Está en la página 1de 30

REVISTA DE ESTUDIANTES DE ARQUEOLOGÍA NO. 3 Grupo de trabajo estudiantil “Estratus” DIRECCIÓN Guillermo Ramírez C. COMITÉ EDITORIAL Juan Camilo Vásquez Guillermo Ramírez C. Ticcy Yahel Mendez Paipilla Juan Carlos Vargas ASESORÍA ACADÉMICA Pedro Argüello John González Jorge Tovar DIAGRAMACIÓN Guillermo Ramírez C. Lina María Téllez Juan Carlos Vargas ASESOR DE DIAGRAMACIÓN Nelson González B. DISEÑO DE CARÁTULA Diego Martínez Diseño Gráfico El Ciudadano RECTOR Moisés Wassermann VICERRETOR DE SEDE BOGOTÁ Fernando Montenegro Lizarralde DIRECTOR NACIONAL DE DIVULGACIÓN CULTURAL Francisco Montaña Ibáñez DECANO FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Germán Meléndez Acuña VICEDECANA DE BIENESTAR UNIVERSITARIO FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Zulma Cristina Santos DIRECTORA DEPARTAMENTO DE ANTROPOLOGIA Ana María Groot FOTOGRAFÍA PORTADA Garita del Batallón de Comunicaciones del Ejército Nacional de Colombia sobre una de las rocas con arte rupestre del Parque Arqueológico de Facatativá Diego Martínez IMPRESIÓN Secciónn Publicaciones Dirección Nacional de Divulgación Cultural Universidad Nacional de Colombia COMENTARIOS Y CORRESPONDENCIA archeos@gmail.com juanvasquezavila@gmail.com

Una mirada desde Mesitas del Colegio (Cundinamarca) Julio César Rodríguez Buitrago 41 Colombia Leonor Herrera Ángel (Traducción de Jorge Tovar. Pedro Argüello y Francis Niño del artículo publicado originalmente en Encyclopedia of Archaeology. Hernández Venegas 25 Variabilidad en el altiplano. History and Discoveries Volume I) 49 . i Lo difícil de la arqueología Robert D. El caso de la estatura en Soacha y Marín Igor Martínez Beltrán 39 Estudiando la organización política Panche. Drennan Universidad de Pittsburgh 1 ¿Hacia dónde se dirige la investigación arqueológica en Colombia? Héctor Llanos Vargas Universidad Nacional de Colombia 13 Apuntes sobre clasificación y artefactos líticos en la arqueología colombiana del siglo XX Maryam A.CONTENIDO Editorial Guillermo Ramírez C./ Juan Camilo Vásquez A.

ha llevado a cabo estudios en otros países de Latinoamérica y el mundo. fueron vividos y problematizados por personas con necesidades e impulsos similares a los que vivimos actualmente.EDITORIAL Es interesante la forma en que puede surgir uno o varios discursos a partir de una ciencia al parecer netamente práctica como la arqueología. Diversos enfoques se generan tanto dentro como fuera del país. El artículo de Maryam Hernández es parte de su monografía de grado.3 No. Además. como se entiende en el país. lo extraño es que ante el público se muestre como curioso el hecho de teorizar sobre una disciplina con tanto trabajo en terreno. y las alternativas que se están proponiendo para llevarlos a cabo. en ella el profesor Llanos nos presenta su visión de la arqueología colombiana. Dicha monografía. El año pasado. y los alcances que tienen las teorías que importan y exportan los distintos arqueólogos locales. Para tal fin hemos invitado al profesor Robert D. de la Universidad de Pittsburgh. quien además de haber trabajado por varios años en Colombia en investigaciones como el Proyecto Arqueológico Valle de La Plata y el PARAM (Programa de Arqueología Regional en el Alto Magdalena). abriendo un espacio para generar discusión. en cuanto a la forma de ver y querer hacer la arqueología. ha estado al tanto de las investigaciones sobre arqueología en el suroccidente colombiano durante los últimos veinte años. En este tercer número de la revista. tiene conocimiento del sustento teórico que se maneja en las formas de hacer la arqueología colombiana. lugar de formación y que ha influido en las corrientes adoptadas por muchos de los actuales arqueólogos en el país. cuyo objetivo fue hacer una aproximación al estado actual del estudio de materiales líticos en el país. quien fue director del PIAAM (Proyecto de Investigaciones Arqueológicas del Alto Magdalena). y sobre todo. Además ha teorizado de manera pionera en el país sobre campos como la arqueología simbólica y su relación con campos como el chamanismo y el simbolismo como tal. expone de forma completa un balance de las clasificaciones de material lítico en diferentes investigaciones arqueológicas desarrolladas durante el siglo pasado. Con el objetivo de seguir aportando a la temática mencionada anteriormente. ya que son estos el reflejo de la forma en que plantean y sustentan sus investigaciones los arqueólogos hoy en día. dirigida por Cristóbal Gnecco. y cómo puede llegar a ser vista por personas de fuera. que han abarcado diferentes problemáticas y áreas. Alternativamente. así como para dar a conocer versiones y puntos de vista sobre lo que está pasando con el manejo de las teorías arqueológicas en Colombia. razón por la cual le hicimos una entrevista que es transcrita en el presente numero. no solo en torno a la metodología y técnicas.3 I . sobre las formas de aproximarse a hechos reales que sucedieron en un contexto determinado en algún momento del tiempo. sino a percepciones y formas de ver y entender el pasado. seguimos con los lineamientos planteados en la idea original que motivó la génesis del grupo. y sobre todo que se pueda generar toda una discusión en torno a esta teoría. partiendo de los parámetros utilizados en las clasificaciones del material arqueológico. Drennan. la forma y la magnitud en que han influido proyectos anteriores (desarrollados tanto dentro como fuera del país). Y no es que sea extraño el que se genere toda una teorización en torno a ella. a pesar de no incluir trabajo en terreno. hemos buscado más opiniones que aporten a la discusión y enriquezcan al lector en el campo que se ha planteado desde el primer número. apareciendo como una opción para publicar las investigaciones de estudiantes recientemente graduados. También hemos invitado al profesor Héctor Llanos Várgas. se pensionó de la Universidad Nacional y no queríamos que se retirara del alma mater sin hacer su aporte a la revista de estudiantes. teniendo un amplio conocimiento sobre la forma en que se hace arqueología en estos lugares. la revista ha seguido dando cabida a los trabajos que se desarrollan en el campo de la arqueología o afines. Un punto importante para saber hacia a donde va la discusión teórica es conocer los trabajos que actualmente se están desarrollando. por su estrecho vínculo con la “escuela de Pittsburgh”. Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. y que aunque no son palpables en el presente.

dirigida por José Vicente Rodríguez y José Enrique Caro. Estudiantes de Antropología. se hace uso del muestreo aleatorio estratificado al interior del área panche para dilucidar aspectos de la organización social. el hecho que de estos futuros arqueólogos. tanto por extranjeros como por investigadores locales. y lo que l@s ha impulsado a inclinarse por el desarrollo de la arqueología como opción profesional. la actual situación de orden público en algunas regiones. y un generalizado desinterés por los diversos y no pocos aspectos que comprende la logística de desarrollar una temporada de campo. Es con el fin de dar a conocer estos trabajos de grado que hemos abierto este espacio. los contextos medioambientales y el acceso a los recursos de las poblaciones en cuestión. publicado originalmente en Encyclopedia of Archaeology.com II Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo.La monografía elaborada por Igor Martínez. algunas de las causas que llevan a la forma en como se practica la arqueología hoy en día. aunado a causales tales como la difícil obtención de recursos económicos que financien la investigación de pregrado. que a la vez. utilizando como base restos óseos arqueológicos. y sobre todo.3 No. sea una ínfima minoría la que opte por realizar práctica de campo en su trabajo de grado. puede no ser muy conocido en el ámbito nacional.com juanvasquezavila@gmail. Allí ofrece una visión más amplia de la investigación y producción académica en torno a la arqueología. política y económica al interior del grupo. A-D. editado por Tim Murray. e infiriendo datos como las características físicas. muestra un recuento de los motores que han movido las investigaciones arqueológicas en el país. Guillermo Ramírez C. En el trabajo de Julio Rodríguez. dejando claras. Finalmente.3 . queremos expresar nuestra preocupación por la forma en como (al menos en la Universidad Nacional) el número de estudiantes que se inclinan por el área de arqueología es cada vez menor. Por último. History and Discoveries Volume I. a la vez que expone la diversidad de campos en que se ha llevado a cabo la arqueología en Colombia. Publicación Original Julio de 2006 Comentarios y correspondencia: archeos@gmail. obedeciendo a la falta de interés desde la Academia por fomentar dicha actividad. Juan Camilo Vásquez A. finalmente. Decidimos publicar esta traducción del texto ya que consideramos que es un aporte importante a la discusión sobre el desarrollo de la arqueología colombiana pero debido al lugar en que fue publicado. incursiona en el campo de la antropología biológica. y el idioma. el artículo de Leonor Herrera. esperamos sirva como una ventana para apreciar las diferentes metodologías seguidas por est@s nuev@s autor@s. y sus variaciones a lo largo del tiempo. dirigido por Carlos Sánchez. para realizar un estudio comparativo al interior de dos poblaciones muiscas.

su duda se extinguiría rápidamente con una lectura de los artículos anteriores de esta serie (me refiero a dichos artículos cuando hablo de sus autores aquí. y el postmodernismo. tengo mis opiniones sobre el tema.3 01 . por Gnecco (1999. Mi énfasis será en la primera parte del título: "La teoría en la práctica". por ejemplo. Es más. y no me refiero esta vez a la moderna y la postmoderna. No es una exageración identificar dos arqueologías que han coexistido en los Estados Unidos por más de un siglo. que existe en departamentos de historia de arte y clásicos. como estudio del "pasado de la humanidad con base en sus huellas o restos materiales. y esta noción es el primero de los cuatro temas que quisiera discutir aquí. da la impresión (no sólo en la arqueología. Como todos. seguramente sin cambiarle a nadie la opinión ya formada. si no incluyo otra referencia bibliográfica diferente). Las conversaciones que he mantenido con mis colegas y amigos colombianos durante este tiempo me han influenciado mucho. Casi no existen miembros de una de Robert D." pero sólo para contrastar esta perspectiva "realista" con otra "antirealista" que no corresponde a ninguna definición tan formada. desde hace mucho. cada una con una variedad de manifestaciones. Esta topografía ya ha sido bien cartografiada. en otros casos. La tarea académica siempre se realiza en un contexto de ideas en conflicto. La arqueología norteamericana conocida en América Latina nació en departamentos de antropología. y está representada en la Society for American Archaeology y sus revistas American Antiquity y Latin American Antiquity. Flórez cita la definición clásica de la arqueología. Pero también hay otra. no de la arqueología. entre otras cosas. Es claro que la mía no es una perspectiva interna a la arqueología colombiana. 2003a) y Aparicio (2003) han sido contestadas en su contexto original más general (por ejemplo por Sokal y Bricmont [1999]). algunos principios básicos pueden perderse sin discusión explícita suficiente. pero mis ideas han sido formadas durante más de 20 años de participación en la arqueología de este país. han hablado voces muy diversas sobre el pasado. las narrativas simplemente no tienen ninguna relación. tanto al interior como al exterior de la arqueología. y que está representada en el Archaeological Institute of America y su revista American Journal of Archaeology. Drennan Departamento de Antropología Universidad de Pittsburgh Tengo miedo de discursos abstractos sobre cómo se debe hacer la arqueología. sino de las arqueologías. la arqueología clasicista enfocada en Grecia y el Imperio Romano." Langebaek "considera que el objetivo de la Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. el relativismo. No obstante. Finalmente. Por lo tanto acepté la amable invitación que los editores de esta revista me hicieron de participar en esta serie de conversaciones sobre "La Teoría en la práctica de la arqueología en Colombia". la práctica de la arqueología cambia por el impacto que tengan los resultados que diferentes modos de hacerla puedan producir. Si alguien tuviera duda que sea conveniente hablar. El Conflicto de Ideas Uno podría plantear que el postmodernismo descubrió su multiplicidad de voces o narrativas precisamente en el mismo sentido dudoso que Colón "descubrió" América. sino también en otras disciplinas) de un grado de fragmentación sin precedente. No es una gran novedad que. "el objetivo de la arqueología es producir un discurso histórico sobre la identidad a partir de objetos. pero prefiero tratar de ponerlas en acción.Teorías en la Práctica de la Arqueología en Colombia I LO DIFÍCIL DE LA ARQUEOLOGÍA arqueología es conocer mejor el pasado. nos encontramos una vez más en el gran campo de batalla entre la ciencia. No pretendo presentar ninguna reseña o evaluación. Algunas de estas voces cuentan narrativas que producen contradicciones entre ellas. sino más bien algunas observaciones personales que puedan ser relevantes." Obviamente.3 No. Esta gran división entre perspectivas tan diferentes. se realiza por medio de ideas en conflicto. tanto como en el contexto de arqueología." Según Mora es "el estudio y explicación del cambio en las sociedades humanas pasadas y presentes. Las críticas postmodernas citadas y aplicadas a la arqueología colombiana. Para Gnecco. pero no estoy convencido que represente una situación tan extraordinaria.

en la mayor parte de la investigación arqueológica que se realiza hoy día en los Estados Unidos. la presencia de los objetivos generales compartidos de la arqueología antropológica. y construcciones nuevas que de una manera u otra aprovechan derivados de las dos. Mora. disfrazada como arqueología "seleccionista". y Dunnell. que no es más que un llamado a regresar al estudio del registro arqueológico en si mismo. hay algunas que se ven como complementarias. porque sigue sana y viva como el marco teórico. No habían voces suficientes. Sánchez. (Y hasta ha vuelto a la vida en la discusión teórica. porque en realidad la arqueología histórico-cultural debe su existencia continuada. los participantes de ambos lados simplemente no han encontrado nada que decir que haya interesado a los otros. En parte. cuando dice. 02 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. al mismo tiempo. reacciones en contra estimuladas por la nueva arqueología. Comparto la perspectiva de Mora. editores. esta separación tan fuerte se debe al espacio geográfico y a la cronología que ellas trabajan. pero la diversidad de voces de 2005 no habría sido posible en 1965. "para que una teoría sea útil es necesario que ésta esté en continuo movimiento". u otras características.3 No. produjo un conflicto fuerte de ideas. y algunas más que simplemente ocupan otros planetas y no ofrecen nada relevante. Drennan estas sociedades que. Desde el punto de vista de cualquiera de estas arqueologías. Langebaek. 1997]). Se podrían agrupar en familias de arqueologías emparentadas por sus objetivos. por el otro. aunque sea implícito. sería un síntoma de miopía ver a la nueva arqueología como un movimiento breve y fallido que tuvo poco impacto en una tradición histórico-cultural. Criticada desde el principio por algunos de sus propios fundadores. por un lado. otras que presentan contradicciones irreducibles. como señalan Oyuela y Riverón. No es que haya existido conflicto.C. sino a cierta falta de la energía requerida para la lucha directa con las ideas teóricas. La discusión teórica norteamericana a principios del siglo XXI gira alrededor de elementos rescatados del naufragio de la nueva arqueología. Este momento de riqueza de ideas teóricas en la arqueología bien puede no tener precedente. Ninguna de estas dos arqueologías ha "excluido" a la otra.) En este caso. O'Brien. pero no han compartido una base suficiente que permita mantener alguna conversación (a pesar de esfuerzos esporádicos de iniciarla). y Politis concuerdan en identificar una situación semejante en Colombia. orientaciones. y la historia del arte y el estudio muy particularista de la antigüedad clásica de Grecia y Roma. como dos arqueologías. Con cierta influencia de la historia social en la arqueología clasicista. a la famosa "nueva arqueología" de los años 60 y 70 en los Estados Unidos. existe la gran diferencia de objetivos e intereses teóricos entre la antropología. 1973) identificaron los mismos excesos de un "cienticismo" simplista. Sería fácil identificar decenas de arqueologías actualmente en Norteamérica (Oyuela y Riverón mencionan algunas). sean miembros de la otra. ha surgido recientemente otro inicio de conversación entre estas dos arqueologías acerca de estudios regionales de asentamientos. aunque con tanta trayectoria de separación. Es posible plantear que la arqueología historico-cultural "ganó". Sin embargo. Estas condiciones proporcionan gran cantidad de materia prima para la elaboración y evolución del aspecto teórico de las diversas arqueologías. al denominarla "la nueva arqueología. temas principales. Más aún. El gremio arqueológico norteamericano es hoy diez veces más grande que en el momento de nacimiento de la nueva arqueología. Gnecco." siempre hemos identificado por lo menos dos arqueologías diferentes en aquel momento histórico. Entre otras cosas. y a la historia cultural tradicional en contra de la cual ésta protestó.Robert D. Tampoco es una exageración identificar. y es muy difícil encontrar en una revista. Doy por hecho que la presencia de cinco arqueólogos garantiza un mínimo de siete opiniones diferentes. (En realidad. una referencia bibliográfica de la otra. que más recientemente han sido descubiertos de nuevo por la crítica postprocesual. los malentendidos han sido frecuentes y difíciles de corregir. junto con la gran diferencia de conceptos y métodos. ya que casi no se ha practicado ninguna arqueología antropológica en áreas circundantes al Mediterráneo para períodos posteriores a 1000 a. esta no habría sido una posibilidad demográfica anteriormente. no a su vigor intelectual. métodos. como todos sabemos. Algunas de las críticas iniciales (por ejemplo la de Flannery. y olvidarnos de las actividades y organizaciones humanas que lo produjeron [Lyman.3 . la nueva arqueología murió casi tan pronto nació.

mirando una casa de diseño muy diferente a la propia. 2003a. no-científicos. y aún si lo privilegiara. entonces. que serviría para la casa propia. análisis de DNA. cuya "búsqueda" sólo produce "unos cuantos encuentros" entre mucho que él critica. Estas tecnologías son fundamentales para cualquier estudio que depende de algún conocimiento de lo que sucedió en un pasado no documentado históricamente. Aparicio 2003). Finalmente. La Ciencia No dudo en describir como científica la estructura teórica a la cual me interesa aportar en la arqueología. una arqueología no es científica porque pretende llegar a la Verdad con mayúscula (cf. la arquitectura no es sólo cuestión de belleza visual de forma. a la vez acepta y respeta la existencia de otros mundos. como parte esencial de la tarea. Es muy útil mirar. Estas herramientas también son fundamentales para cualquier clase de estudio de las huellas materiales del pasado. y no pueden ser incorporadas a la misma estructura teórica. La teoría que me interesa no privilegia este aspecto. En el presente contexto. pese a que se vea bonita en otra casa. y que es posible acercarse a esta realidad mediante la arqueología. ya que los diseños de las casas que construimos parecen muy diferentes). antes descartada. En otros casos. que pueden tener también "sus verdades" diferentes. Piazzini o Langebaek 2005:108). escogemos las piedras y vigas que necesitamos de entre las ideas disponibles. imágenes de satélite. las casas que los otros construyen. etcétera. Para Gnecco (2003b:9) "ya no cabe la voz que mira. Son bien justificadas las críticas del concepto simplista de ciencia. Requiere una explicación más amplia. una estructura teórica es una casa constantemente en construcción y remodelación. Para mi. Una arqueología científica. ni casi perfecta. Una arqueología no es científica porque enfatiza el aspecto material de los asuntos humanos. buscando piedras y vigas bonitas (aunque probablemente con sensibilidades estéticas distintas. también tiene una función que cumplir. Cuando digo que la estructura teórica que quiero ayudar a elaborar en la arqueología es científica. ni casi completa.3 03 . Como Gnecco. la arqueología (o una arqueología) no es necesariamente científica porque utiliza tecnologías tales como dataciones radiocarbónicas. Langebaek 2003:146. adoptado por algunos arqueólogos colombianos a principios del siglo pasado tanto como por algunos arqueólogos norteamericanos a mediados del mismo siglo (por ejemplo. pero su utilización no lo convierte en ciencia (cf. simplemente no es posible establecer ninguna relación. rechazar las ideas que simplemente no son consistentes con el diseño de la casa. La disciplina evoluciona por medio de este proceso de construcción y remodelación teórica constante. lo veo. a pesar de que esta palabra ya no es. y no sirve para nada incorporarla. Gnecco 2003b:204). por lo menos a principios del siglo XXI. En primer lugar. No soy tan optimista de lograr la gran síntesis. Pero uno también puede llegar a entender la necesidad de rechazar una piedra que sería muy fea como componente de la casa propia. La arqueología a la cual me refiero no es científica porque comparte la lógica muy limitada de Popper o Hempel. la caracterización de la arqueología como ciencia es muy fácil de malentender (o distorcionar). finalmente. su concepto es mucho más amplio. pueden persistir diferentes estilos de arquitectura. 2005:108). no significa que tenga una objetividad perfecta. y no es preocupante si no hay consenso acerca de qué sea hermoso y qué sea feo. pero aprovecharlas no convierte el estudio en ciencia (cf. están en conflicto. Algunas ideas. con ojos críticos. Parece que Mora (2004) espera finalmente encontrar una síntesis que permita acomodar todas las piedras y vigas que el pensamiento teórico produzca. Estoy totalmente de acuerdo. Una arqueología científica. asume que lo que sucedió en el pasado es una realidad. Por supuesto.Teorías en la Práctica de la Arqueología en Colombia Gnecco habla de "una constante búsqueda". para algunos. mide y decide" (la multivocalidad tiene sus límites). o inventamos otras. Y uno puede aprender y aprovechar una manera muy eficiente de colocar vigas sobre piedras. sin embargo. Como el arquitecto. Desde luego. Uno puede llegar a apreciar la belleza de una piedra. esa voz tampoco cabe en una arqueología científica. no sería razón suficiente para calificarla como científica. aparatos de GPS. Gnecco y yo andamos. análisis de suelos. no pretende una neutralidad completa. Los contextos Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. ni de complementaridad entre una idea y el diseño de la casa. Gnecco 1999. Tampoco es ciencia porque las cosas se miden y se cuentan ni porque se aplican las herramientas de la estadística. Igualmente.3 No. Langebaek 2003:202. reconoce que cualquier cosa que se diga acerca del pasado es producto del contexto social en el cual se dice. una manera de legitimar la tarea sino de deslegitimarla. ni de conflicto.

Su estructura teórica es lo que nos ofrece comprensión de lo que sucedió en el pasado. Lo hace por medio de la evaluación crítica de la evidencia. Estos dos modos de conocer el pasado. y no tiene que conducir al conflicto irreducible. así como lo presenta Gnecco (1999:100). y no allá? ¿Cómo llegó a suceder cuando sucedió. y sostener. estoy de acuerdo con la relación entre tales modos de ver el pasado que plantea Gnecco (1999:70). Algunos grupos indígenas mantienen una tradición. durante los primeros siglos d. por ejemplo. por ejemplo. sin pretensiones de que lo que se diga en el uno tenga valor para el otro. No hay nada que prohiba que los resultados de una arqueología científica aporten a la construcción y consolidación de la identidad de grupos indígenas. No sobra observar que tales diferencias entre modos inconmensurables de saber no surgen únicamente entre "el arqueólogo" y "el indígena". o nacionales. Esta manera de trabajar no es "un ataque de optimismo positivo" (Gnecco 2003b:15). No parece tan diferente al concepto del procedimiento hermenéutico.Robert D. y no niega el principio del relativismo. dicen que la primera ocupación humana de Norteamérica sucedió unos 15. en principio por lo menos. perfectamente consistentes. establecen límites a lo que somos capaces de concebir.000 años. mientras que la de otra región siguió otro? ¿Por qué sucedió cierta cosa aquí.000 a 20. Una arqueología científica también tiene objetivos que van más allá que evaluar las evidencias sobre lo que sucedió en el pasado. y hasta complementarios. muchas veces estaremos equivocados (aceptar la mera posibilidad de "equivocarnos" parte del supuesto que existe una realidad a la cual algunas narrativas corresponden mejor que otras). que.C. Al mismo tiempo.. finalmente.000 años atrás. esta narrativa es preferible a una que describe la construcción de grandes pirámides en la Sabana de Bogotá hace 1. Me parece que. Las evidencias no la "comprueban" en el sentido de que siempre está sujeta a revisión si se presentan nuevas evidencias u otra narrativa más convincente en su correspondencia con las evidencias. Algunos (arqueólogos tanto como indígenas) manejan tales conflictos por medio de una "compartamentalización" de los dos mundos. Con la teoría pasamos de cuestiones sobre qué sucedió (y dónde y cuándo) a los cómos y por qués. No tiene que existir ningún conflicto entre esta concepción de una arqueología científica y el programa de aportar a un discurso sobre la identidad. locales. sino también pueden surgir entre arqueólogos (y que son de un carácter diferente al desacuerdo sobre las interpretaciones de evidencias). uno con base en evidencias de restos materiales y otro con base en t ra d i c i ó n s a g ra d a . ¿Cómo es que la trayectoria de cambio social en una región siguió cierto curso. pero aceptando y respetando los 04 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. en los cuales trabajamos los arqueólogos. Son "distintas formas de ver el pasado. Esta situación puede presentarse en la relación entre una arqueología científica y un discurso sobre identidad. Drennan sociales y culturales. El proceso no es rápido ni fácil. Esta evaluación no da certeza absoluta. y no en otra época? No creo que vayamos a poder contestar tales preguntas con leyes del comportamiento humano. decir.000 años es equivocada. Estos son los conceptos que aprovechamos para la construcción de la casa teórica referida anteriormente. la diversidad de arqueologías que florecen actualmente ofrecen distintos conceptos útiles. porque es más consistente con una evaluación crítica de las evidencias. s o n v e r d a d e ra m e n t e inconmensurables.000 años es equivocada. Los objetivos de las dos son diferentes. Una arqueología científica aprovecha todas las herramientas a su disposición para minimizar el impacto del primero y maximizar el del segundo. pero cabe enfatizar que esto no sucede necesariamente. pero valiosos y. podemos decir con confianza. Un modo de conocer el pasado que desprecia la evaluación de las evidencias del registro arqueológico presenta una situación diferente con relación a una arqueología científica. en forma de restos materiales producto de las actividades humanas en el pasado. Decimos que esto no sucedió en la misma época en la Sabana de Bogotá. también porque es lo que las evidencias indican. vivía una gente en la zona de San Agustín construyendo montículos funerarios y estatuas.3 . Pero. según la cual sus ancestros han ocupado su terreno actual desde el comienzo del tiempo. Los arqueólogos científicos. No tenemos que escoger entre estas dos arqueologías. En el mundo de una arqueología científica. que no se excluyen entre sí y que pueden coexistir en su inconmensurabilidad" (Aparicio 2003:293). Lo que sucedió en el pasado también lo hace. es válido decir en el mundo de la tradición sagrada que la idea que los ancestros llegaron por primera vez hace menos de 20. preguntar. en esto. en el mundo de una arqueología científica es válido decir que la evidencia indica que la idea de una ocupación humana que lleva más de 20. Igualmente.3 No.

Desde luego. El "movimiento" que la teoría necesita para su desarrollo "se adquiere en el debate. Las discusiones de pura teoría pueden construir una gran diversidad de casas con estas características. y al mismo tiempo evaluándola por medio de los éxitos y las fallas encontrados en el intento. Pero a la larga. requerimos. las remodelaciones más importantes a las estructuras teóricas surgen de los esfuerzos de acomodar. Mora describe este esfuerzo de acomodar las evidencias en una estructura teórica como "un constante diálogo y una discusión profunda". se daña la fiesta. Pero finalmente. de "rechazar" ni una versión ni otra. En muchas instancias. es que la arqueología colombiana ha sido regida por un empirismo que esquiva la discusión explícita de asuntos teóricos (aunque Langebaek [2005:109] también se preocupa por la esterilidad de "especulaciones de salón" desvinculadas del registro arqueológico). construir una narrativa de) las actividades humanas que produjeron el patrón de restos encontrados. Son muy pocos los intentos sistemáticos y rigurosos de trazar toda la lógica que vincula un conjunto específico de restos arqueológicos. pero se ha desarrollado una conversación teórica muy rica en los últimos años. Según mi concepto personal. lo que más hace falta en la arqueología no es la investigación empírica (a pesar de que siempre habrá mucho más que hacer en el campo). lo que más hace falta es trabajo que logre la integración de estos dos elementos. Tiene que alojar a la familia de evidencias sobre lo que sucedió en el pasado. ni de "sintetizar" los dos. en el análisis de nuevos casos. En la casa teórica que construimos. y estar acorde con sus actividades. o 500 a. Otros (arqueólogos e indígenas u otros similarmente afectados) no son capaces de adoptar esta perspectiva. y económico en el cual practicamos la arqueología han influido. y eventualmente con las ideas teóricas más consistentes con estas actividades humanas que parecen haber sucedido. las evidencias que el trabajo empírico produzca. Lo Difícil Lo realmente interesante y constructivo que surge de ideas en conflicto.? ¿Qué grado de especia- Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. Uno sirve mejor para ciertos fines. Langebaek (2005:97-103) describe exactamente este proceso en la evolución durante el siglo XX. Y estas mismas teorías tienden a recibir nuevas decoraciones tan pronto aparece una nueva moda. y no en la institucionalización de la teoría". Lo difícil es conectar los dos. Es raro encontrar atención dedicada a la evaluación de teorías (ideas sobre los cómos y porqués). pero es la acumulación de resultados empíricos de investigaciones la que ha desempeñado el papel preponderante. político. La teoría "pura" es mucho más escasa. las teorías arqueológicas del momento representan las ideas en boga en un campo no limitado a la arqueología. a veces no es mucho más que las "especulaciones de salón" que critica Langebaek. de nuestra comprensión de los orígenes de la agricultura y la complejización de la organización social en la Colombia prehispánica. Sin embargo. ¿La construcción de montículos funerarios empieza en el Alto Magdalena en 100 d.C. Si no caben todos los invitados en el comedor. en sus salones. Lástima. De igual manera. utilizando la teoría para ofrecernos comprensión de lo que sucedió.3 No.Teorías en la Práctica de la Arqueología en Colombia dos. los cambios durante el siglo XX en el contexto social. Toca remodelar. Ha sido. especialmente escasa en la práctica de la arqueología en Colombia. la investigación arqueológica incluye solamente los más mínimos esfuerzos de reconstruir (o si prefiere. concierne a las (re)construcciones que hacemos de lo que sucedió en el pasado. Un consenso que emerge fuertemente de los artículos anteriores de esta serie. belleza de forma y diseño coherente. tal vez. entonces.3 05 . En su mayoría consiste en excavar huecos en sitios y describir los restos encontrados (acabo de recibir una invitación a una presentación sobre "Los artefactos de piedra pulida del alto valle del Ohio"). Creo que podríamos decir lo mismo acerca de la investigación arqueológica de cualquier parte del mundo que conozco. la función de la casa es lo más importante.C. Obviamente. porque realmente no hay manera de "resolver" tales conflictos. La mayor parte del debate en la arqueología. incluida la de Norteamérica. como se mencionó anteriormente. el otro para otros. y mucho menos el trabajo netamente empírico del campo. y optan por desdeñar al "otro" y magnificar el conflicto. por el lado de la discusión teórica. está basado en una visión compartida de los principios científicos de evaluación crítica de evidencias. No es la construcción de "gran teoría" en abstracto lo que es más difícil en la arqueología. Politis encuentra una situación semejante en gran parte de Latinoamérica. con las mejores narrativas que podemos construir acerca de lo que se hizo en el pasado.

Preguntar cómo surgieron las diferencias entre las trayectorias sociales del Alto Magdalena y el área Muisca después del establecimiento de la vida sedentaria (Langebaek 2005:102) representa un avance sobre el planteamiento (propuesto hace 80 años) que la complejización social resulta automáticamente de la invención de la agricultura porque esta última liberó tiempo suficiente de la subsistencia para poder "construir cultura". de secuencias de varias partes del mundo. ya sabiendo exactamente qué es necesario. "La acumulación de conocimiento". Langebaek 2005) enfatizan las relaciones asimétricas en lo que Mora (2004) llama (sin estar seguro que realmente existe) "la arqueología global". Pero tenemos que tratar de responder bien a tales preguntas. han sido más que todo "consumidores de teoría" fabricada en los "centros metropolitanos" de otras partes del mundo. de la cual habla Sánchez. Más que todo es cuestión de elaborar y utilizar conceptos adecuados para el análisis e interpretación de la información que se recupera en el campo. y la reflexión sobre el proceso de evaluación. porque el modo de trabajar en el campo anteriormente no la ha recuperado. Drennan lización económica existe durante el Clásico Regional? ¿La estatuaria agustiniana representa prácticas chamánicas? ¿El Alto Magdalena se abandona hacia 900 d.3 . al acercarme a este tema (aún más que en lo anterior). Además. Langebaek. Sánchez. o para trabajar en el campo con cerebro apagado o para trabajar solamente en sus sillas.? ¿O la población crece? Estas preguntas. A veces requiere la aplicación de métodos innovadores para extraer información del registro arqueológico. No viene de los discursos hegemónicos que algunos arqueólogos de múltiples nacionalidades y campos teóricos han planteado ("mi pirámide es más grande que la tuya" a nivel empírico. ¿De dónde viene este avance en la arqueología? No viene de la simple descripción de restos arqueológicos. "comenzaré a recorrer un camino espinoso" por todas las mismas razones 06 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. aún si tenemos que medir esta última principalmente por la sofisticación de las preguntas que hacemos. Politis y Pérez 2004. esta idea teórica se hundió y se ahogó. o "mi teoría es de corte más reciente que la tuya" a nivel teórico). Este trabajo de amarrar evidencias a teorías aporta más. en las cuales no se vio mucha complejización social durante siglos o milenios después del establecimiento de una subsistencia agrícola. El debate sobre teoría pura tampoco lo produce. Segundo. hay que salir al campo para recuperar información relevante. Mora 2004. sino más bien presentar unas observaciones desconectadas y a veces muy personales (y probablemente idiosincráticas) acerca de patrones y vías de comunicación académica. Por lo tanto. al desarrollo teórico que escribir cosas abstractas sobre teoría en sí. y Politis y otros artículos recientes (tales como Politis 2003.Robert D. La Metrópoli Existe una fuerte percepción según la cual los colombianos. porque la evaluación de la teoría (sobre los cómos y porqués) depende de dichas respuestas. finalmente. No pretendo realizar aquí un análisis comprensivo de este aspecto de la práctica de la arqueología. son los fundamentos del proceso. como tantas piedras. Consiste. tanto como latinoamericanos de otras nacionalidades. aunque ésta ha aportado. porque tienen que ver con qué sucedió. La evaluación crítica de las evidencias que encontramos en el registro arqueológico. que no es tan importante saber si los tiestos de una región son muy parecidos a los de otra región sino saber. El aporte clave. de manera que. en darse cuenta de la clase de evidencia que se necesita en este caso. primero. Es tan difícil que muchos arqueólogos la han abandonado. Estoy muy consciente que. fue amarrar estas evidencias firmemente a la teoría. pero cualquier historia de la arqueología (mundial o colombiana) demuestra que lo que sabemos del pasado ha crecido mucho. no son teóricas. Este trabajo exige mucha claridad conceptual en cuanto a la teoría. es lo que más hace falta en la arqueología. Lo que la mató fue una acumulación de evidencias. Los resultados siempre son sujetos a revisión. Esta es la parte más difícil de la labor arqueológica. Las intervenciones de Mora. para varias regiones. dónde y cuándo. en este caso. no es un sueño. la comprensión que tenemos de estos sucesos es más sofisticada. La idea que la agricultura "causa" la complejización social porque proporciona tiempo extra para "construir cultura" fue criticada desde el principio por algunos que no la vieron como razonable en sí.3 No. por ejemplo. con todo el peso. Es así que se produce el diálogo entre datos y teoría en donde Mora sitúa la fuente del movimiento esencial para la teoría. cuándo se estableció la agricultura y cómo cambió la organización social después. Piazzini. especialmente Norteamérica. para mi. pero esta crítica no la mató.C.

comunidades. las culturas. Politis. Esta es precisamente la tarea a la cual me referí en la sección anterior como la más difícil en la arqueología: conectar las evidencias empíricas a las ideas teóricas interesantes. esta delineación de culturas arqueológicas sirve de base para las descripciones normativas de los objetos. indígenas y coloniales.3 07 . y otras. Como se mencionó arriba. afortunadamente. La delineación de culturas arqueológicas y sus relaciones espaciales y temporales sirve para caracterizar el registro arqueológico. por ejemplo. como las entidades que estudiamos mediante sus restos materiales. y migraciones. no llegó). No había necesidad de cambiar mucho los métodos. Existen fuertes paralelos. las fases. Según Politis. Los estilos. no es propiamente la corriente teórica mayoritariamente norteamericana referida tantas veces en esta serie de conversaciones. La nueva arqueología tampoco tenía mucho éxito en este campo. en la discusión de "teoría de rango medio" en la arqueología norteamericana. japoneses. La arqueología social latinoamericana también surgió de lo que Politis llama el "disconformismo con los enfoques históricoculturales". dinastías. Para mi. entonces. de excavar sitios. sí existe una arqueología global. sino más bien como un invierno que. y estoy de acuerdo. unidades políticas. La nueva arqueología norteamericana combinó su programa super-científico para la explicación con la esperanza de elaborar tales conceptos interpretativos. Se trató de combinar el activismo sociopolítico con la búsqueda de nuevos modos de hacer la arqueología. las tradiciones y los horizontes arqueológicos tienen que ser remplazados por unidades domésticas. donde la arqueología se practica en el contexto de la antropología. Lo que se requirió y nunca se logró. casi todas planteadas como ataques en contra de la nueva arqueología (vista no como una primavera. No es decir que los arqueólogos siempre se acordaban de la delineación de culturas y sus relaciones espaciotemporales. El lenguaje de la arqueología histórico-cultural no es capaz de sostener una participación en discusiones de los temas que surgen finalmente de una consideración de la condición humana en el presente vivo. rusos. sino que este lenguaje de culturas arqueológicas sirvió bien para manejar toda esta discusión. generales. En las Américas. Oyuela y Riverón extienden esta observación a Norteamérica e Inglaterra. Mora (2004:13) describe la arqueología social como "una primavera que nunca llegó. invasiones. fue elaborar los conceptos interpretativos que permitieran utilizar los resultados de la excavación de sitios para hablar convincentemente de las sociedades humanas en el pasado. locales. creencias.Teorías en la Práctica de la Arqueología en Colombia que cita Politis al utilizar esta frase al inicio de su artículo en el número anterior de esta revista. los Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. También parece el paradigma dominante en la arqueología practicada por los franceses. chinos. alemanes. se organizaron en grupos. Sin embargo. y hasta pensaron y creyeron (ver Drennan 1996). y otros concurren en el epitafio que de costumbre se le pone a la arqueología social: que nunca pudo desarrollar una metodología adecuada a sus objetivos. y se concatena fácilmente con una visión histórica enfocada en reyes. si el objetivo es hablar de seres humanos que realizaron actividades. Langebaek. pero llamó la atención a esta necesidad. Desde mi óptica.3 No. Murió en el fuego cruzado entre la gran variedad de arqueologías que animan el debate arqueológico centrado actualmente en Norteamérica. La excepción principal que tenemos que considerar es América. Estas últimas también pueden ser acomodadas a las grandes etapas marxistas de la evolución de la cultura humana. Mora. por ejemplo. decidí seguir adelante porque estoy convencido que los riesgos de no conversar el tema abiertamente son más graves que los de conversarlo. españoles. Y sigue siendo el lenguaje casi exclusivo de la arqueología de la mayoría del mundo. entre la nueva arqueología y la arqueología social en cuanto a sus orígenes y fallas. Es la historia cultural." Tampoco llegó la primavera de la nueva arqueología. y esta atención ha continuado. Este paradigma proporciona unas herramientas conceptuales adecuadas para los objetivos generales compartidos por las arqueologías de tantos países. El problema de la arqueología americana (norte y sur) surge más que todo de su vinculación con la antropología. el elemento clave que faltaba no es exactamente metodológico. todos los autores que han participado en esta serie de conversaciones señalan a la historia cultural como el marco teórico popular de Colombia y de Latinoamérica. Las mismas herramientas conceptuales de la historia cultural han servido bien para efectos de constituir y consolidar la identidad cultural en todos sus contextos (hegemónicos y anti-hegemónicos) nacionales. y muchas otras nacionalidades. pero su manera de no llegar fue diferente. y prácticas de las diferentes culturas.

Las voces latinoamericanas no son muy fuertes en el debate. el resultado podría haber sido diferente. El arqueólogo no latinoamericano con el mayor impacto fue el inglés. que no es más que una historia antropológica. De manera similar. Desde los inicios de la nueva arqueología este núcleo incluyó cientos de arqueólogos profesionales. Es un debate americano que surge del desafecto a la historia cultural. si no nos gusta una participación asimétrica en el debate teórico en la arqueología americana. La arqueología histórico-cultural se adapta bien a sus objetivos. Childe (también ligado a la historia social inglesa). No estoy completamente convencido de este análisis y sus implicaciones pesimistas. aunque ésta no es irrelevante. que no parecen tener ningún interés en Derrida. pero es lo mismo entre Norteamérica e Inglaterra y no parece tener mucho impacto. Cualquiera que sea el poder místico del orden neo-colonial. Sin embargo. su reunión anual. El "impacto teórico" de los Estados Unidos. y otros. la fuerte influencia francesa en el debate actual no viene de los arqueólogos franceses. Lyotard. fue un componente central en la arqueología social. dudo que los arqueólogos vayamos a poder efectuar grandes modificaciones del orden neo-colonial. Desafortunadamente. Las revistas y los libros de las dos regiones son muy accesibles en ambas. Francia y España en la arqueología latinoamericana se correlaciona con "su actualidad como potencia colonial". y japoneses es nula. Foucault. pero no vino de los arqueólogos rusos. El panorama sería diferente si enfocáramos la atenciónen el aspecto metodológico de la arqueología. sino directamente de Marx y otros filósofos sociales marxistas. por supuesto.3 . y la mitad de quienes asisten cada año a una sola reunión. Esta interacción atenuada con Europa no se debe a dificultades en acceder a las revistas y los 08 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. conforman una red de comunicación que facilita de manera impresionante cualquier discusión académica que se inicie. pero la participación de los arqueólogos franceses. tiene implicaciones para la infraestructura del debate arqueológico que son más fáciles de observar y atacar. chinos.000 socios de esta sociedad. La red que permite la discusión intensa sobre la teoría arqueológica en Norteamérica está bien conectada a Inglaterra por razones obvias. vale la pena analizar sus componentes (neo-coloniales y otros) para identificar los que podemos aspirar a modificar. y su revista American Antiquity (y ahora Latin American Antiquity). La presencia de este número de arqueólogos y decenas de universidades con programas doctorales con especialización en arqueología (cada una con su biblioteca). pero el interés de estas conversaciones es la teoría. Drennan arqueólogos latinoamericanos están "destinados a ser dependientes" por "el orden neo-colonial". el debate teórico que nos concierne en esta serie de conversaciones no es global. españoles. Como este desafecto es producto del contexto antropológico de la arqueología en las Américas. conforma un mercado que posibilita la publicación comercial de una gran cantidad de otras revistas y libros de amplia circulación. porque no sufren del desafecto a la historia cultural. y esto es algo que podemos tratar de modificar. A pesar de ser poder hegemónico durante buena parte del siglo XX. El interés que generó la nueva arqueología en Inglaterra produjo una fuerte reacción en contra que alimenta en forma semejante la reacción norteamericana. Por un lado. Inglaterra. Atribuyo el interés que manifestaron algunos arqueólogos ingleses por la nueva arqueología más que todo al impacto en Inglaterra de la historia social. Ahora los 5. Si la arqueología social latinoamericana hubiera nacido en un contexto semejante. Los arqueólogos norteamericanos e ingleses comparten algunos intereses teóricos sobre los cuales conversar.Robert D. a veces con un fuerte componente marxista. Bourdieu. quienes leen cuatro veces al año la misma revista. como ha sido observado repetidamente. El nivel de participación común en reuniones es bajo. Por ejemplo ¿cómo es que se mantiene la discusión teórica en la arqueología norteamericana?. Una de las modalidades fundamentales ha sido la Society for American Archaeology. Es una conversación que no les interesa. No creo que el papel de diferentes países del primer mundo en la discusión teórica en la arqueología latinoamericana sea simple función de la actualidad de su hegemonía político económica.3 No. El idioma no pone obstáculo. Pero los enlaces con otros países europeos son mucho más débiles. rusos. la Unión Soviética no tenía impacto teórico en la arqueología latinoamericana porque no ha tenido lugar el debate teórico e innovación en la arqueología rusa. Pero la red de comunicación académica a la cual el arqueólogo en Latinoamérica usualmente tiene acceso (como consumidor o productor de información e ideas) es mucho más limitada. se siente muy poco en las demás partes del mundo. alemanes. El marxismo.

pero he visto intentos fracasados por falta de esta paciencia (por ambos lados). Desde luego. y la teoría norteamericana llega al sur (excesivamente para el gusto de algunos). (Esto se hizo. pero no es nada imposible. Esta revista ha fomentado una conversación fascinante y estimu- lante. Pero la audiencia que la escucha no consiste en arqueólogos norteamericanos e ingleses. no se extienden más allá de sus propias fronteras. que son los más interesados afuera de Latinoamérica. Tal vez no fue el caso ayer. se sienten en contravía. el diálogo internacional tiene muchas facetas. Este es tema aparte del presente.3 No. la cultura de participar como autor en una revista norteamericana o europea tiene sus misterios. Comparto el optimismo de Gnecco que la participación colombiana (y latinoamericana en general) en el discurso teórico puede aumentarse. no es. y se requiere de toda la paciencia y curiosidad (por ambos lados) que son necesarias para cualquier encuentro intercultural. que tiene un comité especial para promover lo que pueda facilitar este objetivo y una revista (Latin American Antiquity) que se inició para ampliar el espacio para la arqueología latinoamericana. Las arqueologías norteamericana y latinoamericana tienen intereses compatibles. Desde que empecé a explorar la arqueología colombiana.Teorías en la Práctica de la Arqueología en Colombia libros. La manera más eficaz de hablar a los arqueólogos norteamericanos e ingleses. Esto parece tan obvio que no hay necesidad de decirlo. y una mayoría de miembros cuyos intereses. franceses. La diferencia de idiomas no imposibilita el acceso a los pensadores franceses que han estado de moda en el mundo anglosajón a finales del siglo XX ni a los psicólogos alemanes de la primera mitad del siglo. en la cual me interesa mucho participar. La poca participación en el debate teórico en la arqueología norteamericana por parte de los alemanes. en el contexto de una sociedad con importantes funciones nacionales. una que tiene la capacidad de enriquecer a varias corrientes de la discusión teórica en el exterior. Hacer esto es más difícil para el arqueólogo colombiano que para el arqueólogo norteamericano. pero el Tercer Congreso de la Sociedad Colombiana de Arqueología que tuvo lugar en Popayán demuestra que sí es el caso hoy. La presencia de por lo menos un grupo de arqueólogos norteamericanos quienes quieren escuchar mejor la voz latinoamericana se manifiesta en la Society for American Archaeology. Tal vez no. La única garantía es que lo no enviado no se publica y no se lee. Internet facilita acceso a la información práctica que un autor necesita para someter su trabajo a una de tales revistas. no hay garantía que lo enviado se publique (especialmente sin que el editor exija revisiones). y los arqueólogos latinoamericanos que quieren no solo escuchar sino hablar. Existe una conversación teórica muy viva en Colombia. la cual queda casi completamente desconocida fuera del país. en esta revista. Para hablar en voz alta a ellos. y menos difícil que hace diez años. ni que lo publicado se lea. Tal vez las arqueologías anglosajona y continental pierden una oportunidad de enriquecerse con más diálogo. y las audiencias que pueden escuchar son muy diversas.) Desde luego. En primer lugar. porque la relación entre la teoría arqueológica norteamericana y latinoamericana tiene un carácter muy diferente. hay que hacerlo en inglés. como los de muchos arqueólogos de todos los países. La preocupación clara en esta serie de conversaciones es que la calle que comunica de norte a sur es angosta. es importante facilitar el acceso en el exterior a lo que se publica en Colombia (y los otros países latinoamericanos). pero podemos señalar algunos elementos sobre los cuales los arqueólogos podemos trabajar. La escasez de la voz latinoamericana en el debate sobre la teoría arqueológica no es porque las revistas principales de este debate han rechazado gran número de artículos recibidos de autores latinoamericanos. me impresionó la cantidad de investigación que se realizaba y publicaba. Esta situación se debía al hecho que no había manera de conseguir las publicaciones excepto visitando Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. Los que queremos participar en ello tenemos que aprovechar nuestras propias habilidades antropológicas para entender dónde es que los que queremos que nos escuchen suelen encontrar lo que consideran interesante y relevante. obviamente. por ejemplo. y españoles parece más el resultado de la incompatibilidad de intereses que de cualquier otra cosa. En segundo lugar.3 09 . en las revistas publicadas allí o en las reuniones que se realizan en esos lugares. no sólo la practicada por los norteamericanos sino también por los latinoamericanos. ¿Cómo hacer que esto se comunique al exterior en un contexto que aporte al continuo desarrollo teórico de la arqueología colombiana? No tengo solución que garantice la llegada del milenio.

conocedores de la arqueología social peruana. ha logrado mucho en un tiempo corto con su revista y sus congresos. pero las sociedades nacionales a veces tienen más continuidad. Aunque el intento original de University of Pittsburgh Latin American Archaeology Publications fue abrir un camino de sur a norte para los libros publicados en América Latina. Los norteamericanos no son los únicos que no escuchan cuando los latinoamericanos hablan. mucho más costoso de lo que algunos departamentos y 10 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. Drennan Colombia y. y este acceso ha sido muy limitado para los arqueólogos latinoamericanos. por ejemplo. por ejemplo. la atención al entrenamiento de los arqueólogos colombianos (y latinoamericanos) del futuro es un elemento crítico. un número creciente de los libros latinoamericanos que vendemos se envían a América Latina misma.pitt. Es de esperar que por lo menos algunos de estos programas de maestría tengan éxito y eventualmente se conviertan en programas doctorales. A veces da vergüenza el número pequeño de ejemplares que se venden. Un programa de maestría o doctorado es costoso para una institución.edu/~laap> para ser enviado desde Pittsburgh. Me alegra mucho que esta posibilidad ayude a agilizar la comunicación entre países latinoamericanos. es fundamental continuar el fortalecimiento de la arqueología en Colombia y los espacios para el diálogo nacional. Y estos incluyen libros y revistas que más y más tienen fuerte contenido teórico. El arqueólogo bogotano. Una comunidad arqueológica que ha tenido buen acceso a estas oportunidades es más fuerte. Los que no lo tengan no son en ningún sentido defectuosos ni limitados. Para que logre sus objetivos.3 . he observado que peruanos. confiera poderes mágicos. Puede abrir nuevos horizontes. pero por esta modalidad han llegado a arqueólogos y bibliotecas norteamericanas y europeas miles de libros latinoamericanos (libros que estos arqueólogos y bibliotecas han tenido el interés de comprar por su propia voluntad). que quiere comprar un libro del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México o un número del Boletín de Arqueología de la Universidad Católica del Perú. No es que el Ph. lo encuentra en <www. El próximo paso ya se ha dado con el establecimiento de programas de maestría en Colombia y otros países que no los han tenido antes. conociendo a alguien que se las regalara. Finalmente.D. pero podemos encontrar soluciones más eficientes con colaboraciones entre instituciones en diferentes países latinoamericanos que nosotros mismos podemos confeccionar.3 No. La participación internacional en sus actividades tiene una importancia especial. La gran mayoría tienen que salir de sus países para hacerlo. tendrá que llegar a las manos de un buen número de arqueólogos en muchos países. enmuchos casos. Pero el entrenamiento doctoral representa una oportunidad para la ampliación y profundización teórica y metodológica. En este contexto. En la Universidad de Pittsburgh.Robert D. y la situación es agravada por la inestabilidad de algunas instituciones y sus compromisos con la arqueología. He tenido la buena fortuna de poder trabajar con arqueólogos de todas partes de Latinoamérica en el programa doctoral de la Universidad de Pittsburgh. Lo que llamamos Latin American Archaeology Publications vende al público cualquier publicación arqueológica latinoamericana que podamos conseguir. La Sociedad Colombiana de Arqueología es un elemento fuerte y necesario. Claro que el impacto no ha movido el continente. crea un nuevo espacio muy valioso para esta clase de diálogo. hemos tratado de construir una red de distribución para publicaciones latinoamericanas sobre arqueología. por ejemplo. Reuniones como el World Archaeological Congress o las Reuniones Internacionales de Teoría Arqueológica en Suramérica tienen la gran ventaja de ser netamente internacionales. La fragmentación producida por las fronteras nacionales en Latinoamérica es impresionante. pero esperamos que ayude a ampliar las vías de comunicación de sur a norte. Ecuatorianos han observado que es más fácil explorar la arqueología de Colombia o del Perú en Pittsburgh que en Quito o Guayaquil. Afortunadamente la accesibilidad para estas oportunidades en el exterior se ha ampliado en años recientes. porque el diálogo nacional tiene que ser también una vía hacia un diálogo latinoamericano multinacional. El debate teórico centrado hoy en Norteamérica se realiza en un ámbito compuesto de miles de arqueólogos profesionales con doctorado. Pensar en términos de colaboración inter-institucional e internacional en esta evolución tiene grandes ventajas. En tercer lugar. no saben mucho de los aportes venezolanos y mexicanos. Los arqueólogos mismos podemos facilitar la circulación de publicaciones mediante nuestras propias redes de comunicación. y en este momento no es fácil que se aproveche alguna red existente de distribución comprensiva. El lanzamiento de la revista Arqueología Suramericana / Arqueologia SulAmericana.

Universidad de los Andes. ______________. Cristóbal Gnecco y Emilio Piazzini. 1973. Si tales colaboraciones logran trascender las fronteras nacionales. pp. BIBLIOGRAFÍA APARICIO. En Arqueología al desnudo: Reflexiones sobre la práctica disciplinaria. Popayán: Editorial Universidad del Cauca. Journal of Archaeological Research 4:95-132. 5-24. Cristóbal.. Americanist Culture History: Fundamentals of Time. Popayán: Editorial Universidad del Cauca. ayudar a combatir todas las otras clases de problemas que surgen de la fragmentación que estas fronteras producen. editores. ______________.3 No. pp. New York: Plenum Press. LANGEBAEK Rueda. and Form. En Arqueología al desnudo: Reflexiones sobre la práctica disciplinaria. New York: Wiley. Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. 203-222.3 11 . Bogotá: Departamento de Antropología. Dunnell (editores). Redman. 1996. Arqueología colombiana: Ciencia. Space. “Archeology with a Capital S”. FLANNERY. and Robert C. editores. LYMAN. 267-299. 1997. 2003. Michael J. pueden acceder a una diversidad mayor de recursos y. Bogotá: Colciencias. 2005. Multivocalidad histórica: Hacia una cartografía postcolonial de la arqueología. al mismo tiempo. 47-53. Juan Ricardo. 2003b “El erotismo de la desnudez arqueológica”. editores. O'Brien. En Research and Theory in Current Archeology. No son muchas las universidades que tienen recursos suficientes en el sentido económico. ed. 1999. Un consorcio de universidades puede tener mayor posibilidad de éxito. Lee. Las universidades argentinas colaboran en un sistema de estudios doctorales en conjunto. que presenta un modelo que puede ser estudiado. En Arqueología al desnudo: Reflexiones sobre la práctica disciplinaria. pasado y exclusión. Kent V. físico. Robert D. o humano. 2003a “Arqueología en Colombia: El proyecto científico y la insubordinación histórica”. Betwixt and Between in the Intermediate Area. GNECCO. ________________________________.Teorías en la Práctica de la Arqueología en Colombia administraciones universitarios han pensado. 2003. Arqueología Suramericana/Arqueologia SulAmericana 1(1):96-114. Cristóbal Gnecco y Emilio Piazzini. pp. Cristóbal Gnecco y Emilio Piazzini. “ L o s h e c h o s científicos y la arqueología de Colombia”. Arqueología de Colombia: Balance y retos. Carl Henrik. pp. R. Charles L. DRENNAN. Popayán: Editorial Universidad del Cauca.

Latin American Archaeology: From Colonialism to Globalization.3 No. pp. Lynn Meskell and Robert W. New York: Picador USA. Gustavo G. Malden. Fashionable Nonsense: Postmodern Intellectuals' Abuse of Science. Popayán. y José Antonio Pérez Gollán. 1999.Robert D.3 . diálogo: Una perspectiva para la arqueología del sur. Alan. The Theoretical Landscape and the Methodological Development of Archaeoogy in Latin America. 353-373. Santiago. 2004. American Antiquity 62:245-272. SOKAL. Ponencia presentada al III Congreso de Arqueología en Colombia. y Jean Bricmont. 2003. 12 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. Preucel. sujeto. editores. Drennan MORA. Gustavo G. In A Companion to Social Archaeology. POLITIS.. Objeto. Massachusetts: Blackwell. POLITIS. 2004.

dirigió el Programa de Investigaciones Arqueológicas en el Alto Magdalena (PIAM). económicos y sociales. En este sentido lo que más sobresale son las propuestas conceptuales recientes de varios arqueólogos interesados en los pensamientos simbólicos aborígenes. contexto en el cual surgieron las epistemologías modernas en las que se inscribe precisamente la arqueología. Es difícil y discutible afirmar que se haya construido una epistemología específica. que se han llamado mitopoéticas. después de su independencia del régimen colonial español. sino también culturales y científicos con países llamados del “primer mundo” a los que se les da el calificativo de “desarrollados”.¿Hacia dónde se dirige la investigación arqueológica en Colombia? II ¿HACIA DONDE SE DIRIGE LA INVESTIGACION ARQUEOLOGICA EN COLOMBIA? Entrevista con Héctor Llanos Vargas. Esta ha sido la situación que hemos experimentado en nuestro trabajo de investigación sobre el pensamiento chamánico de la cultura de San Agustín en el sur del alto Magdalena. lo que no la REVISTA: Desde su amplia experiencia como arqueólogo. R: ¿Qué opinión tiene de los balances hechos por otros arqueólogos en los anteriores números de la revista? H. y por medio de la Universidad Nacional y en convenio con la FIAN (Fundación de Investigaciones Arqueológicas Nacionales) del Banco de la República. pero pienso que esta situación institucional no descalifica el trabajo realizado. a partir de la aceptación de que las sociedades indígenas americanas produjeron otras maneras de percibir y concebir la realidad. y en los proyectos adelantados a lo largo del siglo XX. El siguiente documento es producto de una entrevista realizada por la Revista de Estudiantes de Arqueología al recién retirado profesor de la Universidad Nacional de Colombia. Héctor Llanos Vargas. El profesor Llanos. hasta el presente. ¿Qué evaluación hace de la arqueología en Colombia en términos de teoría y metodología? HÉCTOR LLANOS: No hay duda de contestar afirmativamente que en la investigación arqueológica en Colombia se han experimentado diversas posiciones teóricas y metodológicas. a finales del mes de octubre del año 2005. Esto se puede apreciar en los trabajos antecedentes de la investigación arqueológica del siglo XIX. enfocando sus estudios a la región del Alto Magdalena. porque al fin y al cabo la investigación arqueológica surgió con el carácter universalizante propio de todo el conocimiento científico moderno occidental. Desde el momento en que surgió la república de Colombia. se han establecido otros nexos de dependencia no solamente políticos. muy distintas a la tradición filosófica europea. y por lo tanto la investigación de cualquier país participa de algunas de estas teorías científicas hegemónicas. Estas reflexiones. porque en Colombia no han existido las condiciones históricas que en otros países han permitido el surgimiento de escuelas científicas. Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. La investigación arqueológica en Colombia ha participado de las diferentes escuelas científicas internacionales surgidas en países europeos o norteamericanos. Yo diría que éstas no se han logrado consolidar.3 No.3 13 . profesor emérito de la Universidad Nacional de Colombia.LL: Es una pregunta muy difícil de responder en una entrevista por su complejidad. ¿considera que se construye y se ha construido teoría arqueológica en Colombia?. El aporte de la investigación arqueológica en Colombia consiste en que algunos de los investigadores se destacan por no imponer acríticamente los modelos teóricos y las metodologías a los procesos históricos de las realidades sociales y culturales investigadas. de hecho han llevado a confrontar las teorías arqueológicas vigentes y empiezan a generar cambios en las interpretaciones del legado cultural de las sociedades aborígenes americanas. a pesar de sus dificultades epistémicas. estuvo vinculado al Departamento de Antropología por más de veinte años. como uno de los saberes poderes científicos hegemónicos.

para las diferentes posiciones teóricas y metodológicas de su proceso histórico. en las obras de arqueólogos que lograron hacer investigación a lo largo de su vida o en el trabajo de investigadores que aún se está consolidando. a pesar de esta actitud política oficial.3 No. Diría que el problema nuestro es de magnitud. se pueden encontrar trabajos muy serios y representativos. pero pienso que lo que puedo hacer al respecto es seguir exponiendo mis puntos de vista particulares sobre los temas preguntados. de reconstruir los procesos históricos de las culturas aborígenes. o las generaciones más jóvenes que vienen después en los noventa. o de las nuevas generaciones que van a establecer rupturas con ellos. localizadas claro está en el tiempo y el espacio.LL: La investigación arqueológica en Colombia no está en “pañales”. de las diferentes corrientes teóricas y metodológicas internacionales. en la que es fundamental el concepto de cultura. como lo he hecho en la respuesta anterior. que la arqueología que se hace en Colombia es inestable en relación con la que se hace en otros países. cuando el estado colombiano creó el Instituto Etnológico Nacional. Pero. hasta el presente. Esto nos llevaría a tratar un problema más complejo. el estructuralismo y el marxismo que criticaron el culturalismo formalista de los pioneros. como en otros países latinoamericanos. anteriores al descubrimiento de América por parte de los españoles. lo que indica que en Colombia tenemos casi 100 años de investigación continua. La obra de Konrad Preuss realizada en el año 1913 en el alto Magdalena se puede considerar como la primera investigación arqueológica en un sentido científico moderno. quien precisamente había fundado dicho instituto. es de magnitud y no de calidad o de cualificación. al estar sometidas a los intereses mezquinos de la clase gobernante. ¿podría decirse que la arqueología en Colombia está en “pañales”? H. que ha caracterizado nuestra historia moderna a lo largo del siglo XX. aunque sea en pequeña escala.3 . Si tomamos las obras de los investigadores pioneros. R: De acuerdo con lo que acaba de mencionar. porque se consideraba que aquellos hacían parte de una historia nacional. Después. destacado etnólogo francés. es lo que genéricamente se ha llamado la “nueva arqueología”. Estoy pensando de manera general. 14 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. Se trataba. la investigación arqueológica ha tenido más que todo un carácter oficial. Es importante conocer críticamente el impacto que han tenido los contenidos de cada una de estas posiciones en el desarrollo de nuestro medio arqueológico. Entonces no acaba de nacer. En Colombia se han llevado a cabo trabajos de investigación arqueológica con calidades internacionales. Esto se puede apreciar en los trabajos de los arqueólogos que hemos llamado pioneros. a lo largo del siglo XX. también se puede constatar la llegada del impacto conceptual planteado en los Estados Unidos por teóricos que tomaron posiciones más radicales. en ese entonces. como por ejemplo Silva Celis.Héctor Llanos Vargas invalida. algo de lo que no dudo en afirmar es la calidad alcanzada por la investigación arqueológica hasta ahora realizada. En sus investigaciones domina una posición de terreno y de laboratorio empirista. pues creo que un proceso de investigación que casi va a ser centenario ya tiene grados de madurez. pero considero que no es el espacio apropiado para hacerlo. No me parece apropiado lo que hacen ciertos colegas: desconocer o descalificar rápidamente el proceso histórico de la investigación arqueológica en Colombia. hasta el presente. entre otros. la investigación arqueológica de las décadas de los cuarenta y los cincuenta participó de una orientación teórica culturalista o etnográfica debido a la influencia de Paul Rivet. que se reduce al conjunto de restos arqueológicos con los que pueden formalmente identificar y clasificar las culturas prehispánicas. Desde el año 1941. como antes lo anunciaba. Reichel Dolmatoff y Duque Gómez. ha afectado el desarrollo de las instituciones científicas y culturales. Los cambios culturales históricos los explican hipotéticamente a partir del difusionismo o de la teoría de la evolución cultural. se puede destacar que en Colombia. Además de estas nuevas epistemologías. Por eso la inestabilidad política o lucha por el poder de los partidos tradicionales. sobre todo durante las décadas de los sesenta y setenta tomaron auge otras corrientes teóricas y metodológicas como el funcionalismo. Si hacemos una mirada panorámica. la investigación arqueológica se caracteriza por su heterogeneidad teórica y metodológica. El problema. En Colombia. las teorías y metodologías aplicadas en la investigación arqueológica tienen una correspondencia histórica con las dependencias políticas y económicas establecidas por los partidos políticos gobernantes. Por otro lado. Decir que la arqueología en Colombia está en “pañales” es aceptar que no tiene una profundidad histórica. de cantidad.

o sea me refiero al tamaño de la investigación arqueológica. También quiero tocar el punto de la presencia institucional. Es en este sentido que utilizo la palabra magnitud. la arqueología en Colombia nace con altura internacional. el problema no es de ausencia sino de patrocinio y lo otro es que nuestros proyectos se hacen a corto plazo. En estos países las instituciones científicas arqueológicas han logrado un importante estatus político y social. Preuss. solamente se realizaron diez. en el que se formaron los primeros arqueólogos de los cuales no podemos decir que son extranjeros que vinieron de paso a realizar un proyecto aislado. a excepción de los pocos que han sido financiados por instituciones académicas y científicas extranjeras y de las circunstancias favorables de algunos proyectos de arqueología de rescate. No estoy separando lo cuantitativo de lo cualitativo. por eso realizan proyectos no solamente en sus territorios nacionales sino también en los países llamados “subdesarrollados o en vías de desarrollo”. Así podríamos seguir hablando de esa etapa inicial de los extranjeros y después cuando surgió el Instituto Etnológico Nacional. R: Cuando usted habla de magnitud. con honorarios que cubren sus gastos de estadía de terreno y una remuneración simbólica. Esta situación dificulta la permanencia de los arqueólogos como investigadores a lo largo de su vida profesional. que es el resultado de un proceso histórico en el que se han discriminado o fetichizado las culturas indígenas. Entonces. con financiación oficial o privada. que podría ser Colombia.3 15 ..LL: Esto es importante porque la palabra magnitud se entiende como cantidad. Lo mismo puede decirse del arqueólogo norteamericano Alden Mason que en los años veinte vino a la sierra nevada de Santa Marta en donde realizó el primer trabajo de investigación arqueológica en un asentamiento urbano. En Colombia ha sido limitada la financiación de proyectos de investigación arqueológica multidisciplinarios. en un país multiétnico y multicultural. en el año 1941. Hay que esperar hasta la década de los treinta y de los cuarenta para que esto ocurra. lo que ha significado intercambios y dependencias científicas.¿Hacia dónde se dirige la investigación arqueológica en Colombia? Preuss fue un destacado científico alemán que realizó su investigación en San Agustín en un período en que no había una institución colombiana que llevara a cabo investigaciones arqueológicas. Claro está que no es lo mismo hablar de que en determinado momento histórico en un país se adelantaron en un año cien proyectos de investigación arqueológica. lo que les ha garantizado estabilidad con una financiación oficial y privada que les ha permitido proyectarse a escala nacional e internacional. y que en otro país. De la financiación y de la proyección a largo plazo dependen los resultados de un programa de investigaciones arqueológicas. en Colombia se ha realizado investigación arqueológica a pesar de los presupuestos limitados y las políticas estatales poco favorables. sin tener la garantía o seguridad de su continuidad. Por eso los arqueólogos destacados de Colombia se pueden considerar unos quijotes en tanto que han creído en la importancia social y cultural que tiene conocer el pasado aborigen. por contratos anuales la mayoría de las veces. por varios años. en Pueblito. El resto del equipo profesional ha trabajado en muchas ocasiones por amor al arte y por amistad. sino que por el contrario conformaron la primera generación de arqueólogos que lograron investigar en Colombia a lo largo de sus fructíferas vidas. no estamos en “pañales”. cantidad y pequeña escala. que son fundamentales para la investigación arqueológica. Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. De todas maneras. Entonces no. ¿a que se está refiriendo? H. él es un exponente de la calidad alcanzada por una de las posiciones teóricas y metodológicas que se ha llamado el historicismo cultural americano. porque esto toca el problema del patrocinio económico. que en la mayoría de los casos son estudiantes. Quiero hacer una aclaración. ya que no tenemos instituciones públicas o privadas con fondos equivalentes a las de los países llamados “desarrollados”. no es porque no existan los equipos multidisciplinarios. En un país como el nuestro adelantar un proyecto con un equipo multidisciplinario es muy difícil. como Colombia. sino porque los presupuestos que se asignan apenas cubren los gastos de un investigador principal y algunos auxiliares de investigación. sí tenemos los investigadores. es un excelente exponente de la investigación arqueológica europea de su época. En nuestro país existen profesionales de la antropología y las ciencias naturales o especialistas de temas como la palinología o la edafología. hasta tiempos muy recientes. lo podemos decir hoy. La mayoría de nuestros gobernantes han desarrollado políticas en las que ha sido secundario el patrocinio de los campos de la creación artística y los saberes culturales y científicos.3 No.

En este sentido. pienso que para los estudiantes colombianos que se vincularon a dicho proyecto fue una valiosa oportunidad de alcanzar sus metas profesionales. Aunque es necesario aclarar que algunos de los destacados defensores de la epistemología de Pittsburgh han publicado artículos enalteciendo su posición y descalificando otras maneras de hacer arqueología. sobre todo si se tiene en cuenta que este proyecto adquirió un estatus estatal al ser aprobado legalmente por un convenio firmado por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH). con anterioridad al proyecto del valle de La Plata. Cuando se dice ruptura. no monólogos institucionalizados. Pero pienso que afirmar esto sería una sobrevaloración de carácter hegemónico. con su posición teórica inscrita en el neoevolucionismo social. en revistas adscritas a las instituciones que precisamente firmaron el convenio que aprobó el proyecto del valle de La Plata.3 . ¿Cree usted que definitivamente existe una ruptura? H. hasta el día de hoy. Por ruptura se podría entender que el proyecto del valle de La Plata marcó un antes y un después en el proceso histórico de la investigación arqueológica en Colombia.3 No. es un saber poder. o a desconocerlos. se esperan confrontaciones profesionales. El proyecto del valle de La Plata trajo y aplicó por primera vez su enfoque teórico y metodológico. la universidad de los Andes y la universidad de Pittsburgh. puede tener más acogida en estudiantes jóvenes que en investigadores mayores. de la universidad de Pittsburgh. Este proyecto significó la llegada de una escuela norteamericana que surgió en el contexto de la llamada arqueología procesualista o “nueva arqueología”. No hay duda de que este proyecto trajo y estableció una posición teórica y metodológica nueva bajo la dirección del arqueólogo Robert Drennan. sino que más bien se ha tratado de la consolidación en nuestro país de una posición hegemónica en contra de otras posiciones hegemónicas existentes.LL: Hablar de una ruptura es algo relativo. En estos momentos es conveniente recordar que la arqueología como saber científico occidental es un poder. invisivilizarlos. que es el tema que ha motivado esta respuesta. como su mismo nombre lo indica. Yo diría que el proyecto del valle de La Plata fue presentado a la comunidad arqueológica pero lamentablemente el debate. lo que generó muchas expectativas. además. que de hecho generaba. y una logística para un equipo de estudiantes auxiliares que podrían adelantar sus trabajos de pregrado y con posibilidades de alcanzar sus estudios de maestría y doctorado en la universidad de Pittsburgh. con otras alternativas de ser arqueólogos que tenían en Colombia. El neoevolucionismo social. sin mayor espacio para los oponentes. Esta es una de las críticas que hago pensando no solamente en el proyecto del valle de La Plata. y que además garantizaba un proceso de investigación arqueológica financiado a largo plazo por instituciones estadounidenses. Para estos nuevos profesionales. de la década de los años setenta. Pienso que el mismo proyecto del valle de La Plata. sí se dio una ruptura. sin mayor análisis crítico conceptual de las obras de los colegas que tienen otros enfoques científicos. tenía el atractivo de proponer un enfoque neoevolucionista social que no se había desarrollado en el país. con un equipo multidisciplinario. La palabra ruptura. en los congresos científicos el debate tampoco se ha dado porque definitivamente estos eventos se organizan con otros fines. sino en toda la importante investigación arqueológica adelantada en las décadas de los ochenta y los noventa. 16 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. Más aún si se tiene en cuenta que el proyecto del valle de La Plata cuando se inició en 1983.Héctor Llanos Vargas R: ¿Podría decirse que con el proyecto arqueológico valle de La Plata surge una ruptura en la perspectiva desde la cual se abordan las problemáticas relacionadas con las sociedades complejas del alto Magdalena?. que como lo diría Foucault. ha sido una de las teorías universalizantes. sí se planteó como una ruptura con la epistemología del historicismo cultural americano. como lo han expresado algunos de ellos. porque en nuestro medio profesional el debate teórico se ha reducido mas que todo a descalificar. La posición teórica y metodológica del proyecto del valle de La Plata ha sido clara y explícita desde el primer momento de su llegada a Colombia. fue mínimo. como es de esperarse. lo que de hecho les significó establecer una ruptura. por eso pienso que el proyecto del valle de La Plata no ha establecido una posición crítica con la modernidad. por lo que para ellos sí se trató de una identificación con el enfoque procesualista de la universidad de Pittsburgh. llegando a tomar posiciones más radicales en contra de la arqueología que se había hecho en Colombia.

En este enfoque conceptual. Aunque me parece que este no es el tema principal de discusión en estos momentos. Pienso que un buen número de colegas ha hecho sus trabajos de investigación sin tener en cuenta estas discusiones de escuelas teóricas.3 No. como era de esperarse por su posición teórica. por lo menos.3 17 . esto no implicó necesariamente una correspondencia directa con los proyectos de investigación adelantados en las dos últimas décadas. con sus categorías universales que le han permitido una objetividad homogenizadora de las diversas realidades culturales que ha investigado. R: ¿Cuáles considera usted. No hay duda de que se ha creado un espacio de debate propio de la postmodernidad. el pasado como política de la historia”(2000). Por eso haré algunas referencias generales a las posiciones teóricas y metodológicas más recientes. Como un referente general no sobra recordar que inicialmente. el funcionalismo y el estructuralismo que han tenido actitudes hegemónicas. surgidas a partir de los años ochenta y que están vigentes en estos momentos. hechos con el fin de obtener su título de antropólogo. como se aprecia también en la propuesta de la multivocalidad en contra del papel homogeneizador y hegemónico que ha desempeñado la arqueología en la modernidad. con sus puntos de equilibrio tradicionales. como ellos mismos lo han expresado inicialmente en sus trabajos de pregrado. llegó a la conclusión de que la complejidad social en esta región se explica por aspectos ideológicos de carácter religioso. Al respecto considero que la arqueología se encuentra en una situación paradójica. entre los procesualistas y los postprocesualistas. hasta la década de los ochenta del siglo pasado. me parece más importante mirar los nexos que se pueden establecer entre la investigación arqueológica y la postmodernidad. Claro está que por el hecho de que estos temas se hayan analizado en espacios académicos universitarios. del positivismo o el empirismo del siglo XVIII y su desarrollo posterior. Lo desconcertante de esta conclusión es cuando se constata que dicho proyecto. son las corrientes teóricas que han influido en la construcción de la arqueología en Colombia? H. por no ser medible sistemáticamente. cuando se dice que la arqueología debe romper con sus fronteras y con su centro. paradójicamente. el historicismo cultural. estoy pensando en teorías constituyentes de la modernidad como el evolucionismo. No dudo en afirmar que se está consolidado un grupo de jóvenes arqueólogos consecuentes con esta posición. por ejemplo. La posición teórica de este proyecto es el neoevolucionismo social que considera que el surgimiento de las sociedades complejas se explica por la interacción de leyes del crecimiento demográfico. No es necesario repetir lo dicho en las primeras preguntas respecto al trabajo de los arqueólogos pioneros. Pero. En nuestro medio. el marxismo. en los últimos años se han planteado los cuestionamientos posmodernos. no realizó una investigación sistemática de los centros funerarios monumentales con sus tumbas y esculturas megalíticas. Después de leer los libros antes mencionados se pueden apreciar varios elementos compartidos por Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. estoy pensando en posiciones más radicales. A manera de propuesta. luego. variables que metodológicamente se cuantifican a partir de reconocimientos sistemáticos.LL: Aprovecho esta pregunta tan compleja y respondo que la investigación arqueológica ha sido heterogénea y por lo tanto ha tenido que ver con las principales escuelas internacionales de la arqueología. Sus posiciones críticas las han expresado en artículos que conforman el reciente libro “ARQUEOLOGIA AL DESNUDO reflexiones sobre la práctica disciplinaria” (2003). el proyecto del valle de La Plata-PARAM. porque las teorías científicas que aplica han surgido en el contexto de la modernidad: ¿Qué significa hacer investigación arqueológica con una posición postmoderna? Estoy pensando en las rupturas postprocesualistas. memorias DISIDENTES.¿Hacia dónde se dirige la investigación arqueológica en Colombia? El proyecto del valle de La Plata. transformado en el PARAM. adolece de una aporía. el debate en contextos universitarios se planteó entre el historicismo cultural y el procesualismo estadounidense. a partir de la década de los ochenta. en principio. se descarta la causalidad de la variable ideológica. como se aprecia en lo escrito por varios colegas en el texto “MEMORIAS hegemónicas. Estoy refiriéndome a la modernidad que se construyó a partir del pensamiento científico racionalista. después de dos décadas de reconocimientos sistemáticos en el alto Magdalena. el difusionismo. como era de esperarse. la obtención de recursos y el intercambio de los mismos.

es usar un genérico que no responde a nuestra realidad. La gran mayoría. como aún se aprecia hoy en día con la globalización. sino varias maneras de hacer investigación arqueológica. a partir del siglo XIX. desde su origen grecolatino y cristiano. Las políticas económicas globalizadoras del capitalismo hegemónico a escala mundial están interesadas en acabar con los modelos de estados nacionales modernos que se construyeron a partir de la revolución francesa. sino todos. inscrito en una economía de mercado en la que como el rey Midas. No estoy de acuerdo en considerar que unas sociedades o culturas son más evolucionadas que otras. lo que ha sustentado desde el siglo decimonónico el discurso del “progreso histórico”. o sea el debate entre lo global y lo local. Pero. se vieron abocadas a cambios 18 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. porque no existe una arqueología. R: ¿Considera usted que la arqueología en Colombia es una práctica homogeneizante u homogeneizada? H. están de acuerdo en cuestionar el carácter hegemónico de investigadores que han trabajado en regiones arqueológicas colombianas. en la que se partió del presupuesto homogeneizador de que las sociedades evolucionan de acuerdo a unas leyes universales y mecanicistas. las epistemologías de las que ha participado la investigación arqueológica se han caracterizado por sus postulados universales. lo que ha producido interpretaciones homogeneizantes de las realidades histórico culturales. ni tampoco de conocer el pasado con la intención de identificarse con él. o sea es aceptar un diálogo con las otras maneras culturales de interpretar los procesos históricos culturales. ¿Por qué son más evolucionadas? El discurso evolutivo es válido para la tradición occidental. Primero tengo que aclarar que hablar de la arqueología en Colombia. también son válidos para las demás teorías modernas de la arqueología. todo lo que toca se transforma en oro. contraídas con organismos bancarios pertenecientes a empresarios de los países capitalistas llamados “desarrollados”. ha sido homogeneizar la compleja y diversa realidad mundial. no se trata de hacer una historia de las ideas. resultantes de procesos históricos milenarios. Es bueno reflexionar sobre lo que significa aceptar en un país multiétnico como Colombia. los programas de investigación y las instituciones que tienen que ver con la arqueología han producido efectos de homogeneización. Los cuestionamientos hechos al historicismo cultural. sino de tener una finalidad genealógica con una metodología arqueológica. Es miope pensar que el problema se centra solamente en el historicismo cultural que contribuyó con la construcción de los imaginarios nacionales.3 No. Paradójicamente la globalización ha despertado la defensa de lo multicultural y lo multiétnico. Uno de los objetivos principales de la tradición occidental. entonces: ¿Existen otras alternativas arqueológicas para interpretar el pasado?. en un momento histórico contemporáneo en el que las economías locales de los países dependen del pago de intereses causados por sus deudas externas e internas.LL: Hace falta especificar el sentido polisémico expresado en estas dos palabras derivadas del mismo concepto.3 . con una mirada teleológica hacia la utopía capitalista o comunista de la modernidad. Si la finalidad de la investigación arqueológica no es argumentar un discurso que sustenta el imaginario de identidad nacional. bajo la pretensión de construir una identidad nacional. el problema en la arqueología es más complejo de lo que parece y no se puede reducir a miradas parcializadas. Para el caso particular del continente americano hay que tener en cuenta que a partir del año 1492 las diversas formas de pensamiento aborígenes. Esta situación ha cuestionado no solamente las economías y los sistemas jurídicos y políticos. sino también los pensamientos filosóficos y religiosos. Entonces. porque responden a epistemologías con esencialismos universalizantes y hegemónicos. pero pienso que ha sido impuesto a otras formas de pensar y actuar culturales de origen americano. No hay que olvidarse que la modernidad también se ha construido a partir de otras teorías como el evolucionismo que construyó una historia universal. los postulados teóricos y metodológicos homogeneizadores del neoevolucionismo social. Como lo ha propuesto Foucault. las creaciones artísticas y las identidades culturales de los estados nacionales. por el hecho de imponer esencialismos teóricos homogeneizadores que han desconocido la multivocalidad.Héctor Llanos Vargas esta nueva generación de colegas. ante esta pregunta pensaría más bien si los arqueólogos. los discursos ideológicos. La alternativa para superar el carácter homogeneizador y por lo tanto hegemónico de la investigación arqueológica es a partir de la multivocalidad. De por sí. africano y asiático en las que sus interpretaciones del tiempo y el espacio responden a otras cosmovisiones.

Las maneras de pensar y actuar americanas fueron destruidas o sometidas a procesos de adoctrinamiento escolásticos que las estigmatizó como obra del demonio. ¿Qué significa interpretar los procesos culturales prehispánicos a partir de mentalidades en las que domina un pensamiento occidental ya sea a escala científica o popular? Es muy diferente establecer un diálogo para conocer otros sistemas cognitivos que replantean precisamente el carácter hegemónico y homogeneizador de los discursos científicos de la modernidad. Ellos han pensado que pueden lograr una investigación arqueológica alternativa estableciendo un diálogo espontáneo con las pocas familias de campesinos o indígenas con las que conviven en su corta temporada de campo. Hoy en día se vive la moda impuesta por los medios masivos de comunicación que popularizan una visión de la arqueología como la ciencia que estudia las “misteriosas y enigmáticas culturas del pasado”. en las que elementos culturales de origen americano o africano perduraron a escala popular a pesar del rechazo de los colonizadores. muerte. Por eso los diálogos hay que establecerlos no sólo con el fin de develar los esencialismos de la investigación arqueológica. En algunas regiones el sistema colonial se estableció de manera dominante. lucrativos para las empresas turísticas. creación artística. tiempo. Claro está que aunque las políticas monárquicas tuvieron una finalidad homogenizadora. sino también para encontrar. cuando han realizado sus trabajos de campo en asentamientos prehispánicos.3 19 . que poco tienen que ver con las mentalidades de origen americano o africano. pero no saben cómo hacerlo.¿Hacia dónde se dirige la investigación arqueológica en Colombia? violentos impuestos por la tradición occidental hegemónica. en ese entonces juvenil. masculino. cambio histórico. no se puede afirmar que los procesos de colonización fueron iguales. La rápida visión histórica antes expuesta la hago pensando en la alternativa que tienen los arqueólogos de establecer una multivocalidad.LL: Me es difícil mencionarlas todas. R: En el ámbito teórico y metodológico ¿Cuáles han sido las directrices que han orientado su programa de investigación? H. Para la mayoría de los colombianos ha primado la visión colonial de la guaquería. siempre tiene un punto de partida conceptual y metodológico. fortalecer y recrear las dimensiones mitopoéticas de culturas aborígenes que han estado presentes en nuestra historia. lo que las transforma en productos exóticos. La imposición de las maneras de pensar. espacio. como el de naturaleza. las políticas de colonización misionera fracasaron. que fueron esclavizadas y discriminadas racialmente. Es un poco ingenuo hacer lo que han hecho ciertos jóvenes colegas. Un proceso similar sucedió con las comunidades de origen africano. muy probablemente permitirá creatividades multiculturales alternas y conscientes de lo que implican los procesos de globalización hegemónicos. pero esta pregunta me lleva a recordar los puntos de partida. mientras que en otras como la selva amazónica. establecer diálogos con posiciones alternas genera situaciones contradictorias y se corre el riesgo de caer en posiciones reduccionistas que enuncian el cambio. Como se puede apreciar. Doy este referente histórico porque hago parte de una generación. llamadas mestizas o híbridas. lo que le permitió a las comunidades indígenas preservar sus maneras de pensar ancestrales hasta el siglo XX. olvidándose de que muchas de las sociedades actuales tienen identidades culturales en las que son dominantes creencias y comportamiento religiosos originados en la colonia y actualizados en tiempos modernos por la iglesia católica. femenino entre otros. porque todo programa de investigación arqueológica. vida. Me ubico personalmente en la generación de los años setenta. generando de esta manera complejos sociales de culpabilidad cultural.3 No. pero que han sido sometidas o invisivilizadas. sentir y actuar europeas durante los siglos XVI al XVIII produjo mentalidades colonizadas. De estas confrontaciones surgirán diferentes conceptualizaciones y modismos arqueológicos que además de hacer explícita nuestra condición cultural colonizada en su dimensión histórica. corriendo el riesgo de quedarse en un discurso ambiguo que en nada contribuye con el fortalecimiento de las posiciones que defienden la diversidad étnica y cultural. porque precisamente han sido consideradas opuestas a la sabiduría hegemónica occidental. Aceptar y valorar otras maneras culturales de pensar y actuar lleva a la investigación arqueológica a confrontar sus conceptos fundamentales. en la que las culturas prehispánicas se reducen a la existencia de guacas con tesoros. que desde finales de la década del sesenta y durante los setenta a escala internacional tomó posiciones radicales que confrontaron no solamente los discursos Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo.

Aunque confrontaba las posiciones teóricas y metodológicas de pioneros como Duque Gómez. tanto en el terreno como en el manejo de los materiales y otros datos después de ser excavados. estructuralistas. que he logrado realizar hasta el presente.3 . Por eso. sino que más bien. viviendas. Inglaterra. En ese contexto histórico llegaron a los departamentos de antropología influencias teóricas por intermedio de textos de autores destacados. sino como las diversas maneras de pensar y actuar de las sociedades aborígenes que habían habitado el amplio territorio del sur del alto Magdalena. vistos como unidades sociales y culturales inscritos en paisajes. México y los Estados Unidos. consideraba que sus obras no se podían rechazar rápidamente en tanto que era necesario analizarlas críticamente. como se puede apreciar en la bibliografía de mis primeras publicaciones. cementerios con sus tumbas y arte escultórico. cuando ingresé como profesor del departamento de antropología de la universidad nacional de Colombia. a partir de posiciones teóricas marxistas. para comprender lo que podían aportarle al PIAAM. porque consideraba que conocer los aspectos culturales particulares de los procesos históricos regionales era el objetivo fundamental de nuestro trabajo arqueológico. aunque fuera simplemente a escala empírica. en un proceso histórico milenario. No se trató de un debate solamente teórico sino también político con proyecciones sociales.Héctor Llanos Vargas intelectuales y artísticos en las universidades. De manera particular para la arqueología puedo decir que además de la influencia del materialismo histórico y dialéctico también llegó la influencia de la llamada “new archaelogy” o “o vieja nueva arqueología”. En el año 1981. campos de cultivo. La propuesta teórica y metodológica del PIAAM surgió como algo experimental que esperaba ir desarrollando a largo plazo. con anterioridad a nuestro programa de investigación. en sus cosmovisiones. en terreno fue posible identificar y excavar diversos asentamientos. en la que se consideraba el territorio en toda su complejidad natural inscrita en los pensamientos aborígenes. De esta manera. no tomé una posición homogénea. que habían trabajado la región arqueológica de San Agustín. funcionalistas y procesualistas.3 No. claro está que a partir de la reflexión crítica de nuevos conceptos historiográficos y culturales derivados del materialismo histórico y dialéctico. los no marxistas. aplicados por arqueólogos mexicanos y peruanos y de algunos de los teóricos de la “nueva arqueología”. Esto ha sido llamado por otros investigadores arqueología de asentamientos. como lo he expresado en varias oportunidades. como se puede apreciar en los textos publicados. De esta manera esperaba superar el empirismo y las explicaciones difusionistas de los arqueólogos pioneros que habían investigado la región de San Agustín. inscritos en los respectivos 20 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. como lo son los poblados. de ese entonces. talleres. el concepto de cultura se mantuvo no como un genérico abstracto y homogeneizador. adscrita a una determinada escuela teórica. Cubillos y Reichel Dolmatoff. o sea se hizo evidente una posición personal impregnada de cierto escepticismo y eclecticismo. y entre todos los anteriores y los pioneros de la arqueología. En el campo particular de la arqueología y de la antropología en Colombia se cuestionó de manera radical el materialismo y el difusionismo culturales de los arqueólogos pioneros. que llegó a proponer y aceptar las confrontaciones con los estamentos gubernamentales. busqué construir un enfoque conceptual resultante de la lectura crítica de las teorías vigentes en ese entonces. en el PIAAM se explicitan las preocupaciones metodológicas. Para alcanzar este propósito fue básico proponer una arqueología regional. sino que también pensó que era posible cambiar el sistema social y político tradicional. como la llamó irónicamente el arqueólogo mexicano Manuel Gándara y que precisamente fue confrontada por los arqueólogos marxistas. porque con el grupo de estudiantes que trabajaba pretendía encontrar una correspondencia entre los conceptos aceptados y su aplicación empírica. Por no estar de acuerdo con los radicalismos politizados entre los marxistas y los demás. y pienso que fue el resultado de la interacción de varias influencias. De esta manera di comienzo a lo que luego se convertirá en el Programa de Investigaciones Arqueológicas del Alto Magdalena (PIAAM). Desde su inicio. vinculados a universidades de países como Francia. que tienen una dinámica histórica. se me presentó la oportunidad de vincularme como investigador a la región arqueológica de San Agustín. Analicé comparativamente sus trabajos para identificar sus referentes conceptuales y metodologías y tener argumentos para rechazarlos. lo mismo que superar las propuestas teóricas que todo lo explican a partir de leyes universales mecanicistas. por considerarlo opresor de las clases populares y de las libres expresiones individuales.

también desde un comienzo el PIAAM se vio abocado a establecer metodologías a escala micro para el manejo de los materiales y demás datos obtenidos en las excavaciones. Yo creo que todas los elementos preguntados son pertinentes. Las excavaciones realizadas durante dos décadas han permitido aproximarse a las pautas de asentamiento y sus dinámicas histórico culturales. no aislar la Universidad Nacional de Colombia del contexto del país. con los respectivos modelos de organización social adscritos a cada uno de los períodos. a partir de los complejos cerámicos. con la que pudieron dirigir sus comunidades durante siglos. adquirieron una dimensión cósmica en la que las estatuas se transformaron en seres mitopoéticos y los personajes principales allí enterrados adquirieron el estatus de chamanes que Poseyeron una sabiduría mágica. R: Desde nuestra perspectiva observamos varios hechos en el Departamento de Antropología de la Universidad Nacional de Colombia. Este aspecto ha sido fundamental en el PIAAM. con las que se ha resignificado una periodización tradicional. como también para acompañar los cadáveres en los rituales funerarios. no son especulaciones arbitrarias. pero pienso que esto no es el fin de la entrevista. Pero no voy a responder haciendo una historia esquemática. pero sí con incertidumbres. Tercero. que un reducido número de los trabajos monográficos incluye el componente teórico. o sea. que el componente metodológico se traduce en la aplicación de técnicas de campo. estableciendo de esta manera la aplicación del concepto de sistema alfarero. ¿A qué cree usted que se deba esta situación? H. le han permitido al PIAAM confrontar la mirada etnocéntrica de la arqueología.¿Hacia dónde se dirige la investigación arqueológica en Colombia? paisajes. Habría otras cosas por particularizar. El punto de partida fue el no estar de acuerdo con las arbitrarias clasificaciones tipológicas formalistas. como una ciencia occidental moderna. que muy pocos de los trabajos de grado de estos estudiantes incluyen trabajo de campo. Me parece conveniente. para entender la situación planteada. o sea. que muy pocos profesores se encuentran realizando investigaciones que impliquen la realización de trabajo de campo en las que puedan participar como auxiliares de investigación estudiantes de pregrado.3 No. porque yo también veo un panorama con una mirada no negativa. aunque de todas maneras es algo muy complejo que genera discusión. que un reducido número de estudiantes de la carrera de antropología opta por la línea de arqueología. Además. Además de las propuestas metodológicas aplicadas a escala macro en las prospecciones y excavaciones. que pueden ser consultadas. La situación expuesta es un fenómeno que cubre todo el país. Cuarto.LL: Esta pregunta múltiple me toca directamente porque durante 24 años me desempeñé como profesor del departamento de antropología. De esta manera se estableció una ruptura con los arqueólogos pioneros que se habían dedicado a excavar más que todo los sitios funerarios monumentales. Quinto. Primero. Comprender los pensamientos mitopoéticos de culturas indígenas en la actualidad abrió una puerta para poder conocer los asentamientos prehispánicos del sur del alto Magdalena. o por el contrario a excavar basureros de sitios de vivienda. porque le ha implicado establecer una mirada del pasado prehispánico desde las culturas indígenas que lograron sobrevivir hasta tiempos modernos. con el fin de establecer una periodización. Estoy de acuerdo con ellos. para eso están las publicaciones del PIAAM. Todos los aspectos que ustedes constatan a manera de pregunta son el resultado de un proceso histórico que tiene que ver con la Universidad Nacional de Colombia. Segundo. Otro elemento conceptual básico para el PIAAM ha sido el no separar arbitrariamente los espacios cotidianos de los rituales. De esta manera el territorio con los centros funerarios. con sus tumbas y arte escultórico megalíticos. de la arqueología tradicional. a Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo.3 21 . como un equivalente a la vajilla utilizada en la vida cotidiana. Por eso se dio más importancia a aspectos tecnológicos y funcionales de los artefactos culturales. sino que quiero aclarar que no es una situación que se presentó de la noche a la mañana y que le ha tocado vivir sobre todo a los estudiantes más jóvenes. de la arqueología que se realiza en Colombia. entonces trataré de no evadirla con generalidades. a los que han ingresado a la carrera en los últimos cinco años. La lectura de investigaciones etnológicas sobre comunidades indígenas vivas y etnohistóricas correspondientes al período de conquista y colonización hispánicas. en el área de arqueología. tanto para la preparación y consumo de los alimentos.

¿Qué ha causado la recesión actual en la investigación arqueológica? La respuesta a esta pregunta la podemos encontrar en los antecedentes históricos. En ese entonces existió una política universitaria que apoyaba el fortalecimiento de las prácticas científicas para la formación de los futuros arqueólogos. con tal magnitud que hubo un momento en que fue mayor la demanda que la oferta profesional. para la gran mayoría de estas empresas lo prioritario eran las obras de ingeniería que realizaban. el área de arqueología se fortaleció en la universidad nacional. El boom coincidió o se puede explicar por políticas gubernamentales neoliberales que permitieron hacer grandes obras de infraestructura a escala nacional. algunos de ellos con altos presupuestos y otros con menor patrocinio. por parte de las empresas privadas de ingeniería.Héctor Llanos Vargas todos los departamentos de antropología en distintas universidades. De hecho. a la manera de la economía capitalista. logró lo que se le había encomendado. o sea se disparó la demanda de arqueólogos. desde donde se hace gran parte de la investigación arqueológica. Lo que se puede apreciar es que se adelantaron muchos proyectos. El boom impactó a toda la investigación arqueológica que se venía realizando de manera normal en el país. Los colegas y estudiantes. Pero. Además existió el valioso apoyo de la Fundación de Investigaciones Arqueológicas Nacionales del Banco de la República (FIAN). En un comienzo cuando empezó el boom arqueológico. que se encargaría de definir una política o criterios generales para el buen desempeño de la arqueología por parte de las empresas privadas. produciendo importantes aportes al país. Durante la década de los noventa el crecimiento de la investigación arqueológica se mantuvo con más ímpetu. Después de hacer esta aclaración. pero se vio alterado por el boom inflacionario de la llamada arqueología de rescate o preventiva. las compañías que adelanten grandes proyectos de infraestructura están en la obligación de evitar la destrucción o mitigar el impacto que causen dichas obras a la naturaleza y al patrimonio histórico nacional. entraron en la despiadada ley de la libre competencia entre la oferta y la demanda. el sistema de interconexión eléctrica y varios gasoductos y oleoductos. en el que se incluye el patrimonio arqueológico. En Colombia. llegando hasta el extremo de eliminar el CONAP. en los institutos regionales y en todos los demás organismos que tienen alguna responsabilidad con la investigación arqueológica. todavía no existe un balance público de lo que pasó durante el boom arqueológico de rescate. coordinados por el ICANH. se habían realizado unos pocos proyectos de arqueología de rescate. Se puede afirmar que a pesar de los conflictos. De esta manera la gran cantidad de proyectos de arqueología de rescate se llevó a cabo de manera poco planificada en el ámbito nacional. el ICANH mantuvo la responsabilidad de otorgar la licencia que se exige para la realización de cualquier proyecto de excavaciones arqueológicas. presidido por ICANH. La no-existencia de una política general oficial que de manera concertada regulara la arqueología preventiva permitió que se llegara a los extremos en los que varias de las compañías de ingeniería terminaron imponiéndole a muchos colegas los términos de referencia de sus proyectos de rescate. en el ICANH. Pero lamentablemente. en la década de los ochenta. la ejecución de estos grandes proyectos generó fuentes de trabajo para los arqueólogos profesionales y para los estudiantes. cambios de política posteriores. con anterioridad al boom. Tanto por legislación nacional como internacional. el ICANH convocó con carácter representativo a las instituciones académicas y científicas de la arqueología para crear el Comité Nacional de Arqueología Preventiva (CONAP).3 No. aunque el CONAP. que contribuyó con la financiación de algunos costos de los proyectos de profesores o de los proyectos de grado de los estudiantes. desconocieron el manual con los criterios acordados. al interior de este instituto. como la construcción de nuevas centrales hidroeléctricas. en tanto que lo arqueológico era un componente secundario que tenían en cuenta por el carácter obligatorio legal de su preservación. Claro está que de acuerdo con lo establecido por leyes nacionales.3 . entre las principales. sobre todo a los 22 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. porque no lo consideró necesario. se me ocurre en estos momentos usar un término económico para caracterizar la situación actual: recesión. Al final de cuentas. Como era de esperarse. Pero estos escasos proyectos no habían generado la necesidad de crear una política específica para el correcto cumplimiento de las leyes protectoras. como ente oficial encargado por el Estado para hacer cumplir las leyes que protegen el patrimonio arqueológico nacional. y también estoy pensando en los museos.

Desafortunadamente. lo que alteró el normal desempeño de los horarios curriculares semestrales.3 No. Por eso. En síntesis. La arqueología de rescate fue más que todo una bolsa de empleos temporales que contribuyó con la obtención de gran cantidad de información empírica. se pensó que la maestría fortalecería el pregrado. Como ustedes lo saben. porque se ha establecido la política de que el fortalecimiento de la investigación depende de la financiación extrauniversitaria. es preocupante la situación a la que hemos llegado. Por eso. se vincularon también como auxiliares. R: Para el caso particular de la Universidad Nacional. muchos estudiantes a pesar de no estar interesados profesionalmente en la arqueología. que llegaron a pensar que la arqueología en Colombia se había transformado en una profesión liberal. que al final dejó unos colegas más beneficiados que a otros. De esta manera las directivas universitarias pensaron que la investigación arqueológica en general era rentable o autofinanciable. Después de que pasó el boom de la arqueología de rescate. fragmentada y descontextualizada de las problemáticas teóricas y metodológicas que se discutían en los programas de investigación regulares. los cronogramas de los proyectos de arqueología de rescate no tuvieron una correspondencia con las programaciones académicas. porque los profesores del departamento consideramos que los estudios de postgrado eran necesarios en Colombia. o sea. Ahora se propone que los pregrados deben modificar sus objetivos en tanto que se Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo.3 23 . Pienso que hay que discutir serenamente las consecuencias que están generando las nuevas políticas neoliberales. más o menos improvisado. Por el contrario. se puede decir que se trató de un momento de euforia. considero que muchos de los proyectos de rescate se hicieron presionados más por el cumplimiento de una relación contractual que con finalidades de una formación profesional. sobre todo. pero que lamentablemente dejó secuelas en la formación académica de los futuros arqueólogos. es lo que se ha llamado “la privatización” de la educación pública en Colombia. Pero como sucede en las economías. Pero lo reforma universitaria actual ha modificado las reglas de juego anteriores. de la cual se podía vivir con buenos honorarios. en el interior de las mismas universidades públicas el crecimiento de las áreas de arqueología dependió en gran medida del boom de la arqueología de rescate. cuando el boom pasa. se estableció que la maestría debía estar vinculada a la orientación de los estudios del pregrado y en ningún momento se pensó en que éstos cambiarían los alcances científicos de sus cursos. por parte de los estudiantes que eran contratados como auxiliares. ¿Considera que la reforma académica y la implementación de programas de postgrado cambiaran en algo esta situación? H. a conseguir mayor cantidad de ingresos propios. Pienso que con algunas excepciones. o también por la compra de equipos técnicos para los laboratorios. volvió a surgir el problema presupuestal para la financiación de los proyectos de los profesores y de las prácticas regulares de terreno de los estudiantes.LL: La reforma académica universitaria vinculada a la creación de postgrados si afectará la formación científica de los arqueólogos en la carrera de antropología. Con pocas excepciones. La mayoría de los estudiantes se vieron abocados a participar en proyectos de rescate. o de la venta de servicios. Entonces. se puede decir que la arqueología de rescate no se transformó en algo preventivo y contribuyó en muy poco con el fortalecimiento de las discusiones conceptuales y metodológicas que se venían planteando en el ámbito de la formación académica universitaria. en el ámbito presupuestal. para las que “el tiempo es oro”. se produce el fenómeno contrario. de tiempo completo y a largo plazo. De acuerdo con las nuevas políticas gubernamentales sobre la educación superior. casi siempre bajo la premura del tiempo impuesta por las compañías de ingeniería. Mientras el boom de la arqueología de rescate se mantuvo. cuando se trata de la investigación del patrimonio arqueológico nacional. la maestría en antropología fue creada hace varios años.¿Hacia dónde se dirige la investigación arqueológica en Colombia? estudiantes y a los nuevos profesionales de la arqueología. Como la demanda laboral era mayor que la oferta. más que todo para realizar unas prácticas de terreno y laboratorio. se da un decrecimiento que en nuestro caso significó la reducción de la investigación arqueológica a su dimensión normal. las universidades oficiales se han visto presionadas. varias de las universidades públicas se vieron beneficiadas económicamente ya sea por el porcentaje que les correspondía por la administración de los proyectos de rescate realizados por profesores. motivados por los honorarios.

como algo normal. se puede decir. Esta presupone que el incremento de la formación científica profesional traerá un mayor desarrollo social. No hay que olvidar que la arqueología es una ciencia estrechamente vinculada con el patrimonio arqueológico de una nación y por lo tanto el Estado a través de sus instituciones está en la obligación de velar y promover no solamente su preservación y conservación. corriendo el riesgo de que pueda desaparecer. a largo plazo. esto conlleva hacer una reforma de los contenidos curriculares del pregrado.3 No. puede funcionar en la universidad privada. pero pienso que no es saludable que la universidad pública no participe en este proceso. pienso que la reforma académica no debe ser impositiva. A los estudiantes de pregrado. una línea de investigación arqueológica en la maestría de antropología. de acuerdo con sus particularidades. se les traslada la formación como investigadores. una maestría en arqueología? De no poderse sostener. El campo laboral de la arqueología en Colombia sigue restringido en unas pocas instituciones. Claro está que la formación de arqueólogos profesionales. como lo es el caso de la arqueología.Héctor Llanos Vargas condicionan a la realización de los estudios de postgrado. sino también su investigación para beneficio de todos los colombianos. para encontrar salidas a la difícil coyuntura actual. porque todos sabemos que el acceso a la universidad privada es restringido a las personas que tienen mayores ingresos económicos. a los estudios de postgrado. en lo referente a la formación científica. a escala de postgrado. 24 Revista Revistade deEstudiantes Estudiantesde deArqueología ArqueologíaNo. Finalmente. la formación de arqueólogos se verá afectada en gran medida. como ha sucedido en otros países. Esto significará la eliminación de los laboratorios y los proyectos de trabajo de grado que durante años han realizado los estudiantes del pregrado. porque no es lo mismo el campo laboral de un ingeniero que el de un arqueólogo.3 . al menos. Habría que analizar cómo se han resuelto estas dificultades en países como México. De hecho. También hay que pensar en el mercado laboral profesional. sino que debe pensar en las implicaciones que tiene para las diferentes áreas del conocimiento. lo cual sería perjudicial para el desarrollo de la arqueología en nuestro país. en los que estudios de postgrado existen desde hace tiempo. lo cual no corresponde con el desarrollo que traería la reforma académica. me surgen las siguientes preguntas: ¿Quién garantiza que el alumno que se interese por la arqueología en el pregrado pueda continuar su formación científica en un postgrado? y ¿es sostenible. teniendo en cuenta los costos de los estudios de postgrado. Al respecto.