36 LA VANGUARDIA

T E N D E N C I A S

DOMINGO, 2 MAYO 2010

El vertido del golfo de M é xico

BP minimizó el riesgo de catástrofe al pedir los permisos para perforar

Jaime Serra

Se prescindió de una medida de seguridad obligatoria en otros países

abía imaginado tantas veces esos días felices en Ilha Grande. Unos segundos esperando en la máquina del café, al mirarme en el espejo del baño, incluso mientras otros me hablaban. Podía ver peces de mil colores bajo el agua transparente del mar, sentir el sol en la cara salada, la piel mojada y fresca, erizada, de Manuela contra la mía. Tras 19 horas de viaje ahí estaba ella. Pero el beso apasionado que imaginé se volvió abrazo fraternal: algo no andaba bien, nada bien. Tras el desengaño tomé el primer vuelo de regreso, otras 19 horas después estaba de nuevo en casa, mirando a mi pobre alma –la capacidad sensitiva humana– sentada en el sofá: con la fantasía ocupando toda la cabeza y el cuerpo aislado en un avión a mil kilómetros por hora, no se había enterado de que me había ido de viaje. A la capacidad de tener, en el mismo momento y lugar, cabeza, cuerpo y sentidos, le llamo estar en trinidad. Se da tan pocas veces que casi es un milagro.
VIAJE BARCELONA-ILHA GRANDE

H

Viaje en tres etapas

Escudo flotante. Dos trabajadores despliegan barreras flotantes en la bahía de Saint Louis (Misisipi). Dado que el petróleo flota sobre el agua al ser más ligero, estas barreras ayudan a cortarle el paso
BARCELONA Agencias y redacción

DAVE MARTIN / AP

a

Fantasía
Decía Pío Baroja que la fantasía agota al hombre más que la vida misma. Quizá sea por que siempre está viajando: basta con imaginar una situación o lugar para estar allí

Cuerpo
BarcelonaLisboa 50 minutos Escala 2,55 horas Lisboa-Río 10,15 horas Río-Angras 3,30 horas (autobús) Angras-Ilha Grande 1,30 horas (barco) TOTAL 19 horas

b

c

La compañía petrolera BP minimizó el riesgo de que la plataforma Deepwater Horizon pudiera sufrir un accidente catastrófico en la documentación presentada para conseguir los permisos de extracción de petróleo, según documentos a los que ha tenido acceso la agencia Associated Press (AP). Pese a perforar el subsuelo a unos 1.500 metros de profundidad, donde no hay experiencia previa de grandes vertidos de petróleo, BP no instaló un mecanismo de seguridad secundario para sellar vertidos en caso de que el mecanismo principal fallara, según ha revelado el diario The Wall Street Journal. Este mecanismo secundario, que consiste en transmitir una orden por ondas acústicas desde un barco hacia el fondo del mar para cerrar la salida de petróleo, es obligatorio en Noruega y en Brasil. Pero no lo es en EE.UU., donde las compañías petroleras han argumentado que no hay datos suficientes que demuestren que es necesario. Se coste es de unos 375.000 euros. La documentación que BP presentó en el 2009 al Servicio de Gestión de Minerales de EE.UU. para instalar la plataforma Deepwater Horizon destacaba que era “improbable que un vertido accidental de petróleo superficial o subsuperficial pueda ocurrir a partir de las actividades propuestas”. BP ad-

mitía que un vertido afectaría a playas y refugios de vida salvaje. Pero argumentaba que “debido a la distancia a la costa [casi 80 kilómetros] y los mecanismos de respuesta que se implementarán, no se prevén efectos adversos significativos”. El documento no contiene ningún compromiso por parte de BP, ni ninguna alusión, a la tecnología que sería necesaria para afrontar un vertido a 1.500 metros de profundidad, según el abogado especialista en medio ambiente Robert Wiygul, del estado de Misisi-

Equipos de abogados de todo EE.UU. empiezan a llegar a las zonas afectadas en busca de clientes
pi. “Si vas a perforar a 5.000 metros de profundidad bajo el agua para extraer petróleo, deberías tener la capacidad de controlar lo que haces”, ha declarado Wiygul. Tras el accidente, BP ha sido criticada desde el Gobierno de EE.UU. y desde los estados afectados por no hacer lo suficiente para paliar los daños del vertido. “Los recursos actuales de BP no son adecuados para afrontar los tres retos que tenemos ante nosotros:

detener el vertido, proteger la costa y prepararnos para limpiar con rapidez las áreas afectadas”, ha denunciado el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal. La compañía petrolera, por su parte, defiende que sí está haciendo todo lo posible. “Hasta ahora hemos puesto en marcha el mayor esfuerzo de respuesta jamás utilizado en el mundo”, ha declarado Doug Suttles, director de exploración y producción de BP. “Hemos utilizado todas las tecnologías disponibles. Hemos aplicado todos los recursos requeridos. Estamos muy frustrados de no haber sido capaces de detener la fuga de petróleo y de impedir que el petróleo llegue a la costa”. Las demandas judiciales contra BP y contra Transocean –compañía propietaria de la plataforma hundida– empiezan a aumentar a medida que el petróleo llega a las costas y aumenta el número de personas afectadas por el vertido. Por lo menos 31 demandas se han presentado esta semana por parte de pescadores, propietarios de residencias costeras y empresarios de embarcaciones de recreo. Pero, según informa AP, equipos de abogados de todo EE.UU. han empezado a llegar a las zonas afectadas en busca de clientes y se prevé que el número de demandas se dispare en los próximos días.c
VEA LA GALERÍA DE FOTOS DEL VERTIDO DEL GOLFO DE MÉXICO EN www.lavanguardia.es

Finalmente, el tiempo que necesita el alma en recorrer la misma distancia es muy variable. Si el viaje es breve puede que nunca llegue, de ahí la sensación de ‘no haber estado’

Alma

Obama visitará hoy la zona afectada
]El presidente de Estados Uni-

dos, Barack Obama, tiene previsto viajar hoy al golfo de México con el fin de comprobar de primera mano los esfuerzos que se están realizando para controlar el vertido de petróleo. Al cierre de esta edición, no se había informado aún de la localidad exacta que visitará Obama. Según la Casa Blanca, será una visita breve que

no interferirá con las tareas de contención y limpieza del crudo. La decisión parece tratar de evitar críticas similares a las que recibió el entonces presidente George W. Bush por su tardía visita a los afectados del huracán Katrina. Ayer Obama se refirió al vertido durante una intervención en la Universidad de Michigan. El presidente estadounidense hizo

referencia a las leyes que obligarán a la compañía BP a pagar los daños y la limpieza del desastre, como demostración de que un gobierno funciona. “El Gobierno es el que se asegura de que las explotaciones extractivas cumplen con los estándares de seguridad y de que los vertidos de crudo son limpiados por las compañías que los causan”, aseguró.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful