EL EDUCADOR NATO ESQUEMA BIOGRÁFICO Eduard Spranger gran filósofo, psicólogo y pedagogo alemán es una de las figuras vivientes

más altas del pensamiento contemporáneo. Nació el 27 de junio de 1882. Estudió en Berlín, En 1911 se inició como privat-dozent de filosofía en la misma Universidad. En 1912 fue designado profesor extraordinario de filosofía y de pedagogía en la Universidad de Leipzig donde enseñó hasta 1920. En 1947 fue llamado a Tubingen de cuya Universidad es actualmente profesor emérito. VISIÓN PANORÁMICA DEL SISTEMA DE SPRANGER El sistema de Spranger recibió la influencia decisiva de Dilthey y de Paulsen, se entronca —a través de ellos y sobre ellos— con la tradición del neohumanismo alemán, particularmente de Humboldt y de Goethe. El espíritu humano, creador e histórico, es el tema central de sus meditaciones caracterizadas por una profunda y permanente preocupación por los problemas pedagógicos. Spranger realiza su teoría del espíritu sobre tres planos; el del espíritu subjetivo, el del espíritu objetivo y el del espíritu normativo. Espíritu subjetivo dedica la psicología que construye fundándose en el concepto de "estructura" De esta tesis surge un principio trascendente para la constitución de una psicología evolutiva y comprensiva: cada edad del hombre es una estructura con sentido peculiar, y la misma vida humana no es otra cosa que una sucesión de estructuras. La psicología sprangeriana culmina en una tipología que se organiza en torno a seis "formas de vida" primarias: teórica, económica, estética, social, política y religiosa Al espíritu objetivo se dirige una serie de reflexiones que integran la "morfología de la cultura" y cuyas conclusiones permiten afirmar la existencia de la realidad cultural como un organismo viviente. Espíritu normativo, dualizado en una estructura normativa individual y en una estructura normativa de la cultura. Spranger llega a establecer como rasgo esencial de la cultura la simultaneidad de lo real y de lo ideal. Sobre esta base se levanta la idea primordial de que la cultura vive gracias a la captación que de la misma realizan los individuos en su subjetividad, y de la capacidad de cada uno para crear más cultura y criticar la existente según el modelo de una voluntad ético-ideal. Justamente, en este punto donde Spranger conecta toda su teoría cultural con su concepción pedagógica. LA TAREA DE LA PEDAGOGÍA La pedagogía es, para Spranger, una ciencia del espíritu y de la cultura. En esto sigue las huellas trazadas por Dilthey, pero con una mayor acentuación de la importancia de las disciplinas educativas para la vida popular. Relación entre vida popular y pedagogía es, la que sirve de fundamento a la concepción que el pensador tiene de la pedagogía, y de la misión que le compete como ciencia. La fe que deposita en la educación como reconstructora de la vida social corre pareja con su creencia de que "primero tiene que nacer un nuevo modo de pensar antes de que pueda nacer la nueva época". Pedagogía de realidades, a diferencia de la "pedagogía de ideas" típica del idealismo de los tiempos de Fichte y de Humboldt. Desde entonces las

sino que aspira a. el proceso de vivificación de la cultura. En la segunda. pero recién en una tercera función surge el hombre vivo. a la pedagogía científica. Spranger no se conforma con la configuración científica de la pedagogía. comenzar por la observación y la descripción de las potencias culturales que se oponen entre sí. pues. Las dos primeras descripción y comprensión representan una actitud puramente teórica que posibilita "una conciencia cultural en la que están ordenadas y aclaradas las corrientes que se entrecruzan". Puede afirmarse. A los efectos de exponer los aspectos fundamentales de esa doctrina. porque al negar uno y afirmar otro de los términos antinómicos. EDUCACIÓN Y CULTURA El concepto que Spranger tiene de la ciencia pedagógica es una prueba directa de cómo su filosofía de la cultura está ligada a su doctrina pedagógica. Este objeto de estudio es muy amplio y corre el riesgo de no significar nada si no se formulan por anticipado algunos criterios rectores Es así como Spranger establece tres momentos en la misión de la pedagogía. EL EDUCADOR A desarrollar la doctrina del educador. sin temor a equivocaciones. la misión de "tomar una realidad cultural ya dada. Spranger ha dedicado pasajes muy valiosos en Formas de vida y en Cultura y educación. descomponer después las estructuras del mundo espiritual y social para alcanzar recién el momento pedagógico propiamente dicho. que toda la doctrina pedagógica de Spranger se encuentra condensada en esas dos definiciones de la educación. sino simple toma de conciencia de la realidad históricamente dada. Ahora le consagra este pequeño libro que en castellano se brinda con el título de El educador nato. La educación es. "Toda creación cultural desata automáticamente una voluntad de educación". para él.cosas han cambiado radicalmente Spranger asigna. que la misma se proyecte sobre la vida popular de la cual procede. establecer las múltiples relaciones que hay entre educación y cultura. someterla a conceptos ordenadores y. En la descripción no hay ordenamiento. Es la comprensión quien ordena a partir de los tipos de formas educativas. A pesar de su amplitud la definición precedente no involucra todo lo que Spranger entiende por educación. en tanto . el pedagogo desenvuelve su capacidad para la valoración elevándose por encima del "mero hacer constar y registrar". Sus conclusiones deben apuntar a la juventud del pueblo y los medios para llegar a ella son la organización escolar y la formación de maestros. aparte de haberla expuesto de paso en la mayoría de sus escritos. Ya hemos visto que en su pensamiento todo dominio cultural lleva en sus entrañas la tendencia a la propagación. El libro conserva la típica característica de las producciones de Spranger. por último darle forma mediante posiciones valorativas y normas. la educación se presenta como el camino del hombre hacia la autonomía ética y creadora.

a la vez. Quizás podría objetarse a Spranger que este tipo de educadores tan perfectos son rarísimos en la vida real. El amor es quien mueve el alma del otro. al sostener que "no hay una profesión para la cual menos se pueda haber nacido que la del educador. Este problema está contenido en la pregunta: "¿Dónde y cómo he de afanarme por conseguir influencia sobre el alma joven y precisamente sobre esta alma joven. por una cierta "genialidad". sino que la afirma como un proceso de alumbramiento. de despertar de fuerzas. como ya hemos visto. por el contrario. para formarla duraderamente. sino que se produce en la concreta relación educativa y dentro del clima del amor. es decir. se hace? La respuesta de nuestro autor a la vieja pregunta es sumamente equilibrada. LA EDUCACIÓN COMO PASIÓN DEL ESPÍRITU He aquí uno de los pilares de la doctrina de Spranger sobre el educador: la educación es una de las profesiones que. para ayudarla en su ascenso hacia una vida espiritual superior?" Lo que en verdad sucede es que Spranger no cree. que la educación sea un mero proceso trasmisor. El alumbramiento de energías no se obtiene por el pasaje de los conocimientos de una mente a otra como si se tratase de cosas materiales que se transfieran. Esta tesis implica directamente que la tarea educadora está alimentada por un cierto "soplo" del espíritu. Pero él mismo se anticipa a la objeción buscando conformarse "con hombres de una idiosincrasia en la cual lo pedagógico obre como motivo central de la vida" EL EDUCADOR FRENTE AL EDUCANDO Sin embargo.combina el profundo tratamiento de las cuestiones teóricas con la vívida representación de las exigencias subjetivas. La intervención en el desarrollo del educando implica. y es otra muestra de su permanente afán por aprehender y comprender la médula de los procesos y estructuras espirituales ya adentrarnos en el mundo de las ideas de Spranger sobre el educador. el manejo de los bienes o . pues a su esencia pertenece una considerable madurez" La expresión "educador nato" tiene un sentido figurado que alcanza realidad cuando el hombre preformado para la tarea educadora se forma para practicarla con eficacia. por un "demonio" que Spranger define como algo más que una inclinación o un talento Por esta vía Spranger se arroja en el centro mismo del problema del educador nato. ¿Es que el educador nace o. necesidad interior. para ejercerse en toda su plenitud. "preformación" y "autoformación" no bastan. requieren fuego espiritual. única atmósfera adecuada para llegar al centro personal del sujeto. EL EDUCADOR Y LOS BIENES CULTURALES. Además es preciso que el educador busque la mejor manera de influir sobre el educando. y con ello estamos en lo que Spranger acertadamente denomina "el problema de la palanca".

se dedica a vivirla y a realizarla calladamente. descubrir los valores formativos que palpitan en los bienes de cultura. La presencia del educador nato en un grupo convierte a éste en una comunidad educativa. Para Sprafiger. el grupo social no garantiza una educación éticamente orientada. Es anterior a la enseñanza planificada y mucho más amplia. por lo tanto no pueden ser enseñadas. El espíritu del grupo necesita contralor y purificación constantes por medio de las conciencias que siempre son individuales. la escuela y dada la pérdida progresiva de la funcionalidad pedagógica de la familia marcha a la cabeza de los poderes educativos. el arte del educador. la capacidad de transformar bienes culturales en bienes formativos y de ordenarlos didácticamente. entre el creador y el educador. se rige por la triple ley del objeto educativo. se da en Spranger como otra de las direcciones típicas de la naturaleza espiritual del educador nato. EL EDUCADOR EN LAS COMUNIDADES La educación no se logra con la pura. . sobre todo. "La educación del individuo sólo se hace posible mediante aquellos bienes culturales cuya estructura espiritual sea total o parcialmente adecuada a la del alumno".contenidos culturales que servirán a ese desarrollo. enseñanza. Se complace por el hecho y cree que seguirá en ese pináculo si en vez de predicar agresivamente que cumple una función pedagógica. un reglamento y un número determinado de maestros y de profesores no hacen el espíritu de la educación. del alma que lo recibe y del nivel de madurez espiritual. El mismo fundamento permite a nuestro autor afirmar que el educador nato necesita cualidades que no se basan en la intelección y que. El educador debe. examinarlos en función de sus objetivos frente al educando y organizarlos como concretos medios de formación. en su forma didáctica. el mismo que comunica alma a una escuela. Spranger ha expuesto claramente la diferencia entre la creación cultural directa y la educación. así. Le comunica su fervor peculiar. Un edificio. porque se da "dentro de la comunidad humana y por medio de las fuerzas de la comunidad humana" Por el solo hecho de serlo. porque tiene una esencial finalidad ética y. Los bienes en sí sirven a fines distintos que los pedagógicos. Al educador nato le interesan los bienes en la medida en que puedan ser valiosos En Formas de vida.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful