En una casa en medio del bosque

vivían tres osos: papá oso, mamá osa

y osito.

A la hora de comer

encima de la mesa había tres cuencos de sopa:

uno grande, uno mediano, uno mediano y uno pequeño

Como la sopa estaba caliente,

decidieron pasear

Ricitos de Oro estaba perdida y entró en casa.

Comió del cuenco grande, el mediano

y todo el pequeño, que estaba menos caliente

Después de comer, Ricitos de Oro tenía sueño y entró

en la habitación, donde había tres

camas

Se acostó en la grande, después en

la mediana y luego en la

cama pequeña y se puso a dormir

Los osos llegaron a casa y

al sentarse a la mesa a comer…...

- ¿Quién ha probado mi sopa? – dijo papá oso

- ¿Quién ha probado mi sopa? – dijo mamá osa

- ¿Quién se comió toda mi sopa? – dijo osito

Después entraron en la habitación y…

-¿Quién se sentó en mi cama?

dijo papá oso.

-¿Quién se sentó en mi cama?

dijo mamá osa.

¿Quién durmió en mi cama?

dijo osito llorando.

Al oírlo, Ricitos de Oro salió corriendo y

aprendió a no entrar en casas sin permiso

FIN

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful