Está en la página 1de 5

La suma de fenómenos y acontecimientos nacionales, conspirando contra el

futuro, es apabullante ( y complejo, para hacer honor al grupo anfitrión de


estas reflexiones) :

El desplazamiento forzado y el consiguiente abandono y/o usurpación de tierras;


La catástrofe agrícola, agraria y rural que ello representa - 2,5 millones de
desplazados entre 1997-2009, entre 1,5 y 8-10 millones de has. abandonadas
y/o usurpadas, de estas 1,2 millones en producción agrícola, una incontestable
contrarreforma agraria (si es que hubo alguna vez reforma) ; el ahondamiento de
las condiciones críticas de pobreza y exclusión de los ciudadanos rurales y
urbanos ; la primacía y rol parasitario del capital financiero especulativo; la
indetenible concentración del ingreso y la riqueza; la débil, escaza y lánguida
capacidad del sistema económico para generar y mantener empleos productivos,
creativos, dignos y detonantes de la demanda efectiva; el incremento a niveles y
escalas nunca vistos del gasto en defensa; el aparente-y conveniente- abandono,
reciente y vergonzante, de las doctrinas neomarginalistas; la relectura y revisita
a la vertiente keynesiana, auxiliar de la crisis de los mercados, vertiente
económica centrada en la demanda efectiva , de alguna manera, centrada en el
homo economicus y no exclusivamente en los circuitos crematísticos de la
creación de riqueza; la ideología de la seguridad democrática como remedio a
los grandes males de la república, mal reemplazando la seguridad de la
democracia…………

Detrás de este inventario de fallas, del mercado, la sociedad, las instituciones y


de la política pública, se halla el arte supremo de ignorar a los pobres. Ignorados
pero citados, leit-motiv, en los discursos oficiales en la escena del sainete
sociológico que se arma los sábados con transmisión en cadena satelital. ….

El articulo de John Kenneth Galbraith, reputado economista Keynesiano


y demócrata , devela la ideología y argumentos economicistas que se
hallan tras la ignorancia y el desdén que por los pobres y por una
política pública que los dignifique e incluya en los cauces del progreso
económico, tienen los señores de las tierras, de las finanzas, de la
guerra y de la política.

Palabras esclarecedoras acerca del rol del estado y de las paradojas del
poder al servicio del negacionismo sobre la pobreza.

EL ARTE DE IGNORAR A LOS POBRES

Por John Kenneth Galbraith

(Traducción libre del francés por Jorge Humberto Granados Rocha, Economista U-N. , MSc. U. de
Ginebra, del artículo aparecido en Le Monde Diplomatique ( octubre 2005 P. 6), basado en un texto
publicado por primera vez en noviembre de 1985 en Harper’s Magazine.

Cada catástrofe "natural" revela, es necesario, la extrema fragilidad de


las clases populares, para las que la vida , como la supervivencia, se
encuentran devaluadas. Peor, la compasión por los pobres, golpe a
golpe, mal enmascara el hecho que siempre los pensadores han
procurado justificar la miseria - culpabilizando si es preciso a sus
víctimas - y a rechazar toda política seria para erradicarla.
Quisiera entregar aquí algunas " Por principio de utilidad, escribió
reflexiones sobre uno de los Bentham en 1789, hay que entender
ejercicios humanos más antiguos: el aquel según el cual se aprueba o
proceso por el cual, en el curso de los desaprueba alguna acción con
años, y hasta en el curso de los arreglo a su tendencia de aumentar
siglos, nos propusimos ahorrarnos o disminuir la felicidad de la parte
toda mala conciencia respecto de los cuyo interés está en juego. La virtud,
pobres. y así debe ser, es autocentrada. El
problema social de la coexistencia de
Pobres y ricos siempre han vivido un pequeño número de ricos y un
codo a codo, siempre gran número de pobres fue
incómodamente, a veces de manera reglamentado en tanto se alcanzara "
peligrosa. Plutarco afirmaba : " el el más grande bien para la mayoría
desequilibrio entre los ricos y los ". La sociedad hacía lo mejor posible
pobres es la más antigua y la más para el máximo de personas, y había
fatal de las enfermedades de las que aceptar que el resultado fuese
repúblicas ". Los problemas que desgraciadamente muy enfadoso
resultan de esta coexistencia, y respecto de aquellos, muy
particularmente la justificación de la numerosos, para los cuales la
buena fortuna de algunos frente a la felicidad no estaba en su agenda.
mala fortuna de otros, son una
preocupación intelectual de cada En 1830, una nueva fórmula, siempre
tiempo. Continúan siéndolo hoy . de actualidad, fue propuesta para
evacuar la pobreza de la conciencia
Hay que comenzar con la solución pública. Esta formula se asocia a los
propuesta por la Biblia: los pobres nombres del financiero David Ricardo
sufren en este mundo terrenal, pero (1772-1823) y del pastor anglicano
serán recompensados Thomás Robert Malthus (1766-1834):
magníficamente en el otro. Esta si los pobres son pobres, es por su
solución admirable permite a los culpa - esto se explica por su
ricos gozar de su riqueza envidiando fecundidad excesiva-. Su
a los pobres por su felicidad en el intemperancia sexual los condujo a
más allá. proliferar hasta los límites de los
recursos disponibles. Para el
Mucho más tarde, tras los veinte o maltusianismo, la pobreza tiene su
treinta años que siguieron la causa en la cama, los ricos no son
publicación, en 1776, de la responsables de su creación o de su
Investigaciones sobre la naturaleza y disminución.
las causas de la riqueza de las
naciones - a principios de la A mediados del siglo XIX, otra forma
revolución industrial, en Inglaterra - de negación conoció un gran éxito,
el problema y su solución particularmente en los Estados
comenzaron a tomar su forma Unidos: el " darvinismo social ",
moderna. Un cuasi-contemporáneo asociado al nombre de Herbert
de Adam Smith, Jeremy Bentham Spencer (1820-1903). Para este
(1748-1832), inventó una fórmula último, tanto en la vida económica,
que tuvo una influencia como en el desarrollo biológico, la
extraordinaria sobre el pensamiento regla suprema era la supervivencia
británico y también, en cierta de las más aptas, expresión
medida, sobre el pensamiento prestada sin razón a Charles Darwin
norteamericano durante cincuenta (1809-1882). La eliminación de los
años: el utilitarismo. pobres es el medio utilizado por la
naturaleza para mejorar la raza. La
calidad de la familia humana sale
reforzada con la desaparición de los pobres dependen, de una manera o
débiles y los desheredados. de otra, del Estado.

Uno de los más notables portavoces Entonces hace carrera la idea que el
norteamericanos del darvinismo Estado es incompetente por
social fue Juan D. Rockefeller, el naturaleza, salvo cuando se trata de
primero de la dinastía, que declaró administrar el Pentágono (o la
en un discurso célebre: " la variedad seguridad democrática. N. del T) y de
de rosa " American Beauty " no involucrar los mercados públicos con
puede ser producida, con el empresas de armamentos. Dado que
esplendor y el perfume que es a la vez incompetente e ineficaz,
entusiasman al que la contempla, no se sabría como pedirle acudir en
mas que sacrificando los primeros socorro a los pobres: Esto no haría
botones que crecen alrededor de más que aumentar el desorden y
ella. Lo mismo ocurre en la vida además agravaría su suerte.
económica. No es más que la
aplicación de una ley de la Un mecanismo de negación
naturaleza y de una ley de Dios. " psicológica

En el curso del siglo XX, el Vivimos una época donde los


darvinismo social llegó a ser argumentos acerca de la
considerado un tanto demasiado incompetencia pública son evidentes,
cruel: su popularidad decayó y, condenándose generalmente a los
cuando se hacía referencia a él, funcionarios, a excepción, y jamás lo
generalmente era para condenarlo. diremos suficientemente, de los que
Al darvinismo le sucedió una trabajan para la Defensa Nacional. La
negación más amorfa de la pobreza, única forma de discriminación
asociada con los presidentes Calvin siempre autorizada - para ser más
Coolidge (1923-1929) y Herbert preciso, todavía incitada - en los
Hoover (1929-1933). Para ellos, toda Estados Unidos, es la discriminación
ayuda pública a los pobres suponía con respecto a los empleados del
un obstáculo al funcionamiento gobierno federal, en particular en las
eficaz de la economía. Era hasta actividades de las que dependen la
incompatible con un proyecto protección social. Tenemos grandes
económico que había servido tan burocracias en las empresas
bien a la inmensa mayoría de la privadas, rebosando de burócratas
gente. Esta idea de que es empresariales, pero esa es la gente
económicamente perjudicial ayudar buena. La burocracia pública y los
a los pobres se mantiene. Y, en el funcionarios son malos.
curso de estos últimos años, la
búsqueda de la mejor manera de De hecho, los Estados Unidos
evacuar toda mala conciencia disponen de una administración
respecto a los pobres se hizo una pública de calidad, servida por
preocupación filosófica, literaria y agentes competentes, devotos y
una retórica de primera línea. Es honrados en su casi totalidad, y poco
también una empresa no desprovista propensos a dejarse sobrefacturar
de interés económico. por los proveedores llaves inglesas,
bombillas eléctricas, máquinas de
De los cuatro o posiblemente cinco café y asientos de baño.
métodos corrientes para guardar Curiosamente, cuando tales infamias
buena conciencia en la materia, el se produjeron, esto fue en el
primero es el producto de un hecho Pentágono...
indiscutible: la inmensa mayoría de
las iniciativas para favorecer a los
Casi eliminamos la pobreza entre las La economía llamada de la oferta,
personas de edad, democratizamos es la manifestación moderna de esta
grandemente el acceso a la salud y a tesis. Sostiene que, en los Estados
la atención social , garantizado a las Unidos, los ricos no trabajan porque
minorías el ejercicio de sus derechos los impuestos toman una porción
civiles, y bastante se ha hecho para demasiado grande de sus rentas. Así,
garantizar la igualdad de arrancando el dinero de los pobres y
oportunidades en materia de entregándoselo a los ricos,
educación. He aquí un balance estimulamos su esfuerzo y por lo
notable para gente reputada como tanto la economía. ¿ Pero quién
incompetente e ineficaz. Fuerza es puede creer que la gran masa de
comprobar que la condena actual de pobres prefiere el auxilio social a un
toda acción y administración buen empleo? .
gubernamentales es en realidad uno
de los elementos de una intención ¿ O qué los ejecutivos de las grandes
más vasta: declinar toda empresas - personajes emblemáticos
responsabilidad con respecto a los de nuestra época - pasan su tiempo
pobres. de brazos cruzados aduciendo el
motivo de que no son bastante bien
El segundo método que se inscribe pagados? He aquí una acusación
en esta gran tradición secular escandalosa contra el ejecutivo
consiste en explicar que toda forma empresarial norteamericano, quien
de ayuda pública a los indigentes es universalmente conocido por
sería un muy mal servicio que se les trabajar duro.
hace. Destruye su espíritu. Los
desvía de un empleo bien La cuarta técnica que permite aliviar
remunerado. Quebranta las parejas, la conciencia es poner en evidencia
ya que las esposas, en cuanto se los efectos negativos que una
encuentran sin marido pueden confiscación de sus
solicitar asistencia social para ellas y responsabilidades tendría sobre la
sus hijos. No existe ninguna prueba libertad de los pobres. La libertad, es
que estos daños sean superiores a el derecho de gastar a su antojo , y
aquellos a los que arrastraría la de ver al Estado recaudar y gastar el
supresión de los apoyos públicos. Sin mínimo de nuestras rentas. Aquí
embargo, el argumento según el cual todavía, el presupuesto de la Defensa
perjudican gravemente a los Nacional es cosa aparte. Para repetir
desheredados es constantemente las declaraciones definitivas del
vuelto a cernirse, y, más grave, es profesor Milton Friedman (1), " la
creído. Esta es sin duda la más gente debe ser libre de escoger ".
influyente de nuestras
fantasmagorías. Esta es sin duda la más reveladora
de todas las argucias, porque cuando
El tercer método, vinculado al se trata de pobres, no se establece
precedente, para lavarse las manos ninguna relación entre sus rentas y
de la suerte de los pobres: afirmar su libertad. (El profesor Friedman
que la asistencia pública tiene un postula una vez más una excepción
efecto negativo sobre la incitación a adicional, pues, mediante el rodeo
trabajar. Según esto, se opera una del " impuesto negativo ", que
transferencia de las rentas de los recomienda, garantizaría una renta
activos a los ociosos e inútiles, y, universal mínima.) cada uno
este hecho, desanima los esfuerzos convendrá sin embargo que no
de estos activos y animan la existen forma de opresión más
ociosidad de las personas perezosas. aguda, ninguna obsesión más
continua, que las del individuo que
no tiene más de cinco céntimos en el paradoja en esto. El descontento
bolsillo. social y las consecuencias que puede
conllevar no vendrán de gente
Se oye mucho hablar de atentados a satisfecha. En la medida en que
la libertad de los más afortunados podremos tornar la satisfacción tan
cuando sus rentas son disminuidas universal como sea posible,
por los impuestos, pero jamás se oye preservaremos y reforzaremos la
hablar del aumento extraordinario de tranquilidad social y política. ¿ No es
la libertad de los pobres cuando esto a lo que los conservadores
tienen un poco de dinero que gastar. deberían aspirar ante todo?
Las limitaciones que impone el
sistema de contribuciones a la JOHN KENNETH GALBRAITH.
libertad de los ricos son sin embargo
bien poca cosa comparado con el
aumento de libertad que se aporta a
los pobres cuando se les proporciona
una renta.

En fin, cuando todos los raciocinios


precedentes no bastan, sobrevive
una negación psicológica. Se trata
de una tendencia psíquica que, por
variadas digresiones , nos conduce
por ejemplo a evitar pensar en la
muerte.

Hace que mucha gente evite pensar


en la carrera armamentista, y con
ello en la extinción probable de la
humanidad. El mismo mecanismo se
pone manos a la obra para ahorrarse
pensar en los pobres, estén en
Etiopía, al sur de Bronx o en Los
Angeles. Concéntrese sobre algo más
agradable, nos aconsejan entonces.

Tales son los métodos a los cuales


recurrimos para evitar preocuparnos
por la suerte de los pobres. Todas
ellas, salvo posiblemente la última,
testimonian una gran inventiva en la
línea de Bentham, Malthus y
Spencer.

La compasión, acompañada por un


esfuerzo del poder público, es la
menos cómoda de las reglas de
comportamiento y de acción en
nuestra época. Pero resta como la
única compatible con una vida
verdaderamente civilizada. Es
también, en resumidas cuentas, la
regla más auténticamente
conservadora. No hay ninguna