Metalurgia - Tratamiento térmico

Muchos metales se vuelven aptos para el uso gracias al tratamiento térmico. A través de dicho tratamiento, el producto adquiere características como dureza, flexibilidad, tenacidad o coloración de superficies. Dado que los metales candentes son muy propensos a reaccionar con el aire, los gases de protección resultan indispensables para efectuar un tratamiento térmico en la atmósfera del horno. En la mayoría de los casos, es suficiente usar el nitrógeno como medio inerte. Competencia gracias a la técnica de gases No obstante, si con el gas se busca obtener un efecto metalúrgico particular, es necesario añadir gases reactivos. La adición, por ejemplo, de pequeñas cantidades de propano al nitrógeno —regulada con ayuda de una técnica de sonda integrada, para inyectar únicamente el propano necesario— ha resultado ser especialmente efectiva. Dicha optimización de la técnica de gaseado mediante adición de propano al nitrógeno, o incluso al hidrógeno, y sus mezclas, está protegida por diversas patentes, que ponen de relieve la competencia de Messer en este campo. Hidrógeno - reactivo y efectivo El hidrógeno se emplea principalmente para recocer aceros de alta aleación. Para ello no sólo se pone en juego su capacidad reductora. Su gran conductividad del calor y capacidad calorífica también mejoran esencialmente la rentabilidad del llamado recocido de alta convección en hornos de cúpula. Beneficio por innovación En el proceso Endolin®, una atmósfera protectora especial de mezclas de Endogas y nitrógeno sirve para el tratamiento térmico de aleaciones de acero y metales no férricos en instalaciones de hornos industriales. Las mezclas de gas Endolin® constituyen una alternativa rentable en todos aquellos casos en los que un suministro de hidrógeno puro resulta demasiado caro y el Exogas o Monogas de producción propia ya no satisfacen los requisitos de calidad del producto manufacturado. A diferencia del Exogas, el nivel de carbono en el gas del horno sólo se puede ajustar y rectificar con Endogas rebajado. Sin embargo, introducir el Endogas y el nitrógeno por separado en distintas zonas del horno supone una ventaja esencial. Aparte del recocido de recristalización del acero, se puede emplear Endolin® en procesos de sinterización, soldadura y templado, lo cual proporciona al usuario ventajas como la reducción de costes, el incremento de la calidad y el aumento de la seguridad.

El frío del nitrógeno Mediante el enfriamiento del acero endurecido con nitrógeno líquido se puede modificar de manera controlada la estructura del acero. Esto lleva a una transformación de las austenitas residuales en martensita, lo cual aumenta la resistencia al desgaste de los instrumentos de corte y la capacidad de conservación de masa de los instrumentos de precisión. Una variante de esta técnica es el laminado criogénico. Con ella, se sumergen recipientes de acero fino en nitrógeno líquido, y se «inflan» con una presión de 700 bares. El resultado es un acero con una resistencia significativamente mayor. ¿Oxidación? - ¡pero de forma definida! No obstante, mediante el proceso patentado Blackrapid® se consigue una atmósfera de gas controlada en el horno, en la cual se oxidan en un grado definido las piezas que van a ser endurecidas y se forma una capa de óxido de hierro muy adherente y decorativa que ahorra un pavonado posterior. La correcta preparación de la dureza Para producir superficies particularmente duras y resistentes al desgaste, se tratan las piezas con amoniaco y, por ejemplo, dióxido de carbono a temperaturas medias. De este modo, se forman nitruros de gran dureza, cuya estructura se puede modificar a través de la composición del gas del horno. Adicionalmente, se libera nitrógeno en la zona límite de la aleación , que contribuye igualmente a un claro aumento de la dureza. Colaboración y know-how El empleo de gases técnicos en los hornos industriales y sus efectos controlados dependen de muchos parámetros, de modo que la colaboración entre los especialistas de Messer y el usuario es absolutamente necesaria y contribuye a perfeccionar y optimizar los procesos de tratamiento térmico de nuestros clientes.
Tratamiento térmico - una parte importante del proceso en la cadena de fabricación

gastos de inversión escasos. seguro y flexible del gas de protección. calidad constante. menos desperdicios. mezclas de nitrógeno y gas reactivo). proceso Endolin® Barrido controlado con Hydroclean® y Turboclean® Proceso no contaminante. N2. eliminación de tensiones. recristalización. Hydrocarb .Tratamiento especial de electrodos en horno tubular continuo Templado de engranajes Aplicación Know-how de Messer Ventajas Tratamiento térmico Templado. propano. Ar. CH4. aumento de la resistencia a la corrosión Fabricación de superficies decorativas Endurecimiento al vacío y descarburación por plasma Aumento de la resistencia al desgaste y de la capacidad de conservación de masa de piezas de acero Recocido brillante. ® ® Variocarb-therm . He. C2H2 Transformación de las austenitas residuales mediante el enfriamiento de las piezas en cámaras de refrigeración criogénica Recocido bajo gases de protección y reactivos (nitrógeno. helio) alternativa a aplicaciones contaminantes Nitrocarburación. H2 o mezclas. fleje en hornos de campana proceso Defox® Aumento del rendimiento en instalaciones de tratamiento térmico Refrigeración criogénica rápida® con nitrógeno líquido Diferentes piezas tratadas mediante el proceso patentado Blackrapid® . argón. así como reducción de los costes de operación Superficies metálicas limpias y brillantes. nitrógeno. Ausencia de pérdidas en arranque o de marcha sinterización reactiva NH3-/ nitrógeno. descarburación. hidrógeno. piezas limpias y sin distorsiones Óptima capacidad de conservación de la masa y resistencia al desgaste. nitruración ® Gasificación directa. gases reactivos puros: H2. superficies decorativas y uniformes. normalización Recocido sin residuos y detersivo Proceso no contaminante. doble aprovechamiento del nitrógeno como atmósfera protectora en el horno y como refrigerante Recocido no pegajoso de Recocido bajo gases reactivos. mayor rendimiento. desarrollo automático del proceso Aumento del rendimiento. manejo simple Superficies no pegajosas. H2-. Vario-Nitrocarb Proceso de oxidación controlada de corta duración durante el endurecimiento (proceso Blackrapid®) y proceso de oxidación (Variospektrox®) Templado por gas a alta presión con N2. en vacío. (mezclas de metanol. gran flexibilidad. mejora de la dureza y homogeneidad de la estructura Aumento de la calidad gracias al suministro fácil. Recocido bajo gases reactivos carbo-nitruración.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful