Está en la página 1de 123
Mikel Dufreny@ Fenomenologia de la | Experiencia Estética VOLUMEN I La Pereepeidn Estetica Ez... Torres Editor sa TERCERA PARTE FENOMENOLOGIA DELA PERCEPCION ESTETICA La fenomenologia del objeto estético debe ahora dejar sitio a la fenomenologia de la percepcion estética; en verdad, no s6lo la prep ‘a, sno que también la presupone, dado el grado de relacinexistente entre el objeto la percepcién, especialmente en la experiencia estéti- a, Sin embargo, si hemos podide introducir su distineion no ha sido Simplemente mediante un artificio metodologico: hemos constatado y ‘etificado, através del andlisis de la obra, que el objeto estético revi dicaba la autonomia del en-s y merecia ser eonsiderado por si mismo. [No obstante, es en la percepcion donde él se realiza, yno hemos deja do de hacer referencia a esta percepciom; sabemos ya que su fines el parecer del objeto esttio, y lo ques este objeto. Lo importante sera poner de relieve los caraterespropios de la percepeién estética, y para fo conftontarla con la percepcién ordinaria. Mantendremos esta confrontacin al largo de nuestra descripién, En este sentido, adaptaremos nucsira tatea a una teoria general de la percepeiny aceptaremos la distincién de tes momentos que cons- deraremos sucesivamente: presencia, representaciOn y reflexiGn. Esta distineion puntualizasensiblemente los tes aspectos que habiamos dis tinguido en el objeto estético: lo sensible, el objeto representado y el ‘mundo expresado, No hay motivo para sorprendernos, porque el obie: tesco es también objeto peribido. Pero tampoco hay que dejarse ‘engafar por una comparacién afortunada y pronto se veré que el obje- to representado por el objeto estético, es decir, su materiasujeto, no agota tl solo el plano dela representacon, puesto que lo sensible tam: bign debe ser representado y no solamente vvido, y ademas, se sos pecha ya dello la interpretacion del expresién en la percepeion este tiea, dado que apela al sentimiento, reemplaza 0, en todo cas0, se une A lareflexi&n, mas que dentificarse con ella Por lo demés, no hay que °

También podría gustarte