Está en la página 1de 26

LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

LV ANIVERSARIO
DE LA LIBERACIÓN
DE OVIEDO
Hermandad de Defensores de Oviedo

-1-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

SALUDA

Queridos hermanos:
La Asamblea General de la Hermandad de Defensores de Oviedo ha tenido a bien honrarme,
nombrándome Presidente de la misma.
Quiero, en primer lugar, agradeceros este honor que me habéis hecho, tan inmerecido por mi
parte, pero que me obliga a seguir trabajando por la Hermandad con muchas más dedicación que
lo venía haciendo hasta ahora.
En segundo lugar quiero que sepáis que la Hermandad de Defensores de Oviedo está, desde
hace bastantes años, enteramente en mi corazón, por la que he luchado, lucho y lucharé hasta
que Dios quiera, como hecho inexorable, el que parta de este valle de lágrimas.
Mi afán, como el de todos nosotros, está en que la Hermandad de Defensores de Oviedo siga
por estos cauces que nos hemos comprometido a que llegara; no dudamos un instante en
anteponer la Hermandad sobre cualquier otra cosa que nos pudiera hacer titubear.
Seguimos, como Dios así quiere, mejorando el destino de la Hermandad y, aun cada día, se
nos unen más españoles para seguir con nuestros principios que no son otros que los de Dios,
España y Justicia Social.
No permitiremos nunca que la historia de Oviedo, que es la Historia de España, pueda ser
mancillada y tergiversada por aquellos que sólo tienen por lema la destrucción de los valores
patrios, quitando nombres de calles, instituciones, etc., que es lo único que saben, sin
preocuparse de levantar a nuestra querida Asturias, a la y sin ninguna otra alternativa.
Seguiremos firmes en nuestros principios para que, un día, nuestros sucesores, sepan que un
puñado de españoles defendieron a Oviedo con las armas para liberarla de caer en el yugo
marxista, a lo que gracias a esas dos figuras de la historia de Oviedo y España, Coronel Aranda y
Generalísimo Franco, nos adelantaron en cincuenta años en la fan cacareada «perestroika».
A esas dos grandes figuras, la del para nosotros Coronel Aranda, que supo, con un puñado de
españoles, defender de un modo inverosímil a que este Oviedo no cayera en manos de los sin
Patria ni Dios.
Y a nuestro Caudillo Francisco Franco que, con mano segura, supo levantar a España, de la
nada, porque todo se lo llevaron para Rusia y México, a cotas jamás soñadas de bienestar social,
económico y moral.
Gloria para ellos y para los que supieron luchar, incluso dando la vida, porque Oviedo fuera
cuna de otra Reconquista, la de la unidad, grandeza y libertad de España.
Gloria para aquellos que, con posterioridad, nos dejaron a los que recordamos con sumo
afecto.
Y, para todos vosotros, lo mejor de mi corazón, un abrazo entrañable y que sepáis que
siempre estaré a vuestras órdenes.
Por Fermín Alonso Sadaba (Presidente)

-2-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

AL HEROICO TENIENTE CORONEL “TEIJEIRO”

El próximo mes de enero se cumplirán cien años del nacimiento, en Baamonde (Lugo), del
que fue Teniente Coronel del Ejército Español, D. Jesús Teijeiro Pérez, bravo y libertador de
Oviedo al frente de una de las columnas gallegas, el 17 de octubre de 1936.
¿Quién fue el valeroso Teniente Coronel Teijeiro? Aun cuando se está completando una
detallada biografía, para ser publicada en su día, he aquí un aticipo:
El 5 de enero de 1892 nace en Baamonde (Lugo), hijo del médico del lugar D. Serafín Teijeiro
y de su esposa doña Concepción Pérez. Muy joven inicia

Ilmo. Sr. D. Pablo Martín Alonso, Coronel-Jefe de las columnas liberadoras; a su derecha el Tte. Coronel Teijeiro,
en la calle Uría de Oviedo.

sus estudios en el Seminario de Lugo; sin embargo, sintiendo más inclinación por la carrera de
las armas, ingresa como alumno-cadete de Infantería en la Academia de Toledo el 2 de
septiembre de 1912, donde, a los tres años, recibe el despacho de segundo teniente, solicitando
plaza en el Regimiento WadRas de guarnición en Tetuán. En el mes de junio de 1917 se
incorpora al Batallón de Cazadores de Madrid n° 2, en Tetuán.
Asciende a primer Teniente en el mes de septiembre y es destinado al Regimiento Serrallo
con base en Ceuta y dos meses después al Regimiento de Infantería de Marina en Fernando
Poo, pasando después al Regimiento Isabel la Católica de La Coruña. Solicita, en 1921, destino
nuevamente en el Regimiento Sorolla de Ceuta, interviniendo con el mismo, en varias acciones
de guerra contra los moros. En el mes de septiembre solicita su ingreso en la Legión de
Extranjeros de reciente creación, y en su campamento de Riffién, con cuyas tropas de choque
realiza su brillante carrera militar. Interviene en el combate de Monte Mayán donde, por haber
sido herido el Capitán, toma el mando de la Compañía. En enero de 1922 toma parte en la
operación sobre Hayuna-Beni-Bara, resultando gravemente herido. Restablecido pocos meses
después, se reincorpora a la Legión y, en noviembre de ese mismo año, es ascendido a Capitán,
tomando el mando de la Compañía del Tercio en Tafersit.
En vanguardia de la columna Gómez Moráto, toma parte en mayo de 1923 en los combates
de Tizzi Assa, recibiendo por todo ello su primera Medalla Militar. Ese mismo año, cooperando
con la columna Salcedo en el levantamiento del cerco de Tifarauín. La Comandancia General de
Melilla lo cita como distinguido en el mando de sus legionarios «por su entusiasmo y pericia,
valor, serenidad y excelentes dotes de mando».
Durante el año 1924 participa en hechos de guerra, incorporada su unidad en distintas
columnas de operaciones en territorio de Marruecos; columnas de Franco, Serrano, Castro
Girona, Núñez de Prado... A mediados de diciembre recibe otra Medalla Militar. Interviene en la
evacuación de Xauen, incorporado a la columna del Teniente Coronel Franco, quien emite de
Teijeiro el siguiente juicio «Es un oficial valeroso, inteligente y de gran espíritu».
En el año 1925 se encarga del mando de la 5á Bandera de La Legión, participando en el
desembarco de Alhucemas en la columna del ya Coronel Francisco Franco. Desembarca en las

-3-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

inmediaciones de la playa de Cebadilla y toma parte de la ocupación de Yebel-Malmussi y Monte


Palomas.
En 1926, con la columna del Coronel Millán Astray, interviene en acciones de guerra y,
ascendido a Comandante, se hace cargo en propiedad de la 5á Bandera.
En 1927 opera con la columna mandada por el Teniente Coronel Martín Alonso. De esta
circunstancia surgió muy biena amistad entre ambos militares gallegos.
Ascendido a Teniente Coronel, en 1928, con treinta y seis años, tiene que dejar la Legión al
no existir vacante, tomando destino en la Zona de Reclutamiento de Lugo, su tierra natal, donde
contrae matrimonio con Dña. Luisa Revilla Vidal, de cuya unión nacen cuatro hijos.
Proclamada la República española año 1931, promulgada la famosa «Ley de Azaña», solicita
su retiro al servicio activo y pasa a residir, con su familia a La Coruña.
Próxima la guerra civil, Teijeiro es uno de los muchos militares retirados a los que vigila el
Frente Popular. AI inicio de la contienda se ofrece, desde el primer instante, a su amigo el
Coronel Martín Alonso, entonces mandando el Regimiento Zapora en La Coruña y le encarga de
organizar e instruir a milicias voluntarias que denomina «Caballeros de La Coruña». A dicha
Región Militar se le encomienda la liberación de Asturias, principalmente de la cercada ciudad de
Oviedo. Se organizan tres columnas y una, al mando del Comandante en activo Ceano que
ocupa Ribadeo, Vegadeo y Navia. El Comandante resulta herido gravemente y, para
reemplazarlo, se envía a Teijeiro. Ocupa Otur y Luarca, Canero, Trevías, Paredes, Brieves y
alcanza el importante puerto de La Espina y opera sobre Salas, ocupando las alturas que la
dominan.
Teijeiro, con sus tropas, marcha sobre San Martín de Luisa y toma Pravia y, bordeando, el río
Nalón penetra por La Mortera hacia Cabruñana y Grado. Los combates fueron durísimos.
El Coronel Martín Alonso refuerza la columna de Teijeiro con una Banderá del Tercio y un
Tábor de Regulares y la mete, en forma de punta de lanza, en dirección a Oviedo por Peñaflor,
Santullano de las Regueras y Escamplero.
El día 15 de octubre se toma completamente Escamplero, después de durísimos combates
cuerpo a cuerpo, posición clave para intenfar la liberación de Oviedo, que resiste de forma
inverosímil, donde el invicto Coronel, ya General,
Aranda, comunica: «Sólo nos resta morir como españoles». Teijeiro es consciente de la
gravísima situación de los defensores y monta su estrategia. Con base en el Escamplero, en la
noche del día 16, inicia el avance una agrupación de la columna integrada por restos de Tábores
de Regulares al mando del Comandante Elías Gallego Muro, que ocupa por sorpresa las alturas
del Monte Naranco; por otra parte refuerza la fijación del enemigo en la zona de San Claudio, con
lo que asegura los flancos del previsto avance hacia Oviedo. Con fuerte resistencia se ocupa el
poblado de Gallegos y Loriana, Villamar y Loma de Pando, entrando en combate en las primeras
casas de La Argañosa.
Hacia las seis y media de la tarde del día 17 de octubre, ya anochecido, la vanguardia de la
columna Teijeiro toma contacto con los defensores de Oviedo. La emoción fue indescriptible al
hacer su entrada triunfal en la capital de ASTURIAS. Había sido roto el cerco de Oviedo.
Cuando en la soleada mariana del día 23 de noviembre, el heroico Teniente Coronel Teijeiro
paseaba acompañado por su ayudante por la calle de Uría de Oviedo, a la altura de la que fue
Escuela Normal, una bomba de aviación hirió de muerte al valiente soldado y el día 27 fallecía en
Grado, donde había sido trasladado para ser intervenido por el equipo quirúrgico del doctor
Sierra.
Atendiendo a sus últimos deseos, su cuerpo fue enterrado en su Baamonde natal, con otra
Medalla Militar concedida por el Generalísimo. Posteriormente fue ascendido a Coronel, a título
póstumo, con antigüedad del día de su muerte.
Honor y gloria al heroico Teíjeiro que, por su arrojo y destreza, rompió el cerco de Oviedo
hace ahora cincuenta y cinco años.

-4-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

Hermandad de Defensores de Oviedo

Oviedo, 4 de septiembre de 1991


Sr. DIRECTOR DEL DIARIO «ABC» - Madrid.
Muy Sr. nuestro:
La Junta de Gobierno de la Hermandad de Defensores de Oviedo, en su reunión celebrada en
el día de ayer, acordó por unanimidad, expresar a ese periódico su más enérgica repulsa por la
portada de «ABC» del día 18 de agosto pasado, en la que, en su dibujo de MINGOTE, se pone
en el mismo nivel el Estado católico, social y representativo constituido en Reino que crearon los
hombres del 18 de Julio y los sistemas comunistas y racistas.
Sepa ese diario que la Monarquía fue instituida por el Régimen nacido del Alzamiento
Nacional y sin él, entre otras muchísimas cosas, no hubiera nacido el actual sistema partitocrático
que tanto gusta en esa casa y es muy probable que sería otra Europa y casi seguro que ese
diario no podría publicar ese dibujo.
El Yugo y las Flechas son símbolo de unidad, de fe, de justicia y de verdadera libertad.
Por ese camino va a perder muchos lectores entre los hombres que luchamos en defensa de
la idea de Dios, de la Patria, de la Justicia Social y de un orden político inspirado en el concepto
cristiano del hombre y de la Sociedad.
Sin otro particular, le saluda atentamente.
Fdo: Fermín Alonso Sadaba
Presidente

-5-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

Un dibujo de Mingote
INDIGNACIÓN POR UNA PORTADA DE «ABC»
El viernes 30 de agosto «ABC» publicó en su portada un dibujo de
Mingote que refleja la actualidad política con la presunta caída del
comunismo en lo que hasta ahora ha venido siendo la URSS. Para
ello pone el Yugo y las Flechas en el cubo de la basura como símbolo
de una ideología también caída, sin acordarse de muchas otras.
Recogemos aquí dos cartas y un telegrama que han llegado a la
antigua casa de la calle de Serrano.
Señor don Luis María Ansón
Director «ABC» Madrid

Señor director,
Quiero manifestar mi protesta por la infame y miserable portada de «ABC» que equipara la
hoz y el martillo con el Yugo y las Flechas.
Nunca milité entre «los habituales rompedores de fachada», ni tuve jamás la menor inclinación
iconoclasta. Por eso, no me siento jubiloso ante la cobardía de los derribos que se producen por
rencor y sin riesgo, cualquiera que sea su plural significado.
Pero la portada a que me refiero, no sólo responde a un oportunismo barato -que lesiona la
tradición de ese periódico-, sino que supone una injusticia histórica clamorosa y sobre todo
reveladora de un rencor sin límites a una de las más fecundas etapas de la vida española en la
que, por cierto, «ABC» aportó su ayuda y, en ocasiones, singular protagonismo en el elogio y
apoyo de sus instituciones esenciales.
Atentamente,
José Utrera Molina

Señor don Guillermo Luca de Tena


Presidente-Editor de «ABC» Madrid
Muy señor mío:
Leo con consternación, no exenta de nausea, la agresión que la portada de su periódico de
ayer 30, comete contra los símbolos más venerados del Glorioso Alzamiento Nacional, que en
1936 puso fin a la gravísima amenaza de sovietización de España y luchó por los valores eternos
que su periódico debería respetar... así como, entre otras pequeñeces, instauró la Monarquía
bajo el mando de Franco y, no en último término, devolvió «ABC» a sus actuales dueños... que
no vacilan en atacar su memoria. ¡Buena ejecutoria de almas viles y resentimientos inexplicables
por hormonales!
Atentamente,
Joaquín Gutiérrez Cano

-6-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

TELEGRAMA
Presidente-Editor de «ABC»
Mi mayor desprecio para director y autor portada «ABC» (30-8-91). Felonía muy propia de la
ejecutoria del uno y del cambio de chaqueta del otro. Para usted lo que su conciencia, si la tiene,
le dicte.
Antonio Vallejo Zaldo
Combatiente contra el comunismo en dos guerras y una campaña con el Yugo y con las
Flechas en el pecho.

-7-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

PREGON DEL LIV ANIVERSARIO DE LA LIBERACION DE OVIEDO


Por el Excmo. Sr. D. Francisco José Camarero Miguel (General de División)
Un año más se conmemora este aniversario de la liberación de Oviedo. Me han pedido que
haga este pregón y no puedo por menos estar aquí otra vez con vosotros, que conocéis mejor
que yo lo que fue la defensa de Oviedo. No obstante, tal vez yo sepa leer y percibir en vosotros,
en vuestros rostros, la fuerza de vuestro espíritu y el temple de vuestro corazón. Los años os han
podido llenar de canas y arrugas, pero no han conseguido abatir ni vuestro tesón ni la
magnificencia de vuestros hechos pasados en el recuerdo de tan solemne acto.
La defensa de Oviedo al mando del Coronel Aranda fue espontánea como lo fue la decisión
que él tomó de desobedecer las órdenes de Madrid para que entregara las armas al pueblo.
Y vosotros que habéis vivido los tristes sucesos de Oviedo, incendiado por el golpe a la
República en el año 1934, no estabais dispuestos a que vuestros ojos contemplasen, por
segunda vez, tanta ignominia y rencor.
La parte que podíamos llamar técnica de la defensa os es a todos conocida, no fruto de
improvisación ni de espontaneidad, a la vista de cómo se estaban desarrollando los
acontecimientos previos al diecisiete de Julio de 1936, el Coronel Aranda tenía estudiado sus
planes de defensa. Los más dogmáticos tuvieron que desecharse en consideración de los
limitados medios con que podían contar. La decisión que al fin tomó fue la correcta.
Salvo casos excepcionales como el de Trubia, el cálculo minucioso de efectivos fue acortado
y, con arreglo a ello, formó una línea de defensa exterior, una masa de reserva y otra para el
control de la Ciudad.
De cómo se desarrollaron los hechos, de cómo tuvo que retirarse de las líneas exteriores y
constreñir el cerco hasta terminar en un verdadero sitio de la ciudad, que sufrió durante catorce
días, de cómo la defensa de Oviedo fue provechosa para que en otras regiones pudiera triunfar
el Alzamiento. De tantas penalidades, esperanzas y decaimientos circunstanciales renovados por
nuevos alientos siempre con la fe en la victoria, de todo ello que también conocéis no me atrevo
a hablar, aparte de que en estas aulas y en sucesivos boletines, nos hemos ilustrado los que no
los vivimos, y vosotros los que lo conmemoráis cada año y cada momento.
Sólo me queda una duda, ¿Podía el Coronel Aranda cuando planeaba la defensa llegar a
valorar en sus verdaderos términos el caudal de moral, el espíritu de sacrificio y el férreo control
de vuestro sufrimiento, que no decayó ni aun después del diario refuerzo a tan numerosas bajas?
¿Pensaría el Comandante Militar de Asturias que habría tanto aliento en vuestras almas y temple
en vuestros corazones para quedar exhaustos, la llegada de las fuerzas salvadoras?
Si él viviera, amigos de la Hermandad de Defensores de Oviedo, y os viera aquí otra vez
animados del mismo espíritu, cubriendo los puestos de los que, por el paso inexorable del tiempo
han fallecido, si os hubiera visto aquí sentados presentes una vez más, estoy, estamos todos
seguros, que se empavonearía del acierto que tuvo al valorar por el alto factor moral de sus
tropas, valoración imprescindible para un ejército que aspira alzarse con la victoria.
Los patéticos años del siglo XIX y los primeros del XX son testimonio de una España
degradada, enfrentada y retrasada, como si fuera un cuerpo sin alma sin moral para zafarse de
su fatal destino, con nuestro aislamiento y al no tener enemigos en el exterior, se buscaban en la
propia casa y se llegó al enfrentamiento, enfrentamiento que Oviedo lo asumió el primer día.
Unos, los de fuera del cerco, luchaban por una España más justa y les disgustaba tanto su
España, que solamente evocarla o aclamarla, se consideraba un grito subversivo. Prefería
vitorear a Rusia que a su propia Patria. Era una parte de la España rota. A la otra mitad,
vosotros, tampoco os gustaba la España cicatera, fraticida y tendenciosa, y también luchabais
por una España diferente, y porque no os gustaba remar en el fango de una sociedad regida por
una fuerza sin autoridad, buscasteis esperanzados una nueva primavera para la España
despreciada a la que tanto amabais; en cambio, el solo grito de ¡Viva España!, era suficiente para
identificaros.

-8-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

Luchasteis y moristeis en vida, esperanzados por una mañana que llegó y porque alcanzasteis
la victoria, os sentís orgullosos. La inmolación quedó reservada para los del sacrificio último, los
que con sangre vertida, os dieron vigor para resistir hasta el final.
El día diecisiete de octubre, llegaron las fuerzas liberadoras y cuando vísteis sus cabezas
asomar por las crestas del Naranco, la alegría que os inundó os privó tal vez a vuestras mentes
de comprender que el sacrificio de la resistencia había sido la primera piedra del nuevo edificio
llamado España, que comenzaba a construirse.
Hoy, cincuenta y cuatro años después, de seguro que no os gusta ni la fachada ni sus
interiores, pues si tenéis justicia en vuestras observaciones, sentiréis que el cambio, en cierta
forma, ha sido notable, y que para llegar a lo que anheláis, falta mucha tarea, pero no os
preocupéis, si el testigo de relevo cae en mano como las vuestras, quiera Dios os dé años para
ver la nueva España que tanto habéis soñado.
Una España repleta de hechos heroicos como el vuestro. Si Sagunto cayó en manos del
cartaginés Aníbal y Cartago en las de Roma y, después Numancia que prefirió su destrucción
antes que la esclavitud; si Zaragoza y Gerona tras los implacables sitios tuvieron una capitulación
honrosa ante las tropas napoleónicas, éstas y muchas más, son testimonios a imitar en una
España que se hiergue ante el yugo foráneo. En la España que deseamos no se repita ni Santa
María de la Cabeza, ni el Alto de los Leones, ni el acoso de Teruel o el cerco de Huesca, ni la
destrucción de Belchite o Brunete, ni el Alcázar de Toledo, ni la inmolación del Simancas o la
Gesta de Oviedo.
Ejemplos del valor y del sacrificio más sublime por un ideal, y nadie quiere que se vuelvan a
dar las circunstancias que trajeron tras de sí las luchas fraticidas en nuestra propia casa, donde
el incendio, la destrucción, la venganza y la muerte se prodigaron por doquier. Por eso os digo
que la generación que sucede sepa que siendo vosotros los que por haber experimentado en
vuestras entrañas el sufrimiento hasta la extenuación, soñáis con una nueva España en paz; una
España que sea la justa cosecha a la abnegación que tantos españoles, en especial me dirijo a
vosotros los defensores de Oviedo, supisteis ofrendar para patrimonio de todos.

-9-
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

LA OBSESIÓN DEL PRINCIPADO: QUIERE QUITAR EL SÍMBOLO DE FRANCO QUE HAY


EM COVADONGA.
La Hoja del Lunes de Oviedo, el día 9 de septiembre, comenta lo siguiente:
El Presidente del Principado, Juan Luis Rodríguez Vigil, propuso ayer al Arzobispo Gabino
Díaz Merchán el cambio del víctor de Franco que hay en Covadonga por una placa de bronce
con la Cruz de Pelayo.
La propuesta, que fue realizada cuando la comitiva oficial pasaba ante la fuente en la que está
colocada la placa con las tres letras (en realidad son seis) típicas del víctor y el nombre de
Franco, fue contestada por el Gerente de la Iglesia, José Gabriel García, quien manifestó al
Presidente que la Historia es así, y no había mayor motivo para cambiarlo. El Arzobispo no se
pronunció, a pesar de que Rodríguez Vigil repitió por tercera vez la conveniencia del cambio, en
concreto por una placa en bronce de la Cruz de Pelayo. La fuente con el víctor se encuentra ante
la casa de ejercicios frente a la ventana de la habitación en la que hace dos años se hospedó el
Papa Juan Pablo II.
La fuente fue realizada en los años 40 por Luis Menéndez Pida¡. Por su parte, el arquitecto de
Covadonga, durante 50 años, Javier García Lomas, cree que la historia hay que dejarla como
está, ya que, por esa regla de tres «yo tendría que cargarme las pirámides de Egipto».
Esta es la preocupación del Presidente del Principado de Asturias, pero no tiene la misma
preocupación por la «regularización de empleo en Ensidesa», por el cierre inminente de las
minas de Hunosa, por la ganadería y la agricultura, por la variante del Pajares, por la autovía del
Cantábrico, por la formación profesional (que en tiempos del Generalísimo Franco tanta gloria
dieron a Asturias las Escuelas de Aprendices de la Fábrica de Armas de Oviedo y la de Cañones
de Trubia, la Universidad José Antonio Girón de Gijón, etc.), por la industria alternativa, y por qué
seguir.
Qué pena, Dios mío, cómo va a progresar Asturias con esta pobre Presidencia.

- 10 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

OVIEDO
DESDE MI RINCON
De tu gesta sin derrota
quisiera cantarte Oviedo
y poner en cada nota
toda la canción que siento.

Y si la mente me ayuda,
al llegar a lo sublime,
ensalzaré en su bravura
la sangre que te redime.

¡Sangre de Asturias...!
templada, la que tiñe los fusiles,
de heroísmo consagrada
la que brota caldeada
de los pechos juveniles.

La que en lucha sin igual


supo derramarse airosa,
arrastrando el vendaval
tiñendo el suelo de rosas.

Sangre joven, valerosa...


de sagrado manantial.
Lo que vería la luna
en las noches de heroísmo
estruendo sobre el abismo,
ayer tormentoso, ...locura.

Aún no piensan en vivir


los indomables guerreros
no mas un ansia... morir
morir defendiendo Oviedo.

Que si España hace justicia


al valor de sus guerreros
concederá la primacía
del martirio a los de Oviedo

- 11 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

que, luchando frente a frente,


con la muerte enmascarada,
añaden nuevos laureles
a la bandera de España.

- 12 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

DESDE MI RINCÓN
VERDADES TERGIVERSADAS mientras su exilio durara.
Alberto Rodríguez Bárcena Y, FRANCO, ya victorioso,
(17 años) - 25 septiembre 1938 puso la Nación en marcha
a fuerza de sacrificios,
Dr. Caso tesón y perseverancia.
La última guerra civil, Cerca de cuarenta años
o sea, «nuestra Cruzada», la rigió con eficacia
fue, y lo aclarará la Historia y, lo que es más importante,
porque ahora está disfrazada preparó el trono al Monarca,
la verdad con subterfugios, colmándole de atenciones
una guerra necesaria; para que, cuando reinara
es decir, un mal menor ya, «por la gracia de Dios»,
para exterminar la plaga lo hiciera «como Dios manda».
de una espuria oligarquía Pero el Diario «ABC»
y ficticia democracia piensa que estamos en Babia
pletórica de malvados o que tenemos los ojos
que, entre su labor nefasta, cubiertos de telarañas,
se cita un crimen de Estado, pues él, que en aquellos días
su más feroz salvajada. tanto aquí se destacaba
Antes, Largo Caballero, como acérrimo franquista,
don Niceto, Miguel Miura, ahora, por arte de magia,
Prieto, Casares Quiroga, trata de hacernos creer,
Albornoz, la Pasionaria por lo mucho que se ensaña
y otros muchos que me callo con la anterior «Dictadura»,
por no hacer su lista larga, a la que antes elogiaba,
al Rey don Alfonso Trece que nuestra actual Monarquía,
lo expulsaron de la Patria. tan querida y añorada
Después perdieron la guerra, por él en aquellos tiempos
y ya, en plena desbandada, de la era republicana,
tras desvalijar los Bancos la trajeron don Adolfo,
y sustraer las alhajas don Felipe y sus comparsas,
que el pueblo en sus cajas fuertes, siendo «ABC» un testaferro.
confiado, depositaría, Pero, en fin, los tiempos cambian
con el rabo entre las piernas, como cambian de chaquetas
salieron todos de Naja. sin estar apolilladas,
Unos se fueron a Méjico quienes pretenden seguir
y otros, a la dulce Francia chupando así de la vaca.
para vivir de las rentas Y como ese Rotativo

- 13 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

no piensa que si mañana La Monarquía, en ESPAÑA,


por causa de la política, la trajo Francisco FRANCO,
nuestra situación cambiara, un general con agallas
toda esa chusma indecente que hoy quizás esté arrepentido
volvería a las andadas, de no haber dado en la diana,
yo quiero desengañarle, ya que esta vez le salió
pues la cosa está muy clara el tiro por la culata.
y hay que expresarla sin miedo:

- 14 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

EL REGIMENTO DEL «MILÁN» EN EL SITIO DE OVIEDO


Por Guillermo García Martínez
Justamente cuando se cumplen cincuenta y cinco años de la liberación del Cerco sufrido por
la ciudad de Oviedo durante la guerra civil de 1936, uno de los principales baluartes, el Cuartel
del Milán o, simplemente «El Milán», tal y como lo conocen los ovetenses, empieza a albergar,
en sus remozadas instalaciones, a las Facultades de Historia y de Geografía de la Universidad
de Oviedo. Miles de jóvenes llenarán con sus alegrías e inquietudes el recinto que, durante
tantos años, fue el segundo hogar de muchos miles de muchachos, soldados de reemplazo,
procedentes en su mayor parte de Galicia y Asturias.
A los soldados que cumplían su servicio militar en dicho cuartel el día 19 de julio de 1936 y a
los, posteriormente, movilizados e incorporados al mismo, les cupo el honor de luchar en la
defensa de Oviedo, siendo protagonistas de actos heroicos que llegaron hasta lo máximo posible.
La entrega de sus propias vidas.
En honor a estos héroes anónimos, y que no figuran en las obras que tratan del «Sitio de
Oviedo» voy a dar a conocer el número de los soldados que murieron en la defensa de la ciudad
y que pertenecían al llamado «Regimiento de Infantería de Montaña Milán n° 32».
Los datos que se manejan proceden de un documento expedido el 15 de julio de 1953 por el
Teniente Coronel Mayor del Regimiento y que lleva por título:
Relación nominal de los caídos durante el Cerco y Asedio ocurrido en esta Plaza de Oviedo.
En la guerra civil de 1936-1939 murieron en la defensa de la ciudad de Oviedo un total de 563
personas pertenecientes al Regimiento de «El Milán». De ellas 100 (cien) fallecieron durante la
época conocida como «El Cerco de Oviedo», que comprende del 19-7-36 hasta el 17-10-36; el
resto, cuatrocientos sesenta y tres (463) murieron durante el Asedio sufrido por la ciudad, desde
el 18-10-36 al 21-10-37, fecha en que se derrumbó el frente de Asturias.
Los 563 fallecidos se reparten cronológicamente de la forma siguiente:
CERCO ASEDIO
Julio de 1936........................... 3 Octubre de 1936....................... 3
Agosto de 1936...................... 10 Noviembre de 1936 .................. 39
Septiembre de 1936................ 26 Diciembre de 1936.................... 42
Octubre ................................... 61 Enero de 1937 .......................... 15
Total..................... 100 Febrero de 1937 ....................... 145
Marzo de 1937.......................... 106
Abril de 1937............................. 37
Mayo de 1937........................... 24
Junio de 1937 ........................... 11
Julio de 1937 ............................ 16
Agosto de 1937......................... 8
Septiembre de 1937 ................. 8
Octubre de 1937....................... 8
Sin fecha................................... 1
Total......................463

Clasificación de los fallecidos, por clases, en el Cerco:

- 15 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

Teniente Coronel 1 Brigadas 3


Comandante 1 Sargentos 4
Capitán 1 Cabos 22
Teniente 1 Soldados 60
Alféreces 3 Voluntarios 4

De los 79 fallecidos, de los que consta su naturaleza, son asturianos 38 y gallegos 30,
repartiéndose el resto entre las distintas provincias españolas. Los mandos profesionales
fallecidos eran todos de fuera de Asturias, mientras los mandos procedentes de la Escala de
Complemento eran asturianos, fundamentalmente de Oviedo.
Analizando el detalle de las bajas, día a día y mes por mes, se puede seguir la actuación del
Regimiento en los distintos combates del Cerco. Así se observa que los fallecidos en el mes de
julio se corresponden al combate de Olivares. Los fallecidos del 4 a 8 de agosto corresponden a
la operación (leva da a cabo para abastecer y luego evacuar el puesto de la Guardia Civil de
Lugones. Las bajas del 23 al 26 del mismo mes a los combates librados en la toma de «El
Campón» y a las operaciones realizadas en Ventanielles y en La Cadellada.
Las bajas del 3 al 6 de septiembre se corresponden con los ataques realizados por los rojos
en las zonas de la carretera de Santander y en el Mercadín. Las bajas del 8 de septiembre
corresponden a los violentos combates de San Esteban de las Cruces y el Bosque del
Cementerio. Las bajas del 11 al 20 de este mes corresponden a los ataques sufridos en distintos
frentes (San Esteban de Las Cruces, El Campón, Carretera de Santander, Villafría y Loma del
Canto).
Las bajas a partir del 4 de octubre se refieren a las batallas en la Loma del Canto, en cuyos
combates quedó diezmado el Regimiento, falleciendo dos Jefes del mismo, Teniente Coronel
Iglesias y Comandante Vallespín.
Teniendo en cuenta que estadísticamente, por cada baja definitiva, hay como mínimo cuatro
bajas temporales, las bajas sufridas durante el Cerco por el Regimiento fueron del orden de 500.
Si consideramos que el personal ascendía el 19-7-36 a 975 hombres, el porcentaje de muertos
fue del 10,3 por ciento.

- 16 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

50 ANIVERSARIO DE LA CREACION DE LA DIVISION AZUL


La Hermandad de Defensores de Oviedo quiere testimoniar el recuerdo más entrañable a la
DIVISION AZUL en su 50 aniversario, por el arrojo, valentía y entrega a una lucha contra el
Comunismo Internacional. Sea para ellos nuestro más sincero reconocimiento.
La creación de la División Azul provocó un ingente derramamiento de fluidos de diferente
densidad: Sangre y tinta, aparte de otros.
La sangre fue derramada por miles de españoles que sufrieron en sus carnes los efectos del
acero y del plomo soviético; la tinta la han puesto los tratadistas que han glosado su gesta en
numerosas obras publicadas en diversos idiomas y países, en los unos, los más, se expresan en
términos de alabanza, que en algunos casos, ha llegado al ditirambo, mientras otros, han
preferido la crítica, que no es rechazable en términos absolutos, ya que la División Azul, como
toda obra humana, no habrá dejado de tener imperfecciones.
La sangre ya ha construido un sedimiento que tiene su reflejo en la Historia; la tinta servirá
para que puedan establecerse las correspondientes confrontaciones dialécticas que,
desprovistas de pasión, permitan establecer la realidad histórica.
En 1941, España se hallaba entre la espada y la pared. La espada la representaba Alemania,
con su manifiesta pretensión de cruzar los Pirineos y atravesar el territorio español hasta
Gibraltar, con el objetivo de neutralizar aquella base inglesa. La pared quedaba definida por la
labor diplomática de los aliados y su control sobre las comunicaciones marítimas que significaban
un calculado bloqueo sobre nuestros abastecimientos de víveres y carburantes, principalmente,
tan indespensables en aquellos tiempos de penuria, derivados de las destrucciones ocasionadas
por nuestra guerra.
Ceder a las pretensiones de Alemania, representaba, en primer término, reavivar la guerra
civil con el apoyo aliado de los insurgentes, armando y abasteciendo a núcleos de guerrilleros, tal
como lo hicieron en Francia y los Balcanes, entre otros, de los países ocupados por los
alemanes. Y en segundo término no era posible descartar la posibilidad de una acción militar
potente, que podría comprender bombardeos aéreos y desembarcos en las costas españolas e
incluso las de Portugal, permanente aliado del Reino Unido. España se hubiera convertido en un
teatro de operaciones y no hace falta mucha imaginación para darse cuenta de cuáles habrían
sido las consecuencias.
La cautelosa y fructuante política que las circunstancias imponían al Gobierno español
necesitaba una decisión que permitiera salir de esta situación con el menor costo posible. A
cambio de la renuncia de los alemanes a su proyecto -renuncia que nunca fue total- se acordó
con ellos la organización de una fuerza de apoyo simbólica. Así nació la División Azul de
Voluntarios, conocida más tarde como División Azul.
Y surgió el famoso grito: «Rusia es culpable», un tanto oportunista, pero eficiente, y en la
política la eficacia es una virtud indispensable. Por lo pronto los aliados aceptaron la tesis de que
España no entraba en guerra contra ellos, sino que combatiría exclusivamente a la Unión
Soviética. La acepta a regañadientes, sabían perfectamente que se trataba de una falacia, pero...
así son a veces las cosas de la diplomacia.
¿Cuántos y quiénes se integraron en la División Azul? La primera parte de la pregunta tiene
fácil respuesta. Los efectivos precisos para cubrir la plantilla de una División de Infantería
alemana que era ligeramente inferior a 15.000 hombres. En los banderines de enganche se
apresuraron a inscribirse voluntarios suficientes para cubrir los efectivos de tres divisiones. En
sucesivos relevos para cubrir bajas de combate y repatriaciones periódicas; llegaron a pasar por
la División Azul unos 45.000 hombres.
Ahora bien, ¿por qué se alistaron? ¿Quién podría clasificar las diferentes motivaciones?
Solamente el conocimiento del ambiente de la época y sobre todo la convivencia en campaña
con los voluntarios permiten establecer un cuadro psicológico de clasificación de esas
motivaciones.
Jóvenes idealistas, muchachos que por su edad no habían podido participar en nuestra guerra
e inmersos en el ambiente reinante, anhelaban su oportunidad, jóvenes que por alguna razón

- 17 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

deseaban devolver a los soviéticos su visita a España; otros animados por conocer otros países.
Universitarios, muchos universitarios, que llegaron a representar una parte muy importante de los
efectivos numéricos de la División; la genuina representación de la sana y vigorosa juventud
española de la postguerra.
No quedaría este bosquejo si se omitiera la referencia a los prisioneros que sufrieron tres años
de cautiverio en diferentes campos de concentración soviéticos. AI Capitán Palacios,
perigrinando de cárcel en cárcel con presos comunes, plantando cara constantemente a las
autoridades soviéticas. AI Capitán Oroquieta y sus oficiales, que fueron siempre apoyo y guía de
sus soldados.
Nuestros prisioneros mantuvieron en todos los campos de concentración por los que pasaron
un intachable y digno comportamiento militar, que constituyó un ejemplo para los de otras
nacionalidades, circunstancia reconocida y ampliamente divulgada en España y fuera de ella.
En definitiva, en ocasión quizás única en la Historia, unos millares de españoles prestaron a
España un servicio insigne. Como ya hemos dicho, esta gesta no duerme en el olvido. La sangre
y la tinta ya han jugado su papel en la Historia.
Y vosotros, los divisionarios supervivientes, con el permanente recuerdo a vuestros más de
cuatro mil caídos y de los fallecidos con posterioridad a su repatriación, os tenéis que sentir
orgullosos de haber participado en estos hechos.
GLORIA A LA DIVISION AZUL ARRIBA ESPAÑA

- 18 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

CARTA IMPOSIBLE DE SETIEN A USSIA


Por Angel Garralda (Avilés)

Después de leer y releer tu visceral, por «entrañable», carta en «ABC», preñada de sendos
parrafitos de «Cándido» y José Luis Martín Prieto, trirnando los tres por querer compartir mi
lacerado corazón, me vais a permitir que os retuerza el argumento, como quien retuerce el
pescuezo de un pollo sentenciado.
Vosotros, los que os rasgáis las vestiduras y afiláis la pluma, tanto por la matanza de Vic,
como por mi «precipitada voluntad» de interpretación inoportuna, ético-jurídico-filosófica de la
liquidación sobre la marcha de los etarras asesinos de Vic, sin darles esta vez tiempo a
«disfrutar» de la liturgia funeraria de sus víctimas a la sombra de las pinturas de Sert en la
catedral vicense a través de la TVE, ¿dónde estabais metidos el día de la hecatombe del hotel
Corona de Aragón?
¿Por qué padecisteis entonces la «precipitada voluntad» del silencio cómplice? ¿Por qué
dormían plácidamente vuestras plumas en el mejor de los sueños, mientras aquel hotel de
reciente construcción ardía como consecuencia de la acción etarra? ¿Por qué no hicisteis
mención de la homilía apaciguadora y suave de aquel funeral solemne en el Pilar de Zaragoza?
¿Qué os pareció de la explicación estúpida del señor Laína, con su churrera encendida como
causante de tal catástrofe? ¿Os supieron a gloria los churros ofrecidos por el entonces
gobernador de Zaragoza de triste recordación para todo el Pueblo español?
¿Os convenció? ¿Sí? ¡No me digáis!
¿Os sabía a gloria el silencio oficial en forma de connivencia habida con ETA para cargarse
por entero a la familia de Franco?
¿Cómo reaccionasteis cuando visteis saltar al marqués de Villaverde, salvando la altura de su
piso a la calle como un atleta que bate todas las marcas? ¿Dónde vuestras enérgicas protestas
por ver a la viuda de Franco descender desde el segundo piso por una escalera de bomberos
que lo hicieron a punta de pistola?
¿Por qué os callasteis como muertos ante ochenta asesinados por ETA de una tacada en la
mayor impunidad, cuando en vuestro interior sabíais hasta la saciedad que aquello era un
atentado de ETA?
¿Acaso distinguís por sistema entre asesinados del Corona de Aragón y asesinados de
Hipercor y Vic? ¿Aunque sea a manos de los mismos asesinos?
¿Qué extraña balanza de justicia manejáis, cuyo fiel actúa con acepción de personas, en
nombre de la Etica de unos profesionales de la verdad?
¿Por qué no tenéis la honradez elemental de reconocer que todo el actual sistema español
está montado en el subsuelo de la calle Claudio Colle de Madrid, donde ETA hizo saltar por los
aires el sistema anterior?
Y quiénes justificaron con su silencio estremecedor aquel magnicidio de Carrero Blanco,
pasándonos más tarde por TVE la película «Operación Ogro», ¿qué autoridad moral pueden
tener ahora para poner freno al ansia de matar, pasión dominante de todo etarra?
Exactamente igual que quienes han propiciado la organización ETA en sacristías y conventos,
¿qué tendrán que hacer para reducir la pantera suelta en la jaula de los mandamientos de Dios,
si ninguno de los etarras cree en Dios?
Mientras vosotros, periodistas que recrimináis, sois lo que soy, ¿con qué fuerza moral me
exigís que yo deje de ser el que soy?
Es natural que yo declinara manifestar mi «dolor» cuando el coche bomba asesinó a cinco
niñas en la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, porque entonces no hubo precipitada
voluntad de acabar con los asesinos que eran feligreses míos, cosa que ha podido suceder en
Vic. Son los ordinarios del lugar, es decir, el resto del episcopado español, quienes tienen que

- 19 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

levantar su voz contra ETA, pues todavía está por ver un documento colectivo sobre la plaga del
terrorismo de ETA que afecta a todo el suelo de nuestra Patria.
¡Perdón por si os he molestado en vuestra susceptibilidad hablándoos de lo que ya no sabéis
hablar, de términos tan sagrados como Patria y España. ¿Será porque es verdad el título de un
gran libro titulado «¿España, anestesiada sin percibirlo, amordazada sin quererlo, extraviada sin
saberlo?».

- 20 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

HA MUERTO NUESTRO HERMANO DE HONOR D. ELOY MARTINO

El día 6 de septiembre fallecía en Oviedo D. Eloy Martino González, Hermano de Honor de


esta Hermandad, a la que profesaba verdadero cariño y amor.
Su recuerdo perdurará entre nosotros como gran colaborador de la Hermandad, pues siempre
estaba presto a cuanto le pedíamos.
Las homilías y, sobre todo, el pregón en el LII aniversario de la liberación de Oviedo, hacían
vibrar nuestros corazones. En el último pregón, entre otras cosas decía:
Tengo el honor de compartir con vosotros la satisfacción de su solemnidad, de su importancia
y de su trascendencia en nuestra vida social, religiosa y política...
Porque allá, en la soledad de mi retiro, en el fondo de mi conciencia íntima, siempre he
contemplado vuestros actos con cariño; siempre los he recordado con amor, porque he visto en
ellos cómo la conjunción misteriosa de hermanos llamados ha cumplir, aun en medio de la
adversidad, los mismos supremos fines de una raza que no ha muerto, de una historia que no se
oculta fácilmente, de un ideal que no puede ser abandonado entre miserias, porque es raza que
vive con luz eterna, es historia que contiene páginas inmortales y es ideal de existencia propia,
que vive hondamente arraigado en el corazón y en la mente de un pueblo culto, de un pueblo
civilizado, de un pueblo recto, de un pueblo mártir, que es el pueblo de Oviedo...
Y yo pongo por testigo a dos gigantes, al gigante del Aramo y al gigante del Naranco, que
parecen estar guardando a una infantina que es nuestra ciudad de Oviedo. Digo remedando al
poeta: «Alturas del Naranco y brañas del Aramo, la victoria está segura porque tenéis detrás la
reserva infinita de las madres de Oviedo que saben rezar».
Os rogamos una oración por su alma y esperamos que D. Eloy pida por nosotros y nos
encomiende al Altísimo del que, de seguro, estará a su derecha.

- 21 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

HERMANOS DE HONOR

La Asamblea General de la Hermandad de Defensores de Oviedo, en sesión celebrada el día


veinticinco de junio del presente año, ha acordado, por unanimidad, conceder el título de
HERMANO DE HONOR, a los siguientes señores:
M. I. Sr. D. JOSE INCLÁN ALBUERNE- Capellán de la Hermandad
Sr. D. RUPERTO ALVAREZ CARAVIA Presidente que fue de esta Hermandad
Sr. D. CRISANTO PEREZ-ABAD DEL VALLE
Sr. D. IDELFONSO CALVIÑO MUÑOZ
Sr. D. JOSE ANTONIO CEPEDA GONZÁLEZ
Se les hará entrega del título el día diecinueve de octubre, en la comida de hermandad que
celebraremos en el Hotel España de Oviedo.

- 22 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

I CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE FRANCISCO FRANCO

Con motivo de celebrarse el próximo año el I Centenario del nacimiento de nuestro Invicto
Caudillo Francisco Franco, esta Hermandad ha empezado a programar los actos que, con tal
motivo, piensa celebrar y que, en líneas generales, son los siguientes:
1° Confección de una medalla conmemorativa de la efemérides que consistirá: en el anverso,
la figura de Francisco Franco con la siguiente leyenda: «I Centenario del nacimiento de Francisco
Franco 1892-1992 y, en el reverso, el escudo de la Hermandad con la leyenda «Hermandad de
Defensores de Oviedo», se harán en bronce y plata.
2° Se pretende editar un folleto-libro, según sean las posibilidades de la Hermandad, pero que
siempre será digno de tal conmemoración, donde se exponga lo mucho y bueno que ha realizado
el Caudillo en Asturias, para lo cual, ya está funcionando un equipo con garantías suficientes
para que la obra sea de gran relieve.
3° Un ciclo de conferencias, con oradores tanto provinciales como nacionales, que comenzará
el día 16 de octubre de 1992, coincidiendo con el Pregón del 56 aniversario de la liberación de
Oviedo por las fuerzas del Generalísimo Franco, para finalizar el día 6 de diciembre, fecha de la
conmemoración del I Centenario del nacimiento.
Necesitamos la colaboración de todos, unos aportando datos que pudieran ser de interés para
la confección del libro, por muy pequeños que sean; aunque creáis que son insignificantes,
enviárnoslos, todos nos serán necesarios; y otros económicamente aportando donativos para
que el libro sea muy digno y voluminoso.

- 23 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

LA BANDERA DE ESPAÑA

La Bandera es el orgullo
que simboliza la Patria.
Es un reto permanente
al viento de las montañas
y dos voces de colores
que gritan, ¡arriba, España!

La Bandera roja y gualda


es el guión de tu raza
es la enseña de tu pueblo
el emblema de tu Patria
y cuando jures bandera
y te acerques a besarla
piensa que pones tus labios
en la mejilla de España.

Será tu beso más limpio,


tu caricia más honrada
porque al besar la Bandera
estás besando a tu Patria,
entre suspiros de seda
se quedará tu palabra,
para que Dios te la premie
s¡ la cumples y la guardas.

Y si te mueres por ella,


ella será tu mortaja
tu cuerpo descansará
en los brazos de la Patria,
porque, ¡te juro hijo mío!
que la Bandera es ESPAÑA.

- 24 -
LV ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DE OVIEDO

LA FIGURA HUMANA DE FRANCO

Entrevista de Rodríguez Madero, en la Cope, al Doctor D. Vicente Pozuelo.


Recuerdo que Vd. que decía que era un fenomenal enfermo, se refería al Generalísimo
Francisco Franco, recuerda que en alguna de aquellas charlas, el General Franco estaba
especialmente sensibilizado por sus congéneres, por las personas de su edad que estaban
sufriendo, que estaban enfermos. ¿En alguna oportunidad recuerda que el general Franco,
repito, tuviera esa especial sensibilidad con los enfermos mayores?
Bueno, él tenía, era claro, coetáneo de una cantidad de técnicos, de políticos o de militares
que ya estaban enfermos, que ya estaban malos, y siempre tuvo una sensibilidad especial para
ellos, es decir, se preocupó muchísimo. Por ejemplo, se preocupó personalmente que el general
Rojo, que fue un enemigo suyo en la guerra, que fue el hombre que dirigió la ofensiva del Ebro
contra él, pues cuando él dijo, el general Rojo, que quería morir en España, con una enfermedad
irreversible, no solamente le facilitó todo el trámite para entrar en España, sino que le colocó, le
ingresó, en el centro que entonces era el más importante que había en España, que era el Centro
Puerta de Hierro. A él se le asistió cuidadosamente, con un empeño especial por su parte, hasta
el final.
Y así, sucesivamente; es decir, él tenía una sensibilidad especial ante los enfermos mayores y
ante la muerte. Y no es que él tuviera miedo, lo demostró a lo largo de su enfermedad, él no tenía
miedo, pero sin embargo lo que quería era que todo el que muriera, muriera con un máximo de
comodidades y con la mejor asistencia espiritual.
En esos, como en muchas otras cosas, era un gran humanista.

- 25 -