Yeshúa en el Talmud

Lección XII La Gloria de Jerusalén
Estamos estudiando el tema del Mesías en el Talmud, enfocados principalmente en la sección mesiánica del tratado de Sanhedrín de las páginas 95 a la 105b, actualmente el folio 100a. Hemos visto una cantidad de conceptos, una cantidad de pasajes que se relacionan con el concepto mesiánico dentro del judaísmo y dentro del mundo del Talmud. Cuando hablamos del mundo del Talmud estamos haciendo referencia a los sabios judíos que investigaron el tema de la jurisprudencia judía y sus tradiciones en algún tiempo situado entre los siglos I y V D.E.C. El Talmud, como lo hemos dicho muchas veces, es un recopilación de materiales, en parte bastante antiguo, incluso del primero siglo A.C. y otro más reciente del período bizantino y ese conjunto de información ha sido editada y reunida por los eruditos judíos. El Talmud está basado en la Mishná, un documento antiguo que fue recopilado alrededor del años 210 a la muerte de Rabí Yehudá, el presidente, o como fue llamado en Hebreo, Yehudá HaNasí. Continuaremos entonces nuestro estudio del Tratado Sanhedrín de la versión babilónica y leeremos a partir del segundo párrafo.
“R. Yirmiyá se sienta delante de R. Zera y declara: El Santo bendito sea. Dará a luz del Santo de los santos, un arroyo a la orilla de la cual habrá toda clase de frutos deliciosos, como está escrito: „Junto al río de una y otra crecerán toda clase de árboles para alimento, cuyas hojas nunca se marchitarán ni su fruto se acabará sino que dará nuevo fruto de acuerdo a las estaciones porque sus aguas brotarán del santuario y su fruto será por tanto alimento y sus hojas serán medicinales.‟1 Por lo cual cierto anciano dijo: “Bien dicho”. Y Rabí Yojanán ensenó lo mismo. Rabí Yirmiyá dijo a Rabí Zera: Tal actitud es irreverente.”

1

Referencia a Eze. 47:12.

con dificultad se encuentra uno con algún tipo de arbustos y se extiende sobre la parte más baja del planeta tierra que es el Mar Muerto. Generalmente. la cual se encuentra en la parte alta de las montañas de donde fluye el río que correrá en dirección este hacia el Mar Muerto y sus árboles darán fruto todo el año y sus hojas serán medicinales. Para poder entender esta sección aquí es necesario conocer un poco de la geografía en general de Jerusalén y de Israel. El Talmud nos dice que Rabí Yirmiyá se sentó delante de su propio rabino Rabí Zéra en Babilonia y le contó esta maravillosa historia del libro de Ezequiel. Este verso habla de un tiempo en el cual un río brotará de Jerusalén en dirección hacia el este hacia el Mar Muerto y en las riveras de ese río habrán árboles frutales. Es uno de los desiertos más desolados en el mundo.Analicemos antes la sección primera que incluye una cita del profeta Ezequiel 47:12. Entonces nos habla de un cierto anciano y que no se nos ha dicho quien es. habla bien pero ya oí a R. cuando el Talmud menciona a “cierto anciano” se refiere casi siempre como un eufemismo a Elías el profeta. Básicamente. está ensombreciendo su enseñanza. Yirmiyá le dice a R. Yojanán. Zéra le responde que el anciano merecidamente lo está apoyando. Yojanán decir lo mismo. cuando el profeta describe el reinado mesiánico y los últimos días. lo que este cierto anciano le está diciendo a R. Por esta razón. Al este de Jerusalén está el desierto de Judea. En otras palabras. lo hace en términos relacionados con Jerusalén. sus hojas no caerán ni se marchitarán y permanecerán verdes durante todo el año y darán fruto todos los meses y estas hojas serán usadas como medicina. al decir que había hablado bien pero que ya lo había escuchado antes de R. El suelo alrededor de este mar es muy salado y por tanto se dificulta el crecimiento de cualquier tipo de vegetación. Zéra que tal actitud (la de este cierto anciano. R. Que el río brotará desde Jerusalén y los árboles a ambas orillas darán frutos. Uno de los comentaristas del Talmud dice que es Elías el profeta que viene donde Rabí Yirmiyá y le dice: Escucha. . En esta misma discusión R. sea Elías o alguna otra persona) parece irreverente. que lo ha tomado de las enseñanzas de R. Yirmiyá es que es una cosa bonita lo que está expresando pero que es un plagio. Es decir.

R. no habló de forma irreverente a R. El discípulo se burló de su rabino diciendo: “¡Hey. porque en verdad es necesaria una explicación de tu parte. “ Cierto discípulo quiso mofarse de él diciendo: ¿No encontramos una joya ni siquiera del tamaño del huevo de una paloma y van a existir algunas de esas dimensiones?”. Yojanán estaba sentado y enseñando que Dios estaba preparando joyas. joyas grandes. de treinta codos de alto y treinta de largo. él les preguntó para quién eran y el los respondieron: „El Santo bendito sea Él. escucha. lo cual significa que las joyas eran de cuarenta y cinco pies de largo por cuarenta y cinco pies de ancho. oh maestro. y le dijo: explica. con mis propios ojos”. cómo en realidad este cierto anciano Elías.Yojanán. esto lleva al Talmud a un intento de mostrar por medio de una comparación. Yojanán. mucho menos hay del tamaño que estás hablando!”. traerá joyas y piedras preciosas. cada una de treinta codos de largo y treinta de alto con un grabado de diez por diez codos y las colocará sobre las puertas de Jerusalén. Yojanán estaba sentado y enseñando: El Santo bendito sea. difícilmente se encuentra una joya que es del tamaño del huevo de una paloma. . porque como has dicho así lo he visto yo. Esta es una exclamación con un signo de interrogación. las colocará en las puertas de Jerusalén‟. Yojanán sentado y enseñando. ¿Y para qué las está preparando? Para las ventanas y puertas de Jerusalén y menciona aquí Isaías 54:12 que habla de Dios haciendo las ventanas de ágatas y las puertas de carbunclos (algo parecido al jade) para la ciudad de Jerusalén. Yirmiyá al igual que demuestra lo que realmente significa irreverente dentro del contexto rabínico. Yojanán. Esto es lo que enseñaba R. A su regreso se encontró con R. no lo está realmente criticando sino que en realidad está de acuerdo con él y que es algo verdadero aunque lo haya tomado de las enseñanzas de R. “ R. Cada codo mide alrededor de un pie y medio. porque está escrito: “Yo haré tus ventanas de ágatas y tus puertas de carbunclos”. Expliquemos un poco esta afirmación. El Talmud continúa: “Tiempo después emprendió un viaje por el mar y vio a los ángeles cortando piedras preciosas y perlas. Ahora.

Él fijó sus ojos sobre el discípulo que terminó por convertirse en una pila de huesos. la esposa del Cordero. Yojanán. “El rabino le responde: ¡Desdichado! ¡Si no lo hubieses visto por ti mismo. La ciudad yacía como un cuadrado. el . Tenía una muralla grande. que es muy factible que Dios en verdad pueda hacer tal clase de joyas que servirán como ventanas y puertas para los muros de la ciudad de Jerusalén. La enseñanza de R. sus puertas y sus murallas. doce mil estadios”. Confirma la enseñanza de R. Continuamos leyendo a partir del verso 18. y el ignorar o dudar de las palabras de los Sabios. la historia dice que este discípulo viajó y se encontró con esta realidad. clara como el cristal. en las que daban al norte. muy alta y con doce puertas y en cada puerta había un ángel y sobre las puertas estaban inscritos los nombres de las doce tribus de Israel. esto por cuanto había sido maldito por el rabino y murió justo en ese lugar”. clara como el vidrio. su largo igual que su ancho y midió la ciudad con su vara. ven y te mostraré a la novia. sobre las tres puertas que daban al este. analicémosla con un poco más de profundidad para entender su conexión con el Nuevo Testamento de una forma más amplia. con la gloria de Dios y era radiante como una extraña gema parecida a un jaspe. en las que daban al sur y en las que daban al oeste. Por tanto. Esta historia es importante para conocer el resultado de la burla. no lo habrías creído! Te has burlado de las palabras de los Sabios. Y en el espíritu me trasladó una gran montaña y me mostró la santa ciudad de Jerusalén descendiendo del cielo de Dios. Los cimientos de la muralla de la ciudad estaban adornados con joyas. Así que regresa y le dice a su maestro que continúe enseñando porque ha dicho la verdad. Podemos encontrar una enseñanza similar en el Nuevo Testamento en el libro de Apocalipsis 21:9: “Entonces vino uno de los siete ángeles que traía siete tazas llenas con las últimas siete plagas y me habló diciendo. “La muralla estaba construida de jaspe mientras que la ciudad era de oro puro. Y aquel que me habló tenía una vara de oro para medir la ciudad. Y la muralla de la ciudad tenía doce cimientos y sobre ellos los nombres de los doce apóstoles del Cordero.En otras palabras. que está diciendo las cosas en forma correcta y que él mismo lo pudo comprobar. era que en la ciudad de Jerusalén habrá puertas hechas de piedras preciosas. Yojanán.

Jesús se apareció a los discípulos en Jerusalén y Tomás se encontraba con el resto de ellos. Yojanán que él estaba en lo cierto y que sí existían tal clase de cosas. Pero la respuesta de R. Pero es mucho mejor confiar en Dios. Con esto has hecho burla de las palabras de los Sabios. que además de maldecir a su discípulo. vemos que las dos enseñanzas están hablando de la misma cosa. el décimo crisopraso. Tomás ha visto y ha creído. Es así. Jesús había dicho. con sus puertas hechas de ágatas. Esta es otra de esas conexiones con el Nuevo Testamento. Tenemos aquí una situación similar con Jesús y su discípulo Tomás quien también dudó de las palabras que se referían a la resurrección de Jesús de entre los muertos. el segundo zafiro. el séptimo olivino. pronuncia una bendición. El Señor le permite ver y tocar las heridas. lo convierte en una pila de huesos. Cuando Tomás hizo esto exclamó: “Mi Señor.” Jesús le dijo (verso 29): “¿Tomás. que cuando leemos el pasaje de R. labrando estas piedras. lo cual ya es algo. en Su existencia y en Su Palabra. quien dudando de la resurrección del Señor pedía tocar su mano y sentir las marcas de los clavos en ellas. como se encuentra registrado en el evangelio de Juan 20. Lo que el Talmud describe es la duda del discípulo con respecto al tamaño de estas piedras preciosas y que luego él mismo se da cuenta de la posibilidad de encontrar estas gemas al salir de viaje y encontrarse con estas personas. hechas de piedras preciosas o de perlas. El señor.primero jaspe. Y las doce puertas eran doce perlas. Ambas hablan de la ciudad de Jerusalén. mi Dios. el duodécimo amatista. el cuarto esmeralda. Fue entonces cuando regresó y le dijo a R. el quinto ónice. el noveno topacio. hasta que por sí mismo pudo ver sus manos y sus heridas. en vez de esto. No aceptaste por fe la validez y autoridad de los Sabios. cada puerta hecha de una sola perla y la calle de la ciudad de oro puro transparente como el vidrio”. Jesús no maldice a Tomás como sí lo hizo R. el octavo berilo. a menos de que pudieras ver por sí mismo. Yojanán y su interpretación de estas joyas y leemos luego el libro de Apocalipsis. el sexto calcedonia. has creído porque me has visto?” Benditos sean aquellos que han creído sin haber visto. Yojanán de acuerdo con la historia. el undécimo jacinto. Yojanán fue: ¡Eres un desdichado! Porque creyó hasta después de haber visto. incluso sin haber visto con tus . en donde se narra la historia de Tomás. el tercero ágata. a las que por su bondad y amabilidad les llamó ángeles ministradores y que estaban trabajando. fue entonces cuando el Señor le dijo (y no precisamente como un cumplido): “benditos son aquellos que no han visto y sin embargo han creído”.

Observemos primero el contexto general de este capítulo con el objeto de hacerlo aún más fascinante antes de entrar directamente en materia textual. Vemos en estas dos secciones la conexión del mundo de Jesús con el del Talmud. o mejor dicho. se espera que uno acepte la autoridad y la integridad de los mensajeros de Dios. Te daré la paz por magistrado. De día ya no será la luz del sol tu luz y de noche tampoco lo será la luz de la luna. sus puertas. y murallas hechas de piedras preciosas. y la justicia por gobernante. desde el verso 15 en adelante: “Mientras hayas sido olvidada y aborrecida. te haré majestuosa para siempre. ni devastación ni destrucción dentro de tus fronteras. Esta versión de la Nueva Jerusalén. Es Isaías el primero en predecir la destrucción de este mundo y la aparición de nuevos cielos y de una nueva tierra. el Señor. Me gustaría devolverme a Isaías 54 y hablar acerca de todo este concepto de la Nueva Jerusalén. Pongamos nuestra mirada en esta idea de la Nueva Jerusalén desde la óptica del profeta Isaías. según mi punto de vista. en este caso los Sabios. bronce en lugar de madera. por lo menos desde su perspectiva judía y no desde un ángulo mítico y apocalíptico como ha sido entendido en muchas de las denominaciones protestantes. Regresemos al versículo del Talmud que habla de las puertas hechas de ágatas y carbunclos. llamarás a tus murallas “Salvación” y a tus puertas “Alabanza”. Por supuesto que esto se menciona en Isaías 54:12. En el Talmud. Tu sol no se pondrá . sin nadie que pase por ti. Los rabinos judíos creyeron en esta nueva Jerusalén. sino que el Señor será tu luz eterna y tu Dios será tu gloria. un gozo por todos los siglos. y de murallas hechas de piedras preciosas. comparada con aquella que se da en el libro de Apocalipsis.propios ojos la evidencia física de la obra de Dios. También vemos la relación que hay entre el discípulo del Rabino. los rabinos de aquellos días. mamarás del pecho de los reyes y sabrás que Yo. Al hacer esto vemos que en Isaías 60 se nos habla de la obra de Dios sobre Sión. seré tu Salvador y tu Redentor. Mamarás la leche de las naciones. que dudó y se mofó y tomó a la ligera las palabras de los Rabinos y no creyó en lo que era verdadero. necesita ser comprendida bajo su perspectiva judía del siglo primero. la cual tenía puertas hechas de piedras preciosas y cuya descripción es extraída de la promesa que Dios hizo a Isaías. En lugar de bronce te traeré oro y en lugar de hierro de traeré plata. el Poderoso de Jacob. Nunca más se escuchará la violencia en tu tierra. hierro en lugar de piedras.

El Señor cambia la estructura material. las murallas de Jerusalén serán defendidas. el Señor será tu luz eterna y se terminarán tus días de luto. alarga tus cuerdas. Ensancha el sitio de tu tienda. y tu Redentor. obra de mis manos para que Yo sea glorificado”. oh estéril. Esta maravillosa promesa está hablando de Sión. levanta canción y da voces de júbilo. en vez de madera habrá bronce. porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada. Dios de toda la tierra será llamado. dijo el Dios tuyo. Todo este capítulo continúa hablando de cómo Sión será glorificada. Por un breve momento te abandoné.jamás ni tu luna se retirará. es el mismo contexto de Isaías 54 que habla de las bendiciones para la ciudad. Las naciones verán tu vindicación y todos los reyes tu gloria”. la que nunca estuvo de parto. y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas. no seas escasa. y como a la esposa de la juventud que es repudiada. Todo el contexto aquí es Jerusalén. En este contexto aparece también el requerimiento completo de Dios y del profeta mismo en el capítulo 62: “A causa de Sión no guardaré silencio y a causa de Jerusalén no descansaré hasta que su vindicación resplandezca y su salvación sea como antorcha ardiente. el Santo de Israel. habrán sobre sus murallas atalayas de día y de noche. El capítulo inicia así: “Regocíjate. y además. El verso 5 dice: “Porque tu marido es tu Hacedor. y refuerza tus estacas”. habrá gozo y gloria. y plata en lugar de hierro. oro en lugar de bronce. habrá un cambio significante y en vez de desolación. que el Señor cambiará su naturaleza material. sufrimiento. pero te recogeré con . y guerra. ha dicho el Señor. pues. regocijo con el Señor. y Dios mismo será la luz de la ciudad y de Su pueblo. hierro en lugar de piedra. acerca de Jerusalén. diferente y cambiada. cambia el orden cósmico puesto que el sol y la luna pasarán. la que no daba a luz. relacionada con una Nueva Jerusalén. el Señor de los ejércitos es Su Nombre. Hermosa promesa para Jerusalén. Tu pueblo será un pueblo justo y por siempre poseerán la tierra. Esta versión. y Dios no se acordará más de los pecados de Su pueblo y las puertas de Jerusalén serán una senda para que el pueblo se dirija a Dios. acerca de la ciudad del Señor. Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamó el Señor. retoños de mi plantío. Aquí el profeta le habla a Jerusalén.

Es la renovación de Jerusalén después de un largo período de distanciamiento por parte de Dios. es que se da esta renovación. el escritor del libro de Apocalipsis hace la descripción de la Nueva Jerusalén. En mi opinión estas conexiones son importantes para la comprensión del concepto mesiánico dentro del Talmud y del judaísmo. después de un largo período de desolación. a partir de este contexto. que desciende del cielo y se traga a la antigua Jerusalén después de ser destruida junto con el orden del cosmos como está descrito en Isaías 60. observar la relación de un rabino con su discípulo.com . hablando acerca de Jerusalén y en este estilo inusual. y el pecado que hay en la duda y la burla hacia su maestro. Con un poco de ira escondí Mi rostro de ti por un momento. de cómo vieron la venida del Mesías y de su reino. y toda tu muralla de piedras preciosas” (verso 12). tus puertas de piedras de carbunclo. En nuestro próximo estudio continuaremos con la página 100. Así es.elmundobiblico. Es importante también para nosotros. www. pero con misericordia eterna tendré compasión de ti. dice el profeta: “Tus ventanas pondré de piedras preciosas. por supuesto.wordpress. dijo el Señor tu Redentor” En este contexto.grandes misericordias.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful