Está en la página 1de 16
SPOAD DE CHILE DE FILOSOFIA, ADES Y EDUCACION 3, DE FILOSOFIA PUBLICACIONES ESPECIALES wWe3 SERIE BHESAYOS RAMON MENAITTEAD LECCION | | | Suelen los j6venes preguntar eQué es la Filosofia? eCiencia, tal vez? gPoesfa? Historia de las vicisitudes del pensamiento? ¢Pilologfa quizis? ¥ algunos, sabedores ya de donde ubicarla, preguntan estotro: gqué podemos ha~ cer con ella? También ¢ usual hablar de las artes, y de las re- ligiones. Ahora bien, si nos ponemos rigurosos, ¢se justifi- ca este modo de referizse al arte, a la religién, ya la Filosofia? ¢Se justifica hablar de ellas en plural? Hablamos de las artes, y de las religiones, por e- jemplo, sabiendo, m&s o menos, que si una manifestaci6n es piritual cae junto con otras dentro del conjunto de las ar tes o de las religiones debe haber un comin denominador en gue se identifiguen los elementos del conjunto. Los doce ap6stoles, decimos, Sabiendo que Pedro, Juan, Judas, ... se diferencian, pero que a la vez coinci-~ en en un punto que nos permite llamarlos apéstoles. Asi también, las artes -las bellas artes- coinci den en que son una actividad cuyo producto es la belleza. Ast, también, las religiones coinciden en su pretensi6n de dar seguridad a la vida. Las Filosofias, entonces, han de coincidir también en un punto, y por esta coincidencia cada una de ellas se ¥ un ejemplo de la Filosoffa, simplemente. gCuSl es este punto de coincidencia? A fuer de que estas filosoffas son una actividad te6rica, su punto de encuentro no puede ser otro que la ex plicacién del mundo, o el intento de explicarlo. Pero, acaso, 1a Ciencia, forma de conocimiento jo ven, defectuosa -segfin ya es complacencia decir-, pero la finica probada, ino explica también al mundo? gNo deberfamos concluir, entonces, que la Filoso~ fia y la Ciencia se identifican justamente en el punto en que ambas se distinguen de cualquiera otra creacién del es pirita? Comprensible tentacién, porque habiendo muchas sen sibilidades y revelaciones, hay, sin embargo, s6lo una ma era de entender. La inteligencia no se rige en su ejerci- cio por tantas legalidades como cuantos sean los objetos