Humanismo

El concepto de humanismo es actualmente uno de los más indeterminados y contradictorios; de aquí la necesidad de reconstruir las diferentes interpretaciones que ha tenido y delinear, al menos en lo que concierne sus aspectos esenciales, los contextos histórico-filosóficos en los que tales interpretaciones han surgido.

Hoy el término humanismo se utiliza comúnmente para indicar toda tendencia de pensamiento que afirme la centralidad, el valor, la dignidad del ser humano, o que muestre una preocupación o interés primario por la vida y la posición del ser humano en el mundo. Con un significado tan amplio, la palabra da lugar a las más variadas interpretaciones, y en consecuencia, a confusión y malentendido. Efectivamente, ha sido adoptada por muchas filosofías que –cada una a su modo– han afirmado saber qué o quién es el ser humano y cuál es el camino correcto para la realización de las potencialidades que le son más específicas. Vale decir que toda filosofía que se ha declarado humanista ha propuesto una concepción de naturaleza o esencia humana, de la que ha derivado una serie de consecuencias en el campo práctico, preocupándose por indicar lo que los seres humanos deben hacer para así manifestar acabadamente su “humanidad”.

Hoy son pocas y de momento poco escuchadas, las voces que se alzan para proponer a los seres humanos una nueva comprensión de su “humanidad”. Ciertamente, mucho se habla de derechos humanos –sistemáticamente avasallados–, de “naturaleza” humana –descrita siempre en forma vaga y contradictoria–, de la correcta ubicación del ser humano en el mundo natural, especialmente a causa de los tremendos problemas ecológicos actuales. No obstante todo, es evidente que nuestros tiempos asisten a un eclipse del humanismo. Por cierto que ésta no es una situación nueva: las corrientes humanistas, presentes ya al comienzo de la civilización occidental, muestran un comportamiento ondulatorio: aparecen en determinadas épocas y desaparecen luego para reaparecer nuevamente. Así ocurrió con el humanismo antiguo, que se desarrolló en las escuelas filosóficas griegas y romanas, que fue opacado durante diez siglos por el cristianismo medieval, para luego reaparecer con gran fuerza en la época del Renacimiento. A su vez, el humanismo renacentista fué perdiendo ímpetu hasta ser desplazado por las filosofías antihumanistas de los últimos siglos. Si las cosas están así, no es utópico pensar que pueda surgir una nueva corriente humanista capaz de contrarrestar la crisis actual, caracterizada por la pérdida del sentido de lo humano y agravada por la prospectiva de la catástrofe global, con todas sus aterradoras alternativas.

Rogers responde: porque es propio de nuestra naturaleza como seres vivos hacer lo mejor que podamos. Rogers comparte esto con Freud. Además. o cómo sobreviven los animales en el desierto o en el gélido polo norte. y si fallan en su propósito. algunos de sus ejemplos más tempranos ¡incluyen algas y hongos! Piénsese detenidamente. la criminalidad y otros problemas humanos. surgirán otras criaturas que se adaptarán para intentar llenar el espacio. ¿No nos sorprende ver cómo las enredaderas se buscan la vida para meterse entre las piedras. Es importante en este punto tener en cuenta que a diferencia de cómo Marlow usa el término.Carl Rogers La teoría de Rogers es de las clínicas. nos dejará un campo desierto. o por lo menos no malas ni enfermas. diciendo que un ecosistema como un bosque. nos iremos volviendo cada vez más complejos. tampoco tiene que ver con Freud en que la teoría de Rogers es en principio simple. De hecho. ¿por qué buscamos amor. basada en años de experiencia con pacientes. con toda su complejidad. sino incluso ¡elegante! En toda su extensión. además de ser una teoría particularmente rica y madura (bien pensada) y lógicamente construida. como el bosque y por tanto más flexiblemente adaptables a cualquier desastre. tiene mucho mayor potencial de actualización que otro simple como un campo de maíz. Nos pregunta. Lo mismo es aplicable a nosotros como individuos: si vivimos como deberíamos. rompiendo todo a su paso. todos los otros motivos que los demás teóricos mencionan. seguridad y un sentido de la competencia? ¿por qué. Esto puede definirse como una motivación innata presente en toda forma de vida dirigida a desarrollar sus potenciales hasta el mayor límite posible. inventar nuevas fuentes de energía o hacer nuevas obras artísticas?. sea pequeño o grande. no será por falta de deseo. En otras palabras. Si un simple bichito se extinguiese en un bosque. con una aplicación amplia. buscamos descubrir nuevos medicamentos. el autor aplica la idea a los ecosistemas. No estamos hablando aquí solamente de sobreviviencia: Rogers entendía que todas las criaturas persiguen hacer lo mejor de su existencia. . la teoría de Rogers está construida a partir de una sola “fuerza de vida” que llama la tendencia actualizante. Sin embargo. o cómo crece la hierba entre las piedras que pisamos? También. por ejemplo. considera la salud mental como la progresión normal de la vida. comida y aire?. y entiende la enfermedad mental. por otro lado. Rogers resume en esta gran única necesidad o motivo. como distorsiones de la tendencia natural. ¿por qué necesitamos agua. Rogers lo aplica a todas las criaturas vivientes. no tiene nada que ver con Freud en el hecho de que Rogers considera a las personas como básicamente buenas o saludables. En este sentido. una epidemia que ataque a la plantación de maíz. de hecho. no es solo simple.

Sin embargo. Detalles Rogers nos dice que los organismos saben lo que es bueno para ellos. De la misma forma que Maslow. quizás exclusivamente humana. no parece que ser muy colorido sea tan bueno para el macho. muy bien podría morirse sin esto. Ciertamente. Entendámonos. y la consumirán en las mejores proporciones posible. La selección natural ha llevado a estos pájaros a cada vez más y más elaboradas alas y colas. Dentro de millones de años. las personas. nos sentimos minúsculos y desamparados y de nuevo no llegamos a ser todo lo que podríamos ser. las increíbles tecnologías. nuestras complejas culturas. está en nuestra naturaleza. El llamativo y colorido plumaje de los machos aparentemente distrae a los depredadores de las hembras y pequeños. harina. los animales buscarán aquello que es lo mejor para ellos. sino una que nos sepa bien. aunque no sirven para nuestra actualización. de la misma manera moriremos con ella. nuestras elaboradas sociedades. puede al mismo tiempo servirnos para hacernos daño e incluso probablemente a destruirnos. encontramos comida. En sí mismo esto no parece un problema: somos criaturas sociales. lo que incluye la autoestima. Rogers agrupa bajo el nombre de visión positiva a cuestiones como el amor. Es a través de los cuidados positivos de los demás a lo largo de nuestra vida lo que nos permite alcanzar este cuidado personal. afecto. . por ejemplo. esas que nos han ayudado a prosperar y sobrevivir. En este nuevo ambiente encontramos cosas tan refinadas como el azúcar. Incluso. se desarrolló una vida propia. la autovalía y una imagen de sí mismo positiva. La comida que sabe mal tiende a ser dañina e insana. Los bebés también parecen querer y gustar aquello que necesitan. Está claro que los bebés necesitan amor y atención. ¿no? De la misma forma. en el curso de la actualización de sus potenciales. chocolate y demás que nuestros ancestros de Africa nunca conocieron. fallarían en prosperar. si a largo plazo. mantequilla. Esta cosas poseen sabores que parecen gustar a nuestro valor organísmico. atención. Otra cuestión. los gustos. en ser todo lo que podrían ser. al crear la cultura. a todo lo largo de nuestra historia. En este sentido y hasta este punto. de forma tal que en algunas especies no pueden ni siquiera alzar el vuelo de la tierra. Pero.No obstante. una cultura que interfiere con nuestra actualización muere. la cultura puede tornarse en una fuerza con derecho propio. conseguirán la mejor comida. Esto es lo que los sabores malos y buenos son: ¡nuestras lecciones evolutivas lo dejan claro! A esto le llamamos valor organísmico. Rogers cree que si les dejamos a su libre albedrío. La evolución nos ha provisto de los sentidos. las discriminaciones que necesitamos: cuando tenemos hambre. probablemente logremos que el brócoli nos parezca más apetitoso que el pastel de queso. pero para entonces no lo veremos ni tu ni yo. la cultura y la sociedad no son intrínsecamente malas. Es un poco como los pájaros del paraíso de Papúa en Nueva Guinea. De hecho. crianza y demás. En vez de mantenerse cercana a otros aspectos de nuestras naturalezas. crearon la sociedad y la cultura. que valoramos es la recompensa positivo de uno mismo. Si esto. no cualquier comida. hemos creado un ambiente significativamente distinto de aquel del que partimos.

seguida de nuestra valoración organísmica. Incongruencia La parte nuestra que encontramos en la tendencia actualizadora. A mayor distancia. A medida que crecemos. Dado que todos nosotros necesitamos de hecho esta recompensa. podemos comer un caramelo sólo cuando hayamos terminado nuestro plato de verduras y. no podemos lograr un buen nivel de autoestima. De hecho. que solo recibimos recompensas positivas condicionadas. del “yo soy” y el “yo debería ser” se llama incongruencia . El lograr un cuidado positivo sobre “una condición” es lo que Rogers llama recompensa positiva condicionada. Por otro lado. sino por una sociedad que no necesariamente toma en cuenta nuestros intereses reales. y finalmente. Y dado que estos estándares no fueron creados tomando en consideración las necesidades individuales. familiares. nuestros padres. vas a alcanzar. aquello que nunca alcanzaremos. como algo que está siempre fuera de nuestro alcance. es porque ¡precisamente es de lo que habla Karen Horney! . resulta cada vez más frecuente el que no podamos complacer esas exigencias y por tanto. este condicionamiento nos conduce a su vez a tener una autovalía positiva condicionada. es lo que Rogers llamaría el verdadero yo (self) . dado que nuestra sociedad no está sincronizada con la tendencia actualizante y que estamos forzados a vivir bajo condiciones de valía que no pertenecen a la valoración organísmica. A medida que pasa el tiempo. más que porque lo necesitemos. Podemos beber sólo después de clase. la incongruencia es lo que esencialmente Rogers define como neurosis: estar desincronizado con tu propio self. nos querrán sólo si nos portamos bién. de las necesidades y recepciones de recompensas positivas para uno mismo. Empezamos a querernos si cumplimos con los estándares que otros nos aplican. Rogers se refiere a ideal como algo no real. Si todo esto les suena familiar. entonces tenemos que desarrollar un ideal de sí mismo (ideal del yo) . mayor será la incongruencia. En este caso. si todo va bien. lo más importante. Es éste el verdadero “tú” que. la “media” y demás solo nos dan lo que necesitamos cuando demostremos que lo “merecemos”. maestros. más que si seguimos nuestra actualización de los potenciales individuales. Un “buen chico” o una “buena chica” no necesariamente es un chico o una chica feliz.Nuestra sociedad también nos reconduce con sus condiciones de valía . estos condicionantes son muy poderosos y terminamos siendo sujetos muy determinados no por nuestros valores organísmicos o por nuestra tendencia actualizante. El espacio comprendido entre el verdadero self y el self ideal.

un buen plan de jubilación y un buen seguro de vida y demás. a una hermandad. una falta de vitamina C conduciría a esta persona a buscar específicamente aquellas cosas que en el pasado proveían de vitamina C. También es parte de lo que buscamos en la elección de carrera. reputación. ¡Aceptémoslo. Empezarás a preocuparte en hallar cuestiones que provean seguridad. fama. A continuación empezamos a preocuparnos por algo de autoestima. 1. de niños y relaciones afectivas en general. La baja es la del respeto de los demás. estabilidad laboral. de tener familias. incluyendo sentimientos tales como confianza. sino por tus miedos y ansiedades. gloria. incluyendo la sensación general de comunidad. por ejemplo el zumo de naranja. tenderás a calmar la sed antes que comer. 1. Creo que las contracciones que tienen algunas embarazadas y la forma en que los bebés comen la mayoría de los potitos. competencia. muy sediento. dignidad e incluso dominio. atención. apoyan la idea anecdóticamente. puedes pasarte sin comer unos cuantos días. de ciertos límites. Por ejemplo. entran en juego estas necesidades. que éstas eran de hecho necesidades individuales y que. Cuando las necesidades fisiológicas y de seguridad se completan. a ser miembros de una iglesia. Viéndolo negativamente. ¿cuál es más importante? La necesidad de respirar. Las necesidades de seguridad y reaseguramiento. a ser partes de una pandilla o a pertenecer a un club social. Por el otro lado. protección y estabilidad. por ejemplo. si te encuentras muy. en ser partes de una comunidad. y así lo apoyaba sus investigaciones. Maslow describió dos versiones de necesidades de estima. Empezamos a tener necesidades de amistad. si estás hambriento o sediento. Cuando las necesidades fisiológicas se mantienen compensadas. En nuestra vida cotidiana. Incluso podrías desarrollar una necesidad de estructura. independencia y libertad. de pareja. maestría. de órden. pero alguien te ha colocado un artefacto que no permite respirar.Abraham Maslow Una de las mucha cosas interesantes que Marlow descubrió mientras trabajaba con monos muy al principio en su carrera fue que ciertas necesidades prevalecen sobre otras. por supuesto. pero solo podrás estar un par de días sin agua. una baja y otra alta. La alta comprende las necesidades de respeto por uno mismo. reconocimiento. exhibimos estas necesidades en nuestros deseos de unión (matrimonio). no nos vamos a morir si no lo conseguimos! Maslow creía. logros. Las necesidades de amor y de pertenencia. te podrías empezar a preocupar no por necesidades como el hambre y la sed. De la misma forma. Obsérvese que . este grupo de necesidades se representa en nuestras urgencias por hallar una casa en un lugar seguro. Del lado negativo. nos volvemos exageradamente susceptibles a la soledad y a las ansiedades sociales. apreciación. la necesidad de estatus. empiezan a entrar en escena las terceras necesidades. La sed es una necesidad “más fuerte” que el hambre. Después de todo. el sexo es bastante menos importante que cualquiera de estas necesidades. 1. Las necesidades de estima. En el adulto medio norteamericano.

una vez que tenemos respeto por nosotros mismos.g. En los países modernos. Maslow creía que Adler había descubierto algo importante cuando propuso que esto estaba en la raíz de muchos y cuidado si en la mayoría de nuestros problemas psicológicos. Como dice un viejo refrán latino: “No sientes nada a menos que lo pierdas” . ¡no sentimos nada! En otras palabras. a diferencia del respeto de los demás. sentimos la necesidad. la mayoría de nosotros tenemos lo que necesitamos en virtud de nuestras necesidades fisiológicas y de seguridad. casi siempre tenemos un poco de amor y pertenencia. tenemos un déficit). dejan de ser motivantes. Pero si logramos todo lo que necesitamos. Si no tenemos demasiado de algo (v. ¡pero es tan difícil de conseguir en realidad! Maslow llama a todos estos cuatro niveles anteriores necesidades de déficit o Necesidades-D.esta es la forma “alta” porque. ¡es bastante más difícil perderlo! La versión negativa de estas necesidades es una baja autoestima y complejos de inferioridad. Por fortuna.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful