Está en la página 1de 3

La Oración del

Señor
La Oración del Señor en
Hebreo - Parte 2

"Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, como en el cielo". (Mateo 6:10)

"Tavo Malkhutekha," venga a nosotros tu reino.

El Reino de Dios es la manifestación de la norma de Dios en los


corazones de los hombres. Así, cuando el antiguo Israel quiso un rey
como las demás naciones, el Señor les reprocha por no querer Su imperio
dentro de sus corazones (véase 1 Samuel 8:6-7). Más tarde, predijo el
profeta Daniel de la sucesión de reinos mundo destinado a ser destruido
por un "reino de Dios", que durará para siempre (véase Daniel 2:24),
cuando el "Hijo del Hombre" (barra enosh) se da el dominio, y la gloria, y
un eterno e indestructible reino (Daniel 7:14). Isaías también predijo la
llegada de el Príncipe de la Paz (sar shalom) a cuyos hombros el reinado
de Dios que de descanso (Isaías 9:6).

Cuando Jesús comenzó a predicar, él se declaró a sí mismo como el "Hijo del Hombre", que
llegó a proclamar que el Reino de Dios estaba al alcance de la mano (Mateo 3:2, 4:17, etc.)

Jesús enseña que este Reino no viene por observación "(Lucas 17:20), pero es" dentro de ti
"(Lucas 17:21), lo que significa que se evidencia por el grupo de trabajo de la fe como de
presentar a la autoridad de Jehová . Identificarse como sujeto del rey significa que usted está
viviendo activamente Su reinado y la gloria en su vida diaria, y compartir el estado de Dios con
otras personas que encuentro.
"Ye'aseh Retsonekha," Hágase tu voluntad.

Esta frase es paralelo al primero, por ser un tema en el Reino


de Dios significa hacer la voluntad de la soberanía del Reino.
Esto es decididamente no un recurso para estoico o la
resignación pasiva ante la frustración o la decepción, ya que la
modificación de la frase, "en la tierra como en el cielo" se opone
a esta interpretación. Por el contrario, "Hágase tu voluntad"
activa implica la consagración o dedicación a la causa de
promover el reino de Dios en nuestros corazones. Cumplimos la
voluntad de Jehová, cuando guardamos sus Mitzvot (1 Juan 2:3-
4), y proclamar su salvación (Mateo 28:19-20).

"Ba'arets ka'asher na'asah vashamayim", en la tierra, como en el cielo

El reino de Dios está plenamente establecido en el cielo, donde su estado es perfecto para
siempre sin respuesta. Sin embargo, su autoridad no se considera aquí en la tierra, donde los
reinos de este mundo, en última instancia, ser defraudadas en pedazos como un alfarero de la
embarcación (Salmo 2), y aquellos que desobedecen sus mandamientos serán objeto de castigo
eterno (Mateo 25:31-46 ),.

¿Está usted dispuesto a obedecer la Regla de la santificación Jehová por ti a través de la fe en


Él?
La elección es, en última instancia su propio ....

Transliteración:
Tavo malkhutekha, ye'aseh retzonekha,
ba'aretz ka'asher na'asah va'shamayim.