1

Título: Las Principales Leyendas, Mitos, Historias y Cuentos de Chile Este libro ha sido elaborado en base a los contenidos de artículos encontrados en el Internet. Por tratarse de narraciones de la memoria popular que se han pasado oralmente de generación en generación y de diseños y fotos accesibles libremente en el Internet, se considerará que todos los textos y las ilustraciones incluidas en esta antología pertenecen al dominio público. La antología contiene una serie de textos que contengan una referencia al autor original. Cada vez que usted cita uno de dichos artículos, le pide citar la fuente o consultar con el autor o propietario. Si usted tiene conocimiento de un propietario de derechos de autor que no he identificado o acreditado, o si alguien cree poder afirmar derechos personales con respecto a un de los textos o imágenes incluidos en el presente libro, le pide ponerse en contacto conmigo en: Dean_Amory@hotmail.com e indicarme cómo solucionar la disputa.

Recopilado por: Dean Amory Dean_Amory@hotmail.com Editorial: Edgard Adriaens, Bélgica eddyadriaens@yahoo.com ISBN: 978-1-291-41110-2 © Copyright 2013, Edgard Adriaens, Bélgica - Todos los derechos reservados.

2

Las Principales Leyendas, Mitos, Historias y Cuentos de Chile

Recopilado por: Dean Amory

3

Index
La Importancia de Leyendas y Mitos El Caleuche La Cascada El Velo de la Novia El Invunche La Voladora La Leyenda del Sacerdote sin cabeza El Trauco La Fiora (también llamada: Fiura) La Condená La Pincoya La piedra feliz La Tradición del Diluvio: Ten-Ten y Cay-Cay La Virgen de los Hielos Los Payachatas El Tesoro del Inca la Cadena del Inca El Tesoro de la Marquesa Licán Ray La Pachamama Pichi Juan La Cueva De San Julián La Cueva del Chivato La Cueva de Salamanca La Cueva de Casuto El encanto de La Campana La Doncella Del Valle Del Encanto El Diablo En Tamaya El Tue Tue – El Chon Chon Las Animitas Animita del Indio Desconocido Animita de Elvirita Guillén El Alicanto El zorro colorado El Mal De Ojo Las Aventuras de Chalwa y Curiñancu L a L ol a El Padre de Camiña El cerro de la Mano Negra La Música de las Montañas
4

Los socavones de Pica Mamiña Manquian Por qué el Tacora se apagó Un pueblo de indios La Leyenda de Malloa Huatacondo La Tirana El mate de piedra El cerro La Torre La procesión del Cerro La Rajadura de Manquehua La desaparición de la ciudad de La Serena Juan Soldado La Princesa y El Toro Leyenda calle Maipú La llorona La Pucullén La Calchona La Viuda La viuda de negro La viuda santiagueña La Viuda de la recta en automóvil. Leyenda del Molino El Cachuo Las Argollas de la Virgen La piedra de la Rengifo La carroza de Aculeo El viejo del saco El hombre chancho El pacto del fundo “La Cartón” Los túneles de Santa Rita La Creación de Chile La Rubia El Trehuaco o Perro Negro El Yastay Cómo nació el Aku-Aku La leyenda de los Aku-Aku. El Pije El Empapado Huesos en el desierto Las Vegas del Flaco Pampa Union
5

Carmen de la Oficina Pampa Union El Pillán Isla Aillaquillén en el lago Villarrica La ciudad del lago Huechulafoquén El lago Lolog El roto que engañó al diablo El duende Pedro El Chupacabras El Caballo marino chilote Aves de mal agüero El Tempilcahue El Piuchén El Millalobo Domo y Lituche La religión Mapuche El sacrificio que apagó al Lanín La Leyenda del Lanín La matanza de Forrahue La leyenda del fuego Puelche y ola blanca El Ruende El Coñipoñi El Camahueto El Basilisco El Colo Colo El Cuchivilu La Sirena El Chincol El Picaflor El Siete Colores El Tesoro de la Bahía de la Herradura La Añañuca Cariño Botado Yincihuahua Los Onas y la Luna La Huechula La leyenda del Calafate El Furufuhé Inti, el dios del Sol Cuando los moais caminaban Uoke Habschi
6

Make – Make Aku-Aku, el secreto de los diablos Isla de Pascua LA CORPORACIÓN DE DESARROLLO LOCAL RAYEN MAHUIDA La verdadera historia de Lautaro

7

Las Principales Leyendas, Mitos, Historias y Cuentos de Chile

Aquí podrás conocer las clásicas historias que son parte de nuestra cultura popular y que son el reflejo de la idiosincrasia de Chile. Los mitos y leyendas constituyen un relato que brinda un sello de identidad a las tan diversas costumbres y tradiciones que se reparten en las múltiples regiones de nuestra variada geografía.

La Importancia de Leyendas y Mitos Los mitos son las explicaciones que los hombres primitivos dieron a los fenómenos de la naturaleza cuyas causas no podían dilucidar. De esta forma, los sucesos del entorno encontraron sus orígenes en personajes divinos, sobrehumanos y como resultado de poderes buenos o malos. Según Oreste Plath, acucioso investigador de las tradiciones populares chilenas, “el mito entrega el conocimiento de la vida del hombre antiguo y la interpretación de sus pensamientos y acciones. Es una clave que pasa a ser el auxilio a muchas disciplinas humanísticas y científicas que exploran el origen, el ambiente y el quehacer natural e intelectual del hombre”. “Las leyendas responden - según Plath - a los estímulos de la naturaleza circundante, pueden tener una razón, ocultar una verdad, tener relación con la geografía, con un hecho histórico o con un acontecimiento que repetido y exagerado integra el acervo folclórico”. Ambos, mitos y leyendas, constituyen un relato que revela las más arraigadas costumbres y creencias criollas y son un reflejo de la identidad de un país. A continuación te presentamos algunos mitos chilenos.Los mitos pertenecen a una época en que el hombre, incapaz de explicarse los fenómenos que en su entorno se desarrollaban, recurría a su imaginación.
8

La recopilación que se presenta en esta sección se ha recogido principalmente de la literatura del investigador de la cultura popular Oreste Plath (1907-1996), quien dirigió por años el Museo de Arte Popular de la Universidad de Chile, fue docente y fundador del Teatro Experimental de la misma casa de estudios y miembro de la Real Academia Española. Asimismo, contribuyen a este material los aportes del Archivo de Literatura Oral y Tradiciones Populares de la Biblioteca Nacional. El hombre mitológico (que vivió en el mito) sentía que el mundo estaba vivo, pero no tenía los elementos de información y conocimiento que tenemos hoy para conocer científicamente dicha vida. Para él, los fenómenos de la naturaleza no eran el resultado de leyes físicas, sino actos de personajes divinos, o sobrehumanos, con poderes buenos y malos. La fantasía, la expresión poética, las impresiones producidas por los fenómenos naturales, eran la fuente del conocimiento humano. El mito ayuda a conocer la vida del hombre antiguo y permite interpretar su pensamiento y sus acciones. Es una clave para reconstruir, trozo a trozo, el tiempo sin escritura. El dato mitológico es el auxilio de muchas disciplinas humanísticas y científicas que exploran el origen, el ambiente y el quehacer natural e intelectual del hombre. Las leyendas son relatos eminentemente populares, por eso, el lenguaje que se emplea para contarlas, es siempre sencillo... Toda la leyenda, nace que de un hecho, que por sus características especiales, golpea la imaginación popular. Al trasmitirse oralmente, de generación en generación, se va modificando; llegando a veces a adquirir caracteres fantásticos. Esta forma literaria está marcada por la naturaleza del lugar en que se origina. Su contenido tiene directa relación con la geografía, y con algún hecho real que, repetido y exagerado, integra el acervo folclórico. La leyenda recorre los caminos y llega muy lejos de su lugar de origen. La imaginación popular va agregándole aventuras y desventuras que tienen que ver con las características de cada lugar por el cual pasa. Algunas de las leyendas más conocidas en nuestro país son: Piratas en La Serena, El tesoro de sir Francis Drake, La Quintrala, Una ciudad sumergida y La Llorona, entre muchas otras.

9

Mitos chilenos
Cada zona de Chile tiene sus propios mitos. En el norte están La Cadena del Inca y el Barreterito (especie de duende que, en el fondo de las minas en receso, avisa a los mineros, con unos golpecitos que todavía existe una veta no explotada).

En el centro, sobresalen La Ciudad de los Césares, La Lola y La Mujer Larga (una mujer que sale de su tumba, en el cementerio de Paredones, a las doce de la noche. Su figura es muy larga, pero cuando alguien se le acerca, se achica y le crujen las enaguas. Al primer canto de gallo, vuelve a su sepultura). Y en el sur, son conocidas: El Copihue "Rojo", El Río Damas y la Cascada del Velo de la Novia (en Peulla, provincia de Llanquihue, existe un salto de agua que se llama el Velo de la Novia. Se dice que si los enamorados beben tres sorbos de sus aguas, con fe y esperanza, se casarán).

10

Chiloé mítico
Chiloé, archipiélago conquistado en 1567, es uno de los lugares más ricos en lo que a leyendas y mitos se refiere. Es un lugar lleno de encanto y magia que reflejan las costumbres que han marcado a esta zona de Chile. Pero la Isla Grande no es el único lugar del sur donde se originan mitos. Poblados, ciudades, cordillera y mar son fecundos de imaginación. La naturaleza, lluviosa y fría, el océano tormentoso y una vida sacrificada, es el marco en el que nacen las historias que, alrededor de una fogata, se cuentan y recuentan en noches de frío y tempestad. Dentro de las más conocidas se encuentran, el Trauco, la Pincoya, la Vaca Marina, el Gallo Culebrón y el Caleuche. Leyendas y mitos de la pampa La vida ligada al salitre guarda sabrosas historias de extraños seres que deambularon entre la imaginación y la realidad. Es el legado oral de la riqueza del "oro blanco" Al igual que los cuentos. Había una vez un lugar del mundo donde las estrellas prácticamente se podían agarrar con ambas manos, donde no habían estaciones y los puntos cardinales pasaban a ser casi una anécdota ante el incesante trabajo en las calicheras. Aquí habitaban y aún habitan, personajes eternamente buscadores, metafóricos... lúdicos... forjados bajo el rigor de las herramientas y el sol desentrañando el preciado salitre. Los ancianos que cuando niños se deslumbraron con añosas películas, corretearon por las plazas y pulperías de cientos de ex oficinas salitreras diseminadas en la
11

Segunda Región, entre los sones festivos de una banda con ritmo de charleston, hoy se acomodan en sus asientos y echan a correr los sueños mirando al infinito con una chispa en los ojos y una gran sonrisa cargada de picardía. Con sus relatos son capaces de combinar la poesía, la pasión y hasta la locura. Pero es precisamente allí, en sus mentes, donde se conservan los recuerdos más vivos y preciados de ese territorio único en el planeta... la querida pampa, que transformó el desierto en una manera de vivir sin precedentes en el mundo. Pedro de Valdivia, Vergara, Pampa Unión y Chacabuco son algunos mudos testigos de una historia de grandeza que no volverá a repetirse, donde el mito y la leyenda pasan a convertirse en un recuerdo de hombres que vivieron en torno a la riqueza del caliche, provenientes desde diferentes rincones del mundo. Misterios Es que el viajero que habitualmente se aburre de pasar en medio de piedras, tierra y colores café, el que asegura que allí no hay nada más que la nada, a simple vista no percibe los misterios ocultos junto a los cientos de kilómetros de carretera adornados por ruinas y cementerios con cruces de madera, en una curiosa combinación de vida y muerte. Aquí miles de calicheros laboraron por años más allá de cada ruinoso muro, cada pedazo de riel hoy apenas visible o cada historia formal contada en libros plastificados. Lo que pasa, cuentan los pampinos, es que los espíritus mágicos viajan solos, montados en los fabulosos colores de la puesta de sol o en medio de algún árido cementerio pampino. Hay que buscar. Ir a un pueblo fantasma de la época (pintado de sepia o blanco y negro) y mirar entre los vestigios de una casa obrera... hasta una vieja etiqueta insinúa que allí hubo algo más vivo que las simples piedras.

12

Leyendas Son leyendas que inundan la tranquilidad de un mundo aparentemente dedicado a producir y producir, personajes que nacen y mueren como un pueblo abandonado. Aquí también surgen fantasmas y hasta muertos en vida, que recorren aquellos parajes en donde alguna vez nacieron, crecieron, vivieron, amaron locamente y buscaron fortuna. Es cierto, todo es seco y despoblado, pero enigmático. Fantasmal. Cargado de almas perdidas. Animas sin nombres ni apellido. Almas sin destino. Y es que, sin duda, el encantamiento de estos lugares nace justo cuando la piedra estalla para entregar su riqueza. Ese momento, ese sagrado instante, es capaz de abrir senderos hacia otra dimensión y dejar la vida y la muerte a un solo paso.

13

El Caleuche (Leyenda de Chiloé)
Una de las tantas versiones de la leyenda del Caleuche, señala que es un buque que navega y vaga por los mares de Chiloé y los canales del sur. Está tripulado por brujos poderosos, y en las noches oscuras va profusamente iluminado. En sus navegaciones, a bordo se escucha música sin cesar. Se oculta en medio de una densa neblina, que él mismo produce. Jamás navega a la luz del día. Si casualmente una persona, que no sea bruja se acerca, el Caleuche se transforma en un simple madero flotante; y si el individuo intenta apoderarse del madero, éste retrocede. Otras veces se convierte en una roca o en otro objeto cualquiera y se hace invisible. Sus tripulantes se convierten en lobos marinos o en aves acuáticas. Se asegura, que los tripulantes tienen una sola pierna para andar y que la otra está doblada por la espalda, por lo tanto andan a saltos y brincos. Todos son idiotas y desmemoriados, para asegurar el secreto de lo que ocurre a bordo. Al Caleuche, no hay que mirarlo, porque los tripulantes castigan, a los que los mira, volviéndose la boca torcida, la cabeza hacia la espalda o matándole de repente, por arte de brujería. El que quiera mirar al buque y no sufrir el castigo de la torcedura, debe tratar que los tripulantes no se den cuenta. Este buque navega cerca de la costa y cuando se apodera de una persona, la lleva a visitar ciudades del fondo del mar y le descubre inmensos tesoros, invitándola a participar en ellos con la sola condición de no divulgar, lo que ha visto. Si no lo hiciera así, los tripulantes del Caleuche, lo matarían en la primera ocasión que volvieran a encontrarse con él. Todos los que mueren ahogados son recogidos por el Caleuche, que tiene la facultad de hacer la navegación submarina y aparecer en el momento preciso en que se le necesita, para recoger a los náufragos y guardarlos en su seno, que les sirve de mansión eterna. Cuando el Caleuche necesita reparar su
14

casco o sus máquinas, escoge de preferencia los barrancos y acantilados, y allí, a altas horas de la noche, procede al trabajo.

15

El Caleuche Otras Versiones
a) Un Buque Tripulado por Brujos Es un buque que navega y vaga por los mares de Chiloé y los canales del sur. Está tripulado por brujos poderosos, y en las noches oscuras va profusamente iluminado. Tiene alumbrado y velamen color rojo, por andar tripulado por brujos. Por lo general, en sus navegaciones no cesa a bordo la música. Se oculta en medio de una densa neblina que él mismo produce. Jamás navega a la luz del día. Si casualmente alguna persona que no sea bruja se acerca, éste se transforma en un simple madero flotante; y si el individuo intenta apoderarse del madero, éste retrocede. Otras veces se convierte en una roca o en otro objeto cualquiera y se hace invisible. Sus tripulantes se convierten en lobos marinos o en aves acuáticas. Se asegura que los tripulantes tienen una sola pierna para andar y que la otra está doblada por la espalda, por lo tanto andan a saltos y a brincos. Todos son idiotas y desmemoriados para asegurar el secreto de lo que ocurre a bordo. Al Caleuche no hay que mirarlo, porque los tripulantes castigan al que lo mira volviéndoles la boca torcida, la cabeza hacia la espalda o matándoles de repente, por arte de brujería. El que quiera mirar al buque y no sufrir el castigo de la torcedura, debe procurar que los tripulantes no se den cuenta de su audacia. Este buque navega cerca de la costa y cuando se apodera de una persona, la lleva a visitar ciudades del fondo del mar y le descubre inmensos tesoros, invitándola a participar en ellos con la sola condición de no divulgar lo que ha visto. Si no lo hiciera así, los tripulantes del Caleuche lo matarían en la primera ocasión que volvieran a encontrarse con él. Todos los que mueren ahogados son recogidos por el Caleuche, que tiene la facultad de hacer la navegación submarina y aparecer en el momento preciso donde se le necesita para recoger a los náufragos y guardarlos en su seno, que les sirve de eterna mansión. Cuando el Caleuche necesita reparar su casco o sus máquinas, escoge de preferencia los barrancos y acantilados, y allí, en las altas horas de la noche, procede al trabajo.
16

b) Es el Buque de los brujos que anda por debajo de las aguas Es el buque de los brujos, que anda por debajo de las aguas en el mar. Este buque arriba de preferencia a tres puertos que son: Llicaldac, Tren-Tren, en la costa del departamento de Castro, y Quicaví, donde está la Cueva y la Corte del Rey de los brujos. El Rey de la Cueva abandona su caverna y monta en un Caballo Marino, que avanza con más velocidad que el Caleuche, para cruzar las olas y subir a su barco de los espíritus. c) El Brujo Caleuche El Caleuche tenía por esposa una loba, que fue muerta por unos pescadores en la Isla de Tenglo, frente a Puerto Montt. Muy enojado el Caleuche por esto, juró vengarse, mandando a Puerto Montt grandes males, y robándose la niña más bonita del puerto. Se sabe que los males fueron erupciones del volcán Calbuco y unos incendios que consumieron propiedades. d) Sintesis El Caleuche es un barco fantasma o buque de arte que navega en los mares de Chiloé y en los canales del sur. Nadie le impide arribar algún puerto, aunque sienten predicción por algunos como Trentrén, Licalde y Quicaví, Yutuy, punta de Quemchi y otros El barco esta comandado por brujos. Generalmente casi todos andan en una sola pierna, mientras que la otra la llevan doblada por la rodilla y amarrada a la espalda. LLevan a bordo a isleños que han entrado por lo brujos, tentándolos por tesoros ocultos y también a secuestrados por delitos como haber faltado a sus pactos secretos, maldecir a los brujos o simplemente haber visto al buque de arte. El Caleuche tiene una iluminación que es visible a gran distancia, pero castiga a quienes lo espían. Tiene características y poderes muy especiales: puede sumergirse, como submarino, puede permanecer a la luz del día, en vista de todos, pero como un simple trozo de madera flotante o una roca saliente de la playa. En los dos casos, los tripulantes disfrutaran del agua convertidos en delfines, aves acuáticas o lobos marinos. e) La Chalupa misteriosa de Chonchi Hace algunos años salió de la villa de Chonchi una esbelta chalupa tripulada por varios vecinos y dirigida por un joven muy conocido, hijo de un respetable habitante del lugar. La chalupa no volvió más. Cuando al padre se le comunicaron los temores que había en el pueblo de que la embarcación hubiera naufragado, se limitó a sonreír de una manera extraña y significativa. Aquella sonrisa fue para los
17

inteligentes una revelación: el hijo, a no dudarlo, se hallaba en salvo y seguro a bordo del Caleuche. Desde ese día el padre comenzó a enriquecer rápidamente, y varias noches se oyó arriar cadenas al pie de la casa del afortunado comerciante: era el Caleuche que desembarcaba furtivamente en la playa cuantiosas mercaderías. Cuando un comerciante hace una rápida fortuna, es porque mantiene ocultas relaciones con el Caleuche. ¿Qué significa Caleuche? Puede venir de Calen, Calenches o Caleuches: otra gente. Habitantes del Golfo de Penas. Gente que los misioneros trajeron a Chiloé. Estos referían la llegada de buques misteriosos y naufragios. El investigador Rodolfo Lenz cree que se deriva de una palabra mapuche: Caleutun, mudarse de condición, transformarse; y Che, gente. Caleuche, por lo tanto es gente transformada. Manuel Antonio Román explica así su etimología del mapuche: Calul, cuerpo humano; y che, sufijo que indica persona o gente.

18

La Cascada El Velo de la Novia (Leyenda de la Zona Sur)
En Peulla, por entre el verdor de una naturaleza lujuriante y desde gran altura, se despeña una hermosa cascada que impresiona como si fuese un velo, lo que ha determinado que se le llame Cascada El Velo de la Novia. Los enamorados que llegan hasta aquí, deben beber tres sorbos de agua, con fe y esperanza, si quieren cambiar el idilio por el matrimonio. No sabemos con certeza el nombre de la quebrada que da origen a esta pequeña cascada, la cual en realidad viene a ser una más de las muchas que podemos observar mientras recorremos la carretera que une a Barinitas, estado Barinas, con Santo Domingo, en el estado Mérida; algunas en la distancia, otras a un lado del camino. Pero lo que nos lleva a escribir sobre ésta cascada en particular es el hecho de que muy cerca de ella, a un lado de la carretera, existe un parador turístico que dispone de área de estacionamiento, sanitarios, un quiosco para el expendio de alimentos, bebidas y dulces típicos, algunos miradores sobre el río Santo Domingo, y un sendero especialmente acondicionado que nos permite llegar de manera segura a la base del salto... De tal forma que podemos bajarnos un rato del vehículo para estirar las piernas mientras disfrutamos de la frescura y verdor de este maravilloso lugar. Según dicen, hay una leyenda relacionada con el nombre de esta cascada que podemos leer en un cartel ubicado en la entrada del parque:

19

“En el tiempo de la Conquista, en lo que hoy es conocido como Parque Nacional Sierra Nevada, habitaba una tribu indígena llamada Miyois. En esta tribu había una hermosa princesa llamada Nube Blanca, la cual fue raptada por los españoles. Debido a su gran belleza no fue utilizada como esclava, sino como hija de los españoles. Al pasar el tiempo fue rescatada por sus verdaderos padres, los cuales la llevaron de regreso a la tribu. Entretanto ella se había enamorado de un príncipe español y deseaba casarse con él. Pero ello no era aceptado por los indígenas. Ella, desesperada al no poder realizar su sueño o deseo de casarse con su amado, se vistió de como una hermosa novia y se fue a lo más alto de la Sierra Nevada y allí se entregó en cuerpo y alma a la naturaleza. De allí nació esta cascada, y cuando llueve intensamente y aumenta su caudal puede apreciarse el rostro de una mujer dentro de la cascada con su hermoso velo”.Bueno, en lo personal yo no me quedaría mucho tiempo esperando ver el rostro de esa mujer en la cascada sabiendo que llueve fuerte en lo alto de las montañas... Este es uno de los tramos viales más peligrosos del país cuando está lloviendo. En efecto, la carretera Barinitas-Santo Domingo es una estrecha y sinuosa vía de dos canales que pende de las estribaciones de la Sierra Nevada de Mérida, con altos despeñaderos que se asoman sobre el cauce del río Santo Domingo; el cual corre abajo, en lo profundo de la cañada. Debido a fallas geológicas, el tramo comprendido entre Barinitas y Santo Domingo presenta serios problemas de hundimientos y fallas de borde que obligan a un mantenimiento constante en razón de los frecuentes deslizamientos que se producen, principalmente en la zona de Mitisús. Sin olvidar el hecho de que hasta el momento no ha sido ejecutada ninguna obra de importancia necesaria para mitigar el problema; por el contrario, simplemente se ha dejado que las aguas de algunas quebradas y torrentes crucen de manera libre y constante sobre la carretera, todo el tiempo, obstruyéndola con cada nueva crecida. Y lo más importante, esta es la única vía de comunicación directa entre los estados Mérida y Barinas, que une a pueblos de alta producción agrícola con los centros de acopio, mercadeo, y consumo, y es una ruta de importancia vital para el turismo interno.

20

El Invunche (Leyenda de Chiloé)
Los Invunches, también llamados Machucos, Butamachos o Chivatos, son niños primogénitos de alguna familia, raptados o vendidos a los brujos a cambio de favores por parte de los brujos de Chiloé. A partir de un ritual transformarían al niño en un Invunche. Para transformar al niño en Invunche, los brujos primero le voltearían la cabeza, después le quebrarían la pierna derecha, y se la torcerían sobre la espalda. Luego le aplicarían en la espalda un ungüento mágico que haría crecer gruesos pelos. Por último le partirían la lengua en dos, para imitar la lengua de las serpientes. Después de este ritual, deben alimentar al nuevo Invunche de una manera especial; primeramente le darían leche de gata o leche de una nodriza indígena, luego cuando tiene dientes, le darían carne humana: perimero se trata de carne de "cabrito" (refiriendose a carne de niño recién nacido), y cuando es más adulto le darían carne de "chivo" (refiriendose a carne de persona adulta). Es colocado frente la cueva del brujo como vigilante, asustando a los que se acercan con sus gritos guturales (no tiene la facultad de hablar), y dejando tiesos a quienes lo contemplan. El Invunche saldría de la cueva contadas veces: cuando se cambia ésta, ha sido destruida, o descubierta; y en ocasiones cuando los brujos necesitan de él para un trabajo. Para ello lo llevarían azotando hasta el lugar donde se van a cambiar o quieren causar el daño. Cuando la comida es caseara, los brujos le permitirían salir de la cueva que protege, para que busque alimento. Durante el camino iría dando gritos que aterran a los habitantes del lugar, y con ello les anunciaría alguna próxima desgracia; en otras ocasiones lo sacan los brujos para llevarlo a otro distrito, donde se celebraría Consejo de Brujos de dos o más jurisdicciones.

21

Si alguien desea penetrar a la cueva vigilada por el Invunche, se dice que primero debería hacer una reverencia al Invunche y posteriormente besarlo en su ano. Las leyendas chilotas dicen que además el Invunche seria una especie de consultor de los brujos de Chiloé ya que, a pesar de no ser iniciado en brujería, ha adquirido una infinidad de conocimientos durante su vida en la cueva. Además sería usado como un instrumento para sus venganzas o maleficios.

22

La Voladora (Leyenda de Chiloé)
Las Voladoras son mujeres que participan en las actividades de la brujería en Chiloé, y que tienen el don de transformarse en un ave. Son ayudantes y mensajeras de los Brujos. Generalmente la elegida es una hija de brujos o una mujer leal a ellos; a la cual se le enseñarían algunas artes mágicas, pero no todos los secretos. Para poder llevar los mensajes la mujer se transforma en ave, generalmente en garza nocturna (Nycticorax nycticorax), llamada también: bauda, gauda, guaco, huairavo, huaco o martinete común. Para realizar la transformación requiere beber un jugo amargo preparado por un brujo; mientra vomita sus intestinos en una lapa (vasija de madera) el brujo recitaría ciertos versos para iniciar la transformación. Mientras vuela la voladora lanza desagradables gritos que pueden ir de risas histéricas a burlonas carcajadas; el lamento de un animal herido o el llanto de una mujer. Las viseras deben ser puestas a buen resguardo, ya que si al volver antes de que amanezca no encuentra sus intestinos y no los vuelve a tragar, entonces no puede recuperar su forma y queda atrapada en el cuerpo del ave, muriendo un año después.

23

La Leyenda del Sacerdote sin cabeza
La leyenda del Sacerdote sin cabeza ( también Padre, cura o Fraile sin cabeza) es una leyenda muy popular que se desprende del folclore americano colonial. Este ser no es más que un espectro o un fantasma que vaga las calles del pueblo sin cabeza, las leyendas de porque deambula sin cabeza son muchas. Todas las versiones coinciden en que el Sacerdote sin cabeza anda por las noches oscuras en horas de la madrugada asustando a quien se le cruce por su camino, aunque también se dice que se lo ha visto en más de una ocasión en la iglesia que alguna vez fue su hogar, inclusive hasta se dice que se lo ve dando alguna misa o al menos fungiendo hacerlo. La leyenda cuenta que esta criatura fue un sacerdote de verdad, pero que fue maldecido por Dios por haber cometido el sacrilegio de tener relaciones sexuales con una mujer casada en la propia iglesia, hecho del cual nunca se arrepintió. Esta leyenda se asocia a la leyenda de la Mula sin cabeza, criatura que se dice que fue la mujer que acompañó al cura en este sacrilegio y que también fue maldecida por Dios. De esta leyenda existen muchas versiones similares, pero con hechos distintos: el cura fue un defensor de los indígenas, hecho que lo llevó a su decapitación, o un sacerdote que vendió su alma al diablo para cometer horrendos crímenes. En una versión chilena este cura fue decapitado por la propia santa inquisición. En la versión colombiana se trataba de un cura que fue acusado de brujo y que el propio pueblo lo decapitó. En cualquiera de estas versiones siempre el Sacerdote sin cabeza anda asustando por las noches a quien se atreva a cruzarse en su camino.

24

“Las Principales Leyendas, Mitos, Historias

y Cuentos de Chile” recoge más de 125 de las más conocidas narraciones, mitos y leyendas que se han pasado oralmente de generación en generación y forman parte de la memoria popular chilena. Esta antología ha sido redactado con la aspiración de divulgar la riqueza de las esenciales leyendas, mitos, historias y cuentos de Chile. Refleja las creencias, costumbres y experiencias del pueblo chileno antes y después de la conquista española Chile sin pretender ser una recopiliación científica o exhaustiva.

Puede Ud descargar su copía (297 páginas en formato A4): http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/ebook/product-21009352.html O comprar una copía impresa: http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/paperback/product-21009314.html

25

El Trauco (Leyenda de Chiloé)
Posee un privilegio que se lo envidiarían seres de características tan vagas como el Chupacabras. Se sabe exactamente su altura: 84 centímetros. ¿Cómo? Tal vez su cercanía con los humanos, y en especial con las mujeres, ha permitido esa y otras certidumbres. Porque el Trauco, una transposición del viejo mito del fauno o sátiro, es sexista. A los hombres, les causa torceduras y otras deformaciones con las que, al parecer, venga sus propios defectos. Es bajo, contrahecho, de piernas cortas y chuecas que terminan en un remedo de pie sin talón ni dedos, lo que le hace cojear y le obliga a usar un bastón, el pahueldún, compañero inseparable que porta en la otra mano. ¿Y su relación con las mujeres? Cuando encuentra a una mujer sola, su talante hostil y pendenciero desaparece para dar paso a la pasión. Para seducirla, no escatima promesas ni magias, como convertirse en un hombre joven y apuesto. Ahora, sí ese galán se parece a un chilote de carne y hueso, no es responsabilidad del Trauco. Es que al El Trauco pasa sus días encaramado sobre los árboles a la espera de lanzarse sobre alguna de las inocentes jovencitas que daban un paseo por el bosque. Ante la mirada “matadora” del Trauco, las niñas - pese al miedo y las ganas de escapar - se quedaban cautivadas ante sus ojos y caían rendidas ante él, en un profundo y alucinante sueño de amor. Al despertar, las ya no “tan ingenuas” niñas, al ver sus ropas y sus cabellos, se daban cuenta de que estaban extrañamente desordenados y revueltos. Saben que
26

“algo” ha ocurrido en sus cuerpos y presas del pánico corren a sus casas a dar cuenta a sus padres de que han sido víctimas del “hechizo” del Trauco. Al Trauco se le considera el espíritu del amor fecundo, incita al deseo carnal. Si el Trauco se ha fijado en una muchacha pero no la encuentra por el bosque, irá a buscarla a su poblado y dejará como señal ante su casa una señal, bastante poco romántica pero que la muchacha conocerá, sus excrementos amarillos.

El Trauco nunca actúa ante testigos y está siempre al acecho, se dice que su aliento es mágico y puede llegar a dejar mudo, atontado o jorobado a quien llegue a molestarle. Las miles de jovencitas y mujeres que alguna vez quedaron embarazadas sin desearlo y que, además de querer negar su estado, debían ocultar a toda costa la identidad del futuro padre encontraron la salvación y el perdón al adjudicarle la responsabilidad de “tan ajena situación” al Trauco.

27

28

La Fiora (también llamada: Fiura) (Leyenda de Chiloé)
La Fiora es la hija y amante contra natura de su padre, el Trauco. Es igual de contrahecha y horrible como sus progenitores, de grandes mamas y de diminuta estatura (40 a 50 cm) y de larga cabellera negra y sucio y con unos ojos que brillan tras su descomunal nariz. Viste con una prenda de color gris. Ataca y asalta a los hombres luego de "sacarles el aliento" (un hechizo que les hace para seducirlos). Para hacer esto, se acerca a sus víctimas y respira sobre ellos, inhalando su aliento, tomando así control de ellos. La Fiora tiene un apetito sexual inagotable, como el de su madre, la Condena.

Persigue a hombres viriles e incluso a las bestias; quienes atrapa con la extraordinaria fuerza de sus miembros delgados y enormes manos cuales garfios; sus brazos tienen la capacidad de crecer y girar en todas direcciones para ayudarla a
29

tal fin. Sus victimas enloquece después de ser violadas y si ven su rostro usa su aliento fétido para torcerlas y deformarlas, acto que no puede ser revertido, sólo aliviado por algunos machis y calcu (brujos) poderosos. Vaga en los bosques y entre los matorrales, en busca del fruto de las espinosas chauras. Se dice que ella se baña en pequeñas cascadas, y después del baño se sienta sobre el musgo, y permanece desnuda durante horas mientras se peina con un peine de cristal o plata muy pulido que brilla con los rayos del sol; este hecho la asemeja a las brujas europeas, de las que se dice que peinan los hermosos cabellos de las jóvenes y los vuelven blancos. En su búsqueda se apodera de los niños de las familias para criarlos como suyos, y es capaz de arrancar cabeza, manos y miembros a cualquier persona, o con su aire provocar la mayor de las epidemias. También algunos dicen que de sus relaciones con su padre nacerán más Traucos (varones) o Fioras (hembras) para seguir sus pasos. También se le culpa de raptar y desaparecer niños, a los que transforma similares a sus hijos. Si se atrapa a uno de estos Traucos, estos pueden ser colgados sobre un fogón, transformado en palo, destila un aceite mágico que sería un remedio excelente que frotado a las víctimas puede eliminar los maleficios del Trauco y la propia Fiura. También se dice que se podía seguir el rastro de Fiura por las cantidades de comida que deja a su paso, su alimento preferido es la espinosas chauras. Su fuerza y su destreza era tal, que los hombres temían combatir con ella en el bosque, ya que decían que era como atacar a una sombra. Las familias del sur de Chile temían a la Fiura, ya que ésta adoptaba posturas imposibles y mostraba muecas a todo aquel que se encontraba con ella. Su rostro era impenetrable, con ojos tan rasgados que apenas se le veían claramente, y su enorme nariz tapaba su cara por completo. Se dice de ella que era coqueta a pesar de que su fealdad era comparable a las peores pesadillas de los hombres. Solía danzar por los pantanos, y parar para ver su feo rostro reflejado en algún charco. Para después peinarse con un peine de plata.

30

La leyenda de la Fiura cuenta que era imposible curar las heridas que podía crear, tan solo en contadas ocasiones. Se trataba de un ritual que solo los machis, consejeros del antiguo pueblo Mapuche, eran los sacerdotes capaces de contrarrestar las heridas causadas por la fiereza de la Fiura. Sus ordenanzas decían que para salvar el mal causado por el ataque debían raspar su piel con piedras de mármol de iglesias antiguas. Para las deformaciones que podía causar era preciso recoger una rama de enredadera al amanecer, rama que luego era llevada hasta el enfermo y golpeada con fuerza hasta que brotase la savia. Después la rama debía ser lanzada al mar y esperar la recuperación del enfermo. Esta leyenda está muy extendida por Chile, formando parte de su folklore y sus costumbres. Algunos cuenta que son varias las fiuras que llegaron a existir, y su poder era tal que ningún hombre podía luchar realmente contra ella, y solo los sacerdotes y magos eran los encargados de enfrentarse a su malicia. Mezcla entre historia y mitología, la Fiura es un personaje legendario dentro de la historia antigua de Chile, sobre todo para los habitantes del sur, cercanos a la Patagonia

31

La Pincoya (Leyenda de Chiloé)
El folclor chilote está poblado de personajes míticos y de historias y leyendas de profunda raigambre popular. Sobre uno de estos míticos seres, la Pincoya, se cuenta lo siguiente: La Pincoya, es una sirena o ninfa que a veces anda acompañada por su marido, el Pincoy. Ambos son rubios. En algunas ocasiones, abandona el mar y va de excursión por lagos y ríos. Su misión es fecundar los peces y los mariscos bajo las aguas y de ella depende la abundancia o escasez de estos productos. Atrae o aleja de la costa a los peces y mariscos. Cuando un pescador ve de mañana surgir de las profundidades de las aguas a la Pincoya y ésta danza en la playa mirando hacia el mar extendiendo sus hermosos brazos, hay alegría en todos, porque éste baile es anuncio de pesca abundante. Si danza mirando hacia la costa, alejará a los peces. Si la Pincoya no favorece con pesca a un lugar, quiere decir que ha arrastrado la abundancia a otros más necesitados. Para ser favorecido por la Pincoya, es necesario estar contento; por eso los pescadores se acompañan de amigos o amigas alegres y reidores. Si se pesca o marisca con mucha frecuencia en el mismo lugar, la Pincoya se enoja y abandona aquel frente, que luego queda estéril.

32

En la hermosa laguna Huelde, ubicada a escasos cuatro kilómetros de Cucao, nació la Pincoya, mujer muy bella y de tez blanca ligeramente bronceada, cabellos de oro y que, de la cintura hacia abajo, tiene la forma de un pez. Antiguamente habitaba una enorme caverna en forma de salón rocoso y tenía por costumbre bañarse en la laguna y el río Puchanquin. Desde los roquerios, mediante un suave y prolongado silbido, hacia emerge desde el fondo de las aguas un tronco de oro macizo sobre el cual trepaba y, sentada allí, peinaba sus cabellos. Aveces, durante la noche, entonaba embrujadas canciones amorosas, a las cuales nadie podía resistirse. Muchas personas buscaron a la Pincoya para obtener sus favores, y ella desapareció del lugar para no volver. Se cree que ella fue robada desde la laguna Huelde para llevar prosperidad y abundancia a playas lejanas. Desde entonces, las aguas tomaron el color oscuro que hoy tienen y pese a que muchos han intentado imitar el silbido de la sirena, el tronco de oro aún está sumergido esperando a su hermosa dueña.

33

La piedra feliz (Leyenda de la Zona Central)
La Piedra Feliz era un peñón enclavado en Las Torpederas, balneario de Valparaíso. Por muchos años los aburridos de la vida, los descontentos, los enamorados desencontrados, se despedían de sus vidas para siempre lanzándose desde lo alto al mar. Toda una época señala a la Piedra Feliz, como la piedra de los infelices. Se suicidaban parejas, hombres o mujeres, ancianos, enfermos, abandonados. Al pie de la roca, ramazones de algas se extendían y distendían como tentáculos de pulpos gigantes y se contaba que los suicidas erguían la cabeza entre estas plantas como incitando a lanzarse a las almas torturadas.

34

Los Payachatas (Leyenda de Tarapacá)
Esta es una leyenda Inca que cuenta la historia de dos tribus enemistadas. Las constantes peleas y discusiones por las tierras hacían su convivencia casi insostenible. Un día, el destino quizo que el Principe y la Princesa de los respectivos poblados se encontraran. Desde ese instante comienza a crecer un amor puro y sincero superior a los conflictos de sus pueblos. Cuando las familias se enteraron de este romance no podían comprender lo que sucedía. El odio irreflexible imposibilitaba ver que esta relación podía traer la paz y la unión. Ambas tribus se afanaron en aconsejar e impedir la cercanía de los príncipes, a través de la magia, sin embargo, no tuvieron éxito. Era tanto el amor de la pareja que hasta la naturaleza sentía pena por ellos. Las nubes y la luna comenzaron a llorar. Los lobos aullaban y las tormentas cayeron sobre las tierras, advertencia de los dioses para ambas tribus. Mientras la naturaleza volcaba su fuerza para que los poblados cambiaran de actitud, ellos realizaban toda clase de artilugios para romper con el amor de los jóvenes. Tan inútiles resultaron los esfuerzos, que los sacerdotes decidieron sacrificarlos para que nunca llegaran a estar juntos. En una noche oscura y sin luna los príncipes fueron asesinados. La fuerza de la naturaleza se hizo presente, llovió y llovió por días y noches. Las lluvias, cada vez más intensas, fueron acompañadas de truenos y relámpagos que asolaron la región. Las dos tribus desaparecieron, producto de las inundaciones y en lugar de ellas aparecieron dos hermosos lagos por donde se ha visto pasar en pequeñas canoas a
35

los dos príncipes finalmente juntos. Los lagos creados por las intensas lluvias son el Chungará y el Cota-Cotani. La naturaleza no contenta con este homenaje, puso en el lugar de las tumbas de los jóvenes dos volcanes: El Parinacota y el Pomerame.

36

El Tesoro del Inca (Leyenda del Norte Grande)
Los pobladores del desierto de Atacama ubican el Tesoro del Inca en una laguna, que estaría en la cumbre del cerro Quimal (N.O. del Salar de Atacama). La muerte del Inca Atahualpa acaeció en 1533. Y se sabe que la caravana que viajaba llevando los tributos en dirección al Cuzco, fue informada que el Inca había fallecido. Los caravanistas portaban catorce y media arrobas de oro, que era el tributo. Los indios, sin saber qué hacer con el tesoro, habrían depositado la valiosa carga en el fondo de la laguna del cerro Quimal. Se cuenta que algunos habitantes de las cercanías han realizado búsquedas y han logrado extraer objetos que dan mala suerte a sus poseedores. Pero otros dicen que el tesoro de los incas - que se salvó del rescate de Atahualpa -, está escondido en los cumbres de los Payachatas, dos volcanes, Parinacota y Pomerane, que levantan sus cumbres a más de 6.000 metros de altura. Aseguran que, nieve, se ve fabricaron los riquezas de su volcán. cuando la montaña está escasa de perfectamente la escalinata que siervos del inca, para sepultar las amo, en el cono medio truncado del

Este tesoro incásico, según la leyenda, son: las estatuas de oro de los monarcas, que adornaban los nichos del Templo del Sol, en el Cuzco; las platas de las reinas del Santuario de la Luna, y multitud de otras riquezas.

37

Licán Ray (Leyenda de Cautín)
A la orilla norte del Lago Calafquén, vivía un cacique que tenía una hija llamada Licán Ray, orgullo de la comunidad por su belleza. Había llegado a los quince años y ya tenía muchos pretendientes. Pero su padre los rechazaba a todos, ya que encontraba pobres, los precios ofrecidos por ella. En esa época bajaban los españoles por el río en busca de plata y oro, construían fuertes cerca de las minas para defenderse si venían los indios a maloquear. Licán Ray, acostumbraba a bañarse todas las mañanas en el lago. Un día la sorprendió un capitán español, cuando ella salía de las aguas; semejaba una aparición brillante y coloreada con los primeros rayos del sol. El español se acercó y la muchacha, asustada, quiso huir, pero él le hizo comprender, con las pocas palabras mapuches que sabía, que no intentaba hacerle daño alguno, sino que había llegado ahí atraído por la belleza del paisaje. Para entenderse mejor, trataron mutuamente de enseñarse sus respectivos idiomas y siguieron viéndose todas las mañanas hasta que se dieron cuenta que estaban enamorados. Mientras tanto, el padre de la joven, ignorante de este idilio, había recibido de un cacique, la promesa de una gran dote por su hija y decidió casarla. Un día le comunicó que su boda se efectuaría en la próxima luna llena. La muchacha fue a reunirse con su enamorado y éste le prometió que esa noche huirían. Licán Ray, le advirtió que si eran descubiertos, les esperaba una muerte horrible a los dos. Pero el amor de los enamorados era más fuerte, que el temor a la muerte y decidieron escapar juntos. A orillas del lago se juntaron al anochecer y en una
38

canoa llegaron muy silenciosamente, a una de las islas que parecía engalanada especialmente para su primera noche de amor. Los canelos brillaban como plata a la luz de la luna y sus flores blancas, se balanceaban tenuemente; al fondo el volcán lanzaba fogonazos, que iluminaban por segundos todos el contorno. Los enamorados estuvieron dos días sin encender fuego, hasta que por el intenso frío, al tercer día, prendieron una fogata. Los mapuches los habían buscado por los bosques vecinos; pero al ver el humo en la isla decidieron ir allá. La pareja, temiendo ser descubierta, se había ido a otra de las islas y así recorrieron las siete islas de Calafquén. La leyenda dice, que desaparecieron por el río y, posiblemente llegaron al mar. En las noches de luna llena, los indígenas, dicen ver una pareja de enamorados que huyen en una canoa.

39

La Pachamama (Mito Inca)
La Pachamama es la más popular de las creencias mitológicas del ámbito incaico que aún sobrevive con fuerza en algunas regiones de nuestra provincia. La evangelización no logra extirpar la presencia de la Pachamama (Madre Tierra) en la vida espiritual de las comunidades aborígenes, ni termina con las manifestaciones rituales campesinas con las que se la venera. Mito de la Pachamama (Verdad Sagrada) El Dios del Cielo, Pachacamac, esposo de la Tierra, Pachamama, engendro de dos hijos gemelos; varón y mujer, llamados Wilcas. El Dios Pachacamac murió ahogado en el mar y se encantó en una isla "La Diosa Pachamama sufrió con sus dos hijitos muchas penurias: fue devorada por Warón, el genio maligno que luego, engañado por los mellizos, muere despeñado. Su muerte fue seguida de un espantoso terremoto. Los mellizos treparon al cielo por una soga, allí los esperaba el Gran Dios Pachacamac. El Wilca Varón se transformó en Sol y la mujer en Luna, sin que termine la vida de peregrinación que llevaron en la tierra. La diosa Pachamama quedó encantada en un cerro. Pachacamac la premió por su fidelidad con el Don de la Fecundidad Generadora. Desde entonces desde la cumbre, ella envía sus favores. A través de ella, el Dios del Cielo envía las lluvias, fertiliza las tierras y hace que broten las plantas. Y por ello los animales nacen y crecen. La Pachamama también premió a todos los que ayudaron a sus hijos: Zorros, Pumas, Cóndores, Víboras. Con el runado de las Wilcas, transformados en el Sol y la Luna, triunfó la Luz y fue vencido por siempre Wacón, El Dios de la Noche.

40

Sustento de la vida, es venerada actualmente en toda la provincia. De ella no hay imágenes, no ha cambiado su nombre, tampoco sus funciones, hasta la forma de rendirle culto parece mantenerse. A la Madre Tierra se le ofrece toda la cosecha y el primer trago en las fiestas. Todo el mes de Agosto se la invoca, chayando las casas, en las señaladas se le ofrece coca, alcohol y las puntas de las orejas del ganado para pedir su producción. La "Pacha" como le decimos, está presente en casi todos nuestros actos sagrados: Cuando nace un niño y también en la despedida de los difuntos. Se rinde culto en nuestro pueblo a la par de una profunda fe cristiana, sin ningún tipo de problemas. La Pacha es la Madre, todo lo que sale de ella es vida, y todo lo que regresa a ella recibe nuevamente vida. Por eso también se usa la tierra como elemento para curar; como en el Santuario de Punta Corral, allí la gente pide a la Virgen y a la Pacha al mismo tiempo para curar sus enfermedades. Las Plantas, los Animales y las Personas estamos unidos a la tierra que nos sostiene y protege, ella mantiene el equilibrio de la vida. Es por eso que nunca dejamos de rendirle este rito con que se la venera. Es como nuestra madre, pero un poco más, como la madre de todo y todos. A través del respeto que le brindamos nos sentimos hermanos en una misma cultura, más seguros y protegidos. En otros lugares se arman apachetas para darle culto y ahí le pedimos: "Pachamama Santa Tierra, Cusilla, Cusilla", hace que nos vaya bien el año que comienza, que haya paz, comida, salud y trabajo.

41

Pachamama y Mundo Andino Deidad del hombre de la Quebrada de Humahuaca y del mundo andino es la Pachamama, Madre Tierra, dueña de todo lo existente en la vida, los hombres le debemos toda veneración y agradecimiento, es la fuente inspiradora del bienestar del pueblo. Tenemos distintas versiones de ser muy protectora, fiel y también vengativa cuando la falta de respeto se haga presente en su contra, atenta contra los hombres, dañándolos y quitándoles sus pertenencias. El hombre quebradeño debe cumplir con este rito sagrado, heredado de nuestros ancestros, para seguir por el camino del pensamiento andino, fuente de nuestra identidad como pueblo conocedor de su historia y sus valores. Tilcara tiene la presencia sobrenatural de la Pachamama, en cada mes de agosto, ella se hace presente y revive como hace tantos años su ceremonia, el hombre ofrenda su respeto, su amor, su dignidad y su agradecimiento, a la Deidad Andina, y a la vez que hace pedidos de épocas buenas, tiempos mejores y aumento del ganado y las cosechas, todo ello en beneficio directo de la familia y el pueblo. Cuando llega el primero de agosto los habitantes de la quebrada y puna realizan la ceremonia en su homenaje, esta se prepara con dos o más semanas de anticipación, tiene un gran trabajo el buscar las ofrendas que se otorgaran. Antes de la ceremonia Se buscan las mazorcas de maíz para hacerlas hervir durante toda una noche para que se hagan las tijtinchas, las habas secas tiene igual tratamiento; se hace también la chicha a base de la harina de maíz y su trabajo es de aproximadamente una semana, entre hervir, mezclar, y madurar. Se compran los cigarrillos, ya que la pachamama debe fumar en su día, no debemos olvidar que los primeros fumadores de tabaco del mundo son los pueblos americanos, ellos en sus rituales y ceremonias lo hacían frecuentemente, sabiendo de la importancia espiritual y mística que tenia el mismo. Las hojas de coca no deben faltar por ninguna causa, ya que esta es una
42

planta sagrada de nuestros ancestros, arbusto que le da vida al hombre, ya que calma el cansancio de los hombres en los trabajos más duros que realice ...

43

“Las Principales Leyendas, Mitos, Historias

y Cuentos de Chile” recoge más de 125 de las más conocidas narraciones, mitos y leyendas que se han pasado oralmente de generación en generación y forman parte de la memoria popular chilena. Esta antología ha sido redactado con la aspiración de divulgar la riqueza de las esenciales leyendas, mitos, historias y cuentos de Chile. Refleja las creencias, costumbres y experiencias del pueblo chileno antes y después de la conquista española Chile sin pretender ser una recopiliación científica o exhaustiva.

Puede Ud descargar su copía (297 páginas en formato A4): http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/ebook/product-21009352.html O comprar una copía impresa: http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/paperback/product-21009314.html

44

La Leyenda De Las Tres Pascualas (Leyenda de Concepción)
Al final del siglo XVIII, tres muchachas llamadas Pascuala iban a lavar ropa a una laguna, como en aquellos tiempos lo hacían casi todas las mujeres pobres de la ciudad de Concepción. Era realmente un espectáculo pintoresco y lleno de vida el que ofrecían esas hileras de mujeres que en la mañana y en la tarde iban a lavar a la laguna. Cuando llegaba la tarde, o mejor dicho la oración, emprendían el camino de regreso a sus hogares. La mayoría eran lavanderas de profesión, como las tres Pascualas. Caminaban con sus grandes atados de ropa que llevaban generalmente sobre la cabeza. A menudo marchaban cantando o conversando en alta voz. Era agradable el cuadro multicolor que ofrecía la laguna con la ropa de distintos colores que flotaba al viento o estaba tendida sobre las ramas y que se distinguía desde lejos. Una tarde, cuando otras compañeras llegaron hasta la laguna, encontraron flotando los cadáveres de las tres Pascualas. ¿Cuál fue la causa de esta desgracia? Primera versión: Se asomaron tanto al agua que cayeron y no pudieron salir, pereciendo de este modo.

45

La Leyenda De Las Tres Pascualas
Segunda versión: Las tres Pascualas amaban a un mismo hombre, y después de larga meditación en la noche anterior, resolvieron poner término a sus días, arrojándose a la laguna que era su propio sustento.

46

Tercera versión: Llegaban hasta la laguna todos los días a lavar; mientras realizaban su trabajo, entonaban hermosas canciones. Un día llegó hasta la casa de las tres muchachas un forastero en demanda de hospedaje, el que fue acogido gustoso por el padre de las jóvenes. Todos los días, al morir la tarde, regresaba hasta la casa el solitario forastero y miraba a las Pascualas que volvían cantando, al aire sus trenzas rubias y su atado de ropa sobre la cabeza. El joven se enamoró de las tres hermosas muchachas y cada una, en secreto, le correspondió su amor. No sabiendo a cuál de ellas elegir como su esposa, en la noche de San Juan les dio cita a las tres en la orilla de la laguna. A las doce de la noche el forastero remaba, pero desesperado al ver reflejarse en las plateadas aguas a las tres Pascualas, comenzó a llamar: ¡Pascuala...! ¡Pascuala...! ¡Pascuala...! Las tres, al sentir su nombre, se creyeron elegidas y comenzaron a entrar en las traicioneras aguas. Desde entonces, en las hermosas y encantadas noches de San Juan, a las doce, se ve un bote, y entre el croar de las ranas surge una voz que llama desesperadamente a las mozas (Versión de Oreste Plath).

47

Cuarta versión: En un hermoso palacio vivía una bella dama, madre de tres lindísimas hijas que correspondían a los nombres de Sol, Esperanza y Alegría, pero a causa del nombre de la madre, se las llamaba, las tres Pascualas. Murió la madre y las niñas se entregaron a una vida disipada. Las faltas que se cometían en este palacio fueron tan grandes, que un día de gran fiesta se hundió el palacio con las tres niñas y todos sus acompañantes, que eran más de cincuenta personas, llenándose de agua el espacio que antes ocupaba este lugar de disipación. La extensión de agua que se formó por esta causa, es la que se conoce con el nombre de Laguna de las Tres Pascualas.

48

La Cueva del Chivato (Leyenda de la Zona Central)
Una de las tantas Cuevas del Chivato, existió al pie de un cerro de la ciudad de Valparaíso, y dicen que era honda como la eternidad. Esta cueva estaba situada en el centro de la población. Los habitantes de Valparaíso sabían que había dado a la cueva su nombre y mucha celebridad cierto chivato monstruoso que, por la noche, salía de ella para atrapar a cuantos por ahí pasaban. Era fama que nadie podía resistir a las fuerzas hercúleas de aquel feroz animal y que todos los que caían en sus cuernos eran zampuzados en los antros de la cueva, donde los volvía Imbunches si no querían correr ciertos riesgos para llegar a desencantar a una muchacha que el chivo tenía embrujada en lo más apartado de su vivienda. Los que se arriesgaban a correr aquellos peligros tenían que combatir primero con una sierpe que se les subía por las piernas y se les enroscaba en la cintura, en los brazos y la garganta, y los besaba en la boca; después tenían que habérselas con una tropa de carneros que los topaban atajándoles el paso, hasta rendirlos, y si triunfaban en esta prueba, tenían que atravesar por entre cuervos que les sacaban los ojos, por entre soldados que les pinchaban. De consiguiente, ninguno acababa la tarea y todos se declaraban vencidos antes de llegar a penetrar en el encanto. Entonces no les quedaba más arbitrio para conservar la vida, que dejarse imbunchar, y resignarse a vivir para siempre como súbditos del famoso chivato, que dominaba allí con voluntad soberana y absoluta. Lo cierto es que nadie volvía de la Cueva a contar lo que acontecía, y que casi no había familia que no lamentara la pérdida de algún pariente en la Cueva, ni madre que no llorase a un hijito robado y vuelto imbunche por el chivato, pues es de saber que éste no se limitaba a conquistar vasallos entre los transeúntes, sino que se extendía hasta robarse todos los niños malparados que encontraba en la ciudad.
49

Informe oficial al respecto de la Municipalidad de Valparaíso. En Valparaíso, en los terrenos que hoy ocupa el edificio del Diario “El Mercurio”, desde 1899, existía una cueva excavada en la roca de singular origen. Algunos vecinos aseguraban que su existencia se debía a cateos mineros realizados en tiempos coloniales; otros pensaban que su origen se debía a causas naturales, posiblemente producto de la continua acción del mar; pero los más creían que su nacimiento obedecía a los invencibles poderes del demonio.

La caverna estaba situada muy cerca de unas peligrosas rompientes en donde el mar azotaba con furia. Se comentaba que allí en ese misterioso lugar, el Diablo, transformado en un Chivo maligno, se acercaba al Océano en busca de sirenas que, de tiempo en tiempo, venían hasta los roqueríos a peinar sus húmedas cabelleras. La Cueva del Chivato, como se la denominó desde el siglo XVII, tomó posesión en la fértil imaginación del pueblo y se fue transformando en un bullente aquelarre de brujos, con poderes sobrenaturales y pleno de extraños y desgraciados acontecimientos. Muy pronto La Cueva del Chivato tomó dimensiones fabulosas y eran muy pocas las personas que se aventuraban de noche a pasar por su fatídico boquerón. Ubicada en un rocoso promontorio en el faldeo del Cerro Concepción, la cueva quedaba junto al obligado camino que debían seguir quienes transitaban entre el Puerto y el Almendral o viceversa.

50

La población porteña aseguraba que, de noche, se aparecía el Maligno transformado en un enorme Chivo dueño de tan potente mirada, que podía hipnotizar y petrificar a sus víctimas impidiéndoles cualquier intento de fuga. Los que lograban huir, lo hacían tan desesperadamente que morían destrozados entre las abruptas rompientes o escapaban abandonando tras sí todas las pertenencias que portaban. Al camino que pasaba por La Cueva del Chivato se le bautizó posteriormente con el nombre de “Calle del Cabo”, sendero que terminaba en la Quebrada de Elias, actual Plaza Anibal Pinto. Entre los siglos XVII y XVIII, sólo un reducido número de humildes casas, se levantó en el sector que era el paso obligado de jinetes, carretas, calesas y coches. Todos preferían hacer la jornada diurna, porque la nocturna arriesgaba a infortunados encuentros con el “Maligno”. Tanto fue el terror que creó esta leyenda, que en 1814, la policía optó por crear un farolito sobre una estaca para brindar algo de visibilidad al rocoso promontorio. Casi a fines del siglo XVIII, don Joaquín de Villaurrutia, prestigioso comerciante vasco adquirió todos los terrenos y casas ubicadas en la Calle del Cabo, incluyendo la misteriosa Cueva del Chivato. De inmediato, se procedió a dinamitar el peñón donde estaba situada la caverna para construir los edificios que servirían de bodegas para sus transacciones comerciales. Cuando la fortuna comenzó a sonreírle, también la desgracia comenzó a ensañarse con él. Innumerables problemas políticos, monopólicos y hasta guerreros comenzaron a preocuparlo. Villaurrutia, logró ser dueño de una fragata con la que deseaba mantener el régimen colonial, pero muy pronto cayó en poder de los patriotas durante gloriosos acontecimientos producidos en 1821. Aún así la mala suerte siguió a la nave la que fue destruida durante un violento temporal que la estrelló en los roqueríos que existían frente a la Cueva del Chivato en 1839. Corría el año 1833, cuando don José Waddington compró una gran parte del Cerro Concepción, incluyendo los terrenos de La Cueva del Chivato y otros en la Calle del Cabo, hoy calle Esmeralda. El comerciante inglés ordenó nuevas demoliciones del fatídico promontorio haciendo desaparecer definitivamente la legendaria Cueva. Según la tradición, los maleficios del antro maldito alcanzaron también la riqueza de Waddington, muerto en 1876, a los 84 años. Se cuenta que en 1830, un grupo de marineros ingleses ingresaron a La Cueva del Chivato, expulsando de ella a un grupo de vagos y delincuentes de la peor calaña,
51

que habían ubicado allí su centro de operaciones, ellos eran y no otros, los autores de todos los delitos atribuidos al “maléfico” chivo. El 19 de Julio de 1978, un grupo de autoridades encabezadas por el Intendente y Alcalde de la ciudad, procedieron a descubrir una placa recordatoria en el lugar donde existiera La Cueva del Chivato.

52

La Doncella Del Valle Del Encanto
Narra la leyenda que una doncella realizaba misteriosas y fugaces apariciones en lo alto del Peñón del Encanto, resplandeciendo de oro su cabellera y alba de tules su figura. Por extraño encantamiento de malabares, unas naranjas de oro rodaban por el aire, yendo de una de sus manos a otra y viceversa. Cuando alguien intentaba aproximársele, la figura se esfumaba no dejando rastro alguno. Quiso en una de esas esotéricas apariciones que la viera un indígena, el cual se prendó de tal belleza y, poseído por una obsesión rayana en lo pertinaz, día y noche aguardó tan esperada presencia. Muchas veces la volvió a ver y, cegado, raudo se le aproximaba. Pero, tal cual era el designio, cuánto más se acercaba, la figura íbase desvaneciendo hasta desaparecer completamente, rompiendo así el hechizo. Mas, una noche estrellada, el obcecado hombre logró llegar sorpresivamente hasta ella y, al extender los brazos para cogerla, la luz dorada que despedían sus cabellos y las naranjas de oro lo cegaron. Cerró fuerte los ojos doloridos y, al reabrirlos, comprobó que el encanto nuevamente había desaparecido. Loco por el dolor punzante, decepcionado por la cruel realidad de sus manos vacías, se arrojó desde lo alto del peñón al vacío. Su cabeza azotó contra la mesa de piedra bajo el peñón, terminando así con su miserable existencia y su ilusión amorosa rota.

53

La Cueva de Salamanca (Leyenda de Illapel)
Es la cueva donde se aprende el arte de la brujería. En Chile sólo existe una sola Cueva de Salamanca, pero ésta tiene varias entradas y están cuidadas por culebrones. En esta Cueva está el alma de los brujos fallecidos, cuyo espíritu les insufla poderes a los que se inician; se rinde homenaje a Satanás; se efectúan las misas negras; se realizan las confesiones de brujos y brujas. Una palabra devota o la señal de la cruz bastaría para disolver en monstruosa confusión la asamblea. Al canto del gallo vuélvense los Brujos a sus casas en las que penetran escurriéndose por la chimenea, por el ojo de la cerradura o por alguna rendija. Cada cierto tiempo, en la Cueva se efectúan fiestas a las que asisten los maestros. Todo el servicio es de oro y lo que se sirve es de lo mejor, pero nada se puede sacar de la Cueva. Llevado al exterior se convierte en materia grosera. Se cuenta que a la Cueva de Salamanca fue invitado un joven por un brujo, y se encontró con una gran fiesta, allí todo era de oro y plata. Cuando quedó solo se metió una cuchara de plata al bolsillo y en ese momento vio a una niña de hermosas piernas que se acercaba. Después despertó en la Plaza y, recordando lo ocurrido y llevándose las manos a los bolsillos para ver si tenía la cuchara, se encontró con una canilla. En otras partes del país, en especial en Carahue, estas cuevas son llamadas Renis. En Carahue se habla de la existencia de cuatro Renis, siendo tres de ellas de mucha actividad en otra época. Ahora sólo son dos las que están en plena acción. En estas cuevas se reúne todo el señorío y celebran sus fiestas y practican sus malas artes.

54

55

El Chon Chón (Leyenda de San Julián)
El Chonchón es un pájaro castellano (gris ceniciento), del tamaño de una tagua. Se cree generalmente que es gente que huele a brujería; que después de ponerse unas unturas en la garganta, sale a volar sólo la cabeza alada, dejando el cuerpo en la casa. Al emprender el vuelo dicen: Sin Dios, sin Santa María, y si por equivocación profieren otras palabras, se dan un porrazo madre (una gran caída). Volando se dirigen a la Cueva de Salamanca, cita en San Julián, en cuya cueva celebran el convite o conciliábulo, que termina ya parte para el día (poco antes de amanecer). En los cantos populares recitan este cuarteto: “Tu padre sería brujo, como Chonchón se volvía, y hacía: tué, tué, tué cuando de noche salía.” Al oír que pasa volando el Chonchón cerca de nosotros, hay que decir: ¡Pasa Chonchón tu camino!. Si le decimos: ¡Vuelve mañana por sal!, se presenta al día siguiente una mujer vieja y pobre a pedir explicaciones por la broma de la noche anterior. Cuando un brujo se ha puesto los untos e ido a volar, dejando el cuerpo en la casa, es necesario que se ponga otros untos cuando haya vuelto, para que se le pegue la cabeza al cuerpo. Si le ocultan el unto o se lo destruyen (el brujo o, lo que es lo mismo, el Chonchón) se mata, aporreándose por el suelo. Para aprender a brujo hay que soportar tremendas pruebas de arrojo y repugnancia; y si (el individuo) aguanta, es llevado a un festín tan espléndido como el bíblico de Baltasar, en que el servicio es de oro y plata. Y si recibe un objeto para llevar de recuerdo o se roba una pieza de rico metal, tiene que echarla al fuego para que conserve su valor; si no, se le vuelve estiércol de vaca...

56

Para cazar un Chonchón o brujo volando hay que rezar la siguiente oración: ¡San Cipriano va para arriba, San Cipriano para abajo!, repitiendo muchas veces lo mismo y sosteniendo en una mano una vela de bien morir y, en la otra, un cuchillo de cacha de belduque. Con esta manifestación, el Chonchón cae al suelo, donde es cogido y quemado. Cazado así es como se ha visto que es pájaro castellano.

57

“Las Principales Leyendas, Mitos, Historias

y Cuentos de Chile” recoge más de 125 de las más conocidas narraciones, mitos y leyendas que se han pasado oralmente de generación en generación y forman parte de la memoria popular chilena. Esta antología ha sido redactado con la aspiración de divulgar la riqueza de las esenciales leyendas, mitos, historias y cuentos de Chile. Refleja las creencias, costumbres y experiencias del pueblo chileno antes y después de la conquista española Chile sin pretender ser una recopiliación científica o exhaustiva. Puede Ud descargar su copía (297 páginas en formato A4): http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/ebook/product-21009352.html O comprar una copía impresa: http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/paperback/product-21009314.html

58

El Tue Tue – El Chon Chon - 2
El Tue Tue es un brujo que recorre los lugares eriazos del campo de nuestra comuna. Es una cabeza con alas de quien está en trance y sale a vagar. Tiene un estridente : "!tue-tuetue!", revoloteando por los tejado o por las cabezas en los campos. Nadie lo ha visto, por eso no hay acuerdo de su forma y condición. Un autor lo describió como una figura de una cabeza humana, cuyas orejas le sirven para volar en la oscuridad, es un brujo (en el libro sale como un ave, pero es brujo) El brujo/a, se encierra en su cuarto al oscurecer, tomando algunas medidas para no ser visitado por extrañeros en la noche. Se aplica algunas pomadas mágicas en la garganta, se separa la cabeza del cuerpo, sin derramar sangre. mientras que el cuerpo reposa, a la cabeza le salen las alas y se lanza al espacio. No es un vuelo sin rumbo, puede ser a la cueva de Quicaví, de Salamanca u otra que se celebre un aquelarre, o a la cueva de algún enfermo o a causar algún daño. Si de noche oímos "!tue-tue-tue!" debemos decir "!pasa, Chon-Chón, tu camino!", y nunca debemos mirarlo, pues si le miramos o le decimos "!vuelve mañana por sal!", al al siguiente día se presentará en su casa a la hora de almuerzo una anciana, un elegante señor o un pordiosero que dirá "!vengo por sal que me ofrecieron anoche!" En ese caso hay que darle la sal, porque si le niega comida, de otro modo ChonChón lo tomará como una broma y la maldecirá o se vengará cerúleamente.

59

Animita del Indio Desconocido (Leyenda de la Zona Sur)
Esta versión del proceso de la "Animita" del Indio Desconocido, está tomada en parte de una investigación que realizara Caba, Carlos Baeriswyl y publicada en el diario "El Magallanes", de Punta Arenas. "En 1928 los habitantes de Punta Arenas observaban atónitos un fabuloso trozo de mármol blanco, traído desde la isla Cambridge, actualmente denominada Diego de Almagro. El descubrimiento tomó mayores proporciones con la formación de la Compañía de Mármoles Cambridge, que se encargaría de extraer esta fantástica riqueza. La isla Diego de Almagro estaba poblado por pequeños grupos de alacalufes que vivían de la recolección de mariscos y del paso de los buques hacia el Estrecho de Magallanes. Al inicio de mayo de 1929, con el primer viaje de la goleta `Manolo', se daba comienzo oficialmente a los trabajos de explotación marmolífera. Para evitar posibles robos o desmanes por parte de los aborígenes, fueron dejados en la isla dos empleados de la compañía, M. Kravient, de nacionalidad rusa, y un chilote llamado David Leal. Se construyó un pequeño embarcadero y se montó provisoriamente un campamento a orillas de la costa en la bahía Sewtt. Mientras tanto, la goleta regresaba a Punta Arenas en busca de los trabajadores y del material restante. Los días de espera para ambos cuidadores fueron largos y tediosos, la lluvia fue incesante, era muy difícil encender fuego dado que la madera de la isla está siempre empapada, los únicos compañeros de hábitat eran los alacalufes que no cesaban de merodear. El 6 de mayo de 1929, mientras Kravient y Leal descansaban en su carpa de campaña, de improvisto y sin provocación alguna, fueron atacados por un grupo de aproximadamente 12 alacalufes, quienes dispararon con un arma de fuego sobre la carpa. Leal cayó abatido recibiendo un impacto en el cráneo. El ruso, tomando su
60

arma de fuego logró repeler el ataque momentáneamente, dejando mal herido a uno de los indígenas. Al cabo de algunos minutos se presentaron nuevamente los indios, esta vez visiblemente más decididos y Kravient se vio obligado a huir hacia el interior de la isla, dejando a su compañero a merced de los alacalufes. Poco menos de un mes de penurias tuvo que soportar Kravient escondido en el interior de la isla esperando el arribo de la goleta que llegó a ese puerto el día 5 de junio. El técnico de la compañía, Aristóteles Carozzi, y el mecánico Fructuoso Muñoz López, fueron los primeros en llegar al lugar de los hechos. Estos declararon que el cadáver de un indio se encontraba sentado, vestido con ropas del ruso y con un jockey; las aves de rapiña le habían mutilado una pierna; en tanto el cadáver de Leal se encontraba sumergido a pocos metros de la costa, atado con alambres de pies y cabeza a un trozo de mármol. Los trabajadores de la nueva compañía, que habían llegado en ese viaje para comenzar las faenas, fueron los encargados de realizar el entierro en un lugar cercano a la bahía Sewtt. El ruso Karvient, visiblemente afectado por la espera, no quiso asistir al improvisado sepelio. Al regreso de la goleta "·Manolo" el hecho sangriento fue comunicado a las autoridades marítimas de Punta Arenas por el ingeniero jefe Doimo Cettineo. La autoridad ordenó las diligencias legales correspondientes, y más tarde, aprovechando la gira de inspección que realizaba por los canales el escampavía "Porvenir", el día 4 de agosto, dos agentes del grupo de investigaciones de Carabineros de Magallanes, Alberto Sepúlveda y Daniel Larenas, desembarcaron en la isla procediendo a exhumar los cadáveres, labor que les ocupó prácticamente todo el día. Hubo que forrar los rústicos cajones con latas de parafina para así poder embarcarlos en el escampavía.

61

El día 9 de agosto atracó en Punta Arenas el "Porvenir", enviando de inmediato el singular cargamento a la morgue local. Los antecedentes legales fueron remitidos al juzgado de Puerto Natales, ya que la isla Cambridge correspondía a esa jurisdicción. Extrañamente, la orden para realizar las autopsias se hizo esperar hasta el día 28 de agosto. La autopsia fue efectuada por el médico legista Alvaro Sanhueza, y el resultado de ella fue el siguiente: David Leal, chileno, occipital con la respectiva perforación en la región craneana, el proyectil resultó ser de un revólver. El indio, bautizado bajo el nombre de Pedro Zambras, alacalufe, no presentaba demostraciones aparentes de herida a bala, siendo muy difícil precisar otro tipo de lesiones, ya que los cuerpos se encontraban en avanzado estado de descomposición. Causa presunta de la muerte: inmersión. El mismo día de la autopsia, fueron colocados los restos de ambos en un solo ataúd, debido a que nadie reclamó los cadáveres. El cementerio donó la sepultura 17-If-14 C. 12 norte. Animita La sepultura no contó con lápida. Más tarde, alguna alma piadosa colocó un mármol en donde se leía "Indio Desconocido". Comenzaron a aparecer algunas velas encendidas y dinero que los creyentes depositaban. La gente atribuía al "Indio Desconocido" gracias milagrosas, poco a poco la creencia fue propagándose. Cantidades de placas certificaban favores concedidos. Agradecimientos por la salud recuperada, solución a asuntos familiares, sentimentales, económicos: Gracias indiecito desconocido por haberme escuchado mis ruegos. Marisol. Gracias indiecito por haberme concedido mi promesa. En el año 1967, doña Magdalena Vrsalvic, magallánica, viajera internacional, ubicó en un rincón del cementerio la tumba del "Indio Desconocido", que sabía tenía fama de milagroso; teniendo un problema rezó y solicitó su ayuda, y se produjo el milagro. Quedó en sus planes hacerle una hermosa tumba. Comenzó su campaña, se vinculó con la prensa, con la Armada, logró interesar a la Cruz Roja para construirle una tumba monumental y una estatua al indio desconocido. El proyecto se hacía realidad. La Armada obsequió el bronce, y la figura de un indio tamaño natural fue encargada al escultor Edmundo Casanova, luego fue vaciada en los talleres de Indumetal; la Cruz Roja adquirió un lugar central en el cementerio a pocos metros de la entrada principal, entre pinos cónicos. Posteriormente se ordenó la exhumación de los restos de la fosa 17-If-14 C. 12 norte, encontrándose con la gran sorpresa que en el féretro existían dos osamentas. Así las cosas, no quedó otra cosa que colocar ambos bajo la tumba que se conoce del "Indio Desconocido".

62

El 18 de diciembre de 1969 se instala oficialmente la escultura de un recio mocetón desnudo, y sobre la base en que se yergue, este epitafio, solicitado el poeta magallánico José Grimaldi: El indio Desconocido llegó desde las brumas de la duda histórica y geográfica. y yace aquí cobijado en el patrio amor de la chilenidad. La Cruz Roja colocó una alcancía para recoger los dineros que los creyentes depositaban, erogaciones que le servían para fines benéficos. La devoción popular se canalizó hacia esta Animita, que es visitada por personas que vienen desde lejos como de cerca, del país como del extranjero, y compensan favores con ofrendas como rosarios, y collares que colocan en su cuello. En el año 1983 la Alcaldía de Punta Arenas intentó modificar la ubicación del conjunto. La idea era trasladarlo más al interior, por constituir un peligro la cantidad de velas encendidas. Esto bastó para que se produjera una gran polémica logrando así evitar el traslado. Doña Magdalena Vrsalvic sugirió en esta ocasión sacar al "indiecito" del cementerio y colocar su tumba en una plaza pública para que así la gente tuviera acceso a toda hora. Pero en el mes de marzo de 1984 la autoridad edilicia determinó su traslado al sector oriente, a un conjunto arquitectónico en que el indio es la figura central y las placas quedaron mejor distribuidas. Miles de personas rinden tributo al "Indiecito Desconocido", aunque es el Día de Todos los Santos se acrecientan las visitas.

63

El Alicanto (Leyenda del Atacama)
Es un pájaro fabuloso que vive entre los cerros de minerales y se alimenta de oro o de plata, según sea el metal del cerro donde mora. Sus ojos despiden extraños fulgores. De sus alas se desprenden reflejos que lo envuelven en un halo luminoso, cuando camina por los peñascales. Si tiene su buche lleno, no puede volar debido al peso de los metales con que se alimenta, pero no le es difícil huir si alguien se atreve a perseguirlo, pues en cualquier recodo o grieta se oculta, sin dejar huella de su paso. Si la persecución es mantenida, el Alicanto se perderá y aparecerá; caminará con un paso más rápido y a veces lento, hasta que por fin arrojará una luz fuertísima que traspasará y encandilará al perseguidor dejándolo enceguecido en medio de un camino o al borde de un precipicio. Cuando está ayuno come con ligereza y, cuando está harto, lentamente. Si se siente perseguido oscurece sus alas. Habita en pequeñas cuevas. Pone dos huevos, de oro o de plata. A veces lleva a sus perseguidores a la muerte y los arrastra a los bordes de los precipicios. Los mineros que tienen por guía a un Alicanto se enriquecen, ya que éste los conduce a puntos donde existen ricos yacimientos o a los sitios donde hay algún tesoro enterrado. El pájaro de plata y oro también orienta a los mineros hasta el filón del mineral que ellos buscan. Aparece solamente de noche y su cuerpo no proyecta sombra alguna sobre la tierra. Si el minero que lo sigue va poseído de una ambición desmedida, el Alicanto lo arrastra a un precipicio, donde perece.

64

La Lola (Leyenda de Antofagasta)
En la provincia de Antofagasta, en la época de los descubrimientos, fue muy conocida una mujer de rara belleza llamada Lola. Para el que no la conocía, su fama misteriosa y vaga, era como una mujer de embrujo. Su padre, llamado Pedro, vivía para cuidar a su hija y distanciarla de sus enamorados. Este hombre era conocido por el apodo de Vagabundo, por sus búsquedas de minas en una época, y después por sus viajes por la costa en un barquichuelo de su propiedad. La hija, vigilada de cerca y de lejos por su padre sembraba entre los hombres ilusiones y desengaños; y entre las mujeres envidias y rencores. Hasta que un día un joven es su preferido, pero él veía en ella la figura querida de una ausente. Pero, llegó la mujer que ocupaba su corazón, y al verse ella desplazada, despechada, pronto se transformo en la más terrible celosa. Vivía odiando a la rival, que era una hermosa rubia. Atisbaba día y noche a la feliz pareja y se consumía de celo y pasión. Una noche, descalza y silenciosa llego a la pieza donde dormía tranquilamente el hombre que la hacia sufrir y hundió profundamente en su corazón un puñal, y huyo hacia los cerros dando gritos, alaridos Al día siguiente, conocido ya el crimen el padre sale en busca de la hija y el sol, la sed y el silbido del viento terminaron con él. Después de mucho tiempo regresa ella al poblado víctima de la locura, solo sabiendo reír, hasta que murió. Desde entonces la Lola y su espíritu vengativo recorre los cerros.

65

Lola - 2 (Leyenda del Norte Grande)
De Wikipedia, la enciclopedia libre La Lola es el nombre de un personaje femenino de una leyenda característica del norte de Chile, aunque también se encuentra presente en menor medida en las regiones centrales. La versión más conocida de esta leyenda la describe como el alma en pena de una mujer, la cual se caracteríza por deambular arrastrando el ataúd de su esposo muerto. El mito cuenta la historia de una mujer bellísima llamada Dolores, que vivía en el norte de Chile; y que era deseada por la mayoría de los hombres, quienes la llamaban "Lola". Ella tenía un padre que vivía para cuidar a su hija y distanciarla de sus enamorados, a la espera de que llegara el hombre indicado para ella. Sin embargo un día conoció a un joven y pobre minero del cual se enamoró perdidamente; y como sabía que su padre no lo aceptaría, decidió irse de su casa y escaparse con aquel hombre para casarse con él. Al poco tiempo, se unieron a un grupo de mineros que caminaba tras la búsqueda de una veta del apreciado oro o plata, y es así como el matrimonio encuentra la riqueza y comienza la faena. Todo parecía que iba a ser pura felicidad en sus vidas, pero el hombre que ella quería realmente no la amaba, y ya no era un esposo dedicado a ella; debido a que el minero, con la riqueza que obtenía, solo se dedicaba a conquistar otras mujeres.

66

Sin embargo, al poco tiempo lo vio besándose con otra mujer. Enfurecida por el engaño y los celos, esperó al minero en su hogar, y lo mató con un puñal. Después huyó a los cerros dando gritos y alaridos arrepentida de lo que había hecho. Al tiempo, regresó al poblado donde vivía, víctima de la locura, solo sabiendo reír y murmurando que los habían asaltado y que asesinaron a su marido. Enloquecida, posteriormente fue en búsqueda del cadáver que estaba en un ataúd negro, y huyó a los cerros con él, tratando de encontrar al criminal de su esposo (que realmente no era nadie más que ella). Es así como comenzó a vagar por las altas cimas de la cordillera y por los faldeos; hambrienta, descalza, desgreñada; Siempre con el deseo de venganza contra el criminal de su amado esposo, hasta el fin de sus días. Pero como obviamente nunca encontraría a ese criminal, luego de morir en los cerros, su alma no pudo encontrar descanso, y desde entonces su espíritu vengativo recorre los cerros y las minas; y sus correrías la hacen ser conocedora de los sitios donde se encuentra el preciado metal. Desde aquel día se afirma que en algunas noches los hombres que andan en los cerros norteños escuchan una voz que los llama por su nombre, y una vez que llegan al lugar de donde viene el sonido ven a una mujer pálida y extraordinariamente bella que viste de blanco y que anda arrastrando un ataúd oscuro. Desde aquel momento, el hombre que la sigue está prácticamente perdido, ya que lo asesinaría al confundirlo con el asesino que está buscando. Los mineros igualmente dicen que "La Lola" transita por las galerías abandonadas, acompañada del ataúd negro de su esposo. Por ello se dice que los Mineros que han encontrado la muerte repentina en alguna de estas galerías, es seguro que murieron de terror ante la presencia fantasmagórica de La Lola. Pero para los mineros buscadores de una veta, "La Lola" convierte la venganza en una piedad, al anunciar a los buscadores la proximidad del tesoro, pero no para que lo hagan aflorar, sino para que se alejen del lugar; porque cuando se encuentra la veta, la muerte se acerca en la vida del minero. Todos la recordaremos por su sensualidad.

67

El Padre de Camiña (Leyenda del Norte Grande)
Por la pampa de Tarapacá caminaban dos indios; caminaron mucho y sin darse cuenta, fueron sorprendidos por la noche. Temerosos del frío nocturno prendieron una fogata y al hacerlo, se llevaron una gran sorpresa: ¡el fuego caminaba! -Ay Dios, el fuego camina, el fuego corre!... - gritó despavorido uno de ellos. -¡Huyamos, hermanito, huyamos! – propuso el otro. Y veloces, corrieron aterrados a refugiarse en la parroquia de Camiña. Agitados y muy nerviosos tocaron a su puerta. El cura se sobresaltó: “¿Qué pudo haberle ocurrido a esta gente, de ordinario tan tranquila, para que reaccionaran así...?”. Los indios no articularon sino este lamentable estribillo: -¡Ah, taitita por Dios...! Difícil trabajo tuvo el sacerdote tratando de calmar a los indios, que le dijeron que el diablo se había metido en la fogata y corría a la siga de ellos. Sin perder un minuto, el cura invitó a los indios a caminar con él hasta el lugar donde habían ocurrido los acontecimientos. Una ve allí, lo bendijo y recogió terrones de “esa Tierra” para analizarla con tranquilidad. En la paz de su parroquia la examinó y terminó por descubrir que “aquella Tierra” contenía nitrato de potasio. Una sana inquietud le guió al jardín. En su mano empuñaba una cantidad de “tierra” y pensaba: “¿qué pasaría si la arrojase a mis plantitas...?”. Y persinándose, la tiró. La sorpresa no se hizo esperar: las plantas crecieron vigorosamente y de manera espléndida: Era como la primavera del más hermoso florecer. Los lugareños pensaban que aquello era milagroso. -El jardín del señor cura está bendito – murmuraban. Pero el murmullo irritó al buen cura de Camiña, que era medio sabio y medio santo. Entonces les explicó: -No, hermanos, nada de milagros. Entren a la iglesia para que vean algo que les hará calmar su inquietud. Abrió una caja, exhibió la tierra fortificante y luego les explicó:

68

-Esto que ven aquí no guarda magia alguna. Si les agrada, a esta bendita tierra la llamaremos “tónico para el reino vegetal”. Les repartiré un puñadito y luego me contarán cómo se hermosean sus hortalizas y sembrados. Desde entonces Camiña floreció en gracias nuevas portentosas a los ojos de los pobladores, y más tarde del mundo, ya que el nombre de Chile viajó, a partir de 1879, impreso en los sacos salitreros que exportaba en enormes cantidades como sinónimo de “Patria de la Felicidad”. Francisco Arenas, 6º año A, Academia Iquique

69

El cerro de la Mano Negra (Leyenda de la Zona Sur)
Un cerro de Coyhaique tiene antes de llegar a la cumbre, estampada una mano negra, la que apareció después de que un hombre se tendió a dormir, sobre su manta a media falda del cerro. El hombre sintió que se hundía, que la tierra se lo tragaba y en su desesperación comenzó a levantar los brazos queriendo asirse a algo para levantarse y profiriendo espantosos gritos. En su angustia estiraba la mano temblorosa, quería aferrarse, pero se sumió. Y esa es la mano de él, que refleja una mano hecha de terror.

70

La Música de las Montañas (Cuento Aymara)
En el norte de Chile, en un pueblo que está en la Cordillera de los Andes, vivía Chuku, un niño aymara. Él había tallado con mucho esfuerzo, una hermosa quena, pero esta quena, tenía un problemita: No sonaba. Por eso, le pidió al yatiri -un sabio anciano del ayllu-, que le mostrará el sendero por donde llegar hasta la vertiente sagrada, ahí decían, un misterioso sereno le daría sonido a su quena. El anciano, muy testarudo, no quería reverlarle el camino a Chuku, porque decía que era muy peligroso y aún no era el momento, pero Chuku, todos los días, le rogaba por lo mismo... Un día el anciano llamó a Chuku y le dijo, que había llegado la hora de reverlarle el camino, pero que debía tener mucho cuidado, porque le sereno era también un ser malvado y podía provocar enfermedades... Chuku y su hermana partieron al amanecer hacia la vertiente sagrada, caminaron por quebradas, cerros, cruzaron arroyos y riachuelos, Chuku tenía la esperanza que el sereno le diera melodía al instrumento, pero también tenía temor, pues no debían dejarse ver por el espíritu...

71

Al llegar a la vertiente sagrada, Chuku tomó la quena y nuevamente, comprobó que no sonaba, la dejaron a la orilla y se escondieron... El sapo, símbolo andino del agua y de la fertilidad, cantó al lado del sereno, quíén llenó de melodía al bello instrumento. A la mañana siguiente, Chuku tomó su quena y sopló, ¡qué maravilla!, de ella salía la música más hermosa. Los hermanos regresaron al ayllu a tiempo para la fiesta de la limpieza de los canales, mientras hombres afanaban en las zanjas, las mujeres preparaban la comida y Chuku se pudo incorporar rapidamente a la fiesta y tocar. Consejo Nacional de Televisión, www.novasur.cl

72

“Las Principales Leyendas, Mitos, Historias

y Cuentos de Chile” recoge más de 125 de las más conocidas narraciones, mitos y leyendas que se han pasado oralmente de generación en generación y forman parte de la memoria popular chilena. Esta antología ha sido redactado con la aspiración de divulgar la riqueza de las esenciales leyendas, mitos, historias y cuentos de Chile. Refleja las creencias, costumbres y experiencias del pueblo chileno antes y después de la conquista española Chile sin pretender ser una recopiliación científica o exhaustiva.

Puede Ud descargar su copía (297 páginas en formato A4): http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/ebook/product-21009352.html O comprar una copía impresa: http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/paperback/product-21009314.html

73

Mamiña (Leyenda del Norte Grande)
...Retrocediendo en el tiempo, encontramos que los antiguos moradores no vivían precisamente en Mamiña, sino que tenían su residencia en el pueblo de QUIPISCA, ubicado frente al "corte" que hoy se llama "Cuesta de Dupliza". Mamiña era sólo una vivienda, o sea, un grupo de chozas destinadas a servir de refugio temporal a los pastores que iban con su ganado, a pastorear y a extraer de las canteras, la piedra volcánica (Toa Liparitica) que utilizaban en sus construcciones. ...Hace mucho tiempo, cuando recién el Inca Manco Capac comenzaba a estructurar el Imperio Tiahuantisuyo, las furias de la naturaleza se desataron en la cordillera y los deshielos, aumentados con el caudal de las fuertes lluvias, dieron forma a un gran aluvión que, tronando bajó por las quebradas. Las aguas tumultuosas arrasaron con QUIPISCA y los arroyos perdieron su pié, al llevarse la tormenta, la arcilla de su lecho. Finalizaba la tormenta, la catástrofe fue aún mayor, alcanzando a los moradores de la Región. La permeabilidad del terreno impedía el aprovechamiento del agua y las cosechas se secaron. El cacique Pascual Cautin Ipaicho reorganizó su pueblo, en ls tierras de la actual Mamiña, parcelando y entregando a cada grupo familiar un terreno apto para el cultivo. Pero, no se había dado todavía un nombre al lugar y ocurrió que habiéndose enfermado de gravedad su hija predilecta de Mamaocllo, hermosa Ñusta, princesa del Sol, que también era hija legítima de Manco Capac. La princesa, que comenzó a enceguecer, fue traída por los médicos de la corte, como último recurso al no poder ser curada, a bañarse en aguas termales de una
74

laguna enclavada entre los cordones cordilleranos que bajan por los Andes hasta la Pampa del Tamarugal, a tres mil metros que poseía el Cacique Pascual Cautin. Allí se produjo el milagro de la mejoría de la Ñusta: al poco, notó que recuperaba la vista y y los descendientes del Inca, llamaron al lugar, Mamiña, que quiere decir, La niña de mis ojos. Mamiña, durante años, vio llegar caravanas incaicas con el propósito exclusivo de encontrar alivio y remedio en sus aguas. Años después, los españoles rebautizaron el lugar, denominándolo San Marcos de Mamiña, nombre que ostenta en la actualidad, declarando oficialmente a la especie silvestre "sabinete", como flor que engalana su escudo. Según la leyenda, así fue el origen y la fundación del pueblo; y, aunque pareciera irreal, no lo es tanto si la consideramos como otras de los pueblos vecinos. Además, la dispersión de nombres y apellidos le dá veracidad y la encuadra dentro de cierta lógica. Eduardo Carrión, Juana Maldonado

75

Manquian
Manquian era una niña muy hermosa que le gusta ir al mar a jugar, sus padres le aconsejaban, que no lo hiciera porque al mar había que tenerle respeto, pero ella hizo caso omiso a los consejos de sus padres y continuó jugando a orillas del mar. Cierto día, cansada de jugar se sentó en una roca que se encontraba a la orilla y quedó pegada a la roca. Sus padres desesperados hicieron todo cuanto pudieron para sacarla, pero, todo esfuerzo fue inútil hasta que desapareció. Sus padres venían todos los días a verla pero la niña no apareció mas. Un día estaban mirando el mar y escucharon una voz que les decía vengan mañana temprano, les pagaré la niña. Fueron al día siguiente y el mar había botado cuanto producto tenia y les dijo este es mi pago no se preocupen ella es muy feliz

Josefina Rubilar Leiva (4ºb) Alondra del´herbe artigas (4ºb)

76

Por qué el Tacora se apagó (Leyenda de la provincia de Tarapacá)

Las aguas del mar de Arica eran las predilectas de uno de los incas más famosos del Perú. Todos los años bajaba a la playa rodeado de un séquito cortesano, celebrándose con tal motivo fiestas interminables. Las mujeres más hermosas y divinas se deleitaban en las tranquilas y tibias aguas del puerto, y eran tan bellas, que las sirenas les tenían envidia y celos. Seres marinos acudían también a admirar corte tan vistosa y feliz. Mas en una de aquellas noches de orgía y de locura, sirenas y caballos marinos formaron tal alboroto con las olas, que éstas crecieron y se extendieron en tal forma que arrasaron con inca, doncellas y cautivas. Desde entonces el Tacora apagó sus fuegos. Se dice que los cuerpos brillaban del fondo del mar con tal intensidad que miles de aves aparecieron en los aires a contemplar desde arriba el resplandor de una corte tan brillante sepultada en el fondo del mar.

77

Un pueblo de indios (Leyenda de la provincia de Tarapacá)

A tres kilómetros al sudeste de Matilla existió hace siglos, un pueblo de indios, que fue destruido por un terremoto, no quedando hoy día, ni el más remoto vestigio de su existencia, pero al pasar por este sitio, se oye un ruido extraño y parece que la tierra se fuera a hundir.

78

La Leyenda de Malloa (Leyenda de la provincia de Chachapoal)

Malloa era una hermosa niña de quince años, hija del cacique Rigolemu, casado con la bella Tralana. Deslumbrados por la belleza de la muchacha, se enamoraron de ella los caciques Corcolén y Panquehue, pero su naturaleza la llevó a unirse con Pelequén, quien mató a sus contrincantes para vivir con su amada. Tralana, que sostenía amores con Ñunco y al saber de las iras de Rigolemu, huyó junto a él. Sin embargo, los alcanzó la maldición del poderoso Machi Chu-Chue, y quedaron convertidos en piedras, a cierta distancia una de otra. Malloa se entregó entonces a Chu-Chue, que la lleva hasta el cerro Sol Pintado, a cuya entrada existía una cueva que conducía hasta una mansión encantada, donde en forma apasionada le ofreció matrimonio a Malloa. Ella aunque un poco evasiva aceptó, pero al momento de dar el sí, el cerro se partió en dos, sepultando al hechicero y a la princesa en sus entrañas.

79

La Tirana (Leyenda de Tarapacá)
La leyenda de La Tirana comenzó a gestarse en los albores de 1535, cuando Diego de Almagro salió del Cuzco a la Conquista de Chile al mando de 500 españoles y 10.000 nativos peruanos.

Iban con ellos hombres importantes: Paullu Inquell Tupac, príncipe de la familia de los Inkas y Huillac Uma, Sumo sacerdote de la extinguida religión del sol. Ambos eran tratados en forma deferente por los españoles por su elevada jerarquía y estaban destinados a pagar con sus vidas, si se producía algún conato de rebelión entre los aborígenes que formaban parte de la expedición. Acompañaba en la expedición a Huillac Uma, su hija Huillac Ñusta, una bellísima princesa noble inca de 23 años. De regreso a Chile, Huillac Uma huyó a la provincia de Charcón para unirse a la rebelión del Cuzco. Al ser descubierto, el sumo sacerdote junto a doce oficiales, fueron capturados y ajusticiados por los españoles, en presencia de la propia ñusta.

80

Sugestionada por el ejemplo paterno, a la altura de Pica, Ñusta Huillac huyó seguida de un medio millar de nativos peruanos (otras versiones de la leyenda narran de un centenar de leales guerrerors y servidores) y se refugió en el bosque de Tamarugos que hoy llamamos Tamarugal y que queda en las afueras de los pueblos de Canchones y La Tirana. La sacerdotisa y jefe militar de sus hombres. A partir de ese momento ordenó ejecutar a todo español que cayera en manos de sus soldados. La fama de su belleza y crueldad traspasó los límites de su campo de operaciones y empezó a atraer rebeldes de otras comarcas, los que llegaban a ponerse a las órdenes de la que ya era conocida como "La Tirana del Tamarugal". Durante cuatro años Ñusta Huillac, rodeada de valerosos secuaces, vióse libre de la opresión extranjera. Fue regla entre ellos poner muerte a todo espoñol y a todo lugareño bautizado que cayese prisionero en su poder. Un apuesto joven portugués de nombre Vasco de Almeida, trabajaba en esos años en la mina de plata de Huantajaya de Iquique. Una noche Almeida soñó con la Virgen del Carmen, quién le señaló la ruta para llegar a la fabulosa Mina del Sol que le había sido mencionada por un cacique amigo. Alucinado por su sueño y desobedeciendo los consejos de sus amigos, Almeida se internó en la Pampa del Tamarugal, donde fue aprisionado por los guerreros de la princesa.
81

ñusta

se

convirtió

en

La ñusta, apenas lo vió, supo de inmediato que no lo podía condenar a muerte. Almeida era un mozo altivo, hermoso y gallardo. Mirarlo y enomorarse fue una sola cosa. El corazón de la Ñusta, tan implacable, comenzó a latir más aprisa y ha amar de ese mismo instante al hombre cuya vida el destino colocaba en sus manos de sacerdotisa y de guerrera. Lamentablemente, reunidos los sacerdotes de la tribu acordaron que se le aplicase la pena de muerte al prisionero. Sin embargo la princesa recurrió a un ardid para prolongar la vida de su amado, señalando que la sentencia debía ser confirmada por los astros, los que demostraron su benevolencia al ser consultados en la misma noche por La Tirana: el prisionero no podía ser ejecutado antes del cuarto plenilunio. Durante cuatro años el prisionero y la Ñusta dialogaron bajo los Tamarugos. La princesa descuidó todos sus deberes y la conduccion militar de sus hombres. Toda su dedicación estuvo para el prisionero que ella, personalmente, custodiaba en su casa de piedra. Sus deberes de sacerdotisa también los descuidó, lo que causó una creciente ira en sus guerreros, la que alcanzó su clímax cuando se enteraron de que la ñustase había convertido en la amante del portugués condenado a muerte. En su afán de salvarle la vida, la princesa trató de llevarlo a su fé en el Inti o Dios Sol, pero todo ocurrió al revés: él hablo de un solo Dios Todopoderoso Creador del Cielo y de la Tierra. Le habló de María, de la inmortalidad, de la supervivencia del alma sobre el cuerpo, de un Más Allá de eterna bienaventuranza, de amor y felicidad. Finalmente, La ñusta se convirtió y pocos días antes del cuarto plenilunio, los amantes se juntaron en un claro del bosque, junto a un manantial (se supone que en ese lugar está construido el pueblo de La Tirana). Allí Almeida bautizó a su amante con el nombre de María. Huillac le preguntó al español si "el ser cristiana y morir en el seno de tu fe, mi alma vivirá unida a la tuya... Así es, amada mía, contestó el Portugúes. Pues bien bautízame, Castellano,
82

quiero ser Cristiana". Altiva y serena se dirigió con su amado a la fuente de uno de los claros y de rodillas cruzó los brazos sobre el pecho. Almeida cogió agua de la fuente vertiéndola sobre su cabeza y pronunció las palabras sacramentales: "Yo te bautizo en el nombre del Padre, de el Hijo y del Espíritu Santo...". Los guerreros, sin embargo, espiaban toda la ceremonia y apenas habia terminado esta y confirmada la traición de la ñusta, los asaetaron con cientos de flechas. Almeida no terminó la frase, pero, herida de muerte, la llamó a los sacerdotes, a los ancianos, al pueblo y les habló: "Muero tranquila, dichosa y resignada, segura como creyente de Jesucristo de que mi alma inmortal se remontará a los altos del cielo y llegará al trono de Dios, junto al cual estará mi amado con quien permaneceré toda una eternidad. Si queréis que muera tranquila, prometedme que enterraréis mi cadaver al lado del mi amado y levantaréis sobre nuestra sepultura una cruz, la Cruz de los Cristianos". Corrían los años 1540 y 1550 cuando Fray Rendón, evangelizador de Tarapacá y Pica, llegó al Tamarugal para levantar en todas partes estandares de Cristo. Cuando un día vió un arcoiris en el bosque de Tamarugos y encontró una Cruz Cristiana toscamente hecha en un de los claros del bosque. Impresionado por su hallazgo y habiendo oído la trágica historia de los amantes, Fray Rendón vió en ella una especie de indicio del cielo, una llamada de recuerdo de la Princesa Tirana del Tamarugal. Por eso se edificó una ermita que, con el tiempo se convirtió en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen de La Tirana, pensando en el escapulario carmelita que llevaba Vasco de Almeida. Dicha Iglesia se convirtió desde los primeros años de su consagración en asidua romería de los naturales de los pueblos y sierras inmediatas. La historia de La Tirana, de su amor y de su conversión, recorrió todo el Norte, traspasó la frontera y se convirtió en un leyenda que con su mensaje de amor atravesó los mares y cruzó montañas. Hoy, El pueblo de La Tirana, ubicado en la Pampa del Tamarugal, en el Norte de Chile, a
83

72 kilómetros de Iquique y a mil metros de altura, es un pueblo donde el desierto florece perdido en la soledad y es conocida en todo el mundo cristiano porque ese lugar es el escenario de una de las fiestas religiosas más tradicionales y atractivas del norte de nuestro país: La Fiesta de La Tirana. Cada año, a mediados de Julio, miles de personas se juntan a rendir homenaje a la Virgen del Carmen, para adorar a su Reina, La Tirana, la Virgen del Desierto y a admirar los bailes y trajes que allí se muestran. Eduardo Carrión, Juana Maldonado.

84

Leyenda calle Maipú (Leyenda de Buin)
Cada cierto tiempo en las noches oscuras, sin luna y cerca de la media noche, en la calle Maipú que era el limite sur del pueblo de Buin, ocurre un fenómeno especial, se escucha el llanto de una mujer, llanto que comienza en la entrada de la calle San Martín, cerca de la Plazuela de Buin. Se hace anunciar por el lamento de los perros que van aullando de cuadra en cuadra la acompañan hasta el canal que pasa por la Villa Rengifo y el fundo Pontigo camino a los Salinas. Dicen que es una mujer que perdió a su hijo que cayo a un rió y que lo busca en aquellos lugares donde el agua corre, esa es la razón por la cual al llegar al lugar del canal el llanto se pierde. Esta historia se cuenta desde muchos años a pesar de que han aumentado las casas del sector aun sobrecoge escuchar a los perros aullar en la noche acompañado del triste lamento de la madre.

85

La llorona
La llorona en noches de verano hipnotiza con su llanto a hombres solos que en altas horas de la madrugada deambulan a sus trabajos. Se dice que los encanta y que al otro día ellos amanecen junto al rio sin pantalones. Se sabe que antiguamente en los bajos del diablo, cuando el Club bajos de Matte tenía una gran actividad, en las noches la llorona se paraba tras los sauces a esperar algún parroquiano que salía medio cucarro del bar “El chundo”.

86

La Viuda (Leyenda del Centro de Chile)
La leyenda cuenta que la Viuda sería un espectro muy poderoso que se dedica a atacar a las personas solitarias por las noches. Esta leyenda junto con la leyenda de la Calchona y la versión chilena de la Llorona son uno de los grupos de personajes de leyenda femeninos más característicos del folclore del centro de Chile. Sin embargo, paradójicamente también a veces se suele confundir estas tres figuras de leyendas y/o así mezclar las características de ellas. Al ser la palabra "viuda" un adjetivo genérico, cabe mencionar que igualmente existen otras versiones de leyenda en América, además de otras leyendas que también a veces suelen ser conocidas como "la viuda"; razón por la cual a veces se suelen confundir y mezclar las leyendas que tiene este mismo nombre. La leyenda dice que la Viuda, sería el alma en pena de una mujer o de una bruja, que al quedar sola y abandonada al morir el amor de su vida; enloquecio de pena y rabia, y por ello decidió vengarse de todo hombre. Fue así como se dice que producto del odio eterno que sentía hacia los hombres, antes de morir habría hecho un pacto con el diablo para seguir con su venganza; el cual la habría transformado en este terrorífico espectro endemoniado. Desde ese día los jinetes solitarios de las zonas rurales de Chile, siempre tienen temor de que al transitar solitarios por algún camino en las noches, se produzca un
87

encuentro con la fatídica Viuda. Por ello siempre tienen cuidado de vigilar que no aparezca en el camino la figura de una mujer que se dice llevaría un vestido negro que la cubre enteramente; y a la cual no se le puede ver el rostro ni ninguna parte del cuerpo hasta que se este muy cerca de ella, y ya sea demasiado tarde para escapar.

Si a pesar del cuidado del jinete, o por su descuido, ella logra acercársele; la forma en que atacaría a los jinetes sería usando su poder para obligar al caballo a que se niege a seguir su camino rápidamente o se detenga. Posteriormente el caballo lanzaría fuertes relinchos y se desbocaría en alborotada carrera; guiado ahora, por la magia de la Viuda, que en ese momento ya estaría encaramada en las ancas del caballo. Así el caballo sería guiado por la Viuda hasta el más próximo barranco, en donde se precipitarían el jinete y su caballo; encontrándose al día siguiente sus cuerpos sin vida en el fondo de la quebrada. Sin embargo a pesar de su venganza, también se cuenta que de vez en cuando, inevitablemente con el pasar del tiempo, siempre vuelve a extrañar el afecto masculino; lo que la llevaría a calmar momentáneamente su odio, para acercarse a los poblados en busca de algún peatón trasnochador. En estas ocasiones, se dice que desde las ventanas ella puede ser vista por los moradores, quienes atemorizados, lograrían observar su horrible pálida y cadavérica cara, con grandes ojos brillantes y movedizos, y su horrible cabellera amarrada con un velo negro que cae hasta barrer el suelo, junto a su largo vestido.
88

Se dice que ella se movilizaría sobre el suelo, tan rápido que sería imposible alcanzarla o arrancar de ella, si ella así no lo permite. Los varones solitarios, o los varones valientes o tontos que la perseguirían, serían atraídos y posteriormente atrapados a las afuera de los poblados; lugar en donde ella tendría una relación amorosa con el hombre. Al día siguiente se dice que el hombre se sentiría aturdido como si estuviera ebrio, y con el rostro y manos arañados, y sus ropas parcialmente descosidas y desabrochadas. Aun así, estos hombres tienen la suerte de encontrarse vivos; a diferencia de los infortunados que la encuentran en los caminos solitarios, cuando ella esta nuevamente cumpliendo su venganza. En estos últimos tiempos igualmente se dice que la Viuda también se encaramaría a los automóviles, que van manejados por hombres solitarios, especialmente si llevan algunos grados de alcohol en la sangre.

89

El viejo del saco

(Leyenda de Buin)
El viejo del saco es un viejo que recorre las calles de las localidades de Buin con un saco negro, mirando y observando a los niños que se portan mal y que andan callejeando. Se dice que el viejo los cocina y se los come.

El viejo del saco vive en el río Maipo y en las noches de luna llena transita por el sector poniente de la comuna, es decir, entre Maipo y Viluco. Se dice que espera a sus presas en la “Vuelta de Arena” y sobre todo ataca a los que pasan a gran velocidad por ahí. En cambio sube hasta Alto Jahuel en las noches oscuras. Camina por el camino Padre Hurtado y se adentra hasta la población Santa Rita y regresa hasta Paula Jara Quemada en busca de los niños más porfiados.

90

El hombre chancho (Leyenda de Buin)
El hombre chancho es una persona que tiene cuerpo de hombre y cabeza de Chancho. Se dice que le gusta andar en las poblaciones y localidades recorriendo en verano, a la hora en que los vecinos están durmiendo la siesta. Su aspecto se debe a que un hombre muy malo se acostó con una chancha y el fue la única criatura que salió del vientre de la chancha.. Él busca a su padre desde entonces, nadie sabe donde vive y que come. Solo que toca el timbre entre las dos y tres de la tarde en los veranos tórridos de la comarca del Maipo.

91

La Rubia (Leyenda de la pampa)
Una mujer delgada, joven y de largos cabellos claros deambula por la pampa. Su alma vaga por el desierto buscando sin descanso a su familia a la que tuvo que dejar forzadamente. Su historia es conocida por todos los ancianos de la zona y dicen que cada vez que sale de su tumba busca casa por casa a sus seres queridos, dejando un olor nauseabundo a su paso. Las oficinas salitreras son testigos de su constante peregrinar. Vestida con una túnica negra pedía alojamiento en cada vivienda y gracias a su poder de convencimiento y sus ojos indefensos terminaba por entrar al hogar pampino en busca de sus hijos. Al no encontrarlos, desaparecía misteriosamente. Para muchos "La rubia" representa a todas las personas que se niegan a abandonar su tierra... como un espíritu que protege a los entrañables hijos de las calicheras.

92

El Trehuaco o Perro Negro
Quienes han visto a este animal cuentan que de lejos es un bello y musculoso perro negro, pero al acercarse muestra sus grandes ojos del tamaño de un plato y color rojo fuego. De su cuello cuelga una maciza cadena de oro puro y tiene la particularidad de aparecer sólo una vez al mes. Vivía en una laguna encantada, cercana a Yaldad, por Chiloé. Las zoofílicas lo buscaban para saciar sus degenerados deseos. Para ello se dirigían a su laguna y recitaban unos versos mágicos para que el agua se retirara y descubriera en el centro al callado y misterioso perro negro. Él se quedaba parado ahí en el centro y ellas lo llamaban como se llama a cualquier perro. El trehuaco corría hacia su convocadora y comenzaba a hacerle el amor. Luego de acabar, vuelve al centro de lo que antes era una laguna, allí emite aullidos roncos, haciendo surgir nuevamente las aguas, perdiéndose de nuevo dentro de la laguna hasta que una mujer lo llame nuevamente para cumplir sus deseos amorosos. Mientras tanto, la mujer queda mágicamente dormida y despertará en la puerta de su casa. Si alguien interrumpe al tehuaco y la zoofílica, en pleno acto sexual, el animal desaparecerá al instante y ella sufrirá una duradera melancolía. Se dice que es el guardián de la veta más rica de oro que existe en el mundo y muchos de los calicheros se sintieron atraídos por su siniestra figura, señal inequívoca de fortunas inimaginables. Para obtenerla sólo había que seguirlo y observar donde escarbaba. Ahí había que dejar un puñal con la punta muy afilada, para que la veta no se corra y volver al día siguiente a excavar. Sin embargo muchos desistieron porque no hay ser humano capaz de resistir el terror que esta fiera inspira. Este famoso tan azabache es el guardián del diablo y sólo obedece a su amo, quien acostumbra a llamarlo con un silbido tan penetrante que resuena en poblados enteros.

93

El Yastay (Leyenda del Norte Grande)
Al recorrer los cerros y quebradas del norte grande, en mas de alguna de oportunidad los viajeros podían encontrarse con manadas de tranquilos guanacos, pero pocos han tenido la fortuna -o la desgracia- de toparse de frente con la figura del "yastay". Este animal de impecable piel es el guanaco protector de las manadas. Es fácil de reconocer porque luce más grande que todos los demás. Es el "jefe de los jefes" y aparece en los momentos más inesperados. En algunos casos es capaz de mostrar toda su furia a los cazadores transfigurado en una cabeza de demonio lanzando fuego por su boca. No hay bala ni fuerza humana que sea capaz de derribarlo. Pero también puede ser de gran ayuda. A veces el yastay puede aparecer con un rostro angelical y servir de guía en medio del desierto cuando detecta la bondad en quienes se acercan a sus protegidos.

94

Carmen de la Oficina Pampa Union (Leyenda del Norte Grande)
Jueves 18 de Septiembre de 2003 Pampa Unión continúa encerrando misterios que sólo cobran explicación más allá de nuestra mirada. Un equipo periodístico del programa "Buenos Días a Todos" presentó un reportaje, encabezado por el parasicólogo Alejandro Ayún, donde se intentó explicar el significado de las apariciones, que sólo parecen encontrar respuesta más allá de nuestra dimensión. Durante la emisión de anteayer del "Matinal de Chile", Ayún explicó que en lugar se puede percibir la presencia de una energía, de espíritus, que no buscan otra cosa más que descansar en paz. El grupo, compuesto también por el periodista Jean Franco Dazzarola, llegó al pueblo de servicios fundado en 1912, y desde un comienzo sintieron el escalofrío que provoco lo desconocido. CONTACTO El parasicólogo explicó que mientras caminaba por Pampa Unión se pudo contactar con una mujer de nombre Carmen que murió a la edad de 84 años cuando corría el año 1929. "Me dijo que a unos diez minutos de camino encontraría lo que yo andaba buscando". El equipo llegó así al cementerio del lugar, donde muchas de las tumbas se encontraban profanadas. En ese momento Ayún expresó que sentía una energía que representaba más que rabia, dolor. "Aquí hay muchos niños, ellos murieron por enfermedades, tuberculosis y pestes. Hay uno más grande, de unos doce años, el nos ha venido a recibir".
95

Posteriormente, avanzaron hasta otro sector del campo santo, donde encontraron la Tumba de Carmen. "Ella está descansando, ha logrado su objetivo y sabe la razón de nuestra visita", dijo Ayún. Posteriormente encendieron una vela y extrañamente continuó encendida a pesar del fuerte viento que a esa hora corría en el lugar.

El equipo televisivo no dudó en calificar la experiencia como única, "sentimos como que nos observaban, tal vez puede ser sólo sugestión" se atrevió a manifestar Dazzarola. Sin embargo, Ayún se encargó de ratificar la presencia de algunos espíritus. El caso puede dar para muchas especulaciones, sin embargo, quienes han vivido alguna experiencia extraña en Pampa Unión deben tener una respuesta más satisfactoria.

96

Isla Aillaquillén en el lago Villarrica
Se trata de la historia de una doncella de singular belleza, como no había otra en aquellos tiempos remotos en que ella, “Aillaquillén — “hija de las nueve Lunas”, en lengua aborigen—, lucía su hermosura y atractivos encantos cuando se paseaba, en las mañanas luminosas, por las orillas del Mallolafquén, nombre primitivo del Lago Villarrica.

Su padre, el cacique Quitralcura, había sido uno de los indios más poderosos del lugar, pero, a la sazón, yacía en el seno de la tierra, disgregándose como todo lo desvanecido al retornar, con el último hálito, a las formas ancestrales, en su silente y oscuro tránsito hominal, al origen de los elementos diminutos, encadenados al proceso eterno de la evolución y de la vida. Cumpliendo con las leyes naturales que rigen los avatares del hombre, el viejo Quitralcura frecuentaba, con ciertos intervalos, aquellos sitios que habían sido sus dominios, y así su espíritu en estado larvario y tomando formas grotescas, monstruosas e inverosímiles, aparecía entre los indios, esparciendo entre ellos el espanto y el terror…”

97

Contrariando, al parecer, el natural suceder hermético de los fenómenos de las sombras, según los mitos aborígenes, el padre de Aillaquillén parecía haberse instalado en las entrañas del Quitralpillán, convertido ya en uno de los tantos dioses protectores del Mallolafquén. Pero a veces abandonaba su morada “y sobrenadando en el mar de nubes que solía en volver la cima del volcán, contemplaba, desde las ventanas azules del infinito, las hermosísimas campiñas que fueran teatro de sus hazañas legendarias…” Y así vigilante desde su atalaya celeste, cuando Quitralcura observaba que los indígenas se entregaban a la ociosidad y el vicio, hacia desatar las furias internas , aprisionadas en el seno ígneo de la montaña, que “sacudían con bruscos estremecimientos las tierras del Mallolafquén, arrojando sobre los campos y las aldeas un torrente de lodo abrasador y hacía caer sobre las poblaciones atemorizadas una lluvia de cascajo y cenizas, mientras una espesa columna de humo ennegrecido, retorciéndose en siniestras espirales, enceguecía al Sol”. Pero una noche en que Quitralcura rondaba por los aledaños de la ruca de Aillaquillén, pudo oír claramente las palabras de algunos indios que le revelaron que Nahuelhual, un porfiado pretendiente de su hija, planeaba el rapto de la joven, despechado porque ésta no aceptaba sus requerimientos. Por lo mismo, ella estaba siempre rodeada de una guardia poderosa que la defendería hasta la muerte. El momento era decisivo. Los raptores esperaban la orden, una señal del jefe indígena, para proceder… Y fue entonces cuando los hombres de Nahuelhual atacaron, con muchas precauciones, naturalmente, para no causar el menor rasguño a la codiciada Hija de las nueve Lunas… Más, cuado los guerreros de ambos
98

bandos, se hallaban en lo mejor de la pelea, la joven escapó. Corrió por entre los matorrales hasta que logró alcanzar las márgenes del lago, y allí en un pequeño varadero había una canoa… Aillaquillén trepó en ella y empezó a bogar hacia la orilla opuesta. El Joven cacique corrió dando gritos en pos de los pasos de la amada imposible, pero todo fue en vano; la hermosa joven bogaba lejos del alcance del indio enamorado. Sin embargo éste, confiado en su fuerza y destreza para arrojar venablos, se dispuso a consumar el acto cobarde que le inspiraba su desesperación. Y cuando se aprestaba al lanzar el arma, “un estampido formidable que repercutió en el infinito, detuvo el curso de su brazo vengador, y como si todos los elementos hubieran obedecido a una misma orden, se dejaron caer sobre la tierra en espantosa confusión…” Un viento de fuerza irrefrenable sacudía las aguas del lago. Nubarrones negros y amenazantes como monstruos se retorcían en la altura, heridos por la luminosa segur de los relámpagos, y en brevísimo tiempo empezó a llover a cántaros como si el cielo hubiera abierto todas sus esclusas… Y como si eso fuera poco, terribles estremecimientos telúricos empezaron a desencadenarse, transformándose finalmente en una espantosa ebullición de fuego y lava…“Las cordilleras se desmoronaban, y girando en vertiginosas contorsiones, un mar de llamas se escapaba por las heridas que iba abriendo el cataclismo…” Nunca los hombres de aquellas regiones habían visto un fenómeno tan terrible y devastador, pues semejaba una hornalla del averno. La masa ígnea vomitada por el volcán resbalaba hacia el plan y se deslizaba como nata siniestra sobre la superficie del Mallolafquén, amenazando la débil embarcación en que huía del cobarde Nahuelhual la infortunada “Hija de la Nueve Lunas”.

99

Y entonces se produjo la escena dantesca que jamás imaginaran los pillanes de los ocultos báratros andinos: el enorme torbellino de lava cubrió el cuerpo de la bella muchacha, sepultándola en el fondo del Mallolafquén… Y cuenta la mitología nativa que los aborígenes sobrevivientes de aquel desastre vieron después de algunos años que todo se habría transformado. Nuevas montañas ocupaban los lugares barridos por las furias escondidas en la hondura de la tierra india, y sólo el eterno Mallolafquén permanecía inalterable y bello, reflejando en el espejo azul de sus aguas el cielo inmenso que había sido testigo de ese cataclismo que registran los anales de los siglos. Y allí en su seno undoso, duerme para siempre Aillaquillén “La hija de las nueve Lunas”. Pero ocurre que a veces ― a lo lejos afortunadamente ―, al recordar Ella, en su sueño milenario, los monumentos culminantes del desastre, el Villarrica se estremece, abre su cono de gehena maldita y derrama su torrente de fuego y lava, como en aquel tiempo tan lejano en que arrastró a la mas hermosa doncella de la comarca hacia el fondo del lago…

Nota: La isla o morro, llamada habitualmente, del Lago Villarrica tiene por nombre Aillaquillén. Quitra: pipa de fumar Pillán¹: pëllü-am (pëllü-an) pëllü: alma, espíritu humano, llegado a su estado (y lugar) definitivo antepasado. Pillán²: pëllü-am, además: fuego, trueno, temblor, volcán, diablo. Ruca: Morada, choza, casa mapuche Quitralpillán: Volcán de fuego. Quitralcura: Pipa de piedra. Ailla: nueve. Es componente personal (nombre) en muchos apellidos araucanos. Quillem, Quillen: cüllem Cüllem: Lagunitas de agua que se forman en el invierno (o de cüyen: la luna, el mes) Mallalauquén (Mallohualafquen): -mallo: greda blanca. Lafquén: mar, lago. Lago de greda blanca; nombre mapuche del lago Villarrica.

Abel Lucero en Las Ultimas Noticias – Chile

100

“Las Principales Leyendas, Mitos, Historias

y Cuentos de Chile” recoge más de 125 de las más conocidas narraciones, mitos y leyendas que se han pasado oralmente de generación en generación y forman parte de la memoria popular chilena. Esta antología ha sido redactado con la aspiración de divulgar la riqueza de las esenciales leyendas, mitos, historias y cuentos de Chile. Refleja las creencias, costumbres y experiencias del pueblo chileno antes y después de la conquista española Chile sin pretender ser una recopiliación científica o exhaustiva.

Puede Ud descargar su copía (297 páginas en formato A4): http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/ebook/product-21009352.html O comprar una copía impresa: http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/paperback/product-21009314.html

101

El Caballo marino chilote (Leyenda de Chiloé)
Los caballos marinos son híbridos entre caballos y peces que habitan en el mar chilota, por la costa occidental de la Isla Grande. Solo los brujos podían verlos, para los demás era un ser invisible. Su tamaño varía y el verdor de su piel se debe a su dieta correspondiente a algas. Los brujos los domaban y cabalgaban sobre ellos, para llegar hasta el barco fantasma (Caleuche), ya que según la ley del rey del mar Millalobo, no se podía utilizar magia para llegar a su barco. Eran domesticados por los brujos, quienes los llamaban emitiendo cuatro silbidos especiales. Los más pequeños eran utilizados para montura personal, mientras que los más grandes (podían ser hasta del tamaño de una ballena) eran usados para transportar varios brujos y mercadería. Les gustaba nadar por aguas llanas y pese a que la gente corriente no podía verlos, sí podían percibir su presencia por el movimiento del agua y distintos ruidos. La esperanza de vida de estos hipocampos latinos era muy corta, 4 años, y al morir se convertían en gelatina y disolvían en el agua.

102

Aves de mal agüero (Leyendas de Chiloé)
Estas cuatro aves eran consideradas de mal agüero por los chilotas y relacionadas con la brujería. Se basan en las siguientes aves reales: Concón de Chiloe, búho magallánico, diucón de Chiloe y el chimango. Los brujos acostumbraban a convertirse en estos pájaros (o los tenían bajo su servicio) para salir a causar estragos y malos presagios por la noche, a excepción del mandao que era diurno. Se decía que el brujo podía hacer dormir en su casa a la víctima mediante conjuros, y luego enviaría a la rabiosa coo, para que le cortara todo el cuerpo y la cara con sus garras. Estas aves, de mirada penetrante y aterradora, volaban hasta las casas (siempre de noche) e interrumpían el silencio golpeando con su pico y alas el vidrio, para advertirle a la familia que alguien moriría, casi siempre alguien que ya yacía enfermo por artimañas del brujo. El raiquén es distinguible por los sonidos que imite: "piruí-piruí-piruí". En Chiloe hay un dicho que dice: "el raiquén canta y el indio muere, no será cierto pero sucede, refiriéndose que se crea en la criatura o no, siempre pasan sucesos extraños. El mandao era el ayudante diurno de los brujos. El mandao actuaría como espía y mensajero de los brujos. Si te está observando un diucón, tené cuidado porque podría ser "el mandao", y en ese caso, habría sido enviado por un brujo para vigilarte y contrarle todos tus pasos. Además de presagiar enfermedades, picoteando la ventana de la víctima, el mandao también presagiaba el mal clima, elevándose en la rama que se estaba posado y dejándose caer de nuevo sobre ella. El brujo que se convierte en deñ se divertía ocultándose por las noches en un árbol cercano a la casa de las víctimas elegidas, entonces estallaba en macabras carcajadas y gritos, para asustar a la gente y que estén enterados de que a alguno de ellos les pasaría algo malo.

103

El Tempilcahue (Leyenda de Chiloé)
El Tempilcahue, conocido también como "El Barquero" o "El Balsero", es el equivalente chilota del Caronte griego. Su trabajo consiste en transportar las almas desde las costas de Cucao hasta el Paraíso más allá del mar. Así mientras los hijos del Millalobo se encargan de las ánimas de los muertos en el mar, el Balsero se ocupa de los muertos en tierra.

Cuando alguien muere en tierra, su espíritu viaja hasta el Muelle de las Ánimas, en la punta de la bahía de Pirulil. Entonces llaman gritando al Balsero, y éste surge desde la neblina. Como su primo griego, cobra el pasaje, y quien no paga debe quedarse penando en tierra, por eso los muertos eran enterrados con piedras preciosas. Si el alma quería llevarse contigo animales, debía pagar el doble. Es riguroso y cascarrabias, a menudo golpea a las almas con su remo.

104

El Piuchén (Leyenda de Chiloé)
De Wikipedia, la enciclopedia libre El Piuchén (del mapudungun piwicheñ, “Secar a la gente”), también conocido como el Peuchén, Pihuchén, Pihuychén, Pihuichén, Piwuchén o Piguchén es una criatura perteneciente a la mitología mapuche, y posteriormente también reintroducida en la mitología chilota. Este ser legendario se conoce en el Norte Chico, Centro y Sur de Chile. Con esta palabra también se designa al murciélago vampiro común (Desmodus rotundus), por lo que lo más probable es que esta leyenda se inspiró en este animal.

Algunas personas también asocian esta leyenda con el mito del chupacabras.

105

Apariencia Este ser presentaría una apariencia cambiante; la cual generalmente tiene el aspecto de una culebra voladora. Pero además podría presentarse como, serpiente, ave, pez, cuadrúpedo, rana, murciélago y hasta humanoide; o igualmente una mezcla de ellas. Se dice que además, su cuerpo estaría cubierto de pasto, arbustos y cilindros retorcidos, a modo de ganchosos cuernos y otras estructuras que sobresalen del cuerpo de esta criatura. Leyenda Según los mapuches esta criatura generalmente tendría la forma de una serpiente alada, la cual habitaría en los bosques. Sus alas con las que vuela a voluntad le crecerían cuando ha llegado a su edad madura. Presentaría una longevidad increíble y al llegar a la vejez, se transformaría en un pájaro del tamaño de un gallo o un pavo joven; pero igual de sanguinario como su otra forma. Además se caracterizaría por tener una fuerza tan poderosa que puede derribar grandes árboles; y en Chiloé incluso se dice que esta criatura puede levantar gigantescas olas que hacen naufragar las embarcaciones que estén cerca de él. Esta criatura se alimentaría de sangre, y comúnmente estaría adherida al tronco de los árboles en las noches y en los días de calor excesivo. Las personas pueden saber dónde ha estado, porque deja huellas de sangre mediante un excremento rojo que chorrea de los árboles en donde vive y se oculta durante el día. También se puede saber de su presencia al escuchar los agudos silbidos que emite estridentemente. Se cree que esta criatura acostumbraría a vivir cerca de los lagos y ríos, donde su presencia ocasiona gran pánico; ya que se cree que produce una sustancia tan
106

irritante que al ser transmitida por el aire o por el agua, ocasionando erupciones en la piel muy similares a la sarna. Además aquellos que tienen el infortunio de contemplarlo, podrían ser paralizados con su intensa mirada, para que luego esta criatura les pueda succionar la sangre; con lo cual pueden llegar a morir. Igualmente, se cree que cuando los habitantes de una casa se van volviendo extremadamente flacos, y ya se ha descartado la presencia del Colo Colo o el Basilisco chilote; su enfermedad sería producto de esta criatura. Se dice que esta criatura, aunque puede atacar al ser humano, esto es muy excepcional; y más comúnmente se alimentaría de la sangre que succiona de las ovejas, cabras u otros animales; pero no haría daño alguno en los rebaños de cabras u otros animales de color blanco. Se dice que cuando enflaquece el ganado sin una causa aparente, es producto de esta criatura. Protección Se dice que la gente y cuadrúpedos solo quedarían a salvo si se trasladan a otros lugares, o al quedar interponiéndose entre ellos y esta criatura tipo vampiro, un río o un estero. Pero si por diversos motivos no se puede abandonar el lugar donde estaría alimentándose esta criatura, sólo se puede combatir a este mal mediante la intervención de una Machi que conozca la ceremonia mágica para ahuyentarlo del lugar. Igualmente se dice que para matarlo, se puede cubrir con una tela fuerte, el árbol en que está escondido, para que así no pueda huir esta criatura, y en seguida se debería prender fuego al árbol.

107

El Millalobo (Leyenda de Chiloé)
El Millalobo habita en lo más profundo del mar, y fue concebido bajo el mandato y protección del espíritu de las aguas Coicoi-vilu, por una hermosa mujer en amores con un lobo marino durante el período en que las aguas del mar invadieron la tierra.

Tiene el aspecto de una gran foca, su rostro tiene aspecto de un hombre y de pez. La parte superior del tórax tiene aspecto humano y el resto de su cuerpo tiene formas de lobo marino. Está cubierto de un corto y brillante pelaje de color amarillo oscuro, de ahí su nombre Millalobo (de milla: oro) o Lobo de Oro. Comparte su vida con la Hunchula, hija de una vieja machi, llamada la Huenchur, y cuando las condiciones lo permiten sale con su amada a las playas solitarias con la intención de disfrutar de los rayos del sol.

108

El Millalobo, fue envestido por Coicoi-Vilu, como amo y señor de todos los mares y por lo tanto es el jefe supremo de todos los seres que en ellos habitan. De esta manera está en el nivel jerárquico más alto del gobierno de los mares y se le puede comparar con Neptuno de la mitología griega. Como dueño y señor, de gran poderío, delega sus importantes funciones, en varios miembros subalternos encargados de hacer cumplir sus mandatos y voluntad. Esto va desde sembrar peces y mariscos, cuidar de su desarrollo y multiplicación, dirigir las mareas o controlar las calmas y tempestades. También están bajo su mandato las acciones de seres maléficos como la Vaca Marina, el Cuero, el Cuchivilu y el Piuchén. De su unión con la hermosa Henchula nacieron la Pincoya, la Sirena y el Pincoy, quienes como buenos hijos ayudan y desempeñan importantes papeles en los vastos dominios de su poderoso padre.

109

Domo y Lituche (Leyenda Mapuche)
Hace infinidad de lluvias, en el mundo no había más que un espíritu que habitaba en el cielo. Solo él podía hacer la vida. Así decidió comenzar su obra cualquier día. Aburrido un día de tanta quietud decidió crear a una criatura vivaz e imaginativa, la cual llamó “Hijo”, porque mucho le quiso desde el comienzo. Luego muy contento lo lanzó a la tierra. Tan entusiasmado estaba que el impulso fue tan fuerte que se golpeó duramente al caer. Su madre desesperada quiso verlo y abrió una ventana en el cielo. Esa ventana es Kuyén, la luna, y desde entonces vigila el sueño de los hombres. El gran espíritu quiso también seguir los primeros pasos de su hijo. Para mirarlo abrió un gran hueco redondo en el cielo. Esa ventana esAntú, el sol y su misión es desde entonces calentar a los hombres y alentar la vida cada día. Así todo ser viviente lo reconoce y saluda con amor y respeto. También es llamado padre sol. Pero en la tierra el hijo del gran espíritu se sentía terriblemente solo. Nada había, nadie con quién conversar. Cada vez más triste miró al cielo y dijo: -¿Padre, porqué he de estar solo? - En realidad necesita una compañera, dijo Ngnechén, el espíritu progenitor. Pronto le enviaron desde lo alto una mujer de suave cuerpo y muy graciosa, la que cayó sin hacerse daño cerca del primer hombre. Ella estaba desnuda y tuvo mucho frío. Para no morir helada echó a caminar y sucedió que a cada paso suyo crecía la hierba, y cuando cantó, de su boca insectos y mariposas salían a raudales y pronto llegó a Lituche el armónico sonido de la fauna.

110

Cuando uno estuvo frente al otro, dijo ella: - Qué hermoso eres. ¿Cómo he de llamarte? . - Yo soy Lituche el hombre del comienzo. - Yo soy Domo la mujer, estaremos juntos y haremos florecer la vida amándonos dijo ella. - Así debe ser, juntos llenaremos el vacío de la tierra -dijo Lituche. Mientras la primera mujer y el primer hombre construían su hogar, al cual llamaron ruka, el cielo se llenó de nuevos espíritus. Estos traviesos Cherruves eran torbellinos muy temidos por la tribu. Lituche pronto aprendió que los frutos del pewén eran su mejor alimento y con ellos hizo panes y esperó tranquilo el invierno. Domo cortó la lana de una oveja, luego con las dos manos, frotando y moviéndolas una contra otra hizo un hilo grueso. Después en cuatro palos grandes enrolló la hebra y comenzó a cruzarlas. Desde entonces hacen así sus tejidos en colores naturales, teñidos con raíces. Cuando los hijos de Domo y Lituche se multiplicaron, ocuparon el territorio de mar a cordillera. Luego hubo un gran cataclismo, las aguas del mar comenzaron a subir guiadas por la serpiente KaiKai. La cordillera se elevó más y más porque en ella habitaba Tren-Tren la culebra de la tierra y así defendía a los hombres de la ira de Kai-Kai. Cuando las aguas se calmaron, comenzaron a bajar los sobrevivientes de los cerros. Desde entonces se les conoce como “Hombres de la tierra” o Mapuches. Siempre temerosos de nuevos desastres, los mapuches respetan la voluntad de Ngnechén y tratan de no disgustarlo. Trabajan la tierra y realizan hermosa artesanía con cortezas de árboles y con raíces tiñen lana. Con fibras vegetales tejen canastos y con lana, mantas y vestidos.
111

Aún hoy en el cielo Kuyén y Antú se turnan para mirarlos y acompañarlos. Por eso la esperanza de un tiempo mejor nunca muere en el espíritu de los mapuches, los hombres de la tierra. Fuente: Del libro “Monitores Culturas Originarias”. Área Culturas Originarias. División de Cultura. Mineduc.

112

LA CORPORACIÓN DE DESARROLLO LOCAL RAYEN MAHUIDA
PRESENTACIÓN: El Rayén Mahuida es una organización funcional comunitaria, sin fines de lucro. Se denomina Corporación de Desarrollo Local Ráyen Mahuida, Rol único tributario nº73.750.400k, con domicilió en José Joaquín Pérez nº 8995, unidad vecina Nº 32, Comuna de Cerro Navia, Santiago de Chile, reconocida por el Ministerio de Justicia, a través de la Resolución nº 110, de fecha 25 octubre de 1996. Rayen Mahuida realiza un trabajo en beneficio de la población Santa Clara y sus alrededores, cuyo objetivo principal es mejorar el nivel de vida de las familias a través de acciones de bien público, proyectos, programas de educación, cultura y desarrollo social, fomentando e incentivando la participación, potenciando el desarrollo personal, la creatividad, el autoestima y la prevención. La corporación tiene además como finalidad brindar un espacio alternativo de recreación para niños y niñas, jóvenes, adultos medios y adulto mayor; para ello contamos con diferentes planes de acción en la que involucramos actividades como: talleres, cursos, educación infantil, charlas, paseos, etc., todo en vías del bien común y el servicio. Todas las acciones de Rayen Mahuida en Chile están reguladas por el gobierno a través del Ministerio de Justicia donde año tras año son entregados los informes financieros contables y sociales de la institución.

113

HISTORIA: En el año 1979, en el campamento Clara Zetkin, en la comuna de Maipú, dos misioneras europeas, Antonia Beentjes y Marlíes Adriaens iniciaron un trabajo de acompañamiento a organizaciones en Poblaciones de base, con el objeto de realizar proyectos de bien común, para una mejor calidad de vida. De esta forma iniciaron un gran Trabajo social en conjunto con mujeres pobladoras como: Carmen Prado, Flor Huaitiao, María Ortiz, Roxana Sáez, Hugo Saavedra, Lucila, Ester Sánchez, José (pepe), Mónica Miranda, Flor Nieto, Elsa González, Yolanda Brito entre otras, de las cuales a la fecha, algunas de ellas continúan trabajando en esta gran acción de desarrollo social y local en el sector de Cerro Navia. Durante todos estos años, la presencia e interés de monseñor Enrique Alvear obispo y vicario de la Zona Oeste del arzobispado de Santiago, fue decisiva ya que su presencia le permitió mantenerse informado de todos los quehaceres, motivando al máximo a los responsables de estas labores sociales y comunitarias. Así, esta comunidad de Clara Zetkins se integró al trabajo pastoral social solidario de la Villa México y la Villa Zaror, ambas ubicadas en la comuna de Maipú en Santiago de Chile. Por aquellos años, los contactos con la municipalidad eran prácticamente nulos, el régimen militar pretendía ignorar a las organizaciones de base, a las cuales veía como espacios de oposición, Por contraparte, la Iglesia Católica cobijaba numerosas iniciativas solidarias y de derechos humanos como una forma de contrarrestar los efectos de la económica que se imponía autoritariamente en esa época. En 1980, por razones de salud, Antonia Beentjes se veía obligada de regresar a Europa. Marlies Adriaens decidió de quedarse en Chile y construye su propio
114

casita de madera en Clara Zetkins. Marlies introducía un proyecto con Broederlijk Delen (Compartir Fraternalmente), una organización no gubernamental (ong) belga que tiene como objetivo dar una oportunidad a los grupos locales del Sur para realizar sus propios planes y resultaba en obtener un apoyo financiero durante diez años.

Informaba también a sus familiares y amigos de la situación precaria en que viven la gente en el campamento y de la falta de financiamiento para mejorar las condiciones de vida. Sus padres, Omer Adriaens y Françoise De Pauw organizaban una serie de acciones de solidaridad en conjunto con las divisiones locales de las organizaciones culturales católicas KWB y KAV (Uniones de Obreros y Mujeres Catholicos) y Marleen Adriaens, su hermana, organizaba las familias cristianos en un iniciativo de apoyo. Con aportes mensuales de familias y personas individuales de la región de Aalst, Flandes, y los ingresos provenientes de rifas, ventas de waffles y flores juntaban durante varios años un dinero limitado pero estable que permitía a los pobladores de organizarse y buscar soluciones a los problemas más agudas. A pesar de la realidad imperante, dolorosa, con una libertad de expresión limitada, los pobladores lograron organizarse para dar solución a los problemas: cesantía, desnutrición infantil, poco acceso a la educación, a la salud y con graves focos de infección. Tomando en cuenta toda esta situación, los pobladores en conjunto con Marlies logran organizar: comedor familiar, equipo de salud, comité de allegados, comprando juntos, talleres de arpilleras y uniformes escolares, colonias urbanas, comité de vivienda, instalación de agua y luz. El nivel de organización y solidaridad de los pobladores permito avances en beneficio de sus habitantes y mejorar la estructura del campamento Clara Zetkins. La situación cambia hacia 1984, cuando las familias son erradicadas hacia la población "El Cambucho" en la comuna de entonces Pudahuel y hoy Cerro Navia.
115

Los pobladores venían con el sueño de habitar su casa sólida y con sus necesidades cubiertas. Desde entonces, comenzó un largo proceso de reorganización en los pobladores, así es como dentro de este marco encontramos la población Santa Clara, ubicada al noreste de Santiago, al final de la avenida José Joaquín Pérez, en la comuna de Cerro Navia. Aquí, han llegado personas provenientes de las Comunas de Maipú, Las Condes, Renca y Quilicura. La historia poblacional, es marcada por cada uno de aquellos compromisos que se han podido concretar a través del tiempo y que ha formado el Movimiento Organizacional de la Acción Comunitaria. Dan cuenta de esto: la organización de las singulares ollas comunes, una amasandería, un taller de artesanía, un grupo de apoyo a niños de alto riesgo ( los pajaritos) ,un club para la atención y recuperación de jóvenes drogadictos (La Chomila), un grupo de salud, un equipo pastoral (adultos y niños) y un jardín infantil, colonias urbanas, apadrinamiento entre otros. No queremos dejar de nombrar a personas como Raquel Mory, Ruth Muñoz, Olga Pérez, Señoras: Esperanza, Bella, Lina, Genoveva Asencio, Mireya González, Miguelina, Sonia, Mirtha, Mercedes Morales, Flor Parra, Rosa Sepúlveda, Carmen Huichilao, Verónica Rojas, Raquel Enipane, Cecilia Zúñiga, Isabel Cortes, Rosa Pizarro, Ana Huaitiao han entregado un trabajo y dedicación al desarrollo de estas acciones. Papel importante han jugado también el Programa Ecuménico de Desarrollo Local (ONG Predel) dirigido por Peter Adriaens, hermano de Marlies, llegado desde Flandes en 1987 y quien formaba equipo con: Marcelo Monsalve , Mónica Castillo, Magaly Ibarra, Leo Sánchez; Mauricio Quezada y Gloria Salinas. En sus mejores momentos Predel cobijó a numerosas personas de la población insertándolas en el quehacer comunitario y social, ayudándolas a buscar caminos propios.
116

Con la llegada de Peter Adriaens veíamos una movilización aumentado de parte de las familiares de Marlies, que fundaban la organización S.O.S. Chile. Miembros de ésta organización, entre los cuales destacaban los padres de Marlies y sus hermanos Eddy Adriaens, Walter Adriaens – casado entretanto con una chilena, Sofía Fuenzalida Murúa - y Mieke Adriaens, organizan charlas en escuelas y en varias organizaciones culturales flamencas, noches de solidaridad con músicos chilenos y flamencos, comidas de solidaridad y la venta de artesanía (arpilleras y móviles) hechas por las mujeres de Santa Clara.

Además juntan ropa usada y medicamentos que envían por barco a Chile y venden unas 100.000 tarjetas postales producidas con diseños de Maria Soledad Rodriguez y Ricardo Morales. De regresa en Bélgica, Marlies logra obtener un subsidio de la ciudad de Aalst y, mas tarde – gracias a Marleen Smessaert y Nicole Callant – de la ciudad de Aalter y de la provincia de Flandes Occidental y inicia un programa de becas.

117

DESARROLLO SOCIAL: APADRINAMIENTO: En esta área encontramos a S.O.S Chile, de origen belga quienes son los grandes padrinos de Rayen Mahuida. Esta institución se ha preocupado durante muchos años de buscar familias solidarias que apadrinen niños chilenos ayudándolos económica y moralmente a salir de la pobreza. (39 familias apadrinadas) AREA INFANTIL: JARDIN INFANTIL: “Rayen Mahuida” a través del apoyo de Junji (Junta Nacional de Jardines Infantiles) entrega educación Parvularia a niños de escasos recursos. Actualmente, el jardín infantil atiende a 36 niños y niñas, durante todos los días hábiles de año en un horario de 8:30 a 17:00 hrs., junto a tías muy bien preparadas. LOS CARIÑOSITOS: Es un programa infantil que nace con el objetivo de entregar un espacio recreativo y formativo a niños y niñas entre 6 y 14 años, especialmente niños que permanecen en la calle después del colegio; niños en riesgo social. A la fecha participa un grupo de 30 niños y niñas , desarrollando actividades los días martes y jueves de 16:00 a 19:00 hrs.. GRUPO LOS PAJARITOS: El objetivo de este programa es entregar un espacio y atención personalizada a niños en riesgo social de 5 a 7 años, apoyándolos en sus tareas, brindándoles cariño, valores y un rico desayuno. Actualmente se atienden 7 niños, de lunes a viernes de 10:00 a 12:00 hrs. AREA JUVENIL: El objetivo esencial del programa juvenil es buscar espacios de formación, recreación y capacitación para jóvenes de 15 a 20 años, previniendo y evitando que estos adquieran conductas inadecuadas que los impulsen a participar en el mundo de la drogadicción y la delincuencia. AREA MUJER: Durante 7 años se ha mantenido el grupo de tercera edad Taller “Tía Florine” con un promedio de asistencia de 30 mujeres, de diferentes edades, donde se realizan manualidades libres como: aplicado en género, tejido a palillo y crochet, pintura en género, macramé, etc., además este taller realiza campañas de autofinanciamiento como: venta de sopaipillas, rifas, pan amasado, onces, etc., con el objetivo de salir
118

de paseo a fin de año. Taller Tía Florine funciona todos los lunes de 15:00 a 19:00 hrs. MUJERES EMPRENDEDORAS: Lo componen 7 mujeres, su objetivo principal es generar recursos para poder apoyar su núcleo familiar, confeccionando artesanalmente: cojines, bolsas para el pan, delantales, etc.. y apoyar al grupo de la tercera edad Tía Florine confeccionando obsequios para sus cumpleaños, día de la madre y día internacional de la mujer. Funciona los días jueves de 15:00 a 18:30 hrs. BIBLIOTECA: Es un espacio donde se brinda atención personalizada a niños y adolescentes en apoyo escolar y préstamo de libros. Biblioteca Marcela Paz, funciona de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 hrs. AREA GESTION SOCIAL: Esta área tiene como objetivo ser el enlace de la comunidad con la municipalidad y sus diferentes departamentos, así como con otras organizaciones existentes en la comuna. Participa en todas las redes existentes en Cerro Navia, gestiona proyectos y los ejecuta, promueve y apoya a nuevas organizaciones, orienta y acompaña a poblador@s con problemas de: salud, vivienda, drogadicción, etc.. SERVICIO COMUNITARIO Nuestra organización acoge además a diferentes organismos que necesiten de un espacio para realizar sus actividades como: Junta de Vecinos Nº32 Santa Clara Centro de Desarrollo Vecinal (CVD) Profesionales Consultora Sur (Quiero mi Barrio). Departamento de Cultura. Banco de los niños Taller de mujeres (violencia intrafamiliar) Jóvenes Universidad (Apoyo escolar )

119

FORMA PARTE DE RAYEN MAHUIDA Amig@s; Las obras de desarrollo social son desconocidas en su gran mayoría, por esta razón y por medio de un gran esfuerzo, hemos logrado mostrar nuestro trabajo y mantenernos en el tiempo. Hemos creído en nuestra gente y en su deseo de formar comunidades con oportunidades para todos. Tu ayuda significa mucho para los niños y familias de Santa Clara, ya que es un paso entre la esperanza o el abandono. Con tu aporte podremos seguir manteniendo nuestras puertas abiertas a las sonrisas de muchos niños y familias. Has tu aporte en nuestra cuenta corriente Nº 62237376 - Banco Santander a nombre de la Corporación Rayen Mahuida. Llámanos al fono: (+ 56 2) 6452312 Escríbenos al correo: mahuidarayen@gmail.com rayen@rayen.co.cl

120

“Las Principales Leyendas, Mitos, Historias

y Cuentos de Chile” recoge más de 125 de las más conocidas narraciones, mitos y leyendas que se han pasado oralmente de generación en generación y forman parte de la memoria popular chilena. Esta antología ha sido redactado con la aspiración de divulgar la riqueza de las esenciales leyendas, mitos, historias y cuentos de Chile. Refleja las creencias, costumbres y experiencias del pueblo chileno antes y después de la conquista española Chile sin pretender ser una recopiliación científica o exhaustiva.

Puede Ud descargar su copía (297 páginas en formato A4): http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/ebook/product-21009352.html O comprar una copía impresa: http://www.lulu.com/shop/dean-amory/las-principales-leyendas-mitos-historias-ycuentos-de-chile/paperback/product-21009314.html

121

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful