Está en la página 1de 20

Para el Proyecto de un túnel es de importancia capital el conocimiento del terreno por el cual va a discurrir el mismo. De las características de la roca dependerá el método de excavación, la cuantía de sostenimiento a colocar, las medidas de impermeabilización que se empleen; incluso el trazado puede verse condicionado en ocasiones por las características geológicas de los materiales atravesados. 2 Los objetivos básicos que debe cumplir un estudio geológico previo a la construcción de un túnel son los siguientes:

3 Definir las características físicas del terreno que va a ser atravesado: litología, estructura, presencia de Definir los parámetros que caracterizan el terreno: resistencia a compresión simple, cohesión, rozamiento, permeabilidad, L Definir la aptitud del terreno en orden a la construcción de un túnel, generalmente en base a la experiencia, y ofrecer criterios básicos a utilizar por el diseñador: método constructivo, sostenimiento, medidas especiales, - Expresar el grado de incertidumbre que se mantiene después del estudio, en función del grado de definición de éste, en relación con todo lo anterior. Un estudio geológico completo consta o puede constar de varios métodos de investigación. En general resulta conveniente empezar siempre con los más económicos para obtener una idea general del problema, y pasar luego a los métodos más precisos y más costosos para despejar las incertidumbres que hayan podido plantearse. La tabla 3.1 ofrece una panorámica completa de todos los medios de investigación usados

habitualmente, junto con la información que se

extrae de cada uno de ellos. Dado que el

ámbito del presente manual se reduce a los túneles de carretera excavados en roca, en la redacción de este capítulo nos hemos limitado a este caso. Los túneles en suelos requieren un tratamiento bastante diferente y tienen una tecnología propia.

EXCAVACIÓN Y AUSCULTACIÓN

Compoitnriziento riel inacizo rocoso n escaln red Dedmción deparimetios de la laca po~retmarzilisis de los resultados de /a nrucultncrón

1iJq4

Fpr

econocimientos previos 1

A¡\~,~\;LIs¡sDE LA LITERATURA EXISTENTE La primera aproximación que se debe hacer en todo estudio geológico es la recopilación de toda la información que se pueda conseguir, publicada y no publicada, de la zona de estudio. Ésta permite disponer de gran cantidad de datos aprovechando el trabajo realizado con anterioridad por otros profesionales. La geología a gran escala de todo el país está publicada por el Instituto Tecnológico Geominero de España (ITGE) en su plano geológico a escala 1 :50.000, Serie Magna, que ofrece datos de estratigrafía, tectónica, historia geológica, petrología, hidrogeología y otros. El estudio de esta publicación permite conocer bastantes datos primarios de interés: litología de los terrenos atravesados por el túnel, fallas o pliegues de importancia, periodo geológico al que corresponden los materiales, etc. El ITGE tiene otras publicaciones que pueden resultar interesantes según los casos, entre

ellas está el Mapa Geotécnico General a escala 1:200.000, aunque no suele aportar muchos datos debido a la pequeña escala a que está realizado. También está disponible el Mapa Hidrogeológico de España, a escala 1:200.000, que ofrece información sobre formaciones porosas, fisuradas y karstificadas, aforos, consumos de agua, inventario de puntos de agua, niveles freáticos y flujos subterráneos de agua, etc. En el ámbito del País Vasco, el EVE (Ente Vasco de la Energía) ha desarrollado unos estudios de gran interés, y tiene publicado el plano geológico del País Vasco a escala 1:25.000. Por otra parte, si en las proximidades del túnel en proyecto existen otras obras civiles o explotaciones mineras de importancia, es muy probable que existan estudios geológicos relacionados con ellas, que pueden localizarse, por ejemplo, en la copia del Proyecto Constructivo correspondiente que normalmente debe estar disponible en el archivo del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, Diputaciones Forales, o el organismo competente

FOIOGRAF~ASACREAS LOSpares de fotografías aéreas estudiadas estereoscópicamente son de mucha utilidad para los estudios geológicos. Permiten observar accidentes tectónicos, estratigráficos y geomorfológicos con bastante más claridad que si son observados in-situ desde el suelo. Para interpretar adecuadamente las fotos aéreas es necesaria cierta experiencia por parte del geólogo, que debe completar con el reconocimiento sobre el terreno de la zona de estudio. Existen técnicas especiales tales como infrarrojos, fotos en color, oblicuas o investigación con radar, pero el sistema más usado es el de las fotografías verticales en blanco y negro tradicionales, ya que los otros sistemas sólo aportan datos de interés en contadas ocasiones. En librerías especializadas pueden encontrarse fotografías de la totalidad del territorio español, pero tienen el inconveniente de que suelen ser antiguas. Son preferibles las fotos recientes que se hayan obtenido como parte del Proyecto de Túnel, en concreto para elaborar la cartografía, que es un paso previo de cualquier proyecto de carreteras.

LOSreconocimientos sobre el terreno completan la

información que es posible obtener directamente, sin medios auxiliares. El estudio tomará en consideración la geomorfología de la zona, la hidrogeología superficial y el estudio de

afloramientos rocosos. Dentro de la hidrogeología deben estudiarse los siguientes aspectos: surgencias de agua, redes de drenaje superficial, indicios superficiales de karstificación y presencia de vegetación. El estudio de los afloramientos es muy importante, ya que permite caracterizar la roca superficialmente, y tener una idea de cómo se puede encontrar en profundidad. Debe determinarse, por un lado, la litología exacta del afloramiento, y por otro, la caracterización de las juntas presentes en el macizo rocoso. Los parámetros que deben ser determinados para cada familia de juntas observada son los que a continuación se describen:

TIPO Y NUMERO DE FAF\RILIAS.- Se debe determinar en primer lugar el número de familias de juntas presentes en el macizo (generalmente tres), y el origen de cada una: si se trata de una diaclasa, de la estratificación o de algún tipo de esquistosidad.

OR!ENTACI~N.-La orientación de una junta se describe mediante el buzamiento y la dirección de buzamiento, o bien mediante el rumbo y el buzamiento. El significado de cada parámetro se puede observar en la figura 3.1. La orientación de una junta se mide con la brújula de geólogo. Como generalmente es variable de unas zonas a otras, y para

RECONOCIMIENTOS SUPERFICIALES

estereográjca

dejuntas

di'icontinuidadesI

corregir errores de medida, se deben efectuar un número alto de lecturas, en el mismo

afloramiento y en otros próximos. Los datos de cada medida se representan en un diagrama estereográfico (figura 3.2), y, mediante una técnica estadística, se obtiene un valor representativo para el buzamiento y dirección de buzamiento de cada una de las familias de juntas presentes en el macizo, que es simplemente

el centro de gravedad de los polos más cercanos. Esta

operación se puede realizar manualmente con ayuda de una plantilla o bien mediante ordenador y algún programa comercial.

Rumbo=i) ESPACIAMIENTO.-El espaciamiento es la distancia ~uzamiento=p existente entre dos juntas de una misma familia, que Buzamiento=a teóricamente son dos planos paralelos, y debe medirse l-[ en la dirección perpendicular a dicho plano. En el campo se mide con cinta métrica, corrigiendo el valor según el ángulo relativo entre los planos en cuestión y el plano según el cual se ha medido (figura 3.3). Es conveniente medir en varios puntos y obtener el espaciamiento medio, pues puede variar de unas zonas a otras.

PERSISTENCIA.- La persistencia es la distancia a lo largo del plano que contiene la junta que está realmente ocupada por ésta. Mide la continuidad de

la junta dentro de su plano. Suele ser del orden de

varios metros, por lo que su medición puede resultar complicada. En muchas ocasiones la junta es persistente en toda la zona que aflora, pero no es posible conocer lo que sucede, más allá, en el interior del macizo rocoso.

RUGOSIDAD.- La rugosidad mide la facilidad que presenta una junta al deslizamiento a favor de su plano. Numéricamente ésta se representa por la cohesión y el ángulo de rozamiento, que se obtienen mediante ensayos de laboratorio. En los recono- cimientos de campo, no obstante, se puede establecer una clasificación cualitativa.

Direccion de

buzamiento

Direccion de

Hemisferio

Discontinuidad(K)

La clasificación se establece en nueve grupos con dos

criterios: la rugosidad a pequeña escala (centímetros) y

a mediana escala (metros). A pequeña escala la junta

puede ser: rugosa, suave o lisa, y a media escala puede ser: escalonada, ondulada o plana. En la figura 3.4 se muestra la clasificación. Barton ha elaborado una expresión que permite calcular el ángulo de rozamiento de la junta a partir

de su rugosidad:

Sr = sm * Sen a

JCS

9, = JRC . lag,, -

0,

+%

PeijGles de rugosidadpara el cálculo deJRC

I

II

111

IV

v

VI

VI1

Vlll

IX

l

RUGOSA

SUAVE

LlSA

RUGOSA

SUAVE

LlSA

RUGOSA

SUAVE

LlSA

/'

,

-

/

A

 

ESCALONADA

/

 

ONDULADA

--.

/

\

PLANA

PERFILES TIPICOS DE RUGOSIDAD

JRC

0-2

o

5

1o

0 cm.

ESCALA

donde, $,: Ángulo de rozamiento de pico JRC: Joint Roughness Coefficient, que se

obtiene de la rugosidad observada en la figura 3.5. JCS: Joint Wall Compression Strenght, que es la resistencia a compresión simple de las paredes de roca junto a la discontinuidad. o":Tensión normal efectiva (sin contar la presión de agua) que actúa perpendicu- larmente al plano de la junta. gr: Ángulo de rozamiento residual, se puede tomar como 30".

\- TE21;:1~~1L - Indica la descomposición sufrida por la parte de roca que está en contacto con la junta. Se utiliza una escala de seis valores con los siguientes significados:

1.- Roca sana, no alterada.

2.- Ligeramente alterada.

3.- Moderadamente alterada.

4.- Altamente alterada. 5.- Completamente alterada. 6.- Suelo residual.

,-\3r7i~-.;A - La apertura es la distancia entre las paredes de roca, o bien, la anchura de la junta medida perpendicularmente a su plano. Oscila entre cero (completamente cerrada) y varios centímetros.

;:i~:,\ s - Se debe indicar la descripcrón litológica o mineralógica del material que rellena la junta, si existe. Los rellenos más habituales son:

Ningún relleno. o Mineralizaciones:calcita, cuarzo, pirita, etc. Arcilla. Limo. Arena o grava. e Roca descompuesta, con diversos grados de alteración.

'F:SEi'\rC1L\ ?E c,.- Se indica de forma cualitativa el estado de la junta en relación con el agua que aflora por la misma: seca, húmeda, goteos, flujo continuo de agua, etc. También se puede indicar si el relleno ha sido lavado por la fluencia de agua. Si el flujo es alto puede estimarse el caudal en litros por minuto y por metro de junta.

m Algunos métodos geofísicos tienen una serie de ventajas que hacen

que su uso, en los estudios geológico-geotécnicos para túneles, se hayan generalizado.

En primer lugar, se trata de métodos relativamente económicos, por lo que pueden

utilizarse con cierta amplitud. Por otra parte, tanto la obtención de datos en campo como

la interpretación de los resultados, se puede llevar a cabo en poco tiempo; y, por último,

son métodos no destructivos, por lo que no deterioran la zona donde son utilizados. Tienen los inconvenientes de una precisión menor que los sondeos, y que, para su interpretación, son necesarios conocimientos específicos y una experiencia adecuada. Existen actualmente disponibles un número importante de métodos geofísicos: eléctricos, térmicos, radioactivos, gravimétricos, magnéticos, sísmicos, etc. Desde superficie se usa principalmente la sísmica de refracción y desde el interior de los sondeos, y a lo largo de los mismos, se pueden realizar diversas testificaciones geofísicas, diagrafías o logs, de las distintas propiedades físicas del macizo rocoso como: densidad, resistencia elécrica,

velocidad sónica El resto de los métodos superficiales tienen interés únicamente para problemas concretos

y para ciertas técnicas de exploración de yacimientos minerales, petrolíferos y aguas subterráneas, por lo que no son objeto de estudio en estas páginas.

Tipos de ondas

sís!ii,!?rc~DE REFT-'\?CCI~~N

La sísmica de refracción se basa en el estudio de la

propagación de las ondas sísmicas en el terreno. La velocidad de propagación de estas ondas es función del tipo de material, de su estructura, composición, densidad, contenido de agua, etc., por lo que la sísmica proporciona bastante información acerca de las características del terreno. Cuando una onda pasa de un material a otro distinto, se produce el fenómeno denominado refracción, que se manifiesta como consecuencia de las diferentes velocidades de propagación de la onda en cada material. La refracción consiste en la desviación del tren de ondas un cierto ángulo, función de la relación entre ambas velocidades. Las ondas sísmicas son la forma en que se transmite la energía de tipo elástico o tensodeformacional a través del terreno. Existen dos tipos principales de ondas, dependiendo de la relación entre la dirección de vibración de las partículas y la dirección de propagación de la onda (véase figura 3.6):

CNDAS L:~~\!S;TUD!R\IALES.-primarias o P. Son

aquéllas en las que las partículas vibran en la misma dirección de la propagación de la onda. Son ondas de compresión, su velocidad es mayor que los demás tipos de ondas y pueden transmitirse por los líquidos.

ONDAS IRANSiIEII5ALES.- secundarias o S. Las partículas vibran perpendicularmente a la dirección de propagación de la onda. Son ondas de cortante, su velocidad es menor y no se transmiten en medio líquido.

Existen también ondas superficiales, que se forman a lo largo de los contactos, por ejemplo en la superficie del terreno (ondas L).

La relación aproximada entre la velocidad de las ondas P y S es la siguiente, válida para Coeficiente de Poisson u = 0.25:

Vp = 1.732 Vs

El equipo necesario para efectuar una investigación sísmica incluye la fuente de energía, los detectores y el equipo de grabación de los datos. La fuente de energía es el mecanismo que produce la onda, y puede ser un martillo, unas pesas que se dejan caer desde una cierta altura o incluso explosivos. La onda se detecta mediante los aparatos denominados geófonos, que transforman el movimiento en -una señal eléctrica. La señal se recoge y almacena en un sismógrafo.

Los geófonos se sitúan a lo largo de una línea recta llamada perfil sísmico. Los perfiles suelen ser de unos 100 metros de longitud, colocándose los geófonos a intervalos regulares cada 10 metros aproximadamente (ver figura 3.7). La longitud del perfil debe ser de unas tres veces la máxima

Maza

Geófonos

 

1

obtención de ztn peirfZl sísmico

 

W1751

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

I17SW

144

168

192

 

DISTANCIA (M)

 
 

VELOCIDAD SlSMlCA EN rnlsg

 
 

-

Ripabilidad de un terreno en

m

L

0

 

función de la velocidad sísmica

RIPABLE CON UN TRACTOR

ivlARGlNAL O RIPABLE POR DOS TRACTORES EN TANDEM

RIPABLE SOLAMENTE TRAS ROTURA POR EXPLOSIVOS

profundidad que se va a investigar

con objeto de poder recibir las ondas refractadas. Con los perfiles normales de 100 metros se explora el terreno hasta una profundidad de unos 30 metros.

A partir de los registros sismo-

gráficos obtenidos, se pueden determinar las velocidades de propagación Vp y Vs de las distintas capas del terreno así como las

profundidades de los contactos entre distintos materiales. Para su determinación existen varios métodos (Método de los Frentes de

Onda, Método Más-Menos,

se utilizan con ayuda informática.

En la figura 3.8 se muestra un perfil típico obtenido con sísmica de refracción.

A partir de la velocidad Vp puede

estimarse la ripabilidad de un terreno (figura 3.9), asi como su grado de alteración y fracturación (figura 3.10) mediante la compa- ración con los valores considerados típicos para cada tipo de roca. También se pueden obtener el módulo de elasticidad y el coeficiente de Poisson dinámicos de la roca mediante las expresiones:

) que

siendo y la densidad de la roca.

VelocidadestQicas

depropagación

según materiales

MATERIAL

SUELOS

Suelo suaerficial Loess Aluvial suelto Coluvial suelto Aluvial firme Coluvial firme Arcillas Morrenas alaciales (Comoactas) Residual

ROCAS SEDIMENTARIAS

Areniscas

Lutitas

Blanda

Cristalina Anhidrita. Yeso. Sales

ROCAS METAMORFICAS

Pizarras

Esauistos

Gneis

Marmol

Cuarcitas

ROCAS IGNEAS

 

Granito

Granodiorita

1

Gabro

Diabasa

Basalto

I
I

d

1

1

1

1

I

1

1

Velocidad (m/ S)

NOTAS:

(1) Las velocidades en suelos son para material seco (2) Las velocidades en roca decrecen con la alteración y la fracturacion de esta

En el proyecto de túneles de carretera, la aplicación más habitual de la sísmica de refracción es el estudio de las boquillas, ya que determina las profundidades de la roca sana y alterada y permite establecer el punto más conveniente para el emboquille del túnel. Para el estudio de las características de la roca a profundidades grandes, pueden emplearse alguno de los métodos descritos a continuación, que necesitan la perforación previa de uno o varios sondeos:

3P-iiOLL.- LOSgeófonos se colocan en la superficie y la energía, habitualmente mediante explosivos, se produce en el interior del sondeo a profundidades variables.

DU~&N-~DLE.-ES el sistema contrario, la energía se suministra en la superficie y el geófono se sitúa a una cierta profundidad en el taladro por medio de una sonda.

C%G~S-HOLE.-Se utiliza cuando se tienen varios sondeos a lo largo de la traza de un túnel. En uno de ellos se produce la onda y en los otros se colocan geófonos a profundidades similares. Esto se repite a varias profundidades para captar las velocidades sísmicas en cada estrato del macizo.

geofísica de un sondeo, permite medir las propiedades físicas del terreno atravesado por dicho sondeo. Para ello se introduce una sonda o torpedo en el taladro, que lleva en su interior los aparatos geofísicos correspondientes. En el exterior se dispone una polea calibrada para poder conocer la profundidad exacta a que está la sonda y un sistema electrónico, normalmente un ordenador personal portátil, que recoge y almacena la información que le envía la sonda.

Como resultado final se representa la magnitud medida en función de la profundidad a lo largo del sondeo, y se correlaciona con la testificación geológica que se ha efectuado del mismo (figura 3.11).

Ejemplos de

diagdf;as

LOG "9

ELEVO

PCB'S (PPNI

20

,O

75

ioc

A continuación se describe separadamente cada una de las diagrafías que se emplean más habitualmente.

.-.- r -S'S--: 3ci, rix-3 CL - Se mide la resistencia eléctrica entre un electrodo colocado en superficie y otro situado en la sonda, para lo cual el sondeo se debe rellenar con un fluido conductor. Otra posibilidad es transmitir una corriente eléctrica entre la superficie y la sonda, y medir la resistencia entre otros dos electrodos situados también en la sonda Este log permite identificar distintas Iitologías y fijar contactos entre diversos materiales. También puede localizar zonas porosas y permeables, que conducen mejor la corriente eléctrica.

-.--- -U S z3 iri,o: rz3c a-,~ zs - El Potencial Espontáneo o SP mide la diferencia de

potencial

eléctrico entre un electrodo colocado en el interior de la sonda y otro en la superficie. Permite distinguir distintas Iitologías, localizar contactos y detectar zonas permeables.

i*;IL:CcaC \' z-_::ie =? A=, a=, S~~ - En la sonda se dispone un sistema que produce una corriente eléctrica alterna de alta frecuencia. Ésta produce a su alrededor un campo magnético variable, que se transmite por la roca, y genera en ésta corrientes secundarias también variables. Éstas a su vez crean un campo magnético secundario que es registrado por un sensor situado también dentro de la sonda. Se detectan con este método las zonas permeables y fracturadas, así como los contactos entre distintas Iitologías.

-,_, ,- ,, ),,, - Con este método se mide la radiactividad natural del macizo con un sistema sensible a los rayos gamma colocado en la sonda. Su alcance es de unos pocos centímetros. Permite distinguir la Iitología en formaciones sedimentarias, ya que las arcillas y pizarras tienen un contenido alto de minerales radiactivos, mientras que las calizas y areniscas lo tienen normalmente bajo. Pueden existir perturbaciones debidas a intrusiones volcánicas o sedimentos graníticos.

---qc \:;--?S*.- En la sonda se coloca una fuente radiactiva de neutrones rápidos. Los neutrones chocan con los átomos de hidrógeno de la roca y son decelerados, siendo absorbidos por otros núcleos atómicos del terreno. En esta absorción se desprende un rayo gamma, que es detectado por un sensor situado en la sonda. Dado que la mayor parte de los átomos de hidrógeno del terreno corresponden a la molécula de agua (HzO),este log permite distinguir las zonas con distintos contenidos de agua.

- El log gamma-gamma proporciona una medida de la

densidad de la roca por el siguiente sistema: una fuente radiactiva de rayos gamma colocada en la sonda emite esta radiación, que es parcialmente reflejada por el terreno proporcionalmente a la densidad de éste, y captada por un sensor que está en la sonda.

~3553,\iicc.- En la sonda se sitúan un emisor y un receptor de ondas acústicas o sonoras, y se mide el tiempo transcurrido entre la emisión y la recepción y, por tanto, la velocidad sónica o de propagación de las ondas de compresión sonoras por el material. Es necesario que el sondeo se llene de agua o lodo de perforación. Permite distinguir distintas litologías y porosidades, y con otros datos tales como la densidad, se pueden calcular los parámetros elásticos dinámicos de la roca.

J~;-t.iET?S 2:- -/-IAJ'C.- En este log simplemente se mide el diámetro del taladro a lo largo de su longitud, que se puede correlacionar con la resistencia de la roca o su tendencia a desmoronarse.

- --

CC 7:

-i

'./i

c

~~2,~ss~s,~/tll;~-s~pt,#

A

LO^ TERMICO.- El sondeo debe estar lleno de un fluido, generalmente agua, y se deja en reposo para que la temperatura del agua se equilibre con la del terreno circundante. Entonces se mide la temperatura a lo largo de la longitud del taladro por medio de un termómetro alojado en la sonda. El registro de temperaturas teóricamente debe ser creciente con la profundidad, a un gradiente de un grado cada 40 metros, aproximadamente. Las temperaturas anómalas indican normalmente entrada o salida del fluido del taladro, señalando zonas con una cierta circulación de agua.

7~'PIGR~A~1iDADE5 Los sondeos mecánicos son el método más utilizado para la investigación geológica de los túneles, pues proporciona una información directa del material rocoso que se encuentra en profundidad. La campaña de sondeos debe ser cuidadosamente preparada con objeto de optimizar al máximo el número y la longitud de los mismos. Antes de planificar la campaña de sondeos se debe realizar el estudio geológico de superficie que permita tener una idea aproximada de la roca que se va a encontrar, y dónde pueden localizarse los puntos potencialmente más complicados. Los objetivos de una campaña de sondeos previa al proyecto de un túnel deben ser los siguientes:

- Estudiar las boquillas: litología, profundidad de la roca sana, presencia de agua, etc. Detectar las distintas litologías presentes en el túnel, y de cada una, obtener muestras para ser analizadas en el laboratorio. Analizar las zonas donde potencialmente puedan existir fallas o roca de peores características.

Los sondeos pueden ser verticales, horizontales o inclinados. Lo normal es que sean verti- cales, empleándose los otros para fines especiales. El método usual de perforación es a rotación con corona de diamantes o widia, que

permite obtener un testigo continuo del terreno atra- vesado. En las zonas donde no sea necesario obtener testigo en toda la longitud del sondeo, puede em- plearse la perforación a rotación con tricono o a percusión. Para obtener testigo de roca se emplea general- mente una corona de doble tubo como la de la figura 3.12, siendo los diámetros de perforación y de testigo más frecuen- temente usados los que figuran en la tabla 3.2.

QQQ

1 - BOCA DE DIAMANTE 2 - ANILLO SEPARADOR

4 - ANILLO DE CALIBRADO 5 - TUBO DE EXTENSION

7 - TUBO EXTERIOR 8 - COJINETE DE BOLAS

DTA

m)

FECHA REVÉS

BATER

Tipo

Diam.

Diam.

Prof.

99,s

TUBO

PVC

Columna

sondeo

EIl I ESllilcAClO~

Una vez obtenido el testigo de un sondeo, es necesario proceder a

la testificación del mismo, es decir, extraer de él una serie de datos geofísicos y

representarlos en función de la 1 - ima profundidad. Es conveniente acompañar la testificación con unas fotografías en color del testigo colocado en las cajas portatestigo. La figura 3.1 3 es una columna típica de un sondeo, tal y como se suelen representar habitualmente los datos, y la figura 3.14 es la de un foto correspondiente del testigo

MANIO.

Long.

N.F.

Recup.

(%)

3

2

, LITOLO.

l

DESCRIPCION

R. Q. D.

255075

111

Fracturas

130cm.

2 4 816

101

Grado de

Alteración

111 IIIIVV

llll

I

ierie de transición 2a I= 240" 125"-35" 11= 80"-90'

PROYECCION

ESTEREOGRAFICA

POLOSDE

DlSCONTlNUlDADES

N

=

ENSAYO

g

-1

aW

,brasivid

media

1.A.d.i

lurabilid

alta

99.459

- 70

N.F.

nin

-

Los datos deben ser tomados por un geólogo con experiencia y de forma minuciosa. A continuación se resumen las características del terreno que se obtienen más frecuentemente:

INFORMACI~NGENERAL.-Se indicará el número de sondeo, el lugar y la fecha de realización y las coordenadas del emplazamiento. También la inclinación del sondeo si no es vertical, y el tipo de corona y el diámetro de perforación a lo largo del mismo.

LITOLOG~A.-S~incluirá una descripción litológica de los terrenos atravesados, separando los diversos materiales e indicando la profundidad de cada contacto. También se suele incluir una columna con la descripción gráfica, mediante diferentes tramas, de las distintas litologías.

?ZCU?ERA.C~&~JDE TESTIGG Y RQ2.- La recuperación de testigo es la relación en tanto por ciento entre la longitud del testigo y la longitud del taladro. Cuando el sondeo está bien ejecutado se aproxima normalmente al 100%, y se representa por tramos homogéneos. El RQD (Rock Quality Designation) se define como la relación en tanto por ciento entre la suma de longitudes de los trozos de testigo mayores de 10 cm y la longitud total del taladro. Se representa también por tramos homogéneos habitualmente de forma gráfica (véasefigura 3.13).

- * ,, .rT3b,,&~r$i\!.-jD De cada junta se obtienen sus características representativas, ya analizadas en el apartado 3.2.3. En un sondeo es posible medir el buzamiento, tipo de junta, espaciamiento, rugosidad, alteración, apertura y relleno. Habitualmente no es posible conocer la dirección de buzamiento, a no ser que el sondeo esté orientado: en tal caso al testigo se le hace una marca antes de sacarlo indicando la dirección norte. Otro parámetro que se obtiene, y que da una idea del grado de fracturación del macizo rocoso, es el número de juntas cada 30 cm de testigo. Se representa en escala logarítmica.

.~,tis~r;,r,iCr\i.-Se representa el grado de alteración de la roca a lo largo del sondeo según una escala de I a VI (véase el capítulo 3.2.3). El I representa la roca sana y el VI corresponde a suelo residual.

N?hjEi FRSAT!CO.- Se debe medir el nivel freático en

sucesivos días después de la

perforación del sondeo, hasta que se estabilice. Esto se puede hacer mediante un piezómetro. El tipo de piezómetro más común es una sonda que se introduce por el

taladro y detecta eléctricamente la presencia de agua.

iitlis;es~~~s? ENSAYOS.-Deben indicarse las profundidades a las que se han extraído muestras del testigo, su tipo, y los resultados de los ensayos de laboratorio efectuados sobre ellas.

Ensayo 1

Lugeon

ensayo Lugeon I

Ensayos in-sita

permeabilidad in-situ del macizo rocoso, aunque más bien de forma cualitativa que

cuantitativa. El mecanismo del ensayo se

perforado se selecciona la zona a ensayar, que se aisla del resto mediante dos

obturadores. Mediante una bomba se inyecta agua en la zona de ensayo a una presión dada, midiéndose el caudal que es necesario aportar para mantener la presión fija. Dicho caudal es la cantidad de agua que se

filtra a la roca, normal- mente a través de las juntas, ya que la matriz rocosa es mucho más impermeable que estas. El ensayo se repite para presiones crecientes entre

O y 10 Kplcmz y luego para presiones decre- cientes nuevamente hasta

O Kplcmz. Se representa en un gráfico presión1 caudal (figura 3.16), indicando con flechas el camino seguido en el ensayo.

muestra en la figura 3.1 5: en el sondeo ya

Q = Caudal (I/min) P = Presión (Icp/cm2)

Sondeo

Obturador

Filtraciones

4

b Entre 46 y 76 cm.

El aspecto de la curva indica el fenómeno que se produce en el macizo como consecuencia de la circulación de agua: flujo laminar, atoramiento de las juntas, destaponamiento, etc. En la figura 3.17 se muestran gráficas típicas de distintos ensayos Lugeon junto con su

interpretaciód5).

El estado tensional inicial del macizo

rocoso es uno de los factores determinantes de la estabilidad de un túnel, pues las fuerzas que van a actuar sobre el sostenimiento son las debidas precisamente a la relajación de dichas tensiones naturales. En terrenos sueltos suele admitirse que el estado tensional es litostático, es decir, debido al peso del terreno. En tal caso las tensiones en un punto dado son las siguientes:

Tensión vertical:

MEDIDA DE TENSIOl\lES NATURALES DE LA ROCA

Tensión horizontal:

Tensiónes tangenciales:

,Z,

= o

siendo, y: Peso específico del terreno

H: Profundidad del punto u: Coeficiente de Poisson de la roca (en torno a 0,3)

Ens

con célula triaxal I

No obstante, en los macizos rocosos las tensiones suelen ser bastante distintas de las litostáticas. Ello se debe a que la roca mantiene ciertas tensiones residuales debido a su historia geológica: fallas, pliegues, erosiones, sedimentaciones, etc. que incrementan o relajan tensiones y por lo tanto modifican el estado tensional de la roca. Se han desarrollado ciertos métodos que permiten evaluar, de una forma relativamente aproximada, las tensiones de la roca a gran profundidad, aprovechando los sondeos perforados en el macizo. Los métodos más utilizados son los que se describen a continuación:

OVEKCORING.- El

proceso del ensayo Overcoring se muestra en la figura 3.18. En el

fondo de un sondeo se efectúa un taladro coaxial de menor diámetro, en cuyo interior se introduce y se fija a la roca mediante una resina una célula triaxial, que es capaz de medir deformaciones en la dirección radial y longitudinal.

A continuación se perfora un anillo en torno a la célula, la roca se expande, y se miden estas deformaciones. Las tensiones se calculan aplicando la teoría elástica conocidos el módulo de elasticidad y el coeficiente de Poisson de la roca. Estos pará- metros pueden obtenerse en laboratorio mediante el ensayo de Compresión Simple. Otra posibilidad es extraer el testigo con la célula y aplicar una presión radial uniforme que equi- libre la deformación producida. Dicha presión debe coincidir con la tensión del macizo rocoso perpen- dicularmente al eje del sondeo.

Ensayo

Hat-/dck

Existe otro método más antiguo pero más simple, llamado " DoorStopperU,cuyo mecanismo aparece en la figura 3.19. En el fondo de un sondeo se fija con resina un medidor de deformaciones radiales. Se efectúa una perforación de un anillo como en el caso anterior y se deja a la roca deformarse. Esta deformación se mide y mediante las ecuaciones de la Elasticidad puede obtenerse la tensión del macizo rocoso perpendicular al eje del taladro, es decir, la o, supuesto que el sondeo es vertical.

FLAT-JACK (GATO PLANO).- El

procedimiento del ensayo se muestra en la figura 3.20. Con

Colocación del

m dispositivo

S

una sierra radial se perfora una

ranura en una pared de roca, midiéndose la deformación producida entre unos puntos de medida previamente fijados al terreno. A continuación se introduce un gato plano en la ranura y se da presión hasta equilibrar las deformaciones. La tensión de la roca en la dirección perpendicular a la ranura coincidirá con la presión del gato. Este ensayo es habitual efectuarlo en galerías de reconocimiento, en cuyo caso puede realizarse con orientaciones diversas en el frente y en los hastiales. Existe también la posibilidad de llevarlo a cabo en un sondeo mediante una sonda especialmente conce- bida para este uso.

-@g//&

U

/

FRACIURACI~NH~L~RAUL~CA.-

Es una determinación indi- recta y menos precisa que las anteriores, pero a cambio puede realizarse a grandes

profundidades de forma fácil. Un tramo de sondeo se aisla con dos obturadores y se introduce entre ambos agua a presión hasta romper la roca. Después se sigue mi- diendo la presión del agua conforme la fractura se va ampliando.

OTROS ENSAYOS IN-SITU

ENSAYO DE PLACA DE CARGA.-

Existen otros ensayos in-situ que se emplean en ocasiones y que ofrecen una información

valiosa, pero que no se utilizan, salvo en ocasiones especiales, por su coste o complejidad. Se efectúa en el interior de una galería de reconocimiento excavada en el macizo rocoso. Mediante unos gatos se ejerce una presión sobre las paredes de la galería (figura 3.21), midiéndose las deformaciones con unos extensómetros. Del resultado puede deducirse el módulo de elasticidad del terreno, que será tanto más representativo cuanto mayores sean las dimensiones de la placa.

El inconveniente de este ensayo es la necesidad de realizar la excavación de una galería y, por tanto, el elevado coste de su realización.

de caqp")

Columna de transmisión de esfuerzos

-*-~i~,a,yca

-.

5;";ESiS ,B~T~CG.-También

llamado dilatómetro. Consiste en un aparato que se introduce en un sondeo hasta una profundidad dada (figura 3.23). Mediante una

MANOMETROS

-

PRESIOMETRO

-

- NIVEL

reconocimiento se talla una probeta aislando el plano de discontinuidad que se quiere ensayar (figura 3.22). Se aplica una carga normal y otra transversal hasta la rotura. Repitiendo el ensayo con distintas tensiones normales se deduce la cohesión y el ángulo de rozamiento de la junta. La complejidad y coste de este ensayo hace que no se utilice habitualmente para el caso de los

m/ iohrnna de transrnmon apoyos

ed,

Plano de corte'

Bentonita

bomba se introduce agua a presión, midiéndose la deformación radial que sufre el taladro. La relación entre ambas es el módulo presiométrico, del cual puede deducirse el módulo de elasticidad de la roca. Se ha empleado en ocasiones, pero tiene el inconveniente de una elevada dispersión y de que ofrece valores superiores a los reales, ya que al comprimirse la roca en todas las direcciones ésta tiene un mejor comportamiento resistente que en el caso, por ejemplo, del ensayo a compresión simple.

más

comúnmente utilizados para la identificación y descripción de las muestras de roca, extraídas por lo general de los sondeos.

Lii. f,/'iipiA DE&$,l>,A,.-

Es el procedimiento que aporta más datos en relación con la composición mineralógica y petrográfica de la roca. De una muestra se talla una lámina con un espesor de fracciones de milímetro y ésta se examina con un microscopio petrográfico con luz normal y polarizada, obteniendo las correspondientes microfotografías.

la determinación de los minerales presentes

en la roca, la determinación de los tamaños de grano, de las microfracturaciones y de posibles alteraciones, y el análisis de la matriz que envuelve los granos, etc.

Gcb!S!i3.A->, tiLibf.EDAC \: l@POSIL;r?D.- Todos estos ensayos se llevan a cabo de forma similar, operando con el peso aparente, seco o saturado de la muestra y con su volumen. La muestra se satura introduciéndola en agua contenida en un recipiente en el que se ha practicado un vacío por un período de al menos una hora. Para secar la muestra se introduce en una estufa a una temperatura de 105°C hasta que su peso se estabiliza. Los pesos se miden con la balanza y los volúmenes introduciendo la muestra en agua o mediante un calibre si se talla previamente con forma regular. Con todo ello se obtienen los resultados operando tal como se indica en la tabla 3.3.

Las características que se pueden obtener son:

rr'swms DE ÍDEI\~T~;~CA~IU\!

Se

describen

a

continuación

los

ensayos

GRUPO

PARÁMETRO

OBTENCIÓN

tienen por objeto obtener las características resistentes y deformacionales de las rocas, que generalmente luego se emplean en los cálculos de estabilidad. En laboratorio obtendremos siempre unos parámetros válidos para la roca sana (la muestra ensayada es un especimen de roca sana), pero que deberán ser convenientemente reducidos para ser aplicados al macizo rocoso, que contiene, además de roca sana, varias familias de fracturas con rellenos más deformables y menos resistentes.

VE LOC~DADs&\~IcA.- Este ensayo consiste en medir la velocidad de propagación de las ondas sísmicas a través de una muestra de roca. Para ello se utiliza un transmisor y uno o varios receptores adheridos a la misma. Con un osciloscopio puede controlarse y medirse la propagación de la onda, obteniéndose las velocidades de las ondas P y S: Vp y Vs.

Ensayo de

compresión

simple

Ensayo

De ellas pueden deducirse el módulo de elasticidad dinámico y el coeficiente de Poisson de la roca sana con las mismas expresiones que aparecen en el apartado 3.3.2.

RESISTEi\jCib,,A, C~!WP\ESI~I\~SiivIIE.- Sobre una muestra

mínimo igual a 2 veces el diámetro, se aplica una fuerza axial P (véase figura 3.24), hasta la rotura. Midiendo las deformaciones longitudinal y transversal se puede dibujar la curva tensión-deformación, obteniendo el módulo de elasticidad E y el Coeficiente de Poisson v, y por supuesto la resistencia a compresión simple Rc.

RESISTENCiA A !R~.C.:!~N.- Puede ensayarse una muestra a tracción directamente aunque, debido a las dificultades para poder aplicar la carga, suele emplearse el método indirecto conocido como Ensayo Brasileño (figura 3.25). Consiste en romper una probeta cilíndrica similar a las empleadas para el ensayo de compresión simple, pero cargándola transversalmente. La resistencia a tracción se calcula mediante la fórmula que aparece en la figura.

i-!N5AY3 TR!AXIAL.- El ensayo triaxial consiste en cargar una muestra cilíndrica de roca con una cierta presión lateral o3 aumentando la presión axial o longitudinal ol hasta la rotura. Ésto se repite con otras muestras similares para distintas 03, un mínimo de tres veces, dibujándose el círculo de Mohr en rotura en un diagrama 0-7 (ver la figura 3.26). La curva tangente a todos los círculos de rotura es la que define la resistencia de la roca. En suelos esta curva se aproxima a la Iínea recta, definiéndose la cohesión como la ordenada de la Iínea de rotura para o igual a cero, y el ángulo de rozamiento interno como la pendiente de la recta. En rocas la curva que se suele obtener no es una recta sino una curva del estilo de la que aparece en la figura 3.26, pero también se emplean los términos de cohesión y de ángulo de rozamiento.

ENSAYO DE CORTE DIRECTG DE UIVA 1UPTA.- En el

ensayo de corte directo se trata de medir los parámetros de resistencia al corte de una junta de la roca. Para ello

se tallan varias probetas de forma que se aisle una porción de la junta que

se quiere ensayar (véase figura 3.27). Se aplica una carga normal a la junta (o) y se va aumentando la carga transversal (7) hasta la rotura. En un gráfico se representa el punto obtenido; y este proceso se repite como mínimo en tres ocasiones para distintos valores de o. Los puntos del gráfico definen la recta de rotura de la junta, en la que puede obtenerse la cohesión y el ángulo de rozamiento de la discontinuidad, del mismo modo que en el apartado anterior.

cilíndrica, de altura como

unajunta

-7

l l

I

1

Ensayo no 3

Ensayo no 1

q = Angulo de rozamiento

C = Cohesión

quiere estimar la resistencia que va a presentar la roca frente a la excavación mecánica o frente a la perforación. Cuando la roca es muy abrasiva no es rentable la excavación mecánica y ha de emplearse el sistema de perforación y voladura.

ENSAYO DE LOS ANGELES.- ES un ensayo de abrasión que se realiza introduciendo unas muestras de roca y un elemento abrasivo (bolas de acero) en un tambor rotatorio durante 500 revoluciones. Posteriormente se pesa la fracción de la muestra cuyo tamaño se ha mantenido superior a 1.7 milímetros y se expresa en tanto por ciento con respecto al peso inicial.

ENSAYO CERCHAR.- Una muestra de roca se raya con una broca de acero endurecido que termina en una punta cónica. La broca se carga con una carga de 7 l<p y se desplaza sobre la superficie de la roca 1 cm. Con un micrómetro se mide el plano producido en la punta de la broca debido al desgaste provocado por la roca, y se expresa en décimas de milímetro. Este ensayo se utiliza para estimar la aptitud de la roca para ser excavada mediante rozadora.

(1) Whittaker B.N. & Frith R.C.: "Tunnelling. Design, Stability and Construction", The lnstitution of Mining and Metallurgy, 1990.

(2) Bouvard-Lecoanet A., Colombet G. y Esteulle F.: "Ouvrages Souterrains. Conception, Realisation, Entretien " , Presses de I'école nationale des Ponts et Chaussees, 1988.

(3) Brown E.T. (Editor): " Rock Characterization, Testing and Monitoring ", Pergamon Press, 1981.

(4) Hoek E. & Brown E.T.: "Underground Excavations in Rock", lnstitution of Mining and Metallurgy, 1980.

(5) Jimenez Salas J.A. et al: "Geotecnia y Cimientos II", Ed. Rueda, 1981.

(6) Wittke W.: " Rock Mechanics", Springer-Verlag, 1990.

(7) Herget G.: " Stresses in Rock", Balkema, 1988.

(8) Cornejo L.: "Excavación mecánica de túneles", Ed. Rueda, 1988.

(9) Instituto Tecnológico Geominero de España (ITGE): "Plano Geológico de España, escala 1/50.000, Serie Magna", ITGE.