El Descensor

Textos para leerse de izquierda a derecha y de arriba a abajo

o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o

Alfredo Araújo Santoyo Amanda Fuentealba Ana M. Gutiérrez Anna M. Calero C Glass Carlos Alberto Olague Alcalá Cecilia Johansson Dran Edward Hopper Ernst Ludwig Kirchner Fanny Enrigue Francisco Arriaga Gloria Galán Marín Iván Rafael Javi Larrauri Jesús Flores Olague Jesús Humberto Olague Alcalá Jimena Antoniello José Luis de la Fuente José Manuel Ortiz Soto Juan Medina

o Julio Cortázar o K*RLOS Naranjo Picone o kasiakay o Léon Spilliaert o Leonardo Dolengiewich o Lilia Hernández Vergara o Mayte Herráiz o Paloma Hidalgo Díez o Patricia K. Olivera o Patricia Nasello o Paul Klee o Paul Signac o Patryk Buchcik o Pierre Bonnard o Ramón Zarragoitia o René Magritte o Roberto V o Rosario Loperena o Ruy de Bon o Sanja Gjenero o Sender Eleven o Wojtek Siudmak

año 3 número 2

Detrás de la Puerta

El descensor
Textos para leerse de izquierda a derecha y de arriba abajo
El tema para el próximo número es:

Epitafios
Se recibirán colaboraciones hasta el día 31 de mayo de 2013. Para mantenerte informado sobre los temas que iremos preparando, visita la sección Convocatorias de nuestro sitio web. Envíanos tus opiniones y colaboraciones por correo electrónico o llena el formulario correspondiente en la sección Contacto en nuestro sitio web.

Síguenos en: Sitio web http://tinyurl.com/ElDescensor Twitter http://twitter.com/ElDescensor Facebook http://www.facebook.com/ElDescensor Google+ http://gplus.to/RevistaElDescensor Correo electrónico descensor@gmail.com

El Descensor
Contenido
Directorio .................................................................................. 3 Editorial [La redacción] ............................................................. 4 Uróboros [Jimena Antoniello] ................................................... 5 Detrás de la Puerta [Ruy de Bon] .............................................. 8 Segunda Esposa [Patricia Nasello] ............................................ 9 Al Tiempo [Jesús Humberto Olague Alcalá] ............................ 11 San Petersburgo [Gloria Galán Marín] .................................... 15 Las Puertas del Mundo [Iván Rafael] ...................................... 16 Alma Negra [Anna M. Calero] ................................................. 17 Poema [Jesús Flores Olague] .................................................. 21 La Casa de las Dos Caras [Mayte Herráiz] ............................... 22 Don’t Disturb [Juan Medina]................................................... 24 Falsa Alarma [Patricia K. Olivera] ............................................ 25 La Cita [José Luis de la Fuente] ............................................... 27 Sellar los Ojos [Rosario Loperena] .......................................... 30 Mamaíta/Mamá [Sender Eleven] ........................................... 34 El Minotauro de Picasso [Lilia Hernández Vergara] ................ 35 Hacerse Grande [Leonardo Dolengiewich] ............................. 39 Voces del Pasadizo [Amanda Fuentealba] .............................. 40 La Simbiosis Violencia-Educación como Decadencia Institucionalizada [Francisco Arriaga] ......................................... 41 El Enamorado [Paloma Hidalgo Díez] ..................................... 45 Introspecto [K*RLOS Naranjo Picone] .................................... 46 Luces de Ciudad [Ana M. Gutiérrez] ....................................... 50 Like a Rolling Stone [Ramón Zarragoitia] ................................ 51 Puerta Cerrada [Fanny Enrigue].............................................. 57 Casa Tomada [Julio Cortázar].................................................. 59 Colaboradores ......................................................................... 66 Derechos de uso...................................................................... 78 Año 3, número 2

Detrás de la puerta
Directorio
Responsable de edición Jesús Humberto Olague Alcalá Asesoría en diseño Carlos Alberto Olague Alcalá Diseño de portada Jesús Humberto Olague Alcalá Ilustración en portada Dran Corrección José Manuel Ortiz Soto Selección de textos e imágenes José Luis de la Fuente

3

con base en la experiencia. entonces. solidaridad. en algún momento se abrirá. 4 Año 3. mientras que abiertas pueden hablar sobre libertad. a tomar las llaves del espacio creativo y acompañarnos a descubrir lo que nuestros colaboradores han dejado para Usted. a la vez que violencia. a algo nuevo. Le invitamos. que lo importante no es la puerta por sí misma. y es la interpretación individual lo que le da sentido a cada posibilidad. represión. es de suponerse que toda puerta. de acuerdo con la circunstancia y el contexto. soledad. erotismo. la enormidad de posibilidades. Podemos afirmar. cerradas. un sinfín de interpretaciones. las vivencias y recuerdos. querido lector. problema. Sin embargo. intriga. El Descensor Las puertas pueden tener. empatía y encuentro. secrecía. las necesidades y gustos de cada cual. implican una idea de represión. que nos provocan emprender la aventura del encuentro con lo desconocido.Detrás de la puerta Editorial [La redacción] Ilustración: Sin título por Dran. de manera que. promesa. aquello que oculta es pues el verdadero objeto de fascinación. sino lo que podemos encontrar detrás de ella. es sorpresa. obstáculo. número 2 . la puerta-objeto. detrás de la puerta. invariablemente.

Permaneció en silencio mientras los ecos de conversaciones le invitaban. Observó por el rabillo del ojo su reloj de mesa. número 2 5 . Allí permanecía. Como la hora marcada le pareció imposible. mientras una nebulosa brillante le envolvía. Las luces. Pensó al instante que tal vez el hecho de que el libro cayese solo hubiese sido una coincidencia para el indicio de su propia colisión cuántica. Mónica experimentó una especie de déjà vu. Su mente lo recordaba tan vívido que era prácticamente imposible renegar que efectivamente había ocurrido ya. Cuando recogió el libro para volver a depositarlo en la repisa. Detrás de la puerta Cuando el libro se deslizó de la estantería colisionando con el suelo. si es que era un evento global. en el mismo sitio donde ella lo había dejado tras la caída.El Descensor Uróboros [Jimena Antoniello] Ilustración: Touch de kasiakay. ¡Su reloj se había detenido! Frotó con el dorso de la mano sus ojos y caviló un momento si lo que él estaba ocurriendo había sido un fenómeno aislado o cabía la extraña y remota posibilidad de que toda la humanidad se hubiese parado en el tiempo y los personajes de épocas y mundos adyacentes. se hubiesen ensamblado en un espacio único y caótico del cosmos. penetrando despacio. Detenido. Después de dejar el libro no se movió. los paisajes. las personas se abarrotaron frente a sus ojos sin que fuera capaz de decidir hacia donde centrar su atención. Allí de pie. el mundo se desdoblaba para ella. saboreando confusa cada holograma que visitaba esa estancia de su casa. y que para el resto. no hace demasiado tiempo. Como una humedad uniforme y placentera que le acariciaba la piel. otro elemento o situación Año 3. junto a la biblioteca. volvió a mirarlo con mayor atención. Su físico parecía no responderle. Instintivamente se giró para volver a mirar el libro que hacía segundos desencadenó su propio Aleph. Todo su organismo se confabuló para que por un instante creyese que ese mismo evento había sucedido antes. una ola cuántica le invadió los poros de su cuerpo. Mónica estaba maravillada. Le entusiasmó la idea de la globalidad del evento desatado únicamente por la caída descuidada de su libro.

De ser así. le apremiaban las ganas y la curiosidad. interactuar con ellos. hacía tiempo. Se sobresaltó un instante y volvió a reír con intención de volver a escuchar ese mismo eco. el pánico que su madre sufrió al 6 El Descensor Año 3. Se acercó a la ventana de la habitación y observó perpleja que la ciudad que se proyectaba no era la suya. Era muy posible que aquel extraño suceso fuese meramente transitorio. Sintió pena del cariño que no podría compartir con ellos. cuando ella ni siquiera había nacido. Allí. Quería verlo todo. hacía más de veintinueve años. Observó los transeúntes y los coches y calculó que su vista rondaba el siglo XIX. Y por algún extraño motivo.Detrás de la puerta hubiesen detonado la mezcla de cosmos. pensando la mejor forma de resolver aquel dilema a la par que disfrutar del mismo. número 2 . Avanzó varios pasos y se asomó por la puerta de la habitación hacia el pasillo. su radiante madre acunaba a lo que había sido su hermano. Ocurrió lo previsto y Mónica dio varias palmaditas de alegría. bajo un aura color oro. viajar. En ese preciso instante escuchó la voz de su madre que cantaba una canción de cuna a su hermano pequeño. Dio varios pasos en círculo. Finalmente ella se había convertido en el epicentro de algo mucho más importante que todas aquellas cosas aprendidas o soñadas alguna vez. conocer gente. sino una replica antigua de algún rincón magnífico del planeta que desconocía. Rio extasiada y el eco de su propia risa le llegó desde otra habitación.

Luego desaparecían. podían efectivamente comunicarse con ella. pero no encontró a nadie.El Descensor Detrás de la puerta conocer la noticia de la muerte de su hermano. Los sonidos casi armónicos provenían del salón. atónita. Corrió a su habitación. El hombre sonrió piadoso y le sugirió con tono conciliador “Vuelve a mirar”. la veían. Mónica avanzó decidida. mientras esperaba paciente que su hermano le tomase de la mano. La figura era exactamente igual que la cronológicamente correcta en el momento de la ruptura temporal. Los dos niños se volvieron para observarle. Año 3. Mónica contestó con una pregunta cansada: “¿Estoy soñando? ¿Tú quién eres?”. una mano suave le detuvo. aliviada al encuentro de aquella voz y se encontró a sí misma. “¿Raúl?”. atónitos. Cuando estiró su brazo para tocarle el hombro. el mismo libro que minutos antes había ocasionado el enigma. para intentar abrazarle. preguntó. y una Mónica idéntica se inclinaba frente a sus ojos para devolverlo al estante. número 2 7 . Entonces el estruendo de un objeto haciéndose pedazos le sobresaltó. desde donde provino el impacto. Luego echaron a correr desvaneciéndose frente a sus ojos. la escuchaban. La cara no le era familiar. y encontró el reloj de mesa hecho añicos en el suelo. Volver a ver a su Raúl. Levantó la vista y pudo notar su reflejo actual en el espejo del salón. para advertirle sobre las desgracias de un posible futuro. En seguida oyó la voz de su hermano que le llamaba para jugar. Entonces. le heló la sangre. Sin embargo. Mónica parpadeó varias veces. le invitó éste. Corrió a tocar a su madre. se giró para interrogar a su acompañante. “Sígueme”. El júbilo se derritió a sus pies y sus ojos se llenaron de miedo y lágrimas. aterrada y feliz pensó que aquella era una nueva posibilidad que el azar le concedía. Mónica. impactaba nuevamente en el suelo. Las agujas habían saltado y los números poco a poco se desdibujaban sobre el parquet. Mónica. ella se giró y la miró a los ojos. las visiones que estaba teniendo. Cuando intentó girar el pomo de la puerta del baño. La habitación se quedó nuevamente vacía. Luego toda su figura se desvaneció en la nada.

herido en la frente. número 2 .Detrás de la puerta Detrás de la Puerta [Ruy de Bon] Ilustración: Porte de la Source de Wojtek Siudmak (© todos los derechos reservados). Detrás de la puerta. El hombre que es mano tentando la puerta cual boca de muerte: pasaje vital. 8 Año 3. goteando sin huella el espíritu va. ¿qué hay. los días. El Descensor Antes. si no el mutuo residuo de aliento que llega unitario. Mas no sabe ser sino puño este día. y toca baldosa el nudillo del hombre. convulso al final? Cenizas fraguando la llama. Un campo minado es el día con rostros cegados: un puño queriéndose abrir para asir al que pasa cayendo. afuera. por dentro.

Detrás de la puerta Durante meses mantuvieron con vida artificial a su esposa clonada. Está de moda lo que en mis tiempos se habría considerado vergonzante: no tolerar la muerte era un signo de debilidad. Con la esposa clonada habrán alcanzado a estar un par de meses.El Descensor Segunda Esposa [Patricia Nasello] Ilustración: Simetrías: Manolita del Arco de Javi Larrauri. cuando la esposa murió supuse que él pediría la vivificación del clon a la justicia. me lo contó mi hija que conoce la historia porque trabaja en el hospital. número 2 9 . Yo no espiaba. El matrimonio vivía al lado de mi casa. los veía porque estaba Año 3.

Esa enfermedad fue una desgracia. sé que soñaban con un hijo porque cuando me sentía sola no dudaba en desconectarme el corazón para que el silencio fuese perfecto y escucharlos. saber que gente tan distinta luchó codo a codo para salvarla es un consuelo. —¿Vos pensás que los médicos son santos? No quieren que se les pudra el negocio. no sé. número 2 . Cualquiera sabe que el clon del clon es mal agüero. Por las noches eran discretos y amorosos. vieja —cuando habla así me obligo a no escucharla. ella cultivaba los libros que brotaban de las semillas palabreras que la pobre finada había plantado. mientras él pintaba al óleo los canteros. o una rabia de Dios. Vinieron especialistas de todo el mundo para atender el caso. Ayer volvieron. hoy a la mañana mandé arreglar la cerca.Detrás de la puerta El Descensor rota la cerca. 10 Año 3. Pasaban las tardes en el jardín.

donde sabe que le esperan un buen caldo de pollo con arroz. porque esa es la costumbre. a tomar un café espresso en el Santo Tomás. canta canciones de letras atrevidas. como pasan las horas cuando la edad nos alcanza y la vida se nos escapa. Se baña. tiene algo del brillo que le recuerda a un joven que conoció hace muchos años. pero sobre todo en la mirada. como la escuela y el trabajo. mientras lava los trastes antes de terminar la jornada. sin prisas. cuando no hace mucho frío. Llega a la plaza y se sienta a leer. a ver pasar. y se mira largamente en el espejo. o con algunos nuevos con los que se entiende como si se conocieran desde hace muchos años. mientras la mujer le grita que se apure. a platicar con los viejos amigos. de las que hubiera sido pecado cantar cuando Año 3. número 2 11 . Sale a recorrer la ciudad con paso cansino. Detrás de la puerta I Temprano se levanta.El Descensor Al Tiempo [Jesús Humberto Olague Alcalá] Ilustración: Breakfast (The Dining Room) de Paul Signac. que aunque cansada. la mirada serena de la mujer y la voz destemplada de la sirvienta que. donde la cara que le observa se parece a la suya en algunos rasgos. Entrada la tarde regresa a casa. Luego en grupo. cuando el sol ha levantado y no es buen compañero de reposo. Se viste con calma. que ya está el desayuno y luego va a estar reniegue y reniegue que ya está frío y no va a querer comerse todo. a dormitar. y de ahí al parque Central a buscar el cobijo de una sombra que les permita conversar otro poco alrededor de alguna de las mesas de picnic que han decidido habilitar para sus torneos de dominó. al fin que a esa hora ni quien les haga mosca: las familias tienen otras cosas en que pensar. o tal vez porque llega el tiempo en que las sábanas queman y los sueños ya no son sino recuerdos.

blanca como la nieve pero que aún mantiene la caída que le recuerda a una joven que conoce desde hace muchos años. a escucharles reír y decir alguna grosería que no conocía. o que nunca hubiera creído escuchar decir con aquel desparpajo. II Temprano se levanta. se viste en un segundo y se mira largamente en el espejo mientras cepilla su larga cabellera. pero le preocupa escuchar a las muchachas hablar con tanta palabrota. y en echar panza. por la que ha pasado el tiempo pero no le ha hecho mella. número 2 . Después la siesta que se prolongará más de la cuenta. porque el calor que le dejó el paso de los años no se apaga tan fácilmente. pero que dice la doctora es natural a su edad y con todo lo que camina durante el día. aunque no digan nada que no haya vivido. algunas veces todavía le escandalizan. Se baña rápido. Calienta el desayuno y se lo sirve en silencio al marido que. aunque digan la mujer y los viejos del jardín que a él le está ganando la chochera y cada vez hace menos. con agua fría. porque ¿adónde iremos a parar con tanta descomposición de la sociedad? Luego un café con piloncillo y una pieza de pan cubierta de nata y miel de maguey. Se sienta frente a él en la pequeña mesa de la cocina y antes de que aquel termine de partir el bolillo. porque esa es la costumbre. ella ha acabado de comer. a falta de poder ser sinvergüenza. y nomás se le va la vida en comer y dormir. con una vitalidad que parece 12 Año 3. para que el cuerpo recupere un poco de la energía perdida durante el día.Detrás de la puerta El Descensor él era joven y. según él. o tal vez porque llega el tiempo en que los recuerdos queman y los sueños envuelven menos que las sábanas. ahora está convertido en un viejo cascarrabias. Llegada la noche se asoma a ver pasar a los muchachos que salen de la vespertina.

o la de alguno de los hijos a los que ya casi nunca ven. ahora enorme. la sirvienta. Se levanta rápido para no pensar en el tiempo y la distancia desde que la casa. Regresa a casa temprano. da de comer a los canarios y le enseña un par de palabras a algún nuevo perico al que hay que ayudar a aprender con un poco de alcohol de caña en las semillas de girasol.El Descensor Detrás de la puerta ser la suma de la de ella y el marido. Cuando el viejo sale de casa. a travesuras y cariños. lo que hay que barrer y trapear durante el día. sonaba a juegos y peleas infantiles. aunque casi ni los conocen pero les inventan hazañas y quereres. número 2 13 . a comparar los últimos achaques y platicar sobre los hijos y los nietos. a recordar a las compañeras de la Academia y la Acción Católica. más por la necesidad de ver lo que Año 3. Sale al mercado a comprar lo necesario para la comida. arroz y pollo como casi siempre. y a platicar con doña Lupe. indica a Juanita. riega las plantas del zaguán.

sin atentar contra la salud y la moral. cada cual hace su día como dictan las buenas conciencias que deben vivir su edad los viejos. tan malhablados como antes. detrás de la puerta. y lo lleva a la mesa con el pan dulce. la misma cena de todas las noches durante los últimos cuarenta y tantos años. sin sobresaltos ni excesos. a la que solo le tiene que corregir la sazón. el marido ronca la siesta vespertina en lugar de estar renegando por cualquier cosa. ¿dónde quedaron las buenas costumbres y el recato de otros tiempos? Prepara un café de olla con piloncillo. porque ya no la prepara ella sino la sirvienta. las natas y la miel de maguey tan difíciles de conseguir últimamente. III Llevan una vida tranquila.Detrás de la puerta El Descensor Juanita está haciendo que por el calor o el cansancio. de manera apacible. es capaz de hacer un escándalo de los veinte mil… Luego la telenovela de la tarde. mientras en los muebles seguirá el polvo del día anterior acumulándose con el que va llegando con el paso de las horas. gracias a la misericordia de Dios. Sólo la noche es cómplice de las caricias que se prodigan al encontrarse. el durazno o el manzano del patio trasero. seguro la va a encontrar sentada viendo el televisor o comiéndose alguna fruta de las que todavía dan el viejo naranjo. 14 Año 3. porque si la deja sola demasiado tiempo. número 2 . Organiza la comida. pero se molesta al escuchar a las niñas de estos tiempos. Por la noche se divierte escuchando al viejo escandalizado por la forma en que se expresan ahora los muchachos. porque eso sí que no está bien. pues el marido es muy remilgoso y si se da cuenta de la mano detrás de la sal y la pimienta. un poco de lectura y un rato de tejido a ganchillo mientras.

El Descensor San Petersburgo [Gloria Galán Marín] Detrás de la puerta Año: 2007 Dimensiones. número 2 15 . 375 x 500 píxeles Técnica: Canon PowerShot S50 Año 3.

V Para caer en su mundo han instalado mil puertas abiertas. IV Las bisagras que nunca giran sobre sí mismas se oxidan. 16 Año 3.Detrás de la puerta Las Puertas del Mundo [Iván Rafael] Ilustración: Two Country Houses de Paul Klee. Un beso puede ser un portazo. II Un beso puede tener candado. El Descensor I Un poema es sólo una maneta. III Los duplicados de llaves bajo fresa y mordaza estropean el bombín de la cerradura. Pero no pueden ser labios las puertas. número 2 . Sólo se puede salir saltando por la ventana cerrada. Usa una lengua original para abrir mis comisuras. Un beso puede saber a madera.

Al enfundarme en él he sentido que se adhería a mi piel formando parte activa y protagonista del cuerpo. Él marrón ha permanecido en su colgador perenne.El Descensor Alma Negra [Anna M. estoy convencido de ello. Ya en la calle me siento sereno. tomada de The MoMA Collection. Solo yo entre muchos de ellos tengo hoy un destino claro e importante. Transeúntes que sin ningún tipo de disciplina se mueven de arriba a abajo y al revés. se me ha antojado ir a descolgar el gabán negro del armario nogal de la habitación de invitados. Esta mañana antes de salir de casa. El sol tímido empieza a pintar las calles de colores naif. Son calles demasiado largas para no llevar a ningún lugar. Calero] Detrás de la puerta Ilustración: Le faux miroir de René Magritte. Todos iguales. Solo acariciar el paño negro del gabán me ha regalado el tacto con su suavidad. tristemente llamada así pues pocos amigos tengo. El rojo de mis labios crece y me estremece. abarrotadas a ambos lados de negocios y pequeños comercios que cuelgan mil letreros multicolores en las fachadas monótonas. Año 3. solo un tanto disgustado por andar entre tanta gente. a última hora. número 2 17 . como autómatas de cuerda. tras cinco largos años y en un impulso impropio de mi orden metódico diario. Nada hubiera ocurrido de haber vestido el gabán marrón.

El vigilante se ha convertido ahora en vigilado.Detrás de la puerta El Descensor Hoy es el día. Voy a cortar el camino al único hombre que de nuevo impide mi andar independiente por este mundo de soledades. Dictadas lleva las instrucciones en el microchip de su cerebro. El corazón penitente golpea mis sienes en un latir duro y constante. Sin parar avanza como las manecillas de un reloj en un mismo sentido. Espera el momento apropiado para llevar a la praxis mi final definitivo. Aunque sé que está ahí. Mientras se abren las puertas hace un patético ademán de cederme el paso. Para el elevador. le sigo y tomamos el ascensor a la tercera planta. Él siempre camina pasos tras de mi. Entra como un animal a sacrificio en la escalera de emergencias. No tiene rostro alguno. Le presiento. Se inquieta porque se ha quedado fuera de juego y ha de seguir su paso inevitable. Nunca antes fue el protagonista de los sucesos. La dependienta que pregunta lo que deseo queda helada con mi mirada gris opaca y en silencio observa cómo salgo de nuevo. la verdad es que tampoco he conseguido verle nunca. Quiero sorprenderle y con un giro repentino entro en una tienda de golosinas. número 2 . Le veo pasar con su gesto de estudiado disimulo. Entra en un edificio cualquiera de oficinas. Me da poder y he decidido de una vez por todas acabar con mi rastreador. Definitivamente se convence de que algo va mal y echa a andar rápido por el pasillo. 18 Año 3. Se siente acorralado lo percibo en el nerviosismo de su parpadeo continuo. Para ello este gabán me aguardaba como otras veces en el armario. que rehúso. Se le ve confuso.

El Descensor Detrás de la puerta Es el momento de darle alcance. número 2 19 . mientras empuño fuerte el arma que duerme en el bolsillo del gabán. En una zancada y rápidamente le rodeo el cuello con el brazo apretándole contra mi cuerpo. Entro tras él. Año 3.

De la clavícula derecha a la pelvis correspondiente. La cara encogida y distorsionada. Trazo las líneas verticales con tanta facilidad que entiendo que ya estaban dibujadas. Suerte que se ha incrustado en algo sólido que seguro era alguna de sus costillas. Es tan hermosa la empuñadura de marfil que por un momento olvido mi misión. Y más intermedias y otras transversales hasta visionar en el torso desnudo las rejas de su prisión.Detrás de la puerta El Descensor Jamás pensé que la carne humana fuera tan líquida. me rescata de mi ensimismamiento. Le he liberado de la máquina opresora. Al hundirle el acero en la boca del estómago he tenido que sujetarlo fuerte para que no se derramase mezclado con la sustancia viscosa. Resquebrajo sus ropas y dejo al descubierto el área que me interesa. número 2 . Consigo desincrustar el metal. Desde la clavícula izquierda huesuda a la curva abrupta de la pelvis. Su alma vuela tras la convulsión de ese pequeño cuerpo enjuto henchido de huesos lacónicos. Otra en medio de las dos primeras y otra entre las dos segundas. que queda en una mueca descompuesta de dolor inmenso. veo renacer la vida en sus ojos en el momento de la muerte. Sin embargo. ¡Qué buen día para dejar colgado el odioso gabán marrón detrás de la puerta! 20 Año 3. Él maldice en silencio obligado por su último aliento. Sigo con mi trabajo. El cuerpo desgarrado en harapos empapados de sangre de un bello color púrpura encumbra mi obra maestra. Hundo en la tráquea abultada para emerger en los genitales encogidos.

tras esa puerta que ha de abrirse cuando hayan callado mis palabras. Año 3. número 2 21 . De Péndulo y Esfera. 1986.El Descensor Poema [Jesús Flores Olague] Ilustración: Puerta zacatecana de Jesús Flores Olague. 1996. muerte. sé que te escondes ahí. El Trapecio Oscilante. esperándome. Detrás de la puerta Sé que te escondes ahí. Grapher.

Detrás de la puerta La Casa de las Dos Caras [Mayte Herráiz] Ilustración: Casa de Miedo. Veo una casa grande. Recorro con trémulos pasos una a una todas las estancias donde los colores. bienestar y pavor. frío. de Autor Desconocido. Sentimientos encontrados del subconsciente que se mezclan en la irrealidad de los ensueños. Una familia feliz. me exijo entrar y observar lo que me depara tras la puerta… Intento abrir los ojos y no perder detalle de todo lo que se vislumbra a mí alrededor.com. rodeada de un jardín frondoso e impoluto. bella. y así cargarme de impresiones con cuanto me rodea. tomada de Dalefondos. la vida me apresan. me llena de amargura. angustia. miedo. Me pregunto al despertarme una vez más por qué se repite cada día. calidez y ternura que atrapa mi cuerpo atrayéndolo hacia allí. El Descensor Vuelve ese sueño… siento horror. Me embarga un estremecimiento de luz. casi sin darme cuenta. Primera cara Entro sin llamar. completamente rodeado de una verja inmensa que prohíbe acercase sin ser invitado. De repente una puerta se abre al fondo y una lúgubre escalera me atrapa hacia el abismo… 22 Año 3. Quiero entrar. La sensación de ver de nuevo esa casa maravillosa e inquietante a la vez. las risas. en mi cara se percibe una amplia sonrisa. número 2 .

Epílogo Hace ya cinco meses que no se repite este sueño. Abro los ojos. El vacío más sepulcral me acompaña en cada habitación… las lágrimas van deslizándose sobre mi cara al contemplar la más absoluta desolación. Ahora por fin puedo. quizás porque de las dos caras de esa casa he elegido vivir en la primera. la congoja me ahoga.El Descensor Detrás de la puerta Segunda cara Un frío sobrenatural recorre mis entrañas. bajo los viejos y desgastados peldaños sintiéndome más y más abatida. necesito despertar. Presa de mi nerviosismo. un profundo desasosiego inunda mi alma. Vuelve la angustia más infinita y debo despertar. Año 3. mi primer cuento. donde aparecen muebles tapados por viejas sábanas descoloridas. número 2 23 . sólo una persona sabe por qué y es a ella a quien dedico éste. Siento miedo. con gruesas cortinas festonadas de interminables telarañas. La nada. abro la primera estancia sin apenas luz.

número 2 . El Descensor La suite de un hotel Cobija lo nuestro Afuera es muy tarde El sol es muy dentro Las gotas de agua Salpican tu pelo Las islas de noche Prometen lo abierto El mar es contorno El mar es tu centro Las olas cabalgan A lomos del tiempo La espuma no sabe Que rompe el silencio La suite de un hotel Invita a tu cuerpo. 24 Año 3.Detrás de la puerta Don’t Disturb [Juan Medina] Ilustración: Hotel Room de Edward Hopper.

Su respiración se detuvo. sin despegar su cuerpo de la pared y aún conteniendo la respiración. su cuerpo se paralizó en medio de la oscuridad que reinaba en el departamento.El Descensor Falsa Alarma [Patricia K. Olivera] Ilustración: Light Rays de Patryk Buchcik. Una nota se deslizó por debajo de la puerta y luego la sombra desapareció. Inmovilizado contra la pared del corredor miraba hacía la puerta de entrada. hasta le pareció que el picaporte giraba varias veces con resultados infructuosos. Se acercó con lentitud. Bajo el borde de la puerta veía la tenue luz que alumbraba el rellano del piso donde vivía. Año 3. tenía impreso un rictus de terror. una sombra se movía de un lado a otro con rapidez. sólo se distinguía la luz del exterior. número 2 25 . se deslizaban con rapidez sobre su piel pálida y demacrada. Detrás de la puerta Gotas de sudor resbalaban por su cara. de ojos lívidos. En su rostro. Con el mismo cuidado se deslizó hasta el piso y estiró el brazo todo lo que pudo para tomar la nota. El pánico hizo presa de él y los sollozos ahogados se volvieron gruñidos roncos que le quemaban el pecho.

Gracias. Respiró tranquilo. se relajó y aflojó la tensión que hasta ese momento había impuesto a su cuerpo.m. Falsa alarma… por esta vez… 26 Año 3. Sírvase pasar por la empresa a recogerlo.Detrás de la puerta El Descensor Servicio de Correo. conteniendo a duras penas las lágrimas. Estuvimos a las 8 p. número 2 . Suspiró. para entregarle un paquete a su nombre.

— No te entiendo —le digo. Me mira un instante y vuelve a cerrarlos. —¿Parkinson doctor?. No tiene más de tres metros cuadrados rodeados de paredes verdes. perdidos y me encuentra a su lado. algo me dice sobre la puerta. escaso y desaliñado. pequeños. mi padre descansa. Su padre día a día quedará más hierático. Detrás de la puerta Con los ojos cerrados y la respiración inquieta. Año 3. La puerta está cerrada. —¡Joder! Acerco mi oído a su boca e intento escuchar. el Parkinson atípico le afecta cada día un poco más. llorosos. bastas. Prefiero ignorar su comentario. la barba de dos días… De pie al lado de su cama observo. El pelo cano. salpicada de manchas mal lavadas que es preferible no saber su procedencia.El Descensor La Cita [José Luis de la Fuente] Ilustración: Urgencias de José Luis de la Fuente. número 2 27 . su rostro curtido por la edad y castigado por la enfermedad. —La muerte viene a por mí —me musita. por eso es atípico. Ya se lo he explicado. Ahora intenta balbucear algo que no entiendo bien. ¡pero si no se mueve! —Sí. preocupado. De vez en cuando abre sus ojos. Observo a nuestro alrededor la pequeña habitación de urgencias en donde nos encontramos.

28 Año 3. Vuelvo a mirar hacia ella. ahora malhumorado de que su condenado mal y sus escasas fuerzas no le dejen hablar correctamente. número 2 . creo deducir de sus palabras. No sé si me sorprende más el propio significado de la frase o la claridad con que me lo ha dicho. Le explico que no va bien y que yo ignoro como ajustarlo. que quiere ver la hora. pero no lo encuentro.Detrás de la puerta El Descensor Vuelve a insistir. Solo verás pasar a gente enferma. me insiste. Su comentario me desconcierta y me conmueve. en una máquina para tomar la tensión aparcada al lado de la puerta. de nuevo. —¿Quieres que te abra la puerta de cualquier forma? Abro la puerta de par en par dejando ver otras habitaciones que solo contienen dolor. te la he cerrado. digital con números rojos. Un reloj. ahora sí. ahora abierta. Tiene puesta mal la hora. me señala con el índice de nuevo hacia la puerta y vuelve a decir algo que no alcanzo a comprender. y murmura algo. Alza la mano trémulamente. —Lástima —se queja—. Algo me dice sobre la puerta. Miro hacia el hueco que deja la puerta abierta y lo busco en la pared de enfrente. Algo de un reloj. —¿Quieres que la abra? —pregunto—. —Ya está abierta. veo uno pequeño. Descansa unos segundos y sin abrir los ojos vuelve a señalar de nuevo hacia la puerta. ¿así vale? Asiente con los ojos cerrados. Vuelvo a buscar y. ¿para qué?. quería saber la hora cuando la muerte venga a llevarme. Le digo que ya entiendo lo que quiere decirme. No puedo evitar una sonrisa.

llegarás muy tarde a esa cita. ya te lo he dicho. —Solo tienes una indigestión.El Descensor Me acerco a la puerta y la cierro sin poder dejar de sonreír. Año 3. Detrás de la puerta —Viejo —le digo cogiéndole de la mano—. número 2 29 .

libertad pero la asfixia derrame interno transparente fruto inmaduro en la garganta colgado de ramas de sonido como cables atrapados por el cuello. cortina púrpura el parpado cerrado voltear la consciencia a la izquierda del pensamiento placer abierto bajo el agua oídos en flor abren azul. El Descensor Sellar los ojos. ámbar las arrugas piel deshabitada que se crispa 30 Año 3. número 2 . la maraña quietud insomne del mediodía insectos columpiados en los rayos.Detrás de la puerta Sellar los Ojos [Rosario Loperena] Ilustración: Sin título de Rosario Loperena.

el derrumbe uñas quebradas gimen labios secos arden de pronunciar para un sol mal colocado la escenografía insulsa. número 2 31 . gastada la voz tipludita en el diálogo ridículo de un día cualquiera y otro me pongo el vestidito y finjo asfixia para callar sigo pensando propósito para____ sigo creyendo Detrás de la puerta Año 3.El Descensor el plato vacío el reloj ruidoso no hay que mirar: calles amarillas llenas limpias techos que nacen.

dos. número 2 . veintitrés. siete. cuarenta y uno. cincuenta y… (Aguante la respiración lo más que pueda) El Descensor N E G R O me vacío L U Z y el último poder se me resbala me mueren los colores.Detrás de la puerta uno. treinta y dos. amor en la oquedad del vientre y el único poder que poseía se disuelve y la posibilidad se escapa 32 Año 3.

El Descensor sigo quieta la no acción es tiranía como todo un día cualquiera y otro soy Detrás de la puerta pausa no quiero saber qué VEN Año 3. número 2 33 .

Y fue la última vez que la vi. —Pero mamá no sabe que quiero llorar y sí. me diecía lo mimo. Mira detrás de la puerta —le decía yo—. no aconteciona naa. número 2 . 34 Año 3. El Descensor Mamaíta Toas as noches mamaíta.Detrás de la puerta Mamaíta/Mamá [Sender Eleven] Ilustración: The Open Door de Léon Spilliaert. —Pero mamaíta no pincha que yo quiero lagrimiar y sí. —No tengas miedo bebe chillón. —No hay naa revisioname. —No tengai mieo bebe chillacón. pero precausionate con cuidao mamaíta. no te preocupes no sucede nada. Y fue la última ve que la revisioné. pero con cuidado mamá. tengo miedo. —No hay nada mírame. tengo mieo. Revisiona detrá de la puerta —le diecía yo—. no te preocupendies niño. Mamá Todas las noches mamá me decía lo mismo.

entrando o saliendo de la casa. se diría que ese ser con cuerpo de hombre y cabeza de toro era su reflejo. La página permanecía en blanco por unos instantes y luego tiraba algunas líneas. no sabe de quién. Detrás sólo una oscura sala. con los aparecidos que le acechan de día. Miró a su alrededor y las paredes cubrían todo. ya no quería ver qué había detrás. Le asustaban sus caras asomadas a los ventanales (tanto como sus dibujos academicistas que ilustró cuando era un niño). de noche nadie lo observa. su amigo suicida. a veces la angustia no le permitía respirar. Aunque no se sentía un prisionero. La iconografía minoica de Picasso mostraba desinhibido su sexo y un cuchillo en la mano. sólo un atisbo de luz —que le permitía ver la página blanca y esbozar sus dibujos— entraba por la hendidura de aquella puerta. pues se aseguraba de cerrar todas las persianas y se esmeraba en que no quedara ni una rendija abierta por donde le espiaran sus vecinos. entonces palideció y cayó a la cama con fiebre. el alter ego del pintor. un retrato obseso. Un día abrió la puerta y vio colgada una figura.El Descensor El Minotauro de Picasso [Lilia Hernández Vergara] Detrás de la puerta Ilustración: Minotauro de José Luis de la Fuente. Desde entonces la puerta permanecía cerrada. como las imágenes que tenía en su mente y que había trazado en el lienzo. Siempre disfrutó esa soledad infinita en que sólo él y los pinceles llenaban el espacio de la habitación. entonces la falta de aire y la Año 3. como Casagemas. de vez en cuando se escuchaba algún ruido de alguien. basado en Minotaure caressant une dormeuse de Pablo Picasso. esbozando una figura recurrente. como tantas otras pinturas en las cuales reiteraba ese animal irracional que habita dentro de sí mismo y al que ni él mismo podía manejar. De vez en cuando se le veía salir y caminar largas cuadras hasta llegar a la Bahía. número 2 35 . donde disfrutaba de la luz del sol y de transitar por la orilla del mar hasta que volvía a su casa. sólo él mismo. hedonista y orgiástico. pero ya estaba acostumbrado a que sus fantasmas se cruzaran. enajenado.

Detrás de la puerta El Descensor soledad le conducían a cerrar todas las celosías. Pero ya no son sus fantasmas quienes la habitan. —Soy tu inspiración y vengo a salvar a la pintura de la tediosidad. le dijo alguien. Y se transformaba en un Minotauro ciego. Se sintió encerrado en sí mismo. En la vivienda grande y palaciega. detrás de la puerta que permanece cerrada. pero el tono es agresivo y amenazador. A la mañana siguiente se sintió movido por una fuerza extraña que conducía sus manos. con la oreja pegada en la madera de aquella puerta. sin recordar desde cuándo se sentía identificado con esa figura. tal vez de toda su vida. Las figuras de su mente no desaparecen. pues el miedo a la luz se apoderaba de su ser. eres el elegido. “El Minotauro se encuentra bajo llave”. ¿quién eres? —indaga Picasso. pero permanecía cerrada. Y es que su casa fue tomada. cubriendo las ventanas de oscuridad. Una voz le recordó que su casa fue tomada. No entiende lo que dicen. número 2 . se acerca a la puerta para escuchar las voces secretas. Iba a pintar nuevamente un toro y no pudo. vengo a aconsejarte. 36 Año 3. Miró la puerta que la noche anterior creyó cruzar. Entonces la noche era para él un deleite. —¿Por qué a mí? —Porque tú puedes cambiar la pintura. —Sí. que era guiado por una niña. —¿Cerraste todas las ventanas? —le pregunta alguien. claro está un símbolo que lo atormentaba. Sueña que pasean soldados heridos y otros personajes marginados y miserables. el pincel casi podía moverse solo en el lienzo. Sin duda sentía temor a quedar ciego y no poder pintar las imágenes que le obsesionaban.

y también mendigos y ciegos fueron descritos con el color azul. detrás de esa puerta sólo veía un halo de luz que las rodeaba y al mismo tiempo le impedía distinguir sus figuras con nitidez. Según él. En ellos había información exclusiva para el joven pintor. cada noche venían esas voces a aconsejarle. pero no podía ver sus caras. que no Año 3. Pintó todo de azul. Luego fue adquiriendo el gusto por los telediarios y descifró los mensajes ocultos que éstos poseían y que sólo a él le eran develados. pues era el elegido.El Descensor Detrás de la puerta De ahí en más. Un amigo a quien le mostró su descubrimiento no pudo entender nada. la miseria de los pobres estaba pintada de azul. sólo vio que juntó letras de distinto lugar. Un recado aparecía pintado también de rosa y decía: “Hay peligro de que te copien tus pinturas”. aunque lo intentaba asomando su ojo por el ojillo del picaporte. procedían de otro planeta y le decían qué hacer. La soledad de los niños era azul. número 2 37 .

esta ambivalencia le causó admiración y miedo ¿Acaso todavía algunos fantasmas le acechaban?. con esta cuestión en mente. se quedó paralizado. de pronto una voz le dijo “No eres un arlequín. el arlequín soy yo”. faunos y bacantes sentados a la mesa. Así cada noche dejaba salir al ser interno y extraño que no se le permitía de día. ya no sabe cuál de los dos es. domadores y payasos. mirando la figura de un toro dibujando a un hombre. decidido abrió la puerta. de lo abstracto a lo real y del surrealismo a lo sublime. Pintaba toros en distintas poses mientras un arlequín de madera lo miraba sentado en una silla contigua al atril que afirmaba sus telas con Minotauros. confundido sobre quién era y quién había sido toda su vida. Pasó de un estilo a otro. Pintó máscaras. en medio de su sonambulismo. todos de color rosa. se dio vuelta para ver quién le hablaba y vio que su escultura de arlequín había atravesado la puerta y desaparecía por detrás de ésta.Detrás de la puerta El Descensor vinculaban ningún enigma. entonces pintó todo de rosa. miró la pintura y en tanto retocaba los detalles. Su casa había sido tomada y la puerta permanecía cerrada. arlequines. búhos. entonces se dio cuenta que él no se llama Picasso. su hallazgo lo llevó a cambiar de rumbo. 38 Año 3. detrás estaba la pintura que hizo en la madrugada. se fue a dormir. Al día siguiente. Aún no podía ver qué había detrás. número 2 . Horrorizado. Entonces empezó a levantarse como un sonámbulo cada noche y esbozaba lo que le había prohibido sus voces. de una existencia a otra. Centauros. De todas formas. Y de pronto su morada estaba invadida por naturalezas muertas. Una de esas noches se levantó a pintar. Pero no olvidaba que tenía en su interior una figura encerrada y que lo arañaba por dentro para salir a la luz. Y se describía a su manera. en su borrosa existencia no sabe qué dimensión ha cruzado detrás de la puerta.

No se ocultó afuera para mirar por la ventana. preparó el baño para su tía y se escondió para espiarla. tras la puerta del baño.El Descensor Hacerse Grande [Leonardo Dolengiewich] Detrás de la puerta Ilustración: In the bathroom de Pierre Bonnard. él se abalanzó. Como había hecho de niño tantas veces. Ella lo recibió con una sonrisa y le dijo al fin. Cuando la tía se desnudó y se sumergió en la espuma. Año 3. número 2 39 . Se quedó adentro. Pero esta vez era diferente: él ya había cumplido los dieciocho años. (©derechos reservados The Tate Britain Gallery Collection).

número 2 . 1920 x 2560 píxeles Resolución: 314 x 314 ppp Técnica: Olympus digital camera C530 40 Año 3.Detrás de la puerta Voces del Pasadizo [Amanda Fuentealba] El Descensor Año: 2011 Dimensiones.

Mucho menos aquí. Detrás de la puerta Decadencia Institucionalizada Los tiempos pasados no todos fueron mejores.El Descensor La Simbiosis Violencia-Educación [Francisco Arriaga] como Ilustración: Niño sicario de Autor Desconocido. Nada de ello sucedió. Y apenas llegando a sexto año. quizá lo veríamos después. si vuelvo los ojos hasta los años de mi infancia. en preparatoria (y comenzábamos a sospechar que quizá nunca). los fundamentos del álgebra. Cursando secundaria. tomada de ADN Tamaulipas. en biología que habría alguna disección. sabíamos que en el plan de estudios aparecían visitas programadas al laboratorio de química. vivía la euforia del Mundial de Futbol de 1986. Al cursar quinto grado. donde la decadencia ha sido la moneda de cambio de los últimos 80 años. Se sabía que en sexto grado se nos enseñaría a usar la regla de cálculo. Año 3. se trata sólo del desenlace natural de una educación pública venida a menos con el beneplácito de gobernantes y clases pudientes. incluso que llevaríamos alguna clase de cosmología. En mi caso. me tocó vivir un primer gran retroceso. y que. México. se nos dijo que habían cambiado los planes de estudio. en México. he podido asistir a la degradación sistemática de un sistema educativo que fue coronado por una pseudo-profesora fanática de inútiles cirugías plásticas. número 2 41 . ya entrados en la secundaria. y todo aquello lo veríamos… un año después. a sacar a lápiz la raíz cuadrada de un número cualquiera.

partieran hacia destinos que afortunadamente jamás supimos. el montón de paquetitos cuidadosamente acomodados en la caja cuadrada de una camioneta 4x4. ¿levantar la voz? ¿Ante quién. sólo esperando que las camionetas ya cargadas. la violencia fue envolviéndolo todo. y nuestros padres nos llamaban rápido. sumas y restas elementales. se pide a los alumnos que practiquen. ante qué? Y si la educación sufrió los embistes de una parsimonia institucional y nacional. números. como una capa apenas visible de musgo. no lo fue menos un área tan gris entonces. en mis mocedades. o llanamente: pendejos. el abecedario. comenté a algún conocido cómo veíamos cargar y descargar camionetas en plena calle. Aquellas eran tardes de soledad y silencio. De las películas con los Hermanos Almada fungiendo ya como federales. Está por cursar el primer año de educación primaria. o como pistoleros. Ya no lo platico. imbéciles. una generación después. a mi hija le toca vivir lo mismo. sí sabíamos lo que era. número 2 . un par de entidades abstractas llamadas gobierno y secretaría de educación pública comenzaron a llamarnos retardados. doce años. ¡Cálmate. planes de estudios de por medio. como la seguridad pública. a encerrarnos en casa. en tu vida vas a saber lo que es un cargamento! Lamentablemente. Teníamos diez. o herrumbre. alguien me hizo burla. Pero. hasta la realidad de un pueblo enclavado en el cruce exacto de tres estados y sus principales carreteras.Detrás de la puerta El Descensor Esa fue la primera vez que de manera elegante. que sepan escribir su nombre 42 Año 3. Pero cuando alguna vez. si bien en circunstancias harto diferentes. Y para que no vayan tan en desventaja. Hoy. con bultos de mariguana. en casa y lejos de las autoridades educativas vigentes.

El Descensor completo. recrear un cuento. va uniendo sílabas y formando sus primeras palabras. número 2 43 . que sean capaces de idear o en su caso. leyó bien. padres ahora. no podemos encerrarla en una burbuja de cristal y enviarla a otra galaxia. Detrás de la puerta Sí. Año 3. entrará seguramente en primer año. la práctica no debe hacerse en las instituciones oficiales. lejos de la violencia que se ha vuelto tan cotidiana como los aumentos a la gasolina o la especulación alentada por la gripe aviar. Ya lee frases sencillas. una historia vista o escuchada. nosotros. Ella sabe deletrear. sabiendo leer. Y desafortunadamente. Todo se hace por ‘debajo del agua’. FUERA DEL KINDER. lejos de la ineptitud gubernamental y mucho menos. eso va en contra de las normas.

Porque hay gente que no quiere ser buena. las explosiones que retumban en medio de la noche. que en su escuela hay hijos de malos que amenazan a cualquiera con matarlo. que hay cosas que no se pueden decir afuera. 44 Año 3. si no les dejan libre el columpio. Sabe que allá afuera hay que tener cuidado. número 2 . Y ese mismo valor es lo que quiero que conserve intacto mi hija. Pero que ellos no podrán jamás quitarnos lo que hay precisamente detrás de esa puerta: el amor de la familia. y pensando en los demás. porque hay gente que no quiere hacer las cosas bien. sólo ha sido vencido quien realmente tenía la intención de deponer las armas sin siquiera haber abierto la puerta para mirar de frente y cara a cara a su enemigo. los granadazos. Ella sabe. o matar a su papá y a su mamá.Detrás de la puerta El Descensor Ella no ha visto ningún cargamento de mariguana. a sus cinco años. la amistad impagable. que es mala porque no sabe ser otra cosa sino eso. en público. tratando de convencerme también. Me veo obligado así. Y le respondo lo más sinceramente posible. a levantar un poco la voz y entreabrir la puerta. porque los malos hacen el mal nomás porque si. Que crezca sin mis miedos ni temores. tan sólo eso: maldad. Un enemigo que lleva como principal insignia nuestro miedo y nuestro silencio. es lo que impide que este país colapse de una vez. que crezca sabiendo que hay gente mala. las horas de música y libros y las tardes de televisión e Internet. Papi. aunque ha oído los tiros. vulnerables y todo. ¿y por qué hay gente que es mala? me pregunta a veces. no ha estado en medio de una balacera. sí. El valor de quienes salimos de casa sin la certeza de saber si ese día habremos de regresar. a cuestionarme. que hace el mal porque quiere y le gusta. cierto. Y ambos son una herencia que no pienso dejarle a mi hija. Sabe que los malos pasean a sus anchas en la ciudad. la conciencia de saber que. a tomar una postura. A Dios gracias.

Levanté bastantes edredones mullidos buscándolo y también me perdí entre las faldas de alguna mesa camilla cuando era un crío. de creer a los que me decían que el amor es tan sólo un fantasma que se hace visible a unos pocos. loco de amor por la mujer de mi hermano mayor. número 2 45 . ni en el océano pude encontrarlo. y en todos los asientos traseros de coche que compartí. que los cuento con los dedos de una mano. se apoderó de mis retinas primero y de mis emociones después. más bien pocas a mi pesar. Las cortinas. efecto por José Luis de la Fuente. los ascensores. fueron testigos del mismo desesperante resultado. Cuando estaba a punto de claudicar. cinco trenes y creo que dos aviones. Año 3. Y así sigo. Detrás de la puerta Rastreé detrás de todas las puertas que me abrieron. Ni en la piscina. apareció ella.El Descensor El Enamorado [Paloma Hidalgo Díez] Ilustración: Longing 1 de Sanja Gjenero. Con su mirar de cielo de verano y su sonrisa de luna creciente.

Detrás de la puerta Introspecto [K*RLOS Naranjo Picone] Ilustración: Schlemihls in the Loneliness of the Room de Ernst Ludwig Kirchner. El Descensor ¿Qué se encuentra detrás de la puerta? Cuando vas a lo profundo Las emociones se desbordan Al igual que te hacen gozar te trastornan Te transforman Al igual que te acarician Te arañan Y se quedan en lo más profundo de tu memoria ¿Qué puedes encontrar dentro de tus cuatro paredes en realidad? ¿Hasta dónde llega la fantasía? ¿Hasta dónde llega la razón? Se tuerce y deja de hablar con el corazón Tu realidad se convierte en una verdad arreglada En una mentira por la conveniencia amparada El dolor y el placer Que no crees que a los demás pueda convencer Se traducen en vergüenza y displacer Que tu tranquilidad no puede someter Al cerrar esa puerta emocionado Invitar a las emociones a navegar 46 Año 3. número 2 .

a veces miedos Y también ansiedad Finalmente el deseo de no continuar Que el día de mañana no llegue todavía Aún estoy muy cansado para enfrentar el siguiente día Así que… he cerrado la puerta Detrás de la puerta Año 3. tengo mis ideas Acompañándome al terminar Es como un coctel de recuerdos Mis ideas crean una cárcel mental Es un platillo frío para devorar Incluye alegría. culpa.El Descensor Si estás acompañado A las manos y miradas perderse en la oscuridad A generar música con el sonido de los latidos y la respiración Rápidamente se acelera y proyecta melodías con conmoción Cuantas veces entre mis cuatro paredes los sonidos prohibidos Han proyectado un eco que se va perdiendo en la oscuridad Para luego quedarme solo aferrado a mi cama Y sin que nadie me escuche empezar a llorar La soledad se vuelve mi compañera al final Después de que la tempestad y el calor de la pasión Sale por la misma puerta por donde entró No me quedo solo después de todo. número 2 47 .

número 2 .Detrás de la puerta Comienzan a dar vueltas las manecillas del reloj Cada golpeteo es un recuerdo De que mañana de nuevo amanecerá El tiempo se va como agua entre las manos Aunque amarres tus pies y tus brazos No eres dueño de tu destino Te lo vuelvo a mencionar con más fuerzas Solo una cosa te aviso Entre más te esfuerces por mantenerte despierto Más pronto dormirás Mira hacia tu interior Y pronto descubrirás Que detrás de estas paredes Dentro de tu cuarto Tus ideas siempre te van a acompañar Sean ángeles o sean monstruos Ahí van a estar ¿Acaso estás perdiendo la paciencia? Tus manos se deslizan rápidamente Surcan las ranuras del picaporte de la puerta Tu humor cambia constantemente Desesperadamente dejando evidencia De cómo la paciencia Se te está terminando 48 El Descensor Año 3.

tu soledad A veces tu desidia Que crea y también destruye tus sueños Traza paisajes. tu amiga.El Descensor De la natural demencia por salir Pero aún no te vez escapando Te preguntas por qué ¿Acaso no conoces la respuesta? No te estés engañando Queriéndote ver inocente Ya que eres tú solamente Tú y tu mente nada más Tu compañera. número 2 49 . Detrás de la puerta Año 3. traza senderos Detrás de la puerta Abrazando la demencia Eres un ser humano al final Me siento solo A veces me siento querido El vaivén de emociones tiene mucho sentido No es algo por lo que me deba asustar Cuando cierro la puerta Y me quedo conmigo al final.

con una pincelada de sangre. en un movimiento preciso le corta la garganta. al llegar a casa. Esta ciudad tiene demasiadas luces. La adrenalina le recorría el cuerpo. Es casi la medianoche cuando la ve. oscura como boca de lobo. En los audífonos sonaba su canción favorita.Detrás de la puerta Luces de Ciudad [Ana M. en la oscuridad se podía adivinar la media sonrisa de algo parecido a la emoción dibujada en su rostro. desde su ventana notará que otra luz se apaga en la ciudad mientras. Gutiérrez] Ilustración: Sao Paulo at night de Roberto V. le sale al paso y sin darle tiempo de nada. le dice mientras la deposita suavemente en el suelo. definitivamente se sentía de muy buen humor cuando dio vuelta hacia el parque. 50 Año 3. marcará una raya más al calendario colgado detrás de la puerta. de acuerdo con el plan diseñado desde hacía un mes. Al llegar buscó el sitio adecuado detrás de un árbol y esperó. Rápidamente guarda un poco de sangre en un tubo. aunque es lo suficiente tarde para ella. Más tarde. Como cada mes caminó contando los pasos hasta la transitada avenida que a esa hora lucía desierta. El Descensor Aquella tarde preparó todo minuciosamente. para él es la hora más adecuada. le cierra los ojos y los labios con un beso y se aleja de prisa. A la hora precisa salió al frío de la noche en la ciudad en que las luces siempre le parecen estar de más. Saborea el desconcierto en su mirada justo antes de perderse en el cielo estrellado. número 2 .

número 2 51 . Carlo deposita el sobre en el bolsillo de la gabardina. que la culpa es de la puta crisis que todo se lleva por delante. El corredor aparece limpio: un tubo de marcos marrones con hojas cerradas. Su mano. Pero así era la vida hasta esta mañana y Carlo. ¿cuántas tardes te dije que no para quedarme repasando una memoria?.. ¿o para cuadrarle los balances de relumbrón al Jefe de Departamento González? El hijo de puta de González: por fin me quitó de en medio. se sentía feliz. con la lengua fuera. Carlo presiente a su esposa en la habitación. se la imagina comprando productos frescos con los que guisará su cena. «Tú bien lo sabes amor. Se afeitó a conciencia. que él ha servido (porque esa es la palabra que tiene pensado utilizar: SERVIR. Como cada mañana. vuelve al bolsillo de la gabardina y extrae el único Año 3. Sin embargo. por los pelos. Respira hondo mientras ensaya por última vez lo que dirá: que él no ha tenido la culpa. inmerso en ella como un reo a perpetuidad. Se dio una ducha corta. un biscote escaleras abajo y el número once: ronda universitaria y avenida Libertadores.El Descensor Like a Rolling Stone [Ramón Zarragoitia] Ilustración: Rojo 2 de Alfredo Araújo Santoyo. jodido. instintivamente.». Carla debería estar en el mercado. Esta mañana fue al trabajo temprano. La casa está oscura y silenciosa. Al fondo a la izquierda una puerta a medio abrir. Al fondo a la izquierda una puerta a medio cerrar. Después un café de la tarde anterior. Detrás de la puerta Carlo regresa a casa vencido por su propia existencia.. abrasadora.. con ganas de revancha y un sobre lleno de billetes en la mano.. como siempre. la lleva impresa en el ADN) a la empresa con abnegación durante estos veinte años. puede verse una rendija de luz amarillenta. Entonces principia el teatro de la vida. Calla avergonzado. tonificante.

La coreografía parece mil veces ensayada. mientras el semen gotea por la boca entreabierta de ella y el morocho trata de cubrirse con alguna almohada. voyeur de diario. Carlo será hoy despedido por segunda vez: Carla degusta el inmenso falo de un tipo morocho. ya ni siquiera el odio te asiste. Carlo M. al llegar al dormitorio. violando sus propios dientes y unas comisuras que parecen no dar de sí ante el tamaño y el brutal empuje del aparato del tipo. la obliga a tragar y tragar. ¡Bravíssimo!.. No kidding... Todos llegan a tiempo a sus posiciones y el ritmo. Lo hace desaparecer por turnos en el interior de la boca. se arrodilla junto a su amada esposa y comienza a lamerla por detrás. retorciéndole el cabello cobrizo.. No te atormentan las ganas de abrir la puerta mediante un patada de Kung Fu. 52 Año 3. de penetrar en el cuarto como una tromba cuchillo en mano. ¡Oh. adorador de ídolos superdotados a quienes todo ofrenda. Pero el cornudo sentirá un infinito placer. sino que el sobre se le ha caído al suelo. No sientes deseos de venganza. Lorem ipsum dolor sit amet. el redentor... Strogoff y su salvoconducto de estraza tamaño monarca. Goodness! Carlo el generoso. que podrá ofrecer. Lo peor no es la sumisión de ella ni la forma en que él. clamando justicia y amenazando con el más trágico final. llevará un buen rato espiando y acariciándose por encima del tergal de laburo y su tan discreto miembro habrá tomado el control del personaje. Carlo alivia el nudo de su corbata mientras se libera de la gabardina y los zapatos sin cordones. Para cuando se dé cuenta. Así es como entra en escena: discretamente. número 2 . de súplica clemente.Detrás de la puerta El Descensor tributo de consolación. Pobre Carletti. saboreando fluidos. Ante el gesto incrédulo del morocho. cuyos ojos de ranura declaran vencedor al placer por encima de la alarma. Sí y aun con ello. El escenario se ha convertido en un gran ballet.

figuritas en balance. número 2 53 . ah? Año 3.El Descensor Detrás de la puerta la cadencia. ¿qué tal un intercambio de papeles. Ahora el trenecito. el puro equilibrio preside esta representación. Después algo más osado: Double-Trouble.

seguido por un vigoroso apretón de manos. aunque sin muchas ganas de conversar. «¡Ey. Quizás a base de esperma. de dónde es. A continuación tomará café negro en su propia taza. tanteando primero por debajo de las sábanas. acariciando su vientre plano y descendiendo después por el camisón de 54 Año 3.Detrás de la puerta El Descensor El Cholo se está duchando. de morocho». Utilizará el jabón de Carlo y se secará con la toalla que lleva grabadas sus iniciales. Pregunta por el tipo: cómo se llama. con su sexo lúbrico y generoso. Habla Carlo. número 2 . con sus pechos de Surgery. se despedirá de Carla con un beso en la boca y de él con un «Celebro conocerle». fíjense qué lustre de labios! A lo mejor deberían inventar una nueva crema para pieles resecas. También se ha duchado. Concluye que todo se ha solucionado de la mejor manera posible. la que apenas utilizan en días de labor —pues sus horarios no se lo permiten—. Carlo y Carla se observan en la cocina. también se pregunta cómo continuará aquel guion ahora que son tres y la línea ya no discurre equidistante sino que podría tender a formar ángulos obtusos. Ambos se miran con una mezcla de: pudor.. Ella.. Ella un triángulo a sus vidas. Carlo despierta de golpe. Él ha traído un sobre repleto de dinero. «¿Habré gritado?». deseo y remordimiento. Él ha puesto un punto y final. se cepilló los dientes y aparece renovada y vigorosa. Están sentados alrededor de la mesa de fin de semana. cómo se conocieron. si hace mucho tiempo que… Carla fuma un tanto ausente. durmiendo plácidamente mientras el digital de color verde señala las 3:07. No puede evitar contemplarla durante unos instantes. alivio. En más de una ocasión la había poseído así: entre sueños. Piensa. Demanda cierta información. Descubre que Carla sigue a su lado. No obstante. Ella ha añadido un nuevo párrafo al guion del drama. con su cuerpo de diosa.

con un gesto natural mil veces acometido antes. una óptica. «Anoche me vine en sueños». un “ahora no. El Building. y a través de la luna reluciente contempla de reversa a los viandantes. Carlo es ahora un onírico potentado.. Hoy dice: 405. Carlo escucha por enésima vez la historia del morocho y su polla de hierro. querido. Buscaba un cambio en su respiración. «¿Y con quién fue esta vez. número 2 55 . Un segundo más tarde.El Descensor Detrás de la puerta seda. Carlo ha abandonado corriendo la oficina. Tan solo le interesa uno. con el comercial de TV por cable. Diez treinta y tres. con el muchacho rubio del Supermarket?. No me lo digas: con el morocho». El morocho brutal e incandescente que se te clava como un electrodo en las entrañas y te arranca el puro placer. Él pregunta interesado. Diez treinta. Carlo se excusa con un recado. El sol broncea las fachadas. Siente el tacto rugoso del cuero entre sus manos. Año 3. Diez cincuenta y cinco. Se detiene ante un escaparate contiguo. Ni siquiera tomó el ascensor. introducir en él varias cuartillas sin firmar y abandonar el laburo para llevar a cabo un par de gestiones que (todos desconocen) se efectuaron la víspera a última hora. los metales. consulta los mensajes en su celular. las pieles. estoy cansada”. Pero ella siempre se dejó hacer. dice hoy durante el desayuno. El preludio implica tomar un grueso portafolios. La avenida es un hervidero de trajes y autos. el de cada martes a la misma hora.. una pregunta soñolienta. Carlo llega jadeando a la puerta del motel. incluso toleró de buen grado el que él la cambiara de postura y lentamente la hiciese suya sin llegar a despertar.

un contundente falo enhiesto. con su glande violáceo y gotitas de fluido pringoso resbalando hacia los costados. Carlo acaba de atravesar el hall con la cabeza bien alta. Su reloj señala las once con un pitido y es entonces. “Click”. Pasillo desierto. Carlo empuja suavemente la hoja de madera y aluminio. Sobre una gran cama sin revolver descubre a su morocho: un guiño de ojo marrón a modo de bienvenida. No Way Out. número 2 . Cuarta planta. cuando por fin vuelve a salir a escena. 56 Año 3. cerciorándose a cada embestida de que se retrae apropiadamente. Al llegar a la tercera puerta de la mano izquierda. Es entonces cuando Big Mouth (Like a rolling stone) dobla la breve escuadra que forma la pared del baño. Pulsa el botón que enmarca el número cuatro y aguarda el zumbido.Detrás de la puerta El Descensor Diez cincuenta y ocho. Carlo descubre una rendija. con las puertas abiertas y el teclado iluminado en azul. El Máster-de-los-Mandados se despoja de su otra vida a lo largo de los escasos tres metros de corredor que lo separan del pie de cama. Suele marearse en el elevador. Diez cincuenta y nueve. y la sonrisa de Carlo que se dilata de rodillas para recibir la puritita medicina… Todo ello detrás de una nueva puerta y les aseguro que esta vez no se tratará de ningún sueño. El ascensor lo espera premonitorio. Acto final. con precisión de opereta germánica. el mecanismo da fe de que están solos. Inspira hondo y manipula varias veces el cuero de su propio portafolios.

Detrás de la puerta puerta cerrada lluvia con qué lengua encontrar los límites oscuros de mi cuerpo si la piel se ha tensado hasta el desequilibrio y no alcanzo ya mi propia sombra me encuentro juntando cadáveres de pájaros muertos en agosto.El Descensor Puerta Cerrada [Fanny Enrigue] Ilustración: Back de Cecilia Johansson. número 2 57 . pero sólo la ausencia la carne y sus venganzas sólo contornos infinitos del deseo de haberme dejado devorar por entero (limo a limo hasta la última fuga) de no ocultar lo frágil al amparo de ceniza ni dejar al verano cuidado en los caminos de la lengua Año 3. certezas prostituyéndose en el burdel más barato.

58 Año 3.Detrás de la puerta cierra mi cuerpo fronteras con la pesadez de una condena. de un olvido sin saber. Mapa poético de México. otro lleve el tiempo la máscara otro se quede contigo” canto a tu oído lleno de rocas las palabras se hunden a la orilla de la cama El Descensor Tomado de Del silencio hacia la luz. número 2 . sin poder callar cómo callar tu voz que se levanta y me dice “estoy cansado.

Aparte de su actividad matinal se pasaba el resto del día tejiendo en el sofá de su dormitorio. Hacíamos la limpieza por la mañana. Almorzábamos al mediodía. vagos y esquivos primos se quedarían con la casa y la echarían al suelo para enriquecerse con el terreno y los ladrillos. el abuelo paterno. Nos habituamos Irene y yo a persistir solos en ella. Entramos en los cuarenta años con la inexpresada idea de que el nuestro. Nos resultaba grato almorzar pensando en la casa profunda y silenciosa y cómo nos bastábamos para mantenerla limpia. simple y silencioso matrimonio de hermanos. yo creo que las mujeres tejen cuando han encontrado en esa labor el gran pretexto para no hacer nada. lo que era una locura pues en esa casa podían vivir ocho personas sin estorbarse. y a eso de las once yo le dejaba a Irene las últimas habitaciones por repasar y me iba a la cocina. A veces llegábamos a creer que era ella la que no nos dejó casarnos. ya no quedaba nada por hacer fuera de unos platos sucios. Irene no era Año 3. o mejor. a mí se me murió María Esther antes que llegáramos a comprometernos.El Descensor Casa Tomada [Julio Cortázar] Ilustración: Divorce de C Glass. siempre puntuales. nosotros mismos la voltearíamos justicieramente antes de que fuese demasiado tarde. Irene rechazó dos pretendientes sin mayor motivo. levantándonos a las siete. número 2 59 . era necesaria clausura de la genealogía asentada por nuestros bisabuelos en nuestra casa. Irene era una chica nacida para no molestar a nadie. Texto tomado de Ciudad Seva Detrás de la puerta Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la más ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos. nuestros padres y toda la infancia. No sé por qué tejía tanto. Nos moriríamos allí algún día.

medias para mí. Un día encontré el cajón de abajo de la cómoda de alcanfor lleno de pañoletas blancas. A veces tejía un chaleco y después lo destejía en un momento porque algo no le agradaba. verdes. Yo aprovechaba esas salidas para dar una vuelta por las librerías y preguntar vanamente si había novedades en literatura francesa. se complacía con los colores y nunca tuve que devolver madejas. El comedor. Pero a Irene solamente la entretenía el tejido. tricotas para el invierno. una sala con gobelinos. apiladas como en una mercería. todos los meses llegaba plata de los campos y el dinero aumentaba. Irene tenía fe en mi gusto. Desde 1939 no llegaba nada valioso a la Argentina. porque yo no tengo importancia. agujas yendo y viniendo y una o dos canastillas en el suelo donde se agitaban constantemente los ovillos. pero cuando un pullover está terminado no se puede repetirlo sin escándalo. Los sábados iba yo al centro a comprarle lana.Detrás de la puerta El Descensor así. No necesitábamos ganarnos la vida. tejía cosas siempre necesarias. la biblioteca y tres dormitorios grandes quedaban en la 60 Año 3. no tuve valor para preguntarle a Irene qué pensaba hacer con ellas. mañanitas y chalecos para ella. Me pregunto qué hubiera hecho Irene sin el tejido. era gracioso ver en la canastilla el montón de lana encrespada resistiéndose a perder su forma de algunas horas. de la casa y de Irene. mostraba una destreza maravillosa y a mí se me iban las horas viéndole las manos como erizos plateados. Uno puede releer un libro. Pero es de la casa que me interesa hablar. lila. Estaban con naftalina. Cómo no acordarme de la distribución de la casa. número 2 . Era hermoso.

Solamente un pasillo con su maciza puerta de roble aislaba esa parte del ala delantera donde había un baño. Cuando la puerta estaba abierta advertía uno que la casa era muy grande. Hay demasiada tierra en el aire. Irene y yo vivíamos siempre en esta parte de la casa. al mismo tiempo o un segundo después. si no. daba la impresión de un departamento de los que se edifican ahora. Lo recordaré siempre con claridad porque fue simple y sin circunstancias inútiles. avanzando por el pasillo se franqueaba la puerta de roble y mas allá empezaba el otro lado de la casa. pero eso lo debe a sus habitantes y no a otra cosa. vuela y se suspende en el aire. y la puerta cancel daba al living. Buenos Aires será una ciudad limpia. da trabajo sacarlo bien con plumero. Irene estaba tejiendo en su dormitorio. al cual comunicaban los dormitorios y el pasillo. y al frente el pasillo que conducía a la parte más retirada. apenas sopla una ráfaga se palpa el polvo en los mármoles de las consolas y entre los rombos de las carpetas de macramé. tenía a los lados las puertas de nuestros dormitorios. pues es increíble cómo se junta tierra en los muebles. apenas para moverse. la cocina. número 2 61 . abría la cancel y pasaba al living. como un volcarse de silla sobre la alfombra o un ahogado susurro de conversación. Se entraba a la casa por un zaguán con mayólica. en el fondo del pasillo que traía desde aquellas piezas hasta la puerta.El Descensor Detrás de la puerta parte más retirada. y daba la vuelta al codo que llevaba a la cocina cuando escuché algo en el comedor o en la biblioteca. El sonido venía impreciso y sordo. un momento después se deposita de nuevo en los muebles y los pianos. o bien se podía girar a la izquierda justamente antes de la puerta y seguir por un pasillo más estrecho que llevaba a la cocina y el baño. casi nunca íbamos más allá de la puerta de roble. nuestros dormitorios y el living central. De manera que uno entraba por el zaguán. También lo oí. Fui por el pasillo hasta enfrentar la entornada puerta de roble. la que mira hacia Rodríguez Peña. Me tiré contra la pared antes de que fuera demasiado Año 3. eran las ocho de la noche y de repente se me ocurrió poner al fuego la pavita del mate. salvo para hacer la limpieza.

Mis libros de literatura francesa. número 2 . por ejemplo. Dejó caer el tejido y me miró con sus graves ojos cansados. Irene pensó en una botella de Hesperidina de muchos años. estaban todos en la biblioteca. felizmente la llave estaba puesta de nuestro lado y además corrí el gran cerrojo para más seguridad. —Entonces —dijo recogiendo las agujas— tendremos que vivir en este lado.Detrás de la puerta tarde. y cuando estuve de vuelta con la bandeja del mate le dije a Irene: —Tuve que cerrar la puerta del pasillo. 62 El Descensor Año 3. Los primeros días nos pareció penoso porque ambos habíamos dejado en la parte tomada muchas cosas que queríamos. calenté la pavita. Yo cebaba el mate con mucho cuidado. pero ella tardó un rato en reanudar su labor. Fui a la cocina. Con frecuencia (pero esto solamente sucedió los primeros días) cerrábamos algún cajón de las cómodas y nos mirábamos con tristeza. a mí me gustaba ese chaleco. la cerré de golpe apoyando el cuerpo. Me acuerdo que me tejía un chaleco gris. Han tomado parte del fondo. —¿Estás seguro? Asentí.

Yo andaba un poco perdido a causa de los libros. número 2 63 . y eso me sirvió para matar el tiempo. Lo pensamos bien. Nunca pude habituarme a esa voz de estatua o papagayo. y se decidió esto: mientras yo preparaba el almuerzo. pero de noche se escuchaba cualquier cosa en la casa. (Cuando Irene soñaba en alta voz yo me desvelaba en seguida. Nuestros dormitorios tenían el living de por medio. Irene decía que mis sueños consistían en grandes sacudones que a veces hacían caer el cobertor. y poco a poco empezábamos a no pensar. La limpieza se simplificó tanto que aun levantándose tardísimo. no daban las once y ya estábamos de brazos cruzados. Estábamos bien. Se puede vivir sin pensar. casi siempre reunidos en el dormitorio de Irene que era más cómodo. Pero también tuvimos ventajas. Nos divertíamos mucho. Irene cocinaría platos para comer fríos de noche. Ahora nos bastaba con la mesa en el dormitorio de Irene y las fuentes de comida fiambre. Nos oíamos Año 3. a las nueve y media por ejemplo. Nos alegramos porque siempre resultaba molesto tener que abandonar los dormitorios al atardecer y ponerse a cocinar. Detrás de la puerta Y era una cosa más de todo lo que habíamos perdido al otro lado de la casa. A veces Irene decía: —Fijate este punto que se me ha ocurrido. voz que viene de los sueños y no de la garganta. ¿No da un dibujo de trébol? Un rato después era yo el que le ponía ante los ojos un cuadradito de papel para que viese el mérito de algún sello de Eupen y Malmédy. Irene se acostumbró a ir conmigo a la cocina y ayudarme a preparar el almuerzo.El Descensor —No está aquí. pero por no afligir a mi hermana me puse a revisar la colección de estampillas de papá. cada uno en sus cosas. Irene estaba contenta porque le quedaba más tiempo para tejer.

nos poníamos a hablar en voz más alta o Irene cantaba canciones de cuna. toser. era maciza. que quedaban tocando la parte tomada. De día eran los rumores domésticos. Aparte de eso todo estaba callado en la casa. La puerta de roble.Detrás de la puerta respirar. el roce metálico de las agujas de tejer. En una cocina hay demasiados ruidos de loza y vidrios para que otros sonidos irrumpan en ella. Muy pocas veces permitíamos allí el silencio. creo haberlo dicho. Desde la puerta del 64 El Descensor Año 3. y antes de acostarnos le dije a Irene que iba hasta la cocina a servirme un vaso de agua. presentíamos el ademán que conduce a la llave del velador. hasta pisábamos despacio para no molestarnos. Yo creo que era por eso que de noche. me desvelaba en seguida.) Es casi repetir lo mismo salvo las consecuencias. los mutuos y frecuentes insomnios. cuando Irene empezaba a soñar en alta voz. En la cocina y el baño. entonces la casa se ponía callada y a media luz. De noche siento sed. número 2 . pero cuando tornábamos a los dormitorios y al living. un crujido al pasar las hojas del álbum filatélico.

El Descensor

Detrás de la puerta

dormitorio (ella tejía) oí ruido en la cocina; tal vez en la cocina o tal vez en el baño porque el codo del pasillo apagaba el sonido. A Irene le llamó la atención mi brusca manera de detenerme, y vino a mi lado sin decir palabra. Nos quedamos escuchando los ruidos, notando claramente que eran de este lado de la puerta de roble, en la cocina y el baño, o en el pasillo mismo donde empezaba el codo casi al lado nuestro. No nos miramos siquiera. Apreté el brazo de Irene y la hice correr conmigo hasta la puerta cancel, sin volvernos hacia atrás. Los ruidos se oían más fuerte pero siempre sordos, a espaldas nuestras. Cerré de un golpe el cancel y nos quedamos en el zaguán. Ahora no se oía nada. —Han tomado esta parte —dijo Irene. El tejido le colgaba de las manos y las hebras iban hasta la cancel y se perdían debajo. Cuando vio que los ovillos habían quedado del otro lado, soltó el tejido sin mirarlo. —¿Tuviste tiempo de traer alguna cosa? —le pregunté inútilmente. —No, nada. Estábamos con lo puesto. Me acordé de los quince mil pesos en el armario de mi dormitorio. Ya era tarde ahora. Como me quedaba el reloj pulsera, vi que eran las once de la noche. Rodeé con mi brazo la cintura de Irene (yo creo que ella estaba llorando) y salimos así a la calle. Antes de alejarnos tuve lástima, cerré bien la puerta de entrada y tiré la llave a la alcantarilla. No fuese que a algún pobre diablo se le ocurriera robar y se metiera en la casa, a esa hora y con la casa tomada.

Año 3, número 2

65

Detrás de la puerta
Colaboradores
Alfredo Araújo Santoyo
Colombia. Nacido en 1972 en Bogotá. Pintor, escultor y docente. Ha realizado estudios de cerámica, dibujo y pintura en los talleres de Alicia Tafurt y Pilar Santoyo, y cursado estudios superiores en Pintura, Escultura y Cerámica en la Real Academia de las Bellas Artes de Bruselas, Bélgica, con especialización en Disección Anatómica en el Höspital Erasme, U.L.B., de la misma ciudad. Ha expuesto tanto individual como colectivamente en las ciudades más importantes de su país natal, entre ellas Bogotá, Cartagena y Medellín, así como en Bruselas, Gante, París, Hamburgo, Miami, Santo Domingo, por citar sólo algunas. Participó como ilustrador en los números 8 y 9 de la revista Común (1993) y en el libro Antología Escencial, Amparo Osorio (1998, Ed. Común Presencia), su obra fue antologada en el libro Neorrealismo Contemporáneo Colombiano (200, Art Editions Ltda. – George Nader Latin American Art) y recopilada en el libro Araújo Santoyo y la Pintura al Desnudo (2004, Ediciones y representaciones Fábula). Mantiene el blog Araújo Santoyo y dirige el espacio cultural Chidaram. 66

El Descensor
Amanda Fuentealba
Chile. Nacida el año 1995 en Santiago de Chile, Amanda Fuentealba Hernández es una joven con clara conciencia social, animalista y ecológica. Ha colaborado en Revista Ajayu, con el ensayo Los medios de comunicación y el conflicto mapuche, y con la fotografía en la portada del libro Ficciones detrás del espejo. Actualmente publica, en su cuenta de Flickr, fotografías donde puede reflejarse su compromiso con una sociedad más igualitaria.

Ana M. Gutiérrez
México. Contadora cuentacuentos bajacaliforniana que reside en Tecate. Se inició temprano en la lectura y tarde —porque se le da bien eso del destiempo— en la escritura de prosa poética principalmente. Aprecia el humor negro y opina que es una cualidad especial en las personas. Le encantan los cuentos de finales infelices. Sus favoritos son los escritores latinoamericanos, aunque ha husmeado en uno que otro europeo principalmente en narrativa y novela. Adicta a la luna y a todo lo que tenga que ver con el desierto. Publicó alguna vez y aunque se acuerda donde, apenas la conocen en su casa. Escribe desde marzo del 2004 en 7DuendeS y esta es la primera vez en un proyecto colectivo. Año 3, número 2

El Descensor
Anna M. Calero
España. Nacida en 1966, cerquita de Barcelona que ha sido cuna y es cama de tantas de sus emociones. Su gran referencia, su hijo, y más, su familia, y ¿cómo no?, sus amigos, eso es con lo que dice contar, que no es poco. Y su motivo, vivir la expresión artística en cualquiera de sus formas, atrapar en un lienzo o en las palabras de unas hojas todo lo que la rodea, poquito a poco, sin correr más de lo estrictamente necesario. No pone fechas a sus cuadros, tampoco en sus páginas porque entiende que forman parte de un proceso de aprendizaje que justo acaba de empezar. Mantiene el blog Mi caballo de fuego.

Detrás de la puerta
diseñar la portada. Se le puede encontrar en su página Diez punto cinco publicidad y su blog personal En mi opinión.

Cecilia Johansson
Suecia. http://www.sxc.hu/profile/cillenj

Dran
Toulouse, Francia. Artista urbano e ilustrador. http://retroactif.free.fr/dran/

Edward Hopper
Estados Unidos. (Nyack, 1882 - Nueva York, 1967). Pintor impresionista y realista, integrante del Grupo de los Ocho, de la escuela Ashcan del Nuevo Realismo Americano. Es reconocido por sus cuadros que retratan la soledad en la vida cotidiana estadounidense. Realizó estudios en la Escuela de Artes de Nueva York, pero encontró en sus viajes a Europa, entre 1906 y 1910, sus principales influencias tanto de estilo como de temática, adaptándolos a su estilo definitivo a su regreso a Estados Unidos, de éste período abundan en su obra imágenes urbanas y paisajes. Entre 1915 y 1923 abandona la pintura para dedicarse al grabado, principalmente, obteniendo
67

C Glass
Estados Unidos. http://www.sxc.hu/profile/MissCGlass

Carlos Alberto Olague Alcalá
México. Publicista, director general de una agencia BTL. Nacido en la ciudad de México, pero radicado en Zacatecas. Se dice candidato a portador de la vela perpetua, aunque la vela perpetua no está muy de acuerdo. También es monero, y la mayor parte del tiempo no sabe qué hace aquí además de
Año 3, número 2

impresos o electrónicos. la patrología. Escritor zacatecano que nació en Aguascalientes y vive en Tamaulipas. Nació en Guadalajara. 2007) y Prácticas de crueldad para el verano (Ed. 68 Francisco Arriaga México.org. 2012). se trasladó a Davos. El Viaje. la historiografía. Jalisco. que le convirtieron en un referente para los pintores realistas de su época. Badajoz.Frauenkirch Suiza. Ha participado en encuentros de poesía nacionales y extranjeros y publicado en diversas revistas y antologías. Ernst Ludwig Kirchner Alemania. Suiza. que tuvo que abandonar tras una severa crisis nerviosa. Gloria Galán Marín España. Estudió la Licenciatura en Filosofía en la Universidad de Guadalajara. Es Ingeniera Industrial y profesora de Ingeniería Mecánica en la Universidad Año 3. Estudió arquitectura en Dresde y pintura en la Escuela de Bellas Artes de Múnich. dedicándose al paisajismo. que también le hace a la música.org. La pintura utilizada en esta edición se obtuvo del sitio Wikipaintings. El Museo Kirchner de Davos posee la mayor colección de su obra. se interesó en reflejar la vida agitada de la ciudad.. principalmente la prostitución callejera. y en sus ratos libres ha escrito para algún periódico zacatecano. número 2 . pero ya el lector verá qué va descubriendo en sus propias palabras. formó parte del grupo de estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Dresde que fundaron el grupo expresionista Die Brücke (El Puente) en 1905. 1880 . Se le puede encontrar en Qvod ago. donde continuó su obra con mayor tranquilidad. La pintura utilizada en este número se obtuvo de Wikipaintings. 1968. En 1937 el gobierno nazi destruyó gran parte de su obra por considerarla arte degenerado. (Aschaffenburg. Está por concluir el Doctorado en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. Paraíso Perdido/Santa María Juana Ed. En 1914 se enroló como voluntario en el ejército. Pintor e impresor. Coleccionista de libros. 1938). radicado en Berlín. Es autora de dos libros de poesía: Sucesión de la sombra (Ed.Detrás de la puerta numerosos premios y reconocimientos. Dada su situación mental. En los años previos a la Primera Guerra Mundial. lo que empeoró su estado emocional y le llevó al suicidio. El Descensor Fanny Enrigue México.

2008) y Ya de otoño (El Trapecio Oscilante. 1986 y El Trapecio Oscilante. Ya no. a intentar escribir poemas que publica en el blog Voz de Tiza y allá dónde sean acogidos. confiesa que “en medio de miles de tareas. nació en Oviedo en 1976. de trovador mudo. Guitarra de arena (El Trapecio Oscilante. aunque no conserva recuerdos de aquel momento. En los últimos años ha dedicado todo su esfuerzo a la recuperación y difusión de la memoria histórica republicana. Mantiene.El Descensor de Extremadura. al instituto y a la universidad. 69 Javi Larrauri España. número 2 . 1947. Promotor cultural incansable. 1996). 1998). Meditación en cuatro tiempos (Universidad Autónoma de Zacatecas. Según le han dicho. Desde entonces no olvida que reside en Madrid. se fue metiendo cada vez más en el mundo de la pintura. Iván Rafael España. Jesús Flores Olague México. Detrás de la puerta Marcos con M de Memoria (Homenaje a Marcos Ana). se crió entre su ciudad natal y Cádiz. el blog Iniciación a perderse. 2003). 2011). Cenizas del alba (El Trapecio Oscilante. y a las reivindicaciones del colectivo LGTB. Ha ido al colegio. donde reside gran parte de su familia. Bosquejo del viento (El Trapecio Oscilante. Ha ejercido también labores periodísticas y docentes. 1995). entre otras cosas. Buril de fuego (El Trapecio Oscilante. Empezó a pintar de manera autodidacta y. 1971) Artista plástico de raices andaluzas. A partir de ahí. Mujeres Republicanas. (Madrid. La Luz de Aquella Tierra (Mujeres Republicanas en el Exilio). 1991 y El Trapecio Oscilante. En la actualidad se dedica. de tahúr a destiempo” y ha logrado saber en algunos instantes precisos e irrepetibles el “santo y seña de la vida”. al alimón con Juan Medina. oficios y disfraces” ha podido desplegar algunas veces sus “dotes de saltimbanqui en el retiro. Su trabajo puede ser apreciado en su sitio web. Su obra ha evolucionado desde la búsqueda del arte en sí mismo hasta su concepción como instrumento social. con exposiciones entre las que se cuentan Año 3. tras un fugaz paso por un taller. Zacatecas. poco a poco. Se le puede encontrar en su página web. 1996). Doctor en filosofía e historia es actualmente director del proyecto Historia de Zacatecas. emprendió su carrera por su cuenta. Cuenta en su haber con siete poemarios publicados: Péndulo y esfera (Grapher. Testigos de un Tiempo Maldito y Memoria del Exilio.

Sus publicaciones incluyen Exilio. Realizó estudios de Letras en la Facultad de 70 . FEDRA y EL ALBA. cables y bits. Ha colaborado como columnista invitado sobre temas diversos en El Diario NTR. prefiere las ciudades coloniales a las playas y las corridas de toros a las peleas de gallos. por Revista Literaria ALDABA (Sevilla. El Descensor Humanidades en Montevideo y en la Universidad Complutense de Madrid. Subordinada Circunstancial y El Perfume. y tiene el gran problema de que todo lo demás se le olvida si tiene un aparato de TV frente a él. le gusta casi toda la música. Historias Desde Muy Lejos. y en narrativa hiperbreve con Crecer. escribe por afición y pudo ser médico pero siente repulsión hacia las heridas. José Luis de la Fuente España. Coordina la revista virtual literaria El Descensor. Montevideo. (Montevideo. aunque esté apagado. Ha sido galardonada con dos premios literarios. Minibichario. breves. donde obtuvo el DEA en Historia Antigua. Revista Digital MiNatura (España. en el 2003. 1978). en España. Puede ser encontrado en Lo que es no tener que hacer y Digo. Enero 2012) y La Casa Vacía de Lilja Torr. Ingeniero en Sistemas Computacionales nacido en la Ciudad de México. Revista Literaria Alvaeno (Febrero 2012). Abril 2012). Certamen de Relatos Hiperbreves de la Editorial Acumán. y casi toda la lectura. el libro de los seres no imaginarios (Ficticia. en especial la trova. principalmente la de escritores latinoamericanos. Guionista y escritora. MARTÍN FIERRO ¿cuarto gaucho oriental? (Cuadernos de Marcha) y Relatos de la Creación en el Cristianismo Antiguo: El Papel Asignado a la Mujer (Colección Avances de Investigación FHCE. 2012). y 22 Mujeres (Irrupciones Grupo Editor. de Año 3. Informático de profesión y cuentero de afición. de fácil lectura. periódico de circulación local. es zacatecano por todas las leyes. yo nada más digo. 2011). 1999. Le gusta escribir cuentos directos. Los cuentos son su salvavidas ante la tormenta diaria de máquinas. 2012) y Alebrije de palabras: Escritores mexicanos en breve (en prensa). número 2 Jimena Antoniello Uruguay. en Revista VERBALINA/AContrapalabra (Diciembre 2011). en la Revista Otro Cielo. en poesía con Modo Indicativo. Premio Félix Francisco Casanova. y algunos de sus minirrelatos han sido incluidos en la Primera Antología Triple C (Macedonia. Noviembre 2011) y el poema DESEO.Detrás de la puerta Jesús Humberto Olague Alcalá México.

Microrrelatario de Ficticia (2012) y Las metamorfosis de Diana / Fábulas y otras historias para leer en el naufragio (en prensa). Argentina. (Julio Florencio Cortázar Descotte. Ixelles. José Manuel Ortiz Soto México. en la actualidad. Alberto Chimal. Nacido en Jerécuaro. 1969. No sabe hacerlo de otra forma pero promete mejorar con el tiempo —de mayor quiere ser cuentero—.París. el libro de los seres no imaginarios (Ficticia. Escritor argentino nacido en Bélgica. Iniciación a perderse. 26 de agosto de 1914 . Inició estudios de Filosofía. Cuervos para tus ojos (minificción). así que le gusta pensar que con sus cuentos. pero los dejó para dedicarse a la docencia. Detrás de la puerta Ficticia. lo que le llevó a radicar 71 . Ha publicado los libros Réplica de viaje. Doctor en Economía y. Participa en la web con los blogs Ángeles de barro (poesía). Un pingüino rojo (narrativa y poesía para niños) y Médicos mexicanos por la cultura y el arte. Ha tomado talleres de creación literaria con Agustín Cadena. es capaz de sorprender al menos durante un segundo al lector ocasional y contribuir con su granito de arena a que continúe vivo. Guanajuato en 1965. Badajoz. Ángeles de barro (2010). Marco Fonz y en Taller de minificciones de Año 3. 12 de febrero de 1984). de asombro.El Descensor literatura llana y sin preciosismos. Juan Medina España. También ha colaborado en diversas revistas de creación como Palabras malditas. Groenlandia. Ha coordinado las antologías de minificción mexicana Minibichario. que mantiene al alimón con Gloria Galán Marín. Vivió desde los cuatro años en Mendoza. Cienfictimínimos. Tiene cuentos publicados en Los cuentos y administra la página Desde el otero. Es miembro del comité editorial de la revista Internacional Microcuentista y creador-coordinador de la Antología virtual de minificción mexicana. nacionalizado francés. Y lo confiesa totalmente arrepentido. A contrapalabra y Margen cero. Se le puede encontrar en su casual reader blog Iniciación a perderse. poemario (2006). profesor de Teoría Económica en la Universidad de Extremadura. número 2 Julio Cortázar Francia. Ha publicado un libro de poesía. de fascinación… está muerto y no se ha dado ni cuenta”. Médico con especialización en pediatría médica y subespecialidad en cirugía pediátrica. Un antiguo profesor una vez le dijo: “cuando alguien pierde toda capacidad de sorpresa. 2012) y Alebrije de palabras: Escritores mexicanos en breve (en prensa).

que transita entre lo real y lo fantástico. 1946).sxc. Rayuela (novela). Obtiene título como traductor público. la circularidad y atemporalidad de su narrativa. algunas de las cuales fueron musicalizadas por él mismo. su pintura se caracteriza por el uso de formas simples y escenas oscuras. La imagen utilizada en esta edición fue tomada de Wikipaintings. K*RLOS Naranjo Picone México. Fallece a causa de leucemia a la edad de sesenta y nueve años. las cuales salgan rápida e intensamente por medio de la pluma 72 Año 3. Es considerado uno de los principales escritores latinoamericanos de la segunda mitad del siglo pasado y uno de los autores más innovadores de su época por la complejidad de sus personajes. El hecho de poder mantener cercanía con las diversas formas de arte es para él una forma de poder descargar su alma y sus más profundos sentimientos positivos y negativos y lograr sentirse como una persona completa y feliz. Fantomas contra los vampiros multinacionales (cómic) y Los autonautas de la cosmopista (crónica de viaje. aunque una parte de su obra ha sido llevada a la pantalla grande. Nació un 30 de Abril en la ciudad capital del estado de San Luis Potosí. Luego de su regreso a Argentina tiene su única incursión en guión cinematográfico. Bestiario (cuentos). Desde el inicio de su adolescencia comenzó a sentir la inspiración y la habilidad para escribir versos los cuales pudieron empezar a conformar sus primeras creaciones en forma de poemas. su esposa).hu/profile/kasiakay Léon Spilliaert Bélgica. Pameos y meopas (poesía). Enfermizo y solitario. kasiakay Polonia.org. escritos reflexivos y también muchas canciones. 1881 – Bruselas. (Ostend. con personajes misteriosos y melancólicos. Artista gráfico y pintor simbolista y expresionista de formación autodidacta. donde radicará los últimos años de su vida y obtendrá la nacionalidad francesa. http://www. Entre su vasta producción literaria se pueden destacar los libros Historias de cronopios y de famas (mixto). Joven psicólogo de profesión y un poeta inspirado por la determinación de externar sentimientos y emociones. en coautoría con Carol Dunlop. número 2 .Detrás de la puerta por un tiempo en Bolivia. El Descensor con que las ha de escribir. lo que le llevará a París.

Publica sus microficciones en su blog Me podés leer acá. Es Técnico en Tiempo Libre y Recreación y estudiante de Psicología. QVADERNS de POESÍA (2005). Antología “V Encuentro Internacional comunitario de Escritores” (2009) Parque Mapocho (2008). Ensayo sobre las voces chilenas del suicidio (2008) Buenos Aires: Editorial Dunken. Kathartes. También han publicado sus textos diversos sitios web. Como escritor. Caleta Olivia.El Descensor Leonardo Dolengiewich Argentina. Asimismo. número 2 . El cóndor que soñó con encontrarse a sí mismo (2012) Santiago: Editorial Forja. Homenaje a Edgar Allan Poe. dedicada a la literatura fantástica. Microrrelatos reunidos y La ficción en el umbral: narrativa mendocina contemporánea. se dedica a la narrativa de ficción. Participó en proyecto de investigación La importancia de la narración en la enseñanza de la literatura y de la historia en la formación docente en UNPA. Algunas de sus microficciones han sido publicadas en los libros Horizontes de la brevedad en el mundo iberoamericano. publicó textos de su autoría la revista peruana Umbral. con distinción de Sociedad Argentina de Escritores (SADE-San Juan). Internacional Microcuentista. 1971) Licenciada en Educación y Profesora de Castellano (UMCE). que creyó que todas esas poesías que le dedicaba con el alma. I Antología Triple-C. Antología CD Inéditos (2005). Nació en 1986 en Mendoza. Detrás de la puerta (UNED). Ha publicado La Carta Póstuma. abogada madrileña de profesión que no de ejercicio. animada por el incansable apoyo de su pareja. La Voz de la Palabra (2008). Letras Argentinas de Hoy II (2005). entre los que se destacan Ficción Mínima. Lectora empedernida y bailarina frustrada. Mayte Herráiz España. Empezó en este universo de la escritura por casualidad. Estudió Psicología Año 3. Ha participado en Antologías. En repetidas ocasiones formó parte del espacio de microficción en la Feria del Libro de la Provincia de Mendoza y en 2011 participó en las IV Jornadas Nacionales de Minificción. Ficciones detrás del espejo (2011) Ilustre Municipalidad de La Serena: Premio Fondo Editorial Manuel Concha 2010 y. donde aún vive. Letras de Chile y Ficciones Argentinas (autores argentinos traducidos a otros idiomas). Siempre pensó hacer suyo un bonito refrán: una vida no está completa hasta que se planta un árbol. 200 microrrelatos de terror ArtGerust. se tiene un 73 Lilia Hernández Vergara Chile. (Santiago. Nueva Literatura Argentina (2006). como: Plata de Luna (2011). eran buenas.

(Patokata) vive en Montevideo. ahora va a por el tercero y considera que este mundo de los cuentos es un buen principio. pero cuando éstos llegan los traga con un gran vaso de las sonrisas de sus hijos. en Año 3. Revista Digital miNatura de lo Breve y lo Fantástico. Ha colaborado en revistas literarias de la red de distintas partes del mundo. De vez en cuando también le ha tocado en el reparto algún caramelo amargo. deliciosos momentos que ha degustado con fruición. En el último año su cuento breve Fuego ha sido publicado en el manual escolar Lengua. Dos de estos tres objetivos ha cumplido ya. profesión que nunca ejerció. Olivera Uruguay. Narradora. número 2 Patricia K. Ha participado en los libros Aquella otra Navidad e Historias de portería de La Esfera Cultural. Mantiene el blog Un libro es un jardín de bolsillo. Administra los blogs Mis Musas Locas y Musas Cuenteras y participa en *Eros Textual*. Pasión de Navidad del Club de las Escritoras.Detrás de la puerta hijo y se escribe un libro. Me Desordenas. Algunos de sus cuentos han sido premiados tanto a nivel provincial como nacional. Paloma Hidalgo Díez España. Olivera o Patricia O. Los pinceles son una prolongación de sus sentimientos y las palabras que escribe le ayudan a ser la mejor versión de sí misma cada día. Obtuvo el título de Contadora Pública en la Universidad Nacional de Córdoba. Revista Literaria Palabras y La Pluma Afilada con la columna Desvaríos 74 . Patricia K. Buscó entre probetas una profesión que nunca ha ejercido. Tiene publicado el libro de cuentos breves El manuscrito edición de autor. y su nanorrelato Reanimación. Reside en Alcalá de Henares. Posee trabajos publicados en periódicos. Coordina talleres literarios desde 2002 y a partir del 2005 en el Centro de Jubilados de SADOP (Sindicato Argentino de Docentes Privados). revistas culturales y antologías de cuentos. Prácticas del Lenguaje 6 (Editorial Kapelusz Norma). y encontró en las letras el equilibrio ansiado. nació y vive en Córdoba. El Descensor de Musas. 2001. soporte papel y digital. Colabora en Revista El Descensor. y en las antologías poéticas Yo soy mujer del Movimiento Mujeres Poetas Internacional y Primera Antología de Encuentros Literarios Internacional ELILUC. A ella la vida le ha regalado muchos sorbetes de fresa. Amor. Patricia Nasello Argentina. tenaz y luchadora por la galopada de la vida. antología del concurso Karma Sensual 8.

Estados Unidos. (Münchenbuchsee. la acuarela y la tinta. donde falleció siete años después.sxc. Patryk Buchcik Walnut Creek. desarrollador. con Paul Sérusier. Estudió arte en los talleres de Heinrich Knirr y Franz von Stuck y en la Academia de Bellas Artes de Múnich. Impartió clases en la Escuela de la Bauhaus y en la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf hasta el año de 1933 en que su obra fue catalogada por el gobierno nazi como arte degenerado y tuvo que exiliarse en Suiza. siguió estudios de pintura en la Academia Julian y en la Escuela de Bellas Artes de París. ilustrador y publicista. influido por Paul Gauguin y el japonismo. La pintura utilizada en este número se obtuvo de Wikipaintings. Paul Klee Suiza. http://www. Inició estudios de arquitectura pero se inclinó por la pintura tras asistir a una exposición de pinturas de Monet. Trabajó con diversos materiales. como el óleo. cursó estudios de Derecho en la Universidad de París pero.Muralto. número 2 . Pintor de nacionalidad alemana. Durante sus primeros años de producción. (París.org. 1940). 1863 . de la técnica puntillista. entre las que destaca el libro De Eugène Delacroix al Neoimpresionismo (1899).1935). Su obra se caracteriza por retratar principalmente escenas marineras.hu/profile/patrykb Pierre Bonnard Francia. Pintor neoimpresionista. que expuso con gran éxito en los Estados Unidos en 1924. el surrealismo y la abstracción. 1947). expuso con ellos en diferentes ciudades alemanas. California. Publica textos propios en el blog Patricia Nasello microrrelatos y cuentos de escritores cordobeses en Narrar en Córdoba.Le Cannet. con Georges Seurat. dejó obras importantes. Pintor. Como teórico del arte.El Descensor el libro Teatro X la Identidad (Ministerio de Educación de la Nación Argentina). (Fontenay-aux-Roses. luego de decidir dedicarse a las artes. 1879 . combinándolos a menudo en una misma obra. y formó parte de la agrupación Die Blaue Vier (Los Cuatro Azules).org. se inclina por el simbolismo y 75 Año 3. La pintura utilizada en este número se obtuvo de Wikipaintings. 1867 . cuyo estilo varía entre el expresionismo. Sin pertenecer a la asociación de artistas expresionistas Der Blaue Reiter (El Jinete Azul). Detrás de la puerta Paul Signac Francia. Fundó el grupo postimpresionista Les Nabis.

así como en los Estados Unidos. Expone. Su estilo fue denominado como intimista. Alemania e Inglaterra. Despacho de Letras. René Magritte Bélgica. en innumerables ocasiones en las principales ciudades francesas y de otros países europeos. Es autor de diversos libros narrativos y piezas de microficción que van apareciendo aquí y allá. Holanda. En 1927 se establece en París. Miró y Dalí. Bélgica. en sus primeras obras siguió la línea impresionista con influencias cubistas y futuristas. por sus escenas cotidianas de figuras femeninas en espacios interiores. como Italia. Cursó estudios en la Academia de Bellas Artes de Bruselas entre los años de 1916 y 1918. es uno de los principales exponentes del Realismo Mágico. Ya en Bélgica. número 2 . al lado de Breton. España. 1967). entre otros. 1970) Se formó como Urbanista y ejerció hasta darse cuenta de que había otro modo mejor de construir la realidad. http://www.org. pero fue en 1926 que. aunque se mostró siempre independiente al movimiento.Bruselas. entre ellas Nueva York. (Gorliz.sxc. en las que su esposa Martha es su principal modelo. Ramón Zarragoitia España. comenzaría a pintar con su singular estilo. tanto individual como colectivamente. Mantiene el blog literario SCRIPTUM. pinta por encargo una gran cantidad de murales en diferentes ciudades de aquel país. Su obra fue expuesta con frecuencia en París. La pintura utilizada en éste número fue tomada de The MoMA Collection. (Lessines. integrándose al movimiento surrealista parisino. Bruselas. Róterdam y en diversas ciudades de los Estados Unidos. cuatro años después de su primer encuentro con la obra de Giorgio de Chirico e influenciado por ésta. llegando a ser considerado “el más japonés de los pintores franceses”. Vizcaya. La pintura usada en éste número fue tomada de Wikipaintings. Pintor surrealista reconocido por el ingenio característico de 76 Roberto V Bolivia. donde se establecerá definitivamente hasta su muerte. Ginebra. Acaba de publicar la nouvelle Me miro al espejo… y me gusta lo que veo con la editorial Groenlandia. 1898 . El Descensor sus imágenes que invitan al espectador a sensibilizarse con su entorno.hu/profile/robertovm Año 3.Detrás de la puerta el naturalismo. En 1930 regresa a Bruselas. Dallas y Houston.

Su camino es el espejo conmutable donde asfalto es la memoria. Sus pinturas aparecieron durante muchos años en las portadas de la colección de ciencia ficción “Pocket”. ya de piedra o emergiendo. Su trabajo. es utilizado con frecuencia en carteles de cine.1968). cursó estudios en la Facultad de Bellas Artes de Varsovia (1956 . incluyendo lo suyo.sxc. en discos y otros medios. Croacia. todo lo que lee le parece imperfecto. Mantiene el blog Absolut Azul. así como en titulares de eventos prestigiados como el Festival de Cannes. para seguir sin hacer nada ya sin prisas. número 2 . escribe para divertirse. http://www. Su trabajo se puede encontrar en su blog Poex-peri-mental y sus páginas en tumblr e instagram.hu/profile/lusi Sender Eleven México. poesía y enlaza proyectos literarios a proyectos fotográficos. 77 Ruy de Bon México. una serie de exposiciones retrospectivas. Wojtek Siudmak Polonia. teatro y museos. (Wieluń. Nació hace más de cuarenta años en el lugar donde la serpiente devoro al águila. el Festival de Marais. Sanja Gjenero Zagreb. Colabora con galerías de arte y casas editoriales. Es eterno pasajero. L. trabaja de anónimo en el gobierno. Es considerado uno de los principales representantes del realismo fantástico. entre otros. Escribe cuento. Ha presentado por más de 25 años en las principales ciudades de Europa y otros países. Duerme en la ciudad de Aguascalientes. difundido mundialmente. 1942). Cada rastro en el camino le define o extravía. basadas en su amplia gama de investigaciones. Borges. el Festival Internacional de Cine de Montreal. el Festival Internacional de Fantasía y Ciencia Ficción de París. Es admirador de la vida y la Año 3. Su obra se puede encontrar en su página web. Artista plástico. Sueña con ganarse el Melate e irse a vivir a Manhattan.1961) y la Academia de Bellas Artes de París (1967 . Detrás de la puerta obra J.El Descensor Rosario Loperena México. cada eco le renueva. Procura la poesía y el microrrelato en Bajorrelieves. No sabe usar los acentos y abusa de las comas. Estudió Escritura Creativa de la Universidad del Claustro de Sor Juana y colabora para diversas publicaciones eléctronicas e impresas.

tiras y otros contenidos pertenecen y quedan reservados a sus autores. si su uso infringe algún derecho de uso. sea cual sea su naturaleza. tipografías. No puede alterar. No puede utilizarla para fines comerciales. previa notificación por escrito a descensor@gmail. tales como colores. imágenes fotográficas. la cual establece que: Usted puede copiar. .0 de una licencia Creative Commons. ilustraciones. distribuir y comunicar públicamente la obra.  No comercial.com. bajo las condiciones siguientes:  Atribución. Debe reconocer los créditos de la manera especificada por el autor o el licenciador (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o apoyan el uso que hace de ella).Derechos de uso El descensor y todo su contenido original.No Derivadas 3. gráficos y otros. La propiedad intelectual y los derechos sobre todos los elementos del diseño. Los de textos.  Sin obras derivadas. favor de notificarlo enviando un correo electrónico a descensor@gmail. pertenecen a El descensor. transformar o generar una obra derivada a partir de esta. están protegidos bajo los términos Atribución . salvo aquellas que sean consideradas como del Dominio Público por las leyes de Derechos de Autor aplicables.No comercial .com.

com/ElDescensor Facebook: http://www.com .com/ElDescensor Twitter: http://twitter.facebook.com/ElDescensor Google+: http://gplus.El descensor Textos para leerse de izquierda a derecha y de arriba abajo Sitio web: http://tinyurl.to/RevistaElDescensor Correo electrónico: descensor@gmail.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful