ARTE RUPESTRE Y ARTESANIA DE LA CULTURA TAÍNA El gran desarrollo alcanzado en las actividades artísticas y artesanales fue uno de los

rasgos más característicos de esta sociedad. La confección de una extraordinaria cerámica para fines funerarios y rituales y la fabricación de una enorme cantidad de ídolos, amuletos y otros artículos de lujos, confeccionados en piedra, madera, concha, hueso y otros materiales no se han conservado tanto, como los de algodón y otros (cuyo Cemí principal se encuentra en el Museo de Turín, Italia). Se han encontrado muestras del arte rupestre taíno en diferentes localidades de la isla como en las cuevas de las Maravillas y del Pomier; también, al dar la vuelta al Lago Enriquillo se pueden ver las famosas Caritas. Las piezas de alfarería taína halladas en nuestra isla son de superior calidad a las de otras islas, al igual que los artefactos líticos y en madera que conformaron toda una parafernalia para la realización de rituales mágicos religiosos taínos. El arte de los indios taínos, como el de todos los pueblos aborígenes, refleja su particular concepción del mundo. Los taínos creían en espíritus superiores que controlaban, a veces, la naturaleza humana y el mundo. A estos espíritus, el hombre debía halagar, apaciguar o neutralizar por medio de ritos y ceremonias sagradas. El arte taíno, encarnación de dichas creencias, se expresaba, con relativo o absoluto dominio técnico en agradables formas convencionales, elaboradas con los más diversos materiales. De algunos de sus ejemplares, ejecutados con materia perecedera, sólo nos resta la descripción que de ellos nos dejaron los cronistas de Indias. Pocos objetos de valor artístico se salvaron de la destrucción sistemática, llevada a cabo por los misioneros y colonizadores, de todo lo que para ellos, tenía significación mágico-religiosa, es decir los ídolos y otros objetos de uso ceremonial. De la destrucción, que obedecía a las ideas religiosas de la época, sólo se salvaron aquellas que se enviaron, como objetos exóticos, a príncipes europeos renacentistas quienes los conservaron en sus gabinetes de curiosidades, y aquellos que, a tiempo, lograron esconder los indios en cuevas y otros lugares inaccesibles para los conquistadores, y que serían, siglos más tarde, re-descubiertos por arqueólogos y campesinos. Lo que hoy podemos denominar arte taíno no es otra cosa que la expresión simbólica y estética de su sociedad, de sus necesidades, y sobre todo, de sus creencias y prácticas mágico-religiosas. Es dentro de esta realidad que podemos apreciar e interpretar sus diversas expresiones.

entre 1495 y 1496. En las Antillas se han encontrado varios. sin embargo. del tributo que les impuso y de la incautación de los bienes de los rebeldes. tristes y saltones. de ese país. Haití. concha de caracol y madera. y que se conserva en la Colección Maximilien. artísticamente talladas en hueso de manatí. representando una tercera parte de la longitud total. dentro del cual figuran. Las espátulas vómicas de concha de caracol son menos abundantes que las elaboradas en hueso de manatí ya que el material no se adapta muy bien a los requerimientos de longitud del artefacto. Cristóbal Colon reunió. similares al que se descubrió en la Gonaive. y una enorme nariz aguileña acentúa la expresión de tristeza. particularmente los del cacique Canoabo. Es posible que los inhaladores descritos en el Inventario de Colón fueran de madera.Mediante el rescate o intercambio con los indios de la Española. pero ninguno tan rico como los obtenidos por Colón. En algunos casos las espátulas están decoradas con incrustaciones de oro y de concha de caracol. una en la colección del Museo de la Universidad de Puerto Rico que por lo singularmente expresiva merece mención. La cabeza es de forma ovoide y sus arcos superciliares y mejillas forman una especie de marco al relieve. los ojos. Hay. un valioso tesoro de objetos permanecientes a los aborígenes. En las investigaciones arqueológicas se han encontrado espátulas vómicas. hace unos años. Se trata de una pequeña espátula curva con una cabeza humanoide que se proyecta lateralmente. tallados en alto relieve. La boca fina y cerrada -no .

el maestro armonizó los diversos materiales. mientras en la otra. al igual que en los adornos de ambas orejas.importado por los colonizadores españoles. Sobre la cabeza. sin perder nunca el sentido de unidad de la pieza. sus expresivos ojos están representados por incrustaciones de concha de caracol. El ídolo consiste de la talla en madera de un busto bicéfalo. En una de las caras.se disponía de suficiente espacio para representarla de acuerdo con la forma tradicional. . generalmente acuclilladas. figura un plato circular. directamente o sostenido por una pieza de madera que salía del dorso del ídolo. Las mejores manifestaciones de la escultura taina son los ídolos de la cojoba. en lo que parece ser una posición ceremonial. que termina en una puntiaguda barbilla. motivos y diseños de los cuales se valía. con caras en lados opuestos. Esta pieza es un buen ejemplo de la creatividad e ingenio del artista taíno de época tardía. en el que colocaba el polvo alucinógeno que aspiraba el oficiante de la ceremonia. Estos representan figuras antropomorfas masculinas. se ha usado un disco de un material novedoso -la mica. La figura masculina aún retiene su dentadura tallada en concha de caracol. En la colección de arte primitivo del Metropolitan Museum de New York se atesora un magnifico ídolo tallado en guayacán que responde a las características siempre presentes en los otros ídolos de la cojoba. técnicas.ocupa el tercio inferior de la cara. ligeramente c�ncavo.

con la nariz u hocico representado en el ápice. generalmente humanoide. los arqueólogos los han identificado con montañas. La nariz. Son posibles representaciones de figuras ancestrales. vértebras y extremidades. el cono central y la proyección posterior. humanoide o zoomorfa. levemente inclinado hacia el frente. El cono central. sin talla alguna. mientras que en el cono posterior aparecen las extremidades inferiores. con la yuca germinando. concavidad ovoide o semicircular.Los cemíes o ídolos trigonolíticos de varios tipos iconográficamente reconocibles. frente al cono central. Existe otro tipo de cemí trigonolítico. La cara. muy bien tallada. por lo general. exhibe por ojos. adheridas con resinas. mitológicas. son las piezas escultóricas más abundantes e interesantes de su parafernalia mágicoreligiosa. define las partes cuando el cemí es sencillo. ligeramente cóncava. En este tipo se dan varios ejemplares bicéfalos. estas últimas generalmente encogidas. Ni la textura del interior de las cuencas de los ojos ni la del interior de la boca se pulía como la superficie del ídolo a fin de rellenarlas con incrustaciones de láminas de oro o de concha de caracol. en cuyo cono central se representa la cabeza. Los cemíes trigonolíticos tienen tres partes fundamentales: la proyección anterior. Uno de ellos representa una rana. lo que ha hecho creer a algunos estudiosos que estuvo adherida a otros objetos de madera o piedras. La cabeza. en ambos lados de la cabeza. Los cemíes escultóricos representan figuras antropomorfas. es grande y destacada. que domina el centro de la cara y parte desde las cejas o arcos superciliares. depresiones circulares u ovoides. con el cuerpo y cabeza en el cono central y las extremidades . se representan las costillas. Al dorso del cono central. totémicas. cubriéndola por completo. que sigue la forma de la proyección anterior. además de una decoración de motivos geométricos incisos de indudable valor simbólico. zoomorfas o antropozoomorfas. En otro tipo de representación. es más o menos triangular y se proyecta hacia el frente. Por su forma básica. está casi siempre tallada en la proyección anterior. La base del ídolo es. La boca. en grandes orejeras. más recogido y pequeño. Las cabezas ocupan toda la proyección anterior y con frecuencia están coronadas con una diadema o banda decorativa que termina. con efecto logrado mediante profundas incisiones. el ídolo de tres puntas exhibe el cono central convertido en cara humana o animal. con los pechos de la mujer y con dioses o espíritus superiores. como las de las ranas. o símbolos de potentes fuerzas naturales. generalmente en forma de ancas de rana.

a los caciques. constituyen otra importante modalidad escultórica de los tainos. muestra también otra cabeza humana en la proyección anterior. simulando la cola del mítico animal. se extiende y levanta para formar el espaldar. tallados en madera o en piedra. Otra importante expresión escultórica de los taínos son las llamadas máscaras antropomorfas de piedra. La rana sostiene. de posible significado totémico y mítico. una cabeza humana tallada en la proyección anterior. chamanes y visitantes distinguidos durante la ceremonia de la cohoba. Estas mascaras en su estado original aparentemente debieron mostrar incrustaciones en los ojos y la boca. en los areytos y juegos de pelota y para enterrar. lo que induce a pensar que iban adheridas a otros materiales. Los dujos o asientos ceremoniales.inferiores en el posterior. con tradicionales rasgos de grandes y expresivos ojos y boca abierta en rictus ceremonial. ligeramente cóncavo. Los mismos eran usados por los caciques. muestran la cabeza del animal sobresaliendo de entre las dos patas delanteras. acuclillados sobre ellos. Estas máscaras talladas en un nódulo de piedras son de forma ovoide y con la parte posterior ligeramente convexa y sin pulimento. En ocasiones. La existencia de pequeñas figuritas con máscaras similares atadas a los antebrazos han hecho pensar a los arqueólogos que estas piezas eran parte de la parafernalia de los jugadores del juego de pelota ceremonial de los tainos. concha de caracol o resinas. mientras el estrecho asiento. Los cronistas de Indias señalan que estos dujos constituían uno de los más preciados tesoros de los indios. . Los dujos zoomorfos. Otro tipo muy parecido. Ambos ídolos pertenecen al Museo de la Universidad de Puerto Rico. sus expresivos ojos y la boca eran realzados artísticamente mediante incrustaciones de lámina de oro. con el cono central convertido en cabeza humana. en sus robustas extremidades delanteras.

El borde superior esta ornamentado con diseños incisos. La colección del Instituto de Cultura Puertorriqueña posee una de ellas. Utuado. una vasija efigie. . en Arecibo. cual figuran en las paredes de la Cueva del Indio. de las que los conquistadores españoles daban a los indios. o grabados en las piedras. de las utilizadas por los taínos en sus collares. cuyo diámetro no sobrepasa los doce centímetros. sobresale la figura esquematizada de una mujer cuya cabeza muestra un adorno radial terminado en dos enormes orejeras circulares. Otro de los petroglifos de la plaza de Caguana muestra la silueta de una gran ave. En el Museo Etnográfico de Florencia se conserva una bella bandeja ovalada que en uno de sus extremos muestra una pequeña figurita antropomorfa que aún exhibe una diminuta dentadura de concha de caracol. con asas. El tema de los Petroglifos es la figura humana o animal muy esquematizada. En el Museo de la Universidad de Puerto Rico se conserva otra de estas pequeñas vasijas de madera de guayacán. en las grandes piedras en el cauce de los ríos y arroyos. En la hilera oeste que limita dicha plaza y entre unos petroglifos de distintos tamaños y temas. en forma de cabezas humanas. especialmente en Puerto Rico y La Española. En la República Dominicana y en Puerto Rico se han descubierto. Otra importante expresión artística de los tainos. similares a las de Puerto Rico. Esta ollita fue descubierta entre las grietas de una colina rocosa de Quebradillas hallándose dentro de la misma numerosas cuentas tubulares de granito. y en otros monolitos hay petroglifos que representan la figura masculina muy esquematizada. Junto a esta imagen de mujer.La talla escultórica también se manifiesta en los recipientes de uso ceremonial que de las maderas tropicales hacían los taínos. posiblemente un alcatraz. El principal conjunto es el de la plaza cuadrangular del Centro Ceremonial de Caguagana. que consideramos asociada al arte de la escultura. a cada extremo. los taínos dejaron sus petroglifos en los monolitos que delimitan las plazas o bateyes para el juego de pelota. en la cual la parte circular del recipiente representa el cuerpo de la figura y los extremos las partes superior e inferior de la misma. son también corrientes en los conjuntos de petroglifos que nos dejaron los taínos de las Antillas. También se tallan cabezas antropomorfas y de seres míticos de los que no se puede precisar si tienen forma humana o de animales. escondidas en las grietas de cuevas y otros refugios pétreos. En la República Dominicana se han descubierto ollitas de madera. son los petroglifos. Diseños geométricos como grecas y otros abstractos. pequeñas ollas y bandejas cuidadosamente talladas. En las Antillas Mayores. mezcladas con cuentas de cristal veneciano. que aparentemente eran utilizadas para atesorar adornos y otros objetos de uso ceremonial. en el interior montañoso de Puerto Rico. en las paredes de las cavernas y en piedras aisladas en lugares donde aparentemente ocurrió algún hecho sagrado. También contenía colmillos de perros perforados para usar como colgantes y un pequeño adorno de lámina de oro repujado.

En la Plaza Ceremonial de Utuado hay algunas cabezas antropomorfas con ojos tan profundos que nos inducen a creer estuvieron rellenos con incrustaciones de otros materiales. por último. que desafortunadamente no han llegado a nosotros.. posiblemente de madera. cuya rica y elaborada decoración llamaba la atención de los conquistadores españoles. .Algunos petroglifos han sido tallados en monolitos cuya forma natural se ha utilizado para la representación de la figura. que como en el caso de uno de Puerto Rico. Las fuentes etnohistóricas también nos hablan de otros objetos de interés escultórico. trompetas primorosamente talladas con diseños simbólicos y. recubiertos con lámina de oro. D. Se ha descubierto prueba de que algunos petroglifos estaban rellenos con pigmentos blancos o rojos. ídolos. mascaras ceremoniales de madera con incrustaciones de otros materiales. que los hacían destacarse de la superficie más oscura de la piedra. Entre ellos figuran los propulsores de dardos tallados en madera y enriquecidos con incrustaciones de oro.C. cubre dos tercios de la piedra. las canoas de los caciques. perteneciente a la Colección Latimer y que se conserva en el Smithsonian Institute de Washington. elaborados bastones de mando tallados en las duras maderas tropicales.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful