Está en la página 1de 12

Comunicación: “INTERVENCIÓN EN LOS TRASTORNOS PRÁGMATICOS

EN NIÑOS CON AUTISMO”.

EXPERIENCIA EN UN CENTRO ESPECÍFICO DE EDUCACIÓN


ESPECIAL.

1. EL CENTRO

El Centro de Educación Especial ASPADES-LA LAGUNA es un colegio


en el que se desarrolla la Educación Especial en todos sus niveles y
etapas, dando respuesta a los alumnos/as con necesidades educativas muy
significativas. Este centro forma parte de la Fundación Fuente Agria,
fundación sin animo de lucro y que tiene como objetivos entre otros: La
asistencia, recuperación y enseñanza de las personas con discapacidad
intelectual, su integración social y laboral.

En el C.C.E.E. ASPADES-LA LAGUNA, desde su inauguración y


funcionamiento en el año 2001, se ha priorizado como uno de los objetivos
potenciar el desarrollo de las capacidades personales de sus alumnos/as,
compensando las desigualdades y necesidades educativas especiales que
presentan.

Entendiendo la educación como el desarrollo integral de la persona en


su sentido más amplio, pensando y actuando siempre en términos de
posibilidades y nunca en términos de limitaciones. Este es el principio y
marco de referencia educativo que define con mayor claridad las señas de
identidad de nuestro centro educativo.

Alumnado

La Educación Especial de nuestro Centro va dirigida a alumnos, de 3 a


21 años de edad, con necesidades educativas especiales temporales o
permanentes, que por sus características necesitan una adaptación
significativa o muy significativa del currículo oficial ordinario.

Este tipo de alumnado se caracteriza por ser un grupo muy


heterogéneo y disarmónico de sus perfiles personales y educativos,
condición que exige al centro y a sus profesionales dar una respuesta
diversa y diferenciada a los distintos alumnos y alumnas.
De manera general, la descripción del tipo alumnado se podría agrupar en
4 bloques:

• Alumnos/as con discapacidad psíquica con retraso mental


moderado-grave y cuya limitación incide en el desarrollo de funciones
superiores como la atención, percepción, memoria, capacidad de
planificación y ejecución, que dificultan el conocimiento y adaptación
al medio, determinando un grave retraso en su desarrollo y un bajo
nivel de competencia generalizado. Su perfil educativo se caracteriza
por:

Alumnos/as plurideficientes con importantes déficits biológicos de


base, que inciden en los sistemas (sensoriales, perceptivos y motores)
impidiendo de forma muy severa al alumno/a relacionarse con el
entorno. También presentan malformaciones, precario estado de
salud y frecuentes enfermedades, revisiones y hospitalizaciones.
Tienen limitado nivel de conciencia, ausencia de habla, nula o escasa
intencionalidad comunicativa y movilidad voluntaria muy deficiente y
limitada.

• Alumnos/as con trastornos graves de conducta y personalidad

Alumnos/as con Trastornos Graves del Desarrollo (autistas,


síndromes específicos...)

Recursos:
Nuestro centro educativo está compuesto por un total de 31
trabajadores de multitud de perfiles profesionales, P.T., Orientadores,
logopedas, A.T.s, y fisioterapeuta.
En cuanto a las instalacionescomparte edificio con el Centro
Ocupacional también perteneciente a la Fundación Fuente Agria
2. EL AUTISMO COMO TRASTORNO GENERALIZADO DEL
DESARROLLO (TGD)

Una definición simplificada del autismo podría ser:

“El autismo es un síndrome que afecta la comunicación y las relaciones


sociales y afectivas del individuo”.

La Sociedad Autismo de América propone la siguiente definición:

El AUTISMO es una discapacidad severa y crónica del desarrollo,


que aparece normalmente durante los tres primeros años
de vida y que se define por criterios conductuales. En rasgos generales
hablamos de una perturbación que afecta a la:

- Personalidad
- Interacción social
- Función simbólica que afecta directamente al lenguaje, en cuanto a
lo que significa comprender símbolos, lo que significa el juego
simbólico, etc.

Existen:
a) alteraciones en el desarrollo del lenguaje y de la comunicación no
verbal.
b) déficit en la interacción social, con grandes limitaciones.
c) repertorio conductual muy restringido, muy estereotipado.
d) Actividades simbólicas muy restringidas (no simbolizan, no utilizan
el juego simbólico, les cuesta asociar un símbolo y su significado).
e) Características muy peculiares que hacen que su lenguaje se
desarrolle en condiciones anormales.

El Autismo aparece aislado o en conjunción con otros trastornos


que afectan a la función cerebral, tales como infecciones
virales, perturbaciones metabólicas y epilepsia.
Alteraciones en el lenguaje:

Las alteraciones que en comunicación y lenguaje presentan las


personas autistas forman parte esencial del núcleo del trastorno desde el
punto de vista diagnóstico y son inseparables de las alteraciones que se dan
en la interacción social, las competencias simbólicas, el desarrollo de la
imaginación y la flexibilidad.
Según el Manual de Diagnóstico y Estadístico de Trastornos
Mentales (DSM-IV, 1994) al referirse a los criterios diagnósticos del
trastorno autista, cuando habla de Trastornos cualitativos de la
comunicación señala las siguientes manifestaciones:
- Retraso o ausencia completa de desarrollo del lenguaje oral
(que no se intenta compensar con medios alternativos de
comunicación, como los gestos o mímica).
- En personas con habla adecuada, trastorno importante en la
capacidad de iniciar o mantener conversaciones.
- Empleo estereotipado o repetitivo del lenguaje, o un uso de un
lenguaje idiosincrásico.
- Falta de juego de ficción espontáneo y variado, o de juego de
imitación social adecuado al nivel evolutivo

Dentro de los trastornos de las funciones comunicativas existentes


en el autismo podemos diferenciar una serie de niveles cualitativos según
los estudios de Riviere (1994) y que serian:

FUNCIÓN COMUNICATIVA
Niveles

1. Ausencia de comunicación entendida como “cualquier clase de relación


intencionada con alguien, acerca de algo, que se realiza mediante
empleo de significantes.
2. La persona realiza actividades de “pedir” mediante “conductas de uso
instrumental de personas”, pero sin signos. Es decir, “pide” llevando
de la mano hasta el objeto deseado pero no puede hacer gestos o
decir palabras para expresar sus deseos.
3. Se realizan signos para pedir: pueden se palabras, símbolos, gestos
“suspendidos”, símbolos aprendidos en programas de comunicación,
etc. Sin embargo, sólo hay comunicación para cambiar el mundo físico.
4. Empleo de conductas comunicativas de declarar, comentar, etc.. que
no solo buscan cambiar el mundo físico. Sin embargo suele haber
escasez de declaraciones capaces de “cualificar subjetivamente la
experiencia” (es decir, referidas al propio mundo interno) y la
comunicación tiende a ser poco recíproca y poco empática.

LENGUAJE EXPRESIVO

Niveles

1. Ausencia total del lenguaje expresivo. El mustismo suele ser total o


“funcional”. Existen verbalizaciones no lingüísticas, sin un objetivo
comunicativo.
2. El lenguaje es predominantemente ecolálico o compuesto de palabras
sueltas. Aparecen ecolalias y palabras funcionales. No ha creación
formal de oraciones o sintagmas. No hay discurso ni conversación.
3. Lenguaje oracional. Capacidad de producir oraciones que ya no son
predominantemente ecolálicas y que implican algún grado de
conocimiento implícito de reglas lingüísticas. Sin embargo, no llegan a
configurar discurso ni se organizan en actividades conversacionales.
Hay emisiones irrelevantes o inapropiadas.
4. Lenguaje discursivo. Es posible la conversación, aunque tienda a ser
lacónica. Estas personas suelen encontrar dificultad para encontrar
temas de conversación, intercambian con dificultad roles
conversacionales, siendo su lenguaje normalmente pedante, rebuscado
y poco natural, abrupto y poco sutil.

LENGUAJE RECEPTIVO

Niveles

1. “Sordera central”. En este nivel el niño ignora pro completo el


lenguaje. No responde a órdenes o llamadas.
2. Asociación de enunciados verbales con conductas propias; es decir, la
persona con espectro autista en este nivel “comprende órdenes
sencillas”. Sin embargo, su comprensión consiste esencialmente en un
proceso de asociación entre sonidos y contingencias ambientales o
comportamientos.
3. Comprensión de enunciados. En el nivel tercero hay ya una actividad
mental de naturaleza psicolingüística, que permite el análisis
estructural de los enunciados, al menos parcial. La comprensión suele
ser extremadamente literal y muy poco flexible. Se incorporan a ella
con gran dificultad las claves pragmáticas.
4. El nivel más alto se define por la capacidad de comprender planos
conversacionales y discursivos del lenguaje. Sin embargo, hay
alteraciones sutiles en procesos de diferenciación del significado
intencional del literal. También en la comprensión del lenguaje
figurado.

Por otro lado, y según la mayoría de estudios realizados en torno a los


casos en los que se ha desarrollado el lenguaje, las alteraciones y
retrasos no afectan esencialmente a los componentes formales del lenguaje.
Es decir, los componentes sintáctico, morfológico y fonológico de las
personas autistas presentan características similares a las de otras
poblaciones, no evidenciándose distorsiones severas ni retrasos
significativos.
Son los aspectos prosódicos, semánticos y especialmente la pragmática
los que fundamentalmente se alteran en las personas con autismo
3. INTERVENCIÓN EN EL LENGUAJE EN UN ALUMNO AUTISTA:

Como he comentado anteriormente, las principales alteraciones que


presenta el autista tienen que ver con graves problemas para la
comunicación espontánea, tanto verbal como no verbal, así como en tomar la
iniciativa en la interacción.
La intervención en el área del lenguaje y la comunicación debe
centrarse prioritariamente en que el niño autista utilice el lenguaje en
cualquiera de sus formas como sistema para actuar sobre el medio.
Es necesario que aprendan que hablar, signar, gesticular, emplear
palabras escritas, fichas o dibujos puede ser una herramienta que además
permita compartir significados y transacciones de carácter social

Por lo tanto, la expresión de intenciones comunicativas, el empleo


espontáneo, funcional del lenguaje, debe ser, un objetivo prioritario frente
a cualquier otro objetivo que aborde aspectos tipo; Formal, Fonológico,
Morfosintáctico, etc.
En palabras de A.C. Alonso, “lo importante es que comunique”, con el
objetivo de que cumplan sus intentos comunicativos por encima de los
aspectos formales. Para ello, haremos funcional y útil, desde un punto de
vista comunicativo, cualquier gesto o indicación que el alumno/a haga.
Es también importante provocar la necesidad de comunicarse de
nuestro alumno, organizando el contexto y las situaciones naturales,
potenciando continuamente su intención comunicativa.

Otro aspecto a tener en cuenta en la intervención es que el alumno


haga un uso espontáneo y generalizado de las diferentes habilidades que
posee.
Además, debemos contemplar en nuestro tratamiento el conjunto
global de las alteraciones que se observan en el autismo y que tienen que ver
con las dimensiones social, de anticipación/ flexibilidad y de simbolización,
que se encuentran más afectadas:
- Relaciones sociales

- Capacidades de referencia conjunta

- Capacidades intersubjetivas y mentalistas

- Anticipación

- Flexibilidad

- Sentido de la actividad
- Ficción e imaginación

- Imitación

- Suspensión (capacidad de crear significantes)

4. UN EJEMPLO DE INTERVENCIÓN CON UN ALUMNO AUTISTA

Presentación del caso:

Alumno:
XXX es un niño de 7 años, que lleva dos escolarizado en nuestro centro,
Aunque aun no se le ha realizado un diagnóstico definitivo que lo enmarque
dentro del espectro autista, manifiesta gran cantidad de conductas que nos
permiten realizar un “pseudodiagnóstico” que lo acerca a este colectivo:

- alteraciones en el desarrollo del lenguaje y de la comunicación no


verbal. Aunque posee lenguaje (produce palabras sueltas) muchas
de ellas no denotan funcionalidad alguna. Sin embargo, poco a poco
va utilizando palabras para modificar el medio (conseguir algo que
desea; jugar al ordenador, salir al patio, comer, beber agua, etc).
- déficit en la interacción social y que tiene que ver con dificultades
en el uso de comportamientos no verbales (contacto ocular,
expresión facial, saludar, posturas del cuerpo, y gestos para regular
la acción social)
- Repertorio conductual muy restringido, muy estereotipado. Le
gusta levantarse del asiento y deambular por el aula, tirar cosas al
suelo para ver que sonido realizan, etc.
- Actividades simbólicas muy restringidas (no simboliza, ni utiliza el
juego simbólico, le cuesta asociar un símbolo y su significado). No
posee tampoco juego funcional.
- Problemas en la atención, siendo ésta muy lábil y dispersa (apenas
se centra en la actividad propuesta), manifestando poco o nulo
interés hacia cualquier tipo de estímulo.
- Repertorio muy bajo en cuanto a centros de interés, reduciéndose
éstos a ciertos juegos de ordenador, utensilios o instrumentos que
emitan algún tipo de sonido y algunos juegos motrices.
- Negativismo y problemas en la autorregulación y tolerancia ante la
frustración, manifestando conductas totalmente desajustadas;
agresiones, autolesiones, gritos y rabietas cuando no consigue lo que
desea.

Observando estas características, así como las necesidades que


presenta XXX nuestra intervención va a tener como objetivos generales:

o hacer sentir a XXX la necesidad de comunicar y mas concretamente


en las necesidades físicas y sociales de comunicación.

o Conseguir una comunicación eficiente que optimice la adaptación


social

o Enfatizar el uso comunicativo del lenguaje en el contexto natural


como base de la intervención

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

* Potenciar el contacto ocular con su interlocutor y con la actividad a realizar.

* Centrar y mantener la atención ante un mensaje verbal o actividad.

* Permanecer sentado durante toda la sesión.

* Permanecer tranquilo cada vez más período de tiempo.

* comprender y seguir órdenes sencillas; ven, siéntate, toma, dame, etc

* Saludar y responder al saludo.

* Contestar y realizar preguntas sobre necesidades básicas, estados de ánimo, datos


de personas familiares, etc.

* Reducir y eliminar las expresiones que estén fuera de contexto.

* Participar de forma correcta en una conversación; esperando el turno, respondiendo


a preguntas coherentemente, etc.

* Solicitar información.

* Expresar sus preferencias, emociones, deseos de forma correcta.

* Potenciar la motivación para que utilice el lenguaje como medio para conseguir un fin
Para realizar nuestra intervención seguiremos las siguientes pautas:
• Captar la atención, estableciendo el contacto ocular y eliminar
elementos distractores.
• Enfatizar lo importante, subiendo el tono de voz o con el apoyo de
signos o símbolos visuales.
• Estructurar claramente las sesiones
• Anticipación verbal y visual de las distintas actividades (contextos,
personas, etc)
• Planificación de las ayudas para que las tareas resulten siempre
exitosas
• Utilizar un lenguaje sencillo y completo (imágenes)
• Reconocer y reforzar la comunicación correcta y los esfuerzos por
comunicarse.
• Estimular la exploración y la elección de material y actividad
Estrategias metodológicas:
En nuestra intervención utilizaremos diferentes recursos que harán mas
fácil la consecución de los objetivos programados. Las mas importantes
serán:

MANDATO-MODELO: como terapeuta inicio la interacción generando


una situación en la que XXX necesita ayuda para obtener un objeto deseado
o actividad (jugar al ordenador, beber agua, dejarle un instrumento musical,
jugar en el patio, etc). Dichas actividades u objetos serán concedidos si
XXX da una respuesta verbal, ejemplo:
Luis: ¿quieres jugar al Conejo Lector?
XXX: (no responde) aunque manifiesta alteración motriz (parece que
quiere, ya que es una actividad que le gusta mucho).
Luis: (enciendo la pantalla y aparece el juego). Repito la pregunta:
¿quieres jugar al conejo lector?
XXX: si.
Luis: Bien, vamos a jugar, pero tienes que pedírmelo. Di: ¡Luis, quiero
jugar al Conejo Lector!
XXX: lectó
Luis: (se lo pongo mas fácil, ya que le cuesta enlazar dos palabras). Di:
Luis
XXX: Luis
Luis: Le felicito: ¡¡Bien!!, ¡¡choca esos cinco!!. Ahora te escucho, dime que
quieres: Conejo Lector
XXX: Conejo Lector.
Luis: Le felicito con más efusividad que antes y dejo que empiece a jugar
al ordenador.

ENSEÑANZA INCIDENTAL: Si tengo la suerte de que XXX inicia la


interacción aprovecho para requerirle una emisión mas completa o
elaborada. Le ayudo con estrategias de pregunta abierta o de alternativa
forzada, imitación, petición, etc.

PRESENTACIÓN DE OBSTÁCULO O CADENA INTERRUMPIDA: Le


interrumpo en medio de una secuencia predecible de conductas en la cual él
está activamente ocupado. XXX está jugando con el ordenador. Estamos
trabajando también la alternancia de turnos y el tiempo de espera. Cuando
acaba su turno le quito el ratón y le digo que me toca a mí. No le hace mucha
gracia, pero acepta. Le recuerdo que él ha jugado antes y que ahora le toca
a Luis. Se lo pregunto para cerciorarme: ¿Quién juega ahora?. Responde:
Luis. El está ansioso por volver a jugar, lo cual yo aprovecho para hacerle mil
preguntas sobre lo que aparece en la pantalla; ¿Qué animal es éste? ¿que
ruido hace?, etc. Cuando visíblemente acaba mi turno, le indico que he
terminado y que le toca a él. Le pregunto ¿Quién juega ahora?, responde:
XXX

EXPANSIÓN: consiste en realizar un comentario que confirma la


expresión de nuestro alumno y la expande, incorporando algún elemento
nuevo o corrigiéndola indirectamente. No le exigimos nada al niño,
simplemente se le ofrecen modelos ligeramente más complejos o concretos.

EXTENSIÓN: similar a la expansión solo que en este caso añadimos


algún elemento semántico. Ej: cuando XXX dice ordenador, le añado: jugar
ordenador.

ACTIVIDADES CONJUNTAS NO DIRECTIVAS: Compartimos


actividades o juegos (jugar a completar puzzles, cantar, etc). Utilizaremos
fundamentalmente estrategias en forma de pregunta, la expansión y la
extensión.
ADECUACIÓN DEL IN-PUT LINGÜÍSTICO Y COMUNICATIVO:
Ante todo, debemos ajustar nuestro lenguaje a las necesidades y nivel de
procesamiento de nuestro alumno; hablando mas despacio, cuidando la
pronunciación, ajustando la complejidad y tamaño de los enunciados, apoyar
éstos con claves visuales (en el caso de XXX, mediante imágenes).
FEEDBACK POSITIVO: Adoptar una actitud positiva ante los actos
comunicativos del niño, alabando todos sus intentos comunicativos.
PREGUNTAS ABIERTAS: ¿Qué quieres?, ¿A que quieres jugar?, y
PREGUNTAS DE ALTERNATIVA FORZADA: ¿quieres jugar al ordenador o
a la pelota? Una de las opciones es el estímulo lingüístico que queremos
elicitar.

Valoración de la Intervención