Está en la página 1de 4

Interesarce sinceramente por los demás.

El odio nunca es vencido por el odio, si no por el amor.


Hay una divinidad que forja nuestros fines, por mucho que queramos alterarlos.
Nada es bueno o malo - dijo Shakespeare -, si no que el pensamiento es el que hace que las cosas sean buenas o malas.

¿ SABES EL PRECIO DE TU ALMA ?

¿ SABES EL PRECIO DE TU ALMA ?

Un hombre una vez tuvo una visión en que le parecía que el estaba de pie en medio de una asamblea de
espíritus inmundos. Sobre el trono estaba sentado el soberano de ellos, Satanás, con el cetro de maldad en
su mano. Llamando a sus súbditos, Satanás clamo: ¿Quien irá a la tierra para asegurar que los hombres
pierdan sus almas? Unos de los espíritus convocados dijo: Yo iré. Y como lo lograrás? pregunto el
monarca inflexible. Les convenceré de que no existe el cielo, respondió. Pero Satanás contestó: No, eso
no servirá. Nunca podrías imponer esa creencia en la mayoría de la humanidad. Esa convicción de una
mejor vida venidera esta demasiada arraigada en el corazón de los
hombres. Entonces otro Espíritu dijo. Yo iré. Y, ¿como lo lograras? pregunto Satanás. Les convenceré
de que no existe el infierno. Pero otra vez Satanás contesto: Eso no servirá. Nunca podrás convencer a la
mayoría de los hombres de que eso sea la verdad. La conciencia del hombre testificará contra ti y te
derrotara. Debemos echar mano a otra cosa, algo que llame la atención de toda las clases sociales, a
personas de todas las edades y de todo carácter; algo que sea bien recibido por toda la raza humana. En
eso un Espíritu funesto paso adelante y dijo: Satanás, yo iré. Y. ¿que les dirás tu? pregunto Satanás. Les
diré respondió el Espíritu que no hay prisa; que no se apresuren para ser salvos, ¡que podrán hacerlo
mañana! Este fue el Espíritu que fue

elegido para venir a la tierra, y el sigue murmurando al corazón de los hombres: NO Hay tiempo para
DIOS ...más tarde. No hay prisa. Diviértete mientras puedas. "¡Come,
bebe, regocíjate!" ¡Pero eso no es verdad! Cada momento que pasa lleva más almas al infierno, muchas
de ellas repentinamente, sin el menor aviso. El camino al infierno está empedrado con personas de buenas
Intenciones, luego...el juicio Final.

Satán ha formando el reino en nuestra mente, y desde allí el emite sus ordenes para mantenernos esclavos
de su Poder, poder que no reconocemos debido que se confunden esas ordenes creyéndolas nuestras, es
obvio que nunca nos daremos por enterados porque dentro de nosotros se encuentran semillas del mal, o
sea que a Satán le es muy cómodo introducirse en nuestra psiquis haciéndonos creer que el y nuestro
sentir son uno sólo. Pero no todo se puede dar por perdido hay una fórmula llamada; AUTO-
OBSERVACIÓN, la cual nos puede ayudar a descubrirle, la auto-observación es una llave psicológica que
no ayudará a auto-descubrirnos, este ejercicio nos dará por resultado el encuentro con una persona
diferente de la que habíamos tenido la idea que éramos, encontraremos que somos inconscientes de el
noventa por ciento de nuestros actos, por decirlo así.
Siempre pregúntate el porque de las cosas, porque los pensamientos nos llevan a la mayor parte de cosas
que sentimos y hacemos, porque no podemos poner punto final a ciertos pensamientos que a pesar de que
nos atormentan seguimos dándole paso.

REYES 1 CAPITULO 17

8. Por tanto, le habló el Señor y le dijo:


9. Anda y vete a Sarepta, ciudad de los sidonios, y fija en ella tu morada; porque yo tengo allí
dispuesto que una mujer viuda te sustente.
10. Partió, pues, y se fue a Sarepta, y al llegar a la puerta de la ciudad, se encontró con una mujer
viuda que andaba recogiendo leña; y llamándola le dijo: Dame en un vaso un poco de agua para
beber.

11. Yendo ella a traérsela, gritó tras de la mujer, diciéndole: Tráeme también, te ruego, un bocado
de pan en tu mano.
12. Vive el Señor Dios tuyo, respondió ella, que pan yo no lo tengo; no tengo más que un puñado
de harina en la orza, y un poco de aceite en la alcuza; he aquí que estoy cogiendo dos palitos de
leña para ir a cocerla para mí y para mi hijo, y comérnosla; y después de consumidos estos
residuos morirnos de hambre.
13. Le dijo Elías: No temas; anda, ve y haz lo que has dicho; mas primero haz para mí de ese
poquito de harina un panecillo, cocido debajo del rescoldo, y tráemelo, que después lo harás para
ti y para tu hijo.

14. Porque esto dice el Señor Dios de Israel: No vendrá a menos la harina de la orza, ni menguará
el aceite de la alcuza, hasta el día en que el Señor envíe lluvia sobre la tierra.
15. Se fue, pues, la mujer e hizo lo que Elías le había dicho; y comió Elías, ella y toda su casa.
Desde aquel día
16. no faltó nunca harina en la orza, ni se disminuyó el aceite de la alcuza; según lo que había
prometido el Señor por boca de Elías.
17. Sucedió después que enfermó el hijo de aquella mujer dueña de la casa, y la enfermedad era
mortal, de suerte que quedó sin respiración alguna.

18. Por lo cual dijo a Elías: ¿Qué te he hecho yo, oh varón de Dios? ¿Has entrado en mi casa para
renovar la memoria de mis pecados, y en castigo de ellos hacer morir a mi hijo.
19. Le respondió Elías: Dame tu hijo. Y tomándole de su regazo, lo llevó al aposento de arriba,
donde estaba hospedado, y lo puso sobre su cama.
20. Y clamó al Señor diciendo: ¡Oh Señor Dios mío!, ¿aun a esta viuda, que me sustenta del modo
que puede, la has afligido, quitando la vida a su hijo?

21. Después de esto se tendió, y se encogió sobre el niño por tres veces*, y clamó al Señor
diciendo: ¡Señor Dios mío! Te ruego que vuelvas el alma de este niño a sus entrañas.
22. Oyó el Señor la súplica de Elías, y volvió el alma del niño a entrar en él* y resucitó.
23. Entonces Elías tomó el niño y lo bajó de su aposento al cuarto bajo de la casa, y se lo entregó
a su madre diciéndole: Aquí tienes vivo a tu hijo.
24. Y dijo la mujer a Elías: Ahora acabo de reconocer en esto que tú eres un varón de Dios, y que
verdaderamente la palabra de Dios está en tu boca.
19. y arrimándosele cierto escriba, le dijo: Maestro, yo te seguiré dondequiera que fueres.
¿SABIA USTED SOBRE LA DOCTRINA DE LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS?.

San Mateo capitulo 8


20. Y Jesús le respondió: Las zorras tienen madrigueras, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del
hombre no tiene sobre qué reclinar la cabeza.
21. Otro de sus discípulos le dijo: Señor, permíteme que antes de seguirte vaya a dar sepultura a
mi padre;
22. mas Jesús le respondió: Sígueme tú, y deja que los muertos, entierren a sus muertos.

San Lucas Capitulo 20

28. Maestro, Moisés nos dejó escrito que si el hermano de alguno, estando casado, viene a morir
sin hijos, el hermano de éste se case con su mujer, y dé sucesión a su hermano.
29. Eran, pues, siete hermanos, el primero tomó mujer, y murió sin hijos;
30. el segundo se casó con la viuda, y murió también sin dejar hijos;
31. con lo que se desposó con ella el tercero; eso mismo hicieron todos los demás; y sin tener
sucesión fallecieron;
32. en fin, la última de todos murió la mujer.

33. Esto supuesto, en la resurrección ¿de cuál de los siete será mujer ya que todos siete tuvieron
por mujer a la misma?
34. Les respondió Jesús: Los hijos de este siglo contraen matrimonios recíprocamente;
35. pero entre los que serán juzgados dignos del otro siglo y de la resurrección de entre los
muertos, ni los hombres tomarán mujeres, ni las mujeres maridos.

36. Porque ya no podrán morir otra vez, siendo iguales a los ángeles e hijos de Dios, por el estado
de la resurrección.
37. Por lo demás, que los muertos hayan de resucitar, Moisés lo declaró cuando, estando junto a
la zarza, le dijo el Señor: Yo soy el Dios de Abrahán, y el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob*.
38. Claro está que Dios no es Dios de muertos, sino de vivos; porque para él todos viven.

39. Entonces algunos de los escribas, tomando la palabra, le dijeron: Maestro, bien has
respondido.
40. Y de allí adelante ya no se atrevieron a preguntarle nada.
41. El les replicó: ¿Cómo dicen que el Cristo es hijo de David,
42. siendo así que David mismo en el libro de los Salmos, dice: Dijo el Señor a mi Señor, siéntate a
mi diestra,
43. hasta tanto que yo ponga a tus enemigos por tarima de tus pies?

44. Pues si David le llama su Señor, ¿cómo puede ser hijo suyo?
45. Después, oyéndolo todo el pueblo, dijo a sus discípulos:
46. Guardaos de los escribas, que hacen pompa de pasearse con vestidos rozagantes, y gustan de
ser saludados en las plazas; y de ocupar las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros
puestos en los convites;
47. que devoran las casas de las viudas, con el pretexto de hacer larga oración: éstos serán condenados con mayor
rigor.

Intereses relacionados