MUJERES PERIODISTAS EN MÉXICO: NOMBRES Y COLABORACIONES

Elvira Hernández Carballido* Cuando entro a la hemeroteca el olor a diarios antiguos cosquillea por mi nariz y hace vibrar todo mi cuerpo. La emoción que contengo, mientras espero que el encargado de este mágico sitio aparezca con el diario del pasado que solicité, provoca taquicardia. El corazón está a punto de estallarme. Dedicarse a la historia del periodismo en México es una labor que enorgullece y apasiona. Mi compromiso femenino feminista obliga que busque a nuestras antepasadas, a las que nos abrieron camino, gracias a quienes el periodismo no puede ser un oficio ajeno para las mujeres. Esta certeza me permitió advertir la ausencia femenina en los libros de la historia de la prensa nacional y confirmar que las mujeres periodistas existen si nosotras las buscamos, ya que los ojos misóginos o indiferentes nunca quisieron atisbarlas. Escribir la historia del periodismo nacional me permite afirmar que las periodistas iniciaron sus actividades de diferente manera que sus colegas ya que las primeras colaboraciones femeninas aparecidas a finales del siglo XIX surgieron desde una perspectiva muy intimista mientras que los hombres ya escribían sobre la situación social del país. Pasó bastante tiempo y tuvo que influir el acceso femenino a la educación superior, el mismo contexto histórico de un México en reconstrucción, y la identidad de cada mujer para que en la tercera década del siglo XX nuestras antepasadas se convirtieran en reporteras, ya no en colaboradoras que redactaban artículos o ensayos sobre diversas temáticas. Y fue hasta la década de los ochenta, casi a finales del milenio que las mujeres lograron estar presentes en cualquier sección de un periódico de circulación nacional, desde la fuente de presidencia hasta los deportes. Pero, ¿quiénes fueron ellas? Sin duda son y fueron las que cambiaron la cocina por la sala de redacción. Fueron las que optaron vivir más horas frente a su máquina de escribir que ante la de coser, por bordar párrafos

La semana de las señoritas (1851). La mayoría de las colaboradores firmaron con seudónimos sus textos. Diez años después apareció El Álbum de la mujer. Entonces olvidaron rebanar cebollas por desmenuzar el hecho noticioso. Fue nuestra entrada a las publicaciones periodísticas Fue también en el siglo XIX cuando aparecieron los primeros periódicos destinados exclusivamente al público femenino. de Ignacio Cumplido. cuando aparecieron en los periódicos como Diario de México y La Gaceta Valdez los poemas que la mayoría de veces se firmaban con seudónimos o con las iniciales de su creadora. notas y reportajes. de Mariano Galván. El semanario contó . Los fundadores aseguraban que preferían que sus semanarios fueran tildados de insípidos y no de inmorales. Posiblemente cambiaron los nueve meses de realización femenina por parir ensayos y crónicas. El primer encuentro con ellas fue durante 1805. y. Fue así como en 1873. Su trayectoria periodística dio a luz el ejemplo a seguir de la periodista con vocación. Éstos fueron: El calendario de las señoritas mexicanas (1838). Navarro. Panorama de las señoritas (1842).e ideas que vestidos o delantales. Dieron vida a infinidad de textos periodísticos. cuentos y novelas de corte romántico. Ella fue la poeta Angela Lozano. fundado por la española radicada en México Concepción Gimeno. La sala de redacción de sus diarios fue testigo de continuos alumbramientos que siempre merecieron la primera plana. Sólo circuló durante tres meses y dio a conocer poemas. el semanario Las hijas del Anáhuac fue creado por las alumnas de la escuela de Artes y Oficios para Mujeres. A los pocos meses. de Vicente García Torres. descripciones de la moda. Las citadas publicaciones se caracterizaron por presentar traducciones. cuentos y narraciones. de Juan R. pocas insertaron sus nombres. A través de ellas nacieron denuncias en pos de un país más justo y de una equidad social. por primera vez en la historia del periodismo nacional una mujer quedó al frente de un periódico. Presente amistoso dedicado a las señoritas mexicanas (1851 – 1852). que junto con Manuel Acuña y otros escritores fundaron la revista literaria El Búcaro. Mas no debe negarse que iniciativa fue apoyada también por hombres periodistas. El contenido de esas publicaciones motivó a las mujeres con mejor educación a crear las propias.

la mujer mexicana perfecta. que redactó biografías así como ensayos donde reflexionaba. Rico. Delante de tal desequilibrio y de tanta usurpación. quedándoles como representación humana la maternidad. será la que tomándose los derechos y los recursos que indebidamente se le niegan. del telescopio y del botiquín. En nuestro concepto el hombre debe tomar la dirección en los asuntos políticos. la mexicana Laureana Wright fundó y dirigió Las violetas del Anáhuac. Circuló diez años y dio a conocer columnas como “La buena ama de casa”. “Secretos del tocador”. a la sociedad ¿Por qué no inventa medios de remunerar mejor el trabajo femenino para que éste sea nuestra vanguardia? La mujer no quiere depender más que del trabajo. entre otras. se levante de la inutilidad en que vegeta. por lo que proponían diferentes formas de ser mujer. política. Aunque destacaron más los textos de la señora Gimeno. no sólo madres o amas de casa. se le priva de la cámara fotográfica. En vez de inventar Comte nuevos cautiverios para la mujer. sobre la situación de las mujeres. como elementos de distracción y de trabajo el tocador. En 1887. la que sea digna de las altas misiones a que . pedagogía así como reflexiones sobre la situación femenina. algunas veces conformándose con el rol asignado. fundado por José Adrián M. Dicho semanario contó con una gran participación de mujeres que además de escribir poemas y cuentos redactaron ensayos sobre ciencia. porque el trabajo es la única dependencia que no envilece. tradiciones y arte. en toda la vida exterior. otras cuestionándolo. la aguja y la cocina. “Lavados y Planchados”. subordinándola a sus parientes. hasta donde pueda serlo nuestra raza.con una gran variedad de colaboradores y colaboradoras que escribieron sobre modas. a veces de manera radical. bailes. historia. En uno de sus artículos la periodista debatió con el ideólogo más importante de la época: Creemos que Augusto Comte se equivoca. como representación social la subyugación ante el hombre. pero sin que la mujer sea extraña a ellos. del burril y de la vara de medir. Durante ese mismo año se publicó El Correo de las señoras. en los negocios y hasta en las relaciones sociales. religión. Laureana Wright escribió: Lo mismo que se le priva del libro.

pero siempre mantuvo su línea editorial. ¿Qué necesita la mujer para llegar a esta perfección? Fuerza de voluntad. amor a la instrucción y amor a sí misma y a su sexo para trabajar por él. Ursúa. La perspectiva y el tono de quien puede ser considerada pionera del periodismo feminista seguramente influyeron en las mujeres de su generación y dicho . mecer la cuna y educar en la escuela. lo mismo sepa lucir una cena que asistir a una asociación cultural o cívica. Gabriel Villanueva y Víctor Venegas empezaron a practicar el periodismo informativo. Hubo una gran variedad de colaboradoras. ellos salían de la redacción de su diario para ir en busca de un suceso interesante que por diferentes motivos rompía abruptamente con la vida cotidiana y por lo tanto era digno de darse a conocer en el periódico de manera inmediata y oportuna. en fin. extendiendo la alegría. la que lo mismo sepa invertir el capital del marido según la profesión u oficio que posea. valor moral. Es decir. tuvo diferentes directoras. la moral y la virtud del hogar a la sociedad entera. porque la ideología feminista permitía transformar el comportamiento femenino y nada mejor que el periodismo para transmitir esas ideas. El Imparcial marcaba un estilo y un oficio diferente. y la que. Viuda de Herrera. Luz F.puede hallarse obligada. pero las publicaciones femeninas no cesaban de aparecer. Entre las que destacaron fue La mujer mexicana (1904 – 1908). Un primer aspecto destacable fue que la publicación reprodujo durante un año textos de Laureana Wrigth. algunas esporádicas pero otras constantes. inconsciente e irresponsable. Estuvieron al frente de ella: Dolores Correa Zapata. la que lo mismo sepa ser esposa que socia. Laura Méndez de Cuenca y Antonia L. que formar al adulto conforme a la razón y a la ciencia. Es así como Manuel Caballero. para rescatarlo de los últimos restos de la esclavitud que por inercia conserva A finales del siglo XIX los periodistas se convirtieron en reporteros. considerado el primer reportero mexicano. Rafael Reyes Spíndola. El periodismo nacional empezó a cambiar. la que sea capaz de dirigir por sí sola al puerto de salvación la frágil embarcación de su porvenir. Desde su primer número hasta el último consultado persistió la idea de que había terminado la época en que se consideraba a la mujer un ser pasivo. Felipe de la Serna.

Laura Méndez de Cuenca también escribió de manera continua. también sirvieron como denuncia contra los prejuicios sociales que impedían a las mujeres superarse en el ámbito universitario y profesional: ¿Por qué no hay en México más que una abogada? Es quizá muy difícil convencer a los profesores de que una mujer puede aprender leyes? O está la dificultad en hacer que nuestros licenciados se resignen a que una mujer sea su colega. en este hermoso país de más de doce millones de almas de las cuales como siete son mujeres. En tres artículos hizo énfasis en que si entre ellas no había unidad resultaba más difícil convencer a la sociedad de que su causa era justa. Tal vez sea eso tan repugnante a que sea otra mujer la que nos cure.. Algo eso tal vez o algo más pese y es por eso quizá que en nuestro México. Una de ellas fue Trinidad Orcilles. México necesita. el aseo. para lucir más bella o demostrar sus habilidades domésticas. Sus semblanzas además de alabar a las mujeres descritas. el progreso. poeta y profesora mostró siempre una gran preocupación por unificar a las mujeres en una misma lucha. Durante el tiempo que dirigió la publicación mantuvo el mismo ideal feminista y dio espacio a infinidad de colaboraciones que hacían referencia a diversos temas. En sus textos ponía énfasis en las cualidades de las mujeres elegidas. entre otros.. recurría a las metáforas para describirlas.pensamiento llegó a otras jóvenes que coincidieron con esos pensamientos. Dolores Correa Zapata además de dirigir los primero números del periódico también se distinguió por incluir semblanzas femeninas. dicho nombre lo completaba según el tema a tratar: educación.”. Ella prefirió tener una columna donde mostraba su preocupación por la situación social y cultural del país por lo que la tituló “Las necesidades de México. no hay más que una abogada Hubo otras colaboradoras que pese a no usar el término feminismo denunciaban la situación de las mujeres y criticaban al sistema social que las obligaba a permanecer en el hogar sin más esperanza que tener un . la alimentación. Aunque también aceptaba que por cuestiones de educación les habían enseñado a no ser solidarias sino a competir ya fuera para destacar ante los ojos de un señor.

fundada por Hermila Galindo. aplaudiendo hasta rabiar a las señoritas toreras que desafían audaces las embestidas de los cornúpetos y las cálidas ironías de los villamelones? Protestarían enérgicamente: su protesta llegaría tarde porque si el siglo XIX fue el siglo de los grandes inventos. el feminismo y el carrancismo. una lucha que se . los que abrían las narices. paraban las orejas y movían la boca eran nuestros papás que prudentemente nos vendían. En 1915 apareció una publicación que intentó combinar ambos aspectos: la causa de las mujeres y la lucha revolucionaria. cuando se concertaba un matrimonio. reconocida luchadora de los derechos de la mujer y oradora oficial en conferencias organizadas por Venustiano Carranza. el siglo XX es el de la mujer. el alabo a todas las acciones carrancistas y el esfuerzo por mantener una línea editorial identificada con el feminismo. correos o teléfonos? ¿Y qué dirán si contemplaran el coso taurino. Carecíamos de oídos. La publicación desapareció cuando inició la Revolución Mexicana y fue la única que circuló con esas características en los primeros diez años del siglo XX. cuando no éramos mujeres sino estorbos. Nacíamos.marido y criar a los hijos. ¿Qué les pasará cuando nos vean en el foro defendiendo a los destripados de la famosa colonia de la Bolsa o amputando brazos o en las oficinas de telégrafos. De esta manera surge La mujer moderna. henchido de multitud delirante. según la tradición. razón por la que. Su primer artículo se tituló “¡Laboremos!” señaló que la aparición de La mujer moderna coincidía con el aniversario de la Independencia de México. La publicación tuvo una corta duración se caracterizó por centrarse en tres aspectos: el reclamo del reconocimiento de la participación femenina durante el proceso de la revolución constitucionalista. pero al mismo tiempo confiaban que las cosas podían cambiar: Las mujeres. Nos educaban de tal modo que ni del aliento éramos dueñas. con los ojos cerrados (por eso morían a los 80 ó 100 años sin saber leer). no la pasábamos mejor. Hermila Galindo escribió sobre la situación femenina pero siempre relacionándola con la causa carrancista. la feminidad y la revolución.

Ella junto con su hermana María de Jesús habían fundado en Veracruz una sociedad feminista llamada “Dulcinea”. fue común hallarlas básicamente en dos periódicos fundados por hombres: Diario del Hogar y El Pueblo. El Imparcial y El Mexicano ejemplifican claramente esa posición. Ponderaban cualidades consideradas absolutamente femeninas como la abnegación. A su juicio la batalla que el feminismo moderno verificaba en diversas regiones del mundo era una prueba de la gran necesidad de alcanzar el completo poder y la representación social para evitar que la ignorancia continuara mermando la vida femenina. Dichas publicaciones. Por lo tanto. el maternalismo. Entre las colaboraciones que publicó puede citarse “¿Ha cambiado la condición social de la mujer?”. hermana de Don Venustiano. es decir enfatizaban el papel de las mujeres como madres. e incluso los fundadores brindaron espacios periodísticos a algunas colaboradoras con la certeza de que los sentimientos íntimos y las cuestiones del hogar eran temas propios para que ellas los abordaran. que se caracterizaron por su línea liberal y crítica. ambas inspiradas en los ideales de libertad y justicia. sacrificio que consideraban válido porque importaba más dar prioridad a la lucha que prometía grandes beneficios para el pueblo. que además contaba con su propia publicación. Sin embargo. Sin romper abruptamente con las imágenes femeninas que la mistificación ideológica .parecía a la que se vivía en esos momentos. Pero ésta había sido suspendida por el movimiento revolucionario. hubo un reducido número de colaboraciones en las que empezaron a verlas o a motivarlas para que salieran fuera del ámbito doméstico. la inercia y la debilidad. esposas e hijas. Otra colaboradora constante en La mujer moderna fue Salomé Carranza. sus ensayos reiteraron esa visión. El Combate. En tanto. la sencillez. Si bien estas visiones esporádicamente podían encontrarse en El Imparcial. El Demócrata. reconocían y aceptaban la emancipación femenina. filosofía que consideraba a las mujeres inferiores y limitadas al ámbito doméstico. la mayoría de hombres y también muchas mujeres periodistas demostró una visión más conservadora sobre la vida femenina. Estos periódicos estaban relacionados estrechamente con los grupos dominantes cuya ideología aún estaba muy identificada con el positivismo.

oradora y funcionaria. La Guillotina. de Juana Gutiérrez. por su valentía y compromiso. las mujeres periodistas seguían aprovechando la prensa para explicarse a sí mismas. era frecuentemente escritora. en varios de sus artículos y cartas pudo observarse que consideraban la condición femenina como una consecuencia de diversos factores culturales. de Trinidad Orcillez. Nueva Era. ¡Es tan triste ser como él! En la época del llamado México Pos revolucionario. fundado por Emilia Enríquez de Rivera. de Guadalupe Rojo. El siguiente texto de Juana Gutiérrez permite demostrarlo: Porfirio Díaz será el primer hombre que tiene miedo a las mujeres y en su espanto se olvida hasta de ocultarlo como hasta aquí había ocultado su cobardía de inicuos alardes de fuerza. novelista o autora teatral. Todas ellas. que además de serlo. Cabe destacar que en su proceso de formación periodística en este periodo se dio un paso importante porque las mexicanas empezaron a fundar publicaciones para tratar un tema que no había sido abordado por ellas antes: la política.imponía. como los Flores Magón o Filomeno Mata. Por su parte. El ambiente social de brega constante creó el tipo de la periodista multiforme. y Vésper. Aunque también hablaban de ellas para justificar y conformarse con el papel que ya se les había asignado socialmente. Fue así como analizaron las causas y consecuencias del movimiento social que les tocó presenciar en publicaciones fundadas por ellas como Juan Panadero. maestra. como lo hicieron sus antecesoras en el siglo XIX. poetisa. pero si los tuviéramos renunciaríamos a ocupar el puesto de Porfirio Díaz. un ejemplo concreto fue El Hogar. La voz de Juárez. . el perfil de la periodista asalariada empezó a caracterizar a las mujeres atraídas por el incremento del industrialismo en los periódicos. de Dolores Jiménez. de Elisa Acuña. Qué ¿se pensará el caudillo que Elisa Acuña y Rosete ocupará la silla presidencial? Qué ¿se figurará Porfirio Díaz que su muy humillante servidora quiere arrebatarle la matona? ¡Pobre hombre! ¡Cómo delira! No tenemos derechos. fueron a dar a la cárcel por sus críticas y rebeldía.

A diferencia de los hombres periodistas. son conocidos los nombres de Edelmira Zúñiga. Pues en la unidad social todas las vidas son sagradas. Hubo otra periodista a quien Don Jesús Silva Herzog la llamó nuestra primera mujer periodista en el sentido auténtico del vocablo. desde las de más altos ideales hasta las más humildes o aparentemente absurdas. Por distintos caminos. Se convirtió en precursora de dicho género periodístico: Durante mis épocas de diarismo intenso. Hubo otras colaboradoras más esporádicas que escribían un cuento. puesto que los traté en la realidad de la vida misma. Esperanza Velásquez Bringas. fuera del ambiente en que el público los veía moverse. María Luisa “China” Mendoza la calificó como una muchacha atrevida.Así un buen número de mujeres comenzó a redactar en los diarios de prestigio como El Universal y Excélsior. Martha Robles consideró que ella fue una precursora del periodismo femenino en México. cada quien sigue en su pequeño mundo. yo gusté de acercarme lo mismo al pensador ilustre. periodista entre los periodistas. editora responsable de la página infantil. de tal manera que durante la década de los años veinte. un poema o una crónica de cualquier hecho que las inspirara. sus triunfos y sus fracasos. María Luisa Roos. sus ensueños. Pero en El Universal. Su nombre fue Elvira Vargas Su mismo afán de ganar la noticia. me fueron revelados en sus amenas pláticas. que al concertista. a la gran actriz y al farandulero que pasa. su seriedad al tratar los asuntos políticos y su carácter sincero y expresivo le ganó el absoluto respeto de los demás periodistas. todos mis entrevistados fueron para mí motivo de observación. Durante el gobierno cardenista fue la primera . María Enriqueta Camarillo y Chayo Uriarte. Entre ellas estaban Isabel Farfán. Así. simplemente desde sus hogares se inspiraban y enviaban sus escritos al periódico para que fueran publicados. María Antonieta Rivas Mercado y Adelina Zendejas. Virginia Huerta. ninguna de ellas formaba parte del equipo de redacción. Sus pensamientos íntimos. el círculo del infinito. más tarde fue una colaboradora constante que se distinguió de sus contemporáneas porque además de redactar artículos y ensayos empezó a entrevistar personajes.

Eran ocho o diez puntos. Excélsior y La Prensa. . señor Long. La opinión. de la ciudad de . Al poco tiempo tuvo a su cargo las corresponsalías de La Prensa. . todos del mismo tenor: que no es cierto que los obreros vivan en chozas. Ni una sola palabra rectifico. Al reproducir el diálogo sostenido con uno de los empresarios el carácter y el compromiso periodístico de Elvira Vargas quedaron al descubierto.No me diga. el periodista Antonio Juambels. porque usted tiene que rectificar.Es que. respondí como sorprendida. se enteró de su gusto por escribir y le permitió publicar un texto. en San Antonio Texas. El destino la llevó a trabajar como secretaria en el periódico El siglo de Torreón. . que no es cierto que hay fangos y basura. A la par brilló junto a ella Magdalena Mondragón.periodista que describió la precaria situación de los trabajadores mexicanos en los pozos petroleros y la riqueza de los empresarios extranjeros.Señorita Vargas. me dijo.Pues. y que en honor de la verdad la reportera escriba desmintiendo su artículo en todas sus partes. puede usarlo.Sí.Pues que rectifique en el acto. vamos viendo punto por punto. . si usted escribiera de otro modo. Allí está el teléfono. diga a su compañía que puede darse por mal servida. El Universal. enséñeme. de los Ángeles California.. pues a juicio de ellos la reportera había falseado y exagerado sus datos. .Bueno. le dije. que no es cierto esto y lo otro y todo.. Ese primer escrito lo tittuló “Sin malicia”. ¿Cree usted que yo estoy jugando? . a ver. era una muchacha de 20 años. la compañía se daría por bien servida. Su jefe. usted ha dicho todas estas mentiras en El Nacional de hoy. siéntese usted. ¿qué es en concreto lo que quiere usted? .No para eso. sacando aquella copia que yo ya conocía. Antes y después de la expropiación petrolera hizo una serie de reportajes que más tarde fueron reunidos en un folleto titulado “Lo que vi en la tierra del petróleo” (1938) En un reportaje dio a conocer la manera en que se le quiso atemorizar y las exigencias externadas por parte de los dueños de las empresas para que se retractara de sus reportajes anteriores. interrumpió. . dije levantándome..

. principalmente al realizar entrevistas y crónicas.Elena Poniatowska. Fue así como durante más de una década (1963 – 1974) practicó el . empezó a destacar por su gran talento. ejerce el periodismo en radio y en televisión.Cristina Pacheco. También trabajó en asuntos de nota roja y poco después tuvo una columna periodística. ha entrevistado a los personajes más destacados del país en la cultura nacional y es un ejemplo para muchas generaciones de periodistas. a tal grado que se le asignó la fuente presidencial. En 1954. la audacia y decisión de Mondragón la hicieron ganarse el respeto de sus compañeros y jefes. La asignación se dio con el fin de hacerla desistir de su empeño de ser periodista. Sin duda. aunque también colaboró en una gran variedad de publicaciones como Todo y Multicolor. después de trabajar en la sección de sociales en Novedades. Existen tres más que por su trayectoria destacan hasta la actualidad: . El estilo y calidad que selló tanto a sus entrevistas como a sus crónicas poco a poco le dieron un espacio privilegiado en la revista Siempre!.México. Sin más bases que su propia creatividad. . recogiendo la voz popular de la población marginada.Rosario Castellanos. donde rescató los testimonios más impresionantes de la matanza que sufrieron los estudiantes mexicanos en 1968. accidentes o robos. uno de sus trabajos más importantes fue el reportaje titulado La noche de Tlatelolco. pues se creía que una mujer no soportaría el ambiente relacionado con la delincuencia y que le resultaría muy difícil hacer referencia a crímenes. Actualmente además de escribir en diversas publicaciones periodísticas del país. lo que la convirtió en la primera mexicana en cubrir ese tipo de información. Pero. Practicó todos los géneros periodísticos y durante 30 años escribió en La Prensa. A Mondragón se le asignó la fuente relacionada a casos tratados por la policía. aislados y extraordinarios como Ana Cecilia Treviño “Bambi” y María Luisa “China” Mendoza. esta periodista comenzó a colaborar con un seudónimo masculino a mediados de siglo XX. Desde entonces ha publicados diversos libros. Escritora mexicana que debido a su gran trayectoria literaria fue invitada a escribir para el periódico Excélsior. Durante las siguientes décadas sobresalieron mujeres que parecían casos únicos.

fundado y dirigido por Enrique Ramírez y Ramírez. De igual manera. Los trabajos periodísticos que cada una publicó son muestra de esfuerzo. El estilo sencillo.periodismo de opinión y publicó tanto artículos como ensayos. había más apertura para que las mujeres tuvieran acceso a estudios universitarios. parecen casos aislados. Ernestina Hernández. La ideología socialista de Ramírez determinó un ambiente propicio para que las mujeres desempeñaran su trabajo en todos los niveles. En este contexto surge el periódico El Día. Sin embargo. y. cálido e irónico de Castellanos contrastaba con el de los periodistas hombres que compartían la página editorial con ella. es posible advertir que durante la década de los cincuenta hasta los setenta. El contexto parecía ideal ya que en varios países el feminismo estaba en su gran apogeo. la infantil y la sección de sociales. La generación de periodistas de los setenta afirma que El Día fue un periódico fundamental en su desarrollo periodístico y fue la escuela de muchas de ellas. De esta manera nació y se fortaleció una generación de mujeres periodistas: Teresa Gurza. se dio un acercamiento entre periodistas y feministas . Sara Moirón. tanto por mi “capricho” como por los trabajos de investigadoras como María del Carmen Ruiz Castañeda. institucionalmente se reconocían los derechos de las mujeres. Él fue uno de los primeros directores en dar oportunidad a muchas para ser reporteras de cualquier fuente. Josefina Hernández Téllez y Xochitl Sen. Rosa María Valles. si bien las tres periodistas mencionadas tienen gran reconocimiento nacional e internacional. Socorro Díaz. hasta su muerte. recuérdese que en México se celebró en ese lapso la Primera Conferencia Mundial de la Mujer. Sara Lovera. ¿y las otras? Poco se sabe de ellas. en el país el periodismo se estaba solidificando como una profesión que se estudiaba a nivel superior. Fue hasta la década de los setenta que las mujeres periodistas recibieron una gran oportunidad y la aprovecharon al máximo. la femenina. valor y compromiso femenino. columnistas y pocas reporteras existentes quedaban atrapadas en los cuatro únicos espacios que tradicionalmente se les asignaba: la página editorial. ejemplos únicos de lo que pueden hacer las mexicanas en el mundo periodístico. Pero. Paz Muñoz. de tal forma que no había restricciones para ellas. perseverancia. las articulistas. entre otras.

donde las mujeres acceden de manera progresiva a dominios fuertemente masculinizados hace apenas dos décadas. socializar el trabajo doméstico y la educación de la infancia. jefes de información. que analizaban. prejuicios y serias carencias: Si bien. y. las periodistas con una larga trayectoria advierten todavía obstáculos. Teresa Gurza por reportaje (1979). jefes de redacción y editores son hombres. Pese a la apertura. Durante los ochenta la presencia femenina crece en las carreras de periodismo y en los espacios de la prensa. Rosa Rojas y Sara Lovera. que por la calidad de sus trabajos obtuvieron el máximo galardón que otorga México a los periodistas. todas del periódico La Jornada. la condición de las mujeres. falta de reconocimiento.mexicanas. El criterio es extensible a su condición de redactora firmante y/o protagonista de la información. En la mayoría de los diarios las mujeres cubren la gran variedad de fuentes informativas. y algunas comunicadoras que han . que surge en ese lapso. desde la perspectiva feminista. Este ejercicio periodístico “pretende cambiar la condición de la mujer. Conjuntados estos factores menoscaban la proyección de lo que acontece en el plano de la realidad mundial nacional. exclusivo de deportes. Destacan los nombres de Blanche Petrich. En los periódicos de gran tradición como Excélsior escriben Lourdes Galaz. Elena Poniatowska por entrevista (1978). lo que dio origen a publicaciones que practicaron el periodismo feminista. también escriben mujeres. los directores. En el diario Esto. desde conflictos bélicos hasta deportes. Es así como surgen publicaciones como La Revuelta y revista FEM. romper con los roles establecidos. y son galardonas Socorro Díaz por divulgación cultural (1977). Clara Guadalupe García. gerentes. Generalmente. las reporteras cubren actualmente áreas como policía o justicia que en el pasado reciente se estimaban privativas de los hombres su marginación de los puestos de dirección parece seguir sustentada en prejuicios que refuerzan la discriminación sexual. Martha Anaya y Adelina Zendejas. entre ellas Rosalinda Coronado. elementos que han encadenado a la mujer impidiéndole su desarrollo e inclusión en la vida pública y política de la sociedad”. En esa misma época se institucionaliza la entrega del Premio Nacional de Periodismo. 7 de junio de 1976.

del total de reporteros que trabajaban en la prensa el 30 por ciento eran mujeres y de este porcentaje el 90 por ciento se dedicaba a procesar la información ya fuera como reportera. contó con un sólido grupo de reporteras que realizó una tarea profesional.logrado alcanzar posiciones de liderazgo se han olvidado de ejercer la comunicación de género. además de participar en la organización de encuentros con diversas temáticas para que las reporteras difundan los hechos con una perspectiva de género. seria y comprometida con la lucha feminista. Beatriz Pagés . Entre las tareas que dicha asociación ha realizado pueden mencionarse: Trabaja con reporteras de todos los medios con el fin de que divulguen el acontecer femenino. la periodista Sara Lovera creó en 1992 el centro de Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC) para sensibilizar al mundo periodístico sobre la importancia de informar sobre la condición femenina. celebra talleres y reuniones para sensibilizar periodistas de todos los estados de la República Mexicana. Durante la década de los noventa. La publicación fue mensual y además de recibir diversos premios periodísticos. Otra aportación relevante de CIMAC es la creación de una Red Nacional de Mujeres Periodistas que trabajen en diversos medios con la finalidad de dar a conocer la situación de desigualdad en que se encuentran las mujeres. secretaria o auxliar. Enriqueta Cabrera. de El Sol de México. debido a que durante su desarrollo profesional han tenido que competir con el sexo masculino y retomar las prioridades informativas de estos mismos. elabora información noticiosa cotidiana y de fondo sobre la cuestión femenina para que sean difundidos en los medios de comunicación nacional. y. redactora. de El Nacional. Fue así como desde 1987 hasta 1996 circuló el suplemento DobleJornada. Hasta 1999 las únicas mujeres que estuvieron al frente de un periódico de circulación nacional fueron: Carmen Lira. Pilar Ferreira. dirigido por Sara Lovera. Es así como durante la década de los noventa se aprecia una nueva lucha de algunas mujeres periodistas: convencer que la población femenina también es noticia. y. Ante esta situación. del periódico La Jornada. cablista. donde se analizaba de manera profunda la situación femenina del país. de La Jornada.

parece cursi decirlo. Existen columnistas de gran influencia en la opinión pública como Lourdes Galaz. Sin embargo. el Premio Nacional de Periodismo ha mostrado cierta discriminación hacia las mujeres ya que de 189 que se han entregado. Blanche Petrich e Ivonne Melgar. en la última década del siglo XX. un vicio que jamás dejaré porque esas hojas amarillentas recuperan nuestra memoria periodística femenina. Enric. en deportes Nora Herrera. así existen casos como el de Clara Guadalupe García que cubrió nota roja en La Jornada. el reportaje o la crónica de periodistas mujeres. Antonio Laguna Platero y Francesc A. Katia D´Artigas. Desde textos de periodistas de gran prestigio como Elena Poniatowska y Cristina Pacheco hasta de reporteras profesionales como Dora Elena Cortés. Martínez . las páginas de los diarios nacionales están llenas de colaboraciones femeninas. Fátima Fontanarrosa y Silvia Otero fueron agredidas físicamente cuando realizaban su labor periodística. sólo 21 han sido para ellas. Ninguna fuente informativa les resulta ajena. pero hallar en ellas los nombres de las mujeres que nos abrieron camino en el periodismo es una tarea apasionante que se ha transformado en un vicio. de la revista Siempre¡ De igual manera. De igual manera. FUENTES * Bordería. de El Financiero. fue asesinada durante la década de los noventa. Guadalupe Loaeza y Florence Toussaint. María Teresa de la Llave. Toda esta historia que he relatado ha sido posible compartirla gracias a la pasión por revisar hojas amarillentas que conmueven hasta las lágrimas. Y ese es un vicio que jamás dejaré porque el perfume de otros tiempos hace reconocer que el olfato periodístico puede aspirar el olor a género. Elena Gallegos. en economía.Llergo. su entrega profesional y su capacidad de denuncia ha influido a que por desgracia existan casos de agresión contra mujeres periodistas. de Reforma. María Elena Gardini. del periódico El Mundo de Tehuacán. de La Afición. El olor al pasado atrapa al abrir esos tomos de gran volumen que resguardan periódicos de otras épocas y un polvito de tiempos vetustos impregna cada suspiro de emoción al hojear esos diarios antiguos para hallar la nota. en justicia Leticia Fernández. Alicia Delgado.

México. 1986 * Ruiz Castañeda. 1989 * Mendieta Alatorre.47-53 * Murrieta. Imprenta Mundial. n. México. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (tesis de maestría en ciencias de la comunicación). 1987 . “La mujer en el periodismo”. La prensa. UNAM (tesis de licenciatura). 1996 * Hernández Carballido. México.60. Suplemento DobleJornada. Las primeras reporteras mexicanas: Magdalena Mondragón. 1974 * Ruiz Castañeda. México. México. UNAM. La ficción de los héroes. UNAM (tesis de maestría). México. La prensa en México. María de los Angeles. Historia de la comunicación social. pp.Gallego. Blanca.207 . Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. 1991. Elvira. Orbis Press. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. Josefina. Fortino. Pearson. Adelina Zendejas: Precursora de la escritura y el periodismo femeninos. Marta. UNAM (tesis de licenciatura). 2000 * Navarrete.221 * ---------------------------. Madrid. Revista Fuentes.2. Elvira Vargas y Esperanza Velásquez Bringas. 1986 * ------------------------------------. UNAM. Revista de Filosofía y Letras. México. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. 1956. N. “En la historia del feminismo: La lucha colectiva de la mujer en México”. México. Elsa. María del Carmen y Lombardo. Síntesis. 1999 * Robles. María del Carmen. Laura Y Aguilar. Precursora de la Revolución Mexicana. Mayo. Pasado y presente de México. Gutiérrez de Mendoza. México. tomo dos. 450 años de historia. UNAM. México. dos volúmenes. La sombra fugitiva. 1983 * La mujer mexicana. Las mexicanas en el periodismo. UNAM. México. Talleres de Impresores de Morelos. El periodismo en México. Universidad Autónoma Azcapotzalco. 1997 * Hernández Téllez. 1904 * La mujer moderna. La prensa femenina en México durante el siglo XIX. 1915 * Muñiz García. 1934 * Inclán Perea. pp. Juana B. 2001 * Ibarra de Anda. Arizona. Irma. María Isabel.

suspiraba ilusionada por un niño llamado Felipe. 1989 * Tovar Ramírez Aurora. Un tema jamás tratado en la carrera. Mil quinientas mujeres en nuestra conciencia colectiva. 1910 *ELVIRA HERNÁNDEZ ABIERTA. En octubre de 1986 fem cumplió diez años y yo estaba a punto de titularme como licenciada en ciencias de la comunicación con la tesis La prensa femenina en México durante el siglo XIX. Fundación Manuel Buendía. Cuando ingresé a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales no tuve la suerte de tener profesoras feministas. 15 de mayo de 1903. Sur. de pensar. quedaba determinantemente influida. 8 de mayo de 1910 * Wright de Kleinhans. tenía cinco amigas maravillosas. de salud. En quinto semestre tuvo una maestra de Ética que representó el primer acercamiento a fem. nos dejaba analizar la situación femenina tanto laboral. sexual. 1996 * Vésper. Laureana. México. Mujeres notables mexicanas. cultural y social. por lo que fue un . México. de actuar. Escenario de la prensa en el porfiriato. Florence. México. me gustaba andar en bicicleta en el parque de Churubusco. En sus clases hablaba de los derechos de las mujeres. el feminismo se volvió parte de esencial de mi manera de ser. Poco después entré al Colegio de Ciencias y Humanidades. donde las periodistas no tenemos historia. pero el ideal ya forma parte de mi pensamiento y si había oportunidad escribía un trabajo sobre las mujeres. pero siempre que la leía. PRESENCIA Cuando fem nació yo tenía 14 años. jugar fútbol americano con mi papá y mis hermanas.* Toussaint. DEMAC. Secreatría de Instrucción Pública y Bellas Artes. OFRECIDA A AL VIENTO. Fue así como por primera vez consulté la revista. La perspectiva de mi vida fue cambiando. todavía poseo algunos números subrayados por la ceceachera que fui. A Rosario Castellanos LAS LA CARBALLIDO VISITACIONES. 8 de julio de 1903. Compraba la revista de vez en cuando. Desde ese entonces juraba que sería periodista. pero de feminismo no sabía nada. estudiaba la secundaria.

Mi querida Berta no sólo aceptó la propuesta sino que me comprometió a que yo la haría. siempre noble y generosa me invitó a quedarme. entonces me enteré de la invitación abierta que Berta Hiriart. que con mucha seriedad me dijeron que regresara la próxima semana. frente a todas las jóvenes que queríamos escribir en la revista. ¿Quién quedaría en su lugar? El destino me deparaba una madre periodística más: Esperanza Brito. decidí ofrecer una reseña de mi trabajo de tesis.honor ser pionera en este tipo de investigaciones. pero comprendí la importancia de moderar mi apasionamiento y sentí la gran responsabilidad de llegar a ser una feminista. ¡Guauuuuu! Escribiría en fem. Berta. Nuestro compromiso. Antes de terminar 1987 nuestra amada Berta nos informó que dejaba la dirección. Elvira Hernández Carballido. que en ese momento gozaba de gran popularidad por su primer libro titulado Las niñas bien. Si el número de ese mes se agotó fue porque compré todos de absoluta felicidad. Al principio me asusté. Nunca olvidaré cuando entré. Todas me felicitaron y el texto obtuvo primera plana. Una señora formal y estricta a . mi madre periodística Hiriart nombró cuatro reporteras para cubrir el IV Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe: Isabel Barranco.. Sorprendiéndome de mi audacia. cumplí la promesa y llegué justo en el momento que había una junta. gracias al consejo de mi gran amigo Alfredo Patiño. Cualquier suceso relacionado al feminismo era motivo de una entrevista. En ese mismo año. Antes de publicar la entrevista recuerdo que Berta la leyó en voz alta. estaban Enriqueta y Paty. Días después. nueva directora. Una de mis sinodales fue Hortensia Moreno. Discutían el contenido del número de julio de 1987. una cónica o un reportaje. lo creí un regaño. entusiasmo y juventud provocó que nos llamaran las “Cuatro Fantásticas”. No sabía dónde quedaban sus oficinas y compré la revista. sugerí a Guadalupe Loaeza. a las jóvenes que deseáramos escribir en la publicación. Josefina Hernández Téllez. María Isabel Inclán y yo. Al día siguiente de mi examen. quien por primera vez me llamó feminista. no se decidían a quién incluir en la entrevista del mes. Aquí estaré. Amenacé ilusionada.

Publicado en: http://www. De 1988 a 1991 llegaron otras cosas a mi vida: trabajo en DiseñoMásComunicación. Actualmente estoy a punto de cumplir 40 años.org/feminoteca/medios/mujeres_periodistas. Tengo amigas maravillosas y gracias a fem mi sueño de ser periodista sigue siendo una increíble realidad. donde pudiera compartir más ideas y hasta vivencias personales. después de una molesta cesárea y entre pañales y papillas seguí encontrando en fem mi espacio ideal para escribir. Hago el Doctorado en Ciencias de la Comunicación en la UNAM. clases en la UNAM. Gracias a su generosidad nació “Nosotras en el escenario”. pero al mismo tiempo comprometida y muy buena onda. siente. reportera de la DobleJornada. donde he tratado de plasmar toda la mujer que soy.html . donde hasta 1994 escribí mensualmente cuatro semblanzas de mujeres que habían destacado en cualquier ámbito cultural. vive y ama. Un día que platiqué con mi querida Esperanza le dije que deseaba tener otra columna.sermujeres.En 1992 nació mi hijo Baruch. Por suerte. matrimonio y estudios en El Colegio de México. Mientras mi vientre crecía cada mes. mis colaboraciones en fem ya eran por amor absoluto y gran heroísmo ante el sinnúmero de actividades que realizaba. una que no me limitara tanto. 15 escribiendo en fem. una personita muy especial que me ha hecho sentir el amor más profundo y desgastante que jamás he sentido por nadie. que ya lee la revista donde escribe su mamá.primera vista. Esperanza me asignó un espacio fijo titulado “En La Vanguardia”. por eso siempre he sido muy seriecita con ella. ahí mismo soy profesora y adoro a mis alumnos y alumnas a quienes trató de sembrar la convicción del feminismo. soy madre de una personita maravillosa llamada Baruch.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful