Está en la página 1de 3

LA ESCUELA DE PROFETAS

Las escuelas de profetas son modelos bíblicos, siempre han existido. La mayoría de los eruditos coinciden en la existencia de este tipo de entrenamiento desde el Antiguo Testamento. Existen vestigios muy fuertes que Samuel tenía escuelas proféticas a su cargo. En 1 Samuel 10:5, Samuel dice a Saúl: “Después de esto llegarás al collado de Dios donde
está la guarnición de los filisteos; y cuando entres allá en la ciudad encontrarás una compañía de profetas que descienden del lugar alto, y delante de ellos salterio, pandero, flauta y arpa, y ellos

En el Antiguo Testamento los profetas bajaban en compañías y era muy usual ver esas compañías de profetas acompañadas por salmistas.
profetizando.”

Otra clara referencia se hace en 2 Reyes 2:1-2 “Aconteció que cuando quiso Jehová alzar a Elías
en un torbellino al cielo, Elías venía con Elíseo de Gilgal. Y dijo Elías a Elíseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado a Bet-el. Y Elíseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Descendieron, pues, a Bet-el. Dios le había ordenado a Elías lo que debía hacer antes de ser levantado en el torbellino y Elías dijo a Elíseo “Quédate aquí por que Dios me ha mandado a Bet-El.”

¿Qué era lo que había en Bet-El, en Gilgal, en Jericó, que Elías tuvo que pasar por cada uno de esos lugares antes de ser levantado? Los estudiosos bíblicos creen que eran los lugares en donde había escuelas de profetas. Evidentemente el profeta fue enviado por Dios para alentarles y a la vez presentarles a Elíseo como su nuevo líder profético. Entonces, hablar de escuelas de profetas no es nada nuevo, es un modelo totalmente bíblico, lo único que Dios está trayendo es una restauración de algo que Él estableció.

Objetivo Actual. En este tiempo hablamos de escuelas de profetas como una necesidad urgente porque hay una distorsión de lo que es el ministerio profético. La antigua forma de ver a un profeta o lo que usualmente se piensa es en Juan el Bautista, un hombre vestido con piel de camello, que vive solo en el desierto y no tiene contacto con nadie. Hoy en día, se encuentran muchos profetas solos que dicen estar escondidos por que ese es el llamado de Dios; pero en esa soledad ¿con quién compartirán lo que les sea revelado?

es la ausencia de cobertura espiritual y la falta de entendimiento de la necesidad de esa cobertura. Las escuelas de profetas son una necesidad.Acaso lo que el Señor les diga será entonces solamente para su edificación personal.” Efesios 2:20 4. ya que el fundamento será sobre apóstoles y profetas. así también Cristo. 3. Las Escuelas de Profetas contribuyen a la unidad. En conclusión: . pero todos los miembros del cuerpo. fue establecido por profetas y serán ellos los encargados de su restablecimiento y a su vez esto traerá la restauración del ministerio profético en su plenitud. son un solo cuerpo. Las Escuelas traen la enseñanza sobre la necesidad de vivir bajo cobertura. Las Escuelas de Profetas son un recurso de restauración. ya que ésta nos provee: Impartición. Porque todo profeta primero es un adorador y su llamado está ligado a la alabanza y a la adoración. Ya que ellas nos establecen y ubican dentro del contexto del cuerpo. Ayudándonos a desarrollarnos de acuerdo al modelo profético establecido por Dios. entonces toda esa riqueza de parte de Dios ¿Cómo podrá llegar de forma adecuada para perfeccionar a los santos? ¿A quién estarán llevando diseños? ¿Para quién será su revelación? BENEFICIOS 1. adquiriendo así el sentido de cuerpo. “Porque así como el cuerpo es uno. siendo muchos. siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo. La restauración que se dio en el tabernáculo de David. Corrección y Protección. y tiene muchos miembros. nos enseñan a convivir con otros y a reconocerles su llamado. Uno de los problemas más serios en la iglesia actual y en la gente profética en particular.” 2ª Corintios 12: 12. grupos. Las escuelas de profetas despertarán la adoración. 2. Si no tienen relaciones con líderes. iglesias. Vivimos en el tiempo de la restauración del ministerio apostólico pero será necesario primero el establecimiento del ministerio profético. Un profeta sano llevará al pueblo a la dependencia del Todopoderoso. “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profet as.

La finalidad de las escuelas de profetas es el desarrollo integral del profeta. Fuente: Revista En Conquista En Conquista La Revista © 2009 .