Está en la página 1de 2

COSTO Y DEUDA DE ITAIPU

El costo de Itaipú a la firma del Tratado (1973) estaba presupuestada en torno a los U$D 2.000 millones que correspondía a 14 máquinas de 700 MW (actualmente están instaladas 20 máquinas), es decir aproximadamente U$D 200 por kW instalado. El valor referencial de esa época era que el límite de inversión para centrales este tipo era de U$D 250 por kW instalado. En ese año se produce la primera “crisis del petróleo” con lo cual todos los insumos aumentaron de precio, principalmente el acero, el aluminio y el cobre, componentes fundamentales de este tipo de obras. En 1978 se aumentó la instalación a 18 máquinas y últimamente a 20. Al finalizar la obra la inversión total contabilizada (y aceptada) es de aproximadamente U$D 14.000 millones con 14.000 MW de potencia instalada, siendo por lo tanto el costo unitario de U$D 1.000 por kW (el valor referencial actualmente para centrales de este tipo está en torno a U$D 2.500 por kW instalado). Para iniciar la obra, aparte del aporte de capital (U$D 100 millones) por parte de ANDE y ELETROBRAS, esta última concedió en 1975 un crédito de USD 3.566 millones (en moneda brasileña) a la ITAIPU en condiciones compatibles con el cronograma original de obras, ocho años de gracias (hasta 1983, previsión original del inicio de la explotación de la central) con un interés del 10% más corrección monetaria y otras tasas. La ITAIPU registró deudas vencidas a partir de 1979 hasta 1996; antes y hasta 1983 fue causada principalmente por los préstamos complementarios de corto y mediano plazo. La deuda vencida después de 1983 se debió a la falta o insuficiencia de ingresos en los años en que vencían cuotas importantes del servicio de la deuda, la que tuvo que ser refinanciada. Los principales factores que originaron la deuda vencida fueron el atraso en el cronograma de entrada en operación de las unidades generadoras en relación a lo previsto al contratarse los préstamos; la concentración de vencimiento en los primeros años de la explotación, mayormente derivados de los préstamos internacionales; déficit tarifario de 1986 a 1990 (tarifa por debajo del valor que debería haber sido); la morosidad de las empresas brasileñas (en el año 1992 alcanzó a 5.378 millones de dólares americanos). A fines de 1996 se iniciaron las conversaciones para solucionar el problema de la deuda, ya que ésta crecía en forma exponencial y su proyección para 2023 rondaría los 60.000 millones de U$D (situación parecida a la de Yacyretá actualmente), y se estableció el objetivo de cancelar totalmente las deudas en el año 2023. En realidad el problema de la deuda no era prioritario para Paraguay ya que no tenía asumido compromiso alguno, pero si para Brasil debido a que Eletrobras se había transformado en una empresa de capital mixto, cotizaba en los mercados internacionales y no podía ser presentada (una de sus empresas, en sociedad con la ANDE) con una deuda de crecimiento exponencial. El acuerdo de 1997 con la ELETROBRAS dispuso que la deuda de U$D 16.225 millones en moneda local, a una tasa de interés del 10% y saldo deudor corregido a la inflación brasileña sea en moneda americana y dividida en tres parcelas, todas ellas indexadas a la tasa de inflación de los EE.U ( denominada FA, Factor de Ajuste) Línea A por U$D 4.193,5 millones a ser pagada a partir de enero/97, cancelándose en setiembre/2001 (la popularmente conocida "deuda espuria); interés 4,1%. Línea B por U$D U$D millones a ser amortizada a partir de abril/2001 y cancelación en el año 2023; interés 7,5%. Línea C por U$D 1.781 millones que comenzará a amortizarse a partir de enero/2007, terminándose de pagar en el año 2023; interés 4,1% Durante cuatro años (desde 1997), no se amortizó ni capital ni intereses de la Linea B, y la capitalización al 2001 elevó la deuda de U$D 10.250.480.774 a U$D 15.024.903.624. Para la Línea C, la capitalización al final del periodo de gracia de 10 años, en 2006, se elevó a US$ 3.105.085.730. En resumen, debido a dicho cronograma de pagos a fin del 2006, a 10 años de la renegociación, el monto renegociado aumentó en U$D 6.098.553.722 por intereses capitalizados y ajustes monetarios. Actualmente existen dos últimos préstamos con ELETROBRAS de "conclusión de obras" de U$D 181.577.200 e instalación de "unidades 9A y 18A", por U$D 190.099.600.

El gráfico muestra la evolución de la deuda de Itaipu. Paraguay (como país) no adeuda por la Central absolutamente nada (lo mismo puede afirmarse de Yacyretá). Así también cabe señalar que Paraguay no “cede” ni “vende” energía sino su derecho a la opción de adquisición por lo tanto no es razonable hablar de “precio razonable de la energía que se vende obligatoriamente”. luego del Acuerdo de 1997 (aprobado por autoridades paraguayas) a pesar de las amortizaciones el monto de la deuda se incrementa. . Tal como se expresa más arriba. como puede notarse. no ha asumido compromiso alguno ni siquiera como garante.