DEFINICIÓN  Se considera diarrea crónica el aumento del volumen, fluidez o frecuencia de las deposiciones, en relación con el hábito intestinal

normal de cada individuo, durante al menos cuatro semanas (tiempo suficiente, en general, para que se resuelvan la mayoría de los casos de diarrea aguda). En los criterios de Roma II se define la diarrea como la presencia de más de tres deposiciones al día. No debe confundirse con la incontinencia fecal ni con la diarrea paradójica por impactación fecal (también llamada pseudodiarrea). Los pacientes que presentan diarrea crónica no asociada a dolor abdominal (síntoma requerido para el diagnóstico de síndrome de intestino irritable) pueden padecer una "diarrea funcional", aunque para llegar a este diagnóstico deberán descartarse previamente otras causas.

 

FISIOPATOLOGÍA    La diarrea es un signo que revela la alteración fisiopatológica de una o varias de las funciones del intestino: digestión, absorción, motilidad o secreción. Se debe fundamentalmente a un exceso de agua fecal, que disminuye la consistencia de las heces, generalmente acompañada de un aumento del volumen fecal. Se definen cuatro mecanismos que explican su aparición: 1. Diarrea osmótica: por presencia de sustancias no absorbidas, que retienen agua en la luz intestinal. La presión osmótica de la luz intestinal es superior a la plasmática, y provoca una secreción rica en agua, con escaso contenido en sodio. 2. Diarrea secretora: por inhibición de la absorción activa o por un estímulo de la secreción de líquidos y electrólitos a la luz intestinal. Generalmente ambos mecanismos están implicados. 3. Diarrea inflamatoria: por exudación de sangre, moco y/o proteínas procedentes de una mucosa intestinal inflamada, que aumentan el volumen y la fluidez de las heces. 4. Diarrea motora: por alteración de la motilidad intestinal. Generalmente se produce por un aumento de la contractilidad (con la consiguiente disminución del tiempo de contacto entre el contenido intraluminal y el epitelio intestinal), pero también puede aparecer diarrea si existe una disminución del peristaltismo (por sobrecrecimiento bacteriano secundario).

ETIOLOGÍA Existen múltiples causas de diarrea crónica, que pueden clasificarse o bien atendiendo al mecanismo fisiopatológico que la produce, o bien en función de las características de las heces ( ).

o Respeta el descanso nocturno (existen excepciones. ingestión magnesio (diarrea osmótica). o Tumores neuroendocrinos. colitis isquémica). ingesta de agua no potable (amebiasis). b. Diarrea "grasa" (esteatorrea): síndrome de malabsorción o de maldigestión. Diarrea secretora: tumores neuroendocrinos. e. c. Diarrea líquida sin productos patológicos que alterna con fases de constipación o conteniendo heces duras: falsa diarrea en la constipación crónica. pastosas. o Hipertiroidismo. b. c. o Patrón: continuo o intermitente. Diarrea osmótica: intolerancia a la lactosa o abuso de laxantes osmóticos. d. o Presencia de productos patológicos: sangre (neoplasias. d. o Ausencia de alteraciones analíticas. Forma de presentación y curso: o Inicio: gradual o abrupto (generalmente por una infección intestinal). c. laxantes no osmóticos (diarrea secretora).Según el mecanismo fisiopatológico a. Presencia de gran cantidad de moco: tumor velloso. neoplasia de colon o colitis isquémica. Diarrea con sangre. caprinas (frecuentes en la pseudodiarrea). EVALUACIÓN INICIAL (ALGORITMO 1) Historia clínica Los datos clínicos por los que se debe preguntar son: a. moco (tumor velloso) o pus (enfermedad inflamatoria intestinal). moco y/o pus (inflamatoria): enfermedad inflamatoria intestinal. Datos que sugieren organicidad: . o Duración: semanas. Características de las heces: o Consistencia: líquidas (generalmente por diarrea secretora). Diarrea inflamatoria/exudativa: enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa). como por ejemplo la diarrea secundaria a la disautonomía diabética). o Buen estado general. diabetes mellitus (diarrea motora). d. Datos que sugieren origen funcional: o Historia de diarrea que alterna con periodos de estreñimiento. Diarrea acuosa sin productos patológicos (sangre y/o pus): o Malabsorción de carbohidratos. o Datos epidemiológicos: viajes recientes (esprue tropical. Diarrea motora: hipertiroidismo. Según las características de las heces a. o Sin pérdida de peso. b. o Aspecto oleoso: su presencia es indicativa de la existencia de maldigestión/malabsorción. meses o años. amebiasis).

Presencia de factores precipitantes: determinados componentes de la dieta (lácteos en el caso de la intolerancia a la lactosa. 35% con dosis superiores). Generalmente afecta al íleon terminal. j. resección pancreática amplia. También debe tenerse en cuenta la posibilidad de que se trate de un linfoma o un sarcoma de Kaposi. Piel y mucosas: o Presencia de palidez (anemia). eslerodermia (en la pseudobstrucción intestinal) o inmunodeficiencias. borborigmos: sospechar malabsorción de hidratos de carbono. hipoproteinemia. Produce una inflamación de las células endoteliales de las arteriolas de la submucosa. k. folato o hierro en el síndrome de malabsorción). que provoca una endarteritis obliterante y trombosis. Manifestaciones sistémicas. estrés (intestino irritable). o Historia de procesos alérgicos (asma bronquial. pioderma gangrenoso: enfermedad inflamatoria intestinal. hipocalcemia). virus herpes simple y citomegalovirus. o Eritema nudoso. mastocitosis). Sintomatología asociada: o Dolor abdominal y sus características: en gente joven el dolor de tipo cólico. giardiasis. asociado a la presencia de diarrea sanguinolenta.Pérdida de peso. h. Cryptosporidium. Presencia de patologías asociadas o enfermedades sistémicas: hepatopatías (en la enfermedad inflamatoria intestinal). hiperpigmentación (esprue celíaco. con las consiguientes isquemia y fibrosis. escozor anal: son frecuentes en la malabsorción de hidratos de carbono. neoplasias e hipertiroidismo. la enfermedad inflamatoria intestinal. vipoma o feocromocitoma. eritema (glucagonoma. enfermedad pulmonar crónica (en la fibrosis quística del páncreas). i. Antecedentes de cirugía previa: gastrectomía. o Crisis de rubefacción facial: síndrome carcinoide. colecistectomía. generalmente corresponde a la presencia de gérmenes enteroinvasivos. Isospora belli. o Distensión abdominal. Presencia de productos patológicos como sangre o pus. vagotomía. Fármacos: (ver ). flatulencia. resección intestinal. ). o Infecciones respiratorias de repetición: inmunodeficiencia primaria. o o o o . fibrosis quística A veces la historia clínica orienta también sobre la localización de las lesiones ( Exploración física a. edema angioneurótico): pueden aparecer en la gastroenteritis eosinofílica. con afectación intestinal. Antecedentes de radioterapia: el riesgo está relacionado con la dosis (l% a 5% con dosis entre 4500 a 5500 rads. Presencia de alteraciones analíticas (anemia. homosexualidad. hipertiroidismo. alimentos etiquetados como "light" en el caso de diarrea osmótica por sorbitol). g. mientras que en pacientes de edad avanzada debe descartarse isquemia intestinal. o Prurito. Whipple o Addison). el ciego y el rectosigma. o bien de diarrea secundaria a enteropatía por sida f. úlcera péptica (en el síndrome de Zollinger-Ellison). diabetes mellitus. disminución del tiempo de protrombina. Antecedentes de promiscuidad sexual. o Pérdida de peso: es frecuente en el síndrome de malabsorción. Candida albicans. e. colagenopatías. vasculopatías (en la panarteritis nodosa con afectación intestinal). o Glositis (por déficit de vitamina B12. Chlamydia trachomatis. hiperqueratosis (por déficit de vitamina A) o dermatitis herpetiforme (dermatitis ampollosa asociada a enfermedad celíaca). aftas orales o queilitis. sida: deberán descartarse amebiasis.

Cuando la osmolaridad de las heces sea <290. derivaciones intestinales. Palpación tiroidea: bocio. tuberculosis ileocecal o una neoplasia). es útil la determinación del pH de las heces.). hipertiroidismo o enteritis bacteriana. i. Crohn. Brucella. temperatura: la presencia de fiebre es frecuente en el Crohn. para cuyo cálculo es necesario medir sodio. que es la osmolaridad de las heces en el intestino distal. que en este caso será ácido. edemas (por enteropatías pierde proteínas). Tensión arterial. pus o moco.b. tuberculosis. acropaquia (frecuente en hepatopatías. puede ser útil en algunos casos para diferenciar la diarrea osmótica de la secretora (ver más adelante). Yersinia. en equilibrio con la osmolaridad del plasma. enfermedad inflamatoria). úlceras (enfermedades venéreas) o fisuras (enfermedad de Crohn). h. linfomas. con ingesta de líquidos hipotónicos. e. colitis colágena). Salmonella. potasio y osmolaridad de las heces. por la fermentación bacteriana de los solutos no absorbidos. por la fermentación bacteriana. semiología de ascitis (enteropatías pierde proteínas). Si existe sospecha de que la diarrea es secundaria a una colitis pseudomembranosa (antecedentes de antibioticoterapia. nistagmo. el sida o los linfomas. oftalmoplejía (Whipple) y de disautonomía (diabetes. que originen una diarrea paradójica (por rebosamiento). se puede solicitar la detección de la toxina fecal del Clostridium difficile. Shigella. f. como en el caso del síndrome de malabsorción. Examen de heces   Debe llevarse a cabo una inspección cuidadosa de las mismas para confirmar la presencia de diarrea y descartar productos patológicos como sangre. d. Campylobacter. c. nódulos y masas. Whipple. La determinación del Gap osmolar. También debe descartarse la presencia de sangre oculta en las heces mediante la realización de la prueba del guayaco. amebiasis. tras la recogida de las heces. amiloidosis). La pérdida de grasa puede detectarse mediante tinción con Sudán III y la presencia de leucocitos con tinción de azul de metileno (aunque estas dos últimas pruebas son muy poco utilizadas). la colitis ulcerosa.. ya que la osmolaridad de las heces comienza a aumentar. En general. colitis ulcerosa refractaria. Inspección anorrectal: o Presencia de fístulas. demencia (pelagra). o Tacto rectal: para descartar la incompetencia del esfínter o la presencia de heces impactadas. Abdomen: hepatomegalia (por metástasis hepáticas en enfermedades neoplásicas). Exploración neurológica: descartar la existencia de neuropatía periférica (diabetes o déficit de B12). prácticamente de forma inmediata. masa dolorosa en flanco o fosa ilíaca derecha (puede aparecer cuando existe una ileítis terminal por Yersinia. se debe sospechar la contaminación de éstas con agua u orina diluida. g. Whipple.. Siempre se debe cursar coprocultivos y estudiar los parásitos en heces. Extremidades: artritis (en enfermedad inflamatoria intestinal. La contaminación por orina se confirma midiendo la concentración de urea y creatinina en las heces. para calcular el Gap osmolar se recomienda usar un valor estándar (290). desorientación. Cuando existe la sospecha de que la diarrea es por malabsorción de hidratos de carbono.       . o bien la existencia de una fístula gastrocólica. La hipotensión postural puede aparecer en la diabetes mellitus o en la insuficiencia suprarrenal. Adenopatías: frecuentes en la enfermedad de Whipple. Se debe tener en cuenta que el patrón de electrólitos fecales puede variar cuando la diarrea tiene un componente secretor y osmótico. temblor distal (hipertiroidismo). Auscultación cardíaca: soplos (síndrome carcinoide) o taquicardia (hipertiroidismo).

como la tomografía axial computerizada. celiaquía. puede medirse el pH de las heces. en cuyo caso el estudio debe completarse con la toma de biopsias intestinales. linfoma. en el que la presencia de aminoácidos y ácidos grasos actúa como tampón. por ejemplo si descubre la presencia de calcificaciones pancreáticas. siendo el pH >5. estenosis. amiloidosis. El tránsito esofagogastroduodenointestinal es útil para descartar la existencia de lesión estructural. Velocidad de sedimentación globular. Heces poco voluminosas (volumen de las heces inferior a 1 litro/día). linfangiectasia.Laboratorio      Hemograma completo con estudio de anemia (si existe anemia). lo que traduce la existencia de sustancias osmóticamente activas en heces. hipogammaglobulinemia. incluyendo proteinograma. Sin productos patológicos en heces. Estudios endoscópicos   La realización de colonoscopia con toma de biopsias es muy útil en el diagnóstico de aquellas enfermedades en las que la mucosa del colon puede ser de apariencia normal: enfermedad de Whipple.  . Cuando la sospecha es alta. mastocitosis sistémica. También puede determinarse el Gap osmolar: Gap osmolar o "brecha osmótica" = (osmolaridad de las heces . infecciones micobacterianas. urea. ionograma. por pérdidas de agua superiores a las de sodio. Pruebas de coagulación. Posteriores estudios. Bioquímica sanguínea.[2 · (Na fecal+K fecal)]) que generalmente es >125-175. gastroenteritis eosinofílica. abetalipoproteinemia. resonancia magnética nuclear o arteriografía. micóticas o parasitarias.6). deberán realizarse en función de la sospecha clínica. fosfatasa alcalina. dosificación de inmunoglobulinas y equilibrio ácido-base. sugestivas de pancreatitis crónica. Estudios radiológicos    En algunos casos.6) cuando la causa de la diarrea es la malabsorción de hidratos de carbono (a diferencia del síndrome de malabsorción generalizado. La presencia de eosinofilia es frecuente en la gastroenteritis eosinofílica y las parasitosis. como la existencia de fístulas. que será ácido (generalmente <5. calcio. neoformaciones o lesiones de la mucosa. la radiografía simple de abdomen puede ser determinante para el diagnóstico. amiloidosis e infecciones en su forma crónica. creatinina. colitis colágena. enfermedad de Whipple. La fibrogastroscopia con toma de biopsias es útil para el diagnóstico de: giardiasis. Tendencia a la hipernatremia. DATOS DE SOSPECHA Osmótica      Cede con el ayuno o cuando se suspende la ingesta del alimento causante. Hormonas tiroideas.

sin poder encuadrarla en un único apartado. El Gap osmolar generalmente es <50. por lo que merece una clasificación aparte. Secretora       Persiste tras el ayuno (con excepción de la diarrea por malabsorción de ácidos grasos o por ingesta subrepticia de laxantes). secretora o exudativa. sobre todo en lo que se refiere a la ingesta habitual de los denominados productos "light". Heces voluminosas. secretor. siendo las deposiciones de gran volumen. solutos y agua. por la secreción de bicarbonato. Volumen y características de las heces variables (líquidas. con escasa cantidad de moco. Al igual que en el apartado anterior. Esteatorrea    La presencia de deposiciones compatibles con esteatorrea (heces amarillentas.  Motora    No cede con el ayuno. sin embargo. Presencia de sangre. sangre o exudado. generalmente >6. de olor rancio y que flotan en el agua) obliga a descartar la presencia de malabsorción. Volumen variable. acintadas. interrogar sobre los hábitos alimenticios. Cuando una diarrea no cumple criterios de diarrea osmótica. oleosas. La diarrea secundaria a la existencia de un síndrome de malabsorción obedece a múltiples mecanismos fisiopatológicos (osmótico. a menudo . Sin productos patológicos. caprinas. Exudativa   No cede con el ayuno. Tendencia a la hipopotasemia y alcalosis metabólica por pérdidas excesivas de potasio y bicarbonato. dependiendo de la superficie mucosa afectada. nos remitiremos al protocolo de "Síndrome de malabsorción". que en este caso será alcalino. si la sospecha es alta.. pus o moco en las heces.. En caso de sospecha de diarrea debida a malabsorción intestinal. En casos leves.). No debe olvidarse. en cantidad superior a 1 litro/día. las deposiciones son de pequeño volumen. EXPLORACIONES COMPLEMENTARIAS EN FUNCIÓN DE LA SOSPECHA CLÍNICA Diarrea osmótica(ALGORITMO 2)   Las causas más frecuentes son básicamente la intolerancia a la lactosa y el abuso de laxantes osmóticos. puede medirse el pH de las heces. debe sospecharse la existencia de un trastorno de la motilidad intestinal. mientras que cuando se afecta una gran superficie. Otro dato que refuerza la sospecha es la presencia de Na fecal <70 mEq/l. exudativo). se altera también la absorción de iones.

no específicos de ningún tumor endocrino. sustancia P o polipéptido pancreático. deben considerarse en último lugar. puede ser causa de diarrea crónica por un mecanismo secretor. calcitonina) u otros mediadores celulares (histamina. ricos en hidratos de carbono poco absorbibles. péptido intestinal vasoactivo. c. la presencia de tumores productores de hormonas (serotonina. y se produce un exceso de hidrógeno. con el fin de confirmar el diagnóstico. deberán buscarse otras etiologías. péptido intestinal vasoactivo (VIP). Las exploraciones que deben realizarse son: a. neurotensina. ácido vanilmandélico (VMA) y metanefrinas para el feocromocitoma y de histamina para las mastocitosis y los tumores carcinoides extraintestinales. la cáscara sagrada. como motilina. gastrina. Cuando el test sea positivo. debe descartarse la infección por parásitos como Cryptosporidium. Determinación urinaria de 5-hidroxiindolacético (5-HIAA) para el tumor carcinoide. Recordemos que la realización de coprocultivos e investigación de parásitos en heces debe llevarse a cabo en la evaluación inicial de toda diarrea. que se elimina en el aire espirado donde es cuantificado. Si la muestra se torna roja. siempre debe excluirse que sea ésta la causa de la misma. Cuantificación de magnesio en heces: si es alto ([Mg] >90 mEq/l). exenta de lactosa. puede realizarse un Octreoscan (siempre que la sospecha sea muy alta). donde es fermentada por las bacterias allí presentes. Microsporidium y Giardia lamblia. Las pruebas que hay que realizar son: 1. Determinación selectiva de péptidos plasmáticos: gastrina. Prueba del aliento de hidrógeno con lactosa: la lactosa que no se absorbe en el intestino delgado llega al colon. Cuando la prueba del aliento resulte negativa y exista una fuerte sospecha. no se consiga localizar el tumor. b. debe descartarse que se trate de un falso negativo (por ausencia de flora fermentativa). 2. Así mismo. d. debe evitarse. mediante el test del aliento con lactulosa. Otras causas menos frecuentes. glucagón. Pruebas de imagen: la realización de estudios endoscópicos o de un TAC abdominal pueden ayudarnos en la localización del tumor causante. dada su pobre especificidad y su bajo valor predictivo positivo (debido a la baja prevalencia de estos tumores y a la elevada tasa de falsos positivos). sustancia P. significa que existe fenoftaleína. También debe investigarse. a pesar de realizar dichas pruebas. que actúen estimulando la secreción intestinal. ante la presencia de sangre y/o pus en las heces debe descartarse que se trate de una diarrea de etiología infecciosa. Alcalinización de las heces y orina: consiste en añadir una gota de hidróxido sódico 1 N a una muestra de 3 ml de orina o del sobrenadante obtenido tras centrifugar las heces. interrogar por el consumo de suplementos minerales. ruibarbo o fenoftaleína (entre otros). Diarrea secretora (ALGORITMO 3)  Aunque las infecciones bacterianas rara vez son las causantes de una diarrea crónica. secretina). como la existencia de un adenoma velloso gigante o la clorhidrorrea congénita. calcitonina.     Diarrea inflamatoria/exudativa (ALGORITMO 4)  Aunque sea una causa poco frecuente. La determinación de otros péptidos entéricos. En caso de que. La ingesta subrepticia de laxantes no osmóticos. debe realizarse una dieta de prueba. ya sea por la . antiácidos o laxantes. Si a pesar de la dieta persisten los síntomas. como por ejemplo.

no se ha conseguido llegar a un diagnóstico etiológico. el síndrome postcolecistectomía o la resección ileocólica. Campylobacter. antecedentes quirúrgicos por los que no se debe olvidar preguntar en el interrogatorio inicial del paciente. Otras causas son el síndrome postvagotomía.  TRATAMIENTO SINTOMÁTICO DE LA DIARREA CRÓNICA  Está indicado en tres situaciones: a. Gammagrafía con leucocitos marcados (en caso de sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal). esclerodermia. Coprocultivo y estudio de parásitos en heces: recordemos que deben realizarse siempre que aparezca diarrea. pueden intervenir en la aparición de una diarrea de causa motora (hipertiroidismo. c. el diagnóstico de la diarrea de causa motora es un diagnóstico de exclusión. b. Cuando se sospeche sobrecrecimiento bacteriano. Cultivo cuantitativo del aspirado yeyunal. Los objetivos son. Angio-TAC abdominal y/o arteriografía mesentérica (en caso de sospecha de colitis isquémica). b. Entamoeba hystolitica). Entamoeba histolytica. Cuando no existe tratamiento específico de la causa. independientemente de la sospecha clínica. Las exploraciones a realizar son: a. por lo que deberán realizarse exploraciones dirigidas a descartar la presencia de alguna de éstas. Campylobacter. para el diagnóstico son básicamente dos: a. a pesar de las exploraciones realizadas. La existencia de sobrecrecimiento bacteriano puede ser consecuencia de una hipomotilidad intestinal. como la enfermedad inflamatoria intestinal o la isquemia intestinal. e. a pesar del tratamiento específico. Cuando. Yersinia. Test del aliento de hidrógeno con lactulosa: para medir el tiempo de tránsito orocecal. c. existe una pobre respuesta. b. las exploraciones a realizar. Determinación del tiempo de tránsito colónico: mediante la ingestión de marcadores radiopacos y la realización de radiografía simple de abdomen los días cuatro y siete. En último término.  existencia de citotoxinas (Clostridium difficile) o por la infección directa de las células de la mucosa intestinal por gérmenes enteroinvasivos ( Shigella. deben descartarse los trastornos del tránsito mediante la realización de: a. Serologías frente a microorganismos enteroinvasivos: Salmonella. diabetes mellitus). Excluida la etiología infecciosa. Test del aliento de hidrógeno con glucosa. Colonoscopia: con toma de biopsias de la mucosa cólica (incluso aunque el aspecto de la mucosa sea normal). las exploraciones deben dirigirse a descartar la existencia de otras patologías que cursen con diarrea exudativa. sistémicas o no. básicamente:  . Yersinia. Diarrea motora (ALGORITMO 5)     En general. Cuando. d. Varias enfermedades. Manometría gastrointestinal: en caso de sospecha de neuropatía o miopatía intestinal. Mycobacterium tuberculosis. c. b.

Está indicada en el síndrome postvagotomía. Indometacina: inhibidor de la síntesis y secreción de prostaglandinas.6 mg/12 h. Puede resultar útil en la diarrea secundaria al carcinoma medular de tiroides y adenomas vellosos. Aunque inicialmente estos fármacos estuvieron contraindicados en la diarrea por gérmenes enteroinvasivos. En general se recomienda empezar con una dosis de 50 m g/12 h e ir aumentando la dosis hasta el control de los síntomas. Se aconseja una dosis inicial de 60 mg/día de omeprazol en una sola toma. g. h. por el riesgo de precipitar la instauración de un íleo y una dilatación aguda intestinal. SANGRE: d. que carece de efectos secundarios a nivel del sistema nervioso central. f. Sustancias absorbentes: salvado de trigo. mucílago de Plantago ovata. gastrinomas). Las dosis recomendadas son 0. Inhibidores de la bomba de protones: omeprazol y lansoprazol. b. Inhibe la liberación de péptidos del sistema endocrino gastroenteropancreático. b. Tampoco deben utilizarse en las exacerbaciones de la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. Retrasan el vaciamiento gástrico. Sin embargo. biliar y pancreática. También se ha utilizado con cierto éxito en la enteropatía por sida y en el síndrome del intestino corto. que puede ser eficaz en la diarrea secundaria a una neuropatía diabética. no deben utilizarse en pacientes con sospecha de oclusión intestinal. Se ha postulado que en este tipo de diarrea existe un aumento de la secreción de los enterocitos (o una disminución de la absorción) como resultado de una disminución de la actividad de los receptores alfa 2. insuficiencia hepática grave o niños menores de 2 años de edad. en el momento actual se considera que su utilización en estos pacientes es segura. sin sobrepasar los 16 mg/día. codeína. c. La dosis recomendada es de 4-12 g/día. e. que impide la acción irritante de éstos sobre la mucosa del colon. Son útiles en la diarrea secundaria a la hipersecreción gástrica en el síndrome de ZollingerEllison.adrenérgico. Disminuir la frecuencia de las deposiciones. Son coloides hidrófilos que solidifican las heces mediante la absorción de agua en la luz intestinal. y reducen el peristaltismo intestinal. metilcelulosa. c. Análogos de la somatostatina: octreótido. Las opciones terapéuticas son varias: a. Derivados opiáceos: loperamida.adrenérgicos sobre estas células. estimulan la absorción intestinal de agua y electrólitos. en el síndrome postcolecistectomía o tras la resección del íleon terminal (cuando el segmento resecado es de menos de 100 centímetros). Resincolestiramina: quelante de los ácidos biliares.1-0. difenoxilato. inhiben la secreción gástrica. Si se requieren dosis superiores a 80 mg/día para el control de los síntomas. El fármaco de elección es la loperamida. Clonidina: agonista alfa 2. preparados de Psyllium. Aliviar los síntomas asociados. glucagonomas. por lo que controla muchos de los síntomas hipersecretores que aparecen en el síndrome carcinoide (vipomas. a dosis de 2 mg/4-8h. Aumentar la consistencia de las heces. Puede utilizarse la cimetidina a una dosis media de 1g/día o la ranitidina a dosis de 0. a. se recomienda la administración en dos tomas al día. . Antagonistas de los receptores H1 y H2 : resultan beneficiosos en el tratamiento de la diarrea secundaria a la mastocitosis sistémica.6 g/día.

Hemograma Completo Coagulacion V.G. T3. Antigliadina CEA y CA 19.9 ( Solo si sindrome constitucional ) HECES: Exámen en fresco Coprocultivo y parásitos Grasa en heces ¿? 4.S. Ecografía abdominal (no imprescindible ) 6 Ileocolonoscopia –biopsia si procede . Folico Hierro TSH. Glucosa Urea Creatinina Colesterol Trigliceridos Electrolitos ( Na K Ca P Cl Mg ) GOT GPT &GT Fosfatasa Alcalina Proteinograma – Albúmina Vitamina B 12 y Ac. T4 IgG IgA IgM y Complemento Ac.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful