Está en la página 1de 5

1.

Definición

Es un trastorno hereditario, caracterizado por debilidad muscular rápidamente progresiva que


comienza en las piernas y en la pelvis, y que afecta posteriormente a todo el cuerpo.

2. Causas, incidencia y factores de riesgo

La distrofia muscular de Duchenne es una forma de distrofia muscular que progresa rápidamente y
es causada por un gen defectuoso para la distrofina (una proteína en los músculos). Sin embargo,
generalmente se presenta en personas con familias sin antecedentes conocidos de esta afección. Este
trastorno se caracteriza por la pérdida progresiva de la función muscular que comienza en las
extremidades inferiores.

La distrofia muscular de Duchenne es heredada en lo que se conoce como patrón de gen recesivo
ligado al cromosoma X. El gen defectuoso se encuentra en dicho cromosoma. Dado que las mujeres
normalmente tienen dos cromosomas X, si uno contiene una copia normal del gen, ese gen
producirá suficiente proteína para prevenir los síntomas. Pero los hombres tienen un cromosoma X
de su madre y uno Y de su padre, de tal manera que si el cromosoma X es defectuoso, no existe un
segundo cromosoma X para compensarlo y padecerán la enfermedad.

Inicialmente, los músculos de la pantorrilla se agrandan, al igual que el tejido muscular, el cual
finalmente es reemplazado por grasa y tejido conectivo.

La distrofia muscular de Duchenne se presenta en aproximadamente 2 de cada 10.000 personas.


Debido a que se trata de una enfermedad hereditaria, los riesgos incluyen los antecedentes
familiares de la misma. En contraste, la distrofia muscular de Becker es una forma de distrofia que
progresa o empeora mucho más lentamente.

3. Patogenia de la Distrofia Muscular de Duchenne

La Distrofina es una de varias proteínas que se encuentran en la membrana celular de las células
que forman los músculos. Esas proteínas le dan fuerza y estabilidad a la membrana para que las
células de los músculos soporten y no se rompan por la presión que se genera cuando se contraen.
En el caso de la DM Duchenne, como hemos dicho, la proteína faltante es la distrofina, que por ser
una de las más importantes de las que se encuentran en las membrana de las células de los
músculos, al faltar en la célula, después de varias contracciones se daña, se rompe y muere.
Normalmente las células dañadas son remplazadas simplemente por regeneración celular, y durante
los primeros años de la enfermedad las células musculares dañadas son remplazadas por nuevas
células. Pero, por desgracia, el cuerpo tiene un límite para poder regenerar las fibras musculares
dañadas, y eventualmente la capacidad de regeneración se ve superada por la velocidad de
degeneración, esto ocasiona una rápida reducción de las fibras musculares funcionales y sanas, lo
que produce un debilitamiento progresivo en el músculo.

4. Cuadro clínico del paciente (sintomatología)

Los síntomas generalmente aparecen en los hombres de 1 a 6 años de edad. Hacia la edad de 10
años, se pueden requerir aparatos ortopédicos para caminar y a la edad de 12 años la mayoría de
los pacientes están confinados a una silla de ruedas. Los huesos se desarrollan anormalmente,
produciendo deformidades esqueléticas de la columna y otras áreas.

La debilidad muscular y las deformidades esqueléticas llevan a trastornos respiratorios frecuentes y


en casi todos los casos se presenta cardiomiopatía. El deterioro intelectual es común, pero no
inevitable y no empeora a medida que progresa el trastorno.

5. Pruebas diagnósticas para la Distrofia Muscular de Duchenne

1. La creatina quinasa:

1
La creatina quinasa es una enzima que se fuga de un músculo deteriorado. Cuando se encuentran
niveles elevados de creatina quinasa en una muestra de sangre indica generalmente que el músculo
está siendo destruido por algún proceso anormal, tal como una distrofia muscular o una
inflamación.

Por consiguiente, un nivel alto de creatina quinasa sugiere que los músculos en sí son la causa
probable de la debilidad, pero no
indica exactamente cuál podría ser el
desorden muscular específico.

La creatina quinasa (CK) es una


enzima dimérica compuesta por dos
tipos de subunidades monoméricas,
M (muscular) y B (cerebral) que se
combinan para formar tres
isoenzimas creatina quinasa
distintas: CK-1, CK-2 y CK-3. La
principal proporción de la actividad
total de la CK se encuentra en los
músculos esqueléticos y ésta es predominantemente la isoforma CK-3.

Para el analisis de la enzima CK se necesita una muestra de sangre, la sangre se extrae de una vena,
por lo general de la parte interior del codo o del dorso de la mano.

2. La creatinina:

La creatinina es un compuesto orgánico generado a partir de la degradación de la creatina kinasa


(que es un nutriente útil para los músculos). Es un producto de desecho del metabolismo normal de
los músculos que usualmente es producida por el cuerpo en una
tasa muy constante (dependiendo de la masa de los músculos), y
normalmente filtrada por los riñones y excretada en la orina. La
medición de la creatinina es la manera más simple de monitorizar
la función de los riñones.

Principalmente es filtrada por el riñón. Si el filtrado del riñón es


deficiente, los niveles en la sangre se elevan. Este efecto es usado
como indicador de la función renal. Los hombres tienden a tener
niveles más altos de creatinina porque tienen músculos
esqueléticos más grandes que los de las mujeres.

En lo referente a la la muestra se puede utilizar una muestra de orina aleatoria o una muestra de
orina de 24 horas.

4. LDH:

El LDH es una enzima que se encuentra en muchos tejidos del cuerpo, pero es mayor su presencia
en el corazón, hígado, riñones, músculos, glóbulos rojos, en el cerebro y en los pulmones.

La LDH tiene una gran variedad de isoenzimas con


leves diferencias en su estructura, que sugieren
diferentes orígenes por cada tejido:

• La LDH5 de músculos e hígado

Se utiliza para evaluar la presencia de lesiones en los


tejidos. La LDH2 en personas normales es el mayor
constituyente del LDH total.

2
Cuando algún tejido que contiene LDH se encuentra lesionado vierte más cantidad de LDH a la
sangre por ello aparece elevada ante cualquier lesión de corazón, hígado, riñones, músculo, etc...

5. Aldolasa

La aldolasa se usa como un marcador para la enfermedad muscular. Esta enzima cataliza la
conversión de la fructuosa-1-6-difosfato en dos moñeculas de triosa. Los niveles de aldolasa reflejan
de manera muy sensible los grados moderados de distrofia muscular de Duchenne aún antes de que
se produzcan las primeras manifestaciones sintomáticas.

La aldolasa es una enzima que se encuentra en el corazón y el músculo esquelético, es importante en


al conversión de glucogeno a acido láctico. Está principalmente en las células jóvenes y también en
sus núcleos.

UTILIDAD CLÍNICA:

• Evaluación de distintos tipos de miopatias


• Es útil en las situaciones complejas de diagnóstico para valorar el desgaste muscular y la
degeneración del músculo esquelético.Al reducirse la masa muscular, disminuye la cifra de
aldolasa.

La aldolasa es una enzima de la vía glucolítica que se usa ocasionalmente como marcador para
la enfermedad muscular aunque no es específica del tejido. Se prefiere el uso de CK más específica
del músculo esquelético.

Se trata de una enzima muscular, también presente en hígado y cerebro.


Los niveles están aumentados en distrofias musculares, dermatomiositis, polimiositis y triquinosis.
La enfermedad muscular neurogénica o enfermedad de la placa motora (tal como la miastenia
gravis) produce elevaciones más bajas de esta enzima.

6. AST:

La Alanino Amino Transferasa es una enzima que se encuentra a nivel citoplasmático, en los
hepatocitos y en menor proporción en músculo esquelético, corazón, riñón, páncreas y eritrocitos,
por lo tanto la destrucción o cambio de permeabilidad en la membrana de estos tejidos provoca la
liberación de la enzima a la circulación sanguínea.

Valores elevados de la enzima pueden ser encontrados en hepatitis, mononucleosis, leucemias


infantiles, daño extenso del músculo esquelético, miocarditis, ictericia obstructiva, infarto agudo del
miocardio, distrofia muscular, hepatitis viral, septicemia, por fármacos hepatoxicos y cirrosis.

Comparando los valores de la ALT con los de la AST es posible determinar el origen hepático o
cardiaco de una patología, a demás la relación AST/ALT es útil ya que en las hepatitis necroticas
(alcohólicas) este índice generalmente es mayor a uno, mientras que en la hepatitis virales es menor
a uno. Por lo general la mayoría de las elevaciones de ALT están producidas por disfunción
hepática.

7. Biopsia muscular:

Es la extirpación de una pequeña muestra de tejido muscular para ser examinado.

La biopsia de músculo se puede obtener con el paciente despierto y el área insensibilizada con
anestesia local. La biopsia por punción puede ser la más apropiada en niños y en adultos que
presenten afecciones crónicas. En este procedimiento, se introduce una aguja en el músculo y una
pequeña porción de tejido permanece en la aguja cuando ésta se retira. Este tejido se envía luego al
laboratorio para ser examinado.

3
Una biopsia muscular también se puede hacer para diferenciar entre trastornos nerviosos y
musculares.

La muestra obtenida por biopsia se puede utilizar para análisis histoquímicos,


inmunohistoquímicas,o de ADN.

6. Análisis de la distrofina:

La distrofina es un componente esencial del músculo esquelético. En la célula muscular la distrofina


conecta el citoesqueleto de actina con la matriz extracelular a través de la membrana plasmática.

El gen de la distrofina es el gen más largo conocido. Aunque su función no se conoce completamente
parece tener una función estructural constituyendo una unión elástica entra las fibras de actina del
citoesqueleto y la matriz extracelular que permite disipar la fuerza contráctil. La ausencia de distrofina
resulta en fragilidad de la membrana y tendencia al daño mecánico del sarcolema durante la
contracción muscular. La falta de distrofina también causa la desestabilización del complejo de
glicoproteínas asociadas a distrofina y conduce a la necrosis de las miofibrillas por mecanismos aún no
bien entendidos. También participa en la regulación de otros procesos a través de su relación con
algunas proteínas que forman parte del complejo de glicoproteínas asociadas a distrofina que están
involucradas en cascadas de señalización. Esto añade complejidad a la función de la distrofina y
probablemente esté en la raíz de algunos síntomas no entendidos en los pacientes con la distrofina
alterada. Mutaciones patogénicas en la distrofina causan la distrofia muscular de Duchenne y la
distrofia de Becker que es más benigna.

7. La electromiografía:

La electromiografía es una técnica consistente en un estudio neurofisiológico de la actividad


bioeléctrica muscular. Clásicamente, el mismo término EMG engloba también a la
electroneurografía (el estudio de los nervios que transmiten la orden motora al aparato muscular) si
bien en la actualidad se usa cada vez más en este sentido la palabra electroneuromiografía
(ENMG). La técnica consiste en la aplicación de pequeños electrodos de bajo voltaje en forma de
agujas en el territorio muscular que se desea estudiar, midiendo la respuesta y la conectividad entre
los diferentes electrodos.

6. Epidemiología de la Distrofia Muscular de Duchenne

Su presencia es mundial, y no hay país donde no haya individuos afectados por algún tipo de
distrofia muscular. La DM tipo Duchenne (la forma infantil más común y severa), es de 1 entre
cada 3500 varones nacidos. Según datos proporcionados por el SERGAS, en Galicia la incidencia es
de 1 caso por cada 5.000 niños nacidos.

Diagnostico Genético:El diagnóstico genético es posible con técnicas moleculares para al menos el
90% de las mujeres portadoras conocidas, con un mínimo del 95% de precisión. En el 60-70% de
las familias en las que la mutación ocurre por delación o duplicación, la presencia o ausencia del
defecto puede valorarse directamente con examen de DNA fetal mediante análisis de reacción en
cadena de polimerasa (PCR).

7. Pronóstico

La distrofia muscular de Duchenne produce una discapacidad que progresa rápidamente. Por lo
general, la muerte ocurre cerca de los 25 años, debido particularmente a trastornos respiratorios
(pulmonares).

En general, los niños afectados quedan confinados a una silla de ruedas a los 10 ó 12 años de edad.
La progresión de la debilidad les hace propensos a la pulmonía y otras enfermedades, y la mayoría
muere antes de los 25 años de edad.

4
Una vez hecho el diagnóstico, la atención por un equipo especializado y tratamientos paliativos
permiten limitar los efectos de la enfermedad, prolongar la duración de la vida y conseguir un buen
estado general para cuando se disponga de un tratamiento más efectivo. La fisioterapia, cirugía
ortopédica, aparatos ortopédicos y sobre todo asistencia respiratoria son tratamientos actuales en
ciertos momentos de la evolución de la enfermedad. Tener esta enfermedad no es una cosa fatal.