Está en la página 1de 17

HACIA UNA GESTIÓN LOCAL SUSTENTABLE DEL PATRIMONIO CULTURAL EN ECUADOR.

Los que habitan un lugar patrimonial están considerados hoy en día como la mejor garantía de su memoria, de su vitalidad y de su perennidad, hasta de su espiritualidad. Son las personas las que hacen, mantienen y embellecen el espíritu del lugar. 1

que hacen, mantienen y embellecen el espíritu del lugar. 1 Figura 1: Mujer indígena Chachi con

Figura 1: Mujer indígena Chachi con un objeto arqueológico proveniente de la provincia de Esmeraldas, Ecuador (foto:

Hugo Cervantes).

1 ICOM. (2008). Declaración sobre la preservación del espíritu del lugar, Quebec, Canadá.

Resumen

Actualmente, los gobiernos municipales del Ecuador se enfrentan con el reto de preservar, mantener y difundir adecuadamente el patrimonio cultural y natural del cantón. La intención de este documento es proporcionar consejos concretos, puntos de atención e indicaciones a todos quienes que prestan su colaboración para lograr una política local de conservación de su patrimonio cultural, con miras a una articulación entre las entidades del sector patrimonial con los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) y la sociedad, fortaleciendo la gestión desconcentrada para territorializar las acciones y responsabilidades patrimoniales, fortalecer las identidades individuales y colectivas, logrando así la promoción del desarrollo territorial a nivel económico y social y por ende el Buen Vivir o Sumak Kawsay.

Summary

Currently, the decentralized autonomous governments (GAD) at municipal level of Ecuador are faced with the challenge of adequately preserve, maintain and disseminate their cultural and natural heritage. The intention of this document is to provide specific tips, points of attention and indications to all those who provide their collaboration to achieve a local policy for the conservation of their cultural heritage, with a view to an articulation between entities of the patrimonial sector with the GAD and the society, strengthening decentralized management to territorialize actions and economic responsibilities, strengthen individual and collective identities, thus achieving the promotion of territorial development at economic and social level and finally the Good Living or Sumak Kawsay.

Palabras Clave

GAD patrimonio gestión comunidad - conservación Governments - heritage management community - conservation

1.

Introducción

Con la vigencia de la nueva Constitución de la República del Ecuador en el año 2008, el Plan Nacional para el Buen Vivir y la Agenda del Consejo Sectorial de Política de Patrimonio, el patrimonio natural y cultural se incorpora como un recurso estratégico para alcanzar el buen vivir, el desarrollo endógeno y sustentable.

Desde entonces, el país ha emprendido un proceso de reorganización del Estado con énfasis en una visión territorial, que conlleva el reconocimiento de la autonomía, el impulso a la descentralización y desconcentración, y a la democratización de los GAD, así como la construcción de un Estado plurinacional. En esa dirección, la Constitución otorga mayor poder a los GAD y paralelamente solicita de ellos y particularmente de los Gobiernos Municipales, mayores capacidades de gestión y planificación de sus territorios y valiosos recursos. Entre las competencias exclusivas de los gobiernos municipales son:

las de preservar, mantener y difundir el patrimonio arquitectónico, cultural y natural del Cantón y construir los espacios públicos para este fin (Cap. 3ero. Art. 55, literal h) del Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD).

Por consiguiente, es fundamental que el Estado, los gobiernos locales, instituciones culturales y las personas naturales que poseen bienes culturales trabajen en conjunto para poner en marcha las políticas de preservación y puesta en valor de estos bienes en todas las provincias del país. Esta articulación entre los niveles nacional y local de la política patrimonial más una adecuada planificación territorial, permitirá el fomento del desarrollo económico local y el uso sostenible de los recursos patrimoniales.

Con este texto, el autor pondrá a disposición un material introductorio contextualizado de guía con algunos ejemplos locales, recogidos en la provincia de Esmeraldas, donde se ha podido realizar un primer acercamiento a la problemática en lugares como Tachina, Río Verde, Malimpia, Quinindé y entrevistarse con los habitantes, funcionarios de los GAD y Ministerio de Educación, investigadores, además de visitar diversos contenedores con colecciones patrimoniales, en colaboración con el Ministerio de Cultura, etc.

El hilo conductor de este trabajo, proviene de un valioso informe sobre gestión local sustentable de patrimonio cultural 2 , realizado en el año 2010 por FARO, una asociación sin fines de lucro que funciona como punto de apoyo para los gobiernos locales de Flandes, Bélgica, en la gestión de su patrimonio cultural.

2. El patrimonio cultural: ¿de qué se trata?

De acuerdo a las definiciones convencionales, el patrimonio cultural está dividido en legados materiales e inmateriales que se constituyen en expresión o testimonio de la creación humana o de la evolución de la naturaleza, valorado y transmitido de una generación a otra. Esto quiere decir que el patrimonio cultural se refiere, en síntesis, a toda creación humana que un colectivo o comunidad hereda, valora, protege, recrea y constituye el acervo de su identidad, su sentido de pertenencia y de su historia individual y social. El patrimonio cultural, por lo tanto, crea vínculos sociales de identidad, diferencia o

2 D’hamers, Katrijn & Vercauteren Gregory (2011) Erfgoed-in-zicht. Tien handvaten voor een duurzaam lokaal erfgoedbeleid, FARO, Bruselas.

pertenencia con otras personas o colectivos. Es precisamente a estas comunidades y no a las autoridades, a las que ese enfoque les encarga definir qué inscribir en el patrimonio.

Bienes que conforman el patrimonio cultural ecuatoriano

La identidad ecuatoriana se ha ido conformando a partir del legado histórico de más de diez mil años, de quienes habitaron el territorio del actual Ecuador. Diversas sociedades dieron forma a la tierra y a las piedras, cultivaron, crearon, recrearon; su bagaje cultural evidencia sistemas de vida muy ligadas a la naturaleza. Indios, afro-descendientes y mestizos: autores de las más ricas manifestaciones de cultura: artistas, creadores, músicos y artesanos que ya con el membrete de ecuatorianos continuaron con esta tradición o se expresaron a través de nuevas creaciones.

La Constitución del 2008 y el patrimonio cultural

El artículo 379 establece como bienes patrimoniales a los que “Son parte del patrimonio cultural tangible e intangible relevante para la memoria e identidad de las personas y colectivos, entre otros:

1. Las lenguas, formas de expresión, tradición oral y diversas manifestaciones y creaciones culturales, incluyendo las de carácter ritual, festivo y productivo.

2. Las edificaciones, espacios y conjuntos urbanos, monumentos, sitios naturales, caminos, jardines y paisajes que constituyan referentes de identidad para los pueblos o que tengan valor histórico, artístico, arqueológico, etnográfico o paleontológico.

3. Los documentos, objetos, colecciones, archivos, bibliotecas y museos que tengan valor histórico, artístico, arqueológico, etnográfico o paleontológico.

4. Las creaciones artísticas, científicas y tecnológicas”.

El mismo artículo menciona que los bienes culturales patrimoniales del Estado serán inalienables, inembargables e imprescriptibles.

El sector patrimonial ha organizado los bienes que conforman el patrimonio cultural del Ecuador en: arqueológico, inmueble, mueble, documental e inmaterial

Patrimonio inmaterial Son las tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio
Patrimonio inmaterial
Son las tradiciones y expresiones
orales, incluido el idioma como
vehículo del patrimonio cultural
inmaterial; las artes del
espectáculo (como la música
tradicional, la danza y el teatro); la
producción de poesía, literatura,
música; los usos sociales, rituales
y actos festivos y deportivos; los
conocimientos y usos relacionados
con la naturaleza (medicina
natural) y el universo; las técnicas
artesanales tradicionales,
gastronomía y otras que por sus
características lo ameriten.
Patrimonio material Patrimonios muebles Arqueológicos Patrimonios inmuebles - Edificaciones Artefactos de diversos
Patrimonio material
Patrimonios muebles
Arqueológicos
Patrimonios inmuebles
- Edificaciones
Artefactos de diversos materiales
como piedra, madera, concha,
hueso, arcilla, metales…
- Espacios y conjuntos urbanos
Documentales
- Monumentos
- Sitios naturales
- Sitios arqueológicos
Patrimonios archivístico, biblio-
gráfico, fílmico-audiovisual, foto-
gráfico y sonoro
- Caminos
- Jardines y paisajes
Otros patrimonios
- Trenes, autos, barcos,
aviones…
Son referentes de identidad para
los pueblos, poseedores de valor
histórico, artístico, arqueológico,
etnográfico o paleontológico.
Pintura y escultura artística, y
objetos de otras artes y oficios
(joyas, monedas, textiles, bille-
tes, sellos, estampillas, vestidos,
utensilios, muebles, armas, entre
otros de la época aborigen,
hispánica, colonial y
republicana).
Están en pueblos y ciudades,
parques y plazas; en la arquitec-
tura civil, religiosa, militar,
monumental, popular y vernácula;
cementerios, haciendas, molinos,
etc.

En la práctica a veces resulta difícil separar las diferentes formas de patrimonio. Un sitio arqueológico, por ejemplo, se define sin mayor problema como un bien material inmueble, sin embargo, el acervo que contiene es mueble. Otro ejemplo: para transmitir los cuentos y canciones que son patrimonio inmaterial hacemos uso de soportes materiales como libros, DVDs o fotos.

En resumen, patrimonios material mueble, inmueble e inmaterial muchas veces están relacionados y se fortalecen proporcionando significado entre sí, una propiedad que se puede manejar en ciertas circunstancias para lograr mayor impacto del mismo.

3. El patrimonio cultural: ¿una inversión?

Patrimonio es, como vimos más arriba, un tema que está considerado en los planes políticos del Ministerio Coordinador de Patrimonio y del Ministerio de Cultura. Pero existen razones para que los GAD den mayor énfasis en esta materia. En primer lugar por el

mismo patrimonio. En la mayoría de los pueblos es común encontrar algo de patrimonio, y no necesariamente debe ser un monumento o lo que encontramos en los museos, archivos o bibliotecas. Existen también muchos elementos paisajistas de valor, encontramos patrimonio en universidades o colegios, hasta en empresas o las casas de los habitantes (Figura 3). El patrimonio inmaterial forma parte de la memoria de los pobladores.

Todos estos patrimonios merecen atención y ser conservados. Los patrimonios, en algunos casos, están guardados sin ser considerados como aptos para poder aportar al desarrollo de la propia comunidad. Son lugares donde en realidad poca gente se ha preocupado de analizar y poner en valor estos recursos patrimoniales y naturales existentes, es decir, espacios que carecen de identidad, los llamados territorios ocultos.

que carecen de identidad, los llamados territorios ocultos. Figura 2: un habitante de Rocafuerte de la

Figura 2: un habitante de Rocafuerte de la provincia de Esmeraldas enseña su colección de artefactos arqueológicos encontrados en la playa. Foto: P. De Vuyst.

Este patrimonio escondido podría ser recuperado, interpretado, puesto en valor y divulgado para combatir la desmemoria de los pobladores y mejorar la cohesión social de la comunidad. Para dar vida a este tipo de iniciativas que ya están tomando forma en algunos lugares de la mencionada provincia, se puede recurrir a proyectos que enfocan en la reconstrucción de la historia de una aldea.

El patrimonio juega aquí como un elemento cohesionador. Se habla entonces de ‘comunidades patrimoniales’, o sea, un grupo de organizaciones y personas que otorgan valor a los aspectos específicos del patrimonio cultural que quieren mantener y transmitir, en el marco de la acción pública, a las generaciones futuras. Un buen ejemplo constituye la escultura “San Biritute”, tallada en piedra y que mide 2.35 metros, y que representa para la comuna de Sacachún, en la provincia de Santa Helena, un ícono ya que se le atribuye el significado de prosperidad. Este monolito permaneció en el centro de la plaza hasta el año 1952. En ese año fue trasladado, por órdenes del entonces Alcalde a Guayaquil, donde reposaba en el Museo Municipal. A lo largo de casi 60 años, la comuna Sacachún, había solicitado, en varias ocasiones, el retorno de “San Biritute” hasta que en el 2011 el Municipio de Guayaquil les devolvió la escultura (Figura 4).

de Guayaquil les devolvió la escultura (Figura 4). Figura 3: “San Biritute” c onstituye un ícono

Figura 3: “San Biritute” constituye un ícono para la comuna Sacachún, ya que se le atribuye el significado de prosperidad. Foto: Ministerio Coordinador de Patrimonio.

4. Identificar el patrimonio es el primer paso

Para poder elaborar una política de patrimonio, es aconsejable empezar con un análisis, una investigación sobre la aldea o municipio, tanto a nivel de patrimonio y desafíos actuales o futuros, como de posibles socios. Estos tres elementos deben facilitar una toma de decisiones acertada.

El análisis del patrimonio cultural ¿Existe algún conocimiento sobre el patrimonio tangible (mueble e inmueble) e intangible del lugar? ¿Existe algún estudio o inventario sobre el patrimonio del lugar o de la región?

Vale contactarse con el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (Sistema de Información para la Gestión del Patrimonio Cultural - ABACO) 3 , el museo más cercano o en las universidades. El internet facilita la búsqueda.

El análisis de los actores de patrimonio

¿Existen organizaciones que tienen alguna vinculación con el patrimonio cultural de la zona? ¿Existe un museo cercano, universidad, oficina del Ministerio de Cultura, Ministerio de Educación, Ministerio de Turismo, colegios, coleccionistas, la curia, Dirección de Cultura u Ordenamiento Territorial del GAD, algún club cultural, comité de fiestas…?

Para iniciar un proyecto de patrimonio es importante ampliar el espectro de posibles actores. No necesariamente todos ellos deben de estar vinculados directamente con el tema del patrimonio, a veces es suficiente encontrar intereses en común.

Desafíos actuales y futuros Puede resultar útil revisar fechas de eventos que podrían significar una oportunidad para incursionar en el tema patrimonial. También puede ser provechoso revisar el plan de gestión cultural del GAD para ver dónde se podría insertar un segmento de patrimonio para apoyar los objetivos del plan. Documentos como el Plan Nacional para el Buen Vivir 2009-2013, Agenda del Consejo Sectorial de Patrimonio 2011-2013, la Agenda Zonal para el Buen Vivir de la Zona 1 y Sistema y Política Nacional de Museos, servirán como recursos para elaborar propuestas de proyecto, coherentes con la planificación existente para los diferentes niveles del territorio nacional.

5. Un horizonte ancho y un arranque a pequeña escala

Para incursionar en el tema de patrimonio cultural a nivel de un gobierno local, es fundamental tomar en consideración desde un inicio la sostenibilidad. Una política patrimonial sostenible significa que se desarrollará, en primer lugar, una amplia visión sobre lo que se desea hacer y lograr. Esto significa que en base a los resultados del análisis realizado sobre el patrimonio natural y cultural - del lugar, se escogerá primero

los temas grandes que serían prioritarios para la gestión, quiénes formarán el grupo meta, cuáles serán los objetivos a lograr y los pasos que contendrá el trayecto a seguir. Esta información formará parte de un documento de planificación que se socializará en el consejo del GAD.

Una vez lograda claridad sobre la prioridad de los temas, viene el momento indicado para iniciar el trabajo, y la mejor forma sería a través de un proyecto que por sí implicaría la elaboración o fortalecimiento de una red de personas y organizaciones. Es aconsejable ir con pasos pequeños, más aún en el caso de que el tema resulte nuevo y el consejo administrativo y la población todavía se deben familiarizar con el mismo. Es de suma importancia que para el diseño de estrategias o políticas para dinamizar el territorio, se considere el proceso de construcción socio-histórico que ha dado forma a su cultura, su identidad cultural y patrimonio, el sistema de valores y creencias que favorecen el sentimiento de arraigo y pertenencia de los habitantes a ese territorio y que estos factores dinámicos de cambio son los que potenciarán la participación de los habitantes en un desarrollo con enfoque humano.

En caso de existir dudas sobre cómo iniciar o sobre los temas a elegir, se sugiere empezar con la organización de un día patrimonial con un tema específico, como por ejemplo, la gastronomía de la localidad, su artesanía, las etnias o cualquier otro tema que se relacione con el patrimonio cultural del GAD. Este tipo de iniciativas servirán para determinar con mayor precisión los temas que puedan sensibilizar y motivar a la población para apropiarse con mayor interés de su patrimonio.

6. Un enfoque integral

La gente en general piensa a veces que su cultura y patrimonio se detienen en alguna expresión aislada o producto bien identificado, que puede ser, por ejemplo, una presentación de marimba para los afro-ecuatorianos, una exposición anual con arte, algún monumento característico o una publicación histórica. No obstante, una política patrimonial sostenible significa también considerar otros aspectos que tienen que ver con la gestión de patrimonio. Es por ello, que se habla de un acercamiento integral al patrimonio. En la práctica se distinguen 4 elementos:

Coleccionar

Para poder trabajar con patrimonio es necesario disponer de ello. Un primer desafío consiste en tener claridad sobre el patrimonio existente en la localidad (vea numeral 3). El siguiente paso tiene que ver con la creación de una colección. Surgen algunas preguntas:

¿Qué quieren conservar? ¿Por qué? ¿Existe patrimonio que necesita ser conservado urgentemente? Para poder dar respuesta a estas preguntas es muy útil elaborar un plan político 4 para la creación de una colección patrimonial. Otro elemento importante es la gestión del patrimonio. ¿Quién se encarga de ella? ¿Cuál es la estructura jurídica más adecuada?

Conservar

Tener una colección implica por supuesto también asegurar un cuidado adecuado. El patrimonio cultural es muy frágil. Los componentes físicos y tangibles de este patrimonio se ven amenazados por los demoledores estragos de las guerras y las catástrofes naturales o por los efectos más silenciosos de la contaminación, los insectos, las condiciones meteorológicas o los actos aislados de vandalismo. La conservación preventiva reduce estos riesgos y aminora el ritmo de deterioro de colecciones enteras y, por ello, es pieza fundamental de toda estrategia de conservación y un medio eficaz y económico de preservar la integridad del patrimonio cultural, reduciendo la necesidad de una intervención adicional sobre los objetos por separado. Es por eso que es importante antes de elaborar un plan de gestión, ver si será factible poder asegurar las condiciones adecuadas para la conservación de la colección. ¿Existe en la localidad o fuera de ella un sitio donde se puede conservarla bajo condiciones climatológicas óptimas? Obviamente, para poder actuar adecuadamente será necesario contar con la información de cada pieza sobre su estado de conservación.

La conservación del patrimonio inmaterial exige otra forma de análisis. En principio este patrimonio no se deja tocar. ¿Qué hacemos en este caso? ¿Aquí se puede hablar de conservación? Por supuesto, podríamos transformar éste en una forma tangible grabando las canciones populares o editando los cuentos o describiendo y filmando las costumbres, estos soportes se puede conservar para el futuro. Pero de esta manera se pierde la vivencia de este patrimonio. La evolución inherente al ser humano produce variaciones en

4 Un documento que describe, en base a la política general de la organización, los objetivos respecto a la gestión y conservación de la colección del museo y las consecuencias para su realización.

su patrimonio intangible. En caso de perder ciertas costumbres podríamos imitarlas en alguna presentación, pero nunca será lo mismo, ¿se mantendrá el mismo significado o profundidad? ¿O tendrá únicamente sentido para los turistas? El patrimonio intangible es, sin duda, un fenómeno complejo sobre el cual la UNESCO ha mostrado ya su preocupación por su registro y valoración y pretende mantener vivas las expresiones culturales inmateriales mediante el fomento de su revitalización y la transmisión entre generaciones.

de su revitalización y la transmisión entre generaciones. Figura 5: el museo ‘San Rafael’ ubicado junto

Figura 5: el museo ‘San Rafael’ ubicado junto a la playa del recinto Africa, Cantón Río Verde, Esmeraldas. Foto: P. De Vuyst

Investigar

El siguiente paso se refiere a la investigación del patrimonio. ¿Qué es el patrimonio? ¿Cuál es su procedencia? ¿Cuál era su significado original y cómo ha evolucionado? Investigación requiere de inversión en tiempo y de talento humano capacitado. Sin excluir el posible aporte proveniente de investigadores individuales, puede resultar beneficioso hacer alianzas con instituciones afines de educación superior para que deleguen tesistas

para, por ejemplo, estudiar la historia del GAD y su patrimonio, lo que podría proyectar nuevos conocimientos e información.

Divulgar

Cumpliendo con los desafíos anteriores, llega el momento de emprender una amplia comunicación hacia el público para divulgar los pormenores del trabajo realizado sobre el patrimonio cultural del pueblo. Se puede dar forma a esta iniciativa mediante exposiciones, una publicación, una maleta educativa, un itinerario cultural, un evento específico, un sitio web

7. El arranque

Se formó una visión sobre lo que es patrimonio, se conoce el patrimonio que posee el territorio, y también existe una idea sobre los temas que valen ser tratados. ¿Pero cómo se hace concreto el inicio de un proyecto de patrimonio? A continuación se revisará unas técnicas apropiadas para lograrlo. Cada técnica tiene sus pros y contras. Esto dependerá del objetivo del proyecto y el patrimonio con que se trabajará.

Bancos de imágenes

Un banco de imágenes es un banco de datos con fotografías, mapas, dibujos, películas… ingresados y descritos. Este banco de datos virtual se pondrá a disposición de interesados vía internet. La ventaja de este tipo de banco de datos consiste en que fondos visuales muy delicados pueden ser conservados y proporcionar más información sobre las imágenes. Una desventaja de un banco digital de imágenes es que la construcción y mantenimiento de tal sitio web requiere de experticia e implica bastante trabajo.

Historia oral

Mediante historia oral se trata de (re)construir el pasado, para el efecto se realiza entrevistas con testigos (testimonio oral). Es una metodología para sacar a la luz algo del pasado que no ha dejado rastro material. Entrevistas pueden contener información que no encontraremos en ninguna otra parte. Testimonio oral es un método científico de investigación y requiere de preparación. Vale saber desde el inicio del proyecto dónde y cómo se piensa conservar el material.

Valoración del paisaje

Dentro del contexto de patrimonio natural y biodiversidad, se puede realizar un proyecto

de investigación y valoración de un paisaje para el uso social y recreativo. Esto requiere

en la mayoría de los casos de un aporte de distintos socios: organizaciones ambientales,

servicios municipales, habitantes y testigos… La valoración se manifiesta a través de

visitas guiadas, itinerarios, cursos, cocina con productos regionales…

Educación patrimonial

Educación patrimonial nos hace pensar en las experiencias educativas con niños y

jóvenes estudiantes de escuelas y colegios. No obstante, existen tres ambientes de

aprendizaje. El primero es la familia, donde los niños son los protagonistas y aprenden de

sus padres. El segundo es el plantel educativo. Aquí las cosas funcionan dentro de una

planificación, con mallas curriculares y docentes. El tercero es de tiempo libre. Los tres

ambientes de aprendizaje son pistas para desarrollar un trabajo relevante sobre

educación patrimonial.

Historia vivencial

En este caso se trata de reconstruir cierto momento de la historia del pueblo con gente

vestida como en aquella época. Para completar tales eventos se suele también reconstruir

el entorno con edificaciones y un sinnúmero de detalles para que el conjunto quede muy

realista. Esta forma de recrear el patrimonio es muy popular e ideal para que el público se

acerque a su pasado.

8. La importancia de las y los voluntarios

Es importante poder motivar y movilizar a la gente en calidad de voluntarias/os por el

tema del patrimonio cultural y contar con su ayuda para su defensa, conservación, puesta

en valor y divulgación. Para lograr este objetivo es importante contar con un evento bien

definido y delimitado en el tiempo.

9. Colaboración intergubernamental

El tema de patrimonio se presta muy bien para una colaboración entre dos o más GAD.

Las razones pueden ser diversas. Ellos, por ejemplo, pueden poseer una colección de

arqueología similar o compartir una misma historia. O están interesados en colaborar con

recursos (dinero, talento humano, experticia, contactos…). ¡La unión hace la fuerza! La cooperación también asegura una mayor afluencia de público. El interés por compartir el emprendimiento puede ser el tema, geografía e historia, pero también por naturaleza estratégica o práctica.

Una colaboración intergubernamental puede darse bajo diferentes modalidades. Es mejor arrancar modestamente, sobre todo cuando se prescinde de experiencia. Se podría iniciar con la organización de una reunión con actores patrimoniales de la región, o iniciar un grupo de trabajo con colegas de la rama cultura. En base a la confianza lograda entre los socios, se puede ir más allá, con una iniciativa concreta compartida: una actividad por el día del patrimonio

Después de un tiempo la colaboración podría formalizarse en una estructura jurídica.

10. ¿Y los subsidios?

Un GAD que tiene como objetivo concretar acciones patrimoniales, muchas veces buscará también subsidios. Existen algunos programas en desarrollo del Ministerio Coordinador de Patrimonio y del Ministerio de Cultura que contemplan a los GAD como beneficiarios de la inversión:

Ministerio de Coordinador de Patrimonio Prevé aportes para los GAD a través de su programa Vive Patrimonio. Al respecto informa lo siguiente:

‘Se precisa como uno de los mecanismos para conservar, mejorar, asegurar y difundir el patrimonio natural y cultural, la implementación de la política pública patrimonial, con proyectos innovadores que posibiliten su sostenibilidad económica, técnica y social.

Uno de estos mecanismos es el Programa Socio Patrimonio, que se diseña desde el Ministerio Coordinador de Patrimonio y se aplica en el territorio ecuatoriano con una amplia y diferenciada participación de un conjunto de actores institucionales, tanto del sector público como del privado y el académico.

El aporte consiste en la provisión de fondos para financiar los procesos de identificación, conservación y socialización de los bienes con recursos estatales, de cooperación internacional y de contrapartes nacionales interesadas en aportar con su gestión a esta meta.

Socio Patrimonio en su primera fase de intervención priorizará la entrega de fondos a gobiernos locales, porque son muy pocos los municipios que disponen de financiamientos para la protección de sus patrimonios y, en algunos casos, más que una forma de propiciar beneficios, su mantenimiento es concebido como gasto no urgente y difícil de cubrir.’

Ministerio de Cultura

Dentro de las políticas culturales que maneja el Ministerio de Cultura del Ecuador, una de las más importantes es la de garantizar el libre acceso ciudadano a la cultura, de una forma equitativa y descentralizada, para dar a conocer a cada comunidad el valor de sus patrimonios locales, y ejercer el derecho a la apropiación del espacio público. En este sentido, la interpretación de Memoria Social y Patrimonio se maneja desde la motivación del Patrimonio por los distintos sectores sociales, a partir del uso y el servicio del espacio público.

El proyecto de redes de Centros Interculturales Comunitarios (CICs) se inició en el año 2008 y busca la participación de gobiernos locales o juntas parroquiales que mediante convenios de participación interinstitucional se comprometan al manejo y sostenibilidad de cada centro.

11. Acompañamiento

El INPC financiará para los principios del año 2013 una consultoría de un año, que consiste en la elaboración de un curso en línea para capacitar a los GAD de dos provincias piloto (Esmeraldas e Imbabura) en el tema de la conservación preventiva del patrimonio cultural mueble. El trabajo contempla también el subtema de la activación del patrimonio y dinamización territorial. La metodología de trabajo será participativa, lo que implica un permanente acompañamiento de los participantes de los GAD y, por ende, una institucionalización del mismo.

Referencias

D’hamers, Katrijn & Vercauteren Gregory (2011) Erfgoed-in-zicht. Tien handvaten voor een duurzaam lokaal erfgoedbeleid, FARO, Bruselas.

Ministerio Coordinador de Patrimonio del Ecuador, Agenda del Consejo Sectorial de Patrimonio 2011-2013, Quito. http://ministeriopatrimonio.ezn.ec/es/agenda-sectorial-de- patrimonio

Ministerio

Vive

Coordinador

de

Patrimonio

del

Ecuador,

Proyectos

Emblemáticos:

Ministerio de Coordinación de la Política y Gobiernos Autónomos Descentralizados (2011), Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización COOTAD, Quito. http://www.ame.gob.ec/ame/pdf/cootad_2012.pdf

Proyectos:

Ministerio

de

Cultura

del

Ecuador,

Centros

Interculturales

Comunitarios

Ministerio de Cultura del Ecuador (2012), Sistema y Política Nacional de Museos, Quito.

Registro Oficial (2008), Constitución de la República del Ecuador 2008, Quito.

Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo - SENPLADES (2010), Agenda Zonal para el Buen Vivir. Propuestas de Desarrollo y Lineamientos para el Ordenamiento Territorial, Quito http://www.pnud.org.ec/art/frontEnd/images/objetos/agenda_1.pdf

Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo - SENPLADES (2009), Plan Nacional para el Buen Vivir 2009 2013, Quito.

Petrus A. De Vuyst Consultor Patrimonio Cultural pietdevuyst@gmail.com Titulado en ‘Preservación, Conservación y

Petrus A. De Vuyst

Consultor Patrimonio Cultural

Titulado en ‘Preservación, Conservación y Restauración de Obras de Arte’ por la Academia Real de Bellas Artes de Gante, Bélgica. Diplomado en ‘Conservación Preventiva en Museos y Exposiciones’ de la Universidad de Alcalá de Henares, España. Diploma de Honor otorgado por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) del Ecuador. Amplia capacitación en temas relacionados con la cooperación al desarrollo.

Coordinación y ejecución de proyectos y programas de conservación preventiva, curativa y restauración de patrimonio cultural mueble a nivel nacional e internacional.

Participación en congresos, seminarios y misiones nacionales e internacionales.

Varias publicaciones.