pero no necesariamente la de los alimentos consumidos realmente. 1993a).

13 En los países en desarrollo se ha registrado un importante aumento de los suministros de alimentos per cápita. como ocurrió con las variedades híbridas de maíz. 1993a). Hay que señalar que durante el mismo período los suministros de alimentos de los países desarrollados se elevaron de 2 000 calorías en 1962 a un máximo aproximado de 3 300 en 1982. que se benefició en gran medida de los avances tecnológicos. para luego disminuir a unas 3 150 calorías en 1991. En primer lugar. 2. lo que ha comportado una elevación considerable de los suministros medios de alimentos per cápita en calorías. en las poblaciones que satisfacen la mayor . subiendo de casi 1 990 calorías en 1962 a 2 500 calorías en 1991. mientras que los países de América del Norte incrementaron enormemente los suyos.alimentar animales domésticos o de compañía o los alimentos que se desechan (FAO. Los suministros de alimentos han registrado un considerable aumento 2. donde se aprovecharon plenamente las ventajas de la revolución verde. 2.14 No obstante. 2. mientras que al mismo tiempo la población total prácticamente se duplicó. pasando de 2 200 millones de habitantes a más de 4 200 millones. Esta evolución de Africa se debe considerar en particular como una consecuencia de la imposibilidad de llevar a cabo una revolución verde en este continente. Hay que señalar que. durante el mismo período (1982-92). especialmente en los que la población consume yuca. aunque estos promedios mundiales ocultan importantes variaciones regionales. de las cuales 2 290 eran de productos vegetales y 428 de productos pecuarios. se registró un descenso de los suministros de alimentos durante el mismo período.12 En conjunto. Este aumento fue especialmente importante en Asia. En los países africanos.11 Por consiguiente. según la evaluación de la FAO. los países europeos redujeron sus suministros entre 1982 y 1992. Esto ha supuesto que el crecimiento de los suministros mundiales de alimentos haya sido más rápido que el de la población. los suministros de alimentos del planeta se han duplicado con creces durante los 40 últimos años. ñame o colocasia. Los datos disponibles indican que entre 1962 y 1991 los suministros diarios medios de alimentos per cápita subieron más de un 15 por ciento. los suministros de alimentos en 1992 se cifraron como promedio (descontando las pérdidas) en 2 718 calorías/per cápita/día. y en América Latina. hay tres tipos de países que no siguen estas tendencias.

2. Durante el almacenamiento de los alimentos. Usos distintos del consumo humano de la producción cerealera 2. Los países en desarrollo destinaron algo menos del 20 por ciento a la ganadería en 1988-90 (algo más del 10 por ciento en 1969-71) (FAO. no es inusual que los almacenes comerciales registren unas pérdidas del 10 al 15 por ciento (James y Schofield.15 Tan sólo la mitad de los cereales que se producen se destinan al consumo humano: en 1969-71 fue el 48 por ciento y en 1988-90 el 50 por ciento (FAO. 1992) (véase el párrafo 3. 2. 1991).17 Nadie conoce con exactitud las pérdidas de las cosechas registradas entre las fases de producción y de venta al por menor. Se han observado pérdidas importantes en América Latina (SOLAGRAL. Existen estudios de casos que se concentran en las pérdidas de rendimiento debidas a las plagas. Estas pérdidas son mayores en los países desarrollados que en los países en . las pérdidas pueden ser considerables.18 Para comparar las necesidades nacionales con los suministros de alimentos per cápita. En el período de 1988-90 se usó como pienso algo más del 20 por ciento de la producción mundial de cereales (el 15 por ciento en 1969-71). 1995). 1995a).) Pérdidas de alimentos 2. (Resulta difícil evaluar las proporciones. En cualquier caso. En la evaluación por parte de los suministros de alimentos de la FAO se tienen en cuenta diversas pérdidas.16 La mayor parte de los cereales que no se destinan al consumo humano se utilizan como piensos. se pierde entre la recolección y la venta al por menor. El resto se utiliza como reserva de semillas (se estima que se necesita alrededor de un 5 por ciento para semillas) (James y Schofield. Con frecuencia se citan unas pérdidas del 5 al 10 por ciento (James y Schofield. 1990). Algunos autores las cifran entre un 10 y un 20 por ciento. por lo que el único modo de hacerlo es observar las cantidades restantes. si bien resulta difícil generalizar (FAO.parte de las necesidades energéticas con el maíz se registró también una disminución de sus suministros.61). 1995a). 1990). 1993b). se debe añadir a la evaluación de las necesidades un porcentaje correspondiente a las pérdidas de alimentos que se producen entre la venta al por menor y el consumo en los hogares (en la fase de preparación o de consumo). mientras que otros elevan las estimaciones hasta un tercio de la cantidad producida (Erlich y Erlich.

22 Hay que recordar que es necesario distinguir entre necesidades energéticas y demanda de alimentos.desarrollo. la demanda de alimentos para satisfacer estas necesidades varía en función de los suministros. puesto que son muy poco precisas y hacen referencia específica a determinados casos. moho. etc. En los primeros. 2. Las existencias están expuestas al deterioro o la destrucción por plagas. La evaluación de las necesidades energéticas humanas ha estado a cargo de los nutricionistas. Todas las personas consumen alimentos para satisfacer sus necesidades de energía y nutrientes. pero esas . Sin embargo. Sin embargo. Las existencias son menores en las sociedades rurales con un nivel de vida más alto.21 Las evaluaciones de los suministros de alimentos per cápita no pueden considerarse evaluaciones de las necesidades de energía. En las zonas rurales con frecuencia se obtienen malas cosechas. sobre todo en la edad y el sexo. Son mayores en los países en desarrollo que en los desarrollados. son superiores en las zonas rurales que en las urbanas. CONSUMO PARA SATISFACER LAS NECESIDADES ENERGÉTICAS 2. los precios relativos. En un manual destinado a los encargados de la planificación de la alimentación y los nutricionistas se exponen los conocimientos actuales y se proponen métodos de evaluación a escala nacional2 (James y Schofield. 2. así como de los gustos de los consumidores. 2. normalmente acumuladas en las zonas rurales por los propios agricultores. que varían en función de la edad. 1990).19 También hay que tener presentes las pérdidas en las existencias de seguridad familiar. de acuerdo con los parámetros que se han señalado.20 Las cifras disponibles no se pueden utilizar como estadísticas. etc. y en éstos hay mayores pérdidas en las zonas urbanas que en las rurales. en ausencia de datos más precisos. ocasionan cambios en las necesidades. especialmente de energía. sus ingresos. 1995). etc. el peso. la estatura. el sexo. Estas pérdidas son mayores cuando las reservas son más abundantes y cuando se mantienen durante períodos superiores a un año. El crecimiento de la población y los cambios de su estructura. cabe señalar que las pérdidas debidas a la acumulación de existencias y las que se registran entre la venta al por menor y el consumo doméstico pueden llegar a ser del 10 al 40 por ciento de los suministros totales de alimentos de una familia (Uvin.

algo superiores a las necesidades de las poblaciones europeas. la emaciación y el crecimiento (por consiguiente. peso. que están algo por debajo de las poblaciones de Asia y América Latina (casi 2 150 calorías) (véase la Figura 1). incluidas las necesidades que dependen del peso. las necesidades más bajas de energía son las de las poblaciones de Africa (menos de 2 150 calorías). grado de actividad física. Tendencias de las necesidades energéticas 2.25 Las necesidades energéticas de los países de América del Norte son de casi 2 400 calorías/per cápita/día. Las clases de alimentación se definen en los párrafos 2. bastaría tomar como referencia las necesidades energéticas de un modelo de población) (James y Schofield. crecimiento deseable. el grado de sus necesidades no parece variar en función del sexo). 2. que depende en gran medida de la edad. es decir.24 La evaluación retrospectiva de las necesidades energéticas pone de manifiesto que éstas varían enormemente según los países. 1990). En los países desarrollados son mayores que en los países en desarrollo. En el otro extremo de la escala. Los principales factores que hay que tener en cuenta son los siguientes:      estructura de la población por edades.23 Por lo tanto. que corresponde a la evaluación de las necesidades de los niños según la edad.48.42 a 2. a la estructura de edades el 35 por ciento y a la urbanización el 15 por ciento (James y Schofield. 2. emaciación (habría que definir un indicador). Figura 1 .necesidades se pueden satisfacer con numerosas combinaciones de productos alimenticios. ¿cuáles son los factores que más afectan a las necesidades energéticas? Con una población constante. corresponde a la estatura y el peso el 49 por ciento de la asignación nacional media de energía. 1990). la estatura y el sexo (si todos estos factores son iguales.

maíz.2. 3. 5 y 6. trigo. respectivamente). mijo o yuca (Figura 2. Clases 1. las poblaciones con una alimentación a base de arroz. tienen unas necesidades energéticas casi en 10 por ciento inferiores a las de los países desarrollados. en su mayor parte de los países en desarrollo.26 En general. 2. cuya alimentación es más rica en productos animales. Figura 2 .

Desde 1970. colocasia o plátanos (Figura 2. Esto se debe al rápido incremento de las necesidades energéticas de los países asiáticos.28 En Africa. Clases 5 y 6. Las necesidades de los países en desarrollo han crecido de manera aún más rápida que las de los países desarrollados.2.29 Comparando los suministros de energía alimentaria con el valor de las necesidades evaluadas anteriormente. que han aumentado con mayor rapidez desde 1970. se observa que a lo largo de . estas necesidades han aumentado mucho más rápidamente que las de los países desarrollados (Figura 1).27 Las necesidades de energía de la población han aumentado en general desde 1970 (tras el descenso registrado durante los decenios anteriores) y han llegado a un nivel de 2 220 calorías/per cápita/día. Tendencias de los suministros de alimentos 2. y a las mayores necesidades de los países de América Latina. Hay que señalar que también ocurre esto en las poblaciones que consumen maíz. respectivamente). sobre todo los que consumen principalmente arroz. ñame. Los cambios observados en las necesidades medias de energía se deben sobre todo a las variaciones de las estructuras de la población por edades. debido a la pequeña reducción de las necesidades de las poblaciones que consumen sobre todo mijo o sorgo. las tendencias son distintas (Figura 1). 2. Esto es aplicable a las necesidades de los países desarrollados. Las necesidades medias de energía per cápita han disminuido muy ligeramente desde 1960. así como las de las poblaciones que consumen yuca.

Con un índice de satisfacción de las necesidades que ya en 1980 era superior a 1. En la década de 1980 incluso disminuyó el índice medio de satisfacción de las necesidades.5. redujo su ritmo considerablemente durante los años setenta. las poblaciones de América del Norte parecen tener garantizados casi en su totalidad los suministros de alimentos aunque se registren pérdidas masivas durante la fase de producción. la situación alimentaria de los países en desarrollo considerados en conjunto han mejorado. 2. Dado que las pérdidas que probablemente se producen entre la fase de producción y la de consumo doméstico de productos alimenticios son moderadas. antes o después de la venta al por menor. Esto no significa que la situación alimentaria de los países en desarrollo empeorase durante el mismo período. Es en los países desarrollados donde ha disminuido el consumo en relación con las necesidades constantes de energía. en los países europeos se están reduciendo los suministros.la década de 1960 mejoró con rapidez la capacidad para satisfacer las necesidades energéticas de la humanidad.30 Los suministros de alimentos de los países desarrollados superan cada vez en mayor medida sus necesidades energéticas.36 en 1990 (Figura 3). En cambio. la situación alimentaria sigue siendo sin duda excedentaria para la mayoría de la población.4 en 1980 a 1. La tasa de satisfacción de sus necesidades ha pasado de 1. Figura 3 . sin embargo. Sus suministros son en la actualidad casi un 50 por ciento superiores a sus necesidades (Figura 3). Esta progresión.35 y en 1990 se acercaba a 1. Aún cuando los progresos sean ahora más lentos.

Más adelante se explica con mayor detalle la manera de interpretar estas cifras. donde el trigo constituye una parte importante de la alimentación.33 Estos resultados confirman la alarmante situación de los países de Africa. debido a que Africa del Norte forma parte de la media. Es indudable que en algunos países la situación es más grave de lo que indican las cifras medias. lo que supone una rápida progresión durante todo el período.31 La situación de la satisfacción de las necesidades en los países en desarrollo ha mejorado enormemente.32 La mejora fue especialmente apreciable en Asia. la situación tiene que estar por debajo del valor medio en algunas partes del Africa subsahariana.06). pueden importar este cereal para satisfacer sus necesidades. la tasa de satisfacción de las necesidades retrocedió ligeramente entre 1980 y 1990. 2. 2. donde la situación alimentaria no es por término medio tan favorable como en los asiáticos. En cambio.10) y 1990 (1. En los países de América Latina. y que nunca han llegado a superar éstas en más de un 8 por ciento (los índices de satisfacción de las necesidades se han mantenido por debajo de 1. Los países de Africa del Norte. .2 en 1990. La tasa de satisfacción de las necesidades energéticas pasó de poco más de 0.25). Con unos suministros que en 1962 no eran suficientes para satisfacer sus necesidades. la situación alimentaria es evidentemente inadecuada en la mayor parte del continente africano (Figura 3).2. pasando de un déficit del 6 por ciento en 1962 a un superávit del 17 por ciento en 1990.9 en 1962 a algo menos de 1. tras un acusado aumento entre 1962 (1.

89 y 1. yuca.00 y 0. mientras que para la Clase 1 (arroz) creció de 0.18 (Figura 4). . respectivamente.35 Aunque la calidad de los datos sea escasa.88 a 1. ñame o colocasia varía con respecto a la de otros tipos de régimen alimenticio.36 La situación alimentaria de las poblaciones del Africa subsahariana es totalmente distinta de la que tienen las que cultivan arroz. Si se tienen en cuenta las pérdidas de alimentos posteriores a la venta al por menor. Figura 4 2.98.00) (Figura 4. que suelen ser considerables en los países pobres. 2. el índice de satisfacción para las Clases 5 y 6 pasó de 0. Clase 5). Su situación alimentaria está empeorando y sus suministros de alimentos fueron inferiores a sus necesidades en 1980 y 1990 (Figura 4. la tendencia de las poblaciones que consumen sobre todo raíces o tubérculos.Zonas críticas 2. incluso en 1990 los primeros no eran suficientes para satisfacer las segundas (tasas de satisfacción de las necesidades inferiores a 1.02 a 1. Entre 1962 y 1990. Clase 6). se constata que con frecuencia estas poblaciones se encuentran en una situación crítica.34 A pesar de la mejora de la relación entre los suministros y las necesidades para las poblaciones que satisfacen la mayor parte de sus necesidades energéticas a base de mijo y de sorgo.

2. que se producen independientemente del grado de satisfacción de las necesidades de toda la población. Hay que señalar que Africa no es el único continente que tiene que hacer frente a una escasez grave de alimentos a escala nacional. de igual modo que se requiere un aumento de los suministros de alimentos como compensación de las pérdidas aceptadas entre la venta al por menor y el consumo doméstico. Sierra Leona y Somalia (FAO. Hay asimismo casos de déficit crónico a escala subnacional en otros dos países del continente.2. la República Centroafricana. que sufren de desnutrición crónica (Erlich y Erlich. Mediante una distribución más equitativa de los suministros de alimentos. 1991). Mozambique. 1995b). en ocasiones los hombres tienen acceso preferente a ellos.39 Existen desigualdad en la distribución de los suministros de alimentos tanto en pequeña como en gran escala.38 El número de personas que siguen padeciendo desnutrición crónica es elevado. valores medios y ocultan situaciones locales. 2. 1987) y que. Ahora bien. probablemente se eliminaría la desnutrición en su mayor parte. en 1969-71 sufrían desnutrición 918 millones de personas. que es pequeña). Representan. las clases comprenden un número elevado de países (con excepción de la Clase 5. Según la FAO. en caso de escasez de alimentos. 2. Esto rara vez ocurre.37 En los países en desarrollo. cuando la . pues. en 1979-81 eran 906 millones y en 1988-90 la cifra era de 841 millones (FAO/OMS. Hasta ahora no se ha hecho referencia a las desigualdades generalizadas en cuanto al acceso de la población a los alimentos. Es indudable asimismo que las desigualdades económicas pueden provocar una distribución desigual de los suministros de alimentos. Se da por descontado que las mujeres no siempre tienen el mismo grado de acceso que los hombres a los alimentos. la India y China. o incluso Mongolia y Nepal. con lo cual no sólo se ve afectada su salud. sino también el desarrollo y el crecimiento de sus hijos en el futuro. Este es el motivo de que la desnutrición crónica siga representando un problema importante en Asia oriental y meridional (FAO. Los boletines de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ponen de manifiesto que también hay otros países. se encuentran efectivamente en esta situación. como el Afganistán. También se sabe que la alimentación de los niños puede llegar a ser un 20 o un 30 por ciento inferior a sus necesidades (FAO. pero también lo están algunos países asiáticos. Países como Etiopía. como Bangladesh. 1992). Camboya y Myanmar.40 En el planteamiento que se ha presentado aquí se ha dado por supuesto hasta ahora que los alimentos se distribuyen a los individuos exactamente de acuerdo con sus necesidades. 1992).

Cuadro 2 2. 25. se unificaría la Clase 1 y la Clase 2. 27. la Clase 1 se denomina «arroz». aunque están compuestas por poblaciones que consumen sobre todo arroz y maíz.41 Las diferencias entre los países van en aumento. ALIMENTACIÓN DE LAS POBLACIONES DEL MUNDO: CLASIFICACIÓN DE LOS PAÍSES 2. En el caso de una reducción a cinco clases. Así. estos 32 países representan en total únicamente el 0.58). respectivamente (Cuadro 2). por lo que su exclusión tiene unas repercusiones mínimas. a fin de que haya una cantidad suficiente para satisfacer las necesidades de energía de quienes ocupan el último lugar en la distribución (véase el párrafo 3. 2.4 por ciento de la población mundial. Se han excluido otros 32 países. respectivamente.43 En estas seis clases están comprendidas 16. puesto que. Las tendencias actuales de la población y la pobreza agravan esta situación en muchos países en desarrollo. a pesar de la mejora general.42 Para clasificar las principales modalidades de consumo de alimentos del mundo y sus dimensiones socioculturales se ha utilizado la misma información de los países que sirvió para el análisis de los principales componentes del consumo diario per cápita.62). cada clase ha recibido un nombre de acuerdo con el producto alimenticio que mejor caracteriza su régimen de alimentación. Ahora bien. Sin embargo. sus características son muy importantes. El efecto de filtración no se produce automáticamente. 2. incluso en una tipología programada con cinco clases en lugar de seis se mantendría este pequeño grupo. Cabe preguntarse por la utilidad de incluir un grupo con sólo cinco países. por no disponer de suficiente información. 25. 5 y 21 países. como se verá más adelante. Se han definido seis clases utilizando una clasificación jerárquica ascendente de 151 países sobre los que la FAO tenía información. la Clase 2 «maíz».distribución es desigual los suministros de alimentos deberían ser muy superiores a las necesidades. . El aumento de los suministros de alimentos es una condición que puede facilitar una mejor distribución sólo si va acompañado de políticas apropiadas (véase el párrafo 3. La combinación de las diferencias en pequeña y gran escala en la distribución explica la persistencia del elevado número de personas desnutridas.44 Para simplificar esta tipología.

En cada clase figuran países con estructuras de la alimentación semejantes según las hojas de balance de alimentos de la FAO.la Clase 3 «trigo». Pero esta simplificación no se debe tomar al pie de la letra. el consumo de carne en el Japón es bajo. En la división en seis clases. a pesar de que su población no come maíz. No se tienen presentes los aspectos cualitativos. Es importante no olvidar que en este proceso de clasificación solamente se tienen en cuenta los aspectos energéticos de cada elemento de la alimentación con objeto de comparar las estructuras.45 En esta tipología se distinguen seis tipos principales de régimen de alimentación (Cuadro 3):  Las tres primeras clases comprenden países que consumen sobre todo arroz. cada país figurará en una clase concreta si tiene una estructura análoga de régimen alimenticio. Las pocas anomalías que han surgido en el proceso de clasificación tienen un interés notable. . respectivamente. coloca al Japón en una clase distinta de la de los países que consumen principalmente trigo (Clase 3). Las diferencias entre algunas de las estructuras pueden ser relativamente pequeñas. Por consiguiente. el Japón está agrupado con los países que consumen principalmente maíz. puesto que en éstos también hay otra fuente de energía. aunque difiera en un elemento importante. En cambio. Por ejemplo. para formar clases independientes. como el caso del Japón. Para Malasia podría darse una explicación parecida. como las proteínas procedentes del pescado o los glúcidos del trigo. y el consumo de arroz del Japón es escaso en comparación con otros países de la Clase «arroz». Este hecho puede explicarse por tres razones: el Japón no se ha clasificado dentro del grupo de países de altos ingresos (Clase 4) porque su nivel de consumo de energía es menor que el de aquéllos. etc. que se explica con cierto detalle más adelante. la estructura de la alimentación de la Clase 1 (consumidores de arroz) es más parecida a la de la Clase 2 (consumidores de maíz) que a cualquiera de las otras. maíz y trigo. como el Japón. 2. El escaso consumo de carne. si se hubieran programado más de seis clases habría que separar algunos países. si sólo se hubieran definido cinco clases. los países que consumen sobre todo arroz estarían agrupados con los que consumen principalmente maíz. De esta manera. especialmente de vacuno u ovino. el consumo de productos vegetales distintos del arroz sitúa al Japón en una clase distinta de la de los países que consumen sobre todo arroz (Clase 1). La alimentación de este grupo combinado es muy distinta del régimen de alimentación de los países que consumen sobre todo trigo. Debido a que cada alimento se conoce solamente por el valor energético en la estructura de la alimentación.

. En la Clase 6 están agrupadas las poblaciones que consumen principalmente raíces y tubérculos (excluidas las papas). Su situación económica ha permitido a sus poblaciones diversificar la alimentación (Banco Mundial. Además. a saber. 2. 1994). Los efectos de la diversificación de la alimentación se pueden observar únicamente en los países desarrollados que han introducido numerosos productos pecuarios en sus regímenes de alimentación (Clase 4). existe una cierta estabilidad en la alimentación en los países en desarrollo. Por consiguiente. Las poblaciones de la Clase 5 consumen sobre todo mijo o sorgo. el arroz. que hasta hace poco consumían una proporción mucho mayor de cereales. como Francia. 2.49 En la clasificación de los países en función de sus hábitos alimenticios también se los organiza de acuerdo con características demográficas importantes relativas a las necesidades de energía de sus poblaciones. Las dos últimas clases comprenden casi todos los países del Africa subsahariana. Incluso con información más antigua es probable que se hubieran obtenido resultados parecidos. aunque pueden observarse algunos cambios en sus modalidades a medida que los países se desarrollan. Israel y el Líbano. Sin embargo. el mijo (al que se pueda añadir el sorgo) y la yuca (a la que se pueden añadir el ñame y la colocasia).47 Hay que señalar que en la Clase 4 hay tres países en desarrollo junto con los desarrollados. Estas relaciones son asociativas. Esta clase corresponde a los países desarrollados. el maíz.  La Clase 4 está formada por los países cuya alimentación se caracteriza por un elevado contenido de productos pecuarios. principalmente lácteos y a base de carne porcina. 2. así como trigo. no causales. el trigo.46 Las clases establecidas en esta tipología están estrechamente relacionadas con las principales plantas de las distintas civilizaciones del mundo. se trata de Arabia Saudita. países en desarrollo que están en la cuenca del Mediterráneo o en sus proximidades y están considerados por el Banco Mundial como países de altos ingresos.48 Esta clasificación no es muy diferente de la que se obtiene utilizando datos anteriores. Las diferencias habrían consentido probablemente en los tres países antes mencionados y en algunos países desarrollados. Cuadro 3 Relaciones entre las características sociodemográficas de las poblaciones y su clasificación en función de la alimentación 2.

Como promedio. 1982). esas poblaciones tienen la mayor parte de las reservas mundiales de tierra cultivable no explotada. aunque hay grandes diferencias en la distribución de su tierra cultivable. En la Clase 4. Su situación no es alentadora ni para el . la única observación es que los índices de fecundidad. ñame. Casi todas las poblaciones cuya situación alimentaria es más crítica y sigue empeorando. especialmente en una hipótesis de utilización de niveles medios de insumos agrícolas. Sin embargo. especialmente la infantil. Los países de la Clase 2 (maíz) no deberían en conjunto experimentar el mismo tipo de escasez de tierra que las sociedades que cultivan arroz. que conducirá. Sin embargo. mientras que la mortalidad. sobre todo de América Central. especialmente la infantil. que consumen sobre todo raíces y tubérculos. una fecundidad alta. la fecundidad de esas poblaciones esta próxima al promedio mundial. con un número constante de nacimientos. es muy inferior a los valores mundiales. a pesar de su baja densidad de población (FAO. en este caso. la transición demográfica está como promedio muy adelantada. tal como está definida en un estudio de la FAO (1982). están experimentando probablemente una fuerte superpoblación (FAO. mortalidad y crecimiento demográfico siguen siendo muy inferiores a los promedios mundiales. 6 de estos 25 países. colocasia. su tasa de mortalidad. una esperanza de vida baja y unos suministros de alimentos muy cercanos al promedio mundial. a la que pertenecen la mayoría de los países desarrollados del mundo. etc. En 1980. La conversión de estos suministros de alimentos procedentes de productos vegetales confirma. yuca. que afecta a 15 de los 25 países. En los países consumidores de trigo. 1982). pertenecen a los países de la Clase 6.dichas clasificaciones corresponden a situaciones alimentarias distintas (véase el Cuadro 3):       Los países de la Clase 1 (arroz) se caracterizan por una densidad de población alta. que todavía es escasa la diversificación de la alimentación en esos países. El valor energético de los suministros de alimentos es el número de calorías realmente consumidas. La capacidad potencial de sustento de la población que tiene las tierras (y los recursos hídricos) de los países de América del Sur debe ser considerablemente superior a la densidad de población actual. La relativamente baja densidad de población media de los países de la Clase 3 encubre una grave escasez de agua y de tierra. Los países cuya alimentación se compone fundamentalmente de mijo y sorgo (Clase 5) se caracterizan por un crecimiento demográfico elevado. a un crecimiento del tamaño de la población. En general. se ha mantenido muy por encima de la media mundial. la FAO comprobó que casi todos esos países tenían recursos de tierras escasos. Se prevé un aumento de la esperanza de vida. Los productos pecuarios de este tipo de alimentación requieren muchas más calorías de origen vegetal que las que consumen las personas.

50 Aun cuando las mejoras en la satisfacción de las necesidades de energía de los países en desarrollo hayan sido considerables. que los suministros de alimentos de los países que consumen sobre todo arroz (alrededor de 2 520 calorías) . las pérdidas de alimentos que tienen lugar entre la venta al por menor y el consumo en el hogar han constituido un factor destacado en la reducción de esas diferencias.futuro. el aumento de los suministros de alimentos per cápita de los países en desarrollo ha sido notable.52 La desigualdad en la distribución de los alimentos dentro de los países también hace aumentar las diferencias entre las necesidades medias y los suministros de alimentos que necesitan las poblaciones. ya que pueden ser cuantiosas. 1995a). Las pérdidas de raíces y tubérculos son escasas. Estas pérdidas son mayores cuando los hogares se ven obligados a acumular reservas como garantía frente a las malas cosechas o a las catástrofes debidas al clima. más vulnerables son. por lo que las políticas en este sector son fundamentales. Cuanto más tiempo se mantienen estas reservas. Como se ha señalado.53 Es comprensible. 2. 2. En muchos países estas mejoras no han repercutido en la población pobre. lo que representa un número superior a sus necesidades (2 160 calorías en 1990). 2. los elevados índices de fecundidad y mortalidad y el rápido crecimiento demográfico. se han producido de manera demasiado lenta. dicho aumento no soluciona automáticamente el problema de la distribución. los suministros de alimentos per cápita deben ser de un 20 a un 30 por ciento superiores a las necesidades medias para que desaparezca la malnutrición (FAO. debido a que se consumen en países con mercados relativamente pequeños (por lo que hay pocas pérdidas durante el transporte y el almacenamiento). las inundaciones o los problemas de suministro. Como se ha indicado más arriba. por tanto. Sin embargo. ya que pueden dejarse en la tierra hasta que se necesitan sin que se produzcan demasiados daños. cifra no muy inferior a los suministros de alimentos disponibles en los países en desarrollo en 1988-90 (2 470 calorías). sobre todo en el caso de los cereales o las hortalizas. debido a la elevada pobreza.51 Sin embargo. en los países en los que existen las mayores desigualdades en la distribución. las deficiencias de su infraestructura. pasando desde casi 1990 calorías en 1962 a más de 2 500 en 1991. Con pérdidas anuales medias del 10 por ciento aumentaría el promedio de los suministros de alimentos necesarios a 2 380 calorías. Países sin seguridad alimentaria 2.

55 Desde la segunda guerra mundial. En realidad. el crecimiento económico general y la reducción de la pobreza. 1990). que en 1990 ascendían a 2 090 calorías. En parte son también de tipo económico.sean insuficientes y que. Con todo. FACTORES QUE AFECTAN AL EQUILIBRIO ENTRE LAS NECESIDADES ENERGÉTICAS Y LOS SUMINISTROS DE ALIMENTOS 2. Sin embargo. en la que encuentran empleo y tienen su medio de vida. puesto que el crecimiento de la población conduce casi automáticamente a un aumento de las necesidades nutricionales totales. parecen ser los principales factores para conseguir satisfacer con éxito las crecientes necesidades energéticas de muchos . Se puede observar que el mayor crecimiento demográfico se registra en los países con un consumo escaso de alimentos. Desarrollo económico general y reducción de la pobreza 2. 1995a). ñame o colocasia. las poblaciones que producen sus propios alimentos mediante la agricultura. Pero la escasez más grave de alimentos es la de los países que consumen principalmente yuca. pero todavía son la mayoría. de los resultados expuestos cabe deducir las condiciones que en el pasado ha favorecido el aumento de la producción de alimentos. que probablemente representarán a la mayoría de la población que sufra desnutrición en el año 2010 (FAO. Se pueden apreciar los perjuicios causados en la formulación de políticas por el conocimiento insuficiente de dichos vínculos. las poblaciones más pobres siguen encontrándose en general en las zonas rurales (Banco Mundial. Sin embargo. En parte son de carácter demográfico. han disminuido de manera constante en relación con la población total. la mayor parte de las personas de todo el mundo que sufren malnutrición vivan en esos países. con el consiguiente aumento de la demanda de productos alimenticios. También son países con un crecimiento demográfico rápido. no son suficientes para satisfacer sus necesidades nutricionales medias. no es mucho lo que se sabe acerca de esos factores. Sus suministros de alimentos.54 La definición de los factores que determinan el aumento de los suministros de alimentos no entra en el ámbito del presente estudio. En esta clase están incluidos muchos países con inseguridad alimentaria. Esto pone de manifiesto la importancia de estudiar las interacciones entre el aumento de las necesidades y el crecimiento de la demanda. debido a que representan a la mayoría de la población.

los países en desarrollo han tenido que importar cereales. ha permitido obtener un número mayor de cosechas. Estas importaciones han sido especialmente cuantiosas. el mijo y la yuca aumentó sólo un 1 por ciento al año (FAO. además de aumentar directamente el rendimiento mediante el uso de variedades de alto rendimiento de cereales (híbridos. el arroz (2. posibilitado por una mayor productividad y en menor medida por el aumento de la superficie cultivada.). aunque todavía no se ha demostrado esta hipótesis.países en desarrollo. en particular China. El rendimiento de la cebada. En 1988-90. puesto que los precios . había 123 millones de ha de tierra cultivable de regadío.5 por ciento al año). Aunque no se han hecho estudios detallados sobre este tema. gracias al cual. El crecimiento de la demanda ha generado innovaciones tecnológicas cuyo uso a su vez se ha abaratado. la producción de los países en desarrollo no ha sido suficiente para satisfacer las necesidades. La creciente concentración de población ha estimulado probablemente la producción.57 Dicho aumento de la productividad se obtuvo sobre todo en el trigo (2.59 A pesar del aumento.8 por ciento al año) y el sorgo (1. 1995a). en los países en desarrollo (excluida China). Las políticas relativas a la rapidez del crecimiento demográfico también pueden contribuir de manera importante a esos factores.58 Los cambios tecnológicos han abaratado los productos alimenticios y esto ha permitido aumentar el consumo humano. Desarrollo rural derivado de la intensificación de la agricultura 2. Si se exceptúan algunos grandes países productores de arroz. Según la FAO (1995a). debido a sus menores costos. 2. etc. como consecuencia de un consumo masivo.3 por ciento al año) y en menor medida el maíz (1. 2.8 por ciento al año). de los cuales 35 millones de ha eran de tierras áridas o muy áridas (FAO. La intensificación se vio favorecida asimismo por el riego. 1995a).56 Se ha observado un aumento considerable de los suministros de alimentos. el 69 por ciento del aumento de la producción vegetal durante 1970 y 1990 se debió a un rendimiento mayor y el 31 por ciento a la ampliación de la superficie cultivada. Los países en desarrollo también han comenzado a utilizar como pienso para el ganado productos inicialmente destinados al consumo humano. también contribuyeron a elevar la producción de alimentos la sustitución de cultivos de bajo rendimiento por otros de alto rendimiento y el cambio de productos vegetales. 2.

a escala mundial. entre otras cosas.60 La tendencia a largo plazo ha sido de un descenso de los precios de los alimentos. por ejemplo en Africa. El segundo consiste en mantener los precios a un nivel suficientemente atractivo para estimular la producción de los grandes exportadores de cereales. Los principales exportadores han satisfecho sin dificultades el aumento de la demanda. Las posibilidades de aumento de la producción.63 La inmensa mayoría de los países en desarrollo han aumentado. tienen que reducir a menudo el número de tareas o el tiempo destinado a cada una de ellas. siguen siendo considerables. Aumento de las importaciones de alimentos en los países en desarrollo 2. pero se requieren unas políticas apropiadas y eficaces. la degradación de la tierra.62 El aumento de la producción de alimentos y de la productividad agrícola son los principales mecanismos para reducir la pobreza y mejorar la situación alimentaria de los países en desarrollo. lo cual puede provocar. 2. en ausencia de los hombres. no existe probablemente ningún obstáculo a que la producción de alimentos aumente hasta satisfacer la demanda. este apoyo está comenzando a disminuir. sus importaciones de cereales durante los últimos decenios. pero que. en diversa medida. Sin embargo. 2. Mediante dichas políticas es necesario mejorar la situación de las mujeres del medio rural. que desempeñan la principal función en la producción de alimentos. lo cual conduce a que se deje tierra en barbecho y se limite el aumento de los suministros de alimentos disponibles per cápita.61 Se está tratando de alcanzar dos objetivos de políticas que son incompatibles. . 2. Esto obedece en parte al hecho de que.eran anormalmente bajos debido a las subvenciones concedidas por algunos países a la agricultura. El descenso mundial de la producción de cereales per cápita durante los 10 últimos años solamente se puede explicar por una disminución de la producción de los principales exportadores. El apoyo prestado a la agricultura en los países exportadores explica en parte el crecimiento de las importaciones de los países en desarrollo. La causa más importante de la desnutrición crónica ha sido la incapacidad para reducir la pobreza en dichos países. El primero consiste en reducir la pobreza y ayudar a los pobres a mejorar el acceso a los alimentos. con el consiguiente aumento de la demanda.

68 La principal lección es que la pobreza es el factor económico más importante que impide que mejore el acceso a los alimentos.66 Esto no ocurre cuando la fecundidad es alta. 2. En segundo lugar. 1988. menores son las importaciones de cereales per cápita. las importaciones son menores cuando el crecimiento demográfico es rápido. Esto pone de manifiesto la extraordinaria inseguridad de los suministros de alimentos en esos países (Collomb. se observa que cuanto más prosperan los países más disminuye la fecundidad y mayores son las importaciones de cereales. LECCIONES APRENDIDAS 2. 1989). Básicamente. 1989). ñame o colocasia. el volumen de las importaciones depende de la solvencia del país: los efectos del tamaño de la población sobre esas importaciones se ponen de manifiesto únicamente si los países son solventes. lo cual probablemente se debe a la escasa solvencia de los países con un índice de fecundidad elevado.65 Por encima de un cierto nivel de progreso económico. que puede favorecer inicialmente un descenso de la fecundidad. situación que se ve agravada por un crecimiento demográfico rápido. con un . cuanto más alta es la presión demográfica sobre la superficie cultivada en los países que consumen yuca. los países pobres han pasado a depender cada vez más de las importaciones de cereales. En primer lugar.64 A medida que las diferencias entre la producción nacional y las necesidades de energía han ido en aumento. Sin embargo. Probablemente tales importaciones sean posibles gracias a los ingresos procedentes del petróleo y el turismo.67 Una observación específica en relación con los países árabes es que cuanto mayor es el índice de fecundidad o el crecimiento demográfico más elevadas son las importaciones de cereales (la pendiente de las curvas de regresión es pronunciada) (Collomb. No pueden importar suficientes cereales para alimentar a su población. 2. 2. La situación de los países del Africa subsahariana es distinta por dos motivos. las importaciones de cereales crecen a medida que desciende la fecundidad y el crecimiento demográfico son menores. El caso más ilustrativo es el de Asia.69 En los países en desarrollo puede observarse una mejora general en la satisfacción de las necesidades energéticas mediante los suministros de alimentos.2. 1988. 2.

2. 2. representa un gran desafío para la producción agrícola. Estos factores ponen de relieve el plazo de tiempo necesario para el desarrollo. el Africa subsahariana constituye una excepción a esta regla. los efectos en el producto interno bruto varían mucho de un país a otro. desempeñan una función importante.70 Africa constituye una excepción en cuanto a estas tendencias positivas. como se demostrará en el resto del presente documento. Cuanto más alto es el nivel inicial de educación. Está demostrado el efecto positivo de la capacitación sobre la producción y la productividad. En la Clase 6 hubo una disminución efectiva de la satisfacción de las necesidades durante el período de 1970-80. La ausencia de dicha revolución verde en Africa resulta evidente. como se estableció en Alma Ata (URSS). Cont. También constituye un importante reto para el desarrollo general de los países en los que los factores demográficos.73 Debido a esto. la garantía de que los países que sufren déficit de alimentos puedan realizar progresos en sus políticas demográficas y de desarrollo de manera sostenible. aislados de los efectos del régimen de alimentación o combinados con ellos. más productivas son las inversiones en la enseñanza. La salud y la satisfacción de las necesidades energéticas de las poblaciones son evidentemente condiciones preliminares para el desarrollo rural y agrícola. La humanidad dista mucho de garantizar la «salud para todos» para el año 2000. Sin embargo. el ritmo de mejora disminuyó en América Latina. sin mejora en la satisfacción de las necesidades durante el período de 1962-92. 1990). El elevado índice de analfabetismo y la falta de información sobre las nuevas técnicas y las innovaciones dificultan el desarrollo. 2. lo cual es condición necesaria para mantener el orden social en el mundo. debido probablemente a la falta de infraestructura e instituciones apropiadas (Banco Mundial.71 Se puede considerar que esas tendencias son consecuencia de la revolución verde en Asia y en menor medida en América Latina. Estos resultados tendrán consecuencias sobre la situación en el futuro. 2. En un período más reciente.72 El desarrollo insuficiente del capital humano está probablemente relacionado con esto. que puede llegar a ser de dos generaciones. Al parecer.índice de cobertura cada vez mayor durante el período de 1962-92. .

es necesario examinar una variedad de políticas y medidas directa e indirectamente encaminadas a superar los diferentes problemas nutricionales que pueden existir en circunstancias sumamente diversas. aborda también los problemas nutricionales y las posibilidades de intervención existentes en las economías en transición y en los países de altos ingresos. . En medida limitada. El presente documento se centra en las políticas relacionadas con la nutrición.1Con el fin de encontrar soluciones eficaces y eficientes para mejorar el bienestar nutricional. tituladoSeguridad alimentaria y nutrición. se indicarán las repercusiones de determinadas políticas alimentarias y de desarrollo agrario y nutrición para la seguridad alimentaria y la nutrición. Introducción 1. agrarias) y alimentarias. las proteínas y los micronutrientes. 1. en sentido estricto.2 En el documento se describirán y estudiarán los vínculos entre la seguridad alimentaria. debería sustituirse por la expresión «demanda de alimentos». la agricultura y la nutrición. económico y agrícola. El documento se centra sobre todo en los problemas nutricionales de los sectores pobres de la población de los países de bajos ingresos. y se formularán recomendaciones para aumentar los beneficios nutricionales derivados del desarrollo social. pero lo hace desde una perspectiva amplia que pone de relieve el carácter complementario de las medidas indirectamente relacionadas con la nutrición (como por ejemplo las políticas sociales. se ha utilizado la expresión «necesidades de alimentos que. 1 1. económicas. Dado el significado económico del término «demanda» se ha preferido la expresión «necesidades de alimentos». así como de políticas y programas directamente orientados a la nutrición. y las políticas y programas directamente relacionados con la nutrición. que comprenden la energía. como las consideraciones nutricionales en programas agrícolas de carácter selectivo y en programas integrados de nutrición y salud1.Notas En el título del documento. 2 Véase también el documento No 5 de la CMA. que abarca las necesidades de nutrientes.

en segundo lugar como síntoma de problemas más amplios de pobreza y desarrollo. es importante que los encargados de planificar y formular políticas en todos los sectores sean conscientes de los efectos que pueden tener sus decisiones y medidas sobre la nutrición. como un derecho humano básico. en principio. no han traducido este derecho en obligaciones jurídicas específicas. 85 países habían firmado el Pacto.6 Considerar la desnutrición como un síntoma de problemas de pobreza y desarrollo (es decir. La nutrición puede considerarse desde tres perspectivas diferentes: en primer lugar. El consenso que suscita este derecho y su codificación proporcionan una base para preconizarlo y ejercer una presión política en los países firmantes del pacto o de declaraciones conexas. no es aceptable ningún término medio en lo que respecta al derecho a los alimentos.PERSPECTIVAS COMPLEMENTARIAS DE LA NUTRICIÓN 1.5 Esto no significa que su declaración como derecho humano carezca de importancia. como un resultado de los mismos) es suponer que la disponibilidad de alimentos y el acceso a ellos (que dependen sobre todo de la situación estructural y de los cambios en los ingresos.4 Considerar el bienestar nutricional como un derecho humano de todo individuo significa que. La nutrición como síntoma de pobreza 1. . la agricultura y el comercio) junto con las condiciones de salud y saneamiento y el comportamiento y los conocimientos humanos. Al mismo tiempo.3 Si se quiere conseguir la seguridad alimentaria y el bienestar nutricional para todos. ni existen mecanismos nacionales o internacionales para supervisar su aplicación2. y. en tercer lugar como causa de estos problemas. se definía y precisaba el derecho a los alimentos como un derecho humano básico mencionado ya en la Declaración universal de derechos humanos de las Naciones Unidas de 1948. sociales y culturales. En tal caso se requiere una política que permita superar las limitaciones en cualesquiera de estos ámbitos. 1. En 1989. La nutrición como derecho humano 1. contribuyen a determinar el estado nutricional. aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1966. En el Pacto internacional de derechos económicos. Aunque los países siguen ratificando el derecho a los alimentos. es necesario que las perspectivas básicas de los problemas de la nutrición estén claras.

1.9 Suponer que el bienestar nutricional es una condición previa para el desarrollo equivale a decir que las deficiencias de productividad (en sentido amplio) son en parte consecuencia de la malnutrición.12 Los esfuerzos de los hogares expuestos a la inseguridad alimentaria por adquirir alimentos pueden tener también repercusiones importantes para el medio ambiente y el uso de los recursos naturales.7 Cuando la disponibilidad de alimentos disminuye y los precios aumentan. lo que permite mantener la seguridad alimentaria de los hogares6. Estos últimos ingresos constituyen uno de los vínculos principales entre seguridad alimentaria y nutrición a corto y largo plazo. Por este motivo. . Una base de activos ampliada reduce la vulnerabilidad de los hogares a las contracciones a corto plazo de los flujos de ingresos. el bienestar nutricional de los sectores pobres de la población no es un mero resultado del desarrollo. en particular carne3. se plantea un problema para muchas personas que adquiere dimensiones críticas sobre todo para los sectores pobres de la población. 1994). los hogares pobres recurren a ingresos adicionales para constituir su base de activos. por ejemplo a causa de las tasas elevadas de morbilidad y trastornos del desarrollo cognos-citivo5 (Mason. sino una condición previa de éste. Jonsson y Csete. ya sea a nivel nacional o familiar.8 Aumentar los ingresos de los hogares en los que hay personas malnutridas permite mejorar su acceso a los alimentos. en épocas de penuria se puede liquidar parte de esa base. 1995. El aumento de los ingresos está estrechamente relacionado con el consumo de alimentos no básicos.1. 1.10 La mejora de la nutrición de los adultos se traduce en un aumento de la productividad física y de la productividad en el mercado de trabajo4.11 Además de sus ingresos ordinarios. Por consiguiente. 1. 1. La desnutrición redunda en pérdidas de productividad importantes. cuando los problemas de disponibilidad se convierten en problemas de acceso (por ejemplo cuando los precios suben). La nutrición como condición previa para el desarrollo 1. Scrimshaw. pero tienen además un carácter indirecto y a largo plazo en virtud del cual el desarrollo está también estrechamente relacionado con el crecimiento demográfico. Los vínculos entre ambos son de naturaleza directa e inmediata. es necesario evaluar la disponibilidad de alimentos en el contexto de la pobreza.

1994). como síntoma de pobreza y como condición previa para el desarrollo).13 La búsqueda del bienestar nutricional puede tener también repercusiones importantes para la situación demográfica de una región. en lugar de oponerlas entre sí. Sólo a medio plazo esta relación implica en parte una competencia entre la disponibilidad de alimentos y el crecimiento demográfico. a una tasa de natalidad más baja. por una parte. entre la mejora de la nutrición y el desarrollo económico. A largo plazo. puede contribuir a frenar el crecimiento de la población. en la medida en que la mejora de la nutrición promueve el desarrollo económico. y (Fogel.14 La nutrición y el crecimiento demográfico mantienen entre sí una relación compleja y a largo plazo. 1989). 2.Muchas familias pobres y expuestas a la inseguridad alimentaria viven en zonas ecológicamente vulnerables (Leonard. Las zonas de destino. experimentan dificultades considerables en lo que respecta a la seguridad alimentaria debido a la afluencia de inmigrantes.15 En el presente documento se consideran igualmente válidas las tres perspectivas (la nutrición como derecho humano. por otra parte. en su mayor parte barrios de tugurios de las ciudades. es también un elemento fundamental para aliviar el problema cada vez más grave del crecimiento demográfico. donde unas prácticas de aprovechamiento de la tierra inapropiadas o desesperadas pueden causar un deterioro ambiental que merma ulteriormente sus medios de subsistencia y los de las generaciones futuras. 1. Es evidente que existen relaciones estrechas y positivas. en busca de socorro alimentario de urgencia. en casos extremos. al ser un elemento del bienestar humano. Puede que este criterio facilite la formación a nivel internacional y nacional de coaliciones más numerosas e influyentes. especialmente si redunda en una migración a corto o largo plazo hacia otras zonas en busca de empleo e ingresos o. que permitan mejorar rápidamente la nutrición. 1. entre el desarrollo económico y la transición de la población de una tasa de natalidad alta y una esperanza de vida baja a una esperanza de vida mayor y. Por consiguiente. Esta emigración puede dar lugar a un aumento del número de unidades familiares encabezadas por mujeres. Dimensiones actuales y futuras del problema de la nutrición . más adelante. la mejora de la nutrición. 1. una tasa de dependencia más alta en la zona de origen y modificaciones en la dinámica del mercado de trabajo.

Otros problemas de medición son el resultado de las desigualdades a nivel regional. mientras que la vigilancia de la inseguridad alimentaria y la malnutrición en zonas afectadas por catástrofes y conflictos armados es limitada por razones dovias. 1995. familiar e intrafamiliar. y de unas dinámicas que son difíciles de cuantificar. FAO y OMS.2 Es difícil saber cuántas personas padecen problemas de nutrición.3 En lugar de recurrir a aproximaciones generales. debemos tratar de acercarnos lo más posible a alguna forma de medición de la situación nutricional efectiva de la población. Por otra parte. Medición de la malnutrición 2. dadas las dificultades de definición y medición y la insuficiencia de los datos.1 El problema de la nutrición presenta diversos aspectos. como por ejemplo la alimentación y las carencias de nutrientes. el bienestar nutricional de una población puede cambiar rápidamente. Estos indicadores aproximados del estado nutricional no permiten efectuar distinciones entre riesgos nutricionales concretos. . por lo que son necesarios diferentes datos y criterios para llegar a las causas de la desnutrición. 1992e). Sin embargo. Muchas regiones del mundo no han estado nunca en condiciones de efectuar la considerable inversión necesaria para implantar sistemas de información que permitan evaluar de forma detallada la malnutrición crónica. Jonsson y Csete. la falta de datos precisos no debería ser un obstáculo para formular y aplicar políticas y programas destinados a mejorar la nutrición y la seguridad alimentaria. No obstante.2. inclusive hambre y malnutrición.En este capítulo se abordan las cuestiones siguientes:    ¿Cuántas personas sufren malnutrición? ¿Dónde viven y quiénes son estas personas? ¿Cuáles son los problemas y riesgos futuros para la nutrición derivados de la presión del crecimiento demográfico y de otros factores de cambio? ¿CUÁNTAS PERSONAS PADECEN HAMBRE Y/O MALNUTRICIÓN? 2. comunitario. algunos de los cuales se superponen o forman parte de una problemática más amplia relacionada con la nutrición y la alimentación. se considera que la prevalencia de la insuficiencia ponderal es un indicador importante de muchos problemas relacionados con la nutrición a nivel individual y de población (Mason. Las medidas antropométricas sirven perfectamente para este fin (véase el recuadro infra).

OMS. como indicadores aproximados del estado nutricional. La inseguridad alimentaria es una causa básica de la desnutrición. 1992). conceptual (consumo. mientras que la proporción entre el peso y la talla indica la emaciación. y el peso ajustado en función de la edad puede significar que un niño corre el riesgo de tener un peso insuficiente. suficiencia. Teniendo en cuenta las múltiples formas que reviste la inseguridad alimentaria (crónica.4 En su forma más básica.Recuadro 1 MEDICION DEL ESTADO NUTRICIONAL Se puede evaluar el estado nutricional de una persona utilizando uno o más parámetros antropométricos para determinar la probabilidad de que esté perfectamente alimentada. Las medidas más utilizadas para evaluar el estado nutricional son el crecimiento y desarrollo en los niños y la composición del organismo en los adultos. Este método permite realizar mediciones objetivas de las dimensiones corporales y la composición del organismo. actualmente se considera que el índice de masa corporal o IMC (peso/talla2) es el mejor indicador antropométrico de la desnutrición o la sobrealimentación (véase FAO. utilizando indicadores relacionados con las necesidades y los suministros. 1995). entre peso y edad) y todos estos indicadores en relación con la edad y con puntos de referencia específicos para cada sexo (umbrales). 1995a). la proporción entre la talla y la edad mide el retraso del crecimiento. simultáneos o posteriores). Esta relación puede ser temporal (indicadores previos. A continuación se indican las medidas antropométricas utilizadas para evaluar el estado nutricional de niños y adultos: peso y talla (por ejemplo la relación entre peso y talla y. es decir. estrategias para afrontar los problemas. 1994a. indicadores relacionados con los recursos y medidas no aplicables a las familias). Los indicadores propuestos están relacionados de diferentes modos con la seguridad alimentaria en los hogares. nutrición. Medición de la seguridad alimentaria 2. la seguridad alimentaria se define como el acceso de todas las personas a los alimentos que necesitan para llevar en todo momento una vida sana (FAO y OMS 1992b).  La seguridad alimentaria a nivel nacional (la capacidad de obtener alimentos suficientes para cubrir las necesidades de todos los ciudadanos) puede vigilarse. Por lo que respecta a los adultos. vulnerabilidad y sostenibilidad) (Csete y Maxwell. Aplicando este criterio. a corto plazo y a largo plazo) no puede haber un sólo indicador para medirla (Maxwell y Frankenberger. desnutrida o sobrealimentada. y/o de definición (acceso. hasta cierto punto. transitoria. en el caso de los niños. .

Estimaciones óptimas del estado de nutrición 2. Cada año nacen unos 20 millones de niños con peso bajo. en contraposición a una malnutrición grave (Pelletier et al.1995). porque representa únicamente los problemas agudos actuales. (Cuadro 2). Cuadro 1 2.5. La mayoría de ellas son atribuibles a una malnutrición leve o moderada. 1995c. Estos datos resultan costosos dado que su recolección y procesamiento exigen un tiempo considerable7. En los países en desarrollo. y los cambios en estas variables. las relaciones de precios y la migración. que es el límite inferior de la normalidad (FAO. 230 millones de niños padecen un retraso del crecimiento y 50 millones de niños sufren emaciación. que pueden empeorar en determinadas estaciones o circunstancias (OMS. debidamente analizados.  comparando las cantidades de alimentos disponibles con las necesidades.6 por ciento en la India tienen un índice de masa corporal (IMC) menor de 18. los problemas nutricionales que dan lugar a una falta de peso son también prevalentes entre adultos y adolescentes. Esta cifra no incluye las personas que sufren hambre en los países industrializados o en los países con economías en transición. de Onís et al. Se considera que en los países en desarrollo los problemas nutricionales de los niños (peso bajo para su edad) afecta a más de la mitad de todas las muertes infantiles. el empleo. Unos 1 600 millones de personas (el 29 por ciento de la población mundial) . 1996). Unos 190 millones de niños presentan una insuficiencia ponderal. 1989)9. 1993). Esta última cifra no indica tal vez con exactitud la magnitud del problema.5 por ciento de los adultos en China y el 48. La seguridad alimentaria a nivel familiar puede medirse mediante estudios directos de la ingesta alimentaria (con respecto a normas apropiadas de suficiencia).5 A continuación se indican los aspectos que deben destacarse en cualquier panorama general de los principales problemas nutricionales:    Se estima que 841 millones de personas. unos 251 millones de niños sufren carencias graves o moderadamente subclínicas (Naciones Unidas. El valor de variables socioeconómicas y demográficas como por ejemplo las escalas de sueldos reales. CAC/SCN. padecen hambre (carencias de alimentos-energía) (Cuadro 1). es decir el 20 por ciento de la población de los países en desarrollo.6 Unos 40 millones de niños padecen carencia de vitamina A. 1995). pueden servir como indicadores aproximados del estado de la seguridad alimentaria y de los cambios en ella8. Por ejemplo. el 12.. que es un problema de salud pública en 60 países como mínimo (OMS y UNICEF..

la carencia de hierro afecta a unos 2 000 millones de personas. Estos factores comprenden desde las condiciones de almacenamiento y elaboración de los alimentos hasta el saneamiento. especialmente en los países en desarrollo. cierto número de países africanos han registrado un preocupante aumento de la malnutrición entre los niños en edad preescolar (por ejemplo Etiopía. son de origen alimentario (FAO y OMS. En la actualidad. China y Brasil (Naciones Unidas. Prevalencia de la inseguridad alimentaria 2. En todo el mundo. CAC/SCN. 1993). 1994). no sólo en países ricos. Desde entonces. es decir en la primera mitad de los años noventa.8 En el Cuadro 2 se ofrece un panorama de la prevalencia de la insuficiencia ponderal de niños menores de cinco años de países en desarrollo en 1990. que causan unos 3 millones de muertes.7 Al problema de la desnutrición se añaden crecientes problemas de salud pública asociados con el exceso de peso y la obesidad. la calidad del agua y la infraestructura de control de los alimentos. y especialmente en las zonas urbanas. Madagascar y Rwanda). ya que en la mayoría de los casos no se notifican o no se relacionan con el hecho de que los alimentos estén en malas condiciones. UNICEF y CILTCY. a diferencia de lo . 2. 1992c). siendo especialmente proclives a ella las mujeres y los niños en edad preescolar.corren el riesgo de sufrir carencia de yodo (OMS. Se estima que hasta el 70 por ciento de los 1 500 millones de casos de diarrea. Cuadro 2 2. Kenya. 2. El acceso a alimentos inocuos y de buena calidad está estrechamente relacionado con los factores socioeconómicos. que es especialmente importante para una nutrición adecuada en los países en desarrollo. mientras que recientemente se han señalado mejoras en Bangladesh.10 La inseguridad alimentaria grave que degenera en hambre muestra una tendencia decreciente. aunque los alimentos en malas condiciones plantean también problemas en los países industrializados (por ejemplo la salmonelosis). En la India se ha verificado también un ligero incremento de 1989 a 1992. sino también en países de ingresos medios y bajos.9 Además de los factores antes esbozados. No se conoce con certeza la incidencia de las enfermedades transmitidas por los alimentos. el estado nutricional está determinado por la inocuidad de los alimentos. en niños menores de cinco años de edad.

Teklu.11 Aunque a nivel mundial se ha registrado un aumento de la disponibilidad de energía. 1994). pero no de la seguridad o inseguridad alimentaria tal como se definieron anteriormente. o incluso en los ochenta. Por lo menos. 2. Esto indica cierta mejora mundial en la disponibilidad de alimentos. la energía. La importancia de micronutrientes como la vitamina . von Braun y Zaki. Las estimaciones de la insuficiencia de alimentos durante cierto período de tiempo.. la proporción de personas que consumen una cantidad insuficiente de alimentos-energía ha disminuido en todas las regiones con excepción del Africa subsahariana (Cuadro 1). es decir. más y mejores estudios sobre la calidad epidemiológica y los adelantos en la bioquímica. aunque no se conoce con exactitud el grado de esta subestimación. 2. ha permitido tomar mayor conciencia de la importancia decisiva de los micronutrientes. económicas y ambientales. 1989. Etiopía y Mozambique. la inmunología.12 Estas estimaciones dan una idea aproximada de la prevalencia del déficit de alimentos entre los sectores pobres de la población. sobre todo a nivel nacional (Drèze y Sen. y Webb y von Braun. como por ejemplo un determinado año. los síntomas del hambre sólo son evidentes en varios países de Africa como Sudán. Sin embargo. proteína y grasa. el riesgo de hambre continúa existiendo a causa de las conmociones políticas.13 Durante el último decenio. pero no necesariamente en su consumo entre las personas pobres.que sucedía a finales de los años sesenta y principios de los setenta. etc. subestiman la prevalencia de la inseguridad alimentaria10. las grasas y la fibra. así como de una capacidad de intervención insuficiente. las cantidades disponibles de estos dos últimos elementos no se han incrementado en los países menos adelantados (Cuadros 3 a 5). 1991. los ingredientes de los alimentos distintos de las proteínas. Cuadro 3 Cuadro 4 Cuadro 5 Deficiencias de micronutrientes 2. Estas estimaciones no tienen en cuenta las oscilaciones y riesgos que afectan a la disponibilidad de alimentos y al acceso a los mismos. y se localizan en zonas afectadas por la guerra. la combinación de métodos más sensibles y más accesibles para la medición del estado de los nutrientes.

2. el funcionamiento adecuado del sistema inmunitario.. el cinc. cuya absorción y utilización depende de un contenido suficiente de grasas. el funcionamiento óptimo de los ojos). El consumo de alimentos con suficiente yodo (en particular productos alimenticios marinos). especialmente en el primer trimestre. 2. Las causas de la deficiencia de vitamina A pueden atribuirse a diversos factores: factores ecológicos. que potencia la utilización del hierro no hémico. puede dar lugar a un aumento de la frecuencia de muertes prenatales. las prácticas de alimentación. 1995). abortos espontáneos y anomalías congénitas (OMS. el yodo.14 En el ámbito internacional. sino también con la falta de factores en la dieta como por ejemplo la vitamina C. El problema del TDY no se limita al mundo en desarrollo. por ejemplo cuando los alimentos contienen una cantidad insuficiente de vitamina A o cuando su utilización se ve limitada por un consumo insuficiente de los nutrientes antes mencionados. CILTCY. recientemente se ha prestado bastante atención a la vitamina A. sino que existe también en muchos países europeos. 2. por ejemplo la falta de recursos como el agua para el cultivo de alimentos ricos en vitamina A. La deficiencia de yodo durante el embarazo puede ocasionar daños cerebrales irreversibles en el feto. hierro y cinc en la alimentación. La población de los países en desarrollo obtiene la mayor parte de su vitamina A de los carotenoides de origen vegetal. la influencia de algunos tipos de enfermedades: por ejemplo. y es cada vez más clara la relevancia de las deficiencias marginales. como la sal o de sal enriquecida con yodo pueden prevenir el TDY incluso en las regiones cuyos suelos tienen deficiencia de yodo. Esto no sólo tiene interés para los países de bajos ingresos. La deficiencia de yodo en las mujeres embarazadas. proteínas.16 La deficiencia de yodo está relacionada no sólo con el consumo bajo de hierro. la diferenciación celular. Mannar y Dunn. . se ha observado que la deficiencia de vitamina A (DVA) aumenta como consecuencia de las enfermedades diarreicas y respiratorias (OMS y UNICEF. el cobre y el selenio para una amplia variedad de funciones vitales es ya constatada. UNICEFM. Sullivan et al. Los cultivos de las regiones con deficiencia de yodo tienen también un contenido escaso de este elemento. 1995. el hierro. 1993.15 El trastorno por deficiencia de yodo (TDY) es la causa aislada más importante de daños cerebrales prevenibles y de retraso mental en el mundo. 1995). Ahora se reconoce que es fundamental una cantidad suficiente de esta vitamina en todas las etapas del desarrollo y el funcionamiento del organismo (por ejemplo. Otras manifestaciones graves en los niños son la capacidad reducida de aprendizaje y el retardo psicomotor.A.

También provoca una disminución de la resistencia a las infecciones. La anemia durante el embarazo puede inducir un retraso del crecimiento del feto. durante y después del parto. En las mujeres. 2. que son la fuente más rica de cinc biodisponible. En los niños. La frecuencia de la deficiencia de alimentos expresada como deficiencia estimada de energía alcanza su nivel más alto en Africa y Asia meridional. y posiblemente a una alteración del desarrollo cognoscitivo. la deficiencia de hierro puede causar fatiga y una reducción de la capacidad de trabajo y alterar gravemente las funciones de la reproducción. todas las estimaciones coinciden en que la mayor proporción de niños con insuficiencia ponderal de la población malnutrida del mundo en desarrollo está en Asia meridional. 1992f). Este nutriente ha estado algo olvidado.En todo el mundo hay más de 2 000 millones de personas afectadas por deficiencia de hierro. Las mujeres y los niños en edad preescolar son particularmente propensos a esta deficiencia. bajo peso al nacer y un aumento de la tasa de mortalidad perinatal (FAO y OMS.17 Es cada vez más manifiesta la deficiencia generalizada de cinc en los países en desarrollo y hay nuevas pruebas de que esta deficiencia contribuye de manera importante a reducir el crecimiento y la resistencia a las enfermedades infecciosas y a aumentar la incidencia de la mortinatalidad. la anemia está asociada con el retraso del desarrollo físico y cognoscitivo. El perfeccionamiento de las técnicas de elaboración de los alimentos puede mejorar la biodisponibilidad de cinc en los cereales y las legumbres.18 Básicamente. La deficiencia de cinc está relacionada con un consumo escaso de productos animales. puesto que ésta predispone el organismo a las hemorragias y a las infecciones antes. alrededor del 20 por ciento de la mortalidad materna se debe a la anemia. debido a que no se disponía de métodos apropiados de evaluación del estado de la población en relación con él (Información de D. Alnwick). En los adultos. en algunas zonas hay más de un 50 por ciento de mujeres y niños anémicos. particularmente en la India y Bangladesh. Se ha comprobado en varios países que el suministro de suplementos de cinc a los niños pequeños es claramente beneficioso. y es considerablemente inferior en Asia . seguida del Africa subsahariana (Cuadro 2). ¿DÓNDE SE ENCUENTRAN Y QUIÉNES SON LOS QUE PADECEN INSEGURIDAD ALIMENTARIA Y MALNUTRICIÓN? En determinadas regiones y en el medio rural 2.

la diversidad de las fuentes de ingresos y la situación del desarrollo de la economía. El predominio de la deficiencia de alimentos y la malnutrición tiende a ser inferior en las zonas urbanas que en las rurales. la mayor parte de la población pobre del Africa subsahariana está en la zona árida. los hogares con inseguridad alimentaria también pertenecen a distintos grupos socioeconómicos y demográficos.20 En las distintas zonas.. y con ella los problemas derivados de la higiene. El predominio de la inseguridad alimentaria tiende a ser superior entre los hogares sin tierras o casi sin tierras. en función de factores como las características agroecológicas. en relación con los precios de los alimentos) y del nivel de empleo. Mientras el porcentaje de personas con deficiencia de energía alimentaria en las poblaciones de Asia meridional ha disminuido. 2. Ahora bien. en contraposición a sólo el 34 por ciento en 1990. Para el año 2025. 1995).19 Con respecto a la ubicación de la población con deficiencia de energía alimentaria por zonas agroecológicas (ZAE). el acceso a la tierra. esta . En Asia meridional. Los hogares con deficiencia de alimentos tienden a ser mayores y a tener un número mayor de personas dependientes y de componentes jóvenes (von Braun y Pandya-Lorch. En las zonas urbanas 2. Por regiones. la seguridad alimentaria familiar está fundamentalmente en función de la escala real de sueldos (es decir. UNICEF. se observa que la deficiencia tiende a predominar menos en las zonas húmedas y ser más acentuada en las zonas áridas (Broca y Oram. el número absoluto en Asia meridional y en el Africa subsahariana ha aumentado (Cuadro 1). por ejemplo. 1994b). 1991). debido a que la tasa de urbanización aumenta. 2. 1992. En la mayoría de los casos. la distribución de la población pobre refleja la distribución de la población general en las ZAE (García et al.21 En las zonas urbanas.. que dependen en una medida mucho mayor de fuentes de ingresos menos seguras que las fincas y de la diversificación de la economía rural12. La inseguridad alimentaria y la malnutrición urbanas serán un problema cada vez más importante en el futuro. la calidad de la alimentación y la seguridad alimentaria en el medio urbano (von Braun et al. 1991)11. el 57 por ciento de la población de Africa podría ser urbana. las deplorables condiciones higiénicas del medio urbano pobre y determinados aspectos del sistema de vida de las ciudades hacen que la situación nutricional urbana sea cualitativamente distinta de la rural.oriental y en América Latina y el Caribe.

por ejemplo.23 Debido al mal funcionamiento de los mercados.22 Ante la imposibilidad de asegurarse los medios de vida o una cantidad suficiente de alimentos. por ejemplo. . la falta de redes de seguridad y el subempleo. A diferencia de cuanto se podría esperar. 1990). el 20 por ciento de las personas en edades comprendidas entre los 30 y los 59 años) (Mroz y Popkin. En el mismo período se detectó un predominio considerable de obesidad entre los adultos rusos (por ejemplo. En América Latina ya se había alcanzado el 72 por ciento en 1990 (Naciones Unidas. lo que hace un total de 50 millones (PMA. Otros 35 millones de personas han salido de su propio país en busca de empleo (Chen. 1995). Jacobsen y Stanley.6 por ciento de los niños menores de dos años de Rusia tenían un peso inferior al normal y el 21 por ciento tenían un crecimiento retrasado. a comienzos de los años noventa han aumentado considerablemente los grupos de población con inseguridad alimentaria de algunas economías en transición. Entre los refugiados y las personas desplazadas 2. Los ingresos obtenidos en efectivo y en especie de los huertos familiares representa.1996). En Rusia. 1992. 1994). a menudo como consecuencia de conflictos armados y de la discriminación. además de unos 30 millones de personas desplazadas dentro de los países.. en 1993 el 3. 1995). hay un número enorme de personas pobres que emigran hacia zonas más pacíficas de su propio país o de los vecinos. Se estima que hay ahora 20 millones de refugiados. por lo que la aportación a las calorías de la familia es abundante. La importancia del acceso a la tierra para la seguridad alimentaria familiar aumentó. Según estimaciones preliminares.cifra puede ser del 52 por ciento. Se ha incrementado la pobreza absoluta. alrededor del 26 por ciento en la Rusia occidental. 1991). 25 millones de hogares obtienen la mayor parte de los alimentos básicos de huertos familiares. Estos desplazamientos van acompañados de problemas de aumento de la inseguridad alimentaria entre los refugiados y las personas desplazadas y de problemas nutricionales concretos (Naciones Unidas/ACC/SCN. y los síntomas de deficiencias nutricionales están particularmente extendidos en los países de Asia central y en algunas partes de Rusia. En las economías en transición 2. el 25 por ciento más pobre de las familias están obteniendo no sólo absolutamente sino también relativamente menos alimentos e ingresos de sus parcelas familiares (8 por ciento de los ingresos) que el 25 por ciento más alto en la distribución de ingresos (32 por ciento)(von Braun et al. Russell.

para el año 2020 habrá todavía 100 millones de niños en edad preescolar desnutridos. A estas enfermedades se debe más del 70 por ciento de todas las muertes en los países desarrollados (FAO y OMS. Las personas sin hogar son especialmente vulnerables a la inseguridad alimentaria. Estos factores son particularmente importantes en relación con la obesidad. al año para Alemania (Kohlmeier et al. esta cifra se elevaría a unos 200 millones de niños para el año 2000 y se mantendría en este nivel hasta el 2020 (García. es decir. Sobre todo en los países industrializados. 1995). Según la hipótesis optimista. no se pueden alcanzar con los criterios y los niveles de compromiso actuales. la diabetes mellitus (no dependiente de la insulina). las enfermedades cardiovasculares.UU. A lo largo de los años ochenta y noventa. 1994). 1992d). el número absoluto de . conseguir una «reducción sustancial de la desnutrición entre los niños para el año 2000» (FAO y OMS. DESAFÍOS QUE PLANTEAN DE CARA AL FUTURO LA PRESIÓN DEMOGRÁFICA Y EL CAMBIO ECONÓMICO 2. las causas primordiales de una alimentación no sana son las opciones de comportamiento y tipo de vida. habiéndose estimado. 1992f). a lo largo de los 40 últimos años ha ido en aumento el convencimiento de que determinadas enfermedades crónicas no transmisibles están estrechamente relacionadas con la alimentación y el tipo de vida.25 Las proyecciones preparadas con realismo sobre la malnutrición indican que los objetivos de la Cumbre Mundial en favor de la Infancia y de la CIN. En una hipótesis optimista. Si se parte de una hipótesis pesimista. la reducción de la actividad y el uso del tabaco. por ejemplo.24 En los países de ingresos altos y entre los grupos de ingresos elevados de los países de ingresos bajos y medianos. a medida que la distribución de los ingresos en los países industrializados de América del Norte y Europa se ha desplazado progresivamente y los gastos de los servicios sociales se han reducido al crecer el desempleo. Los problemas de la alimentación y los efectos correspondientes sobre la salud acarrean costos muy elevados para la sociedad. en unos 50 000 millones de dólares EE. 1993). por ejemplo el estrés emocional. las enfermedades hepáticas y las enfermedades gastrointestinales. los ataques de apoplejía.. diversas formas de cáncer.En los países industrializados 2. 1992a). la hipertensión. la necesidad de ayuda alimentaria para los grupos de bajos ingresos ha ido en aumento (Feichtinger. la estratificación social y la ignorancia (FAO y OMS.

el aumento de la urbanización. se estima que el consumo aumentará entre un 2. Por consiguiente. Sin embargo. donde el número de niños con peso inferior al normal se supone que descenderá de 44 millones en 1990 a seis millones en el año 2020 (García. incluso aunque no cambie la tendencia.26 En un mundo cada vez más integrado por medio de vínculos comerciales y politicoeconómicos entre los países.27 Las proyecciones indican que el crecimiento demográfico absorberá alrededor del 90 por ciento de la tasa de aumento de la demanda mundial de alimentos (cereales) hasta el año 2010 (FAO. los cambios en los hábitos alimenticios desempeñarán una importante función en el crecimiento de la demanda de alimentos en muchos países en desarrollo. se supone que el mundo tendrá una población de 8 470 millones de habitantes.niños en edad preescolar desnutridos disminuirá en todas las regiones en desarrollo. el número de niños malnutridos se elevará a unos 34 millones para el año 2020. y se prevé que este aumento se deberá sobre todo a la demanda indirecta. Por otra parte. la escasez cada vez mayor de tierra y las enormes dificultades para conseguir un aumento sostenible del rendimiento de los cultivos alimentarios (Pinstrup-Andersen. 1995c). a la vista del constante crecimiento demográfico. 1996). no se puede dar por descontada la disponibilidad mundial de alimentos a largo plazo.2 y un 2. Para el año 2025. el consumo como piensos. Sin embargo. tal como se expone en otros documentos de referencia13. 2. las mejoras en la eficacia de la comercialización. es decir. la producción mundial ha seguido el ritmo de crecimiento de la población (FAO. Debido sobre todo al crecimiento demográfico. las previsiones indican que el consumo humano de cereales se mantendrá relativamente estable.4 por ciento al año durante el período de 1990-2010. que dejará de depender de un pequeño número de productos alimenticios a favor de una mayor variedad. la disponibilidad de alimentos suficientes en todo el mundo tiene una importancia creciente para la seguridad alimentaria familiar y la nutrición. con la excepción del Africa subsahariana. Esto haría ascender el consumo anual de cereales por habitante a 250-255 kg. En los países en desarrollo. La elevación de los ingresos. con muchos de los campesinos asentados en tierras marginales de escasa productividad. Las proyecciones indican una mejora para China y Asia sudoriental. 1994). 1995). en comparación con los 237 kg entre los años 1989 y 1991. podrán alcanzarse las metas establecidas para estas regiones y algunas otras. 1994). Hasta ahora. . de los cuales el 61 por ciento vivirán en grandes ciudades (Bongaarts. 2. los precios competitivos y la creciente disponibilidad de una amplia variedad de alimentos abrirán el camino a una diversificación de la alimentación.

excepto en el Africa subsahariana. Como consecuencia de la mayor disponibilidad de alimentos. sino que está en función de las medidas que se vayan adoptando. En las proyecciones de la FAO. puesto que se espera que la producción agrícola aumente a niveles que se adecuen al crecimiento de las necesidades alimentarias. En estos países. Asimismo. En tres regiones (Cercano Oriente/Africa del Norte. Asia oriental y América Latina/Caribe).Cuadro 6 Cuadro 7 Cuadro 8 2. será menor la proporción de niños con peso inferior al normal. la disponibilidad de alimentos aumentará en todos los países en desarrollo. La desnutrición crónica afectaría al 4-6 por ciento de la población. las proyecciones indican que llegarán a ser suficientes para el año 2010. es decir. Según una hipótesis básica.29 La situación alimentaria y nutricional en el futuro no es de ninguna manera un elemento inmutable. Los resultados de tales hipótesis. la desnutrición crónica afectaría al 11 por ciento de la población. que figuran en el Cuadro 6. Se supone que Asia meridional (2 450 calorías/día) y especialmente el Africa subsahariana (2 170 calorías/día) serán las regiones con el menor suministro de calorías por habitante para el año 2010. 2. Por lo que respecta a las disponibilidades de las demás regiones. 1995c).28 Las proyecciones de la FAO relativas a los suministros alimentarios por región indican que los problemas alimentarios futuros se concentrarán en el Africa subsahariana y el Asia meridional. Esta cifra mundial encubre importantes diferencias regionales. se estima que en el año 2010 el suministro diario de calorías por habitante será de 2 730 en los países en desarrollo (FAO. en forma de reducción . preparados por el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI). con respecto a la disponibilidad de alimentos y la malnutrición proyectadas entre los niños en edad preescolar figuran en el Cuadros 7 y 8. en una perspectiva de 25 años se pondrá también de manifiesto un efecto positivo. cuestión que se aborda más adelante. 637 millones de personas. las proyecciones indican un suministro aproximado de 3 000 calorías al día. Esto pone de manifiesto la importancia decisiva que tiene la inversión en una productividad agrícola sostenible. Esto se observa fácilmente cuando se derivan consecuencias en cuanto a la disponibilidad de alimentos de hipótesis alternativas en las que intervienen distintas políticas en materia de población e inversión.

1 En esta sección se presenta un esquema general de las causas de la malnutrición antes de proceder a un examen más concreto de los vínculos entre agricultura. seguridad alimentaria y nutrición. 3. Sin embargo. como las insuficiencias normativas. las estrategias de las familias) tendrán una eficacia limitada para mejorar la nutrición de manera sostenible. debido al predominio de los vínculos en sentido descendente.del crecimiento demográfico (Rosegrant. 3. la pobreza y el crecimiento demográfico. De lo contrario. las medidas públicas en los ámbitos que se indican en la segunda fila de la figura (servicios. Si no se abordan las causas fundamentales de la malnutrición. y el crecimiento demográfico.2 En la fila superior de la Figura se muestran las causas básicas: las estrategias y políticas económicas en interacción con la discriminación y los conflictos sociales. la pobreza y su dinámica pueden considerarse como un resultado endógeno de unos recursos humanos y naturales limitados y de las políticas desacertadas que se analizaron anteriormente. tanto los programas públicos como las actividades privadas (por ejemplo. etc. La pobreza. Medidas normativas basadas en la comprensión de las causas de la malnutrición CAUSAS Y VÍNCULOS 3.3 Las intervenciones en materia de políticas (como las políticas salariales) y de proyectos (como los programas de empleo para reducir la pobreza) y los mercados de capital. transferencias. el patrimonio de recursos y su relación con el clima y con acontecimientos catastróficos que influyen en el grado de pobreza y en la disponibilidad de alimentos. 3.) serán sólo remedios parciales. Estas relaciones determinan los precios y las . 1995). inclusive la vulnerabilidad asociada a las calamidades naturales o causadas por el hombre. Agcaoili-Sombilla y Pérez. trabajo y productos se influyen recíprocamente. Estos factores afectan directamente al éxito de cualquier intervención por medio de políticas y programas (como por ejemplo subvenciones y distribución de activos). es una de las causas fundamentales del hambre y la malnutrición. La Figura pretende poner de relieve la importancia de abordar las causas básicas de los problemas nutricionales.

en particular para satisfacer las necesidades especiales de alimentación. en particular sanitarios. así como por el propio estado nutricional (por ejemplo. la fecundidad y la migración) y puede estar condicionado por intervenciones directas (servicios. transferencias y subvenciones). que constituye una relación circular. sociales y educativos. 3. que se indican en la parte inferior de la Figura:     disponibilidad de alimentos. vínculos madrehijo/insuficiencia ponderal al nacer). que depende de la producción.4 El bienestar nutricional está vinculado con los mercados de trabajo y con la producción (a través de sus efectos sobre la productividad) y la producción (a través de la mortalidad. que en ciertas condiciones de disponibilidad y acceso predisponen a las personas a comprar alimentos concretos o a cultivarlos para el consumo familiar y que influyen en su preparación y distribución entre los miembros de la familia. y por consiguiente el poder adquisitivo real de éstos. el estado de salud de las personas. es decir capacidad de los hogares para adquirir cualesquiera alimentos disponibles. el bienestar nutricional está determinado por cierto número de factores microeconómicos relacionados entre sí. la constitución de existencias y las oportunidades comerciales. y el comportamiento y la prestación de asistencia. que está determinado por factores como las condiciones sanitarias e higiénicas a nivel familiar y comunitario. a través del mercado y de otros canales. A continuación se examinan brevemente estos vínculos y sus repercusiones sobre las políticas de desarrollo. Figura MALNUTRICIÓN EN UN CONTEXTO AMPLIO: CAUSAS BÁSICAS Y VÍNCULOS . comportamiento y conocimientos. y que afectan a la lactancia materna y a aspectos generales de la prestación de asistencia. que depende de los ingresos familiares (incluida la base de recursos para la agricultura de subsistencia).condiciones de intercambio con que se enfrentan los pobres. por ejemplo de los niños pequeños. acceso a los alimentos. Así pues.

6 Si bien el aumento de los ingresos familiares mejora el acceso a los alimentos. no siempre contribuye directamente a mejorar el bienestar nutricional de todos los miembros de la familia. La nutrición es sólo una de las consideraciones que se tienen . la atención infantil y factores sanitarios e higiénicos. Entre los factores menos directamente relacionados con la alimentación se incluyen. ha de prestarse especial atención a la cantidad y calidad del régimen alimenticio.5 Entre los factores del bienestar nutricional más directamente vinculados con la alimentación.3. la frecuencia de la alimentación y. el modo de elaboración y preparación de los alimentos. en particular la disponibilidad de productos de origen animal y otros alimentos ricos en micronutrientes y energéticos. 1995). en el caso de los lactantes. la amplitud de la alimentación natural. que pueden tener efectos nutricionales importantes por medio de los cambios en la lactancia materna. La toma de decisiones dentro del hogar desempeña una función importante (Alderman et al.. al igual que los conocimientos y la atención. Aunque las modalidades de gasto y consumo familiares parezcan racionales para el jefe de la familia. por ejemplo. su variedad y composición. la distribución del tiempo de la mujer y sus conocimientos. puede que no sean óptimas desde el punto de vista nutricional. 3.

las necesidades alimentarias han de abordarse. hortalizas frescas obtenidas en los mercados o producidas en los huertos familiares). las semillas y la protección y nutrición de las plantas. El primero de estos contextos se centra en las tecnologías aplicadas a la regulación del agua. LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y LA NUTRICIÓN 3. mientras que el segundo corresponde a la expansión agrícola en zonas marginales. Una información incorrecta de fuentes externas al hogar y la promoción de productos alimenticios inapropiados pueden agravar este problema.en cuenta al adoptar decisiones sobre el gasto y el consumo familiares. Por otra parte. 3. Aquí se presta especial atención a los vínculos menos obvios entre la agricultura y la nutrición relacionados con el carácter de la tecnología utilizada en la agricultura. . La atención al fomento de los recursos tecnológicos no ha de centrarse únicamente en el volumen de los alimentos básicos sino también en las diversas necesidades alimentarias de la población pobre. La falta de conocimientos con respecto a las necesidades nutricionales de los miembros de la familia puede dar lugar a que no se proporcionen los alimentos necesarios. la calidad de los cuidados afecta considerablemente al estado sanitario y nutricional de los niños (UNICEF. (por ejemplo la disponibilidad de legumbres en las regiones donde constituyen parte importante de la alimentación). 1995b).7 Aunque las mujeres cumplen una función decisiva en cuanto a la protección de la seguridad alimentaria del hogar y la nutrición de los niños y desempeñan muchas tareas económicas y reproductivas relacionadas con la alimentación en el hogar.8 El vínculo más evidente entre la agricultura y la nutrición es que la primera (junto con la acuicultura) proporciona prácticamente todos los alimentos que consume la humanidad. VÍNCULOS ENTRE LA AGRICULTURA. Esta es una de las causas de la mayor vulnerabilidad de las mujeres pobres a los riesgos nutricionales. Para mantener una alimentación saludable se requiere una producción local diversificada de productos perecederos (por ejemplo. con frecuencia no ejercen un control proporcionado sobre los recursos o carecen de una autoridad en consonancia para adoptar decisiones. Por consiguiente. Estos vínculos deben examinarse en dos contextos claramente diferenciados: cuando se dispone de una nueva tecnología agrícola y cuando no se dispone de ella. aun en el caso de que estén disponibles. así como la disponibilidad regional o internacional de productos alimenticios comercializados. las políticas tecnológicas y el comercio. en relación con sus aspectos de fomento de la producción.

9 En el primer caso. 1989). cuando se dispone de una nueva tecnología agrícola. la expansión de la agricultura por medio de la utilización de la tecnología apropiada suele ir acompañada de un aumento de los ingresos y del gasto en bienes y servicios. los efectos beneficiosos del crecimiento agrícola se difunden por toda la economía. En el Cuadro 9 se examinan los vínculos correspondientes.10 Sin embargo. La . puede atribuirse a la lucha de los pobres por alimentarse (Vosti y Scherr. los hogares expuestos a la inseguridad alimentaria no degradan deliberadamente su base de recursos. ocupan un lugar dominante las enfermedades. Sin embargo. Las preocupaciones nutricionales están relacionadas con los efectos indirectos de los ingresos y el empleo sobre el consumo (por ejemplo cuando la tecnología agrícola no llega a los sectores pobres de la población) y con los efectos de la tecnología sobre la salud. Asimismo. 3. Gran parte de los daños ambientales. como la deforestación y la erosión del suelo. En América Latina. suelen ser plenamente conscientes de que una amenaza para su medio ambiente es también una amenaza para su seguridad alimentaria (Davies.11 En el segundo caso. Leach y David. Este crecimiento no aumenta los ingresos ni es sostenible. Por consiguiente. y suele dar lugar a una degradación de los recursos. las semillas y la nutrición y protección de las plantas. también en sectores no agrícolas. 1994). por el contrario. Entre las preocupaciones relativas a la salud que suscitan los conjuntos de tecnologías aplicables a la regulación del agua.3. Se estima que la mitad de los agricultores pobres de Africa viven en un entorno con una base de recursos naturales sumamente vulnerable. Cuadro 9 3. las transmitidas por el agua y los plaguicidas. 1991). esta cifra se acerca al 80 por ciento (Leonard. el crecimiento agrícola sin una mejora técnica sólo es posible durante un tiempo limitado mediante la extracción excesiva de recursos y la ampliación de la superficie cultivada (cuando existe un exceso de tierra y mano de obra). Es necesario subrayar de nuevo estos efectos favorables sobre el consumo para los productores y consumidores de los países de bajos ingresos. nuestros conocimientos acerca de los efectos de la tecnología agrícola sobre la nutrición y la salud son incompletos. y en la Sección 4 se examinan medidas para satisfacer las necesidades de consumo presentes y futuras. La creación y divulgación de tecnologías agrícolas que promueven la nutrición sigue constituyendo un reto. aparte de los efectos sobre el consumo. en las zonas marginales una tecnología agrícola apropiada puede contribuir en gran medida a estabilizar la disponibilidad de alimentos y facilitar su acceso a los pobres.

cultivos arborícolas. pero existe una gran variedad de sistemas de aprovechamiento de la tierra y de riesgos ambientales específicos de cada sistema. Tradicionalmente. los colonos que se desplazan al Amazonas sufren una tasa de malaria desproporcionadamente alta. 3. 1992). Por ejemplo. Cualquiera que sea la forma que reviste. agricultura migratoria o rotación de tierras por agricultores sedentarios. Cuadro 10 3. a la falta de mercados y a los riesgos para la seguridad alimentaria. la expansión de la agricultura en zonas de bosques higrofíticos puede afectar a la salud y la nutrición tanto de la población que se desplaza a ellas como de la población indígena que vive ya allí.12 Presión agrícola sobre el desierto: La desertificación amenaza a amplias superficies en zonas áridas.expansión de la agricultura en zonas marginales o la explotación excesiva de los recursos puede tener efectos primarios y secundarios en lo que respecta a la degradación del medio ambiente (véase Cuadro 10). La malnutrición en las comunidades que viven en bosques higrofíticos está estrechamente relacionada con enfermedades infecciosas y transmitidas por vectores. con el consiguiente aumento de los riesgos nutricionales.14 Presión agrícola sobre bosques higrofíticos tropicales: la agricultura se expande en zonas de bosques higrofíticos de diversos modos: en forma de pastos. los terrenos escarpados constituyen un factor importante en la agricultura tropical. Los vínculos a nivel local están estrechamente relacionados con la productividad del tiempo dedicado a la producción de bienes domésticos de interés para la salud y la nutrición. por otro. ha aumentado la vulnerabilidad nutricional de la población que vive del pastoreo (Webb y Reardon. y en especial para la adquisición de agua y combustible. los pastores han visto cada vez más reducido su espacio entre una agricultura más extensiva. 3.13 Presión agrícola sobre terrenos accidentados: Muchas regiones escarpadas de países con bajos ingresos tienen un coeficiente elevado persona/tierra y están orientadas a la agricultura de subsistencia debido a su infraestructura limitada. Una reducción del combustible o del tiempo disponibles para cocinar podría dar lugar a que se consumieran más alimentos recalentados o sin cocer. las zonas limítrofes de desiertos expuestas a la sequía son utilizadas sobre todo por pastores nómadas. . por un lado. y el avance del desierto. Durante este proceso. al carecer de la inmunidad a esta enfermedad de las personas que residen desde hace tiempo (Vosti y Loker. En los últimos decenios. A pesar de ello. 1990).

Durante los últimos cincuenta años.3 Aunque muchas de las primeras iniciativas se centraron en el problema del hambre y la malnutrición. Con el fin dew mejorar la nutrición.15 Para resumir.3. sacar provecho del capital institucional para mejorar la nutrición y afirmar que los compromisos asumidos en el pasado con respecto a la nutrición se están respetando y renovando. diferentes tipos de riesgos nutricionales afectan a diferentes grupos de hogares y de personas de diferentes modos. En el Anexo se ofrece un breve resumen de los objetivos principales de varias conferencias e iniciativas importantes relativas a la nutrición. Las posibles combinaciones son numerosas. 4. Este planteamiento nos permite basar las nuevas iniciativas sobre las experiencias adquiridas. Además. aunque todas atrajeron una atención considerable cuando se plantearon. Cuadro 11 4. Por ello parece justo preguntarse qué iniciativas internacionales se adoptaron en el pasado para abordar la seguridad alimentaria y el bienestar nutricional y qué enseñanzas pueden extraerse de ellas. con demasiada frecuencia hubo poca relación entre los compromisos adquiridos de mejorar la nutrición y los mecanismos para ponerlos en práctica. de estas iniciativas internacionales han surgido un conjunto plausible de propuestas. no todas consiguieron traducir en medidas concretas la preocupación por mejorar el bienestar nutricional. Los problemas nutricionales más graves surgen cuando los resultados negativos de dos o más riesgos inciden simultáneamente sobre los miembros vulnerables de los hogares.1 La convocación de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación en 1996 ha estado determinada por el estado insatisfactorio de la nutrición en el presente y los riesgos en el futuro. 4.2 Varias conferencias e iniciativas anteriores han subrayado la importancia de eliminar el hambre y la malnutrición y mejorar la seguridad alimentaria de toda la población. como se indica en el Cuadro 11. Políticas y medidas necesarias para mejorar la nutrición INICIATIVAS INTERNACIONALES ANTERIORES 4. es necesario determinar los riesgos específicos que se plantean y establecer medios eficaces para reducirlos. A raíz de la Cumbre Mundial en .

1992). Brasil. la FAO (1995a) y la OMS (1995b). así como entre las ONG. se han celebrado también cierto número de conferencias y foros científicos y pragmáticos que aquí no se enumeran pero que han tenido sin duda una influencia sobre la concepción y la orientación técnica de los principales acontecimientos descritos anteriormente. sino que hay una amplia variedad de opciones en materia de políticas entre las que se puede elegir una vez que se han cumplido una serie de requisitos previos. La atención se ha orientado hacia el bienestar nutricional de las generaciones futuras. Aunque se reconoce por lo general la complejidad de los problemas nutricionales. 6 No existe un único conjunto general de políticas que sea claramente idóneo para conseguir el bienestar nutricinal de toda la población. Si bien es posible perfeccionar aún más estos mecanismos. pero estos temas tienen todavía que incorporarse en los programas mundiales. Las políticas y los programas que se .5 Es evidente que en los cinco últimos decenios han aumentado notablemente los conocimientos relativos a las medidas apropiadas para acabar con el hambre y la malnutrición. China.favor de la Infancia y de la CIN se adoptaron algunas medidas explícitas de vigilancia de los Planes de Acción relacionados con los objetivos nutricionales. 4. en particular el UNICEF (1994a). 1995) y los derechos de la mujer (Conferencia Mundial sobre la Mujer. Ahora se comprende mejor la importancia de un marco normativo adecuado. 1995). la función decisiva de los recursos humanos y el derecho de los seres humanos a mejorar su nutrición. existe por lo general una tendencia positiva a adoptar sistemas más concretos de seguimiento en el caso de las iniciativas internacionales que se refieren a la nutrición. las necesidades alimentarias de una población mundial en aumento y soluciones ecológicamente sostenibles al problema de la alimentación. también han tenido que ver con el problema de la pobreza y la nutrición. hay que señalar que entre los organismos internacionales competentes. Beijing. EFECTOS DE DISTINTOS PROGRAMAS Y POLÍTICAS 4. 4.4 En los cinco últimos decenios. Dinamarca. así como el Programa 21 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Rio de Janeiro. Copenhaguen. es necesario un compromiso renovado para emprender las intervenciones en la escala precisa. Iniciativas internacionales sobre los aspectos sociales (Cumbre Social.

También han de tenerse en cuenta la capacidad institucional del país en cuestión y los costos económicos. políticos y fiscales de las diversas opciones. Función decisiva de las políticas estratégicas. entre las que figuran su prevalencia y gravedad. 4. pasando por diversas políticas agrícolas y de rentas. en los países con bajos ingresos. como por ejemplo un marco apropiado para la política macroeconómica o. es necesario tener en cuenta los efectos que tienen sobre las necesidades nutricionales tanto las políticas alimentarias y agrícolas como las políticas no agrícolas aplicables a toda la economía.proponen a continuación están estructurados en torno a los principales factores de la malnutrición que se indicaron anteriormente. Tal información es necesaria para orientar a los formuladores de las políticas y evaluar las medidas para las que se requiere elaborar sistemas de vigilancia de la alimentación y nutrición de aplicación periódica. . su posible relación con una carencia determinada o con la malnutrición en general. Análogamente. su duración breve o larga. 1990). es necesario considerar varias características del problema de la nutrición. su distribución (es decir. En consecuencia. los efectos a corto plazo de los desajustes estructurales sobre los sectores pobres de la población de los países con bajos ingresos pusieron de relieve la importancia de las políticas macroeconómicas para la nutrición (Pinstrup-Andersen. si afecta a un grupo específico de la población o está más extendida) y la importancia relativa de los diversos factores que la determinan. Algunas de ellas no eran de hecho «opciones» sino condiciones previas para un desarrollo que permitiera reducir la pobreza.9 Los efectos a largo plazo de estrategias alternativas de desarrollo sobre el crecimiento y la reducción de la pobreza han demostrado la notable importancia que tiene la elección de la estrategia.7 A la hora de optar por una política. una atención adecuada a la función de la agricultura. consideraciones y componentes nutricionales en las políticas y programas de desarrollo». Las medidas estudiadas comprendieron desde las políticas macroeconómicas (es decir la corrección de las políticas inadecuadas) hasta actividades concretas de programas nutricionales. macroeconómicas y comerciales 4. en el decenio de 1980. 4.8 Los participantes en la CIN debatieron estas cuestiones al examinar los temas «Incorporación de objetivos. «Evaluación. análisis y seguimiento de intervenciones nutricionales» y «Mejora de la seguridad alimentaria en los hogares» como parte de las estrategias y medidas concertadas para mejorar la nutrición.

Las oscilaciones de la producción. sobre los sectores pobres de la población de los países de bajos ingresos con déficit de alimentos. sin embargo.10 Las experiencias de China. nacional o local de alimentos viene determinada primordialmente por la producción. Actualmente (1995/96). si las zonas agrícolas son propensas a sequías o inundaciones) y para su comercio (por ejemplo. no siempre es necesario que sean organismos públicos los que proporcionen bienes y servicios relacionados con la nutrición. Aunque los fondos públicos estén garantizados. por lo menos a corto plazo. teniendo en cuenta las condiciones en rápido cambio del comercio internacional y regional. 4. Debe haber una división adecuada de responsabilidades y funciones entre las diversas instancias gubernamentales. Se pueden adoptar políticas para atenuar estas oscilaciones. Hay que tener en cuenta los costos . Para alcanzar los objetivos nutricionales han de tenerse en cuenta estas consideraciones estratégicas. los aumentos de los precios mundiales de los alimentos tienen efectos perjudiciales. han demostrado que una intervención pública a nivel nacional puede contribuir notablemente a reducir la malnutrición aun cuando los ingresos per cápita del país sean bajos. 1989). si el país tiene o no litoral) (Sarris. Las oscilaciones de cualesquiera de estos parámetros puede contribuir a la inseguridad alimentaria. 1994). Es necesario prestar mayor atención a las políticas de almacenamiento y comercio de alimentos. pero la capacidad de atenuación dependerá del estado de desarrollo del país de que se trate (Sahn y von Braun. Sri Lanka. También debe fomentarse la cooperación entre los sectores público y privado. Por ejemplo. se ha comprobado que un aumento de las oscilaciones en la producción de cereales a nivel regional y nacional somete a graves tensiones el consumo de alimentos. las ONG y el sector privado (Streeten. Costa Rica y Kerala en la India (Drèze y Sen. la localización y la diversificación sectorial son factores que determinan en gran medida las cantidades que necesita almacenar un país para conseguir la estabilización deseada de los suministros de alimentos y de sus precios. 1989) por ejemplo. de la existencia de un entorno macroeconómico y comercial que favorezca el crecimiento.11 La disponibilidad regional. la infraestructura. la constitución de existencias y el comercio en cualesquiera de estos niveles. así como una complementariedad entre las fuerzas del mercado y las actividades nacionales planificadas. Es necesario que los intentos de estabilización estén en consonancia con los riesgos concretos para la producción del país (por ejemplo.4. Los encargados de formular políticas suelen estar convencidos de que el almacenamiento de ciertas cantidades de alimentos bajo control público es esencial para la seguridad alimentaria. 1985). La sostenibilidad de la intervención pública depende.

los ingresos reales y el consumo de alimentos de las personas expuestas a la inseguridad . los precios mundiales y las obligaciones del servicio de la deuda. Para muchos países con déficit de alimentos y de divisas.administrativos y de oportunidad de los recursos destinados a la estabilización14. Políticas y programas para aumentar la producción agrícola y mejorar la comercialización 4. Sin embargo. 4.13 La oferta y la demanda mundiales de ayuda alimentaria y su distribución entre los países están motivadas por factores complejos. 1990). se ha comprobado que cuando los precios del mercado mundial suben. 1989). directa o indirectamente. la ayuda alimentaria no es una fuente segura de alimentos para los países de bajos ingresos en los que éstos son deficitarios.12 Las oscilaciones en la capacidad de un país para importar alimentos (que depende de los ingresos de exportación. la ayuda alimentaria suministrada por los donantes por lo general disminuye. cuando las políticas de los países industrializados se modificaron al mismo tiempo que creció la demanda (por ejemplo en Asia oriental) y se redujo la oferta (por ejemplo en Europa oriental). 1995b)16. que no se limitan a las fuerzas del mercado y la beneficencia sino que incluyen también elementos políticos. Esta correlación se observó de nuevo a mediados de los años noventa.14 Los programas cuya finalidad es aumentar la producción agrícola alimentaria y no alimentaria tienen efectos favorables sobre la nutrición si aumentan o estabilizan. Las variaciones estacionales de la producción y los precios estacionalmente elevados de los alimentos pueden redundar en un deterioro de la nutrición (Sahn. los precios de los cereales en los mercados internacionales aumentaron entre un 30 y un 40 por ciento y en 1995 los suministros de ayuda alimentaria se redujeron a la mitad aproximadamente de su volumen sin precedentes de 1992/93 (FAO. el recurso al mercado internacional es limitado y la ayuda alimentaria representa una forma importante de acceso a los alimentos. Esta es una cuestión a la que han de hacer frente las políticas nacionales. entre otras variables) contribuyen también a la inseguridad alimentaria. Los beneficios se manifiestan también en forma de un entorno más estable para la inversión y de una reducción a corto plazo de la presión del ajuste sobre los hogares15. 4. hay también datos que justifican un planteamiento «minimalista» en la estabilización de los precios (Knudsen y Nash. Si bien ha desempeñado una función decisiva para algunos países en momentos de crisis.

ello no quiere decir necesariamente que el objetivo debiera ser lograr una mayor autosuficiencia alimentaria. aumentó la producción. resultados que afectan y benefician a los productores y consumidores pobres y contribuyen a reducir la inseguridad alimentaria. El potenciamiento de la producción agrícola estimula el crecimiento y desarrollo económico general. En tales países. 1991)18. lo cual beneficia a las familias de las zonas rurales y urbanas que los compran. La investigación en el sector de la fitogenética puede tener efectos positivos sobre la calidad de la alimentación. son las fuerzas que impulsan la innovación tecnológica requerida para conseguir el crecimiento agrícola sostenible que pondrá a disposición de la población mundial en aumento los alimentos necesarios. contribuyendo de ese modo a la seguridad alimentaria (Hazell y Ramasamy. en particular en los países cuya economía depende en gran medida de la agricultura.alimentaria. mejorar las oportunidades de empleo y aumentar los suministros de alimentos. La investigación agrícola internacional desempeña también una función decisiva a este respecto. Las repercusiones de estas políticas están condicionadas por las variaciones en los precios de los alimentos y los ingresos y sometidas a la influencia de las políticas comerciales que se examinan en otros documentos de referencia17. es decir de reducir los precios de los alimentos. Son precisas nuevas medidas para acelerar la innovación tecnológica en muchas regiones del mundo donde predominan los pequeños agricultores con el fin de alcanzar los objetivos nutricionales directa e indirectamente19. semillas. en particular. fertilizantes y lucha contra las plagas del arroz y el trigo.16 La inclusión de consideraciones nutricionales en las políticas y programas de producción permite evitar los efectos negativos antes señalados y fomentar el bienestar nutricional. 4. en particular. el empleo y los salarios agrícolas y no agrícolas. y una financiación suficiente para esta investigación es un objetivo prioritario para conseguir la seguridad alimentaria y la mejora . La «Revolución Verde». 4. Las organizaciones agrícolas y los sistemas de investigación nacionales e internacionales. por ejemplo cuando se mejoran cultivos básicos con micronutrientes escasos (Bouis. es decir el conjunto de programas de riego. 1995) o cuando se aumenta la capacidad de almacenamiento de los cultivos. No obstante. el desarrollo agrícola y rural actúa como motor del desarrollo económico sostenible y como alivio de la pobreza. y promover el empleo. si bien se reconoce que el aumento de los suministros de alimentos tiene un doble efecto sobre la seguridad alimentaria.15 Las innovaciones tecnológicas apropiadas en la agricultura reducen los costos unitarios de producción y comercialización y permiten obtener ganancias económicas al estimular el crecimiento agrícola.

mejorar sus condiciones de higiene y vivienda reduciendo así su exposición a enfermedades infecciosas. contar con sus propios suministros de alimentos puede ser una estrategia económica acertada. Para que la estrategia de . Existe un margen considerable para que los investigadores y otras personas que se ocupan de la agricultura. Además. De este modo se crean también mayores oportunidades para la especialización en la explotación agrícola y los pequeños agricultores puden sacar mayor provecho de su integración en el mercado. reducir su volumen de trabajo y por consiguiente cuidar mejor de sus hijos. Los campesinos pobres se ven obligados a adoptar esta estrategia en mayor medida que los demás.18 Los pequeños agricultores se esfuerzan a menudo por mantener una producción alimentaria de subsistencia paralelamente a la nueva producción comercial.17 La comercialización de los productos agrícolas contribuye con frecuencia a mejorar la seguridad alimentaria mediante el aumento de los ingresos y la generación de empleo. en particular de los que se disponen sólo en determinadas estaciones del año. La política agrícola puede apoyar eficazmente esta estrategia promoviendo mejoras tecnológicas en la producción y manipulación de alimentos de subsistencia. El aumento de los ingresos tiene habitualmente efectos positivos e importantes sobre la nutrición20. mejorando la conservación de alimentos.nutricional. cuando los recursos familiares son menos limitados. 4. por ejemplo. Elaborar y ensayar tecnologías apropiadas para las diversas zonas agroecológicas seguirá siendo una tarea fundamental en los próximos decenios. a pesar de que el rendimiento de la tierra y la mano de obra que producen los cultivos comerciales es mayor. la salud pública y la nutrición colaboren en la formulación de los programas agrícolas con miras a mejorarlos.19 La creación de mercados financieros y de seguros sería una medida complementaria que podría resultar rentable en cuanto a los beneficios derivados de la comercialización. Dada la incertidumbre de su entorno económico y la falta de un mercado de seguros. El incremento de los ingresos reales como resultado de la comercialización suele traducirse en un incremento del consumo de alimentos y del bienestar nutricional. 4. Los beneficiarios pueden adquirir más alimentos. mejorar tanto la cantidad como la calidad de su abastecimiento de agua y fortalecer la demanda efectiva de atención sanitaria tanto preventiva como curativa. Es necesario reducir los riesgos que plantea el cambio tecnológico para la salud y la nutrición mediante un diseño apropiado de las tecnologías. los miembros de la familia están en mejores condiciones para utilizar los conocimientos existentes o nuevos acerca de la mejora nutricional. 4.

que favorecen a las familias más pobres (Ahmed y Hossain. como el desahucio de arrendatarios21. sino también mediante programas para generar empleo e ingresos y para diversificarlos y para aliviar la pobreza. los campesinos sin tierras y los pequeños agricultores con déficit de alimentos suelen ser los que más se benefician de los efectos indirectos sobre la generación de empleo no agrícola. 1990). no siempre amplían directamente su suministro. La incorporación de servicios de extensión en los planes de comercialización de nuevos cultivos o ganado puede ayudar a los agricultores a evitar errores en la gestión. es necesario hacer expreso hincapié en la inclusión de la mujer. ya que lo normal es que las agricultoras participen menos en los planes de comercialización si no se presta especial atención a este tema. El desarrollo de la infraestructura rural es un objetivo prioritario también desde el punto de vista de la seguridad alimentaria y la nutrición. Programas de generación de ingresos y empleo para mejorar la nutrición 4. La rectificación de estas políticas sigue siendo importante en general.20 Sin embargo. en ciertos casos el cambio tecnológico o la comercialización no beneficia a los agricultores pobres o incluso los perjudica. A este respecto.22 La malnutrición puede reducirse no sólo mediante políticas y programas orientados a mejorar la cantidad y la calidad de la producción agrícola. pero no es una cuestión específicamente relacionada con la comercialización de la agricultura. Aunque estos programas estimulan o estabilizan la demanda de alimentos. Otros programas que generan . El mejoramiento de la infraestructura potencia estos efectos indirectos sobre el empleo. 4. Estos efectos negativos suelen ser atribuibles a políticas erróneas.comercialización sea viable y satisfaga las exigencias de los pequeños agricultores.21 Aunque las familias que poseen tierras suelen ser las que más se benefician de los efectos directos del crecimiento agrícola sobre los ingresos. También se ha de procurar reducir los gastos elevados de comercialización mejorando la infraestructura (por ejemplo en la mayor parte del Africa subsahariana). ya que es una condición previa para que los servicios rurales sean eficaces. son imprescindibles políticas de investigación y extensión y suministros de insumos tales como semillas y fertilizantes para los cultivos de subsistencia. 4. la producción obligatoria o las compras forzosas. Aquí se examinarán dos medidas de este tipo: los programas de empleo al servicio de la seguridad alimentaria y el crédito a los pobres para favorecer la estabilización del consumo y el empleo por cuenta propia.

Esta característica permite también abordar crisis locales que de lo contrario podrían parecer demasiado insignificantes para provocar una intervención del gobierno (enseñanza importante para afrontar el problema de las situaciones localizadas de hambre en Africa). las familias desplazadas) y de determinados miembros de éstas (por ejemplo. en lugar de tener que crearlas de la nada en una situación de crisis. La experiencia de programas similares en diversos países ha demostrado también que facilitar el acceso de las personas pobres a los servicios financieros puede . Es necesario señalar a la atención internacional el potencial de este tipo de programas y las oportunidades de intercambiar las experiencias adquiridas en muchos países en los decenios de 1980 y 1990. India22. como la horticultura y la ganadería domésticas. una orientación regional y la selección de determinadas familias (por ejemplo. Las mujeres participan con frecuencia intensamente en los programas de obras públicas que mejoran la nutrición de manera mensurable. Gracias a diversos mecanismos y rasgos distintivos del diseño. el desempleo en aumento y la infraestructura deficiente (von Braun. 4. el asesoramiento técnico y la asistencia en la creación de instituciones como el Banco Grameen de Bangladesh23. como lo ha demostrado el Plan de garantía del empleo de Maharashtra. entre los que se incluyen una política de escala salarial. Se ha comprobado que los programas más eficaces para generar empleo por cuenta propia para personas pobres y estabilizar su consumo son los que combinan el crédito en pequeña escala con la motivación colectiva.24 El crédito para favorecer la estabilización del consumo y el empleo por cuenta propia es un mecanismo de creciente importancia para mejorar la nutrición en las economías rurales cada vez más diversificadas de muchos países de ingresos medios y bajos. pueden ser también importantes.ingresos. Hay que conceder prioridad a la inversión pública que promueve el desarrollo a través de programas de desempleo. las mujeres) se consigue llegar al grupo beneficiario de los programas de empleo. que está constituido por las personas vulnerables a la inseguridad alimentaria.23 Los programas de empleo al servicio de la seguridad alimentaria permiten abordar simultáneamente tres problemas básicos con los que se enfrentan actualmente muchos países de bajos ingresos: la inseguridad alimentaria. 4. y por consiguiente a la creación de bienes productivos como la mejora de carreteras y sistemas de agua y tierra. La garantía de empleo del plan se basa en obras de socorro ya existentes a nivel local que pueden activarse rápidamente en caso necesario. 1995). Los programas de empleo pueden ser un instrumento viable para prevenir el hambre.

Por lo general. y los cupones para alimentos. Se puede utilizar una combinación de métodos para orientar los programas hacia determinados beneficiarios. 1988. en épocas de necesidad (Zeller. García. Se puede conseguir que los programas se orienten por sí solos. racionamiento y cupones para alimentos 4.   La subvención generalizada de los precios de los alimentos es mucho más costosa desde el punto de vista fiscal y económico que la subvención de acceso limitado y es también mucho más regresiva en su distribución de los beneficios económicos. Se puede recurrir a la orientación geográfica dirigiendo los programas a zonas deficitarias en alimentos con una población pobre . en cierta medida. al utilizar el programa de subvenciones grupos de interés poderosos. como los servicios de salud y los medicamentos. especialmente para los agricultores pobres.25 La transferencia de ingresos relacionada con los alimentos es un medio ampliamente utilizado para mejorar la nutrición. utilizando productos considerados inferiores con arreglo a las preferencias de los consumidores y por consiguiente más abundantes en las pautas de gasto de los sectores más pobres de la población. es necesario trabajar más para crear mecanismos de salvaguardia para el reembolso de créditos. en su propio beneficio.contribuir notablemente a la estabilización del consumo de alimentos (estacionalmente y en el curso de los años). Filipinas y Sri Lanka ilustran la dificultad de lograr la seguridad alimentaria de alcance universal en los hogares por medio de la distribución racionada de alimentos y la transferencia selectiva de ingresos dentro de un único programa y de manera eficaz en función de los costos (Pinstrup-Andersen. 1988). Con el tiempo. 1995). con el resultado final de que los agricultores pobres se ven incapaces de reembolsar sus préstamos con el consiguiente emperoramiento de su situación de seguridad alimentaria. Aquí se examinarán dos tipos de programas: la subvención del precio de los alimentos y el racionamiento. Esto último se consigue también promoviendo el acceso de las personas pobres a otros insumos pertinentes para la nutrición. Subvención de alimentos. También son dignas de mención las iniciativas del Banco Mundial y de otras fuentes en relación con sistemas de fortalecimiento del crédito a nivel internacional (Binswanger y Landell-Mills. los programas que proporcionan raciones de una cantidad fija consiguen llegar a los grupos de la población a los que están destinados. Sin embargo. las experiencias registradas en Egipto. mejorando de este modo la nutrición. ya que las pérdidas de cosechas a causa de la sequía o de la escasez de precipitaciones no son ocasionales en algunas partes de Africa. En los programas de acceso limitado se puede recurrir a encuestas sobre los medios económicos. sobre todo de la clase media urbana. los objetivos iniciales suelen diluirse. 1995). No obstante.

incluso la experiencia en mayor escala de cupones para alimentos en un país de altos ingresos como los Estados Unidos no consiguió llegar a una proporción considerable de los hogares que reunían los requisitos necesarios (Davis y Senauer. 1988). Sin embargo. y reduzcan la labor administrativa y los costos asociados con la manipulación y transporte de los alimentos. Actividades directas en materia de nutrición 4. pero es preciso señalar las posibilidades que ofrecen estos programas en condiciones perfectamente definidas. No es fácil restablecer un sistema de este tipo una vez que se ha desmantelado. es la combinación de programas de empleo y actividades directas en materia de nutrición que se examina a continuación. Para que sean eficaces en función de los costos. la existencia de un sistema público de distribución facilita el traslado de los suministros urgentes a las regiones y hogares que los necesitan con el fin de mejorar la seguridad alimentaria de los grupos más pobres.27 Las actividades directas en materia de nutrición que tienen como finalidad afrontar problemas inmediatos en este ámbito funcionan mejor . Las experiencias en programas de cupones para alimentos han dado resultados diversos. En los países y regiones que sufren con frecuencia una grave escasez de alimentos. consistentes en el aumento del consumo de éstos. Aunque los costos son inferiores a los de los planes de subvención generalizada de los precios. otra opción eficaz en función de los costos. (incluidos barrios urbanos). No parece conveniente hacer un llamamiento general en favor de cupones para alimentos orientados a las personas muy pobres. El mantenimiento de los niveles de seguridad alimentaria y nutrición de los grupos muy pobres en épocas de sequía en la India se ha atribuido a la disponibilidad de programas de distribución de alimentos de esta índole (Drèze. Los programas de cupones para alimentos se utilizan de forma creciente como medio para proporcionar ingresos a los hogares pobres. Se espera que estos programas conserven los efectos de las transferencias de ingresos basadas en los alimentos. 1986). Sin embargo. los programas de cupones para alimentos han de dirigirse a las personas que los necesitan. 4. aunque exige un mayor esfuerzo de organización. ya que no son fáciles de administrar.26 No se puede realizar una evaluación económicamente idónea de los sistemas públicos de distribución de alimentos basándose únicamente en los costos y beneficios que se registran en años normales. Es posible proporcionar la infraestructura necesaria para aplicarlos cuando el gobierno tiene en cuenta los incentivos habituales del mercado para los comerciantes. los programas de acceso limitado suelen suscitar problemas de pérdidas y corrupción que es necesario supervisar y abordar.

puede que los programas de alimentación en la escuela no lleguen a los más necesitados. La experiencia de tales programas con relación al mejoramiento nutricional es.29 Los programas de alimentación en la escuela están orientados tanto a los problemas de escolaridad (participación) como de nutrición de los niños en edad escolar. habitualmente niños y mujeres en edad de procrear con un nivel bajo de ingresos. mediante programas de salud e higiene) o a abordar combinaciones de estos problemas (por ejemplo. Programas selectivos de alimentación suplementaria 4. y pueden también ser un instrumento muy eficaz en función de los costos . promover la asistencia a la escuela y reducir el coeficiente de deserción escolar. El Programa de alimentos para la educación aplicado en Bangladesh ha demostrado que éstos pueden ser muy eficaces para aumentar el número de alumnos inscritos. También se utilizan encuestas sobre los medios económicos y la vulnerabilidad24. Los programas de alimentación suelen ser más aceptables desde el punto de vista político y social como medio para llevar a cabo un programa de transferencia selectiva de ingresos. Muchos países aplican eficazmente estos programas. La orientación de los programas de alimentación y de distribución de alimentos hacia determinados beneficiarios se consigue por diversos medios. mixta. 4. En el último decenio. combinados con planes de educación nutricional y horticultura escolar. mediante programas de micronutrientes). Estas actividades están orientadas a resolver los problemas asociados con el acceso a los alimentos (por ejemplo.cuando en ellas participan activamente los grupos directamente afectados. mediante programas de alimentación suplementaria o de alimentación selectiva). Es necesario destacar el ámbito de actuación para seguir impulsando las prácticas más idóneas de estos programas y las posibilidades que ofrecen para lograr rápidamente una mejora nutricional. donde el número de alumnos no abarca toda la población infantil en edad escolar. mejorando con ello los efectos nutricionales a largo plazo a través de la educación. sin embargo.28 Estos programas suelen estar orientados a los que son especialmente vulnerables a la malnutrición. a superar los efectos perjudiciales de una concatenación entre nutrición y salud (por ejemplo. mediante programas integrados de nutrición). se ha conseguido aumentar considerablemente la eficacia de las actividades directas en materia de nutrición. a impartir conocimientos acerca de la nutrición y el comportamiento. a combatir determinadas deficiencias de nutrientes (por ejemplo. En los países de bajos ingresos.

En lo que respecta al enriquecimiento de alimentos. y medidas apropiadas de salud pública (FAO y OMS. potenciando al mismo tiempo la capacidad institucional y los recursos humanos. la educación en materia de alimentación y nutrición. hay que intensificar los esfuerzos para superar las deficiencias de los micronutrientes y sus efectos perjudiciales. la diversificación de la alimentación mediante la producción y consumo de alimentos ricos en micronutrientes. 4. diversos foros han establecido objetivos concretos. 1994). es necesario elaborar y aplicar programas descentralizados y sostenibles. a ventas subvencionadas y a la publicidad comercial para aumentar la demanda de consumo de alimentos enriquecidos y con alto contenido de micronutrientes. Es preciso mejorar la eficacia y el alcance de los sistemas de distribución de productos farmacéuticos en cooperación con la industria. la intervención apropiada a corto plazo consiste en el enriquecimiento y a largo plazo en la mejora del régimen alimenticio. es preciso recurrir a campañas normativas. así como de las características de la economía alimentaria. En primer lugar. Es necesario adoptar una combinación de medidas con respecto a la disponibilidad de alimentos ricos en micronutrientes. por ejemplo en el caso de la deficiencia de vitamina A. ha de prestarse especial atención a los aspectos siguientes.31 En el ámbito de los micronutrientes. 1994). .para llevar a cabo transferencias selectivas basadas en los alimentos (Ahmed y Billah. Estas actividades deberán vigilarse teniendo en cuenta la información sobre la gestión (Banco Mundial. 1992a).30 En el último decenio se han adoptado medidas importantes y eficaces para superar las deficiencias de los micronutrientes. Sin embargo. Las actividades coordinadas a nivel internacional han dado resultados positivos en este ámbito. Se ha emprendido una iniciativa mundial que ha tenido un éxito generalizado para reducir la deficiencia de yodo mediante la yodación de la sal. la promulgación y aplicación de normas sobre alimentos enriquecidos y alimentación suplementaria. la promoción de técnicas adecuadas de elaboración y conservación de los alimentos. Programas de micronutrientes 4. Con el fin de alcanzar estos objetivos. han de ofrecerse más incentivos a la industria privada para que cumpla los requisitos en la mayor medida posible. Aunque pueda parecer que. Por último. El establecimiento de instituciones competentes para hacer cumplir las normas forma parte de esta medida. la elección efectiva de las medidas oportunas y su secuencia cronológica dependen en gran medida de las circunstancias de la población y de la capacidad de organización.

34 El etiquetado en materia de alimentación y nutrición puede ayudar al público a elegir un régimen alimenticio sano. Además del acceso a una variedad de alimentos inocuos y asequibles. 4. 1992d). Más recientemente. Estas ingestas se han utilizado ampliamente para planificar y ofrecer suministros de alimentos a subgrupos de la población. gobiernos y organizaciones privadas han publicado orientaciones alimentarias que reflejan la creciente preocupación por la prevención de enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación. En las orientaciones alimentarias se ofrece asesoramiento adaptado a la población del país sobre el modo de elegir una alimentación equilibrada y se fomentan comportamientos adecuados en relación con el modo de vida para promover la salud.33 En algunos países los gobiernos y las organizaciones privadas han publicado directrices alimentarias. Tradicionalmente.32 La promoción de hábitos alimentarios mejores y comportamientos positivos para la salud es una de las tareas más arduas en los esfuerzos generales por mejorar la nutrición.Promoción de regímenes alimenticios y modos de vida sanos por medio de la educación 4. modos de vida y limitaciones de tiempo (FAO y OMS. La Comisión FAO/OMS del Codex Alimentarius ha preparado directrices para los gobiernos sobre etiquetado nutricional que se aplican a todos los alimentos preenvasados y a los alimentos destinados a servicios de comidas. instituciones científicas han establecido ingestas recomendadas para la población. La información sobre el contenido de nutrientes que se proporciona en la etiqueta de los alimentos puede facilitar la aplicación de las directrices alimentarias. establecer normas para programas de alimentación y servir como base para el etiquetado nutricional. Además. la población necesita información exacta sobre lo que constituye un régimen alimenticio sano y cómo cubrir sus necesidades nutricionales. La industria alimentaria puede contribuir al fomento de una alimentación sana sobre todo mediante la elaboración y comercialización . 4. las ingestas recomendadas tenían por objeto educar a las poblaciones en materia de prácticas alimentarias y se limitaban a indicar las cantidades suficientes para evitar carencias y cubrir las necesidades de casi toda la población. entre ellos la lactancia materna. las estrategias para promover regímenes alimenticios sanos deben proporcionar una motivación y crear oportunidades para que las personas cambien su comportamiento teniendo en cuenta sus preferencias. Las directrices alimentarias son sumamente útiles cuando sirven de base y proporcionan el principio rector de mensajes de amplia difusión entre el público sobre educación nutricional. Aparte la educación.

Saque el máximo provecho de los alimentos que consume forma parte de estas actividades. comidas poco frecuentes. Muchos cambios de comportamiento deseables exigen recursos (incluido tiempo) de las familias para que la respuesta sea apropiada. Entre tanto. titulada Iniciativa hospitales amigos de los niños. la malnutrición puede ser consecuencia de una distribución inadecuada de los alimentos dentro de la familia. las familias parecen debidamente alimentadas. No debe contener contaminantes químicos.35 El fomento de la lactancia materna y las prácticas de destete mejoradas entrañan una importancia primordial. hay que tener también presente las limitaciones de la educación nutricional. puede que la educación nutricional sea más eficaz si va acompañada de otras medidas para reducir la pobreza y mejorar la nutrición. alimentos inapropiados para niños. En el Plan de Acción para la Nutrición de la CIN se pedía que se aplicaran programas de educación nutricional de carácter comunitario (FAO y OMS. Sin embargo. diarrea u otras causas y prácticas de asistencia infantil relacionadas con la salud. El suministro de alimentos debe tener un contenido de nutrientes apropiado y estar disponible en cantidad y variedad suficientes. Protección de los consumidores mediante la mejora de la calidad e inocuidad de los alimentos 4. 1987). El prestar mayor atención a la nutrición de niños pequeños constituye también un elemento de la iniciativa OMS/UNICEF. programas de participación comunitaria y educación y capacitación a nivel superior. Las actividades de la FAO en materia de educación nutricional a todos los niveles incluyen el uso de medios de información. 1992a). En algunos casos. En tales casos. pero algunos de sus integrantes no lo están. La educación en materia de alimentación y nutrición no consiste sólo en facilitar información. La publicación (FAO. 1992f). prácticas inapropiadas de lactancia materna. que abarca más de 4 000 hospitales de todo el mundo.de una variedad de alimentos inocuos y de buena calidad (FAO y OMS. 4. sino también en cambiar comportamientos (Berg. biológicos y de otro tipo que pongan en peligro la salud de los . muchas de las cuales pueden modificarse mediante un cambio de comportamiento. La educación en materia de nutrición forma parte integrante de las medidas necesarias para lograr este objetivo. escuelas primarias y secundarias. 1994b).36 Un suministro seguro de alimentos y agua de calidad adecuada es esencial para una buena nutrición. se ha demostrado que estas medidas pueden tener efectos muy amplios y ser eficaces en función de los costos25. Por consiguiente.

Son imprescindibles programas eficaces de control de la calidad e inocuidad de los alimentos.37 Dado que la nutrición es un problema multifacético. Los consumidores tienen derecho a recibir un suministro de alimentos inocuos y de buena calidad.38 En el decenio de 1980. y los gobiernos y la industria alimentaria han de adoptar medidas para garantizarlo. reglamentaciones y normas. incluidos análisis de laboratorio. elaboración. Uno de los métodos más eficaces para determinar y orientar las intervenciones en materia de salud y nutrición es vigilar el crecimiento de un niño. El compromiso político. que pueden abarcar diversas medidas. envasado. en el Proyecto integrado de nutrición Tamil Nadu la vigilancia universal del crecimiento de los niños pequeños y el asesoramiento a sus madres en materia de nutrición van acompañados de intervenciones selectivas (alimentación sobre el terreno. Miller Del Rosso. la formación de personal sanitario y la adopción de medidas concretas para fomentar la colaboración y la planificación intersectorial. manipulación. De este modo se promueve una alimentación sana. como por ejemplo leyes. educación nutricional y envío de casos médicos (UNICEF.consumidores y debe presentarse de un modo que se ajuste a la realidad. Tailandia consiguió reducir espectacularmente el alcance de la malnutrición (la malnutrición moderada y grave descendió de un 15 por ciento a menos de un 1 por ciento) aplicando un enfoque integrado para satisfacer las necesidades básicas mínimas (Tontisirin. sí proporciona información de interés que puede utilizarse en caso necesario para actividades como alimentación suplementaria. La CIN en 1992 pidió a los gobiernos que elaboraran y consolidaran sistemas de vigilancia y promoción del crecimiento y de supervisión de la nutrición dentro de los programas de atención primaria de salud. Aunque esta vigilancia por sí sola no cambia necesariamente el estado nutricional. se reducen las pérdidas de alimentos y se fomenta el comercio alimentario a nivel nacional e internacional. Programas en materia de salud y nutrición y programas integrados de nutrición 4. 1994a. El control de la calidad e inocuidad de los alimentos asegura la conservación de las características deseables de éstos durante todo el proceso de producción. Por ejemplo. así como sistemas eficaces de inspección y vigilancia del cumplimiento de los requisitos. 1992). 1994). integrar la nutrición en . La calidad de los alimentos incluye la composición básica de éstos y los aspectos relacionados con su inocuidad. 4. reconocimientos médicos y servicios) para niños considerados nutricionalmente vulnerables26. distribución y preparación. parece lógico formular políticas y programas que también lo sean para conseguir una mejora efectiva de la nutrición.

fueron factores determinantes del éxito.las actividades de desarrollo social y sanitario y elaborar programas que mejoraran la vida de la población mediante la participación de los miembros de la comunidad como agentes del cambio y no sólo como receptores de los servicios gubernamentales. lo que representa un progreso considerable con respecto a la situación dominante en el decenio de 1970.40 La preparación para situaciones de urgencia a nivel nacional se aplica sobre todo a emergencias naturales y económicas. El concepto básico de preparación entraña un compromiso público para intervenir de manera eficaz y oportuna. Las medidas relativas a la constitución de existencias. pero la supresión del problema nutricional se consideró también un requisito previo para el desarrollo. mientras que en el caso de los conflictos armados la prevención debe efectuarse a nivel internacional. como los que utilizan la FAO.39 Las situaciones de urgencia ejercen una presión creciente sobre los recursos nacionales e internacionales para las actividades mencionadas en favor de una mejora duradera de la seguridad alimentaria y la nutrición. que son los que mejor pueden evaluar las actividades y adaptarlas a las prioridades locales. Las emergencias alimentarias suelen indicar una falta de preparación y de compromiso político. y en la planificación y capacitación del personal dentro de un programa integrado pero ejecutado de manera sectorial. nacional. Otras enseñanzas son que es necesario hacer hincapié en la colaboración con los gobiernos locales. este resultado se vio facilitado por una coyuntura económica favorable. detectar y diagnosticar indicadores inmediatos del peligro. Para que esta . Las enseñanzas de este y otros enfoques integrados de la mejora nutricional aplicados con resultados satisfactorios indican que el problema de la nutrición no se puede abordar eficazmente con criterios sectoriales estrictos. Existen ya sistemas internacionales de alerta eficaces. centrados exclusivamente en la salud. fortalecer la capacidad institucional a nivel internacional. la agricultura o la educación. la política comercial y la utilización de la ayuda alimentaria (incluidos los programas de empleo con fines de socorro) que se examinaron anteriormente forman parte integrante de la capacidad de intervención y respuesta a situaciones de urgencia. Prevención y socorro en casos de urgencia 4. Indudablemente. 4. el Comité Permanente Interestatal para la Lucha contra la Sequía en el Sahel (CILSS) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). regional y local. preparar programas y proyectos de forma continua y ejecutar planes de desarrollo y socorro en momentos de necesidad.

1990). a saber la vida de millones de personas potencialmente productivas ahora y en los próximos decenios. Pueden formar parte de las medidas de socorro todas las actividades que tienen efectos a corto plazo sobre la seguridad alimentaria en los hogares. Desde el punto de vista económico.respuesta sea eficaz. Si se presta atención al gasto (fiscal) y se pasan por alto los beneficios resultantes. como los programas de alimentación selectiva. el problema de la malnutrición representa claramente el mayor despilfarro a nivel mundial de recursos económicos potenciales. los programas de fomento del empleo y el acceso de los hogares al crédito. Sin embargo.41 Una gestión eficaz del socorro entraña el establecimiento por el gobierno de un mecanismo con poderes ejecutivos para adoptar las medidas apropiadas respecto de la manipulación y distribución de alimentos (incluida la ayuda alimentaria de urgencia suministrada por donantes) y con una red que abarque los planos regional. si ese problema no se supera. la magnitud de los costos económicos será mucho mayor. las crisis alimentarias se traducen normalmente en crisis sanitarias y dan lugar a un deterioro nutricional (Drèze y Sen 1989. provincial y local. Por tanto. . Webb y von Braun. CONSIDERACIONES RELATIVAS A LOS COSTOS 4. toda consideración relativa a los costos ha de tener también en cuenta los beneficios que dejarían de percibirse en caso de que no se adoptara medida alguna. y es probablemente el más grave defecto de funcionamiento del mercado que queda todavía por resolver. que incorpore los principios básicos a los que adhieren tanto el gobierno central como el local. se obtiene una imagen que induce a error. Las organizaciones no gubernamentales contribuyen con frecuencia de manera decisiva a superar las insuficiencias institucionales. También es importante una legislación sobre socorro perfectamente estructurada. Si no se abordan eficazmente. 1994).42 La malnutrición no puede solucionarse sin unos gastos fiscales considerables a nivel nacional. la distribución nacional de alimentos. ya sea estableciendo estructuras paralelas para operaciones de urgencia ante la ineficiencia gubernamental o formando parte integrante de las organizaciones públicas existentes. el socorro urgente requiere alimentos. capital y capacidad institucional. el aumento de las importaciones de alimentos por medio del comercio y de la ayuda alimentaria. 4. En situaciones de urgencia resulta difícil orientar con precisión el socorro hacia beneficiarios específicos (Buchanan-Smith.

y no en la perfección de un único instrumento normativo y el recurso excesivo a intervenciones a breve plazo. pero duradera. así como los medios para superarlas o soslayarlas. La aplicación de este principio de eficacia en función de los costos se traducirá en el uso de las combinaciones óptimas de medidas.43 Al considerar los aspectos de la mejora de la nutrición relacionados con los costos. es necesario conceder la máxima prioridad al fortalecimiento de la capacidad de actuación y organización del gobierno y al fomento de la participación de las comunidades. entre las que se incluyen especialmente los objetivos establecidos para el año 2000 en la Cumbre Mundial en favor de la Infancia en 1990 y en la CIN en 1992.44 La compleja tarea de establecer prioridades no consiste sólo en decidir qué es lo más importante.45 Nuestro conocimiento práctico de las causas de los problemas nutricionales de los pobres y de los riesgos para su seguridad alimentaria. estas limitaciones. sino también en determinar cómo han de alcanzarse los objetivos con las limitaciones existentes. No se . la suscripción de estos objetivos ambiciosos requiere compromisos políticos y recursos a nivel nacional e internacional. Puede que sea conveniente revisar o incluso adoptar nuevamente las metas fijadas en anteriores reuniones internacionales sobre este tema.4. han de ser también objeto de una acción coordinada a nivel internacional y nacional. PRIORIDADES Y CRITERIOS APLICABLES A LAS ACTIVIDADES RELACIONADAS CON LAS POLÍTICAS DE NUTRICIÓN 4. es preciso guiarse por el principio de la consecución rápida. Establecimiento de objetivos y planificación de su aplicación 4. es actualmente lo bastante profundo para que podamos establecer objetivos concretos y ambiciosos para mejorar la nutrición y la seguridad alimentaria en los hogares durante el decenio de 1990 y posteriormente. así como de los instrumentos para resolverlos. Para resolver el problema del «cómo». Por supuesto. El éxito de estos enfoques depende en gran medida de la inversión pública en capacidad de investigación y organización en relación con programas y políticas de alimentación y nutrición.46 Sin embargo. de los objetivos nutricionales por medio de los instrumentos normativos que menos cuesten. 4. Los enfoques integrados han resultado especialmente rentables en el contexto de un marco macroeconómico orientado al crecimiento.

Con el fin de conseguir unos resultados óptimos.47 Las dimensiones. sino que es de hecho una condición previa para una intervención eficaz. los riesgos para la seguridad alimentaria y la nutrición pueden tener diferentes causas. Combinación de actividades nutricionales a corto y largo plazo 4. Puede que un proceso amplio y creíble (es decir. y la eficacia de las medidas para hacer frente a esos riesgos a corto y largo plazo puede variar.puede conseguir una mejora duradera de la seguridad alimentaria y la nutrición con unas cuantas intervenciones poco costosas. 4. En este sentido. privatizaciones y nuevos procedimientos jurídicos. las reformas normativas necesarias implican a menudo cambios en la organización. En el caso de países pequeños. causas y consecuencias de la malnutrición difieren de un país a otro e incluso dentro de un mismo país. de la naturaleza de los problemas nutricionales y de los riesgos para el futuro) y en los instrumentos disponibles.49 Como se indicó anteriormente. todos los cuales requieren un tiempo que varía para las distintas actividades optativas. El fortalecimiento de la capacidad de diagnóstico del problema de la seguridad alimentaria y la nutrición en cada país no sólo forma parte de la solución. independiente) de seguimiento de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación sea un factor que contribuya a promover el cumplimiento de los compromisos asumidos. mientras que un . es aconsejable basarse en las experiencias de otros países. Al formular nuevos programas.45. puede que un programa para aumentar el rendimiento de cultivos alimenticios no tenga efectos notables a corto plazo sobre la seguridad alimentaria en los hogares. Sin embargo. puede que sea conveniente impulsar la cooperación regional para garantizar dicha capacidad. a menudo es necesario añadir a las políticas y programas de nutrición medidas complementarias. es necesario considerar la posibilidad de continuar la vigilancia en curso de las actividades complementarias para alcanzar los objetivos establecidos en los Planes de Acción por medio de las iniciativas que se indican en el párrafo 4.48 La combinación habitual de problemas crónicos y transitorios de seguridad alimentaria y nutrición que existe en los hogares pobres exige un conjunto de medidas perfectamente definidas en ambas esferas. entre las que se incluyen la creación de una infraestructura de mercado adecuada y la adopción de políticas que no obstaculicen el comercio. Por ejemplo. Estas medidas deben basarse en evaluaciones de los problemas (es decir. que están condicionados por la capacidad institucional. 4.

A continuación se indican las esferas a las que es necesario prestar atención prioritaria. especialmente de la mujer. falta de higiene. 1995). requiere toda la atención de las autoridades nacionales y la comunidad mundial. es decir. La vigilancia participativa de los problemas nutricionales a nivel comunitario es una condición previa para que una intervención selectiva alcance este objetivo. por sí solo. la insuficiencia tanto de macronutrientes como de micronutrientes en la alimentación de las personas pobres de las zonas rurales y urbanas. los progresos realizados mediante la aplicación exclusiva de medidas agrícolas o sanitarias concretas tendrán un efecto limitado sobre la mejora nutricional. y educación sanitaria) . En este contexto. falta de cuidados y desnutrición. puede no tener grandes efectos a largo plazo.51 El principal problema del hambre en el sentido amplio de la palabra. y se indica el tiempo necesario para que surtan efecto. Por ejemplo. los programas de alimentación (inclusive en escuelas) y las actividades relacionadas con los micronutrientes (mejora del régimen alimenticio. Es necesario seleccionar las políticas y programas con arreglo a las circunstancias de los países interesados y la naturaleza específica del problema.. Cuadro 12 Fomento de los recursos humanos y crecimiento demográfico 4. En el Cuadro 12 se muestran las relaciones de los riesgos para la seguridad alimentaria y la nutrición con las políticas y programas examinados en las secciones anteriores. enriquecimiento de alimentos y alimentación suplementaria) (Cuadro 12).plan de alimentación a corto plazo. es importante abordar el problema de la malnutrición moderada en gran escala porque influye notablemente sobre la mortalidad infantil (Pelletier et al. educación deficiente. Esferas de atención prioritaria 4. De lo contrario. Interrupción del ciclo malnutrición-mortalidad 4. El éxito de los programas de nutrición bien aplicados/administrados puede repetirse con mayor rapidez. las actividades para mejorar la nutrición han de tener en cuenta los vínculos perjudiciales que existen y se refuerzan mutuamente entre inseguridad alimentaria.50 Desde el principio.52 La protección y promoción de los recursos humanos (alfabetización. han de tenerse en cuenta las subvenciones orientadas a determinados beneficiarios. enfermedad.

54 Sistemas nacionales e internacionales eficaces de investigación agrícola son una condición previa para que en la investigación se tengan en cuenta los aspectos nutricionales y pueden ser considerados también como un mecanismo mundial para asegurar los alimentos en el futuro. la reducción del crecimiento demográfico para estabilizar rápidamente la población mediante políticas sociales. Sin embargo.55 Las familias. y a . como base para esta respuesta. extensión e información sobre tecnologías alimentarias apropiadas (por ejemplo. Los gobiernos pueden facilitar esa cooperación. y las mujeres/madres en particular.forman parte integrante de la mejora nutricional. tecnologías e incentivos no desvirtuados para el sector agrícola. en materia de elaboración o de alimentos para destete) requieren nuevas formas de cooperación entre los sectores público y privado. Las tasas elevadas de crecimiento demográfico. suelen estar deseosas de mejorar la nutrición de sus miembros vulnerables. La mejora nutricional puede contribuir a esa reducción. sanitarias y educativas apropiadas debe ocupar un lugar destacado entre las prioridades a largo plazo. dado que en éste último las oportunidades que ofrecen las nuevas biotecnologías son cada vez mayores. Fomento de la autoayuda comunitaria y familiar al servicio del bienestar nutricional 4. en lugar de limitarse a depender de que se solucione el problema del crecimiento demográfico. Una mejora de la nutrición lograda hoy mediante una intervención pública producirá beneficios a largo plazo. La investigación. Crecimiento que genera empleo para fomentar la seguridad alimentaria por medio de programas de agricultura y obras públicas 4. Promoción de tecnología agrícola y alimentaria idónea para el medio ambiente 4. los recursos de tierras cada vez más limitados y la dependencia de una gran parte de la población rural expuesta a la inseguridad alimentaria respecto del empleo y los ingresos agrícolas exigen.53 La aceleración renovada de un crecimiento que genere empleo y esté ampliamente distribuido sigue siendo un requisito previo de la seguridad alimentaria en los hogares. para muchas zonas rurales de países con ingresos bajos y medios se pueden sugerir además programas de empleo en gran escala que atraigan a los grupos pobres de la población. En este contexto. ya que los pobres se verán liberados de la necesidad de conseguir la seguridad alimentaria de forma privada por medio de familias extensas y podrán evitar los nacimientos con fines de sustitución y garantía.

4. Esta participación se puede fomentar directa e indirectamente asignando a las mujeres recursos y tareas directivas en los programas nutricionales de carácter comunitario. suele ser la función de oposición desempeñada por la opinión pública la que señala los problemas a la atención del gobierno y exige que se solucionen. o prestándoles orientación y asistencia para que formen grupos y asegurando la transferencia selectiva de conocimientos a estos grupos. No es casual que los países que han conseguido prevenir el hambre sean los que aplican políticas más pluralistas y disponen de cauces abiertos para la comunicación y la crítica (Drèze y Sen.menudo poseen también los conocimientos necesarios. por ejemplo en el ámbito de la educación nutricional. cuyo éxito requiere una labor cooperativa (Pinstrup-Andersen. sino también una participación activa de ésta. Es necesario prestar renovada atención a los problemas de la reforma agraria y su relación con la seguridad alimentaria en los hogares. Por otra parte. la presión periodística y una crítica fundamentada puede contribuir a identificar el riesgo de hambre persistente. La participación pública puede tener efectos positivos y apreciables en las actividades tanto de colaboración como de oposición que influyen en las políticas del gobierno.57 Entre los aspectos relacionados con el control de los recursos. Una intervención exigida a través del activismo político. y en particular el hecho de no tener voz en las decisiones pertinentes de la comunidad. Pelletier y Alderman. La ausencia de oposición política y de libertad de expresión ha contribuido considerablemente a la malnutrición en Africa y en otras partes. 1995). 4. Lo que les impide conseguirlo es la falta de recursos. por lo menos a corto plazo. 1989). tanto a nivel individual como a través de las ONG. un acceso amplio a parcelas para huertos (también en las zonas . La colaboración es esencial en las campañas de salud pública. y lo es también cada vez más en varias economías en transición de Europa oriental y Asia central. el acceso aunque sólo sea a una pequeña extensión de tierra (por ejemplo parcelas para huertos cultivados por mujeres) constituye un componente importante de la seguridad alimentaria en los hogares de muchos países con ingresos bajos y medios. Cabe proponer a muchos países que se enfrentan a problemas de empleo y desarrollo del mercado de crédito que impulsen. es necesario favorecer la plena participación de las personas vulnerables en las actividades relacionadas con la nutrición. y en la evaluación participativa de los problemas nutricionales de la comunidad. Por consiguiente.56 La intervención pública entraña no sólo iniciativas gubernamentales para entregar recursos a la población beneficiaria.

60 Es indispensable que los organismos públicos. Rwanda. en partes del Africa austral (como Botswana y Zimbabwe) y la India. que con tanta eficacia se ha aplicado en algunos países. La capacidad de organización es un requisito previo para vigilar los cambios en la situación nutricional. así como todos los intereses no gubernamentales que participan en actividades relacionadas con la mejora nutricional estén perfectamente coordinados a nivel nacional. esta coordinación suele carecer de un marco bien definido. El hambre provocada por un conflicto armado es una cuestión que debe examinarse en el plano político más elevado y ser también objeto de constantes esfuerzos diplomáticos. ya que es evidente el continuo fracaso de los esfuerzos realizados a nivel nacional. El método del «aprendizaje por la práctica». habitualmente causado o empeorado por conflictos armados.58 La prevención del hambre en los países que están todavía expuestos a este grave problema. Es necesario elaborar estrategias nacionales que abarquen todos los intereses alimentarios y agrícolas. y subrayar el apoyo que se les sigue prestando. con el fin de asegurar que las actividades relacionadas con la mejora de la seguridad alimentaria y la nutrición tengan un carácter sostenido y sistemático.59 Sólo si la urgencia y la transcendencia de la situación de la seguridad alimentaria y la nutrición son claramente visibles se adoptarán las medidas apropiadas y se mantendrá el apoyo internacional a estas medidas. por ejemplo en el Sahel.periurbanas) y proporcionen servicios agrícolas apropiados para este subsector. Aún no se han sacado las consecuencias de los acontecimientos registrados en Somalia. 4. en particular los ministerios. evaluar los efectos de los programas y políticas de nutrición y modificar estos programas y políticas para adaptarlos a las nuevas circunstancias. Fortalecimiento de la capacidad de organización 4. debe abordarse a nivel internacional. Además. es necesario reconocer los éxitos logrados en la prevención del hambre desde los años sesenta y setenta. Merecen atención los mecanismos con competencia para adoptar decisiones relativas a una intervención internacional para prevenir las situaciones de hambre que están causadas por conflictos armados o que se utilizan como instrumentos de guerra. . ha de considerarse una alternativa viable a una planificación completa antes de la intervención. Aunque las organizaciones internacionales pueden estimularla. Sierra Leona y Sudán en el decenio de 1990. Prevención del hambre 4.

su falta de capacidad o su falta de supervisión.puede ser más pertinente que promesas efímeras de recursos para programas concretos. Esta modificación requiere ciertos instrumentos: un sistema mundial de vigilancia nutricional transparente y respetado para medir los progresos realizados por los países en la consecución del bie-nestar nutricional (es decir. Actualmente existen pruebas abundantes de que la mejora nutricional es una buena política económica y social. Es imprescindible incorporar una gestión eficaz a las tareas destinadas a mejorar la nutrición. Una opinión pública nacional e internacional cada vez mejor . la Cumbre Mundial sobre la Alimentación ofrece la oportunidad de ampliar y fortalecer las alianzas (gubernamentales y no gubernamentales) para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición dentro de los países y en el plano internacional27. y en particular de los productores de alimentos. Una modificación de la actitud hacia el problema de la nutrición en las máximas instancias decisorias -no considerándolo un asunto lamentable de bienestar sino una cuestión de derechos y una condición previa para el desarrollo humano y económico. 4.61 La capacidad de organización es importante en la medida en que facilita la aplicación eficaz de las políticas y programas nutricionales. Establecimiento de alianzas y modificación de las actitudes 4. Las recompensas se obtienen a corto y largo plazo. la reducción de la proporción y el número de desnutridos y otros indicadores apropiados) contribuiría a crear los incentivos políticos idóneos para la aplicación de las medidas antes indicadas. como una cuestión humanitaria o como el principal obstáculo al desarrollo que es necesario superar. ya que el bienestar nutricional da lugar a un aumento sostenible de la productividad de las sociedades.62 El problema de la malnutrición puede considerarse como una cuestión de derechos humanos.Los progresos y la aplicación de la estrategia se reforzarán cuando todos los esfuerzos por mejorar la nutrición estén coordinados por una estructura de gestión centrada y ligera orientada a la solución de problemas en que se reconozca que la iniciativa de mejorar y mantener un estado nutricional adecuado para todas las personas en todo momento depende en gran medida de los protagonistas que actúan en la arena no gubernamental. y pueden ser incluso intergeneracionales. Al subrayar estos hechos básicos.63 Los llamamientos a la voluntad política tienen efectos muy limitados. 4. Muchos programas fracasan en esta fase crítica por su defectuoso diseño operacional.

a casi todos los niños que en edad escolar habían recibido alimentación suplementaria en el marco de un proyecto y comprobó que. son más limitados. mientras que la elasticidad de la demanda de vitaminas A u C no difería significativamente de cero (Bouis.UU. 6 Por ejemplo. como el hierro. 3. mientras que los hogares del tercil de ingresos más bajos sólo pudieron obtener 5 dólares EE. Por consiguiente se ha propuesto utilizar un índice compuesto por el suministro de energía alimentaria (SEA) por persona y día como indicador de la disponibilidad global de alimentos. los hogares incluidos en el tercil de ingresos más altos de la población de una encuesta pudieron obtener 15 dólares EE. como la Cumbre Mundial en favor de la Infancia y la CIN. 1988). aunque no se habían producido otras intervenciones en este sentido. Cont. dado que los primeros poseían rebaños mayores y otros activos (Webb y Reardon. no puede haber un único indicador que refleje con exactitud la situación.UU. Sahn y Alderman. los efectos de los ingresos sobre el consumo de micronutrientes que se encuentran principalmente en la carne. la malnutrición proteinocalórica y la carencia de hierro tienen también consecuencias negativas para la capacidad de aprendizaje y para el comportamiento en materia de conocimiento (Scrimshaw. o por ambos parámetros.44. 1994). 1 . Las medidas de aplicación de compromisos internacionales anteriores.. han ido en la dirección correcta. Además de los efectos negativos de la carencia de yodo sobre el desarrollo cognoscitivo. 7 La elaboración de un índice de la seguridad alimentaria en los hogares con el fin de vigilar la seguridad alimentaria a nivel nacional es actualmente objeto de investigación. 1974). 1991). 2 En la Declaración universal sobre la erradicación del hambre y la malnutrición.documentada respondería a esa información y supeditaría de modo creciente la aprobación nacional y el apoyo internacional a los progresos realizados en la consecución del bienestar nutricional. 6. mientras que sus efectos sobre el consumo de micronutrientes que proceden sobre todo de las hortalizas. Dado el gran número de factores que influyen en la seguridad alimentaria de los hogares. Notas El presente documento ha de examinarse junto con otros documentos técnicos de referencia de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. están relacionados positivamente (Strauss. 1992).. son apreciables. los niños que habían recibido suplementos conservaban la ventaja en cuanto a la estatura y obtenían mejores resultados en las pruebas de aprovechamiento (Martorell et al. aprobada en la Conferencia Mundial de la Alimentación de 1974. 1991). Se ha señalado la necesidad de seguir investigando sobre los datos y la elaboración del índice (FAO. durante un período de hambre en Etiopía.» (Naciones Unidas. en unas condiciones en las que la productividad física es importante. el PNB per cápita expresado en unidades de paridad de poder adquisitivo (PPA) como medida del poder adquisitivo real general y el coeficiente de variación de la distribución de los ingresos como indicador aproximado de la igualdad o desigualdad en la distribución de los ingresos. se declara: «Todos los hombres. 4 Estudios empíricos han demostrado que el estado nutricional y la productividad laboral. al cabo de 14 años. 12 y 14. 8. por lo que se debería insistir en este planteamiento. medida por los salarios o por la producción de las explotaciones agrícolas.. de la venta de activos. en particular los documentos Nos 2. 3 Por consiguiente. mujeres y niños tienen derecho inalienable a no padecer de hambre y malnutrición. como la vitamina A. Una encuesta realizada entre familias campesinas de Filipinas reveló que la elasticidad de la demanda de hierro en función de los ingresos era de 0. Por consiguiente.. cabe prever pérdidas considerables a lo largo de la vida de los adultos que han sufrido un retraso del crecimiento como resultado de una salud y una nutrición deficientes durante la infancia. 5 Un estudio innovador realizado en Guatemala localizó. 1986. 1993).

UU. 21 Por ejemplo. se produjo deficiencia de alimentos en el 73 por ciento de los hogares sin tierras de Arcot septentrional. 15 Es de suma importancia evitar variaciones drásticas en los precios. Por consiguiente. se comprobó que un aumento de un 10 por ciento en unos ingresos de 100 dólares EE. por ejemplo. 1994). en comparación con un tamaño de ocho miembros y una razón de 0. El estudio llegó a la conclusión de que estos indicadores sencillos «sirven perfectamente para localizar las personas expuestas a la inseguridad alimentaria y nutricional». frente al 61 por ciento de los hogares con fincas (Yohannes. se observó un aumento del número de campesinos sin tierras y un empeoramiento de la situación de los arrendatarios en las cercanías de la azucarera (von Braun y Kennedy. Se observó que la combinación ideal de indicadores dependía de las características locales. la obra de Ravallion (1987) sobre Bangladesh. 1991). 14 En lo que respecta a las experiencias y propuestas normativas de los países. las habitaciones per cápita. la prevalencia de la malnutrición entre los niños (es decir.5 a un 4. en particular los documentos No 7. y no con arrendatarios. 10 Por ejemplo. 1991). Estos indicadores se utilizaron por separado o conjuntamente. por habitante daba como resultado un aumento de un 3.9 por ciento (von Braun y Kennedy.5 por ciento en el peso para la edad de los niños (von Braun y Kennedy. 12 Durante el año de sequía de 1982/83. 1994). Datos más amplios sobre cierto número de países en desarrollo indican que una duplicación de los ingresos por habitante de 300 a 600 dólares EE. y No 10. 1994).UU. 197 habían descendido por debajo del 80 por ciento una vez como mínimo durante un período de 16 meses (Haddad. en una zona de Filipinas donde sólo se concertaban contratos para cultivar caña de azúcar con propietarios de tierras. Análogamente. Cuando en 1985 los precios reales de los cereales se multiplicaron por más de tres y las relaciones de intercambio cereales-ganado se multiplicaron por ocho en Sudán. el abastecimiento de agua potable.UU. 11 Por ejemplo. la región. Guatemala y Rwanda.51. de 323 hogares con un consumo medio de calorías superior al 80 por ciento de las necesidades (es decir. 17 Véanse. 18 Véase también el documento No 6 de la CMA. Producción de alimentos: función decisiva del agua. 13 Véase también el documento de la CMA No 4. en un estudio sobre Filipinas se indica que. titulado Necesidades de alimentos y crecimiento de la población. iría acompañada de una reducción de un 40 por ciento aproximadamente en la proporción de niños con un peso para la edad inferior al normal (von Braun y Pandya-Lorch. 8 . por ejemplo.0 y un 4.1 a un 2. La inversión en la agricultura: evolución y perspectivas. von Braun y Zaki. el estado de vacunación. titulado Enseñanzas de la revolución verde: hacia una nueva revolución verde. 1994). 1991). por habitante (es decir. titulado Seguridad y asistencia alimentarias. 20 Un aumento de un 10 por ciento en unos ingresos de 100 dólares EE. India. unos 20 países aplican programas en gran escala de administración de suplementos vitamínicos. la incidencia de enfermedades. las instalaciones sanitarias. Kennedy y Sullivan. etc. la proporción de niños con un peso para la talla inferior en un 80 por ciento al normal) aumentó del 5 al 20 por ciento en Kordofan (Teklu. los hogares con inseguridad alimentaria de la zona saheliana de Burkina Faso tenían un tamaño medio de 11 miembros y una razón de dependencia de 0.9 por ciento en el consumo familiar de alimentos y energía y un incremento de un 1. no deficitarios en alimentos con carácter crónico). 19 En tres estudios monográficos realizados en Gambia. 16 Un examen detenido de las cuestiones relacionadas con las políticas de ayuda alimentaria podrá encontrarse en el documento No 13 de la CMA. entre ellos el número de alimentos singulares que se consumían. la incidencia de los trastornos por deficiencia de yodo está disminuyendo. aunque todavía no se ha cuantificado. de 100 a 110 dólares) en un entorno en el que se había organizado la comercialización de la agricultura tuvo por efecto una mejora de la nutrición infantil comprendida entre un 1. véase. 1991). la relación de dependencia. En más de 70 países se procede actualmente a la yodación de más del 75 por ciento de la sal que se consume. Sullivan y Kennedy. 1991). el tamaño de la familia.En un estudio del IFPRI se describió un conjunto de indicadores relativamente sencillos de la seguridad alimentaria y nutricional (Haddad. 9 Hay que señalar que estas estimaciones no tienen en cuenta intervenciones recientes de carácter generalizado.40 para los hogares con seguridad alimentaria (Reardon.

en la fase inicial y se estimó en unos dos dólares en la ampliación posterior (Berg. 24 Las encuestas sobre los medios económicos suelen ser difíciles de realizar y a menudo se basan en la identificación de los beneficiarios a nivel comunitario. Desde que los cazadores y recolectores se asentaron hace 10 000 años . con su "Declaración de Bellagio" de diciembre de 1989.27 Intentos fructíferos en este sentido han sido iniciativas no gubernamentales como la de «Superar el hambre en el decenio de 1990». 23 El Banco Grameen opera en 34 000 aldeas y en la actualidad concede préstamos a 1 700 000 personas. 1992). 25 Un proyecto ejecutado con asistencia del Banco Mundial para mejorar prácticas de lactancia materna en Indonesia y actividades conexas para alentar a las madres a añadir hojas verdes a una papilla habitual a base de arroz se tradujo en una mejora considerable del estado nutricional del 40 por ciento de los niños al llegar a dos años de edad. de las que el 94 por ciento son mujeres.UU. Se ha generado empleo. así como las actividades complementarias. La tasa de reintegro excede del 98 por ciento (Yunus. 22 6. en particular para mujeres pobres. 1996 1. así como las actividades complementarias. 27 Intentos fructíferos en este sentido han sido iniciativas no gubernamentales como la de "Superar el hambre en el decenio de 1990". con un costo de unos 11 dólares EE. por niño (Miller Del Rosso.Este plan prevé una garantía ilimitada de empleo a todos los adultos de las zonas rurales de Maharastra que estén dispuestos a trabajar a cambio del sueldo establecido (para un examen detallado.UU. con su «Declaración de Bellagio» de diciembre de 1989. 1995).1 Los conocimientos históricos actuales indican que hace sólo unos 100 000 años –unas 3 500 generaciones– que el hombre abandonó las sabanas del Africa oriental para extenderse por todo el planeta. Las encuestas sobre la vulnerabilidad se basan en indicadores de la salud o la nutrición y se han utilizado para enseñar a los progenitores las ventajas de mejorar la ingesta alimentaria de las mujeres y los niños. El costo anual por participante fue de unos cuatro dólares EE. El capital acumulado por las personas pobres ha aumentado considerablemente. 1993). Enseñanzas de la revolución verde: hacia una nueva revolución verde Documentos ténicos de referencia © FAO. Introducción 1. Este proyecto ha atendido a 2 millones de mujeres y niños de 6 a 36 meses de edad de 20 000 aldeas y ha logrado reducir la incidencia de la malnutrición grave en un 55 por ciento. 26 El Proyecto Tamil Nadu capacita y supervisa a técnicos en nutrición comunitaria. que son madres locales de hijos sanos y gozan por consiguiente de crédito entre otras madres e incluye actividades sistemáticas de vigilancia y evaluación. véase Dev. 1994).

para aumentar la producción de alimentos y la seguridad alimentaria se habrán de buscar en el futuro procedimientos distintos de la conversión . No obstante.(350 generaciones) y comenzaron a vivir de los alimentos producidos por la agricultura. trigo y maíz) han aumentado como resultado de la incorporación de los progresos científicos a la fitogenética junto con tecnologías que han permitido aprovechar al máximo el rendimiento potencial de los cultivos. La superficie disponible para una expansión agrícola idónea se reduce en todos los continentes. La adopción del Programa 21 y de la Declaración de Rio durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas ha confirmado la preocupación mundial por el medio ambiente natural y sus habitantes. así como para la diversidad biológica y la vegetación forestal y de la sabana. la productividad de los principales cereales (arroz. En casi todas las regiones.2 En los tres últimos decenios. 1. La producción de alimentos aumentó también como consecuencia de la roturación de nuevas tierras. llegando a los grandes y pequeños agricultores que antes permanecían al margen de las innovaciones tecnológicas. Los elevados costos que ello tendría para la población autóctona que vive en los bosques. se ha observado un constante aumento de la productividad tanto de los cultivos como de los animales domésticos. la población humana sigue aumentando. y crece también la presión sobre la tierra agrícola existente. que ha permitido mejorar las técnicas de gestión. 1. las infraestructuras han mejorado. Se deben también a una comprensión cada vez mayor de la realidad de la agricultura. Al mismo tiempo. Los progresos científicos se han visto favorecidos por un notable crecimiento de los sectores comerciales que suministran insumos a la agricultura. Ha sido una combinación de estas estrategias lo que ha permitido satisfacer la demanda mundial de alimentos. en Africa y América Latina quedan todavía grandes superficies que podrían dedicarse a la agricultura. han disuadido a muchos gobiernos de aplicar esa estrategia.3 A pesar de los esfuerzos por desacelerar el crecimiento demográfico a nivel mundial. el aumento de la demanda de alimentos se pudo atender también destinando nuevas tierras a la producción agrícola y ganadera. en las condiciones a que están sometidos los agricultores en los países en desarrollo. Mientras las poblaciones humanas fueron poco numerosas. Estos progresos son resultado de la interacción entre la selección natural y la elección deliberada de semillas para la campaña siguiente y de animales para la reproducción. Estos aumentos son lo que se conoce como revolución verde.

1 La población expuesta a la inseguridad alimentaria no produce de forma habitual alimentos suficientes para mantenerse ni tiene capacidad adquisitiva para comprar alimentos a otros productores. el crecimiento continuado del comercio mundial permitirá a los países del Sur con déficit de alimentos producir y exportar bienes y servicios industriales. hay que buscar otras estrategias para alimentar a una población mundial que puede superar los 7 000 millones de habitantes en el año 2010. Pueden dividirse en dos grupos distintos.2 La primera hipótesis. Estos métodos de producción intensiva se están adaptando a las necesidades actuales del desarrollo sostenible. apoyada por algunos analistas y basada en el actual crecimiento económico del Asia sudoriental. muchas veces no hay alimentos. lo que les daría la posibilidad de adquirir cantidades significativas de alimentos de los países del Norte con excedentes alimentarios. 1994). Mejorar la seguridad alimentaria de los pobres: alternativas disponibles 2. Dado que la preocupación por la integridad del hábitat natural limitará una expansión significativa de la superficie destinada a la agricultura. 1. 2. las naciones han aceptado compromisos jurídicamente vinculantes en favor del desarrollo sostenible. a ningún precio.en gran escala de hábitat naturales frágiles en tierras de cultivo. Según esta hipótesis. Como consecuencia de la entrada en vigor de los convenios inspirados en los principios del Programa 21 (por ejemplo. debido a su experiencia tecnológica y a sus infraestructuras de comercialización.4 La capacidad conjunta de aplicar esos convenios a fin de asegurar un entorno estable y previsible para la producción agrícola es fundamental para la decisión de responder al desafío de la seguridad alimentaria mundial y poder atender las necesidades crecientes de los consumidores de alimentos en todo el mundo. los relativos a la diversidad biológica. Muchos de estos países desarrollados ricos tienen un considerable potencial de producción no aprovechado. supone un desarrollo significativo de la economía mundial después de la conclusión del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). Se han formulado varias hipótesis alternativas (McCalla. 2. Para que estos alimentos lleguen a los países pobres expuestos a la inseguridad alimentaria será necesario formular políticas nacionales eficaces de . Durante los períodos de hambre. el cambio climático y la desertificación).

1995). ello no significa necesariamente que vaya a mejorar la seguridad alimentaria familiar de la población pobre de esos países. que muchos analistas consideran más realista. a través de canales gubernamentales y no gubernamentales. Para ello.3 En la segunda hipótesis.5 La aplicación de los acuerdos de la Ronda Uruguay en la Organización Mundial del Comercio (OMC) es objeto de estrecha atención tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados. De la misma manera. planes de crédito y desarrollo de las instituciones) que permitan a todos los sectores de la comunidad contribuir al aumento de la producción. 2. 2. se pueden aplicar varios mecanismos:    intensificación de las actividasdes de investigación y desarrollo agrarios con el fin de aumentar la productividad por hectárea de tierra y unidad de trabajo. Aunque el comercio Norte-Sur puede mejorar la seguridad alimentaria nacional de los países en desarrollo. las relativas a cuestiones fiscales. se supone que los países pobres del Sur deben aumentar de forma significativa su propia producción alimentaria. y hacerlo en tal manera que contribuya específicamente a mitigar la inseguridad alimentaria. sistema de gobierno. lo que permitirá a los agricultores utilizar los resultados de la investigación y recabar los beneficios del progreso tecnológico. A pesar del considerable volumen de alimentos adquiridos en el Norte por los países en desarrollo. 2. tenencia de tierras. mejorar los mecanismos socioeconómicos e infraestructurales. la adopción por los pequeños agricultores de técnicas mejoradas de gestión en sus explotaciones parece producirse cuando tienen fácil acceso a los suministros de insumos y disponen de mercados seguros con precios equitativos y previsibles para sus productos (Crosson y Anderson. participación popular.4 Actualmente.seguridad alimentaria. Estas políticas deben asegurar a la población pobre tanto rural como urbana mayores derechos a los alimentos mediante un acceso más amplio a éstos gracias a la generación de ingresos y a las posibilidades de empleo. en cuanto grupo. ni a permitir un mayor acceso a los alimentos en las localidades más remotas. parece demostrado que la disponibilidad de los agricultores a aumentar la producción alimentaria en muchos países en desarrollo está estrechamente vinculada a la existencia de mercados para sus productos1. es todavía demasiado pronto para saber hasta . mejorar los servicios de extensión. incluida la formulación de políticas favorables (por ejemplo.

De lo expuesto se deduce que esa hipótesis no puede ser la base de los esfuerzos mundiales por mejorar rápidamente la seguridad alimentaria de los pobres. desde el punto de vista de los agricultores.. promover en los países en desarrollo cambios relacionados con las políticas.6 Las experiencias acumuladas a través de los estudios sobre el desarrollo en general y el examen de la anterior revolución verde demuestran que las fuerzas generales del mercado y las intervenciones gubernamentales en éste cuentan más que los avances tecnológicos. La adopción de la tecnología disponible depende en gran parte de los incentivos que los agricultores perciben en su utilización. recurriendo a sus conocimientos locales en el proceso de aplicación. 1994). por sí sola. Pimentel et al. Se requerirá un esfuerzo concertado de los países del Norte y del Sur en todos los sectores de sus economías para conseguir que esa hipótesis se haga realidad. son tareas esenciales:    Comprender. La producción de alimentos debe crecer también en los propios países amenazados por la inseguridad alimentaria. su necesidad de tecnologías y políticas mejoradas. Por ello. tanto en lo que se refiere a la productividad por unidad de superficie como por unidad de trabajo. y dichos incentivos están estrechamente vinculados a los mercados.qué punto se hará realidad la primera hipótesis (la inversión en las corrientes de productos industriales y agrícolas). . 2..] Tampoco es seguro si el desarrollo nacional de los países del Sur permitirá a los pobres y expuestos a la inseguridad alimentaria obtener el debido acceso a los alimentos importados (dilema entre la seguridad alimentaria nacional y la familiar). pero en el Norte se están introduciendo cambios en las políticas encaminados a promover una agricultura sostenible para el medio ambiente. toma de decisiones e instituciones. [Algunos mantienen que los actuales volúmenes de producción agrícola en el Norte no son totalmente sostenibles (Ehrlich et al. de manera que el potencial tecnológico de incrementar la producción se aproveche de forma sostenible y permita aumentar la seguridad alimentaria. como tampoco pueden conseguirlo las políticas por sí solas. demostrar la existencia de tecnologías económica y ecológicamente sostenibles para aumentar la productividad de los países y regiones con escasa seguridad alimentaria. y si el Norte (incluidos los países de la ex Unión Soviética) acabará teniendo la capacidad y la voluntad política de producir en forma sostenible un mayor volumen de alimentos para la exportación. 1993. La tecnología. no puede asegurar la producción de alimentos ni el acceso a los mismos. mercados.

La estabilización de las economías nacionales. toda familia se ve obligada a formar parte de ellas. 3. 1994) de obtener variedades de cultivos resistentes a condiciones edáficas adversas (arroz resistente a la sal. La revolución verde en el trigo. si el clima es seco. se aplican fertilizantes. Tiene su fundamento en la capacidad tecnológica. sorgo y mijo . se emplea el riego. se recurre a la mecanización y al uso de combustibles fósiles). si la fertilidad del suelo es baja. o. La creación de entornos socioeconómicos favorables. para modificar el medio ambiente de manera que se creen condiciones para la agricultura y la ganadería más idóneas que las que ofrece la propia naturaleza (por ejemplo. constituyó parte integrante de este cambio. basada en principios científicos. si las enfermedades amenazan al ganado.2 Al examinar la aplicación ulterior de las tecnologías de la revolución verde.La mayor fiabilidad de la agricultura de subsistencia puede ser importante para los sectores de la población rural con menos seguridad alimentaria. se pulveriza. y en particular la de las monedas nacionales. alentará las inversiones de los pequeños agricultores en tecnologías que aumenten los rendimientos y reduzcan los costos. La revolución verde y el nuevo paradigma de la investigación 3. si las plagas y malas hierbas invaden los cultivos. si se necesita más energía para roturar la tierra. La revolución verde de los años sesenta y setenta se basó precisamente en eso: las variedades mejoradas de arroz y trigo pudieron beneficiarse del uso de insumos externos que garantizaban buenas condiciones de crecimiento para aprovechar el potencial genético de las nuevas variedades. que hicieron posible la utilización de esos insumos y crearon mercados para la venta de los productos.1 El progreso tecnológico de la agricultura moderna se basa en la experiencia adquirida en el curso de casi 150 años de actividad científica. surgen nuevas oportunidades (Sánchez. El aumento de los rendimientos en los sistemas agrícolas de los países indus-trializados durante los últimos 150 años se puede interpretar como la realización de este paradigma. La producción primaria debe satisfacer también estas necesidades. 3. La aversión tradicional a asumir riesgos en los sistemas de producción en pequeña escala refleja los precarios equilibrios económicos de las comunidades campesinas. se administran vacunas y medicamentos. maíz adaptado a suelos muy ácidos. pero la población pobre de todo el mundo se ha integrado en las economías monetarias. el arroz y el maíz forma parte integrante de este proceso.

Amplios sectores de la población rural no tienen ascceso al crédito y a los mercados y viven en zonas donde no son inminentes cambios estructurales. o especialmente desarrollado para sus condiciones particulares. cultivos de cobertura a base de leguminosas y la introducción de nuevos cultivos. complementadas con fertilizantes químicos aplicados selectivamente. introducir nuevos cultivos. por ejemplo en zonas marginales (batata y yuca en lugar de maíz). aumentar la producción de vacunos y pequeños rumiantes que resisten naturalmente a la tripanosomiasis. Ello permitirá a los agricultores que viven en tierras fértiles o de alguna manera aprovechables aprender a aumentar la productividad agrícola de manera sostenible.más resistentes a la sequía). los mecanismos que garantizan la seguridad en la tenencia de la tierra y el acceso al crédito. incluida la fijación biológica del nitrógeno. No pueden beneficiarse de las estrategias convencionales de producción de alimentos y necesitan métodos alternativos pero basados en principios científicos. potenciar los ciclos de los nutrientes del suelo (con especies arbóreas seleccionadas para recuperar los nutrientes lixiviados por debajo de la zona radicular de los cultivos). no podrán beneficiarse de una mayor utilización de insumos. Otra posibilidad es crear sistemas agrícolas mixtos más productivos de agricultura y ganadería. en el futuro próximo. 3. adaptados a las necesidades de la población rural expuesta a la inseguridad alimentaria. . de la lucha química y mecánica contra las plagas. favoreciendo activamente a los depredadores y otros agentes naturales de lucha contra las plagas y enfermedades mediante el mantenimiento de complejos ecosistemas dentro de las explotaciones agrícolas y en sus proximidades. en particular comerciales. También se intenta atraer a un mayor número de agricultores pobres hacia una agricultura sostenible de elevada producción basada en un uso considerable de insumos como medio de mitigar la pobreza y de aumentar la seguridad alimentaria en las zonas rurales. Su bienestar puede mejorarse creando entornos fiscales y normativos que les alienten a utilizar germoplasma comprobado o mejorado procedente de recursos locales . La revolución verde tiene también en cuenta a los agricultores de las zonas más marginales y a los que. parcial o total. Son también elementos importantes. tanto para las mujeres como para los hombres. aprovechar lo más posible las fuentes orgánicas de nutrientes.3 Para alcanzar el objetivo de aumentar la productividad por unidad de superficie y de trabajo será necesario recurrir a muchos de los instrumentos tecnológicos de la revolución verde ya existentes. utilizar la resistencia genética a las plagas y enfermedades en sustitución. intensificar el uso de la diversidad biológica funcional. lo que puede reducir la necesidad de erradicación de la mosca tsetsé.

reducir la pobreza y disminuir los riesgos de degradación ambiental. con otros cultivos. es probable que una mayor atención a la creación de tecnologías y entornos propicios para las zonas menos fértiles. Es también importante reducir las pérdidas posteriores a la cosecha. como por ejemplo en Kenya. como las variedades de alto rendimiento (VAR) mejoradas de dos cereales básicos (arroz y trigo). Ha habido también casos en que el aumento de la presión demográfica ha ido acompañado de la adopción de nuevos sistemas de explotación agrícola más productivos. se ha de tener presente que las últimas migraciones pueden haber obligado a algunas personas a asentarse en zonas donde sea imposible realizar mejoras agrícolas significativas. gracias a las experiencias de la revolución verde. 4. Aunque las actuales investigaciones ofrecen perspectivas solamente moderadas de una intensificación generalizada. Ello puede reducir el riesgo de escasez periódica de alimentos y de degradación temporal o más permanente de las tierras. así como a la ganadería y a la pesca. con objeto de reducir la necesidad de seguir destinando a la agricultura tierras marginales y fácilmente degradables. la intensificación sostenible en zonas más fértiles no sólo ayudará a mitigar la situación de los agricultores más pobres sino que contribuirá a contener los precios de los alimentos en beneficio de los sectores pobres de la población urbana y de los campesinos pobres sin tierras. estos asentamientos pueden resultar inviables a menos que se creen oportunidades de empleo no agrícola. Sin embargo. ofrezca nuevas oportunidades de aumentar la producción de alimentos. el . A más largo plazo. se dispone de tecnologías y conocimientos que pueden adaptarse a nuevas zonas. donde se encuentra gran parte de la población pobre y privada de seguridad alimentaria.4 Se ha de tener en cuenta que:     el aumento de la producción alimentaria debe proceder ante todo de las zonas mejor dotadas. Enseñanzas de la revolución verde 4. se están preparando nuevas técnicas que puedan asegurar rendimientos más estables en zonas sujetas con frecuencia a condiciones atmosféricas variables.3.1 La revolución verde consistió en un conjunto de tecnologías integradas por componentes materiales.

los fertilizantes y plaguicidas. y que Zimbabwe repitió la experiencia con una segunda revolución verde en favor de los pequeños propietarios en la primera mitad del decenio de 1980. cinco años antes de la revolución verde de la India. Afectó no sólo a los productores de trigo y arroz de Asia sino también a los de otros cultivos y a otros contextos socioeconómicos. y las correspondientes técnicas de gestión. A medida que se ampliaba la superficie de las tierras de regadío. Los precios reales de los alimentos en Asia. en los que las posibilidades de un mercado activo desempeñaron una función importante. han disminuido constantemente durante los últimos 30 años como consecuencia de la aplicación de tecnologías que aumentan el rendimiento y reducen el costo. Dichos agricultores tenían ya una gran experiencia en sistemas agrícolas de regadío. no es totalmente cierto que Africa perdió la oportunidad de la revolución verde. Los rendimientos de estos dos cereales y del maíz se multiplicaron aproximadamente por dos entre los años sesenta y noventa (véase el Recuadro 1). Eicher (1995) señala que los agricultores comerciales en el territorio que ahora es Zimbabwe comenzaron una revolución verde del maíz en 1960. cuyos componentes . la ordenación del agua exigía conocimientos prácticos que no siempre existían. Aunque las VAR sustituyeron a menudo a variedades locales más antiguas. 4. Los éxitos de las tecnologías. Se modificaron los papeles en función del sexo.3 Puede que los principales beneficiarios de la revolución verde hayan sido los consumidores.riego o el abastecimiento controlado de agua y la mejora del aprovechamiento de la humedad.2 Las tecnologías de la revolución verde no dejaron de plantear problemas. 4. La necesidad de un amplio recurso a la lucha agroquímica contra plagas y malas hierbas ha suscitado preocupación por sus efectos sobre el medio ambiente y la salud humana. y a decir verdad en todo el mundo. tanto en Asia como en Africa o América Latina. Zimbabwe y Kenya. Hubo que hacer frente a nuevos retos científicos. La utilización de este conjunto de tecnologías en tierras idóneas y en entornos socioeconómicos propicios tuvo como resultado un gran aumento de los rendimientos y los ingresos para muchos agricultores de Asia y de algunos países en desarrollo de otros continentes. La revolución verde ha representado un importante logro tecnológico. Por ello. 1995). Se han utilizado con éxito variedades de trigo de alto rendimiento en la República de Sudáfrica. así como a algunas zonas de Africa (Goldman y Smith. estuvieron estrechamente vinculados a la existencia de entornos socioeconómicos e institucionales favorables. y sus consecuencias han sido duraderas. no es seguro que el mundo haya sufrido de hecho una erosión genética significativa.

1995) de más de 300 estudios sobre la revolución verde durante el período de 1970-89 se llega a la conclusión de que los autores de países occidentales desarrollados. En cambio. suelen señalar un recrudecimiento de las desigualdades en lo que respecta a los ingresos. retrospectivamente. incluido el enorme número de personas pobres que viven en las ciudades de los países en desarrollo. más allá de los sectores de la producción propiamente dicha. Los precios del trigo y del arroz han continuado disminuyendo en el mercado mundial. y sirvió de base al sorprendente crecimiento económico de China y Asia meridional y sudoriental. Serageldin. Las tecnologías de la revolución verde se han traducido también en un aumento de los ingresos rurales. En un examen (Freebairn. con frecuencia. Las trilladoras fijas.5 Las experiencias relacionadas con la revolución verde son muy diversas. fertilizantes y métodos de lucha contra las malas hierbas. En este sentido. que analizan regiones integradas por numerosos países. por ejemplo. que ofrece alimentos más baratos para todos. suelen indicar que el aumento de las . los profundos y. En el ámbito de la revolución verde se ha constatado también la existencia de diferencias relacionadas con el sexo. 1991. los cuales consolidaron su importancia en la sociedad.4 Es fácil ver. especialmente aquellos cuyo campo de estudio abarca India y Filipinas. La incorporación a un entorno con una mayor volumen de insumos favoreció naturalmente a los agricultores que tenían capital y conocimientos prácticos. La revolución verde evitó sin duda una grave crisis alimentaria en Asia. los pozos entubados y los molinos de harina han aliviado el pesado trabajo de las mujeres. ya que aquéllas gastan una parte mayor de sus ingresos disponibles en alimentos. Los intentos de introducir la nueva tecnología olvidaron con frecuencia los derechos de la mujer a beneficiarse también de los avances tecnológicos y redujeron su capacidad de influencia (Siva. El descenso de los precios reales de los alimentos beneficia relativamente más a las personas pobres que a las ricas.son semillas mejoradas. 4. y que utilizan métodos propios de estudios monográficos. 4. para la lucha contra las plagas del arroz. imprevistos efectos que las tecnologías de la revolución verde tuvieron en muchas comunidades campesinas. a veces a expensas de los grupos peor dotados. los autores de origen asiático. Inspiró posteriormente el desarrollo de métodos más ecológicos. 1995). La nueva tecnología y las nuevas estructuras económicas pusieron en entredicho el papel tradicional de la mujer en los sistemas agrícolas. la revolución verde presenta las mismas ventajas e inconvenientes de muchos de los avances tecnológicos que han cambiado y creado las modernas sociedades globales. Ha habido ganadores pero también perdedores.

desigualdades en cuanto a los ingresos no está relacionado con la nueva tecnología.6 Los numerosos estudios y la experiencia adquirida por las organizaciones de desarrollo han hecho posible. han señalado también la necesidad de revisar la distribución de los fondos . reconocen que algunas de las afirmaciones más habituales sobre la disminución del bienestar como consecuencia de la revolución verde tienen poca base empírica. una nueva concepción de los problemas sociológicos y de los aspectos científicos y tecnológicos. 1995) se debieron en gran medida a las infraestructuras institucionales y a los incentivos económicos (quizá insostenibles). Puede que esto explique por qué los aumentos de la productividad han sido menores en muchos cultivos secundarios de Africa (Naciones Unidas. y del conocimiento de que hay todavía casi 800 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria que necesitan apoyo en forma de iniciativas en favor de una revolución verde. Los resultados relativamente satisfactorios del cultivo del maíz en Zimbabwe tanto por explotaciones comerciales como por pequeños agricultores (Eicher. estos aumentos no se han basado en la aplicación en gran escala de las tecnologías de la revolución verde. Partiendo de esa base. 4. 1989). 4. varios autores y.7 Si bien los aumentos de la productividad del arroz y el trigo en Asia han sido significativos. Mareida y Eicher (1995). en particular. Las soluciones tecnológicas han constituido un elemento necesario pero no suficiente para reducir la inseguridad alimentaria. En más del 80 por ciento de los estudios examinados por Freebairn se llega a la conclusión de que el resultado había sido una mayor desigualdad. Con la posible excepción del maíz. y lograr que las personas privadas de seguridad alimentaria puedan beneficiarse de esos aumentos de la producción. 1995). utilizando como ejemplo las investigaciones relativas al trigo. Es evidente que ha sido escasa la labor de investigación dedicada a cultivos con menor importancia mundial que el arroz y el trigo. un crítico moderado de la revolución verde como Lipton (Lipton y Longhurst. En cambio. no obstante. los objetivos principales de estas nuevas iniciativas deben ser los de crear mejores condiciones para el aumento de la producción agrícola y el fortalecimiento de la seguridad alimentaria nacional. De los estudios monográficos de Goldman y Smith (1995) sobre aldeas de la India y el norte de Nigeria se desprende que la aparente adopción de nuevas tecnologías agrícolas ha estado asociada a fenómenos amplios de cambio que se refuerzan mutuamente. los agricultores que cultivan otros productos en otros lugares del mundo en desarrollo han respondido también durante los tres últimos decenios a la intensificación de la demanda de alimentos por parte de una población cada vez más numerosa con aumentos de la productividad de una cierta cuantía.

5 por ciento durante 1983-93. En particular. que han recibido menos atención de los investigadores.5 y 3. descendiendo a 1. Se ha concedido especial importancia a los cereales.6 y 2.4 por ciento. La existencia de un entorno menos propicio al aumento de los rendimientos puede explicar también el lento progreso de los sistemas agrícolas basados en otros cultivos y animales. 2. Tribe (1994) y Swaminathan (1994) defienden la importancia de la investigación como medio de sostener el crecimiento de la productividad. pero de todas formas ha aumentado la producción hortofrutícola y pecuaria. Ello se explica en parte por el hecho de que se empezaron a explotar tierras menos productivas y por las dificultades de mantener el aumento de los rendimientos con prácticas de cultivo más intensivas.5. Muchas de las personas expuestas a la inseguridad alimentaria podrían beneficiarse de sistemas de explotación mixta más productivos. sino que debe concentrarse cada vez más en otros cultivos y en la ganadería. Recuadro 1 LOS CULTIVOS BASICOS EN LOS PAISES EN DESARROLLO: LA PRODUCCIoN TOTAL AUMENTA MAS RaPIDAMENTE QUE LOS RENDIMIENTOS POR HECTAREA Durante el período de 1963-83 (años importantes de la revolución verde) la producción total de arroz. Las estadísticas suelen ser de ámbito nacional. prestándose una atención relativamente menor a las hortalizas y los productos pecuarios y pesqueros. Durante el decenio siguiente (1983-1993) los aumentos de la producción anual descendieron al 1.8 Otros productos agrícolas y pecuarios no han respondido hasta ahora en la misma medida a las investigaciones para potenciar el rendimiento.1 y 3. respectivamente. por lo que no es posible determinar con precisión los cambios registrados a nivel familiar.9 por ciento.8. 3. todos ellos elementos importantes para que la población pobre tenga acceso a una alimentación equilibrada. trigo y maíz en los países en desarrollo aumentó un 3.8 por ciento anual. mantienen que la investigación no debe limitarse a los cereales básicos convencionales. 2.1 y 2.1.1.entre las instituciones internacionales y nacionales de investigación. que constituyen aproximadamente el 60 por ciento de los alimentos destinados al consumo humano. Los rendimientos por hectárea crecieron de forma menos pronunciada respecto a los tres cereales durante 1963-83: 2. 4. 5. Aunque la . las aves de corral y el pescado.

Los agricultores que tienen escaso acceso a las tecnologías. De este modo se ha reducido la estabilidad de la producción.9 En Africa y América Latina el aumento de la producción de alimentos se ha basado principalmente en la ampliación de la superficie cultivada. en muchos países africanos no se han ofrecido incentivos para intensificar la producción. así como la mayor conciencia política de un sector creciente de la población rural y urbana de Africa expuesta a la inseguridad alimentaria parecen ofrecer ahora un entorno más favorable para el desarrollo y aplicación de tecnologías agrícolas nuevas y eficaces (Goldman y Smith. mientras que el promedio global de los países en desarrollo fue de 3 488. y el acceso a la mecanización y la energía para aumentar dicha productividad muy limitado. No obstante. mientras que en el período de 1963-83 los agricultores africanos tuvieron aproximadamente el mismo rendimiento por hectárea que el promedio de los países en desarrollo. 4. En lo que respecta al sorgo y al mijo. 1 731 kg/ha y 1 369 kg/ha. 2 420 y 2 627 kg/ha. Hasta hace poco. el trigo y el maíz en el período de 1991-93 fueron de 2 029 kg/ha. el aumento del total de la producción anual de Africa ha sido mayor en el caso del arroz y del trigo que el promedio correspondiente al conjunto de los países en desarrollo. La productividad de la mano de obra ha sido baja. 1995). y la expansión paralela de los mercados. respectivamente. a menudo en tierras más marginales con menor potencial de rendimiento. los agricultores africanos han registrado aumentos de la producción anual total superiores al promedio de los países en desarrollo durante los últimos decenios (+1.8 por ciento frente a -1. pero ligeramente inferior en el del maíz (producto importante para muchos países). respectivamente).6 por ciento. El creciente desarrollo urbano. cuyo crecimiento fue del 2.5 por ciento en el caso del sorgo y +2. Los cambios políticos . no han conseguido aumentar la productividad durante los últimos años en comparación con otras regiones en desarrollo: los rendimientos medios del arroz.4 por ciento en el del mijo). productos de que se alimentan muchas personas que habitan en tierras áridas expuestas a la inseguridad alimentaria. en especial durante el último decenio (6. Muchos agricultores africanos no se beneficiaron de la revolución verde en la misma medida que los de otros continentes. el capital o los conocimientos necesarios para poner en práctica los nuevos sistemas de explotación agrícola se han limitado a aplicar sus métodos agrícolas de eficacia comprobada a las nuevas tierras.0 y 6. Con frecuencia los agricultores se han visto obligados a explotar tierras marginales como consecuencia de la presión demográfica que ha intensificado las prácticas tradicionales de la agricultura migratoria.aportación de Africa al total de la producción mundial de cereales es menor que la de Asia y América Latina.5 por ciento frente a -0.9 por ciento.

Las cuestiones relativas a la equidad entre las distintas generaciones y dentro de cada unas de ellas. medios de comunicación. Hay que formular y aplicar planes innovadores que fomenten la eficiencia y pertinencia de los servicios de extensión en los países en desarrollo. agroindustrias. Con esta visión histórica es posible ofrecer nuevas posibilidades a regiones y grupos de personas que no se beneficiaron de los progresos obtenidos mediante la revolución verde. hombres y mujeres. en algunos países no se tuvo en cuenta la variedad de mecanismos institucionales sostenibles necesarios para apoyar los cambios tecnológicos (Eicher.1 Gracias a la labor de los centros internacionales de investigación agraria adscritos al Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (GCIAI) y centros de investigación avanzada de los países en desarrollo y desarrollados. se conoce bastante bien el potencial . 1989). 4. Objetivos relativos a la productividad 5. 4. así como en los países desarrollados. lo que permite prever una mayor diversificación.11 Será necesario que los políticos garanticen la disponibilidad de las tecnologías con miras a su aplicación en los lugares donde puedan contribuir de manera decisiva a la mejora de la seguridad alimentaria. Asia y América Latina. Ahora se cuenta con una generación de agricultores que tienen experiencia en el desarrollo agrícola. 5.registrados en Europa oriental y en otros países con economías en transición plantean nuevos desafíos a los sistemas productivos.10 Puede que los recientes cambios en el contexto político mundial y la reducción de los obstáculos al comercio internacional de alimentos ofrezcan incentivos para el desarrollo de prácticas agrícolas más sostenibles en los países en desarrollo de Africa. Un requisito para mejorar la seguridad alimentaria es un acceso más amplio y más equitativo a las tecnologías para todos los agricultores. las preocupaciones ambientales (incluida la diversidad biológica) y la propiedad de las instituciones nacionales son elementos decisivos para el desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías. pero en otros se crearon estructuras institucionales sólidas. Los servicios públicos de extensión deben asumir una función rectora creando condiciones que alienten a las organizaciones no gubernamentales (ONG). instituciones docentes y grupos de agricultores a elaborar sistemas complementarios de divulgación de las innovaciones y de los conocimientos tradicionales recuperados. Durante la revolución verde.

podrían favorecer un enorme aumento de los rendimientos de distintos cultivos en las condiciones normales de producción. pero en los otros cultivos hay grandes diferencias entre los rendimientos en uno y otro caso. sin ambargo es necesario encontrar mecanismos que permitan a los agricultores reducir la diferencia de rendimiento. Se han observado diferencias semejantes también en América Latina pero sobre todo en Africa. incluso en condiciones de cultivo comparables. . En lo que respecta al arroz.genético de las actuales generaciones de material reproductor de cultivos y animales. en especial el acceso a los mercados para la venta del excedente de producción. 5.2 Estas diferencias de rendimiento son muy frecuentes y no pueden explicarse únicamente por causas relacionadas con los suelos y el clima. los agricultores de tierras secas obtienen entre una décima parte y dos tercios de los rendimientos obtenidos anualmente en un centro de investigación. La superación de esa diferencia en el caso del arroz representa para el Instituto Internacional de Investigación sobre el Arroz (IRRI) un objetivo de producción de 15 toneladas/hectárea/año (el rendimiento mundial medio es de 3. Los organismos de investigación pueden aumentar enormemente los rendimientos. Los sistemas tradicionales de cultivo único en esa región suelen producir únicamente 0. Normalmente. Recuadro 2 DIFERENCIA DE RENDIMIENTOS EN LAS TIERRAS SECAS DE LA INDIA En el Instituto Internacional de Investigación de Cultivos para las Zonas Tropicales Semiáridas (ICRISAT) de Andhra Pradesh. Los cambios en el entorno socioeconómico de los agricultores.2 t de garbanzos por hectárea. Son elementos decisivos no sólo el acceso a los insumos sino la capacidad de gestión. Muchas veces no ha habido incentivos para reducir estas diferencias. algunos agricultores del Asia sudoriental han empezado a alcanzar rendimientos semejantes a los de las estaciones de investigación.6 t de sorgo o 1. entre las parcelas experimentales y las explotaciones de los agricultores.5 toneladas/hectárea/año). en la India. incluido el acceso a los conocimientos. y la mayor parte de los agricultores suelen conseguir menos de la mitad (véase el Recuadro 2). los investigadores del GCIAI han logrado obtener aproximadamente 6 toneladas de sorgo o maíz más legumbres (garbanzos o guandú) al año por hectárea en un sistema de doble cultivo en vertisoles.

como el salmón del Atlántico y la tilapia africana. En un mundo de 800 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria. El mejoramiento de las especies arbóreas sólo ha comenzado hace muy poco.5. Es lógico suponer que. las actividades encaminadas a reducir la pobreza alentarán a los agricultores que disponen de escasos recursos a invertir en medidas de conservación del suelo y el agua. La elevación de los rendimientos agrícolas hasta ese nivel y la reducción de las cuantiosas pérdidas producidas durante la cosecha y después de ella (pérdidas que pueden reducir fácilmente los alimentos disponibles para el consumo entre una décima parte y un tercio. la aplicación por parte de los agricultores de los progresos conseguidos por los investigadores es un objetivo creíble. según la cosecha. hay que seguir persiguiendo los buenos resultados conseguidos por la extensión gracias a los planes de incentivos orientados específicamente a los extensionistas. Los principales instrumentos para poner en práctica la revolución verde serán las nuevas modalidades de comunicación con los agricultores. en último término. el rejuvenecimiento de los sistemas de extensión y los cambios en las políticas orientadas a ese fin. se tropezará con un límite. ha conseguido aumentar los rendimientos entre un 45 y un 75 por ciento (véase la Figura).3 Según Brown y Kane (1994). el entorno y los mercados) son dos objetivos alcanzables. Asimismo. . que la biotecnología permite ahora disponer de nuevos instrumentos y que muchas variedades de cultivos. 5. No obstante. Un decenio de actividades de mejoramiento genético con especies ícticas. si los rendimientos medios agrícolas anuales por hectárea se aproximan a los dos tercios de los obtenidos en los centros de investigación en condiciones climáticas comparables. animales y peces no han sido objeto hasta ahora de una importante labor de mejora genética. las pequeñas diferencias de rendimiento en el caso del arroz revelan que la investigación y la extensión pueden funcionar en otros contextos socioeconómicos favorables. no habrá problemas de disponibilidad de alimentos. Es realista concebir que. En particular. pero es también claro que las instituciones de investigación consiguen todavía aumentos notables de los rendimientos con los medios de investigación convencionales.4 Un objetivo claro de la revolución verde es reducir las actuales diferencias de rendimiento sin degradar la base de recursos naturales. Esta situación constituye un nuevo desafío a la investigación. la desaparición de la diferencia de rendimientos demostraría que la ciencia agrícola está quedándose sin ideas nuevas sobre la manera de aumentar la productividad.

6 Siempre que se sigan criterios de precaución. TENDENCIA DEL INCREMENTO DE PRODUCTIVIDAD EN LA CRIA DE ANIMALES DE GRANJA Fuente: Centro internacional para la ordenación de los recursos acuáticos vivos (ICLARM. indican claramente su percepción de la evolución en el futuro. Nota: La productividad de los animales destinados a la producción de carne y leche ha aumentado notablemente durante los 50 últimos años gracias a las mejoras introducidas en las prácticas de cría y ordenación. 5. sometidas aún a intensos debates internacionales en relación con los problemas éticos. las perspectivas de la biotecnología continuarán siendo favorables. Las importantes inversiones que la industria del sector privado está realizando en la actualidad en los países en desarrollo en el ámbito de la biotecnología. La mejora genética de los peces tropicales en el sector de la acuicultura no ha hecho más que comenzar. Los recientes progresos de la biotecnología. lo ocurrido hasta la fecha permite pensar que estas innovaciones tardarán en llegar a los agricultores entre 10 y 20 años. 1991). en particular en ingeniería fitogenética. de bioseguridad y de derechos de propiedad intelectual. no disponibles todavía en el momento del «arroz mágico» y el «trigo mágico».5. incluida la ingeniería genética. La mejora genética y los modernos métodos de la acuicultura han provocado un significativo aumento de la productividad del salmón del Atlántico noruego durante los 20 últimos años.5 Los instrumentos clásicos para la mejora del germoplasma constituyeron la columna vertebral de la revolución verde. en particular los esfuerzos . Aunque se trate en gran parte de iniciativas de laboratorio. deben hacerse todavía patentes en variedades y razas al alcance de los pequeños propietarios tropicales.

8 No obstante. por sí solos. 5. activamente el material que consideren más adecuado a las condiciones locales. La vinculación del uso de la resistencia genética a los métodos de lucha integrada contra las plagas puede resultar muy productiva. elevar la producción en forma tal que aumente la seguridad alimentaria. no es probable que la biotecnología y el mejoramiento genético consigan. Es fundamental que éstos y otros progresos de la biotecnología redunden también en beneficio de los agricultores expuestos a la inseguridad alimentaria. Ello alentará probablemente la formulación de métodos de distribución de variedades y razas mejoradas distintos a los empleados durante la revolución verde.realizados por dotar a las variedades agrícolas y ganaderas útiles de resistencia genética a las plagas y enfermedades. Es más. Las pérdidas de cultivos y animales constituyen una parte significativa de la reducción de los rendimientos experimentada por los pequeños agricultores. es necesario conservar la gran diversidad genética de las reservas actuales. 5. particularmente si se tienen en cuenta los buenos resultados logrados en el cultivo del arroz en el Asia sudoriental.7 Gran parte de las investigaciones avanzadas sobre biotecnología se centran actualmente en los problemas de los países desarrollados y no se orientan específicamente a ayudar a los agricultores tropicales. Con ese fin. deberá revisarse la función de éstos en cuanto administradores y selectores del material genético. pero la introducción de nuevas combinaciones de resistencia puede hacerse de forma mucho más rápida que con los métodos de mejoramiento convencionales. Por ejemplo. deberá realizarse un esfuerzo concertado por alentar la rápida transferencia de nuevas tecnologías seguras y válidas a las personas más necesitadas. Ello requerirá nuevas políticas y procedimientos para dar soluciones viables y equitativas a los nuevos problemas. El bajo nivel de formación de muchos pequeños propietarios hace que éstos muchas veces no comprendan debidamente los riesgos tanto ambientales como sanitarios asociados al uso de los productos agroquímicos. los datos relativos a la reciente sequía del Africa austral indican que aproximadamente dos . Es posible que la resistencia a las enfermedades y los insectos no sea suficiente. Es probable que los agricultores que seleccionen. Como el acceso a abundantes reservas genéticas es importante para los esfuerzos biotecnológicos encaminados a obtener variedades y cultivos mejorados. en último término. si bien su acceso a los productos agroquímicos destinados a evitar dichas pérdidas sigue siendo limitado. Es muy importante evitar que la comunidad mundial adopte políticas y procedimientos que excluyan a los agricultores y pastores tropicales de los beneficios conseguidos gracias a los progresos de la biotecnología.

Se ha de comprobar también los progresos obtenidos en el contexto de los sistemas de producción. Ello es muy importante para la estabilidad social y política de las regiones menos dotadas. Las actividades de extensión que acompañan a la distribución de semillas mejoradas de elevado rendimiento son al menos tan importantes como el material genético en cuanto tal. 5. los esfuerzos deben centrarse en la formación y en las oportunidades de empleo no agrícola para reducir la presión sobre la tierra. En cuanto a las especies ícticas y algunos tipos de ganado. ya que los pequeños agricultores practican muchas veces una agricultura mixta como estrategia de seguridad alimentaria. en la que se recogen esquemáticamente algunos datos sobre el período de 50 años transcurrido desde 1940 en relación con los pollos. En la acuicultura tropical las mejoras genéticas de algunas especies de carpa y de la tilapia durante los 10 últimos años han permitido aumentar los rendimientos en las explotaciones entre un tercio y la mitad en los cinco últimos años. 6. El mantenimiento y aprovechamiento de los recursos genéticos animales para conseguir. la ciencia moderna dista mucho de haber hecho realidad todo el potencial genético de las especies productoras (véase la Figura.9 En lo que se refiere a algunos productos pecuarios. también en los casos de baja utilización de insumos. Objetivos de la revolución verde realtivos a la sostenbilidad .tercios del aumento de los rendimientos obtenidos gracias a variedades de sorgo mejoradas procedentes de material del ICRISAT se han debido a la adopción de técnicas más acertadas de gestión en las explotaciones. lo que da motivo para prever una mayor disponibilidad de proteínas a precio más bajo en el futuro. la resistencia a las enfermedades adquiere mayor importancia en la revolución verde. En estas zonas. deben abordarse cuestiones relativas a la nutrición y la salud. en las que se encuentra una gran proporción de la población privada de seguridad alimentaria. además de una mayor productividad. Un reciente estudio del GCIAI sobre los progresos de la agricultura marginal en el Africa occidental revela que se han conseguido también éxitos apreciables en zonas de bajo potencial. vacas de leche. incluso durante una época de grave sequía. Asimismo. las investigaciones se han centrado en un rápido aumento de la productividad. donde existen limitaciones biológicas fundamentales para la producción agrícola. ganado porcino y salmón del Atlántico cultivado).

tanto dentro de cada generación como en la relación entre ellas. cabe esperar .4 El concepto de desarrollo sostenible presupone también el apoyo popular a los principios del buen gobierno.6. Debe mejorarse la productividad de la mano de obra para aumentar los ingresos. lo que significa que puede ser legítimo (si se actúa con prudencia) dejar que se reduzca el capital de la naturaleza a fin de incrementar.2 Por ello. 6. 6. capital institucional y capital social. capital humano. Este concepto (véase Serageldin. Aunque todavía se está buscando la manera de cuantificar cada uno de los componentes. 6. los ancianos y las mujeres– participen de forma más equitativa en los cambios previstos.1 Desde 1992 se han registrado notables progresos en la definición del desarrollo sostenible en términos operativos. de tal forma que cada uno de ellos refuerce a su vez a los demás. con el fin de conseguir que los grupos más vulnerables de la comunidad –en particular los jóvenes. dentro de cada generación y entre generaciones.5 Durante la revolución verde se observó que la falta de conocimientos técnicos de los agricultores había constituido una cortapisa para la adopción de sistemas de explotación agrícola más productivos. el desarrollo agrícola sostenible supone que las iniciativas adoptadas deben aumentar la suma total de los componentes. el capital humano o el institucional. lo que hace que sean sumamente importantes. 6. aun cuando pueden variar sus proporciones relativas. 1995) supone que los componentes pueden cambiar de magnitud. Han surgido nuevos medios de comunicación que ofrecen formas innovadoras de difundir los conocimientos en apoyo de los cambios en los sistemas de explotación agrícola. Una cuestión de interés es la división del capital total que se debe mantener (o aumentar).3 El concepto actual de revolución verde trata de asegurar el fortalecimiento de cada uno de los cuatro componentes del capital total. Teniendo presentes las enseñanzas de la primera revolución verde. Las cuestiones relacionadas con la equidad son fundamentales para el desarrollo sostenible. por ejemplo. este planteamiento puede servir como orientación más directa para determinar si las intervenciones calificadas de sostenibles contribuyen realmente a aumentar el capital total. La introducción de animales de tiro constituye un elemento importante para incrementar la productividad. en cuatro componentes distintos: capital de la naturaleza. La adopción de planteamientos basados en la participación debe considerarse como requisito imprescindible para la introducción de sistemas agrícolas con potencial más elevado.

La base del desarrollo. Se ha visto ya el desarrollo del concepto de gestión integrada de sistemas de cultivo.que. lo que. construyendo pozos entubados para el riego. 6. que hasta ahora se ha centrado sobre todo en el arroz. La comunidad internacional. incluidos los indicados por el GCIAI. que incluye el manejo integrado de plagas y la gestión integrada de los nutrientes. enfermedades y malas hierbas. indujo a la aplicación en gran escala de los plaguicidas clásicos.7 El mantenimiento de abundantes reservas genéticas de los cultivos importantes. La revolución verde toma como punto de partida el manejo integrado de plagas y analiza más a fondo las interrelaciones entre los ecosistemas naturales y adyacentes y las tierras agrícolas. . Hay nuevas posibilidades de exploración del potencial genético en orden a una mayor productividad. En los últimos años. Otra manera de ampliar las posibilidades de lucha es conseguir una mayor variación genética.6 Los monocultivos genéticamente homogéneos de la revolución verde aumentaron el peligro de ataques masivos de plagas y enfermedades en el arroz y el maíz. entre ellas la lucha biológica. La FAO ha desempeñado un papel decisivo en la introducción de dichas técnicas en el Asia sudoriental. in situ y ex situ. plagas y malas hierbas y su posible incorporación a las nuevas variedades para uso de los agricultores. o que puedan aprovechar más eficientemente algunos nutrientes del suelo fuertemente retenidos. Es preciso continuar las investigaciones sobre la resistencia a la sequía y la resistencia genética a las enfermedades. a su vez. por ejemplo. se ampliará a otros cultivos. ocupará un lugar prioritario en el programa de la revolución verde. en estrecha cooperación con los organismos nacionales y al amparo de acuerdos internacionales. Una de las bases del nuevo planteamiento consiste en mantener un gran número de opciones de lucha contra las plagas. incluso cuando los insumos externos son bajos. buscará activamente nuevos avances de la cooperación internacional con ese fin. Asegurando una amplia variabilidad natural entre los organismos patógenos y las plagas se puede reducir el riesgo de crear resistencia a medidas específicas de lucha. las enseñanzas aprendidas de las fases iniciales de la revolución verde han dado lugar a planteamientos inno-vadores que permiten combatir las plagas en forma más integrada. el trigo y el maíz. 6. Una gran variedad de técnicas. sobre todo en la producción de arroz y en relación con los pequeños agricultores tropicales. está sustituyendo a la aplicación masiva de productos agroquímicos. los agricultores adoptarán las tecnologías agrícolas modernas y generarán fondos para seguir mejorando la productividad. por ejemplo obteniendo variedades agrícolas resistentes a medios salinos o suelos ácidos. una vez que se disponga de las nuevas semillas y fertilizantes.

entre ellas Asia. por lo demás. 6.9 La mejor comprensión de la relación entre suelos y plantas ha sentado nuevas bases para el ciclo de los nutrientes. frente a 300 kg en China y unos 100 kg en los países desarrollados. por ejemplo. lo que permite reducir la necesidad de aplicaciones masivas de fertilizantes. tan frecuentemente asociadas con la revolución verde. conveniene prestar especial atención a la supervivencia de las razas locales y de los recursos genéticos que ellas representan. En los sistemas agrícolas intensivos. hay tecnologías que permiten un mayor aprovechamiento del nitrógeno atmosférico mediante una mejor nodulación de las leguminosas y las prácticas de agrosilvicultura promovidas. Un mayor acceso y una utilización más prudente de los fertilizantes son elementos importantes de la revolución verde. La implantación de sistemas mixtos sostenibles de agricultura-ganadería constituye un factor importante para aumentar la producción animal. el Centro Internacional de Investigaciones Agroforestales (ICRAF) y el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA). En cuanto a la cría de ganado en los países desarrollados. en consonancia con los perfeccionamientos en materia de nutrición animal y la ganadería para explotar las posibilidades de rendimiento de las razas mejoradas establecidas. aves y pescado contribuirá también en forma notable a mejorar la nutrición humana en el futuro. fosfato y potasio (NPK). el potencial genético de los grandes y pequeños rumiantes. debido tanto al crecimiento demográfico como a los cambios en los hábitos alimentarios impulsados por la mayor prosperidad de muchas regiones. la escorrentía de las tierras agrícolas ha provocado problemas de contaminación también en los países en desarrollo donde el uso de fertilizantes es. bajo. Para la fijación . Se han de mejorar las razas autóctonas.8 Hay una demanda cada vez mayor de productos pecuarios. no es probable que tenga resultados decisivos para los pequeños agricultores tropicales durante el próximo decenio.6. los pequeños agricultores de Africa aplican comúnmente menos de 5 kg por hectárea en sus cultivos alimentarios básicos. por los institutos del GCIAI. Si bien la incorporación de la fijación efectiva del nitrógeno a otros cultivos importantes puede resultar tecnológicamente viable en el futuro. ganado porcino. Al mismo tiempo. También será muy importante mantener y utilizar con prudencia los recursos genéticos animales e ícticos. Pero en 1992 el consumo medio de fertilizantes por hectárea de tierra de cultivo en Africa fue de unos 20 kg de nitrógeno. Si bien gran parte de la población pobre tiene todavía una alimentación fundamentalmente vegetariana. En la práctica. No es posible negar las graves deficiencias de fosfato en muchos suelos africanos ni la necesidad de mejorar los suelos fuertemente ácidos de Africa y América Latina para obtener aumentos significativos de los rendimientos.

Además. Las investigaciones sobre la conservación de los suelos han ofrecido nuevas posibilidades de aprovechamiento sostenible de la tierra –también en zonas marginales–. a agravar la contaminación de las aguas subterráneas).11 La ordenación acertada de los recursos hídricos es otra de las claves para aumentar la productividad en muchos sistemas agrícolas tropicales y sub-tropicales.10 La degradación de los suelos es un fenómeno grave en muchas zonas. De igual modo. que los campesinos consideraban muchas veces insostenibles en sus sistemas de producción. Las buenas prácticas de cultivo son un elemento fundamental de la revolución verde. sistemas arbitrarios de fijación de precios. pueden emplearse complementos a los fertilizantes minerales. ello supone el empleo de tecnología que ahorra mano de obra.biológica del nitrógeno por las plantas de cultivo y la utilización de abono verde y de leguminosas arbóreas se requieren recursos de agua y nutrientes por los cuales pueden competir otras plantas de cultivo. que alientan la utilización inadecuada de los recursos hídricos. el laboreo de conservación. . han obligado a replantearse el problema de la función de la agricultura de regadío2 en una revolución verde. Un mejor aprovechamiento de las acumulaciones subsuperficiales de nitrógeno (que ahora sólo contribuyen. 6. Estos planteamientos alternativos requieren menos concentración de mano de obra que las técnicas anteriores. Los decepcionantes resultados de muchos planes de riego en gran escala. en función de su economía. Las medidas preventivas son mucho más eficaces en función de los costos. Las tierras muy erosionadas tienen costos de rehabilitación sumamente elevados. en el que se empleen herbicidas no perjudiciales para el medio ambiente. tanto en regiones altamente productivas como en tierras más marginales. mejorar la conservación de la humedad y aumentar la materia orgánica. entre las que cabría citar las técnicas de cultivo en terrazas de bajo costo y de fácil aplicación para los agricultores. En algunos sistemas de explotación agrícola. Los fracasos anteriores se han debido a problemas en el diseño técnico. deficiencias generales en los sistemas de mantenimiento y gestión de la infraestructura física. en lugar de sustituirlos. en muchos casos. falta de drenaje. puede desempeñar una importante función para luchar contra la erosión del suelo. puede llegar a formar parte del planteamiento promovido por la revolución verde. mediante el reciclado con cultivos arbóreos de sistemas radiculares profundos. 6. e insuficiente transferencia de conocimientos a agricultores con poca experiencia de riego. por ejemplo. el uso de lindes vegetativos y las técnicas agroforestales.

de las zonas de riego. Pero no se puede olvidar la importancia que los nuevos cultivos comerciales pueden tener para los pequeños propietarios: los éxitos conseguidos con la producción de palma de aceite en el Asia sudoriental y con la producción de soja para aceite y proteína en la India constituyen buenos ejemplos de sistemas de explotación agrícola con posibilidades de desarrollo sostenible. mediante planes de gran intensidad y bajo costo especialmente en Africa. La producción no maderera ofrece un potencial todavía mayor de aprovechamiento sostenible. Zonas idóneas para la revolución verde . en términos moderados. Pueden aceptar con mayor facilidad que se aliente una mayor integración de cultivos. 6. por ejemplo.14 Los agricultores en situación de inseguridad alimentaria tratan de evitar los riesgos distribuyéndolos en numerosas actividades. 7. En asociación con la expansión del riego debe fomentarse una nueva y mejor comprensión del papel que los recursos hídricos pueden tener en la propagación de enfermedades humanas.6. en el que se combinarían los efectos de una posible mejora en la ordenación de cuencas hidrográficas y de una mayor contribución a las necesidades de alimentación. animales y cultivos arbóreos en los sistemas de producción en pequeña escala con el fin de acomodarse a la concepción de las formas de vida sostenible que suele prevalecer en las comunidades económicamente marginadas. la Organización Mundial de la Salud (OMS). constituirá un elemento importante de las actividades de la nueva revolución verde. el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos: Hábitat. 6. Habrá que reducir la competencia por el agua y la tierra entre. Es también importante velar por que se consiga un reparto equitativo de los recursos de tierras y aguas para las comunidades que practican sistemas de explotación agrícola diferentes. Se ha establecido una estrecha cooperación sobre estos temas entre la FAO.12 Es probable que continúe pendiente el problema de la ordenación de los recursos hídricos en las zonas tropicales y subtropicales con elevada evapo-transpiración e irregular calidad del agua.13 La ampliación. las poblaciones dedicadas a actividades pastoriles y al riego. y de la manera en que la buena gestión y la sensibilización de la opinión pública sobre los peligros para la salud pueden ayudar a reducir la incidencia de enfermedades.

las zonas de suelos ácidos de América del Sur y el Africa austral). en beneficio también de los pobres. El aumento de la producción alimentaria. Dado el crecimiento de la demanda de los mercados urbanos en expansión y la posibilidad de que en la alimentación de la población urbana se conceda cada vez mayor importancia a los productos agrícolas de mayor valor. en economías en crecimiento o de encontrar oportunidades de ingreso no agrícola promovidas por el fenómeno general de la expansión económica. 7. dada su breve distancia de un grupo de consumidores con capacidad adquisitiva superior a la media.1 Es más probable que los beneficios derivados de una revolución verde se pongan de manifiesto antes y en mayor medida en las zonas más fértiles. la seguridad alimentaria nacional. en calidad de productores. en primer lugar. No obstante. El desarrollo de las actividades agrícolas y forestales urbanas y periurbanas tiene una ventaja competitiva. Estas no son siempre tierras vulnerables (por ejemplo.7. El aumento de la producción conseguido en las zonas más fértiles mejorará. es decir. sobre todo el aumento de los ingresos y del empleo. es más importante concentrar los esfuerzos en las zonas mejor dotadas de las regiones con déficit real de alimentos. el mercado puede ofrecer a quienes hoy están privados de seguridad alimentaria la posibilidad de ingresar.2 Es también previsible que la ordenación eficaz de las zonas mejor dotadas aliente la inversión en tierras más marginales. un aspecto que reviste especial interés es el potencial de la agricultura periurbana (normalmente producción de hortalizas y animales pequeños) como complemento de los alimentos básicos producidos en las zonas rurales. pero también la seguridad alimentaria familiar de los campesinos pobres que viven en esas zonas. pero quizá ofrezcan menos perspectivas de conseguir una rentabilidad rápida y elevada de las inversiones. con los consiguientes efectos positivos. Hay que tener también en cuenta las zonas menos dotadas a fin de evitar la creación de desequilibrios sociales y políticos a nivel nacional o regional. 7. la introducción de pequeñas mejoras en la producción de las zonas marginales puede redundar en beneficio de muchas de las familias privadas hasta ahora de seguridad alimentaria y hacerlo en forma más directa que los efectos de «extensión» previstos de las inversiones en las zonas de elevado potencial. provoca una intensificación de las actividades económicas. también con destino al mercado. La ordenación de las tierras fértiles reduce la presión para dedicar al cultivo de nuevas zonas vulnerables.3 Para la población urbana expuesta a una situación de inseguridad alimentaria. La silvicultura y la agricultura periurbana ofrecen un potencial todavía desaprovechado tanto en lo que .

se puedan reducir significativamente. No obstante.3 Consciente de todo ello. y en las explotaciones de los campesinos. por un lado. sociales. Los precios locales de la tierra que se registren en la práctica o el valor de la tierra en otros términos pueden afectar a esta nueva posibilidad. Los dirigentes políticos deben crear un entorno socioeconómico o institucional propicio. El progreso sostenible casi siempre supone una mayor participación popular. han demostrado en el pasado un fuerte interés político por la agricultura. 8. culturales y económicas creadas por sus sistemas tradicionales. también en beneficio de los pobres.respecta a la generación de empleo como a la producción de alimentos y combustibles. que permite a los interesados escoger entre las nuevas herramientas y combinarlas con las circunstancias tecnológicas.2 Los países que han conseguido mayor seguridad alimentaria nacional y familiar. La introducción de una agricultura caracterizada por la gran utilización de insumos y la elevada producción. 8.1 La revolución verde ha enseñado que los avances científicos no pueden por sí solos resolver los problemas de la seguridad alimentaria de los países en desarrollo. El aumento de la producción de alimentos no conduce necesariamente a una mayor equidad. la comunidad mundial puede contribuir a respaldar los esfuerzos de los países pobres y de la comunidad de donantes para asegurar que los resultados de la investigación puedan transferirse a los agricultores y para que las diferencias de rendimiento existentes entre las prácticas comprobadas en la investigación y en centros experimentales. es preciso promover las iniciativas nacionales e internacionales de investigación para evitar que el desfase cronológico entre el comienzo de una investigación y la posibilidad de que los agricultores puedan beneficiarse de sus resultados limite las nuevas . por el otro. Por otra parte. 8. así como la vulnerabilidad de las tierras de alto y bajo potencial cuando se producen cambios importantes en los sistemas de explotación agrícola pueden tener consecuencias ambientales no desdeñables. una atenta consideración de los incentivos económicos a la producción agrícola. extensión y capacitación. el acceso al crédito y a los mercados contribuye en forma decisiva a aumentar la productividad. Nuevos instrumentos de la revolución verde 8. estos países han hecho inversiones humanas y económicas en investigación.

Deben fortalecerse también las relaciones entre la investigación y la extensión. Revitalizar los servicios nacionales de extensión agraria. Es preciso continuar perfeccionando algunos métodos. Promover la cooperación con los organismos internacionales de investigación agraria. que pueden ofrecer rendimientos más elevados y más compatibles con el medio ambiente sin necesidad de muchos insumos. para velar por que las iniciativas internacionales de investigación estudien los efectos de la producción en las explotaciones agrícolas. . muchas veces olvidadas en las estrategias nacionales. incluidas las universidades nacionales. el logro de un acceso más abierto a los mercados y la fijación de precios equitativos serán elementos importantes para aumentar la producción. especialmente el GCIAI. Estas políticas deben ocuparse de mejorar los sistemas de suministro de los insumos necesarios para incrementar la productividad (semillas. fertilizantes. y aplicar la lucha biológica contra plagas y malas hierbas y la lucha integrada contra las plagas. con mayor atención a los métodos que puedan aumentar la producción alimentaria y a las zonas y grupos de agricultores que siguen teniendo un acceso limitado a los insumos externos.exigencias que se plantearán a la producción de alimentos de aquí al año 2010 y en lo sucesivo. capacitación e investigación. que tan buenos resultados han dado en la revolución verde. También serán importantes los métodos participativos aplicados a la extensión y a la formulación de nuevos programas de investigación. incluidos los que pueden adaptarse a las zonas vulnerables y marginales con menos potencial inmediato. En particular. Proporcionar asesoramiento a los organismos nacionales de extensión e investigación con el fin de crear sistemas agrícolas más sostenibles desde el punto de vista ambiental. y los mecanismos necesarios para que la ayuda llegue hasta los pobres y hasta la población sin seguridad alimentaria. en particular la nueva biotecnología. incluidas las mujeres. productos químicos para proteger los cultivos y suministros veterinarios).4 Con este fin será necesario:     Asesorar y apoyar a los gobiernos de los países expuestos a una situación de inseguridad alimentaria para que den mayor prioridad a la formulación de políticas agrícolas acertadas y su ajuste a los nuevos regímenes comerciales internacionales. 8.

tanto a nivel nacional como familiar. El objetivo principal es ayudar a los agricultores de los países en desarrollo a reducir y. incluso por lo que respecta a su seguridad alimentaria. la lucha integrada contra las plagas y la elaboración de los productos después de la cosecha ofrecen considerables perspectivas a más largo plazo que requieren decididos esfuerzos. Conclusiones 9. Es necesario considerar globalmente la grave falta de compromiso político con el desarrollo agrícola en muchos países que deben hacer frente a situaciones de inseguridad alimentaria. a fin de conseguir que la seguridad alimentaria reciba gran prioridad en las políticas nacionales de desarrollo. dado que ello constituye el fundamento para aplicar este cambio tecnológico. Los políticos deben conseguir una mayor equidad dentro de cada generación y entre generaciones. si es posible. con fondos tanto nacionales como de la comunidad internacional de donantes. Buscar un consenso entre todas las partes interesadas. y conseguir nuevos aumentos de la producti-vidad de la ganadería y acuicultura. así como en la comunidad de donantes.2 Es también menester aumentar las inversiones en investigación agraria. Bibliografía .3 La revolución verde deberá realizarse de acuerdo con los principios del desarrollo sostenible. sobre todo para la formulación de alternativas encaminadas específicamente a la población sin seguridad alimentaria. tanto entre los países destinatarios como entre los donantes. La biotecnología. 9. Se requieren también renovados esfuerzos de investigación agraria para poder aumentar los rendimientos de algunos cultivos cuya producción real se aproxima bastante a la obtenida en los centros de investigación (en particular el arroz y el trigo). eliminar la diferencia entre los rendimientos que obtienen ellos y los que se consiguen en los centros experimentales. 9. 9.1 Es necesario dar un nuevo impulso a la revolución verde con el fin de atender las necesidades legítimas de las personas expuestas a la inseguridad alimentaria. La presión del crecimiento demográfico en muchos países agrava esta urgencia.

23: 401-412. C. S. Lipton. y Longhurst. 23: 243-263. Banco Mundial.. Sustainable institutions for African agricultural development. 1994. 1989. Agricultura mundial: hacia el año 2010. World Dev. y Kane. Agriculture and food needs to 2025: Why we should be concerned. ed. Nueva York. 1995. C.Bie. Madrid.. y Daily. Londres. Agricultural transformations in India and northern Nigeria: exploring the nature of green revolutions. 1994. Freebairn. A. Washington. G. La Haya. y Eicher. 23: 805-818.C. H. . population and environment. P. Naciones Unidas. FAO.R.. A. Dev. y Anderson. Norton & Co. Eicher.W. The economics of wheat research in developing countries: the one hundred million dollar puzzle. Ehrlich. 1-2: 221-227. 1995. 23: 265-279. Eicher. D.. 1995. estudio de la FAO.K. Zimbabwe’s maize-based green revolution: preconditions for replication. Ehrlich. Roma.. Departamento de Información Económica y Social y Análisis de Políticas. 1994. Rev. World Dev.F. C. Países Bajos. Crosson.. D. Nueva York.C. Did the green revolution concentrate incomes? A quantitative study of research reports. Maredia. y Smith. Alexandratos. M. 1995. P. N.R. 19: 1. GCIAI. págs. Unwin Hyman. J. 1995. Full house: reassessing the earth’s population carrying capacity. 140142. Brown. Paper 2.. A. McCalla.K.. FAO y Ediciones Mundi-Prensa. J. Global food: agricultural research paradigms revisited. World Dev. Building Blocks for Africa 2025. 1995. 1993. M.. L. Stud. World Economic and Social Survey 1995.K. Achieving a sustainable agricultural system in sub-Saharan Africa. R.K. D. World Dev.K. ISNAR. Forum Dev. Pop. 1989. New seeds and poor people. Washington. Goldman. Food security.

Notas Véase también el documento Nº 8 de la CMA. 1 Regresar al texto 2 Véase el documento Nº 7 de la CMA. Wallingford. Swaminathan. D. Uncommon opportunities. M. Nurturing development. Producción de alimentos: función decisiva del agua . R.. D. The green revolution in the Punjab..S. Serageldin. Informe de la Comisión Internacional de la Paz y la Alimentación. 1995. Sánchez. titulado Alimentos para el consumidor: comercialización. Environ.. México. V. Banco Mundial. J. 15: 5. Regresar al texto 7. The Ecologist. Zed Books. Vol. 15º Congreso Mundial de Edafología.Pimentel. págs. 1994. ed. Pacenza. Tropical soil fertility research: towards the second paradigm. Tribe. Londres. Reino Unido. O. The role of international agricultural research.A. Aid and cooperation in today’s changing world. P. M. 1994. 1991.. Washington. 1994.. titulado Producción de alimentos: función decisiva del agua. Feeding and greening the world.C.1. M. CAB International. 21: 57-60. Natural resources and an optimum human population. 1994. elaboración y distribución. Shiva. An agenda for peace and equitable development. I. 65-88. Harman. y Pimentel. Acapulco. Pekarsky. Pop.

En este momento. En cambio. 1. Todos estos males han de ser remediados.Documentos ténicos de referencia Resumen © FAO. impide las faenas agrícolas y desencadena la inseguridad alimentaria.3 En el problema de ordenar unos recursos de agua dulce limitados existen aspectos cuantitativos y cualitativos. se cuenta con los conocimientos y recursos necesarios para alimentar a la humanidad de forma sostenible.1 Es un hecho bien sabido que la tierra y el agua son los dos recursos primarios. los cambios que están acaeciendo a nivel mundial y la geopolítica internacional no hacen sino crear una mayor incertidumbre con respecto al agua. 1996 1.2 El agua dulce es un recurso limitado. lagos. Cuando el abastecimiento de agua es suficiente y los suelos son fértiles. El agua está comenzando a escasear al mismo tiempo que aumentan su utilización para actividades diversas. estuarios y acuíferos se utilizan para absorber los productos residuales de una gestión descuidada y los suministros de agua adecuada que aún subsisten sufren la amenaza de degradación. Los ríos son desviados de sus cursos naturales y los acuíferos sobreexplotados. arroyos. al mismo tiempo. 1. Introducción 1. la falta del agua necesaria. la salud del medio acuático y la estabilidad social y política. disponible en muchos lugares. incluso temporalmente. La necesidad y la motivación para ordenar estos recursos no cesará de aumentar. no sólo de la agricultura. La tarea que se afronta consiste en . La presión cada vez mayor de que son objeto los recursos –vulnerables– de aguas y tierras hace urgente y esencial conseguir una gestión eficaz. El agotamiento y la degradación no son inevitables. La escasez de agua amenaza aspectos fundamentales de la seguridad humana: la producción de alimentos. en que la población del mundo y las necesidades de alimentos están aumentando a un ritmo sin precedentes. difícil de ordenar debido a su movilidad y costoso de regular. a condición de que el clima sea favorable. sino de toda la vida que existe sobre la tierra. la agricultura puede sostener la vida humana civilizada. es cada vez más difícil incrementar el suministro de agua para los agricultores. sensible a las influencias externas y a la degradación ambiental. El crecimiento demográfico y el desarrollo socioeconómico determinan un incremento de la demanda y. aunque no en todas partes.

sino que además ocasiona problemas de . Algunas pérdidas son inevitables pero una parte de ellas son recuperables y reutilizables. Las decisiones deben basarse en las tendencias probables. 1.7 El despilfarro en la aplicación del riego no sólo entraña la pérdida de agua.5 Hay que tener en cuenta que aplicar medidas lleva tiempo. 1. Conseguir que las políticas hídricas y las medidas necesarias para aplicarlas sean aceptadas exige tiempo. aunque un cierto grado de polución es inherente a la utilización misma del agua. la competencia entre la agricultura. 1. es posible que los cambios no sean aceptables para todas las partes interesadas.6 La agricultura es la actividad que utiliza un mayor volumen de agua.poner a contribución los conocimientos y la voluntad para mejorar lo que de otra forma puede convertirse en una crisis. las ciudades y la agricultura permiten que el agua sea contaminada y. Por ello. A medida que aumenta la población y crecen las economías. de factores como el crecimiento demográfico. la industria y los núcleos urbanos por los recursos hídricos está limitando ya las iniciativas de desarrollo. en muchas zonas se utiliza todavía de forma muy ineficaz. lagos y acuíferos del planeta. aunque el agua es cada vez más escasa. la modificación de las influencias culturales y la degradación del medio ambiente. grandes cantidades de este recurso se pierden por efecto de una contaminación irrecuperable. el tema del agua es un tema sensible y la reforma del comportamiento público a este respecto es una tarea difícil que entraña costos políticos y administrativos elevados.4 Si bien es cierto que existen diferentes opciones de política para la gestión de los recursos hídricos. la mun-dialización. Tal vez no será posible alcanzar la perfección y los cambios de política tienen consecuencias a largo plazo y siempre dan lugar a la existencia de ganadores y perdedores. En algunos lugares hasta el 60 por ciento del agua desviada o bombeada para el riego no llega a la zona de cultivos y en las ciudades se distribuye el agua a través de sistemas que registran fugas y a unos consumidores que pagan una cantidad insuficiente (o que no pagan nada) por este recurso. la evolución de la tecnología y la información. más de las dos terceras partes de la que proporcionan los ríos. el agua va convirtiéndose en un recurso más escaso y valioso. que también se debe conceder tanto a quienes impulsan como a quienes rechazan esos cambios. de valor inapreciable. Pero. la urbanización. aunque los beneficios puedan ser sustanciales. tanto a nivel mundial como local. En muchos países. Las industrias. paradójicamente. 1.

Dado que las ciudades e industrias están en condiciones de pagar cantidades más elevadas por el agua y obtener una tasa de rendimiento económico más elevada por unidad de volumen. sino que además tiene un valor relativamente bajo y escasamente eficiente en cuanto al uso del agua. el sector agrícola tendrá que renunciar progresivamente al agua. el funcionamiento del riego no siempre ha estado a la altura de las expectativas en cuanto al incremento de los rendimientos y la eficiencia en la utilización del agua. Pese a las cuantiosas inversiones y subvenciones. en diferentes grados. Se han alzado voces críticas que reclaman a los gobiernos y donantes que reconsideren las consecuencias económicas. y las aguas subterráneas no sólo son contaminadas por elementos procedentes de la superficie. que se destinará a otros usos. La ironía reside en el hecho de que se espera que en el futuro la agricultura de regadío consiga una producción mucho mayor con un menor volumen de agua. y además está muy subvencionado. La agricultura no sólo es el sector que utiliza un mayor volumen de agua. 1. De otro modo. Más del 10 por ciento de la superficie mundial de regadío está afectada. Todavía no se han evaluado con precisión las consecuencias que tendrá para la producción de alimentos la desviación de recursos hídricos de la agricultura a los núcleos urbanos. sino que sufren un daño irreparable como consecuencia de la intrusión de agua marina. 1. la agricultura no puede competir económicamente por los escasos recursos de agua disponibles. por la salinización. el sector agrícola tiene que demostrar que los suministros de agua que recibe se utilizan adecuadamente para garantizar la seguridad alimentaria.9 En muchos casos. sociales y medioambientales de los proyectos de regulación del agua financiados y administrados por el sector público.anegamiento y de salinización.8 En este momento se está cuestionando la primacía tradicional de la agricultura en la asignación de los recursos hídricos. en las ciudades e industrias.10 La seguridad alimentaria está estrechamente relacionada con la seguridad hídrica. 1. También resultan afectados los ecosistemas acuáticos de los cursos de agua y de los estuarios que reciben agua en cantidad insuficiente y de escasa calidad. La constatación de los límites del volumen de agua dulce renovable que puede producir el ciclo hidrológico obliga a evitar que esta situación continúe en el futuro. El vertido de residuos urbanos e industriales y la evacuación de residuos químicos de la agricultura está deteriorando la calidad del agua superficial. de mayor valor. un fenómeno de amplitud y gravedad crecientes. Entre el 30 y el 40 por ciento de los alimentos del mundo procede de las tierras de regadío (el 17 por ciento del total de .

El agua se recicla constantemente como consecuencia de la evaporación producida por la energía solar. En el próximo siglo. de examinar cómo se utiliza en la actualidad el agua en la agricultura. Al examinar los recursos hídricos será necesario tener en cuenta todos los aspectos. la investigación y la actuación de cara al futuro. no es accesible para poder utilizarla en la agricultura. Para ello habrá que disponer de fondos y de agricultores y de gestores capaces y cualificados. La regulación de la humedad a nivel del sistema radicular permite maximizar y estabilizar la producción. en los casquetes de hielo y en los glaciares de la Antártida y de Groenlandia. la seguridad y estabilidad de los suministros de alimentos guardarán una estrecha relación con el éxito en la regulación del agua. como económicos y sociales. 2. tanto materiales.tierras cultivadas) y una quinta parte del valor total de la producción de pescado corresponde a la acuicultura de agua dulce.11 La Cumbre Mundial sobre la Alimentación ofrece la oportunidad de reflexionar sobre los vínculos indisolubles entre los recursos hídricos y la seguridad alimentaria. así como en las profundidades subterráneas. sino que cada vez será más necesario mejorar la gestión: rehabilitar los sistemas ineficientes y sustituir los sistemas tradicionales propios de una era de abundancia por otros que utilicen una tecnología más desarrollada. Problemas relacionados con el agua a nivel mundial El agua. incluido el mar.1 El gran volumen de agua contenida en los mares. garantizando que las fluctuaciones en el régimen de precipitaciones no repercuta negativamente en los cultivos. Sin embargo. lo que permite obtener todos los beneficios derivados de la introducción de variedades de alto rendimiento y de sistemas de nutrición y protección de las plantas. 1. la cantidad de agua que se precipita desde la atmósfera no puede ser mayor que la que se evapora en la superficie de la tierra y el agua. y . El agua dulce destinada al consumo humano y a la agricultura procede básicamente de las precipitaciones que recibe la tierra. un recurso limitado 2. Para conseguir resultados satisfactorios no bastará con construir más presas y más canales y nivelar y regar superficies más extensas. y de impulsar la reflexión crítica.

el Zaire-Congo y los ríos del Polo Norte.3 Una vez descontada la evaporación de las precipitaciones que caen sobre la tierra. las praderas y los cultivos de secano. No toda esa agua es accesible: los remotos cursos de agua del Amazonas. A la parte de agua que se evapora se le denomina en ocasiones «agua verde». de 110 000 km3. acumulan aproximadamente el 20 por ciento de todo el volumen del «agua azul».2 Las precipitaciones anuales sobre la tierra son. 2. incluidos los bosques y espacios arbolados.4 Se estima que el caudal de agua realmente accesible para uso humano es de 9 000 km3. así como en los acuíferos. 2. el alejamiento de los centros de población y desarrollo y las consecuencias sociales y medioambientales de la construcción de presas y otras obras para el aprovechamiento del agua. como el mar o las marismas. que es el suministro de agua destinado a la vegetación que no recibe agua de riego. de los cuales 70 000 km3 se evaporan y vuelven a la atmósfera. La regulación del resto de las aguas azules (27 500 km3) para que esté disponible donde y cuando se necesita resulta difícil y costoso a causa del relieve.las lluvias y el caudal de los ríos dependen del ciclo anual de las estaciones. que registran un activo intercambio con las aguas superficiales. principalmente para la agricultura. Alrededor del 26 por ciento de esa «agua verde» (18 000 km3) es utilizado ya por los seres humanos. ya que se trata de agua de inundaciones (Figura 1). El 74 por ciento restante (unos 52 000 km3) sirve para satisfacer las necesidades de agua de todas las demás especies y comunidades naturales asentadas en la tierra. embalses y cursos de agua. Una gran parte de la escorrentía no está disponible cuando se necesita y es difícil de aprovechar. 2. Mientras permanece en la superficie está sometida a un proceso permanente de evaporación. a los que hay que añadir 500 km3 de escorrentía regulada por los embalses existentes. alejados de las zonas donde existe demanda de agua. en promedio. Esa «agua azul» está distribuida de forma desigual en el espacio y en el tiempo y tiene una presencia efímera ya que fluye sin cesar para desembocar en un sumidero de agua. Figura 1: PROPORCION DE LAS PRECIPITACIONES ANUALES SOBRE LA TIERRA QUE CONSTITUYE EL AGUA AZUL ACCESIBLE . quedan 40 000 km3 anuales de agua dulce en lagos. lo cual supone una escorrentía anual de 12 500 km3.

de 4 430 km3. El caudal exacto de agua que debe permanecer en los ríos varía en función de la época del año y de muchos otros factores específicos de cada una de las cuencas fluviales. A continuación se analiza la situación en relación con los recursos hídricos per cápita. es decir. esas necesidades se estiman en 2 350 km3. algunos países y regiones se encuentran ya en una situación crítica y zonas cada vez más extensas de todo el mundo están sufriendo las consecuencias de la escasez de agua dulce y está aumentando la competencia entre los usuarios. más de la mitad de los recursos hídricos a los que puede accederse fácilmente ya se están utilizando. aunque de menor calidad. Teniendo en cuenta las proyecciones relativas a la población y a la demanda de agua. 2. A reserva de que se comprenda mejor el complejo funcionamiento ecológico de los ríos. incluida la que se capta y la que ha de permanecer en los cursos de agua. de los cuales el 54 por ciento (2 285 km3) se utiliza para el consumo. Como el agua y la población están distribuidas de forma desigual.2. El agua apropiada para uso humano.6 Así pues. en total.5El volumen de agua utilizado anualmente en la agricultura. el 54 por ciento de la escorrentía accesible (Figura 2)1. . la industria y los servicios municipales. Una parte del agua superficial disponible debe seguir su curso natural para asegurar la dilución de los efluentes y salvaguardar la conservación del ecosistema acuático. totaliza 6 780 km3 anuales. las cifras de los recursos hídricos mundiales indican que la situación empeorará. y el correspondiente a las pérdidas registradas en los embalses es. mientras que el 46 por ciento restante vuelve a ser agua disponible.

al aumentar . aumenta también el trasvase de agua extraída desde la agricultura a la industria y al sector doméstico. la agricultura puede llegar a absorber más del 90 por ciento de los recursos hídricos.Figura 2: PROPORCION DE AGUA VERDE Y AGUA AZUL YA ASIGNADA PARA USO HUMANO Utilización del agua para la producción de alimentos 2. municipales e industriales. Así. emerge en su mayor parte como agua de drenaje y recarga el manto freático. En estos últimos. no es absorbida por la planta. El riego influye en la calidad del agua extraída. El clima y la economía influyen en la utilización del agua que se extrae de los cursos naturales. El agua utilizada en la producción se evapora en el proceso biológico de producción del cultivo.8 La mayor parte del agua utilizada en la agricultura se destina al riego de los 250 millones de ha que existen aproximadamente en el mundo. El modelo de utilización del agua puede servir como indicador del desarrollo: a medida que aumenta la riqueza. 2. que actualmente absorbe alrededor del 70 por ciento del agua extraída en el mundo. El agua destinada al riego pero que. pero no consumida. mientras que en los primeros se dedica a estos usos menos del 30 por ciento del agua disponible.7 Desde hace mucho tiempo. por diferentes razones. los países industriales de las regiones húmedas y templadas dedican una proporción menor de agua a la agricultura que los países en desarrollo de los trópicos áridos. la mayor parte del agua consumida por el hombre se destina a la agricultura. El 30 por ciento restante se destina a usos domésticos.

y en Túnez casi el 60 por ciento. se estima que el riego aporta más del 70 por ciento del agua. la de aceite de soja 22 m3/kg. el volumen de agua utilizado para el riego oscila entre 2 000 y 20 000 m3/ha/año.11 El «agua azul» accesible.la concentración salina y la contaminación debida al uso excesivo de fertilizantes y plaguicidas. por ejemplo. 2. lo cual atribuye una importan-cia desproporcionada a las zonas de regadío en el contexto de la seguridad alimentaria mundial. toda la humedad del suelo absorbida por la planta se suministra por medio del riego. Según el clima. facilitando así la obtención de elevados rendimientos. Esta es una estimación de la media mundial. en el 17 por ciento de las tierras agrícolas. el 50 por ciento de la cual ya se destina a diversos usos en todo el mundo. la producción de trigo requiere 1. En los trópicos y en las zonas que gozan de un clima adecuado. muchas regiones. 2. no es sustituible en algunas de sus funciones: para beber las personas y abrevar los animales. En el Estado de California (Estados Unidos). la agricultura de regadío tan sólo complementa la humedad del suelo que proporcionan las lluvias. En las regiones húmedas. En el Estado de California. el agua que éstos llevan2. esa cifra es de 1 100 m3/per cápita/año. Teniendo en cuenta que existen amplias variaciones debidas al clima y a la estación. la regulación del agua puede garantizar una segunda (y a veces una tercera) cosecha anual.10No es posible sustituir al agua en los procesos de producción biológica.3 m3/kg. las especies cultivadas y la intensidad de cultivo. el 64 por ciento de los cuales se utilizan en la producción de carne. importan y exportan alimentos y. el 27 por ciento de los cuales se destinan a la producción de carne. incluidas las dos que se han mencionado como ejemplo. Naturalmente. En Túnez. Estas cifras pueden presentar alguna oscilación en función del clima y de los métodos de producción aplicados en las diferentes regiones. Por lo general. puede estimarse de forma aproximada que el «agua azul» aporta la mitad de la humedad absorbida por los cultivos. La tecnología de la regulación del agua consigue en formas diversas este notable incremento de la productividad. la de bovinos 16 m3/kg y la de aves de corral 5. el riego proporciona agua suficiente a las plantas durante todo el período de crecimiento. por consiguiente.8 m3/kg. 2. Para la producción de una dieta típica en el Estado de California se necesitan 2 200 m3/per cápita/año. en las regiones muy áridas. para la .9 Se estima que la agricultura de regadío produce casi el 40 por ciento de los alimentos y de los productos agrícolas en todo el mundo. si se dispone de agua suficiente.

en tanto que bien escaso. para los procesos industriales. el lavado. En China. más escasa. la situación en Europa es bastante estable. la agricultura de regadío aporta en la actualidad el 70 por ciento de la producción de alimentos aproximadamente. el agua disponible por persona es prácticamente la correspondiente a un indicador biológico significativo: el volumen de agua (en forma de humedad del suelo) necesario para producir la dieta anual per cápita (aproximadamente 2 000 m3).12 El Cuadro 1 pone de manifiesto que la tercera parte de toda la esco-rrentía continental procede de Asia. con objeto de salvaguardar el «agua azul». pueden resultar engañosas. con 2 000 m3/per cápita/año. Así. y su aplicación es especialmente eficiente para complementar la humedad del suelo cuando faltan las lluvias o éstas son insuficientes.13 Las cifras promedio que se ofrecen en el Cuadro 1 no muestran las situaciones críticas que. Cuando el agua escasea.higiene. el agua disponible procede de su propio territorio. mientras que Indonesia. tiene mayor valor que el «agua verde». por ejemplo. más de la mitad del total. La tendencia en la evolución de los recursos hídricos per cápita entre 1960 y el año 2000 refleja el crecimiento demográfico. mientras que otros países dependen fuertemente del caudal de ríos transfronterizos. y en la India. que se obtienen sumando los datos procedentes de amplias zonas. Estas cifras globales. En el Cuadro 2 se enumera una serie de países en los cuales la disponibilidad de agua per cápita será escasa en el año 2000 y que. se enfrentan (o podrán enfrentarse) a una situación crítica. al desglosar las cifras correspondientes a Oceanía y a Australia se aprecia que este último continente tiene una gran escasez de recursos. si en vez de la escorrentía absoluta se considera el caudal específico (escorrentía por km2). La situación hidrológica por regiones y países 2. por consiguiente. así como para los peces. En algunos de esos países. En los principales países asiáticos. la vida acuática y el medio ambiente. los esfuerzos se centrarán en recoger una mayor proporción del agua de lluvia. como se sabe. Por esta razón. En cambio. Sin embargo. para suministrarla al sistema radicular de las plantas. existen particularmente en Africa del Norte y en el Cercano Oriente. La lista es . con 2 300 m3/per cápita/año. el saneamiento y los servicios municipales. Asia y Africa se hallan en una situación próxima a la escasez. se aprecia que América del Sur tiene una mayor riqueza de recursos hídricos que otros continentes. mientras que Africa sólo posee actualmente la tercera parte del agua per cápita que disponía en 1960. 2. posee agua abundante. entre las cuales hay regiones muy húmedas y desiertos.

14 En el Cuadro 3 se indica el volumen de agua utilizado por continentes. Muchos países que ya sufren escasez de agua o que ven cómo se aproxima esa situación. la agricultura absorbe más de las dos terceras partes del agua utilizada en el mundo. la industria– que tienen un mayor potencial y más peso económico. lo que refleja el fuerte desarrollo agrícola e industrial de esta región. En las sociedades rurales tradicionales. La crisis del agua no afecta al mismo tiempo al conjunto del planeta. previsiblemente. Además. deben apresurarse a formular las políticas y . en este continente pequeño y muy industrializado. Ahora bien. mientras que en Africa y en Asia la actividad agrícola acapara el 85 por ciento del agua utilizada. en algunos países donde la media es elevada. sólo absorbe el 33 por ciento en Europa. pues existen otros países en los que la disponibilidad de agua per cápita es muy reducida. como ya se ha indicado. En el extremo opuesto se encuentra Africa (con el consumo per cápita más reducido). existen regiones con una escasa disponibilidad. donde la infraestructura de aprovechamiento del agua está subdesarrollada y donde no se han movilizado los recursos. sino que se está extendiendo gradualmente por las regiones áridas y con una gran densidad de población.incompleta. Pone de manifiesto que. en ocasiones el paso de varias generaciones. Cuadro 1: Distribucion de los recursos hidricos por continentes Cuadro 2: Paises que. descontados la evaporación que se registra en los embalses y el volumen que debe conservarse en las cuencas fluviales. en efecto.16 En condiciones de escasez de agua. la adaptación a una situación de escasez creciente de agua y de recurso cada vez más frecuente al comercio para garantizar la seguridad alimentaria puede entrañar dificultades. sufriran escasez de recursos hidricos en el año 2000 2. Cuadro 3: Utilizacion de agua por continentes (1990) 2. más del 50 por ciento de los recursos hídricos utilizados se destinan al sector industrial. la agricultura ha de competir por unos suministros limitados con otros usuarios –el suministro de agua urbano y municipal. El proceso de implantación de un nuevo modelo de actividad económica y social en las sociedades rurales requiere tiempo. Es América del Norte la región donde se utiliza un mayor volumen de agua per cápita.

sino que son pocas las medidas que pueden adoptarse para conseguir aumentar el volumen de agua disponible y cada vez existe mayor competencia por los fondos necesarios para financiar esas medidas. así como en los planos local. entre los que destacan los siguientes:     la gestión de los suministros (para aumentar la disponibilidad de agua en el tiempo y en el espacio). Las fuentes de agua en una cuenca fluvial son las precipitaciones . En efecto. interacciones sectoriales con las actividades económicas). La información de que se dispone. la concientización y la intervención a nivel internacional pueden no resultar eficaces porque los grupos de presión políticos. También es importante comprender cómo influyen en estos recursos los instrumentos de política económica en todos los sectores.19 La política de gestión de los recursos hídricos debe afrontar una multiplicidad de problemas. así como conseguir la capacidad de gestión necesaria. el equilibrio de la demanda de los diferentes sectores (urbanorural. 2. ámbito federal-estatal). 2. fases iniciales y posteriores del proceso de producción. y la preservación de la integridad de los ecosistemas que dependen del agua. Las iniciativas en vigor son insuficientes y redundan en la pérdida de un tiempo y unos recursos de valor inapreciable para conseguir el agua necesaria.20 La unidad natural de aprovechamiento del agua es la cuenca fluvial. las explotaciones agrarias y las empresas. 2. económicos y ambientales sólo intervienen para corregir las prácticas de utilización insostenibles y desarrollar el potencial de futuros suministros cuando los problemas y conflictos se plantean a nivel nacional y local.17 La ordenación de los recursos hídricos con el fin de hacer frente a la escasez exige comprender en qué forma el sector del agua está vinculado a la economía nacional. regional y nacional y al nivel de las familias. Las políticas macroeconómicas y las políticas sectoriales cuyo objeto no es específicamente el sector hidrológico pueden tener efectos estratégicos sobre la asignación de los recursos y sobre la demanda agregada en la economía.18 La adopción de medidas para hacer frente a la escasez de agua tropieza con una serie de limitaciones básicas. la gestión de la demanda (eficiencia en la utilización del agua. 2. no sólo existe premura de tiempo para afrontar las necesidades crecientes de agua.estrategias y a establecer el marco institucional y jurídico adecuados.

los trasvases desde las cuencas excedentarias a las que padecen problemas de escasez. al sistema superficial o subterráneo. He aquí algunos de los objetivos que hay que conseguir:   Aumentar la producción por unidad de agua evaporada. Los embalses construidos en períodos anteriores representan un volumen de almacenamiento total de unos 6 000 km3. lagos salados y acuíferos salinos).actuales y anteriores que se han almacenado (la nieve. 2. grandes cantidades de agua se pierden en el mar o los lagos salados durante las crecidas. Así pues. Debido a la complejidad del proceso. lagos. pero muchos de esos embalses.21 La mayor parte de las veces. las cifras de almacenamiento y extracción de agua pueden resultar engañosas. la salinización debido a la mezcla en una masa de agua salada (océanos. En la mayor parte de las cuencas fluviales. en los climas húmedos la eficiencia del uso del agua es mayor que en las regiones áridas. el hielo y el agua superficial y subsuperficial almacenada en embalses. porque al ser utilizada el agua incorpora sustancias contaminantes y porque el proceso de evaporación a que está sometida ocasiona la concentración de las sales existentes. parcial o totalmente. el perfil del suelo y los acuíferos). el agua extraída de una cuenca hidrográfica retorna. La cantidad de agua que se aplica a los cultivos alimentarios difiere según las zonas climáticas. después de haber sido utilizada. para convertirse en una fuente secundaria de suministro.22 La posibilidad de aumentar la eficiencia del agua a nivel de la cuenca fluvial depende de una administración estricta del proceso mediante el cual el agua deja de estar disponible. La calidad del suministro secundario de agua de drenaje es inferior siempre a la del suministro primario. el volumen y la concentración de contaminantes en el agua aumenta sustancialmente a medida que es reciclada en la cuenca fluvial a través de las fases sucesivas. y la contaminación del agua por sales y elementos tóxicos que impiden su utilización. Reducir las pérdidas de agua que va a parar a la atmósfera y las masas de agua salada. Los procesos debido a los cuales el agua deja de estar disponible son los siguientes: el trasvase del agua a la atmósfera en forma de vapor (evaporación y evapotranspiración). entre ellos algunos de los de . Para aumentar el volumen de «agua azul» accesible es necesario retener el agua de las crecidas para que no se pierda en los depósitos superficiales o subterráneos. Por consiguiente. y el agua desalada. En las regiones áridas y cálidas hace falta más agua que en las húmedas y más frescas para conseguir el mismo rendimiento. 2.

En el aprovechamiento del agua urbana. 2. cuando existen son preferibles los depósitos subterráneos (acuíferos). el bombeo excesivo de las aguas subterráneas supone que los acuíferos están muy mal gestionados. Ese agua que transporta productos tóxicos no debe ser destinada a un uso secundario.  mayor extensión. puede ser una fuente de abastecimiento para usuarios situados aguas abajo. En la actividad agrícola. sea industrial. Es necesario proteger el agua del peligro de que cualquier usuario. Reducir la contaminación del agua. antes que la captura de otros nuevos. es importante que la aplicación de nutrientes de las plantas y los sistemas de protección de las mismas no den como resultado un transporte excesivo de productos químicos o de sedimentos por el agua.23 Aumentar la eficiencia del riego –el porcentaje de agua extraída que es absorbida por las raíces de la planta– no entraña necesariamente aumentar el volumen de agua disponible en la cuenca fluvial. Sin embargo. es el método menos costoso de maximizar los beneficios. pueda introducir en ella sales diversas o algún producto tóxico. en 1992. urbano o agrícola. esto significa mantener el agua contaminada en un circuito cerrado. La reasignación de los suministros existentes. Por lo que respecta a la industria. Reasignar el agua de usos de menos valor a otros más valorados. por tanto. Una parte del agua almacenada en los embalses superficiales se pierde por efecto de la evaporación y. La eficiencia de . La construcción de nuevos embalses es cada vez más costosa porque los sitios más adecuados ya se han utilizado y en el futuro deberán tenerse en cuenta los costos sociales y ambientales de la planificación del aprovechamiento hídrico. A medida que aumenta la población y crece la economía. así como de estimular la conservación y protección de los escasos recursos hídricos. Desde la celebración en Dublín (Irlanda). se admite que el aprovechamiento del agua como un bien económico es una forma importante de conseguir un uso eficiente y equitativo. los costos financieros y ambientales de conseguir nuevos suministros de agua comienzan a exceder los beneficios económicos de los usos menos productivos (marginales) de los suministros existentes. de bajo costo y escasa eficiencia. se ha de evitar que el agua destinada al consumo se mezcle con el drenaje de tormentas y con desechos industriales. de la Conferencia Internacional sobre el Agua y el Medio Ambiente (ICWE). no se llenan todos los años. El agua subterránea y el agua de drenaje procedente de los sistemas de riego establecidos.

el agua subterránea puede ser una fuente de abastecimiento. De este modo. Un tercio del caudal de los ríos procede de acuíferos subterráneos. 1996). Africa del Norte y el oeste de los Estados Unidos). Parece que en el futuro previsible la desalación seguirá aplicándose principalmente para satisfacer las necesidades de agua de boca en los países donde los recursos hídricos son escasos y la energía abundante. donde los acuíferos no están conectados sistemáticamente con la red fluvial o donde el agua superficial es rara y está desigualmente distribuida. Las mejores plantas de desalación que funcionan en la actualidad utilizan alrededor de 30 veces la energía mínima teórica necesaria para eliminar la sal del agua. La función del agua subterránea 2. 1996. lo cual sigue siendo. el Cercano Oriente. Esta tendencia se manifiesta en la mayor parte de las regiones áridas (por ejemplo en Asia. Sin embargo. En las zonas áridas y semiáridas. Las mejoras tecnológicas podrían reducir la energía utilizada a 10 veces el mínimo teórico.24 El agua subterránea desempeña una función importante en la disponibilidad de recursos hídricos. Méxi-co. en la actualidad se están agotando los acuíferos en algunas de las más importantes regiones productoras de alimentos como consecuencia del bombeo excesivo de aguas subterráneas. Por lo general. almacenando el agua de las crecidas en un embalse hasta que pueda ser utilizada (Frederiksen. un volumen de energía considerable. por ejemplo. especialmente porque exige utilizar grandes cantidades de energía.utilización del agua se incrementa cuando se reduce la evaporación improductiva y se impide que el agua dulce se mezcle con agua salina. A menudo. contribuye a evitar que la economía agrícola del subcontinente indio sufra las consecuencias de las fluctuaciones del clima monzónico. Appelgren y Klohn. sin embargo. . Recuadro 1 LA DESALACION La desalación es una opción costosa. los cuales representan el componente más estable del flujo superficial. por ejemplo. el sistema tradicional de evaluación de los recursos hídricos por medio de la escorrentía fluvial pasa por alto este hecho. el agua subterránea sirve de protección contra el déficit estacional de lluvias.

contaminan el agua dulce almacenada. la seguridad alimentaria implica la autosuficiencia alimentaria. En último extremo. una reducción permanente de la capacidad natural del acuífero para almacenar agua. A medida que desciende la capa freática.27 Se considera que existe seguridad alimentaria cuando todas las familias poseen los medios físicos y económicos para conseguir alimentos suficientes para todos sus miembros y cuando dichas familias no corren el riesgo de perder la posibilidad de acceso a los alimentos. Cuando el uso de agua subterránea excede la recarga natural. En algunos casos. la explotación indiscriminada del agua subterránea puede producir otros efectos irreversibles. Además de agotar los suministros. 2. La seguridad alimentaria y la seguridad de los recursos hídricos 2. contaminando los suministros y agotando por completo el depósito de agua subterránea. el determinante principal de la seguridad alimentaria es el poder de compra de la unidad familiar. 2. esta política ha entrañado la explotación de agua fósil –recurso no renovable– para producir cultivos alimentarios de .26 La contaminación de los acuíferos es un problema cada vez más grave en todo el mundo. El acuífero puede incluso agotarse completamente. A escala nacional. resulta demasiado costoso continuar bombeando el agua o ésta resulta demasiado salada para irrigar los cultivos. Cuando contaminantes como los nitratos procedentes de la agricultura o productos químicos vertidos por la industria penetran en el depósito de agua subterránea. por ejemplo– no pueden bombear indefinidamente agua de los acuíferos a mayor velocidad de la que se recarga. En algunos de estos países. por efecto de la compactación geológica.25 Los usuarios –los agricultores. En las zonas costeras puede suponer que el agua salada invada los acuíferos de agua dulce.2.28 En la mayor parte de los países de las regiones cálidas. esto puede acarrear. la disponibilidad de agua per cápita es inferior ya al nivel que permitiría producir localmente los alimentos necesarios para alimentar a la población. el nivel de utilización de agua es insostenible y no puede mantenerse a largo plazo. que permite cubrir las necesidades de alimentos mediante una combinación óptima de producción interna y comercio internacional. En determinados casos. especialmente para el suministro urbano. Restaurar las condiciones de salubridad en los acuíferos contaminados es una tarea que exige mucho tiempo. es necesario producir localmente alimentos suficientes que permitan hacer frente a una contingencia (una guerra o un embargo) que imposibilite la importación de alimentos.

La finalidad de esa política es satisfacer las necesidades de los usuarios de los sectores doméstico y urbano. que es un recurso limitado. tensión política e inseguridad hídrica. Depender del comercio comporta algunos riesgos.escaso valor. Generalmente.29 La autosuficiencia alimentaria exige que la economía genere las exportaciones suficientes para cubrir el costo de importar los alimentos necesarios para satisfacer las necesidades de la población y exige también que en alguna parte del mundo exista agua disponible para cultivar alimentos suficientes para toda la población del planeta. la falta de agua o el suministro irregular a las zonas urbanas se traduce en inquietud social. urbano e industrial puede reciclarse para la agricultura y otros usos industriales o urbanos para los que no es necesaria agua potable. la seguridad hídrica se consigue aplicando una política encaminada al desarrollo económico y a la utilización racional y sostenible del agua. la disponibilidad efectiva total de agua dulce y reciclada en estas condiciones de satisfacción de las necesidades mínimas podría alcanzar los 190 m3/per cápita/año3. las necesidades mínimas se han cifrado en 125 m3/per cápita/año.31Se han adoptado medidas para cuantificar las necesidades mínimas de agua compatibles con la seguridad hídrica. En el Cercano Oriente. a fin de ofrecer oportunidades de empleo a la población. en estos casos los alimentos de producción nacional tienen un precio más elevado que en los mercados internacionales y ello redunda en perjuicio de la seguridad alimen-taria de las capas de la población de menores ingresos. 2.30 En el contexto de la autosuficiencia alimentaria. Sin duda. el turismo y la industria. la equidad humana.32 En un mundo en el que el agua es un recurso escaso. así como las del comercio. no es posible ignorar la complejidad del mundo natural. Teniendo en cuenta que alrededor del 65 por ciento del agua suministrada para uso doméstico. 2. la . la incertidumbre en el suministro y la inestabilidad de los precios. como el deterioro de las relaciones de intercambio en los mercados mundiales. De esa cifra. La preocupación nacional respecto a la posibilidad de disponer de agua suficiente para la producción de alimentos es también una de las causas que provocan las denominadas «guerras del agua». 100 m3 se destinarían a cubrir las necesidades de uso doméstico. urbano e industrial y los 25 m3 restantes constituyen una pequeña asignación para el cultivo de hortalizas y para la cría de ganado y de pollo (Shuval. 1996). 2. Revisión de las políticas hidrológicas y cambios institucionales 2.

Las características de la oferta y la demanda de agua hacen que los costos de transacción sean elevados y que el valor del agua sea relativamente bajo en comparación con otros recursos o productos. En 1993.preocupación por otras especies y el bienestar de las generaciones futuras. el establecimiento de una estructura institucional para la asignación del agua es una función fundamental de la política social. 1995). Por ejemplo. negociar acuerdos o derechos de propiedad y vigilar el cumplimiento de esos acuerdos. el control local y la resolución ordenada de los conflictos son otros objetivos importantes que las sociedades deben tener presentes al dar forma a la estructura de asignación del agua. la elección de esa estructura resulta de un compromiso entre la naturaleza física del recurso. En la ICWE se formuló una declaración de principios que sirvió como fundamento para el capítulo del agua del plan de acción mundial elaborado en la Cumbre para la Tierra de 1992 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo [CNUMAD].34 En cualquier nación. En último término. No es sorprendente que las diferentes culturas busquen una solución de compromiso de acuerdo con la importancia relativa de sus objetivos concretos. La escasez relativa de agua y los costos de transacción que es necesario sufragar para establecer y hacer cumplir los derechos del agua influyen en la forma que adoptan las instituciones hidrológicas. 1995d. La libertad individual. Todos estos documentos hacen un llamamiento para que se tenga en cuenta la relación existente entre el desarrollo económico y la protección de los ecosistemas naturales. 2. para que se reconozca que el agua es un bien económico y para que la opinión pública participe en la planificación del uso y aprovechamiento del agua. FAO/PNUD. la participación popular. la equidad. incluido el uso del agua.33 Las instituciones fijan las «reglas del juego» por las que se rige el funcionamiento del sistema económico. muchos países han acometido un proceso de revisión y reforma de la política de recursos hídricos (FAO. 2. realizada en Río de Janeiro. Entre los costos de transacción figuran los recursos necesarios para obtener información. el Banco Mundial publicó un documento normativo sobre los recursos hídricos que establece un marco para el aprovechamiento del agua (Banco Mundial. las reacciones humanas ante las políticas y los objetivos sociales en conflicto. los derechos de propiedad son parte de un mecanismo institucional que regula el desarrollo de las actividades económicas. . Brasil). Los países utilizan procedimientos diversos para conseguir un equilibrio entre la eficiencia económica (conseguir el mayor valor económico de una determinada base de recursos) y la equidad (garantizar un trato equitativo). A partir de entonces. 1993b).

pues no existe un marco jurídico que rija la asignación y utilización de las aguas internacionales ni que reconozca el uso beneficioso del agua para los ecosistemas. La competencia por el agua en el interior de los países y entre ellos constituye una amenaza para la seguridad del ser humano en este momento en que los suministros no son suficientes (o así se piensa) para hacer frente a las necesidades. 1995). En el mundo real. En particular. 2. Compartir las aguas transfronterizas 2. el Banco Mundial y diversos donantes (véase FAO. estos principios son insuficientes como orientación de los comportamientos. los conceptos «razonable» y «equitativo» son objeto de interpretaciones muy diferentes. En un tiempo en que una gran parte del mundo no tiene posibilidades (o éstas son muy limitadas) de aumentar los suministros globales.35 Una gran parte de los suministros de agua dulce del mundo están situados en cuencas hidrográficas y acuíferos que atraviesan fronteras nacionales. Al mismo tiempo. es decir. 1995d.37 Entre los factores que plantean problemas para la asignación y aprovechamiento equitativos y eficientes de los recursos hídricos figuran la variabilidad e incertidumbre de los suministros.36 En el momento presente. en un contexto amplio de desarrollo y seguridad. el derecho internacional no ofrece apenas medidas concretas para solucionar los conflictos del agua. construir embalses aguas arriba de la frontera. y asignar el agua de una cuenca fluvial compartida de manera razonable y equitativa. la compleja interdependencia entre los usuarios y la escasez y el costo crecientes del agua. La Asociación de Derecho Internacional (ILA) y la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas (CDI) han enunciado una serie de principios. Los particulares y los países encuentran evidentes incentivos para captar y utilizar los recursos antes de que fluyan más allá de su control. Para superar el . que incluyen cuatro obligaciones: informar y consultar con los vecinos que comparten el agua antes de adoptar medidas que puedan afectarles. es necesario buscar una situación de equilibrio en la que los distintos usuarios estén dispuestos a hacer concesiones. intercambiar datos hidrológicos periódicamente. 2. no encuentran apenas incentivos para conservar y proteger los suministros para los usuarios situados aguas abajo. evitar causar un daño sustancial a otros usuarios del agua. Más de 200 ríos fluyen a través de dos o más naciones cuyas fronteras políticas atraviesan las cuencas hidrográficas.Este proceso está muy avanzado y cuenta con el apoyo decidido de la FAO. FAO/PNUD.

el Eufrates. pero la intensidad del riego varía notablemente de unos a otros cultivos alimentarios. en comparación con el que registran las tierras de secano es importante. 3. por lo que respecta a las tierras agrícolas regadas.38 La utilización compartida del agua y la prevención de los conflictos dependen de la celebración de tratados entre los países ribereños del mismo río. del 30 al 40 por ciento de los alimentos producidos en el mundo procede de una superficie de regadío que tiene una extensión de 250 millones de ha. 2. Contribución de la regulación del agua al suministro de alimentos La regulación del agua y la producción de alimentos 3.2 Existen amplias diferencias regionales en cuanto a la intensidad del riego para los diferentes cultivos alimentarios. existen pocos tratados que incluyan a todos los países que comparten la cuenca fluvial. políticas.conflicto. Las adversas condiciones para la agricultura de secano explican que en el Cercano Oriente y Africa del Norte los sistemas de producción de alimentos dependan tan . el incremento promedio del rendimiento en las tierras de regadío. son considerables: el 38 por ciento en Asia. Sin embargo. la seguridad alimentaria. el 15 por ciento en América Latina y el 4 por ciento en el Africa subsahariana. Para la mayor parte de los cultivos oscilan entre el 50 y el 200 por ciento. Entre las cuencas hidrográficas y regiones conflictivas figuran el Jordán. protección de las cuencas de captación. entre otros objetivos. 3. es necesario mostrar una mayor amplitud de miras que permita considerar el objetivo último de la regulación del agua: asegurar el desarrollo económico. legislación sobre el agua y aspectos institucionales para trabajar serenamente en la búsqueda de soluciones que puedan ser consideradas razonables y equitativas por las partes afectadas. pesca continental. la FAO presta sus conocimientos especializados interdisciplinares en materia de aprovechamiento de los recursos hídricos. la salud y la conservación de los ecosistemas. En el mundo en desarrollo. el Ganges y los afluentes del mar Aral. Las variaciones regionales. el Nilo. alrededor del 20 por ciento de la tierra labrantía total es de regadío.1 Como ya se ha señalado. A petición de los gobiernos. En los países en desarrollo.

una disminución del 50 por ciento apenas incide negativamente en la producción agrícola. suficientes para garantizar la alimentación básica de 1 500-2 000 millones de personas. Sin embargo. dependen del riego para una parte importante de su producción agrícola. si el ritmo de incremento del riego fuera mucho menor que en los años ochenta. el Perú y Madagascar. La sequía y el aprovechamiento del agua 3.UU. aunque varios países de esas subregiones. En cambio. para ello habría que realizar inversiones por valor de 500-1 000 millones de dólares EE. Aunque las estimaciones arrojan muchas veces resultados muy distintos. como Chile. Sin embargo. En las tierras de regadío se obtiene la cuarta parte de la producción de trigo. En las zonas de lluvias abundantes. que se produce cuando el volumen de las precipitaciones es inferior al normal. sólo el 10 por ciento de la producción agrícola procede de tierras de regadío en América Latina y el Caribe y en el Africa subsahariana. si la expansión del riego se efectuara al mismo ritmo que en los últimos 30 años. es en Asia donde el riego hace una mayor contribución a la seguridad alimentaria mundial: del sector del regadío procede el 80 por ciento de la producción de alimentos en el Pakistán. esa situación no se produciría hasta el año 2025. el 70 por ciento en China y más del 50 por ciento en la India e Indonesia. en el 2015 se habrían agotado las posibilidades de expansión.4 Si se aprovechara al máximo el potencial de riego que se ha mencionado en el párrafo anterior (110 millones de ha) se obtendrían de 300 a 400 millones de toneladas de cereales adicionales.5 La variabilidad de las lluvias es una característica del clima tan importante como la media anual de las precipitaciones. 3. todos los alimentos producidos en Egipto y más de la mitad de los que se producen en Iraq e Irán.3 La complejidad de los factores conceptuales y técnicos que intervienen hace difícil establecer el potencial de riego de un país. todas ellas coinciden en señalar que las posibilidades de expansión del riego es considerable. Unos valores inferiores a la media no corresponden necesariamente a una situación de sequía. El estudio efectuado por el Banco Mundial/PNUD (1990) indica que la superficie de regadío de los países en desarrollo puede aumentar más de 110 millones de ha (el 59 por ciento). Además. . y que es en Asia donde existen mayores posibilidades de expansión (69 millones de ha). El potencial de riego 3.fuertemente del riego.

no se han tenido en cuenta las consecuencias macroeconómicas de los avatares meteorológicos. sino en el conjunto de la economía. la generación de energía. Los efectos negativos no se dejan sentir sólo en el sector agrario. Los mecanismos de los efectos de la sequía sobre las sociedades humanas y sobre la agricultura son bien conocidos y durante los últimos veinte años se han perfeccionado los sistemas de alerta y la disposición para afrontarla. cuyas causas hay que buscarlas no sólo en la climatología. los suelos y la situación general de la economía. Sin embargo. 3. la recuperación económica sostenible y el desarrollo. sino también una serie de datos pormenorizados sobre los sistemas de cultivo. Las situaciones de sequía son frecuentes y agudas en la mayor parte de los países de Africa y la mitigación de sus profundos efectos será esencial para conseguir la seguridad alimentaria. pues afectan a la producción industrial. sino en la degradación del medio ambiente. la sequía es una condición temporal. se estima que los daños económicos de la sequía que afectó a Zimbabwe en 1991-92 duplicaron las pérdidas directas de la producción agrícola. 3.8 La vulnerabilidad frente a la sequía varía de un país a otro. 3. La sequía climatológica responde a unas pautas geográficas y estadísticas complejas.7 Generalmente. los ingresos de exportación y el PIB. Por ejemplo. las rentas del Estado. mientras que la escasez de agua es un rasgo permanente. en función del grado de desarrollo y de muchos otros factores.aunque puede afectar de forma importante al caudal de los ríos («agua azul»).6 La sequía agrícola es una cuestión compleja y para evaluar sus efectos y efectuar la planificación agrícola no sólo hay que tener en cuenta los factores meteorológicos. Entre los países más vulnerables figuran aquellos cuyas economías se hallan en las primeras fases de la transición de una agricultura de subsistencia a una economía agraria más moderna y productiva firmemente basada en el consumo urbano. Recuadro 2: . Con frecuencia. se produce una sequía invisible. Se habla de sequía agrícola cuando el suministro de agua es insuficiente para satisfacer las necesidades de los cultivos o del ganado. A medida que aumenta la población son más las personas que se encuentran en situación de riesgo y la degradación y explotación progresivas pueden poner en peligro la base de recursos naturales.

La persistencia es una inercia típica que afecta a muchas variables climáticas. así como las situaciones de sequía. de duración e intensidad variables. En el continente africano. Esto tiene repercusiones importantes desde el punto de vista de la seguridad alimentaria. varios años de precipitaciones abundantes (en los que las inundaciones han sido frecuentes). que pueden expresarse en términos de variabilidad y persistencia:   Variabilidad. el Africa oriental y el Africa austral parece indicar que en las grandes regiones climáticas del continente existen regímenes de lluvias diferentes entre los cuales no existe. que culminó en 1984 en el Africa occidental.LA SEQUIA EN AFRICA Existen datos fehacientes que indican que el régimen de precipitaciones de Africa no se ha modificado con respecto al de los siglos anteriores. que afectaron tanto al Africa oriental como occidental. El Sahel. La falta de coincidencia en la secuencia cronológica de años buenos y malos entre el Africa occidental saheliana. Persistencia. la fluctuación de las precipitaciones es una característica permanente. una correlación. ya que hace necesario almacenar los alimentos y el agua durante un . Los años buenos y malos no se registran de forma aleatoria. se advierten algunas pautas generales. Estos períodos fueron seguidos por un aumento general de las precipitaciones. las precipitaciones son más variables en las zonas áridas y semiáridas que en los climas más húmedos. que algunos interpretan como el fin de la sequía saheliana más reciente. A partir de 1950 se observó de nuevo una tendencia a una mayor aridez. en el Sahel se han sucedido. Sin embargo. Posteriormente. en ocasiones. el Cuerno de Africa y los países situados en torno al desierto del Kalahari se caracterizan por la gran variabilidad interanual e intraestacional de las precipitaciones. sino que tienden a agruparse. Como se ha indicado anteriormente. desde 1988. Las sequías más agudas de las que se tienen noticia son las del decenio de 1910.

las precipitaciones seguirán fluctuando y que seguirá habiendo años relativamente buenos y malos. Esta . no se puede pretender que una capacidad de almacenamiento limitada. pensada únicamente para la regulación estacional. en Africa. No obstante. En cambio. con la pérdida consiguiente de la capacidad de almacenamiento de estos últimos. el riego basado en las aguas subterráneas ha resultado efectivo frente a la sequía. al efectuar el análisis económico hay que tener en cuenta determinados aspectos que se olvidan muchas veces. 1995b).2 millones de ha aproximadamente (FAO.10 En los proyectos de aprovechamiento del agua encaminados a garantizar el abastecimiento en los años de sequía. Todo indica que. 3. En las zonas de pastoreo. Un sistema de riego reforzado con una gran capacidad de almacenamiento de agua para varios años puede constituir una protección efectiva contra la sequía. el agotamiento permanente de los acuíferos. es imposible reconstituir la cabaña si los años buenos están separados por varios años malos sucesivos. permita asegurar el abastecimiento de agua durante un período de sequía que se prolongue durante varios años. los trabajos que se han realizado recientemente sobre la influencia de las temperaturas superficiales del océano Pacífico en el régimen de la circulación atmosférica mundial (el fenómeno de oscilación meridional de El Niño) hacen concebir la esperanza de que en un futuro no demasiado lejano las predicciones estacionales para el Africa oriental y austral puedan ser más fiables. como el costo social de la sequía (especialmente el de la inseguridad alimentaria) y el daño irreparable que causa a la base de recursos naturales la utilización excesiva de los recursos durante esos períodos. durante los años ochenta.período de varios años desfavorables. Así ocurrió con la presa del Alto Aswan (Egipto).9 El contexto local determina hasta qué punto la regulación del agua puede ser una inversión capaz de resistir la sequía. 3. tanto en los países desarrollados como en desarrollo. La situación en Africa 3. Es de lamentar que en muchos casos la gestión deficiente del agua haya ocasionado. En los lugares en los que es posible organizarlo.11 Se estima que en el continente africano la superficie total de regadío es de 12.

El método más extendido es el riego de superficie (riego por bancales. y al saneamiento de algunas zonas pantanosas de pequeña extensión. la regulación del agua no ha tenido. se ha limitado al riego en pequeña escala en zonas propensas a la sequía. desde las tierras húmedas. 3. muy productivas. y en 24 de un total de 53 países sólo se riega el 1 por ciento de la tierra. donde la política del gobierno ha fomentado decididamente los sistemas de riego en gran escala. por su misma naturaleza. se estima que es el sistema predominante en el 30-50 por ciento de la superficie total de regadío de Africa. Madagascar. Mientras que en países como Burkina Faso o Nigeria abarca más del 70 por ciento de las tierras irrigadas. en la fruticultura y la horticultura. Cabe citar. Aunque. el 7. con la excepción de aquellas en las que se utiliza agua previamente recogida o en las que se aplica el riego por inundación. Muy diferente entre las diversas zonas es la intensidad de cultivo. en menor grado. los de Egipto (donde el 99 por ciento de la tierra cultivable es de regadío) y el Zaire (donde sólo el 0. que cultivan desde hace siglos los agricultores locales (como en el Golfo de Guinea o en las tierras altas del Africa central) hasta sistemas modernos de riego con una regulación total del agua (como en Zimbabwe o Marruecos). Seis países (Egipto.2 por ciento es objeto de riego).13 También se constatan grandes diferencias cuando se analizan las técnicas de utilización del agua regulada. el riego informal no está bien documentado y es difícil de evaluar. se eleva el agua por medio de bombas. por lo que respecta al aprovechamiento del agua. como casos extremos. El riego por presión (riego por aspersión y por goteo) se utiliza para la producción de caña de azúcar en gran escala y. 3. pero debe señalarse que existen importantes diferencias entre unas y otras zonas.cifra comprende todas las tierras a las que se suministra agua para la producción de cultivos. surcos y tablares). En el Africa subsahariana. no llega al 10 por ciento en otros como Zimbabwe y el Sudán. Representa. en promedio. . Los sistemas de riego existentes obtienen el agua de los ríos o embalses y utilizan canales alimentados por la fuerza de la gravedad. hasta ahora. Marruecos. sólo alcanza el 110 por ciento en las demás zonas. Tanto el riego por inundación como por desviación de aguas de avenidas se conocen desde hace largo tiempo en varias zonas de Africa. Sudáfrica y el Sudán) poseen casi el 75 por ciento de la superficie total de regadío.12 Estas cifras globales incluyen una gama muy diversa de situaciones. una gran importancia para el desarrollo agrícola y. Cuando esto no es posible. En tanto que en el norte y nordeste de Africa la media actual es del 130 por ciento. tradicionalmente.5 por ciento de la tierra cultivable. Nigeria.

Se estima que en países como Namibia el maíz de regadío da un rendimiento tres veces superior que el de secano. Las cifras que se ofrecen se basan en el potencial físico local y no incluyen las grandes inversiones.17 En el Cuadro 4 se indica la extensión efectiva del riego en las regiones del continente africano. como porcentaje del potencial total estimado. el riego se utiliza como fuente complementaria de agua para asegurar la producción. En un estudio reciente (FAO. el riego es prácticamente la única posibilidad para la producción de cultivos. Sin embargo.15 Durante los últimos 30 años. 3. 1996c). Según la FAO. se compara la información disponible en los países con las estimaciones de los recursos hídricos por cuencas fluviales. en países como Marruecos. sitúan el potencial de expansión entre 30 y 150 millones de ha.16 Evaluar las posibilidades de expansión del riego en Africa no es una tarea fácil. La evolución futura estará determinada por un conjunto de factores. como las opciones políticas. por ejemplo. Túnez y Sudáfrica. en los trasvases de cuencas. cuyos resultados se resumen en el Cuadro 4. 3.2 veces más que 1 ha de secano. en el conjunto del continente 1 ha de tierra de regadío produce 2. Sin embargo. En las zonas áridas (por ejemplo. Mientras que Africa del Norte ha alcanzado ya el 83 por ciento de su . Los factores decisivos para hacer una estimación a este respecto siguen siendo los recursos naturales de tierras y agua. los planes de trasvase de una cuenca a otra son ya una realidad. las tierras de regadío han aumentado en Africa el 1. Este aumento de los rendimientos es fruto de las prácticas agrícolas mejoradas relacionadas con el riego. gracias a lo cual obtienen mayores beneficios económicos. se ha realizado ya el 29 por ciento de la capacidad física. Como promedio. Según los supuestos de los que parten. mientras que en las tierras semiáridas y subhúmedas. 3. la capacidad de inversión.2 por ciento anual como promedio.3.14 También existen importantes variaciones regionales respecto al papel de la regulación del agua. ese ritmo de aumento comenzó a decrecer a mediados de los años ochenta y en la actualidad no llega al 1 por ciento anual. Son varios los estudios que se han efectuado acerca de las posibilidades técnicas de ampliación del riego en el continente africano. Lo que tiene más importancia en este sentido es el hecho de que en los trópicos el riego permite a los agricultores recoger la cosecha en función de la demanda del mercado. donde la demanda de agua es muy elevada. los avances tecnológicos y las necesidades sociales y medioambientales. pero existen grandes diferencias interregionales. El ritmo de expansión varía considerablemente de un país a otro. en Egipto).

así como al fomento del riego comunitario en las aldeas.capacidad. donde sólo se riega el 4 por ciento de la tierra cultivable. Al principio. 1987).19 Se considera que la inversión en riego. por lo general. por ejemplo. que compiten por un volumen de fondos limitado. Sin embargo. El progreso conseguido es atribuible. esta rápida expansión ha originado también muchos problemas. en los países del Africa central. no entraña migración ni desplazamiento de la mano de obra. la fadama (tierra inundable de los valles) de regadío se ha ampliado de 120 000 a 800 000 ha entre 1960 y 1985 (Harrison. que cualquier otro adelanto tecnológico o administrativo. pero ahora se emplean también para cultivar arroz en las riberas de los ríos y en torno a fuentes de agua superficial. en buena parte. los elevados costos de bombeo. se considera que invertir en sistemas de riego en pequeña y mediana escala es más atractivo que hacerlo en grandes sistemas. tanto a nivel individual como de las aldeas. El Africa subsahariana. donde los recursos hídricos son relativamente abundantes.18 El riego se ha ampliado considerablemente en Africa desde principios del decenio de 1980. como la saturación de los mercados locales. por las razones que se apuntan a continuación:    la tecnología del riego en pequeña escala puede basarse en los conocimientos que ya poseen los agricultores. incluso en zonas remotas. se ha tendido a conceder a los agricultores más atribuciones sobre la gestión de los sistemas de riego en pequeña y mediana escala. En general. dista de haber alcanzado el promedio mundial. es poco rentable y existen innumerables alternativas. . Por lo que respecta al Africa subsahariana. En Nigeria. es la región donde el riego está menos desarrollado con arreglo a las posibilidades. administrativos y empresariales locales y. queda todavía un gran potencial por explotar. estas bombas se utilizaban para producir hortalizas en las proximidades de los núcleos urbanos. cifrado en el 18. la puesta en marcha de pequeñas bombas ha revolucionado más el riego en algunos países. indican que todavía es posible una expansión considerable. la tecnología del riego en pequeña escala es más compatible con el medio físico y humano.5 por ciento. sobre todo en Africa. especialmente en el sector urbano. es posible utilizar los conocimientos técnicos. En los diez últimos años. 3. a la inversión del sector privado. las dificultades que encuentran los agricultores pobres para financiar la inversión inicial y el agotamiento del agua subterránea en algunas regiones. 3. Aunque estas cifras han de ser interpretadas con cautela.

cuando el control de las pequeñas infraestructuras de riego está en manos de los propios agricultores (Rosegrant y Perez. Puede afirmarse. Previsiblemente. el riego en pequeña escala no es sino una versión en miniatura de los grandes proyectos tradicionales. alimentarias. Los resultados son mucho mejores. y la tecnología del riego en pequeña escala exige menos insumos externos. Cuadro 4: Riego efectivo y potencial en Africa. La superficie de riego se ha duplicado prácticamente entre 1960 y 1990. 1995). en donde las tierras regadas representan el 35 por ciento de las tierras cultivables y aportan más del 50 por ciento de la producción agrícola total. e incluso la autosuficiencia. que el sector agrario ha contribuido sustancialmente al desarrollo y el bienestar de la región. está dejando paso a una agricultura más diversificada. el sector agrario está registrando cambios importantes. y este fenómeno ha ido acompañado de un crecimiento espectacular de la producción agrícola. la infraestructura social necesaria para los proyectos en pequeña escala es reducida. que utiliza mayor cantidad de insumos y que se orienta hacia el mercado.20 No obstante.22 A medida que algunos países alcanzan la seguridad. mientras que el crecimiento demográfico ha sido del 20 por ciento. por regiones La situación en Asia 3. por tanto. en cambio. debido a los procedimientos de ejecución. El sistema tradicional. La introducción de variedades de alto rendimiento y el empleo generalizado de fertilizantes son los otros dos factores que han permitido conseguir un incremento de la producción. este porcentaje aumentará aún más. 3.   la planificación y desarrollo del riego en pequeña escala es más flexible.21 Dos tercios de todas las tierras de regadío se encuentran en Asia. la producción agrícola ha aumentado el 50 por ciento. La intensificación de la agricultura y la expansión de otros sectores de la economía han determinado un descenso de la población empleada en la . 3. basado en el cultivo del arroz. En el conjunto de los países asiáticos. los datos de que se dispone acerca de los planes de riego en pequeña escala impulsados por los gobiernos indican que muchas veces esas ventajas no se materializan porque. en los diez últimos años.

Se considera que del 10 al 15 por ciento de las tierras regadas (en su mayor parte en las regiones áridas) están degradadas. la sostenibilidad de muchos de los sistemas de riego está amenazada en razón de la viabilidad financiera. Los efectos negativos del riego sobre los recursos de tierras y aguas suscitan una gran preocupación.25 Es necesario diversificar los cultivos. introduciendo otros productos que tengan un mayor valor comercial que el arroz. la falta de mantenimiento y los problemas de anegamiento y salinidad han hecho que en algunas zonas de regadío la productividad sea menor que la prevista. pero se cree que en el año 2000 esa tasa será sólo del 1 por ciento. preparar la tierra y adoptar prácticas de riego adecuadas. Por consiguiente.agricultura (en el momento presente menos del 60 por ciento) del 0. A aquellos agricultores que no saben cuáles son las variedades mejor adaptadas y las prácticas más apropiadas y que no están familiarizados con las fluctuaciones de precios y el acceso a los mercados deberá facilitárseles el acceso a una información más pertinente. Resulta difícil recaudar las tasas por la distribución de agua y la financiación del fun-cionamiento y mantenimiento del sistema con fondos públicos entra en contradicción . 3. 3. existe margen para una mayor intensificación. porque los trabajos se efectúan en zonas cada vez más difíciles y. la productividad no ha sido la esperada y. por efecto del anegamiento y la salinización.23 Actualmente. al mismo tiempo. también. tanto entre los gobiernos como entre las instituciones de financiación. mientras que en los estudios de viabilidad se apuntan cifras del 180 al 200 por ciento. la sustitución de cultivos de tierras húmedas por cultivos de tierras altas exige disponer de un sistema de drenaje adecuado de los campos. El costo del aprovechamiento del agua ha aumentado notablemente en los últimos años. 3. la escasa intensidad de cultivo. la expansión del riego se cifra en el 1.26 Los problemas y los costos del desarrollo del riego han despertado una creciente preocupación sobre su viabilidad.24 El uso ineficiente del agua. No obstante. 3.4 por ciento anual. Se estima que la intensidad de cultivo en las zonas de regadío es del 120 por ciento. ya que está disminuyendo el número de proyectos de riesgo en gran escala financiados con fondos públicos. los campesinos necesitan apoyo para aumentar la productividad del sistema de cultivo de regadío.7 por ciento anual. con el fin de valorizar más rápidamente la infraestructura. porque se adoptan criterios más globales. en mayor o menor medida. En definitiva. En muchas zonas.

a los fallos de diseño y planificación. tanto de los que se construyan en el futuro como de los ya existentes. 3. al mismo tiempo. Se estima que la degradación causada por el anegamiento y la salinización afectan. Las cuestiones de mayor trascendencia en el sistema de riego de Asia son la viabilidad financiera.29 Las deficiencias que se han detectado en el funcionamiento de muchos sistemas de riego han de atribuirse en parte a la mala gestión y.con la política vigente. Por ello. La tendencia actual consiste en privatizar los sistemas de regulación del agua. al menos. el incremento de la superficie regada en Bangladesh (un 40 por ciento en los últimos cinco años) se atribuye a la liberalización de la importación y venta de bombas pequeñas. la inversión en proyectos de riego está siendo objeto de un profundo análisis. 3. 3. institucionales. la menor disponibilidad de agua y de tierra adecuada hacen necesario que el sistema de riego funcione mejor y sea más productivo y viable desde el punto de vista financiero si se quiere satisfacer el aumento de las necesidades de alimentos. También el uso de productos agroquímicos y la propagación de enfermedades transmitidas por el agua exigen que se tomen medidas en la gestión del riego. es una medida que están poniendo en práctica muchos países.28 La viabilidad financiera de los nuevos planes de aprovechamiento está en entredicho porque los costos son cada vez mayores. del sistema de riego. el funcionamiento del sistema y la productividad agrícola. También es cada vez más grande la carga que conlleva el mantenimiento y funcionamiento de los sistemas de riego y su financiación con el dinero público comienza a ser insostenible. La transferencia a manos privadas de la gestión de una parte.27 Sin duda. que se decretó en 1988. Esta tecnología impulsará una mayor . en mayor o menor grado. en parte. agrí-colas y ambientales del riego. se adoptará un planteamiento que aborde conjuntamente los aspectos técnicos. Por ejemplo. al 10 o el 15 por ciento de la superficie regada. Los requisitos necesarios para privatizar con éxito el sector hídrico agrícola son el apoyo decidido a las asociaciones de agricultores. El ritmo de construcción de nuevos sistemas de riego será más lento y. socioeconómicos. una legislación y reglamentación estrictas y una política nacional consecuente con esos objetivos. Los efectos negativos del riego sobre los recursos de tierras y agua son motivo de preocupación. ya que se ha demostrado la rentabilidad de la inversión en el riego. La adopción de sistemas informatizados de distribución del agua y la introducción de sistemas de información de la gestión permitirán conseguir importantes mejoras de funcionamiento.

Pero si es cierto que los sistemas públicos de riego no han realizado en modo alguno su potencial económico. unidas a los problemas sociales y técnicos. pero en algunos países (Chile. han contribuido a la estabilidad social y al desarrollo económico de la región en los que se implantaron. 3. Una gran parte de las tierras regadas (alrededor del 40 por ciento) es de titularidad privada. Costa Rica. en su mayor parte.32 El riego controlado por el sector público ha seguido en esta región una trayectoria muy negativa. La zona regada es aproximadamente el 15 por ciento de la tierra agrícola pero aporta una proporción mucho más alta de la producción agraria. se debe adoptar una doble iniciativa: introducir sistemas de cultivo más intensivos y diversificados con prácticas de cultivo y de manejo del agua adecuadas.30 Sólo una mayor productividad de los cultivos de regadío asegurará la viabilidad financiera.eficiencia en el uso del agua y facilitará la recaudación de los derechos sobre el agua. Para que los agricultores puedan aumentar la productividad del sistema de cultivo de regadío deben contar con un apoyo efectivo. La situación en América Latina 3. sólo se riega realmente una pequeña parte de las tierras de regadío. Estas deficiencias básicas. En este sentido. además. los proyectos de riego financiados con capital privado han crecido mucho más deprisa que los que han contado con fondos públicos. se ignoró a los usuarios en el proceso de adopción de decisiones. se han traducido en una escasa eficiencia de los sistemas de riego. En muchos casos se subestimó ampliamente el tiempo necesario para implantar el riego y se dedicó más atención a la construcción del sistema que a su funcionamiento y. y depositar en una comunidad de agricultores autosuficiente la responsabilidad del funcionamiento y mantenimiento del sistema de riego. que en el caso de México llega hasta el 50 por ciento. México y el Uruguay) es un componente importante de las exportaciones. y el resto se distribuye. 3. el Brasil. De hecho. entre la Argentina. Chile y el Perú. El 50 por ciento de esa superficie corresponde a México. .31 La superficie de regadío en América Latina es de 13 millones de ha apro-ximadamente. Una condición esencial para ello es la puesta en práctica de sistemas de cultivo y de técnicas de gestión del agua adecuados para otros cultivos distintos del arroz. como el Brasil y Chile. La producción de regadío se destina a cubrir la demanda interna de alimentos y fibra. En determinados países.

México. han aumentado las cantidades recaudadas en concepto de derechos por el uso del agua.34 La región cuenta con abundantes recursos hídricos y con un importante potencial de riego (20 millones de ha). tanto en las ciencias agrícolas como en la ingeniería continúan registrándose progresos. pues en la mayor parte de los casos la distribución del agua es más eficiente y el mantenimiento más adecuado. pone de manifiesto que el riego puede ser productivo. con lo que se incrementará la remuneración de los agricultores. El balance provisional de esta experiencia es positivo. Destaca en ese sentido la experiencia de México. que van desde pequeños sistemas de bombas individuales hasta grandes haciendas privadas. que ya ha transferido dos tercios de los 3 millones de ha de tierras públicas de regadío. Chile. Desde el comienzo de los años noventa. la inversión del sector privado en una serie de proyectos.33 El deficiente funcionamiento de los sistemas públicos de riego y las dificultades financieras a las que se enfrentan muchos gobiernos han determinado la reducción de la intervención del Estado en este sector. la evolución de la regulación del agua dependerá de las consideraciones financieras y su financiación recaerá mayoritariamente en el sector privado.3. la tendencia a transferir a los usuarios estos sistemas de riego. Costa Rica. el Brasil. Guatemala. que mejorarán la eficiencia del uso del agua e incre-mentarán los rendimientos del riego. Además. las reformas macroeconómicas y la gestión cuidadosa de las importaciones en condiciones favorables harán subir los precios de los productos locales. en países como la Argentina. 4. los costosos sistemas de riego de diseño y construcción internacional se están haciendo innecesarios. Previ-siblemente. ha cobrado fuerza. Colombia. el Ecuador. Panamá y el Perú. 3. Estrategias de transformación y mejora . previsiblemente. con el perfeccionamiento de la ingeniería local y la divulgación de tecnologías sencillas y apropiadas.      el entorno macroeconómico es mejor que el de los últimos 20 años y el sector agrícola no está tan discriminado como lo estaba antes por efecto de unos tipos de cambio sobrevalorados y de otros mecanismos análogos. principalmente en el Brasil.

la inversión del sector privado en una serie de proyectos. el establecimiento de un sistema nuevo. previsiblemente. aunque tal vez no suficiente. con el perfeccionamiento de la ingeniería local y la divulgación de tecnologías sencillas y apropiadas. que van desde pequeños sistemas de bombas individuales hasta grandes haciendas privadas. tanto en las ciencias agrícolas como en la ingeniería continúan registrándose progresos. sin duda. dotadas de menos recursos. argumentando que podría mejorar la seguridad alimentaria. pone de manifiesto que el riego puede ser productivo. que por lo general incluye inversiones en el aprovechamiento del agua. y las encaminadas a extender los beneficios para compensar a las zonas marginales. con lo que se incrementará la remuneración de los agricultores.2 Las estrategias agrícolas aplicadas en los últimos 25 años. para poner en marcha una nueva generación de proyectos de riego. los costosos sistemas de riego de diseño y construcción internacional se están haciendo innecesarios. e incluso para rehabilitar otros más antiguos. o la mejora de los existentes. una razón necesaria. 4. También se ha producido una polarización entre las estrategias tendentes a aprovechar iniciativas de desarrollo fructíferas en aquellos lugares que tienen mayores posibilidades. a saber. las reformas macroeconómicas y la gestión cuidadosa de las importaciones en condiciones favorables harán subir los precios de los productos locales. . particularmente en Africa. se han polarizado en torno a dos alternativas. El Premio Nobel Theodore Schultz ha demostrado las limitaciones del planteamiento del desarrollo basado en la mejora. Esta es. a menos que tenga lugar una inyección de insumos nuevos. Los factores que se indican a continuación contribuirán también a defender la necesidad del riego y tal vez servirán para poner en marcha con buen éxito una nueva generación de proyectos de aprovechamiento del agua:      el entorno macroeconómico es mejor que el de los últimos 20 años y el sector agrícola no está tan discriminado como lo estaba antes por efecto de unos tipos de cambio sobrevalorados y de otros mecanismos análogos. que mejorarán la eficiencia del uso del agua e incre-mentarán los rendimientos del riego.Fundamento de los proyectos de aprovechamiento del agua de segunda generación 4.1 Se ha abogado por la regulación del agua.

En cambio. Es necesario reevaluar la estrategia de extensión de los recursos. de precipitaciones escasas. como sería el caso de una vasta zona de Asia. incluidos caminos y planes de riego. de la emigración de sectores de población de esas zonas hacia las ciudades. siempre que se tengan en cuenta y se apliquen debidamente las enseñanzas de proyectos realizados anteriormente con resultados de uno y otro signo. La política del agua y los instrumentos jurídicos necesarios 4. extender los beneficios para compensar la falta de recursos de las zonas marginales comportaría realizar inversiones en infraestructura. mientras que la estrategia dominante en los años sesenta y a comienzos de los setenta consistía en centrar los esfuerzos en los proyectos más productivos. planes de mecanización e implantación de nuevos sistemas de riego en gran escala. por ejemplo a través de una campaña dirigida a fomentar el uso de fertilizantes. con una serie de intervenciones que incluyen los planes de riego en gran escala. 4.3 La transformación se ha conseguido en parte por medio de proyectos urgentes. hay que dar prioridad a las opciones más productivas. Este proceso comprende una serie de .4 Todo parece indicar que ahora se pueden tomar medidas nuevamente para transformar la situación. La mejora puede conseguirse por medio de los servicios de investigación o extensión.5 Los sistemas jurídicos y administrativos han de responder a las nuevas exigencias en esta era de presiones crecientes sobre los recursos hídricos y las finanzas públicas. No es difícil encontrar ejemplos de las distintas políticas que se acaban de describir. o de la promoción de un único insumo. dado que los recursos son escasos y es necesario cubrir el déficit de alimentos. Hoy en día deben aplicarse políticas más variadas.4. conduciría a invertir en zonas densamente pobladas. razones de equidad llevaron al final del decenio de 1970 y en el de 1980 a dirigir la atención a las zonas más desfavorecidas. habitualmente cercanas a los mercados. con lluvias abundantes y buenos suelos. flexibles y pragmáticas. a las que hasta ahora se ha prestado poca atención y en las que la pobreza es un problema evidente. a la luz de la complejidad de los obstáculos y del elevado costo del desarrollo de las zonas más pobres. y del deterioro ambiental originado por la presión del ser humano y de los animales sobre unos ecosistemas frágiles. que tengan más en cuenta las circunstancias locales y los puntos de vista de la población local acerca de sus propias necesidades. en zonas remotas. Respaldar las experiencias satisfactorias centrándose en las zonas de mayor potencial. Sin embargo. Sin embargo.

Los métodos tradicionales de carácter informal son importantes. es un requisito básico para el aprovechamiento del agua. Sin embargo. Pero esas garantías también son necesarias para las transacciones mercantiles no conflictivas.7 Las prácticas y normas jurídicas consuetudinarias tienen gran predicamento en muchos países. y en la práctica. 4. que al tiempo que permiten un margen de flexibilidad suficiente evitan o reducen al mínimo los conflictos relacionados con el agua. la redistribución del agua puede perjudicar inopinadamente a terceras partes (por ejemplo. Los títulos de propiedad sobre el agua. otorgados a través de instrumentos jurídicos transparentes y seguros. 4. especialmente cuando ésta es escasa. son esenciales para evitar conflictos y estimular mecanismos del mercado que potencien la eficiencia de la ordenación de los recursos hídricos. cuando el exceso de agua de riego se desvía en lugar de hacerla retornar a la capa freática). El problema de las garantías jurídicas se ha planteado a raíz de los conflictos reales o posibles sobre el agua y se aborda a través de los mecanismos jurídicos establecidos para la solución de litigios. la transferencia comercial de los derechos sobre el agua entre usuarios e inversores privados. se suele considerar que el agua de riego corresponde a la tierra regada. puesto que la resolución de los litigios en los tribunales de justicia es en muchos casos arriesgada. por consiguiente.6 La seguridad del derecho a una cantidad suficiente y segura de agua de buena calidad y. la protección frente a la contaminación. para resolver conflictos relacionados con el agua. Para frenar la especulación en lo que respecta a los derechos del agua. cuando se opta por el uso industrial del agua en lugar del agrícola) son necesarios mecanismos jurídicos que regulen esa redistribución y determinen las compensaciones que deben recibir los titulares de la concesión que se han visto privados del agua.9 La transferibilidad de los derechos del uso del agua es de particular importancia para fomentar la inversión en prácticas que ahorren agua y para posibilitar otros usos más valiosos del agua economizada. especialmente en el medio rural. 4. para garantizar que no sean . Cuando se redistribuyen recursos hídricos sobre los que ya existía una concesión para destinarlos a usos de más valor (por ejemplo. costosa e incompatible con las costumbres locales.8 La distribución de agua a los usuarios suele realizarse por medio de concesiones. como por ejemplo. Los sistemas comerciales de transferencia son raros.aspectos jurídicos e institucionales que habrán de afrontar casi todos los países al revisar la política del agua. 4.

hacen falta instrumentos jurídicos que permitan sustituir los derechos consuetudinarios por títulos modernos que puedan ser objeto de transacción. es necesario ajustar la situación de los grupos de usuarios al ámbito de actuación y funciones de las asociaciones de usuarios y determinar su régimen jurídico.11 Es necesario fomentar la transferencia de las responsabilidades de la gestión a los usuarios y se debe reglamentar la situación de la propiedad de las obras de riego. el agua escasea en muchas partes del mundo y su precio excesivamente bajo ha ocasionado un grave despilfarro. Además. que inhiben la inversión y obstaculizan el uso eficiente y sostenible de las tierras de regadío. La fijación del precio del agua 4. en último extremo.10 La seguridad de la tenencia de la tierra y de los derechos de propiedad. de una buena administración. su competencia y su respeto de los derechos humanos y del imperio de la ley. deberán establecerse y adoptarse sistemas modernos de tenencia de la tierra basados en títulos de propiedad registrados. Son cuatro los principales elementos relacionados con la administración que han de considerarse a nivel nacional o local: la legitimidad del gobierno. . 4.12 La mejora de la gestión del agua depende. vigilar y fijar el precio del agua. su responsabilidad. 4. que son muy costosos. A su debido tiempo. el grado en que dichas obras deben ser transferidas a los usuarios o continuar bajo el control del Estado y los términos y condiciones de su utilización. junto con la reforma agraria y la redistribución de la tierra con arreglo a criterios de justicia social. no es rentable invertir para poner en marcha mecanismos de vigilancia y de fijación de precios. Pero cuando los recursos escasean. Para impulsar la transición de una agricultura tradicional a un sistema moderno.13 La importancia de fijar un precio del agua y de ofrecer otros incentivos que estimulen a los agricultores a adoptar prácticas eficientes de uso depende del valor relativo del agua. En los últimos años se han realizado progresos importantes en esta esfera. Cuando ésta es abundante. pero siguen siendo necesarias otras mejoras en muchos países (FAO. es conveniente medir. ofrece la oportunidad de sustituir formas de tenencia insostenibles. se reducen a transferencias sujetas al control de los organismos públicos competentes. 1993).contrarias a los objetivos políticos y a los planes del sector público para el sector público. 4. En la actualidad. como el arrendamiento y la aparcería.

es más realista establecer tasas de recuperación de los costos que aseguren la viabilidad financiera de las entidades encargadas de la gestión del agua. Una forma de evitar los costos que entraña la tarea de medición y recaudación de las tasas consiste en medir el caudal que se suministra a las asociaciones de agricultores. la eficiencia en la distribución. Con el mismo objetivo de reducir las atribuciones del gobierno. la viabilidad administrativa y la estabilidad (FAO.14 En la práctica. Ahora bien. También se han de tomar en consideración otros criterios secundarios como la simplicidad.16 Aunque en muchos proyectos de riego es conveniente fijar un precio del agua que refleje los costos de oportunidad.4. 4.   Un examen en profundidad del marco institucional de los distintos países para promover la privatización y la transferencia de las atribuciones en materia de aprovechamiento del agua a las asociaciones de usuarios. Los derechos han de establecerse en función de múltiples objetivos. que son las que tienen la responsabilidad de distribuir el agua a sus miembros y de exigirles el pago de los derechos. Si se quiere que los agricultores asuman una función importante en la gestión de los sistemas de riego. 1993). las fuerzas del mercado raramente fijan los precios del agua. gravámenes y honorarios por servicios de la que gozan los agricultores. la equidad en la distribución de los ingresos y la justicia en el reparto de los costos son factores que deben tenerse en cuenta al evaluar la política de precios. . es necesario establecer instituciones y organismos jurisdiccionales apropiados que permitan transferir las atribuciones del gobierno a los usuarios. Los precios (o los derechos) del agua influyen tanto sobre la eficiencia como sobre la equidad y determinan los ingresos de los citados organismos. Estos son establecidos por los organismos encargados del abastecimiento. la falta de competencia para exigir y recaudar los gravámenes y la inexistencia de mecanismos presupuestarios e institucionales para asegurar que los ingresos recaudados redunden en beneficio del subsector del agua. 4.15 La recuperación de costos se ve dificultada a menudo por obstáculos jurídicos e institucionales como la exención de impuestos. será preciso reducir gradualmente las prerrogativas de las instituciones que se encargan ahora de esa tarea. en la práctica la tarea de recaudar los derechos del agua es sumamente compleja. Las reformas institucionales deberán ir acompañadas de una revisión de la legislación sobre el agua para respaldar la nueva función de las asociaciones de usuarios. de titularidad pública.

deberá ser uno de los factores esenciales que habrán de considerarse al comenzar la planificación de cualquier plan de riego. que aún no se han explotado adecuadamente. para conseguir la aceptación de la tecnología del riego. Los resultados de signo diverso obtenidos por los departamentos agrícolas convencionales y las perspectivas alentadoras respecto al desarrollo relacionado con el agua son razones de peso para realizar reformas institucionales. que supondrá intervenir en la toma de decisiones. Toda mejora institucional bien planificada deberá basarse en la evaluación de las necesidades de capacitación.   La participación de los agricultores. Desarrollo institucional 4. dotándolos de personal que tenga conocimientos sobre las tecnologías relacionadas con el agua y su aprovechamiento. pero no reciben. muchas veces. Será necesario implantar la reforma institucional de los servicios públicos de asesoramiento. Es necesario corregir las insuficiencias que han demostrado hasta ahora muchos servicios de extensión en lo que respecta a la agricultura de regadío. el apoyo necesario cuando se estudia la posibilidad de realizar inversiones en el sector hídrico. Para aumentar de manera notable la productividad de la agricultura de regadío. Las medidas informativas cuando el sistema de riego ya se ha completado no pueden sustituir la participación de los agricultores. En cambio. No será fácil cumplir esta tarea en una época de reducción de los servicios públicos. cuando se trata de poblaciones que carecen de tradición en la agricultura de regadío y que están más familiarizados con el pastoreo y con la agricultura de secano. Se ha determinado que la falta de personal cualificado es una de las principales deficiencias del sector. A continuación se indican algunas de las tareas que deben realizarse:  Un examen en profundidad del marco institucional de los distintos países para promover la privatización y la transferencia de las .17 Intensificar la agricultura mediante la regulación del agua es una tarea relativamente fácil cuando quienes deben realizarla son agricultores habituados a las prácticas del riego. se plantean numerosos problemas de capacitación entre los agricultores. Los programas de capacitación a todos los niveles tienen una gran prioridad. La realización de ensayos en parcelas de demostración encierra grandes posibilidades. será necesario hacer un gran esfuerzo para transferir los conocimientos y tecnologías del cultivo de regadío a los agricultores. los administradores y el personal de extensión.

18 Aunque a menudo es difícil discernir en qué modo las políticas macroeconómicas. . nivel general de precios y escala de salarios) pueden causar esos efectos negativos. Los programas de capacitación a todos los niveles tienen una gran prioridad. muchas veces.    atribuciones en materia de aprovechamiento del agua a las asociaciones de usuarios. La realización de ensayos en parcelas de demostración encierra grandes posibilidades. Se ha determinado que la falta de personal cualificado es una de las principales deficiencias del sector. La participación de los agricultores. el apoyo necesario cuando se estudia la posibilidad de realizar inversiones en el sector hídrico. Toda mejora institucional bien planificada deberá basarse en la evaluación de las necesidades de capacitación. Es necesario corregir las insuficiencias que han demostrado hasta ahora muchos servicios de extensión en lo que respecta a la agricultura de regadío. deberá ser uno de los factores esenciales que habrán de considerarse al comenzar la planificación de cualquier plan de riego. será necesario hacer un gran esfuerzo para transferir los conocimientos y tecnologías del cultivo de regadío a los agricultores. que supondrá intervenir en la toma de decisiones. será preciso reducir gradualmente las prerrogativas de las instituciones que se encargan ahora de esa tarea. las intervenciones de política económica pueden alterar la rentabilidad de las actividades de riego frente a otros sectores nacionales y su competitividad frente a los productores extranjeros. Las medidas informativas cuando el sistema de riego ya se ha completado no pueden sustituir la participación de los agricultores. un número considerable de investigaciones han demostrado cómo los cuatro macroprecios principales (tipos de interés. pero no reciben. tipos de cambio. Desde principios del decenio de 1980. Si se quiere que los agricultores asuman una función importante en la gestión de los sistemas de riego. Las reformas institucionales deberán ir acompañadas de una revisión de la legislación sobre el agua para respaldar la nueva función de las asociaciones de usuarios. para conseguir la aceptación de la tecnología del riego. comerciales y sectoriales guardan relación con el uso del agua. que aún no se han explotado adecuadamente. Los desequilibrios macroeconómicos y el aprovechamiento del agua 4. Para aumentar de manera notable la productividad de la agricultura de regadío.

En muchos casos. el deseo de facilitar alimentos a bajo precio a la población de los núcleos urbanos determina la adopción de medidas de subvención que penalizan a los agricultores locales y desincentivan aún más la inversión y la producción.21 Las políticas de fijación de precios específicas de cada sector. como los impuestos en frontera sobre las exportaciones agrícolas.19 Por ejemplo. Aunque este tipo de macropolítica tiende a desincentivar todos los productos que pueden ser objeto de comercio (tanto agrícolas como no agrícolas). y la divergencia entre los precios franco frontera y en la explotación agrícola causada por el comportamiento monopolístico de las empresas paraestatales y de las juntas estatales de comercialización. es decir. las políticas que favorecen la industrialización protegen de la competencia extranjera a los productos no agrícolas que pueden ser comercializados por medio de aranceles y restricciones cuantitativas. 4. intensifican a menudo estos efectos negativos sobre la relación de intercambio agrícola. Por ejemplo. las políticas macroeconómicas y comerciales pueden tener efectos (indirectos) perjudiciales para la relación de intercambio de la agricultura de regadío frente a productos que no pueden ser comercializados y productos no agrícolas que pueden ser objeto de comercio. son exportables o sustituibles por importaciones. Casi todos los productos agrícolas de regadío pueden ser objeto de comercio. un nivel de empréstitos excesivo y un gasto deficitario por parte del gobierno pueden hacer que los precios relativos de los productos agrícolas disminuyan frente a los de los productos que no pueden ser comercializados (incluidos los precios de los servicios y el capital de formación nacional).4. Una devaluación efectiva elimina esta distorsión económica y ofrece mayores incentivos a la producción interna de bienes que pueden ser comercializados (entre los que se incluye la producción de la agricultura de regadío) en relación con aquellos que no pueden ser comercializados. la devaluación del tipo de cambio puede influir en el uso de los recursos hídricos de diversos modos. . las políticas macroeconómicas pueden influir en las condiciones en que se basan la demanda y la oferta de cultivos de regadío y el uso del agua. por lo que un tipo de cambio sobrevalorado rebaja el precio de los productos que pueden ser comercializados en relación con los que no pueden serlo. agravan con frecuencia los efectos negativos de las políticas macroeconómicas.20 Con carácter más general. Unos tipos nominales de cambio sobrevalorados. 4. mantenidos por medio de controles de capital y de mecanismos de concesión de licencias de importación. la intervención de los precios. Así.

La introducción de determinadas formas de riego puede suponer la distribución desigual de la carga del trabajo y de los beneficios e ingresos entre los miembros de una familia. sociales y ambientales sobre un determinado sector. 4. etc.) como en el más estricto (política fiscal y monetaria y medio ambiente). o su modificación. Esto se consigue renunciando a las políticas que no tienen en cuenta las . La experiencia adquirida en el pasado indica que la reforma de las políticas macroeconómicas. exigirá un análisis social desglosado.25 En el contexto del riego. Por consiguiente.23 El análisis social del sector hídrico permite evaluar si los beneficios de las políticas e inversiones se distribuyen de forma equitativa.4. Los responsables de la formulación de las políticas de la gestión del agua han de evaluar todas las intervenciones públicas para comprender adecuadamente las consecuencias económicas. Las políticas del agua deben integrarse en el entorno macroeconómico. demasiadas veces. toda evaluación de la contribución neta al desarrollo de un sistema social como es un plan de riego. Aspectos sociales del riego 4. Este planteamiento suscita dificultades. estableciendo los objetivos de las políticas con criterios unidimensionales. tanto en el sentido más amplio (instituciones.22 Los encargados de formular las políticas económicas abordan. dirigen la familia y se adaptan o resisten al cambio económico y social. Se admite con carácter general (aunque no universal) que el aprovechamiento del riego puede tener consecuencias diferentes para los hombres. Este análisis se realiza sobre todo en el seno de la familia. la finalidad del análisis en función del sexo es garantizar que las políticas y proyectos sean eficaces y eficientes y repercutan de forma significativa en el desarrollo. pero también se ocupa del modo en que las relaciones entre ambos sexos en el hogar se vinculan con las estructuras y procesos socioeconómicos más amplios de la comunidad en un momento de cambio del sector agrario.24 El análisis en función del sexo permite examinar por separado cómo puede influir una medida prevista en el modo en que hombres y mujeres se relacionan a través de las diversas formas en que ganan su sustento. cada una de las cuestiones por separado. 4. porque las políticas encaminadas a alcanzar un solo objetivo suelen tener consecuencias no deseadas ni reconocidas. comerciales y de fijación de precios redundará en beneficio de la agricultura de regadío. región o grupo de población. o lo impulsan. las mujeres y los niños.

diferencias derivadas del sexo (al postular que todas las personas son afectadas por igual) y a las políticas que están determinadas por las diferencias en función del sexo (que suponen que la división del trabajo por sexos es inmutable) y promoviendo políticas que, tomando en consideración esas diferencias, aborden las necesidades y beneficios de los procesos de desarrollo para ambos sexos (quién hace qué, cuándo y por qué; quién tiene acceso a los recursos y quién los controla). 4.26 A medida que el agua es más escasa y valiosa, su gestión y utilización han de planificarse con mayor rigor. Los postulados tradicionales, que consideran que el hombre es el único sostén de la familia, estiman que el hombre y la mujer tienen igual acceso e influencia por lo que respecta a las decisiones sobre la tierra o el agua, o que se basan en el supuesto de una familia nuclear y armoniosa, han de ponerse en entredicho si se quiere alcanzar mayor eficiencia y equidad. El análisis de las cuestiones sociales debe efectuarse en la fase inicial de planificación de los proyectos. Adaptación tecnológica 4.27 La tecnología no puede resolver todos los problemas del sector, pero es un instrumento indispensable para aumentar la producción de alimentos. Muchos de los sistemas de riego existentes fueron concebidos 50 u 80 años atrás y todavía utilizan la misma tecnología. Ahora que la edad electrónica ha llegado ya al sector del aprovechamiento del agua se presentan nuevas oportunidades. La tecnología moderna de las comunicaciones y de la regulación de las aguas sirve de apoyo a un sistema operativo orientado al servicio en oposición a un sistema que se orienta al abastecimiento. Estas tecnologías responden a la demanda de los agricultores que desean contar con servicios más flexibles de ordenación de aguas, que permitan una mayor diversificación de cultivos y una producción orientada hacia el mercado. La característica distintiva de los sistemas modernos es el concepto de servicio. El abastecimiento de agua es un servicio que debe ser, en todo lo posible, conveniente y flexible para los usuarios, quienes a su vez sufragan el costo del servicio deseado (Plusquellec et al., 1994). 4.28 Hay muchas formas diferentes de modernización. Las observaciones y análisis de las recientes tendencias tecnológicas indican que el perfeccionamiento de los sistemas de riego, que reflejan la tendencia a pasar al funcionamiento orientado al servicio y no al suministro, puede contribuir mucho a lograr un funcionamiento ambiental y económicamente sostenible. Estas incluyen:

 

mejoramientos estructurales de los sistemas principales mediante el uso de equipos y materiales nuevos (tuberías a baja presión, geotextiles, etc.); tecnología moderna de regulación de las aguas (regulación local y central del caudal y los niveles del agua, sistemas de apoyo de las decisiones); sistemas integrados de aprovechamiento del agua (uso conjunto, recarga artificial); proyectos descentralizados con mejores sistemas de distribución y aplicación (sistemas de bombeo de baja elevación, riego en pequeña escala).

4.29 Sólo en contadas ocasiones es posible proceder a la transferencia directa de tecnología; en la mayoría de los casos es necesario efectuar ciertas adaptaciones a las condiciones locales mediante la investigación aplicada. Un elemento importante de la investigación es la elaboración de métodos apropiados de diagnóstico para determinar los objetivos particulares y los obstáculos a la modernización. Se necesita también con urgencia contar con información fidedigna sobre los resultados obtenidos con los sistemas de riego modernizados. Deberán determinarse las prioridades de investigación en relación con las necesidades concretas de cada país. Ahora bien, es necesario esforzarse aún más por analizar la experiencia concreta y sacar conclusiones generales que sirvan de apoyo a la transferencia de métodos y tecnologías de eficacia ya demostrada. Promoción de las iniciativs del sector privado 4.30 Hay un número cada vez mayor de ejemplos de la influencia positiva que la participación del sector privado tiene en las actividades de riego, especialmente en el Africa meridional. El personal de dirección contratado por asociaciones de usuarios del agua ha tenido éxito en la ordenación de sistemas completos o en la prestación de servicios especiales. Libres del obstáculo que representan los procedimientos oficiales normales, este personal puede aplicar procedimientos del sector privado para facilitar a los agricultores servicios eficientes, oportunos y económicos. Sin embargo, es necesario que los gobiernos conserven el control necesario de las cuestiones de política y vigilen la acción de este personal de conformidad con sus obligaciones contractuales. 4.31 Las inversiones del sector privado constituyen una fuente muy prometedora de financiación y conocimientos técnicos, que probablemente se desarrollará conforme mejore el clima comercial en

Africa. Es posible obtener capitales a partir de los ahorros nacionales o de fuentes extranjeras. La inversión directa extranjera, importante fuente de capital, comercio, tecnología y capacitación fue de 80 000 millones de dólares en los países en desarrollo en 1993 y está aumentando rápidamente. Será necesario que el sector del agua utilice estos recursos cada vez más en el futuro4.

5. Métodos adecuados de aprovechamiento del agua
5.1 En todo el mundo se han elaborado nuevos sistemas de aprovechamiento del agua de segunda generación. Por regla general poseen algunos elementos indis-pensables para el éxito, tal como se ha estudiado en la sección anterior. En esta sección se presente una breve reseña de métodos de aprovechamiento del agua. Riego de bajo volumen y alta frecuencia 5.2 En los últimos años se ha registrado una revolución en la ciencia y el arte del riego. Se ha logrado un conocimiento más amplio de las relaciones interactivas que rigen el régimen de suelos-cultivos-agua, tal como es afectado por el clima y por los métodos de riego. Estos adelantos científicos han coincidido con una serie de innovaciones técnicas en la metodología de la regulación de las aguas que han permitido establecer y mantener, casi continuamente, condiciones prácticamente inmejorables de humedad del suelo. Entre estas innovaciones ocupan un lugar primordial las técnicas de aplicaciones de elevada frecuencia y bajo volumen de agua (y nutrientes) como una respuesta precisa y oportuna al cambio que han sufrido las necesidades agrícolas. La creación de sistemas de aplicación del agua relativamente poco costosos, instalados de manera permanente o estacional, así como el establecimiento de instrumentos auxiliares de autocontrol, han eliminado aparentemente algunos de los principales obstáculos económicos que se oponía a la adopción extensiva del riego de alta frecuencia (FAO, 1996a). 5.3 Si se les aplica adecuadamente, los nuevos métodos de riego pueden aumentar los rendimientos y reducir la pérdida de agua (por escorrentía, evaporación y por infiltración excesiva), reduciendo así el drenaje necesario y fomentando la integración del riego con otras operaciones indispensables (por ejemplo, fertilización, trabajo del suelo y control de plagas). Se ha hecho más factible el aprovechamiento del agua salobre, y lo mismo ha sucedido con el riego de suelos de textura

gruesa y de tierras inclinadas, arenosas o pedregosas que antes se consideraban improductivas. Estos progresos y sus consecuencias habrían sido prácticamente imprevisibles en las publicaciones sobre riegos de anteriores decenios. 5.4 A pesar de todos los adelantos todavía subsisten sistemas anticuados e ineficientes en muchas zonas sometidas a riego. En el plano mundial, las tecnologías modernas se han aplicado sólo a un 3 por ciento de las tierras de regadío. En muchos lugares la ineficiencia se perpetúa como consecuencia de normas impuestas institucionalmente que se basan en aplicaciones excesivas del agua y que, por consiguiente, son perjudiciales. Sin embargo, la inercia institucional y las actitudes conservadoras son sólo una parte del problema. Algunos de los nuevos sistemas de riego establecidos en los países industrializados son demasiado mecanizados, complejos, de un uso intensivo de energía y construidos en gran escala, por lo cual no son directamente aplicables en las condiciones de limitación de capital y limitación de tecnología que prevalecen en los países no industrializados, en los que a menudo la agricultura se practica en pequeña escala y los costos relativos de la mano de obra y el capital son muy diferentes. Por esta razón, una tecnología moderna completa fracasa a menudo si se introduce de manera arbitraria en los países en desarrollo. Algunos sistemas elaborados y costosos, importados con la esperanza de lograr una modernización instantánea, pueden convertirse rápidamente en «elefantes blancos», en monumentos a un progreso apresurado que se basa en una tecnología inadecuada. Lo que hay que difundir son los mejores principios del riego moderno, pero no necesariamente la maquinaria más perfeccionada. La tecnología no debe ser simplemente transferida; es necesario adaptarla o rediseñarla para ajustarla a condiciones diferentes. 5.5 En general, las mayores posibilidades de mejorar la eficiencia del abastecimiento de agua consisten en un sistema que transporta el agua en conductos cerrados y suministra determinadas cantidades de agua con arreglo a la demanda, a un ritmo calibrado para atender las necesidades agrícolas permanentes y al mismo tiempo impedir el desperdicio, la salinidad y el alza de la capa freática. En forma análoga, la estrategia más alentadora para mejorar la eficiencia de la utilización del agua es al parecer un régimen de bajo volumen, baja presión, alta frecuencia, riego parcial aplicado a cultivos adecuados de altas posibilidades de rendimiento. Captación de aguas

5.6 La captación de aguas es una técnica antigua basada en un concepto simple: recoger la escorrentía procedente de una cuenca de captación más grande y concentrar el agua en una zona de conservación más pequeña a fin de aumentar el contenido de humedad del suelo. Por otra parte, el agua de escorrentía puede almacenarse también en tanques, estanques y cisternas, para el consumo doméstico, para dar de beber al ganado o para el riego en pequeña escala. El agua de escorrentía puede recogerse de los techos y superficies de terrenos, así como de cursos de agua intermitentes o efímeros. En un contexto de escasez de agua, la captación aumenta la oferta porque, en otro caso, la mayor parte del agua recogida se evaporará en la superficie o por acción de la vegetación natural, o como consecuencia de avenidas. 5.7 El rendimiento y la fiabilidad de la producción agrícola de las zonas semiáridas pueden mejorarse considerablemente con la captación del agua. Los proyectos ejecutados en Burkina Faso, Kenya y el Sudán han dado como resultado un aumento del rendimiento 3 ó 4 veces superior al obtenido con el cultivo de secano. El agua almacenada, si se le combina con métodos eficientes de riego, por ejemplo, riego por goteo y riego manual, permite el cultivo de productos de alto valor en zonas donde no se dispone de otras fuentes de agua. 5.8 Los costos de los proyectos de captación de agua varían mucho. Aunque el costo en efectivo es limitado, si se utilizan métodos de construcción con gran densidad de mano de obra, inicialmente las necesidades en esta esfera oscilan entre 70 y 150 días laborables/ha, dependiendo de las condiciones naturales y de las técnicas de recolección utilizadas. Las necesidades de mano de obra a efectos del mantenimiento pueden variar entre 20 y 40 días laborables/ha/año. Sin embargo, los adelantos tecnológicos recientes (por ejemplo, maquinaria especial para el trabajo del subsuelo y el trazado de curvas de nivel) puede acelerar la aplicación y al mismo tiempo reducir las necesidades de mano de obra, que sigue siendo uno de los principales obstáculos a la adopción en gran escala del sistema de captación del agua. Además, con la introducción de sustancias baratas y duraderas de tratamiento del suelo (por ejemplo, metil silanolato de sodio) será posible tratar zonas más grandes a fin de aumentar las tasas de escorrentía de superficie. 5.9 No existen estimaciones fidedignas de todas las posibilidades que ofrece el desarrollo del sistema de captación de aguas. Sin embargo, hay pruebas suficientes para afirmar que los sistemas de zonas de captación medianas o pequeñas podrían desempeñar un papel importante en el aumento de la producción de alimentos en las zonas semiáridas. El proceso de desertificación muy extendido en estas

regiones ha creado grandes superficies desnudas sumamente difíciles de repoblar con vegetación. Estas superficies rinden grandes cantidades de agua de escorrentía que podría utilizarse con sistemas medianos o microsistemas de captación de aguas, especialmente con sistemas de conductos en laderas para el riego de huertos. 5.10 Los sistemas de captación de agua funcionan desde hace siglos en los países del Cercano Oriente, lo que prueba que son sostenibles. Sin embargo, las actuales condiciones sociales y económicas de los agricultores en los países áridos y semiáridos son diferentes. Muchos sistemas de captación de aguas construidos recientemente han sido abandonados a pesar de sus ventajas obvias. No se está aceptando esta tecnología en el grado que se había previsto. Ha llegado tal vez el momento de volver a evaluar la captación del agua desde el punto de vista del sistema agrario, teniendo en cuenta el rendimiento potencial en varios niveles de insumos, el riesgo de las pérdidas de las cosechas, el dinero en efectivo disponible al nivel del hogar y las necesidades de mano de obra. Se conocen perfectamente las posibles soluciones de la mayoría de los problemas técnicos asociados con la captación del agua. Los progresos hechos en la teledetección, la hidrología y la edafología han ayudado a identificar zonas interesantes para la instalación de sistemas de captación de aguas. Debe procederse ahora a investigar y desarrollar los aspectos económicos e institucionales así como las políticas gubernamentales de apoyo. Los gobiernos deberían reconocer la promoción de la captación de aguas como parte importante del desarrollo rural, y estos planes deberían ser parte integrante de toda política de aprovechamiento del agua y de desarrollo agrícola de los países áridos y semiáridos. Explotación de pantanos de valles interiores 5.11 Se define a los pantanos de valles interiores como las secciones superiores de un sistema de avenamiento fluvial, que abarca el fondo de los valles, sus límites hidromórficos y las llanuras inundables. Sus suelos están sumergidos o saturados durante una parte considerable del año. Localmente son conocidos como bas-fonds, marais o marigot en el Africa de habla francesa; fadama en Nigeria; y vleis, dambos o mapani en el Africa meridional. 5.12 La heterogeneidad de los pantanos de los valles interiores es muy grande, y depende del clima, la geología y la geomorfología, y lo mismo sucede con sus funciones hidrológicas. Tradicionalmente se les utiliza sobre todo para la caza, la extracción de leña, la pesca, el abastecimiento de agua y el pastoreo en la temporada seca. Sólo del 10

al 25 por ciento de su superficie se cultiva actualmente en el Africa occidental (sobre todo para el arroz) y los rendimientos son a menudo bajos. 5.13 Las estimaciones de la superficie total de los pantanos de valles interiores varían mucho debido a la falta de un método de clasificación universalmente aceptado. Además, la anchura de un pantano ribereño típico (con frecuencia inferior a 200 m) impide su detección en un mapa en pequeña escala. Se estima que en el Africa occidental se podría clasificar en esta categoría a una superficie de 20 a 50 millones de ha, que por lo tanto ofrece grandes posibilidades para aumentar la producción de alimentos gracias a la abundancia de sus recursos de agua. Podría contribuirse mucho a la seguridad alimentaria si se pudiera dedicar a la agricultura sólo una parte de los pantanos de valles interiores. 5.14 La gran variabilidad existente entre las zonas de pantanos exige soluciones para lugares concretos. Por ejemplo, para el desarrollo del cultivo del arroz en estos pantanos de la zona sudano-saheliana (con una precipitación de 800 a 1 100 mm), podría utilizarse riego complementario para superar los períodos secos durante la temporada de lluvias. Un ejemplo a este respecto es el caso de Benin, donde se han construido pozos someros junto con embalses para almacenar el agua destinada al riego de hortalizas. En la zona ecuatorial húmeda, el avenamiento rebaja el nivel del agua en la parcela cultivada y, por consiguiente, permite la siembra de variedades seleccionadas. En Zimbabwe se ha utilizado un sistema de caballones y surcos para el sistema del cultivo intercalado de arroz y maíz en dambos. El sistema retiene la mayor cantidad posible de agua y sedimentos de las tierras altas, mientras que el agua excedente, una vez eliminados los sedimentos, es liberada en la corriente. El agua subterránea escurre lentamente y mantiene así una corriente de agua en la temporada seca durante un período más largo. Este sistema ofrece muchas posibilidades. En un año húmedo se registró un rendimiento de maíz de 7,6 t/ha, mientras que en el año muy seco de 1992 fue todavía posible cosechar 1 t/ha, en comparación con sólo 80 kg/ha en las tierras altas vecinas. 5.15 En comparación con los proyectos convencionales de desarrollo del riego, el aprovechamiento de los pantanos de los valles interiores guarda una buena relación costo-eficacia. Por ejemplo, en Ghana el costo de estructuras simples de control del agua y de presas de tierra en zonas pantanosas fue solamente de 450 dólares/ha. La participación de

los agricultores en la construcción de estos sistemas podría reducir aún más los costos. 5.16 Para el aprovechamiento de las zonas pantanosas es necesario proceder a una preparación y planificación cuidadosas. Por ejemplo, en un proyecto de Burkina Faso, no se prestó suficiente atención a las limitaciones de mano de obra y a los problemas de la relación entre hombres y mujeres, y el resultado fue un bajo rendimiento del proyecto. En los estudios de viabilidad se suelen descuidar las funciones y usos tradicionales de una zona. La función hidrológica de estas marismas, tales como el control de las inundaciones y la recarga de las aguas subterráneas, puede verse perjudicada por un avenamiento incontrolado. Además, su bonificación puede traducirse en la pérdida de diversidad biológica. La intensificación sostenible de la explotación agrícola del fondo de los valles interiores nos ha enseñado que el cultivo de una zona de esta índole debe ser integrado a sistemas agrícolas que incluyen el cultivo de laderas. Sistemas de bombeo de poca elevación 5.17 La construcción de motores y bombas de poco costo y resistentes, y la mayor disponibilidad de combustibles o de energía eléctrica han revolucionado el riego en mayor grado que cualquiera otra innovación tecnológica o administrativa. En muchas partes del mundo no resultaba económico regar grandes superficies mediante el riego por gravedad. Un caso de esta índole es el de la tierra de las riberas de grandes ríos en las que la construcción de estructuras de derivación no es factible por razones técnicas y económicas. El riego por bombeo puede utilizarse en estas tierras. Este riego es adecuado para las zonas donde el suministro de agua exige sólo el bombeo de unos pocos metros a partir de un canal o cualquier otra fuente hídrica. 5.18 Los pequeños proyectos de bombeo, individuales o comunales, han comenzado a desempeñar un papel muy importante en el aumento de la producción de alimentos. Se les utiliza mucho para complementar un suministro irregular de agua canalizada, especialmente en los deltas fluviales de Asia, y cada vez más en Africa. Se ha probado definitivamente que es erróneo el concepto tradicional de que el riego por bombeo no es factible debido a sus costos de explotación y a problemas de mantenimiento. Los sistemas de bombeo son fáciles de instalar y de manejar. La experiencia ha demostrado que los sistemas de bombeo utilizados con un pequeño número de agricultores que tienen pequeñas propiedades son más productivos en términos de rendimiento

por hectárea y más eficientes en términos del uso del agua que los grandes proyectos de riego por gravedad. 5.19 Para los sistemas de bombeo pueden utilizarse otras fuentes de energía partiendo de la base de que la energía puede almacenarse en la misma bomba, siempre que se disponga de un embalse. Cada uno de estos sistemas tiene ventajas y desventajas que es necesario evaluar teniendo en cuenta el lugar de aplicación. La energía eólica se ha utilizado durante siglos en regiones donde el viento es constante y seguro, y ahora puede escogerse entre métodos tradicionales y una nueva tecnología perfeccionada. La energía solar, basada en celdas de componentes sólidos, se utiliza para bombear agua potable, y como su precio disminuye constantemente la tecnología también podrá utilizarse para obtener agua de riego. Para elevar el agua también se usan la energía de tracción, la energía hidráulica y combustibles distintos del petróleo (FAO, 1986). 5.20 Además de los beneficios económicos directos que se obtienen en términos de producción agrícola, con frecuencia los sistemas de bombeo rinden beneficios indirectos considerables. A menudo el suministro de agua para uso doméstico puede vincularse con el suministro de agua para el riego. La exposición a enfermedades trasmitidas por el agua, tales como la esquistosomiasis (conocida también como bilharziosis) se reduce si el agua se distribuye por tuberías. Conforme el agua se haga escasa y valiosa, aumentará el uso de tuberías a fin de reducir las pérdidas, proteger el recurso contra la contaminación y facilitar la medición. Riego periurbano: un desarrollo espontáneo 5.21 Se prevé que el proceso mundial de urbanización continuará y que el número de residentes urbanos probablemente se duplicará hasta llegar a 5 000 millones en el año 2 025. El crecimiento demográfico natural y las migraciones de poblaciones que son resultado de cambios climáticos o conflictos étnicos, son el origen de este crecimiento urbano mal organizado, que trae consigo problemas económicos, sociales y ambientales. Como ejemplo puede citarse al Africa occidental, durante mucho tiempo la región menos urbanizada del mundo, y que ahora es teatro de una explosión urbana: los residentes en las ciudades aumentaron una tasa del 4 por ciento en 1930, 14 por ciento en 1960, 40 por ciento en 1990 y probablemente superarán el 60 por ciento en el año 2020. El futuro crecimiento puede cambiar algo en relación con el entorno macroeconómico, pero podría ser aproximadamente de 4 a 5 por ciento en esta región.

5.22 La agricultura periurbana es una fuente importante de ingresos y de nutrición para las poblaciones urbanas. Como la proporción correspondiente a los salarios en los ingresos ha disminuido drásticamente como resultado de los programas de ajuste estructural, la respuesta más evidente a la crisis ha sido una mayor dedicación a la agricultura en las zonas urbanas y periurbanas. Con frecuencia agricultores experimentados producen cultivos comerciales de hortalizas que se comercian directamente, o por intermedio de pequeñas cadenas de ventas, sin una gran elaboración. En el caso de las hortalizas de hoja la recolección y la venta tienen que efectuarse diariamente. Los ciclos de producción cortos y el rápido ajuste a la demanda del mercado y las condiciones climáticas se traducen en ingresos sorprendentemente altos y constantes para los agricultores periurbanos así como para los comerciantes del mercado. 5.23 La importancia económica, cada vez más difundida, del riego periur-bano ha creado, en todos los niveles de producción, un incentivo para las inversiones de los operadores económicos privados. Por presión de fuerzas políticas y económicas, y alentadas por las organizaciones internacionales, se han desarrollado varias actividades en un esfuerzo por contribuir a organizar este nuevo sector de producción. Las ONG participan cada vez más en este proceso. Este movimiento cuenta con el apoyo de instituciones de crédito, que ahora hacen préstamos tanto a individuos como a grupos. 5.24 A pesar de sus éxitos y de su importancia cada vez mayor, el riego periurbano está sujeto todavía a múltiples obstáculos. Entre ellos cabe citar un acceso insuficiente a un agua limpia y los consiguientes problemas de salud; la incertidumbre acerca de la tenencia de la tierra; el bajo nivel de conocimientos técnicos; la presión cada vez mayor de las plagas y las dificultades de comercialización. Utilización de acuíferos de poca profundidad 5.25 El término acuífero de poca profundidad se refiere a la capa freática en la que el agua es accesible utilizando métodos locales de construcción de pozos y técnicas de bajo costo tales como los pozos perforados con inyección de agua, los pozos perforados a mano y puntos de agua. El agua para el riego se extrae con bombas centrífugas colocadas al nivel del suelo o en un foso cercano. 5.26 Las ventajas de los acuíferos poco profundos para el riego en pequeña escala son múltiples:

  

fácil acceso al agua como resultado de costos de capital bajos, lo que facilita la inversión privada de individuos o pequeños grupos de agricultores; no es necesario transportar el agua a grandes distancias; plena dependencia de la naturaleza para almacenar y transportar el agua sólo con una intervención limitada; disponibilidad generalizada del recurso, incluso en zonas semiáridas, sobre todo en los depósitos aluviales de los valles pero también en las rocas fracturadas. Las lluvias y avenidas anuales contribuyen a recargar el acuífero y con frecuencia puede aumentarse artificialmente esta recarga creando pequeñas estructuras que permiten la filtración del agua.

Recuadro 3: APROVECHAMIENTO DE LA FADAMA EN NIGERIA A comienzos del decenio de 1980 aparecieron en el mercado de Nigeria pequeñas bombas a petróleo poco costosas, y los agricultores sustituyeron espontáneamente sus mecanismos tradicionales de extracción de agua. El éxito de estas pequeñas bombas alentó al Gobierno a poner en marcha un Proyecto Nacional de Desarrollo de la Fadama con el propósito de acelerar el aprovechamiento de la fadama mediante el riego en pequeña escala e instalar aproximadamente 50 000 pozos entubados para regar unas 100 000 ha. El programa se basa en la utilización de una tecnología simple para los pozos entubados de poca profundidad, la privatización de las actividades de perforación y una mejor gestión del riego por conducto de las asociaciones de usuarios del agua. Las tecnologías de la perforación con inyección de agua y de pozos entubados se importaron de la India a comienzos del decenio de 1980. El pozo perforado con inyección de agua, cuya profundidad media es de 6 a 8 m, es más simple y más barato, pero este programa se interrumpió en algunos estados al no encontrarse agua a poca profundidad. La construcción de pozos entubados, con una profundidad media de 12 m, exige la utilización de un mecanismo de perforación; sin embargo, los resultados son buenos pues se tiene éxito

en casi el 90 por ciento de los casos. Algunas veces se coloca la bomba en un pozo de unos 2 m de profundidad. Por regla general las bombas tienen una potencia de 3 a 5 hp con una capacidad de 12 l/seg. Un pozo perforado con inyección de agua o un pozo entubado pueden regar hasta 2 ha, pero en general su uso se limita a 1 ha. Las bombas y los repuestos se venden en diferentes puntos de venta sin subvención alguna para los agricultores. Como los puntos de venta del Gobierno suelen ser limitados, los agricultores recurren al mercado libre donde el nivel de precios es con frecuencia más del doble. El costo (en 1993) de un pozo perforado con inyección de agua es de 40 dólares y de un pozo entubado de 170 dólares; las bombas cuestan aproximadamente de 300 a 500 dólares (350 a 700 dólares/ha). El riego de una ha exige de 8 a 10 horas de bombeo. La confianza que merecen estos mecanismos es relativamente elevada, con aproximadamente dos interrupciones por temporada durante la vida útil de una bomba, que es de 4 a 10 años. Los agricultores se encargan del mantenimiento de las bombas para lo cual recurren a mecánicos locales. La producción se concentra en cultivos comerciales, con una gran dependencia de los mercados. Por ejemplo, la utilidad neta de un cultivo de ajos en 1 ha varió en los últimos años entre 10 y 8 500 dólares. Los agricultores han respondido al aumento de los costos y a la eliminación de las subvenciones concedidas a los insumos agrícolas aumentando sus precios, pero cabe dudar que esta situación pueda mantenerse. La disminución de los ingresos ha desalentado ya a algunos agricultores, quienes siembran sólo la mitad de la tierra regada e incluso vuelven a usar los sistemas tradicionales de elevación del agua y un bajo nivel de utilización de insumos

5.27 La explotación de los acuíferos de poca profundidad puede ir asociado con el desarrollo de los valles interiores, ya que la inundación de la llanura durante la temporada de lluvias e inmediatamente después

facilita el almacenamiento del agua subterránea. tales como las de los pozos horizontales. . causan menos daños sociales y tienen un menor efecto ambiental (a menos que el agua sea salina).de ésta. Entrañan pérdida de tierras y de habitaciones humanas así como costosos sistemas de canales para la distribución del agua. puede tener éxito si los embalses proporcionan recursos pesqueros. lo que reduce la capacidad de almacenamiento. que por lo general coincide con el momento de menor demanda de agua. Por consiguiente. el problema del desarrollo de los recursos hídricos consiste en transferir el agua de la temporada de oferta máxima a la temporada de menor demanda. en algunos casos pueden proporcionar energía hidroeléctrica y ser un medio para prevenir las inundaciones. y el almacenamiento puede estar más cerca de los usuarios. La solución más obvia y más común a este problema consiste en almacenar el agua de superficie en presas. los costos de capital son más baratos que en el caso de las presas. 5. si se lleva a cabo con sumo cuidado. la precipitación. es necesario tener en cuenta los costos ordinarios del bombeo del agua subterránea. La explotación de estos acuíferos en las rocas fracturadas exige técnicas especiales. Utilización conjunta del agua de superficie y el agua subterránea 5.29 En la mayoría de los climas de todo el mundo. Sin embargo. así como a la sedimentación. pues están menos expuestos a la evaporación y son menos sensibles a las lluvias recientes.28 Entre los obstáculos a la explotación de estos acuíferos cabe citar una información insuficiente sobre la extensión y el rendimiento de los acuíferos. El reasentamiento. Sin embargo. El agua subterránea puede ser una alternativa a los embalses de superficie.30 Los embalses están expuestos a la evaporación y la filtración. que puede utilizarse fácilmente durante la estación seca. 5. Un problema difícil es la gestión de los acuíferos de poca profundidad para evitar una extracción excesiva y asegurar la igualdad de acceso. El aprovechamiento de la fadama en Nigeria es un ejemplo claro de las posibilidades que ofrece la explotación de los acuíferos de poca profundidad. y la consiguiente escorrentía máxima que corresponde a una parte considerable de la descarga total de los ríos. se produce durante una determinada estación del año. pero el almacenamiento subterráneo puede ser un sustituto adecuado de los sistemas de almacenamiento en la superficie.

 Al seleccionar una estructura hidráulica para atender las necesidades de agua es necesario tener en cuenta las capacidades.32 Los principales factores que se deben tener en cuenta al evaluar la viabilidad del uso conjunto del agua de superficie y el agua subterránea son:     la capacidad de almacenamiento subterráneo. Por ejemplo. En todo lo posible los grandes sistemas deben consistir en unidades hidráulicas independientes. la disponibilidad de un excedente de agua de superficie o de agua residual para recargar los acuíferos. y algunas veces las intenciones tendrán que ser ineficientes para garantizar el éxito de la operación. las preferencias y la coherencia social de los usuarios. 1994).5. que debe permitir la absorción en poco tiempo de grandes volúmenes del agua de las avenidas. Debe estudiarse sistemáticamente esta posibilidad cuando se piense organizar un programa de gestión de una cuenca fluvial.33 En Africa uno de los principales problemas de los planes de riego en escala media y en gran escala es la transferencia de la responsabilidad de la gestión de los organismos gubernamentales a las asociaciones de agricultores. que debe permitir recuperar el agua almacenada como una descarga considerable por unidad de pozo de producción. Debe sustituirse las estaciones de bombeo . Los problemas que plantean la cooperación o la rivalidad entre los grupos son importantes. la capacidad de producción de los acuíferos.31 El uso conjunto del agua de superficie y el agua subterránea consiste en combinar el uso de ambas fuentes de agua a fin de reducir en todo lo posible los efectos físicos. ambientales y económicos indeseables y mejorar el equilibrio de la demanda y la oferta de agua. Una solución muy interesante es almacenar el exceso del agua de superficie para recuperarlo durante los períodos secos. Esta transferencia exigirá la siguiente reestructuración técnica y de organización (GRID. debe evitarse el uso de canales de alimentación muy largos porque las secciones de riego inferiores pueden verse afectadas por las secciones superiores. 5. La rehabilitación de grandes sistemas 5. los beneficios económicos y ambientales derivados de esta opción en comparación con la posibilidad del almacenamiento en la superficie.

El volumen de la demanda de mano de obra y su uso oportuno son cuestiones importantes. En la selección de la infraestructura debe influir la capacidad local de operación y mantenimiento. 5. Es necesario examinar toda una serie de opciones técnicas para asegurarse de que se tienen en cuenta las prioridades de los agricultores. La experiencia ha demostrado que este proceso ayuda a evitar modificaciones costosas y que los costos no superen los de los diseños convencionales5.    centrales por bombas más pequeñas y descentralizadas. cambian con el tiempo. Es necesario tener en cuenta los conocimientos y los recursos de mantenimiento de que se dispone. con el propósito de reducir la dependencia de insumos y servicios exteriores. La construcción de pequeños embalses en las explotaciones agrícolas permite a los agricultores ajustar su demanda de mano de obra y regar pequeñas parcelas de hortalizas ya sea manualmente o mediante pequeños sistemas individuales de riego por goteo. Las características del diseño deben incluir sistemas con una capacidad excesiva que permita la flexibilidad del abastecimiento de agua.34 El proceso de rehabilitación debe prever consultas periódicas con los usuarios del agua en todas las etapas. el tamaño de la parcela. con inclusión del lugar. La flexibilidad de funcionamiento es un criterio fundamental. las dimensiones y la construcción de un sistema determina tanto las necesidades de mantenimiento como las de funcionamiento. así como su aprobación. un número de pequeñas bombas en diferentes lugares puede ser más fácil de mantener que una sola estación central de bombeo. . La flexibilidad de los sistemas de cultivo suele reducir el grado en que un sistema depende de determinado servicio de comercialización o del suministro de determinados insumos. Por ejemplo. puesto que las características sociales. distribuir los riesgos y hacer frente a variables tales como el tiempo o los precios de los productos. Con frecuencia los agricultores necesitan esa libertad para ser más flexibles y. el método de riego del campo. Es igualmente importante saber si el mantenimiento se efectuará individual o colectivamente y si los costos de mantenimiento se pagarán en efectivo o con mano de obra. el número de participantes por grupo de canales. tales como el tamaño de la familia. El diseño debe permitir la libertad de selección del cultivo. La decisión relativa al tamaño de una parcela influye considerablemente en las necesidades de mano de obra. por consiguiente. los límites de los bloques y la dirección de los canales. La disposición.

así como la necesidad mínima de agua han sido analizados por Shuval (1996) en Israel y la región del Cercano Oriente. Aunque se encontraba en una situación difícil a comienzos del decenio de 1980. soja. se han establecido a partir de los datos ofrecidos por Postel et al. (1996). maíz. en parte de la humedad del suelo debida a las lluvias y. introduciendo algunos ajustes menores que no modifican el cuadro de conjunto. productos lácteos. frente al sector privado es posible crear medios para utilizar la financiación del sector público para la promoción de iniciativas del sector privado. La CDC ofrece préstamos a largo plazo y capital de riesgo. la Commonwealth Development Corporation (CDC) es una empresa estatutaria británica establecida en 1948 para ayudar a los países de ultramar a desarrollar sus economías mediante la inversión en empresas nuevas o ya existentes. café. seguridad hídrica y tensión hídrica. Este proyecto es un laboratorio clásico de riego. de la agricultura de regadío. más liberal. y más de una cuarta parte de sus inversiones han sido dirigidas al Africa subsahariana. té. ananás y cacahuetes. Se inició en el decenio de 1930. y ha pasado por todos los altibajos de la historia del riego. Por ejemplo. pequeños proyectos de ONG e incluso las inversiones de las grandes empresas. el agua necesaria para el cultivo de los alimentos procede en parte de la agricultura de secano y. administra y posee cierto número de empresas y sus objetivos son los países más pobres. de la humedad suministrada por el agua de riego. Ha invertido más de 1 000 millones de dólares en actividades comerciales que entrañan el uso de recursos naturales renovables. 1 Regresar al texto La cuestión del agua necesaria para la producción de alimentos fue examinada por Barthelemy (1993). El volumen de agua necesario para cultivar diversos productos (m3/t) se utilizó para establecer la cantidad de agua necesaria para asegurar la dieta de una persona durante un año. bananos. Algunos de los proyectos hídricos que han tenido más éxito en Africa son resultado de iniciativas privadas. Egipto y Túnez. nueces de macadamia. se crea la impresión errónea de que este continente está dotado de una buena infraestructura de almacenamiento de agua. Sin embargo. La parte que procede de la agricultura de regadío se obtiene. Las necesidades de caudal de los cursos de agua.3 l/seg por cada 1 000 personas.Cont. si la amplia capacidad de almacenamiento del lago Victoria se incluye en la capacidad general de almacenamiento de Africa. La CDC administra con éxito 19 empresas en diez países africanos que cuentan con suficiente riego para cultivos tales como el azúcar. 2 Regresar al texto 3 Los conceptos de seguridad alimentaria. Regresar al texto 5 El Office du Niger abarca 55 000 ha de superficie regada. que se cifran en 28. Por ejemplo. basándose en datos procedentes del Estado de California. a su vez. concentrándose sobre todo en el sector privado. con referencia a unas necesidades mínimas de dilución para las aguas residuales sin tratar. en parte. que se analizan en el Capítulo 7 del presente documento. Las cifras correspondientes a la capacidad de los embalses tienen un significado distinto según se contabilicen. Shuval considera que 125 m3/per cápita/año son suficientes para que una comunidad pueda prosperar y vivir de manera confortable. lo que equivale aproximadamente a 1 000 m3/per cápita/año. ha alcanzado ahora un nivel de productividad igual a los mejores sistemas de Asia. cítricos. dedicada fundamentalmente a la producción de arroz y cultivada por explotaciones familiares. y . Notas Shiklomanov (1996) ha revisado recientemente las cifras correspondientes al balance hídrico mundial. en parte. Con la nueva actitud. Regresar al texto 4 Las actividades del sector privado abarcan desde la pequeña explotación agrícola familiar. aproximadamente 2 200 m3 en el Estado de California (dieta rica en carne) y 1 100 m3 en Túnez (dieta en la que la carne es escasa).

variedades de arroz de alto rendimiento.cuenta con instalaciones de excelente rendimiento. Los costos de estas limitaciones en lo que respecta a oportunidades de empleo perdidas. En un gran número de países. 1996 1. Con demasiada frecuencia. Introducción 1. . elaboración y distribución que funcionen perfectamente es un obstáculo en el camino hacia el objetivo de la seguridad alimentaria universal. crecimiento económico no realizado y acceso material insuficiente a los alimentos. son enormes. aumenta la proporción de los alimentos que se consumen a nivel nacional en un lugar distinto de aquél donde se producen. Alimentos para el consumidor: comercialización. las limitaciones principales están dadas por sistemas inadecuados de transporte y elaboración. Las instalaciones de elaboración funcionan a menudo de modo ineficaz. la capacidad para almacenar alimentos y trasladarlos desde las zonas de producción a las de elaboración o consumo es insuficiente. elaboración y distribución Documentos ténicos de referencia © FAO. y agricultores que aceptan las innovaciones. Regresar al texto 8. 1. Los costos de la comercialización pueden ser considerables y constituir un componente importante del precio final.2 A medida que avanza el proceso de crecimiento urbano. una buena administración.1 La ausencia de sistemas de comercialización. El sistema de comercialización debe ampliarse para ofrecer los servicios necesarios en la medida en que los productores venden en mercados alejados de aquéllos donde los consumidores compran sus alimentos.

las necesidades de los hogares. a menos que se elaboren. Algunos alimentos se deterioran poco después de su recolección. se ha prestado mucha menos atención a la cadena a lo largo de la cual los alimentos llegan hasta el consumidor. inducidos por el aumento de los ingresos y la exigencia de una preparación fácil.7 Una gran parte de los recursos dedicados a satisfacer la creciente demanda de consumo de alimentos se ha asignado tradicionalmente a mecanismos destinados a aumentar la producción y la productividad agrícolas. ya sea directamente al consumidor o al elaborador.4 El crecimiento urbano y el desarrollo tienden a alentar a productores. 1. Los consumidores buscan una variedad más amplia de alimentos. En casi todos los países. 1. 1.1. 1. es necesario que haya un sistema eficiente que permita llevar los productos de las zonas de producción a las de elaboración o consumo. los factores agroclimáticos y los medios de producción conocidos y disponibles limitan las modalidades de producción de alimentos. Las personas que residen en zonas urbanas tienen una dieta con un porcentaje mayor de alimentos elaborados. la corriente de productos alimenticios que se desplaza entre comunidades aumenta y sirve de base para el ulterior desarrollo de los sistemas de comercialización. Un buen ejemplo de ello fue la Conferencia Mundial sobre la .3 El proceso de crecimiento urbano influye también en la composición de la dieta. comunidades y países a especializarse en productos respecto de los cuales tienen una ventaja comparativa.6 Las diferencias en los factores agroclimáticos impiden una producción eficiente de toda la gama de alimentos necesarios para una dieta sana. y siempre que el transporte sea fiable y eficiente. A reserva de estas limitaciones. Antes de que esto pueda suceder. Los productos frescos deben transportarse al mercado poco después de su producción. La composición de la dieta nacional cambia también a medida que avanza el proceso de desarrollo. La eficiencia óptima se alcanza cuando una comunidad se especializa en la producción de productos respecto de los cuales tiene una ventaja comparativa. en parte porque algunos alimentos no soportan bien el transporte.5 La especialización estimula el comercio de productos alimenticios entre los miembros de la comunidad local o entre estos y otras comunidades cercanas o lejanas. los productores tienden a concentrarse en la producción de los productos que probablemente les permitirán obtener los rendimientos sociales y económicos más altos. elaboración y distribución. Con el tiempo. Sin embargo.

Cuando los recursos alimentarios se ven amenazados.8 Esta negligencia relativa es difícil de explicar si se tiene en cuenta la contribución esencial que estos sectores realizan a las economías nacionales y al empleo y su importancia para garantizar un suministro suficiente. La producción de cultivos para satisfacer la demanda del mercado. a la vez que más arriesgada.10 Una cadena postcosecha eficaz puede ser inocua para el medio ambiente y promover el desarrollo sostenible. la ineficacia y las pérdidas en la cadena de distribución no hacen sino agravar una situación ya peligrosa. la reducción al mínimo de las pérdidas en la cadena de comercialización y la distribución eficaz de los alimentos a las zonas donde hay una demanda de consumo son factores que contribuyen a evitar una producción innecesaria. o para producir cultivos de exportación. en la que. 1.9 Cuando la cadena de comercialización no funciona correctamente. se hizo caso omiso de las cuestiones relacionadas con la comercialización. Asimismo. La mejora de los métodos de distribución contribuye a reducir el tráfico. unas condiciones inadecuadas de manipulación y transporte de productos de alto valor para la exportación. en Alemania la creciente importancia de la elaboración hizo que los productores agrícolas recibieran el 35 por ciento del precio al por menor en 1960. pueden poner en peligro una costosa inversión en instalaciones de producción. elaboración y distribución de alimentos. reduciendo por tanto los gastos de energía. el 26 por ciento en 1975 y sólo el 14 por ciento a finales del último decenio2. la inversión en la producción resulta más costosa. En muchos países en desarrollo. por ejemplo en el caso de las poblaciones de peces.Alimentación de 1974. el almacenamiento defectuoso de los cereales básicos no sólo se traduce en una pérdida de alimentos. El hecho de que en los países occidentales la parte correspondiente a los productores de alimentos en el precio final que pagan los consumidores siga disminuyendo es indicativa de la importancia del sector. Por ejemplo. Estos recursos podrían haberse utilizado para diversificar la dieta. requerir una intensa aplicación de plaguicidas y fertilizantes y ocasionar la erosión y degradación del suelo. y puede acabar por resultar antieconómica. como por ejemplo frutas. aparte de un breve reconocimiento de que «los esfuerzos encaminados a aumentar la producción de alimentos deberán ir acompañados del mayor empeño posible por evitar el desperdicio de alimentos en cualesquiera de sus formas»1. diversificado y de bajo costo de alimentos a los consumidores a lo largo de todo el año. 1. 1. sino también en un despilfarro de los recursos necesarios para producirlos. Unas instalaciones más . la cual puede utilizar recursos escasos de agua.

o de ambas cosas. La reducción de las pérdidas postcosecha puede traducirse en una disminución apreciable de los precios de consumo. pero se puede hacer mucho por mejorar el acceso de los grupos pobres de la población a alimentos baratos e inocuos mejorando su manipulación entre la explotación agrícola y el punto de consumo. puede ser mucho mayor que el valor de la producción primaria. como la elaboración. 1. el valor añadido a través de la comercialización y. de la elaboración. Las necesidades futuras de inversión para sostener el sector serán enormes. A su vez. Se prevé que en ese mismo período la población rural de los países en desarrollo crecerá un 0.3 por ciento4. como se señaló anteriormente.11 El pronóstico de que entre 1990 y el año 2010 la producción de cereales en los países en desarrollo aumentará en unos 472 millones de toneladas y la producción de carne en unos 78 millones de toneladas da una idea de la importancia de la comercialización. Por consiguiente. Estas mejoras de la eficacia son esenciales si se quiere que las personas con un poder adquisitivo limitado tengan acceso a una cantidad suficiente de alimentos de calidad apropiada. en particular. el empleo en actividades posteriores a la producción. En el documento preparado para la Cumbre Mundial de la Alimentación que lleva por título «La inversión en la agricultura: Evolución y perspectivas»5 se estima que las necesidades anuales netas de inversión en el sector postcosecha ascenderán a unos 15 000 millones de dólares EE. es un hecho reconocido que la pobreza es la causa principal de la desnutrición.12 Como se señalaba en el estudio de la FAO «La agricultura: hacia el año 2010»6. Además de proporcionar una salida para los productos de los agricultores. puede contribuir notablemente a aumentar los ingresos y por consiguiente a aliviar los problemas de la desnutrición. reducen la congestión y redundan en una mejora de la salud pública al permitir condiciones de manipulación de alimentos más higiénicas.6 por ciento al año y la urbana un 3.UU. 1.eficaces. los sectores de la comercialización y la elaboración generan un valor añadido considerable y ofrecen oportunidades para crear empresas en las zonas rurales. De hecho. esto debería contribuir al crecimiento de la actividad comercial y del empleo y frenar la afluencia de la población a los centros urbanos. como por ejemplo mercados al por mayor. En muchas zonas rurales. Aumentando la eficacia de la cadena de comercialización se pueden reducir los costos y por consiguiente los precios para el consumidor. .. Aliviar la pobreza es una tarea ímproba. elaboración y distribución3. es probable que una parte considerable de la producción adicional prevista será objeto de comercialización o elaboración. sólo para ampliar su capacidad como respuesta al crecimiento de la población y a la demanda del mercado.

económico y legislativo propicio. en tales actividades. El documento empieza examinando las medidas que pueden adoptarse para evitar la asignación desacertada de los recursos productivos. En el documento se examinan esas cuestiones y se estudian los modos en que podría asegurarse el suministro de alimentos a las zonas urbanas en rápido crecimiento. Sin embargo. Entre las funciones del gobierno puede incluirse también la de proporcionar una infraestructura y servicios de apoyo apropiados. 1. A continuación se examina la función de la elaboración de alimentos y se determinan las condiciones para que las empresas de este sector funcionen satisfactoriamente. que es a menudo una importante fuente de pérdidas. En el presente documento se examina la manipulación postcosecha en las explotaciones agropecuarias y la función del almacenamiento tanto en éstas como en el sistema de comercialización. Muchos intentos de promover métodos mejorados de manipulación. almacenamiento y elaboración primaria han fracasado porque se han planificado sin tener en cuenta la capacidad o disponibilidad de los productores para pagar las mejoras o sin tomar en consideración el modo en que funciona el sistema de comercialización y la necesidad de que quienes participan en él obtengan un beneficio.13 Este documento se centra en la elaboración y comercialización de cultivos de cereales básicos.Las mujeres desempeñan una función importante. los agricultores. teniendo en cuenta las señales de los precios y si los gobiernos se abstienen de ofrecer subvenciones innecesarias. productos pecuarios y pesqueros y productos forestales no madereros. como por ejemplo mercados y servicios de información. y con frecuencia determinante. 1. todos los que intervienen en el sistema postproducción han de poder realizar actividades comerciales rediticias. comerciantes y elaboradores podrán realizar operaciones comerciales rediticias. se formulan diversas recomendaciones . Por último. El peligro de la sobreproducción puede reducirse al mínimo si se deja que los productores planifiquen su producción en consonancia con las necesidades de los consumidores. En segundo lugar. en menor medida. Es esencial reconocer que si se quiere que suministren los servicios necesarios.14 Si satisfacen la demanda de los consumidores. la capacidad del sistema de comercialización para funcionar de modo eficaz y rentable depende también de la existencia de un entorno normativo. es importante establecer un entorno macroeconómico apropiado con el fin de facilitar el comercio y crear las condiciones para un crecimiento económico equitativo. También se insiste en las cuestiones relacionadas con la calidad e inocuidad de los alimentos. así como de frutas y hortalizas y.

Una información insuficiente sobre la demanda. precios y requisitos de calidad.en relación con las iniciativas futuras de los gobiernos y donantes en el sector postcosecha. 2. Los productos alimenticios han sido incluidos en la Ronda Uruguay de Negociaciones Comerciales Multilaterales. Esto ha sucedido con frecuencia cuando se han concedido subvenciones a los productores. Adecuación de la producción a la demanda 2. La mayor disponibilidad de información sobre las necesidades del mercado permitirá a los agricultores adoptar en el futuro decisiones más documentadas sobre lo que han de plantar y cuándo han de plantarlo. ocasionando de este modo una alteración en las señales normales de los precios del mercado. con la limitación añadida de que el comercio entre países se ve entorpecido por los obstáculos nacionales arancelarios y no arancelarios al comercio.15 Aunque el documento se centra en la comercialización y elaboración de cultivos alimentarios a nivel nacional. lo que debería aumentar las posibilidades del comercio de alimentos. Satisfacción de la demanda de los consumidores Ventajas de suministrar lo que necesitan los consumidores 2.1 Aunque la planificación centralizada de la producción es ahora cosa del pasado en casi todos los países. en los mercados liberalizados es el agricultor el que sufre las consecuencias.2 El despilfarro resultante de los desequilibrios entre la oferta y la demanda de determinados cultivos puede causar pérdidas financieras y alimentarias considerables. En el marco de la planificación centralizada o de los acuerdos estatales de compra. Se cita . en lo que respecta a cantidades. la importancia de orientar la producción a las necesidades de los consumidores sigue siendo a menudo ignorada. los países tendrán que fortalecer sus conocimientos en materia de comercialización e impulsar disposiciones internas eficaces sobre comercialización y manipulación antes de la exportación. 1. casi todas las observaciones que se hacen son también válidas para el comercio internacional de productos alimenticios. Abundan los ejemplos de subvenciones de este tipo. continúa redundando en una distribución desacertada de los recursos y una pérdida de mercados. el gobierno asumía el costo de estos desaciertos. Para aprovechar estas posibilidades.

A menudo se han tomado medidas con el fin de almacenar los excedentes para los cuales había pocas perspectivas de mercado. En las Maldivas. Sin embargo. en el caso de muchos productos hortícolas se pueden reducir los efectos de la saturación produciendo diversas variedades. pero sólo será rentable si las variedades utilizadas tienen un rendimiento razonable y obtienen la aceptación de los consumidores. El maíz blanco híbrido. Algunas variedades pueden almacenarse durante más tiempo que otras. los agricultores se centran en la producción de sandías casi exclusivamente en el período del Ramadán. pudiéndose aprovechar esta característica para prolongar el período en que el cultivo está a disposición de los consumidores. los agricultores han cultivado en los últimos años esa misma fruta para exportarla a Nueva Zelandia. 2. No obstante. mientras que los investigadores han avanzado considerablemente en la obtención de frutas y hortalizas con unas características postcosecha definibles.con frecuencia la Política Agrícola Común de la Unión Europea. cuando la demanda de consumo es alta y pueden obtenerse buenos precios. tiene un rendimiento mucho más alto que las variedades tradicionales. por ejemplo. En Tonga. pero casi todos los gobiernos han subvencionado la producción de alimentos7 y muchos continúan haciéndolo. Recuadro 1 PRODUCIR PARA ATENDER LA DEMANDA Dos países insulares ofrecen ejemplos del modo en que pueden los productores responder a las oportunidades del mercado.3 El hecho de que buena parte de la producción alimentaria dependa de las fluctuaciones climáticas hace que sea imposible evitar por completo la variabilidad en esta producción. por el contrario. no siempre lo han hecho en el caso de los cultivos básicos. pero siendo que sus características de . para transformar las materias primas excedentes en productos para los que no había una demanda. siempre que haya sistemas de producción apropiados. El uso de variedades tempranas y tardías amplía la duración de la campaña y aumenta las ganancias. o. con el fin de cubrir una «laguna» de dos meses en que el suministro de otras frutas en el mercado de este país era limitado.

2. No obstante. y la producción de corderos para el período del Ramadán en los países musulmanes. lo cual da lugar a una mayor disponibilidad de leche en determinadas épocas del año. ya se venda fresco. La producción pecuaria y láctea puede ser también estacional. las precipitaciones y el crecimiento de los pastos. lo que afectará la decisión de los granjeros sobre el momento de sacrificar los animales. 2. las características de los animales en el momento del sacrificio y las propiedades adquiridas durante la cría determinarán la calidad del producto en el momento del consumo. cuando es posible hacerlo. Con una adecuada información.almacenamiento en las explotaciones agrícolas son deficientes requiere una gestión especializada. . aunque es posible que los consumidores de los países más ricos estén dispuestos a pagar por disponer todo el año de determinados cultivos. Estas características están adquiriendo especial importancia en gran parte de Africa. Los granjeros tienden a planificar el nacimiento de las crías con el fin de aprovechar al máximo las condiciones naturales. en particular hortalizas. congelado o elaborado. el peso de los animales variará con arreglo a la disponibilidad de pastos y forrajes. en la medida en que se está reduciendo la función de las juntas de comercialización y los agricultores están teniendo que almacenar gran parte de sus excedentes. consiste en escalonar las fechas de plantación. Una buena producción fuera de temporada puede dar ganancias notablemente más altas y ser más económica que el almacenamiento de larga duración. En el sector pecuario. puede que los de los países más pobres no tengan el poder adquisitivo necesario para justificar el aumento de los costos para el agricultor. pueden citarse como ejemplos notables de la adecuación de la oferta a la demanda la producción de pavos para la fiesta de Acción de Gracias en los Estados Unidos o para las Navidades en muchos otros países occidentales. En el caso de la carne. En ciertas circunstancias pueden utilizarse sustancias químicas que regulan el crecimiento. Los productores tienen también cierto margen para retrasar la cosecha. Sin embargo. los granjeros pueden calcular si unos precios más altos justificarán el sacrificio de animales con un peso inferior. la utilización de diferentes variedades de pastos o forraje mejorado permite a los granjeros planificar la producción de leche en períodos en que la oferta es escasa. en sus explotaciones durante varios meses.5 Como en el caso de los productos agrícolas. lo que permite escalonar la recolección.4 Un modo de evitar que se creen excedentes de algunos cultivos. como resultado de la variabilidad de la temperatura.

En varios países en desarrollo las políticas encaminadas a estimular la producción subvencionada de uno o dos productos básicos fomentaron la producción en zonas remotas de productos de bajo peso en función del valor y dieron lugar a que los gobiernos se enfrentaran a unos gastos de transporte excesivos tanto para los insumos como para los productos resultantes. Estas políticas demostraron ser a la larga insostenibles desde el punto de vista financiero.8 Mientras que los agricultores tienen pocas posibilidades. si es que tienen alguna. Una coordinación deficiente de las entregas de reservas gubernamentales de seguridad alimentaria puede tener efectos igualmente perturbadores.7 Los agricultores responderán a la demanda del mercado siempre que se les pueda garantizar que esta demanda no se verá indebidamente alterada por intervenciones del gobierno que entorpezcan el funcionamiento normal de la oferta y la demanda. no es necesario que los agricultores comprendan la evolución de la demanda de las materias primas que produce. a muchos agricultores les preocupa menos adecuarse a las necesidades de los consumidores finales que atender la demanda de los elaboradores. en el pasado los gobiernos han intentado a veces influir en la ubicación general de la producción a través de políticas de precios y de otro tipo. 2. Existe una tendencia creciente a que se establezcan contratos directos entre los agricultores y los elaboradores o comerciantes. una cuestión que suscita especial preocupación entre los productores de cereales es la distribución deficientemente planificada de la ayuda alimentaria. la misma situación se da ahora entre los productores de artículos que han de consumirse frescos. la industria suiza de los alimentos congelados ofrece actualmente unos 500 productos distintos a los consumidores. suministran directamente bajo contrato a supermercados. Existe el riesgo de que este descenso cree un círculo vicioso en virtud del cual los agricultores responden a los precios más bajos produciendo menos. de manera que se necesita más ayuda alimentaria. Dónde hay que producir 2. Estos contratos reducen la libertad del agricultor para aprovechar la demanda del mercado a cambio de ventas y precios garantizados8. quienes. en lugar de utilizar los canales tradicionales de comercialización al por mayor. Por citar sólo un ejemplo. como las frutas y hortalizas. En muchos países. Las últimas tendencias . cada vez más. que redunda en un descenso de los precios del mercado. de elegir dónde han de plantar o criar ganado. Hasta cierto punto.2.6 Actualmente en las economías más avanzadas. En estas circunstancias.

Utilizando la tecnología apropiada. Una información diaria o semanal sobre los precios de la oferta y la demanda en el mercado puede ayudar a los agricultores a decidir cuándo han de cosechar y. organizaciones no gubernamentales (ONG) y donantes han sido a veces culpables de promover la producción de alimentos en zonas con una infraestructura viaria escasa y una disponibilidad de transporte insuficiente. si bien suele estar capacitado para ofrecer asesoramiento sobre aspectos de la producción. el personal de extensión. 3. los agricultores están en general en condiciones de obtener e interpretar por sí mismos la información sobre el mercado. Una situación similar se observa en las antiguas economías de planificación centralizada. pero en los países en desarrollo los productores necesitarán probablemente. Esto se ha hecho a menudo sin tener en cuenta las cuestiones relacionadas con los costos de comercialización y la disponibilidad de infraestructura y canales de comercialización adecuados.10 Si los agricultores están al tanto de los precios estacionales y de las modalidades de la demanda de años anteriores.hacia la liberalización de los mercados han hecho que casi todos los países abandonen la aplicación de políticas de precios para todo el territorio. donde la producción orientada al mercado está sustituyendo a la asignación de la producción y los insumos con arreglo a los dictados burocráticos. pueden recoger la cosecha antes de la baja prevista de los precios y después de que éstos empiecen a subir de nuevo.9 Los proyectos de desarrollo dirigidos por gobiernos. Operaciones postcosecha en las explotaciones . Utilización de la información sobre los precios 2. con frecuencia no tiene acceso a la información sobre comercialización y actividades postcosecha. dónde han de enviar sus productos9. tanto un servicio de información sobre los precios del mercado. con lo que los agricultores han tenido que diversificar la producción de acuerdo con sus ventajas comparativas. Ha habido una tendencia a considerar que la producción de productos hortícolas. En los países desarrollados. 2. pecuarios y lácteos ofrecía posibilidades para aumentar los ingresos de los agricultores más pobres. Sin embargo. pueden en teoría planificar más eficazmente su producción. en los países territorialmente mayores. como asistencia para interpretar la información y planificar la producción.

un desperdicio considerable . del 15 por ciento en Tailandia y del 16 por ciento en Nepal representan. los especialistas en actividades postcosecha tendieron a centrarse en la cuantificación de las pérdidas materiales. y no en lo que estaba económicamente justificado. las cuales suelen desempeñar también una función importante en las actividades postproducción. Estudios más recientes de proyectos de la FAO han cifrado estas pérdidas en aproximadamente la mitad de este volumen. Aunque no son tan graves como se estimaba en un principio. Sin embargo. no obstante. al haberse adoptado un planteamiento no comercial. Por ejemplo. del 13 por ciento en Bangladesh.2 En el decenio de 1970. calidad y precio de los productos a disposición de los consumidores dependen fundamentalmente del modo en que estos productos se manipulan en la explotación agropecuaria.Determinación de mejoras económicas viables 3. 3. Gran parte de estos estudios acabaron siendo descartados por ser demasiado costosos y exigir mucho tiempo11.1 La cantidad. Los esfuerzos del PPA se han dirigido a los pequeños agricultores que en los países en desarrollo producen la mayor parte de los alimentos. Más de la mitad de estos pequeños agricultores son mujeres. La inocuidad de los alimentos es también una cuestión de gran importancia. la FAO estableció en 1978 el Programa Especial de Acción para la Prevención de las Pérdidas de Alimentos (PPA). Con el fin de mejorar la manipulación postcosecha. El enfoque del sector postcosecha se modificó gradualmente para prestar mayor atención al estudio del sistema postproducción y especificar sus problemas e impedimentos12. las mejoras propuestas se basaron a veces en lo que se consideraba técnicamente posible. el uso de técnicas defectuosas de secado y almacenamiento pueden causar la proliferación de micotoxinas10. tanto para ellos mismos como para el mercado. Recuadro 2 MAGNITUD DE LAS PERDIDAS POSTCOSECHA DE ALIMENTOS Estimaciones anteriores indicaban que las pérdidas totales de arroz en las explotaciones agrícolas de Asia ascendían a un 25-30 por ciento. unas pérdidas del 12 por ciento en la India y Sri Lanka.

3 En general. las tecnologías mejoradas postcosecha para los cereales están perfectamente delimitadas13. Por ejemplo.3 0. Por ejemplo.4 En teoría.6 1.9 0.7 0. Sin embargo. Una de las principales enseñanzas es que si los esfuerzos por reducir las pérdidas se concentran únicamente en una o dos fases de la cadena postcosecha se conseguirán resultados limitados.9 3. el principio rector de casi todas las actividades encaminadas a reducir pérdidas debe ser que . si se utilizaran efectivamente todas las tecnologías e infraestructuras conocidas. las actividades postproducción relativas a los cereales se centrarán en adaptar esas tecnologías a las condiciones concretas y a asegurar que sean económica y socialmente viables. otros cultivos ofrecen un amplio margen para seguir elaborando tecnologías aplicables a pequeñas y medianas empresas. Aspectos economicos de la mejora postcosecha 3. En el futuro. son las siguientes: Fase Recolección manual Secado en el campo Transporte Trilla Secado Sancochado Almacenamiento Molienda Porcentaje 2.8 3. existe la posibilidad de crear nuevos productos con perspectivas de mercado a partir de cultivos tradicionales como la batata. Los intentos de reducir las pérdidas deben abarcar todas las fases.5 1.de alimentos. las pérdidas registradas en diferentes fases. los alimentos economizados sólo en Asia ascenderían a más de 5 millones de toneladas al año. las péerdidas en el sistema postcosecha podrían reducirse considerablemente. mano de obra e insumos. Aun cuando fuera posible reducir las pérdidas en una décima parte.4 1. en el caso de Bangladesh. Sin embargo.

Los pequeños agricultores.1 toneladas por hectárea. Lamentablemente. siempre que sea posible. En los pequeños almacenes para cereales. con le riesgo de no obtener un rendimiento positivo. la constante expansión de la superficie . Sin embargo. en particular. El país ofrece excelentes oportunidades para la producción de hortalizas fuera de temporada. En 1993/94 las familias de las zonas que participaban en el proyecto habían aumentado el rendimiento de 10 a 18. convencieron a los agricultores de la posibilidad de introducir cultivos de papas o de aumentar el rendimiento de los ya existentes. y en 1990 el gobierno puso en marcha un programa de diversificación de cultivos. unas mejoras sencillas para conseguir que las estructuras existentes sean seguras contra ratas y parásitos y facilitar la aplicación de plaguicidas pueden ser más apropriadas que la construcción de nuevos almacenes técnicamente más avanzados. la atención que se había prestado a la mejora de la producción no se había extendido al sistema postcosecha. para aprovechar esta posibilidad con la asistencia del Canadá y de los Países Bajos. Demostraciones en las explotaciones agrícolas. ya que las familias de agricultores consumían gran parte de su producción y el sistema de comercialización vigente permitía hacer frente a los excedentes. relativamente sencillas y de bajo costo.los beneficios propuestos de la reducción de las pérdidas o el aumento de los precios han de superar los costos de las mejoras previstas en una cuantía suficiente para justificar el gasto en inversión y el riesgo concomitante. Recuadro 3 CULTIVO DE PAPAS EN BANGLADESH Muchas de las observaciones que se han hecho en este documento quedan perfectamente ilustradas por la reciente experiencia del cultivo de papas en Bangladesh. Las mejoras postcosecha en los países en desarrollo deberán ser. Al principio esto no planteó problemas importantes. tienden a tolerar pérdidas bastante elevadas antes de introducir cambios costosos en sus sistemas de almacenamiento. para los cuales había una demanda de consumo suficiente. bien planificadas y ejecutadas.

Por otra parte. no se había hecho un esfuerzo suficiente para fomentarlo entre otros consumidores. como respuesta a la liberalización de los mercados de este cereal. que son objeto de creciente atención. es un buen ejemplo de ello15. 3. el sector privado ha demostrado que. en las explotaciones agrícolas. Pero. en el distrito de Munjiganj la producción ascendió a 350 000 toneladas cuando la capacidad de almacenamiento era sólo de 55 000 toneladas. El recelo hacia el sector privado entre los organismos de ayuda. Al planificar las mejoras postcosecha se ha tendido a pasar por alto las relaciones de los agricultores con los comerciantes o elaboradores del sector privado. cuando existe un entorno económico y una política favorables. tendrán poca repercusión si los agricultores no pueden obtener un precio más alto por unos cereales perfectamente secos14. por ejemplo. Muchos agricultores anunciaron que en 1995/96 no cultivarían papas.6 La introducción de mejoras postcosecha tropieza con obstáculos tanto sociales como económicos. ya que en la campaña de 1994/95 habían sufrido pérdidas. Aspectos sociales 3. los funcionarios públicos y las ONG ha dado lugar a que se promovieran y subvencionaran actividades postcosecha de grupos de agricultores. La demanda de papas entre los consumidores de Bangladesh resultó ser relativamente limitada. de manera que las papas llegaran lentamente al mercado. puede responder rápidamente a las oportunidades comerciales y ofrecer los servicios necesarios a agricultores y consumidores. . El reciente aumento del número de pequeñas empresas dedicadas a triturar maíz en el Africa austral. Aunque en el programa se había promovido el consumo de papas entre los agricultores. a menudo en competencia con el sector privado.5 Entender el modo en que funciona el sistema de comercialización es una condición previa para cualquier actividad de mejora postcosecha.sembrada de papas. Por ejemplo. unida a una cosecha excelente en la campaña de 1994/95. Este problema habría podido superarse tal vez si hubiera habido instalaciones suficientes para el almacenamiento. causó serios problemas a los agricultores y puso de manifiesto los defectos del planeamiento adoptado. los intentos de mejorar el secado de los cereales destinados al mercado. La actividad de las empresas comerciales de estos grupos no ha sido en general satisfactoria.

la decisión de proceder al almacenamiento por motivos ajenos a la seguridad alimentaria debe regirse por el principio de que los precios que puedan obtenerse después del almacenamiento compensen con creces el costo del mismo17. 4. Como en el caso de las demás actividades postcosecha. . Como consecuencia de la migración. 3. las estructuras tradicionales de la aldea o las prioridades domésticas. así como saber quién controla los recursos de éste. la capacidad de organización.La limitación de la mano de obra es un elemento determinante.1 El almacenamiento tiene múltiples funciones. el trabajo manual es el factor de producción más importante. Otros aspectos sociológicos que han de tenerse en cuenta son si la intervención postcosecha propuesta está en contradicción con las creencias religiosas. El almacenamiento en el sistema de comercialización Asegurar la viabilidad económica 4. En las zonas rurales. donde por lo general sigue sin haber un nivel suficiente de equipo mecánico. Una encuesta socioeconómica realizada por un proyecto de la FAO en Swazilandia reveló que las mujeres participaban intensamente en todas las operaciones de manipulación del maíz y que la recolección se posponía con frecuencia para que los niños pudieran participar en ella durante sus vacaciones escolares. para constituir reservas nacionales de alimentos en caso de emergencia o para garantizar la disponibilidad de alimentos exóticos durante todo el año a los consumidores opulentos. la introducción en las aldeas de máquinas trilladoras y aventadoras significó la pérdida de los derechos tradicionales de espigueo para las mujeres que antes realizaban esta labor manualmente. Una de las recomendaciones fue que se adaptara el calendario escolar de manera que los niños tuvieran vacaciones durante el período de la recolección16. ya sea para proporcionar a las familias que viven de la agricultura de subsistencia un suministro de alimentos después del período de la cosecha. la mano de obra agrícola escasea con frecuencia y durante los períodos de mayor actividad puede ser necesario que los niños dejen la escuela para ayudar en las labores agrícolas. En Sierra Leona y otros lugares. pero todas ellas entrañan el desplazamiento de productos a lo largo del tiempo. También es esencial comprender el proceso de toma de decisiones dentro del hogar.7 La utilización de tecnología puede tener efectos perjudiciales involuntarios sobre los pobres y las mujeres.

3 Algunos de los antiguos almacenes de los organismos de comercialización seguirán siendo necesarios para las reservas de seguridad alimentaria que. una consecuencia de las medidas de ajuste estructural (véase el Recuadro 4) ha sido que las instalaciones de almacenamiento y manipulación. en una época de rápida evolución en los sistemas de comercialización. Los gobiernos. En muchos países en desarrollo. son ahora en gran medida superfluas o se utilizan con fines para los que no habían sido concebidas. Modificación de las necesidades de almacenamiento 4. como resultado de los cambios normativos y del desarrollo urbano. es sumamente necesario que el planeamiento de estos análisis sea dinámico y no estático. Además.4. se siguen construyendo instalaciones de almacenamiento que no son compatibles ni con las necesidades actuales ni con las que probablemente tendrán el gobierno o los sectores comerciales cuando se haya completado la liberalización. 4. Sin embargo. Si bien hay cierto margen para que los comerciantes asuman algunas de las funciones de almacenamiento entre períodos de cosecha que antes correspondían a los organismos de comercialización de cereales. serán probablemente administrados por los gobiernos. Los gobiernos pueden prestar asistencia a estas iniciativas promoviendo la legislación correspondiente y asesorando sobre las normas de calidad apropiadas.2 En el futuro será importante que haya una creciente conciencia de las repercusiones del proceso de liberalización en curso para el almacenamiento.4 Muchos de los grandes almacenes utilizados por las organizaciones de distribución de frutas y hortalizas de las antiguas economías de planificación centralizada son inapropiados para los mayoristas a escala . Un modo de superar este problema podría ser que los comerciantes depositaran en almacenes seguros estas existencias y las ofrecieran como garantía para conseguir préstamos19. También parece haber un margen para las empresas especializadas en almacenamiento. pero es posible que otros no se utilicen. estos comerciantes se enfrentan por lo general a una falta de capital para financiar existencias. donantes y organismos de asistencia técnica pueden desempeñar una importante función realizando un análisis detenido del modo en que funciona el sistema de comercialización con el fin de identificar mejoras efectivas en la manipulación y el almacenamiento18. que con anterioridad eran propiedad de los organismos paraestatales encargados de explotarlas. las cuales podrían ser empresas privadas que se hiciesen cargo de los almacenes de las juntas de comercialización o antiguos organismos de comercialización que tratasen de impulsar nuevas actividades comerciales. al menos en un principio.

en general es preferible rechazar la tentación de buscar soluciones puramente tecnológicas a los problemas en el sector postcosecha21. Con el tiempo. pero estas cámaras terminaron utilizándose únicamente para almacenar frutas importadas. Sin embargo. a que los agricultores hayan tenido que asumir la responsabilidad de comercializar sus propios productos. pero tiende a utilizarlas para almacenar una amplia variedad de bienes de consumo. especialmente en el caso de los productos hortícolas. Por ejemplo. sociales y administrativos permite determinar soluciones menos costosas y más apropiadas. Mejora de los servicios de comercialización ofrecidos a los agricultores: la función del gobierno Un entorno propicio para el sector privado . A menudo. Por ejemplo. La interrupción del antiguo sistema de distribución ha dado lugar. un examen de los aspectos económicos. 4. para utilizar la tecnología postcosecha mejorada ya disponible. se construyeron muchas cámaras frigoríficas en mercados mayoristas para almacenar productos locales. el sector privado se ha hecho cargo de esas grandes instalaciones.5 Existe un amplio margen. cabe prever que surgirán mayoristas que utilicen técnicas modernas de manipulación de frutas y hortalizas. y no sólo productos frescos. En muchos países. Las cámaras frigoríficas estaban a menudo mal diseñadas y en general son tan grandes y están tan deficientemente conservadas que el sector privado no puede explotarlas de modo rentable. Sin embargo. en muchos casos. 5. en la época de fuerte intervención de los gobiernos en la comercialización. la mejora del sistema de regulación de la temperatura y humedad de los almacenes y el uso de la atmósfera controlada permiten ampliar el período de almacenamiento20. probablemente tendrán que invertir en sus propias instalaciones de almacenamiento en lugar de seguir utilizando la infraestructura del sistema anterior. ya que el almacenamiento de alimentos perecederos producidos en el país era incompatible con la venta diaria de productos frescos en consignación.más reducida que están empezando a surgir.

A menos que los comerciantes puedan comprar y almacenar los productos en la seguridad de que el Estado no les acusará de «acaparadores» y embargará sus existencias. en ciertas circunstancias puede estar justificada una subvención limitada y orientada hacia determinados beneficiarios para fomentar la adopción de una nueva tecnología . Sin embargo. especialmente en los que han sufrido recientemente cambios normativos que afectan al sistema postproducción y en los que la adaptación a un nuevo sistema de comercialización requerirá un esfuerzo considerable. puede que el apoyo indirecto a los que participan en la comercialización siga siendo necesario en muchos países. Sin estas seguridades no es probable que participen activamente en el mercado. El sector privado podrá también funcionar de modo más eficiente cuando haya un entorno macroeconómico favorable. sin crear primero un marco macroeconómico apropiado.1 Se reconoce ahora que la intervención directa de los gobiernos en la comercialización de productos no suele ser el mejor modo para ayudar a los agricultores. Sin embargo. Una de las contradicciones de las medidas de ajuste estructural es que se suele esperar del sector privado que asuma funciones anteriormente desempeñadas por el Estado. no parece conveniente que los gobiernos presten apoyo directo al sector privado en forma de subvenciones. Esto entraña una tasa de inflación y tipos de interés bajos.5. fortalecer los conocimientos de comercialización y postcosecha de los servicios de extensión y facilitar información sobre el mercado. no introducirá controles de precios y no colocará en el mercado grandes cantidades de existencias públicas o de ayuda alimentaria causando así un hundimiento de los precios. lo cual hará que los costos de transacción sean más altos y los precios más inestables. Pero lo más importante es un entorno normativo claro y estable en el que el sector privado pueda realizar actividades lucrativas. una balanza de pagos y un déficit presupuestario manejables y liquidez bancaria. Recuadro 5: MEJORA DE LA MANIPULACION POSTCOSECHA EN NEPAL Por lo general. mantener las carreteras. tales como mejorar la infraestructura de comercialización rural. 5.2 Son muchos los modos en que los gobiernos pueden facilitar la mejora de los servicios postcosecha y de comercialización ofrecidos a los agricultores.

También ayuda a los comerciantes a tomar decisiones con más conocimiento de causa sobre los mercados más apropiados para determinados productos con el fin de obtener los máximos beneficios. en el caso de algunos productos forestales. La operación de envasado era laboriosa y exigía mucho tiempo. En Nepal. los tomates enviados desde Terai al mercado de Kathmandú se envasaban en cestos tradicionales de mimbre. Suministro de información sobre el mercado 5.4 Sin embargo. un proyecto de la FAO suministró un número limitado de cajas de plástico para que las utilizaran los comerciantes a título experimental.considerada viable. todo lo cual beneficia a los consumidores. Lamentablemente. aunque los tomates salían de las zonas productoras en perfectas condiciones. 5. Para fomentar la mejora de la manipulación de los tomates. los cestos no proporcionaban suficiente protección contra los rigores del transporte por caminos de montaña y una proporción elevada de ellos presentaban daños a su llegada a Kathmandú. la recolección y venta de productos. También se han apartado con . el establecimiento de un sistema eficaz de información sobre el mercado en países con recursos limitados puede tropezar con varios problemas. La disponibilidad de información permite a los agricultores tomar decisiones documentadas sobre la plantación. En el marco del proyecto se mantuvieron también conversaciones con los comerciantes de Kathmandú para organizar la devolución de las cajas a las zonas productoras. Esto contribuye a estabilizar los precios oscilantes y a reducir las pérdidas causadas por la saturación en determinados mercados.3 Los gobiernos pueden facilitar la comercialización ofreciendo información fiable sobre el mercado (véanse los Recuadros 6 y 7). Las cajas de plástico contribuyeron a tal punto a reducir las pérdidas y a mejorar la manipulación que los comerciantes se mostraron dispuestos a pagar el precio comercial íntegro para conseguir nuevas cajas. la cosecha y. A menudo se han introducido sistemas demasiado complejos para los recursos disponibles.

Casi . De lunes a viernes se recoge información diaria sobre los precios de 21 variedades de hortalizas en las 14 provincias donde se encuentran las principales zonas productoras. es preferible establecer un sistema que abarque un número limitado de mercados y se centre en obtener únicamente información sobre precios y suministros básicos de una variedad limitada de cultivos. que depende del Ministerio de Agricultura. En principio. mientras que por medio de la emisora nacional de radio se trasmite información seleccionada sobre los precios en el idioma Bahasa de Indonesia. Los precios medios se difunden el mismo día. a través de emisoras provinciales de radio y. en un principio consiguiendo patrocinadores para la difusión de los precios y con el tiempo dejando que el sector privado se haga cargo de todo el servicio. en algunos casos. Recuadro 6 INFORMACION SOBRE EL MERCADO EN INDONESIA Creado en el decenio de 1950 y ampliado posteriormente con ayuda del gobierno alemán. Los principales usuarios de este Servicio son ahora los agricultores.frecuencia del objetivo principal sobre el mercado. que es el de ofrecer información actualizada para fines comerciales. al carecer los gobiernos de recursos para mantener las actividades. También puede tomarse en consideración la posibilidad de comercializar la información. el Servicio de Información sobre el Mercado de Indonesia. es uno de los más eficaces del mundo en desarrollo. han estado con frecuencia a punto de venirse abajo una vez retirado el apoyo de los donantes. en idiomas locales. ya que los comerciantes están en contacto habitual con los mercados mayoristas a causa de sus frecuentes visitas y los mayoristas pueden intercambiar información sobre los precios por teléfono y fax. o creando servicios de información de carácter comunitario. lo cual se ha hecho con éxito en el sector forestal. Los sistemas de información sobre el mercado. así como en los mercados mayoristas más importantes. dedicándose a proporcionar sobre todo datos estadísticos a los funcionarios públicos. a través de emisoras de carácter local. establecidos por proyectos de asistencia técnica.

Los funcionarios públicos encargados de recoger información sobre los precios actúan también como especialistas en extensión sobre comercialización.todos los productores de hortalizas escuchan las trasmisiones de los precios.UU. en muchos países se ha dado el caso de que los recursos asignados para la construcción de carreteras no han ido seguidos de fondos apropiados para mantenerlas. Como consecuencia de ello.. así como el de las zonas rurales a los mercados urbanos depende decisivamente de la idoneidad de la red viaria. Lamentablemente. los agricultores aprecian mucho estas trasmisiones. y casi todos afirman que las trasmisiones. Con un costo anual de unos 850 000 dólares EE. 1 Para más información. pero ha demostrado ser beneficioso para los agricultores y puede considerarse un ejemplo eficaz de servicio de apoyo del gobierno a la comercialización agrícola1. en particular las de las emisoras provinciales y locales. diariamente o cuando tienen intención de vender sus productos. véase Shepherd y Schalke (1995). Vigilan los precios y preparan gráficos para que los agricultores puedan comprender las tendencias estacionales de los precios y planificar su producción. Carreteras deficientes hacen que el transporte sea más lento. engrosando así las pérdidas debidas al carácter perecedero de los productos. el Servicio de Información sobre el Mercado de Indonesia no resulta barato. en muchos casos los agricultores no pueden vender sus productos porque los probables beneficios de la venta de los productos .5 El acceso de los agricultores a los mercados rurales. De hecho. Es necesario establecer nuevos sistemas para garantizar el mantenimiento de la red viaria. una posibilidad consiste en adoptar un criterio de autoayuda en virtud del cual las comunidades rurales se encarguen de mantener su propia red viaria. son sumamente útiles ya que les permiten negociar con los comerciantes. Red viaria 5. y aumentan los costos de transporte debido al mayor desgaste de los vehículos que las utilizan.

Se consideró que el suministro de información sobre el mercado era una medida esencial para impulsar esa labor. especialmente en el caso del maíz producido por pequeños agricultores. El Servicio de información sobre el mercado (ZAMIS). que empezó a funcionar en mayo de 1993. El ZAMIS. El servicio recoge y divulga información sobre los precios al por mayor y al por menor del maíz. Antes de la liberalización. con sede en Lusaka. la harina de maíz. Los precios al por mayor del maíz sirven de referencia para el sector privado. la comercialización de productos agrícolas en Zambia está experimentando una importante transformación. y funcionarios provinciales de comercialización.en el mercado son inferiores a las tarifas que les piden los transportistas. el Gobierno controlaba en su totalidad la comercialización del maíz en Zambia. El Ministerio de Agricultura. primero por conducto de una junta de comercialización y más adelante a través de cooperativas. otros cultivos alimentarios. junto con sus colegas de los distritos. aunque su intención fue siempre que el servicio se ampliara para atender a los agricultores. fertilizantes y semillas. establecido por el Ministerio de Agricultura con asistencia de la FAO. se encarga de la coordinación. recogen información sobre precios y suministros. concedió inicialmente prioridad a las necesidades de los comerciantes. Recuadro 7 INFORMACION SOBRE EL MERCADO EN ZAMBIA Como sucede en la mayor parte del Africa oriental y austral. Se preveía que comerciantes sin experiencia previa se hicieran cargo de esas tareas. contribuyendo así en gran medida a impulsar el desplazamiento de los productos de las . lo que se hizo a finales de 1995. El país ha liberalizado la comercialización del maíz y está procediendo a hacer otro tanto con los insumos. ha contribuido notablemente a facilitar este proceso.

Los agricultores deben ser capaces de interpretar los datos y estar también informados de los posibles canales de comercialización. véase Zambia (1995). Por consiguiente. no cuentan con un techo que proteja los productos del sol y de la lluvia y con frecuencia no tienen un suelo . que suscita especial preocupación ahora que los agricultores no tienen salidas inmediatas para sus cultivos después de la cosecha. artesanos y grupos pobres de la población rural. así como el acopio y procesamiento de los datos. También son importantes como puntos de suministro de alimentos para jornaleros. Los mercados existentes carecen a menudo de instalaciones básicas. Creación y explotación de mercados 5. La información sobre la evolución de los precios y del mercado se difunde por tres conductos: transmisiones semanales de radio.1 1 Para más información. los comerciantes han de visitar a los agricultores uno a uno. boletines semanales y juntas de precios. lo que eleva los costos de comercialización. El ZAMIS ha reconocido que no basta con publicar los precios.. el franqueo.zonas de producción a las de consumo. agrícolas y no agrícolas. Cuando no existen esos mercados. el Ministerio está intentando introducir boletines locales de carácter provincial para informar a los agricultores sobre los compradores de maíz y los vendedores de insumos. etc. la sostenibilidad del servicio dependerá en gran medida de su capacidad para atraer y conservar patrocinadores. la mejora de los mercados en las zonas rurales puede tener efectos positivos para la mitigación de la pobreza rural y la seguridad alimentaria. Estos mercados ofrecen un lugar de reunión en el que los agricultores pueden vender sus productos a los comerciantes.6 Las autoridades locales pueden proporcionar servicios de comercialización a los agricultores cediendo terrenos y construyendo infraestructuras para los mercados rurales. En 1996 se llevó a cabo un pequeño proyecto de cooperación técnica de la FAO para capacitar a extensionistas y agricultores en el modo de mejorar el almacenamiento en las explotaciones agrícolas. Teniendo en cuenta los recursos limitados del Ministerio para pagar las transmisiones. Por consiguiente. quienes los enviarán luego a los mercados urbanos.

el comerciante. dado que los agentes de extensión tienden a considerar que el comerciante explota al agricultor sin haber llevado a cabo un examen detallado de sus costos de comercialización22. 6. En ocasiones. selección y clasificación. Muchos nuevos mercados adolecen de diseños excesivamente complicados y estructuras innecesariamente costosas. ocasionan pérdidas y plantean posibles problemas para la salud. los agentes de extensión podrían estar en condiciones de asesorar a los agricultores sobre las tendencias de los precios. se deberá mejorar los existentes en lugar de crear otros nuevos cuyo emplazamiento puede que no sea adecuado para los usuarios. lo que da lugar a inundaciones. manipulación y almacenamiento apropiado23. Otro factor importante es la ubicación de los mercados rurales. Un extensionista expresamente capacitado en comercialización podría también ofrecer asesoramiento y capacitar a los agricultores en métodos mejorados de recolección. Todos estos problemas reducen su eficacia. Aunque algunos gobiernos mantienen departamentos de comercialización agrícola.pavimentado o elevado. se convierte en la víctima propiciatoria con respecto a los problemas.7 En casi todos los países se considera que los problemas de comercialización y postcosecha no son incumbencia de los agentes de extensión agraria que trabajan sobre el terreno. Utilizando datos relativos a los precios proporcionados por un servicio de información sobre el mercado. que es el más visible de cuantos intervienen en el sistema de comercialización. Función de los servicios de extensión 5. prácticas de envasado. que se traducen en costos elevados y por consiguiente en cargas elevadas para los usuarios. la ubicación reflejará casi con certeza las preferencias de agricultores y comerciantes. Aun cuando los agentes de extensión determinen cuáles son los problemas de comercialización y postcosecha con que se enfrentan los agricultores. Si éstos han surgido espontáneamente. Siempre que sea posible. su falta de competencia en el tema o su desconocimiento de las fuentes de asistencia apropiadas no les permiten ayudarlos. sus actividades rara vez tienen efectos a nivel local. El suministro a las ciudades El ritmo del crecimiento urbano .

6.1 La población de las zonas urbanas crece cada año entorno a un 3,4 por ciento en los países en desarrollo y un 5 por ciento aproximadamente en el Africa subsahariana. Para el año 2000 habrá unas 200 ciudades con una población de más de un millón de personas y 21 megalópolis con más de 10 millones de habitantes. Sin embargo, la enorme mayoría de la población urbana vive en ciudades de menos de 500 000 habitantes. En los dos últimos decenios, un ritmo de crecimiento urbano superior al de los mecanismos infraestructurales e institucionales necesarios para sustentarlo ha sido una característica casi universal del mundo en desarrollo. Este impulso seguirá modificando el equilibrio entre las zonas rurales y las urbanas hasta tal punto que para el año 2010 estas últimas ocuparán más del 35 por ciento de todas las regiones principales. Actualmente se prevé que la población urbana de los países menos adelantados aumentará un 4,6 por ciento al año y que, para el año 2025, el 43 por ciento de la población de estos países vivirá en zonas urbanas. Las ciudades absorben en la actualidad más de 60 millones de personas cada año24. 6.2 Se han realizado grandes progresos en la mejora del suministro de alimentos a las ciudades. No obstante, el crecimiento urbano seguirá planteando enormes problemas para la comercialización de alimentos. Además, las cifras relativas a la tasa de crecimiento tienden a ocultar la complejidad del problema. Por una parte, los ingresos de ciertos sectores de la población urbana están creciendo rápidamente, lo que se traduce en un aumento de la demanda de alimentos más costosos como pescado, productos hortícolas, forestales (por ejemplo especias) y productos pecuarios, así como de productos que permiten diversificar la dieta y están elaborados para mayor comodidad. Por otra parte, la mayoría de la población urbana de casi todos los países en desarrollo sigue estando sumamente desfavorecida, dado que su poder adquisitivo es muy limitado. Garantizar una distribución eficiente de alimentos de bajo costo pero nutritivos para estas personas se está convirtiendo en una cuestión cada vez más acuciante. Necesidad de sistemas de distribución al por mayor 6.3 Aunque sigue habiendo mucho margen para la producción periurbana y los huertos domésticos, casi todos los alimentos suministrados a las ciudades provendrán de lugares más distantes, lo que requerirá una mejora de los enlaces entre las zonas rurales y las urbanas mediante una constante inversión en carreteras, transporte e infraestructura de comercialización, como por ejemplo mercados que sirvan de punto de reunión en las zonas productoras y mercados mayoristas y minoristas en las zonas urbanas. Si los sistemas de

transporte, almacenamiento y comercialización son ineficientes, los costos de comercialización serán altos e influirán negativamente sobre los precios de los alimentos y el acceso a éstos de los grupos de ingresos más bajos. Esto pone de relieve la importancia de la planificación, establecimiento y funcionamiento eficiente de la infraestructura de comercialización. Lamentablemente, los planificadores nacionales y urbanos no suelen tener en cuenta las necesidades combinadas de agricultores, comerciantes y consumidores. Existen numerosos ejemplos de nuevos mercados urbanos que han tenido dificultades para consolidarse porque los comerciantes o sus empleados eran reacios a utilizarlos a causa de errores en su ubicación o diseño o a la ausencia de una infraestructura auxiliar. 6.4 Planificar un mercado requiere algo más que determinar un lugar y diseñar su estructura; la propiedad y administración del merc