Estrategia Revolucionaria

Periódico del grupo de la Fracción Trotskista - Cuarta Internacional (FT-CI) en Uruguay
29 de abril de 2013 - Número 3 Precio $10 internacionalistas4@gmail.com debatemilitante.blogspot.com

CONTRA EL TOPE SALARIAL FRENTEAMPLISTA
UNIFICAR LAS LUCHAS

¡QUE EL PIT-CNT CONVOQUE A UN PARO GENERAL YA!
VENEZUELA: ANTE EL AJUSTADO TRIUNFO DE MADURO No permitamos que la crisis del chavismo la capitalice el imperialismo
Páginas 8 y 9

ANTE LOS SUCESOS DE FEBRERO DEL 73 Una discusión de estrategias pendiente en la izquierda uruguaya
Páginas 6 y 7

1º DE MAYO Día internacional de los trabajadores

Contratapa

2
Publicamos a continuación extractos de una nota realizada por el Comité Editorial de nuestro periódico. Para ver la nota completa ingresá en: debatemilitante. blogspot.com

debatemilitante.blogspot.com

Los desajustes del modelo frenteamplista

n el contexto de una economía mundial con una dinámica recesiva (…) la economía uruguaya comienza a expresar los desbarajustes de un modelo que desde 2005 estuvo basado en la gran apertura a las inversiones del capital imperialista, los altos precios de las materias primas y otros elementos como una moneda nacional competitiva para el sector exportador (factor que se está agotando en el último período), altos niveles de empleo a costa de bajos salarios y la fragmentación de la clase trabajadora. Los factores externos como el estancamiento económico de Brasil en 2012 (…) configuran un escenario de incipiente desequilibrio macroeconómico (…). Ante esto, el gobierno continúa con su programa de topes salariales con el objetivo de mantener y expandir la tasa de ganancia de los capitalistas locales y extranjeros, a la vez que intenta reducir el creciente déficit fiscal por la vía del tope de los salarios públicos. En materia salarial, como veníamos diciendo en el número pasado de Estrategia Revolucionaria1, el gobierno basándose en los datos inflacionarios (la inflación en 2012 según el BCU cerró en 7,48%)2 termina tomando el discurso de la derecha, buscando atenuar los reclamos obreros.

E

Disputas en el régimen, elecciones y programas divergentes

(…) Los fallos de la SCJ de-

clarando inconstitucional la ley de imprescriptibilidad de los delitos de la última dictadura, y al ICIR, buscaron establecer una nueva relación de fuerzas a favor de la derecha, que se posiciona hacia 2014 con iniciativas como la baja de la edad de imputabilidad, las firmas que juntaron para derogar la ley de interrupción de embarazo, y que comienza a discutir la posibilidad de una candidatura única de toda la derecha para las elecciones municipales de Montevideo en 2015. Mientras tanto se votó la Ley de Matrimonio Igualitario (ver pag. 5)., impulsada por el gobierno para cubrirse por izquierda3, medida que va acorde con una tendencia internacional de las democracias imperialistas4. A la vez que (…) se aprobó en la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado (por unanimidad) la renovación del pacto de defensa con EE.UU.5(…) . Por último se dio a conocer que la DOE, un organismo de represión y espionaje creado por la Dictadura en 1976, persigue a luchadores y activistas en complicidad con jueces gorilas, intimidando a los denunciantes en las causas por los delitos de lesa humanidad. En lo que respecta a la interna frenteamplista, desde hace un tiempo a esta parte se vienen generando roces entre los sectores denominados “astoristas” (desde el Ministerio de Economía y Finanzas) y

“mujiquistas” (desde la Oficina de Planeamiento y Presupuesto)6. (…) La otra cuestión de importancia (…) tiene que ver con la postulación cada vez más clara de dos programas económicos (ambos burgueses e igual de subordinados al imperialismo) para enfrentar la futura crisis. El ala “astorista” (…) sostiene una política de dólar bajo, de control del déficit fiscal, y por ende control del gasto público. Rivalizando con esta concepción aparecen Daniel Olesker (MIDES), los directores de la OPP y los presidentes de los entes estatales (ANCAP , UTE, OSE, ANTEL) que plantean un programa con características desarrollistas (es decir, un proyecto burgués de desarrollo de determinadas ramas de la economía en base a la inversión de capitales extranjeros, incluso como por ejemplo los de carácter extractivista7, perpetuando la dependencia), con medidas como la expansión del gasto público, que tiene su expresión concreta en las megainversiones de los entes estatales junto a privados8. El desenlace de estos roces dependerá del desarrollo de la situación estructural de la economía uruguaya, y la lucha de clases. Otras de las diferencias, aunque de matices, surgen en la discusión acerca de la política exterior, en la cual de fondo comparten una política de sumisión al imperialismo. Astori (…) apuesta a que Uruguay juegue un rol de interlocutor

directo con el imperialismo, retomando la idea de “Estado tapón”, Mujica, en cambio, intenta mediante diversos proyectos megamillonarios dar el giro estratégico hacia una integración con la burguesía y el estado brasileño (…).

Negociación colectiva, lucha de clases, y burocracia sindical

El conflicto de la FOEB a finales de 2012, donde el gobierno intercedió para presionar el convenio a la baja, marcó el preludio de una tendencia generalizada para este año. (…) Este año se vencen la mayoría de los convenios salariales, y ante la inminencia de una oleada de conflictos en la segunda mitad del año, la estrategia del gobierno y la burocracia sindical se ha enfocado en el tratamiento por adelantado de algunos conflictos. Este fue el caso en la industria láctea, que si bien su convenio tenía fecha de vencimiento para Junio, el gobierno logró cerrar un acuerdo que le asegura un primer éxito en un sector sensible para la población, logrando incorporar la discusión de los aumentos por productividad, lo cual significa un avance sobre las conquistas de los trabajadores (ver pag. 11) Si bien es cierto que aún la burocracia sindical puede contener (e incluso dirigir), la perspectiva de crisis en lo económico combinado con la política contra el salario obrero por parte del gobierno, hacen

Estrategia Revolucionaria
que se comience a gestar un escenario inestable para sus intereses y de difícil contención de las aspiraciones obreras .9(…) En la última semana el PITCNT propuso una tibia medida del control de precios10 pero sin proponer la confiscación de los productos de primera necesidad de manos de los grandes supermercados que son los marcadores de precios y los grandes especuladores.

3

Por la construcción de una alternativa revolucionaria de la clase obrera

La izquierda en el escenario nacional

La actual situación nacional plantea desafíos para la izquierda no frenteamplista. El pasado 20 de Abril se llevó a cabo el primer encuentro del bloque autodenominado Coordinadora por la Unidad Popular. Esta coalición con miras a 2014 es impulsada por sectores como el Movimiento 26 de Marzo, el PCR y otros, plantea un programa de conciliación de clases. La CUP propone un tibio programa nacionalista burgués en consonancia con proyectos como el chavismo o Evo Morales, reivindicando la plataforma del Frente Amplio fundacional. (…)

Ante el planteamiento de dos posibles salidas burguesas a la crisis que se avecina, los trabajadores tenemos planteado el desafío de conquistar nuestra independencia de clase de las patronales, sus gobiernos y sus partidos (incluido el FA y sus diversas alas). En el 40º aniversario de la gran huelga general contra el golpe de estado de Junio de 1973, es de primer orden construir fracciones clasistas y en perspectiva revolucionarias dentro del movimiento obrero, a la vez de luchar por un movimiento estudiantil de pié contra las reformas mercantilizadoras de la educación y solidario con la clase trabajadora. Trabajadores y estudiantes debemos luchar juntos contra el techo salarial que quieren imponer Astori, Lorenzo, Mujica, y que es acatado por la dirigencia mayoritaria del PIT-CNT. Por lo tanto, este 1º de Mayo debemos levantar una bandera de lucha independiente contra los burgueses y su gobierno, por sindicatos recuperados para los trabajadores y un partido revolucionario de los trabajadores.

Estrategia Revolucionaria
Quienes editamos este periódico somos un grupo de militantes pertenecientes a la Fracción Trotskista – Cuarta Internacional (FT-CI). Nuestra joven corriente internacional interviene en otros 11 países: Argentina (PTS), Brasil (LER-QI), Chile (PTR-CcC), Estado Español (Clase contra Clase), Bolivia (LORCI), Venezuela (LTS), México (LTS-CC), Costa Rica (LRS), Francia (CCR4), Alemania y República Checa (RIO, sección simpatizante). La organización con más desarrollo e inserción en la clase trabajadora de la FT-CI es el PTS de Argentina. Entre sus hitos se encuentran haber contribuido para el triunfo del histórico proceso de la fábrica de cerámicos Zanón que ya lleva 11 años bajo control obrero. Al calor de la crisis capitalista y del desarrollo de nuevos fenó­ menos políticos y de la lucha de clases, hemos intervenido con una política revolucionaria en el Estado Español, dando una lucha teórica, programática y estratégica por la confluencia de esos nuevos sectores juveniles que despiertan a la vida política y ligándolos a los intereses de la clase trabajadora. En Chile fuimos parte del combatiente movimiento estudiantil que puso el cuerpo, y sin miedo, luchó durante 2011 y aún sigue en las calles por una educación pública y de calidad, contra la herencia de la dictadura de Pinochet y contra el gobierno del de­ rechista Piñera. En este camino debió enfrentar las maniobras de la Concertación y de las direcciones reformistas del movimiento estudiantil (hegemonizadas por el Partido Comunista) que todo el tiempo bregaron por frenar la lucha y negociar con el gobierno dejando de lado las consignas por las que tanto lucharon los estudiantes. En nuestro país, desde marzo de este año impulsamos la Agru­ pación Universitaria Tesis XI junto a compañeros independientes, sobre la base de principios tales como la organización democráti­ ca desde las bases del movimiento estudiantil y la independencia política de cualquier gobierno capitalista (incluido del FA), en la perspectiva de confluir con los sectores de la clase trabajadora que salen a la lucha por sus reivindicaciones y luchar por una universidad al servicio de los trabajadores y el pueblo. Pero lejos de conformarnos con esto, militamos en la perspectiva de poner en pie una corriente política revolucionaria enraizada en la clase trabajadora que plante las banderas de una nueva tra­ dición militante, socialista e internacionalista. Una corriente que aporte teórica y políticamente en armar a la clase trabajadora y a la juventud de un programa y una estrategia para enfrentar una crisis capitalista de carácter histórico que hoy tiene su epicentro en Europa. Militamos en la perspectiva de la construcción de fuertes partidos obreros revolucionarios a escala nacional y de la reconstrucción de la Cuarta Internacional a escala internacional. Sin desconocer que en nuestro país por la estructura atrasada y económicamente dependiente del imperialismo, hay tareas estructurales democráticas que están pendientes de resolución, creemos que la revolución en Uruguay es de carácter obrero y socialista. Es decir que para avanzar en las medidas democráti­ cas, la clase obrera debe tomar el poder expropiando a la burgue­ sía (imperialista y nacional) avanzando en la socialización de los principales medios de producción, de las grandes extensiones de tierra y ejercer el monopolio del comercio exterior. Contra el dogmatismo y la deformación estalinista, y la versión académica despojada de toda práctica, desde nuestra corriente hemos intentado recuperar el valor de la teoría marxista, reivindi­ cándola no solo como una concepción del mundo, sino también como una teoría científica del estado, la política y la economía, como una guía para la acción revolucionaria de las masas, y como un pensamiento estratégico para la liberación de los opri­ midos. Es decir, buscamos recrear un marxismo con predominan­ cia estratégica. Las tareas son difíciles pero a la vez apasionantes: se trata de sentar las bases para una organización que se proponga “tomar el cielo por asalto”, y esta vez, vencer. COMITÉ EDITORIAL

Quienes editamos

1 Ver http://es.scribd.com/ doc/114399037/EstrategiaRevolucionaria-n%C2%BA2 2 A fines de 2012, el gobierno utilizó los planes UTE Premia y el acuerdo con las cámaras empresariales de los supermercados en materia de precios para maquillar los números inflacionarios. Esto fue denunciado públicamente por COFE. 3 Una de las intenciones del FA es mostrarse como un gobierno que, aunque se muestra duro contra los trabajadores, tiene una pata de legislación social “progresista”, intentando todo el tiempo compararse con las concesiones del primer batllismo. 4 En EEUU Obama está llevando a cabo una campaña por el matrimonio igualitario y lo ha definido como una cuestión central de su segundo mandato. Más recientemente en Francia, el cuestionado gobierno del socialimperialista Hollande aprobó (con miles de fascistas en las calles en contra) esta ley. 5 Este acuerdo puede ser apoyado incluso por el PCU, ver declaraciones de Lorier en la siguiente nota: http://ladiaria. com.uy/articulo/2013/4/quedensetranquilos/ 6 Estas disputas hacen que estrategas del FA como Esteban Valenti comiencen a plantear la discusión del “post-mujiquismo” como algo central, el cual se expresa en los movimientos de un sector de tecnócratas con o sin ligazón orgánica al MPP que

desde los cargos conquistados en la superestructura, luchan por mantenerse y ampliarse como casta del funcionariado frenteamplista en un futuro gobierno sin Mujica. 7 En esta línea de apertura al capital transnacional, el pasado 17 de Abril se dio sanción al proyecto de Ley de Minería de Gran Porte, en el cual a último momento se introdujo un artículo que habilita a comprar Deuda Externa con parte de los ingresos por las concesiones. Al contrario de lo que expresan apologistas frenteamplistas y de la derecha acerca de un supuesto cambio de la matriz productiva, el proyecto de apertura a las transnacionales de la megaminería no hace más que profundizar el modelo primarizador de la economía. 8 Ver http://historico.elpais. com.uy/130401/pnacio-706364/ nacional/presidentes-de-entescontradicen-a-astori/ 9 Como expresión de esto la confluencia en pocos días de distintos conflictos en curso sumados a los anteriores: Docentes, trabajadores de ANCAP y los del SUNCA, que vienen de movilizarse masivamente por la Ley de Responsabilidad Penal Empresarial. 10 Ver http://www.elpais. com.uy/informacion/lorenzoapoyo-la-medida-del-pit-cntpara-combatir-la-inflacion.html y http://www.elpais.com.uy/ informacion/pit-cnt-planteabocas-de-venta-de-productospara-controlar-precios.html

4

debatemilitante.blogspot.com

Por un movimiento estudiantil revolucionario
POR SEBASTIAN MUNCH Y MARTÍN

En el país de los “diezmilpesistas” el FA profundiza la política mercantilizadora de la Educación Pública, siendo una variante continuista de los gobiernos de la derecha, quienes apoyan estas reformas1. Pero el FA cuenta con la confianza de amplios sectores de las masas populares, situación agudizada por el papel de las burocracias oficialistas que cumplen el papel de correa de transmisión de estas políticas. Estas reformas se basan en un concepto de autonomía de los centros educativos dando pie al financiamiento privado. El gobierno se jacta de haber aumentado el presupuesto educativo pero oculta que sumó al mismo la formación policial y militar. La insuficiencia del presupuesto2 se traduce en los problemas edilicios y el bajo nivel salarial3, mientras garantizan la ganancia de los capitalistas y el pago puntual de la deuda externa.

¿Por qué militamos en la Universidad?

En la UdelaR avanza la “Segunda Reforma” iniciada por el Rector Arocena, enmarcada

en los lineamientos del Banco Mundial y el BID4. Esta implica la reforma de los planes de estudio de todas las carreras y la creditización a partir de la Ordenanza de Grado5, acompañado por el bajo presupuesto para Universidad y su distribución desigual entre las Facultades, que deriva en limitaciones como la falta de turno nocturno en alguna de ellas. En Humanidades somos parte, junto a otros compañeros aliados, de la Agrupación Tesis XI e intervenimos en la Asamblea de Estudiantes de Filosofía, que en los últimos años desarrolló una lucha consecuente contra estas políticas y ha logrado sentar una tradición de auto-organización y democracia directa con delegados revocables y mandato de asamblea, en contraposición a la dirección burocrática del CEHCE, la cual con sus políticas de acuerdo de cúpulas, electoralistas y claudicadoras ha llevado a Humanidades a la desmovilización. En los últimos meses, desde la AEF y en alianza con el resto del activismo de la asamblea, impulsamos un plan de lucha que busca incluir al resto de la facultad y la universidad. Nuestra militancia en la

universidad levanta la bandera del anti-imperialismo, contra las políticas de los organismos internacionales de crédito, los planes de ajuste, las agresiones imperialistas hacia los países pobres, denunciamos la ocupación de las tropas uruguayas de la ONU en Haití y el Congo y nos solidarizamos con las luchas de la juventud y el movimiento estudiantil a nivel mundial (como en Chile, Egipto y Grecia). Peleamos por un movimiento estudiantil con independencia política del FA y de todo gobierno de turno, única manera de luchar por una universidad al servicio de los trabajadores y el pueblo pobre. Defendemos la Educación Pública pero cuestionamos su carácter de clase bajo este sistema capitalista. Nuestra máxima es: del cuestionamiento de la universidad de clase al cuestionamiento de la sociedad de clases. La historia nos muestra el potencial revolucionario y estratégico de la alianza Obrero-Estudiantil, basta recordar el Mayo Francés, el Cordobazo o la Revolución del 52 en Bolivia. Buscamos confluir con un sector de estudiantes decididos a brindar todas sus

fuerzas materiales e intelectuales en la construcción de un partido revolucionario de la clase obrera y por la revolución mundial.

1 Como el Profime-Promejora y ahora la UTEC, con empresarios a su cabeza y planes de estudios según las necesidades de sus negocios. 2 Uruguay sigue siendo uno de los países con más bajo presupuesto educativo en América Latina, y exonera de impuestos a toda la educación privada. 3 El presupuesto del aparato de seguridad se triplicó, llegando a que Uruguay sea uno de los pocos países en que un policía cobra más que un maestro. Ver Subrayado digital del 27/2/13: http://www.subrayado.com.uy/ Site/noticia/21329/los-maestrosaban-donan-la-docencia-paraincorporarse-a-la-policia 4 Ver Boletín de TXI edición especial en base al Documento presentado en el Congreso de estudiantes de Mayo de 2012: http://tesisxiagrupacion.blogspot. com/2012/09/blog-post_4591. html 5 Ordenanza de estudios de grado y otros programas de formación terciaria, aprobada el 30 de Agosto de 2011.

Estrategia Revolucionaria

5 20 de Mayo Marcha del Silencio

Ley de matrimonio igualitario

Por un movimiento LGTB independiente del Estado
Luego de varias postergaciones el Parlamento aprobó el proyecto de ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.
POR ENRIQUE LARSEN

CONTRA LA IMPUNIDAD DE AYER Y DE HOY

La reacción de la Iglesia

El obispo de Canelones Alberto Sanguinetti y el de Salto, Pablo Galimberti, fueron los voceros que mostraron una vez más, las posiciones retrógradas y discriminadoras del Catolicismo. De la misma manera, Monseñor Cotugno en su misa de Semana Santa dijo “… y Dios ha hecho al hombre a su imagen y semejanza y dice el Génesis que macho y hembra los creó. De ahí que todo lo que se aparta de este proyecto de Dios…, no puede aceptarlo, no puede asumirlo y no puede promoverlo”1. La iglesia es coherente con sus históricas posiciones reaccionarias sobre distintos temas, desde su oposición al aborto, hasta la tolerancia y el silencio cómplice de su cúpula a la Dictadura y sus violaciones de los derechos humanos. Mientras a nivel internacional se suceden los escándalos por pederastia, la Iglesia Católica pretende dar clases de moral, pretendiendo que sus “valores” sean norma para toda la sociedad.

ción del canabis, el FA impone un techo salarial, avala y promueve tercerizaciones y precarización laboral, fomenta nuevas privatizaciones y negocios para la gran burguesía y de paso “advierte” a los que salgan a luchar, con razzias y armamento a las fuerzas represivas.

El desafío del movimiento LGTB

La política del FA

Pero tampoco nos creemos, como parece hacerlo el FA, que con una simple ley se va a terminar la discriminación sexual. La homofobia, la opresión a la mujer, hunden sus raíces en la propia existencia del capitalismo. La idea de una familia heterosexual patriarcal cuyo fin es la procreación es funcional a las necesidades del capitalismo. Aún hoy la homosexualidad y otras opciones sexuales que se apartan de la “heteronormatividad” son vistas como desviaciones o patologías a corregir. Siguiendo una tendencia internacional de dar pequeñas concesiones (siempre y cuando no le hagan perder plata a la burguesía) para contener el descontento popular frente a las consecuencias de la crisis capitalista mundial, el gobierno uruguayo utiliza estos temas para tapar sus políticas antipopulares: mientras se votan las leyes que autorizan parcialmente el aborto, el matrimonio igualitario o la legaliza-

Para que estas reivindicaciones no queden en el papel es necesario luchar por educación sexual en todas las escuelas, basta violencia y discriminación hacia gays, travestis y transexuales, derecho a la identidad de género. Pongamos de pie un movimiento LGTB independiente del Estado y de todos los partidos del régimen Las organizaciones LGTB deben sacar las conclusiones necesarias: no es con el Frente Amplio, que rebaja permanentemente los contenidos progresivos de las leyes que aprueba y siempre está buscando el acuerdo con la derecha y los sectores reaccionarios, que se lograrán efectivizar las reivindicaciones. Sus aliados son los trabajadores, la clase que puede terminar con el capitalismo y resolver de manera integra la discriminación por orientación sexual, la opresión y la explotación. Basta de confiar en los partidos tradicionales, aún aquellos que acuerdan parcialmente con nuestras demandas y a veces votan afirmativamente las leyes que se presentan, lo hacen desde una visión democrática liberal y por lo tanto de cumplimiento solo formal. Los derechos se conquistan con la lucha y la movilización.
1 Ver El País, 1/3/2013: www.elpais. com.uy/informacion/la-iglesia-exhorta-alegisladores-a-actuar-con-conciencia.html

El FA es responsable en el sostenimiento de la Impunidad, desde el Pacto del Club Naval hasta la defensa de los “viejitos” y la confianza en los plebiscitos, generando desmovilización en el movimiento por los derechos humanos. Hoy el gobierno utiliza a las FFAA para reprimir en los barrios pobres, las entrena bajo supervisión de los EEUU y las prepara para enfrentar a quienes salgamos a luchar. Pero además, las fuerzas represivas de ayer siguen intactas: la DOE, creada en 1976, hoy se encarga de espiar a las organizaciones obreras y de la izquierda no frenteamplista, realizan interrogatorios a los denunciantes en las causas de DDHH transformándolos en victimarios, y acaban de realizar citaciones de civil y una serie de irregularidades frente a las investigaciones por la manifestación en la SCJ ante el traslado de la jueza Mota. ¡Por el desmantelamiento del aparato represivo de la dictadura! Por estos motivos, debemos movilizarnos contra el gobierno, y no con él. No podemos marchar con los Fernández Huidobro, ni los Tabaré Vázquez ni los Astori o Mujica. Tenemos que hacer una movilización con total independencia de todos los partidos del régimen. Que la FEUU y el PIT-CNT abandonen su seguidismo al gobierno y encabecen una lucha consecuente.

Marchá con una postura diferenciada de los sectores oficialistas que la convocan, enfrentando la reconciliación con los verdugos

¡Anulación inmediata de la Ley de Caducidad! ¡JUICIO Y CASTIGO a todos los culpables!

6

debatemilitante.blogspot.com

Ante los sucesos de febrero del 73

UNA DISCUSIÓN DE ESTRATEGIAS PENDIENTE EN LA IZQUIERDA URUGUAYA
El presente artículo forma parte de un trabajo más amplio dedicado fundamentalmente a la Huelga General de Junio del 73 con la que la clase trabajadora enfrentó heroicamente el golpe militar, trabajo que será editado en los próximos meses al cumplirse 40 años de esta gesta obrera.
WALTER VIDAL Y ENRIQUE LARSEN

La situación de crisis social y política, el giro bonapartista, y el ascenso obrero y popular

obrera y el pueblo, el cuál (con sus flujos y reflujos) tuvo continuidad hasta 1973, donde es cerrado a sangre y fuego por la dictadura militar.

Luego de lo que fuera el proyecto de industrialización por sustitución de importaciones (que al terminar la Segunda Guerra Mundial y comenzar la reconstrucción de Europa comienza a agotarse en nuestro país y en el mundo semicolonial), las oligarquías locales deben ensayar cambios en la estructura productiva de nuestros países que impactarán profundamente en la estructura social. A partir de la nueva división internacional del trabajo1, nuestro país comienza a tomar medidas tendientes a favorecer al sector exportador hegemonizado por la oligarquía rural. A fines de la década del 50 el nuevo gobierno colegiado del Partido Nacional firma la primera carta de intención con el FMI. Por otra parte, con la revolución cubana de 1959 comenzarán a despertar a la vida política miles de jóvenes trabajadores y estudiantes. En 1967 triunfa Gestido y vuelve el Partido Colorado al gobierno, esto también significa el retorno del presidencialismo2. En el año 1968, marcado como época de ascenso obrero y popular a nivel mundial (mayo francés y primavera de Praga, entre otros), el movimiento estudiantil uruguayo volverá a la primera plana de la política nacional, luego seguido por grandes huelgas de los trabajadores. Estos hechos prefiguran lo que nosotros denominamos como ascenso de 1968-1973, es decir, un proceso de alta actividad de la clase

Febrero del 73 y los comunicados 4 y 7

El 8 de febrero el Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía se sublevan en rechazo al nombramiento del General retirado Antonio Francese como ministro de Defensa, por parte del entonces presidente, Juan María Bordaberry. En los dos días siguientes, el Ejército y la Fuerza Aérea difunden a través de los medios de comunicación (en manos de los insurrectos) su rechazo al General “constitucionalista” Francese y dan a conocer los comunicados militares 4 y 7 en los que realizan una serie de apreciaciones políticas y sugieren una serie de medidas que el gobierno debería aplicar. La Marina se opone al levantamiento y se “atrinchera” en la Ciudad Vieja en defensa de la figura presidencial. Esta sublevación militar se da en el marco de una crisis económica profunda, con una inflación fuera de control, congelamiento de salarios y escándalos por hechos de corrupción en el gobierno, así como una fuerte represión y persecución al movimiento obrero, los estudiantes y la izquierda. El gobierno de Bordaberry se mostraba como una clara continuación del pachecato, gobernando con medidas prontas de seguridad, y desde 1972 con estado de guerra interno votado y avalado por todos los sectores de la derecha tradicional (incluido Wilson Fe-

rreira), lo que dio a las Fuerzas Armadas el control de la lucha contra la guerrilla. Luego de 4 días de tensiones, el 12 de Febrero de 1973 se llega al Pacto de Boisso Lanza por el que se crea el Consejo de Seguridad Nacional (CO. SE.NA.) integrado por el Presidente, los ministros y el Jefe del Estado Mayor Conjunto3.

La posición de la izquierda ante el alzamiento

Aunque el recientemente creado Frente Amplio no tuvo una posición monolítica, sus grupos mayoritarios apoyaron o vieron con simpatía el levantamiento militar. El Partido Comunista (guiándose por su concepción de alianzas con sectores de la burguesía nacional) entendió que estos militares eran “peruanistas” (inspirándose en el militar Velazco Alvarado que había dado un golpe de estado en 1968 y tomado medidas nacionalistas), y que por lo tanto tenían posiciones progresistas. Para el PCU, Bordaberry era el representante de la oligarquía (“la rosca” como se la conocía en esa época), en cambio los

militares que se rebelaban podían confluir con el pueblo y tener posiciones de izquierda. Basaban sus expectativas en algunos pasajes de los comunicados 4 y 7 que hablan de creación de fuentes de trabajo, defensa de la industria nacional y fomento de los sectores productivos, participación obrera en la dirección de las empresas, combate a la corrupción y los ilícitos económicos.4 José Díaz del PS escribía en esos años5: “la vida ha hecho salir a los militares de sus cuarteles y hoy en la calle sus sectores patrióticos encuentran los caminos de la unidad con el pueblo”. El movimiento sindical, hegemonizado por el PCU, se mantuvo pasivo y expectante a pesar de la existencia de una resolución desde años atrás llamando a la huelga general en caso de cualquier intentona golpista.

Para entender la estrategia del PCU

A partir del triunfo (a base de represión y persecución) del estalinismo en la URSS, los Partidos Comunistas comienzan a “teorizar” la idea de que la revolución social consta de

Junio de 1973

Estrategia Revolucionaria
Junio de 1973

7

una etapa previa separada en la cual la resolución de las tareas democráticas (reforma agraria e independencia nacional) deben llevarlas a cabo la burguesía nacional en alianza con el pueblo, donde el proletariado actúa de forma diluía. Con esta concepción, el PCU deja para una etapa indeterminada la lucha de los trabajadores como sujeto independiente, y renuncia a tener una política de hegemonía desde la clase obrera. Esto explica, en parte, la visión “campista” del PCU y su posición con respecto a los sucesos, es decir, para el PCU había que estar con alguno de los sectores en pugna por más que fueran capitalistas ambos. En el libro El Pecado Original de Alfonso Lessa, Luis Iguiní, dirigente de COFE y militante del PCU, dice: “…desde el punto de vista teórico, ¿qué jugaba? en sociedades poco organizadas civilmente, la gran fuerza organizada eran los militares, la estructura dentro de esa sociedad eran lamentablemente los militares. Entonces eran por naturaleza los que estaban en condiciones”6. Por su parte Rodney Arismendi afirmará: “… pero los puntos enumerados suponían que en las Fuerzas Armadas, tendencias importantes tomaban conciencia de los problemas fundamentales del país, y lo hacían enumerándolos, en una coincidencia no concertada, objetiva, para emplear la frase repetida, con aspectos del programa mínimo del Frente Amplio y de la CNT”7. Se plantea una cuestión de primer orden acerca del carácter de las FFAA y su función social. Para los marxistas, las Fuerzas Armadas no son más

que el brazo armado del Estado de los patrones, es decir, guardianes de la propiedad privada y la constitución. Desde ese punto de vista, el análisis de Iguiní y Arismendi rompe con el análisis de clase de la teoría marxista. ¿Esto quiere decir que no puedan expresarse contradicciones dentro de las FFAA en una situación de auge revolucionario? En un ejército de base popular, en ciertos momentos históricos excepcionales (situaciones revolucionarias), se manifestarán contradicciones a su interior. Pero es necesario hacer dos aclaraciones: 1) La experiencia de la revolución rusa y del resto de las revoluciones demuestran que el ejército regular burgués puede “partirse” en forma horizontal, es decir, en un enfrentamiento entre la tropa y la oficialidad (generales, coroneles, etc.), y no de forma vertical como sostiene el PCU. 2) Pero si en una situación revolucionaria no existe un poder obrero basado en organismos de autodefensa como embriones de milicias obreras y con una política activa para ganarse a la tropa para su programa y su estrategia, entonces esa base del ejército será usada a favor de una política burguesa, ya sea para abrir camino a la represión contra la clase obrera como para la reconstrucción del régimen democrático burgués. En el caso concreto de Febrero, no existían organismos que expresaran la autoorganización de los trabajadores, como sí lo fueron los cordones industriales en Chile o los soviets en la revolución rusa. En

este sentido, en el cuadro de una crisis del régimen político (donde los trabajadores ya no soportaban a Bordaberry), lo que estaba claramente planteado era una política independiente de la clase trabajadora. Es decir, una política desde una concepción de hegemonía de la clase obrera. ¿Esto qué quiere decir? Que la única clase por su lugar en la producción que puede acabar con el dominio de la burguesía es la clase obrera a través del control de los medios de producción en la perspectiva de la toma del poder. En la lucha contra el imperialismo las burguesías nacionales históricamente se han mostrado impotentes por su ligazón material y política, donde no han podido salirse de su rol de socios menores de estos. Lejos de plantear la alianza con sectores de la burguesía nacional, los marxistas revolucionarios creemos que es la clase trabajadora la que está llamada a encabezar la lucha contra el imperialismo, aliada con el movimiento estudiantil y los pequeños comerciantes empobrecidos.

obrera y popular en la perspectiva de un gobierno de los trabajadores basado en las organizaciones obreras, y apuntando a la construcción de organismos de autodeterminación, es decir, de tipo soviético. El Frente Amplio y el PC son los responsables de contener las energías de la clase obrera que desde el 68 avanzaba en su radicalización. Hoy, a 40 años de estos sucesos es necesario retomar el estudio de las principales lecciones de la lucha de clases en nuestro país. Es la única manera para no cometer los mismos errores, y de una vez por todas poder vencer.

Una salida para los trabajadores y el pueblo

Ante los hechos de Febrero del 73 y los que posteriormente suceden en ese año en Uruguay la clase obrera debía mantener la confianza en sus propias fuerzas, sin ir detrás de ninguna fracción burguesa. Ni con los militares “progresistas” (que luego serían los futuros genocidas y torturadores) ni con los oligarcas “republicanos” que reprimían al pueblo y descargaban la crisis sobre sus espaldas. La única salida progresiva era desarrollar la movilización

1Marcada con el plan Marshall y reafirmada luego de la Guerra de Corea. 2 Se puede decir que la eliminación de la forma colegiada de gobierno responde a una necesidad real de la burguesía y el imperialismo de retomar mediante la figura presidencial una autoridad política para concretar su giro hacia un modelo económico decididamente agroexportador. 3 Esta salida “intermedia” pactada marca una nueva relación de fuerzas entre los militares golpistas y el gobierno de Bordaberry, profundizando las características bonapartistas de su gobierno. 4 Ver “7 días que conmovieron al Uruguay” en Cuadernos de Marcha Nº 68, Montevideo, marzo de 1973. 5 Ver Revista Estrategia 16/4/73, citado por Caula y Silva en “Alto el Fuego”. 6 “El pecado original”, Alfonso Lessa, Cap. 3 La Ilusión. Ed. Debate (2012). 7 Ver Revista Estudios Nº67, Junio de 1973. Discurso en el Teatro El Galpón el 23 de Mayo de 1973.

8

debatemilitante.blogspot.com

ANTE EL AJUSTADO TRIUNFO DE MADURO

No permitamos que la crisis del chavismo la capitalice el imperialismo
Al cierre de esta edición, Capriles Radonski, con el apoyo norteamericano, ha desconocido las elecciones, por lo que la situación podría dar nuevos giros en los próximos días. Publicamos extractos de la Declaración del 17 de abril de la LTS (miembro de la FT-CI) de Venezuela redactada poco después de los enfrentamientos provocados por la derecha que terminaron con la vida de 8 personas. Versión completa en: www.lts.org.ve
Un imprevisto y cerrado resultado electoral sacudió al país y ha puesto en vilo la situación nacional. (…) el triunfo del candidato escogido por Chávez, Nicolás Maduro, tiene un sabor a derrota con 7.575.506 (50,78%) con respecto a los 7.302.641 (48,95%) de Capriles, siendo apenas 1.83% de diferencia, la más baja en la historia del chavismo. Esta vez no fue un fenómeno de abstención electoral (…) sino que Capriles Radonski le arrancó al chavismo prácticamente unos 700 mil votos con respecto a las elecciones de octubre de 2012. Maduro no supo retener los electores que sufragaron por Chávez (55.07%) bajando 615.626 votos según los resultados dados por el CNE, creciendo Capriles 711.337 votantes, y más aún si tomamos en cuenta que en esta elección apenas votaron 297.589 menos que en las elecciones de octubre, y los votos nulos solamente alcanzaron 66.691. te antipopulares, incluso con ribetes de xenofobia hacia los médicos cubanos que allí laboran. ¡Hay que hacerle frente! El pueblo organizado en los barrios, llamando a asambleas, mediante discusiones públicas y abiertas, ha de definir los métodos para pararle la mano a estas acciones. Los módulos de barrio adentro –y demás instalaciones deportivas o educativas, si fuese el caso– son una conquista social del conjunto del pueblo trabajador y pobre, y como tal deben ser defendidos. La defensa de los centros de salud públicos no significa en modo alguno el apoyo político al gobierno nacional, no hay que estar con Maduro para hacerle frente a estos ataques, se trata de una posición clara de defensa de lo que constituyen conquistas sociales del pueblo trabajador y pobre, por lo que llamamos en estos casos específicos a un frente único de clase, obrero y popular, para pararle la mano a estos ataques, con los métodos de los trabajadores y el pueblo, con base en la democracia obrera y popular para definir la orientación política y las acciones a tomar, sin que implique necesariamente una subordinación al esquema de movilizaciones ordenadas por el gobierno de Maduro. Así mismo, en acciones con un corte claramente fascista, hubo grupos que atacaron violentamente a militantes del chavismo. Aun cuando sabemos que el chavismo en el gobierno también alienta grupos de choque, por ejemplo contra algunas luchas o paros obreros, y que también se sirve de patoteros para amedrentar, de ninguna manera podemos avalar la violencia asesina ejercida por grupos de oposición burguesa contra militantes del partido de gobierno, o contra personas que defienden los centros de salud creados por el gobierno

(…) Un gobierno débil

Los acontecimientos muestran que la transición a una etapa post-chavista será traumática. El resultado electoral está actuando como un gran catalizador de la crisis política que significa para el régimen bonapartista, centrado en la figura presidencial, la desaparición física de Chávez, mostrando que este no puede ser reemplazado. El bonapartismo no es solo un proyecto político sino

(…)Tensión política

(…)En las movilizaciones realizadas en la tarde y noche del lunes 14/04 convocadas por Capriles para rechazar la proclamación de Maduro por parte del CNE y para exigir el reconteo de los votos, se desarrollaron ataques contra algunos módulos de barrio adentro, hostigando o incluso dañando instalaciones de los centros de salud. Desde la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) rechazamos categóricamente estos ataques reaccionarios y completamen-

Estrategia Revolucionaria

9

también y fundamentalmente de liderazgo. El triunfo pírrico de Maduro implica que el suyo será un gobierno débil, pues tendrá que lidiar no sólo con una oposición envalentonada y que busque jaquearlo permanentemente con el apoyo de Estados Unidos, sino también con las peleas dentro del propio chavismo. Pero fundamentalmente estará sometido, sin lugar a dudas, a la resistencia de sectores de la clase trabajadora que saldrá con más fuerza a pelear por sus demandas y por mejores condiciones de vida.

(…)En el actual momento político, es necesario un encuentro nacional obrero de emergencia

Ante la crisis abierta, la clase trabajadora y los sectores populares deben repudiar activamente la injerencia imperialista de Estados Unidos que se niega a reconocer al gobierno de Maduro y alienta a la oposición patronal de Capriles. Pero esto no significa darle ningún apoyo político a Maduro. La clase obrera no puede quedar presa de optar entre las opciones que se disputan el mando del país burgués, no puede tampoco paralizarse a la expectativa de qué hacen uno u otro bando, el gobierno con las devaluaciones, la negativa a discutir las contrataciones colectivas, y la criminalización de las luchas obreras, y la oposición proimperialista que pregona un capitalismo “sin restricciones” y mayores “liber-

tades” para los explotadores. Lejos de ir detrás de uno u otro bando, de esperar lo que uno u otro sector decida, debemos bregar por juntarnos, coordinarnos y discutir como clase social nuestros problemas y los del país. Esta perspectiva no se desarrolla ahora, entre otras razones, por el peso de las direcciones sindicales burocráticas que tiene actualmente al frente la mayoría del movimiento obrero, que lejos de proponer una línea de independencia política de la clase obrera, son parte de los principales proyectos políticos burgueses en pugna, por lo que llevan a los trabajadores detrás de uno u otro bando del orden actual, o sencillamente condenan a los trabajadores a la pasividad ante crisis de magnitudes como la actual (…)Un encuentro para compartir experiencias de lucha, para juntar la rabia obrera contenida, para discutir la coordinación de las luchas, de los reclamos, y un verdadero plan nacional de lucha unificado. Es una discusión que planteamos a los compañeros y compañeras trabajadores que abramos en los lugares de trabajo, que discutamos en esta perspectiva, para avanzar hacia una política de independencia de clase, de una perspectiva propia de los trabajadores, que nos ubique confiando en nuestros propios métodos de lucha, en nuestras propias fuerzas, en nuestros propios dirigentes de lucha, en una perspectiva muy superior

a la que nos llevan actualmente el gobierno y la oposición, que nos quieren pensando solo en las perspectivas que cada uno nos ofrece.

Por la independencia política de los trabajadores construyamos una herramienta política de los trabajadores

El descontento de franjas del pueblo trabajador con la realidad que vivimos tras casi una década y media de supuesta “revolución” muestra el fracaso del nacionalismo burgués, al que ahora dice darle continuidad Nicolás Maduro, un régimen que no hizo sino dilapidar el enorme y contundente apoyo de masas con que contó, pues en lugar de llevar adelante un proceso de abolición de la propiedad burguesa (nacional y extranjera) y socialización de las riquezas como base para la resolución de los problemas nacionales y de las masas obreras y populares, mantuvo todo lo fundamental de la sociedad de explotación, además subordinada a la dinámica de la expoliación por parte de los capitales imperialistas, por lo cual siguieron en pie la gran cantidad de problemas obreros y populares que hoy hacen que, después de casi década y media, crezcan los sectores del pueblo trabajador que ven en la oposición burguesa una alternativa. Un proyecto que, por su propio carácter de clase, con su idea de “desarrollo nacional” burgués, se detuvo

siempre en el umbral de la propiedad privada, razón por la cual no logró dar respuesta de fondo a las necesidades obreras y populares, apenas paliando los problemas más acuciantes con base, entre otras cosas, en un fuerte endeudamiento estatal con la banca privada y gobiernos capitalistas, un endeudamiento que buscan descargar sobre el pueblo trabajador con la devaluación, las negativas a discutir cientos de contratos colectivos vencidos, y otras medidas que preparan. Pero este descontento no puede tener ninguna canalización progresiva a través del proyecto que representa Capriles Radonski, sino más bien virando hacia una alternativa política de clase, propia de los trabajadores. Una herramienta política propia de los trabajadores facilitaría el camino a la construcción de un partido obrero revolucionario e internacionalista, que lleve la lucha hasta el final, pues no habrá solución a las demandas fundamentales si no es en el combate decidido en la perspectiva de la lucha por un gobierno propio de los trabajadores y el pueblo pobre, sobre la base de la destrucción del Estado burgués y la abolición de la propiedad privada capitalista, tanto nacional como imperialista, poniendo las riquezas sociales al servicio de las mayorías, de quienes las producen, como parte de la lucha por la derrota del capitalismo a escala internacional y mundial.

10

debatemilitante.blogspot.com

Triunfo antiburocrático en Coca-Cola
Los días 21 y 22 de abril, tuvieron lugar las elecciones de cuerpo de delegados en la emblemática multinacional Coca-Cola de Pompeya. La Lista Marrón triunfó con los 43% de los votos, sobre dos listas: la Verde ligada al sindicato y la Lista 10 que se desprendió de la Verde en los últimos meses. Fue una elección histórica donde votó el 93% de los obreros convencionados, sobre un padrón de 609 trabajadores. Publicamos entrevista hecha por el PTS de Argentina (miembro de la FT-CI) a dos de los organizadores de la Lista Marrón y delegados electos.
¿Cómo se llegó a este triunfo?
decir que todos esos factores influyeron en que muchísimos compañeros votaran a nuestra lista. Una lista que además no solo levantó un programa en defensa de los derechos de los trabajadores sino que denunció las políticas patronales y el rol del sindicato que dejó pasar todo lo que hizo la empresa. Nuestra lista por otra parte, mantiene una tradición sindical y una coherencia que hizo que muchísimos trabajadores nos den su confianza y su apoyo masivamente, lo que permitió que superemos a la lista oficialista por 70 votos y por 100 votos a lista 10. Las elecciones reflejaron que hace falta un cambio para mejor y ese cambio lo vieron en nosotros.

Argentina

Oscar Zunzunegui: La Marrón gana las elecciones porque se dieron en un clima de mucho descontento entre los compañeros. Por un lado los aumentos salariales están atrasados al menos un año y se siente mucho la inflación. Por otro lado, el impuesto a las ganancias pega fuerte en el bolsillo de cada compañero. A esto hay que sumarle tres factores más: el primero es que dentro de la planta fuimos perdiendo conquistas mientras la empresa no ha parado de achicar costos. Pero al mismo tiempo fue mostrando sus inversiones millonarias frente a los ojos de los trabajadores. Lo segundo es que el cuerpo de delegados que estuvo alineado al sindicato de Sutiaga (hoy moyanista), se dividió y se presentó por separado. Los trabajadores en toda esa experiencia exigieron asambleas para participar, ser tomados en cuenta ante cada paritaria, que se atiendan sus reclamos, etc, pero nada de esto sucedió. Esto fue generando no solo descontento sino también mucha bronca por abajo. Por último se puso en cuestión el tema del convenio por empresa firmado en los noventa, donde nos obligan a trabajar los feriados y nos pagan un plus muy por debajo de lo que deberían pagar. Podría

¿Qué es La Marrón?

Pablo Silvestri: La Marrón es una agrupación sindical combativa, antiburocratica y antipatronal donde nos venimos organizando desde hace más de 6 años dentro de la fábrica. Está integrada por algunos militantes del PTS, pero mayoritariamente por obreros independientes donde confluimos en común para darle respuesta a todos los problemas que tenemos en la fábrica. Una agrupación que nació al calor de muchas peleas que fuimos dando los trabajadores en todos estos años. La mayoría fuimos parte de

los que reorganizamos la Coca, recuperamos el cuerpo de delegados y la afiliación sindical. Estamos orgullosos de esa lucha histórica. Y en los años que estuvo el oficialismo en el cuerpo de delegados, siempre fuimos una oposición activa y luchadora. La conformidad de los trabajadores efectivos con convenios relativamente buenos en el pais, durante algunos años, tambien se sentía en la Coca. Sobre esa base ganaba la Verde. Sin embargo, nosotros en todas las elecciones sacabamos más de 200 votos los que nos daba un respaldo y un aliciente. Nuestra historia, siempre estuvo ligada por reclamar por los derechos de los más oprimidos de la fábrica, como son los contratados y los contratistas de limpieza, como así también el pedido de que todos pasen a convenio. De la agrupación Marrón es donde salieron los candidatos para la lista que ganó las elecciones. Al principio éramos un pequeño grupo de compañeros, pero con el correr del tiempo fuimos sumando y organizando compañeros muy importantes de distintos

turnos y sectores. Es que ni el sindicato ni los delegados daban respuesta a los reclamos de la gente. La bronca fue creciendo y comenzamos a sentir la simpatía de sectores que antes no nos votaban. En un turno donde no teníamos candidatos perdimos por solo 3 votos. Para estas elecciones, y por fuera de los 7 candidatos electos, fueron más de 30 los compañeros que realizaron la campaña dentro de la planta. El día de las elecciones nos preparamos por si querían hacer fraude. Este crecimiento consolida un avance de nuestra agrupación y abre sin dudas la posibilidad de sumar a muchos compañeros más. Con la conquista del cuerpo de delegados, que asumiremos el jueves 2 de mayo, tenemos como tarea poner en pie una fuerte organización sindical de base para defender y apoyar todos los reclamos de nuestros compañeros. Unir a todos los sectores de la fábrica. Desarrollar asambleas para la participación de todos los trabajadores y cumplir consecuentemente con el mandato que nos den nuestros compañeros.

VEA EN www.debatemilitante.blogspot.com
Entrevista a Claudio, docente del Liceo 16, que recientemente estuvo en conflicto.

Estrategia Revolucionaria

11

El tope salarial del FA y las aspiraciones de los trabajadores
En las últimas semanas se sucedieron varios conflictos obreros que tuvieron como móviles la cuestión salarial y las condiciones de trabajo.
POR SEBASTIAN MUNCH Y KARINA ROJAS

Salario, inflación y condiciones laborales

de lo que les roban los capitalistas”2.

El gobierno viene imponiendo un tope a los aumentos salariales en las negociaciones con las patronales en curso. El FA ha fijado un porcentaje de hasta un 6 % por encima de la inflación (medida en un mentiroso 5 %) y pretende que los trabajadores nos conformemos con este mísero aumento mientras los precios de los productos básicos siguen subiendo. A su vez, quiere convencernos que un aumento en el salario llevaría a un aumento en el índice de inflación, cuando en realidad lo que produce es una baja general de la tasa de ganancia de los capitalistas. Por supuesto que los empresarios pretenderán trasladar el aumento del costo de la fuerza de trabajo al precio de la mercancía, pero esto no es porque los capitalistas se vean obligados a hacerlo sino porque no quieren dejar de ganar ni un centavo menos de lo que ya vienen ganando. No hay una relación directa entre salarios y precios, sino que la relación directa es entre salarios y ganancia capitalista: si aumentan los salarios entonces disminuye la ganancia capitalista, y viceversa1. En todo caso, lo que hacen los trabajadores cuando conquistan un aumento de salarios “es recuperar a lo sumo una parte

Dejar la vida en las fábricas

Las pésimas condiciones de trabajo llevan a que en gremios como la construcción pierdan la vida decenas de trabajadores producto de los accidentes. Otros quedan mutilados e imposibilitados de seguir trabajando. Las enfermedades de trabajo son moneda corriente: lumbalgias, ernias, tendinitis crónica, pérdida auditiva, entre tantas otras. Nosotros dejamos la vida mientras ellos aumentan sus ganancias. Las instalaciones (por ejemplo en las escuelas) no cumplen con las normas básicas, no hay habilitaciones y hay peligros de derrumbe o de electrificación serios.

Unificar los conflictos

Los funcionarios de ANCAP pararon sus actividades contra la privatización de la Planta de Carrasco. Los docentes protestaron en algunos liceos por las condiciones edilicias y el retraso en el cobro de sus salarios (como el Liceo 163). Los maestros de primaria hicieron un paro y movilización reclamando una recuperación salarial de media canasta básica de cara a la Rendición de Cuentas. Los obreros del SUNCA hicieron una impresionante movilización exigiendo una ley de responsabilidad penal de las

patronales por no garantizar una correcta seguridad laboral. Los trabajadores lácteos llevan dos meses de conflicto trabajando a reglamento, frente a la intransigencia de la patronal lechera que para desprestigiar la lucha de los trabajadores llegó a tirar leche por toneladas. En el taxi continúa la persecución sindical contra los trabajadores y activistas a través de despidos injustificados, como el de una trabajadora acusada de haber robado $20 de la propina que se lleva la empresa. Es necesario una lucha unificada por aumento del salario mínimo al nivel de la canasta familiar. El PIT-CNT promete un PARO GENERAL para conmemorar la Huelga del 73, pero el mejor homenaje de aquellos heroicos huelguistas es desarrollar hoy una movilización independiente votando un Plan de Lucha en asambleas de base para quebrar este tope salarial del gobierno y las patronales.

la política oficialista al interior de los sindicatos, consolidando la pérdida de independencia política de la clase trabajadora . Defienden a este gobierno, escondiendo que el mismo administra el estado burgués sin haber cuestionado en todos estos años la ganancia capitalista. Por el contrario, ha beneficiado a los capitales nacionales y extranjeros con jugosos negocios y beneficios impositivos. Hay que recuperar los sindicatos para la lucha independiente por nuestros reclamos, rompiendo con toda subordinación al gobierno del FA y cualquier gobierno de turno. El desafío del momento es construir una corriente clasista y antiburocrática que contribuya en las luchas y logre ser una alternativa a la actual dirección sindical.
1 Estas discusiones ya las clarificó Karl Marx en su folleto “Salario, Precio y Ganancia” (Ediciones IPS. 2010). 2 “Los salarios, Marx, Cristina y la lucha de clases” de Juan R. González, Suplemento Econocrítica Nº 1 del Semanario La Verdad Obrera, 10/04/2008, disponible en: http://www.pts.org.ar/spip. php?article9171 3 Ver entrevista en debatemilitante.blogspot.com 4 Si bien antes del 2005 el PITCNT mantenía una independencia política respecto del gobierno, era funcional al régimen a partir de su subordinación política al Frente Amplio.

Independencia de clase

La dirección del PIT-CNT se esmera en descomprimir la bronca para evitar una confrontación mayor con el gobierno. Pretenden evitar que los reclamos obreros cuestionen la política frenteamplista y su postura pro patronal. Desde 2005 a esta parte la central obrera en manos de su actual dirección se ha convertido en la correa de transmisión de

Estrategia Revolucionaria

29 de abril de 2013 Número 3

internacionalistas4@gmail.com debatemilitante.blogspot.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful