Está en la página 1de 2

Pensamientos de amor

Por el Maestro

Omraam Mikhal Avanhov


Cuando el amor se acerca, los seres y las cosas se abren como las flores. Amar verdaderamente, es ser capaz de hacer entrar en vuestro amor por un ser, el amor por el universo entero, para todas las criaturas, desde las piedras hasta las estrellas. El amor desinteresado no espera nada de los dems, no se inquieta, no se pega a los dems, no les perturba. Es una fuente que emana, que da sin cesar sin preocuparse de saber quin vendr a beber de su agua. El amor es una cualidad de la vida divina. Por ello, no encontraris el amor si no logris derramar esta vida en vosotros, una vida purificada, iluminada por la prctica de las virtudes. El verdadero mago, el mago todopoderoso, es el amor. Debis invitarlo para que se instale en vosotros, y entonces, como la llama resplandeciente a travs del vidrio de una lmpara, all donde iris, vuestro amor resplandecer alrededor vuestro. Amar a un ser, es querer desarrollar aquello que se posee de ms luminoso en s mismo para podrselo dar y llevarlo as a progresar en el camino de la luz. No impidis nunca a vuestro corazn de amar. Si temis que se abuse de vuestro amor, guardarlo interiormente y que haga su camino sin mostrarse. Pero no lo matis, sino sois vosotros quienes moriris.

Aquellos que trabajan para hacer de su amor un intercambio sobre el plano del alma y del espritu saborean cada da una nueva felicidad, puesto que no es un cuerpo, una envoltura que aman, sino su contenido, el principio espiritual salido de la fuente nica e inagotable. Para ser feliz y aportar la dicha a los dems, hay que llenar el corazn de amor. Llamad, pues, al amor con todas vuestras fuerzas, y no slo seris felices sino que la felicidad que daris a los dems os volver amplificada.

La alegra, la inspiracin en nosotros, son comparables a la floracin del rbol, y como la floracin del rbol se manifiestan cuando se renen las condiciones, en primavera. Depende, pues, de nosotros, el crear en nuestra alma las condiciones de la primavera. Y cmo? Por el amor. Es el amor el que crea la primavera en el hombre. El amor viene del cielo y regresa a l. No existen dos, tres o cuatro amores, siempre es el mismo amor, pero comprendido o vivido a niveles diferentes. De dnde vendra el amor humano si no fuera Dios mismo su fuente?

Centre OMRAAM Reus Silvi