Está en la página 1de 9

“ El fuego arderá continuamente en el mizbéaj no se apagará”  Vay (Lv)  6:13 

Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim 

Bucaramanga 
kehilanetzer@hotmail.com  kehilanetzer@Yahoo.com kehilanetzer@gmail.com 
http://www.yehudinetzer .com 
Abib 9 5769/ 4 de Abril 2009 

parashat # 25
Tzat wx' – Manda, Ordena 
Lectur a de la Tor ah 
Vayiqra (Lv) 6:8­8:36 
▪ 6:8­11  ▪ 6:12­7:10 
▪ 7:11­38  ▪ 8:1­13 
▪ 8:14­21  ▪ 8:22­29 
▪ 8:30­32  ▪ 8:33­36 
Lectur a de la Haftar ah (de los Neviim) 
Yir miyáhu (J r ) 7:21­34; 8:1­3; 9:22 

wx'  tzav  viene  de  la  raíz  hw:x; tzaváh;  Pi.  Mandar,  ordenar ,  encargar,  enviar, 
establecer, hacer testamento; Pu. Recibir  ór denes. La raíz prim.; (intens.) constituir, 
ordenar :­cargo,  constituir,  designar,  encargar,  encomendar,  enviar,  escoger, 
establecer, gobernar, imponer, intimar, (dar) mandamiento, mandar, orden, ordenar, 
prescribir, prohibir, recomendar. 

Nota:  La  primera  gran  diferencia  entre  el  texto  hebreo  y  la  traducciones  populares 
radica  en  que  originalmente  se  ubica  en  Vayiqra 6:1  que  es  el  comienzo  del  perek, 
mientras que en Levítico está en el 6:8, síntoma de la interferencia del romanismo en 
el ordenamiento de la versión conocida  como Reina Valera, lo que nos permite tomar 
autoridad sobre un texto que nunca ha sido ni será de otro pueblo que el de Yisrael.
Vay (Lv)  6:8­13 Oláh 
Hasta  ahora  hemos  tenido  las  instrucciones  que  Moshéh  ordeno  que  dar  a  las 
personas  con  respecto  a  los  sacrificios;  pero  aquí  empiezan  las  instrucciones  que 
debía dar a los kohanim; debe encomendar a Aharón y a sus hijos,  Vay (Lv)  6:9. Los 
kohanim  tenían  reglas  en  la  casa  de  Elohim,  pero  estos  gobernantes  deben  ser 
gobernados;  y  aquellos  que  tenían  la  dirección  de  otros  deben  ser  dirigidos  ellos 
mismos.  Déjeme  Siervos  de  Yahweh  recordarles  que  no  sólo  comisionados  para 
dirigir  sino también  son dirigidos,  esto  fue  dicho  a  Aharón  y a  sus hijos, que  ellos 
deben estar en sumisión. 

En  estas  estrofas  tenemos  la  Torah  del  Oláh  (holocausto),  era  el  cuidado  de  los 
kohanim. El sacrificio diario de un cordero, que era ofrecido mañana y noche. 

1.  El  Kohen  debe  cuidar  las  cenizas  del  Oláh  (holocausto),  que  son  se  deshecho  de 
decentemente,  Vay  (Lv)  6:10;  6:11.  Debe  despejar  el  Mizbéaj  de  ellos  todas  las 
mañanas, y poner ellos sobre el lado  del Mizbéaj, esto debe  hacer con su prenda de 
vestir de lino, que siempre debe llevar cuando hace cualquier servicio en el Mizbéaj; 
y  entonces/luego  debe  cambiarse,  y  poner  otras  prendas  de  vestir,  cualquiera  como 
ser su ropa común, o (cuando algunos piensan) las otras prendas de vestir del kohén 
honorable,  y  elemento  esencial  llevan  las  cenizas  en  un  lugar  limpio  fuera  del 
campamento. 

Ahora, 1. Elohim tendría que hacer esto, para el honor de su Mizbéaj y los sacrificios 
que  fueron  quemados  sobre  él.  Incluso  las  cenizas  de  los  sacrificios  deben  estar 
conservadas,  para  testificar  que  la  estima  que  Elohim  tenía  hacia  él;  por  el  Oláh 
(holocausto) él fuera honrado. 
Era también requisito que el Mizbéaj debía ser guardado tan limpio todo el tiempo; el 
fuego sobre él debía estar quemándose continuamente. 
2. Elohim tendría a los mismos kohanim guardando el mizbéaj, enseñar que a ellos y 
a nosotros no nos rebajan los servicios más incómodos para honor de Elohim y de su 
Mizbéaj.  El  Kohen  mismo  debe  no  sólo  encender  el fuego  sino  también  limpiar las 
cenizas, y llevarlas. 

2.  El  Kohen  debe  cuidar  el  fuego  sobre  el  Mizbéaj,  que  es  guardado  siempre  en 
llamas. Esto es exigido aquí en  Vay (Lv)  6:9, 6:12, y esta Torah así expresa fue dada: 
el  fuego  siempre  se  estará  quemando  sobre  el  Mizbéaj,  nunca  se  irá  lo 
resplandeciente,  Vay  (Lv)  6:13.  Podemos  decir  que  ningún  día  pasó  sin  algún 
sacrificio, que fueron brindados entre la mañana y la tarde siempre; con el propósito 
de que de mañana a noche el fuego sobre el Mizbéaj fuera guardado por supuesto. 
Aquellos  que  nunca  guardan  buenas  casas  dejaron  su  fuego  de  arder  entonces  se 
extinguió; por lo tanto Elohim daría un ejemplo de buen manejo de la casa. El primer 
fuego  sobre  el  Mizbéaj  llego  de  su  presencia  Vay  (Lv)  9:24,  guardarían  esto
continuamente  con  un  suministro  constante  de  leña  para  el  mizbéaj  todos  sus 
sacrificios en todas sus generaciones para ser consumidos. 

Si, por del descuido, alguna vez dejaban de cuidar el fuego, no podían tenerlo cierto 
otra  vez.  Por  lo  tanto  los  judíos  nos  dicen  que  el  fuego  nunca  se  extinguió  sobre  el 
Mizbéaj,  hasta  la  cautividad  en  Babel.  Esto  es  remitido  a  Yesh  (Is)  31:9,  donde 
Elohim tiene su fuego en Tzión, y su refugio en Yerushalayim. Por esta Torah somos 
enseñados a guardar una predisposición constante para todos actos de la devoción y la 
dedicación,  un  cariño  constante  para  las  cosas  de  Elohim,  en  nuestras  mentes  para 
estar siempre listo a cada buena palabra y trabajar. No debemos extinguir el ruaj, pero 
debemos revolver el obsequio que está en nosotros. Aunque nosotros no sacrificamos, 
debemos guardar el fuego del ruaj, del amor que debe arder siempre; y por lo tanto, 
debemos orar siempre. 

Vay (Lv)  6:14­23 Minjah 

1. Solamente un puñado de harina se presentara para ser quemado sobre el Mizbéaj; 
todo el resto del minjah fue dejado para los kohanim para su comida. La Torah de los 
Oláh (holocausto) era para imponer sobre los kohanim mucho cuidado y trabajo, pero 
les  permitió  poca  ganancia;  porque  la  carne  estaba  completamente  quemada,  y  los 
kohanim  no  tenían  nada  más  que  la  piel.  Excepto  ellos  tienen  una  compensación  la 
parte  más  grande  de  la  carne  del  ofrecimiento  de  ellos  mismos.  La  quema  de  un 
puñado  sobre  el  Mizbéaj  antes  de  Vay  (Lv)  6:15  fue  pedido,  Vay  (Lv)  2:2,  Vay  (Lv) 
2:9. 

Aquí la porción es consignada a los kohanim, a los criados de la casa de Elohim: se lo 
he dado  por  parte de mis  ofrecimientos,  Vay  (Lv)  6:17. Nota,  (1.) Es  la  voluntad de 
Elohim de que sus siervos deben ser bien mantenidos con comida conveniente; y lo 
que  es  dado  a  ellos  se  acepta  como  un  presente.  (2.)  Siendo  kohanim  del  ruaj  del 
nuevo pacto, comparten ellos mismos en los sacrificios en el ruaj que se ofrecen. El 
puñado quemado sobre el Mizbéaj no era digno de hablar, en la comparación con la 
acción  de  los  kohanim;  nosotros  mismos  somos  ganadores  por  nuestro  servicio. 
Elohim recibe todo el incienso, y los kohanim tendrán la harina y el aceite. 

2.  Las  Toratim  para  comer del  presente  era, (1.) Que debe ser  comido  sin levadura, 


Vay (Lv)  6:16. Lo que fue ofrecido a Elohim no debe tener ninguna levadura adentro, 
y los kohanim deben tener cuando estén en el Mizbéaj. Por lo tanto, debemos guardar 
las fiestas de Yahweh con el pan sin levadura de la sinceridad y la verdad. (2.) Debe 
ser  comido  en  la  extensión  del  templo,  en  un  poco  de  espacio  preparado  para  el 
equipo  para  este  propósito.  Era  una  gran  desviación  llevar  algo  de  él  afuera  del 
Mishkán.  Toda  la  comida  de  él  era  un  seder  apartado,  por  que  eran  para  honrar  a 
Elohim, y por  lo  tanto debe  ser hecha  de  la  manera  ordenada, y con  una  reverencia 
qadosh,  pues  esta  se  hacia  en  el  mishkán.  (3.)  Los  varones  solamente  deben  comer
Vay  (Lv)  6:18  de  él.  De  las  cosas  apartadas,  como  la  primera  base  del  fruto  y  los 
diezmos  (maaser),  y  el  hombro  y  los  pechos  es  de  los  Kohanim  por  las 
reconciliaciones, las hijas de los kohanim podrían comer, porque podrían ser llevados 
afuera  del  mishkán;  pero  esto  era  de  las  cosas  más  apartadas,  debía  ser  comido 
solamente en el templo, los hijos de Aharón solamente pueden comer de él. (4.) Los 
kohanim  solamente  que  estaban  limpios  podrían  comer  de  él:  Vay  (Lv)  6:18.  Cosas 
apartadas  son  para  personas  apartadas.  Cada  cosa  que  usaban  será  apartada:  El 
mobiliario de la mesa sobre las que están estas cosas apartadas para ser comidas debe 
ser destinado a ese uso solamente, y nunca después usado como cosas comunes. 

Vay (Lv)  6:24­30 Jatat 
Tenemos la Torah de Jatat (por el errar) 1. Que debe ser sacrificado Vay (Lv)  6:25, 
es decir sobre el Mizbéaj al norte Vay (Lv)  1:11, 
2. Que el Kohen que lo ofreció por el jatat, lo comerá con sus hijos, u otros kohanim, 
Vay (Lv)  6:29, después de que la sangre y la grasa habían sido ofrecidas a  Elohim, 
en el atrio del templo,  Vay (Lv)  6:26. Eran para llevar los errores de la congregación 
Vay (Lv)  10:17. 
3. La sangre de Jatat este era un ofrecimiento con gran reverencia. Para ser se quitada 
de la ropa sobre la que cayó debía ser lavada Vay (Lv)  6:27. 
4. La vasija de la carne por jataj en donde fuere hervida debe ser quebrada si fuera de 
barro, si fuere de bronce debe ser bien lavada, Vay (Lv)  6:28. 
5.  Vay  (Lv)  6:30.  Por  lo  tanto  no  se  puede  comer  ningún presente  que  se  acerque  a 
ofrecer en el mishkán por jatat en el miqdash. Debe ser quemada completamente. 

Vay (Lv)  7:1­10  Ashám 


Con respecto a la instrucción siendo gran parte de la misma naturaleza con el Ashám 
(tener cuentas pendientes) es ser gobernado por las mismas reglas, Vay (Lv)  7:6. 

Nota,  los  más  diligentes  en  los  servicios  son  más  cosecharemos  de  las  ventajas  del 
servicio.  Pero  ninguno  de  los  kohanim,  y  los  hombres  de  su  familia,  podía  ser 
invitado para compartir con él; cada varón entre los kohanim comerá del presente, es 
decir, puede comer de eso, en el lugar qadosh  Vay (Lv)  7:6. E indudablemente, era el 
uso para tratarse con esos beneficios, por que amistad y beca fueron guardadas entre 
los kohanim. Libremente habían recibido, y deben dar libremente. 

Vay (Lv)  7:11­34 Shelamim 
Todo esto se relaciona con las reconciliaciones: son la repetición y la explicación del 
lo que teníamos antes, con adiciones varias. 
1.  La  naturaleza  y  la  intención  de  las  reconciliaciones  están  aquí  más  claramente. 
Cualquiera  podía  ofrecerlo  1.  En  la  gratitud  por  la  piedad  recibida,  como  la 
recuperación  de  la  enfermedad,  la  preservación  en  un  viaje,  el  rescate  en  el  mar,  la 
redención fuera de la cautividad, todos que son especificados en un segundo.
2. En la restitución de algún voto que un hombre hizo cuando estaba en angustia  Vay 
(Lv)  7:16, y esto era honorable para los antiguos, aunque  en la omisión de él habría 
sido más culpable. 
3. En la súplica por la piedad especial cuando un hombre estaba en la persecución y 
la expectativa, aquí ofreció un presente voluntario. Esto acompañaba las oraciones de 
un hombre, como sus alabanzas. No descubrimos que hombres fueron obligados por 
la  Torah,  a  menos  que  ellos  mismos  hicieran  el  voto  obligado,  ofrecer  esto  por 
reconciliación sobre tales ocasiones. 
No  solamente  esa  oración  y  el  elogio  son  como  nuestro  deber  para  hacer  teshuvah 
(volverse) 

En cuanto al presente de shelamim, Elohim  los dejó más en libertad en la expresión 
de  su  sentido  de  bondad,  que  la  expresión  de  su  sentido  de  errar;  para  que  sus 
sacrificios siendo presentes voluntarios, fueran más aceptables; que obligarlos a traer 
los sacrificios expiatorios, Elohim muestra la necesidad de la gran Propiciación. 
La razón principal de que la sangre estuviera prohibida de antiguo, era que Yahweh 
había  señalado  la  sangre  para  la  expiación.  Este  uso,  siendo  figurativo,  tiene  un 
cumplimiento  en  Mashiaj  que  por  su  sangre  y  el  derramamiento  de  sangre  trajo 
limpieza, perdón y expiación. 

Vay (Lv)  7:28­34 Shelamim 
El pecho y la espaldilla derecha eran para el Kohén oficiante. Cuando se daba muerte 
al sacrificio, el mismo presente debía dar la parte de Elohim; con esto representaba su 
alegría de presentar a Elohim. Con sus propias manos tenía que elevarlo como señal 
de que consideraba a Elohim como Elohim del shamayim y, luego, debía mecerlo de 
uno a otro  lado  como  señal de  que  consideraba  a Elohim  como Yahweh  de  toda  la 
tierra. 
Este  bendito  presente  de  Shalom  no  es  sólo  para  los  Kohanim,  para  los  Qadosh  de 
mayor rango y eminencias, sino también para la gente común. Cuídese de no tardar. 
Muchos piensan arrepentirse y volver a Elohim cuando estén a punto de morir y caer 
al sheol; ellos deben de recibir el presente de shalom y comerla ahora. No se quede 
hasta que se acabe el día de la paciencia de Yahweh, porque no se acepta que se deje 
para  comer  al  tercer  día;  ¡ni  tampoco  servirá  aferrarse  de  Mashiaj  cuando  usted  se 
esté cayendo al sheól! 

Vay (Lv) 7:35­38 
Los actos  solemnes  no  son  cosas que  podamos hacer  o  no  hacer  a  nuestro  gusto;  es 
para nuestro peligro omitirlos. La observancia de las toratim de Moshéh no puede ser 
menos necesaria que la de las toratim de Mashiaj. 
Tenemos  aquí  tanto  de  la  torah  del  errar  que  ofrecen  al  igual  que  su  naturaleza  se 
refiere a los Kohanim cuando ofrecen. 
Como,  1.  Que  debe  ser  muerto  en  el  lugar  donde  los  presentes  quemados  fueran 
asesinados  Vay  (Lv)  6:25,  es  decir,  en  el  lado  norte  del  mizbéaj  Vay  (Lv)  1:11,  2.
Que el Kohén que se ofrecía por el errar es (con sus hijos, o de otros Kohanim, Vay 
(Lv)  6:29  para  comer  la  carne  de  ella,  después  de  la  sangre  y  la  grasa  se  había 
ofrecido a Elohim, en el mitzbéaj del mishkán, Vay (Lv) 6:26. Que se decide a llevar 
la iniquidad de la congregación, como se explica, Vay (Lv) 10:17. 
3.  La  sangre  de  los  sacrificios  de  Jatat  que  ofrece  con  gran  reverencia  deben  ser 
lavadas la ropa en la que sucedió a la luz Vay (Lv) 6:27, 

4.  La  vasija  en el  que la  carne  del  Jatat  que ofrecen  hervida  se  debe  romperse  si  se 
trata de una vasija de barro Vay (Lv) 6:28. Esto dio a entender que la corrupción no 
fue quitada totalmente por el presente que se acerco a ofrecer. 
5.  Que  todo  esto  debe  entenderse  de  la  común­sin  ofertas,  y  no  de  aquellos  para  el 
Kohén,  o  el  cuerpo  de  la  congregación,  ya  sea  ocasional,  o  declarado  en  el  día  de 
expiación, para que antes se había ordenado, y fue ratificado en la actualidad, que si 
la  sangre  de  la  oferta  se  puso  en  el  lugar  qadosh,  como  lo  fue  en  los  casos 
extraordinarios, la carne no se come, pero sin el campo quemado, Vay (Lv) 6:30. Por 
lo tanto, el sh´liaj deduce la ventaja que tenemos por encima de lo que había en virtud 
de  la  torah,  aunque  para  la  sangre  de  Mashiaj  fue  puesto  en  el  lugar  qadosh,  para 
conciliar en el lugar qadosh, y sin embargo tenemos derecho a comer del mitzbéaj Ib 
(He) 13:10­12. 

Vay (Lv) 8:1­13 
Elohim  había  dado  órdenes  de  Moshéh  y  Aharón  para  apartar  a  sus  hijos  a  los 
Kohanim  para  el  servicio  del  mishkán,  cuando  estaba  con  él  la  primera  vez  en  el 
monte Sinaí, She (Ex) 28, 29. 
1.  donde  tenemos  también  las  instrucciones  que  había  cómo  hacerlo.  Ahora  aquí 
tenemos, 
a.  Los pedidos  repetidos. Qué  había mandado  a hacer  aquí es mandado que  se  haga 
ahora,  Vay  (Lv)  8:2,  Vay  (Lv)  8:3.  El  mishkán  fue  recientemente  creado,  que,  sin 
Kohanim, sería como una vela sin una  vela, la ley relativa a los sacrificios fue dado 
recientemente, pero no pudo ser observado, sin Kohanim, para, a pesar de  Aharón y 
sus  hijos  habían  sido  designados  para  el  mishkán,  no  podían  oficiar,  hasta  que  se 
apartara,  pero  que  no  debía  hacerse  hasta  el  lugar  de  su  administración  fuera 
preparada,  y  se  instituyeron  las  ordenanzas,  que  podrían  aplicarse  a  trabajar  tan 
pronto como cada vez que se apartara, y que fueron ordenados, no sólo para el honor 
y  el  beneficio,  pero  a  la  actividad  del  servicio.  Aharón  y  sus  hijos  tenían  cerca 
relaciones  con  Moshéh  y,  por  tanto,  se  apartaron  en  honor  a  su  familia. 
b. Convocó a la congregación, en la puerta, es decir, en el mizbéaj del mishkán, Vay 
(Lv) 8:4. Los ancianos y los principales hombres de la congregación, que representan 
al pueblo, fueron convocados a asistir miles de Yisrael. Así pues, se hizo público, 
1.  Porque  era  una  operación  solemne  entre  Elohim  e  Yisrael,  los  Kohanim  fueron 
ordenados  a  ser  los  hombres  en  cosas  relacionadas  con  Elohim,  para  el 
mantenimiento  de  una  reiterada  correspondencia,  y  la  negociación  de  todos  los 
asuntos entre el pueblo y Elohim, y por lo tanto, estaban en condiciones de que ambas
partes  deberían  aparecer,  a  la  propiedad  de  la  cita,  en  la  puerta  del  mishkán  de 
reunión. 
2. Los espectadores de la solemnidad, pero no puede ser incluido, en el mismo, con 
una gran veneración por los Kohanim y de su mishkán. 
Nota:  Es  muy  conveniente,  y  de  buen  uso,  que  los  siervos  deben  ser  ordenados 
públicamente, en presencia de la gente común. 
3. La comisión de lectura, Vay (Lv) 8:5. Moshéh, quien fue representante de Elohim 
en esta  solemnidad,  producido  sus  órdenes antes  de  la  congregación:  Esto es lo que 
Yahweh  mandó  a  realizar.  Aunque  Elohim  le  había  coronado  rey  en  Yeshurún, 
cuando hizo su rostro brillar a los ojos de todo  Yisrael, sin embargo, no instituyo, o 
bien  designo  cualquier  cosa  en  la  alabanza  de  Elohim  sino  lo  que  Elohim  mismo 
había mandado. 
Nota, todos los qadushim  por su servicio  de  las cosas que  tienen con el mandato de 
Elohim como su regla y orden, sólo  es por la observancia que pueden  ser propiedad 
de  Elohim  y  aceptados.  Por  lo  tanto  tenemos que  ser capaces de decir,  en  todos los 
actos y ordenes de Yahweh, Esto es lo que Yahweh mandó a realizar. 

4. La ceremonia realizada es de acuerdo con lo que mando Elohim. 

1.  Aharón  y  sus  hijos  fueron  lavados  con  agua  Vay  (Lv)  8:6,  para  significar  que 
deben  ahora  purificarse  de  todas  las  disposiciones  e  inclinaciones  en  que  falla  el 
hombre, y nunca después de mantenerse puro. Mashiaj los lavados de sus pecados en 
su propia sangre a los que hace a nuestro Elohim reyes y Kohanim Jiz (Ap) 1:5; 1:6; 
y los que se acercan a Elohim debe ser lavada con agua pura, Ib (He) 10:22. Aunque 
estaban  tan  limpios  antes  de  la  suciedad  y  no  iba  a  ser  visto  en  ellos,  sin  embargo, 
deben  ser  lavados,  para  significar  su  purificación  de  sus  errores,  con  que  sus  almas 
estaban contaminadas. 
2. Estaban vestidos con prendas de vestir  el qadosh, con su Aharón Vay (Lv) 8:7­9, 
que caracteriza la dignidad de Mashiaj, nuestro gran Kohén gadol y sus hijos con la 
suya Vay (Lv) 8:13. 
3.  El  Kohén  gadol  fue  ungido,  y  las  cosas  qadosh  se  han  ungido  a  la  vez,  algunos 
piensan  que  se  ungió  antes,  pero  la  unción  que  de  ellos  se  menciona  aquí  porque 
Aharón  fue  ungido  con  el  mismo  aceite  con  el  que  Se  ungido,  pero  la  forma  de 
relación que hacen que este sitio sea más que probable que se hizo al mismo tiempo, 
y que los siete días empleados en  apartar el mizbéaj son coincidentes con las de los 
siete días del apartamiento de los Kohanim. 
El mishkán, y todos sus utensilios, había algunas de poner el aceite de la unción sobre 
ellos  con  el  dedo  de  Moshéh  Vay  (Lv)  8:10,  por  lo  que  había  el  mizbéaj  Vay  (Lv) 
8:11, que fueron para apartar el oro y los presentes que se acercan para presentarlos 
Mt  23:17­19,  debe  ser  por  lo  tanto,  apartado,  pero  que  se  vierte  más  esplendidez 
sobre la cabeza de Aharón Vay (Lv) 8:12, por lo que se prolongó hasta las faldas de 
sus vestiduras,
Lev 8:14­30 
El pacto de los kohanim debe ser hecha por el sacrificio, así como otros pactos, Teh 
(Sal) 50:5. 
Los sacrificios de cada tipo debe ser ofrecidos por los Kohanim, que pueden con más 
responsabilidad  y preocupación de ofrecer  los dones  y  sacrificios  del  pueblo,  con  la 
compasión de los ignorantes, y en aquellos que estaban fuera del camino, no insultar 
a los de más de los cuales se ofrecieron sacrificios, recordando que ellos mismos han 
tenido sacrificios ofrecidos por ellos. 
1. Un becerro, el mayor sacrificio, se ofreció para el errar Vay (Lv) 8:14, que por este 
medio se pueda hacer la expiación, y no pueden llevar cualquiera de la culpabilidad 
de  los  errores  de  su  estado  anterior  en  el  nuevo  carácter  que  ahora  tiene.  Cuando 
Yeshayáhu  fue  enviado  a  ser  nevii,  se  le  dijo  a  su  comodidad,  tu  errar  es  quitado, 
Yesh (Is) 6:7. Siervos, que se van a declarar la remisión de los errores de otros, debe 
hacer la diligencia que asegura  a sí mismos en primer lugar, que sus propios errores 
son perdonados. Aquéllos a quienes se ha comprometido el servicio de hacer volver a 
los  hombres deben  ser reconciliados  con Elohim  a  sí mismos, que  puedan ocuparse 
de las almas de los demás como por su propia cuenta. 
2. Se ofreció un carnero para Oláh­holocausto el presente, la Vay (Lv) 8:18­21. Con 
ello  dio  a  Elohim  la  kabod  de  este  gran  honor  que  se  pone  ya  sobre  ellos,  y  le 
devolvió elogios  para  él, como  Shaúl  agradeció  a Yashua  ha  Mashiaj  poner  en  él  el 
servicio  de  llevar  la  palabra,  1  Ti  1:12.  También  significó  la  de  ellos  mismos  y  de 
dedicar todos sus servicios para el honor de Elohim. 
3.  Otro  carnero,  el  carnero  llamado  de  la  apartamiento,  se  ofreció  por  el  shalom 
ofreciendo,  Vay  (Lv)  8:22,  la  sangre  que  se  pone  en  parte  a  los  Kohanim,  en  sus 
oídos, los pulgares y dedos de los pies, y parte roció sobre el mizbéaj; y, por tanto, lo 
hizo (por así decirlo) a casarse con el mizbéaj, sobre el que todos deben dar asistencia 
a sus días. Todas las ceremonias, como los que antes eran designados por el expreso 
mandato  de  Elohim,  y,  si  comparamos  este  perek  con  el  título.  29,  veremos  que  el 
desempeño  de  la  solemnidad  exactamente  de  acuerdo  con  el  precepto,  y  en  nada 
varía.  Aquí,  por  lo  tanto,  como  en  la  cuenta  de  que  teníamos  el  mishkán  y  sus 
utensilios,  se  repite  una  y  otra  vez,  Como  Yahweh  mandó  a  Moshéh.  Y,  por  tanto, 
Mashiaj, cuando él aparto con su propia sangre, tenía un ojo a su voluntad del Padre 
en él. Como el Padre me dio mandamiento de modo que yo, Yah (Jn) 14:31; 10:18; 
6:38. 

Lev 8:31­36 
Moshéh, después de haber hecho su parte de la ceremonia, que ahora deja Aharón y 
sus hijos a hacer el suyo. 
1.  Se  debe  hervir  la  carne  de  su  presente  de  shalom,  y  se  come  en  el  mizbéaj  del 
mishkán, y lo que quedaba deben quemar con fuego, Vay (Lv) 8:31, Vay (Lv) 8:32. 
Esto  significó  su  consentimiento  agradecidos  el  día  del  apartamiento:  Yejezqel, 
cuando  Elohim  le  dio  su  comisión,  le  dijo  a  comer  el  rollo,  Yej  (Ez)  3:1;  3:2. 
2.  No  deben  de  salir  del  mizbéaj  del  mishkán  por  siete  días,  Vay  (Lv)  8:33.  El
servicio  del  kohén  es  una  buena  guerra,  por  lo  tanto,  deben  aprender  a  soportar  la 
dureza,  y  separar  a  sí  mismos  de  los  asuntos  de  esta  vida,  2  Ti  2:3,  2  Ti2:4.  Ser 
apartado para su servicio, que debe entregarse totalmente a él, y asistir continuamente 
a  el.  Así  pues,  los  sh´liajim  de  Mashiaj  recibieron  ordenes  de  esperar  a  que  la 
promesa  del  Padre  llegara,  Mif  (Hch)  1:4.  Durante  este  tiempo  designado  para  su 
apartamiento,  se  repiten  a  diario  los  mismos  sacrificios  que  se  ofrecieron  el  primer 
día,  Vay  (Lv)  8:34.  Esto  demuestra  la  imperfección  de  la  condición  jurídica 
sacrificios,  que  no podían  quitar  las  fallas,  a  menudo  se  repite  Ib  (He)  10:1­2,  pero 
aquí se repite siete veces (un número de perfección), que caracterizan porque una la 
oferta,  la  que  perfeccionó  para  siempre  a  los  que  fueron  apartados.  El  trabajo  duró 
siete días, ya que era una especie de creación: y esta vez fue nombrado en honor del 
shabat,  que,  probablemente,  fue  el  último  día  de  los  siete,  para  los  que  fueron  a 
preparar durante los seis días. Por lo tanto, el tiempo de nuestra vida, al igual que los 
seis  días,  debe  ser  nuestra  preparación  para  la  perfección  de  nuestra  separación  a 
Elohim: asistieron el día y la noche Vay (Lv) 8:35, por lo que debemos ser constantes 
en nuestro estudio sobre la torah de Elohim, Teh (Sal) 1:2. 
Por último, se nos dice Vay (Lv) 8:36 que Aharón y sus hijos hicieron todo lo que se 
mandó.  Por  lo  que  su  separación  se  terminó,  y  por  lo  tanto  es  un  ejemplo  ante  el 
pueblo de una exacta obediencia a las órdenes de los sacrificios ahora recién dado y, 
a continuación, que podrían enseñarles. 
Por lo tanto, el pacto de shalom Bem (Nm) 25:12, de la vida y la shalom Mal 2:5, se 
hizo con Aharón y sus hijos, pero después de todas las ceremonias que se utilizaron 
en  su  separación  se  produjo  un  punto  de  la  ratificación  que  se  reservó  para  que  el 
honor y el establecimiento de los que sirven en el mishkán.