Está en la página 1de 15

MATERIAL BIBLIOGRÁFICO

PARA LA UNIDAD N° 2
DE PROYECTO Y
METODOLOGÍA
DE LA INVESTIGACION

PROF: RICO, VALERIA ROXANA


CURSO:3° 8°

ESCUELA DE EDUCACION MEDIA N° 2


BURZACO – ALMIRANTE BROWN
1°) LORENZO Y BISSO, Proyectos y Metodología de la investigación. Ed.
Polimodal. Buenos Aires. 2000. Cap. 3. Págs. 50-58. Cap. 4. Págs. 78-88
Cap. 3: Objetos de la Investigación en Ciencias Sociales
Contenidos Conceptuales
Para la comprensión de este capítulo es necesario que conozca el significado de
las siguientes palabras: sistematizado - axioma - enunciado - delimitar.
En la Unidad 1 del presente libro, hemos definido ampliamente qué es lo que
entendemos por ciencia, recordemos que este término en su sentido más amplio se
emplea para referirse al CONOCIMIENTO SISTEMATIZADO EN CUALQUIER CAMPO.
Ahora bien, según los objetos de estudio de que se ocupen, los enunciados que
las compongan, su modo de verificar esos enunciados y el criterio de verdad que se
relaciona con éste, las ciencias pueden clasificarse en dos grandes grupos: ciencias
formales y ciencias fácticas.
Tenemos así una gran división de las ciencias: FORMALES O IDEALES Y FÁCTICAS
O MATERIALES, nos queda por establecer a qué categoría pertenece cada una de las
ciencias y porqué.

Ciencias formales o ideales

La lógica y la matemática tratan de entes ideales , aquellos que solo existen en


la mente humana. A los lógicos y a los matemáticos no se les da objetos de estudio,
ellos construyen los suyos, Mario Bunge, para explicar esto dice: "...el concepto de
número abstracto nació de la coordinación de conjunto de objetos materiales, dedos,
por un lado y piedras, por el otro; pero no por esto aquel concepto se reduce a esta
operación manual, ni a los signos que se emplean para representarlo. Los números no
existen fuera de nuestros cerebros, y aún allí dentro existen al nivel conceptual y no al
nivel fisiológico. ... En el mundo real encontramos 3 libros, en el mundo de ficción
construimos 3 platos voladores. ¿Pero quién vio jamás un 3?...".
Dijimos que los lógicos y los matemáticos construyen sus objetos de estudio,
esto quiere decir que ellos inventan entes formales y establecen relaciones entre ellos.
Sus objetos de estudio no son cosas ni procesos sino formas. Lo que se puede hacer es
establecer correspondencia entre esas formas u objetos ideales, por una parte, y
cosas y procesos pertenecientes a cualquier nivel de la realidad, por el otro.
La física, la química, la economía y otras ciencias recurren permanentemente a
la matemática y la usan como herramienta, para reconstruir relaciones entre hechos y
los distintos aspectos de esos hechos, estas ciencias lo que hacen es formalizar
enunciados fácticos.
Con respecto a la lógica formal, esta utiliza simbolismos parecidos a los de la
matemática y, en lugar de ejemplos concretos de razonamiento utiliza signos lógicos
que permiten construir enunciados y razonamientos (así como la matemática utiliza el
signo"+" para sumar), lo cual permite tratar los problemas lógicos de manera similar
empleada por los matemáticos en álgebra.
Lo mismo vale para la lógica formal: algunas de sus partes pueden hacerse
corresponder a aquellas entidades psíquicas que llamamos pensamientos. Semejante
aplicación de las ciencias de la forma pura a la inteligencia del mundo de los hechos
se efectúa asignando diferentes interpretaciones a los objetos formales. Estas
interpretaciones son, dentro de ciertos límites, arbitrarias: vale decir, se justifican por
el éxito, la conveniencia o la ignorancia. En otras palabras, el significado fáctico o
empírico que se le asigna a los objetos formales no es una propiedad intrínseca de los
mismos. De esta manera, las ciencias formales jamás entran en conflicto con la
realidad. Esto explica la paradoja de que, siendo formales, se "aplican" a la realidad: en
2
rigor no se aplican, sino que se emplean en la vida cotidiana y en las ciencias tácticas a
condición de que se le superpongan reglas de correspondencia adecuada. En suma, la
lógica y la matemática establecen contacto con la realidad a través del puente del
lenguaje, tanto el ordinario como el científico. "¿Qué es la ciencia?". Mario Bunge.
Más arriba dijimos que las ciencias formales se contentan con la lógica para
demostrar sus postulados, en cambio las ciencias fácticas necesitan algo más que la
lógica formal, ellas necesitan mirar las cosas, y siempre que sea posible, deben,
deliberadamente, intentar cambiarlas para tratar de descubrir en qué medida sus
hipótesis se acomodan a los hechos.
En cambio para demostrar un teorema, es suficiente el conjunto de postulados,
definiciones o reglas de inferencia deductiva ya que es una operación puramente
teórica que puede prescindir de su representación gráfica. Las figuras solo sirven
como soporte concreto al proceso deductivo.
Que el teorema de Pitágoras haya sido el resultado de un proceso de medición
de tierras, será estudio de la historia, la sociología el conocimiento o de la
antropología (ciencias fácticas) pero no de las matemáticas (ciencia formal).
Estas diferencias tienen en cuenta el objeto o tema de estudio de las
respectivas disciplinas, también dan cuenta de los diferentes enunciados que se
proponen establecer las ciencias formales y las ciencias tácticas: mientras los
enunciados formales consisten en relaciones entre signos, los enunciados de las
ciencias tácticas se refieren a sucesos o procesos; también se debe tener en cuenta el
método por el cual se ponen a prueba los enunciados para verificarlos: las ciencias
formales no necesitan más que la lógica para demostrar sus teoremas, en cambio las
ciencias fácticas para confirmar sus conjeturas necesitan de la observación y de la
experimentación y, como ya dijimos deben procurar cambiarlas para constatar si sus
hipótesis se adecúan a los hechos.

Ciencias fácticas

En las ciencias fácticas no se utilizan símbolos vacíos, tales como "x es B", que
no es ni verdadero ni falso, tampoco es suficiente la racionalidad, o sea coherencia
con un sistema de ideas aceptado, se requiere además que los enunciados fácticos
sean verificables por la experiencia; solamente una vez que el enunciado haya pasado
las pruebas de verificación empírica podrá decirse que es adecuado a su objeto (y aún
así hasta la nueva verificación).
Resumiendo, para poder afirmar que un enunciado es probablemente
verdadero se requieren datos empíricos, ya que solo la experiencia nos dirá si una
hipótesis sobre un hecho o grupo de hechos materiales es o no adecuada, sin
embargo la experiencia no asegura que la hipótesis que estamos tratando de verificar
sea la única verdadera, solo nos indica que es probablemente la adecuada, quedando
siempre la posibilidad que en el futuro esa hipótesis sea refutada.
Las ciencias formales demuestran, y esta demostración es completa y final, sus
teorías pueden llegar a estancarse o perfeccionarse; en cambio las ciencias fácticas
verifican, sus hipótesis son generalmente provisionales, su verificación es siempre
incompleta y por lo tanto provisoria. Aquellos que se dedican al estudio de las ciencias
fácticas procuran encontrar casos que sean desfavorables a sus hipótesis, fundándose
en el principio de que una sola conclusión que no concuerde con los hechos, tiene más
peso que todas las confirmaciones.
En el cuadro que sigue sistematizaremos las principales diferencias entre las
ciencias fácticas y las ciencias formales.

3
El
mét odo
de las

ciencias formales

Un conjunto de proposiciones acerca de un tema determinado se convierte en


una ciencia cuando a partir del ordenamiento de algunas de ellas, se pueden deducir
otras; dentro de este sistema no todas las proposiciones pueden ser probadas, ni
tampoco pueden definirse todos sus términos.
En las ciencias formales algunas proposiciones, las llamadas axiomas, sirven
como punto de partida para deducir el resto.
Estos axiomas se aceptan sin establecer si son verdaderos o falsos, y razonando
a partir de ellos se obtienen los teoremas.

AXIOMA: del gr.: lo que parece justo. Proposición tan evidente que no necesita ni
puede ser demostrada.
De todas las proposiciones de la ciencia, solo los axiomas se aceptan sin
establecer su validez, cualquier otro enunciado será considerado verdadero si
previamente se estableció su verdad usando para ello axiomas, definiciones y aquellos
enunciados cuya validez haya sido establecida previamente.
Desde un punto de vista lógico, un sistema deductivo puede considerarse como
un complejo razonamiento cuyas premisas son los axiomas y su conclusión un
teorema; y como en cualquier razonamiento, la cuestión lógica no concierne a la
verdad o falsedad de las premisas, sino a la validez de la inferencia. La pregunta es
¿asegurada la verdad de los axiomas, se sigue necesariamente la verdad de los
teoremas? La respuesta es: siempre que la demostración de los teoremas esté basada
en razonamientos válidos.
Se llama método axiomático al construido sobre la base de axiomas, y
sistema axiomático al que resulta de su aplicación.
Los sistemas axiomáticos tienen las siguientes propiedades:

4
Un sistema está saturado cuando agregando un nuevo axioma independiente el
sistema se vuelve inconsistente. El requisito de la consistencia es el más importante
desde el punto de vista lógico, ya que un sistema inconsistente no permite diferenciar
entre enunciados verdaderos y/o falsos, ya que un enunciado o su negación podrán
ser probados sin él. Además un sistema inconsistente no tiene modelos y desde el
punto de vista científico, el interés teórico de un sistema formal se basa en el hecho
de que, a partir de él, puedan estudiarse distintos aspectos de la realidad que
comparten cierta identidad estructural descrita por el sistema formal.

Modelo: interpretación de un sistema axiomático donde todos los axiomas


resultan enunciados verdaderos.

Ciencias fácticas: métodos

Durante largo tiempo se afirmó que las ciencias empíricas utilizaban el método
inductivo para explicar los hechos que se producen en el mundo, y formular principios
que den explicación de ellos.
Ahora, cabe preguntarse ¿Qué entendemos por inducción?
Para responder a esta pregunta y entender el concepto, hay que hacer una
distinción entre afirmaciones singulares y afirmaciones universales. Las primeras
corresponden a un hecho observado, por ejemplo calenté esta barra de metal y se
dilató; las segundas son enunciados que afirman, que dada una propiedad, ella se
cumple para todos los individuos de una clase, por ejemplo, todos los objetos de metal
se dilatan con el calor.
El método inductivo lo que busca es llegar a la formulación de una ley, que
podrá ser contrastada o puesta a prueba directamente mediante la observación.
El problema que presenta el método inductivo es que de la observación de un
número finito de casos no puede afirmarse una ley general, por que siempre cabe
encontrar un contraejemplo y como generalmente el campo de observación de una
ciencia es infinito, este procedimiento es inadecuado.
Al decir de la Licenciada Margarita Roulet: "...De este modo. A pesar de los
muchos intentos para encontrar principios de la inducción, o sea, uno que justificara la
afirmación de leyes generales a partir de la consideración de algunos casos
individuales, tal principio no ha sido hallado, y entonces parecería que la ciencia
debería conformarse con ser una mera recolección de enunciados sobre hechos
particulares, sin poder pasar de ahí".
Y sigue diciendo "...si descartamos el método inductivo, ¿qué es la ciencia
empírica?, porque parecería que lo que la caracteriza sea justamente el método
inductivo... . Nos encontramos, así, ante el método hipotético deductivo, que se basa
en la noción de hipótesis y teoría".
Cabe preguntarse ahora, ¿Qué es una hipótesis? Y ¿Qué una teoría?
5
¿Qué es una hipótesis?

En la Unidad 1 de esta mismo texto hicimos una primera aclaración acerca de


que entendemos por hipótesis y dijimos que es una opinión que se supone cierta, y
que por lo tanto debe ser sometida a verificación.
En esta Unidad, ampliaremos este concepto.

El término hipótesis está formado por dos palabras de origen griego: hipo, que
significa subordinación o por debajo y tesis, conclusión que se mantiene con
razonamientos, con lo cual podemos argüir que la hipótesis sería "lo que se pone en
la base" o "lo que se supone de algo".

Una hipótesis es, entonces, un enunciado que no tiene aún establecida su


verdad o falsedad, es un enunciado no verificado; una vez refutado o confirmado
dejará de ser hipótesis y será un enunciado verificado.
La hipótesis es una conjetura científica que requiere una contrastación con la
experiencia. Para ello no son suficiente los argumentos persuasivos, por más
elaborados que sean, por ejemplo: si un científico dice que descubrió una cura contra
el SIDA, no es suficiente con que argumente en su favor, por más elaborados y
geniales que parezcan sus argumentos. Necesitará, además verificar su
descubrimiento con una serie de experiencias precisas y planificadas, que confirmarán
o refutaran sus dichos.
Podrá suceder que en ese momento, no pueda confirmar o refutar su hipótesis,
ya sea por no contar con los elementos técnicos necesarios, o por no contar con el
apoyo de la comunidad científica o por no lograr el respaldo económico suficiente,
seguirá siendo una hipótesis pero, permitirá sacar conclusiones interesantes.
Las hipótesis también se toman como principios de los que se deducen todos
los demás enunciados del sistema, pero su veracidad no será confirmada hasta que
sus deducciones últimas no sean enfrentadas a la prueba empírica para poder trabajar
con ellas.
Las hipótesis que forman parte de una teoría científica están vinculadas entre
sí, si aceptamos la teoría general, las hipótesis que se deducen de ella quedan
también aceptadas, ya que una es consecuencia de las otras. Podemos decir
entonces, que de ciertas hipótesis se deducen otras y así sucesivamente hasta llegar
a ciertos enunciados básicos, de observación directa., llamados así, porque se refieren
a hechos observables, que de ser así, confirmarían la afirmación y, de no ocurrir, lo
haría falso.

Clasificación de las afirmaciones del lenguaje científico

Las afirmaciones que puede hacer un científico, pueden distinguirse en tres


niveles:

Primer nivel: Afirmaciones Empíricas Básicas o enunciados de


observación directa. Utilizan términos que se refieren a entidades observables, que
pueden captarse por medio de los sentidos; se refieren a un único ejemplo o a un
grupo de ejemplos a los cuales podemos acceder para constatar si las cosas son como
se afirman, por ejemplo estos libros están encuadernados en cuero. La ventaja de
estas afirmaciones es que cuando son verdaderos expresan lo que es observable. Su
verdad o falsedad puede decidirse de una manera empírica.
Pero los científicos lo que se proponen es descubrir leyes que expliquen el
comportamiento general de lo empírico. Para que una ciencia pueda formular una
teoría se requiere que llegue a contar con leyes generales, ya sean estadísticas o
estrictas; pasamos así al:

6
Segundo nivel: Generalizaciones Empíricas o enunciados generales.
Hacen referencia a la presencia o no de una propiedad o relación para toda una clase
de entidades observables, (no mencionan nada que vaya más allá de lo observable);
por ejemplo: en esta escuela de cada tres estudiantes uno es una niña.
De ellas podemos distinguir tres tipos:

Afirman la presencia o ausencia de una propiedad o relación


para toda una clase de entidades sin excepción. Cuando se
Generalizaciones
formula una afirmación semejante cuesta mucho probarla,
Universales
pero resulta fácil refutarla y demostrar que es falsa, porque
estrictas
basta encontrar un contraejemplo para desmentir la tan
categórica afirmación.
Afirma que en determinada clase de objetos observables hay,
por lo menos, algún ejemplo de presencia o ausencia de una
propiedad o relación. Si decimos por ejemplo: algunos
políticos son inescrupulosos, evidentemente no estamos
afirmando que todos los políticos son inescrupulosos. Para
probar esta afirmación bastara con encontrar un caso
Afirmaciones
favorable y bastará.
existenciales
Probar que esta afirmación es falsa nos insumiría mucho
tiempo, porque habría que probar que ningún político cumplo
con la condición exigida. Aquí no encontramos con la
situación inversa a la anterior, estas afirmaciones son fáciles
de probar y
difíciles de refutar.
Afirma que la presencia o ausencia de una propiedad o
relación entre objetos observables se da en una determinada
Enunciados
frecuencia o probabilidad. Estas afirmaciones son tan difíciles
estadísticos
de verificar como de refutar, porque, en general no puede
hacerse ni una cosa ni la otra.

Tercer Nivel: Términos o Proposiciones Teóricas, son aquellos que


contienen términos teóricos. Éstas pueden ser de dos tipos, teóricas puras y teóricas
mixtas.

Además de palabras lógicas, contienen solo términos teóricos; así


algunos sociólogos utilizan la palabra "conflicto" como un término
teórico. Dicen Gregorio Klimovsky y Cecilia Hidalgo en "La inexplicable
sociedad, "... Las acciones o comportamientos de una sociedad pueden
Teóricas
ser muy distintas según esté o no en situación de conflicto, sea
puras
conflicto de clase, de grupo, o ideológico. Pero que una sociedad esté
en situación de conflicto no debe confundirse con el hecho de que se
vean enfrentamientos o tumultos, estos son solo síntomas o
indicadores del conflicto...".
Además de las palabras lógicas contienen términos teóricos y
empíricos, entre ellas podemos mencionar a las proposiciones
bicondicionales (si y sólo si). Para ¡lustrar esto citamos nuevamente el
Teóricas
texto anterior:"... Un electrón de un átomo cambia de órbita externa a
mixtas
una interna si y sólo si se produce un destello luminoso... destello
luminoso es un término empírico, y electrón y cambio de órbita en un
átomo, son teóricos...".

La otra pregunta que nos hicimos más arriba es ¿Qué es una teoría?, trataremos
de responder a ella.

Teoría
7
Teoría: (del gr. Theoría de theoreo, contemplar)
Conocimiento especulativo considerado con independencia de toda aplicación.
Serie de leyes con que se relaciona determinado orden de fenómenos.

Podemos afirmar entonces, que una teoría es un conjunto de enunciados,


algunos básicos, entre los que existen relaciones, tesis y categorías de análisis, así
como todas las consecuencias y deducciones que se puedan extraer de ellas.
Dice Nicanor Ursua en "Filosofía de la Ciencia y Metodología Científica": "... La
ciencia contemporánea no es una experiencia, sino teoría más experiencia planteada,
conducida y entendida a la luz de las teorías...".
Algunos de los enunciados a los que hacíamos referencia más arriba tienen una
fuerza tal que todos los demás enunciados provienen de ellos, son las hipótesis
fundamentales o principios, que tienen el mismo status de los sistemas axiomáticos
(de las ciencias formales).
Gregorio Klimovsky en "Desventuras del Conocimiento Científico" dice acerca
del concepto de teoría científica, "...en principio, es un conjunto de conjeturas, simples
o complejas, acerca del modo en que se comporta algún sector de la realidad. ...no se
construyen por capricho, sino para explicar aquello que nos intriga, para resolver
algún problema o para responder a preguntas de la naturaleza o de la sociedad. En
ciencia, problemas y teorías van de la mano...". Más adelante afirma, que es el
conjunto de hipótesis mantenidas simultáneamente, pero pese a esta definición
existen dos acepciones distintas de la palabra teoría, la primera se refiere al conjunto
de hipótesis tomadas como punto de partida de una investigación. En esta definición
se incluyen las hipótesis derivadas y las consecuencias de las observaciones.
La segunda acepción es aquella que afirma que teoría es el conjunto de todas
las hipótesis formadas por las hipótesis de partida y las que se pueden deducir de
ellas, en este caso, una teoría estaría formada por un número infinito de hipótesis.
Este era el sentido en que Aristóteles entendía el concepto de teoría, al sostener que
las consecuencias lógicas de las afirmaciones fundamentales de una ciencia
pertenecen también a ella.

Estructura de una Teoría

Una teoría es un conjunto de hipótesis de distinto tipo; así podemos decir que
en primer lugar se encuentran las hipótesis fundamentales o principios. Aquí la
palabra principio está utilizada como punto de partida, tal como la utilizaba Aristóteles
al referirse al enunciado que se encuentra el comienzo de una disciplina científica.
Serán entonces las hipótesis a partir de las cuales se desarrollará el resto de la
estructura teórica.
De estas premisas fundamentales se deducirán los razonamientos correctos que
permitirán producir nuevos conocimientos, las denominadas hipótesis derivadas; las
cuales permitirán explicar hipótesis ya aceptadas y sistematizarlas, y son de
fundamental importancia porque por medio de ellas podemos contrastar la teoría para
corroborarla o refutarla.

Algunas teorías han sido propuestas porque la investigación científica tenía


como objetivo explicar hechos o leyes intrigantes. Pero a veces ocurre una situación
que otorga todavía más mérito al descubrimiento teórico, y es que una serie de
hechos o leyes inconexos, aparentemente no relacionados entre sí y de naturaleza
muy diversa, quedan todos englobados en una misma explicación teórica pues se
pueden deducir, como hipótesis derivadas, a partir de unos pocos principios muy
simples pero poderosos. Esto es lo que ocurrió con la teoría de Newton. A mediados
del siglo XVII se conocían las leyes de caída de los cuerpos, del movimiento de los
proyectiles, del movimiento de los planetas alrededor del Sol, del comportamiento
de los péndulos, del choque entre cuerpos, pero no parecía haber entre tales leyes
8
relación alguna. La mecánica de Newton mostró que todas ellas se podían deducir a
partir de los principios de la teoría, con lo cual ésta logró explicarlas, unificando por
vía deductiva lo que, de otra manera, hubiese quedado disperso. ... Gregorio
Klimovsky. "Las desventuras del conocimiento científico", pag.165.

Cap. 4: Metodología de las Ciencias


Contenidos conceptuales

Para la comprensión de este capítulo es necesario que conozca el significado de


las siguientes palabras: Sistema - develar - acápite - silogismo - proposiciones

¿Qué es el método científico?

En la presente unidad trataremos de definir qué es el método científico, qué son


los procedimientos metodológicos de las ciencias en general y las ciencias sociales en
particular y qué problemas metodológicos se plantean para la investigación y estudio
de las ciencias sociales.
Como dijimos más arriba vamos a definir ¿QUÉ ES EL MÉTODO CIENTÍFICO?,
para lo cual primero determinaremos a qué se llama método.
El Diccionario de la Real Academia Española, Vigésima Edición, 1984, Tomo II,
define al vocablo método como "el modo de decir o hacer una cosa", también como
"el modo de obrar o proceder; hábito o costumbre que cada uno tiene y observa",
agrega que "es el procedimiento que se sigue en las ciencias para hallar la verdad y
enseñarla; es de dos maneras: analítico y sintético". Etimológicamente: del latín
méthodus: camino.
Podemos afirmar que, la ciencia sin método se convierte en una simple
acumulación de datos sin conexión, el método los ordena, y le da al científico la
posibilidad de ordenar esos hechos registrados, en hipótesis o teorías.
La metodología de las ciencias es, el estudio de los procesos y métodos
aplicados a distintas disciplinas del conocimiento humano.
Ya dijimos antes, que el objetivo de toda ciencia es el acercamiento del hombre
a los fenómenos naturales o humanos, comprenderlos y dominarlos para su mejor
aprovechamiento; para lo cual cada una de las disciplinas científicas ha establecido un
conjunto de reglas de variado tipo, que le permiten esquematizar, recordar o
interpretar los datos, economizando tiempo y recursos económicos, así como la
transmisión racional del saber a sus colegas.
En resumen, el método es un camino que recorre el sujeto de conocimiento para
descubrir la naturaleza del objeto en estudio.
Cada metodología seleccionará una serie de puntos de partida que favorecerán
el desarrollo de descubrimientos e ideas que enriquezcan las ciencias. Para que esto
sea posible, los científicos deben ser lo suficientemente flexibles en la utilización de
los métodos, permitiendo la innovación y evolución de los mismos.
Así, por ejemplo, la física configuró una serie de metodologías de estudio que
fueron evolucionando con los sucesivos descubrimientos científicos; las demás
ciencias han adoptado los métodos de la física como modelos para sus
investigaciones, incorporando también enunciados lógicos o matemáticos para la
exposición de sus resultados.
Genéricamente pueden considerarse varios métodos de investigación, así por
ejemplo los procesos de razonamiento deductivo se basan en la proposición de un
conjunto de postulados previos de carácter global a partir de los cuales obtienen
resultados aplicables a sucesos particulares (de lo general a lo particular). Por otro
lado, los métodos inductivos, trabajan en sentido inverso, ellos parten de casos

9
particulares y mediante mecanismos lógicos de generalización construyen modelos y
leyes (de lo particular a lo general).
Por su parte, el método analítico descompone sus aspectos más amplios en
problemas sencillos y de fácil comprensión y el método sintético procede de modo
opuesto: parte de un razonamiento sencillo para arribar a uno más complejo.
Desde el punto de vista histórico, las distintas escuelas filosóficas y científicas
han tenido diferentes posturas frente al desafío del conocimiento. Si tenemos en
cuenta que la estructura de las disciplinas del saber se basan fundamentalmente en la
confrontación de proposiciones abstractas con los fenómenos observables, podemos
distinguir dos actitudes opuestas en el enfoque científico: empirismo y racionalismo.
Los planteos empíricos afirman que todo conocimiento se basa en la
experiencia, negando la posibilidad de ideas espontaneas o el pensamiento a priori.
Sus defensores sostienen que la única fuente del conocimiento es la experiencia, sin
embargo en los últimos años, el término empirismo ha adquirido un significado más
flexible, refiriéndose a cualquier sistema de investigación que extrae sus elementos de
reflexión de la experiencia. Exponentes de esta doctrina fueron los filósofos John
Locke, David Hume y George Berkeley (1685-1753), entre otros.
La postura racionalista (recordemos: del latín, ratio, razón), antepone los
postulados teóricos surgidos de análisis mentales a cualquier resultado práctico.
La razón es la fuente del conocimiento. Esta línea de pensamiento está íntimamente
identificada con el pensamiento del filósofo y científico Rene Descartes, quién
sostenía que solo por medio de la razón podían descubrirse verdades universales,
evidentes en sí, innatas, no derivadas de la experiencia, y de las cuales podía
deducirse el resto de los contenidos de la filosofía y de la ciencia. Otros exponentes de
esta postura fueron los filósofos europeos Baruch Spinoza (1623-1677) y Gottfried
Wilhelm Liebniz.
En general, las metodologías científicas utilizan modelos híbridos en los que se
mezclan las cuestiones empíricas, que nunca quedan exentas de cierto matiz
racionalista al aceptar los sentidos humanos y los instrumentos de medida como
únicas fuentes de información, y las puramente teóricas, a las que es inherente cierto
tinte práctico.
La mayoría de las ciencias aceptan la experiencia como primer y último paso
hacia el conocimiento humano; el proceso de conocimiento se inicia con la
observación de un hecho y finaliza con la comprobación empírica de sus afirmaciones
teóricas.
Hoy las metodologías se definen con una visión amplia y abierta y podemos
afirmar que las etapas de observación y experimentación, la formulación de hipótesis
y la extracción de conclusiones, así como el análisis e interpretación de datos, son
comunes a cualquier investigación.
En el método científico la observación consistirá en el estudio exhaustivo de un
fenómeno o acontecimiento que se produce en condiciones naturales; a partir de esta
observación surgirá una hipótesis, que no será aceptada como totalmente válida y
cierta hasta que no hayan sido hechas todas las pruebas y experimentaciones
independientes que sean necesarias para confirmarla.
La experimentación es el estudio del fenómeno, eliminando o introduciendo las
variables que puedan influir en él o modificarlo. Las variables pueden ser: 1)
independientes, o sea aquella que el investigador puede modificar a voluntad para
constatar si sus modificaciones provocan o no cambios en las otras variables; 2)
dependiente, aquella que toma valores diferentes en función de las modificaciones
que sufre la variable independiente, y 3) controlada, aquella que se mantendrá
constante a lo largo de todo el experimento.
No debemos olvidar que a lo largo de todo el experimento, siempre existe una
parte del mismo que no es sometida a ningún tipo de modificación y que será utilizada
para comprobar las modificaciones que se van produciendo, a esto se lo llama testigo.

10
Los resultados de un experimento deben describirse, ya sea en tablas,
ecuaciones o gráficos, etc., que permitan ser analizados por otros investigadores y
faciliten encontrar relaciones que confirmen o no las hipótesis planteadas.
Una hipótesis confirmada puede transformarse en una ley científica, que al ser
contrastada con otras leyes den lugar a una teoría.
Para Mario Bunge, a grandes rasgos, los pasos a seguir en el método científico
son:

1) Planteo del problema


2) Construcción de un modelo teórico
3) Deducción de consecuencias particulares
4) Introducción de las conclusiones a la teoría.

En la Unidad 3 mencionamos las cuatro reglas que estableció René Descartes en


"El Discurso del Método", las cuales recordaremos aquí:

Primera regla: "... no aceptar nunca como verdadero lo que con toda evidencia no
reconociese como tal, vale decir, que evitaría cuidadosamente la precipitación y la prevención, no
dando cabida en mis juicios sino a aquello que se presentase a mi espíritu en forma tan clara y
distinta que no admitiese la más mínima duda...".
Segunda regla: "... dividir cada una de las dificultades que hallare a mi paso en tantas
partes como fuere posible y requiriera su más fácil solución...".
Tercer regla: "... Ordenar los conocimientos, empezando por los más sencillos y fáciles,
para elevarme poco a poco y como por grados, hasta los más complejos, estableciendo también
cierto orden en los que naturalmente no lo tienen...".
Cuarta regla Hacer enumeraciones tan completas y tan generales que se pueda tener la
seguridad de no haber omitida nada.

Con lo expresado queremos reafirmar lo dicho más arriba de que el método es


un camino que nos permitirá desarrollar nuestra investigación y estudiar los objetos
de nuestro interés para develar incógnitas, lo cual seguramente nos llevará a hacernos
nuevas preguntas.
Cabe preguntarse ahora si podemos hablar de un método científico.
Evidentemente no existe nada semejante al método científico, porque entre los
métodos que utilizan los científicos para desarrollar sus investigaciones existen una
gran cantidad de tácticas y estrategias para construir el conocimiento, así
encontramos métodos clasificatorios, métodos estadísticos, métodos hipotético -
deductivos, procedimientos para medir, etc.
Este conjunto de tácticas puede modificarse con el correr del tiempo gracias a
que los avancen científicos y tecnológicos pueden alterar los métodos, y como afirma
Gregorio Klimovsky, "...hasta el concepto de ciencia...".
Si bien no existe un único método, como pretenden los reduccionistas, sino que
cada ciencia tiene el suyo, así por ejemplo en las ciencias naturales, tales como la
química y la biología, son esenciales para su investigación la estadística y el método
hipotético-deductivo.
Y en las ciencias sociales, ¿qué método utilizaremos?
Esta pregunta la responderemos más adelante, ahora desarrollaremos
brevemente los distintos procedimientos metodológicos.

PROCEDIMIENTOS METODOLÓGICOS

INDUCCIÓN

OBSERVACIÓN

11
Se afirma que el primer paso del método científico es la observación, ahora
bien, que entendemos por observación?
Es aquello que se efectúa por medio de los sentidos, es decir lo que es posible
ver, oír, tocar. Son observables, los fósiles para el paleontólogo, los animales para un
zoólogo, los miedos que padece una persona para el psicólogo, etc. Estos elementos
observables les permitirán desarrollar hipótesis acerca de cómo y por qué se producen
los fenómenos en estudio. Cabe preguntarse si todos los fenómenos con los que deben
lidiar los científicos son observable, o hay algunos a los que podemos denominar no
observables. En todas las disciplinas científicas existen entidades no observables, así
por ejemplo en física son no observables los protones, neutrones y electrones que
configuran los átomos; para los psicólogos no es observable el inconsciente, sin
embargo se puede afirmar que muchas de nuestras conductas se originan en procesos
del inconsciente. Y aún cuando afirmamos al principio de este párrafo que el primer
paso para la construcción de una teoría es la observación, estos elementos no
observables o "teóricos", son necesarios para la construcción de las teorías científicas,
porque unos y otros se complementan.
Ahora bien, ¿Existe algún límite entre lo observable y lo no observable?
Si bien existen dos posturas al respecto, una de las cuales afirma que solo
debemos considerar aquellos fenómenos que perciben nuestros sentidos, y otra que
afirma que, con la ayuda de sofisticados elementos tecnológicos, todo puede ser
observado, razón por la cual nada sería no observable; para zanjar esta discusión, los
científicos parecen haber llegado a un acuerdo en la forma de distinguir lo observable
de lo no observable. El epistemólogo Rudolf Carnap expresa que dentro de lo
observable se incluye: todo lo que se observa en forma directa por los sentidos
(animales, plantas, sonidos, etc.), lo observable con instrumentos sencillos, (longitud,
peso); lo observable con instrumentos más complejos, pero aceptados por la
comunidad científica, y quedarán excluidos de esta categoría todos aquellos
fenómenos que necesiten de procesos sumamente complejos, como por ejemplo el
comportamiento de los genes.

EXPERIMENTACIÓN-CONSTATACIÓN: LEY EMPÍRICA

Hemos dicho que el primer paso del método científico es la observación y


delimitado qué se entiende por fenómenos observables y no observables.
En una segunda etapa del proceso, el científico que ha observado un fenómeno
que lo intriga, iniciará una investigación, una vez que ha constatado que ese mismo
fenómeno se repite en un número infinito o prácticamente infinito de casos, en todo
tiempo y lugar, elaborará una ley. Si dicha ley puede ser puesta a prueba mediante la
observación o pruebas sencillas, se la denomina ley empírica.
Este método, a través del cual por observaciones singulares se llega a una
generalización se denomina: inducción, y a quienes afirman que este es el método
adecuado para desarrollar una investigación científica se los llama: inductivistas.
Este método presenta un grave problema. Si se observa un solo caso que no
concuerda con lo sostenido por la ley, será suficiente para invalidar la generalización.
Otro de los problemas que se presenta a esta inducción en sentido estrecho, es
que el observador siempre estará condicionado por una serie de factores, ya se
culturales, políticos, económicos o religiosos que condicionaran sus observaciones.
Una de las formas más simples de inducción, es la interpretación de las
encuestas de opinión. En estos casos las respuestas dadas por una pequeña parte de
la población pueden ser proyectadas para todo el país.
Esta postura metodológica fue desarrollada por los siguientes filósofos: Francis
Bacon, David Hume y John Stuart Mili, entre otros.

MÉTODO DEDUCTIVO

Es la forma de razonamiento inversa a la analizada en el acápite anterior.


12
Aquí se parte de un razonamiento general para arribar a un juicio particular, por
ejemplo se afirma: Todos los hombres son mortales. Todos los griegos son hombres,
por consiguiente, Todos los griegos son mortales (para utilizar el ejemplo más usado).
Este método científico es muy utilizado por los lógicos, y se expresa casi
siempre en forma de silogismos.
Según expresa Gregorio Klimovsky, el conocimiento científico puede obtenerse
mediante conexiones lógicas, a partir de otros conocimientos. Estos conocimientos se
expresan mediante enunciados, todos los cuales, salvo el último, expresan
conocimientos ya aceptados. Estos son las premisas del razonamiento, y el último
enunciado se denomina conclusión.

Importante: Se llama razonamiento a un encadenamiento de enunciados.

Afirma el autor antes citado, que cualquier estudiante de matemática, física o


jurisprudencia, puede advertir la importancia de los razonamientos en ciencia, ya que
con ellos dispondrá de enunciados que, al menos transitoriamente, no se discuten y,
ejemplifica ... "los postulados de la geometría, los principios de la mecánica, las leyes
de un código civil o penal, a partir de los cuales, considerados como premisas nos
permiten realizar razonamientos y obtener conclusiones que nos proporcionan nuevos
conocimientos".
Hemos dicho que todo razonamiento está constituido por proposiciones, unas
son premisas y la otra conclusión. Tanto unas como la otra pueden ser verdaderas o
falsas, pero el razonamiento no es ni verdadero ni falso, es válido o inválido.
Un razonamiento deductivo es válido cuando las premisas son verdaderas,
entonces la conclusión también lo será. En los razonamientos válidos la verdad se
transmite de las premisas a la conclusión.

EL MÉTODO HIPOTÉTICO-DEDUCTIVO

Esta metodología consiste en conjeturar una hipótesis o ley a partir de la cual se


explican las observaciones previas y se deducen nuevas observaciones.
Este método trata de contrastar hipótesis mediante consecuencias
observacionales y así establecer la falsedad de una proposición, pero no su verdad.
Las teorías se irán contrastando mediante sus consecuencias empíricas y se
mantendrán mientras no sean refutadas por la falsedad de alguna de sus
consecuencias.
El método hipotético-deductivo se estructura de la siguiente manera:

Afirma Gregorio Klimovsky, que si las hipótesis fundamentales son aceptadas


como verdaderas y ya que la deducción lógica conserva la verdad, debemos en
consecuencia aceptar como verdaderas las hipótesis derivadas y las consecuencias
observacionales.
Por su parte Karl Popper reconoce a un sistema como científico solo si puede ser
puesto o prueba mediante la experiencia; expresa que la refutabilidad de un sistema y
no su verificabilidad, diferencia qué es ciencia y qué no lo es.
13
RECORDEMOS

Una hipótesis es una conjetura, que debe ser contrastada con la


experiencia.
Una teoría es una interpretación general de los objetos y problemas que
se formulan dentro de cada ciencia.
Las teorías son valiosas para explicar las leyes empíricas y, porque nos
permiten predecir leyes empíricas que todavía no han sido formuladas.

DISTINTOS MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN UTILIZADOS EN CIENCIAS


SOCIALES

En la unidad anterior dijimos que las ciencias sociales son ciencias fácticas, y
que se ocupan de estudiar hechos; también delimitamos el campo de acción de cada
una de ellas, nos abocaremos ahora a establecer cuáles son los procedimientos
metodológicos que utilizan los científicos sociales.
Antes que nada trataremos de develar por qué las ciencias sociales han sido
sometidas a fuertes críticas y se ha cuestionado su derecho a constituirse en
disciplinas científicas.
Muchas de esas críticas se refieren a las supuestas fallas lógicas o
metodológicas, a la falta de exactitud de sus enunciados, a la dificultad para la
confrontación empírica y a la falta de leyes, pero estas críticas están tomando como
base a las ciencias naturales; y a lo sostenido por los epistemólogos del Circulo de
Viena, que caracterizaron al movimiento del empirismo lógico.
Algunos de los problemas que estos críticos dicen que tienen las ciencias
sociales es la imposibilidad de realizar deducciones, pero si las proposiciones son
claramente formuladas, las deducciones podrán ser efectuadas sin problemas. Los
márgenes de ambigüedad también existen dentro de las ciencias naturales.
También suele decirse que los científicos sociales son seres humanos que viven
en sociedad, que aceptan los condicionamientos de esas sociedades y que por lo tanto
carecen de objetividad; no debemos olvidar que los biólogos, los físicos, los químicos,
también son seres humanos que tienen los mismos condicionamientos sociales,
políticos, culturales o económicos que los primeros; ellos también pueden responden a
ideologías que tiñan sus opiniones científicas.
¿Qué tipo de intervención tiene la experimentación en las disciplinas sociales?
¿Es posible y conveniente aplicar métodos experimentales?
Las objeciones son que muchas veces la experimentación sería imposible y
muchas otras siendo posible no sería ético, razón por la cual estos métodos usuales en
las ciencias naturales no podrían aplicarse.
Sin embrago no es cierto que en las ciencias duras no haya nada más que
experimentación, en ciencias como la astronomía se han realizado investigaciones de
gran rigor científico sin posibilidades de experimentación.
La recolección de datos que se tabulen y permitan diferenciar características y
fac¬tores son de tanto valor y rigor científico como la experimentación, y esto es tan
factible de hacer en ciencias sociales como en cualquier ciencia empírica.
Por el otro lado, Gregorio Klimovsky, en "La Inexplicable Sociedad", sostiene que
el primer problema que se plantea es el de si los experimentos abarcan todas las
variables que entran en juego en las situaciones naturales o espontáneas, o solo un
conjunto determinado de ellas. Si bien esto se presenta en todas las disciplinas
científicas, en las disciplinas sociales es fundamental. Los físicos pueden trabajar con
analogía, pero ¿es posible hacer una inferencia analógica cuando estamos hablando
de un grupo social? Muchos creen que sí, y admiten la posibilidad de hacer un
experimento limitado a una pequeña comunidad a la que se considera representativo
de una unidad social mayor, permitiendo la contrastación o formulación de hipótesis.
14
Ernest Nagel, señala algunas experiencias provocadas artificialmente en clubs, con el
fin de determinar cómo influía el origen étnico del apellido de los postulantes en las
elecciones del club; a partir de ahí se intentó determinar cómo influían los prejuicios
raciales sobre las elecciones de autoridades nacionales.
Dice Klimovsky, "...fundamentalmente de acuerdo con el método hipotético-
deductivo, lo que interesa es cómo pueden formularse y contrastarse las hipótesis...".

El método inductivo en las ciencias sociales

Recordemos que para este método lo observable es lo único seguro para captar
la realidad, partiendo de la experiencia, generalizando lo que en ella se observa de la
realidad, se podrá construir el conocimiento.
En el siglo XIX el lógico y filósofo inglés John Stuart Mili sistematizó los llamados
cánones del método inductivo, que tiene por fin establecer cuándo acontece una
relación de causa y efecto entre distintas variables.
De los cinco procedimientos inductivos formulados por Mill desarrollaremos
dos, el método de la concordancia y el método de las variaciones concomitantes.

Método de la Se eliminan como causas posibles de un fenómeno todas aquellas


concordancia circunstancias en cuya ausencia el fenómeno igualmente se produce
y luego inferimos que las restantes circunstancias eran las causas.
Método de El método de las variaciones concomitantes se expresa de la
las siguiente manera: un fenómeno que varía de cualquier manera,
variaciones siempre que otro fenómeno varía de la misma manera es, o una
concomitante causa, o un efecto de ese fenómeno, o está conectado con él por
s algún hecho de causalidad.

Este método es frecuentemente utilizado en ciencias sociales, por ejemplo en


economía Irving Copi, en su Introducción a la lógica, presenta el siguiente ejemplo:
"Si la demanda de un cierto tipo de mercancía permanece constante, entonces todo
aumento en la oferta de esas mercancías irá acompañado por una disminución del
precio imperante para ellas. Esta variación concomitante constituye ciertamente una
parte de la prueba de que hay una conexión causal entre la oferta y el precio de una
mercancía determinada".

En ese mismo libro parece burlarse del método de la concordancia con el


siguiente ejemplo: Alguien extrañado de comprobar que se ha emborrachado cuando
toma determinadas mezclas de bebidas, quiere averiguar cuál de ellas es la
responsable y razona de la siguiente manera: el lunes tomé gin con soda, me
emborraché, el martes tome whisky con soda, me emborraché, el miércoles tomé
coñac con soda, me emborraché, por consiguiente, lo que me emborracha es la soda.
Se puede advertir a simple vista que esto es una falacia, ya que pueden existir
factores ocultos inadvertidos que permanecen constantes, en nuestro ejemplo el
alcohol, a los que el método de la concordancia nos hará considerar causalmente
relevantes solo una vez que los hayamos detectado.
El método inductivo tiene dificultades insalvables para acceder al nivel teórico,
pues los enunciados de este nivel no se refieren a observables. Además, recordemos
el ejemplo del alcohol, las premisas verdaderas pueden llevarnos a conclusiones
falsas.
Lo típico de las ciencias sociales no es manipular, introducir, o eliminar variables
a voluntad, sino recolectar e interpretar datos obtenidos directamente por el
investigador, o tal como surgen de los registros y documentos históricos.

15

También podría gustarte