Está en la página 1de 1

16 LA VANGUARDIA O P INIÓ N MIÉRCOLES, 8 ABRIL 2009

Quim Monzó

Presidente-Editor: Director: Vicedirector: Directores adjuntos: Subdirectores:


¿Está horneando
JAVIER GODÓ,
CONDE DE GODÓ
José Antich Alfredo Abián Jordi Juan, Enric Juliana, María Dolores García Manel Pérez
Alex Rodríguez Miquel Molina José Alberola (Arte)
pasteles, García
Márquez?

E
Redactores jefes: Enric Sierra (Web), Joaquín Luna (Internacional), Jordi Barbeta Secciones: Elisenda Vallejo (Internacional), Xavier Batalla (Corresponsal Diplomático),
(Política y Actualidad), Susana Quadrado (Tendencias), Albert Gimeno (Vivir), Isabel Garcia Pagan (Política y Actualidad), Pau Baquero (Opinión), Rosa M. Bosch
Llàtzer Moix (Cultura), Dagoberto Escorcia (Deportes), Ramon Aymerich (Economía), (Tendencias), Ketty Calatayud (Vivir), Ignacio Orovio (Cultura), Juan B. Martínez se parece ser el debate en al-
Celeste López (Redacción Madrid), Mariángel Alcázar (Casa Real), Jaime Serra (Deportes), Dolors Álvarez (Economía), Albert Aymamí (Fotografía), Francesc Puig
(Infografía e Ilustración), David Airob (Fotografía), Núria García (Diseño), (Diseño), Magí Camps (Edición), y Albert Molins (Producción).
gunos cenáculos. Hace
Josep Carles Rius (Magazine) y Fèlix Badia (Estilos de Vida). Consejeros de Dirección: Carlos Sentís, Jaime Arias y Josep Maria Sòria. unos días, Carmen Balcells,
agente de García Márquez,
confesó a un diario chileno: “No volve-
rá a escribir nunca más”. Al enterarse,

Un cambio necesario Márquez lo ha negado: “Lo único cier-


to es que no hago otra cosa que escri-
bir”. Lo explica la agencia Efe en una

A
gacetilla fechada en Bogotá porque
las declaraciones del escritor (en
YER se hizo realidad el pronosticado cam- ma velocidad a unas medidas que hasta el momento México desde 1981) las recoge del bo-
bio de ministros, cuando el presidente Rodrí- no han podido frenar el deterioro de los principales gotano El Tiempo. Dice que, al ser inte-
guez Zapatero compareció para dar cuenta indicadores económicos. La nueva ministra de Econo- rrogado sobre la posibilidad de no pu-
de los nombramientos y, con ellos, de los mía, también con rango de vicepresidenta, aporta su blicar más, Márquez puntualizó que
obligados ceses. Los avances periodísticos quedaban dilatada experiencia en la Administración, pero no su oficio “no es publicar sino escri-
bir”. Remató la faena con un “Yo sa-
así confirmados y aunque, como era de esperar, no se puede decirse que tenga el prestigio y la imagen de sol- bré cuándo estén a punto de boca los
acertó en todos los nombres, sí en los más significati- vencia en el mundo económico, nacional e internacio- pasteles que estoy horneando”.
vos y en la magnitud de la crisis. Es evidente que no se nal, de su antecesor. Por lo que llevo visto a lo largo de la
trata de una simple remodelación, sino de un cambio Es también muy significativa la entrada del hasta vida, el interés de las personas por sa-
que quiere resultar profundo y de largo alcance. ahora presidente de la Junta de Andalucía, Manuel ber si un escritor está escribiendo es
Las imágenes de la rapidez con que el líder de la opo- Chaves, como vicepresidente tercero de Cooperación directamente proporcional a su desin-
sición, Mariano Rajoy, reaccionó ante la noticia reve- Territorial. Zapatero señaló que su misión será la de terés por la literatura. Sólo aquellos a
los que lo escrito por Márquez les im-
lan también sus efectos más inmediatos. Mientras Za- fortalecer la cohesión territorial, y esto significa afron- porta un pito (lo escrito por Márquez
patero hablaba desde la Moncloa, con la parafernalia tar cuestiones de tanto calado como poner de acuerdo o por cualquier otro) se interesan por
que corresponde a la presidencia del Gobierno, Rajoy los intereses y políticas específicas del Gobierno cen- si escribirá más o no. ¡Con la de libros
ofrecía sus primeros comentarios a la intemperie de tral con los de las comunidades autónomas. En este suyos (o de otros) que hay por leer (y
un parque público en Las Palmas. Al cambiar su equi- escenario, las relaciones con Catalunya aparecen co- por releer)! Puede suceder también
po ministerial, tras una exitosa gira internacional, el mo un complejo reto que el veterano político socialista
presidente recuperaba la iniciativa ante su principal deberá abordar con suma habilidad.
adversario y este lo acusaba con duras diatribas al fon- José Blanco, flamante ministro de Fomento, sustitu- El interés por saber si un
do y la forma. Están por ver las consecuencias políticas ye a la discutida Magdalena Álvarez, en un departa- escritor está escribiendo
de este mano a mano, pues la realidad es que el nuevo mento de gran importancia en la visualización de las
Gobierno de Rodríguez Zapatero sigue sin contar con inversiones públicas. Vicesecretario general del PSOE,
es proporcional al
suficientes apoyos en el Congreso y será en los próxi- su nombramiento, junto a los del referido Chaves, pre- desinterés por la literatura
mos meses cuando podrá medirse la estabilidad parla- sidente del partido, y Trinidad Jiménez, nueva minis-
mentaria. Las cuestiones económicas y territoriales, tra de Sanidad y Asuntos Sociales y también veterana
que Márquez escriba pero que no le
con aspectos como la financiación autonómica, ten- militante, señala una marcada presencia de altos car- guste lo suficiente como para publicar-
drán mucho que ver con esa estabilidad hoy en preca- gos socialistas en el nuevo Gobierno. Los tres estuvie- lo. E incluso que, al final, crea que eso
rio y sin la cual difícilmente ni este Gobierno ni ningún ron al lado de Rodríguez Zapatero desde su llegada a que escribe debe ser destruido, y dé
otro tendrá la tranquilidad necesaria para llevar ade- la secretaría general del partido, cuando el PSOE esta- –en el lecho de muerte, pongamos– or-
lante sus políticas más ambiciosas. ba sumido en una profunda crisis. Ahora el presidente den de que lo quemen, con la esperan-
Más allá de la pugna política, la situación de fondo los llama a su lado, para que las siglas socialistas ten- za oculta de que no hagan caso y aca-
es la que se impone, y es a la luz de la capacidad del gan amplia influencia en el electorado. be un día publicado por un traidor
Max Brod. Si a uno no le gusta algo
nuevo Gobierno para atender los distintos frentes que ha escrito y no quiere que lo publi-
abiertos –algunos muy graves y candentes– como ha-
Respuesta a la crisis

S
quen, lo destruye él mismo y no enco-
brá que analizar el acierto en los cambios. Las eleccio- mienda a nadie la tarea.
nes europeas del próximo 7 de junio, que ni el presi- I las cuestiones económicas y sociales han es- Me fascina esa gente (a veces perio-
dente ni su partido, el PSOE, pueden haber perdido de tado muy presentes en el criterio presidencial distas supuestamente culturales) que,
vista al plantear y resolver esta crisis, serán un primer para renovar su Gobierno, no hay que dejar situados frente a un escritor, le pre-
test de la confianza inspirada en la opinión pública. fuera de ellas un área tan importante como la guntan: “¿Está usted preparando al-
go?”. Como si, salvo excepciones, un
Antes, sin embargo, se plantean las urgencias de un educación. La implantación del plan Bolonia ha situa- escritor preparase algo y no viviese en
momento que es de crisis y zozobra mundiales, pero do la política universitaria en un primer plano y el una obsesión redactora que le impide
que en España se sienten y se padecen con acentos pro- nombramiento como ministro de Educación del hasta saber si está escribiendo algo o no. Au-
pios y muy preocupantes. Zapatero hizo mención ex- ahora rector de la Universidad Autónoma de Madrid, gusto Monterroso explicaba que él no
presa del “mandato” emanado de la reunión del G-20 Ángel Gabilondo, significa poner al frente de este de- escribía tal o cual libro, sino que, un
en Londres, para que cada país tome sus propias medi- partamento a un profesional experto y buen conoce- día, se lo encontraba en el escritorio.
das, y está por ver hasta qué punto los cambios de per- dor del ambiente universitario. Más claro no puede estar. Un escritor
supura palabras, líneas, párrafos, his-
sonas y hasta de organización interna del Ejecutivo Al Ministerio de Cultura llega Ángeles González-Sin- torias, y lo que supura se va acumulan-
pueden resultar acertados. Los acuerdos del G-20 fue- de, hasta ahora presidenta de la Academia de Cine. Di- do en forma de páginas manuscritas,
ron calificados ayer mismo por el Banco Central Euro- rectora cinematográfica y guionista, es una firme de- mecanoscritas o de archivos de Word.
peo de una “mera creación de dinero” que puede crear fensora de la protección de los derechos de autor en La nota de Efe dice algo que se debe-
la temible inflación. Por eso los relevos en el Gobierno internet. La Sociedad General de Autores y Editores ría enseñar en las escuelas, si es que
español deberán mostrar capacidad para que las medi- saludó inmediatamente su nombramiento, mientras en las escuelas aún hablan de literatu-
das de política económica se demuestren eficaces a la que los partidarios del libre intercambio de archivos ra: “Al ser interrogado García Már-
quez sobre la posibilidad de no volver
hora de anticipar la recuperación de la economía y fo- apuntaron ya sus críticas. a publicar más libros, señaló que su
mentar el empleo, que fue, precisamente, el primero Los nuevos ministros son la respuesta de Rodríguez oficio ‘no es publicar sino escribir’”.
de los objetivos señalados por el presidente. Zapatero a una situación de profunda crisis que ahora El prolífico novelista milanés Gian-
En este aspecto cabe valorar uno de los cambios más se pretende “vencer” preparando la “recuperación” de filippo Ingoio explicaba que tenía un
significativos decididos por Rodríguez Zapatero. La la economía. Son también una muestra de la capacidad amigo albañil y que, siempre que coin-
sustitución de Pedro Solbes por Elena Salgado fue ex- de reacción del líder socialista, acusado por el princi- cidían, el amigo le preguntaba: “¿Qué?
plicada por el presidente, quien dedicó un largo co- pal partido de la oposición de haber agotado su ciclo ¿Vas a sacar pronto algún libro?”.
Cuando Ingoio le contestaba que no
mentario, casi un responso, al vicepresidente saliente. en el poder. Son la respuesta del PSOE a su soledad tenía ni idea porque se pasaba el día
Desde su cargo, Solbes tenía sobre sus espaldas la res- parlamentaria, con el partido cerrando filas ante la cer- escribiendo, su amigo insistía: “Va, se-
ponsabilidad de definir la estrategia económica ante la canía de la cita de las elecciones europeas del próximo guro que estás escribiendo algo, ¿ver-
crisis, y ahora Zapatero confía en que Salgado impri- mes de junio. dad?”. Evidentemente, su amigo nun-
ca había leído un libro suyo, y murió
sin leerlo.c