Está en la página 1de 5

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS

FACULTAD DE INGENIERÍA
PROGRAMA DE INGENIERÍA INDUSTRIAL

“BORRADOR DEL PROYECTO”

ALUMNAS:

NATALIA OSORIO
JULIET SERENY
XIOMARA TOBÓN

PROFESORA:

CLAUDIA AVILA
NRC:
8281

CLASE DE LAS 11:30 AM DEL VIERNES

2009
Tema

"La falta de capital una desmotivación para el futuro empresario"

¿Cual es la causa de la desmotivación de futuros empresarios hacia la


creación de su propia empresa?

Problemática:

Una necesidad que tienen los futuros empresarios, para el mantenimiento de


su empresa es la falta de capital para invertir. Los gastos de capital
representan un desembolso de fondos con la intención de generar
beneficios en el largo plazo (más de un año), los cuales son necesarios en
alguna etapa de la vida de las empresas como parte de una estrategia de
crecimiento, posicionamiento o de defensa al entorno competitivo en el que
se desarrolla.

Aunque la mayoría de los empresarios reconocen la necesidad de realizar


gastos de capital para llevar a cabo sus proyectos y así mejorar su
desempeño, se enfrentan a la falta de disponibilidad de fondos para
llevarlos a cabo. Si una organización no dispone de capital suficiente para
desarrollar planes de expansión a través de la compra de terrenos, bodegas,
oficinas, locales, redes de comunicaciones, maquinaria, tecnología, etc. su
capacidad competitiva se ve limitada. Lo mismo sucede si no se tiene la
capacidad financiera para reemplazar aquéllos activos que ya son obsoletos
o actualizar los ya existentes. Por lo tanto, cuando la empresa no tiene la
capacidad de generar un capital para realizar inversiones se está
condenando a permanecer en un estado de sobre vivencia. Y cuando la
organización tiene potencial de crecimiento, éste disminuye
considerablemente si no se tienen los medios para realizar gastos de capital.

Determinar las alternativas de financiamiento de las empresas depende en


gran medida de la etapa en que se encuentren dentro de su ciclo de vida así
como el nivel de desarrollo empresarial que experimentan las organizaciones
en un tiempo determinado. Las etapas por las que pasa una empresa se
pueden resumir en cuatro: formación, crecimiento, madurez y declinación.

La etapa de formación está definida por el nacimiento de una organización


cuyo objetivo principal es lograr la supervivencia, por tal motivo esta fase
generalmente es financiada con capital propio del emprendedor, por la
adquisición de deuda a título personal o en menor medida por capital de
riesgo, es decir, financiamiento obtenido por inversionistas individuales que
se especializan en arriesgar su dinero en negocios nuevos.

Cuando la empresa experimenta un crecimiento moderado en sus


actividades, pero aun no se generan las utilidades necesarias para poder
realizar reinversiones sustanciales en la organización, se incorporan socios a
la empresa para obtener financiamiento a través de la inyección de capital.
Una vez que la empresa comienza a estructurarse, tiene la posibilidad de
obtener financiamiento bancario para sustentar sus estrategias de
crecimiento. Es hasta esta fase de desarrollo cuando la organización cubre
los requisitos mínimos que solicitan las instituciones bancarias respecto a su
información financiera y el proyecto de inversión.

En la etapa de crecimiento rápido, la empresa es capaz de generar


utilidades suficientes para poder realizar un ahorro empresarial, para lo
cual inicia la incorporación de fondos a través del uso de fondos de inversión
(deuda, renta variable, cobertura) con la intención de generar mayores
beneficios sobre sus excedentes de efectivo, o puede incorporarse al
mercado bursátil para impulsar su desarrollo al máximo. Cuando la empresa
alcanza su madurez también se encuentra en posibilidades de incorporar
capital externo ya que sus ventas y utilidades siguen en crecimiento aunque
a un ritmo menor. Como se evidencia en esta gráfica, existen diversas
opciones para obtener capital para invertir, no obstante, su viabilidad está
limitada por las condiciones que caracterizan al micro, pequeña y mediana
empresa.

¿Por que los futuros empresarios no se arriesgan a montar su empresa?

¿Cuales son los temores de los futuros empresarios hacia la creación de


su empresa?

¿Cuales son los requisitos para crear una empresa?


ETAPAS POR LAS QUE DEBE PASAR UNA EMPRESA

Determinar las alternativas de financiamiento de las empresas depende en


gran medida de la etapa en que se encuentren dentro de su ciclo de vida así
como el nivel de desarrollo empresarial que experimentan las organizaciones
en un tiempo determinado. Las etapas por las que pasa una empresa se
pueden resumir en cuatro: formación, crecimiento, madurez y declinación.

La etapa de formación está definida por el nacimiento de una organización


cuyo objetivo principal es lograr la supervivencia, por tal motivo esta fase
generalmente es financiada con capital propio del emprendedor, por la
adquisición de deuda a título personal o en menor medida por capital de
riesgo, es decir, financiamiento obtenido por inversionistas individuales que
se especializan en arriesgar su dinero en negocios nuevos.

Cuando la empresa experimenta un crecimiento moderado en sus


actividades, pero aun no se generan las utilidades necesarias para poder
realizar reinversiones sustanciales en la organización, se incorporan socios a
la empresa para obtener financiamiento a través de la inyección de capital.
Una vez que la empresa comienza a estructurarse, tiene la posibilidad de
obtener financiamiento bancario para sustentar sus estrategias de
crecimiento. Es hasta esta fase de desarrollo cuando la organización cubre
los requisitos mínimos que solicitan las instituciones bancarias respecto a su
información financiera y el proyecto de inversión.

En la etapa de crecimiento rápido, la empresa es capaz de generar


utilidades suficientes para poder realizar un ahorro empresarial, para lo
cual inicia la incorporación de fondos a través del uso de fondos de inversión
(deuda, renta variable, cobertura) con la intención de generar mayores
beneficios sobre sus excedentes de efectivo, o puede incorporarse al
mercado bursátil para impulsar su desarrollo al máximo. Cuando la empresa
alcanza su madurez también se encuentra en posibilidades de incorporar
capital externo y/o bursartilizarse ya que sus ventas y utilidades siguen en
crecimiento aunque a un ritmo menor. Como se evidencia en esta gráfica,
existen diversas opciones para obtener capital para invertir, no obstante, su
viabilidad está limitada por las condiciones que caracterizan al micro,
pequeña y mediana empresa. En la siguiente figura, se resume la
problemática de falta de capital en la organización.

Posibles soluciones:
Entidades que apoyen la iniciativa de pequeñas empresas, subsidiándolas con
cierta cantidad de capital, para poder dar ese primer paso y montar la
empresa, con esto pueda haber inversión y la empresa empiece a surgir,
logrando con estos el espíritu emprendedor.

Futuros empresarios asistan a conferencias y capacitaciones para que te


tengan un buen desempeño en el desarrollo de sus microempresas.

Motivar a los empleados de la empresa a que se sientan parte de ella y con


esto lograr un ambiente armonioso dentro de la institución.

La empresa puede mantener su liderazgo dentro de la competencia por


medio de innovación, calidad y mejoramiento.