Está en la página 1de 1

9.

Despertar de la Conciencia - Conciencia y


Subconciencia

Después de la destrucción de la Atlántida, la conciencia humana se dividió en dos, la


primera fue llamada Conciencia y la segunda recibió el nombre de Subconciencia. La
Inconsciencia, resultó de nuestras formas meramente equivocadas de vivir.

La Subconciencia debería ser Conciencia, pero desgraciadamente vivimos tan


equivocados que de nuestras dos partes, duerme en forma profunda una de ellas: la
Subconciencia.

El Subconsciente trabaja especialmente durante las horas de sueño físico. Si dicho


subconsciente despertara y se tornara todo Conciencia, entonces es claro que viviríamos
durante las horas del sueño totalmente despiertos en las dimensiones superiores y en el
mundo tridimensional; seríamos concientes del conocimiento trascendental de las
dimensiones superiores del espacio.

La llamada Infraconsciencia, Inconsciencia, Subconsciencia, etc., son únicamente


distintas formas o zonas de la Conciencia dormida.

Urge despertar la Conciencia para ser un Iluminado, un Clarividente, un


Supraconsciente.

La Supraconciencia es el atributo del Íntimo (del Espíritu). La facultad de la


Supraconciencia es la Intuición.

Se hace necesario obligar a la Supraconciencia a trabajar para que la Intuición se haga


poderosa. Recordemos que órgano que no se usa, se atrofia.

Las personas que no trabajan con la Supraconciencia tienen la Intuición atrofiada. La


polividencia es Clarividencia intuitiva. Es la omnisciencia Divina. Este ojo se halla en la
glándula Pineal. Allí reside el loto de mil pétalos. Allí reside la Supraconciencia. La
Glándula Pineal se halla situada en la parte superior del cerebro. Quien quiera
desarrollar la Supraconciencia deberá practicar la Meditación Interna.

Concentraos en la Divina Madre que reside en las profundidades de nuestro Ser,


meditad en ella. Adormeceos rogándole que ponga en actividad nuestra
Supraconciencia. Meditad diariamente. La meditación es el pan diario del sabio. Con la
meditación desarrollamos la Supraconciencia.