Está en la página 1de 16

EVALUACIÓN DEL DESLIZAMIENTO DE UN TALUD MEDIANTE

MÉTODOS NO DESTRUCTIVOS

Ing. FRANCISCA Franco Matías (1) Dr. Ing. RINALDI Víctor Alejandro (2)

UNC - FCEFyN - Laboratorio de Geotecnia.

SINTESIS

En este trabajo se presentan los resultados del monitoreo de la línea falla de un talud mediante técnicas de prospección no destructivas. Estos estudios se realizaron básicamente con georradar (GPR, ground penetrating radar) y geoeléctrica. Por otro lado se realizó una excavación manual a los fines de verificar el perfil del suelo y calibrar los parámetros eléctricos del mismo. Finalmente los parámetros resistentes del suelo deslizado fueron evaluados mediante un ensayo drenado de corte directo. El presente estudio permitió por un lado determinar la superficie de falla del talud y por otro permitió realizar un retroanálisis del deslizamiento. Se encontró que para la superficie de falla determinada y los parámetros resistentes del suelo medidos en laboratorio, el factor de seguridad del deslizamiento calculado por los métodos de equilibrio límite de Bishop y simplificado de Jambu, resultó muy próximo a la unidad. Se concluye que el método de estudio propuesto permitió evaluar eficientemente el deslizamiento ocurrido y verificar los parámetros resistentes del suelo durante la falla.

(1) Ing. Civil, Estudiante de Doctorado, Universidad Nacional de Córdoba, Becario del Consejo de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Provincia de Córdoba (CONICOR). (2) Profesor Asociado de la Cátedra de Geotecnia II, Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, U.N.C. Investigador del CONICET.

INTRODUCCIÓN

Desde hace algunos años los taludes de las costas de la ciudad de Comodoro Rivadavia sufren deslizamientos frecuentemente. La altura de los mencionados taludes varía a lo largo de la costa alcanzando en algunos lugares los 50 metros.

Los taludes estudiados se tornaron inestables debido a la saturación de algunos estratos de suelo provocada por un aumento de las aguas subterráneas. La razón del mencionado problema se debe a que aguas arriba del talud en las últimas décadas se produjo un aumento notable de la urbanización, que hasta la actualidad no cuenta con un servicio de infraestructura urbana para la recolección de líquidos residuales. A esta situación se la agregan las pérdidas de agua de los conductos de distribución de agua en la ciudad y la percolación de aguas de lluvia en un terreno con escaso drenaje superficial. Muchos de los deslizamientos ocurridos en las costas de Comodoro Rivadavia fueron de considerable importancia por el volumen de suelo involucrado, otros ocurrieron solo como deslizamientos superficiales.

En diciembre de 1996 en la zona de estudio, se produjo el deslizamiento de un talud. A partir de esa fecha se han producido en la zona dos deslizamientos más, uno de los cuales resultó de considerable magnitud. Sobre el talud deslizado se realizaron ensayos geofísicos para la identificación in situ de las condiciones del terreno natural. Los ensayos consistieron básicamente en el relevamiento topográfico de la falla y en reconocimientos mediante geoeléctrica y georradar (GPR).

Mediante la resistividad se pudo identificar las condiciones de humedad natural del suelo y con el georradar se realizó una identificación de los estratos de suelos removido e inalterado del talud. Estos estratos pudieron ser verificados visualmente mediante un pozo a cielo abierto. La combinación de estos resultados permitió determinar con precisión la superficie de falla del deslizamiento.

Finalmente se verificó mediante los métodos de equilibrio límite de Bishop y simplificado de Jambu el factor de seguridad para el deslizamiento ocurrido.

DESCRIPCIÓN GEO-FÍSICA DEL TERRENO

Topografía

La topografía original del terreno en la zona del deslizamiento

se

obtuvo a partir de la inspección visual de los talud colindantes

y

estudios previos recolectados por los autores. El perfil

reconstruido permitió realizar posteriormente los cálculos de estabilidad y determinar la magnitud del deslizamiento. Este perfil consistía básicamente en un suelo compactado depositado con un ángulo aproximado promedio de 40º y alivianado mediante una serie de bermas a media ladera (ver Figura 1).

El perfil posterior al deslizamiento se obtuvo mediante un relevamiento de la planimetría y altimetría de la zona con estación

total, determinando las cotas y posición de un numero significativo

de puntos (100 en total). En la Figura 2 se presenta el plano

topográfico resultante donde las cotas indicadas están referidas al punto mas bajo del pie del talud. En líneas de puntos se indica la geometría del suelo deslizado. Obsérvese que el mismo resulto aproximadamente de 30 metros de ancho por 40 metros de longitud.

Perfil Geológico

El perfil geotécnico típico de la zona de deslizamiento estaba conformado por una serie de estratos bien diferenciados. En la Tabla 1 se resumen las principales características geotécnicas y los espesores de cada uno de ellos.

75 Centro del círculo monitoreado con GPR 60 Perfil original (1) y (2) limos arenosos
75
Centro del círculo
monitoreado con GPR
60
Perfil original
(1) y (2)
limos arenosos
45
φ
f = 29º c = 50 KPa
Arena limosa
φ
f = 30º
c = 0 KPa
NF
(3) y (4)
30
Relleno de limos
arenosos
(5)
φ
f
= 29º
c
= 0 KPa
15
Arcilla verdosa
φ
f = 29º c = 0 KPa
Círculo de Falla
0
0
15
30
45
60
75
90
105
120
X (m)
Y (m)

Figura 1: Perfil original y círculo de falla del talud.

50 N 22.0 22.0 SM GE1 19.8 19.8 19.8 40 17.7 GPR 17.7 15.6 17.7
50
N
22.0
22.0
SM
GE1
19.8
19.8
19.8
40
17.7
GPR
17.7
15.6
17.7
15.6
30
15.6
GE2
13.5
13.5
13.5
20
11.4
11.4
11.4
9.2
9.2
GPR
9.2
10
7.1
7.1
7.1
5.0
5.0
0
10
20
30
40

Figura 2: Planimetría y altimetría del talud deslizado, prospección con geoeléctrica (GE), dirección de la prospección con georradar (GPR), excavación a cielo abierto (SM).

Tabla 1: Descripción de las principales características físicas del perfil de suelo.

Altura Sobre el

 

Características Físicas

 

Nivel del Mar [m]

 

+45.0 - +43.5

Relleno, limo arenoso orgánico, presencia de raíces, color castaño claro

(1)

+43.5 - +39.5

Limo arenoso verde claro muy fracturado, dirección predominante de las fracturas: horizontal

(2)

+39.5 - +38.0

Depósito calcáreo (Coquina)

 

(3)

 

+38.0 - +32.0

Arena limosa, húmeda con fuerte olor a combustible y

(4)

con

algunos

mantos

alternados de

arena

fina muy

uniforme

 

+32 -

Arcilla verde muy plástica saturada y con un alto nivel de contaminación por hidrocarburos

(5)

La distribución de estos estratos en el talud estudiado se presenta en la Figura 1. Este perfil ha sido modificado en el pie del talud según antecedentes de trabajos de estabilización realizados en el mismo. El agua en la zona escurre por sobre el estrato impermeable (5) con pendiente hacia el talud aflorando en puntos bien definidos.

ENSAYOS GEOFÍSICOS

Georradar

El equipo utilizado en este estudio es un GPR fabricado por la firma canadiense Sensors and Software Inc. designado con la marca comercial pulseEKKOIV. Este aparato es un equipo liviano y portátil con un sistema completamente digital especialmente diseñado para trabajos de prospección geotécnica. La calibración del equipo se realiza mediante software, seleccionando el tiempo total del registro, la frecuencia de muestreo, el numero de trazas de promedio y la forma de adquisición de los datos (manual o automática). La antena transmisora envía un pulso sinusoidal de 1000V de amplitud en la frecuencia seleccionada y penetra a una profundidad en el medio incidente que depende de la impedancia eléctrica del mismo. El parámetro de mayor importancia que determina la profundidad

alcanzada por las ondas electromagnéticas inducidas por el GPR en el suelo, es la constante dieléctrica del medio ( k * ).

k

*

* ε

=

σ

=

kj ′ −

ε

o

ω ε

o

(1)

Donde k * es la constante dieléctrica compleja del suelo, ε es la

permitividad compleja del medio, ε ο es la permitividad del vacío (ε ο =

8.85 x 10 -12 F/m) y σ la conductividad del medio.

La velocidad ( v ) con la que se propagan las ondas electromagnéticas es inversamente proporcional a la raíz cuadrada de la constante dieléctrica del medio. Para suelos con bajas conductividades puede utilizarse la siguiente expresión:

V =

c

k ′
k

(2)

Donde c (3.10 8 m/seg.) es la velocidad de propagación de la onda electromagnética en el aire y k’ la constante dieléctrica real del medio atravesado que para suelos comúnmente oscila entre 3 (suelo seco) y 70 (bentonita saturada).

Los cambios de las propiedades dieléctricas de los materiales produce que en una interfaces constituida por dos medios de constantes dieléctricas k1 * y k2 * , parte de la energía de la onda sea reflejada y parte sea transmitida. El porcentaje de energía reflejada puede obtenerse como sigue:

R =

* * k 1 − k 2 * * k 1 + k 2
*
*
k
1
− k
2
*
*
k
1
+ k
2

(3)

Donde

dieléctrica del medio donde se propaga la onda y k2 * la

correspondiente al

reflexión para distintos tipos de materiales pueden ser obtenidos en Baker y Monash (1991) y Annan (1992). Las reflexiones son registradas por una antena receptora y enviadas a una PC donde son guardadas para su posterior procesamiento. Las señales recibidas pueden ser visualizadas inmediatamente en la pantalla de la computadora durante la adquisición. Una vez adquiridas las señales,

estas fueron procesadas en

cual incide. Coeficientes de

se denomina coeficiente de reflexión, k1 * la constante

R

medio

en

el

laboratorio por medio de software

especializados. En este estudio se utilizaron filtros, se modificó la ganancia en profundidad mediante incrementos exponenciales y se seleccionó los tonos de grises para el coloreando de los perfiles. De esta manera se pudo analizar en forma clara las imágenes y las distintas reflexiones. La frecuencia de la antena utilizada fue de 100 Mhz. La selección de la misma se realizó en función de criterio de la profundidad necesaria de estudio y la definición de los estratos e inclusiones en el suelo. El tiempo total de registro de cada señal fue de 300 ns y en modo de adquisición manual. Estos parámetros fueron adoptados después de varias pruebas en el lugar de medición y se mantuvieron constantes para todo el estudio

Las mediciones se realizaron cada 0.25 m con una separación entre la antena receptora y transmisora de 1.00 m. En cada uno de los puntos de medición se tomaron 256 señales las que fueron promediadas entre si previa medición del punto siguiente. El objetivo de este procedimiento es el de cancelar ruidos aleatorios próximos a la frecuencia de trabajo.

En la Figura 3 se presenta la imagen de un radargrama realizado en la dirección deslizamiento y en el sentido mostrado en la Figura 2. En el radargrama se puede observar en línea de puntos la superficie de deslizamiento identificada y posteriormente corroborada mediante los estudios de geoeléctrica y sondeo manual.

SUPERFICIE DEL TERRENO Limos y arenas removidas SUPERFICIE DE FALLA Arcilla verde
SUPERFICIE DEL TERRENO
Limos y arenas removidas
SUPERFICIE DE FALLA
Arcilla verde

Figura 3: Radargrama mostrando la superficie de falla del talud.

Geoeléctrica

El reconocimiento de los suelos mediante ensayos geoeléctricos

es altamente conocido y consiste básicamente en la medición de la

resistividad del suelo a distintas profundidades mediante un sistema

de cuatro electrodos colocados en la superficie.

Existen muchos métodos de interpretación de los resultados, de ellos

el

mas

aceptado

es

el

de

Barnes

(1952)

según

el

cual, la

resistividad

(ρ i )

de

cada estrato puede calcularse mediante la

siguiente relación:

ρ

i

= 2 ***

π

A

1

R

i

(4)

En donde A es la separación de los electrodos y a su ves es la

de cada estrato

obtenida a partir de la diferencia entre la conductancia total ( 1/R )

conductancia total medida en el

estrato anterior. La separación de electrodos con la cual se

medida a

profundidad de estudio y

R i

es

la resistencia

esa

profundidad y la

realizaron los ensayos fue variada cada 50 cm.

La resistividad de un suelo esta relacionada con la superficie

especifica de la partícula promedio, contenido de humedad y

concentración del electrolito de saturación. En general suelos más

finos y húmedos muestran menor resistividad que los suelos

granulares al mismo contenido de humedad. Se realizaron dos

exploraciones geoeléctricas en el talud deslizado. La ubicación de

las mismas se presenta en la Figura 2. Los resultados obtenidos en

cada prospección se muestran en la Figura 4.

RESISTIVIDAD (ohm-m)

0 5 10 15 20 25 30 0 2 Limos y arenas removidas 4 Limos
0
5
10
15
20
25
30
0
2
Limos y arenas removidas
4
Limos arenoso húmedo
Presencia
RESISTIVIDADES MEDIDAS
6
de agua
Geoeléctrica 1 (GE1)
Geoeléctrica 2 (GE2)
8
PROFUNDIDAD (m)

Figura 4: Resistividades de los distintos estratos de suelo medidas con geoeléctrica.

Pozo a Cielo Abierto

parte superior del talud deslizado se realizo una

excavación a cielo abierto (ver Figura 2) a los fines de determinar visualmente la composición del perfil de suelos y corroborar la

información obtenida

geoeléctrica y GPR. En la Figura 5 se presenta una descripción del perfil encontrado.

realizados con

En

la

mediante

los

sondeos

NF

y GPR. En la Figura 5 se presenta una descripción del perfil encontrado. realizados con En

15.50

Arcilla verde muy plástica inalterada muy saturada con presencia de un alto contenido de hidrocarburos.
Arcilla verde muy plástica inalterada muy saturada con presencia de un alto contenido de hidrocarburos.

Arcilla verde muy plástica inalterada muy saturada con presencia de un alto contenido de hidrocarburos.

Arcilla verde muy plástica inalterada muy saturada con presencia de un alto contenido de hidrocarburos.

Figura 5: Perfil estratigráfico de la zona de falla. Las cotas están referidas al pié del talud.

Ensayo de Corte Directo

ejecución de este ensayo se utilizó una muestra

extraída del suelo deslizado. Esta muestra básicamente es una arcilla arenosa verde de características correspondientes a los 2 primeros estratos observados en la Figura 1. Las muestras fueron compactadas hasta una densidad total de 2 tn/m 3 con una humedad de

Para

la

22% correspondientes al optimo del ensayo de próctor standard.

Las muestras fueron posteriormente consolidadas en la caja de corte a las tensiones verticales de ensayo y saturadas por inmersión durante el proceso de corte. La velocidad de corte se seleccionó lo suficientemente lenta como para permitir el drenaje del agua (0.1 mm/min)

La Figura 6 muestra los resultados de este ensayo. A tensiones verticales menores a 1 kg/cm 2 la muestra mostró dilatancia durante el corte mientras que a tensiones mayores la muestra se contrajo comportándose como las arcillas normalmente consolidadas.

8 7 6 τ = σ tan(29º) 5 4 3 2 1 0 (kg/cm2)
8
7
6
τ = σ tan(29º)
5
4
3
2
1
0
(kg/cm2)

0123456789

σ (kg/cm2)

Figura 6: Resultados obtenidos en el ensayo de corte drenado.

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS

A partir del relevamiento topográfico presentado en la Figura 2 se pudo determinar la extensión en planta del deslizamiento. De acuerdo a esto la superficie abarcaría unos 30 m de ancho por 40 m de longitud.

El radargrama muestra claramente un estrato superior formado por un material desestructurado completamente, conformado por arcillas arenosas muy sueltas que incrementaban su contenido de humedad en profundidad y que se extiende con bastante homogeneidad en toda la superficie del talud con leves disminuciones del espesor y algunos agrietamientos. Por debajo de este estrato se encuentran arcilitas vedes húmedas muy plásticas, en la cual se encuentra claramente marcado el plano de deslizamiento alcanzando en algunos puntos profundidades de 9 m.

Los estratos diferenciados mediante radar se correlacionan muy bien con las mediciones geoeléctricas de la Figura 4. Según este ensayo la profundidad del suelo desestructurado seco es de 3.00 m en la con resistividades mayores a 10 ohm-m. mientras que el del segundo estrato se alcanzaría a los 5.00 m de profundidad con resistividades

menores a 5 ohm-m indicando la presencia del agua tal como se corroboró posteriormente en el sondeo manual. En el perfil GE1 se alcanzan las arcillas verdes con muy bajas resistividades a 7.0 metros aproximadamente, mientras que en el perfil GE2 este material aparece a los 8.0 metros.

De todos los perfiles se ha cubicado el suelo incorporado en el desplazamiento y se estimó un volumen de aproximadamente 8400 m 3 lo cual para la superficie analizada daría una profundidad promedio de 7 m.

Para la evaluación de la estabilidad del talud, se proyectaron las líneas correspondientes al círculo de falla determinado mediante el GPR sobre un perfil correspondiente al eje del talud. La línea freática se estimó en función de las mediciones geoeléctricas según lo cual se encontraría próximo a la línea de falla del talud.

EVALUACIÓN DE LA ESTABILIDAD DEL TALUD

El análisis y evaluación de la seguridad de un talud frente al potencial de deslizamiento se realiza evaluando las acciones que tienden a desestabilizarlo comparándolas con aquellas que tienden a evitar la falla o fuerzas resistentes.

Para el cálculo de la estabilidad del talud se utilizó el método de Bishop y el de Jambú simplificado buscando el circulo de falla de menor factor de seguridad. En este último método el factor de seguridad se obtiene de la relación de equilibrios de fuerzas y no de momentos.

Los parámetros de cálculo para los suelos identificados con los números 1 a 4 se presentan en la Tabla 2. Los parámetros resistentes de los estratos 2 a 4 fueron obtenidos de antecedentes de estudios geotécnicos del lugar.

Tabla 2: Parámetros de cálculo adoptados para los suelos del talud.

Identificación

Densidad

Cohesión

Angulo de

(kN/m 3 )

(kPa)

Fricción

1. Arena arcillosa Verde clara saturada

20

0

29º

2. Arenisca verde inalterada húmeda

19

50

29º

3. Arena fina algo limosa saturada

20

0

30º

4. Arcilita verde saturada

20

0

27º

El criterio en la selección de los parámetros fue de asumir que los suelos por debajo e inmediatamente por encima del nivel freático se encontraban completamente saturados. El estrato 2 fue el único considerado semisaturado y por ello se le introdujo una pequeña cohesión. Los demás suelos se calcularon sin cohesión y con densidades totales

Para el cálculo de deslizamiento se asumieron 2 hipótesis. En la primera de ellas se consideró que además de un estado se saturación de los suelos, se encontraba presente el nivel freático. En el segundo caso se asumieron los suelos completamente saturados pero sin considerar el nivel freático. En esta segunda hipótesis se asume la no existencia de presiones de poros a lo largo de la línea de falla. En la Tabla 3 se presentan los coeficientes de seguridad mínimos que se obtuvieron en el cálculo de estabilidad para cada una de las hipótesis de cálculo.

Tabla 3: Coeficientes

estabilidad para el círculo monitoreado con GPR (Xc = -3.32 m, Yc = 73.10 m, Rc = 73.20 m)

cálculo de

de

seguridad obtenidos

en

el

Factor de

Método de cálculo

Seguridad

1.085

Bishop simplificado con NF

1.066

Jambu simplificado con NF

1.133

Bishop simplificado sin NF

1.112

Jambu simplificado sin NF

Se realizaron numerosas iteraciones buscando en el perfil de suelo

los menores factores de seguridad. En todos los casos se obtuvo factores de seguridad próximos a uno para círculos de similares características al obtenido con el GPR y menores que uno en casos de deslizamientos mas superficiales.

CONCLUSIONES

Mediante el monitoreo del talud deslizado con el GPR se pudieron obtener datos en forma organizada y sistemática sobre los distintos horizontes del suelo determinándose la superficie de deslizamiento y la presencia del nivel freático. Esta información se corroboró con la excavación a cielo abierto a partir de la cual se obtuvo información valiosa sobre las características geológicas de los estratos atravesados.

información aportada por las técnicas de

prospecciones geofísicas no destructivas, para la superficie de falla del talud se pudo recalcular los parámetros geotécnicos del

suelo en el momento del deslizamiento.

A partir

de

la

Se pudo determinar que la profundidad de la falla alcanzaría unos

siete metros promedio de profundidad por unos 30 m de ancho y 40 m de longitud lo que equivaldría a un movimiento de suelo del orden de los 8400 metros cúbicos.

Existe una buena correlación entre los círculos de deslizamiento mas desfavorables en el cálculo de estabilidad del talud, con el circulo que mejor se aproxima al deslizamiento monitoreado con el GPR. Se observa que este último se encuentra muy próximo a los círculos de falla que presentan FS próximos a uno lo que valida los parámetros de cálculo adoptados y las condiciones de saturación del suelo.

La influencia del nivel freático y del grado de saturación del suelo es un efecto de gran importancia en la estabilidad del talud ya que provoca la disipación de las presiones de poro negativas y por lo tanto de la resistencia al corte del suelo. En este aspecto resultó

imprescindible adoptar parámetros de resistencia drenados como se demostró en este trabajo.

Se concluye en este trabajo que el método de estudio propuesto permitió evaluar eficientemente el deslizamiento ocurrido y verificar que los parámetros resistentes del suelo se aproximaron a un estado drenado durante la falla. Esto último pudo corroborarse mediante un retroanálisis de la estabilidad del talud, obteniendo los parámetros resistentes correspondientes a FS próximos a uno y con los resultados de los ensayos de corte realizados en laboratorio.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen a la empresa Bases Construcciones S.A. que permitió utilizar el georradar en el presente estudio.

REFERENCIAS

Annan A.P., 1992, “Ground Penetrating Radar Workshop Notes”, Sensor & Software Inc.

Baker P.L. y Monash U., 1991, “Fluid, Lithology, Geometry, And Permeability Information Form Ground Penetrating Radar For Some Petroleum Industry Applications”, Society of Petroleum Engineers, SPE 22976, pp. 277-287.

Barnes H.E., 1952, “Electrical Subsurface Exploration Simplified”, Associated Research Incorporated.

Centro del círculo monitoreado con GPR Perfil original limos arenosos f = 29º c =
Centro del círculo
monitoreado con GPR
Perfil original
limos arenosos
f = 29º c = 50 KPa
Arena limosa
f
= 30º
NF
c
= 0 KPa
Relleno de limos
arenosos
f
= 29º
c
= 0 KPa
Arcilla verdosa
f = 29º c = 0 KPa
Círculo de Falla
SUPERFICIE DEL TERRENO Limos y arenas removidas SUPERFICIE DE FALLA Arcilla verde
SUPERFICIE DEL TERRENO
Limos y arenas removidas
SUPERFICIE DE FALLA
Arcilla verde