Está en la página 1de 132
1

1

2

2

Titulo: Sekai-ichi Hatsukoi ~ El caso de Yokozawa Takafumi Autor: Fujisaki Miyako (Trabajo Original: Nakamura Shungiku) Traductor japonés/ingles: fencer_x of September Scanlations Traductor Ingles/español: Hagane10 de Haganedixlove Fansub

3

CAPITULO 1

El primer amor nunca dura. Lo sabía desde el principio.

Por lo menos, había entendido que no existía "un amor romántico" en los sentimientos que tenía para él. Mostrándole sus debilidades,

aprovechándose de él

amigo cercano. Y sin embargo, la razón por la que no podía cortar su persistente cariño porque aún tenía un poco de esperanza. No tenía que ser su amante, era suficiente si pudiera ser la persona más importante en su vida. Hubiera sido

más que suficiente

eso fue todo, simplemente dependió de él como un

era

el permanecer cerca de su lado.

Podía oír el sonido de lluvia cayendo afuera.

La lluvia golpeó con fuerza contra el asfalto, el sonido parecía resonar con simpatía con su propia irritación. La lluvia había estado cayendo desde hace bastante tiempo esa noche, y aún así, el agua oscurecida por el lodo que se arremolinaba fuera, no podía quitar la empapada oscuridad de su corazón.

Miró la televisión en el Izakaya se había metido allí en busca de refugio contra la intemperie y se dio cuenta de una advertencia de fuertes tormentas eléctricas. En un principio había planeado regresar a casa una vez que la lluvia se hubiera calmado, pero la lluvia que había empezado a caer en la tarde, no mostró señales de detenerse, y comprendió que había perdido desde hacía mucho tiempo el momento de dejar la seguridad del bar.

O bien, quizás eso fue sólo una excusa, se dijo. En verdad, probablemente sólo

quería atrasar el regreso a esa habitación llena de recuerdos de él, durante el mayor tiempo posible.

Y tampoco fue tan malo, eso pensó mientras vaciaba copas de sake en medio de su desesperación, pero ahora podía sentir un malestar horrible en la boca del estómago, cosa que no era de extrañar, no había forma de no sentir los efectos de beber tanto alcohol. El lado positivo, es que no tenía dolor de cabeza. Frunció el ceño en señal de malestar y trató de darse vuelta, posteriormente, sintió una extraña sensación en la mejilla.

"¿Dónde

estoy?"

Poco a poco se levantó con suavidad del mullido colchón, Yokozawa Takafumi frunció el ceño en señal de confusión al mirar con detención su entorno, estaba en una habitación que nunca había visto antes. No era su casa, ni la de ninguno de sus amigos. La estética sencilla hablaba de un hotel de negocios, sin embargo él no tenía ningún recuerdo de haberse registrado en un hotel. Lo último que recordaba era cuando de metió en el Izakaya porque la lluvia no había cesado aún

4

"No puedo recordar

"

Comenzó a hurgar en sus recuerdos, pero todos estaban borrosos, lo único que fue capaz de recordar, fueron las palabras del camarero, que estaba preocupado ya que estaba bebiendo demasiado. En cualquier caso, tenía que deshacerse de esta resaca y rápido, o no iba a ser capaz de usar la cabeza para nada.

Nunca había llegado a estar tan borracho antes en su vida; después de todo, siempre había sido su trabajo cuidar de cierta persona quien tenía ese hábito de mierda. Nunca había siquiera imaginado que iba a despertar una mañana y no iba a ser capaz de recordar nada.

Sacudió la cabeza violentamente, recuperó un poco de sentido y parpadeó varias veces en una rápida sucesión, mientras que masajeaba sus pesados párpados por el sueño con sus dedos. Fue en ese momento que sintió algo extraño al verse a sí mismo.

"

"

Aunque no recordaba haberse desvestido, por alguna razón estaba completamente desnudo. Para empezar, casi nunca duerme desnudo, y la curiosidad lo llevó a levantar las sabanas.

"¿

?"

Dándose cuenta de que ni siquiera vestía ropa interior, su nervioso creció y rápidamente cubrió su parte baja.

Quizás solo había llegado borracho y se había desnudado por voluntad propia, lanzando su ropa alrededor. Diciéndose eso a sí mismo, miró a su alrededor, pero no pudo localizar ni un solo calcetín, por no hablar de su propio traje.

Encontró su ropa interior, esta se había deslizado justo debajo de la cama, extendió un brazo para agarrarla y se la puso por debajo de las sábanas, dio un suspiro de alivio. Existía un mundo de diferencia entre tener al menos una pieza de ropa a no tener nada de nada.

Había notado también otra cosa cuando había inspeccionado la habitación: el sonido de la ducha. Aparentemente había interpretado el sonido de la ducha del cuarto de baño como el sonido de lluvia cayendo en sus sueños.

Pero ese no era precisamente el problema: Se podía oír la ducha abierta significaba que alguien la estaba usando.

eso

Nunca en su vida había llevado una relación casual en un hotel así. Muy por el contrario, estaba firmemente en contra de tener relaciones con desconocidos. Y sin embargo, cuando se detuvo examinar el estado en que había estado la noche

5

anterior, tuvo que admitir que no habría sido tan extraño si hubiera sido tan descuidado

Mientras estaba allí sentado preocupándose sin fin, el sonido del agua corriendo se detuvo repentinamente.

!"

Contuvo el aliento y se preparó para hacer frente a la mujer que estaba a punto de salir de ese cuarto de baño. Aunque no sabía el cómo había llegado allí con él, sabía que tenía una responsabilidad como hombre así que aceptaría las consecuencias de sus acciones.

Yokozawa pensó rápidamente en una docena de pautas y simulaciones en su mente, pero sus pensamientos fueron paralizados cuando la persona que salió del cuarto de baño, vestida con sólo una bata, era en realidad un hombre.

"Oh, estás despierto. ¿Cómo esta la resaca? "

El hombre que se secaba el pelo alborotado del cual caían unas cuantas gotitas de agua causadas por la ducha y que hablaba con un aire de indiferencia no era otro más que el editor en jefe de la destacada revista Japun Shoten Marukawa, Kirishima zen.

6

7

7

Tenía un perfecto equilibrio y estaba completamente ordenado, sus ojos almendrados y labios finos, acompañados de una expresión compuesta hicieron evidente que no acababa de despertar.

Yokozawa hizo todo lo posible y forzó a su mente en blanco a reiniciar,

diciendo en voz temblorosa. "

qué iba a estar aquí, en esta habitación de hotel, completamente desnudo con una persona con la cual normalmente casi nunca habla fuera del trabajo.

¿Q-qué estás aquí

?".

No podía entender el por

Kirishima mantuvo la calma ante la atónita cara de Yokozawa. "¿Qué con eso? ¿Estás tratando de decir que no recuerdas nada de lo de anoche? Toma una pista de tu alrededor y estoy seguro de que lo descubrirás"

"¿Mi- alrededor?"

Bajo cualquier otra circunstancia, su ira habría incrementado ante la forma arrogante en que Kirishima se dirigió a él con aquellos labios finos, pero ahora no tenía libertad de tal acción. Fuera esto un manga o un drama de

televisión, hubiera sido fácil llegar a la conclusión de una trama en la que dos personas se emborrachan y terminan durmiendo juntos, pero, por lo

general

esas tratan de un hombre y una mujer, y ambos eran hombres.

Pero mientras quería rechazar aquella idea rotundamente, su poder de persuasión no estaba al 100% dado a que no recordaba nada.

En la mente de Yokozawa, él siempre había sabido que no era gay, y sin embargo la persona con la cual había mantenido un amor no correspondido por todos estos años había sido un hombre. Era lógico, entonces, que el obstáculo hacia la homosexualidad para él era sustancialmente menor que para la gente completamente heterosexual.

Por ahora, la prioridad era recordar lo que había hecho la noche anterior, ¡nada en absoluto! Recorrió frenéticamente sus borrosos recuerdos y regresaron a en el momento en que había salido de la oficina

El día anterior había sido absolutamente el peor día de su vida.

Después de haber puesto fin con firmeza al amor del cual se había aferrado por tanto tiempo, incapaz de rendirse, se había malhumorado a su manera en un Izakaya de camino a casa desde el trabajo. Se había aferrado a la bebida sin pensar mucho en el sabor, simplemente quería emborracharse, ahora recordó cómo había llegado Kirishima a ese mismo bar.

"Kirishima-san

¿qué estás haciendo aquí?"

8

"Estaba buscando un lugar para refugiarme de la lluvia y aprovechar de tomar

algo mientras esperaba botella?"

pero bueno, ¿No estás golpeando muy fuerte esa

"Por supuesto que no. ¿Estás solo? Entonces ven aquí, toma asiento. Hey, ¿puede conseguir otro de estos? O, espera, no, que sean dos más”.

Rara vez habían compartido una copa juntos, incluso si se encontraban fuera del trabajo, así que quizá él sólo se había sentido un poco solo y andaba en busca de alguna compañía. Independientemente de lo que había estado pensando cuando lo había hecho, Yokozawa había obligado a Kirishima a tomar asiento a su lado. Quizás al darse cuenta de que era inútil razonar con un borracho, hizo que Kirishima se sentara y se uniera a la triste fiesta de Yokozawa.

Recordó la forma en que discutieron qué tan bien iban las ventas de uno de los autores más recientes, se quejó acerca de cómo las reimpresiones no llegaban lo suficientemente rápido, se quejó de un autor muy popular el cual se estaba viniendo abajo, y difamo todos aquellos trozos de discordia que normalmente se mantienen al interior de las botellas y ahora los estaba derramando libremente.

Pero después de eso

no

podía recordar nada.

"¿Así que realmente no recuerdas nada en lo absoluto?"

Levantó sorprendido la cabeza ante ese comentario, Yokozawa descubrió que mientras había estado sumido en sus pensamientos Kirishima había terminado de vestirse. Como toque final, su reloj pulsera se deslizaba por su brazo. En el reflejo de este, observó su figura, repentinamente fue consciente de sí mismo, teniendo en cuenta su pelo erizado después de despertar, la barba desordenada en su mandíbula, y el hecho de que todavía estaba muy desnudo.

"No era de extrañar, realmente había bebido mucho"

Cuando dijo su excusa, Kirishima le lanzó una mirada sugerente y se burló de él usando como represalia las mismas palabras que uso la noche anterior. "'¿De veras, ahora?' ¿Después de que me dijiste: 'Por supuesto que no' Cuando te pregunté si habías estado bebiendo demasiado?"

"Eso fue

"

Si bien logró que tuviera un vago recuerdo de haber dicho algo por el

estilo, fue algo más bien turbio como para abrir reflexiones ociosas de un

borracho. Sin embargo, Yokozawa no tenía oportunidad de objetar.

" Bueno, supongo que ocasionalmente los empleados tienen días en los que sólo

quieren molestarse. Pero incitar a otros a que también lo hagan es algo inconveniente, así que trata de ser un poco más cuidadoso en el futuro."

"Lo tengo entiendo bastante bien sin necesidad de que me lo digas, muchas gracias."

9

"Sigue los consejos que te dan tus mayores sin replicar."

"¿Q-qué estás haciendo?" Kirishima se aproximo hacía él y resolvió el cabello de Yokozawa y en el momento que en que éste se movió para quitar su mano, un recuerdo afloró en su mente al sentir como esos dedos se paseaban por su pelo.

Esa no era la primera vez en que había sido tocado por esos dedos, podía sentirlo. Los recuerdos de la piel son la prueba de que había interactuado con otra persona.

No quería aceptarlo

sentir como el calor de su cuerpo subía poco a poco mientras sacaba sus propias

conclusiones. Era demasiado aterrador para ir tan lejos como para imaginar en detalle lo que había sucedido, no importaba cómo se mirara, estaba claro que no era un cuadro bonito.

pero probablemente lo habían hecho. Yokozawa podía

" ¿Qué pasa contigo? ¿Por qué te volviste tan silencioso, así de

repente? Comenzaste a recordar un poco la noche que tuvimos, ¿verdad?

No sirve de nada llorar sobre la leche derramada. Lo que más le importaba a Yokozawa justo en este momento era simplemente saber si había estado arriba o abajo

No sintió ninguna molestia en particular o extrañeza alguna, eso quería decir que no habían llegado hasta el final. Y aunque no podía imaginarse a sí mismo involucrándose con Kirishima por su propia voluntad, menos podía imaginarse a sí mismo siendo empujado hacia abajo.

Pero más que eso, fue todo un shock imaginarse a Kirishima de esa manera. No eran personas cercanas, así que por supuesto que no sabían nada acerca de sus vidas privadas, sin embargo, pudo darse cuenta de que llevaba un anillo en su dedo anular izquierdo, Yokozawa asumió que era casado. ¿Realmente habían hecho algo juntos?

" ¿Puedo hacerte una pregunta?"

"Depende de la pregunta."

Al darse cuenta de que a menos de que le preguntara directamente nunca conseguiría una respuesta adecuada, Yokozawa fue directo al punto:

"¿Eres gay?"

"¿Tú no lo eres?"

"¡Por supuesto que no!", fue la respuesta inmediata que dio, por el hecho de que

10

en realidad nunca había pensado en sí mismo como gay antes. Después de todo, sólo había estado enamorado de una persona del mismo sexo. Así que con toda sinceridad, nunca había imaginado si le gustaban los hombres en general, o si fue sólo Takano.

Cuando se conocieron, Yokozawa tenía una novia. Pero siempre se había sentido más cómodo pasando el tiempo con Takano que con su novia, y poco después de haberse involucrado con él de vez en cuando, hizo que todo el asunto se hubiera disuelto de forma natural. Desde entonces, nunca había tenido una relación estable. Otros se habían enamorado de él muy seguido, pero él nunca había hecho ningún movimiento por voluntad propia.

"¿Qué pasa con esa respuesta? Ayer te quejaste toda la noche acerca de cómo tu corazón acababa de ser roto por otro hombre. ¿Tienes alguna idea de cuántas veces tuve que oír y oír y seguir oyendo la misma cosa? "

"¡¿Yo dije eso?!" Al oír las palabras de Kirishima, su sangre se congelo. Mierda, ¿cuánto había dicho? Eso podría ser un gran problema si hubiera mencionado los nombres de Takano u Onodera en voz alta

"En serio no recuerdas de nada, ¿verdad? Francamente fuiste

muy molesto, Hablabas de cómo podrías haberlo hecho más feliz que ese tipo y

¿No crees lo mismo? nombre."

Pero de todos modos, no te exaltes. Nunca dijiste su

"¿No lo hice?" Fue patético, el como se había aferrado a las consoladoras palabras de Kirishima.

Quizás había tenido una mirada de desesperación en su rostro, para

que Kirishima bufara mientras observa a Yokozawa de cerca, "No tienes que preguntármelo con esos ojos trágicamente condenados, en serio. Nunca dijiste

cual era el nombre

adivinar que trabaja en la oficina, ¿eh? "

Pero, teniendo en cuenta lo exaltado que estabas, puedo

"Es

eso es

por supuesto que no." Un escalofrío recorrió su cuerpo ante aquella

perfecta deducción, y haciendo una cara de indiferencia logró mentir. Tenía que aplaudirse a si mismo por ser capaz de conseguir hacer ese rostro serio y no decir una palabra.

"Pero era un chico, ¿verdad? La persona por la cual has tenido sentimientos durante todo este tiempo."

"Eso es

"

No podía recordar que tanto había hablado la noche anterior, pero

dada la confianza con la que Kirishima le estaba diciendo estas cosas, era poco

probable que le estuviera haciendo preguntas capciosas.

"Este no es uno de esos libros Zafiro, ya sabes, así que no trates de decirme '¡Oh!, la persona de la cual me enamoré ~ sólo fue~ de un hombre'. No hay manera

11

de que tuvieras sentimientos románticos por otro hombre sin que nada hubiera pasado desde el principio. Si no fueras gay, no te preocuparías tanto"

Al ver la forma en que los hombros de Kirishima se sacudieron por la risa reprimida mientras se burlaba, hizo que Yokozawa alzará su voz sin

pensar: "¿Qu

estamos hablando de mí?! ¡Te hice una pregunta! ”Aunque apenas había pretendido preocuparse de ello, no ser capaz de recordar nada lo puso en una posición incómoda. Si todo este asunto resultaba ser cierto, se iba a morir de vergüenza.

quién

dijo que estaba tratando de

?

como sea, ¡¿por qué diablos

Comprendía perfectamente que estaba siendo incitado por burlas baratas, pero por alguna razón no podía controlarse a sí mismo cuando se trataba de Kirishima, dejaba que sus emociones se le subieran a la cabeza.

"¿Por qué nunca me di cuenta de querías llegar a conocerme tanto? En realidad, para mi están bien ambas. Me atraen los tipos de carácter fuerte, sin importar su sexo. "

Aquel significado para él, fue absolutamente un gran problema, por lo

tanto, Yokozawa quedó abandonado verdad y qué era ficción.

no había forma de determinar que era

"¿Seguro que no te van los chicos? Probablemente eras todo un deportista en una escuela de chicos. "

"Pero que

"

Yokozawa se sentía terriblemente humillado, sintió que

básicamente le estaban diciendo cualquier hombre estaba bien para él. Pero, entendió que si levantaba la voz y dejaba que sus emociones se apoderaran de él, acabaría siendo ignorado, pero de todas maneras, quería replicar, y sarcásticamente respondió: "¿Y qué hay de ti? ¿Cualquiera puede hacer esto contigo? Eres muy bajo como para aprovecharte

de un borracho. "

"¿De qué estás hablando? Tú fuiste el que se aferró a mí y me rogó que no te dejara solo."

"¡No hay una maldita manera de que yo hiciera algo como eso!"

Ante la replica de Yokozawa, Kirishima suavemente respondió,"¿Realmente puedes decir algo así cuando ni siquiera puedes recordarlo? Si estás tan seguro de que no es lo que pasó, busca en los recuerdos de esa tu cabeza y luego habla".

"

"

Kirishima calló las palabras de Yokozawa poniendo unos de sus dedos bajo su barbilla para obligarlo a ver hacia arriba, y hablo con frialdad en la voz. "Me encanta domar a los chicos orgullosos como tú y bajarles los humos"

12

"¡Deja de joder! ¡No seas tan egocéntrico!"

Yokozawa enfureció, una ola de ira se apoderó de su cuerpo, y haciendo uso de esa ira, trató de empujar hacia abajo a Kirishima, agarrándose de él. Pero antes de que sus dedos pudieran sujetar el cuello del otro chico, se encontró con su propio brazo impulsado hacia un lado de la cama y en lugar de Kirishima, era él quien estaba siendo presionado boca abajo sobre la cama.

13

"Me temo que no puedo tolerar ese tipo de violencia." "¡Ow -ow ow ow! ¡Maldita

"Me temo que no puedo tolerar ese tipo de violencia."

"¡Ow -ow ow ow! ¡Maldita sea! ¡S-suéltame!" Gimió de dolor ante el movimiento que Kirishima había realizado, nunca habría imaginado que podría

14

haber sido apresado tan fácilmente de esa manera, y entre más luchaba, más fuerte podía sentir el dolor.

"En verdad no deberías subestimar a la gente, ya sabes; nunca sabes qué tipo de trucos tienen aquellos que parecen débiles bajo la manga."

"¡No necesito de tus sermones, déjame ya!" Teniendo en cuenta la habilidad con que había logrado el acto, el chico probablemente tenía alguna clase de conocimiento sobre artes marciales, pero a Yokozawa realmente no le importaba en ese momento.

Mientras, luchaba con impaciencia a pesar del dolor, al fin, Kirishima lo soltó.

"Supongo que el oso salvaje del departamento de ventas solo ladra y no muerde, ¿eh? Estás bastante lejos de ser capaz de hacerme quedar abajo."

"Maldita sea

"

Dijo sentándose con pose defensiva. Yokozawa comenzó a

frotar sus articulaciones para calmar un poco el dolor y como represalia fulminó con la mirada a Kirishima, quien sólo lo miraba hacia abajo levantado sobre él con las manos en sus caderas. Si bien podía parecer delgado vestido como estaba, era obvio que tenía un buen cuerpo.

Su pecho por debajo de la chaqueta era duro y sólido, sin partes flojas a la vista, y su ropa había estado bien adaptada para mostrar de forma inteligente su figura resistente. Para haber ido tras ese tipo cuando

era sobrepasado en palabras y en cuerpo

tumba. Poco pudo hacer más que sentarse en silencio, temblando ante la

humillación.

estaba cavando su propia

"También añadiré que las miradas no tienen nada que ver, así que no trates de jugar sucio. Eso va para ambos hombres y mujeres."

"¿Eh?"

"Estoy diciendo que lo que importa es el interior, ah, y por cierto, tu traje está colgado aquí." Kirishima golpeó la puerta del armario. “Deberías tomar la oportunidad de dormir hasta que haya salido. Probablemente, tu cabeza aun esta difusa gracias al alcohol, ¿no?" Él se había tomado la molestia de colgar

el traje Yokozawa

sólo había sido una pequeña sutileza.

"Y ¿qué estás haciendo?"

"Me voy a casa. He pagado por la habitación, así que todo lo que tienes que hacer cuando salgas es devolver la clave de la tarjeta."

Salir juntos hubiera sido incómodo, por decir lo menos, Así que, Yokozawa se sintió afortunado al saber que Kirishima saldría primero; se cansó de sólo pensar en que pudieran verlos juntos pagando en la caja.

15

Pero en ese momento, una sola pregunta invadió su sensación de alivio:" espera un minuto. ¿Qué pasó con la cuenta de ayer?" Yokozawa no

recordaba haber salido del bar, o incluso haber sacando su cartera, pero dado a que estaba sentado aquí en estos momentos, debía significar que había

pagado cualquier cosa y no se había dado cuenta absoluto.

Oi,

o no había pagado nada en lo

"¿No es obvio? Yo la pagué. Estabas completamente ido que ni siquiera podías caminar en línea recta, fue difícil que empujar tu gran trasero a un taxi."

"Entonces, tal vez simplemente debiste haberme dejado solo." Si hubiera hecho eso, entonces Yokozawa no estaría aquí escuchándolo quejarse y en primer lugar, nada de esto hubiera pasado. Aunque se dio cuenta de que nada ayudaba ahora, aún no podía dejar de lamentarlo.

"No es como si hubiera tenido otra opción, ¿sabes? A mí me gusta ese bar, me habría enfadado si me hubieran echado a causa deque estabas hecho un asco."

"Oh, bueno, entonces me disculpo."

Al escuchar esa monótona disculpa, Kirishima abrió su cartera y sacó un recibo bastante largo. "Aquí esta, en tus manos te entrego tu parte de la factura"

"¡Iba a pedírtela! ¿Crees que quiero tener que deberte alg---?

¡¿Q-qué demonios

es esta cantidad?! Un conjunto de números más grandes de lo que hubiera imaginado estaban alineados en la parte inferior de una factura. Se trataba de una orden entera de mayor magnitud de lo que típicamente pedía al salir a

beber. Había gastado más bebiendo en una sola noche de lo que normalmente hacía en un mes.

Al darse cuenta de la manera en que la cara de Yokozawa se había vuelto blanca, Kirishima aprovechó la oportunidad para explicar la extraordinaria cantidad. "Estabas ordenando nada más que lo más caro, ya sabes. Es por eso que te decía que te lo tomaras con calma."

"

"

Mientras Yokozawa desesperadamente quería preguntarle por qué no se había esforzado más en detenerlo, entendió que no había posibilidad en que Kirishima pudiera hacerlo en lo más mínimo. Y aunque lo hubiera intentado, Yokozawa probablemente no lo habría escuchado.

"Voy a dejar que guardes apariencias: vamos a dividir la cuenta por igual. Gano más dinero que tu de todos modos."

"¡No necesito tu compasión! ¡Voy a pagar lo que ordené!" Esa era la política de Yokozawa cuidarse a sí mismo con sus propias manos, incluso si eso requería un poco de trabajo. Pero, por desgracia, Kirishima vio a través de

16

él y rió ligeramente entre dientes.

"Deja de ser tan terco. ¡Te pusiste blanco cuando viste el recibo! Ahora se un buen chico y hazlo que te sugiero."

"Tú

"

Era humillante haber sido visto a través así, pero la verdad, es que su

billetera realmente iba a ser golpeada el día de pago. Sin embargo, quiso resolver la deuda adecuadamente. Si ellos fueran cercanos, podrían haber resuelto esto simplemente la próxima vez en que salieran, pero su relación con Kirishima no estaba más allá del hecho en que ambos trabajaran en la misma compañía.

Desafortunadamente, no tenía suficiente dinero en efectivo para pagar de una sola vez, no tenía más opción que deberle esto a Kirishima.

“Solo espera hasta el día de pago ¿lo harás? Una vez que tenga el dinero, me asegurare de pagarte por completo.”

“Te dije que estaba bien ¿no? ¿Tanto así deseas no deberme nada?”

"Simplemente no quiero que salgas de tu camino por mí, ¡es todo!"

"Ya veo

Pues bien, es bueno que tengas un fuerte sentido de la

responsabilidad. Entonces, supongo que tendré que aceptar tu oferta. Ah, y me

olvidaba de una cosa más. Trabajaras como mi sirviente por un tiempo."

" ¿Cómo dices?" Yokozawa se vio incapaz de seguir el ritmo del cambio repentino del tema y parpadeó varias veces en un mismo instante.

Al ver su expresión de asombro, Kirishima le explicó lentamente, como si estuviera dando instrucciones en el trabajo. «Estoy diciendo que por el momento, no irás en contra de todo lo que diga."

"¡¿Y exactamente por qué tendría que hacer eso?!"No podía entender una palabra de lo que ese hombre estaba diciendo. Incluso teniendo en cuenta el contexto de la conversación hasta el momento, no pudo encontrar nada que previera esto.

"Es debido a que has adoptado una deuda de infierno. Me arrastraste en tu fiesta de tragos, me hiciste escuchar tus quejas, luego me haces pagar la cuenta y cuidar

de tu culo borracho

para esconderse, Yokozawa no podía hacer más que sentarse en silencio. "Además, estoy seguro de que no quieres que estas fotos embarazosas salgan a la luz, ¿verdad?"

sólo eso es demasiado. Sin espacio

"¿

’Fotos

embarazosas’

?"

Por sus palabras, era imposible entender cuales eran

esas imágenes y cómo eran de embarazosas, aún así un escalofrío recorrió la espina dorsal de Yokozawa.

17

"Eres muy lento, las que tomé ayer por la noche, por supuesto."

"Que-¿¡cuándo las tomaste!?"

"Estoy seguro de que puedes darte cuenta por ti mismo. Trabajas para una compañía editorial, trata de usar un poco de imaginación."

"¡Deja de joder, borrarlas! ¡Ahora mismo!" saltó de la cama y alcanzó el teléfono celular de la mano de Kirishima, tratando de arrebatárselo, pero Kirishima suavemente lo hizo a un lado, y le dejó hacer el ridículo.

"¿Por qué demonios iba a hacer una cosa tan inútil como esa? Si quieres que las elimine, entonces haz lo que digo sin protestar. Voy a borrarlas cuando termine de jugar al 'amo y sirviente' contigo."

"¡¿Qué diablos estás pensando

?!"

Nunca hubiera sospechado que alguien que

tiene una posición tal como la de Editor en Jefe, caería tan bajo como para

amenazar a alguien así.

"¿Quién sabe? ¿De verdad crees que te revelaría mis motivos ocultos sólo porque lo preguntas? Pues bien, me voy. Diviértete soñando con lo vergonzoso que te ves~ "

"¡Es-espera! ¡Oi! "

Pero Kirishima ya se había ido, dejándolo con sólo aquellas burlas. Yokozawa ni siquiera podía ir tras él, ya que aún estaba desnudo.

es absolutamente horrible", susurró Yokozawa en un suave gemido, se

quedó solo en la habitación en silencio sentado en la cama con nada más que su ropa interior.

Esto "

La tormenta de la noche anterior parecía haberse calmado ya que era de mañana. El cielo después de la tormenta era de un color azul claro, y en irónico contraste con ese cielo despejado, Yokozawa se retorcía de las náuseas provocadas por la resaca.

Kirishima le había pedido que durmiera hasta que fuera momento de irse, pero no era tan insensible como para ser capaz de descansar en una condición como esa. Había tomado una ducha para quitarse de encima algo de la fatiga, y apenas una hora después de que Kirishima se había ido, Yokozawa también lo hizo.

El traje que encontró en el armario había sido elegantemente lavado en seco por alguna razón, pero era imposible saber lo que la gente en la oficina podría pensar si se presentaba luciendo el mismo traje que había usado el día anterior. Dado que también necesitaba alimentar a su gato, decidió ir primero a su apartamento, antes de dirigirse a la oficina.

18

En el camino, se detuvo en una farmacia y tomó una bebida energética de cúrcuma, después de todo, tomar unas cuantas cosas antes sería mejor que recibir todo el dolor después.

"¡Achoo!"

El hombre que caminaba delante de él había estado estornudando desde hace bastante tiempo. ¿El frío andaba dando vueltas otra vez? Tal vez la razón por la que se sentía como una mierda total no se debía al alcohol sino que era en realidad el comienzo de un resfriado. Decidió tomar un poco del antifebril que guardaba en su escritorio, mientras pensaba en esas cosas, casi se le escapó el ascensor y una de sus mano llegó a sostener forzosamente una de sus puertas, las cuales que se abrieron a la misma medida en que comenzaron a cerrarse.

"¡Espera, voy a entrar!"

"Ah

B-buenos días

"

"¡!"

La persona que se había subido antes que él no era otro más que el novato del departamento de Edición Esmeralda, Onodera Ritsu. También era la persona que menos quería ver en esos momentos. Yokozawa hizo una mueca y miró al frente. "Oh. Es eres tú. No me hagas mirar a la gente que no quiero ver a primera hora de la mañana. "

"

Lo

siento

"

Por supuesto, Onodera probablemente tampoco quería verlo, no representaba placer alguno hacerle frente a un rival en el amor. Incapaz de soportar el silencio que se extendía entre ellos, Yokozawa lo rompió por voluntad propia.

«Llegas temprano como para ser un editor. ¿O es sólo que eres lento en el trabajo?

"

Pero Onodera no respondió al sarcasmo de Yokozawa con su fervor habitual. "No es eso. Sólo tengo que entregar la propuesta del proyecto para el siguiente "

volumen. Pensé que hacerlo antes era mejor

"Sabes, no es como si tuvieras que ser tan entusiasta acerca de un trabajo que ni siquiera te gusta. ¿No deberías estar escribiendo tu solicitud de transferencia al área de literatura?" Eso no era ni sarcasmo ni burla, sino que realmente sentía que si se trataba de un trabajo que odiaba, entonces no había necesidad de continuar.

No todos pueden hacer lo que aman para ganarse la vida, claro, pero todavía era posible encontrar valor y significado en una carrera. Ya no estaban protegidos como cuando eran niños pequeños, de modo que si que era imposible cambiar

19

sus sentimientos por la línea del trabajo en la que se encontraba, continuar era una falta de respeto tanto para el trabajo como para sus compañeros de trabajo.

"¡Ah-umm-! Realmente

¡Siento que me gustaría probar suerte como editor de

manga! «Saltó en Onodera, cortando a Yokozawa, y su respiración se volvió un tanto trabajosa. "Sé que todavía tengo mucho que aprender, así que te agradecería si pudieras ayudarme enseñándome también. A-aunque, para ser honesto, realmente no me llevo bien contigo. Takano-san dice que usted realmente sabe cómo funciona todo del negocio."

Pensar que ese día llegaría

propia voluntad

entrado en la empresa, le pareció que había mirado despectivamente la división de manga, pero desde que fue asignado a Esmeralda, su manera de pensar había cambiado

.

el día en que Onodera le diría algo como esto por

Tal vez los cerdos volarían hoy. Cuando ese chico había

Y

probablemente, todo fue gracias a la influencia Takano.

El dolor que había disminuido de la resaca, regresó como una puñalada atravesándole el pecho. La herida en su pecho aún a medio curar, le dolía de manera punzante. En un esfuerzo por cortar la herida con su propia mano, volvió a atascarse en su rinconcito de arrogancia:"¡Por supuesto que sí! ¡Pero es demasiado pronto para que alguien como tú me pueda pedir consejos!"

Onodera respiró entrecortadamente y Yokozawa repentinamente se sintió mal, dándose cuenta de que había dicho las mismas palabras que dijo Kirishima anteriormente. Quizás sólo porque no se sentía bien, tener que enfrentarse a Onodera como ahora, hizo que sus palabras sonaran como duras reprimendas. Al darse cuenta de que no era prudente aplastar su espíritu de esa manera, cuando por fin parecía haber hecho un poco de fuego con él, suavizó sus palabras, y le dijo a Onodera, quien había retrocedido a su lado. "Bueno, aunque no quiera aceptarlo, tengo que admitirlo: Haces bien tu trabajo."

"¡!"

Onodera se sorprendió con claridad ante las palabras de Yokozawa. El ascensor se detuvo en el 3er piso, y las puertas se abrieron suavemente. Lanzando una mirada de vuelta a Onodera, Yokozawa bajó a su piso. A pesar de que en Edición Esmeralda, las oficinas de la división de manga shoujo, estaban en el cuarto piso, Onodera se bajó con él. "Hiciste bien esa propuesta. Puedes seguir adelante con ella. "

"¿Eh?"

"Pero si no puedes lograrlo, entonces es inútil. Tengo dudas acerca de que si eres o no realmente capaz de hacerlo, pero voy a cooperar. Porque es mi trabajo".

Onodera lo miró de reojo, y se inclinó ante él, nervioso. "¡Ah, claro! ¡Espero que podamos trabajar juntos! "

20

"Y una cosa más." Tenía que saber una cosa, o más bien, tenía que confirmar una cosa. Si perdía la ocasión de hacerlo ahora, nunca más tendría la oportunidad de hablar a solas de esta forma otra vez, aunque no quería hacerlo de nuevo de todos modos. Respiró hondo y trató de mantener su voz lo más uniforme posible a medida que hablaba. "¿Estás enamorado de Masamune?"

"¡!"

Takano le había dicho a Yokozawa sobre sus sentimientos durante el día anterior, haciéndole saber muy bien que no había absolutamente ninguna posibilidad para él. Pero todavía no sabía cómo se sentía Onodera.

Parecía que el chico tenía un mínimo interés fugaz, pero tenía que confirmar si ese interés era el mismo que sentía Takano.

Tras un largo silencio, casi doloroso, Onodera asintió con la cabeza, y con la cara

de un color rojo brillante murmuro: "

Sí".

Yokozawa cerró lentamente los ojos, y los volvió a abrir poco a poco. "Al menos

sientes algo

tengas eso en mente. "

Si lo lástimas, no dudaré en tomarlo de regreso. Solo quiero que

Dejó pasmado a Onodera donde se encontraba y se dirigió a las oficinas de ventas. Sintió que las puertas del ascensor detrás de él se abrían y cerraban de nuevo. Miró a ambos lados de su oficina asegurándose de que su piso estaba completamente vacío y se desplomó sobre su silla. Deslizó la palma de su mano

sobre su frente, y murmuró débilmente: "

¿Qué demonios estoy haciendo

?"

Eso no había sido una declaración de guerra, sino que simplemente había querido darle poco de presión a Onodera. Si realmente hubiera tenido la intención de tomar de vuelta a Takano, entonces esas palabras sólo se hubieran vuelto en contra de él.

Tal vez le había dado una mano al chico, porque tenía la sensación de que Onodera era realmente, verdaderamente grave. Aunque las dudas y vacilaciones habían desaparecido de sus expresiones.

Algo había pasado entre ellos la noche anterior, era casi seguro.

" Tal vez eso era lo más conveniente para cierta persona."

Para un tipo que tiende a pensar demasiado las cosas y que se deprime más allá de lo cree, al salir con alguien aparentemente débil, pero con sentimientos

puros, sin complicaciones, como era Onodera llegado al final.

en realidad su trabajo había

Él sólo quería que Takano fuera feliz. Precisamente porque sabía lo mal que lo

21

había pasado en el pasado, Yokozawa quería esto más que nada en el mundo. Aunque él quería ser el encargado de hacer a ese hombre feliz, no pudo evitar que Takano no sintiera lo mismo.

" Es hora de a trabajar."

No es como si se fuera a sentarse y revolcarse sobre su roto corazón para siempre. Si pudiera sumergirse en su trabajo, entonces seguramente el dolor en su pecho se desvanecería con el tiempo.

Se irguió haciendo que la parte de atrás de su silla rechinara en señal de protesta, abrió su laptop y comenzó con energía.

Ninguno de sus compañeros de trabajo quería acercarse a Yokozawa más de lo absolutamente necesario, teniendo en cuenta que había estado trabajando como un demonio desde la mañana. Aunque no tenía ganas de tener una charla en esos momentos de todos modos, consideró que todo eso fue lo mejor, y después de terminar su trabajo de oficina, se había sumergido en un papeleo por el resto del día.

“ ¡Maldita sea!"

Cada vez que movía sus brazos, su camiseta almidonada tiraba de él con fuerza, recordándole la mañana que sólo quería olvidar. Teniendo en cuenta que apenas había podido quejarse ante alguien que tenía un puesto de trabajo superior al suyo y a quién había visto en bata de baño. Se quedó solo con la angustia.

En un intento de retirar por la fuerza las imágenes de su cabeza, se volcó sobre su trabajo, tuvo cuidado de ordenar una a una cada pieza de los negocios. Ya había terminado de preparar la documentación para la reunión del lanzamiento para el fin de semana, y dado que se había decidido añadir otra carrera de los números atrasados de una serie que estaba a punto de lanzar un nuevo volumen, la escasez del stock deberían ser atendidos.

"Todo lo que queda

es la propuesta del proyecto, eh

"

El departamento de Yokozawa trataba, en general, de las promociones de las ventas de los cómics, y su proyecto más importante de momento era “Za Kan”. No sólo estaban los planes en curso para sacarla en versión de película, sino también tenían que asegurarse de que las ventas tanto del volumen nuevo como el de los números anteriores fueran bien. La venta de libros también era un deber del departamento de ventas.

Una buena cantidad de dinero se iba a poner en la película, y con el aumento de personal se produjo un aumento en los costos laborales y esas cosas en general. Si no podían examinar un ingreso neto superior a los costos, entonces no tenía

22

sentido entrar en toda esa promoción. A fin de mantener una serie popular entre los aficionados, también tenían que poner constantemente nuevas noticias.

Independientemente de que si una serie se estaba vendiendo bien o no, ¡el departamento de ventas siempre era el encargado de vender más! Para llevar a cabo esa misión, se les mantenía trabajando como perros día y noche. Y si bien es cierto que apenas había espacio para respirar, era un trabajo para el cual Yokozawa se sentía muy preparado.

Había optado por trabajar en la industria editorial por la sencilla razón de que amaba los libros. Teniendo en cuenta que nunca había querido participar en la elaboración de un libro, al igual que con los autores o editores, en un principio tenía la intención de trabajar para una empresa comercial regular. Sin embargo, un día, había pasado a tomar un spot de televisión donde describían el trabajo del departamento de ventas de una editorial y eso cambió por completo sus ambiciones. Después de todo, no fue una tarea difícil salir y reunirse con la gente, y si iba a tener que venderle cosas a la gente, se sentiría bien poder vender algo que a él mismo le gustaba, así era como él lo veía.

Había sido guiado sólo por el instinto en ese momento, pero incluso ahora sentía que había tomado la decisión correcta. Sentía que estaba haciendo un trabajo que valía la pena, y trabajar en un lugar como Marukawa Shoten, que estaba lleno de trabajadores con una fuerte personalidad, fue fácil, incluso para una persona de carácter tan fuerte como él.

"¿Hm

?"

Al reunir todo el papeleo de los departamentos individuales, Yokozawa se dio cuenta que aún le faltaban los datos relativos a los materiales promocionales que se utilizarían en la campaña a partir del próximo mes. El departamento de ventas era responsable de ordenar y reunir todos los puntos de compra de artículos, carteles y similares, pero sin las imágenes en bruto del departamento de edición, hacer tales órdenes era imposible.

Yokozawa llamó a un hombre sentado en diagonal frente a él, un subordinado que acababa de colgar el teléfono. "

¡Oi, Henmi! ¿Hemos conseguido los datos de los materiales de promoción de la gente de Japun? "

"No, todavía no. Se suponía que iban a llegarnos esta semana, pero

"

"¿'Esta semana'? ¿Acaso no se dan cuenta de que ya es viernes? No me digas que están pensando en traerlo en la noche del domingo o algo así, ¿verdad? Ve allí y comprueba si no puedes prenderles fuego en el culo. No harán nada por una simple conversación telefónica. "

"¡S- sí, señor"

23

Henmi se levantó rápidamente de su silla después de recibir la reprimenda por parte de Yokozawa, tal vez porque Yokozawa sonó más duro que de costumbre.

Reflexionando que lo mejor que podía hacer el chico era traerle el proyecto, Yokozawa dejó vagar su mirada por el suelo y se sorprendió de encontrar a Kirishima a los pies de la entrada de su oficina.

"¡Geh!"

Henmi, que estaba de camino a las oficinas de edición Japun, entró en pánico y corrió a saludar a Kirishima.» ¡Kirishima-san! ¡Esta es una gran sorpresa! Rara vez baja al departamento de ventas. ¡Estaba de camino para allá cuando lo vi! ". Los otros a su alrededor parecían igualmente curiosos en cuanto a por qué el Editor en Jefe Kirishima había recorrido todo el camino hasta el piso de ventas.

"Sólo vengo para entregar los datos de los materiales de la promoción. Siento haber tardado tanto. El personal de nuestro departamento tenía la intención de traerlo a tiempo, pero terminaron sepultados bajo otros documentos y sólo los descubrí ahora." Le entregó un CD de datos a Henmi.

"Gracias, y siento que un editor en jefe haya tenido que recorrer todo el camino "

hasta aquí

"Nah, estaba en mi camino de todos modos."

"'¿En su camino'?" Henmi sonó audible confundido ante las palabras es Kirishima. Aunque no era ninguna sorpresa, ya que había pocas probabilidades de adivinar la verdadera razón por la que Kirishima podría haber venido.

Yokozawa tenía una muy mala sensación y dio la espalda para evitar encontrarse con la mirada de Kirishima, pretendiendo centrarse en la pantalla de su ordenador. Pero, naturalmente, no había forma de que algo así evitara que lo notara, y fue fácilmente encontrado por Kirishima. "Oh, ahí estás. Yokozawa, vamos a beber. "

"¿?"

Todo el piso rompió en murmullos ante la invitación de Kirishima, incapaces de creer que Kirishima había venido hasta aquí sólo para invitar a Yokozawa, con quien nunca había tenido ninguna relación fuera del trabajo, a tomar. En efecto, puesto que las veces en las que se habían encontrado durante las reuniones se trataban con vehemencia, varios habían pensado que no se llevaban muy bien.

Caminando hacia el escritorio de Yokozawa, repitió, por si acaso, nuevamente su invitación, "¿No me oyes? He dicho que vayamos a tomar un trago. "

Todavía "

tengo trabajo que hacer."

24

Hizo un pequeño intento por resistirse, pero Kirishima sólo resopló con sorna. "¿Eh? No hay forma de que tú de todas las personas en este departamento no hayas cumplido con tu cuota a tiempo. ¿Qué demonios has estado haciendo todo el día? "

"¡Cállate! ¡Este es un trabajo para la próxima semana! «Tan pronto como había dejado caer esas las palabras de sus labios, se dio cuenta de que había sido incitado después de haber sido sacado de quicio. La expresión en el rostro de Kirishima mientras sonreía hacia que se irritara más allá de cualquier cosa.

"Entonces hazlo la próxima semana. De todos modos, estos chicos pueden trabajar mejor sin un bocazas como tú aquí. ¿Verdad? "

Henmi, que los había estado observando con interés se descuidó, y respondió de manera nerviosa cuando Kirishima volvió de repente la conversación con él.

"¿Eh? Ah bueno, eso es

El que no negara la implicación…significaba que estaba

de acuerdo con ella, al menos en una parte.

Cuando Yokozawa dirigió una dura mirada hacía Henmi, Kirishima se adelantó y le revolvió el cabello. "¿Q-qué diablos estás haciendo?"

"No les des más momentos difíciles a tus subordinados. ¡Estás haciendo una cara de miedo! Deja la mala leche. Ahora date prisa, junta tus cosas y salgamos de aquí.

"

"¿Y por qué razón en el mundo iría contigo?" Cansado de jugar este juego frente a una audiencia tan grande, sin pensarlo dejó escapar sus verdaderos pensamientos. Pero Kirishima se mantuvo indiferente, incluso ante la desagradable expresión en la cara de Yokozawa.

"¿No estás demasiado joven como para estar siendo senil? No me digas que ya has olvidado lo de esta maña-"

!"

Yokozawa empujó fuertemente su silla hacia atrás en un esfuerzo por

cortar las palabras de Kirishima. Nunca había sospechado que Kirishima podría haberlo chantajeado en un lugar como lo era la oficina de todos los lugares posibles. Corto las palabras de Kirishima antes de que pudiera decir cualquier cosa aun más estúpida, Yokozawa levantó la voz y habló. "¡Ah! ¡Oh, es correcto! ¡Se suponía que íbamos a tener que charlar sobre la campaña!"

"Exactamente. ¡Me alegro de que lo hayas recordado! "

Yokozawa hervía de rabia ante la sonrisa descarada que el otro chico había puesto, pero si estallaba en un lugar como este, no se sabía qué tipo de rumores podrían brotar. "Bueno, entonces ¿vamos?"

Nunca había usado expresiones como esta, incluso mientras hacia las rondas de negocios. Si hubiera sabido que este tipo de cosas podían surgir, tal vez habría trabajado más en su sonrisa forzada. Yokozawa pasó rozando a Kirishima por la

25

puerta y salió del despacho, huyendo de las miradas curiosas de sus compañeros de trabajo. "¿Y bien? Delicioso, ¿verdad? "

" Sí, lo esta."

Tomó un sorbo del Hokuriku sake que Kirishima le había ofrecido, tenía que admitir que era lo suficientemente delicioso como para hacer que sus ojos se salieran de sus orbes. El aroma a flores que flotaba por su nariz y la dulzura que se propagaba a través de su lengua eran de primera categoría, y el sabor que dejaba lo hacía sentir renovado. Aunque era frustrante estar de acuerdo tan fácilmente, pero las cosas deliciosas eran deliciosas, sin importar que.

Después de disfrutar de una comida ligera, Kirishima lo había traído hasta aquí, a este bar especializado en sake japonés. El lugar tenía una atmósfera completamente diferente de los lugares que habitualmente frecuentaba con la gente de ventas de otros departamentos y clientes. Incluso el pequeño tazón del cual habían recibido sus bocadillos era de muy buena calidad, y los empleados realizaron todas sus labores con la mayor cortesía posible, contrario a lo que habitualmente se observa en las cadenas de restaurantes, era un lugar cómodo para pasar el tiempo.

"Pronto vas a cumplir los 30, trata de aprender a beber correctamente mientras todavía puedas."

"Pues, tienes que saber que no suelo beber así."

"Heeeh

¿Enserio?"

"¡Sí, así es! Y de todas formas, todavía tengo un buen par de años antes de llegar a los 30."Tenía la sensación de que Kirishima no le creería, así que al decir esas palabras aumentó la fuerza de su tono, y al darse cuenta de que había levantado la voz, miró rápidamente alrededor de la habitación y dio gracias a Dios de que se habían sentado lo bastante lejos en el interior, y que al parecer, ninguno de los otros clientes se habían dado cuenta.

"Esos dos años van a pasar volando."

"Cállate".

Kirishima simplemente bebió feliz un sorbo de sake, disfrutando ver como Yokozawa se salía de quicio. Al darse cuenta de que era inútil razonar con Kirishima, Yokozawa lo ignoró y levantó el vaso de Edo-faceta a sus labios. Saboreó su suave sabor en la lengua y termino de tomarse en el resto en el bar.

La clientela parecía estar compuesta principalmente de hombres mayores que Yokozawa, aunque habían algunas mujeres solas. Con una cálida e indirecta iluminación, el bar tenía un ambiente tenue, más bien elegante y eso era muy acogedor. En el pasado, había evitado este tipo de bares que trataban con sake

26

de alto costo, y obviamente porque no le convenía, pero probablemente, no le importaría volver a un lugar con este tipo de ambiente solo. Se preguntó con quién vendría Kirishima normalmente.

" Así que te divierte arrastrarme a un lugar como este, ¿no?"

"Tenía muchas ganas de ver tu cara de mal humor."

"Sabes, tienes una personalidad muy retorcida."

"De hecho, a menudo recibo muchas felicitaciones por mi personalidad.” Yokozawa se sintió nervioso por la forma en que las comisuras de los labios de Kirishima se levantaban cada vez que sonreía.

Habló con saña, haciendo todo lo posible para evitar ser absorbido por la atmósfera que rodeaba a Kirishima, que parecía estar tratando intencionalmente de hacerle fruncir el ceño. "Estoy seguro de que tus subordinados tienen dificultades para realizar su trabajo bajo la supervisión de un jefe como tú."

"No hay manera de que les hiciera cualquier cosa cruel a mis pequeños y lindos subordinados. Estoy seguro de que están en un infierno mucho más feliz, al menos uno mejor que el de los pobres desgraciados asignados a ti. "

"¡Eso no es-!" Verdad

trató de decirlo, pero recordó la reacción que había

tenido Henmi. Si su actitud era estar realmente succionando la vida de quienes lo rodeaban, entonces ese no era un buen camino para caminar costa abajo.

No todas las personas eran realmente competitivas. Por cada trabajador resistente que podía hablar acerca de sus pensamientos, había otro que sufría bajo la tensión.

"Tus chicos hacen un buen trabajo; deja que lo sepan de vez en cuando. Hay un mundo de diferencia entre decir unas pequeñas palabras como 'Buen trabajo’ y 'gracias.' "

" ¿Acaso crees que no lo entiendo?"

"Lo entiendes, pero todavía no lo haces, ¿verdad? No va a pasar mucho tiempo y el único que va a estar dispuesto a soportar tu mierda tsundere será tu amante. "

"¿A quién estás llamando tsundere?"

"Aunque debo admitir que no tienes nada de ‘dere’”

"¿Qué diablos se supone que significa eso?" Rápidamente perdió el impulso de seguirle el ritmo, Yokozawa pasó de él y se volvió hacia otro lado, fingiendo estar distraído dándole un trago a su bebida. El sabor era magnifico, y se deslizó por su garganta más suave que el agua. Si no tenía cuidado, sería muy fácil

27

beber demasiado de esto.

Kirishima se fijó en él mirando con amargura su vaso vacío."¿Quieres un poco de agua?"

"Estaré bien, de todos modos, no estoy bebiendo a la misma velocidad con la que lo hacía ayer." Debería estar bien si lo dejaba en este instante. Para empezar, él no era una persona fácil, sólo había bebido mucho más de lo habitual la noche anterior. "De todas formas, ¿por qué eres tan condenadamente persistente conmigo?" Hasta ahora, había estado distraído al estar irritado con la forma en que Kirishima alardeaba de sí mismo, pero cuando se detuvo a pensar en ello, pensó que era bastante extraño.

Tenía que tener compañeros de su misma edad en la empresa, no había ninguna razón para que lo invitara a salir de esta manera. Y más con lo borracho que se había comportado el día anterior, no tenía la necesidad de hacer un movimiento con un hombre que era mayormente conocido en la compañía como un oso salvaje, si le daba la gana, seguramente Kirishima podría atrapar a cualquier persona que él quisiese.

No podía entender el razonamiento de salir con alguien que no tenía, absolutamente, algo del encanto que buscaba Kirishima, quizá vino con él solamente porque se habían encontrado en un bar la noche anterior y había visto su lado más débil.

"¿No te lo dije? Me gusta jugar con los chicos orgullosos."

"Sigues balbuceando estupideces, ¿no? Y si quieres chicos orgullosos, nuestra

empresa está llena de ellos, si no lo ha notado. ¿Por qué tengo que ser yo? ¿Por qué "

no, no sé

desgarrado su herida. No había manera de que Kirishima no sospechara algo, ahora después de que de todos los lugares, había traído ese nombre hasta aquí.

Rezando para que Kirishima no se diera cuenta de la forma en que estaba temblando por dentro, lo miró vacilante.

alguien como, Takano

Sin pensarlo, con sus propias palabras había

"¿Takano? No, él no es bueno. Puede ser orgulloso, pero es más sensible de lo que parece, se siente como si pudieras hundirlo con un solo golpe. Probablemente no sería un gran desafío si realmente fuera tras él. "

"

"

Tuvo que admitir, que estaba impresionado ante el buen juicio de Kirishima. Tal como dijo, sin duda, Takano tenía un lado sensible. El podría ser como un buen farol, pero una vez que su luz se iba apagando, ya no era bueno en escoger con seguridad una decisión por sí mismo. Pero en ese mismo sentido, te permitía acercarte a él, te habría su corazón y confiaba en ti sin importar que. Aunque hay que reconocer que era mucho más evidente cuando estaban en la universidad, y que al entrar al mundo laboral y el haber crecido, parecían

28

haberlo suavizado un poco. Pero sus elementos básicos todavía no habían cambiado en lo más mínimo.

"No voy tras novatos que todavía no están llenos de sí mismos."

"Hey, sabes que él y yo tenemos la misma edad, ¿verdad?" Entiende que tiende a parecer más viejo de lo que realmente es, pero si Takano era considerado un novato, entonces él también lo estaba siendo. En ese punto no estaba de acuerdo con Kirishima.

"Estoy hablando del interior. Aunque bien, supongo que fue capaz de poner a Esmeralda de nuevo en marcha, y eso es porque tiene esa pequeña sensibilidad en él. Pero tú tienes tus buenos puntos propios, no tienes que ser tan sensible por el hecho de que tienen la misma edad".

"¡Y-yo no soy sensible con eso!" Parecía haber llegado la idea de que Yokozawa veía a Takano como un rival. Si bien eso era mejor a que se diera cuenta de que Takano fue el tipo que lo había rechazado, todavía se sentía irritado.

"¿En serio? Bueno, tengo que admitir que eres algo así como un novato, pero contigo mismo, es la forma en que lo veo. No me importaría enseñártelo todo, de la cabeza a los pies, si lo deseas."

" Sí, no se trata sólo de tu personalidad retorcida, tus hobbies también lo son."

"Personalmente, Sucede que pienso que juzgo bastante bien el carácter."

"Mira quién habla." Aunque no quería dejarse, de por sí, no podía entender qué pasaba de interesante por la mente de ese tipo. Si realmente tenía la intención de arrastrar a alguien aquí con él, ¿no hubiera sido mejor encontrar a un subordinado sumiso de su propio departamento?

Sabes, para ser un tipo que por lo general tiene una actitud imponente, de seguro tienes una baja opinión de ti mismo. Eres bueno en tu trabajo y no tienes estas de mal ver. Tienes que tener un poco más de confianza en ti mismo, ¿lo harás? "

"¿Q-qué demonios es eso? ¿Qué acaso me estás vigilando con atención? «Creció el nervioso al ser halagado tan de repente. No podía dejar de sentir que un elogio cayendo de los labios de Kirishima, en realidad era una trampa de alguna manera.

"Veo que no estás acostumbrado a ser felicitado. No tienes que sonrojarte. "

"¡No estoy sonrojado--!"

"¿Hmm? No eres alguien realmente convincente con esa cara tan roja."

29

"¡Deja de decir todo lo que pasa por tu mente! De todas formas, ¿cómo diablos puedes saber si alguien es sexy o no en un bar tan oscuro como éste? "

"Pues, me tienes aquí". Kirishima se encogió de hombros dándole esa respuesta. Yokozawa suspiró, harto de la manera en que todo parecía de alguna manera, estarlo divirtiendo. Nunca habían interactuado mucho fuera del trabajo, pero aun así nunca se habría imaginado que Kirishima tuviera una personalidad tan fácil de llevar.

Dentro de Marukawa Shoten, era conocido como un creador de gran éxito, había ayudado a producir más éxitos que cualquier otra persona en la compañía, y Yokozawa siempre había imaginado que era alguien muy adicto al trabajo, pero la realidad era muy diferente.

" Voy al baño".

"¿No acababas de ir? Tal vez seas más viejo de lo que piensas~ "

"¡Cállate!" Kirishima lo despidió con una sonrisa y con una sensación de malestar, Yokozawa se deslizó hacia el cuarto de baño situado en el interior del bar.

Se puso de pie delante del limpio espejo, no había ninguna mancha en él. Suspiró profundamente. Tendía a perder los estribos con rapidez cuando se trataba de Kirishima. Sabía que no había estado bebiendo mucho esa noche, pero por alguna razón, no podía mantener la calma al lado de ese tipo. Quizá era porque era alguien que había visto su lado más débil o tal vez porque no era nada más que una presencia incómoda para él, no podía decirlo. Siempre había sentido una sensación de inquietud acerca de Kirishima, pero como nunca habían tenido que compartir espacio por mucho tiempo fuera de las reuniones, nunca había sido capaz de averiguar qué era exactamente, así que solo desechó la idea.

Pero incluso sin saber por qué se sentía así, todavía había una manera de lidiar con él. Todo lo que tenía que hacer era distanciarse del hombre en cuestión. Si

pudiera hacer eso, podría escapar de esta irritación constante también. " embargo, es más fácil decirlo que hacerlo."

Sin

No era como si estuviera haciendo esto por su propia voluntad, estaba siendo obligado por Kirishima. Lo que significaba que sólo podía esperar a que Kirishima se cansara de burlarse de él. No importaba cómo lo miraba, siempre volvía a eso. No podía contra un oponente que situaba por encima de él en años y en la posición en la empresa, alguien a quien no podía ganarle en palabras o fuerza física, era inútil rebelarse más de lo que ya lo había hecho.

"Maldita sea

"

Al final no sabía qué hacer, no podía dejar de estar irritado. Maldiciendo en voz baja, giró el grifo a toda potencia y se salpicó el rostro enrojecido. Podía sentir

30

como poco a poco regresaba a la calma gracias al agua fría, y se secó la cara con un pañuelo que sacó de su bolsillo. Tomando un respiro final, salió del baño.

"Tus mangas están mojadas, sabes. Sécate correctamente antes de volver. "

"No me toques." Golpeo a la mano de Kirishima para alejarla seguido de eso, procedió a limpiar las mangas con el pañuelo que acababa de regresar a su bolsillo.

"No tienes que estar tan exaltado, no muerdo. ¿No estás siendo un poco demasiado sensible? "

"No, no lo soy."

"¿En serio?, ¿y ahora?" La forma sugerente en que le sonrió, y el hecho de que por alguna razón no podía apartar los ojos de esa mirada, y de ese rostro, dio que pensar a Yokozawa.

"Bueno, ¿nos ponemos ya en marcha? después de todo, no puedo pasar dos noches fuera de casa."

Kirishima tomó su bolso y se deslizó lentamente de su silla. Al ver la acción, un empleado llegó rápidamente con los abrigos que habían marcado.

"¡Ah, espera! Voy a pagar cuenta. "

"Ya pague."

"¿Eh? ¡Oi-espera un minuto! ¡No hay ninguna razón para que me trates así! "

"Ustedes los jóvenes son más lindos cuando son tratados así, sabes" Kirishima salió campante por la puerta y se puso en marcha sin mirar atrás.

Yokozawa lo llamó, discutiendo en voz alta mientras lo perseguía. "¡Como si me preocupara por ser lindo o no! ¡Por lo menos, dividámoslo a la mitad! Pagaste por el hotel también, ¿no? ¡No quiero seguir acumulando más deudas contigo! “

"Pero no tienes dinero, ¿no? No te exijas tanto."

"¡Ese no es el punto!" Es cierto que no estaba del todo seguro de lo mucho que traía en su cartera, pero desde luego no iba a permitir que Kirishima lo avergonzara sin dar pelea.

"Bueno, si estás tan decidido a pagar… Supongo que tendré que dejarte."

Sintió un gran alivio cuando finalmente ganó una de las disputas que había tenido con Kirishima. "Bien, ¿cuánto es-?" Mientras sacaba su billetera para comprobar la cantidad que había en ella, su corbata fue agarrada y jalada hacia adelante."¡¿--?!"

31

Sus ojos se desorbitaron por el shock y una lengua hizo camino entre sus labios, para luego abrirse paso a lo largo de sus dientes. Sintió como el interior de su boca era explorada a fondo y eso hizo que se estremeciera debajo del otro, también hizo que quedara quieta considerablemente su propia lengua. Su boca estaba devastada, incluso dejándolo incapaz de respirar correctamente, y parecía que no se quería poner fin a ese apasionado beso, eso lo estaba volviéndolo loco.

32

"¡Nn nnn !" 33

"¡Nn

nnn

!"

33

El beso de Kirishima fue sorprendentemente bueno, hasta el punto en que sentía que estaba a punto de desmayarse. Incluso si hubiera querido alejarlo, su voluntad estaba completamente paralizada y su cuerpo se negó a moverse, como si estuviera obligado a estar así.

Un grupo de fiesteros borrachos que estaban de pasaba, los animaron en voz alta, pero aun así sus labios permanecieron unidos.

Ha!"

Cuando por fin el beso se rompió, su cuerpo se llenó de una torpe parálisis y se encontró incapaz de permanecer de pie por su cuenta. Apoyó su cuerpo contra

la pared en la que estaba colgado el letrero del bar y se quejó con sus, todavía,

entumecidos labios: "¿En qué diablos estás pensando? ¡En un lugar como éste Con fuerza limpió sus labios aun húmedos con la palma de su mano, pero no pudo borrar la débil sensación que quedó sobre sus labios y su lengua.

! ”

Kirishima se rió ante la roja cara de Yokozawa. “¿Así que estas diciendo que hubiera estado bien en algún otro lugar?”

“Claro que no. ¡No puedo creer que usaras un truco sucio como ese-¡

“¿sucio? No estas siendo muy convincente, considerando el hecho de que ni siquiera puedes pararte correctamente ahora. Eres un hombre adulto, así que deja de lloriquear como una niñita. No vas a tratar decirme que fue tu primer beso o algo ¿verdad?”

“¡quien dijo…!” la cara de Yokozawa se enrojeció aun mas con esa burla. Con ira y humillación mezcladas, la sangre corría hacia su cabeza, dejándolo incapaz de juntar una oración correctamente.

“bueno lucias tan inocente, pensé que tal vez… pero si no lo era, entonces es mejor. Después de todo, hubiera sido una vergüenza si te hubiera robado tu primer beso.”

“¡¡

!!”

"Ah, bueno, voy por aquí, vas tomar el metro, ¿verdad? No tomes ningún atajo en esta ocasión y ve directo a tu casa jovencito~ "

"¡No necesito que me digas qué hacer!"

"Cuando consigo sacarte así de quicio, sólo me dan ganas de burlarme mas y tú no quieres eso, ¿verdad?"

"¡¿Por qué tú-?!"

Sabía que estaban jugando con él, probablemente parecía un juguete perfecto para alguien como Kirishima. Dolía admitirlo, pero cada vez que abría la boca,

34

sonaba como el gemido de un perro que acababa de perder una pelea.

"Bueno, ten cuidado al volver a casa. Ah, y una cosa más."

"¿Y ahora qué?"

"Gracias por la comida

“…seguro me las vas a pagar." Al igual que un villano secundario de película, escupió sobre la burla de Kirishima, quien se dio la vuelta y se marchó dejando tras de sí esas palabras irritantes y una sonrisa pícara. Había sido todo lo que podía llegar a soportar en ese momento, el hecho es que fue algo bastante vergonzoso. Tembló de ira cuando se dio cuenta de que nuevamente lo había visto en un estado débil, pero no tuvo más remedio que aceptar la humillación.

"Joder con todo esto…” La palma de su mano se sentía caliente, fue donde había hecho un puño de ella, y su corazón estaba acelerado probablemente debido a su furia rabiosa. Reprimiendo su indignación, le dio la espalda y se fue corriendo muy lejos.

35

CAPITULO 2

"Tsk…"

Al recorrer pocos metros después de salir de la tienda de cómics, Yokozawa sintió un pequeño dolor en el pie y chasqueó la lengua en señal de irritación. De alguna manera, aparentemente al caminar, una pequeña piedrecita se había abierto camino en su zapato.

Se detuvo y se quitó el zapato para quitar la piedra. Mantuvo el equilibrio sobre la pierna izquierda, doblo su cuello para buscar el objeto extraño y se dio cuenta de que la planta que estaba usando, ya estaba bastante baja.

A pesar de que los había mandado a mantenimiento, lo hacía una vez a la semana y de que tenía varios pares que usaba en forma rotatoria, el dar vueltas así, como él solía hacerlo casi a diario, hacía que las suelas obviamente no duraran mucho. Recordando que tenía un par de repuesto en su casillero de trabajo, decidió llevar el par que traía puestos a un taller de reparación de camino a casa.

"Aunque… será otro costo

"

Se puso el zapato suavemente sobre el asfalto y deslizó su pie dando un suspiro, ya que estaba considerando el lamentable estado de su billetera. Sino metía mano en sus ahorros, probablemente no sería capaz de llegar hasta el día de pago. Después de todo, había tenido que atender un buen número de gastos este mes.

Entre todos los regalos de felicitaciones que habia pagado a uno de sus subordinados por su boda y el baby shower de un amigo, etc. Y luego tener que reemplazar su teléfono celular que se había roto en una de las salidas que había tenido con unos conocidos, tenía apenas para sobrevivir, contando con que aún faltaba más de una semana para el día de pago.

Había sido demasiado descuidado para salir y beber solo en esta situación financiera, incluso si había sido sólo por capricho, había un límite apropiado al emborracharse.

Si no hubiera entrado en ese bar

casa… habría sido capaz de evitar la molesta situación en que se encontraba atrapado ahora mismo. A pesar de que sabía que ahora no había nada que hacer al respecto, todavía no podía dejar de lamentar sus acciones.

si hubiese ido directamente a

"

"

Takano había sido su primer amor.

Claro, no eran pocas las personas con las cuales había salido en la universidad,

36

pero cada vez que le preguntaban si los amaba, se le hacía difícil dar una respuesta positiva con confianza. Habían sido buenos amigos, y se sentía tranquilo con su presencia, pero nunca había sentido ninguna emoción realmente abrumadora cuando estaban juntos. A menudo había asumido que quizás no era el tipo de persona que se enamora de verdad, pero cuando se había convencido de ello, comenzó a acercarse a Takano.

Al principio, había sido difícil poder acercarse a Takano, con su actitud cínica y ese complejo de abandono de sí mismo. Pero al darse cuenta de que todo eso era simplemente una fachada para ocultar lo que realmente era, se dio cuenta de que no podía abandonar a ese hombre. Por último, cuando ambos comenzaron a conversar, se dieron cuenta que en realidad compartían experiencias y aficiones, y la conversación siguió surgiendo de forma natural.

Cuando conversaban, la máscara pesimista de Takano parecía desaparecer, y mostraba una sonrisa más adecuada para su edad. Yokozawa quedo tan fascinado y encantado por ello. Poco a poco comenzó a pasar más y más tiempo con Takano, más del tiempo que pasaba con su novia, tal vez en ese momento, él ya estaba enamorado de ese chico.

Entonces, una noche, Takano había estado en un estado particularmente malo, y

había llegado al límite a la hora de beber, esa noche, cruzaron la línea. A pesar

de que se dio cuenta de que Takano se arrepintió

propios sentimientos. Él no amaba a este hombre como un "amigo", estaba

enamorado de él.

Yokozawa confirmó sus

Nunca imaginó que la distancia que existía en ese amor le pondría un alto de manera tan horrible.

"Oh Dios mío, ¡perdóname!"

"Ah, no, fue mi culpa."

Atrapado en sus pensamientos, había chocado accidentalmente con una chica de secundaria que llevaba una bolsa de papel proveniente de una librería que aferró a su pecho. Ella había estado absorta en la conversación con una amiga y al parecer no se había dado cuenta de que Yokozawa caminaba frente a ella. La chica había se ruborizo, avergonzada de haber dejado a su mente vagar así, y entonces corrió a juntarse con sus amigas.

Parecía que la chica y sus amigas acababan de salir de la misma librería a donde Yokozawa se dirigía, “Libros Marimo”. Comenzó a caminar de nuevo, pensando alegremente "que bueno sería si esa bolsa estuviera llena de nuestros libros".

Hoy estaba en una misión, tenía que probar como iban las ventas respecto a una campaña a favor de una nueva publicacion. En el mejor de los casos podría conseguir que la tienda llegara a un acuerdo para poner todos los volúmenes anteriores del mismo autor, junto con la nueva versión, entendió

37

que había limitaciones en el espacio, tenía que tener eso en cuenta. Convencer

a la tienda de que les permitiera tener más espacio que otras empresas era responsabilidad de los trabajadores del departamento de ventas.

"¿Hm?"

En el momento en que entró en el área de cómics de los libros Marimo, vio a un empleado de llamativo aspecto armar una exhibición en un lugar destacado de la tienda. Tenía un aire brillante, resplandeciente alrededor de él, lo hacía parecer como si acabara de salir de las páginas de un manga shoujo, de hecho, estaba a cargo de esta sección.

En una ocasión anterior, Yokozawa había sido informado por el gerente que el chico sólo trabajaba en la tienda en tiempo parcial, que estudiaba en la escuela de arte, y que tenía el aspecto de un príncipe elegante, eso hacía que una manada de fans fuera tras él, pero también tras los mangas shoujo de los que estaba a cargo.

Al parecer, ese chico siempre había disfrutado del manga shoujo, y los carteles que adornan los estantes estaban todos hechos con sus propios pensamientos apasionados, de tal manera que cualquier serie que él promoviera, sin importar la pequeña cantidad de tiempo que la revista llevara, siempre se vendía como pan caliente.

A Yokozawa le había llamado mucho la atención, el hecho de que otros

vendedores de las empresas rivales lo buscaban a él para impulsar sus productos, pero el chico siempre les recordó, con modestia que él le hacía promoción a los títulos que le divertían, y el hecho de que se vendía bien no se

debía tanto a sus esfuerzos, sino al contenido de los mismos libros.

Y por supuesto, si bien es cierto que los libros aburridos nunca serían acogidos

por el público, es igualmente cierto que no había garantías con los libros interesantes, incluso si se tenían lectores medibles. Sino puedes conseguir que los lectores se detengan y echen un vistazo en la librería, no hay ninguna posibilidad de llegar a vender un libro, por más interesante que sea.

Por esa razón Yokozawa desgastaba tanto las suelas de sus zapatos, al tener que viajar de tienda en tienda con la esperanza de mostrar cuán interesantes eran los títulos de su compañía. De este modo, se podría dar el primer paso para ganar adeptos entre los empleados que trabajaban con los títulos en una base diaria.

"Bienvenido a… ¡ah!, ¡es un placer verte!"

Al detectar la presencia de Yokozawa, el trabajador encargado de la zona, Yukina Kou, se volvió hacia él con una sonrisa. Si bien no había ninguna razón obvia para que tratara con tal cortesía a Yokozawa, en esos momentos, parecía estar especialmente deslumbrante. Frente a alguien así, con los ojos ligeramente coloreados y con un flequillo irrumpiendo entre sus largas

38

pestañas, Yokozawa pensó que no había duda alguna de que las chicas de secundaria con las que había chocado momentos anteriores venían de este lugar, y que la causa de que llevaran tantos libros se debía probablemente a este chico.

anteriores venían de este lugar, y que la causa de que llevaran tantos libros se debía

39

"Buen trabajo hoy. Tengo que hablar con el gerente, ¿esta por aquí?"

"Hace poco se fue hacia el fondo de la tienda. ¿Quieres que lo llame? "

"Por favor."

Dejándolo con una dulce sonrisa, Se metió por detrás de uno de los registros y levantó una línea interna. Mientras esperaba, Yokozawa le dio un vistazo una vez más a la exhibición en la que estaba trabajando.

Al parecer, el tema de hoy era "primeros amores", había varios títulos de ese tema, tanto nuevos como antiguos fueron alineados juntos. Por supuesto, Marukawa tenía varias series de las que se mostraban allí.

" Esto me lleva de regreso

"

El libro que había tomado sin pensarlo, era el título del primer proyecto del cual Takano había estado a cargo la primera vez cuando se había unido a Marukawa. Ese libro había resultado ser de un autor que llevaba una larga lucha en contra de la depresión, al ser tomado por Takano, la obra había alcanzado tal éxito, que había sido incluso llevada al cine. Desde entonces, ese mismo autor había mantenido una constante ola de popularidad en Esmeralda.

En aquel entonces, Yokozawa se encontraba de la misma manera, tratando desesperadamente de promover el título, y en su tiempo libre había ido a dar vueltas a las tiendas donde la gente del departamento de ventas nunca había puesto un pie, siempre que encontraba un momento libre lo utilizaba para hacer llamadas de ventas. Su duro trabajo dio frutos con el tiempo, así que cuando el libro obtuvo el primer lugar en el ranking de ventas mensuales de la compañía, ambos fueron a compartir una copa de felicitación.

"Estará aquí en un momento, ¿le importaría esperar?"

"Siento los inconvenientes. ¿Ah, y cómo van las clases? Siempre pareces estar aquí cuando paso, ¿no estás aflojando, verdad? " Cuestionó casualmente. Juntado muestras como estas y vendiendo bien sus libros era realmente bueno, pero el chico tenía que estar ocupado con sus clases en la escuela de arte y proyectos y otras cosas.

"¡Oh, detente, Yokozawa-san! Estamos en vacaciones de primavera en este momento. Y tengo buenas calificaciones, te lo haré saber, así que no hay necesidad de preocuparse."

"Bueno, por lo menos estoy seguro de que estás siendo cuidadoso. Entonces, ¿cómo van las ventas de este mes? "

"Al nuevo trabajo de Honjou-sensei le está yendo bastante bien, también a todas

40

las publicaciones de este mes. Todos los clientes que compran el nuevo volumen, vuelven al día siguiente para comprar los números anteriores."

"Eso es siempre es una ventaja." Que los clientes se hayan tomado la molestia de comprar volúmenes anteriores es un testimonio de la atracción hacia el nuevo volumen. Mientras que la propia autora era más de un estilo aburrido, su manga realmente era bueno. Yokozawa había confiado en que la gente que acababa de leer la historia se hiciera fan de ella y luego el número de fans en total aumentara, pero escuchar que los resultados realmente se estaban realizando lo hizo muy feliz.

"Y luego está el trabajo Mutou-sensei desde el último mes… ¡ah, el gerente ya está aquí! Puedes escuchar el resto de él, tengo que volver a la exhibicion."

"Entiendo, gracias por todo." Despidió a Yukina quien volvió a la configuración de la exhibicion antes de despedirse cordialmente del director, quien se acercó a paso rápido.

"¡Yokozawa-san! Mis disculpas por la espera."

"No, en absoluto, siento haberlo llamado a esta distancia, mientras usted estaba ocupado."

"Oh no, de todos modos estaba a punto descansar."

El gerente de Libros Marimo era un fan del manga y estuba a cargo de la sección de manga shounen. Gracias a él y a Yukina, el “piso del manga” es celebrada aquí en la mejor alineación en toda la ciudad, y es por esa misma razón todas las editoriales tienen sus miradas puestas en esta tienda.

Pero tener una gran selección también significaba que era difícil destacar muchos títulos, y los vendedores de cada empresa trabajan incansablemente tratando de obtener que sus títulos fueran puestos en lugares visibles.

"Muchas gracias por crear ese espacio en la esquina para ‘Za Kan’ el mes pasado. Gracias a sus esfuerzos, las ventas fueron mejor de lo previsto, y hemos tenido que encargar una reimpresión de emergencia".

Oyendo los resultados que su trabajo había ayudado a causar, el gerente se alegró como si él mismo fuera responsable de todo el asunto. "¿En serio? ¡Eso es asombroso! Sé que la película saldrá pronto y todos estamos esperando con interés los próximos eventos. Oh, eso me recuerda, ¿cuándo saldrá a la venta el siguiente volumen de ‘Za Kan’? "

Yokozawa bajó la voz para no ser oído por ningun cliente cercano. "En realidad no ha sido anunciado todavía, pero entre usted y yo, la fecha de lanzamiento será anunciada en una de las revistas que se publicaran la próxima semana, así que, si quiere, siéntase libre para hacer otra muestra dedicada."

41

"¡Oh, absolutamente! ¡Por supuesto!! Uwaa~ ¡No puedo esperar! Me encanta ‘Za Kan’, ¿sabes? Por supuesto que leo la serie en la revista también, pero siempre estoy listo para la cubierta y en la impresión."

Realmente era una bendición que los empleados sean aficionados reales de la obra en cuestión. Los libros estaban apilados de una manera sencilla, ordenada y la reposición de mercadería en la tienda era realmente apasionada con los títulos y eso siempre atrajo de alguna manera a los clientes. Más de un par de libros que nunca se habían destacado a pesar de ser trabajos decentes se exhibieron con un cartel promocional sencillo elaborado por los empleados y, posteriormente, se convirtieron en éxitos.

"Siempre estamos encantados de escucharte decir eso. Voy a asegurarme de hacerles saber que ‘libros Marimo’ está haciendo todo lo posible para ayudar a promover el trabajo." Con estas palabras, Yokozawa repentinamente recordó quien era el jefe de redacción de ‘Za Kan’ y sintió un escalofrío incómodo correr a través de él.

El editor de Ijuuin-sensei

es el editor en jefe, Kirishima.

Empezó a lamentar por un momento lo que había prometido, pero luego se dio cuenta de que, aunque evitara a ese sujeto, no había forma de escapar de ser arrastrado por él.

"Por favor, hágale saber que siempre estoy deseando ver la continuación."

"Lo haré sin duda. Estoy seguro de que el autor estará más que satisfecho. " Le dio una sonrisa de vendedor, rezando para que el hombre no se diera cuenta de cómo se sentía realmente en su interior.

Desde ese día, los días en que Yokozawa podía vivir sin tener que ver a Kirishima se redujeron a la nada.

No tenía ni idea de qué clase de goce sentía ese tipo al salir con él, pero prácticamente cada día Yokozawa se encontraba siendo arrastrado a cenar. Aunque eso sorprendió al principio, los que lo rodeaban se habían acostumbrado lenta pero firmemente a la situación, de tal manera que incluso hoy en día se encontraba a la gente preguntando por Kirishima en la oficina de Yokozawa.

Sin embargo, mientras el mismo Yokozawa también se había acostumbrado a la situación, se quedó perplejo, ya que aún no entendía cuáles eran exactamente las verdaderas intenciones de Kirishima. Sin importar cuantas preguntas le hiciese, ese hombre siempre lo evadía, dando nada más que respuestas vagas, sin fundamento.

Y aun así, el tipo siempre se mantuvo firme ante el supuesto control de

42

las ‘fotografías vergonzosas’ que decía tener, no importaba cuánto le irritaba saber eso, Yokozawa no podía permitirse el lujo de hacer cualquier movimiento falso.

Había pensado en esperar una oportunidad para tratar de robarle el celular a Kirishima y borrar sus supuestas fotos, pero el tipo nunca le dio la oportunidad, era como si pudiera ver a través de Yokozawa y averiguar exactamente lo que estaba planeando.

Antes de volver a piso de ventas, Yokozawa tomó un desvío al 4to piso, donde estaban las oficinas de Esmeralda para hacerles saber lo bien que se estaban vendiendo los últimos volúmenes. Sin embargo, tan pronto como salió del ascensor, se dio cuenta de que el lugar estaba lleno, mucho más de lo habitual.

Para empezar, no era un lugar tranquilo, pero hoy estaba peculiarmente ruidoso.

"¿Qué pasa?"

"¡Al parecer, Takano y Onodera compartieron una cama matrimonial en su viaje de negocios!"

"¡¿Qué?!"

Cuando le preguntó que sucedía a la editora más cercana a él, ella respondió alegremente, pero Yokozawa no pudo comprender el significado en lo más mínimo. Al ver la forma en que su ceño se frunció ante su incoherente respuesta, ella procedió a explicar. "Debido a un error de una de las chicas de asuntos generales, al parecer, no pudieron conseguir una habitación con dos camas individuales. Una situación bastante cliché, seguro, ¡pero que no por eso es menos emocionante~! "

Era difícil comprender lo que decía dado a su excitación, pero se las arregló para comprender lo básico. Al parecer, el día anterior, durante la noche Takano y Onodera habían salido de la ciudad en un viaje de negocios. Allí, a través de un error ocurrido por el personal de asuntos generales en la reservación de la habitación del hotel, habían sido obligados a compartir una cama matrimonial, ya que las camas separadas no estaban disponibles.

"¡Onodera-kun se ve absolutamente agotado, y Takano-san se niega a decir lo que pasó esa noche! ¿No le parece extraño? "

"

"

No tenía palabras para responder a la audaz declaración de confianza. Cuando se volvió para mirar en dirección a los escritorios de Esmeralda, Onodera estaba

43

haciendo un alboroto, como siempre, y los que le rodeaban se burlaban de él sin piedad.

"¿Ricchan, ocurrió algo?"

"¡¿Qué es exactamente lo que quieres decir con 'algo'?!"

"Lo siento, Onodera, pero Chiharu Yoshikawa tiene el bloqueo del escritor, así que "

voy a utilizar tu caso como referencia, si todo está bien

"POR FAVOR NO. ¡¿Y por qué lo llevas un auricular de teléfono?!"

Dejando a un lado a Kisa, que raramente era serio, ni siquiera la típica indiferencia de Hatori lo estaba dejando fuera. Cuando Onodera había entrado por primera vez a la compañía, había sido bastante susceptible, pero en la actualidad parecía encajar muy bien, al parecer ahora era un miembro hecho y derecho de la división de edición.

Takano puso fin a las burlas de los demás contra Onodera mientras se agitaba a su alrededor.

"Hagan lo que quieran."

"¡Takano-san!"

"Ah

creo que también me gustaría conocer los detalles." Mino se había unido

también, persiguiendo a Onodera.

"¡Yo también!"

"¡Claro! Onodera, ¡deja que todos escuchen!"

"¿Y? ¿Y qué? ¿Qué pasó realmente, Ricchan?"

Lanzando una mirada de reojo a Kisa, quien todavía no parecía aflojar, Yokozawa se trasladó a la salida. No había manera de que pudiera esperar enmedio de ese lote de gente. Sin embargo, justo antes de salir de la división de edición, captó la conversación de un grupo de mujeres que estaban cerca.

"¡Bueno, no es imposible establecer una relación a partir de una casualidad como esa!"

"Oh, ¿y quién crees que tuvo la iniciativa?"

"¡Takano-san, por supuesto! Después de todo, Onodera-kun no se ve como el tipo activo."

Las editoras mujeres estaban entrando y saliendo del departamento de Esmeralda con alegría, y risitas poco discretas, estaban en su propio mundo de

44

fantasía. Yokozawa recordó vagamente que la división de edición de Zafiro, la etiqueta de Marukawa de BL, se encontraba también en este piso.

Esas mujeres tenían, probablemente, hace mucho tiempo eliminadas las ideas frívolas de la realidad. Ellas fueron capaces de alegrarse con este tipo de situaciones sucediéndoles a otras personas, precisamente porque era una fantasía. Se encontró imaginando pensamientos oscuros acerca de cómo sería, si él les dijera que Takano y Onodera realmente estaban en una relación, apostó a que no serían capaces de excitarse de la misma manera.

todos ellos." Escupió en un susurro, y regresó al ascensor que acababa

de dejar. Al fin solo en esa pequeña caja, suspiró irritado. La herida que tenía en su pecho que por fin comenzaba a sanar poco a poco, empezó a palpitar de nuevo dolorosamente.

Idiotas, "

Por supuesto, no había forma de olvidar su amor cuando solo había pasado una semana desde el rechazo. Regresó con un severo humor al tercer piso, que parecía inusualmente impregnado de una atmósfera similar. Sin embargo, no había una atmosfera alegre, en lugar de eso, todo el mundo estaba corriendo frenéticamente haciendo llamadas telefónicas.

"¿Henmi, que está pasando?"

Cuando Henmi se percató de la presencia de Yokozawa dejó escapar una voz que sonó como si estuviera a punto de llorar. "¡Yokozawa-san! ¿Por qué no contestabas el teléfono? ¡He estado tratando de contactarte! "

"Ah, lo siento, no me di cuenta…¿entonces?"

"¡Es terrible! ¡Hemos estado recibiendo sin parar llamadas con preguntas acerca de Za-Kan! ¡Todos quieren saber si la fecha de primera película y la información de reparto son de verdad!"

"¿Qué? ¿Cómo fue que la información salió ya? ¡¿No se suponía que no tenía que divulgarse ninguna información hasta que la revista saliera a la venta?! ¿¡Dónde fue la fuga!? "

Yokozawa rodo los ojos ante la explicación de Henmi:

"Al parecer, fue escrita en un fax que enviamos a una de las librerías…”

"¿Un fax para la libreria?"

"Se aprobó todo en la sucursal, y un lector que pasaba por allí le saco una foto y lo subió en línea. Entonces, aparentemente todo explotó a partir de ahí."

En otras palabras, ellos mismos habían hecho caso omiso de la prohibición de dar información a una de las librerías antes de tiempo. Y peor aún, no se había

45

dado cuenta de lo que había sucedido hasta que los lectores habían llamado para confirmar. Era inconcebible que nadie pudiera parar esto.

Aunque muchos podrían pensar que no había razón para llegar a tal extremo solo por esa pequeña e insignificante información que se filtró, se trataba de una estrategia de promoción que había estado en obra desde hace más de un año. Un movimiento en falso, y los esfuerzos de todos serían para nada.

Yokozawa era el encargado de comprobar toda la documentación que era enviada fuera de la empresa. No había manera de que hubiera dejado pasar algo así. Rápidamente encendió su computadora y abrió el e-mail de Henmi, revisando el documento en cuestión.

Dejó escapar un pequeño suspiro cuando se dio cuenta de la fecha de creación que figuraba en las propiedades del archivo.

"

¡Ah

!"

Ese día tormentoso, el día en que había sido rechazado

ahora, sabía que había estado completamente fuera si ese día. Se había irritado

por lo patético que era, y hasta la más mínima de las palabras de sus compañeros de trabajo le habían hecho soltar una incontrolable furia, todo el mundo había estado caminando en puntitas a su alrededor. Y eso mismo lo había irritado aún más, y probablemente había perdido toda capacidad de concentración.

incluso pensar en eso

Pero no importaba la razón, un error era un error. Cometer un error tan simple

como este

en cuenta que le gustaba caminar por todos lados como alguien altivo y poderoso.

les estaba dando un pésimo ejemplo a sus subordinados, teniendo

"¿Qué deberiamos hacer

?"

"No hay nada que hacer. Lo siento, es mí responsabilidad. No es tu culpa. Voy a dar mis disculpas al departamento de edición. "

Tenía un montón de tiempo para lamentar sus acciones más tarde. En este momento, tenía que ir inclinar la cabeza ante todo el mundo que se había molestado, y pensar en una forma de resolver la situación, y planificar cómo proceder a partir de ahi.

Al regreso podría morder su auto-odio… Se dio la vuelta, y se encontró con la misma persona con la que tenía que ir en esos momentos, aquella persona estaba de pie frente a él.

"Ki-Kirishima-san."

"Tenemos que hablar. Ven conmigo."

46

"

bien."

Kirishima lo llevó a una habitación vacía reservada para reuniones de negocios de pequeña escala. Cuando la puerta se cerró detrás de ellos, encerrándolos en la habitación sin ventanas, no pudo evitar sentirse un poco sofocado, probablemente por la culpa.

"Probablemente sabes acerca de que vine a hablar contigo, ¿no?"

" Lo sé, esto fue culpa mía, estoy realmente, realmente arrepentido por esto. "

"Y pensar que el gran Yokozawa Takafumi cometería un error tan estúpido como este. Puedes hablar de un gran negocio, pero al final sigues siendo humano."

"……. " Eso dolió, pero no pudo refutar. De hecho, si hubiera estado en los zapatos de Kirishima, probablemente habría utilizado un lenguaje aún más fuerte. No había caso con la situación, incluso si tenía una excusa. Sólo podía quedarse sentado en silencio y dejar que Kirishima se descargara sobre él.

" ¿Tiene esto algo que ver con el por qué estabas enojado esa vez?"

"¡!" Puso una expresión rígida asi como había Kirishima dado en el clavo, pero era demasiado tarde como para tratar de ocultar su agitación. Kirishima probablemente sabía que sus sospechas eran ciertas.

"Apuesto a que a ninguno de tus empleados podría haber imaginado que habrías dejado que tus asuntos personales afectaran tu trabajo."

" Di lo que quieras. No voy a luchar." Parecía indiferente en la superficie,

pero Yokozawa sabía que por interior, el chico tenía que estar enfadado. Cualquiera podría lanzarle un ataque, después de todo, estuvieron

preparándose y trabajando duro durante un año y que todo eso se fuera al caño

por culpa del descuido de alguien

lugar de Kirishima, estaría ardiendo en furia.

Si hubiera estado en el

El que Kirishima no fuera del tipo que actuaba según sus emociones, eso probablemente podría ser atribuido tanto a su edad como su actitud, pero Yokozawa deseaba ser reprendido, seguro que de esa manera se sentiría mejor.

" Caray, deja de mirarte como un niño pequeño que acaba de

ser atrapado jugando una broma. Sólo quería divertirme un poco contigo. "

" ¿Divertirte un poco

?"

"Estoy diciendo que no estoy enojado. A pesar de que de alguna manera, has hecho las cosas algo difíciles para mí. Siempre y cuando te sientas mal por ello, supongo

47

que es suficiente. Pero es mejor que no cometas el mismo error dos veces. Tu posición nunca se recuperaría, recuerda eso "

"Pero, ¿qué quiere decir 'es suficiente'? No es algo que podamos solucionar, ¿sabes? " Era imposible recuperar la información que ya se había filtrado. Yokozawa se sentía cada vez más nervioso ante el comportamiento de Kirishima.

"Entonces, ¿por qué no simplemente te aprovechas de esto como estrategia de marketing adelantado?"

"¿Marketing adelantado?"

"Digamos que se filtró un poco de información para entusiasmar a la gente. Todo sale bien entonces, ¿no crees? ¡Tenemos que conseguir ventas hasta en las revistas y los cómics también!, así que voy a tener que decirle a la gente de

mi oficina que llamen al departamento de edición, comunicando que todos los

detalles estarán disponibles allí. Afortunadamente, ninguno de los puntos realmente importantes salió, así que por ahora, voy a tener que hacer que el autor y el desarrollo de las personas de anime, tengan que aceptarlo. "

Yokozawa estaba absolutamente estupefacto ante la sugerencia de Kirishima. Nunca había imaginado que la gente de edición serían tan listos como para llegar a un plan para arreglar este lío.

" Espera, ¿estás

cubriéndome?”

"¿Qué más parece? Sé agradecido-oh, y esto es otra cosa mas que me debes. "

A decir verdad, realmente había querido evitar acumular más deudas con Kirishima, pero ahora no era el momento de caer preso de su propio orgullo y obstinación. Tenía que hacerse cargo del desastre que había creado primero, y asintió con la cabeza a Kirishima.

"Fue mi culpa. Me

me siento muy mal por esto."

"Si te sientes mal, entonces, intenta ser un poco más lindo al respecto".

"¿Eh?" A pesar de su disculpa sincera, Kirishima estaba sugiriendo algo que no entendía en lo absoluto, y con una cara totalmente seria.

"Es 'Me disculpo~'. Prueba decirlo."

Se le puso la piel de gallina al escuchar el tono repugnante que ese tipo había utilizado, y más que el tono repugnante de Kirishima, no había manera de que Yokozawa pudiera imaginarse diciendo esas palabras con una “tierna” voz y con una bonita apariencia. Incapaz de soportarlo más, Yokozawa grito bruscamente, "¿Quién demonios va a decir

48

eso?" Kirishima lanzó una carcajada, y sintió que con su irritación Yokozawa regresaba a la normalidad. "¡Deja de reír!"

"Ahí lo tienes ¡así me gusta más! Todo el mundo que te rodea se desmorona viendo al ‘oso salvaje’ deprimido.”

" ¿Eh?" Acaso

¿Estaba tratando de animar a Yokozawa? El momento en que

se dio cuenta de esto, su cara se puso roja. No era que el chico lo estuviera humillando, sino que a su manera lo estaba haciendo sentir mejor.

Al darse cuenta, sin embargo, de que él era el culpable, no podía quejarse. Y eso hacía que creciera aún más la incomodidad de la situación, no tuvo más remedio que mantener la boca cerrada.

"De todas formas, por ahora, dile a los demás chicos de ventas que te regañe. Me puedes pagar con el doble de las ventas de los nuevos y viejos numros de mis series, como de costumbre. "

"¿El doble? ¿Quién demonios te crees que soy? ¡Incluso sino me lo pidieras, podría vender más que eso! " Con esta dura réplica, los sentimientos incómodos que tenía antes, volaron de su cabeza.

"¡Ese es el espíritu! Ah, está bien, ven a comer conmigo después del trabajo. Y asegurarte de estar listo para ir a las 6, sin importar qué. "

" Está bien." En efecto, por la manera en que ese sujeto enfatizó la invitación, entendió que había algún tipo de plan en obras. Sin embargo, dada la posición debilitada de Yokozawa, no tuvo más remedio que continuar y aceptar la invitación de todos modos.

"¿Y? ¿Dónde iremos hoy exactamente? "

"Lo sabrás cuando lleguemos. Hoy te voy a dejar comer la mejor comida de todo el mundo, así que prepárate~»

"¿Huh?" Fue la respuesta indiferente que Yokozawa le dio a Kirishima quién estaba de mejor ánimo de lo habitual. En realidad, si iban a tener sólo una cena, cualquier lugar sería bueno, sin embargo Kirishima siguió llevándolo lejos de la estación. Después del trabajo, se habían subido al tren y habían estado viajando por unos buenos 20 minutos antes de bajar, sólo para seguir caminando aún más sin un objetivo a la vista.

Yokozawa se había enterrado en el trabajo con la intención de limpiar su reputación y terminó todo lo que había planeado para el día a las 5:30. Justo cuando estaba reflejando la molestia ante los planes de Kirishima, recibió un mensaje de texto del mismo hombre.

49

/Parece que me voy a tardar un poco más, así que espérame en la estación. Si logras llegar temprano, compra tres tés verdes y unos bollos con crema Bavarian/

A pesar de estar bastante desconcertado por el mensaje, Yokozawa se preguntó,

, ¿para qué quería esas cosas? ¿Acaso se las iba a comer? Pero, pensando nuevamente en las ocasiones en las cuales habían salido a comer juntos hasta el momento, el tipo no parecía alguien particularmente aficionado a las cosas

dulces en lo más mínimo. No existía la posibilidad de que de repente le agradaran las cosas dulces, o si había estado ocultando esa afición, pero era imposible estar seguro.

"¿Comeremos en esta zona residencial?"

"Mantén la boca cerrada, y sígueme." Kirishima se metió dentro de un apartamento con apariencia bastante normal. Abrió el bloqueo automático con un código de acceso y se dirigió hacia el ascensor. ¿Acaso había un restaurante que operaba dentro de una de los pisos aquí? No podía ni siquiera empezar a imaginar a dónde iban, cuando Kirishima le había ordenado callarse y seguir adelante, así que no podía hacer más preguntas.

"Bueno, ¡aquí estamos!"

“¿Esto es

?"

El edificio parecía estar configurado como una vivienda de tipo familiar, con

cada sección acordonada por una pequeña puerta que le llegaba a la cintura. En

la entrada de la habitación que había dejado, frente a él, había una bicicleta de

niño color azul claro inclinada contra la pared. Las preguntas comenzaron a

acumularse aún más en la mente de Yokozawa, el ver toda esa decoración parecía haberlo inmerso en el modo de vida personal de Kirishima.

Yokozawa desvió la mirada alrededor, tratando de ver si tal vez el nombre del restaurante estaba escrito en alguna parte. Finalmente, notó una placa debajo de una cuerda para saltar descuidadamente colgada- Kirishima.

"¿Esta es tu casa?"

"Así es. No está muy ordenado, pero por lo menos hay suficiente espacio para cenar, así que no te preocupes."

Nunca habría imaginado que sería llevado a la casa de este tipo. Kirishima abrió

la puerta hacia la entrada delantera con una llave que sacó de su bolsillo y llamó

a una habitación donde una luz estaba encendida.

"Hiyo, ¡estoy en casa!"

"¡Bienvenido de nuevo! Oh, ¿tenemos un invitado, papá? "

"¡¿Papá?!". Su voz sonó estridente ante la palabra desconocida. Miro hacia atrás

50

y hacia adelante, al hombre y la niña frente a él comparándolos. No se parecían en lo más mínimo, pero la mirada que ahora llevaba Kirishima, era más suave de lo que Yokozawa lo había visto mirar a nadie antes.

Parecía que la bicicleta que estaba al frente era de su hija. Si uno pensaba en ello, toda esta situación no era tan extraña, pero, tal vez porque ya tenía una impresión inicial de Kirishima, Yokozawa nunca había pensado en la posibilidad de que Kirishima fuera padre.

"Qué, ¿hay un problema con ser papá?"

"Yo, no, eso no es

lo que quise decir

"

De pie ante ellos, formal y correcta, estaba una niña de unos diez años, con el pelo recogido en una cola de caballo. Sus grandes ojos marrones estaban rodeados de largas pestañas y parecía que iban a desbordarse con cada parpadeo, y sus mejillas eran rosadas, redondas y completas.

51

52

52

Yokozawa se encontraba –por decir lo menos- sorprendido cuando se enteró de que había sido llevado a la casa de Kirishima, pero se sorprendió aún más con el hecho de que tenía una hija de esa edad. Viendo la vacilación de Yokozawa, Kirishima presentó a la niña.

"Esta es mi hija Hiyori, tiene diez años. Y este hombre es Yokozawa, trabajamos en la misma empresa. Él puede tener este aspecto, pero sigue teniendo unos 20 años, así que no vayas por ahí llamándolo Ojisan o algo así, ¿bueno? "

"¡Lo tengo! ¿Te puedo llamarte 'Yokozawa-oniichan'? "

"Uh

seguro

"

Hiyori procedió a darle un saludo propio al aún aturdido Yokozawa, inclinando brevemente la cabeza. "Es un placer conocerte. ¡Soy Kirishima Hiyori! ¡Gracias por estar siempre cuidando de papá! "

"Ah, sí, voy a tomar ventaja de tu bondad esta noche. Soy Yokozawa Takafumi." Atrapado en el momento, Yokozawa dio su propia presentación.

Al ver lo impresionado que estaba Yokozawa con lo bien que la pequeña se manejaba para su edad, Kirishima se incorporó:

"Hiyori, él no se ocupa de mí. Soy yo el que tiene que cuidar de él."

"¡Papá! ¡No digas cosas tan infantiles!"

"¡Caray, es una broma! ¿Verdad, Yokozawa? ¿No tienes un regalo para Hiyori? "

"¿Eh? ¿Ah-ah, esto? "

Al parecer, el té verde con los bollos de crema babarian que le había hecho comprar antes eran para Hiyori. Cuando le entregó la bolsa después de las palabras de Kirishima, su expresión se iluminó al instante.

"¡Uwaah! ¡Es té verde con bollos de crema barbarian! ¡Me encantan! ¡Gracias, Yokozawa-oniichan! "

"Oh, estoy contento de que te gustara".

"Por ahora voy a ponerlos en la nevera, ¡entonces podremos comerlos para el postre!"

Acunaba la bolsa de papel contra su pecho como si fuera un objeto precioso. Al ver la forma en que Yokozawa la miraba con una sonrisa en su rostro, hizo que Kirishima le comentara con voz inusualmente amable. "Mi Hiyori es muy linda, ¿eh?"

"¡Caray, papá! ¡Dejan de sonar como un padre estúpidamente cariñoso! ¡Voy a

53

terminar los preparativos para la cena, tómense una cerveza o algo mientras esperan! "

"Sí, señora ~"

Hiyori se sonrojó ante las palabras de Kirishima y huyó a la cocina. Incluso Yokozawa no pudo evitar dar una sonrisa al verla.

"Tengo que admitir que es tan linda que nunca la habría catalogado como tu hija."

Ante sus palabras, mezcladas con sarcasmo apenas disimulado, Kirishima cambió sus rasgos a una expresión de placer absoluto, no se habría imaginado que fuera capaz tener un comportamiento tan fresco. "Se parece a su madre. Nunca voy a dejar que se case. "

Incluso Kirishima se convertía en un típico padre cariñoso, al parecer, una vez a salvo tras los muros de su propia casa.

Yokozawa se encontró comprendiendo la respuesta, por primera vez frente al

lado paterno de Kirishima. "Así que

o algo así? "Solo podia considerar ahora el hecho de que había una mujer involucrada. El uso de un anillo de bodas, y el tener una hija significaba que tendría que haber una madre en algún lugar.

¿qué pasa con tu esposa? ¿Está de compras

De hecho, se dio cuenta de que Kirishima era un hombre casado

significaba que la había estado engañando con Yokozawa la otra noche, ¿no? A

pesar de que Yokozawa no había tenido ninguna elección en este asunto, sin duda alguno, lo que menos quería en esos momentos era hacer frente a la esposa de Kirishima.

eso

Entonces, su pecho comenzó a palpitar con el dolor de la culpa, Kirishima

respondió, con evidente sorpresa en su voz: " esposa."

Espera,

¿no lo sabías? No tengo

"¿Huh?"

"Y para que lo sepas, no soy divorciado. Ella murió de una enfermedad, antes de Hiyori tuviera la edad suficiente para recordarla. "

" Lo siento. Fue muy insensible de mi parte preguntar."

Kirishima probablemente hablaba tan a la ligera del asunto porque no quería hacer que Yokozawa se sintiera incómodo. Probablemente le habían hecho la misma pregunta una docena de veces antes.

"No es gran cosa. Después de todo, todo ocurrió alrededor de cuando habías entrado en la empresa, no es extraño que no lo supieras."

54

Y de repente

dejaba el trabajo temprano, a excepción de las fechas antes del final del ciclo a

pesar de ser el editor en jefe, y el siempre llegar temprano a la oficina

haber sido porque era la coordinación de su horario de trabajo con la crianza de su hija.

todo obtuvo mucho más sentido. La razón por la que siempre

debe

"Caray, usa la cabeza, ¿De verdad crees que habría engañado a mi esposa contigo?"

"Bueno, no podría asegurarlo, es decir, ¡todavía tienes tu anillo después de todo!" Fue humillante la forma en que el tipo vio a través de él, pero todo fue culpa de Kirishima por no explicar adecuadamente la situación y hacer que Yokozawa fuera demasiado fácil de leer.

Ante esta queja cargada de implicaciones, Kirishima regresó con una respuesta

inesperada. "

que hacer es pedirlo. Solamente lo llevo para impedir que los autores hagan

preguntas estúpidas. "

¿Qué, estás celoso? Si quieres que me lo quite, todo lo que tienes

"Nunca sugeri eso." Yokozawa deseaba que Kirishima dejara de asumir que estaba celoso. Y en primer lugar, se sentía como un idiota por sentir lástima por Kirishima.

"Vamos, no tienes que sonrojarte."

"No me sonrojo." A medida de que las burlas de Kirishima aumentaron, sus humos se le fueron a la cabeza, Hiyori asomó la cabeza por el genkan, después de haber terminado de preparar la cena, cansada de esperar por ellos.

"¡Papá! ¡Yokozawa-oniichan! ¡La cena está lista! ¿Cuánto tiempo van a quedarse en el genkan? "

"Ya vamos, espera un minuto~. Vamos, no hagamos esperar a Hiyo. "

"¡Tú eres el que inició una conversación aquí!" Regaño el comentario de Kirishima cargado con fingida inocencia. Tras él Kirishima se había echado a reír con facilidad.

Entraron al comedor, por toda la habitación, las paredes estaban decoradas por aquí y por allá con dibujos y pinturas de Hiyori. Combinaban con las paredes color pastel suave, era un ambiente muy lejano de lo que Yokozawa había imaginado de Kirishima.

"¿Qué hace cuando está sola?"

"Mis padres viven cerca, así que si tengo que trabajar hasta tarde, ella se queda con ellos. Mi madre viene de vez en cuando y hace la cena, también. "

55

"¿Por qué no vives con ellos?"

"Si hiciera eso, terminaría siendo sólo una esponja apagada a ellos, es algo seguro. Vivir a esta distancia es lo correcto, es así como lo veo. Ah, puedes sentarte por allí."

Cuando llegaron a la mesa, se encontraron con una olla llena de delicioso olor a curry. Aquel olor, lo hizo recordar a Yokozawa que estaba completamente hambriento. Él no había comido nada desde aquella tarde, sólo había devorado un onigiri que había comprado en un conbini mientras hacía sus rondas.

"Yokozawa oniichan-, ¿quieres una cerveza? ¿O té oolong? "

"Tómate una cerveza. Después de todo, tienes el día libre mañana. Si bebes demasiado, puedes pasar la noche aquí."

"Paso, gracias. ¿Puedo tomar un poco de té oolong? "

"¿Eh? ¡Debes pasar la noche aquí~! "

A Yokozawa le dolió el pecho tener que ver la carita triste que Hiyori le dirigía, pero estaba bastante reacio a pasar la noche en la casa de Kirishima. Para evitar que las cosas empeoraran, rapidamente utilizo a su gato como una excusa. "Tengo un gato me espera en casa. ¿Quizá la próxima vez? "

Los ojos de Hiyori se iluminaron, y se aferró a la palabra gato. "¿Tienes un gatito? ¿Cómo se llama? "

"Sorata. En realidad no era mi gato en un principio, pero bueno, pasaron algunas cosas. Tiene más de diez años de edad, por lo que es un gato viejo. ¿Te gustan los gatos? "

"¡Sí! ¡Me encantan! Tienes tanta suerte

Quiero un gato de mascota, pero papá "

siempre dice que nunca sería capaz de cuidar uno

"Hey, yo nunca dije que no podías tener uno. Te dije que no me importaba, siempre y cuando pensaras en que si puedes cuidarlo de una forma adecuada por tu cuenta. Después de todo, tengo poco tiempo, y con suerte puedes cuidar de mí. "

Compadeciéndose de la expresión infeliz de Hiyori, Yokozawa no podía dejar de hacerle una invitación: "Entonces, ¿te gustaría venir a verlo alguna vez?"

"¿Puedo?" Una expresión emocionada floreció en la cara de Hiyori. Era una sonrisa que se sentía como el sol en la primavera, tal y como su nombre lo sugiere, y Yokozawa sintió su corazón cálido sólo con mirarla.

Acercarse más a Hiyori

profundizaría aún más. Él sabía que no era conveniente involucrarse más con

significaba que su relación con Kirishima se

56

ese tipo, pero se encontró dispuesto a hacer casi cualquier cosa cuando se trataba de alguien tan linda como ella.

"No me importa, pero no".

no estoy seguro de que si tu papá va a estar de acuerdo o

"¿Papá? ¿Puedo ir a ver al gato en la casa de Yokozawa-oniichan? "

"Hmm, no sé

Supongo que eso va a depender de tus notas del tercer semestre."

Kirishima emitió sus condiciones para Hiyori, que le había rogado con la voz más dulce que pudo.

"Geh

ah, está bien

Voy a hacerlo lo mejor posible

"

"Es bastante simple, ¿no? Todo lo que tienes que hacer es elevar tus calificaciones de matemáticas. "

"Tal vez a ti te resulta sencillo papá, ¡pero es difícil para mí!" Al parecer, Hiyori no era tan buena en matemáticas, y ella hizo una mueca de disgusto, como si la estuvieran obligando a comer algo que no le gustaba.

Compadeciéndose de ella, Yokozawa ofreció, "Entonces, ¿quieres que te enseñe?"

"¿En serio? ¿Podrías ayudarme con mi tarea más tarde? ¡Hay una que no puedo entender, sin importar que tanto lo intente! "

"Está bien, entonces ese va a ser mi agradecimiento por la cena."

Al ver a Yokozawa y Hiyori haciendo sus arreglos, Kirishima no pudo dejar de estallar con un, "¡¿Puedes enseñar?!"

"Por supuesto que puedo, era profesor particular a tiempo parcial en la universidad." Por supuesto, todos sus estudiantes habían temido su manera agotadora y demoníaca de enseñar, pero dado que sus calificaciones subieron, había sido bien recomendado por todos los padres. Y sólo había sido particularmente duro en los puntos que no estaban poniendo mucho esfuerzo, no menospreciaría a alguien que estaba haciendo su mejor esfuerzo.

"¡Está bien! Pon una fecha Oniichan! "

"Está bien, está bien."

Ejecuto la promesa del dedo meñique con la pequeña, hicieron ramitas como los dedos, sinceramente estaba temeroso de que si ponía la más mínima fuerza podría lastimar a Hiyori.

"¡Oops! ¡Se me olvidó poner la ensalada! ¡Esperen un minuto! "

"Está bien, ¡no dejes caer el plato por estar corriendo!" Mientras la niña estaba en

57

la cocina, Kirishima comentó divertidamente: "Caray, no me lo habría esperado, pero eres muy bueno con los niños. No me digas que también te gustan los animales, ¿eh?

"Eso es porque los animales y los niños ambos ven a las personas por como son por dentro." Nunca había estado alrededor de cualquier otro animal, por lo que no podía estar seguro, pero al menos nunca había visto un perro o un gato que huyeran de él. Los que siempre sentían miedo incluso a acercarse a él fueron siempre los seres humanos adultos.

"¿Te das cuenta de que diciendo eso estás admitiendo que das miedo a primera vista, no?"

"Cállate". Sabía muy bien que tenía un porte y voz intimidantes, pero no es como si hubiera algo que pudiera hacer al respecto. Si sonreía demasiado, era probable que sólo hiciera sentir incómodo a los demás, y usar un tono insinuante… era algo impensable.

"Bueno, es bueno que Hiyo y tu parezcan llevarse bien. Eso hace que valga la pena el haberte traído hasta aquí. Sientete libre de acercarte a ella."

"¿Seguro que quieres eso? ¿Qué pasa si me acerco mucho y después Hiyo y yo nos casamos? "

"Hmm, si…después de todo, eres gay. Así que acabaría siendo un amor no

correspondido para Hiyo

"Ya te dije: No soy gay"

Ah, bueno, así es la vida. "

"¡Caray, me muero de hambre! Hiyo~ vamos a comenzar con el curry, ¿de acuerdo? "

"¡Está bien! Hay mucho más en la cocina, ¡por lo que pueden comer todo lo que quieran! "

"Aquí, tu también. ¡Itadakimasu! "

El que Kirishima hubiese cortado su comentario, le hizo sentir un poco de indigestión, pero estaba demasiado hambriento como para que eso fuera un problema, por lo que tranquilamente recogió su cuchara y comió sin comentarios. "

Itadakimasu".

Mezcló el roux y el arroz juntos, llevándoselos en una mordida a la boca. El roux contenía pollo, zanahorias, patatas, y un poco de huevo de codorniz. Tal vez había sido hecho para el gusto de Hiyori, pero se trataba de un sabor dulce que estaba impregnado de una dulzura agradable.

Él también puede cocinar perfectamente bien, pero desde que se unió

58

Marukawa, había encontrado cada vez menos tiempo para cocinar en casa. Los aperitivos eran bastante fáciles de hacer, pero tendía a comer sus comidas casi totalmente fuera. A pesar de que sabía que era malo para su cuerpo, era más complicado preocuparse por ello, por lo que no se atrevía a pasar el tiempo en la cocina.

Durante sus estudios universitarios, a pesar de que no había tenido mucho dinero, tenía que asegurarse de que alguien a su lado comiera adecuadamente. Así que cada día había hecho comidas que eran perfectamente equilibradas a lo que a nutrientes se refiere. Gracias a eso, se había vuelto muy hábil en la cocina, pero hoy en día estaba bastante oxidado.

"Papá, Yokozawa-oniichan, ¿cómo está mi curry?" Hiyori sonaba un poco preocupada, tambaleándose desde la cocina con la ensalada.

"Delicioso. El curry especial Yokozawa-Hiyo esta bastante sabroso, ¿eh? "

Yokozawa no pudo evitar dejar escapar una risita ante la expresión de Kirishima. Sus compañeros de trabajo y los autores que trabajaban con él, probablemente nunca se imaginarían que el editor en jefe de Japun podría tener este aspecto. Sacudiendo los hombros, asintió con la cabeza. "Sin duda es el mejor en todo el mundo."

Ante las palabras de Yokozawa, Kirishima sonrió ampliamente. "¿Ves? Es justo como te he dicho."

"¡Gracias a Dios! Oniichan, come tanto como quieras, ¡¿de acuerdo?! " Hiyori estaba incluso más feliz que Kirishima, y su sonrisa iluminó su rostro.

59

Capitulo 3

"Yokozawa-san, ¿todavía no se va a casa?"

"¿Hm? Ah, sí

Todavía hay algunas cosas de las que encargarme."

"Ya veo. Bueno, entonces me voy. "

"Bueno trabajo hoy."

Despidiéndose de Henmi, Yokozawa se reclinó en su silla y exhaló suavemente. No había casi nadie en el departamento de ventas, y la mayoría de los que todavía estaban alrededor estaban haciendo planes para salir. Teniendo en cuenta que, como regla, las horas extras no estaban aprobadas, más de la mitad de las luces en el piso de ventas ya habían sido apagadas.

Había pasado un tiempo desde que Yokozawa se había quedado hasta tarde en el trabajo. Ya que por lo general, Kirishima le pedía acabar a tiempo para salir temprano, pero hoy no había recibido tales instrucciones.

" Sí, claro. Es el fin del ciclo, ¿no? "

La razón por la cual Kirishima aún no había llegado a reunirse con él debe haber sido porque la revista aún no había sido enviada a la imprenta. Si él estaba ocupado, probablemente sería mejor ir a su casa otro día.

Desde la primera noche en que había sido llevado a la casa de Kirishima, había empezado a ir con bastante regularidad. Algunas noches Hiyori hacía la cena, y otras disfrutaban las sobras de la comida hecha por la madre de Kirishima. Y teniendo en cuenta la frecuencia con la que había estado viniendo, se habia hecho mas cercano a Hiyori.

Ya había comprado un regalo para ella hoy, lo compró mientras estaba en una de sus llamadas de ventas: era una cesta con macarrones de colores que había comprado en una panadería del piso subterráneo del centro comercial. No había forma de que a la niña no le gustara recibir un regalo tan lindo como este.

Antes de prepararse para ir a casa, se dirigió al piso de Kirishima, su plan era dejar el presente de Hiyori con él y luego irse. Se subió al ascensor y apretó el botón dos pisos más arriba.

Teniendo en cuenta la hora de retraso y que muchos de ellos tenían diferentes fechas de liberación o ya habían terminado sus presentaciones, una buena mitad de la división de edición ya se había ido a casa. Al entrar en el área de edición Japun hacia la parte posterior de la planta, se encontró con Kirishima inclinado sobre el escritorio de editor en jefe, hojeando una prueba y mirándola muy agotado.

60

"Caray, ¿no has terminado todavía?"

Al escuchar la voz de Yokozawa, Kirishima se frotó las comisuras de los ojos y respondió: "¿Crees que quiero seguir aquí? Uno de los autores rompió el plazo realmente en serio y la corrección todavía no está terminada. "

"¿Qué diablos con eso? ¿Por qué no solo la dejaste y rellenaste su espacio con algún otro mangaka?" Cada vez que un autor no era capaz de cumplir su plazo, el efecto dominó tendía a golpear duro en la línea de producción. Corrían el riesgo de llegar tarde con las entregas a los editores, las impresoras, - y si es que fueron particularmente desafortunados- los distribuidores también, así que finalmente se convertiría en un problema para el departamento de ventas también.

"No hables así. No fue como si ella quisiera llegar tarde. No conseguía nada con cortarle la flojera o hacerla enojar, solo rompió la fecha límite. "

"Entonces, ¿qué tiene de malo? ¿Estaba enferma? "

"Es su perro. Al parecer, enfermó con algo de repente, y entre llevarlo al veterinario y todo, ella tuvo que hacer retroceder su trabajo con el manuscrito. "

"Es solo que---"

"Lo sé, lo sé. Vas a decir algo como ‘eres demasiado blando con tus autores’, ¿verdad? Pero cuando pensé en lo que habría hecho yo si hubiera sido Hiyori la

que hubiera enfermado

dejé que todos los editores que ya habían terminado su trabajo se fueran a casa. No podía hacer que se quedarán sólo por mí. "

No podía hacerlo. Fue mi decisión esperar, por lo que

"

Yokozawa siempre había oído que Kirishima era muy formal en el trabajo, y que era un rigorista de la puntualidad. La razón por la que muchos autores lo apreciaban debía ser por momentos como este, cuando él mostraba compasión intensa. Todos los autores, no importa cuán difíciles fueran, escuchaban a Kirishima, no solo por ser el editor en jefe, y no porque confiaban en sus habilidades como editor, sino porque creían en él como persona, sin lugar a dudas.

Kirishima adjunto la prueba que había estado leyendo sobre su escritorio y rebuscó algo en su bolsillo, unos segundos después sacó la llave de su casa y se las entregó a Yokozawa.

"Entonces, así es como está la cosa, ¿te importaría volver a casa sin mí?"

"Ah, voy a pasar hoy. Cuando te vayas puedes darle a Hiyo su regalo. "

61

"¿Tienes otros planes o algo así?"

"¿Planes

?

Bueno, no, pero no es como si pudiera ir a tu casa cuando no estás allí,

¿verdad? " Por supuesto, ya estaba bien familiarizado con la madre de Kirishima, pero se sentía incómodo al ir sólo y sin previo aviso Y más que eso, en primer lugar, realmente no había razón por la cual fuera casi todos los días.

"Si no tienes otra cosa que hacer, realmente me ayudarías si pudieras ir. Mis padres se fueron en un viaje con la asociación de vecinos, por lo que Hiyo estará sola en la casa esta noche."

"¡¿Pero qué demo--?! Entonces, ¿por qué no lo dijiste antes? ¡¿Qué demonios estás pensando al dejar a una pequeña niña sola en casa?! “Dejando de lado el hecho de que Hiyori era bastante sensata para su edad, eso no cambiaba el hecho de que ella seguía teniendo tan sólo diez años. Había muy poca preocupación por los extraños que entraban en los apartamentos, teniendo en cuenta la seguridad del edificio, pero aún así era preocupante que la dejara sola.

Cualquier persona podría haber pensado que esto era una reacción exagerada por parte de Yokozawa, pero él entendía muy bien lo que los niños sentían cuando eran dejados solos en casa sin un adulto. Yokozawa había sido un niño cuyos padres trabajaban cuando él era más joven, por esta razón, comprendía lo solitario que podría sentirse un niño dejado solo hasta altas horas de la noche.

"No es como si pudiera evitarlo. Pensé que podría hacerlo. Ya le dije que iba a llegar tarde, y estoy seguro de que estaría bien incluso si la dejaba sola por una noche, pero----"

"Sí, sí… ¡sólo entrégame la llave ya!" Agarrando la llave de Kirishima, salió rápidamente.

"¡Cuento contigo, gracias!"

"¡Telefonea a Hiyo y hazle saber que voy para allá!"

Lanzando de nuevo este último comentario, refunfuñó y se apresuró a la casa de Kirishima.

"¡Bienvenido, Oniichan!"

Hiyori se reunió con Yokozawa en el genkan, llevaba un delantal con un personaje de conejo impreso en el y su pelo atado en trenzas gemelas. Al ver que estaba sin aliento por correr todo el camino de la estación, hizo una cara graciosa.

"¿Oniichan, corriste hasta aquí? ¡Ah! ¿Tal vez… tienes que usar el baño? "

" Me apresuré porque me dijeron que estabas aquí sola." Al ver su expresión

62

confusa, ahora Yokozawa se sentía un poco avergonzado. Tal vez se habia preocupado de mas.

"Papá dijo que vendrías a casa primero

¿Eso fue porque estabas preocupado por

mí? ¡Puedo cuidarme sola, sabes! Puedo vigilar la casa y dejar todo bajo llave por

mí misma ~ ¡Pero aun asi estoy muy contenta de que vinieras! "

La expresión de Yokozawa se suavizó al ver su sonrisa despreocupada. "¿Así que no pasó nada mientras estaba aquí sola?"

"No, ¡nada de nada! Después de todo, estuve en casa de Yuki-chan hasta tarde."

"¿Yuki-chan a una amiga de la escuela?"

"¡La mejor amiga de mi clase! Ella vive en el piso de arriba. Hace poco, obtuve un poco de pudín hecho su mamá como aperitivo. Y entonces… " Al parecer, ella no podía dejar de querer a balbucear acerca de cómo fue su día. Todo lo que se debería decirle a Kirishima, porque él era su padre, lo habló con Yokozawa y con mucha energía. Probablemente ahora lo veía como un amigo.

Al escucharla seguir adelante sin ningún signo de querer parar, se dirigieron a casa apropiadamente, Yokozawa deslizo las pantuflas que ahora habían sido bastante marcadas como suyas. Sin que él se diera cuenta, el número de elementos en el apartamento que eran ‘para Yokozawa’ había comenzado a crecer. Hiyori había preparado para Yokozawa sus propios palillos y un cuenco de arroz, e incluso ahora, tenía un asiento designado en la mesa.

"¡Oh, es verdad, es verdad! He traído algo para ti, siento si alguno de ellos se rompió por haber venido corriendo. " Se había olvidado por completo de la bolsa que había traído para Hiyo. Pero incluso si algunos de ellos se rompieron, se trataban de macarrones, por lo que seguían siendo comestibles, por cualquier medio.

"¿Qué tipo de dulces son?"

"Se llaman macarrones. Al parecer, los hacen mucho en Francia. Los compré porque había un montón de bonitos colores."

"¡Son muy lindos! ¡Es casi una pérdida comerlos! " Hiyori sacó un frasco transparente con un lazo. Afortunadamente, y a pesar de la forma en que había llegado a casa, no parecía que ninguno de los dulces se había roto.

"Si te gusta, siempre puedo traer más. Así que no dudes en comerlos "

"Entonces, ¡podemos comer algunos juntos más adelante! ¡Muchas gracias, Oniichan! "

"No hay de qué."

63

Tal vez la razón por la que fue capaz de decir que estaba bien y que se comportará con esta emoción se debía a que no se había dado cuenta que se sentía sola. Los niños tienden a presentar un frente valiente para no preocupar a sus padres. Ocultando sus sentimientos de esa manera, hacían que con el tiempo se convencieran de que realmente se sentían de esa manera.

"Eres muy linda Hiyo.” No pudo evitar que el comentario se deslizara de su boca cuando sintió su corazón asaltado por la expresión amable de Hiyori.

Ella se ruborizó intensamente ante su elogio. "¿Eh? ¿Qué estás diciendo, Oniichan? ¡Ah! ¡La manera de hablar de papá se te ha pegado!" Su sospecha quizás surgió del hecho de que el cumplido fue aún más vergonzoso que si Kirishima lo hubiera dicho.

"Dije que eras linda, porque creo que eres linda, eso es todo."

“¡No tienes que decir ese tipo de cosas, caramba!" Ella era aún más linda con sus mejillas hinchadas de ira, y Yokozawa soltó una fuerte carcajada. Habían pasado años desde que había sido capaz de reírse de esa manera.

"¡No puedo creer que te rías de mí!"

"Lo siento, lo siento. Lo siento mucho

¡Ah!, estás usando un delantal, ¿significa

eso que estás cocinando algo?”Si bien es un cambio bastante evidente de tema,

Hiyori sólo se quedó sin aliento por la sorpresa.

"¡Oh, claro! ¡Estoy haciendo la cena! Todavía estoy pelando las verduras, pero vas a quedarte a comer, ¿verdad? "

"¿Qué estás haciendo?" A pesar de tener diez años, Hiyori era la cocinera. Al parecer, ella también ayudaba con los preparativos de la cena cada vez que su abuela cocinaba para ellos.

"¡Hoy estoy haciendo una receta que aprendí en la casa de ec-nikujaga! Lo hice muy bien en clase, así que pensé que sería capaz de cocinar muy bien por mi cuenta. ¡Incluso compré la carne de la tienda por mi misma! "

"Suena delicioso. ¿Quieres que te ayude? " Probablemente ella podría hacerlo todo bien por sus propios medios, pero la cena estaría lista antes si trabajaban juntos.

"¿En serio? ¿Puedes cocinar, Oniichan? "

"¿Qué dices? He estado viviendo por mi cuenta desde hace mucho tiempo, tendría que saber. Puedo hacer lo básico por lo menos. ¿Qué tal si hago un poco de estofado de puerco y lo traigo la próxima vez? "

"¡Increíble! ¡Quiero probar un poco! Tienes tanta suerte

¡papá no puede cocinar

en absoluto! ¡Ni siquiera puede pelar bien una manzana! "

64

Probablemente esa fue la primera vez que la escuchó quejarse de su padre, y ahora que Yokozawa recordaba… nunca había visto a Kirishima en la cocina ni una sola vez, excepto para ir al refrigerador por una cerveza.

"Eso es bastante malo, lo admito. Pero tu hiciste curry para nosotros la noche anterior, ¿quién te enseñó? "

"¡Abuela! Yo le ayudo todo el tiempo. ¡Ooh! ¿Puedes hacer pudín, Oniichan? " A ella realmente le debe haber gustado ese pudín hecho por la madre de su amiga.

"El pudín es simple. Es sólo un montón de mezclas y se coce al vapor”.

"¡Wow! ¿Me enseñarías la próxima vez? "

Aunque nunca había hecho pudín antes de partir de cero, había hecho flan de huevo y pensó que la técnica básica tenía que ser la misma. Hizo una nota mental para buscar la receta más tarde, recordó la razón por la que había empezado esta conversación en primer lugar. "Todo a su debido tiempo. Si no nos centramos en este nikujaga, nunca vamos a cenar " Probablemente ahora mismo tenían los ingredientes en la nevera, pero el pudín estaba muy lejos de ser una cena apropiada.

"Oh, sí-estoy sintiendo hambre también

"¿Hm?"

¡Ah! ¡Espera un minuto, Oniichan!"

Hiyori se precipitó a su habitación sin explicar nada, y regresó después de un momento con un bulto rojo sujetado al nivel de su pecho. "Debes usar un delantal, ¿verdad? Ten, ¡voy a prestarle esto! "

"Ah, gracias pero

"

El delantal que le tendió era una pieza de color rojo con volantes y lunares blancos. Era una monería que le recordó a las oficinas de Esmeralda, y al mismo tiempo podía imaginar a Hiyori con eso puesto, Yokozawa divago en su mente. Frunció el ceño sólo de pensar en cómo él se vería con esa cosa.

"Papá me lo compró para mi cumpleaños, pero es demasiado grande para que lo use todavía. Puede ser que sea un poco pequeña para ti, pero es todo lo que tengo "

en este momento

"Pero, sería una pérdida obtener tu presente sucio, ¿no?"

"Llevar un delantal es para que no ensuciar tu ropa. ¡Es un desperdicio no usarlo!" Ella parecía dispuesta a prestárselo, así que de negarse sería descortés. Pero no era como si Kirishima lo iba a ver con eso puesto, así que después de muchas vacilaciones, se decidió a usarlo sin problemas.

65

Finalmente, tomó el delantal, diciendo:

"Entonces, lo uso con gratitud. Pero… no te rías si no me quedan bien, ¿entendido?"

“Esta dormida.” Anunció Kirishima, dejando el cuarto de Hiyori para encontrar a Yokozawa disfrutando de una cerveza en el sofá y sentándose a su lado.

“Ella estuvo trabajando muy duro hoy, después de todo.” Después de haber hecho la cena juntos, Yokozawa le había hecho tomar un baño, reviso su tarea, y entonces la mando a la cama en lugar de su padre que todavía no había llegado

a casa. Kirishima finalmente lo hizo alrededor de la medianoche.

A pesar del hecho de que era el final del ciclo, el chico no lucia realmente tan

cansado. Y, de hecho, parecía de buen humor casi decente, pero podría haber sido simplemente que el cansancio lo tenía exaltado, así que Yokozawa a

propósito evito presionar el tema.

“Realmente me salvaste hoy, gracias, ¿No paso nada, entonces?”

“Hicimos la cena sin problemas, y ella termino toda su tarea, así que no, nada paso. Incluso yo logre terminar algunos elementos de mi trabajo que tenía pendiente.” Había revisado algunos papeles que el había traído a casa con el mientras esperaba a que Kirishima llegara después de haber puesto a Hiyori en la cama, aunque el sofá había sido muy cómodo, que casi había cabeceado un par de veces mientras trabajaba.

“Cuidado, estas sonando como un mejor padre que yo en este instante.”

“Tu solamente apestas manejando un hogar.” el nunca se habría dado cuenta que Kirishima había estado casado y con una niña si el chico no le hubiera dicho. El había mencionado hace un tiempo que el solamente portaba su sortija de matrimonio pata evitar preguntas de los autores, lo que significaba que el probablemente había estado cerca de un romance mas de unas pocas veces en el pasado.

“Y sin embargo tu pareces bastante cómodo con ello.”

“Lo siento, me veo viejo para mi edad.”

“Yo te estaba felicitando, caramba. Al menos, creo que es mejor que parecer estar exaltado. Hiyo confía en ti de todos modos ¿no?”

“Bueno… si.” Cuando empezó a tratar a Hiyori, Yokozawa descubrió que no podía responder tan agudamente como de costumbre. Mirando a Yokozawa callado, Kirishima se quedo en silencio también.

66

Al mismi tiempo que se preguntaba cuanto tiempo iba a durar el silencio incomodo, Kirishima hablo en voz baja,”… Hiyori… ¿dijo algo?”

“¿Qué quieres decir con ‘algo’?”

“Como… que ella estaba asustada de quedarse sola, o solitaria, yo simplemente pensé que quizás ella habría dicho si se sentía de esa manera. Ella nunca me lo dice a mi porque no quiere preocuparme”. Parecía como si en realidad Kirishima tratara con las mismas preocupaciones paternales que el resto del mundo.

“bueno, ella nunca dijo que se sentia sola, si eso te hace sentir mejor. Solo siguió diciendo sobre como ella estaba bien por su cuenta. Y oh, si, que la madre de su amiga Yuki-chan la dejo comer algo de pudín que hizo.” El reflexiono que quizás ella había estado inconscientemente celosa de esa amiga.

Como si estuviera considerando exactamente lo mismo que Yokozawa, la expresión de Kirishima cambio a un semblante un poco desanimado “…Ya veo.”

“Y eso te molesta.”

“¡Por supuesto que lo hace! Estaría bien si solamente tuviera un trabajo donde pudiera llegar a casa temprano, pero incluso si cambio de trabajo, no hay nada mas que pudiera hacer, ¡sino ser un editor!”

“¡estas trabajando lo suficientemente duro como tal! Hay días con cualquier trabajo en los que tendrás que trabajar hasta tarde, y los niños lo entenderán incluso si no se los dices. Solo préstale atención a ella en los días que puedes, y déjale saber si hay algo que te molesta.”

Kirishima quedo boquiabierto ante Yokozawa como si hubiera visto un fantasma “….Hay una primera vez. Nunca espere que serías tu el que me alentara.”

“No lo dije por ti. Todo lo que estaba haciendo era decir lo que era mejor para Hiyo…”

“… ¿Así que tuviste una infancia bastante solitaria entonces?”

“…Me quede mucho en mi casa por mi cuenta, ya que mis dos padres trabajaban”

Había sido solitario sin duda cuando lo dejaban, pero había sido capaz de olvidar esos sentimientos siempre y cuando tuviera un libro en sus manos. Una vez que se dio cuenta de que el estaba bien si le daban libros para leer, sus padres empezaron a darle dinero suficiente para cubrir no solo las comidas, sino también para la compra ocasional de libros.

El sabía que lo amaban, y entendió que estaban ocupados con sus trabajos, por lo que el siempre había pensado que su papel era sentarse en silencio y no interferir.

67

Aun así… no era como si nunca hubiera querido que lo escucharan hablar un poco. Mientras que desde la perspectiva de un adulto puede haber parecido que ellos solo estaban complaciéndolo, aun así le hubiera gustado que escucharan lo que encontró ese día, o que cosa nueva había aprendido, o lo que pensó del libro que acababa de terminar, aunque sea un poco hubiera estado bien.

El sintió que kirishima era muy bueno haciendo eso. A pesar del hecho de que era un editor, una línea de trabajo conocida por criar búhos nocturnos, el tenia su horario planeado perfectamente y usualmente era capaz de terminar su trabajo y llegar a casa a las 6 PM. Y encima de eso, el tenia mas trabajo que la mayoría de los demás, asegurándose que incluso el menos conocido de sus autores superara en ventas a sus compañeros, el era increíble por ser capaz de lograr todo eso. Mientras que su personalidad puede haber sido un poco retorcida en algunos lugares, parecía limitarse y dirigida principalmente a Yokozawa, y sus autores y subordinados todos parecían tener gran fe en el.

“Supongo que por eso eres bueno cuidando personas.”

“Quizás”. Incluso Yokozawa no estaba del todo seguro de si su hábito de ser sobre protector era genético o solo producto del ambiente en el que se había criado. Al menos el estaba seguro de que era bueno cocinando por la forma en que había crecido. “Oh, así que, ¿Qué hiciste para la cena?”

“No he tenido ninguna todavía. Aunque me muero de hambre.”

“Si solo estuviste esperando en una prueba, pudiste haber agarrado algo de la oficina y comido ahí.” Incluso si la tardanza no era una opción, el aun así podría haber al menos apagado un poco el hambre si hubiera tenido a uno de los otros todavía dando vueltas y comprar algo.

Ante la expresión molesta de Yokozawa, Kirishima regreso con una excusa que sonó completamente infantil: “Me hice esperar, porque quería probar el delicioso nikujaga que tu y Hiyo estaban haciendo”.

“Yo no dije que tenias que atiborrarte o algo…espera un minuto, ¡¿Cómo supiste que estábamos haciendo nikujaga?!”

“Hiyo me mando un mensaje: ‘Oniichan y yo estamos haciendo nikujaga’ aparentemente ella estaba muy emocionada de cocinar contigo, yo ni siquiera sabia que sabias como. Toda una sorpresa”

Yokozawa no se había dado cuenta de que Hiyo había estado mandándole mensajes a alguien. El no estaba emocionado exactamente con Kirishima sabiendo eso –pero cuando pensó acerca de cómo Hiyori se había sentido, no podría estar molesto. “seria extraño si no pudiera. Lo que me recuerda, Hiyo me dijo todo acerca de cómo su papá no puede ni siquiera pelar una manzana correctamente”.

68

“¿Quién necesita pelar manzanas? ¡Solo cómelas como están! Y mientras ella sabe que no puedo hacer nada, ella aprende mas rápido, por lo que funciona mejor.” El parecía bastante orgulloso de si por eso, pero eso solo lo hacía un mal ejemplo. No era realmente un buen hábito para asumir por un padre, pero Yokozawa supuso que esa actitud despreocupada generalmente funcionaba para Kirishima.

“No pareces muy preocupado; ¿Qué vas a hacer cuando Hiyo se case y se mude?”

Yokozawa se pregunto distraídamente como luciría Kirishima cuando encontrara que Hiyo se fuera a casar. El probablemente era el tipo de ser todo sonrisas en la superficie, pero llorando en silencio por dentro. O tal vez no le importaba en absoluto lo que otros pensaran y solo se pondría a llorar como una niña pequeña.

“Entonces creo que solo tendré que hacerte cocinar para mi. Espero ansioso tu pudín y tu estofado de carne de puerco por cierto.”

“¿Eh? ¡Le dije a Hiyo que haría eso para ella! ¡¿Por qué rayos tengo que dejarte tener algo?!” ¿Qué tanto había escrito Hiyori de Yokozawa en ese mensaje? Tal vez el había bajado la guardia demasiado solo porque Kirishima no estaba cerca.

“¿Qué quieres decir con por que? Porque quiero probarlo, claro.”

“¡Era una pregunta retórica! ¿Y de que demonios te estas riendo? Me esta desquiciando.”

“Oh, nada~”

“Si tienes algo que decir, ¡entonces sácalo!” sin importar como el chico fingía que no pasaba nada, su expresión decía que estaba escondiendo algo. Pero a pesar de las mejores miradas de Yokozawa, el no parecía inmutarse en lo mas mínimo.

“Es un secreto. Si te lo digo, definitivamente te enojaras. Pero, si prometes no molestarte, entonces no me molesta decírtelo.”

“…Lo que sea, idiota” Yokozawa se había cansado rápidamente de aguantar a Kirishima cuando se burlaba de el a propósito. Si el estaba jugando duro para conseguirlo, entonces no le iba a dar el placer de la caza.

“¿Qué, no te da curiosidad?”

Kirishima parecía muy ofendido como Yokozawa le daba de su propia medicina. ”No realmente. De todos modos me voy. Soluciona tu mismo la cena. Incluso si no puedes pelar una manzana, tengo fe absoluta en que puedes calentar algo de sopa de miso al menos.” Kirishima estaba en casa, y Hiyori estaba dormida, a Yokozawa no le quedaban mas razones para quedarse en este apartamento.

69

“¿Por qué no pasas la noche? Parece que mi madre ventilo el futon de la habitación de huéspedes después de todo.”

“No seas estúpido, tengo un gato ¿recuerdas? Estoy seguro que no se meterá en ningún problema, pero no puedo solo dejarlo por su cuenta.” Sorata podría tener la misma edad que Hiyori, pero el era mayor en años gato. El era un gato bastante relajado y no causaba ningún problema, pero incluso los gatos se sienten solitarios al dejarlos.

“Ah, es verdad… lo siento por tenerte aquí tanto tiempo. Realmente me ayudaste esta noche.”

Escuchando esas palabras de genuina gratitud que estaban a años luz de sus ocurrencias de antes, Yokozawa no podía evitar sentirse un poco avergonzado. Para esconder esto, contraatacó con un comentario que no era del todo veraz “No fue por ti, fue por Hiyo. No tengas una idea equivocada.”

“Si, lo se. Pero aun así, Gracias.”

“…” el no se atrevía a ver a Kirishima en su sonriente cara, todo lo que quería hacer era salir de esa habitación, inundada con un ambiente diferente del habitual, lo mas rápido posible. “Bueno, entonces me voy.”

Kirishima también se levantó a toda prisa mientras Yokozawa se puso el abrigo y se dispuso a salir. “El ultimo tren salio hace rato ¿quieres que te lleve a casa?”

“Esta bien; tomare un taxi. Y que, ¿estabas planeando dejar a Hiyo aquí sola?”

“Oh…es verdad. Entonces aquí, toma esto. Tu cuota por tu servicio de niñera.”

“Yo nunca pedí por….” Cuando el trato de rechazar los billetes que Kirishima había sacado de su cartera, en vez de eso el los presionaba a la fuerza en su mano.

“Solo tómalo. Tienes a un gato esperándote en casa ¿no? Date prisa y ponte en marcha. Si te molesta tanto, entonces vende la mierda de mis libros y consígueme un aumento.”

“…Esta bien.” Dándose cuenta de que podría ser incluso mas rudo seguir rechazandolo, a regañadientes acepto el dinero.

“Esta bien entonces, ten cuidado camino a casa. Buenas noches.”

“B-buenas noches…” el rápidamente dejo el apartamento como huyendo de la mirada de Kirishima. Trotando hasta la sala del elevador, pulso el botón varias veces seguidas, incapaz de tranquilizarse.

“¿Cuál demonios es mi problema?”

70

Su pulso se había empezado a acelerar, y por alguna razón su cuerpo entero se sentía ruborizado. Sus palmas estaban sudando por haber enrollado sus manos en un puño, y su visión nado delante de el.

Pero mas que todo esto, el no podía entender el irregular latido de su corazón y el surco entre sus cejas se profundizó en confusión.

71

Capitulo 4

Siendo empujado a la plataforma desde el vagón completamente lleno que había llegado de casa muy presionado por el hecho de que una nueva semana empezaba en la mente de Yokozawa. Mirando a la ola de gente salir corriendo a sus respectivas oficinas, todos con los mismos trajes, Yokozawa se mezclo entre la multitud.

Los lunes en la mañana siempre eran depresivos. No era que odiara su trabajo ni nada, pero el tomar un descanso de dos días realmente hacia mas difícil el forzarte a volver a trabajar. Y encima de todo eso, el inicio de la semana laboral tendía a estar llena de reuniones, lo que lo hacia sentir mas adormecido.

Todos tenían que compartir su información e intercambiar opiniones de ida y vuelta, juntos, pero para el impaciente Yokozawa, todo eso era solo un dolor en el trasero.

No era como si todos trabajaran con la misma motivación, después de todo, así que tenia sentido que todos trabajaran a ritmos diferentes.

Para todos los casos que fueron capaces de programar sus ritmos y trabajar hacia una meta en común, también hubo momentos en los que todos se las arreglaron para socavar uno al otro. Molestaba a Yokozawa cuando pensaba sobre como habría sido mas provechoso a la larga para el visitar otra librería o dos en el tiempo que malgastaba en reuniones.

Sin embargo, el sentía que Marukawa Shoten era una compañía con una ración relativamente alta de pensadores independientes; si no lo fuera, una persona temeraria como el habría renunciado hace mucho.

Con la edad, el empezaba a ser capaz de mirarse desde un punto de vista objetivo. Mientras que sus mayores probablemente aun lo llaman ‘verde’, el sentía que se había desarrollado completamente. Su yo adolescente probablemente nunca habría imaginado que sería capaz de colocar una sonrisa en las ventas de la manera en que podía.

El recogió el desayuno de una tienda de conveniencia y empezó a subir la colina ahora familiar que atravesaba todos los días. Pasó junto a un grupo de mujeres caminando a un ritmo suave y entró en el edificio principal a través de las puertas automáticas.

Dos mujeres con las caras perfectamente arregladas y ningún cabello fuera de su lugar, sonreían en la recepción saludando a aquellos que entraban, ya sean invitados o empleados. Pero, hoy, sus sonrisas parecían esconder algo.

“Ah, ¡Yokozawa-san! Buenos días.”

“¡Buenos días!”

72

Las mujeres continuaron observándolo con una mirada que parecían querer decirle algo, y Yokozawa sólo miró atrás con desconfianza. Tenía el extraño presentimiento de que había encontrado este tipo de burlas en alguna parte, muy recientemente, pero que no podía recordar dónde.

“Buenos días… ¿Tengo algo en la cara?” el no podía dejar de preguntarse de donde ese ¡Ah! De la mañana había venido. Cuando la curiosidad lo llevo a preguntar la razón, las mujeres trataron de aplacarse y poner su sonrisa normal.

“¡N-no! ¡No es nada!”

“¿?”

Teniendo un extraño malestar que le recordaba a tener pequeños huesos de pez atorados en su garganta, recordó que no valía la pena presionar el asunto y dejo atrás el área de recepción sin hacer mas preguntas.

Tomando lugar detrás de unos cuantos editores esperando a abordar el elevador, su aburrimiento crecía en el tiempo de inactividad y sacó su teléfono celular, checando los mensajes que había recibido. Y fue entonces cuando la conversación de los editores pasó a flotar en sus oídos.

“Hombre, no puedo superar esa foto que Kirishima nos mostró”

“¡Eso me marcó por completo! Fui eliminado de las horas extras, pero eso realmente me sorprendió.”

“Fue un poco inesperado llegar a ver al verdadero Yokozawa-san ¿sabes?”

Yokozawa había sintonizado inicialmente la conversación, pensando que no era nada más que un chisme, pero su ceño se frunció cuando su propio nombre fue mezclado. Definitivamente acababan de mencionar una foto.

Destrozando su mente para recordar las fotos que Yokozawa era consiente que Kirishima tenia, todo a lo que pudo llegar era a esas fotos, las que Kirishima le había tomado esa noche y que posteriormente utilizó como material de chantaje. Si bien era difícil imaginar que Kirishima le mostraría esas fotos a cualquiera sin razón, no podía dejar pasar esto.

“Oi ¿Qué es esto sobre mi?”

“¡Uwah! ¡¿Yokozawa-san?!”

Cuando los llamo desde atrás, ellos miraron hacia atrás con expresiones de sorpresa. Uno se puso pálido, y el otro lucia como si estuviera a punto de salir corriendo en cualquier momento.

73

“Así que, exactamente ¿Qué imágenes vieron?”

“¡N-nada!”

“Si no es nada, ¿Entonces porque se pusieron así?”

“Es que… es que… es solo que-”

“¡Escúpanlo!” gruñó en voz baja, y la pareja se estremeció de miedo. Cuando les fijo una mirada dura, empezaron a tratar de explicarse.

“No pedimos ver ¿entendido? Solo que ¡Kirishima-san las estuvo mostrando la semana pasada! Diciendo que tu le estabas esperando en casa con la cena para el…”

“¡¿eh?!”

“Y, entonces el nos mostró una foto tuya que su hija le había mandado en un mensaje… donde tu estabas cocinando con un delantal rojo…”

El su voz se apagó, pero Yokozawa no necesitaba escuchar una palabra mas para saber exactamente de donde había venido esa foto, sobre todo porque la única otra persona que había estado en la cocina con él había sido Hiyori. El no podía imaginar que había pasado por su mente cuando mando eso, pero dado que el sabia que ella no había pretendido nada con eso, no podía enojarse con ella. Lo que era mas difícil de perdonar era a aquel que había pasado la foto en primer lugar.

Esto debe ser el porque Kirishima había regresado tan alegre a casa el viernes en la noche. Con esa sonrisa tonta y enfermiza y con aires… todo tenia sentido ahora.

El había sido un gran idiota al pensar en Kirishima como un buen padre tan fácilmente; sabiendo ahora que se había estado burlando de Yokozawa a sus espaldas, el sintió hervir su ira.

“¡N-no fue nuestra culpa! Tu…entiendes eso ¿verdad?”

“Olvídalo. Ahora mismo.” le dirigió una mirada dura al par que había tratado de probar las aguas a su alrededor y les ordeno despejar la imagen de sus mentes en una voz grave.

“Pero, incluso si nos lo dices, no podemos…”

“Dejen de quejarse, si no pueden hacerlo por su cuenta, entonces les ayudare.”

Cuando hizo un puño y lo alzo al nivel de la cara, ellos se volvieron mas complacientes “N-no, lo podemos hacer bien.”

74

“¡Y difundan la palabra, también! Si alguien sopla una palabra sobre esto, ¡lo hare, así que nunca venderá otro libro de nuevo!”

“¡¡¡E-entendido!!!” Justo cuando ellos se incorporaron, el elevador alcanzo el primer piso, y las puertas se abrieron lentamente. A pesar del hecho de que habían estado esperando primero, el par obedientemente dio un paso a cada lado de Yokozawa para dejarlo pasa “Por favor ¡adelante!”

“¿No se van a subir?”

“Oh uh, olvide pasar por la conbini, así que, saldré un poco.”

“¡Oh yo también! No he comprado aun el almuerzo, ¡así que supongo que iré también!” A continuación, huyeron del edificio, dejando a Yokozawa solo para abordar el ascensor.

El chasqueó la lengua suavemente. “caray…” Las mujeres en la recepción probablemente habían estado riéndose porque también habían visto esa foto de Yokozawa en un delantal.

Dada la hora, Kirishima ya debería de estar aquí en la oficina. Planeando decirle al chico sus verdades, Yokozawa no presiono el botón para ventas en el 3er piso, pero en cambio el del 5to.

La mayoría de los editores con horarios lo suficientemente flexibles no estaban aquí a esta hora en la mañana. Algunos de ellos podrían incluso no llegar hasta la tarde. Yokozawa salio del elevador y subió al piso de manga shounen completamente vacío, se dirigió hacia el escritorio del Editor en Jefe localizado cerca del fondo.

Al principio de la semana, justo después de haber terminado el ciclo, la única persona en el piso entero ahora mismo era Kirishima. “Buenos días. Estas aquí temprano.”

Antes de regresar el saludo, Yokozawa dejo que sus emociones sacaran lo mejor de el. “¡¿Qué rayos estabas pensando?!” sus gritos hicieron eco en todo el piso, y mientras la mayoría de los demás estarían acobardados por el miedo ante esa voz, Kirishima estaba fresco como una lechuga.

“Seguro estas muy energético esta mañana. Se precavido, alzar tu voz así toda tu sangre se ira directamente a tu cabeza.”

“¡¿Y de quien crees es la culpa?! No puedo creer que anduvieras mostrando fotos de otros sin su permiso, ¡bastardo!”

“Oh, eso. Bueno, era demasiado lindo, no me pude contener. Pensé en presumirte, y cuando deje que Katou viera, todos los demás se habían reunido alrededor.”

75

“¡No me des esa mierda de ‘no pude contenerme’! ¡Incluso fuiste y le mostraste a las recepcionistas!”

“Oh si, estuve alardeando sobre ti en la mañana también. Después de todo, Hiyo se las arreglo para mandarme un mensaje. Sobre cómo debo trabajar duro, porque ella y Yokozawa-Oniichan, estaban haciendo nikujaga para la cena ~”

“Pero eso no significa-”

“Mira, incluso la hice mi fondo de pantalla.” Kirishima abrió su teléfono y volteo la pantalla hacia la cara de Yokozawa. Ahí, para que todos lo vieran, estaba Yokozawa cortando vegetales mientras vestía un delantal rojo con puntos.

76

77

77

“¡Quítala! ¿Cuál demonios es tu problema?” En la imagen, el tenia un cuchillo en sus manos y estaba pelando una papa, luciendo como si lo hubiera estado haciendo por años. La cabeza de Yokozawa palpitaba dolorosamente cuando pensaba sobre todos sus compañeros de trabajo que habían visto la foto.

“Es solo un pasatiempo inocente mío, eso es todo. Vamos, esta bien, te ves adorable. Esto me ayudó a pasar el final del ciclo, sabes. "

“¡Como si eso me importara! Ese no es el asunto aquí.” Sintiendo la presencia de otros, se interrumpió. Quien sabe que rumores podrían surgir después si la gente lo veía discutiendo de esa manera con Kirishima.

“¡Buenos días, Kirishima-san!” dos mujeres editoras asignadas a la revista de noticias anime entraron, cargando sus desayunos en las manos. Atrapando la mirada de Yokozawa, comenzaron a parlotear.

“¡Yokozawa-san, lo vimos!”

“Creímos que era extraño cuando Kirishima-san estaba sonriendo así mientras miraba su teléfono el viernes por la noche, ¡Pero era una foto de Yokozawa-san! ¡Realmente fue toda una sorpresa! Ese delantal rojo te quedaba muy bien, ¡fue muy lindo!”

“Lin…” Ante sus inocentes palabras, el sintió una sensación de vértigo inundarlo. Por ahora, el solo estaba acostumbrado a escucharlo de Kirishima, pero esta tenía que ser la primera vez que una mujer le había llamado lindo.

Lanzó una mirada al hombre que estaba a su lado, mirando hacia el espacio y fingiendo inocencia.

“…Oi. ¿A cuantas personas les enseñaste esa foto?”

“¿Hm? Oh, realmente no lo recuerdo…. Antes de saberlo había una gran multitud parada atrás de mi, así queeeee… ¿supongo que la mayoría de los que estaban todavía por aquí?”

“¡Tu…!” Cuando el sin pensarlo alzo la voz, escucho risitas.

“¡Seguro que eres cercano a Kirishima-san, eh!”

“¿Cómo llegaron a ser tan amigos? Nunca me di cuenta de que ustedes dos salían juntos antes”

“¡No somos cercanos!” Sus cejas se juntaron ante la falsedad. Probablemente no podían imaginar como le había estado tomando ventaja de un momento de debilidad y estaba siendo chantajeado.

No parecía importarles esa respuesta, y en vez de eso empezaron a tener su propia conversación privada.

78

“Pero, ¡Lo vimos haciendo la cena con la hija de Kirishima-san en su casa! No creo que este tras ella ¿verdad?”

“¡Claro que no! ¿Se dan cuenta de cuantos años tiene ella? ¡No tengo un complejo lolita!” El atrapó a Kirishima riéndose ampliamente de su lamentable estado. Prácticamente podía escuchar al chico en su mente pensando si, por que eres gay.

“pero nunca me hubiera dado cuenta de que cocinabas~ ¡inesperado, debo decir! E incluso sabes como manejar un cuchillo, ¿eres bueno en las tareas del hogar como esas?”

“¡Eso me recuerda! Algunos de nosotros estábamos pensando en tomar clases de cocina pronto ¿te importaría unirte? Se supone que incluye consejos sobre como trabajar un poco de cocina francesa simple en-“

“¡Claro que no!” su voz enojada, que usualmente podría hacer a cualquiera temblar en sus zapatos, estaba mezclada ahora con una racha de humillación, y el sabia que carecía de impacto. En lugar de acobardarse ante el irritado Yokozawa, las mujeres continuaron hablando a su antojo.

“… ¡Siento como si me pudiera relacionar mas con el! Sabiendo que incluso Yokozawa-san tiene un lado domestico…”

“¡oh si!, ¡definitivamente es mas accesible ahora!”

La cabeza de Yokozawa empezó a palpitar dolorosamente, y ni siquiera se atrevía a quejarse de las mujeres habladoras. El nunca había sido bueno hablando con mujeres en primer lugar; ellas siempre estallaban en llanto ante la primer palabra violenta, y si no lo hacían, entonces siempre se quejaban de el.

Si el dijera mas que esto, estaría a punto de cavar su propia tumba. Decidiendo que sería mejor cambiar los objetivos, se volvió a Kirishima. “De todas formas, deshazte de esa imagen. ¡Ahora mismo!”

“¿Importa si la guardo para mi siempre y cuando no se la muestre a nadie mas? Hiyori encontró la manera de mandármela después de todo.”

Yokozawa torció los ojos ante la cara de puchero de Kirishima. Se sentía mal por Hiyori, pero si le permitía a este tipotener los datos, no se podía saber donde o cuando se la mostraría a alguien. Ya era lo suficientemente malo el mantener los datos en su teléfono, pero dejarlo mantenerla como fondo de pantalla estaba fuera de cuestión.

“¡Date prisa y bórrala de una vez! ¡No puedo confiar en ti!”

79

“¿Sabes?, no me gusta la gente desconfiada. Supongo que no puedo hacer nada, aunque, eliminare esta por ti… ahí tienes.” Después de presionar unos cuantos botones en su teléfono celular, lo volteo, así Yokozawa podía ver y presionar el botón ‘borrar’.

Acariciando el su pecho aliviado de que un poco de preocupación desaparecía, no podía evitar la sensación de incomodidad ante las palabras de Kirishima. Eliminare esta por ti… tal vez quería decir que aun tenia en su posesión las fotos de aquel incidente con las que controlaba a Yokozawa.

Si se saliera con la suya, preferiría que esas fotos fueran borradas en vez de esta, pero no había manera de confrontarlo sobre eso mientras hubieran otros alrededor. Por un momento, parecía que no se las había mostrado a nadie más, pero no podía descontar la posibilidad de que Kirishima podía caer en algún momento. Ellos realmente necesitaban hablar sobre esto; después de todo, no podían mantener la farsa por siempre.

“awww, que desperdicio~”

Yokozawa se giró hacia las editoras mujeres al oír sus abatidos comentarios “¡y ustedes también! ¡Bórrenlo de sus memorias! ¡Ahora mismo! ¡O hare que nunca vuelvan a vender otra revista en este negocio de nuevo!” era la misma carta de triunfo que había usado al escuchar al par de habladores de antes, y las mujeres se disolvieron en quejas.

“¡¿eh?! ¡Seguro debes estar bromeando!”

“¡eso es abusar de tu posición! ¡Eres muy mezquino Yokozawa-san!”

“¡como yo lo veo, lo que están haciendo es una violación al derecho de proteger mi imagen!”

“Geh…”

Pero fue Kirishima quien intervino para mediar cuando Yokozawa alzo la voz a la pareja acobardada. ”El tiene un buen punto, ¿saben?”

“¡Deja de hablar como si no tuvieras nada que ver en esto! ¡¿De quien es la mayoría de la culpa aquí?!”

“Bueno, esa seria tuya, por vestirte con un traje tan lindo.” Ante su arrogante respuesta, las dos mujeres se le unieron a apoyarlo, coincidiendo con el.

Recordando su dolor de cabeza de antes, Yokozawa masajeo su frente y respiro hondo. “no sean tan arrogantes.” al ver que estaba bien y verdaderamente enojado, finalmente se calmaron. A decir verdad a el no le importaban tanto las burlas siempre y cuando se mantuvieran en un nivel apropiado, pero ellos realmente necesitaban conocer sus limites.

80

En lugar de las acobardadas editoras, Kirishima se disculpo una vez más. “Lo siento, realmente no creí que te enojarías así. Estaba cansado y solo, fui muy arrogante. Les diré a todos a los que les mostré la foto que lo dejen ir, así que ¿me perdonas?”

“Mas te vale.”

“Dije que lo haría. Un hombre nunca retira su palabra.”

Habiendo aprovechado su punto con Kirishima, Yokozawa se fue. Apenas era lunes, y ya se sentía exhausto. Abordó el elevador, que afortunadamente se había detenido en el 5to piso, y regreso al departamento de ventas en el 3er piso. El había venido a trabajar temprano con la intención de trabajar un poco por la mañana, pero ahora había malgastado por completo su tiempo libre.

Una buena parte del personal del departamento de ventas ya había llegado, y mientras colgaba su abrigo en el perchero, Henmi se fijó en él y levantó la cabeza de donde había estado centrado en su computadora.

“Ah, buenos días Yokozawa-san,”

“Buenos días.” devolvió el saludo mientras seguía su camino hacia su escritorio. El inconscientemente juzgó el estado Henmi, curioso por saber si había visto la imagen. Sin embargo, a pesar de sus dudas, Henmi parecía el mismo de siempre.

La mayoría del personal de ventas ya se había ido el viernes en la tarde, el mismo Yokozawa había sido el que había apagado las luces en su piso. Considerando eso, la probabilidad de que Henmi hubiera visto la foto estaba cercana al cero, pero aun así decidió asegurarse, por si acaso.

“… así que, ¿lo viste?”

“¿Hm? ¿Ver que? Ah, ¿el material para la reunión de hoy? ¡Estaba apunto de hacerlo!”

“Oh, no, esta bien si todavía no lo has visto.” Parecía que la palabra todavía no llegaba en torno a Henmi. Cuando pensó sobre ello, dado que Kirishima había mostrado la foto el viernes en la tarde, los únicos que realmente habrían tenido la oportunidad de verla, fueron los del piso de manga shounen. No había manera de que hubiera llegado hasta el piso de ventas.

“¡L-Lo siento! ¡Los leeré inmediatamente!” Malinterpretando las palabras de Yokozawa, los nervios de Henmi crecieron y volteo hacia su computadora rápidamente. Teniendo una sensación de molestia como para aclararlo, Yokozawa decidió simplemente dejarlo volver a su trabajo.

81

Realmente, no era nada de lo que debiera avergonzarse después de todo. Solo era que había vestido algo que no le iba bien, y el reconsideró que quizás no había ninguna necesidad de exagerar como el lo había hecho.

El encendió su computadora y empezó a avanzar por los corres que se habían acumulado en el fin de semana. Se puso a leer a través de resúmenes y le hecho un vistazo a los correos que contenían información de librerías y comentarios de los lectores, en primer lugar encargándose de los mensajes que pudiera contestar rápidamente.

“¡las nuevas publicaciones parecen estar vendiendo bastante bien!”

“si, están volando de las estanterías mas rápido de lo previsto. Parece que tendremos que poner una solicitud de reimpresión pronto.”

“Y parece que la sincronización fue perfecta para el anuncio del lanzamiento de za kan también. Las publicaciones anteriores se están vendiendo bien, y la revista se esta vendiendo rápidamente también, afortunadamente. ¡La táctica de Kirishima-san realmente nos salvo!”

“si… aunque no estoy seguro si fue un feliz accidente o si en realidad fue tan inteligente.” El probablemente podía aprender una o dos cosas de Kirishima, quien siempre trataba de volver cualquier situación en una oportunidad. Antes de haber empezado a ser arrastrado así, realmente no sabía mucho sobre el chico. Kirishima siempre había sido tan apartado y distante, Yokozawa había asumido que era un zorro astuto de hombre que nadie sabia lo que estaba pensando.

Comprobado, eso era exactamente lo que el era, pero Yokozawa ahora entendía que ese era solo un lado de el. También era el horrible tipo de persona que te hace caer si le das la oportunidad… solo como también era un padre que no podía dejar de adular a su hija y que cedía a sus emociones fácilmente de ves en cuando.

“eso me recuerda, ¡Yokozawa-san has estado de muy buen humor últimamente!” Henmi comentó distraídamente, manteniendo su mirada en la pantalla de su computadora.

Yokozawa rápidamente endureció su debilitada expresión y se opuso. “¿eh? ¿Hasta que punto eh estado de buen humor?” ¿Cómo podría estar divirtiéndose después de haber sido completamente rechazado y posteriormente fastidiado por Kirishima?

“Es solo que, el surco entre tus cejas se ha vuelto menos profundo, y has estado dejando el trabajo temprano, también. Todos estuvimos un poco preocupados por un tiempo, ya que parecías muy deprimido.”

82

Yokozawa no se había dado cuenta en lo mas mínimo que todos habían notado lo deprimido que había estado, pero volviendo atrás, todos habían estado muy cautelosos a su alrededor.

Con su personalidad, sin embargo, apenas se atrevía a dales las gracias por preocuparse. “he estado yéndome temprano por que he estado menos ocupado con el trabajo, eso es todo.” Teniendo en cuenta que estaba mintiendo improvisadamente, estaba menos elocuente de lo usual.

“¿en serio? A mi me parece como si estuvieras tomando mas trabajo de lo normal ¿No te has dado cuenta de que debido a eso, he tenido más trabajo de lo habitual?”

Yokozawa encendió a Henmi con sus palabras de reproche en broma. “¡eso difícilmente cuenta como mas trabajo!”

“a diferencia tuya, Yokozawa-san, ¡yo solo soy un empleado normal! ¡Por favor, no seas tan irracional!”

“¿de que estas hablando? Yo también soy solo un empleado normal. Solo que tengo mas años de experiencia que tu, así que conozco lo esencial de cómo van las cosas, es todo.”

Henmi miro boquiabierto con los ojos muy abiertos en shock a Yokozawa. “¿Eh? ¿Estas… tratando de hacerme sentir mejor?” su mirada era insoportable, y Yokozawa se arrepintió inmediatamente de haber dicho algo tan diferente a el. Realmente debió evitar hacer cosas a las que no estaba acostumbrado.

“si lo quieres tomar así, supongo.”

“… ¡definitivamente has cambiado un poco! ¿Cuándo fue… supongo que cuando empezaste a ir a beber con Kirishima-san?”

“…….” Tragó saliva con fuerza cuando el nombre de Kirishima salió en la conversación. Apretó los dientes para evitar que se notara su agitación y puso una cara inescrutable.

“hombre, al principio, ¡estaba muy sorprendido cuando Kirishima-san bajo hasta el departamento de ventas! ¿Cuándo se volvieron tan cercanos?”

“No somos cercanos.”

Las editoras mujeres habían hecho el mismo comentario anteriormente, pero dado que el tenia razones para no rechazar las invitaciones de Kirishima, supuso que los demás lo veían así, ellos parecían estar acercándose. Pero el no consideraba el tiempo que pasaba con Kirishima divertido.

Cuando el rechazó la insinuación con una expresión áspera, Henmi lo malinterpreto como siendo humilde y replico animadamente, “Oh vamos, ¡es fácil ver como la tensión de tus hombros se relaja cuando hablas de Kirishima-san!

83

Ah, ¿es la razón de que has estado de tan buen humor últimamente porque has estado pasando tiempo con Kirishima-san, tal vez?”

“¡Claro que no!”

“¡¡!!” Henmi se calló inmediatamente cuando Yokozawa repentinamente le refutó. El probablemente no había esperado que le gritara, dado que la conversación había progresado hasta aquí. Yokozawa se arrepintió inmediatamente de sus acciones, mirando a Henmi ahí sentado con los ojos abiertos y sin palabras.

Era mejor ser malentendido que tener a todos sabiendo la verdad; el solo debería dejar que las cosas caigan donde lo harían. Pero de alguna manera cada vez que se trataba de Kirishima, el siempre terminaba exagerando así.

“… lo siento. No tenia la intención de alzar la voz así.”

“Oh…n-no…”

Incapaz de reparar la actual atmosfera incomoda entre ellos, Yokozawa se levanto del asiento que acababa de tomar. Necesitaba conseguir algo de aire fresco y enfriar su cabeza.

“voy a hacer mis rondas.”

A medida que guardaba un archivo en su maletín, Henmi vacilante le recordó, “Eh, pero, tenemos una junta desde las 11 ¿…?”

“regresare para entonces. Te mande los documentos por correo, así que imprime suficientes para todos.”

“espera, ¡¿Yokozawa-san?!”

El ignoro el llamado y continúo por la dirección contraria que la de sus compañeros de trabajo llegando a la oficina.

“…estoy absolutamente exhausto…” su primera vez bebiendo con clientes en un tiempo había sido mas dura de lo habitual. Incluso aunque había bebidas, era imperdonable ir tan lejos para emborracharse, por lo que no había sido capaz de quitarse de encima los nervios y la tensión.

Enterrándose en el trabajo de hoy y evitando a Kirishima había ayudado a enfriar su cabeza. Sabia que yendo a beber con el gerente de una librería que lo había invitado a salir antes seria una causa justa para rechazar al chico, pero, de alguna manera, se sintió culpable.

Cuando le mando un mensaje de texto a kirishima con /no puedo ir esta noche/ el había sido sorpresivamente comprensivo. Mientras que la respuesta había

84

sido un poco decepcionante, tuvo que tomar en cuenta el hecho de que Kirishima era un trabajador de oficina como el. Cuando pensó sobre eso, no había manera de que pudiera esperar que Kirishima pusiera a Yokozawa sobre su trabajo.

Yokozawa estaba más preocupado por lo decepcionado que estaba, cuando el mismo había sido el que había dicho que no iría.

“¿Qué demonios esta mal conmigo…?”

El tenía muchas ganas de poder ver a Hiyori, eso era verdad, pero él sólo había sido arrastrado contra su voluntad por Kirishima, no era como si hubiera bajado la guardia en torno al tipo. Seguramente, el podría haber sido tocado por alguna de las cosas que Kirishima hizo, pero eso era todo.

En cuanto a la foto que Hiyori había mandado… a decir verdad, el ya no estaba realmente molesto por eso. Cuando lo había averiguado por primera vez, su sangre se fue directo a su cabeza, pero no era como si hubiera estado haciendo algo tan vergonzoso, y reflexionando en ello ahora, era probablemente más patético haberse molestado tanto por eso.

Más que eso, sin embargo, le preocupaba que tan grande el papel de Kirishima se había vuelto en su vida.

Puso su maletín en la mesa junto con el gyuudon, que había comprado en una cadena de tiendas, para cenar y se quito la chaqueta. Mientras se deslizaba casualmente en su silla, Sorata llego acariciándolo en los pies. “Miau~…”

“Ah, Sorata, traeré tu comida por ti, espera un minuto. Puedes comer cosas enlatadas esta noche.”

Sorata raramente era así de encimoso, pero quizás porque Yokozawa había estado tomando demasiadas horas fuera últimamente, esta noche el había estado en los talones de Yokozawa desde el momento en que llego a casa. Tal vez se sentía solo de ser dejado tanto tiempo.

“ha pasado tiempo desde que comimos juntos, ¿eh?

lo siento, te he dejado aquí

solo mucho últimamente. El trabajo disminuirá dentro de poco, así que sopórtalo un poco más.”

Su apartamento equipado con solo el mínimo de elementos necesarios para aalir adelante, por alguna razón se sentía mas solitario que de costumbre. Después de haberse acostumbrado a la vitalidad de un niño, era imposible negar que aquí era solitario. Si no fuera por Sorata estando aquí, probablemente no hubiera sido capaz de soportar estar solo ahora.

“eso es por que Hiyo es tan parlanchina…” siempre pasando y entonces, y entonces de un tema a las modas populares de la escuela, o de que materias había tenido lecciones en ese día, que había almorzado, ella amaba hablar de lo

85

que le había sucedido en ese día. A veces ella se cansaba en medio de una conversación y solo lo dejaba a la deriva.

Probablemente ahora mismo ella estaba dormida. Aparentemente pensando en que el planeaba ir después, ella le había mandado un mensaje incitándolo / ¡ven mañana!/, pero mientras el deseaba verla, no planeaba ir a la casa de Kirishima otra vez por el momento.

El necesitaba poner algunos límites y poner sus pensamientos en orden. El no podía entender porque el perdía la compostura así cada vez que se trataba de Kirishima. Así, el incluso no había tenido tiempo de pensar en su corazón roto.

“Maldición, ¿Por qué su rostro sigue viniendo a mi mente?” aunque Kirishima era la ultima persona que el quería ver en este momento, siempre que bajaba la guardia, se encontraba pensando en el chico. Nunca en toda su vida hubiera sabido que una persona como Kirishima confundiría a Yokozawa de su juego así.

Perdiéndose mientras aun sostenía la lata de comida, el escucho a Sorata maullar para captar su atención. Cuando miró hacia abajo, Sorata se frotaba contra sus pies irritado.

“Ah, perdón, perdón. Aquí, la abriré ahora.”

Corrió un poco de agua tibia en la lata después de abrirla para que se desprendiera la comida y vació el contenido en el plato de comida de Sorata, momento en el cual Sorata cavo con vigor. Desde que el había estado pasando mucho tiempo fuera de casa, Yokozawa había adoptado dejar comida seca para gato. Aunque Sorata parecía no tener gustos ni disgustos, obviamente prefería la comida enlatada.

“Delicioso ¿eh?”

Por supuesto, sorata estaba tan absorto en su comida que no ofreció respuesta. El ya no era un gato joven, así que Yokozawa entendió que ocupaba ponerlo en una dieta, pero la culpa de no ser capaz de estar ahí para Sorata lo consumió, y se encontró recogiendo nuevas marcas de alimentos cada vez que aparecían en los estantes de los supermercados.

Mirando la manera en que sorata comía, obviamente disfrutando su alimento, no pudo hacer nada solo pensar en que necesitaba comprar un poco mas para el. Takano lo reprendería con eres demasiado suave con Sorata, y Yokozawa lo entendía, pero aun así no podía contenerse.

“…supongo que comeré también”

Pero su gyuudon se había enfriado y de alguna manera sabia peor que usualmente.

86

CAPITULO 5

“Buen trabajo hoy… y enviado.”

Las puertas del elevador se abrieron en el piso de su apartamento al igual que Yokozawa terminaba de enviar una respuesta al correo que acababa de recibir de un compañero de trabajo.

Era domingo, y el acababa de ayudar en un evento de un grupo idol que acababa de publicar un álbum de fotos. Por supuesto hubo el argumento de que no había suficiente personal para el evento, pero Yokozawa también había sido elegido para ayudar debido a su imponente presencia, lo que ayudaría a sofocar cualquier intento razonable por los fans demasiado entusiastas para acercarse a los ídolos.

Trabajar de pie no era exactamente difícil, pero dado que tenia que estar constantemente en alerta fue agotador en los nervios. Sus asociados estaban encantados de poder ver a los ídolos de cerca, pero Yokozawa no podía despertar ningún sentimiento por esas chicas que eran por una buena década sus subordinados.

“…tal vez realmente soy gay” auto-desprecio comprometido en su murmuro. El sintió todo el interior de su bolsa, finalmente saco la llave.

Teniendo en cuenta que el apartamento de Yokozawa estaba orientado hacia el norte, el pasillo estaba bastante frio de ser siempre azotado por el viento. Marzo ya estaba a más de la mitad, pero la primavera parecía muy distante este año. En días como estos, le gustaba dormir acurrucado con Sorata. El gato usualmente estaba de mal humor, pero incluso él quería acurrucarse en busca de calor en ocasiones, también.

“Estoy en casa.”

Cerrando la puerta detrás de el se quito sus zapatos de piel. Su apartamento estaba muy tranquilo esta noche, Sorata usualmente venia a recibirlo a la puerta, pero esta noche, no estaba a la vista. El encendió las luces y se asomó en la sala de estar, y ahí encontró a Sorata acurrucado en una esquina del sofá.

“… ¿Sorata?”

Cuando lo llamó Sorata alzo la cabeza y miro en la dirección de Yokozawa, pero entonces inmediatamente se acurrucó de nuevo. El normalmente hubiera venido a frotarse entre las piernas de Yokozawa, esperando a ser recogido, pero hoy parecía satisfecho con solo una mirada, ni siquiera moviéndose para levantarse.

Quizás solo esta soñoliento de haber comido demasiado. Pensando en aprovechar la oportunidad para llenar el tazón de agua de sorata, encendió la luz de la cocina.

87

“…Qué demonios, no has comido ni un bocado.” Casi nada de la comida seca que había dejado antes de irse en la mañana se había ido. Dado que normalmente Sorata era bastante glotón, Yokozawa se había preocupado recientemente de que necesitaría ponerlo a dieta. Para que el gato dejara la comida en su plato así… era muy raro. Regresando a la sala para revisarlo de nuevo, noto que Sorata parecía más bien desganado.

“… ¿Sorata? Oi, ¿Qué pasa? ¿Te sientes mal?” a pesar de saber bien que por supuesto Sorata difícilmente podía responder, incluso cuando se acercó con preguntas como ahora, Yokozawa no podía evitarlo. Esta era la primera vez que había sabido de Sorata sin energía y sin apetito.

El inmediatamente recordó una conversación con otro dueño en la sala de espera cuando llevo a Sorata al veterinario por una revisión antes. Hablaron de cómo un gato que habían tenido antes parecía desganado una tarde, pero ellos decidieron esperar y ver si había alguna mejora… pero a la mañana siguiente, el gato había muerto. Desde entonces el dueño se había asegurado de traer inmediatamente su gato al veterinario en cualquier momento en que parecía haber algo mal con el.

Yokozawa había leído acerca de una serie de casos similares en Internet, también. ¿Qué si algo estaba realmente mal? Tal vez estaba exagerando, pero no podía descontar la posibilidad.

“Tengo… tengo que llevarlo a la clínica del veterinario inmediatamente…”

Agarrando el porta gatos de Sorata, busco en el interior de un cajón donde guardaba la tarjeta del veterinario. Era fin de semana, axial que por supuesto no había examinaciones programadas, pero si esperaba hasta la mañana, podría ser demasiado tarde. Aferrandose a la esperanza, finalmente encontro la tarjeta y rápidamente marco el número.

A pesar de que era domingo en la noche, cuando llamo al veterinario local, ellos afortunadamente aceptaron verlo. Haciéndole señas a un taxi que permitía pasear mascotas con sus dueños, Yokozawa no podía dejar de sentirse incómodo todo el camino a la clínica.

¿Qué pasaba si era algo serio, algo que pudiera amenazar la vida de Sorata…? El no podía evitar ese sentimiento de incomodidad. Incluso cuando trató de mantener una actitud positiva, solo los escenarios de los peores casos le venían a la mente.

Otros podrían mirarlo y burlarse de que solo era una mascota, pero Sorata era como de la familia. A diferencia de los humanos, las macotas no podían hablar, así que comunicaban sus sentimientos a través de movimientos y expresiones. Aunque ciertamente hubo momentos en los que fue frustrante, se las arreglaron para comunicarse con claridad.

88

Frenéticamente dejando de lado cualquier pensamiento desagradable, se radicó en esperar a que el chequeo terminara, momento en el que Hiyori irrumpió en la sala de espera.

“¡Oniichan!”

“¡Hiyo…!”

Justo a su lado estaba Kirishima “¿estas bien Yokozawa?”

En el camino a la clínica, el había pensado en llamar a Takano inmediatamente, pero al final, decidió no hacerlo. No podía soportar la idea, ahora de todas las veces, de ser compadecido por él. Pero de todos modos, no podía negar que se sentía solo y termino llamando a Kirishima en un impulso.

En el momento en que miro el rostro de Kirishima, sintió una ola de alivio sobre el, pero al mismo tiempo una sensación de arrepentimiento también.

Incluso si estaba preocupado, había sido un error llamar a Kirishima. Sin importar que tan preciado era Sorata para Yokozawa a cualquier espectador, esto probablemente parecía el más trivial de los asuntos.

“Lo siento… viniste hasta aquí solo por una mascota…”

“¡No digas ‘solo por una mascota’! Ese gato es como tu familia ¿no?”

Ante las duras palabras de Kirishima, Yokozawa sintió un calor presionando detrás de sus ojos “Ah… si…” bajo la cabeza, decidido a no llorar delante de ellos, y apretó los dientes.

Hiyori se adelanto y apretó su mano “¡Esta bien! ¡Ahora estoy aquí! ¡Sora-chan estará bien!”

“…Si, tienes razón, gracias Hiyo.” El era un adulto patético, teniendo que ser animado por una niña. Pero el calor de la mano de Hiyori era tranquilizador, y mientras el le regresaba una sonrisa, la puerta del cuarto de examinación se abrió.

Yokozawa-san, por favor venga.”

Bien.” Cuando el viejo veterinario lo llamó, Yokozawa se levantó como si hubiera sido arrancado de su lugar. Acariciando la cabeza de Hiyori en agradecimiento por permanecer a su lado, el se acercó al cuarto de examinación.

Sorata estaba sentado en una pequeña mesa a la altura de la cintura y parecía no tener problemas con el chequeo. Parecía totalmente despreocupado, como si su letargo anterior hubiera sido un engaño total.

89

“¿Así que, como esta, señor?”

Mirando el semblante preocupado de Yokozawa, el doctor se sumergió en su explicación de los resultados del chequeo de Sorata con una gentil sonrisa. “Puedes dejar de preocuparte. Le hice una examinación general, pero no pude encontrar nada malo en el.”

“¡¿En serio?!”

“En efecto. Por lo menos no parece que se sintiera mal por haber comido algo que no le cayera bien. Probablemente solo era que no se sentía muy energético.”

“¿Entonces, no tiene nada malo?”

“Si, como puedes ver, el esta absolutamente bien ahora, y no hay que preocuparse de que este enfermo. Pero Sorata-kun no es tan joven, por lo que debe de estar bien, pero por si acaso, querrás vigilarlo por el momento.”

Sorata parecía estar encantado de estar en manos de un veterinario que le agradaba. Tal vez era solo como el veterinario le había dicho y simplemente se había estado sintiendo desganado.

… Lo que significaba que Yokozawa se había alterado por nada. Sintió que el alivio y la vergüenza brotaban dentro de el ante el diagnostico del doctor. No había sido nada importante, y aun así el había ido y venido preocupado y despertó al veterinario a esta hora tan tarde, incluso yendo tan lejos como para llamar a Kirishima. Había límites para perder la cabeza sobre algunas cosas.

Peleando contra la humillación que había empezado a burbujear en su interior, el inclino la cabeza. “¡Muchas gracias!”

“No tiene importancia. Yo estoy agradecido de que no fuera nada serio. Quizás se sentía un poco solitario. Sorata-kun es muy afortunado al tener un dueño que se preocupa tan profundamente por el.”

Tomando a Sorata de vuelta del veterinario, Yokozawa lo sujeto cerca de su pecho, sintiendo una apuñalada de culpa cuando sorata acerco su cara buscando atención.

Yokozawa no había llegado a casa hasta muy tarde últimamente, y no había sido capaz de jugar con Sorata mucho o incluso llevarlo a ver a su antiguo dueño, Takano. Por supuesto Sorata se sentiría solo.

“Siento haber causado molestas tan tarde en la noche.”

“No es nada, este es mi trabajo después de todo. Por favor ten cuidado.”

“Ciertamente lo hare.” El se inclino una vez mas y entonces avanzo fuera del cuarto de examinación, momento en el que Hiyori se precipitó.

90

“¡Ah, Oniichan! ¿¿Cómo esta sora-chan??”

“Parece que solo estaba un poco aletargado, es todo. No esta enfermo, así que no hay nada de que preocuparse.”

“¡¿En serio?! ¡Eso es genial, Sora-chan! Oh- ¡hola! ¡Soy Hiyori! ¡Es un placer conocerte~!”

Hiyori se enderezó y dio unas palmaditas en la cabeza de Sorata. Los ojos de Sorata se aplanaron en ranuras, obviamente disfrutando la sensación de su pequeña mano.

“Así que, ¿no era nada serio entonces?”

“Parece como si hubiera exagerado… lamento haberte causado molestias a estas horas de la noche.”

“¿Por qué demonios estas actuando tan desanimado?” ¿No estas feliz de que no fuera una enfermedad seria o algo?” Kirishima le dio una palmada en la espalda con fuerza. A pesar de haber sido llamados un domingo en la noche sin previo aviso, ni Kirishima o Hiyori parecían molestos en lo mas mínimo, simplemente disfrutando de la buena salud de Sorata. Ante esto, Yokozawa finalmente sintió la tensión en sus hombros desvanecerse.

“¿Estas seguro de que no necesitas conseguir ninguna medicina para el?”

“Si, puedo ir a casa ahora. Es solo que, el ya no es un gatito, así que el doctor dijo que lo vigilara.” Recitando lo que le había dicho el veterinario, Yokozawa metió a Sorata en su caja. No podían andar en el cuarto de espera por siempre.

Mientras los tres salían, el cielo nocturno de arriba estaba salpicado por estrellas y una luna creciente. Parecían más brillantes de lo normal, como el tranquilo vecindario en el que Yokozawa vivía tenia relativamente pocas lámparas.

“Cuándo el dijo mantenerlo vigilado… ¿significaba que también durante el día?”

“Nah, parece que la usual cantidad de tiempo debería estar bien. Me encanta estar con el siempre, pero eso es poco factible…” Después de todo, el tenia un trabajo, así que difícilmente podía estar en casa a tiempo completo solo por sorata. Habría sido suficiente si al menos pudiera llegar a casa antes, pero esta semana ya tenía mucho en su plato.

Quizás si tuviera un amigo al que pudiera pedirle vigilar a Sorata, eso estaría bien, pero la única persona a la que era cercana que vivía solo y pudiera tener mascotas, era Takano y no había manera de poder pedirle a alguien, que tenía un horario incluso mas frenético que el de Yokozawa en ventas, cuidar a una mascota.

91

Justo cuando estaba destrozando su cerebro por alguna posible opción, aunque, la mano de Hiyori disparo en el aire, agitándola alrededor por atención después de haber escuchado la conversación. “¡Yo lo vigilare!”

“¿Eh?”

“¡Sora-chan puede estar con nosotros hasta que se sienta mejor! Estoy en vacaciones de primavera ahora mismo, ¡así que puedo estar con el a tiempo completo!”

“¡esa es una idea genial!”

“¿¿verdad??” el pecho de Hiyori se infló de orgullo mientras Kirishima la elogiaba. Pero mientras Yokozawa apreciaba la idea, el sabia que no podía pedir tanto. Sorata era el gato que el había tomado de Takano, profesando que se haría cargo de el; Yokozawa tenía el deber de velar por el.

“Estoy agradecido por la oferta, pero si hicieras eso, no serias capaz de ir a ningún lado ¿verdad? ¿No quieres jugar con tus amigos?” El no podía soportar la idea de que se fuera la libertad de Hiyori solo por Yokozawa o Sorata.

Pero Hiyori siguió decidida. “¡Puedo jugar con mis amigos en cualquier momento! Es más importante asegurarse de que sora-chan se recupere pronto ¿verdad? Tienes trabajo, Oniichan, ¡así que déjamelo a mi!”

“Escucha a Hiyo y acepta la oferta ¿lo harás? ¿O estas diciendo que no confías en ella?”

“¡Claro que no estoy diciendo eso!”

“Después de todo, de esto estábamos hablando: probablemente estabas pensando que no quieres causarnos ningún problema, ¿verdad?”

” “

refutar la acusación. Kirishima probablemente lo vio como nada más que un

niño.

Ser visto a través tan fácilmente, Yokozawa no tenía espacio para

“Entonces, te diré esto sin rodeos: no es ningún problema en absoluto. De hecho, es más doloroso verte tan indeciso así. Y, mientras estamos en eso, ven y quédate con nosotros también.”

“¿Qué? ¿Por qué demonios tengo-“

“Estoy preocupado por el gato, seguro, pero estoy preocupado por ti también. No es sabio dejarte solo. ¿Has mirado en el espejo últimamente? Pareces mierda.”

“¡ya basta, deja de meterte conmigo!” Yokozawa golpeo la mano que se había acercado a pellizcarle la mejilla. El lucia horrible por que había estado

92

preocupándose constantemente por Sorata, no era como si el estuviera enfermo. Era lindo de parte de ellos preocuparse por el, pero era definitivamente innecesario.

era como si el estuviera enfermo. Era lindo de parte de ellos preocuparse por el, pero

93

“Tenemos una habitación de huéspedes, y si todo lo que haces cuando llegas a casa es dormir, ¿Qué importa donde lo haces? También crees que es mejor de esta manera ¿verdad Hiyo?”

“¡sip! ¡Oniichan, quédate en nuestra casa! ¡Es mas divertido si estamos todos juntos!”

Con Hiyori mirándolo con sus brillantes ojos, Yokozawa se vio envuelto en una atmósfera en la que no podría decir más. A pesar de que el sabía muy bien lo que Kirishima estaba haciendo, no podía pelear contra la inocencia de un niño.

Le espeto en voz baja a Kirishima en una voz que Hiyo no pudiera captar. “Eso es bajo, usar así a Hiyo…”

“Es mi política usar todo lo que tenga a la mano para hacer el trabajo. Ahora deja de quejarte y entra al auto. Nos detendremos en tu casa para que puedas recoger un cambio de ropa y las cosas del gato.”

“pero-“

Cuando Yokozawa continuo dudando, Kirishima saco su carta de triunfo: “esto es una orden. Sabes lo que significa, ¿verdad?”

“¡……

!”

Por la insistencia, Yokozawa instantáneamente recordó como le había

estado tomando ventaja. Teniendo ese incidente rondando en su cabeza, Yokozawa no tenía más remedio que obedecer.

Mirando crecer la tranquilidad de Yokozawa, incapaz de oponerse, Kirishima aprovechó la oportunidad para sacar las cosas en una conclusión. “¡Entonces, está arreglado! Estás bien con eso, ¿verdad Hiyo? "

“¡Sip!”

“Sube atrás con sorata, Hiyo. ¡Y asegúrate abrochar el cinturón de seguridad!”

“Si señor~”

“¡Espera, Oi!”

Hiyori agarró la caja de Sorata como le indicó Kirishima y subió al auto, y antes de que el pudiera tratar de tomarlo de regreso, se vio empujado en el asiento del acompañante. Él tuvo que agacharse para tratar de encajar en el espacio inesperadamente pequeño, que parecía haber sido ajustado sólo por Hiyori.

“Yokozawa, ¡abróchate también!” Kirishima se deslizó en el asiento del conductor con la moral alta, y el coche salió a toda velocidad con su único felino y tres ocupantes humanos.

94

Capitulo 6

Bajo el cuidado de la casa de Kirishima, Sorata se recuperó de tal manera

que estaba irreconocible, como el mismo gato de antes. Yokozawa había temido

al principio que estaría nervioso en una nueva casa, pero rápidamente se

acostumbro a los dos, Kirishima y Hiyori. Y mientras que era agradable que Sorata fuera capaz de obtener toda la atención que quería y cuanto deseara, parecía ahora estar mas necesitado que cuando era un gatito.

Aunque honestamente Yokozawa lamento la participación de Kirishima en todo

el asunto solo por su conclusión precipitada, no podía evitar sentirse aliviado de

que realmente Sorata no tenia nada malo al final. Si hubiera sido demasiado tarde para hacer algo… Yokozawa probablemente no hubiera sido capaz de

recuperarse.

Tal vez Sorata realmente se había sentido solitario. Después de todo, a los animales no les gusta quedarse solos más que los humanos. Viendo a sorata jugar con Hiyori sin ninguna preocupación en el mundo, Yokozawa lamentaba profundamente todos esos días en los que había llegado tarde a casa.

Sin embargo, no era como si apropósito pudiera reducir su carga de trabajo, y el estaba haciendo lo posible para llegar mas temprano y salir lo mas temprano posible, incluso si se trataran de diez minutos.

" Las mañanas comienzan muy temprano por aquí de todos modos."

Las llamadas para despertarse eran temprano en una casa con una niña en ella.

A Hiyori le gustaba venir y brincar sobre el pecho de Yokozawa antes de que su

despertador se activara, y a pesar de sufrir importantes daños en su parte central, esta era Hiyori, así que difícilmente se podía enojar con ella, dejándole

ninguna opción más que levantarse sin quejarse.

Mientras que su estancia aquí con Sorata había sido una concesión que al principio no quería, ahora que había pasado una semana, se encontró cada vez mas acostumbrado a su vida aquí. En el baño, junto a un cepillo de dientes de niño, había un cepillo de dientes azul que Hiyori había escogido para Yokozawa.

Después de lavar su rostro, Yokozawa vagaba en la sala, donde Hiyori se abalanzaba sobre el sosteniendo un cepillo para el cabello en una mano. “Oniichan, ¡péiname!“

“¿Qué será hoy?”

“Hmm… hoy tenemos E.F, ¡así que haz una cola de caballo! Oh, ¡y quiero usar esto, también!” en la palma de su mano, Hiyori sostenía una liga para el cabello que Yokozawa le había comprado. Parecía estar muy encariñada con ella y le había

95

estado pidiendo que lo pusiera en su cabello todos los días.

“Muy bien entonces, siéntate.” Yokozawa había empezado a ayudarla a peinarse después de haber visto a Hiyori leyendo una revista y preocupándose por querer un lindo peinado como sus amigas. Aparentemente ella había estado intentado hacerlo ella misma cuando no podía conseguir la ayuda de su abuela, pero desafortunadamente no había sido muy exitosa.

Yokozawa siempre había sido hábil en operaciones delicadas, y así pudo fácilmente darle a Hiyori el peinado que quería. Desde entonces, había estado a cargo de arreglar su cabello casi todos los días. Ella había estado particularmente encantada cuando le hizo una trenza muy elaborada que había sido la envidia de todas sus amigas de la escuela.

“Seguro eres mas habilidoso de lo que pareces.” Kirishima miraba con admiración como Yokozawa atendía el cabello de Hiyori, el otro aprovechado, Sorata se acurrucó en su regazo.

“Tu eres simplemente inepto es todo. Mínimo aprende a hacer el cabello de tu hija. Caray.”

Hey, no puedo evitarlo. Cada vez que lo intento siempre termina pareciendo mierda.”

“No hagas excusas. Si puedes tipografiar manga, no deberías tener problema aprendiendo a arreglar cabello con un poco de práctica. Hiyo, no esta muy apretado ¿o si?”

“nop, esta bien.”

El termino la cola de caballo con la liga. “De acuerdo, entonces, estas lista. Ve a mirarte en el espejo.” Yokozawa sentía que realmente se había vuelto muy bueno en esto por ahora. Era bastante exigente por naturaleza y descubrió que tenía un don para la realización de estas tareas que requieren destreza y concentración.

“¡Gracias, Oniichan!” Hiyori le devolvió una brillante sonrisa y luego se precipito al baño. Al verla pasar rápidamente con una expresión complacida, se sirvió una taza de café y se sentó en la mesa.

“Aquí, tomas leche en el tuyo ¿verdad?”

“si”

Kirishima le paso la leche que estaba en la mesa. Mientras que Yokozawa prefería su café negro, había empezado a disfrutar su café con leche desde una vez que le había dolido el estomago. Si bien puede haber sido un esfuerzo inútil, trató de ser lo más cuidadoso posible, considerando que había llevado un estilo de vida muy alcohólico.

96

Mirando a Yokozawa tomar un sorbo de su café con leche, Kirishima comento ociosamente, “Así… somos como una pareja de recién casados ¿eh?”

Ciertamente había escuchado mal, Yokozawa frunció el ceño y respondo “¿eh? ¿Dijiste algo?”

“dije, que esto me recuerda a la vida de recién casados. Yo soy el papá y tu eres la mamá.” Señalo una y otra vez entre el y Yokozawa, la cara seria.

Era una broma más bien aburrida, y Yokozawa no se atrevió a reír, en lugar de eso profundizo el surco entre sus las cejas. “Deja de decir cosas raras como esa.”

“Ahí vas otra vez, ruborizándote.”

“¡No me estoy ruborizando!” El entendió perfectamente que Yokozawa solo lo estaba molestando porque se había irritado de esta manera, pero no pudo dejarlo ir. Cuando no pudo mantener sus emociones bajo control y cambio las cosas con Kirishima, capto la voz de Hiyori.

¿Qué esta pasando? ¿De que están hablando?” aparentemente le dio curiosidad escuchar la voz de Kirishima alzándose en una carcajada y asomo la cabeza a la sala con su mochila en una mano.

“Solo le decía a Yokozawa lo bueno que sería si fuera nuestra mamá’”

Yokozawa que puso rígido ante las palabras de Kirishima. “Oi, ¡No le digas cosas raras a una niña!” No había esperado que el chico sacara ese tipo de cosas enfrente de Hiyori de todas las personas.

Hiyori inclino la cabeza, seguido de un argumento lógico: “¿Eh? ¡Pero, Yokozawa-Oniichan es un chico! ¡Si fuera a ser algo, seria un papá!”

Para evitar que Kirishima dijera otro comentario inútil, Yokozawa rápidamente cambio el tema. “Hiyo, olvida a tu padre por ahora y termina de alistarte para la escuela. Casi es hora para que te reúnas con los otros ¿verdad?” en la escuela de Hiyori, los niños que vivían en la misma zona se reunían en las mañanas y se iban juntos a la escuela. Si un estudiante iba tarde, corría el riesgo de que lo dejaran.

“¿En serio? ¡Mejor me doy prisa! ¡Ah! ¡¡No he guardado mi ropa de educación física aun!!”

“Están en una bolsa en el gekan, ¡y asegúrate de usar tus tenis hoy, no tus zapatos rojos!” Yokozawa se había tomado la libertad de preparar su ropa de educación física la noche anterior después de revisar su horario.

“¡De acuerdo~!”

97

Mirando a Yokozawa hábilmente dirigiendo a Hiyori, Kirishima ahogo una risa y murmuro “… si definitivamente eres apto para ser una mamá. Eres mas maternal que la mayoría de madres de por aquí.”

“¡Cállate!” Podía sentirse cada vez más cansado de su hábito de soltar cosas innecesariamente, e hizo una expresión agria ante la observación de Kirishima.

“Disculpe, ¿Yokozawa-san? He juntado la información de reserva de la junta, para la decisión de impresión del manga, de inicios de la próxima semana, ¿podría revisarla?”

De repente lo llamaron mientras el se concentraba en la pantalla de su computadora, Yokozawa volvió al presente. Cuando levantó la vista, se encontró con Henmi parado al lado de el sosteniendo un fajo de papeles. “Seguro, los veré después. Oh, eso me recuerda: las cosas fueron muy difíciles el mes pasado. ¿Parece que habrá algún problema para el próximo mes?”

Juntas de decisión de impresión eran juntas donde se tomaban decisiones sobre lo grande que seria el número de impresiones de un titulo en particular. Ahí, los departamentos de ventas y edición, y el centro de distribución se reunían para decidir cuantos libros debían imprimirse basados en otros trabajos del autor y resultados de encuestas.

El centro de distribución estaba a cargo de las existencias, y siempre tendían a rebajar la cifra, mientras que los editores, quienes trabajaban mano a mano con los autores en persona y los habían ayudado a hacer los libros, arrojaban cifras absurdamente altas.

“¡No, creo que debería estar bien esta vez! Los números anteriores ordenan que todos los trabajos se han vendido bien, por lo que no preveo los títulos que pudieran causar problemas.”

“Eso es bueno entonces. Aunque, nunca hemos tenido una de estas cosas sin problemas. ¿Quién demonios creen que esta vendiendo los libros en realidad?”

El personalmente creía que las cifras que ponía el departamento de ventas eran las mas realistas. Ellos eran los que tenían una idea de las tiendas que distribuían sus títulos, y todas sus sugerencias eran hechas comparando con cifras anteriores, así como otros parámetros. No era como si no pudiera entender la idea que tenia el centro de distribución que no quería tener existencias de muchos títulos, o el departamento de edición, que tenían altas esperanzas en los títulos en los que habían trabajado tan duro para publicarlos, pero había una cosa llamada ‘volumen apropiado’.

Por supuesto había que asegurarse, para cada titulo que era un hit explosivo y que vendía mas de lo esperado, había siempre uno que resultaba en cifras decepcionantes, raramente había una gran diferencia en juego.

98

“Eso es verdad… el centro de distribución raramente concuerda con nuestras sugerencias, después de todo.”

“Bueno, eso es una mierda dura para ellos.”

Henmi sonrió amargamente y se frotó entre las cejas. “Realmente desearía que pudiéramos tener, aunque por una vez, una agradable y tranquila junta.”

“Eso no pasara con esos chicos en la junta.”

“Aah…”

Con su concentración rota, Yokozawa decidió tomar un descanso, y después de haber guardado el archivo en el que había estado trabajando, el pusó a su computadora a hibernar. Juntando las manos y estirándolas, sintió crujir sus articulaciones. Había estado sentado en su escritorio en la misma posición por mucho tiempo, se había entumecido por completo. Mientras que esta era la hora en que normalmente se dirigía a casa, no parecía que fuera posible pronto hoy.

“Disculpa, voy a salir un poco.”

“¿Visita al baño?”

“Descanso para fumar.”

Desde que había empezado a vivir con los Kirishimas, se había retenido de tener incluso un solo cigarro después del trabajo todos los días. Pero por esa razón, el número que consumía durante el día había aumentado.

Se levanto de su asiento, golpeando el bolsillo de su chaleco para garantizar que sus cigarrillos estaban ahí. En el piso, había un cuarto para fumar, limitad6 por todos lados por paredes claras, en el medio ambiente en constante expansión de los no fumadores, aun era un poco vergonzoso permitírselo.

“Tal vez deba deshacerme del vicio…” a pesar de que murmuro esas palabras para si mismo, sabia que no tenían convicción. El entendía bastante bien que eso solo dañaba su cuerpo, pero no podía evitarlo. Durante el trabajo, siempre se encontraba buscando uno, y mantenía el fumar al mínimo en casa por consideración a Sorata. Los cigarros no eran solo un lujo para Yokozawa, eran la manera más rápida de aliviar su estrés.

Por ahora, sin embargo, necesitaba por lo menos fumar uno para ayudarlo a terminar su cuota del día, así que dejar de fumar tendría que ser en otro momento. Diciéndose a si mismo que solo seria un cigarrillo, entro al área de descanso.

“¡…!”

99

Yokozawa se detuvo en seco cuando se dio cuenta de quien ya estaba en el cuarto para fumar. No necesito siquiera ver su rostro; solo por su postura supo inmediatamente quien era.

“…Masamune…”

En efecto era Takano fumando solo. Probablemente tenía algo de café negro en la taza que apoyaba sobre la barra. A pesar de haberle dicho una y otra vez que el café negro era malo para la digestión y que le dejaría un sabor amargo en la boca. Takano siempre lo tomaba negro cuando Yokozawa no estaba cerca, negándose a siquiera endulzarlo con leche.

Quizás estaba haciendo horas extras también esta noche. Takano podría ser un terror para sus subordinados, pero era incluso más estricto consigo mismo. Al principio se había preocupado de tener subordinados mayores que el, pero rápidamente se había dado cuenta de que no había elección, solo hacer su trabajo colocando a alguien en la cima, por lo que el mismo se cargaba con al menos el doble del trabajo que los demás.

“…Se ve exhausto…” Takano nunca mostraría su lado débil a otros, reservando cualquier queja o preocupaciones para los oídos de Yokozawa solamente. El alivio de saber que confiaba profundamente en el… puede ser una de las razones por las que no había sido capaz de rendirse en sus sentimientos.

Bastaba con ver esa espalda frente a el, Yokozawa sintió que los sentimientos que quería hacer a un lado brotaban de nuevo. El lo amaba, lo amaba demasiado, lo amaba más de lo que pudiera imaginar. Y el había sabido que era un amor unilateral, así que se mantuvo tranquilo y simplemente disfruto el poder estar a su lado.

Yokozawa había sido el que había pedido tiempo para que todo se resolviera, pero el supo que el tiempo solo no resolvería esto. El había pensado que la herida de ser rechazado había empezado a curarse…pero incluso ahora pudo sentirla palpitar dolorosamente y se dio cuenta de que aun no era capaz de renunciar a su persistente afecto por Takano.

¿Qué había cambiado de antes? Sin embargo, era que ahora…no quedaba mas esperanza. Esa era la única diferencia.

Luchando contra las ganas de solo retirarse, dio un paso hacia delante y empujó la clara puerta, llamando con una voz calmada, “Hey Masamune, ¿también estas tomando un descanso?”

“Yokozawa…” Takano se dio la vuelta, con los ojos bien abiertos como un pez.

Yokozawa había trabajado duro para evitar tener que hablar con Takano fuera de juntas o proyectos relacionados al trabajo, así que había pasado bastante tiempo desde que habían estado solos así. El había estado asustado de ser

100

menos elocuente cuando esto pasara, y se sintió aliviado de haberlo logrado bastante natural. “¿Todo bien?”

“Mas o menos, si.”

“¿Comiendo adecuadamente?”

“Por supuesto.”

” “

” “

101

102

102

El trató de empezar una conversación, pero de esa manera, había quedado en un intento. La razón por la que no podían mantener una conversación como antes era porque probablemente no habían llegado a ningún acuerdo todavía.

“¿Cómo esta Sorata?”

“Energético como siempre. Es un gordo, no puedo seguir su ritmo. “Era lo suficientemente malo que Kirishima lo consintiera, pero siempre estaba pidiendo mas golosinas. Hiyori, por otro lado, era inesperadamente estricta en ese sentido, y seguía vigilándolo en lugar de Yokozawa.

“… Así que pareces ser muy cercano a Kirishima-san últimamente.”

El corazón de Yokozawa se detuvo en el escalofriante momento que parecía haber leído su mente. “No somos cercanos, el solo me esta arrastrando es todo.”

La expresión de Takano parecía sospechar ante la ambigua respuesta de Yokozawa. “¿En serio? Entonces, ¿Por qué no simplemente lo rechazas si no te gusta?”

“No es, no es así, es solo que…”

Si el soltaba los detalles de cómo se había acercado a Kirishima, Takano eventualmente se daría cuenta del estado lamentable en que Yokozawa había estado cuando había sido rechazado, y sobre todo, no quería que eso se supiera.

Pero era casi tan molesto teniendo a Takano pensando que estaba meramente revoloteando con el chico también.

Sin embargo, cuando apretó la boca, incapaz de salir con una excusa efectiva, Takano parecía no tomarle mucha importancia del todo y fácilmente cambio el tema. “Eso me recuerda, trate de llamar a tu apartamento anoche, pero supongo que llegaste a casa realmente tarde esa noche.”

“Oh, no, no estaba en casa anoche. Lo siento si era una emergencia.” Dado que había declarado que no era cercano a Kirishima, no había manera en que pudiera revelar que se estaba quedando en casa del chico. El supo que no estaba haciendo un muy buen trabajo en esconder su incomodidad, pero Takano parecía incluso mas ajeno a sus sentimientos de lo normal hoy.

“No era urgente o algo, así que no te preocupes. ¿Estabas en casa de tus padres o algo?”

“Ah, si… algo así.”

Cuando los viajes de Yokozawa coincidían con épocas frenéticas en el departamento de edición, dejando a Yokozawa incapaz de pedirle a Takano que cuidara a sorata, seguido les pedía a sus padres cuidar del gato.

103

Ahora mismo, todo el personal del departamento de ventas –incluido Yokozawa- estaban bastante ocupados, y el usualmente hubiera pedido a Takano cuidar a sorata en momentos así. Quizás estaba preocupado que por lo que había pasado entre ellos, Yokozawa estaba evitando pedirle favores. Takano se quedó en silencio con una expresión de dolor en el rostro.

El no había tenido la intención de incomodarlo, pero parecía que sus intentos de continuar la conversación solo habían servido para empeorar las cosas. Sin palabras, solo podía soportar el pesado silencio entre ellos.

Fue Takano el que rompió la tensión primero. “…Lo siento.”

“¿Masamune?” Ante la repentina disculpa, Yokozawa dejo caer su mascara por un instante, pero rápidamente endureció su expresión otra vez, cambiando de actitud.

“Yo… pensé mucho en ello, y me di cuenta de que estaba en un error. Yo siempre acudía a ti por consejo y a aprovecharme de ti. Me di cuenta de que fue… muy insensible de mi parte.”

¿Cuanto había pensado sobre esto, para sacar estas palabras ahora? Saliendo de su camino para hacer el primer movimiento, el estaba a años luz de Yokozawa, quien siempre huía de los temas importantes como este.

El amaba ese franco aspecto de Takano. El siempre había sido contraproducente y cínico en su manera de pensar, pero todo eso era solo una barrera para proteger su frágil, fácilmente herido corazón. Quizás ese era el porque Yokozawa había sido tan fuertemente atraído a el.

¿Pero que de Yokozawa? El había consultado a Takano como un amigo cercano una y otra vez, pero nunca había sido capaz de realmente decirle lo mucho que lo amaba hasta el final.

Armándose de valor, respiro hondo. “En serio. ¡Eres el editor en jefe de una revista de manga shoujo! Aprende a leer un poco entre líneas ¿lo harás?” puso una sonrisa pretenciosa. Era la cosa mas honesta que podría decirle a Takano ahora.

Incluso si su amor nunca pudiera ser, quería permanecer como el compañero de Takano. Probablemente nunca encontraría a alguien con quien se sintiera tan cómodo de nuevo.

“Ya no estoy molesto por eso, así que, lo siento. Por decir cosas raras. Vayamos a beber juntos de nuevo en algún momento.”

Ante las palabras de Yokozawa, visiblemente la tensión se fue de los hombros de Takano. “…Si, seguro.”

104

“Aunque posiblemente estaré ocupado por algún tiempo aun. Estamos trabajando en una producción de anime, así que tengo mucho trabajo. Oh, acabo de recordar que había un proyecto urgente que necesito hacer. Voy a regresar al piso de ventas. Es viernes, así que debo terminarlo todo hoy.” El supo que era una excusa patética decir ‘acabo de recordar’ pero necesitaba algo para concluir la conversación.

“Seguro, llámame cuando las cosas se calmen.”

Takano seguramente vio a través de el. Aun así, tomando una excusa con ese sentido era lo mejor para ambos. “Lo hare. Nos vemos.” Lanzando una sonrisa final, se dio la vuelta. Si estaba mas tiempo cerca de Takano, su elaborada mascara caería y se rompería en el suelo.

“Oh. Eso me recuerda.”

“¿Hmm?”

“Dale mis saludos a Onodera.”

“…Lo hare.”

Agitando una mano en respuesta a Takano, dejo el cuarto para fumar. ¿Qué clase de cara estaba haciendo Takano ahora mismo? Tenía curiosidad, para asegurarse, pero no se atrevía a voltear, en vez de eso siguió caminando.

Sin darse cuenta, sus puños fuertemente agarrados habían dejado la marca de sus uñas en la palma de sus manos.

Mientras que había dejado a Takano profesando necesitar hacer algo de trabajo, no podía volver al piso de ventas aun, y en vez de eso salió a la escalera de emergencia exterior en busca de un lugar para estar solo.

Ya estaba la puesta de sol, dejando al cielo teñido de colores de un atardecer prematuro. Esta era también un área designada para fumar, pero en una estación como esta, pocos eran aquellos que vendrían aquí solo para ser maltratados por el viento del norte. Aunque, era el lugar ideal si querías estar solo.

El libero la tensión que se había estado acumulando en sus hombros por el nerviosismo y exhaló suavemente. Había sido capaz de hablar con Takano más calmado de lo que esperaba, y aun así, al mismo tiempo, le había hecho recordar todo el persistente afecto que tenia por el hombre.

El supo bastante bien que no había absolutamente nada que esperar, pero el hecho de que amaba a Takano no había cambiado.

105

“Si pudiera olvidar esto así de fácil, no estaría en esta situación, estaría…” se recordó a si mismo, sacando los cigarrillos del bolsillo de su chaleco. Mordiendo uno entre sus dientes después de golpetearlo con un dedo, lo prendió usando un encendedor decorado con un personaje de anime de uno de los títulos de Marukawa.

Detrás de el, estaba el sonido de una puerta de mental abriéndose, por un momento se tenso en aprehensión, pero entonces una voz familiar lo llamo, estaba aliviado.

“Eres como un mocoso de preparatoria tratando de fumar a escondidas en la nariz de los profesores.”

“Cállate”

El supo que la voz le pertenecía a Kirishima sin siquiera voltearse. Incluso no necesitaba preguntar como había sabido que Yokozawa estaba aquí; probablemente había visto a Yokozawa dirigirse hacia las escaleras de emergencia y lo había seguido. Quizás había pensado que era sospechoso que Yokozawa saliera de su camino para estar solo, o quizás lo había visto a el y a Takano interactuando. El no hubiera venido a molestarlo en horas de trabajo sin una razón.

“Si tienes algo que decir, escúpelo.” El se apoyó contra la baranda sosteniendo el cigarrillo en sus dientes.

Kirishima se acercó a su lado y se recargo en la baranda también. “Estoy tratando de pensar en algo ahora mismo. Dame un cigarro.”

“Pensé que lo habías dejado.”

“A veces incluso yo quiero hacer algo malo por mi cuerpo.”

Yokozawa saco la caja de cigarrillos que acababa de meter a su bolsillo y se la paso a Kirishima. “Tienes unos lindos cigarros. Enciende el mío me también."

“Hazlo tu mismo” Yokozawa se movió para pasarle el encendedor también, pero Kirishima simplemente se adelanto y agarró su corbata, jalándolo para acercar sus rostros.

“Nah, así estará bien.”

Yokozawa bajó la mirada, así sus ojos no se encontraron a una distancia tan corta, y haciendo eso, se encontró mirando a los labios de Kirishima. Eran delgados, bien adaptados a las sonrisas irónicas que le gustaba dar. Se preguntó

106

distraídamente cuantos sabían lo grande que Kirishima abría la boca al reír en voz alta. Seguramente nadie más en el departamento de edición podría creer que a pesar de la forma en la que sus dedos delicadamente sostenían un cigarro, era bastante torpe.

“… Finalmente se encendió.”

“Ah… si.”

Los pocos segundos que le habían tomado al cigarro para encenderse habían parecido realmente largos. Kirishima dio una larga calada y fácilmente la libero, abriendo la boca tranquilamente. “… ¿Estas bien?”

“¿De que estas hablando?”

“No te hagas el tonto. Algo paso con Takano ¿no es así?”

“No es educado el espiar gente.”

“Si no querías que la gente te mirara, no deberías haber hecho esa cara en un lugar público.”

Así que el los había visto juntos… el le había dado la espalda a Takano, pero Kirishima debió haberse dado cuenta de su expresión afuera del cuarto para fumar. “… ¿y que clase de cara era esa, exactamente?”

“Lo sabes bastante bien, ese es el porque estas aquí en primer lugar ¿verdad?”

“Si ese es el caso, ¿Entonces que demonios haces aquí?” el pudo sentir su ira aumentar hacia Kirishima que continuo golpeando sus puntos dolorosos, sin importar lo mucho que Yokozawa intentara mantenerlos ocultos. Para que no se diera cuenta de esto, tomo una calada de su cigarro, pero por alguna razón, sin importar, no importaba la mucha nicotina que inhalara, hoy no le daba el alivio que buscaba. “Lo siento, pero realmente no tengo ganas de ser tu juguete ahora mismo. Por favor déjame solo. “

Sin duda alguna, el estaba completamente expuesto ahora mismo. Si esto seguía, no seria capaz de evitar que Kirishima viera un lado de Yokozawa que no quería exponer.

“Sin embargo, si yo hiciera eso, acabarías deprimiéndote y se profundizaría el surco entre tus cejas. Y justo cuando acababa de hacerlo desaparecer. Sin embargo, supongo que ese no era un trabajo fácil.”

“¿Qué estas…”

Y ahí fue cuando se dio cuenta: había estado muy ebrio, había perdido la toda la memoria. No hubiera sido del todo raro el haber dicho que Takano era quien lo había rechazado. El chico había estado pretendiendo no saber.

107

Quizás ese había sido el porque había estado arrastrando a Yokozawa después de todo: para mantenerlo apartado de caer más profundamente en su depresión. De hecho, el no había estado asolas con Takano, solo ellos dos, hasta hoy, y eso era porque el pasaba cada momento libre que tenía… con Kirishima. Su visión nado en sorpresa y confusión al darse cuenta de eso… el había sido protegido todo este tiempo.

“Nunca hubiera creído que eras del tipo entrometido.” Incluso sus bromas sarcásticas eran suavizadas por el temblor de su voz. No se atrevía a sacar su lado valiente que había logrado antes con Takano.

“Me sorprendí incluso a mi mismo. No podía simplemente dejarte solo; quizás porque me recordabas un poco a mi mismo de hace tiempo.”

“Hmph, ¿Y que parte de mi es como tu?”

“La forma en la que te esfuerzas infructuosamente y siempre terminas recibiendo el extremo corto del palillo.”

Yokozawa hizó una mueca ante el comentario perfectamente puntualizado de Kirishima. En realidad, era exactamente como había dicho: en particular con sus acciones desde que Onodera se había presentado. Todas y cada una de las cosas que había dicho y hecho no hacían mas que forzar al par a reconfirmar sus sentimientos por el otro. Todos su esfuerzos por alejarlos solo habían servido para acercarlos mas, reforzando su posición como un spoiler.

Sin importar cuan habilidosa sea su destreza, no tenia ningún efecto en su vida real. El sabía mejor que nadie que había fallado absolutamente en todas las partes esenciales. Pero, nunca hubiera creído que a Kirishima del mismo tipo.

“…Como si fueras como yo.”

“He estado progresando en años; es solo una mascara. Es solo que soy tan bueno en ello que novatos como tu no se dan cuenta. Pero en el interior, no somos tan diferentes después de todo. “

Yokozawa no podía decir si estaba siendo honesto o solo trataba de animarlo, y Kirishima continuo hablando cuando el no respondió. “Realmente eres de corazón puro, uno no lo sabría con solo mirarte. Siempre te estas tomando ese primer amor tuyo muy seriamente, incluso aunque nada paso y dándote aires para no lastimarlo.”

“¿Y que te garantiza que fuera mi primer amor?”

“Porque se te escapo cuando estabas borracho, pero entonces, nadie puede saberlo con solo mirarte. Si no era tu primer amor, no apestarías tanto así estando enamorado de alguien.”

108

” “

noche. El que difícilmente tuviera recuerdos de ello continúo preocupándolo.

No podía evitar pensar en lo mucho que había hablado con Kirishima esa

Incapaz de calmarse, saco rápidamente el cenicero de su bolsillo y apagó el cigarro. Si no hacia algo diferente ahora mismo, corría el riesgo de decir algo de lo que pudiera arrepentirse.

Pero Kirishima continuo bombardeándolo con conversación, haciendo caso omiso a su intento de calmarse. “Voy a decir algo, y no te va a gustar, pero ¿Qué sientes? ¿Es dependencia?”

“¿Qué-?” su mente se puso en blanco, y no pudo comprender lo que le habían dicho, o quizás, no era que no pudiera entenderlo, rotundamente se negaba a comprenderlo.

’tengo que estar a su lado, tengo que apoyarlo, lo conozco mejor que nadie mas.’pensando de esa manera es solo el querer que alguien haga eso por ti.”

El quería ser necesitado, quería ser apoyado, quería desesperadamente a alguien que lo conociera mejor que nadie.

Teniendo esos feos secretos expuestos, sintió que toda su sangre corría hacia su cabeza. “¡¿Qué demonios sabes?!”

Kirishima mantiene un semblante fresco ante la voz que Yokozawa levantaba, y la diferencia en su compostura solo servia para subrayar lo patético que Yokozawa era.

“Reacciones como esa son prueba de que di en el clavo. Si nunca lo habías pensado antes, hazlo ahora. ¿Por qué lo amas en primer lugar?” Esa calmada, voz protestante era tan malditamente irritante.

“¡Hablas demasiado para ser alguien que no sabe nada de mi! ¡Ya estoy harto de tu intromisión, así que deja de tratar de manipular a la gente solo porque crees que los conoces mejor que ellos mismos!”

Yokozawa se dio cuenta de que había dicho algo horrible en un ataque de ira, pero no tenia ni idea de cómo detener a esos sentimientos que brotaban.

“… Si, tienes razón. Yo… me doy cuenta de que no conozco todo sobre ti.” Yokozawa sintió una apuñalada de dolor en el pecho ante la triste sonrisa de Kirishima. Era diferente del dolor que había sentido cuando lo habían rechazado, porque esta vez, el dolor surgió de una profunda sensación de culpa.

Si no se disculpaba ahora mismo, su relación nunca se recobraría. Pero a pesar de esa sensación de urgencia, las palabras que dijo después fueron completamente lo opuesto a una disculpa: “¡Solo, aléjate de mi! ¡No te me acerques más! ¡No quiero ver tu rostro jamás!”

109

Ante esto, hubo una pausa silenciosa, después Kirishima hablo poco. “Esta bien entonces.”

“No tengo un cenicero, ¿te molestaría deshacerte de esto por mi?” le paso el acortado cigarro a Yokozawa y se dio l