Los juicios aristotélicos: Definición y elementos del silogismo

El juicio aristotélico considera la relación entre dos términos: un sujeto, S, y un predicado, P. Los términos pueden ser tomados en su extensión universal: abarca a todos 2 3 los posibles individuos, el dominio de discurso, a los cuales pueda referirse el concepto. O en su extensión particular: cuando sólo se refiere a algunos.
4

Los juicios por la extensión en la que es tomado el término sujeto, como criterio de cantidad, pueden ser: UNIVERSALES: Todo S es P
5 6

PARTICULARES: Algunos S son P

Nota: Los nombres propios tienen extensión universal; pues el uno, como único, equivale a 7 un individuo que siendo único es, por eso, todos los posibles. La relación entre los términos puede ser asimismo: AFIRMATIVOS: De unión: S es P. NEGATIVOS: De separación: S no es P.
8

El predicado de una afirmación siempre tiene extensión particular, y el predicado de una negación está tomado en su extensión universal. Cuando un concepto, sujeto o predicado, está tomado en toda su extensión se dice que está distribuido; cuando no, se dice que está no distribuido. Según el criterio de cantidad y cualidad, resulta la siguiente clasificación de los juicios: CLASE A E I O DENOMINACIÓN Universal Afirmativo Universal Negativo Particular Afirmativo Particular Negativo ESQUEMA Todo S es P Todos los S no son P Algún S es P Algún S no es P EXPRESIÓN-EJEMPLO Todos los hombres son mortales Ningún hombre es mortal Algún hombre es mortal Algún hombre no es mortal Extensión de los términos S: Universal P: Particular S: Universal P: Universal S: Particular P: Particular S: Particular P: Universal

Los juicios se relacionan unos con otros en lo que constituye un argumento. El silogismo argumenta estableciendo la conclusión como una relación entre dos términos, establecida como resultado de la comparación de ambos términos con un tercero (tertium Silogismo es la argumentación en la que a partir de un antecedente, (dos juicios como premisas), que compara dos términos, (sujeto y predicado de la conclusión), con un tercero, (término medio), se infiere o deduce un consecuente, (un juicio como conclusión), que une, (afirma), o separa, (niega), la relación de estos términos, (sujeto y predicado), entre sí. comparationis). Por eso se define:

ANTECEDENTE = Dos premisas:

en la que se encuentra el término mayor. TÉRMINOS: Término mayor: Es el predicado de la conclusión.O). que se representa como M. La premisa en la que se encuentra se llama premisa mayor. . [editar]Figuras y modos silogísticos Teniendo en cuenta la disposición de los términos en las premisas y en la conclusión se pueden dar las siguientes FIGURAS SILOGÍSTICAS. que es el sujeto de la conclusión. en la que se encuentra el término menor.E. y el término predicado P.I. y en cada caso se toman de tres en tres —dos premisas y una conclusión— hay 64 combinaciones posibles. al aplicar las reglas del silogismo. La premisa en la que se encuentra se llama Premisa menor. Se representa como P. Entre ambas se realiza la comparación del término sujeto y el término predicado con respecto al término medio. que se denominan: 1ª FIGURA 2ª FIGURA 3ª FIGURA MP SM SP PM SM SP MP MS SP 4ª FIGURA PM MS SP Premisa mayor Premisa menor Conclusión Los modos son las distintas combinaciones que se pueden hacer con los juicios que entran a formar parte de las premisas y la conclusión. Como estos juicios tienen cuatro tipos distintos (A. Se representa como S. Premisa menor.Premisa mayor. [editar]Reglas [editar]Reglas  del silogismo para los términos El silogismo no puede tener más de tres términos. que es el predicado de la conclusión. Estas 64 combinaciones posibles quedan reducidas a 19 modos válidos. Se representa como M. Término menor: Es el sujeto de la conclusión. que se representa como P. CONSECUENTE = Una conclusión: En la que se establece la relación entre el término sujeto S. que se representa como S. Término medio: Que sirve de comparación (tertium comparationis) y no puede estar en la conclusión.

Por la misma estructura del silogismo. mujer.  Los términos no deben tener mayor extensión en la conclusión que en las premisas. [editar]Reglas  de las premisas De 2 premisas negativas no puede obtenerse conclusión alguna. De otra forma. su aplicación no siempre lo es. ya que si negamos S de M. a modo de un non sequitur en la supuesta premisa mayor se utiliza la palabra hombre en su acepción de especie (Homo sapiens) mientras que en la supuesta premisa menor del quaternio terminorum se ha trocado el significado de la palabra hombre utilizando la acepción de [sexo] (hombre como sinónimo de varón). en el ejemplo dado de quaternio terminorum se ha expresado de un modo entimemático. Aunque la regla es clara. podría ser comparado un término con una parte y el otro con la otra. es necesario que el término medio sea comparado en su totalidad. un sofisma. Dos premisas negativas no se adaptan a la estructura del silogismo. Es lo que algunos llaman silogismo de cuatro patas. constituyéndose en realidad entonces un silogismo de cuatro términos. y P de M. es decir se ha incluido subrepticiamente un cuarto término. libre. Por la misma estructura del silogismo la función del término medio es servir de intermediario. Para establecer la relación. Ver quaternio terminorum. puesto que "españoles" en la premisa mayor al ser predicado de una afirmativa está tomado en su extensión particular. Si se observa bien. únicamente podremos obtener conclusiones acerca de lo que hemos comparado en las premisas. no sabemos qué relación puede haber entre S y P. Los términos que aparecen como evidentes son las palabras hombre. Para que la comparación sea tal. Consideremos el siguiente silogismo: Los hombres son esencialmente libres. Pero.  El término medio no puede entrar en la conclusión. Por tanto. por lo . Algunos españoles son gallegos.Esta ley se limita a cumplir la estructura misma del silogismo: La comparación de dos términos con un tercero.  El término medio ha de tomarse en su extensión universal por lo menos en una de las premisas. algunos gallegos son andaluces Lo que evidentemente no es un modo válido. Todos los andaluces son españoles. de allí que la conclusión del quaternio terminorum es errónea. Las mujeres no son libres. Las mujeres no son hombres. como término de la comparación.

(caso a) de esta misma regla). o que las dos sean afirmativas. y por tanto no hay conclusión posible. como veremos en la regla siguiente). Veamos los dos casos separadamente: a) Conclusión negativa de una premisa afirmativa y la otra negativa. b) Dos afirmativas: Algún A es B . y no puede ser el término medio por tanto no puede haber conclusión. y P también se identifica con M.menos uno de los términos tiene que identificarse con M. y por tanto el predicado tendrá que ser universal. La conclusión será afirmativa. la negativa respecto a la afirmativa y lo particular respecto a lo universal. no tiene sentido establecer una relación negativa con entre S y P. y por tanto no puede haber término medio con extensión universal. 2º) Una afirmativa y otra negativa: Tiene que haber dos términos universales. no puede haber más conclusión que negar la relación que pueda haber entre el primero (X) y el último (Y) siendo uno sujeto y el otro predicado de la conclusión. Al ser las dos afirmativas sus predicados son particulares. El término de la universal tiene necesariamente que ser el término medio. Por tanto el término que queda será el sujeto de la conclusión con extensión particular.  De dos premisas afirmativas no puede sacarse una conclusión negativa. pues la conclusión tendrá que ser negativa. Los tres términos son particulares.Algún A no es C. Por tanto una de las dos premisas tiene que ser afirmativa. (Tenemos que recordar que el predicado de una afirmativa está tomado en su extensión particular. y el predicado de una negativa en su extensión universal). M). Sólo hay un término universal que es el predicado de la negativa. que por tanto tiene que ser el término medio. pero se niega la de uno de ellos con otro (Y. La conclusión tendrá que ser negativa (caso a) de la regla anterior). la conclusión tiene que tener un sujeto particular. Entendiendo por peor parte. Si se afirma una relación entre dos términos (X.  De dos premisas particulares no se saca conclusión. 1º) Dos afirmativas. si S se identifica con M. a) Afirmativa y negativa: Algún A es B . siendo M el término medio. Pueden darse dos casos: Que una sea afirmativa y la otra negativa.  La conclusión siempre sigue la peor parte. También tiene dos casos posibles: que una sea afirmativa y la otra negativa o que las dos sean afirmativas. [editar]Los modos válidos . el otro tiene que ser el predicado de la conclusión. b) Conclusión particular de una premisa universal y otra particular (teniendo en cuenta que dos premisas particulares no puede ser. Uno de ellos tiene que ser el término medio. En efecto. M).Algún A es C.

FRESISON Nota bene: También son válidos para la primera figura los modos subalternos BARBARI. FELAPTON. EAE. La primera línea de las cartas menores llevan una posible premisa menor. AEE. IAI. BOCARDO. EIO. CAMESTRES. DATISI. IAI. o ninguna si no lo es (carta 8 menor). DIMATIS. FESAPO. Así los modos válidos De la primera figura De la segunda figura De la tercera figura De la cuarta figura AAA. aparece en la abertura correspondiente una conclusión si es modo válido. FESTINO. FERIO EAE. DISAMIS. [editar]Resolución de los modos mediante un algoritmo mecánico: Las cartas silogísticas cartas silogísticas Consiste en un juego de dieciséis cartas. Colocando una carta menor sobre una mayor como si fuera una combinación de premisas. 9 CELARONT. y para la cuarta: CAMENOP. En cada carta mayor figura en primera línea una posible premisa mayor y debajo posibles conclusiones. AEE. AII. EAO. EIO Se memorizaban cantando BARBARA. EAO. BAROCO DARAPTI. CELARENT. FERISON BAMALIP. DARII. para la segunda: CESARO. EIO AAI. [editar]Representación gráfica de los modos como lógica de clases mediante diagramas de Venn . ocho mayores y ocho menores.Modo del silogismo es la forma que toma éste de acuerdo con la cantidad y la cualidad de las premisas y la conclusión. y en sus partes medias unas aberturas. CAMESTROP. EIO CESARE. OAO. De la aplicación de las leyes de los silogismos a los 64 modos posibles resultan válidos solamente 19 y son los que tradicionalmente se memorizan atendiendo a los modos válidos de cada figura con sus premisas y conclusión. AII. CAMENES. AOO AAI.

debido a la falta de "compromiso existencial". sobre todo. se representa como “No hay ningún S que no sea P” según muestra la imagen que se muestra al margen. La existencia individual se afirma mediante una X: Al menos uno. por un círculo incoloro que representa a todos los miembros posibles de una clase. Representación gráfica de los modos válidos en diagramas de Venn. La relación de los términos se constituye como pertenencia o no pertenencia a la clase. como se comenta más adelante. Se pueden representar estos modos mediante diagramas de Venn con las siguientes convenciones:       Cada término del silogismo está representado por S. La relación de inclusión. de la que se habla más adelante. y Fesapo que no se muestran en las gráficas. el problema del "compromiso existencial" afecta a los modos Darapti. . Teniendo en cuenta la problemática de la lógica aristotélica. la representación gráfica no hace plausible la conclusión. La inexistencia se muestra como zona rellena de color. al no ser admitidos como válidos por algunos y. P. Felapton. o algunos.Convención para la representación gráfica del juicio tipo A. Bramalip. La conclusión aparece como resultado de la relación de los términos S y P en su relación con M. M. Todo S es P.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful