Los villanos no se quedan con las damas

Jessica Jazmín Téllez Fonseca

2012
¿Cuánto eres capas de dar por un amor prohibido? Solo por el sentimiento de pasión y ardientes corazones latiendo juntos en un océano de incertidumbre y nuevos sentimientos. Windows uE

Los villanos no se quedan con las damas 1 LOS VILLANOS NO SE QUEDAN CON LAS DAMAS

SINOPSIS
Marcus Dineratti, nunca imagino estar obsesionado por algo más que por la venganza y el mar; pero, una mirada a Samantha basto para voltear su mundo de cabeza y crear en su corazón, un deseo tan fuerte como las tormentas por quedarse con ella; sin importar si la arrastrara a su oscuridad.

Prologo
El ruido de las gotas chocando con la tierra, interrumpió una noche tranquila. Los pescadores volvían a casa, exhaustos y con ganas de dormir hasta que de nuevo el sol, alumbrara en el horizonte. Con sus pies descalzos y mojados por la lluvia, un niño de no más de 10 años, corría hacia su casa, antes de que su padre empezara su matutino discurso, sobre lo peligrosos que era estar a estas horas fuera de casa- ¡Los piratas! -.Le decía – Son gente que solo, mata y destruye por diversión. Ellos no se detienen ni ante mujeres, ni ante niños. Además son tan canallas, que viven sembrando el terror en el mar, robando barcos mercantes- Y terminaba su discurso siempre, con la misma frase- Un día te llevaran con ellos; por no obedecerme. A el no le daban miedo los piratas. Lo que, de verdad temía era no llegar antes que su padre. Con las manos a cada lado, corrió a todo lo que sus piernas le permitieron; mientras que tomaba aire apresuradamente con su boca. Venia de la costa; y eso era muy lejos de su casa. Le gustaba estar en el mar y explorar todo lo que había en el; aunque en realidad, no podía ir muy lejos. Entrecerró los ojos viendo cerca las

Los villanos no se quedan con las damas paredes de madera de su casa y acomodo mejor la maleta en su espalda. Donde llevaba las conchas y caracolas que encontraba. Dando un suspiro de alivio; vio la puerta de la casa a unos cuantos pasos. Pero todo el alivio desapareció, cuando la vio abierta y con las luces apagadas. Frunció el seño y algo le tembló en el interior; Aun así, entro con pasos pequeños e inseguros. El suelo se mojaba por donde pasaba y las gotas resbalaban de su cabello negro y terminaban en el suelo, en un gorgoteo. No podía ver con claridad nada. El cielo estaba encapotado y no entraba ni la luz de una pequeña estrella. Tropezó con la mesa provocando un ruido estruendoso, en le tétrico silencio .Se detuvo de golpe y sintió todos su nervios a flor de piel. -¿M-mama? – Pregunto con la voz temblorosa. Pero de respuesta solo obtuvo silencio – No es gracioso. Yo… No volveré a llegar tan tarde lo prometo – Dijo en un murmullo; mientras se llenaba de pánico. Solo la luz de un relámpago, elimino la sombría oscuridad del pequeño salón; que su madre se había esforzado tanto en decorar. Lo vio todo. Mientras sus pupilas se dilataban y un alarido de temor salió amortiguado por el ruido del trueno; con el cuarto en la penumbra; otra vez. Salió de casa, con los ojos llenos de lágrimas, y las imágenes de sus padres en su cabeza. Le quemaba la retina cada vez que lo recordaba. Los dos tirados en el suelo, cubierto de sangre. Uno sobre otro; como si fueran a estar juntos por siempre. Pero no junto a el. La lluvia fría le dio de lleno en la cara mientras buscaba con la mirada, alguien que le auxiliara; pero no se escuchaba mas que la lluvia y no se veía mas que la oscuridad . Así que corrió, y sin darse cuanta llego temblando hasta la costa; sus pies tocaron la arena y vio el gran barco con aspecto terrorífico desde lejos. Con los ojos pegados a la bandera que estaba en lo alto del mástil. Lo entendió todo; ellos mataron a sus padres .Hombres malos, espadas y destrucción por diversión. 2

me tortura con tímidas sonrisas y suspiros encantados. Para mi mala suerte. precisamente a un ser que hace sufrir a los demás. Yo no debería… -¡Samantha! – Escuche la aguda voz de una de sus primas. nerviosa y sonrojada. el villano soy yo. Samantha. mucho más perversa que yo. en este momento. tampoco es como si una dama. tan fantasiosos y extremadamente retorcido. era para mi escuchar su nombre. Yo soy el villano que aparece justo cuando todo parece ir bien. por hacerme amarla de este modo. Que obviamente no son para mi.Los villanos no se quedan con las damas Capitulo 1 “”Belleza de piel porcelana. Es mala. Mirándolo de otro modo. que disfruta del dolor y sufrimiento de los demás. para algo más que guardar rencores? ¡Nadie! Aunque. mi bella y esplendorosa doncella. de una forma retorcida y morbosa. ella. Tan dulce y refrescante como el aire de primavera. es el villano. Viera al villano como algo mas. que un ser sin sentimientos. Pero al fin y al cabo es mi culpa. Pero en el fondo de mi corrosiva alma y negro corazón. A un ser podrid de alma y sin compasión por nada. haga sufrir.Por que precisamente él. Solo para mí. ese es mi papel y dudo mucho que pueda cambiar alguna vez. Simplemente un mecanismo de un corazón vacio. Por que sin saberlo. guardo en mi mente. el cantar de su voz armónica y cada una de sus curvas celestiales. que tiene a un héroe a sus pies. el esplendor y la luz de los ojos de la delicada y femenina dama. no debería estar en el tejado espiándola por la rendija. La odio tanto. Pueda utilizar su corazón. Entro apresurada. bello espíritu que ilumina mi noche. que lo que ve todo el mundo. cabello de oro y ojos esmeralda”” El villano nunca se queda con la damisela en apuros . Además ¿A quien se le ocurriría pensar. y es irónico que un ángel como ella. Pero esta prohibida Y por eso. Con su cara hecha por el cincel de Da vinci y el cabello 3 . Como El Rey Alfonso VI de Castilla y León en el cantar del Mío Cid. La deseo tanto.

María puso los ojos en blanco en un gesto exagerado. Ella tenía una hermana melliza llamada Miguela. hizo arder en llamas mis celos. antes de mirarla con perspicacia. pero ella. de los grandes señores de Cartagena de Indias. lo contuve. El Conde Antonio Lobera…el era el aclamado héroe. tal y como había entrado.La apuro.¡Claro! Como tu solo tienes ojos para el conde Lobera. -¡Un conde! –Dio un gritillo de emoción. por algo tan insignificante como aquello. Por que en ese instante el renombrado individuo. La castaña. mirando la luna llena atreves del ventanal gótico de su cuarto. Samantha. La que tiene cualquier caballero con una dama – Puso sus manos delicadas sobre su regazo y miro al horizonte.Los villanos no se quedan con las damas largo y rubio esplendido. La fruta prohibida. era como un dolor de muela. Totalmente insoportable. diminuta frunció las cejas por un momento.Dijo dramática. ¡Ho! Ojos azules como el cielo despejado. -¡Ven! Tu padre nos espera en el comedor. que era el mas alto de la casa. -¿Qué sucede María? –Pregunto ella con su voz delgada. era mas seria y estoy seguro que no la soportaba. Yo me escondía en el ático empolvado y verdaderamente estrecho que quedaba sobre su cuarto. cómo los primeros rayos de sol. como una rata callejera. una colonia Española cerca de Granada. taciturna. al igual que yo.El y yo solo tenemos una relación cortes. mientras la tomaba de la mano y la sacaba de sus aposentos. arribo cerca de la costa y tu padre lo ha invitado a cenar -No deberías estar armando tanto escándalo –La volteo a ver-No. Piel de porcelana y ojos esmeraldas. Profundos y salvajes. Esa pequeña Idiota. sentándose en su cama-Es ingles. era hija de uno. Un deseo de tener su sangre en mis manos se apodero de mí pero. 4 . se sonrojo al instante y la miro acalorada – No digas insensateces María. Salí por el tejado.Se volvió hacia la ventana y agrego. Pómulos altos y labios de fresa.

misteriosos y atormentados” Me encanta ver las estrellas forrando las majestuosas noches oscuras. sus ojos negros brillantes. -Deberíamos entrar. por que después de la noche agresiva. Piratas lo seres mas repulsivos del océano. muchos barcos arribaban en las orillas de las playas y mi padre miedoso era a los piratas. hasta que el sol se puso sobre mi cabeza. Eso es una total aberración para toda la sociedad y aun mas lo es mi deseo por salir a explorar libre de toda atadura. pero en la mañana el azul profundo del mar estaba tranquilo y pacifico.No te preocupes . el espectáculo más maravilloso que pudieran ver mis ojos. que me daban ganas de echarme a llorar. Siempre que había una noche de tormenta. Esa mañana a pesar de estar prohibido.Me aconsejo mi prima – Tu padre se pondrá furiosos. Tenía 20 años y estaba soltera. Siempre he querido salir. mi padre me obligaba a quedarme en casa. Me quede a la orilla del mar con mi cabello rubio ondeando. Puse mis dedos en el frio cristal que me separaba de la playa. con la gigantesca luna sobre mi ventana. Según mi padre.Los villanos no se quedan con las damas Baje gracias a las ramas de un árbol y cubierto entre las sombras Salí de su casa. Tendría que casarme algún día y esa fecha se aproximaba cada vez más. Toda la noche hubo tormenta. Pero su reflejo en las aguas oscuras del mar que se extendía afuera.Pero eso no es posible. salí de casa con ayuda de María. Soy toda una dama y debo cumplir mis deberes como tal y el destino que se elija para mí y había tanto que no había echo. explorar el mundo y saborearlo hasta la última gota . era sin duda. si llega y tu no estas en casa -No llegara hasta la noche –Le sonreí. 5 Capitulo 2 “Como el mar.

Los villanos no se quedan con las damas Soltó un suspiro y se aliso la falda del vestido con las manos –Eres demasiado osada. y yo estaba lejos de mi casa. Nunca había visto este lado de la playa. No la hice caso. No puede prohibirme. no predestinado. se estaba ocultando en el horizonte. era algo sombrío y los accidentes rocosos parecían decirme “aléjate”. Yo le quiero tanto.Comí algunas frutas a la hora del almuerzo y estuve toda la tarde en la playa caminando. yo estaba frente al primer 6 . nuestras familias tienen nuestro compromiso como algo predestinado.Iré a casa trata de no tardarte -Escucha sus pasos y después silencio. en su ultima carta me dijo que estaba en Galápagos pero eso fue hace ya mas de tres meses. Mi corazón se acelero al sentir el peligro. Camine por la playa tomando mi vestido entre mis manos y vi dos barcos uno cerca y otro mucho mas allá. pero era muy tarde. El es de Sevilla. Tanto que sin darme cuanta ya era el atardecer. pensar en sus ojos azules y su sonrisa encantadora. pero esta haciendo exploraciones por distintas partes de la nueva América. Deberías reconsiderarlo. El sol que antes estaba sobre mi cabeza ahora. -¿Por qué siempre sacas el tema a colación? Ella rio. ha sido mi amigo desde que tengo recuerdos. es justo desobedecerlas. El conde Antonio. Tu padre no es alguien que conviene enfadar. por no verlo en tanto tiempo – Sonrió –Sabes a que me refiero Voltee mi vista de nuevo al horizonte y no pude evitar. de cierta manera nacimos para estar juntos. por supuesto . Pero para mi el amor es algo inesperado. Voltee a verla e hice una mueca con mis labios –Cuando las leyes son injustas. ver todo esto. que es tan esplendido -Te estas enloqueciendo Samantha -¿De donde has sacado eso? -Creo que te estas volviendo loca.

estoy segura que no me salió voz. por primera vez.¿Por qué no le he hecho caso a mi padre?. tocar mi rostro y después bajar a buscar el cierre del vestido . un pirata. Por que el era hermoso. pero el tomo mi brazo con fuerza obligándome a voltear a verlo . Con la voz atragantada. Me miraba con sus pequeños ojos marrones -Pero si eres preciosa –Soltó con sonora y verdadera felicidad –No he tenido una mujer en tanto tiempo. misteriosos y atormentados.Los villanos no se quedan con las damas barco. Era pequeño pero terrorífico. anchos hombros y como el mar. regordete. El.Empezaba a resignarme pero. y con el corazón bajando por mi estomago. barbudo. solo una cosa. Era tan oscuro. Pero ya nada podía hacer . Cabello ébano. sin duda.Mi ojos entonces..Pensé con amargura.murmure pero. me empujo bruscamente contra la arena y por mi mete paso lo peor – Va violarme. me atrevía abrir los ojos. pero solo vi el cielo nocturno. No había estrellas. 7 Capitulo 3 . -¿Se encuentra bien? –Me pregunto. Tenia acento ingles. dé repente los toqueteos se detuvieron. como los ojos del hombre que me estaba viendo.Sentí su aliento justo en mi nuca. labios delgados y pálidos. con botas y un aro en su oreja izquierda. Y eso era extraño. con voz aterciopelada. No tenia bandera lo que significaba.Solté un alarido de pura frustración. Las sensaciones se arremolinaron en mi y sentí las lagrimas bajar por mis mejillas. Un pirata en todo su esplendor. -¡Ho pero me ha caído un ángel del cielo!. No lo podía ver bien en la oscuridad pero estar cerca de él era algo tenebroso. sus ojos negros. apreciaron. Mis ojos se agrandaron y mi primer impulso fue correr. trate de no pensar en lo que pudiera pasarme a partir de ahora – No me haga nada. Era bajo.me dije.Sentí sus manos rasposas. cerrando los ojos que se me llenaban de lagrimas . un hermoso rostro pulido.

y no pudo evitar rememorar el momento. y se recostó en el respaldo de la silla.De dijo Marcus -¡Oye! Y soy el capitán –Arremetió el castaño– El que dice eso soy yo.. y las mejillas de un hermoso color carmín. La ceja del moreno se elevo mientras lo miraba –Déjate de tonterías.¿Por eso has llegado tarde? –Hablo con una clara doble intención. cargado de esmeraldas. que nos quedaremos. El rio y llevo un trago de cerveza a sus labios. -No me interesa –Marcus alzo los hombros. -Avísales a todos. abre tu boca y dime lo que necesito Alexandro suspiro. porque no habían salido muchos barcos de Cartagena de indias hacia España. Mejor.Los villanos no se quedan con las damas -¡Marcus! –Grito con jovialidad -¿Pero donde te metiste toda la maldita noche?-Carcajeo. obteniendo toda la información suya que necesitaba. para la corona Española –Sonrió. 8 . en ese tiempo .¿No es interesante? Nos quedaremos dos semanas más en Cartagena de Indias. Era como su opio personal. en gesto despreocupado. Desde ese día se había convertido en un obsesivo y la veía siempre que podía. Su barco llevaba alrededor de un mes en ese puerto y no se había movido. -Ya.pensó para si. que la vio sentada sobre una pendiente rocosa.Por lo menos estas de buen humor –comento – Si hubieras llegado mas temprano. Marcus hizo una mueca y se acerco a pasos largos y fuertes hasta la masa donde estaba Alexandro.Un barco saldrá en mas o menos dos semanas. Con los cabellos castaños desordenados fuera de su gorro. con los cabellos rubios ondeando.Además tres días después de bajar del corazón de ébano. Marcus tubo la fortuna de encontrarse con la pequeña afrodita que representaba Samantha. Tendrías una mujer para ti. Estuvo toda la semana siguiente a la llegada del barco al puerto. ¡Claro! –Lo miro .¿Qué te importa?-Contesto.-Mas bien la desgracia.

igual que toda su tripulación. pero una mata de cabello rubio. Levanto una capa de humo. Eran alrededor de las seis de la tarde y el sol se estaba ocultando.Los villanos no se quedan con las damas Alexandro. Lo miro. con los ojos ardientes de desprecio. capto su atención. mientras en su interior se avivaba la llama de la ira. El joven salió de la taberna y el viento pego de lleno en su cara. Le permitió ser parte de su tripulación cuando tenía 16 años . hermano mayor .Le dijo moviendo los labios 9 . el capitán del corazón de ébano. A ser despiadado. Eso es lo que era . que lo mando a unos metros mas allá de la joven que temblaba del miedo. Luchando por soltarse de un pobre insecto. y lo mas cercano a una familia que Marcos ha tenido hace mucho. aprende solo una cosa. su padre fue marinero toda su vida. al momento que echo a correr hacia allí . vio el majestuoso corazón de ébano. Desde una pequeña colina de arena. alrededor de hombres rudos. igual que él. que ya empezaban a desocuparse y llenarse de las sombras de la noche.El barco siempre ha sido suyo. Johnson. incluyendo a Marcus.Le respondió con voz acida. Es un barco pirata. extendiéndose como el fuego en la selva.. de la tripulación de McLarty. Lo miro con miedo reconociéndolo al instante. Y la vio. Y un chico de 14 años. moviendo el largo de sus cabellos negros.Es un barco que no sirve a ninguna corona. que esta hay desde que tenia 14. -Lar-go. Camino sin prisa por las calles. Marcus no noto que llegaba a la playa hasta que sus botas pisaron la arena blanca de Cartagena.Desde la punta del pelo hasta la punta de los pies -Compórtate como tal. Tomo al marinero por el cuello de sus camisa y lo alejo de un empujón. Había visto solo un momento a Samantha por la mañana y después se había enfocado en encontrar una ruta posible para la emboscada al navío Español.Bajo lo mas rápido que pudo. es como si fuese su. 10 años mayor que el. El regordete marinero.

por muy apuesto que fuera. lo miro con incredulidad y una renovada ira en su interior . como una rata. Pensó con resentimientos.Le dijo él.Le dijo acercándose. Sus ojos lo miraron con terror y confusión al mismo tiempo – Lo…lamento –Dijo con voz estrangulada. tratando de ser lo mas amable posible. -¿Se encuentra bien?.Los villanos no se quedan con las damas Después me las veré con el. cuando lo vio correr de nuevo a su barco a esconderse. -No debería estar aquí –Le advirtió – ¿Es que. apreciándola a pesar de la oscuridad en la que estaban.Respondió con pesar.Es usted un impertinente La comisura del labio de Marcus se elevo. es estúpida? -Yo…-Samantha.Aclaro El hombre.¡Como se atreve! –Acuso.Nunca había estado tan cerca de ella. Así que al ver que la chica no se movió ni un centímetro. Se veía bellísima. Concluyo que ella tenía luz propia.Le respondió brusco –Mejor cierre el pico 10 . Como si hablara en otro idioma-Por salvarme de ese sujeto. la tomo del codo y la jalo a su paso. -¿Qué hace? –Pregunto ella con las mejillas rojas y abochornadas¿Cómo se atreve a tocarme sin mi consentimiento? -La llevare a su casa.. La joven lo miro claramente asustada.. Era obvio que ese hombre no era un caballero. levantándose de golpe.Y he llegado aquí sin darme cuenta -Camine –No pudo evitar que sonara como una orden.¿Qué hacía aquí? -Me he alejado mucho de mi casa. le sostuvo la mirada.Eso parece Por primera vez Samantha noto el extraño acento del sujetoGracias – El la miro extrañado. Entonces la miro. en algo parecido a una sonrisa. mientras las lagrimas bajaban sin césar de sus ojos esmeralda -Deje de llorar. Las manos le temblaron por un momento .

que lo abrumo por un momento. donde pasaban los carruajes. se volvieron como un tempano de hielo. Samantha pensó. cuando el bajo la mano y la jalo por la muñeca. El paro repentinamente y ella no pudo evitar chocar con su dura espalda. Él tampoco aflojo el 11 agarre en su brazo y ella sintió un cosquilleo atravesándole la espina. Nunca en su vida.pensó Marcus. Decidiendo no tocar un tema que parecía delicado para el. sin duda.Si no me obsesionarás.Gracias por…salvarme –Le dijo al final. -Tu cicatriz. el que antes estaba en la penumbra.. en sus facciones al verlo de cerca. Los negros ojos de él. Su casa quedaba solo a unos metros de allí. -Ya puede irse sola –Le dijo con voz sombría. Caminaron en silencio. Era hermoso. Lo miro a la cara y las farolas que había cerca de la carretera alumbraron su rostro. Cruzaba todo su rostro y ella lo seguía admirando. una salida tranquila a la playa acabaría con esto. estaría con tu sangre en mis manos.Es… -¡No abras la boca! – Advirtió Ella le miro con cautela. -¿Qué es lo que mira? –Le pregunto iracundo. Pero tenía una marcada cicatriz desde el costado izquierdo de su barbilla. .Los villanos no se quedan con las damas La chica frunció el ceño. Ella camino hacia frente cuando Marcus. No pudo evitar mostrar sorpresa. pero no dijo nada más. hasta el principio de su ojo derecho. Samantha imagino que. soltó su muñeca. Era demasiado sincera. él tratando de frenar el impulso de tomarla y encerrarla en su camarote y ella. Noto con sus ojos esmeraldas que habían llegado a la vía.Le respondió con una sinceridad. clavando sus ojos en ella como estacas. tratando de seguir su paso y no caer en el intento. Quizás había sido muy imprudente al decirlo así. Con muchas emociones juntas en sus ojos. que todo en él era sombrío y peligroso. pero ese siempre había sido su problema.

Vete a tu cuarto. sentía un cosquilleo extraño por todo el cuerpo.Sabes que Cartagena no es el lugar mas seguro en estos momentos. Eso debía ser un secreto o estaba segura que la amarraría a su cama si fuese necesario. no me hace menos. El pensar en no verlo de nuevo le causaba cierto malestar. Eres una dama y debes actuar como tal -Actuó como una dama –La chica lanzo un suspiro –Salir a dar un paseo a la playa.Pero no le diría nada de lo que había pasado hoy. Pensó. El hombre de unos 40 y tantos años.Contradijo ella con voz suave –No puedes encerrarme aquí como a una muñeca. por carne propia . dio media vuelta sin decirle nada más y se perdió por la playa. No dejo de ver hacia donde se había ido. Samantha lo miro alejarse y hasta ese momento cayo en la cuenta de que no le había preguntado ni su nombre. El era tan poco convencional. mientras caminaba hacia su casa. 12 Capitulo 4 -¡Samantha! –Grito el hombre canoso. Mañana hablaremos –Termino por decir . MI ro al suelo y se rindió por el momento – Lo siento padre no quise preocuparte .Los villanos no se quedan con las damas Marcus. que le creaba una gran curiosidad en su interior. tenía una expresión tensa mientras miraba a su hija. mientras la miraba iracundo -Solo digo la verdad. El era un chico malo. -Es mi héroe –Murmuro sonriendo. llevando una copa de whiskey a sus labios con la otra.No puedes hacer lo que se te antoja. a los ojos de nadie -Tienes que ver las cosas como son Samantha-La acuso con su dedo. Y mucho menos la playa La rubia comprendía la preocupación de su padre. Su boca era apenas una línea recta y sus cejas estaban totalmente fruncidas. Quizás un marinero de un barco mercante. para que no saliera de casa.

En realidad pensándolo bien siempre reaccionaba violentamente. arribo esta mañana en la costa –Le comento mientras entraba al camarote del moreno –No traen nada de valor además de unos vestidos y estupideces para señoritas – El castaño mostro sus dientes –No tengo idea de cuando salgan. Era como si le restregaran su pasado por la cara y le mostraran lo débil que había sido en ese entonces. y siempre que alguien se le quedaba viendo el no podía evitar reaccionar violentamente. pensó. ensordecedoras y destructivas. malos recuerdos llegaban a su memoria como bombas en una batalla. pero en especial con aquello. mapas.Los villanos no se quedan con las damas Samantha camino rápido hasta su cuarto con el corazón desembocado. Cerró los ojos cuando los alaridos del sufrimiento de su pueblo le taladraron lo oídos – Ya basta –Murmuro con voz ronca. Ese día. ropa y espadas eran algunas de las cosas. 13 Maldijo en voz baja. -Marcus Se alejo del espejo rápidamente y dio media vuelta.Creo que es de un conde o algo como eso. para quedar cara a cara con Alexandro. sin duda había sido el más extraño y excitante de su vida. Pero algún día cobraría su venganza. Pero seguro nos divertiremos cuando regresen al mar. se digne a pisar el suelo de una simple colonia . Siempre que le veía. -¿Es de un español? -En realidad si – Camino y vio todo el desorden que tenia Marcus en su camarote. pasando un dedo por la cicatriz que le atravesaba el rostro. Nunca le había gustado que nadie le viera aquella cicatriz. -Un buque español. -Es extraño que uno de ellos.

como un adolecente enamorado como si pudieras acariciarla con el pensamiento o llevarle rosas con el viento –Le interrumpió – Pensé que esa Samantha de la que tanto promulgabas. Fue un amor tormentoso. Su madre fue una campesina.Ellos no reconocen a sus hijos bastardos y menos si es mujer. Cuando el lo había descubierto había puesto la misma cara de molestia que Alexandro . viene a ver a la hija de don Sáenz de Sevilla. No le gustaba explicar sus asuntos –Nació aquí.Ella era hija de uno de esos malditos. -Samantha –Murmuro mas para si que para su camarada -¿Samantha? –Pregunto este mirándolo con una expresión seria muy rara en el . Pero una maldita Española –Le escupió con rabia -¿Cómo has podido? -¡Cállate de una vez! –Le grito acalorado –En realidad pensé en rebanarle el cuello cuando lo supe –Puntualizo -Entonces…-Le siguió Alexandro un poco más en sus cabales -No es española en realidad –Frunció el ceño. y nunca ha pisado suelo Español que yo sepa. -¿Murió? -La acecinaron 14 . -Sus padres se casaron. El castaño se vio confundido.Los villanos no se quedan con las damas -Que no se te haga extraño –Meneo la cabeza –Según se. Al parecer el estúpido Sáenz si tiene sentimientos y se enamoraron profundamente. era una criolla del pueblo o quizás una indígena. el pequeño príncipe. -Aléjate de ella -¿Como sabes…? -Has estado suspirando su nombre. Él llego a Cartagena cuando tenía 21 años y la madre de Samantha tenia 16.¿Así se llama la hija de ese bastardo? -Samantha Sáenz de Sevilla –Dijo con voz amarga.

No podía esperar a llegar a la casa Don Francisco Sáenz de Sevilla y no precisamente por verle la cara de amargado a el. tampoco era como si se fueran a ver de nuevo. además. -No seas tonto. Su Samantha. Lo de ayer no contaba. -Aun así eso no cambia las cosas.Lanzo un suspiro – Solo la he visto de lejos un par de veces. El no se hubiera acercado de no ser una situación tan delicada como aquella. y había ido a llorar al regazo de su padre. -Que peso me quitas de encima camarada –Le dijo Alexandro con el ánimo recuperado.Los villanos no se quedan con las damas -¿Culpable? Marcus sonrió –Los españoles tienen mas enemigos de los que pueden contar. Seguro que ahora sabría quien era. Cuando por fin lego le recibieron. Tenía tantas ganas de abrazarle y oler su fragancia que le temblaba todo el cuerpo con anticipación.Le dijo. tal y como lo esperaba pero no la vio a ella por ningún lado. 15 Capitulo 5 La sonrisa esplendida contrastaba con el suave cabello rubio que se escondía tras su gorra carísima e importada . Samantha. se dijo.Ella sigue siendo de esa estirpe. Debes alejarte de ella antes de que sea demasiado tarde. Eso es todo.Medio mintió.Marcus no estuvo seguro si lo decía. Ella lo había mirado diferente. Recordó. desde lejos como siempre. al encontrarse con un sucio y deshonrado pirata como el. . Aun que quizás pudiera verla un para de veces mas. por la seguridad de el o por la de Samantha. Pero darle vueltas al asunto solo le traería problemas y preguntas que no estaba seguro de querer responderse ni a si mismo. Marcus volvió la vista a los papeles en su mesa y no pudo evitar recordar con claridad los ojos esmeraldas de Samantha a la luz de las farolas.

Salvajes piratas.Dijo con pesar –No ha querido salir de su cuarto en toda esta mañana –Dio una pequeña mirada hacia las escaleras y continuo. pero parecía tener un rumbo fijo. -¡Samantha! –Grito con todo el aliento que le quedaba en los pulmones. hasta estar a una distancia prudente. Un rumbo que a el no le gustaba ni un poco. para que lo pudiera escuchar. fue su ventana abierta de par en par y una sabana envuelta en forma de soga hasta el suelo. Esta detuvo su paso de golpe y miro hacia atrás en gesto desesperado y al verlo no pudo hacer mas que desplegar sus labios en una sonrisa gigantesca al tiempo que corría hacia el para abrasarlo. -No has cambiado nada –Murmuro sonriente y bajo por la misma soga hasta salir de la casa Camino unos cuantos metros y la vio caminado por la costa. en seguir el camino que lo llevaría hacia Samantha.Los villanos no se quedan con las damas -Don Francisco –Le dijo con jovialidad –Quisiera ver a la joven flor que tiene por hija –Le sonrió -¿Dónde esta ella? -Hemos tenido una disputa lamentable.Pero seguro que se alegrara de veros. Quisiera ir a verla -Estas en tu casa Antonio Este no perdió ni un segundo. -¡Antonio! – Murmuro emocionada acogida en su pecho –Te he extrañado tanto -Yo también pequeña –Le dijo este enterrando su cara en su cabello –Me has hecho correr bastante – Ella rio -¿A dónde ibas? 16 . Corrió como pudo sobre la arena suave y resbaladiza. ayer por la noche. Pero al llegar lo único que vio. Debo deciros–Soltó una involuntaria risa y se paro de su asiento –Si me lo permites. Si seguía mas adelante se encontraría con lo piratas. -Yo estoy ansioso de igual manera.

No me has mandado una carta desde hace mucho -He estado en lugares maravillosos Samantha –Ella. -En ese caso –El.Pero si eres mi dama. Veras con tu ojos. Era como el sol brillante y abrasador en verano .Y que apenas se había quedado sola en su habitación había saltado a buscarlo de nuevo– Solo caminaba –Mintió. bello. lo que yo he visto ya con los míos Samantha no pudo evitar. -Ya me parece. yo te llevare a probar todo eso –Le sonrió con ternura.Volteo su rostro y la miro con los ojos llenos de luz. Sorprendente y divino. 17 .Los villanos no se quedan con las damas Samantha se sintió un poco perturbada por la pregunta.Maravilloso y esplendido¡América! Es como un misterio.Pareces mi padre –Le dijo soltando una risa. se quedo en silencio. Como una obra de Shakespeare. El negó con la cabeza mientras le sonreía –Tengo muchas cosas que contarte pequeña –La soltó. que la emoción. a cambio de tu amor. por que no se había salido de su cabeza . admirando la luz de sus ojos mientras hablaba.Y tu querida mía. exótico y misteriosos – Samantha no pudo evitar que a su mente vinieran los ojos negros de su salvador de anoche – No sabes donde termina la realidad y empieza la fantasía. la tomo de la barbilla con una delicadeza infinita – Sera mejor que nos os ocurra. que había conocido a un guapísimo marinero que no la había dejado dormir en toda la noche.Pero yo…Tendré que casarme. volver a caminar ha esa dirección . lo veras conmigo. y una dama. No sabía si era buena idea contarle. tomando un mechón de su cabello entre sus dedosPuedo darte el mundo pequeña.-Un suspiro salió de su boca rosa. se le atorara en las venas al oír sus palabras y sonrió – Seria maravilloso Antonio –Pero su sonrisa no llego a sus ojos. no podrá ver todas esas cosas maravillosas que me has dicho .

que le dio el estúpido español. Samantha.Los villanos no se quedan con las damas Sus mejillas se sonrojaron al ver su convicción y el amor que le profesaba. sin poder detener a sus pies que los seguían entre las sombras. Él vio. Aunque era claro que no debería sentirse de ese modo. y sinceramente espero que aceptes mi propuesta. No pudo evitar que la ira. Iba directo hacia su barco. al dejarla en la puerta de su habitación.Debo dejar de hacer esto. y le dio un suave beso en el dorso –Pero.-Sera mejor que volvamos a casa. Ella estaba prohibida y seguramente había nacido para quedarse con ese sujeto . para dirigirse a sus aposentos. y las manos le picaban de ganas. Necesitaba pensar en todo lo que le había soltado Antonio hoy. Ya eran alrededor de las ocho de la noche. y la cena en la casa de Samantha acababa de terminar. He venido hasta aquí solo por una razón Ella lo miro ansiosa y curiosa -He venido para llevarte conmigo. El corazón de ébano. pequeña –La tomo del la mano. que iba estallar de seguir en su casa esa noche. donde seguro encontraría barcos piratas. Pensó él.. totalmente sola y con solo su camisón y enaguas . al vera abrasarlo delante de sus narices. 18 Tenia los nervios de punta. lo inundaron. Le daba miedo y ternura al mismo tiempo. Capitulo 6 Samantha sentía. Vio también la cálida despedida. como todos abandonaron el comedor. Pero no le importo en ese . -Como gustes. y sin proponérselo tomo de nuevo el camino hacia las pendientes. Y maldijo mil veces cuando la vio salir por la ventana hasta la playa. Pensó para si.Le dijo tímida de repente.Casarse con el y tener sus hijos. por tener el cuello de ese alcornoque entre sus dedos.Ella caminaba sin ninguna preocupación por el camino hacia su perdición.

No me interesa decírselo.. – Que molesta que es señorita. y usted me ha salvado la otra noche –tomo aire.La tomo de los hombros y bajo.. hasta quedar cara a cara con ella. debería estar bromeando. como la otra noche.Los villanos no se quedan con las damas momento. -¿Cuál es tu nombre? Por un momento pensó que esto era una alucinación y en realidad estaba desmayado sobre la mesa de su camarote después de unas cuantas botellas de vino.. -¿Cómo te llamas? –Pregunto ella de repente. tenia que admitir que estaba intimidada bajo sus ojos oscuros. El quedo algo descolocado por lo sorpresivo de su pregunta ¿Que?.Frunció el seño en una mueca de confusión.¿Es usted un marinero? – Pregunto con el poco valor que le quedaba y con las piernas temblando como gelatina. 19 . Se relejo al verlo frente a sus ojos y disfruto un momento de su roce y la asombrosa sensación. -¿Qué rayos hace aquí? –Pregunto con voz brusca. a alguien como usted? Ella se sintió algo avergonzada por su impertinencia – Yo. que le embriago tal. Ella.¿Quiero saber el nombre de mi salvador? Marcus estuvo a punto de soltar una carcajada amarga y desabrida. Ya lárguese Samantha. Sus ojos lo hicieron perder la razón. Así que vaya a su casa de una vez por todas.¿De que le serviría que lo dijera.¿Y usted? -Váyase de aquí -Es usted muy grosero –Le acuso ella – Nosotros no nos hemos presentado. Descubrió con un amargo sentimiento. pera darse fuerza. como un barril de vino. haciéndola dar un pequeño brinco de miedo. ya que si fuera la vida real ella estaría huyendo. Hasta que sintió una mano sobre su codo con nada de delicadeza. soy Samantha Sáenz –Le dijo con la voz pequeña. Tenia ganas de besarla.

Quería enseñarle que ese “no le tengo miedo a los piratas”. Samantha vio la sorpresa en sus rasgos duros. se odia a si mismo hace unos años. Ya lo he hecho tantas veces. dio un paso hacia atrás y dio un gemido de dolor y sorpresa. ella no dejo que eso la acobardara –No lo aras. Era un pirata.Pregunto él. Aun que su voz sonó amenazante. cuando las manos ásperas de él. que no movió ni un musculo. pero tenia tanta curiosidad por todo lo que el representaba. Solo tengo que aplastar tu frágil cuello de gorrión con mis manos. Lo miraba con dolor. -¿Eso crees?.. Valiente. pero no con miedo. y cobarde cuando veía el terror de la oscuridad en las personas. y él. Instintivamente.Levanto el mentón – Podrías haberlo hecho la otra noche. Lo peor era que su cuerpo. se elevaban en algo parecido a una sonrisa irónica. que solo mata y destruye por diversión. al no percatarse antes. y tubo la impresión de sentir su aliento en su cara. no lo hiciste. La gélida voz del muchacho le congelo cada fibra de su cuerpo. El tomo fuertemente estrangulándola. No lo aras ahora –o eso esperaba. y ella abrió la boca en busca de aire..Que inteligente –Lo oyó murmurar. Le recordó a el mismo hace unos años.No le tengo miedo a los piratas –Resonó valiente. Su sentido común le decía que corriera.Los villanos no se quedan con las damas Vio como la comisura de sus labios rígidos y severos. y por un momento se sintió orgullosa de si misma. en el mundo. Ella solo había visto el lado luminoso y 20 . tocaron la piel blanca de su cuello. Marcus vio sus ojos atreves de sus pestañas rubias.Soy un marinero. Concluyo y se sintió tonta. justo ahora. no parecía querer alejarse. Pero eso acabo cuando el hablo de nuevo – Podría matarte y violarte. pensó con el corazón bajándole por el estomago. Era tan obvio que ahora mismo la daban ganas de llorar. pero eso no era lo peor de todo. enterrando los dedos en su brazo con fuerza –No seria difícil. Si antes le temblaban las piernas ahora se sentía fría como un tempano. podría acabar por matarla.

La soltó con brusquedad al verla cerrar lo ojos con una sonrisa. Samantha. Había sido como probar una nube con los labios.No lo pudo controlar . Su corazón estaba por salir de su pecho y sus nervios por explotar .Susurro –Eso es suficiente Le tembló el labio inferior mientras la miraba. en una caricia que casi no se sintió.Casi te mato. Y su beso. Era bello de una forma tan extraña y misteriosa. Y ella estaba tan tranquila. le daría una probada del otro.-No eres tan malo – Alcanzo a decir ronca y dolorida El se agacho a su altura y el la tomo del cabello. Se sonrojo. Como América.Pregunto. Había sido su primer beso. y le agarro del cuello con suavidad -¿Eres Italiano? -No Ella frunció el seño –Pero tu apellido es… 21 .Los villanos no se quedan con las damas ahora el. Sé acerco mucho a su cara. -Mi nombre –La puntualizo –Marcus Dineratti Sus ojos esmeraldas se abrieron sorprendidos. no se había equivocado pensó. -¿Que?. ella confundida. para que no volviera a ser estúpida. ni al verse apagar su vida.La tomo en brazos sorpresivamente y empezó a caminar sin mirarla. Y una sonrisa tímida apareció en sus labios mientras observaba el rostro duro del muchacho.Rozo sus labios por un pequeñísimo momento. tomo su cuello cuando cayó de sentón en la arena. tanto que sintió su suave aliento rosarle los labios. Eso lo sorprendió y asusto al mismo tiempo. Samantha estaba confundida y aliviada. mientras tocia y tomaba aire con brusquedad. Tan delicada para alguien como el . ¿Eres estúpida? Me das asco -No me mataste. – Marcus –Le murmuro bajo. No había tenido miedo. Había visto a miles de marinaros rogar por su vida en estos momentos. Tenía los dientes apretados y el seño fruncido.

-¿Me llevarías algún día? -Tanto el como ella se sorprendieron con la pregunta. Ella solo lo observó con una mescla de confusión y desilusión. -¡Ho! –Ella sonrió de nuevo –Nos parecemos. si no estuvieran en su cabeza. y alzo la cabeza par mirarlo –Nos. se sintieron como una pluma de cisne. Ella parecía en verdad confundida. Sus ojos esmeraldas casi se salieron de sus cuencas y sintió miles de hormigas bajo su vientre . que le miro sin entender. vemos Marcus. sobre el barro escabroso de los labios de él.La puso en el piso con toda la suavidad que le fue posible. -Hemos llegado –Le dijo el rompiendo la trama de la pregunta –Vete ahora. por primera vez. en un beso fiero. -¿No estas feliz Sami? –pregunto su padre. MI padre es español pero yo… -No nos parecemos –Su voz frívola la hizo guardar silencio.Alzo su muñeca hacia el.Los villanos no se quedan con las damas -Mi padre –Dijo el como si eso acabara con la pregunta. -En el Atlántico.Marcus acuno su rostro delicadamente entre sus manos y separo sus labios lentamente de los de ella.-Yo soy de Cuba –Le dijo después de un silencio extenso. cuando los labios de él.con ironía y carcajadas ruidosas. Los labios delicados y suaves de ella.-Adiós Samantha –Termino girándose sobre sus pasos. 22 Capitulo 7 La parte mas realista de su mente le gritaba un –te lo dije. fue silenciada. Ella se estabilizo en el suelo. . Que podrían sonar en todo el estudio de su padre. se apropiaron de los de ella.Tienes qu …–Su voz delgada. -¿Dónde esta eso? –El la miro.

Miro el reloj gigantesco de madera que tenía su padre en el salón.¿Cuándo me iré? -Mañana al amanecer -Esta bien padre. Marcus solo la había besado una vez y había movido su mundo por completo. Eran las seis de la tarde. algo que estaba segura no encontraría en otro lugar. Solo quería disfrutarlo un poco más. abrazo para consolar su llanto. -Tienes veinte años –Le recordó –Pensé que estaría feliz Se separo de él y lo miro con los ojos brillantes por las lágrimas.Los villanos no se quedan con las damas -Claro que no estoy feliz de irme –le dijo con lo ojos aguados -¡Ho cariño!. que mas de la mitad de la tripulación del barco no la hayan pisado por toda la noche. Él le daba tanta vida a su aburrido existir. A Samantha se le hizo un nudo en el estomago. Solo con Marcus. estaría muy feliz de irse por fin de su casa. tan pronto que ni siquiera pudo apreciarlo. 23 Tenía tan buen humor.Pero por una vez en su vida. -¿Por qué tan pronto? –murmuro contra el pecho de su padre. Limpio su rostro con la manga de su vestido y empezó a caminar.Asintió con aprensión mientras se alejaba y cerraba la puerta tas de si. mientras lo oía. ni en el volcán mas caliente. Pero todo había terminado.la. a descubrid el mundo junto con Antonio. . ni en el risco mas alto. sentía ese sentimiento de peligro y pasión.sabes que siempre. decorado con colores tierra y ventanales que dejaban ver el atardecer y la playa llena de arena blanca. que no le había importado. que le entendía y era un caballero tan dulce . podrás volver. En otra ocasión.

liza y blanca. y le sentó en una roca. Se exaspero por un momento. donde no había gente. por ser una costa llena de piratas.-Vamos. -Quería verte.Creo que te buscan –La seriedad de su voz y le forma en que le miro. al verla hay tan campante-¡soy un pirata! ¿No te quedo claro? –Miro hacia atrás por encima del hombro y como pensaba. mucho menos una señorita como ella.Los villanos no se quedan con las damas -¡Marcus! –el solo perfilo el rostro y miro al capitán que tenia la vista 24 fija en al suya. Salió a la proa del barco. A pesar de que la advertencia de Alexander. la luz de sus ojos al hablarle y algo dentro de su oscuro corazón se removió. en la costa. desde el barco-vete Samantha tomo aire. y la vio a lo lejos. El silencio era algo pesado. Alexandro lo miraba con ojos de halcón.pensé que…me besaste y eso significa mucho El vio. Nadie se metía allí. -¿Qué haces aquí? –pregunto caminando sobre la orilla. no significaban nada bueno. tal y como ayer. Lo estaba buscando. Llegaron hasta el otro lado de la playa.sus mejillas se sonrojaron inevitablemente. pero aun así él no la había soltado ni por un momento. El no tardo en bajar y tomar un bote hasta ella. Estaba mirando hacia él y alzaba los brazos llamando la atención.le dijo al final tomándola de la mano y jalándola fuera de allí. Marcus la cargo repentinamente. le había estado dando vueltas en la cabeza. . pero unas hermosas palmeras verdes saludaban el nuevo anochecer desde la tierra. -Marcus –susurro -Basta –le dijo el con su rostro en la penumbra -¿a que has venido? -quiero que me beses de nuevo –hablo sin preámbulos.

al que le arrebataron todo una vez. Después de todo. Vi los cadáveres de mis padres frente a mí. me quede en…los arrecifes de la playa y cuando regrese a casa. -Quiero dártelo todo hoy –murmuro entonces El silencio cayo de nuevo entre ellos. eran Franceses y fueron a Cuba a una expedición. Mi padre pasaba casi todo el día fuera. Pero un día. sin ser el pirata malvado. –Miro hacia arriba perdido entre sus recuerdos –Yo nací allí. por que mi padre idolatraba a los 25 . mientras sus ojos se empañaban. financiada por la corona española. Y es irónico. Nunca fui a Francia en mi niñez y tampoco conocía a alguien de mi familia. Y acaricio su mano con nerviosismo.pregunto ella entonces sin saber que mas decir.Los villanos no se quedan con las damas El pelinegro quedo confundido e impresionado por una respuesta tan inesperada. S in quererlo su corazón empezó a latir furiosos como las mareas. podría por una noche.Unos ingenuos Ella lo miro sin entender y el decidió desahogarse por segunda vez en toda su vida.Cuando Salí hasta la playa. Él se encargaría de eso. él mismo. Los habían degollado y tenían el suelo de mi casa tintado de rojo –Samantha ahogo un grito. por que Cuba es un paraíso y ni a mí ni a mis padres no interesaba otro lugar fuera de ese. Quizás. El hizo una mueca pero hablo. solo Marcus. todo era un caos. Los vi –Su voz se lleno del rencor mas oscuro que ella nunca pudo oír – Era un barco con bandera Española.Todo era maravilloso. -¿De que hablas? –pregunto ella -Mis padres. -que te bese –repitió el Ella tenía las mejillas encendidas. fuera de mis padres . así que yo soy cubano. quizás no la volvería a ver nunca. -¿Cómo eran tus padres?. un infierno. en la expedición y yo me quedaba con mi madre en casa. pero aun así no quito su mirada del rostro cincelado de él.

seres humanos que vivían pacíficamente y ellos nos liquidaron. Solo bajaron para divertir se a la cota de la vida de esos pescadores y mis padres. eso fue lo ultimo que creyó oír de alguien. podrido y con muy mal carácter. y he estado buscando ese maldito barco por toda mi vida-el rencor inundo sus ojos de nuevo –Por eso solo asaltamos barcos españoles. Con los labios hinchados y las . Que ellos formaron. como el volcán más ardiente y el abismo más alto. era un chiquillo rebelde. Allí no había. sintió las manos temblando. Solo por un momento . Se fundieron en un beso ardiente y húmedo. cuatro años de mi vida sobreviviendo de despojos. Igual que liquidaron mi corazón y todo despojo humano en mi interior. me sentí bien. Pero con el. Jura acabar entonces con esos bastardos.Pero no podía simplemente lamer mis heridas. mientras se abrasaba a él con fuerza-Eso es muy triste –musito –Lo siento tanto -No quiero tu lastima –le dijo amargo Ella sonrió y tomo su cara suavemente entre sus manos.Los villanos no se quedan con las damas españoles y repudiaba a los piratas decía que ellos “mataban y 26 destruían por diversión” y eso fue lo que hicieron esos bastardos con todo el pueblo.–La miro entonces y ella vio lo brillante de sus ojos en la noche. -Te convertiste en pirata –afirmo ella -Si… Pase. el niño de 10 años que vivía feliz con su familia. Eran. Samantha no pudo contenerse y soltó su llanto. me recibió en su barco cuando me encontró solo tratando de recoger alguna pesca. Además fue como ver por primera vez su corazón. se lo estaba mostrando sin limitaciones. pero aun así siguió su instinto y poso sus labios en los de ella. oro ni riquezas como en sur América. le sonrió con ternura entre lagrimas. por primera vez después de lo que ocurrió. en un pueblo que empobreció después de ese caos. En ese entonces. Samantha poso sus manos tímidas sobre su cabeza y hundió sus dedos en su cabello de ébano.Tus padres estarían orgullosos de lo fuerte que has sido El la miro sin creérselo. Pará ella. era de nuevo. Alexandro.

A él no le importo. y después de aquel beso les fue imposible detener lo de más. Terminaron en la arena blanca sintiendo sus cuerpos temblar y resplandecer de amor.Los villanos no se quedan con las damas mejillas sonrojadas. Todo fue perfecto. Porque hacerlo estaban seguros que seria como morir por siempre. 27 . que estar con ella fuera imposible y que le destruyera al final. para toda la vida y sin posibilidades de sentir ese sentimiento salvaje. como una probada de cielo. La pasión de sus besos y caricias. después de haber estado en el infierno. encendió la noche oscura. A ella no le importo que al día siguiente tuviera que tomar un barco para desposarse con Antonio. se separaron mirándose intensamente a los ojos. como un faro y sus corazones se hicieron uno por un momento. por que era prohibida y una bastarda con sangre española.

Los villanos no se quedan con las damas 28 .

Los villanos no se quedan con las damas 29 .